Está en la página 1de 26

HISTORIA DE LA MÚSICA I

ROSSINI BELLINI Y
DONIZETTI
ÓPERA ITALIANA DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XIX

ÁLVARO DE LA CRUZ RODRIGO Y PABLO PALAU CANO


02/05/2017

CONSERVATORIO SUPERIOR DE MÚSICA JOAQUÍN RODRIGO


1-EL BEL CANTO
2- GIOACHINO ROSSINI
2.1- BIOGRAFÍA

2.2- EL BARBERO DE SEVILLA (EL ESTILO DE ROSSINI)

3- VICENZIO BELLINI Y GAETANO DONIZETTI


3.1- INTRODUCCIÓN A BELLINI Y DONIZETTI

3.2- VICENZO BELLINI

3.2.1- INTRODUCCIÓN A SU MÚSICA

3.2.2- BIOGRAFÍA

3.3- DOMENICO DONIZETTI

3.3.1- INTRODUCCIÓN A SU MÚSICA

3.3.2- BIOGRAFÍA

3.4- CONCLUSIÓN (BELLINI Y DONIZETTI)

4- CITAS
5- ANEXOS
6-BIBLIOGRAFIA

1
1- EL BEL CANTO

Antes de hablar de los autores a tratar en este trabajo es imprescindible entender


la técnica vocal que estos llevaron a su máximo esplendor: el Bel canto.

Es Bel canto es un término operístico que se utiliza para denominar un estilo vocal
que se desarrolló en Italia desde finales del siglo XVII hasta mediados del XIX.

El bel canto floreció y se desarrolló en Italia en la época del Barroco y el estilo


desembocó en su era de oro con las composiciones de Rossini, Bellini, Donizetti.

En el bel canto se buscaba la explotación de elementos como:

- La perfecta producción del legato a lo largo de todo el registro vocal.


- El desarrollo de elementos virtuosísticos como la coloratura, el trino, la
brillantez de los agudos y sobreagudos.
- El manejo perfecto de la respiración.

2
2- GIOACHINO ROSSINI

2.1- BIOGRAFÍA

(Pésaro, Estados Pontificios —actual Italia—, el 29 de febrero de 1792-París,


Francia, el 13 de noviembre de 1868)

Rossini nació en Pésaro, hijo de Giuseppe cornista de oficio, y de Anna Guidarini,


cantante en los teatros locales. Comenzó sus estudios musicales con su padre.
Sus primeras experiencias musicales empezaron tocando en la banda municipal a
los seis años, dónde mostró un extraordinario genio musical desde la más
temprana edad. Aprendió a tocar la espineta y posteriormente estudió en
el Liceo Musical (Bolonia). Ganó un premio por una cantata que compuso a los
dieciséis años de edad.

Como clavecinista acompañante en teatros, Rossini fue llamado para componer


una ópera breve en 1810 y, dado el éxito que logró, siguió componiendo,
particularmente en Venecia y en Milán, con éxitos sonados en la mayor parte de
los casos afianzándose como el primer compositor de su tiempo, a pesar de no
contar siquiera veinticinco años de edad. En esos momentos, Rossini llevó a la
perfección musical el género bufo. Tuvo la ventaja de contar, ya en esta primera
etapa, con grandes cantantes, en quienes pensaba al momento de desarrollar la
melodía de los personajes, considerando las posibilidades de sus voces.

En 1815 fue contratado para componer en Nápoles en donde produjo óperas


serias de inmenso valor para las voces más imponentes puesto que en la
compañía de Barbaja se encontraban las más grandes luminarias del tiempo entre
las que se encontraba Isabella Colbran (su futura mujer). Mientras tanto, Rossini
también recorre Italia, y creó óperas de todos los géneros (serio, semiserio, bufo),
cuya influencia fue absoluta para todos los compositores posteriores y aún
contemporáneos, y representó las ya creadas, que contenían melodías que se
convertían en hitos inmediatos y permanentes.

3
En 1816 estrenó, en el Teatro Argentina de Roma El barbero de Sevilla. Basada
en la trilogía literaria del barón francés Pierre-Augustin de Beaumarchais, (cuya
segunda parte, Las bodas de Fígaro, fue musicalizada por W. A. Mozart) fue
durante sus primeras representaciones un fracaso. Posteriormente, Giuseppe
Verdi y otros compositores la alabarían efusivamente, y alcanzaría una inmensa
fama.

Algunas de las obras de Rossini, conservador por naturaleza pero innovador por
sus enormes dimensiones creadoras, sientan las bases del Romanticismo
desarrollado por los compositores sucesores.

En 1823 presentó su última ópera en Italia, Semíramis, y se trasladó a Francia en


París compuso su última ópera bufa, además de reelaborar otras dos obras
italianas, y en 1829 Guillermo Tell, que supuso su definitiva consagración.

Curiosamente, ésta sería su última ópera, aun cuando le quedaban cuatro


decenas de años de vida por delante. Sigue siendo un misterio por qué dejó
Rossini de componer óperas tras Guillermo Tell; son muchas las teorías que
tratan de dar respuesta a este interrogante, desde el hastío hasta la falta de
necesidad, dada la riqueza que ya había acumulado, pasando por abundantes
dificultades de salud (gonorrea y ciclos maníaco-depresivos), o quizá porque las
circunstancias políticas así lo determinaron. Sin embargo, aunque no volvió a
componer otra ópera, no abandonó el mundo musical, y se hizo cargo de la
dirección del Théâtre-Italien y del Liceo de Bolonia y siguió componiendo
muchísimas obras breves (sin dejar a un lado su otra gran pasión,
la gastronomía), así como varias obras religiosas y profanas notabilísimas.

Había contraído nupcias con la cantante española Isabella Colbran en Castenaso,


en 1822, pero se separaron legalmente en 1837, y entonces él se fue a vivir
con Olympe Pélissier, con quien se casó en 1846, una vez que murió Isabella en
1845. Durante su vida, Rossini recibió las condecoraciones más importantes de
Francia e Italia y un gran reconocimiento por parte de sus colegas de profesión;
así, tras la entrevista que Rossini y Richard Wagner tuvieron en 1860, el último
declaró que, de todos los compositores que había conocido en París, el único

4
verdaderamente grande era Rossini, a quien veía muy serio y sencillo, pero mal
comprendido por el público.

Rossini falleció en Passy, cerca de París, en 1868. Mientras miles de voces


entonaban la plegaria de su Moisés, fue enterrado en el parisino Cementerio del
Père-Lachaise. Sus restos fueron trasladados en 1887 a Florencia, donde
descansa en la basílica de la Santa Croce, junto a otras glorias de Italia: Galileo
Galilei, Dante y Miguel Ángel. Dejó un legado monetario realmente considerable,
del que destinó fondos para la creación de un asilo para músicos retirados
(existente aún hoy) y otras obras de beneficencia. Había sobrevivido a muchos de
sus sucesores en el trono de la ópera italiana (Vincenzo Bellini, Gaetano
Donizetti, Giacomo Meyerbeer), al tiempo que coincidió con la aparición
de Giuseppe Verdi y de Richard Wagner.

Giuseppe Verdi convocó a los mejores compositores italianos a componer una


misa de Réquiem en honor del Cisne de Pésaro (forma poética con la que se
denomina a Rossini). Dadas las circunstancias políticas adversas, no se estrenó
esa obra y Verdi usó su contribución, el Líbera me, en su propio Réquiem,

2.2- EL BARBERO DE SEVILLA (EL ESTILO DE ROSSINI)

Fue una obra escrita por encargo al igual que la mayoría de su música y Rossini
acostumbraba a escribir sus óperas a una gran velocidad, ésta en concreto la
escribió en 13 días

Rossini es considerado el mayor exponente de la Ópera Buffa a pesar de que


también escribió en menor cantidad algunas óperas serias. En ellas se puede
apreciar el afán que este compositor mostraba por la buena vida ya que desde la
época hasta la actualidad se consideran óperas ―para ir a pasar un buen rato‖.
Basta con observar ciertos detalles de su historia para saber que un sus óperas
reflejaba fielmente su filosofía de vida ya que tras el triunfo de sus óperas las
cuales le habían ayudado a acumular una gran riqueza se retiró a los 37 años de
la composición de óperas y se dedicó a disfrutar de la vida.

5
Rossini tiene un estilo inconfundible el cual no destaca por ni por su complejidad
armónica estructural instrumental etc… sino que su éxito residía en utilizar o
desarrollar 6 elementos poco utilizados los cuales él llevaba al extremo de sus
posibilidades y el resultado de los cuales era muy espectacular.

1. Staccato

Es un elemento utilizado frecuentemente por Rossini especialmente en los


pasajes instrumentales y oberturas. Pasajes enteros staccato o de carácter
contrastante staccato-ligado generalmente de gran velocidad como el solo de
oboe de la Scala di seta.

2. Crescendo

Podía alargar un crescendo a lo largo de más de dos minutos empezando desde


un pianísimo y acabando con un fortísimo. Generalmente también tenían un
sentido simbólico (La calumnia, Barbero de Sevilla)

3. Canto silbato

Generalmente Rossini a diferencia de muchos de sus contemporáneos solía usar


un bajo buffo de carácter cómico al cual le suele asignar arias con diversos
trabalenguas en los cuales el intérprete debe realizar una demostración de
velocidad lingüística

4. Ritmo

A diferencia de otros compositores del género operístico que se centraron en


crear grandes elaboraciones armónicas como Wagner o melódicas como
Donizetti, Rossini captaba la atención del público por medio de ligeras y divertidas
elaboraciones melódicas y motivos como el del final de la obertura del ―Guillermo
Tell‖.

6
5. Acorde Unísono

Usado por Rossini para captar la atención del público en algún momento concreto
de la ópera en el contexto histórico de su composición. Se trata de un acorde
fuerte desplegado generalmente en octavas descubiertas en la tónica de la nueva
sección la cual tendía a ser chocante con la tonalidad de la sección anterior

6. Coloratura

Recurso que consiste en recargar de ornamentos una melodía generalmente de


una soprano de forma que puede llevar al límite las posibilidades de esta y del
cual el resultado es muy espectacular.

7
3- VICENZIO BELLINI Y GAETANO DONIZETTI

3.1- INTRODUCCIÓN A BELLINI Y DONIZETTI

―Rossini preparó el camino que recorrerían los dos compositores italianos de ópera que
vendrían después: Bellini y Donizetti […] a su vez ambos prepararían el camino para
Verdi‖

―Los tres tienen en común la predilección por el estilo bel canto […] técnica italiana […]
que se basa en una línea vocal muy melódica, opuesta a los estilos más declamatorios
de la ópera francesa y alemana […] caracterizado por el uso de un timbre fluido y ligero y,
a líneas largas de coloratura que requieren gran flexibilidad por parte del intérprete‖

―La mayor atención a la melodía se aprecia sobre todo en las obras de Donizetti y Bellini,
quienes a diferencia de Rossini, que solía incluir vertiginosas gimnasia vocales de
principio a fin de sus arias, se limitaban a hacerlo al final‖

3.2- VICENZO BELLINI

3.2.1- INTRODUCCIÓN A SU MÚSICA

Vicenzo Salvatore Carmelo Francesco Bellini (Catania, Reino de Sicilia, 3 de


noviembre de 1801 - Puteaux, Reino de Francia, 23 de septiembre de 1835) fue
un compositor de ópera italiano de principios del siglo XIX.

Como veremos en las tres fuentes expuestas a continuación, el estilo de Bellini se


caracteriza por una orquestación sencilla que permite a las voces alcanzar su
máximo potencial, poniendo especial atención en la línea melódica. Aun así no
podemos decir que su orquestación sea mala ya que otros autores como Bizet
han intentado reorquestar partes de sus obras (en este caso Norma) y han
comprobado que otra orquestación afecta al equilibrio de la obra y elimina esa
claridad que Bellini aporta a sus obras donde la orquesta es sencilla pero efectiva.

8
―Figura central del primer Romanticismo italiano, Bellini se distingue sobre todo por la
calidad de la invención melódica que constituye el soporte de su teatro‖1

―Vicenzo Bellini recogió la maestría vocal del bel canto decimonónico y la adentró en
sabrosas rutas de desmayos estremecidos y palpitante sufrimiento, tan al gusto del
Romanticismo europeo.

[…]

Frente a esa orquesta que Rossini proponía como fuerza de brillo e ingenio, Bellini sólo
entendía la música del foso como un acompañamiento para las voces: para ella
confeccionaba texturas y patrones mucho más sencillos y discretos – ―simplones‖
acusaron enseguida quienes no quisieron comprender- porque quería concentrar todo el
dramatismo en el canto y en sus ondulantes melodías.

[…]

Desde La Sonámbula ya los críticos italianos habían censurado la simplicidad excesiva


de sus acompañamientos. Esa debilidad del fondo armónico de las voces, esa pobreza
en las partes sinfónicas de sus obras, son causa del envejecimiento de sus obras. Todo
su encanto reside únicamente en la pureza de sus líneas melódicas.‖2

―En El pirata, La extranjera o Capuletos y Montescos fue depurando un arte del dibujo
melódico de tal estilización y melancolía que algunos de los más descomunales gigantes
musicales del siglo (desde Chopin hasta Wagner) coincidieron en coronarlo como
solemne e incuestionable maestro del fraseo.‖3

1
Jesús García Pérez y José Mª Pinto, La Gran Ópera. Planeta de Agostini, 1989, Barcelona
2
Laia Falcón, La ópera: voz emoción y personaje, Alianza Música, 2014, Madrid
3
René Dumesnil, Historia del teatro Lírico, Vergara editorial, 1957, Barcelona

9
3.2.2- BIOGRAFÍA4

Vicenzo Bellini fue precozmente orientado hacia los estudios musicales. En Sicilia
era convención social que los hijos, preferentemente el primogénito, siguieran las
huellas profesionales de su padre. Estudió con su padre y su abuelo y
posteriormente fue admitido en el Conservatorio de Nápoles.

La entrada del joven Bellini en el Conservatorio de Nápoles representaba un


problema para la familia dado que su situación económica era modesta. Ésta fue
posible gracias a un ―protector‖, el duque de Sanmartino y Montalbo, Stefano
Notarbartolo y su esposa Eleonora Statella.

Estudia finalmente con Zingarelli, en Nápoles, cuyas ideas se asemejan más a las
de Bellini que la de sus anteriores profesores napolitanos. Zingarelli invitaba
abiertamente a su discípulo a sacrificar otros aspectos de la música para
favorecer sus increíbles líneas melódicas: ―Si cantáis en vuestras composiciones,
estad seguros de que vuestra música gustará. Si, en cambio amontonáis armonías,
contrapuntos dobles, cánones, etc. quizás sí quizás no, el mundo musical os aplaudirá
después de medio siglo; pero lo cierto es que el público os desaprobará‖.

Zingarelli era un conservador, para él la armonía y la instrumentación debían


servir al canto. Pero sin embargo su sistema pedagógico era muy serio y
progresista, ―estudiad también las obras de los maestros extranjeros‖ dijo Zingarelli y
Bellini le obedeció sumergiéndose en el estudio de Haydn y Mozart.

Zingarelli no tenía buena opinión sobre Rossini, pero a Bellini le apasionaba y


dedicó mucho tiempo a las lecturas de sus óperas. Bellini opinaba que la música
del compositor pesarés era ―viva, grande, osada, fecunda, que arrasaba, exaltaba,
embriagaba, llenaba las mentes y los corazones‖.

Bellini decidió asumir una posición intermedia entre Rossini y ―los defensores del
mejor tiempo pasado‖.

Como alumno meritoso del Conservatorio de Nápoles se le permite poner en


escena su trabajo de fin de carrera, por lo que Bellini decide escribir su primer
4
Toda la información aportada en esa sección es producto de la elaboración de la sección
sobre Bellini de la ya citada fuente: La Gran Ópera.

10
melodrama: Adelson e Salvini. La ópera seguía el modelo de la opéra-comique
francesa, en tres actos. El resultado fue una combinación de originalidad de
tópicos, como era de esperar de un trabajo de fin de carrera. Fue tal el éxito que
la ópera se programó durante todos los domingos de 1825. Donizetti que asistió a
una de las representaciones, nada más finalizar la actuación corrió a felicitar a
Bellini y a pronosticarle un futuro brillante.

Después de su éxito con Adelson e Salvini le contratan en el Teatro San Carlo


para escribir una ópera a cambio de 300 ducados: Bianca e Fernando

La ópera constaba de 2 actos y no tiene obertura. Su nombre tuvo que ser


cambiado a Bianca e Gernando debido a la censura ya que el heredero al trono
se llamaba Fernando. La ópera significó la entrada de Bellini en el mundo de la
gran música y cerró el periodo napolitano.

Después de Bianca e Fernando el empresario más importante de Italia, Doménico


Barbaja, le contrató para escribir una ópera para el Teatro de La Scala en Milán.
En Milán se encontraría con Felice Romani, un importante libretista con el que
comenzaría el principio de una larga y estrecha relación, ambos absortos en la
idea de que la melodía debía brotar del verso (aunque Romani tenía claro que en
la música operística italiana la música tenía la última palabra). En ésta época
escribiría Il pirata de temática romántica, profundamente popular en Italia y en el
resto de Europa.

Durante los ensayos de la primera representación de Il Pirata Bellini tuvo fuertes


discusiones con Rubini, el tenor, debido a que a pesar de la excelente técnica de
éste no conseguía expresar lo que éste quería. Después de mucho esfuerzo
Rubini consiguió cumplir las expectativas de Bellini. Esta nueva forma de afrontar
el drama musical será la verdadera revolución belliniana, mostrando a los
personajes tal y como son, que no solo hablen por su texto y por su
acompañamiento sino que los propios actores se transformen en los personajes
en el escenario.

Fue todo un éxito. La crítica fue muy favorable y se concentró principalmente en


dos de las novedades: el cuidado prestado a los recitativos y el retorno a una
―bella semplicitá” que Rossini había descuidado.

11
Barbaja le contrataría para escribir una nueva ópera en Milán: La straniera. Fue
todo un éxito.

Una innovación de ésta ópera en la que la crítica fijaría su atención fue la


―declamación cantada‖, una especie de arioso que tendía a sustituir (no siempre)
al antiguo recitativo. La función de la orquesta estaba muy bien vista por sus
―encantos de claroscuro‖, pero lo más comentado era la fusión palabra-música
que era capaz de conseguir Bellini.

―En 1829 Bellini aceptó la oferta del empresario Andrea Bandini, sugerida ya
antes a Rossini pero rechazada por éste, de componer una ópera para la
inauguración del Teatro Ducal de Parma. Con libreto de Romani, compuso Zaira
que, quizás por las prisas y por el escaso entusiasmo con que la escribió, fue
silbada sin piedad el día del estreno. A pesar de este fracaso parte del material de
esta ópera se verá reciclado en Il Capuleti e i Montecchi su siguiente ópera
(influencia de Rossini)

Tras el fracaso de Zaira, Bellini regresó a Milán y tuvo la oportunidad de conocer


al célebre Rossini a quien admiraba desde los años en Nápoles

El estreno en Venecia de Il Capuleti e i Montecchi fue un éxito rotundo, borrando


todas las preocupaciones de Bellini. Durante la escritura de esta ópera Bellini
experimentará sus primeros problemas de salud.

Su siguiente ópera sería La sonnanbula, tras el proyecto fallido de Ernani debido


a la censura, del cual reciclaría material tanto para La sonnambula como para
Norma.

Las inconfundibles expresiones líricas del genio belliniano alcanzaron el cenit con
Norma, ópera que, tras fracasar en el estreno, subió a las alturas y llevó a Bellini a
todos los teatros de Italia y del extranjero.

El estreno de Norma fue de éxito incierto, pero después arrolló. La primera


representación mostró las innovaciones introducidas por el autor en el género que
hicieron dudar al público, algunas de ella fueron:

12
- El final del primer acto estaba formado por un terceto en lugar de por un
conjunto de arias solitas
- El finale secondo no estaba constituido por una tradicional ―cabaletta‖ de la
protagonista
- La cantante que representaba a Norma no estaba en buenas condiciones
el día del estreno y el papel le quedaba grande, llegando a bajar un tono el aria
Casta Diva

En su siguiente ópera, Beatrice di Tenda se aleja de la temática simbólicamente


romántica de Norma para volver a una ambientación gótica y oscura. Más tarde
Bellini confesará haber errado en la elección del tema llegan a afirmar que ―el
tema es horrible‖. Fue un fracaso al igual que había sido Zaira

Después de este fracaso decide viajar a Londres y más tarde a París con el
objetivo de conquistar la capital francesa. Allí escribió I puritani, ―última ópera del
músico antes de su desaparición prematura‖. El éxito fue rotundo, debido sobre
todo a una profunda renovación del estilo del autor:

- Acentúa la importancia de los coros


- La instrumentación es más rica tanto tímbrica como armónicamente

Ocho meses después Bellini murió, supuestamente, de cólera.

3.3- DOMENICO DONIZETTI

3.3.1- INTRODUCCIÓN A SU MÚSICA

Doménico Gaetano María Donizetti (Bérgamo, Lombardía; 29 de noviembre de 1797-


ibídem, 8 de abril de 1848), ―fue el compositor italiano que domino la ópera italiana en los
años entre la muerte de Bellini (1835) y el ascenso de Verdi (1842)‖5

―Genial e instintivo, Gaetano Donizetti es el creador de un romanticismo encendido,


aunque madurado siempre en el marco de la tradición neoclásica‖6

5
Stanley Sadie, The New grove Dictionary of Opera, Volume One, 1992, Londres

13
Donizetti es un autor muy prolífico, con una cantidad terrible de enormes éxitos y
a la vez creador de un inmenso número de estrepitosos fracasos. La abundancia
en su producción en muchos casos afecto en su calidad por lo que ha sido muy
desprestigiado. Incluso en la época autores como Bellini (en Italia) y Berlioz (en
Francia) atacaron duramente al compositor por ―vender su talento‖ por un bajo
precio y tratar de conquistar todos los teatros debido a la rapidez en su
producción.

―Tras la muerte de Bellini al bel canto le quedaba entonces Gaetano Donizetti, el


mediano de edad entre sus hermanos musicales Rossini y Bellini pero el último en
asentarse como compositor de prestigio.

Atendió a todas las fórmulas líricas de su tiempo y en 1822 consiguió estrenar


Zoraida de Granada obra con la que se hizo notar lo suficiente como para que
Nápoles le diera una oportunidad para sustituir a Rossini. Su destreza y
elegancia, la forma en que conducía el canto por todos los pisos de la voz y esa
especial versatilidad para entender los distintos géneros y querencias nacionales
lo convirtieron en autor clave de la familia operística.‖7

―En 50 años de vida y 30 de producción escribió más de 50 óperas (fue más


prolífico que Rossini), aunque solo cuatro o cinco se han salvado del olvido.

Donizetti había sido un niño prodigio, admirablemente dotado, que había


aprendido todas las disciplinas que pueden fortificar a un compositor y darle un
dominio del oficio.

Tiene el mérito de haber limpiado, por así decirlo, simplificado, la melodía de los
superabundantes adornos con los cuales el mismo Rossini la sobrecarga.‖8

6
Jesús García Pérez y José Mª Pinto, La Gran Ópera. Planeta de Agostini, 1989, Barcelona
7
Laia Falcón, La ópera: voz emoción y personaje, Alianza Música, 2014, Madrid
8
René Dumesnil, Historia del teatro Lírico, Vergara editorial, 1957, Barcelona

14
3.3.2- BIOGRAFÍA9

Nació en el seno de una familia extremadamente humilde. Empezó sus estudios


en la escuela gratuita Lezioni Caritatevoli (actualmente llamado el instituto
Gaetano Donizetti) dónde tuvo que superar una prueba de acceso en la cual
demostró tener ―buen oído‖ y ―voz no especial‖. Fue admitido en canto y clave.

―Las Lezioni Caritatevoli estaban dirigidas por el compositor Simone Mayr, quien,
fascinado por el talento musical de Donizetti, lo tomo bajo su protección con
afecto paternal‖

Bajo la recomendación de Mayr marcha a Bolonia a estudiar contrapunto con el


padre Mattei (profesor de Rossini).

En 1823 se estrena en el Teatro Comunale de Bolonia su primera ópera Il


falegname di Livonia sin mucho éxito.

Vuelve a Bérgamo donde estudia a través de su interpretación los cuartetos de


Haydn, Mozart y Beethoven. En los cuales según él aprende a ―ahorrar en fantasía
y conducir una pieza con pocos elementos‖, es decir, a desarrollar.

Al ver que en Bérgamo no puede acceder al negocio del drama musical decide
trasladarse a Verona donde escribirá Enrico di Borgogna la cual recibirá una
calurosa acogida. Esta ópera pertenece oficialmente al género semiserio; pero en
realidad no contiene elementos cómicos significativos que nos permitan
considerarla así. Esta ópera, aún dentro del marco rossiniano ya deja ver
anticipos de la posterior evolución donizettiana como las piezas de conjunto
(varias voces).

En 1819 se estrenó en Venecia Pietro Il Grande, Czar delle Russie (después


llamada Il falegname de Livonia), una ópera semiseria, dividida en dos actos
revela una fuerte influencia rossiniana tanto en la vocalización como en el
tratamiento orquestal.

9
Toda la información aportada en esa sección es producto de la elaboración de la sección
sobre Bellini de la ya citada fuente: La Gran Ópera.

15
El siguiente estreno fue en Mantua con la ópera Le nozze in villa el cual fue un
enorme fracaso debido a los caprichos de la prima donna y a que estaba
demasiado pegada al estilo rossiniano

Su siguiente ópera, Zoraide di Granada, la escribe para el Teatro Argentina en


Roma. Es una ópera seria en dos actos. Fue un éxito absoluto. Constituye el
primer éxito propiamente dicho de Donizetti.

―Unas semanas después del triunfo romano Donizetti marchó a Nápoles, donde
firmó con el empresario Barbaja un contrato, en el cual se estipulaba que debía
componer óperas nuevas así como dirigir las de otros compositores‖ Ocupando
así el puesto que dejó vacante Rossini, con el cual se encontró nada más llegar.

En Nápoles estrenó La zíngara, ópera semiseria en dos actos cuyos fragmentos


musicales están unidos por diálogos hablados, con la utilización ocasional del
dialecto napolitano. La costumbre napolitana de alternar partes cantadas y
recitadas es testimonio de su relación con la ópera-comique francesa. El triunfo
fue clamoroso, Donizetti gustó al público por su creatividad y su sentido teatral y
despertó el interés de los entendidos por su pericia técnica.

Este será el principio de su fecundo periodo napolitano (16 años) durante el cual
compondrá más de 50 óperas.

Donizetti trata de probar suerte en Milán, con el libretista Romani (el cual no era
famoso por su rapidez), ―las prisas fueron malas consejeras e influyeron
negativamente sobre el resultado de la ópera (en dos actos)‖. Donizetti tenía claro
que iba a fracasar y así se lo hizo ver en una carta a su maestro Mayr: ―Le
recomiendo traer un Réquiem, porque seré asesinado‖

Poco después escribió el melodrama Alfredo Il Grande y la ópera bufa Il Fortunato


iganno ambos fracasos absolutos.

El siguiente estreno fue la ópera buffa en 2 actos: L’ajo nell’imbarazo por primera
vez en bastante tiempo esta ópera fue todo un éxito. El punto de vista sigue
siendo Rossini, pero el compositor cuida cada vez más el acoplar las palabras y
los cambios de situación a la música.

16
Tras esta estrenó Emilia di Liverpool una ópera semiseria en dos actos que
contiene muchos elementos románticos.

Después de estos dos éxitos su actividad mengua bruscamente hasta que se le


contrata como maestro de capilla en el Teatro Carlino de Palermo (actualmente
Teatro Bellini) cobrando una suma realmente humilde. En este teatro estrena
Alahor in Granata la cual no defraudo a pesar del pesimista punto de vista de
Donizetti.

―Tras la experiencia negativa en Palermo, ciudad que abandonó antes de vencer el


contrato, Donizetti compuso Elvida una ópera seria en una acto‖ la cual estrenaría en
Nápoles pero sería rápidamente olvidada.

Después de esto firma un contrato con el empresario Barbaja por una suma
realmente modesta de ducados por el que se compromete durante 3 años a:

- Escribir 4 óperas anuales


- Dirigir la orquesta del Teatro Nuovo
- Ser director artístico

La primera ópera del contrato (Otto Mesi In Due Ore) fue todo un éxito sobre todo
por la escenografía, demostrando así Donizetti su proximidad a las artes
figurativas y demostrando ser ―un hombre de teatro‖.

Con ella el nombre del compositor paso a primer plano en el ámbito nacional

El siguiente trabajo fue más protocolario: La ópera buffa en dos actos Il


borgomastro di Saardam, la cual fue bien acogida por el público.

Para su siguiente trabajo decide confeccionar su propio libreto. Este sería una
farsa en un acto llamada Le convenienze teatrali para ella se inspiró en “il teatro
alla moda” de Benedetto Marcello. El éxito de esta ópera fue considerable y
sostenido.

La música de esta ópera ―comenta el contenido de esta con gracia y elegancia, en


un tono desenfadado que revela el placer que le producía satirizar. La ópera
insiste en breves fórmulas rítmicas, un continuo encadenamiento de breves
fragmentos melódicos junto a frecuentes martilleos sobre una nota musical. Todos
17
estos recursos confieren movilidad y brío al dialogo y al ritmo dramático de la
historia […] el espectador queda atrapado de principio a fin.‖

A Donizetti no le dio tiempo a disfrutar del éxito de le convenienze debido a que


debía trabajar en su siguiente ópera seria L’Esule di Roma un melodrama heroico
en dos actos. ―Una proeza tanto más significativa dado que marco el punto más alto de
su carrera con una ópera seria‖. Una novedad introducida en esta ópera consiste en
que el final del primer acto no se cierra con el habitual concertado a varias voces
sino con un terceto entre los protagonistas (como en Norma, adelantando 4 años
a Bellini). La ópera fue acogida con vítores y aplausos durante mucho tiempo.

Con la seguridad que le aportaban sus últimos éxitos Donizetti convence a


Barbaja de reducir el número de óperas de 4 a 2 además de una subida de salario
del 150%.

―Una invitación de Génova interrumpió la producción napolitana de Donizetti: con Bellini y


Molacchi fue llamado para la inauguración del nuevo Teatro Carlo Felice. Abandonando
de momento los argumentos históricos el músico abordo el reino de fábula con Alina,
Regina di Goconda, ópera bufa sobre libreto de Romani‖. Ópera que cosecho un éxito
asombroso.

Barbaja propuso a Donizetti asumir la dirección musical de los teatros de Nápoles.


Donizetti aceptó.

Escribiendo Elisabetta al castello di Kenilworth (ópera seria en 3 actos) cayó


gravemente enfermo, por lo que su estreno tuvo que posponerse. Esta ópera
fracaso y fue retirada al poco tiempo.

Después de esto Donizetti marchó a Milán, tratando de conquistar la ciudad


italiana que más se le resistía y empezó a escribir Anna Bolena. Anna Bolena se
estrenó en La Scala el mismo día que Il Capuleto e i Montescchi de Bellini. Tuvo
un éxito abrumador a pesar de ello, la crítica mantuvo una posición hostil.

Después de esto volvió a Nápoles para cumplir con el contrato con Barbaja,
donde compuso Francesca di Foix y La romanziera e uomo nero de forma
rutinaria y siendo plenamente consciente del fracaso que iban a representar. Para
entonces Donizetti tenía otras metas. En este momento decide romper el contrato

18
con Barbaja y escribe Fausta procurando buscar un éxito similar al de Anna
Bolena. ―El triunfo fue total; el público desbordo de entusiasmo‖ Después de en
Nápoles fue llevada a Milán para cuya representación el autor añadió una
obertura

―El 13 de Marzo de 1832 Donizetti puso en escena una nueva ópera en La Scala:
Ugo, conte di Parigi, la cual, quizá por estrenarse a menos de 3 meses del triunfo
de Norma, estuvo en cartel cuatro días y no triunfo. Mas eso no le cerró las
puertas de los teatros milaneses‖.

―El 12 de Mayo de 1832 Donizetti recibió la aclamación del público milanés con
L’elisir d’amore con libreto de Romani. ― El compositor bergamasco dejó Milán y
se dirigió a Roma una semana después del triunfo de su ópera, con la que había
respondido dignamente en el plano de la calidad y el éxito, a Norma, de Bellini,
ópera que Donizetti admiraba mucho‖.

En Roma firmó dos contratos para los cuales compondría Parisina y Il furioso
all’isola di San Domingo. Después volvió a Nápoles donde compondría Sancia di
Castiglia, ópera que pronto caería en el olvido. De nuevo volvería a Roma a
completar las piezas para los contratos firmados. Il furioso sería un gran éxito.

De nuevo en Italia, ―el gusto de Donizetti por las situaciones ambiguas y violentas y su
capacidad para producir escenas de fuerte tensión dramática lo llevaron a componer
Lucrecia Borgia, […] cuya trama se desarrolla en un clima netamente romántico, lo que
contribuyó a consagrar a Donizetti, tras la partida de Bellini a París, como el máximo
representante del teatro lírico italiano‖ . ―La ópera contaba con un prólogo ambientado en
Venecia y dos actos cuya acción se desarrolla en Ferrara.‖ La ópera fue bien recibida y
con el tiempo fue triunfando cada vez más.

Después de esto volvió a Nápoles donde a través del ministro de interior y de


educación, el rey Fernando II le hizo llegar el nombramiento de maestro de
contrapunto y composición del Real Colegio de Música (San Pietro a Maiella),así
como el de maestro de cámara el príncipe Salerno, tío del rey.

La siguiente ópera que escribiría sería Maria Stuarda, ópera que daría muchos
problemas debido a la censura.

19
Rossini le ofreció estrenar una ópera en París y él aceptó. Esta sería Marin
Faliero tragedia en tres actos. Para el teatro la Scala tuvo que escribir
simultáneamente. Gemma di Vergy tragedia en dos actos. Ambas tuvieron muy
buena acogida.

―En abril de 1835, vencido ya el permiso que le había concedido el Real Colegio de
Música, Donizetti regresó a Nápoles para dirigir la puesta en escena de una nueva ópera
en el San Carlo: Lucia di Lammermoor ópera con libreto de Cammarano que ―marca
la cima del genio donizettiano‖. Fue un absoluto éxito.

Justo 3 días antes del estreno de Lucia, Bellini murió. Donizetti escribió en su
homenaje:

- Lamento per la morte di Bellini para voz y piano


- Misa de Réquiem
- Una obertura de concierto

Después estreno en Venecia il Belisario una ópera seria en tres actos con texto
de Cammarano, la cual tuvo un notable éxito.

Después de una serie de desafortunadas desdichas en su vida privada. Donizetti


vuelve a Nápoles donde Barbaja le contrata para escribir una farsa Il campanello y
una ópera giocosa Betly para las cuales él mismo, Donizetti, escribió el libreto.
Donizetti salió victorioso de ambos trabajos.

Para Barbaja compondría también L’assedio di Calais con texto de Cammarano,


ópera que contiene muchos elementos de la grand-ópera francesa:

- Se basa en una historia histórico-patriótica.


- Utiliza grandes masas en enfrentamientos armados, ceremonias de
coronación etc.
- Un gran despliegue de recursos escénicos
- Música majestuosa y fragmentos bailables

Aunque siguiendo el modelo italiano en vez de tener 4 o 5 actos tiene solo 3. El


recibimiento fue bueno pero no excepcional.

20
Volvió a Nápoles donde se puso a trabajar con Cammarano en Roberto Devereux
y Maria de Rudenz. Roberto tuvo tanto éxito que se mantuvo en el repertorio
durante 40 años, sin embargo Maria fue un fracaso absoluto y solo duró dos días
programada.

―Al fracaso veneciano de Maria de Rudenz asistió el célebre tenor francés


Adolphe Nourrit, primer intérprete de Guillermo Tell de Rossini. Entre autor y
cantante nació en seguida una profunda amistad; juntos regresaron a Nápoles,
donde Nourrit tendría que interpretar Poliuto, el nuevo trabajo que el compositor
estaba preparando, sin embargo el rey vetó la ópera de la cual el autor hizo una
versión francesa titulada Les martyrs La versión francesa (en forma de grand-
ópera en cuatro actos) ―fue un éxito parcial […] en cambio en Italia (la versión
italiana) se hizo muy popular desde 1848 hasta finales de siglo‖.

―La estancia de Donizetti en París fue muy movida: mientras el músico aguardaba el
montaje de Les martyrs, la capital francesa aplaudía Lucia di Lammermoor y él componía
La fille du régiment (primera ópera original francesa), que logró mantenerse superando
las mil representaciones ―

En este momento se empieza a crear un clima anti-donizettiano en Francia


encabezado por Héctor Berlioz.

En Francia escribe también su siguiente ópera, La Favorita, otra grand-ópera en 4


actos, la cual tuvo una acogida bastante fría pero que rápidamente conquistó el
público de forma extraordinaria y duradera.

Después de esto en menos de dos años compuso un número impresionante de


óperas: Maria Padilla, Linada di Chamounix, Maria di Rohan etc. Casi todas con
un increíble éxito.

Fue nombrado maestro de capilla de la corte del rey Fernando I. A partir de este
momento su salud se fue deteriorando paulatinamente, los médicos franceses le
diagnosticaron sífilis. Pasará más de un año en un psiquiátrico y 3 años después
morirá.

21
3.4- CONCLUSIÓN (BELLINI Y DONIZETTI)

En estos dos compositores vemos dos genios de caracteres opuestos, mientras


Bellini se comporta de forma caprichosa, retrasando sus encargos y exigiendo
sumas de dinero superlativas ( como si de una prima donna se tratara ) y a la vez
priorizando la calidad a la puntualidad en sus trabajos, en Donizetti vemos una
persona comprometida que ve su labor como algo más artesanal, entrega sus
trabajos a tiempo (a pesar de que esto dañe la calidad de estos) y acepta salarios
muy humildes a lo largo de su vida, teniendo en múltiples ocasiones un grave
sentimiento de inferioridad ( al contrario que el egocéntrico Bellini ).

22
4- CITAS

Donizetti anotó tras presenciar el estreno de Guillermo Tell de Rossini: ―Los actos primero
y tercero los había escrito Rossini, pero el segundo lo hizo Dios‖ 10

10
Laia Falcón, La ópera: voz emoción y personaje, Alianza Música, 2014, Madrid

23
5- ANEXOS

Bocetos originales de los trajes para Maria Rudenz

24
6- BIBLIOGRAFÍA

Jesús García Pérez y José Mª Pinto, La Gran Ópera. Planeta de Agostini,


1989, Barcelona

Laia Falcón, La ópera: voz emoción y personaje, Alianza Música, 2014, Madrid

René Dumesnil, Historia del teatro Lírico, Vergara editorial, 1957, Barcelona

Stanley Sadie, The New grove Dictionary of Opera, Volume One, 1992, Londres

25