Está en la página 1de 161

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE

INSTITUTO DE ESTUDIOS URBANOS Y TERRITORIALES


FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO Y ESTUDIOS URBANOS

TRANSFORMACIONES EN
EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA:
¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

Por MARÍA DANIELA RUBIO RUBIO

Tesis presentada a la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos de la Pontificia


Universidad Católica de Chile para optar al grado de Magíster en Desarrollo Urbano

Profesor guía: Óscar Figueroa


Enero de 2009
Santiago, Chile
TRANSFORMACIONES EN
EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA:
¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?
© 2009, María Daniela Rubio Rubio

Se autoriza la reproducción total o parcial, con fines académicos, por


cualquier medio o procedimiento, incluyendo la cita bibliográfica que acredita
al trabajo y a su autor.
TABLA DE CONTENIDOS

RESUMEN 06

INTRODUCCIÓN 07

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN 12

1_PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN 13

2_MARCO METODOLÓGICO 15
Definición de la metodología aplicada 15
Metodología cuantitativa 16
Metodología cualitativa 20

3_CARACTERIZACIÓN DEL CASO DE ESTUDIO 23


Contexto general de la ciudad y del caso de estudio 23
Proceso de dispersión y descentralización 23
Proceso de revitalización de áreas centrales 25
Características del barrio Bellas Artes–Lastarria 28
Delimitación del área de estudio 28
Conformación histórica del barrio 34

4_MARCO CONCEPTUAL 49
Gentrificación 49
Evolución del concepto 49
El debate por establecer sus causas: tesis de la oferta
versus tesis de la demanda 50
La distinta valoración de sus efectos: ciudad emancipadora
versus ciudad revanchista 55
Las múltiples definiciones del concepto 62
Cuadro 03. Resumen de aspectos presentes en el concepto
de gentrificación 65
II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN 69

1_RESPECTO A LAS CARACTERÍSTICAS FUNDACIONALES


Y EL DEVENIR HISTÓRICO DEL TERRITORIO 70
2_RESPECTO A SU LOCALIZACIÓN 76

3_RESPECTO A LAS CAUSAS DE LA GENTRIFICACIÓN 79


Análisis de la demanda residencial 79
Análisis de la oferta 82
Los agentes públicos 82
Los agentes privados 95

4_RESPECTO A SUS EFECTOS MATERIALES EN EL TERRITORIO 99

5_RESPECTO A LOS NUEVOS OCUPANTES 108

6_RESPECTO A LOS CAMBIOS EN EL MERCADO RESIDENCIAL 121


La situación de los precios 121

7_RESPECTO A SUS EFECTOS EN LA POBLACIÓN DEL BARRIO 130

III. CONCLUSIONES GENERALES 135

Algunas consideraciones previas 141


Factores económicos desde el enfoque de la oferta 142
Factores culturales desde el enfoque de la demanda 144
Sobre el concepto de gentrificación 146
Líneas de estudio 151

BIBLIOGRAFÍA 152

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO 155


TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

RESUMEN

Esta Tesis tiene por objetivo analizar el proceso de transformación sufrido en la última
década por el vértice oriente del triángulo central de Santiago (sector denominado
comúnmente «Bellas Artes», «Santa Lucía» o «Parque Forestal») con el fin de indagar
si estos cambios responden a un proceso de gentrificación.

Para esto se describen primero los alcances del concepto de gentrificación, sus
distintas corrientes y la variabilidad de características que se le otorgan; luego se
describen los distintos cambios observados en el área de estudio y se analizan de
acuerdo a las distintas variables que conforman el concepto.

Concluyendo finalmente que los cambios observados en el área ─principalmente su


auge en el sector comercio y ocio, su fuerte desarrollo inmobiliario y la atracción de
nuevos residentes─ no constituyen un proceso de gentrificación en todo el barrio en su
conjunto, si no que se puede observar de manera incipiente una gentrificación puntual
en ciertas áreas específicas como son el borde del Parque Forestal y sectores
interiores de Lastarria. En estas áreas se pueden identificar los aspectos que se
plantean como básicos y constituyentes del concepto de gentrificación en esta tesis:
aumento en el precio de las viviendas, elevación del nivel socioeconómico de sus
residentes y mejoras físicas de las viviendas.

6
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

El vértice oriente del triángulo central de Santiago, aproximadamente entre Plaza Italia
y José Miguel de la Barra, sector denominado «Bellas Artes», «Santa Lucía» o
«Parque Forestal», se encuentra viviendo un importante proceso de transformación.

El aspecto más evidente de los cambios se observa en la gran cantidad de cafés que
han proliferado en sus calles y en la continua apertura de tiendas de diversa índole que
han renovado la oferta comercial de la primera planta del sector. El público que llena
los cafés, los bares y las tiendas, y que pasea continuamente por el barrio, hace
pensar que el uso residencial de los edificios también experimenta un fuerte proceso
revitalizador.

Aunque este aspecto renovado que luce el sector es un hecho conocido comúnmente y
divulgado en la prensa 1 , no se han encontrado, durante el desarrollo de esta tesis,
estudios publicados que se refieran específicamente a este proceso. Esta investigación
pretende por tanto, explorar la magnitud y el carácter de esas transformaciones,
indagando en distintos ámbitos socio-territoriales, para lo cual se utilizan metodologías
tanto cuantitativas como cualitativas.
1
«Olor a café se toma el barrio del Museo Bellas Artes», Canal 13, extraido el 8 de mayo de 2005 del sitio
web: http://teletrece.canal13.cl/t13/html/Secciones/Reporteros/220190.html
«Barrio Bellas Artes se consolida como potente circuito cultural», diario La Nación, extraido el 1 de julio de
2004 del sitio web:
http://www.lanacion.cl/p4_lanacion/antialone.html?page=http://www.lanacion.cl/p4_lanacion/site/artic/2004
0630/pags/20040630184116.html
«Vitrineando en el barrio Bellas Artes», diario La Tercera, extraido el 22 de septiembre de 2007 del sitio
web: http://www.latercera.cl/medio/articulo/0,0,46457869_50332328_270488550,00.html

7
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

Para responder la pregunta inicial de este trabajo, que plantea averiguar si los cambios
en el barrio Bellas Artes−Lastarria suponen un proceso de gentrificación, debemos
observar una serie de aspectos que han surgido en los últimos 10 años y que en
conjunto conforman dicho proceso. Esto nos lleva inmediatamente a generar
numerosas preguntas de diversa índole. Por lo que, con el objetivo de sistematizar y
organizar esta gran cantidad de aspectos que conforman el fenómeno y de que este
estudio otorgue una visión general de los cambios, comparable con otros casos de
estudio, se trabajó en esta tesis con el concepto de gentrificación como herramienta
conceptual de análisis.

Al revisar la bibliografía, el concepto de gentrificación resulta bastante disperso.


Diversos autores lo han descrito poniendo énfasis en aspectos distintos o intentan
delimitarlo asociándole características «necesarias» que no siempre resultan aplicables
a la diversidad de expresiones que este tipo de procesos adquiere en contextos
urbanos distintos.

Por esto, se ha optado en el desarrollo de esta tesis por explicar primero el concepto
de gentrificación y detallar las características que le asocian los distintos autores, para
luego analizar si éstas están o no presentes en las transformaciones que ha
experimentado el barrio Bellas Artes.

De esta manera el concepto de gentrificación es utilizado como punto de partida para


el análisis del fenómeno, siendo el parámetro para establecer los aspectos e
indicadores relevantes a considerar durante el desarrollo de la investigación. Es decir,
para describir el proceso que ha vivido el barrio Bellas Artes en los últimos 10 años, se
han considerado aquellos aspectos que son relevantes en la discusión teórica de la
gentrificación, como son: las variaciones del nivel socioeconómico de los habitantes del
sector, los cambios en el precio de las viviendas, las mejoras físicas realizadas en el
área, los impactos sobre los antiguos residentes y el grado de importancia que los
agentes inmobiliarios o las instituciones gubernamentales tienen en el proceso.
Además se describen aspectos específicos del Barrio que surgen a partir de la
observación y las entrevistas, y que dan cuenta de las particularidades de este caso en
el contexto específico de la ciudad de Santiago.

8
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

La investigación pretende, de este modo, no sólo aproximarse a comprender el caso de


estudio sino, además, enriquecer la discusión del concepto de gentrificación
(desarrollado principalmente en el mundo anglosajón) desde una perspectiva local. El
caso del barrio Bellas Artes permite analizar hasta qué punto el proceso particular de
este barrio se sitúa dentro de un contexto global en el que están sucediendo procesos
similares, tratando de esclarecer si sus singularidades pueden concebirse como
expresiones locales del mismo fenómeno de gentrificación que viven otros países del
mundo o si responden a fenómenos definitivamente distintos, que deben denominarse
con otros términos. En este sentido, la tesis tiene la intención no sólo de dar cuenta de
un caso puntual de estudio, rescatando las particularidades que lo hacen un barrio
único en Santiago, que vive un proceso bastante significativo y que es bueno registrar,
sino además, se pretende cuestionar la variabilidad que ha alcanzado la definición del
término gentrificación, proponiendo una definición más neutra y operativa del concepto.

Esta investigación resulta también relevante en términos prácticos puesto que


actualmente están en proceso dos importantes cambios que afectan al barrio:

En primer lugar, la situación del centro de Santiago se encuentra en un momento de


inflexión sumamente significativo, dado que la Municipalidad de Santiago decidió
evaluar el Programa de Repoblamiento y replantear las condiciones establecidas a las
inmobiliarias, después de años en un intento de revitalización y repoblamiento cuyos
resultados han sido duramente criticados debido a que no se ha cumplido con el
objetivo principal del programa, que era frenar la migración de habitantes que
abandonan la comuna, y se ha constatado la mala calidad de las edificaciones y el
perjuicio generado sobre el patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Aunque el barrio Bellas Artes nunca perdió su vocación residencial y el desarrollo


inmobiliario llegó a este sector con cierta posterioridad, se considera importante contar
con mayores antecedentes que expliquen cómo ha sido el proceso de cambio vivido
por el sector, justo en el momento en que se están tomando decisiones sobre el futuro
de la comuna.

En segundo lugar, se desarrollará próximamente en el barrio una importante


intervención pública a través de la reconstrucción y transformación funcional del edificio

9
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

Diego Portales, lo que sitúa al barrio Bellas Artes frente a una oportunidad de
renovación de gran magnitud.

Ambas condiciones hacen que el proceso de revitalización que ha vivido el barrio,


asumiendo su certeza como supuesto inicial de esta tesis, viva un momento bastante
decisivo en el cual se podrían potenciar o reducir ciertas tendencias a través de la
planificación.

Finalmente, el interés que motiva la realización de esta investigación tiene relación con
querer entender las transformaciones sociales y culturales que ha vivido el barrio
Bellas Artes, considerando que se está reestructurando una demanda urbana que,
basada en cambios sociales, económicos y culturales de ciertos grupos, puede
representar una oportunidad de desarrollo diferente en ciertas fracciones de la ciudad,
en oposición a su tradicional expansión y segregación espacial.

El presente documento se desarrollará en tres partes. En primer lugar, un capítulo de


antecedentes en el cual se presentan los aspectos básicos de la investigación, como
son las preguntas y objetivos que guían esta tesis y la metodología utilizada para
llevarla a cabo; una caracterización general de los procesos urbanos en los que se
enmarca el fenómeno estudiado, como son la descentralización urbana y la posterior
revitalización de áreas centrales; la caracterización general del área de estudio
identificando sus límites y describiendo su composición histórica; y el marco conceptual
utilizado, donde se realiza un revisión del concepto de gentrificación, llegando a
establecer un cuadro donde se resumen sus principales características, las que
guiaron el estudio de campo y el levantamiento de los datos.

En el segundo capítulo se exponen los resultados de la investigación. Ordenados de


acuerdo al cuadro resumen, donde se sistematizaron los distintos aspectos que
componen el concepto de gentrificación. Los resultados pretenden, a modo de check-
list, identificar cuáles de esos aspectos están presentes en el área de estudio y cuál ha
sido su relevancia en el fenómeno. Así se entregan los datos que se levantaron en la
investigación y se analiza, paso a paso, cuál es la relación de cada uno de esos
aspectos con el cuerpo teórico que guía el análisis.

10
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

INTRODUCCIÓN

En el tercer capítulo se desarrollan las conclusiones g enerales. Intentando dar


respuesta a la pregunta inicial de si el proceso que vive el barrio Bellas Artes−Lastarria
constituye un proceso de gentrificación. En este capítulo se retoma el análisis crítico
del concepto y, en base a los resultados, se plantea una hipótesis de la relación del
fenómeno estudiado con la teoría. Finalmente, de acuerdo con la revisión del concepto
de gentrificación, se propone una definición que pretende resolver las dificultades
identificadas durante la tesis, intentando limpiarla de sus especificidades de aplicación,
para que, de manera más neutra, resulte aplicable y útil en la comprensión de diversas
realidades.

11
I. ANTECEDENTES
DE LA INVESTIGACIÓN
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

1_PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN

Tema

Las transformaciones que se han desarrollado en el barrio Bellas Artes durante la


última década.

Problema / pregunta de investigación

¿Cuáles son los principales cambios ocurridos en el barrio Bellas Artes en la última
década? Estas transformaciones, ¿constituyen un proceso de gentrificación?

Objetivo general

Describir las transformaciones sociales, físicas y económicas que se han desarrollado


en el barrio Bellas Artes durante los últimos años y analizar si éstas constituyen un
proceso de revitalización urbana entendido como gentrificación.

13
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Objetivos específicos

1_Describir las transformaciones físicas que ha experimentado el barrio Bellas Artes en


los últimos años tanto en su espacio público, a través de proyectos promovidos por
instituciones gubernamentales, como las mejoras en los edificios comerciales y
residenciales, a través de emprendimientos privados.

2_Describir la evolución que ha experimentado el precio de la vivienda del barrio en la


última década, sus patrones de ocupación y tenencia y analizar la oferta inmobiliaria
del sector y el mercado al cual apuntan como público objetivo.

3_Caracterizar a los residentes del barrio, analizando si éstos han cambiado durante la
última década, tanto en aspectos socioeconómicos como culturales.

4_Analizar si las transformaciones que ha experimentado el barrio Bellas Artes en sus


aspectos físicos y sociales, constituyen un proceso de gentrificación, confrontando los
datos obtenidos con las distintas dimensiones que conforman el concepto.

14
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

2_MARCO METODOLÓGICO

DEFINICIÓN DE LA METODOLOGÍA APLICADA

Esta investigación se define por su carácter exploratorio-descriptivo, es decir, su


finalidad es establecer una primera aproximación al caso de estudio, que permita
otorgar una visión general de los fenómenos que ahí acontecen. Por esto, se decidió
recurrir a una propuesta metodológica mixta, que incluya elementos de análisis tanto
cualitativos como cuantitativos y que permitan, en conjunto, otorgar una visión general
de los cambios que ha experimentado el barrio Bellas Artes en el último período.

Para desarrollar el problema de investigación desde la óptica de la gentrificación que


guía esta tesis y dar cuenta de los distintos objetivos específicos que de ahí se
desprenden, se debe dar cuenta de la variación que han sufrido tanto los aspectos
físicos, como los económicos y socio-culturales presentes en el barrio, lo que obliga a
utilizar diversos métodos para explorar cada uno de ellos.

Algunos de estos aspectos son cuantificables; otros no se pueden expresar


numéricamente y deben ser descritos de manera cualitativa; y otros, si bien serían
susceptibles de cuantificarse, no están debidamente registrados durante el período de

15
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

estudio, por lo que se les intenta reconstruir mediante el relato de personas que han
sido testigos del proceso de cambio experimentado en el sector.

De esta manera, mientras los datos cuantitativos nos revelan cuánto han cambiado los
residentes del barrio en términos demográficos y socio-económicos y cómo ha variado
la oferta comercial y de vivienda en el sector, pudiendo establecer las magnitudes del
fenómeno y compararlo con otros casos similares, las metodologías cualitativas nos
permiten profundizar en la descripción, cualificación y análisis de los aspectos
simbólicos presentes en el fenómeno.

METODOLOGÍA CUANTITATIVA

Dentro de las técnicas cuantitativas utilizadas, se llevó a cabo un estudio de los datos
obtenidos a través de los censos de población realizados en Chile en los años
1992 y 2002. Si bien los años abarcados por estos censos no coinciden con el periodo
de estudio abarcado en esta tesis, el análisis de estos datos permitirá identificar ciertas
tendencias presentes en el desarrollo del barrio y reconocer su magnitud.

De los datos obtenidos a partir de los censos de población se considerarán


fundamentalmente las siguientes variables:

 Nivel educacional del jefe de hogar y posesión de cierto grupo de bienes que
constituyen el indicador socioeconómico de mercado; con el fin de evaluar
cómo han cambiado los residentes del barrio en términos socioeconómicos.
 Edad de los residentes; para analizar cómo cambia la conformación etárea de
los residentes del sector y el período del ciclo de vida en el que se encuentran.
 Tenencia de la vivienda; con el fin de conocer si los residentes son
mayoritariamente propietarios o arrendatarios y si la distribución entre ellos
varía en el período intercensal.

Para profundizar la información obtenida a través de la revisión de los datos censales,


así como para lograr una actualización de la información recabada, se realizó también
una encuesta entre los residentes del barrio Bellas Artes−Lastarria. De esta forma

16
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

podremos estimar a través de la muestra encuestada si las tendencias observadas en


los datos obtenidos en el censo, se mantienen en los últimos seis años.

Además, se han incluido en la encuesta otros datos relevantes para esta investigación,
como información sobre los cambios físicos realizados en las viviendas y opiniones de
los vecinos sobre el barrio, observando tanto las características positivas como
negativas que los sujetos asocian a vivir en el barrio Bellas Artes−Lastarria, como los
principales cambios que ellos estiman que ha sufrido el sector en el último tiempo.

El universo para el muestreo de esta encuesta consideró a todos los residentes del
barrio Bellas Artes−Lastarria y la muestra fue de 150 sujetos, todos ellos residentes en
el área de estudio. Por las limitaciones propias de una tesis, referidas a la imposibilidad
de contar con encuestadores entrenados y de entrar a los edificios que componen las
viviendas del sector, para la aplicación de la encuesta fue necesario acercarse de
manera directa a los residentes en los espacios públicos del barrio, por lo que, con el
fin evitar sesgos en la muestra y tomar contacto con distintos tipos de residentes que
representen la variabilidad existente en el área, se procuró cubrir distintos sectores al
interior del barrio, así como realizar las encuestas en distintos días de la semana y en
diversos horarios.

Cuadro 01. Ficha técnica encuesta

Universo  3.903 (censo 2002) 
Muestra  150 
Error máximo  7,85% 
Nivel de confianza  95% 
Fecha de toma de la muestra  Marzo 2008 
Limitaciones en la selección de la   No es una encuesta hogar (como el censo), por lo que los 
muestra  encuestados no son necesariamente los jefes de hogar 
   No se puede contar con una muestra aleatoria  

Fuente: Elaboración propia

17
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Finalmente, dentro de las metodologías cuantitativas, se consideró también un análisis


estadístico de los datos obtenidos en los avisos clasificados de arriendos de
propiedades del sector. Para esto, se realizó un levantamiento de los avisos
aparecidos en el diario El Mercurio, utilizando un muestreo probabilístico en el que se
seleccionaron todos los avisos publicados los primeros domingos de cada mes impar, a
partir de enero de 1997 hasta octubre de 2007 y que hacen referencia al área de
estudio, con lo que se obtuvo una muestra de 2.426 provenientes de 66 meses,
equivalentes a casi once años.

A partir de estos datos se obtuvo información respecto a los costos de los arriendos y a
la variación de estos valores en el período, así como datos referidos a las condiciones
y cualidades de los departamentos ofertados, tales como el número de piezas, los
metros cuadrados, la ubicación o el número de baños.

Es necesario observar que este método cuenta con una serie de limitaciones. En
primer lugar, debe considerarse que, si bien el objetivo específico que se pretende
alcanzar con este método es caracterizar cómo ha evolucionado el precio de la
vivienda en el sector, se recogieron sólo los datos referidos a los arriendos y no a las
ventas, ya que se estimó que éstos últimos pueden diferir considerablemente de los
valores finales con que se realiza la transacción de los bienes inmuebles, lo que podría
significar una gran distorsión para el análisis, al no poder establecer hasta qué punto
los precios publicados se encuentran sobrevalorados. De esta forma, si bien se
considera que obtener los datos de los precios de las transacciones realizadas en el
período, habría sido de gran utilidad para esta investigación, no se encontró un método
adecuado para poder acceder a ellos. Por otra parte, dado que el sector se encuentra
sumamente consolidado y densamente edificado, con un stock de residencia
preestablecida, tampoco se consideró oportuno analizar simplemente datos estándares
sobre precio de suelo, ya que éstos no nos permiten determinar de manera detallada
cómo se comporta la oferta de vivienda en el sector. El precio de suelo, no es
directamente asociable al precio de la vivienda, en la medida que ésta puede
abaratarse con una alta ocupación generada por la densificación en altura, o el precio
de la vivienda puede no concordar con el alto valor del suelo por condiciones de
deterioro u obsolescencia.

18
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

En segundo lugar, otra limitación de esta metodología está dada por la imposibilidad de
recabar todos los avisos de arriendo publicados en el período y la arbitrariedad de
seleccionar un medio de publicación. Por una decisión metodológica, solamente se
recabaron los datos publicados en el diario El Mercurio, lo que podría suponer un
sesgo, ya que esta información podría diferir de la aparecida en otras publicaciones
respecto al mismo sector, en el mismo periodo determinado. Sin embargo, se optó por
este medio, frente a otros sistemas de publicación, ya que se considera que en el
período comprendido entre 1997 y 2007, es el medio con mayor número de avisos
económicos y el que ha mantenido una relevancia constante en el período, a diferencia
de otros medios −principalmente de publicación on line− que alcanzan importancia
gravitante sólo hacia el final del período estudiado.

También debe mencionarse que existen limitaciones en relación a la selección de los


casos ya que en ocasiones, las direcciones aparecidas en los avisos no mencionaban
ubicaciones exactas para las propiedades, sino referencias como «Parque Forestal» o
«Museo Bellas Artes», lo que hace posible que algunos de los casos considerados se
encuentren fuera del área de estudio, así como también es posible que algunos casos
de estudio hayan sido erróneamente descartados.

Por último, debe observarse también que una de las grandes dificultades de este
método radica en que las descripciones y atributos señalados en los distintos avisos no
responden a un estándar único, lo que dificulta la comparación entre éstos. Así, por
ejemplo, menos de la mitad de los avisos seleccionados presentan datos respecto al
metraje del departamento, lo que hace difícil establecer una tendencia en relación al
precio por metro cuadrado, toda vez que suelen ser sólo los departamentos más
costosos los que presentan esta información.

Pese a todas las limitaciones que presenta esta técnica, dada la gran cantidad de
casos recogidos (2.426), se considera una muestra suficientemente representativa que
nos permite, sin duda, reconocer las principales tendencias presentes en el área en
relación con la variación que sufre la oferta residencial en el período estudiado.

19
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

METODOLOGÍA CUALITATIVA

Dentro de las técnicas cualitativas utilizadas, tanto para recabar información que no se
encuentra debidamente registrada, como para recoger la visión que tienen los propios
actores del fenómeno y poder así comprender de manera más integral el proceso, se
consideró la realización de entrevistas en profundidad a residentes del barrio que
consideraron los diversos aspectos presentes en el concepto de gentrificación,
planteando temáticas vinculadas tanto con aspectos físicos como socioeconómicos y
culturales relacionados con el barrio. Para esto, se contó con una pauta semi-
estructurada, la cual se basa en una pauta temática a la que el entrevistador recurre
durante la conversación, donde no todas las preguntas están predeterminadas,
otorgando libertad al investigador para desarrollar temas que se presentan en la misma
conversación. Esto abre posibilidades de descubrir nuevos aspectos relevantes en el
transcurso de las entrevistas, no considerados previamente, o ahondar en aspectos
precisos sobre los temas deseados (Hernández, 2006).

Las temáticas que se abordaron en las entrevistas tienen por objetivo que el
entrevistado describa aspectos vinculados con su propia experiencia de vida (lo que
permite profundizar en la caracterización de los diversos actores presentes en el
sector), que el sujeto defina el área que comprende el barrio (lo que permitió definir de
manera emic 2 los límites del área de estudio) que caracterice y valore el sector (lo que
permite establecer los aspectos que se consideran más relevantes) y reflexione sobre
el proceso que el barrio experimenta (lo que permite conocer la valoración y significado
que los actores dan al proceso del cual son protagonistas). De esta manera, a través
de la recogida de un conjunto de percepciones y valoraciones privadas, la entrevista en
profundidad pretende identificar la construcción del sentido social que hay en la
conducta individual del entrevistado, y que da cuenta del grupo de referencia al cual
pertenece el sujeto, constituyéndose éste como unidad de análisis. La entrevista
abierta, otorga al entrevistado la posibilidad de interpretar, analizar y reflexionar en
torno a los temas planteados, lo que permite obtener información sobre el sentido y

2
Una descripción emic, es aquella que considera la perspectiva de los participantes. Es decir, cuando el
investigador utiliza conceptos y distinciones que son significativos y apropiados para los actores. Por el
contrario, una descripción etic, es aquella en que el observador describe un fenómeno, sin considerar el
significado que los agentes involucrados le otorgan (Harris, 1990, p. 28).

20
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

significado de sus acciones. Esta capacidad reflexiva que se genera en una


conversación y no en un cuestionario cerrado, es una de los aspectos más importantes
de esta herramienta y que la transforman en una de las más apropiadas para lograr un
acercamiento a la «conciencia práctica» que los sujetos tienen de sus acciones
(Giddens, 1984).

A diferencia de lo que ocurre con las técnicas cuantitativas, en las entrevistas semi-
estructuradas realizadas bajo un enfoque cualitativo se utilizan criterios estructurales y
no estadísticos para la definición de la muestra de estudio, ya que lo fundamental no es
producir un dato métrico referente a la conducta de los sujetos que sea representativo
de su universo, sino profundizar en la amplitud de discursos presentes en este
universo.

Con este criterio, se realizaron entrevistas a un total de doce residentes, de los cuales
cuatro corresponden a residentes con una antigüedad en el barrio mayor a los quince
años y ocho a residentes que han llegado al barrio durante la última década, por
corresponder al período de este estudio. De ambos grupos, hay dos personas que
además de vivir en el área, son dueños de locales comerciales del sector. Para la
selección de estos sujetos se consideró representar distintas edades, géneros,
localizaciones dentro del barrio y estratos socioeconómicos presentes en el área. De
esta manera, los entrevistados podrían representarse según el siguiente cuadro.

Cuadro 02. Representación por sector y antigüedad de los entrevistados

 S ec to r 
J o s é M i gue l d e  l a 
  Bord e  P ar q u e Fo res tal  L as t a rr i a 
B a r r a  y Mosqu eto  
Antigüed ad 
1  HOMB RE  
Res identes  
1  HOMB RE   1  MUJER   1  MUJER  (que además 
( +  de  15  años ) 
es locataria) 
1  MUJER  
Res identes   2  HOMB RES  (uno de los  1  MUJER   2  MUJERE S  
( ‐  de  10  añ os )  cuales además es locatario) 1  HOMB RE 1  HOMB RE

Fuente: Elaboración propia en base a entrevistas realizadas para ésta tesis. 2008

21
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Se realizaron también entrevistas a expertos, en distintos ámbitos, relacionados con


las temáticas tratadas en esta tesis. Este método tiene por objetivo recabar información
específica relevante sobre alguna materia en particular. En el inicio de este estudio,
parte de estas entrevistas sirvieron para la definición del problema de investigación y
durante el transcurso de la investigación fueron centrales para recabar datos que no se
encontraron sistematizados. Las personas que se entrevistaron fueron:

 Teo Saavedra (Área de Desarrollo Urbano, Minvu)


 Isabel Palma (Gerente Cerro Santa Lucía)
 Martita Busalleu (Agrupación de vecinos de Bellas Artes)
 Aldo Roba (Área de Proyectos, Municipalidad de Santiago)
 Ignacio Corvalán (Área de Urbanismo, Municipalidad de Santiago)

Por último, a través de observación directa, se logró generar un catastro exhaustivo


del barrio, que permita caracterizar los usos existentes en la primera planta, el estado
de conservación de los edificios, el uso de las plantas superiores; y por otra parte
describir los usos que se le dan a los espacios públicos, caracterizar los visitantes del
sector, y las actividades que se realizan en el área.

22
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

3_CARACTERIZACIÓN DEL CASO DE ESTUDIO

CONTEXTO GENERAL DE LA CIUDAD Y DEL CENTRO DE SANTIAGO

Proceso de dispersión y descentralización

La ciudad de Santiago, al igual que muchas ciudades americanas, ha vivido desde


mediados del siglo XX un fuerte crecimiento en expansión, acompañado de un
despoblamiento de sus áreas centrales.

Entre 1940 y 2002 la superficie urbanizada de Santiago pasó de tener 11.017 há a


64.140 há, casi sixtiplicando su extensión. En el mismo período, la población total de la
ciudad creció de 954 mil personas a 5,5 millones (Galetovic, 2006). Si bien no se
puede realizar una comparación exhaustiva con la comuna de Santiago en el mismo
período debido a que los límites de la comuna han sido modificados 3 , sí podemos
establecer con certeza que en su conformación actual, la población de la comuna

3
En 1981 se modificaron los límites de la comuna, traspasando parte de su territorio a la conformación de
las nuevas comunas de Estación Central, Recoleta e Independencia (DFL nº 1-3260 del 18 de marzo de
1981).

23
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

disminuyó un 13,7% entre 1982 y 2002, pasando de tener 232.667 habitantes a


200.792 habitantes (INE).

Este crecimiento hacia los bordes de la ciudad se explica en el contexto actual por una
emigración «opcional» de las clases altas hacia la periferia y una emigración más bien
«forzosa» de los sectores de bajos ingresos.

Por un lado, la periferización de los sectores de altos ingresos hacia el oriente (y en el


último tiempo también hacia el norte y otros sectores de la ciudad) está marcada por un
modelo de ciudad jardín, que valora principalmente el tamaño de la vivienda y su
terreno, así como la tranquilidad de los barrios residenciales, la seguridad y las áreas
verdes, más que la cercanía a los servicios y la vida urbana. Estas preferencias, junto
con una creciente tasa de motorización y desarrollo vial (que aumenta la capacidad de
movilidad de los individuos disminuyendo su dependencia de cercanía a los centros),
una fuerte promoción inmobiliaria (industria que encuentra en la periferia suelo
edificable de bajo costo, del que se pueden obtener mayores márgenes de beneficio) y
el auspicio de políticas de suelo que, a través de diversos mecanismos (ya sea
promotores o tolerantes de la expansión del límite urbano), han permitido el desarrollo
de este tipo de emigración opcional.

Por otra parte, la periferización de los sectores de bajos ingresos está condicionada, en
primer lugar, por la fuerte migración hacia Santiago, algo que sucedió de manera
constante desde principios del siglo XX hasta el año 1960. Según afirma Armando de
Ramón, «este notable fenómeno, inédito en la historia de Chile, alcanzó su máximo
nivel entre 1930 y 1950, época en que Santiago presentaba “la más alta tasa de
urbanización de la historia moderna”, provocada por una población proveniente de
todas las regiones del país» (de Ramón, 2000: 241).

En ese marco suceden numerosas tomas de terreno que irán configurando el mapa de
Santiago con poblaciones tan emblemáticas como La Pintana (1946), La Victoria
(1957) y La Pincoya (1969), entre otras. Esta expansión, además de producirse de
manera espontánea, responde a políticas y programas con los que el gobierno intentó
ordenar la ciudad, destacando la creación de la Corporación de la Vivienda (CORVI) el

24
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

año 1953 y los planes de radicación, mediante los que se construyeron en 1959 las
poblaciones José María Caro y San Gregorio (Laborde, 2004).

Posteriormente, los programas de erradicación del régimen militar desplazarán los


campamentos que se habían localizado en las zonas centrales y en el sector oriente
hacia la periferia. Este proceso se consolida con la política de vivienda social
impulsada por el MINVU a partir del año 1990 que, privilegiando el número de
viviendas necesarias por el alto déficit existente, ha construido principalmente en
sectores alejados del centro con bajos precios de suelo, para disminuir así los costos
de construcción (Galetovic, 2006).

Este doble proceso de dispersión periférica «opcional» y «forzosa», se sectores altos y


bajos, estuvo acompañado por un continuo despoblamiento del centro de Santiago
donde, en promedio, el 10% de la población emigraba anualmente hacia otras
comunas del país (Rodríguez, 2007).

En los años 80, si bien el centro de Santiago llevaba décadas de despoblamiento por
migración de sus residentes hacia la periferia, seguía constituyendo un atractivo núcleo
comercial y de servicios fundamental para el resto de la ciudad. Sólo el sector oriente
de la ciudad poseía un incipiente subcentro. Sin embargo, el sistema comercial de
Santiago en los últimos 15 años ha vivido una fuerte reorganización, transformando
esta condición de ciudad centrada, en una ciudad policéntrica cuyos polos se
estructuran principalmente en torno a grandes centros comerciales tipo mall y a
espacios de servicio asociados a éstos (de Mattos, 1999). Esta proliferación de
diversos núcleos comerciales ha consolidando aún más la suburbanización de la
ciudad, haciendo que el centro pierda su importancia relativa dentro de la estructura
urbana.

Proceso de revitalización de áreas centrales

Si bien el proceso de suburbanización que viven diversas ciudades del mundo,


continúa siendo fundamental en el crecimiento de las urbes, en la ciudad post-industrial
se ha observado un incipiente proceso contrario, de revitalización funcional y/o

25
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

repoblamiento de ciertas zonas centrales, que si bien aún es un fenómeno menor en


número, ha adquirido gran relevancia dentro de los estudios urbanos (Hamnett, 1991).

A pesar de su pequeña escala, el surgimiento de este proceso es relevante, dado que


contradice el paradigma urbano dominante que había prácticamente «naturalizado» el
proceso de expansión por suburbanización, despreciando la capacidad de atracción
que las áreas centrales podían tener para la población de estratos medios y altos. De
esta manera, los procesos de revitalización de los centros desmienten el supuesto
esencial de la teoría estructural de Alonso sobre mercado de suelo que establece que
la preferencia por espacio y baja densidad es más importante que la valorización de la
accesibilidad hacia la ciudad central (Hamnett, 1991).

Los procesos de revitalización de los centros han sido en muchos casos promovidos
por las autoridades locales, las que, generando estrategias de renovación urbana,
intentan luchar contra el proceso de deterioro físico y detrimento socio-económico de
estos sectores. Estas políticas se han desarrollado comúnmente de la mano de la
inversión privada, quien ve en las áreas centrales una nueva posibilidad de desarrollo
frente a la escasez de suelo edificable. Estos procesos se han sustentado, además, en
importantes cambios sociales, económicos y culturales, que han modificado los
patrones tradicionales de la demanda de vivienda.

Las ciudades latinoamericanas, y Santiago en particular, no se quedan al margen de


este proceso.

Como constata un estudio desarrollado por la Universidad Católica en 1988 para el


Plan de Desarrollo Urbano y Económico de la Comuna de Santiago (PDUES) 4 ,
encargado por el municipio, el centro de la ciudad se había especializado
predominantemente en actividades no residenciales. La alta concentración de
actividades económicas en la zona, con su consecuente congestión, densidad y
contaminación, habían contribuido a una emigración paulatina y constante de los
residentes hacia otras comunas de la capital, que ofrecían más espacios de áreas
verdes, mayor calidad del aire y menos ruidos.

4
Documento de la II Convención de Santiago. Santiago entre dos Siglos. Municipalidad de Santiago, 1998.

26
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

El diagnóstico establecía que en el centro se había desarrollado mayoritariamente el


comercio, el área de servicios y la industria, al mismo tiempo que había disminuido la
construcción de nuevas viviendas y las existentes habían bajado su valor. También
advertía que muchas viviendas estaban siendo utilizadas como oficinas, bodegas,
talleres o industrias, sufriendo un importante deterioro.

Para entonces, si bien el triángulo central de la comuna de Santiago continuaba siendo


para el resto de la ciudad el núcleo comercial y de servicios del cual dependía la
periferia, esta misma concentración de actividades estaba provocando el deterioro de
edificaciones y la proliferación de sitios eriazos destinados a estacionamientos, los
cuales aumentaron tras el terremoto de 1985.

Guiado por este diagnóstico, el municipio crea la Corporación para el Desarrollo de


Santiago (CORDESAN) y desarrolla, desde los años noventa, una planificación
estratégica que tenía como objetivos rectores el repoblamiento de la comuna y la
modernización del centro de servicios. Para esto se pusieron en marcha distintos
programas habitacionales que pretendían atraer a la población y a la inversión
inmobiliaria, así como proyectos de renovación urbana, recuperación del espacio
público y seguridad ciudadana.

Con el fin de reforzar el triángulo central como centro metropolitano de servicios, se


renovaron las fachadas de la Alameda, se repavimentaron aceras y se mejoró la
iluminación. Se retiraron carros de comercio callejero, se renovaron los paseos
peatonales Huérfanos, Ahumada, Puente y Estado, y se remodeló la Plaza de la
Constitución y la Plaza de Armas incorporándose a ésta una estación de metro.

Con el fin de revertir la migración, en 1992 comienza el programa de repoblamiento de


la comuna guiado por la CORDESAN, la que desarrolla una exitosa estrategia de
gestión basada en reconocer una demanda por habitar en la comuna, identificar una
preexistencia de terrenos eriazos susceptibles de edificar y atraer la inversión de las
inmobiliarias, generando una importante articulación entre demanda y oferta. En ese
momento, la CORDESAN supo identificar una demanda latente que las inmobiliarias
aún no habían explotado, otorgando los incentivos para que éstas, controlando los
riesgos, se decidieran a invertir en la comuna.

27
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Como resultado de estas políticas, los permisos de edificación en la comuna de


Santiago aumentaron en un 200% entre los años 1989 y 1997, y cambiaron
significativamente de destino siendo en 1989 principalmente para comercio (24%) y
oficinas (18%), y en 1997 mayoritariamente para vivienda (52%) 5 .

Si bien, tras el censo de 2002 se sabe que la comuna no logró su propósito de frenar el
despoblamiento, por lo cual el programa de la CORDESAN ha sido en los últimos años
bastante cuestionado, resulta difícil estimar cuáles habrían sido las cifras de éste si no
se hubiesen realizado dichas intervenciones. En un principio, el desarrollo inmobiliario
se concentró en el sector poniente de la comuna, en terrenos más blandos donde
existían antiguas casonas o galpones industriales. Con el tiempo, se intervinieron los
sectores del sur de la Alameda y finalmente el triángulo central, en un sentido poniente-
oriente, que ha llegado finalmente hasta el área de estudio donde, si bien existe una
alta densidad de sus construcciones y una poca disponibilidad de suelo edificable, se
han construido desde el año 1994 hasta la fecha, ocho edificios de departamentos,
existiendo actualmente dos en construcción.

CARACTERÍSTICAS DEL BARRIO BELLAS ARTES–LASTARRIA

Delimitación del área de estudio

El área de estudio que comprende esta investigación corresponde al vértice oriente del
triángulo central de la comuna de Santiago. Este sector, delimitado claramente al
oriente por la Plaza Italia, al sur por la Alameda y al norte por el Parque Forestal, no
tiene un límite igualmente certero hacia el poniente. En principio, se podría considerar
la calle José Miguel de la Barra como su frontera natural, ya que ésta, en eje con el
cerro Santa Lucía, marca la distinción entre el trazado urbano fundacional de damero
que se extiende hacia el poniente del cerro y la estructura vial envolvente y quebrada
que caracteriza al sector del triángulo que se extiende hacia el oriente de éste y que es
comúnmente denominado «Barrio Lastarria» (o «Mulato Gil», en menor medida). Sin
embargo, para esta tesis se ha considerado extender el límite del área de estudio hasta

5
Documento de la II Convención de Santiago. Santiago entre dos Siglos. Municipalidad de Santiago, 1998

28
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

la calle Mosqueto, incorporando ambas calzadas de la calle José Miguel de la Barra ya


que ésta se ha transformado en un eje central para el sector, concentrando gran parte
del comercio asociado a las transformaciones vividas por el barrio en esta última
década y que son relevantes para esta investigación.

Para efectos de esta tesis se decidió considerar como un continuo la suma de estas
tres zonas: el sector oriente del triángulo, entendido como «Barrio Lastarria», el límite
norte que se extiende por Ismael Valdés Vergara, entre Irene Morales y Mosqueto,
(denominado comúnmente «sector Parque Forestal») y el área extendida entre José
Miguel de la Barra y Mosqueto, desde el Museo Nacional de Bellas Artes hasta el cerro
Santa Lucía (ambos hitos que también dan nombre al sector).

Esta decisión se fundamenta en dos aspectos:

Uno de tipo etic, que a través de la observación y catastro ha permitido reconocer una
continuidad en el carácter comercial del sector, y en el uso principalmente residencial
que caracteriza su edificación en altura.

Y un carácter emic, que ha permitido, mediante las entrevistas, definir en conjunto con
los actores un área reconocida como integrada y parte de un mismo barrio:

«En general los límites para mí serían la Plaza Italia, después hacia el centro,
José Miguel de la Barra, o en realidad Mosqueto, y para el otro lado la Alameda,
donde termina Lastarria.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«Si tú te fijas en lo que se llama el “barrio alto”, es un continuo, no hay


separación… son cuadras y cuadras y cuadras en que se van pegando casas y
edificios. Este barrio tiene una cosa, que podría ser un poco más europea, tiene
límites, está encerrado entre el Parque, la Alameda, la Plaza Italia y el cerro
Santa Lucía. Eso le da un espacio geográfico muy preciso.

»El sector cambia radicalmente de Miraflores hacia abajo, ya es centro-centro,


con mucha oficina, mucho estacionamiento, es otra cosa.»

Jaime, periodista
Residente en el barrio desde hace 74 años

29
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 01. Límites del área de estudio e hitos que dan nombre al sector: Museo de Bellas
Artes, Parque Forestal, cerro Santa Lucía, calle Lastarria y plaza Mulato Gil.

Fuente: Elaboración propia en base a fotografía tomada de Google Earth.

Los límites establecidos como área de estudio e identificados por los residentes como
«su barrio», son, en ocasiones, más difusos hacia el poniente y hacia el norte, debido a
que el carácter comercial y residencial que define al sector se ha expandido tanto por
las calles Santo Domingo, Monjitas y Merced, hacia el poniente, como hacia el otro
lado del río, a través de la calle Loreto.

30
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

En estos lugares encontramos locales comerciales, especialmente restaurantes, bares


o tiendas de diseño, que han remodelado los edificios donde se ubican, fenómeno que
caracteriza al área de estudio. Sin embargo, si bien tanto la observación como el
catastro nos permite identificar que el estilo distintivo del comercio que ha surgido en el
sector ya definido se extiende en algunos puntos hasta la calle Miraflores y hacia el
otro lado del río Mapocho, se decidió no incluir en el estudio esos sectores porque son
mencionados por la mayoría de los entrevistados como «extensiones del barrio»,
aspecto que coincide con una diferente conformación histórica y morfológica de esas
áreas. Se reconocen entonces en esta investigación esos sectores como áreas de
influencia no constituyentes del barrio propiamente tal.

Figura 02. Área de influencia hacia la que se extiende la tipología de comercio


específico. Hacia el norte, Loreto. Hacia el poniente (de norte a sur en el plano),
Santo Domingo−Esmeralda, Monjitas y Merced, hasta Miraflores.
«En Monjitas está el restorán casa Abarzúa, que tiene toda la onda, es una
casa remodelada que está llena de talleres con pintores… Entonces yo creo
que todo esto se ha intensificado y ahora las cosas que uno ve en este sector
también se las puede encontrar en Loreto y más hacia el centro como te
contaba.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años
«Yo creo que el barrio llega hasta la Alameda y hasta el Parque Forestal. Hacia
el poniente el límite tradicionalmente debe haber sido José Miguel de la Barra,
pero ahora Mosqueto también está llena de cafés. Así es que, después de ahí
es cuando uno dice claramente, aquí empieza otro barrio y se nota que uno
está en el centro.»
Jeannette, arquitecta, 29 años
Residente en el barrio desde hace 6 años

Fuente: Elaboración propia en base a fotografía tomada de Google Earth

31
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Los límites del barrio son, a su vez, fronteras permeables que actúan al mismo tiempo
como bisagras conectando este sector con otros barrios aledaños muy singulares, que
sitúan al área de estudio en una localización muy particular en la ciudad, y que
permiten a sus habitantes tener acceso a áreas de diverso carácter socioeconómico y
con diversa oferta comercial. Los barrios aledaños al área de estudio son reconocidos
por los residentes del barrio como barrios diferentes pero accesibles y cercanos, lo que
es uno de los aspectos que otorga al área de estudio su carácter de central y «cerca de
todo», en donde se puede acceder a una enorme variabilidad de servicios caminando.

Figura 03. Sectores conectados directamente al barrio,


identificados por los residentes.

 Mercado Central y
La Vega

 Centro Histórico

 Patronato

 Barrio Bellavista

 Sector U. Católica:
Casa Central

 Parque Bustamante
y parque Balmaceda
(continuidad de
áreas verdes)

 Área de estudio
Fuente: Elaboración propia, en base a fotografía tomada de Google Earth.

32
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

«Los fines de semana voy a Patronato a comprar a la zona de El Manzano. A


veces almuerzo en Bellavista. El toro es un lugar que me gusta porque tiene
ensaladas, así que voy harto, frecuentemente, por lo menos un par de veces al
mes, a juntarme con algunos amigos… Casi siempre vengo de trabajar del
centro caminando por Huérfanos, y voy harto a la zona del Parque Bustamante,
porque hay harto restorán. Lo bueno es que desde aquí lo puedes hacer todo
caminando.»

Lorna, ingeniero civil, 35 años


Residente en el barrio desde hace 2 años

«Tenemos aquí a cinco o seis cuadras el Mercado Central, donde uno se puede
servir marisco y toda clase de comida marina a unos pasos. Tener La Vega tan
cerquita también es una bendición, yo voy por lo menos 2 veces al mes y el
conserje de mi edificio almuerza ahí todos los días. También tenemos el centro
de Santiago prácticamente al lado, a cuatro cuadras, si usted se va por aquí por
Monjitas, llega directo a la Plaza de Armas y si se va por Huérfanos, llega al
lugar más comercial, que es el Paseo Ahumada. Yo hago eso casi todos los
días… para pagar una cuenta, comprar algo, o simplemente como un paseo.

»Para el otro lado queda la Plaza Italia, que usted sabe, es el punto máximo del
centro. Y es una plaza que es muy bonita porque divide la ciudad y han puesto
unos jardines, muchas flores, está muy bonito. También estamos a un paso del
famoso barrio Bellavista, que ahí están todos los restoranes, en fin… muy
bonito. Lo mejor de este barrio es que uno está cerca de todo y puede ir
caminando a todos lados.»

Antonieta, 59 años
Residente en el barrio desde hace 14 años

33
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Conformación histórica del barrio

El cerro Santa Lucía, llamado cerro Huelén por los habitantes originarios del valle
central, si bien es reconocido como el lugar donde Pedro de Valdivia realizó la
ceremonia fundacional de la ciudad de Santiago, fue durante largo tiempo su límite
oriente. La ciudad se extendía hacia el poniente del cerro, creciendo alrededor de su
Plaza Mayor (ubicada cuatro manzanas al poniente del eje del cerro) y se extendía
entre ambos brazos del río Mapocho.

Figura 04. Croquis de la ciudad de Santiago durante el siglo XVI

Fuente: Santiago durante el siglo XVI: constitución de la propiedad urbana i noticias


biográficas de sus primeros pobladores, Tomás Thayer Ojeda, Santiago de Chile, Imprenta
Cervantes, 1905.

Al oriente del cerro se crearon dos chacras, una en 1546 y la otra en 1557, que a fines
del siglo XVI fueron subdivididas en diez quintas cuyos callejones dieron origen a
algunas de las calles que conocemos actualmente. Si bien el sector, ya hacia 1640, es

34
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

reconocido junto con La Chimba y La Cañada como las primeras prolongaciones de


Santiago (de Ramón, 2000), se mantiene como un área eminentemente rural y, pese a
su cercanía con el centro histórico, su desarrollo urbano es muy posterior.

Desde sus inicios, la ciudad de Santiago fue continuamente amenazada por los
desbordes del río Mapocho, para lo cual se construyeron, desde 1609, tajamares
ubicados a lo largo del río en el sector donde hoy se ubica el Parque Forestal. Estos
murallones intentaron, infructuosamente, controlar las constantes crecidas, por lo que
debieron ser reconstruidos en varias oportunidades (Whener, 2000).

En 1783, habiéndose inaugurado recientemente el puente Cal y Canto, las crónicas


relatan una enorme inundación que habría desplomado las murallas que contenían el
cauce del río Mapocho, permitiendo que la corriente penetrara hasta la entonces zona
agrícola situada en lo que es hoy el barrio Lastarria, para así retomar su antiguo cauce
de la Cañada (ya convertida en esos tiempos en avenida) provocando a su paso
enormes destrozos. Tras esta inundación, se encargó a Joaquín Toesca la
construcción de nuevos tajamares, una obra de grandes proporciones que se inició en
1792 y culminó en 1804, Figura 05. Tajamar or public walk
abarcando entre las actuales
calles Teatinos y Condell.

Estos tajamares permitieron


encauzar definitivamente al río
y marcar un claro deslinde,
ganando así un terreno firme y
definido al lecho muerto del
río, que se extendía como
balconada por todo su borde.
Fuente: Travels into Chile over the Andes in the years 1820 and 1821, Peter
Éste terreno se convirtió en los Schmidtmeyer, London: Longman, Hurst, Rees, 1824.
(En www.memoriachilena.cl)
inicios del siglo XIX en un
importante paseo. Según el
historiador Armando de Ramón, los viajeros de la época relatan el borde del río como
un enorme malecón, sombreado por una doble hilera de álamos y coronado en ambos

35
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

extremos con dos piletas de agua, donde concurrían paseantes en elegantes carrozas
y caballos. Sin embargo, tras la construcción del Paseo de las Delicias, en la Cañada,
que pronto se convertiría en el favorito de los paseantes, este sector hacia mediados
de 1800 habría entrado en abandono, siendo incluso cortados sus árboles y tapadas
sus piletas con arena (de Ramón, 2000; 101). A pesar de su deterioro, el sector
conservaría su morfología convirtiéndose en el antecesor del actual Parque Forestal
que, medio siglo después, le devolvería toda su prestancia.

Hacia el sur de nuestra área de estudio, se construye entre 1852 y 1857, en la actual
calle Lastarria, la Iglesia de Veracruz por los arquitectos Claudio Brunet y Fermín
Vivaceta, bajo el auspicio del entonces encargado de negocios de España, Salvador
Tavira, quien queriendo perpetuar el recuerdo de Pedro de Valdivia habría ofrecido
realizar una obra recordatoria en este sector, donde supuestamente vivió el fundador
de Santiago. Desde entonces, las quintas comienzan a lotearse, dando vida a un
conjunto de casonas que se agruparon en torno a la iglesia y a calles sinuosas que
rompen el tradicional damero que caracterizaba el trazado de la ciudad fundacional.

Figura 06. Calle Lastarria e Iglesia de Veracruz, siglo XIX

Fuente: Archivo fotográfico Andrés Bello de la Universidad de Chile.

36
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Hoy en día aún sobreviven dos casas contiguas a la Iglesia de Veracruz que formaban
también parte de la parroquia, las cuales fueron declaradas, junto al templo,
Monumento Histórico en el año 1983.

Pocos años más tarde, con la remodelación del cerro Santa Lucía, realizada entre
1872 y 1874 por encargo del intendente de Santiago, Benjamín Vicuña Mackenna, el
barrio terminaría de consolidarse. Esta remodelación contemplaba la creación de un
camino de circunvalación y acceso, la incorporación de más de mil árboles, instalando
un avanzado sistema de regadío artificial, la ubicación de plazoletas y fuentes y la
construcción de una capilla en la cima del cerro. Además, para la ornamentación se
rescataron reliquias del pasado colonial chileno y se trajeron de Europa faroles,
estatuas y jarrones. El cerro, que hasta esa fecha había trascendido como un peñón
agreste, utilizado como mirador de la ciudad, fuerte de defensa e incluso cementerio de
disidentes, se convierte así en uno de los espacios públicos más singulares y
esplendorosos de la capital.

La fotografía de la Figura 07, tomada


Figura 07. Actual barrio Lastarria y cerro Santa
Lucía durante las obras de remodelación en un sector de la antigua calle de Tres
Montes, que posteriormente pasaría a
llamarse Victoria Subercaseaux (en un
sector que al parecer ya no existe, por
su fusión con la calle José Miguel de la
Barra), nos muestra cómo lucía el área
que conocemos actualmente como
barrio Lastarria hacia 1880.

Motivado por un fuerte espíritu


civilizador, Vicuña Mackenna realiza
una serie de obras en la ciudad
Fuente: «Vista desde el norte», en Álbum del Santa Lucía:
colección de las principales vistas, monumentos, jardines, estatuas iniciando lo que será un período de
i obras de arte de este paseo, Benjamín Vicuña Mackenna,
Imprenta de la Librería del Mercurio, Santiago, 1874. importantes transformaciones urbanas
(En www.memoriachilena.cl)
con un fuerte carácter europeicista,

37
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

especialmente de influencia francesa, que va a ser sumamente importante en la


conformación del barrio.

Ya a fines del siglo XIX, en la capital comienzan a notarse las fortunas generadas en la
agricultura y el salitre. La oligarquía disfruta de una ciudad cada vez más «civilizada»
que se aleja de la austera vida colonial, con la intención de parecerse cada vez más a
una capital europea.

En ese contexto, y con el fin de conmemorar el centenario de la República, en 1910 se


inauguran el Parque Forestal y el Palacio de Bellas Artes en el terreno de 24.000 m2
Figura 08. Laguna, Parque Forestal y Bellas Artes que había funcionado como
«paseo de los tajamares» y que
para entonces se encontraba
semi-abandonado. Nuevos
trabajos de canalización del
Mapocho, a cargo del ingeniero
José Luis Coo, concluidos en
1891, permiten recuperar el
terreno que había sido ganado al
río y reutilizarlo definitivamente
para la construcción de un
Fuente: Santiago, 1850-1930; ediciones Dolmen. parque.

El parque, proyectado por el paisajista Jorge Dubois, tenía 1.100 metros de largo y 170
de ancho y en él se plantaron 7.700 árboles, tanto nativos como foráneos, entre los
que destacan una triple corrida de plátanos orientales que lo caracterizan hasta hoy.
En sus inicios, el Parque Forestal, al igual que los otros parques de la época, tenía una
laguna, que fue desecada en 1944. El palacio fue diseñado con el objetivo de albergar
tanto el nuevo museo de Bellas Artes, con su entrada principal por el lado oriente,
como la Escuela de Bellas Artes perteneciente a la Universidad de Chile, con su
entrada por el lado poniente, dando continuidad al parque. La escuela funcionó allí
hasta el año 1969, cuando se tuvo que trasladar producto de un incendio. Esto supuso

38
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

durante varias décadas una constante actividad de intercambio social y cultural entre
estudiantes y académicos vinculados con las artes.

El Parque Forestal sirvió desde entonces, y de manera permanente, como un espacio


para el encuentro y el desarrollo de actividades culturales. Ya en la década de 1920 los
jóvenes disfrutaban de una terraza ubicada frente al Palacio de Bellas Artes para bailar
nuevos ritmos como charleston, one step y shimmy (Muñoz, 1986). Años más tarde, los
carnavales estudiantiles, como la recordada «Fiesta de la primavera», marcaron
también el papel atrayente del parque.

Las obras del Parque Forestal y el Palacio de Bellas Artes se constituyeron como un
importante catalizador del desarrollo inmobiliario que comenzó a surgir en sus bordes,
siendo fundamental para el posterior desarrollo de la ciudad y su expansión hacia el
oriente.

La construcción de ambas obras emblemáticas del centenario, son fundamentales en


la configuración del barrio. Dotan al sector, hasta entonces más oriente de la ciudad,
de un espacio público tan atractivo como el Parque Cousiño y la Quinta Normal,
ubicados ambos al poniente de la capital, donde se concentraban hasta entonces la
mayoría de las mansiones y palacetes con fachadas presuntuosas que habían
comenzado a levantar las familias adineradas.

Uno de los edificios emblemáticos que denota este proceso y que sobrevive hasta la
actualidad, es el Palacio Bruna. Encargado en 1916 por un acaudalado salitrero que
debido a la crisis del salitre nunca alcanzó a vivir en él, sirvió durante mucho tiempo
como residencia de la embajada de EEUU, siendo hoy uno de los Monumentos
Nacionales reconocidos en el sector. Actualmente funciona como sede de la Cámara
de Comercio.

39
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 09. Reportaje sobre el Palacio Bruna, año 1921

«Todo el barrio del


Parque Forestal
constituye un ejemplo
de lo que puede el
empeño ilustrado de
unos cuantos
hombres de gusto,
capaces de mirar al
porvenir.»

Fuente: Chile Magazine. Santiago, editorial Zig-Zag, 1 julio de 1921.

40
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Poco a poco la apariencia del barrio empieza a cambiar y comienzan a ser


reemplazadas las viviendas tradicionales de fachada austera organizadas en torno a
un patio central, que se habían desarrollado durante la segunda mitad del siglo XIX,
surgiendo viviendas pretenciosas, con influencias arquitectónicas diversas.

Figura 10. Calle Ismael Valdés Vergara, año 1930

Fuente: Archivo Museo Histórico Nacional

A comienzos de los años 30 el barrio comienza un proceso de densificación que se


intensifica paulatinamente hasta mediados de los 50, donde parte de las casas
ubicadas en el área comienzan a reemplazarse por edificios en altura, algunos de los
cuales fueron diseñados por renombrados arquitectos de la época como son Duhart,
Larraín García Moreno y Kulczewski (quien además se construyó su propia casa-taller
en la calle Estados Unidos, en los años 30). 6

6
Entrevista en profundidad realizada por la autora en el marco de esta tesis. 2008

41
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

«En Santiago los primeros edificios de altura que se


construyeron fueron para oficinas. Este edificio es del año
1934, uno de los más antiguos de Santiago destinado a
habitación. Lo construyó don Sergio Larraín con sus hermanos
cuando murió el padre de ellos, un hombre de mucha fortuna.
Los Larraín eran una familia muy rica de Santiago, y vivían en
un caserón enorme de grande, en la calle Agustinas.

»Cuando murió el padre, los hijos encontraron que la viuda


necesitaba plata “para darse vuelta”, como quien dice, no plata
para vivir, porque tenía sus haciendas. Entonces construyeron
este edificio para que con los arriendos ella pudiera vivir
tranquila. Tú te das cuenta lo que pueden ser los arriendos de
32 departamentos…y así este edificio estuvo en arriendo
muchos años, hasta que la señora murió y los hijos acogieron
este edificio a la ley de pisos que se había dictado entremedio,
que permitía vender por departamento, y lo empezaron a
6
vender. Esa es la historia de este edificio.»

Jaime, periodista. 74 años viviendo en el barrio


26 años viviendo en el edificio Buque

La ciudad de Santiago estaba viviendo un periodo de fuertes cambios. El centro de


Santiago comienza un intenso proceso de renovación y surgen tipologías de vivienda
con alturas superiores a seis pisos, inéditas hasta entonces, intensificando el uso del
suelo en sectores ya consolidados del área central. El área de estudio (y sus
alrededores) se convierte entonces en el primer barrio de carácter exclusivamente
residencial, que se densifica con edificaciones en altura, ofreciendo viviendas muy
cercanas al centro, al mismo tiempo que se inserta en la cultura citadina el modelo de
«ciudad jardín», multiplicándose el desarrollo de conjuntos residenciales para los
sectores de altos ingresos, primero en El Llano y luego en Ñuñoa y Providencia.

42
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Este momento marca un punto de inflexión muy importante para el caso de estudio. En
primer lugar, se diversifica la oferta residencial del área y, como consecuencia, su
conformación social, ya que muchos de los
Figura 11. Publicidad edificio Santa edificios ofrecen departamentos pequeños de
Lucía, ubicado en la Alameda, 1946
uno o dos ambientes, mientras otros mantienen
un alto estándar alcanzando las cuatro o cinco
habitaciones más dependencias para el servicio
doméstico. En segundo lugar, al consolidarse el
modelo de suburbio urbano para la élite
capitalina hacia el oriente de la capital
(generando la migración de los sectores
residenciales céntricos situados al poniente y al
sur del centro fundacional), el área de estudio se
convierte en el único barrio central que mantiene
su carácter aristocrático. Si bien el edificio que
se oferta en la Figura 11 no se encuentra dentro

Fuente: www.memoriachilena.cl
del área de estudio, la publicidad nos permite
representar el carácter de la época, y observar
cómo el sector atravesó un clásico proceso de densificación, similar al que vivirían
posteriormente sectores de Providencia y Las Condes.

Los edificios que se construyeron entre los años 30 y mediados de los 50, utilizaron
patrones de diseño moderno o mantuvieron diseños tradicionales de estilo francés,
buscando homologarse a las preexistencias de su localización. Estos edificios
permanecen en la actualidad y son parte central del carácter y la riqueza arquitectónica
del barrio, aspecto atractivo que ha sido determinante en su revitalización.

Entre los principales espacios culturales que surgen en estos años se encuentra el
caserón donde funcionaba la editorial Ercilla, en la calle Monjitas, cerca del Parque
Forestal. Esta editorial, fundada en 1933, creó un lugar de encuentro y difusión de los
escritores locales. Se dice que Ercilla llegó al grado de publicar un libro diario (Laborde,
2004).

43
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Otro aspecto relevante de la vida cultural urbana del sector durante los años 50 es el
surgimiento de las primeras ferias del libro como una nueva tradición. En estas ferias
los escritores, pintores y artesanos de la época compartían y ofrecían sus obras. Tal y
como lo describe Laborde, «quedó en la memoria colectiva, indeleble, ese origen en el
Parque Forestal y junto al río, las tardes de primavera cuando artesanos e
intelectuales, vecinos en idénticos y sencillos puestos de postes y paja, lograron un
contacto con el público que no tuvieran nunca antes» (Laborde, 2004: 179).

Figura 12. Calle Merced, años 50

Fuente: www.educarchile.cl

En los años 60, la inauguración de la sala La Comedia (1962) en la planta de un


edificio en la calle Merced (donde funciona desde entonces y hasta el día de hoy la
compañía de teatro Ictus) y la apertura del restaurante francés Les Assassins en 1965,
(que también continúa abierto hoy en día por los mismos dueños), comienzan a sumar
una oferta de ocio en el sector que refuerza el espíritu bohemio que tradicionalmente
se encontraba en el centro de la ciudad y que se alcanzó a situar en los alrededores
del barrio desde los años 40 (Merino, 1997). Entre esos espacios culturales que
rodeaban el barrio Bellas Artes-Lastarria destacó el café Miraflores, inaugurado en

44
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

1942 en la calle del mismo nombre, entre Merced y Monjitas. Allí confluyeron
intelectuales chilenos y españoles que llegaron huyendo de la Guerra Civil (Plath,
1997). Jorge Edwards recuerda que «esa generación de Juan Emar, Camilo Mori,
Acario Cotapos (…) aterrizó en Santiago en los primeros años de la segunda guerra» y
se juntaban frecuentemente en uno de «los lugares sagrados de la sociedad literaria
santiaguina (…) El café Miraflores (…) era un refugio de intelectuales españoles
emigrados y de artistas chilenos que habían tenido que abandonar su residencia en
Montparnasse» (Edwards, 1980). Otro punto de encuentro destacado en las
inmediaciones del área de estudio fue la Posada del Corregidor (en la calle
Esmeralda), que se convirtió durante los años 40 en un célebre centro de la vida
bohemia santiaguina. En esta casona antigua se generó un espacio para difundir
actividades artísticas. El lugar contaba con bar y salón de baile, donde había cantoras
que tocaban guitarra y cantaban cuecas y tonadas de campo. Permanecía abierto toda
la noche hasta la madrugada. Pablo Neruda, Guzmán Cruchaga, Alberto Rojas y
Tomás Lago son algunos de los intelectuales que frecuentaron con asiduidad la
Posada (Laborde, 2004).

En los 70, un hito central que marca el destino del barrio es la construcción del edificio
conocido actualmente como Diego Portales. En marzo de 1971 en la reunión de la
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)
celebrada en Ginebra, se decidió que el siguiente encuentro, fijado para abril de 1972,
sería en nuestro país, sin embargo en Chile no existía ningún edificio capaz de
albergar un evento multitudinario como éste. Frente a la premura del evento, el
gobierno de Salvador Allende decide utilizar un edificio de vivienda de 24 pisos que la
Corporación de Mejoramiento Urbano (Cormu) ya había comenzado a construir a un
costado de la Alameda, reutilizándolo como oficinas y agregándole en la base una
placa para la construcción de los salones en los que se realizarían las sesiones de la
Conferencia.

45
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 13. Vistas del edificio Diego Portales desde el barrio Lastarria

Fuente: elaboración propia. Año 2007.

Figura 14. Conexión edificio Diego Portales, barrio Lastarria y torres San Borja. 1973

Fuente: Instituto Geográfico Militar

46
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

El edificio, si bien rompía fuertemente con la escala del sector y cambiaba totalmente la
estructura del barrio, estaba pensado como un recinto abierto que permitiría el cruce
entre la Alameda y el barrio Lastarria y estaba previsto que después de la Conferencia
potenciara las actividades culturales del barrio, transformándose en el Centro cultural
Gabriela Mistral, en el que funcionaron diversas actividades artísticas y un comedor
popular al cual acudían tanto ciudadanos de bajos recursos como estudiantes de la
Universidad Católica o de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile
(ambas se ubican a unos metros de distancia del Diego Portales, cruzando al lado sur
de la Alameda).

Después del Golpe Militar, con la Moneda destruida, el gobierno se trasladó al edificio y
cerró sus plazas y accesos, provocando una incomunicación entre el sector de
Lastarria y la Alameda. La Junta Militar le dio el nuevo nombre que continúa teniendo
hoy: Diego Portales. Aunque en 1981 el gobierno militar se trasladó definitivamente al
Palacio de la Moneda, la Junta continuó funcionando allí hasta 1990. Desde entonces
sirvió como sede del Ministerio de Defensa, utilizando sus salones para diferentes
reuniones y eventos.

En 1977 se inaugura la estación de metro Universidad Católica, como parte de la


primera extensión de la línea 1, entre La Moneda y Salvador, determinando parte
importante de la conectividad que tiene el sector de Lastarria y que es un aspecto
reconocido en la actualidad.

En la década de los 80, se producen emprendimientos privados importantes para la


configuración del barrio, que lo consolidan como un sector con diversa oferta cultural.
En 1981 se conforma, por iniciativa de los empresarios y coleccionistas Yaconi y Santa
Cruz, la Plaza Mulato Gil en torno a la antigua casa colonial del homónimo pintor (que
vivió entre 1785 y 1841), donde instalan un museo arqueológico y arriendan los locales
de las casas que bordean la plaza, transformándose en restaurantes y librerías. Por
otra parte, se inauguran dos cines: el Cine Arte Normandie (en el local que hoy ocupa
el Centro Cultural Cine Arte Alameda) y El Biógrafo, en la calle Lastarria. También
aparece la librería El Cid (1986), en la vereda sur de Merced, entre José Miguel de la

47
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Barra y José Victorino Lastarria, local que diez años después cambiaría su locación a
la vereda norte, lugar donde permanece actualmente.

Comienza así a resurgir cierta vida bohemia y cultural en el barrio Lastarria, que
anteriormente se gestaba en el centro de Santiago pero que se había apagado con la
dictadura, los toques de queda y el progresivo abandono del área fundacional de la
ciudad. Surgieron el Café El Biógrafo, junto al cine del mismo nombre, y el Café La
Pérgola, en la Plaza Mulato Gil. Como relata Manuel Peña en su libro Los cafés
literarios en Chile, ambos se transformarían en lugar de encuentro de jóvenes
escritores, poetas y pintores (Peña, 2001).

Durante el retorno a la democracia, en la década de los 90, este movimiento es aún


muy poco extendido y se mantiene de forma marginal, ligado principalmente al mundo
artístico, literario y político, rememorando las antiguas tertulias y cafés literarios. Este
incipiente carácter del sector, junto con los atributos arquitectónicos, de localización, de
áreas verdes y de equipamiento cultural que conforman el barrio y que hemos
sistematizado en este capítulo, sienta las bases para la futura masificación de cafés,
librerías, tiendas y restaurantes que encontramos hoy en el área. Todo esto conforma
gran parte del atractivo que el sector presenta para nuevos residentes y que, en
conjunto, constituyen un fenómeno de revitalización que se analiza durante el
desarrollo de esta tesis.

48
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

4_MARCO CONCEPTUAL

GENTRIFICACIÓN

Evolución del concepto

Como ya es sabido, la palabra gentrificación es un neologismo adoptado del término


inglés gentrification, derivado de gentry, que en inglés se define como people of good
social position (es decir, «gente con una buena posición social»), según el Oxford
English Dictionary. El vocablo inglés gentry proviene, a su vez, de dos vocablos del
francés clásico, genterie y gentil, cuyo significado se puede traducir como «bien
nacido» o, según la traducción del mismo diccionario de Oxford, high-born noble (algo
así como «noble de alta cuna»).

En castellano, el concepto gentry ha sido traducido como «burgués» o «aristócrata»


pero ambas palabras tienen connotaciones específicas que escapan a la utilización
anglosajona del término, por lo que, si bien ha habido intentos por acuñar un término
español que defina el proceso urbano al cual hace referencia el término gentrification,
como son «aburguesamiento», «aristocratización» o «elitización residencial» (García,

49
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

2001), actualmente existe un amplio consenso en la utilización de «gentrificación»


dentro de la comunidad académica que estudia los procesos urbanos.

El concepto gentrificación comenzó a utilizarse a mediados de la década del 60 7 para


denominar un nuevo fenómeno urbano que comenzaba a manifestarse en ciertas
ciudades del Reino Unido y Norteamérica. Desde entonces, y después de décadas del
predominio de la suburbanización y del declive de la ciudad interior que vivían las
ciudades anglosajonas, ciertos barrios centrales, depreciados durante la época industrial,
se vieron invadidos por personas de mayores ingresos, revitalizándose económicamente
y sufriendo importantes cambios físicos y funcionales. A partir de entonces, el estudio de
la gentrificación ha sido ampliamente desarrollado y se ha transformado en uno de los
temas centrales de los estudios urbanos de las últimas décadas, pese a que en términos
de escala, en comparación con los procesos de suburbanización, aún sigue siendo un
fenómeno puntual y bastante acotado (Hamnett, 1991).

El debate por establecer sus causas: tesis de la oferta versus tesis de la demanda

En un comienzo y durante largo tiempo, los estudios sobre gentrificación estuvieron


marcados por una fuerte discusión teórica e ideológica empeñada en explicar las
causas del proceso. Este debate estuvo liderado por dos académicos opositores, los
geógrafos David Ley y Neil Smith.

Ambos académicos representaron, en el debate inicial sobre las causas de la


gentrificación, dos posturas ideológicas contrapuestas que exceden la teorización
sobre este fenómeno particular y que representan dos formas de entender los
fenómenos sociales modernos. Ley representa una postura de corte más humanista y
liberal, donde se enfatiza el rol de la cultura y se entiende el consumo (en este caso de
vivienda) como parte de la preferencia y voluntad tanto individual como grupal. Smith
por su parte, representa la corriente marxista que acentúa el rol que juega el capital y
la producción en los procesos urbanos, por sobre las decisiones individuales de los
consumidores. De esta forma, mientras Ley se esfuerza por caracterizar los fenómenos

7
El término fue acuñado por la socióloga Ruth Glass, en su obra London: Aspects of Change, MacGibbon
& Kee, Londres, 1964.

50
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

sociales y culturales que explican la configuración de una demanda por viviendas


centrales y establece que son éstas las principales causantes de la gentrificación,
Smith se esfuerza por explicar las condiciones económicas que provocarían el interés
por invertir en las zonas centrales degradadas, y así generar una oferta residencial que
él establece como fundamental para la comprensión del fenómeno de la gentrificación.

Ley –quien desarrolla sus primeros trabajos en el tema basados en estudios sobre
Vancouver entre los años 1978 y 1981– plantea que la gentrificación deriva de la
reestructuración de procesos sociales, económicos y políticos más amplios e
interrelacionados entre sí. Plantea que la creciente terciarización y cuaternarización de
la mano de obra (donde las ocupaciones de servicio de «cuello blanco» sustituyen a
las ocupaciones productivas de «cuello azul»), habría generado un nuevo grupo de
actores: una clase media emergente con un nuevo estilo de vida caracterizado por
tener seguridad económica, exhibir cánones de buen gusto y tener patrones de
consumo abocados a la estética. Este énfasis en el consumo, para Ley, guía los
patrones de producción, planteando que «los valores del consumo, más que de la
producción, guían las decisiones de uso de suelo de la ciudad central» (Ley, 1978: 11).

Ley afirma que esta nueva clase emergente, vinculada a los centros de negocios y con
un estilo de vida específico, demanda vivienda en los centros urbanos, siendo ellos (los
gentrificadores o gentrifiers) el eje central del proceso. Bajo el concepto de que la
oferta seguirá a la demanda, David Ley otorga un papel secundario al mercado de
suelo y a la industria productora de la oferta residencial. Si bien reconoce que la
industria inmobiliaria vendría a estimular el proceso de gentrificación, éste se habría
originado por la interrelación de los cambios económicos, laborales y socioculturales de
la ciudad post-industrial.

A diferencia de este enfoque, conocido como «teoría de la demanda», Neil Smith


desarrolla su teoría desde el punto de vista de la oferta de vivienda, otorgándole mayor
protagonismo en el proceso a los agentes promotores (ya sean inmobiliarios,
financieros o gubernamentales) y a su razonamiento económico, que a los
consumidores y sus preferencias culturales.

51
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Smith desarrolla el concepto de rent gap (diferencia potencial que se puede obtener de
un uso más rentable del suelo) para explicar el proceso de gentrificación. Según este
enfoque, la degradación que afectó a los centros urbanos provocó la devaluación del
precio del suelo de estos sectores respecto a los suburbios, reestructurando la
gradiente clásica de las grandes ciudades donde los precios se organizaban de
manera decreciente desde el centro hacia la periferia. Esta reorganización espacial de
la estructura de precios incentivaría la reinversión en los sectores céntricos, donde los
agentes habrían comenzado a ofrecer viviendas rehabilitadas para los sectores
medios, provocando la gentrificación.

A esta tesis de la oferta y su concepto de rent gap, desarrollada por Smith, se le critica
principalmente la generalización que hace del fenómeno y su incapacidad para
reconocer las particularidades que puede presentar el proceso en diversas ciudades.
Ley, por ejemplo, demostró en sus estudios sobre las ciudades canadienses que la
gentrificación se podía producir en una etapa muy temprana de desvalorización de los
barrios, contradiciendo el planteamiento central de Smith sobre la importancia del factor
del cambio en la estructura decreciente de precios entre el centro y la periferia (Ley,
1987). Lo mismo ocurriría en Europa, donde ciertas ciudades que viven procesos de
gentrificación nunca habrían experimentado la desinversión en los centros a la escala
estadounidense que describe Smith, o en ciudades más jóvenes con menor pasado
industrial que no experimentan una alta obsolescencia funcional en sus áreas centrales.

De esta manera teóricos culturalistas, como Tim Butler, han criticado la visión
hegemónica estadounidense sobre los cambios urbanos, afirmando que estaría
afectando la comprensión del fenómeno en otras latitudes. «El concepto de
gentrificación se asocia a una serie de supuestos acerca de la naturaleza neoliberal del
mundo, que se originó en terrenos socioeconómicos urbanos de Norteamérica y
algunos lugares del mundo anglosajón. Estas suposiciones se han expandido
alrededor del mundo, ignorando las circunstancias locales (…) Esto ha provocado que
se considere que el concepto de gentrificación sólo hace verdadero sentido en el
mundo anglosajón y el capitalismo británico» (Butler, 2007: 162-163).

52
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Por otra parte, las principales críticas que se hacen a la tesis de la demanda, es que
centrándose en estudiar la conformación de una nueva clase media, su estilo de vida y
su interés por vivir en las áreas centrales, los académicos de la demanda desestiman
la importancia de los procesos económicos y los intereses de los organismos
promotores del fenómeno (ya sea instituciones financieras, desarrolladores
inmobiliarios, o gobiernos locales), otorgándole al consumidor una «supuesta
soberanía» sobre sus decisiones, que no sería tal (Smith, 1996).

En esta misma línea, Sharon Zukin, en su ya clásico estudio de la gentrificación del


SoHo neoyorquino plantea que «se presume que los iniciadores del mercado de lofts
fueron sus primeros habitantes: artistas y aventureros arriesgados, considerándolos
“pioneros del salvajismo urbano”. Esta caracterización cree que el mercado fue creado
por las fuerzas “autónomas” de la oferta y la demanda, sin intervención estatal. Lo que
camufla los verdaderos factores que están detrás del desarrollo inmobiliario» (Zukin,
1982: 17). «Alabar la expansión del loft living como algo espontáneo es aceptar la
visión del mundo de los desarrolladores inmobiliarios e ignorar la intervención de los
bancos y del estado» (Zukin, 1982: 3).

Zukin, si bien realiza un análisis del proceso que se sitúa desde el materialismo
histórico, analiza el interjuego entre la oferta y la demanda, obteniendo un complejo
acercamiento al fenómeno. Plantea que, en el caso del SoHo, el proceso se divide en
dos etapas:

La primera, se inicia con el establecimiento de una nueva oferta de espacio vacante


−tras el declive de los pequeños negocios manufactureros que ocuparon los lofts en el
siglo XX y la migración de las industrias hacia nuevas plantas en la periferia− la cual, al
incrementarse, habría permitido la llegada de nuevos arrendatarios (principalmente
artistas buscando espacios amplios para vivir y lugares de trabajo por una renta baja).
Tras esto, subieron los precios de arriendo, por lo que los dueños comenzaron a
promocionar los «lofts para artistas», generando un mercado menor motivado por la
búsqueda de usos alternativos para los lofts vacíos o subutilizados.

En una segunda etapa se desarrollaría una demanda desde personas de clase media que
no tenían conexión con el arte, lo que fomentó que los propietarios incrementaran la oferta

53
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

de la misma manera en que estaba operando el mercado convencional de vivienda basado


en la nueva construcción, entrando ya en juego los agentes inmobiliarios, los intereses
bancarios y el Estado, como un importante promotor del proceso.

De esta manera, Zukin al igual que Smith, otorga mayor peso al establecimiento de una
oferta, como motor del proceso, más que a la generación de una demanda, pero
reconoce que «el liderazgo de Nueva York en el proceso se debe en parte, a su gran
cantidad de edificios manufactureros del siglo XIX en áreas centrales y cercanas a la
costa. Sin embargo, la mera presencia de esta estructura física no es suficiente para
explicar el desarrollo del uso residencial de estos lofts, o porqué se extendió en ese
momento en particular». Plantea que el crecimiento del mercado de los lofts de
vivienda, así como el crecimiento de cualquier producto moderno de mercado en un
período de producción masiva, requiere tres condiciones:
1_ Disponibilidad del producto, o medios para producirlo
2_ Aceptabilidad del producto por parte de los consumidores objetivos
3_ Accesibilidad del modelo que promociona el uso del producto

Con esto, Zukin considera que la demanda no es en un principio la generadora de la oferta


(como plantea Ley), pero establece que «el punto importante es que estos factores, así
como los commodities creados por su interacción, son producidos socialmente y reflejan
las relaciones sociales y los valores culturales de un tiempo y un lugar particular» (Zukin,
1982: 4), otorgándole también importancia a los aspectos culturales del proceso. Para ella,
la aceptabilidad del producto, es decir, la demanda (requerimiento 2), «tiene relación con el
cambio en el estatus del arte, una conciencia ecológica que promueve la reutilización y una
expansiva tendencia a la preservación histórica» y aún más lejos, afirma que «la oferta de
lofts no generó la demanda para el loft living, la demanda fue una respuesta a otros
cambios sociales y culturales» (Zukin, 1982: 4).

El trabajo de Zukin muestra una visión amplia del fenómeno, capaz de integrar las
explicaciones del rent gap y clarificar todas las influencias que tuvo el mercado
inmobiliario, el estado e incluso la prensa (especialmente el diario New York Times) en
el proceso, planteando una visión crítica del fenómeno y desmintiendo la imagen de
que la renovación del SoHo es un proceso espontáneo movilizado por la demanda de
los artistas. Pero al mismo tiempo, explorar aspectos socioculturales que influyen en el

54
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

proceso como son los cambios estéticos que motivarían el interés por vivir en espacios
antiguos, el cambio en el estatus del arte y los artistas neoyorquinos, y el creciente rol
de la producción cultural dentro del mercado capitalista.

El debate inicial que se ha revisado hasta aquí sobre las causas de la gentrificación, en
el que se enfrentan el enfoque de la oferta versus la demanda, basado en una
dicotómica acentuación de la economía versus la cultura, y/o la producción versus el
consumo, se convirtió en una de las constantes más potentes en la literatura de
gentrificación hasta entrados los años 80 (Lees, 2000). A partir de entonces, si bien se
comenzaron a establecer ciertos consensos en cuanto a la integración de ambas causas
para explicar la generación del fenómeno (como se observa en el trabajo de Zukin, 1982)
la dicotomía en las perspectivas siguió presente, condicionando los enfoques y
metodologías en los estudios de caso, lo que se convierte, como se verá a continuación,
en una diversa valoración de los efectos y de las consecuencias del proceso.

La distinta valoración de sus efectos: ciudad emancipadora versus ciudad revanchista

La visión culturalista del proceso de gentrificación −más atenta a los cambios sociales
producidos por la reestructuración económica de la era postindustrial y a los cambios
que esto generó en las preferencias de los consumidores de vivienda− ha puesto
énfasis en sus estudios en la descripción de esta nueva clase media y sus estilos de
vida, perfilando al inmigrante de las áreas centrales.

Según este enfoque, en el que se distinguen David Ley, Tim Butler y Jon Caulfield,
entre otros, «uno de los aspectos destacados de esta “nueva” clase media es su
habilidad para explotar el potencial emancipador de la ciudad interior y para crear una
nueva fracción de clase urbana culturalmente sofisticada y menos conservadora que la
“antigua” clase media» (Lees, 2000: 396).

La gentrificación es considerada una manifestación espacial de los nuevos valores


culturales, entre los que destacaría la tolerancia a la diversidad. De este modo, estos
autores rescatan la visión de la ciudad como un espacio liberador y emancipador, por
sobre la restrictiva homogeneidad y hegemonía de un estilo de vida conservador
existente en los suburbios.

55
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Caulfield, quien es el principal teórico que habla explícitamente de esta tesis, considera
la gentrificación como una práctica social emancipadora ya que representa los
esfuerzos que hacen los seres humanos para resistir los patrones dominantes e
institucionalizados, y plantea que el centro de la ciudad es un lugar emancipador ya
que en él los habitantes encuentran diferencia y diversidad, permitiendo la libre
expresión de grupos tradicionalmente marginados como gays, lesbianas o mujeres
solas (Lees, 2000).

Debido a esto, los estudios de gentrificación que enfatizan los aspectos culturales de
los gentrificadores, han explorado las relaciones entre género, sexualidad y
gentrificación, abordando los vínculos entre la construcción de identidad personal y el
espacio en que habitan los individuos. En este sentido, Butler plantea que «en un
contexto donde la estructura de clases ya no hace mucho por definir qué les hace
sentido a las personas y a sus vidas, dónde vivir ha incrementado su importancia en la
construcción de identidad de los individuos (...) Las personas se sienten obligadas a
expresar quiénes son mediante el lugar en el que viven y mediante la gente con
quienes comparten su barrio» (Butler, 2007: 163).

En la literatura que trata sobre la gentrificación gay se ha mostrado el interés de los


homosexuales por concentrarse espacialmente y su activa participación en la
conformación de una identidad de barrio. En los estudios que tratan sobre el rol de la
mujer en la gentrificación, se abordan los cambios en su posición laboral, su
independencia económica y su diferenciación de roles más allá del doméstico y cómo
estos cambios influyen en su interés por habitar áreas centrales (Lees, 2000).

Las principales críticas a la visión emancipadora vienen de estudios empíricos que han
demostrado que en grandes ciudades como Londres y Nueva York, donde existe gran
diferencia étnica y cultural, el contacto de los gentrificadores y las personas
radicalmente distintas puede ser bastante complejo. Además, distintos autores (como
Young, Merry y Zukin) discuten la tesis emancipatoria planteando que los
gentrificadores son más bien gente indiferente y apática, por lo que el anonimato de la
vida urbana se percibe como algo amenazador, provocando una ansiedad que, según
Zukin (2005), promovería la creación de las policías privadas y la generación de
comunidades enrejadas (en Lees, 2000: 393).

56
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Frente a esta visión de la gentrificación de los centros urbanos, como un renacer de la


«ciudad emancipadora» existe el enfoque de «la ciudad revanchista» desarrollado
principalmente por Neil Smith en su libro The New Urban Frontier. Gentrification and
the revanchist city (1996). En él, Smith rescata el concepto de revanchismo de la
Francia del siglo XIX (donde un grupo de clase media nacionalista, opuestos a la clase
trabajadora, intentaban tomar revancha sobre los pobres que habían ocupado París)
planteando que «la gentrificación es una especie de revancha espacializada contra las
minorías étnicas y los pobres que se habían tomado la ciudad interior» (Lees, 2000:
399). De esta forma, a diferencia de la tesis de la ciudad emancipadora, la tesis de la
ciudad revanchista considera los privilegios que poseen las preferencias de la exitosa
clase media por sobre los deseos de las otras fracciones de clase que habitan los
espacios antes de ser gentrificados. Su interés no son las prácticas sociales de las
clases medias sino el efecto de éstas sobre los grupos marginados, las desigualdades
e injusticias asociadas al proceso de gentrificación y al desplazamiento de los antiguos
residentes. «La ciudad interior para Smith no es un espacio emancipatorio sino una
zona de combate donde el capital personificado por los gentrificadores de clase media
lucha cuadra por cuadra, casa por casa, para tomarse la ciudad» (Lees, 2000: 399).

Para Smith, la tesis de la ciudad emancipadora no considera el hecho de que los


grupos anti-gentrificación, a menudo compuestos por gente trabajadora y/o minorías
étnicas, no siempre comparten los mismos deseos que los gentrificadores y que, por lo
tanto, el sueño de la tolerancia e igualdad que traería la gentrificación se cumple sólo
para algunos, no aceptando que todos los valores merecen la misma protección
(Smith, 1996).

En su tesis de la «ciudad revanchista» Smith plantea que la gentrificación es una


«nueva frontera urbana». Haciendo un símil entre lo que fue la conquista del oeste en
EEUU y la posterior expansión urbana y el imaginario de frontera entre el mundo
civilizado y el «salvaje» que acompaña esos procesos, declara que «hoy en día el
vínculo entre la expansión económica y geográfica continúa existiendo, potenciando el
imaginario de la frontera, pero la forma de ese vínculo es bastante diferente. La actual
expansión económica ya no toma lugar puramente mediante una expansión geográfica
absoluta sino que involucra diferenciaciones internas en los espacios que ya han sido

57
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

desarrollados (…) Al igual que en el oeste en el siglo XIX, la construcción de una nueva
frontera urbana de fin de siglo es una estrategia político-geográfica de la reconquista
económica” (Smith, 1996: XVI-XVII). De esta manera plantea que, al igual como se
reconocía la existencia de los nativos americanos, pero se les incluía dentro del paisaje
salvaje, el imaginario contemporáneo de la frontera urbana trata a la población existente
en los centros urbanos como un elemento natural de ese entorno físico. Y criticando
duramente a las tesis culturalistas, afirma que el término «pionero urbano» para referirse
a los primeros gentrificadores es arrogante, ya que sugiere una ciudad que no está
socialmente habitada. Igual que los nativos americanos, la clase obrera urbana se vería
como algo por debajo de lo social, una parte del medioambiente físico (Smith, 1996).

Como hemos visto hasta ahora, el libro citado de Smith mantiene un enfoque marxista y
crítico frente a los procesos de gentrificación. Sin embargo también explora ciertos
asuntos que en el pasado le significaron críticas de sus detractores por no darles
importancia. En este sentido, si bien mantiene sus concepciones originales sobre la
importancia de las fuerzas del capitalismo y el rent gap en los procesos de gentrificación,
reconoce que tanto la producción como el consumo están mutuamente implicados en el
fenómeno. Plantea que «estas hipótesis convencionales (el enfoque culturalista y
económico) no son en absoluto mutuamente excluyentes. A menudo son invocadas
conjuntamente y comparten en un sentido vital una perspectiva común: un énfasis en las
preferencias del consumidor y las restricciones 8 dentro de las cuales estas preferencias
son implementadas». La gentrificación es entonces explicada como «el resultado de una
alteración de las preferencias y/o un cambio en las restricciones que determinan cuáles
preferencias pueden ser o no implementadas» (Smith, 1996: 52).

Este matiz en la definición del concepto, si bien puede ser sutil, abre la puerta a otros
enfoques, al reconocer que en los procesos de gentrificación influyen tanto las
transformaciones en las pautas de consumo, como las fuerzas promotoras
(económicas, normativas, etc) que incentivan o permiten el proceso. Pero insiste en
que no se debe ser ingenuo al pensar que las preferencias de consumo pueden
realizarse con absoluta soberanía, ya que éstas pueden expresarse cuando no existen,
o se levantan las restricciones que impiden la realización de los deseos de cierto grupo

8
Constraints en el original (restricción, coacción, limitación, fuerza), Oxford Dictionary.

58
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

consumidor. En este sentido, el trabajo de Smith continúa poniendo énfasis en cómo


tanto las estrategias del capital como las políticas urbanas han levantado las
restricciones que impedían o desincentivaban el uso de las zonas centrales por parte
de la clase media, y cómo los cambios en esta estrategia, más que un nuevo deseo de
las personas por habitar los centros, condicionan el proceso.

Las principales críticas a este enfoque de Smith se basan nuevamente en sus


generalizaciones, planteando que los efectos del proceso de gentrificación varían de un
caso a otro y que no se pueden asumir los desplazamientos violentos y
confrontacionales que él identifica en las ciudades estadounidenses, como
consecuencias necesarias del fenómeno de gentrificación. Como argumenta Butler
(2007) siguiendo a Clark (2005), los efectos del proceso pueden ser más benignos,
especialmente en países europeos, y más aún escandinavos, en los cuales, debido a la
naturaleza inclusiva de sus gobiernos y regímenes de bienestar, incluso se promueve el
proceso de gentrificación como parte de una agenda de «inclusión social» (Butler, 2007).

Pero las diferencias y matices en las consecuencias del proceso de gentrificación, no


sólo estarían vinculadas a los distintos casos de estudio y ciudades analizadas. Lance
Freeman en su libro There goes the ‘Hood (2005), ofrece una visión más matizada
sobre los efectos que la gentrificación de barrios negros, tendría también en Nueva
York. A través de entrevistas a los residentes de dos barrios predominantemente
negros (Harlem y Clinton Hill en Brooklyn) que están en proceso de gentrificación
incorporando a clases medias blancas, Freeman intenta responder cómo son
realmente afectados los antiguos residentes y cuál es su percepción del proceso de
transición que están experimentando. Lo que plantea Freeman tras su estudio es que
los antiguos residentes no siempre reaccionan violentamente ante los nuevos
habitantes, como Smith nos puede hacer creer, sino que hay una dualidad en las
percepciones. Por un lado, hay quienes pueden ser más receptivos y optimistas frente
a la llegada del comercio, las comodidades y servicios que atraen los nuevos vecinos y
frente a la posibilidad de lograr una movilidad ascendente en la escala social, sin tener
que escapar hacia los suburbios predominantemente blancos. La incorporación de
blancos en sus barrios, sería vista por este grupo de residentes como una luz frente a
la delincuencia, a la falta de oportunidades, y al sentimiento de abandono por parte de

59
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

las autoridades. Por otra parte, existen residentes que ven las mejoras tras la llegada
de los blancos con temor, rencor y desconfianza, percibiéndolas como evidentes
resultados de una colaboración activa entre los funcionarios públicos, los intereses
comerciales y los nuevos habitantes, y por tanto, como una prueba más de la falta de
consideración que las autoridades tienen hacia los negros de bajos ingresos (Freeman,
2005).

Como plantea Lees (2000) las diferentes valoraciones de los efectos de la


gentrificación responden entonces a distintos factores:

a_ El caso de estudio
b_ La temporalidad y escala de los procesos
c_ La metodología de análisis

a_ Como un primer factor para entender las diferentes visiones sobre la gentrificación
existente entre los académicos que lo consideran un proceso emancipador y aquellos
que lo plantean como una revancha, Lees afirma que se deben considerar las
diferencias inherentes al lugar al cual hacen referencia los estudios. En la misma línea
de Butler (2007) quien plantea que no se pueden generalizar los efectos de la ciudad
estadounidense sobre las ciudades europeas, Lees (2000) plantea que la diferencia
entre la visión distopiana de Smith y la visión utopiana de Caulfield sobre los efectos
del proceso de gentrificación, se debe en parte a sus respectivos lugares de
investigación: la ciudad benigna canadiense en el caso de Caulfield versus la ciudad
combativa y peligrosa de los Estados Unidos en el caso de Smith. Por esto, no se
deben interpretar los efectos tanto positivos como negativos presentes en un caso de
estudio como elementos generalizables del proceso, y se requiere considerar
elementos contextuales del caso de referencia como son: la escala de la ciudad, su
posición en la jerarquía de las ciudades, su composición étnica y racial, su estructura
de empleo, etc.

b_ Por otra parte, Lees plantea que es fundamental considerar la temporalidad de los
procesos de gentrificación, ya que es muy distinta la gentrificación de los años 60-70
de la gentrificación post recesión de los años 90 a la cual se refiere Smith en su tesis
de la ciudad revanchista. La creciente participación del estado en los procesos de

60
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

gentrificación, la gentrificación de lugares ya gentrificados durante décadas anteriores


(a lo que Lees llama «supergentrificación») con la llegada, ya no de «pioneros
urbanos» de una clase media emergente, vinculados a estilos de vida marginales o
alternativos, sino que cada vez más asociado a altos cargos ejecutivos vinculados a los
servicios (lo que Lees denomina financifiers) marcan el proceso actual y traerían
consigo distintos impactos que los producidos por la gentrificación temprana.

c_ El tercer factor para comprender esta diferencia, y el que Lees considera uno de los
elementos fundamentales y menos discutidos, es la metodología utilizada en los distintos
estudios. Como ejemplo compara los estudios de gentrificación realizados por Smith y
Butler quienes teniendo marcos metodológicos distintos, llegarían a conclusiones
diferentes. Butler realiza una exploración intersubjetiva intentando responder la pregunta:
¿hay algún aspecto distintivo de la clase media por la que se pudiesen explicar sus
razones para elegir vivir ahí? Su método consiste en entrevistas en profundidad y
análisis de la constitución de clase media mediante la correlación entre ser social y
conciencia social, donde el estilo de vida y la subjetividad son muy importantes.

En Smith, en cambio, se pone énfasis en los estudios cuantitativos y los mapas de precio
inmobiliario, así como en la recolección de datos sobre la resistencia local a la gentrificación,
método que muestra una imagen de lucha de clases mucho más contrastada.

Esto es muy importante para entender el aporte del análisis de Freeman, ya que si bien
estudia lugares similares a los de Smith, en forma contemporánea, y también se
preocupa de analizar los efectos que tendría el proceso sobre los antiguos residentes
(más que analizar los intereses de los nuevos habitantes), su enfoque metodológico
cualitativo con técnicas de entrevista en profundidad le permite llegar a conclusiones
más matizadas del proceso, comprendiendo la dualidad que existe en la percepción de
los residentes tradicionales del barrio en transición.

Por estas razones, Lees plantea que los estudios de gentrificación requieren evaluar
tanto sus teorías como sus métodos ya que ambos influyen en su manera de
comprender los fenómenos, y plantea, siguiendo a Ley, que se debe avanzar en el
estudio de la «geografía de la gentrificación», es decir, en la realización de estudios
comparativos que, analizando las diferencias de contexto pertenecientes a las

61
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

particularidades de cada caso de estudio, nos permitan encontrar elementos comunes


del fenómeno (Lees, 2000).

Las múltiples definiciones del concepto

Desde los inicios del desarrollo conceptual de la gentrificación en la década del 60,
donde se intentaron crear generalizaciones basadas principalmente en sus causas, la
proliferación de estudios sobre gentrificación en diversas ciudades del mundo ha
generado diversos estudios de caso centrados en las particularidades que puede
adquirir el fenómeno de acuerdo al contexto en el que se desarrolle.

El estudio casuístico, si bien ha permitido demostrar que los factores que Ley y Smith
planteaban inicialmente como causantes del proceso se conjugan de manera diversa y
adquieren relevancia relativa según el caso específico de análisis, también ha
generado una enorme diversidad de estudios realizados con variadas metodologías,
que hace que los resultados sean poco comparables y las experiencias no sólo
enriquezcan la comprensión del fenómeno, sino también lo diversifiquen a tal nivel que
el concepto se ha transformado en algo caótico y poco funcional (Ley, 1986).

Si revisamos las definiciones del término, nos encontramos que hay consenso en que
la gentrificación es principalmente un proceso que implica un cambio social ascendente
de los habitantes de un barrio, pero que al igual como se comprende el fenómeno de
manera disímil según sus causas y se valora de manera diferente según sus efectos,
se le establecen características distintas o se consideran diversos elementos
−presentes en algunos casos y ausentes en otros− como requisitos previos necesarios
para su existencia.

«Gentrificación es el proceso mediante el cual barrios pobres y de clase


trabajadora de la ciudad interior son reformados mediante el influjo de capital
privado y de la llegada de arrendatarios y compradores de clase media; estos
barrios habían experimentado previamente una desinversión y un éxodo de la
clase media» (Smith, 1996: 30).

62
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

«La gentrificación es simultáneamente un fenómeno físico, económico, social


y cultural, que implica, por lo general, la invasión de grupos de clase media o
de ingresos mayores en barrios previamente obreros o áreas degradadas con
múltiples ocupaciones, y el reemplazo o desplazamiento de muchos de sus
ocupantes originales» (Hamnett, 1984).

«Gentrificación es un proceso que implica un cambio en la población usuaria


de un terreno en el que los nuevos usuarios tienen un estatus
socioeconómico mayor que los anteriores; esto se acompaña de un cambio
en el medioambiente de la construcción, mediante una reinversión en capital
fijo. Cuanto mayor sea la diferencia en el estatus socioeconómico, más
perceptible será el proceso, sobre todo porque cuanto más poderosos sean
los nuevos usuarios, más marcado será el cambio concomitante en el
medioambiente de la construcción. No importa dónde, no importa cuándo.
Cualquier proceso de cambio que concuerde con esta descripción es, a mi
entender, gentrificación» (Clark, 2005 en Butler, 2007: 166).

«La gentrificación se caracteriza normalmente por la ocupación de los centros


de las ciudades por una parte de la clase media de elevados ingresos que
desplazan a los habitantes de clase baja que vivían en el centro urbano»
(Sargatal, 2000).

De esta manera vemos que en ciertos casos se considera que sólo se produce
gentrificación cuando existe una invasión de grupos de mayores ingresos a barrios
obreros o industriales, mientras otros autores lo caracterizan como un proceso de
revitalización de antiguas áreas aristocráticas en decadencia, vinculándolo con una
concepción cíclica de los barrios.

De la misma manera, algunos establecen que esta invasión necesariamente se traduce


en un desplazamiento de los antiguos habitantes del barrio gentrificado, mientras otros
autores, como Butler (2007) y Freeman (2005) lo consideran una consecuencia posible
pero no necesaria del proceso.

El término se acuñó (y así ha sido mayoritariamente utilizado) para designar un


fenómeno que ocurre en áreas centrales pero hay autores que, centrándose en el alza
del precio de suelo y la relocalización de sectores de mayores ingresos, utilizan

63
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

también el término para denominar procesos ocurridos en la periferia de las ciudades o


incluso en áreas rurales (Clark, 2005 en Butler, 2007)

Nos encontramos de esta forma con un término confuso construido de forma inductiva,
al que se le asocian diversas cualidades de acuerdo a los casos que se utilicen como
referencia, dificultando su aplicación.

Con el fin de sistematizar el conjunto de reflexiones teóricas que se han hecho sobre la
gentrificación, se realizó el siguiente cuadro, en el que se resumen las diversas aristas
que ha adquirido el término.

Estas variables guían este estudio y serán analizadas paso a paso en el capítulo
siguiente, por lo que se ha incorporado en el cuadro la metodología con que fueron
exploradas, con el fin de comprobar si están o no presentes en el área de estudio.

64
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Cuadro 03. Resumen de aspectos presentes en el concepto de gentrificación

ASPECTOS  DEFINICIÓN  METODOLOGÍA 


RESPECTO A LAS CARACTERÍSTICAS FUNDACIONALES Y EL DEVENIR HISTÓRICO DEL TERRITORIO 

 Ciertas investigaciones han definido los barrios gentrificados  ‐ Descripción del área de 
A  BARRIO OBRERO  como sectores originalmente obreros y ven esta condición  estudio, sus características 
como aspecto necesario del proceso.  históricas y desarrollo 

 Otros estudios plantean que, además de barrios que fueron 
‐ Descripción del área de 
considerados originalmente para las clases trabajadoras, 
B  BARRIO ARISTOCRÁTICO EN DECADENCIA estudio, sus características 
pueden ser barrios aristocráticos reocupados por sectores de 
históricas y desarrollo 
menores ingresos. 

RESPECTO A SU LOCALIZACIÓN 

‐ Descripción del área de 
estudio y su localización en la 
 La mayoría de las teorías la considera como característica  ciudad 
A  ÁREAS URBANAS CENTRALES DEPRECIADAS 
necesaria para definir un proceso como gentrificación.  ‐ Estudio de datos censales 
(para analizar su nivel de 
«depreciación») 

CUALQUIER ÁREA DEPRECIADA (central,    Se ha extendido el término a otros procesos en barrios que, si 
B  NO PROCEDE 
pericentral, periférica o incluso rural)  bien están consolidados y depreciados, no son centrales. 

65
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

ASPECTOS  DEFINICIÓN  METODOLOGÍA 


RESPECTO A SUS CAUSAS 

La cual puede gatillarse por diversos aspectos: 
 Demográficos: aumento de personas (baby boom) / aumento 
de hogares por reducción de tamaño de éstos  
‐ Análisis de datos censales 
   Económicos: aumento en los precios de vivienda de los 
GENERACIÓN DE UNA DEMANDA  ‐ Revisión de fuentes 
A   suburbios / aumento costos de traslado 
secundarias 
 Culturales: diversificación de estilos de vida / ethos pro‐urbano 
/ vida adulta / ocio / distinción de clase emergente asociada a 
los servicios 

La cual puede estar liderada por: 
 Agentes privados: rent‐gap (financieros, inmobiliarios o  ‐ Catastro (caracterización de 
  propietarios).  nueva oferta de vivienda e 
B   GENERACIÓN DE UNA OFERTA   Agentes públicos: con el fin de atraer inversión privada y  intervenciones estatales) 
recuperar áreas. Puede ser por promoción de barrios,  ‐ Entrevista a expertos 
beneficios fiscales, rezonificación, inversión directa en mejoras,  (municipio, inmobiliarias) 
subsidios de rehabilitación. 

RESPECTO A SUS EFECTOS MATERIALES EN EL TERRITORIO 

 De carácter mayor (rehabilitación)  ‐ Catastro 
A  MEJORAS FÍSICAS   De carácter menor (acondicionamiento)  ‐ Encuestas 
 Mejoras en equipamiento y servicios.  ‐ Entrevistas 

 De industrial a residencial o comercial  ‐ Catastro 
B  CAMBIOS DE USO   Renovación dentro del mismo uso comercial: mayor oferta de  ‐ Encuestas 
ocio y comercio de mayor estándar  ‐ Entrevistas 

66
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

ASPECTOS  DEFINICIÓN  METODOLOGÍA 


RESPECTO A LOS NUEVOS OCUPANTES (Gentrifiers) 

A  CLASE MEDIA‐ALTA   Existen diversas conceptualizaciones sobre quienes representan 
el nuevo grupo de residentes del sector. 
B  CLASE MEDIA EMERGENTE   Si bien en un principio la teoría consideraba como gentrifiers 
sólo a aquellos sectores medios‐altos que se desplazaban hacia  ‐ Análisis de datos censales 
CLASE MEDIA (que se distingue más por su estilo  los centros, en la medida que se han incorporado aspectos  ‐ Encuestas 
C  culturales del fenómeno, se ha abierto la posibilidad de 
de vida que por su nivel de ingresos)  ‐ Entrevistas 
considerar a jóvenes, artistas, gays o inmigrantes, como grupos 
capaces de generar este tipo de renovación, sin necesariamente 
D  RENOVACIÓN ETÁREA DE RESIDENTES  tener un alto nivel de ingresos. 

RESPECTO A LOS CAMBIOS EN EL MERCADO RESIDENCIAL 

 Uno de los aspectos característicos dentro de los procesos de  ‐ Análisis de avisos de arriendo 
A  AUMENTO EN EL PRECIO   gentrificación, es el alza de los precios de la vivienda, dada la  ‐ Revisión de información 
revalorización del sector.  secundaria 

 En los estudios europeos y norteamericanos se hace referencia  ‐ Análisis de datos censales 

DE ALQUILER A PROPIEDAD  al cambio de tenencia de la vivienda como una característica del  ‐ Encuestas 
 
proceso.  ‐ Entrevistas 

RESPECTO A SUS EFECTOS EN LA POBLACIÓN EXISTENTE EN EL BARRIO 

‐ Análisis censal 
EXPULSIÓN DE ANTIGUOS RESIDENTES   Desplazamiento forzado (expulsión de arrendatarios) 
A  ‐ Encuestas 
DE MENORES INGRESOS   Desplazamiento no forzado (búsqueda de áreas más baratas) 
‐ Entrevistas 

B  POBLAMIENTO DE ÁREAS DESOCUPADAS   Reutilización de áreas industriales o portuarias  NO PROCEDE 

Fuente: Elaboración propia en base a revisión bibliográfica

67
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

I. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

Considerando los aspectos ya sistematizados en el cuadro, y siguiendo su mismo orden, en el


desarrollo de esta tesis se explorará:

Primero, si el área cumple con alguna de las condiciones que se establecen como requisitos para
que ocurra gentrificación respecto a las características fundacionales y el devenir histórico
del barrio. Esto es, si el barrio en términos generales sería susceptible de ser gentrificado.
Aunque con esto no estaríamos aclarando si sucede o no el fenómeno, en el caso particular de
este barrio resulta importante analizar sus características previas ya que muchas veces se
descarta a simple vista la posibilidad de que en el barrio Bellas Artes pueda estar ocurriendo un
proceso de gentrificación por considerarse un barrio aristocrático que no ha pasado por un
proceso de deterioro.

En segundo lugar, se analiza la localización del área de estudio y su relación con lo que
plantean los distintos enfoques de la gentrificación, rescatando su centralidad y la importancia de
este ámbito en los enfoques iniciales sobre el proceso.

En tercer lugar, se exploran elementos de las dos grandes conceptualizaciones tradicionales que
se centraron en las causas de la gentrificación . De esta manera, se analiza si en nuestra
capital ocurren los procesos socioeconómicos destacados por Ley para que exista gentrificación
y posteriormente se analiza, siguiendo a Smith, el papel que han cumplido los agentes públicos y
privados en el barrio.

En cuarto lugar, se analiza si existen efectos materiales en el territorio, es decir, si ocurre uno
de los elementos reconocidos por todos los teóricos de la gentrificación y que tiene relación con
las mejoras físicas ocurridas en el área.

En quinto lugar se describe si el barrio ha sido ocupado por nuevos residentes , y se intenta
caracterizarlos con el fin de establecer si el área ha sufrido un proceso de elevación de su nivel
socioeconómico, si los nuevos residentes representan un cambio etáreo o si se puede reconocer
en ellos factores socioculturales que los distinguen de los antiguos residentes.

En sexto lugar, se describen los efectos visibles en el mercado re sidencial del barrio , para
establecer si ocurre uno de los elementos centrales del proceso de gentrificación, que dice
relación con la subida del precio del suelo o las viviendas.

Finalmente se analizan los efectos que pudieran existir en la población del sector , con el fin
de confirmar si se ha producido expulsión de antiguos residentes. 

68
II. RESULTADOS
DE LA INVESTIGACIÓN
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

1_RESPECTO A LAS CARACTERÍSTICAS FUNDACIONALES


Y EL DEVENIR HISTÓRICO DEL TERRITORIO

Los teóricos de la gentrificación han definido los barrios gentrificados como barrios
originalmente obreros que son invadidos por clases superiores, o como antiguos
barrios aristocráticos que han entrado en decadencia y que comienzan un proceso de
recuperación por sectores de altos ingresos.

En el primer caso, el modelo hace referencia a las viviendas obreras situadas en áreas
centrales, cercanas a las industrias que, tras el debilitamiento de la producción
manufacturera, han quedado abandonadas y luego han sido recualificadas
gentrificándose. R. Glass describe así este proceso: «uno a uno, muchos de los barrios
obreros de Londres han sido invadidos por las clases medias. Míseros, modestos
pasajes y cottages –dos habitaciones en la planta alta y dos en la baja– han sido
adquiridos, una vez que sus contratos de arrendamiento han expirado, y se han
convertido en residencias elegantes y caras» (García Herrera, 2001).

En el segundo caso se hace referencia a antiguas viviendas aristocráticas que, siendo


abandonadas por sus habitantes originales de la élite, han entrado en un proceso de
tugurización, subdividiéndose y arrendándose. M. Pacione (1990) entrega un ejemplo

70
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

clásico de esta conceptualización al plantear un modelo esquematizado en tres pasos


sucesivos en el tiempo: a) un barrio céntrico experimenta pérdida de residentes a
medida que estos van formando familias y sus ingresos van en aumento; b) el barrio va
siendo ocupado por población cada vez de menores ingresos que viven en alquiler, se
experimenta un deterioro físico ya que ni los ocupantes ni los dueños cubren los costos
de mantenimiento de los edificios, se produce sobre-ocupación y se subdividen las
viviendas para ser alquiladas; y c) las clases medias vuelven a interesarse por vivir en
el centro, se reinvierte en el barrio, se desplaza a los antiguos ocupantes y se
experimenta una revitalización económica (Sargatal, 2000).

El caso de estudio no corresponde con ninguno de estos dos modelos ideales. Como
hemos visto en el capítulo de conformación histórica, se encontraría en una situación
intermedia. Nunca fue un barrio obrero y, si bien surgió como un barrio aristocrático,
nunca sufrió una obsolescencia tan grave como la descrita por Pacione, la que podría
asemejarse más bien a lo ocurrido en antiguas casonas ubicadas en el sector poniente
o sur del centro de Santiago.

Sin embargo, resulta importante destacar que si bien el área de estudio conservó su
carácter aristocrático en ciertas zonas (especialmente en el borde del Parque Forestal
y en algunos edificios específicos del interior), también tiene una composición social
mixta, derivada de la variedad de oferta que surgió con la primera densificación
ocurrida entre los años 30 y 60, durante la cual se construyeron gran cantidad de
departamentos de uno o dos ambientes.

Figura 15.

Nivel Socioeconómico de Población 1992

C2
E
D
C3
C2
C3
ABC1
ABC1
D E

Fuente: Elaboración propia, 2008

71
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Esta mixtura en el stock de vivienda permitió que el sector experimentara una


importante penetración de clases medias que utilizaron inicialmente los departamentos
más pequeños. A medida que estos nuevos ocupantes emigraron hacia viviendas más
grandes, éstas, tras una continua reutilización, se fueron deteriorando y fueron
ocupadas .por sectores de menores ingresos.

Paralelamente a este proceso, algunos residentes de clases superiores se mantuvieron


en la zona y decidieron no emigrar hacia el sector oriente, quedándose en los
departamentos más grandes o con mejor ubicación del barrio. Así, nos encontramos en
el año 1992 con un sector que posee sólo el 16,70% de población ABC1, que es
predominantemente C2 (47,76%), que casi un cuarto de su población corresponde a
C3 (24,43%) y más de un 10% corresponde al sector D (10,40%).

Si analizamos la distribución geográfica de los distintos grupos, nos encontramos que


en todas las manzanas existe mixtura de niveles socioeconómicos, por lo que no
podríamos establecer que existen sectores totalmente exclusivos o aristocráticos en el
barrio. Si bien en todas las manzanas existe una predominancia de los grupos C2, en
todas también encontramos población C3 e incluso D. De la misma forma, si bien
existe mayor concentración del grupo ABC1 en las manzanas que enfrentan
directamente al Parque Forestal y aquellas que se encuentran en el sector de Lastarria
alrededor de la calle Rosal, este grupo nunca alcanza a constituirse en mayoría, no
superando nunca el 26% de la manzana (ver Tabla 01, pág. 74).

72
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 16. PORCENTAJE DE POBLACIÓN D Figura 17. PORCENTAJE DE POBLACIÓN C3

50‐60  50‐60 
40‐50  40‐50 
30‐40  30‐40 
20‐30  20‐30 
10‐20  10‐20 
‐10  ‐10 

Fuente: Elaboración propia, 2008 Fuente: Elaboración propia, 2008

Figura 18. PORCENTAJE DE POBLACIÓN C2 Figura 19. PORCENTAJE DE POBLACIÓN ABC1

50‐60 
50‐60 
40‐50 
40‐50 
30‐40 
30‐40 
20‐30 
20‐30 
10‐20 
10‐20 
‐10 
‐10 

Fuente: Elaboración propia, 2008 Fuente: Elaboración propia, 2008

Esta mixtura social, fruto de la variabilidad en la oferta residencial, la encontramos


dentro de los mismos edificios (que, en gran parte, poseen departamentos desde un
ambiente hasta tres o cuatro dormitorios) o bien en la misma manzana, ya que en los
casos en que existen edificios de alto estándar en los que difícilmente pudo haber
penetración de sectores medios y bajos, la manzana igualmente presenta esa
diversidad porque estos edificios conviven con otros de menor categoría.

73
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Tabla 01. Porcentajes de grupos socioeconómicos por manzana y plano de identificación de manzanas

MAN E  D  C3  C2  ABC1 TOTAL


1  0,83 10,00 20,00  45,00  24,17 100
2  0,00 10,18 20,35  44,25  25,22 100
3  0,49 12,68 21,95  49,76  15,12 100
4  0,61 9,70 25,45  50,30  13,94 100
5  1,54 6,15 20,00  53,85  18,46 100
6  2,70 13,51 27,03  43,24  13,51 100
7  0,42 12,24 27,85  43,04  16,46 100
8  1,70 9,79 31,06  44,68  12,77 100
9  0,88 9,73 26,55  51,33  11,50 100
10  0,39 9,84 23,23  56,69  9,84 100
11  0,00 12,77 19,15  42,55  25,53 100
12  0,00 8,70 30,43  43,48  17,39 100
13  0,00 5,88 25,49  45,10  23,53 100
14  1,09 12,02 20,77  48,63  17,49 100
15  0,74 8,15 27,41  44,44  19,26 100
  0,72 10,40 24,43  47,76  16,70 100

Fuente: Elaboración propia, 2008

La variabilidad de oferta dentro de una misma manzana puede verse claramente en el


caso de las manzanas continuas al Parque Forestal, donde los edificios que enfrentan el
parque tienen un estándar mayor y han permanecido en mejor estado que los edificios de
sus espaldas, que dan a calle Monjitas, los cuales se encuentran más deteriorados y
tienen departamentos de menor tamaño. Esta diferenciación en el estándar norte y sur de
la manzana se da en los casos en que ambos lados son edificios independientes de una
misma construcción que está dividida en dos partes, con accesos diferenciados y
compartiendo estacionamientos y patios interiores, pero también se da en las
construcciones que son el mismo edificio con dos vistas opuestas (ver Figuras 20 y 21).

Además de su variada oferta de vivienda, el barrio Bellas Artes-Lastarria, si bien no ha


manifestado gran obsolescencia funcional manteniendo su carácter residencial, sí ha
9
sufrido cierto deterioro físico, el que se observa en la fachada de los edificios
. que aún
no han sido restaurados y en el interior de las viviendas (ver Figura 22)

9
Durante el desarrollo de esta tesis (abril 2007 - mayo 2008) se visitaron 17 departamentos que se
encontraban tanto en venta como en arriendo. Si bien no se establece como una metodología
estadísticamente representativa, se pudo comprobar a través de estas visitas, la existencia de un alto nivel
de deterioro en parte importante de ellas.

74
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

De esta manera, a pesar de que el barrio no posee un origen fundacional obrero ni es


un barrio aristocrático que se encuentra en absoluta decadencia, se considera que
siendo un barrio mixto socioeconómicamente y presentando cierto nivel de deterioro,
es susceptible de vivir un proceso de gentrificación.

Existen estudios de caso tanto en Canadá como en Europa, que han demostrado que
la gentrificación se puede producir en una etapa muy temprana de desvalorización de
los barrios, en sectores que nunca habrían experimentado la desinversión en los
centros a la escala estadounidense que describe Smith, o en ciudades más jóvenes
con menor pasado industrial que no experimentan una alta obsolescencia funcional en
sus áreas centrales (Ley, 1987). Lo que nos permite pensar que el barrio Bellas Artes
podría vivir un proceso de transformación similar, lo cual se intentará dilucidar en el
transcurso de esta investigación.
Figura 20. Fachada edificios al parque Figura 21. Fachada edificios a calle Monjitas

Fuente: Elaboración propia, 2007 Fuente: Elaboración propia, 2007

Figura 22. Edificio en calle Coronel Bueras, 168. Construido el año 1923.

Fuente: Pérez, Rojas, Undurraga, Wellman (Abril, 2008)

75
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

2_RESPECTO A SU LOCALIZACIÓN

Si bien la mayoría de los autores que han desarrollado el concepto de gentrificación lo


refieren a la revitalización socioeconómica de barrios centrales, el término se ha
utilizado con posterioridad para describir cualquier sector consolidado (ya sea periférico
o central) que es ocupado por sectores de mayores ingresos y que sufre un alza en el
precio del suelo (Clark, 2005 en Butler, 2007).

La utilización del término para describir procesos de áreas periféricas, si bien hace
referencia a factores económicos (invasión de usos con mayor capacidad de pago del
suelo), factores sociales (invasión de grupos con mejores ingresos) y factores físicos
(desarrollo de viviendas o infraestructura de mejor estándar) que conforman el
concepto, deja de lado un elemento central en la concepción de la teoría: el que se
refiere a un nuevo fenómeno urbano que, contrariamente al proceso de
suburbanización que se había desarrollado en la ciudad industrial, genera la
revitalización de áreas centrales depreciadas.

Este punto ha sido central en la discusión teórica y es considerada la tendencia más


llamativa del proceso. Algunos teóricos la consideran la característica principal de la
reestructuración de la metrópoli contemporánea y, por tanto, una de las expresiones
territoriales de la ciudad global. Tal como la suburbanización y el declive de la ciudad

76
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

interior constituyeron la principal etapa de la reestructuración urbana de las décadas de


1950 y 1960, la gentrificación es planteada como la representante de la
reestructuración urbana actual e incluso se plantea que si continúa la presente
tendencia, la ciudad industrial y su modelo de suburbanización pueden aparecer en el
futuro como un intermedio temporal hacia un patrón más persistente históricamente,
que es la segregación de altos ingresos adyacente al corazón central (Hamnett, 1991).

Si bien en nuestro país estamos lejos de que los procesos de gentrificación de áreas
centrales se establezcan como patrones dominantes de asentamiento de las clases
medias y altas, resulta importante identificar y analizar los casos en los que esta
tendencia internacional se pueda presentar en nuestro país, ya que, al igual que ha
sucedido en otras partes del mundo, el fenómeno puede comenzar siendo algo muy
puntual y extenderse rápidamente.
Figura 23. Localización del área de estudio

Fuente: Elaboración propia, en base a imagen tomada de Google Earth, 2007


77
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Desde este punto de vista, la localización central del área de estudio adquiere gran
relevancia, ya que sitúa el proceso de revitalización que vive el barrio dentro de un
fenómeno mundial de revalorización de los centros, y que representa una de las
expresiones territoriales de la reestructuración económica de la ciudad postindustrial.

Si bien no se considera que la localización central de las áreas de referencia sea un


elemento necesario para poder utilizar el término de gentrificación y que éste puede
extenderse a sectores periféricos cuando se cumplen las condiciones ya señaladas,
resulta importante recalcar la característica central del área de estudio ya que, si bien
puede que los procesos que en ella se observan no sean tan determinantes en otros
aspectos, sí posee una de las características fundamentales de la concepción
tradicional del concepto como es la revalorización de un área central.

78
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

3_RESPECTO A LAS CAUSAS DE LA GENTRIFICACIÓN

ANÁLISIS DE LA DEMANDA RESIDENCIAL

Los académicos que destacan la importancia de la demanda dentro de los procesos de


gentrificación, como David Ley, consideran que ésta se debe principalmente a una
fuerte reestructuración social producto de la reestructuración económica. Sus estudios,
por tanto, ponen énfasis en los cambios en la estructura social y espacial del trabajo y
sus consecuencias en la composición familiar, el consumo, y la demanda residencial.
Desde este enfoque, «un entendimiento de la emergencia del paisaje urbano requiere
una comprensión prioritaria de la amplia gama de procesos de cambio en la sociedad
misma» (Ley, 1980: 240, en Hamnett, 1991).

Dentro de los factores analizados por Ley destacan, a nivel económico, el declive del rol
de la mano de obra no cualificada en los procesos de producción y la creciente
importancia de la tecnología en la fábrica, en la oficina y en la administración. Este
cambio, de una sociedad productora de bienes a una sociedad productora de servicios,
con un declive de la industria manufacturera y un aumento del trabajo de oficina, genera
una transformación en la fuerza de trabajo con un descenso de los trabajadores que Ley
denomina «de cuello azul» y un aumento de los trabajadores «de cuello blanco»,
especialmente en las ocupaciones profesionales, administrativas, directivas y técnicas.

79
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Ley sostiene que esta reestructuración ocupacional se acompaña de un aumento


general de los ingresos y una disminución del tamaño de los hogares, lo que habría
generado una clase emergente con patrones de consumo específico, que en el ámbito
residencial serían los grupos que presionan por localizaciones céntricas, gatillando el
nuevo patrón de localización característico de la gentrificación (Ley, 1986).

Si analizamos los factores socioeconómicos que Ley describe como detonantes de los
procesos de gentrificación, vemos que estos aspectos efectivamente se han
presentado en la ciudad de Santiago en el último período intercensal.

La reestructuración económica que vivió Chile en la década de los 80, generó una
reducción del sector industrial manufacturero, en pro de una creciente terciarización.
Este proceso fue significativamente más fuerte en Santiago, al localizarse en la capital
las casas matrices de las principales empresas, los más importantes centros de
servicios a la producción y los principales comercios (de Mattos, 2004).

En cuanto a la estructura socio-ocupacional del área metropolitana de Santiago, se


observa una significativa reducción del grupo obrero (de 27,8% a 20,8%), un
crecimiento de los trabajadores del sector comercio y servicios (de 11,2% a 13,8%) y
un incremento de 2,4 puntos porcentuales del segmento de trabajadores profesionales
que conforman el grupo socio-ocupacional (GOS) dirigentes. Estos últimos ampliaron
su distribución socio-territorial, lo que generó que entre el año 1992 y el 2002, el GOS
dirigentes (que en general involucra a los sectores de más altos ingresos) no sólo se
fortaleciera en sus localizaciones tradicionales del sector oriente sino que además se
dispersara hacia otras comunas periféricas (Huechuraba, Quilicura, Peñalolén) y que,
al mismo tiempo, se incrementara en ciertos distritos del área central de la ciudad,
especialmente en el área de estudio (de Mattos, Riffo, Salas et al, 2007) 10 .

En cuanto a los niveles económicos, en Chile aumentó el ingreso per cápita desde
1.700 dólares en 1987, hasta 5.800 dólares en el año en 2004. En relación a la
composición del hogar, disminuye el número de hijos llegando a 2,26 en el año 2002, y
baja el número de personas por hogar de 4, para el año 1992, a 3,6 en el último censo.

10
En la Figura 1, p. 103, de la obra citada, se puede observar en el plano de distribución de GSO
directivos y profesionales, 1992-2002, que el distrito correspondiente al área de estudio pasa del rango de
15 a 25 en 1992, al de 25 a 35 en el 2002, aunque no se expresan los porcentajes exactos.

80
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Con estos datos vemos que, coincidentemente con los postulados de Ley, «los
cambios observados en la última década en la configuración socio territorial del área
metropolitana de Santiago son expresión de un conjunto de factores (…) entre los que
se encuentran cambios en la estructura socio-ocupacional, que han implicado un
importante incremento de los grupos medios, los que están generando nuevas
demandas residenciales y nuevos patrones de consumo y estilos de vida, hacia los
cuales el sector inmobiliario ha intensificado su oferta de nuevos productos» (de
Mattos, Riffo, Salas et al, 2007: 113).

Según la conceptualización de David Ley, Santiago cumple entonces con la principal


condición necesaria que requiere el proceso de gentrificación: una reestructuración
social que genera gentrificadores potenciales, conformados por estos nuevos grupos
sociales emergentes. Pero si bien Ley intenta explicar las ventajas que estos grupos
encuentran localizándose en las áreas centrales (disminuir tiempos de viaje, ahorro de
combustible, residencias más pequeñas y convenientes, mayor accesibilidad a
espacios de ocio, etc.), su planteamiento no logra responder por qué estos nuevos
grupos optan por localizarse en las áreas fundacionales, y menos aún, por qué se
instalan específicamente en unas y no en otras (Hamnett, 1991: 185).

Los aspectos relevados por Ley nos permitirían explicar la demanda surgida en
Santiago por viviendas pequeñas, en áreas con variada oferta comercial, de servicios,
y con buena accesibilidad, condiciones que cumple no sólo el centro histórico, sino
también parte del sector oriente y segmentos de otras comunas donde existen
subcentros significativos. La pregunta que surge es: si existen diversos sectores de la
ciudad que ofrecen las condiciones ambientales que Ley establece como de interés
para estos nuevos grupos sociales, ¿por qué no se han vivido estos procesos en todas
esas áreas?, o bien, reconociendo que ya hay muchas áreas que viven
reestructuraciones residenciales similares (como ciertos sectores de Providencia, Las
Condes y Ñuñoa), ¿por qué éstas se habrían producido primero en el centro de
Santiago y no en el resto de las comunas?

Como establece Hamnett (1991), la teoría de Ley basada en la demanda no es


suficiente para explicar el proceso y debemos tomar en cuenta los aspectos

81
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

considerados por Neil Smith sobre la importancia de los agentes generadores de la


oferta residencial.

ANÁLISIS DE LA OFERTA

Uno de los aspectos relevantes que se consideran en el estudio de la gentrificación es


el rol de los agentes promotores del suelo, tanto públicos como privados. En el enfoque
de Smith, éstos son considerados como ejes centrales en la dinamización de un barrio
y por tanto en la generación de un proceso gentrificador.

A diferencia de Ley, el trabajo de Smith ha acentuado la producción del espacio


urbano, la operación del mercado del suelo e inmobiliario, el rol del capital y los actores
inmobiliarios e instituciones financieras e hipotecarias en la oferta de propiedades
gentrificables (Hamnett, 1991).

El enfoque de Smith, conocido como la «teoría de la oferta», pone énfasis en los


agentes públicos y privados que, interviniendo ciertas áreas centrales, atraen la
demanda y una mayor inversión. Por esto, en este apartado describimos el rol que han
cumplido ambos actores en el área de estudio durante el período investigado.

Los agentes públicos

Muchos estudios muestran el importante papel que cumplen los organismos


gubernamentales en el proceso de gentrificación y dan cuenta de cómo el papel del
estado se está redefiniendo, desde un rol tradicionalmente planificador y regulador
hacia uno con un carácter gestor, en el que a través de diversas estrategias, el
gobierno local o central promueve la inversión privada en áreas o sectores específicos
de las ciudades.

Las estrategias estatales para generar procesos de gentrificación pueden ser de


diversa índole: promoción de barrios o zonas susceptibles de experimentar
gentrificación, oferta de beneficios fiscales para la rehabilitación, inversión de fondos

82
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

públicos en la mejora de servicios, rezonificación y recalificación del suelo,


establecimiento de proyectos detonantes, etc. (Sargatal, 2000).

Un modelo clásico de cómo una entidad pública se puede transformar en agente


atractor de la oferta inmobiliaria, es el Programa de Repoblamiento de Santiago que el
municipio lleva a través de la CORDESAN (Corporación para el Desarrollo de
Santiago), desde principios de los años 90, mediante el cual generó estrategias para
atraer a la industria inmobiliaria a su territorio comunal convirtiéndose, en términos de
Smith, en un agente con una importancia decisiva en el proceso que ha vivido la
comuna. Bajo el mismo enfoque vemos que el proceso de revitalización de la oferta
residencial comenzó específicamente en Santiago poniente, ya que existía suelo más
blando (sitios eriazos, casas bajas) y a mejor precio que en otros lugares del área
central, es decir, esas zonas en palabras de Smith, presentaban un mejor rent-gap
para la industria.

En el área específica de este caso de estudio, las cosas se dieron de manera un tanto
distinta a lo sucedido en el resto de la comuna de Santiago. Por lo que si quisiéramos
sopesar la importancia de la oferta y la demanda, la ponderación sería diferente a lo
ocurrido en otros barrios aledaños. Al barrio Bellas Artes, la industria inmobiliaria llega
más tarde, y el municipio, no agencia el proceso directamente como lo hizo la
CORDESAN en otros sectores en la década de los 90. Por lo que, si bien el Programa
de repoblamiento puede haber influido mucho en el proceso de desarrollo de una
nueva oferta de viviendas en el área de estudio, esto, más que por la intervención
directa de la CORDESAN, se da por consecuencias más indirectas de su gestión,
como pueden ser, desde el punto de vista de los demandantes, una valorización
general del centro de Santiago como un lugar apto para vivir, y desde el punto de vista
de la oferta, la constatación de la industria de que la inversión en áreas centrales era lo
suficientemente rentable como para pagar precios más elevados por el suelo.

Para explorar la relevancia que el sector gubernamental ha tenido específicamente en


el área de estudio, a continuación se identifican todos los proyectos de iniciativa
pública que se han realizado en el sector durante el período que abarca esta tesis y
que, de acuerdo a lo que establece Sargatal, pueden haber servido de una u otra forma

83
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

a su puesta en valor, a pesar de pertenecer a instituciones diversas y no tener


necesariamente como objetivo específico la revitalización del área, pero que en su
conjunto han ayudado a conformar los atributos que se le reconocen en la actualidad.

 1996: DECLARATORIA DE ZONA TÍPICA «BARRIO SANTA LUCÍA−MULATO GIL DE


CASTRO–PARQUE FORESTAL»

Parte de nuestra área de estudio,


específicamente la zona
conformada por el entorno de la
plaza Mulato Gil, fue declarada
Zona Típica por Decreto Supremo
Nº 123 del Ministerio de Educación
Pública en 1996. En 1998 esta
declaratoria fue ampliada por
Decreto Exento Nº 730, sumando
el sector del borde del Parque
Forestal, resultando una Zona Típica comprendida por Ismael Valdés Vergara y
Merced (al norte), entre José Miguel de la Barra (al poniente) e Irene Morales (al
oriente), y por los fondos de sitio de los lotes del borde de la Alameda (al sur).

En el instructivo de la declaratoria se reconoce que el área «mantiene sus


principales características, siendo una expresión acabada de la arquitectura
desarrollada en Santiago entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX (…)
En este área se constituye un conjunto de valor histórico-artístico que reúne
características morfológicas y arquitectónicas de gran interés, con obras de
connotados arquitectos del siglo pasado como son: Bolton, Larraín Bravo,
Kulczewski, Noël, Smith Solar, Smith Müller y Prieto Casanova.» 11

11
Expediente Urbano e Instructivo de Intervención para la Zona Típica «Barrio Santa Lucía−Mulato Gil de
Castro−Parque Forestal», Municipalidad de Santiago, en:
http://www.municipalidaddesantiago.cl/descargas/plan/Instructivo_Sta_Lucia_Mulato_Gil_de_Castro.pdf

84
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

El documento establece que el objetivo es «preservar la edificación de valor


monumental del área y reglamentar las intervenciones y/o nuevas edificaciones, de
modo de conservar el carácter original y propio del conjunto», configurando en el
sector una medida protectora que, si bien no se puede establecer con exactitud
cuánto ha influido en la producción de vivienda, es posible suponer que ha
funcionado más como disuasor de la oferta inmobiliaria que como atractor de ésta.

Las zonas típicas están normadas en la Ley Nº 17.288 de Monumentos Nacionales,


que establece que «para hacer construcciones nuevas en una zona declarada
típica o pintoresca o para ejecutar obras de construcción o mera conservación, se
requerirá la autorización previa del Consejo de Monumentos Nacionales, la que
sólo se concederá cuando la obra guarde relación con el estilo arquitectónico
general de dicha zona».

Esta declaratoria permite aumentar las medidas de protección que ya existían en el


sector, el cual ya contaba con dos declaratorias de Monumentos Nacionales y con
cuatro Inmuebles de Conservación Histórica reconocidos en el Plan Regulador
Comunal.

Como en todas las zonas típicas declaradas por el Consejo de Monumentos


Nacionales, se estableció un instructivo que establece distintas categorías de
edificaciones con distintos niveles de protección para cada una:

- Inmueble de interés histórico-artístico: aquel que posee características


arquitectónicas que se quieren preservar. Estos inmuebles sólo pueden ser
objeto de conservación, restauración e intervención mínima, tendientes a
valorizarlo. Se debe respetar su espacialidad y características arquitectónicas
originales, manteniendo obligatoriamente su fachada y elementos
ornamentales, así como se deberá preservar el porcentaje de ocupación del
inmueble original.

- Inmueble de valor ambiental: aquel cuya fachada, sin tener un interés especial,
constituye un apoyo formal y volumétrico al conjunto. Los cuales podrán ser

85
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

objeto de modificaciones sólo si éstas contribuyen a aumentar el valor


ambiental de la Zona Típica.

- Inmueble sin interés: aquellos que no poseen un interés patrimonial y no son


estructurantes del carácter del barrio, los que pueden ser objetos de
reconstrucción o modificación para aumentar el valor patrimonial del área.

- Inmueble discordante: aquellos que alteran la unidad y armonía de la Zona


Típica, los que pueden ser pueden ser objetos de reconstrucción o modificación
para aumentar el valor patrimonial del área.

La declaratoria implica que toda construcción nueva u obra de reconstrucción


deberá ser autorizada por el Consejo de Monumentos Nacionales, a quienes se les
debe entregar un expediente técnico que contenga información detallada sobre las
obras a realizar, y que el Consejo podrá hacer reparos en los proyectos y
supervisar la ejecución de la obra. También implica la prohibición de instalar
antenas y cables aéreos, superar las alturas máximas mediante la aplicación de
rasantes, obliga a mantener la línea de edificación existente y regula la paleta
cromática con la que se pueden pintar los inmuebles.

86
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 24. Protección al barrio Bellas Artes

Fuente: I. Municipalidad de Santiago

 1997: DECLARATORIA DE ZONA TÍPICA «PARQUE FORESTAL»

Por Decreto Exento 824, es declarada Zona Típica el área del Parque Forestal
entre Pío Nono (al oriente), La estación Mapocho (al poniente), Santa María (por el
norte) e Ismael Valdés Vergara y Merced (por el sur). Lo que implica proteger tanto
las especies arbóreas que en él se ubican, como sus monolitos, fuentes y
esculturas.

87
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

 ENERO − FEBRERO 2000, PROYECTO LASTARRIA

El Municipio de Santiago, encabezado por


el alcalde Jaime Ravinet, llevó a cabo en
el año 2000 un proyecto de
repavimentación de la calle Lastarria, que
consistió en cerrar su acceso a Merced
peatonalizando el sector frente a la Plaza
Mulato Gil; instalar bandejones
adoquinados para reducir la velocidad de
los vehículos; eliminar los estacionamientos de la calzada; y remodelar la plaza
existente frente a la Iglesia de la Veracruz, instalando en ella juegos infantiles y una
reja para su cierre de noche.

Si bien en un principio el proyecto pretendía peatonalizar completamente la calle,


hubo una fuerte oposición de los vecinos, obligando a la Municipalidad a rehacer el
plan de intervención. Aldo Roba, de la Dirección de Proyectos de la Municipalidad
de Santiago y encargado de la remodelación de Lastarria, explica lo siguiente:
«como en ningún otro proyecto, se hizo un proceso de validación con los vecinos.
Se les explicó en qué consistía y a través de urnas se les solicitó opinión, las cuales
fueron bastante contrarias a la intención municipal. Aparte de que fue un proceso
cargado de oposiciones políticas e ideológicas, los vecinos tenían miedo a que la
peatonalización del sector lo convirtiera en algo como Bellavista o Suecia, por eso
se llegó a una solución mixta, que si bien no es peatonal, reduce el flujo y la
velocidad de los vehículos, favoreciendo la contemplación.» 12

Consultado sobre la motivación del municipio para realizar el proyecto, Roba


plantea que «siempre existió, desde los que trabajamos en el municipio, la
intención de hacer algo en Lastarria, al igual que París−Londres y el barrio Concha
y Toro, que son como las “joyitas” de la comuna. Pero los proyectos están ahí hasta
que algún alcalde decide sacarlos adelante (…) Había un cierto interés privado en

12
Parte de entrevista en profundidad realizada a Aldo Roba, en Julio de 2007 y complementada en mayo
2008, con motivo de esta tesis.

88
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

el barrio −ya existían algunos restaurantes, el cine El Biógrafo, el proyecto del


MAVI− que la Municipalidad detectó e intentó rescatar».

Desde el año 2000 hasta la actualidad, el paseo Lastarria ha vivido una importante
renovación comercial. Se han inaugurado cafés, un teatro y diversas tiendas al
borde del eje, lo que permite pensar que el proyecto fue bastante importante para el
sector.

 MARZO 2000: APERTURA DE LA ESTACIÓN DE METRO BELLAS ARTES

Como parte de la segunda etapa de la


construcción de la línea 5 de Metro, se
inaugura en el año 2000 la estación de
Bellas Artes, ubicada en la esquina de
Mosqueto con Monjitas. La apertura de
la estación otorga un mayor acceso al
área de estudio y genera un
importante flujo en el sector poniente
de éste, en torno a la calle Mosqueto.
Esta nueva estación complementa el servicio que ya daba la estación de metro
Universidad Católica por el borde de la Alameda al sector de Lastarria, y el metro
Baquedano, en el vértice del triángulo, al sector más oriente del área de estudio. La
estación Bellas Artes también otorgó una referencia fácil y directa de acceso a los
turistas para llegar a los atractivos del sector y generó un espacio público en el
lugar donde se emplaza la estación, que se transformó en un importante punto de
encuentro, concentrando gran cantidad de personas, tanto en días hábiles como
fines de semana, y conformando un centro de atracción y flujo que ha sido
determinante para el auge comercial que ha sufrido el sector.

89
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

 2002: INAUGURACIÓN DE ESTACIONAMIENTOS SUBTERRÁNEOS SANTA LUCÍA.

Por medio de la ley nº 19.425, que modifica la Ley Orgánica Constitucional de


Municipalidades, éstas pueden concesionar el uso del subsuelo de los bienes
nacionales de uso público y licitar la construcción, conservación y explotación de
estacionamientos subterráneos.

La Municipalidad de Santiago, frente a esta oportunidad, realizó un Plan de


Estacionamientos para la comuna, identificando las áreas de mayor demanda y
priorizando los sectores periféricos del triángulo central, con el fin de alimentarlo y
al mismo tiempo descongestionarlo de vehículos y estacionamientos en superficie,
y priorizando aquellos sectores de renovación, ubicados preferentemente en áreas
de servicios 13 . Es así como en el año 1999 se licita la tercera plaza de
estacionamientos subterráneos de la comuna en José Miguel de la Barra–Santa
Lucía, con capacidad para 500 vehículos.

Esta inversión, realizada por privados en una concesión a 33 años, mejora el


acceso al sector en transporte privado, permitiendo que los diferentes servicios del
área, como restaurantes, tiendas y museos, establezcan la estación de metro
Bellas Artes y el estacionamiento Santa Lucía, como dos claras referencias para su
acceso en sus páginas web y anuncios comerciales.

 2005: MAYOR INTERVENCIÓN EN LA GESTIÓN DEL CERRO SANTA LUCÍA.

Si bien en el año 2003 se realizó en el cerro la instalación de luminaria ornamental


y se restauró la fuente de Neptuno que está a sus pies en J. M. de la Barra, es en
el año 2005 con una nueva gerencia directa en el Santa Lucía, cuando existe una
intención clara de cambiar su percepción y renovar su carácter. El municipio, dada
la imagen deteriorada que tenía el cerro, vinculada con inseguridad y prostitución,
decide ejercer un mayor control en él, instalando una gerencia administrativa en
dependencias al interior mismo del cerro (anteriormente estaba a cargo de la

13
«Santiago Sub−Terra: concesiones en el subsuelo de la comuna de Santiago», en:
http://www.unab.cl/fad/info/subterra/Seminario%20Subterra%20Stgo%20-%20A.pdf

90
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Dirección de Ornato, Parques y Jardines que funcionaba en el municipio). Desde


entonces, como explica su gerenta, Isabel Palma, «comenzó una tarea de
recuperación del cerro, con el objetivo de mejorar su seguridad y cambiar su
imagen» 14 . Esta intervención, que ha generado opiniones tanto favorables como
opositoras en los vecinos, consistió principalmente en ejercer un estricto control en
los accesos (solicitando nombre, rut y nacionalidad a todo visitante); prohibir la
entrada de escolares en horarios de clases; prohibir la subida de vehículos,
autorizando sólo a buses de turismo y de personas con discapacidad; aumentar la
iluminación subiendo el voltaje de ampolletas; y exigir un mejor mantenimiento
realizado por las empresas contratistas.

Según Isabel Palma, «sin tener necesariamente más recursos, hicimos un trabajo
por mejorar la gestión, exigiendo a todos los trabajadores y a las empresas
contratistas que hicieran el trabajo que estaba en su contrato pero que antes no
hacían, aumentando el compromiso de cada uno con la mantención del cerro. Se
inculcó la idea que no trabajan en un parque, sino en un “museo al aire libre” y así
logramos aumentar enormemente las visitas, tener siempre turistas, ofrecer visitas
oficiales a autoridades… actualmente es el parque más seguro de Santiago, con
50.000 visitas mensuales».

Si bien es muy difícil dimensionar los efectos que esta intervención tuvo en el
barrio, a pesar de ciertos vecinos que la consideran una política demasiado
controladora, efectivamente la gestión del Cerro Santa Lucía ha favorecido su
carácter turístico, realzando uno de los atractivos del área de estudio.

14
Parte de entrevista en profundidad realizada a Isabel Palma, gerenta del Cerro Santa Lucía y del Parque
Quinta Normal, en Junio de 2007.

91
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

 2006: CREACIÓN DEL PASEO DE LOS CAFÉS

Este proyecto comprendió el ensanchamiento


de la acera, arborización y mejoramiento de
luminaria, en la vereda norte de Merced, entre
José Miguel de la Barra y la punta de
diamante en que Merced se encuentra con
Monjitas. El proyecto, iniciativa del municipio,
tenía como objetivo potenciar el desarrollo de
cafés en el sector, incentivando el uso de
terrazas.

Para financiar la nueva acera, el municipio utiliza una normativa que le permite un
financiamiento mixto con los vecinos, incorporando en el sector la visión de que
ellos deben también internalizar los costos de la infraestructura que los beneficia.
Para esto se utilizó la ley de pavimentación 11.150 del año 1953, la cual faculta a la
municipalidad a cobrar a los vecinos la pavimentación de las aceras y calzadas que
les corresponden. El cobro, que puede ser sólo por razón de pavimentos (no
incluyendo iluminación, paisajismo, etc.), se divide según los metros cuadrados del
inmueble, quedando la deuda en la escritura pública de la propiedad, al igual como
sucede con el pago de las contribuciones. Si bien esta ley no se ha utilizado nunca
para el cobro de las calzadas (por su alto precio), ha sido utilizada anteriormente
para financiar aceras y paseos peatonales, como la remodelación de Ahumada y
Estado, los que, a pesar de la oposición de grandes comerciantes del sector, fueron
financiados en un 89% por esta modalidad. En el caso de Merced, la medida que
no se había utilizado con anterioridad en un sector mayoritariamente residencial,
causó revuelo entre los residentes, ya que los vecinos consideraron injusto pagar
por un ensanche que beneficiaba principalmente a los dueños de los primeros pisos
y a sus locales comerciales. Aldo Roba, diseñador también de este proyecto,
cuenta que «en un principio los vecinos alegaron fuertemente. Pero en
presentaciones del municipio a la comunidad, se les explicó el proyecto y el

92
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

beneficio que éste tendría en el precio de sus viviendas, porque si bien tenían que
pagar ahora, por ejemplo, 200 mil pesos, sus departamentos pasarían de valer 60 a
valer 64 millones inmediatamente». Más allá del argumento en las plusvalías de
sus viviendas, los vecinos se tuvieron que resignar ya que el proyecto estaba
hecho, y el cobro se estipula por ley. Por lo que su único camino ha sido la
pactación de las modalidades de pago con la administración del municipio.

Con respecto a los efectos que el proyecto ha tenido en el sector, Aldo Roba
comenta: «no ha tenido el efecto esperado y los cafés se han puesto más en José
Miguel de La Barra, aunque hay que ver qué sucede más adelante porque puede
que una vez que los árboles crezcan y generen sombra, se vean mejor los frutos de
la intervención».

Si bien es posible que el proyecto no haya generado los efectos esperados, como
sostiene Roba, actualmente el sector renovado de Merced junto con José Miguel de
la Barra y Lastarria, constituyen los ejes comerciales más importantes del barrio.

 2008: ENSANCHE DE VEREDA EN LA CALLE MONJITAS

Al igual que en Merced, en Monjitas,


entre Miraflores y José Miguel de la
Barra, el municipio llevó a cabo el
ensanche, arborización y luminaria
de la vereda sur.

El proyecto, que costó cerca de 370


millones de pesos (de los cuales 250
corresponden a pavimentación), logró
recuperar cerca de 100 millones por
medio de la ley de pavimentación, que cobra a los vecinos estas obras.

El ensanche, recientemente inaugurado, permite ampliar el carácter peatonal del


sector y conectar el barrio Bellas Artes de mejor manera con el centro.

93
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Si bien por lo reciente que es la obra resulta difícil aún notar sus efectos en el
territorio, varios locales del sector ya han instalado terrazas en la nueva acera, lo
que nos permite pensar que el área de cafés y restaurantes se podría extender
hacia el poniente por este eje, ampliando el radio de influencia comercial del barrio
Bellas Artes aún más de lo que ya se puede percibir con la existencia de ciertos
locales remodelados y modernos que se han ubicado en el sector.

 PROMOCIÓN DEL BARRIO

El sector público ha realizado ciertas iniciativas de


promoción del barrio Bellas Artes−Lastarria,
destacando un inserto en el diario El Mercurio
(octubre de 2006) donde se promocionó el carácter
comercial del barrio publicitando sus locales
comerciales y su infraestructura cultural para atraer a
visitantes del sector.

Por otra parte, la Red de Empresarios


Emprendedores de CORFO realizó en mayo de 2007
el encuentro «Potenciación Turística Barrio Bellas
Artes», en el que, invitando a todos los locatarios de la zona, se realizó un diagnóstico
conjunto de la situación del barrio y se discutieron posibles estrategias conjuntas de
potenciación del sector.

Si bien ambas medidas han sido muy acotadas, denotan una conciencia por el
potencial de esta área y un interés por continuar ensalzando el carácter actual del
barrio.

94
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Los agentes privados

Como se ha dicho anteriormente, la llegada de


la industria inmobiliaria al área de estudio es
relativamente tardía en relación a otros sectores
de la comuna de Santiago. Como se describió en
los antecedentes históricos del barrio, éste ya
había vivido un fuerte proceso de densificación
en altura entre los años 30 y mediados de la
década del 50, lo que, sumado a la normativa de Zona Típica que protege al sector de
Lastarria y al borde del Parque Forestal, y a los precios elevados del triángulo central (en
relación a Santiago-poniente o el área sur de la comuna) hacían del barrio un sector
menos atractivo para la inversión inmobiliaria que se inició en los años 90.

Prueba de esto es que los únicos edificios que se construyeron en la zona durante esa
década fueron de oficina. Uno de ellos es el Edificio del Comercio, construido en 1999
en la esquina de José Miguel de la Barra con Monjitas, que es hasta hoy la única torre
de esas características en el área.

En el año 2002 se inaugura el primer edificio residencial nuevo en el sector, en la calle


Mosqueto. En 2004 se construye el primero ubicado al oriente de José Miguel de la
Barra, en Merced. Desde entonces se han construido ocho edificios más en el área, de
los cuales sólo uno se suma a éste ubicándose también al oriente de José Miguel de la
Barra y los restantes se ubican al poniente de este eje, en un área que no se encuentra
protegida como zona típica y que permite por tanto una altura mayor en la edificación.

Los departamentos construidos inicialmente eran sólo de un dormitorio, los que


constituyen la oferta mayoritaria. En segunda medida se ofertan departamentos de dos
dormitorios y mínimamente de tres, oferta que ha aumentado en los edificios
inaugurados durante el 2007.

Las nuevas construcciones se han localizado sobre las casas que habían resistido la
primera densificación o sobre sitios eriazos existentes, conviviendo en la actualidad
edificaciones pertenecientes a diversos períodos.

95
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 25. Esquina de Mosqueto con Santo Domingo: casa en demolición, año 2005, y edificio
nuevo ubicado en el mismo lugar, año 2007.

Fuente: Elaboración propia

Una tipología de vivienda significativa que está en construcción es la del Edificio


Lastarria. Un complejo residencial que mantiene la fachada de una antigua edificación
protegida como edificio de conservación histórica y construye en su interior una serie
de locales para transformarse en tiendas, cafés o restaurantes.

Figura 26. Construcción del Edificio Lastarria, 2008

Fuente: Elaboración propia

96
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Habiendo descrito hasta aquí, cómo se encuentran presentes en el área de estudio, los
principales aspectos que los académicos Ley y Smith consideran fundamentales para
explicar la gestación de fenómenos de gentrificación, vemos que la revitalización del
Barrio Bellas Artes-Lastarria coincide con un cambio estructural en la sociedad
metropolitana, que concuerda con los parámetros que analiza Ley como necesarios
para constituir un proceso de gentrificación. Efectivamente los santiaguinos están
viviendo un período de mayor crecimiento económico, terciarización económica y, al
mismo tiempo, están disminuyendo el tamaño de los hogares. Por lo que podríamos
decir que existen «gentrificadores potenciales» en nuestra ciudad.

Por otra parte, si analizamos el papel que los agentes públicos y privados han tenido
en el área, vemos que, a diferencia de lo que plantea Smith, su rol no ha sido
determinante en el proceso, al menos en un primer momento. Las intervenciones
municipales han sido más bien puntuales, sin constituirse bajo un objetivo claro de
planificación estratégica. A diferencia del papel activo que ha tenido el municipio a
través de la CORDESAN en otros sectores de la comuna y que ha sido determinante
para el devenir de barrios como Yungay o Brasil, en el área de estudio las
intervenciones han respondido a una demanda previa ya establecida que el municipio
ha detectado y ha intentado potenciar con posterioridad. Ejemplo de ello es la
constitución del Paseo de los Cafés, donde ya existían este tipo de locales y la
realización de la intervención de la calle Lastarria una vez que se reconoce en ella la
constitución de una oferta comercial y cultural específica. De esta manera, si bien las
mejoras realizadas por la Municipalidad pueden haber estimulado un proceso, éste no
ha dependido absolutamente de su intervención ni planificación previa.

Lo mismo ocurre con el desarrollo inmobiliario del sector, el cual es relativamente


tardío y aún continúa siendo más bien bajo en relación al desarrollo que han tenido
otros sectores de la comuna. De esta forma, se habría constituido en el área primero

97
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

una demanda, la cual es captada posteriormente tanto por el sector público, como por
el privado. Prueba de esto es que entre el Censo 92 y 2002, la población del sector
15
casi se triplicó, subiendo de 1.393 a 3.903 , mientras que la construcción de nuevos
edificios residenciales se inicia ese mismo año, momento en el que se intensifican
también las intervenciones públicas.

15
Dato de los censos de 1992 a 2002, según los totales de la variable sexo para ambos años.

98
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

4_ RESPECTO A SUS EFECTOS MATERIALES EN EL TERRITORIO

Uno de los factores que se reconocen como característicos de las áreas gentrificadas
es el mejoramiento físico que se produce en ellas.

En el área de estudio esta condición, además de observarse en los espacios públicos


renovados ya descritos, se puede observar principalmente en el comercio, el cual ha
vivido una intensa revitalización en la última década, expresada en importantes
transformaciones tanto físicas como funcionales. Por una parte, han cambiado los
rubros mayoritarios presentes en el sector, donde poco a poco las tiendas de
antigüedades ubicadas en la calle José Miguel de la Barra y los locales vecinales como
farmacias, lavanderías o servicios técnicos han dado paso a gran cantidad de cafés,
restaurantes, librerías, hostales y tiendas de moda con una marcada preocupación
estética. Por otra parte, esta transformación funcional se acompaña de una importante
inversión en la realización de mejoras físicas, existiendo diversos locales comerciales
que han sido reacondicionados. Algunos de manera superficial (mejoramiento de
fachadas, pintura, etc.) y otros de forma estructural, recuperando antiguas
edificaciones y realizando remodelaciones complejas.

El auge comercial –tanto los cambios de uso como las mejoras físicas que lo
acompañan– es uno de los aspectos más reconocidos por los habitantes del barrio,

99
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

como el principal cambio sufrido por éste en los últimos 10 años. Tanto en la encuesta
realizada a los residentes (en la que se preguntó por los cambios que se han
observado en el barrio) como en las entrevistas en profundidad, este tema se
considera uno de los aspectos centrales del procesos que ha vivido el sector.

«En tres o cuatro años se llenó de cafés, eso antes no existía. Antes siempre
fue característico las librerías de viejo, de la cuales quedan algunas…

»Cuando construyeron el metro de Bellas Artes y el estacionamiento se fueron


varios anticuarios que había aquí.

»El cambio se ha producido un poco en el sentido que se ha puesto un poquito


más refinado. Antes era todo como de casas viejas, todo más barato, en cambio
ahora lo que hay es más exigente, digamos, y menos en número. Hay mejores
locales, mejor montados.

»A mí me parece muy atractivo, yo encuentro que el barrio ha mejorado sin la


menor duda con eso. Además que le da mucha vida a Santiago, porque en
Santiago, a pesar de tener buen clima, no se usan las veredas.»

Jaime, periodista
Residente en el barrio desde hace 74 años

«Desde que yo llegué al barrio, en el año 2001, calculo que ha crecido un 60%
solamente la oferta de restoranes y cafés, si no más. En 6 años, reventó en
todo ese ítem… Lo otro sigue siendo tal cual, los museos siguen siendo los
museos… pero aparecieron un montón de nuevos giros como peluquerías,
bazares y tiendas de ropa fashion, por decir algo.

»Y para mí la guinda de la torta en términos del éxito de este tipo de comercio


es la llegada de Nike. Que Nike coloque ahí una tienda… que es para mí una
suerte de cool hunter que trata de buscar estos lugares para ser más cool y
estar en torno a la gente cool y todo ese cuento. Eso para mí es un indicador
claro de que la cosa está funcionando, porque para que estas compañías se
pongan se necesita un backup ya establecido.»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

100
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

«Cuando yo llegué ya era un barrio bastante nice. Había más cantidad de cafés
que en otros lugares, pero últimamente eso se ha potenciado mucho más. El
espacio público se arregló y mejoró mucho el barrio, hay más tiendas, más
cafés. No tan sólo en Merced, también en Monjitas arreglaron hace poco. José
Miguel de la Barra se llenó de cafés y tiendas de ropa, discos, librerías… En un
período de cinco años cambió mucho la cosa.»

Jeannette, arquitecto, 29 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

Dentro de las intervenciones realizadas en los locales comerciales del barrio, podemos
destacar como casos emblemáticos, el del restaurante Ópera Catedral (inaugurado el
año 2006), que tras la remodelación de una antigua casona construida en el año 1905
en la que funcionaba un tradicional almacén del barrio, se convierte en un referente
para el área, creando un restaurante de alta gastronomía en la primera planta y un
restobar en el segundo piso. La inversión, llevada a cabo por los socios Juan de Dios
Larraín y Juan Carlos Sahli, costó cerca de 600 mil dólares.

Figura 27. Almacén El Principal, año 2005 Figura 28. Ópera Catedral, año 2008

Fuente: J. Larraín Fuente: elaboración propia

La remodelación del edificio, declarado inmueble de conservación histórica, requirió


reforzar su estructura para soportar su uso público y reconvertir su distribución interior
para generar mayor espacialidad, todos cambios que debieron ser aprobados por el
Consejo de Monumentos, lo que significó para los dueños mayor tramitación en los

101
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 29. Remodelación Ópera Catedral permisos y extensión de los plazos de ejecución.
Tema que se transformó en un conflicto para los
dueños, planteando la tradicional contraposición
que se discute en nuestro país entre conservación
y renovación de los edificios históricos; tema que
si bien no se aborda en profundidad en esta tesis,
ya que supera el alcance de sus objetivos, se
plantea como un aspecto relevante a considerar
en estudios futuros que se puedan realizar en el
sector, ya es un hecho reconocido en la literatura,
la estrecha relación existente entre la normativa y
Fuente: Revista CA. Nº 125 Junio, 2006 la revitalización de ciertas áreas.

«La restauración significó un desafío muy atractivo, pero también significa una carga de pega
y un desagrado permanente. La obra, que nosotros pensamos que se iba a demorar seis u
ocho meses, se demoró al final dos años porque todo era un trámite terrible en el que se
discutía hasta el más mínimo detalle de la remodelación, con una falta de visión del Consejo
impresionante. Porque ponen tantas trabas para todo, que pareciera que les interesa más
dejar los edificios horribles como están, que actualizarlos para un nuevo uso.»

Juan de Dios, empresario, dueño del restaurante Ópera Catedral


Residente en el barrio desde hace 2 años

Otro ejemplo de estos cambios físicos generados por la revitalización comercial del
área es la del Observatorio Lastarria que tras la remodelación de una antigua casona
en desuso se convierte en un lugar donde se mezclan salas de exposiciones, espacios
para charlas, presentaciones culturales, seminarios y talleres, un café y una tienda de
artesanía. En este caso, como se ve en las fotografías de la Figura 30, las mejoras
realizadas al edificio son muy notorias y significaron un importante aporte a la
mantención arquitectónica y al cuidado estético del barrio Lastarria.

102
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 30. El Observatorio de Lastarria. Años 1996 y 2008

Fuente: Foto de 1996, Pablo Arriagada. Foto de 2008, elaboración propia.

A diferencia de lo observado en el comercio, resulta difícil establecer la magnitud de las


remodelaciones en las viviendas.

De acuerdo a las encuestas realizadas a residentes del barrio, un 70% afirma que se
han realizado sólo mejoras menores en su departamento en los últimos 10 años (como
pintura, empastado, barniz del suelo, cambio de alfombra o azulejos), mientras un 23%
afirma que se han realizado mejoras estructurales (como reemplazo de cañerías o
sistemas eléctricos, derribamiento de muros o instalación de calefacción).

Sargatal (2000), siguiendo a Smith, distingue tres tipos básicos de mejoras físicas
producidas en las viviendas en un proceso de gentrificación: a) promotores de la
vivienda que compran propiedades, las rehabilitan y las revenden con ánimo de lucro;
b) particulares que compran una propiedad y la rehabilitan con el fin de vivir en ella; y
c) propietarios que rehabilitan las viviendas que poseen con el fin de ofrecerlas en
alquiler.

En el área de estudio no existe la primera de estas categorías: un desarrollo de


viviendas remodeladas a nivel empresarial. Esto, a diferencia de lo que ocurre con
fuerza en otras ciudades del mundo, incluso ha empezado a surgir en nuestro país,
tanto en Valparaíso como en el sector poniente de Santiago, donde existen empresas

103
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

pequeñas especializadas en la remodelación y comercialización de viviendas, ya sea


para venta o alquiler. 16

Por lo que se recogió a través de las entrevistas, la reforma de departamentos en el


barrio la realizan sus propietarios, en algunos casos con el objetivo de vivir en ellas, y
en otros, con el fin de alquilar la vivienda a un mayor precio. De todos modos, los
propietarios que renuevan sus viviendas con el fin de instalarse en ellas, consideran
que las obras realizadas son una inversión que les va a presentar dividendos en el
futuro ya sea en el momento que decidan arrendar su propiedad o venderla.

«Yo arrendaba antes de comprarme el departamento. Arrendaba el 203 y


compré el 202 y lo remodelé. Le puse calefacción central, le cambié todas las
ventanas por doble vidrio y cambié todo el sistema eléctrico. Eso en términos
grandes, fuera de pintar, vitrificar el suelo, cambiar toda la cocina y el baño. Yo
pagaba $180.000 mensual y creo que ahora lo podría arrendar en unos
$240.000 considerando los cambios que le hice y el aumento de demanda en el
sector (…) Creo que lo que hice fue 100% una inversión porque los cambios
son estructurales y si vendo el departamento eso se paga.»
Rodrigo, ingeniero
Residente del barrio Lastarria desde hace 4 años

«Éste es uno de los pocos sectores donde uno encuentra edificios antiguos.
Bueno, antiguos para Santiago porque en realidad son todos nuevos, porque
son del siglo XX… Entonces es todavía como el sector donde uno puede
encontrar edificios antiguos con un poco más de carácter, y yo creo que es un
lugar que promete. Por eso nosotros compramos acá, por lo que te digo; yo lo vi
como una inversión, sólo creo que puede subir esto. No tengo ni una duda. Yo
creo que estos departamentos, por el lugar en el que están ubicados, en una
cuadra súper requerida, siempre van a ser escasos. Y, como te digo, si miro
para fuera y veo esto y veo el museo y el parque, digo: sólo puede ser mejor.

»Nunca hemos vivido sabiendo que nos vamos a quedar 10 años más o 5 años
más. Entonces, cuando nos compramos este departamento dijimos, bueno, es

16
Es el caso de la inmobiliaria Espacios 2000 Ltda. en Santiago y db en Valparaíso.

104
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

una inversión. O sea no solamente porque queramos vivir acá, porque si


tenemos que irnos por abc motivos, porque queremos poner a la niñita en el
colegio y el colegio que queremos queda totalmente en otro lugar, porque tienes
más niños y te queda chico el departamento y quieres una casa y acá casa no
hay, entonces tienes que buscar en otra parte… no sé, son opciones, podría
ser. Ahora, para mí esto es una inversión de todas maneras, yo sé que todo lo
que hicimos acá, tener un departamento en este lugar, el mejor barrio de
Santiago, la mejor ubicación, esto, yo digo, es único.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

Si bien el alcance de esta investigación no permitió realizar un catastro exhaustivo del


nivel de remodelación de viviendas existente en el sector, alcanzando sólo una
aproximación estadística mediante la aplicación de la encuesta que otorga una
estimación de un 23%, se pudo explorar, a través de las entrevistas en profundidad a
residentes del barrio y en conversaciones informales con los conserjes de los edificios,
que la proporción de nuevos propietarios que han remodelado sus viviendas alcanza
proporciones mayores en el borde del Parque Forestal, coincidiendo los entrevistados
en plantear que esto representaría aproximadamente el 50% de las viviendas.

«En este edificio hay hartos jóvenes que están llegando ahora. El de arriba es
un arquitecto de 30 años que está remodelando su departamento, otro vecino
de abajo lo remodeló hace apenas un año y el 9 también se vendió ahora y lo
van a remodelar.
»Al mirar por el patio interior uno se da cuenta al tiro de los departamentos
que están remodelados y los que no, porque se nota en las ventanas. Si te
fijas, este edificio tiene dos extremos, o vecinos súper viejos que han vivido
toda la vida acá, o jóvenes que están llegando ahora y que están
remodelando.»
Constanza, periodista, 34 años
Residente en el barrio desde hace 6 años

Un ejemplo gráfico de estas intervenciones las podemos ver en las Figuras 31, 32 y 33,
imágenes publicadas en la revista Vivienda y Decoración del diario El Mercurio, en su

105
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

edición monográfica «Santiago centro», en la que se destacan varios departamentos


del Parque Forestal reformados por sus dueños para vivir en ellos. Éstos se asemejan
a los departamentos visitados durante esta investigación para la realización de las
entrevistas, a los cuales no se les tomaron fotografías con el fin de no incomodar a los
entrevistados.

Figura 31. Departamento con vista al cerro Santa Lucía

Fuente: Revista Vivienda y Decoración, nº 621, 31/05/2008

106
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 32. Departamento con vista al Museo de Bellas Artes

Fuente: Revista Vivienda y Decoración, nº 621, 31/05/2008

Figura 33. Departamento con vista al Parque Forestal

Fuente: Revista Vivienda y Decoración, nº 621, 31/05/2008

107
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

5_ RESPECTO A LOS NUEVOS OCUPANTES

Uno de los aspectos centrales que debemos establecer para analizar si el proceso que
vive el barrio Bellas Artes–Lastarria constituye un fenómeno de gentrificación, es saber
si más allá de su revitalización comercial de la primera planta de los edificios y las
mejoras que éstas han generado en el entorno, ha cambiado la composición social de
los habitantes del sector.

La primera pregunta que cabe hacerse entonces es si existen nuevos habitantes en el


área, para luego cuestionarnos cuáles serían sus características. En este apartado se
intenta describir, utilizando diversas metodologías de análisis, si existen nuevos
ocupantes en el área y cómo son éstos en su grupo etáreo, su grupo socio económico
y sus estilos de vida.

De esta manera podremos confirmar si nos encontramos en el área con una de las
características centrales del proceso de gentrificación, que hace referencia a la
invasión de grupos sociales de ingresos superiores a los existentes previamente en el
sector, como establece la concepción clásica de la teoría, o si nos encontramos con
gentrificadores o gentrifiers que se caracterizan más por sus aspectos culturales que
por los económicos.

108
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Si analizamos, mediante los datos del censo, la variación total de los grupos
socioeconómicos en el área, no encontramos resultados muy significativos en cuanto a
las variaciones producidas en el período intercensal de 1992 y 2002. Si bien existen
cambios, no se reestructura el orden de predominancia que cada tramo
socioeconómico ocupa proporcionalmente en el sector.

De esta manera, el grupo predominante continúa siendo el C2, aunque baja 4 puntos (de
47,76% en 1992 a 43,80% en el 2002); en segundo lugar se mantiene la participación del
grupo C3, que gana 3 puntos (de 24,43% a 27,36%); en tercer lugar se mantiene el
grupo ABC1 con una disminución de 1,5 puntos (de 16,70% a 15,16%) y en cuarto y
quinto lugar los grupos D y E, los cuales presentan un aumento de 0,5 y 2 puntos
respectivamente (el grupo E pasa de 0,72% a 1,38% y el D de 10,40% a 12,30%).

Según los datos, el sector no estaría siendo ocupado por sectores de mayores
ingresos (ya que los dos grupos más altos presentan una baja) sino que estaría siendo
ocupado por sectores de menores ingresos (los tres segmentos inferiores de la
clasificación crecen en el período intercensal, especialmente el grupo C3). Si bien
estas diferencias no son muy amplias, si consideramos que los grupos ABC1 y C2
pierden en conjunto 5,5 puntos porcentuales, los que son ganados en conjunto por los
grupos C3, D y E, podemos
Figura 34. Variación intercensal grupo ABC1
establecer que existe una
tendencia hacia una baja en el
nivel socioeconómico del sector.

No obstante, si observamos los


datos de manera más detallada
por manzana, vemos que el
fenómeno no se puede analizar
como una simple huída de los
sectores de altos ingresos, ya
que las diferencias presentadas
en algunas manzanas por nivel
socioeconómico en el período
Fuente: elaboración propia

109
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

intercensal, nos demuestran que existe una relocalización de los grupos, más
importante que su variación en el total. Así vemos que, si bien el grupo ABC1 se
reduce en términos generales, aumenta en el sector borde del Parque Forestal y en las
manzanas interiores de Lastarria,
Figura 35. Variación intercensal grupo C2 siendo éste un aumento
considerable en la manzana que
se ubica al oriente de la calle
Estados Unidos, y marcando un
notorio vaciamiento en las
manzanas de ambos vértices
ponientes.

Por otra parte, el grupo C2 es el


que más disminuye en el periodo
intercensal, mostrando un fuerte
vaciamiento en el borde del
Parque y en menor medida en el
Fuente: elaboración propia sector interior de Lastarria, de
modo inverso a lo que ocurre con
Figura 36. Variación intercensal grupo C3
el grupo ABC1. Del mismo modo
los planos muestran que el si
bien el grupo C3 es el sector que
más crece en su participación
relativa en el total, éste ocupa
manzanas diferentes a las
ocupadas por el grupo ABC1.

Considerando lo anterior,
estaríamos ante un doble
proceso donde por un lado, el
barrio está viviendo

Fuente: elaboración propia


principalmente un fenómeno de
penetración de sectores medios

110
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

(C3), una huída de los sectores medios altos (C2) y una concentración puntual de
grupos altos (ABC1).

Así, a diferencia de lo que sería un proceso de gentrificación clásico, los sectores de


altos ingresos no representan una amenaza para los grupos de menores recursos que
vivían en el sector, ya que los grupos altos, ABC1, se ubican en la mejor oferta de
vivienda, mientras que el barrio ofrece vivienda con precios asequibles para los grupos
C3, lo que les permite crecer en el área. A medida que crece la oferta de vivienda para
sectores medios con nuevas edificaciones, los sectores altos se agrupan en las
manzanas más consolidadas, especialmente en dos localizaciones: en los
departamentos que enfrentan al Parque Forestal y los que se encuentran al interior del
barrio Lastarria, donde se concentran la mayor cantidad de departamentos antiguos,
de mayor tamaño y con mayor atractivo arquitectónico.

Si bien los datos del censo nos dan una referencia de cómo ha ido evolucionando la
ocupación del sector, es fundamental reconocer que esos datos corresponden al año
2002 y que por tanto ya ha transcurrido más de medio período intercensal más, en el
que pueden haber variado, o pueden haberse acentuado estas tendencias. La
encuesta realizada a residentes del área de estudio es muy significativa en este
sentido, ya que el 67,5% de los encuestados declara haber llegado al barrio hace cinco
años o menos, es decir, con posterioridad al censo del año 2002.

Como se observa en la Figura 37, los resultados de la encuesta realizada a residentes


del sector muestran que el proceso de renovación de residentes que vive el barrio es
más bien un fenómeno reciente que está en pleno desarrollo y que, si bien comienza
hace unos diez años (rango de antigüedad en el que se concentran más del 80% de
los encuestados), se ha acelerado notoriamente en los últimos años, teniendo un 24%
de personas que declaran vivir en el sector hace menos de un año y concentrándose
más de un 50% entre los 0 y los 3 años de antigüedad. Esto nos lleva a cuestionar
hasta qué punto las tendencias observadas en el período intercensal continúan hasta
el día de hoy, cuestión que pretende explorar la encuesta realizada.

111
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 37. Tiempo de residencia en el barrio

30

25

20

%
15

10

0
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 22 24 26 28 30 32
Años de antigüedad

Fuente: elaboración propia

En cuanto a los resultados de la encuesta referentes al nivel socioeconómico, si


construimos el indicador de nivel socioeconómico (NSE) de acuerdo a lo establecido
por Adimark 17 , nos da que más de un 50% de los encuestados se encontrarían dentro
del grupo socioeconómico ABC1. Pero estos datos pueden tener cierto sesgo al no
referirse específicamente al jefe de hogar sino a las personas individuales que se
consultó a pie de calle por lo que resultan poco comparables con los datos del censo y
para sacar conclusiones definitivas en esta clasificación se requeriría de una encuesta
hogar que supera los alcances de esta investigación. De todos modos, de estos
resultados podemos concluir que los residentes encuestados –que, como vimos
anteriormente, son en un alto porcentaje residentes recientes en el barrio– tienen un
alto nivel educacional (ya que cerca del 55% declara tener estudios universitarios
completos y un 15% universitarios incompletos, los que son en gran parte estudiantes
que aún no han concluido sus estudios) y poseen en sus hogares gran parte del
conjunto de bienes analizado por Adimark en su clasificación. En el cuadro siguiente
vemos que, si situamos los datos de la encuesta realizada, junto a los datos obtenidos
del censo, la diferencia que alcanza el grupo ABC1 es altísima, por lo que si bien se
cuestiona su validez como dato comparado por las razones explicitadas anteriormente,
se plantea al menos como una muestra de que gran parte de los residentes del sector

17
La cual pondera la variable de nivel educacional del jefe de hogar con un puntaje otorgado a cierto
grupo de bienes

112
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

cumplen con las condiciones que se establecen en nuestro país tradicionalmente en


los estudios de mercado para analizar el nivel socioeconómico de los sectores de altos
ingresos.

Evolución del Nivel Socioeconómico


Figura 38. Evolución del nivel socioeconómico
60

50

40

% ABC1
C2
30 C3
D
E

20

10

0
1992 2002 2007

Fuente: elaboración propia

Para ajustar el alto porcentaje del grupo ABC1 obtenido tras la ponderación del nivel
socioeconómico de los encuestados y su posesión de ciertos bienes, se les consultó
por el nivel de ingresos promedio mensual de su hogar, el que se distribuye de forma
más homogénea, entregándonos una aproximación más realista y coherente con las
tendencias observadas en los datos censales.

113
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 39. Ingreso promedio mensual del hogar

30 28,5
25,2
25 22,5

20
14,6
15

10 7,3

5
2

0
Menos de Entre $150.000 Entre $300.001 Entre $500.001 Entre $800.001 Entre
$150.000 y $300.000 y $500.000 y $800.000 y $1.500.000 $1.500.001 y
$3.000.000

Fuente: elaboración propia

De acuerdo a estos datos observamos que en el sector existe una gran variabilidad de
ingresos, y si bien no podemos equiparar cada tramo a los grupos clasificados de
acuerdo a los datos del Censo (porque en éste no se consulta por el nivel de ingresos)
de acuerdo a las estimaciones de los ingresos que corresponderían a cada categoría
que realiza la misma empresa de investigaciones de mercado Adimark 18 , los grupos
ABC1 tienen un ingreso promedio entre 1.700.000 pesos y 3.500.000, por lo que se
podrían equiparar a la última columna del gráfico, correspondiente a un 7,3% de la
población encuestada.

Hasta aquí, sabemos que el sector en la última década está siendo poblado por nuevos
residentes, los cuales tienen principalmente ingresos medios, pero un alto nivel
educacional. Cabe entonces preguntarse de dónde vienen principalmente estos nuevos
residentes y a qué grupo etáreo pertenecen.

18
Mapa Socioeconómico de Chile, Adimark, Mayo 2004.
En www.adimark.cl/medios/estudios/Mapa_Socioeconomico_de_Chile.pdf

114
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Si analizamos los datos del censo de acuerdo a la edad de los residentes, desde el año
1992 al 2002, se observa una variación considerable en la distribución de los grupos
etáreos y, como se observa en la figura 40, la tendencia continúa según los datos de la
encuesta. Uno de los cambios más significativos es la disminución de los niños y
adolescentes, quienes habrían disminuido por migración y no sólo por crecimiento, ya
que su baja no se ve reflejada en un crecimiento de la columna siguiente. Por otra
parte destaca el aumento regular del grupo de entre 26 y 35 años, el que se transforma
ya desde el año 2002, en el grupo prioritario del sector.

Figura 40. Evolución de la edad de los habitantes del barrio Lastarria


35

30

25

%
Hasta 17 Años
20
Entre 18 y 25 años
Entre 26 y 35 años
Entre 36 y 45 años
15 Entre 46 y 65 años
66 Años y más

10

0
1992 2002 2007

Fuente: elaboración propia

Los datos de la encuesta nos muestran además que en los últimos años crece
notablemente la proporción de jóvenes entre 18 y 25 años, al tiempo que disminuyen
los mayores de 45.

La tendencia sostenida del barrio en los últimos años varía entonces, desde una
distribución estable de los grupos etáreos en 1992, posiblemente derivada del
crecimiento vegetativo de la población, hacia una notable concentración de jóvenes y
una disminución de adultos y niños derivadas no de causas naturales, sino de

115
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

movimientos residenciales que muestran una importante reconfiguración generacional


en el sector.

El hecho de que el barrio se esté llenando de jóvenes es reconocido por los residentes
encuestados y entrevistados como uno de los cambios fundamentales en el sector en
estos últimos años (junto con las transformaciones en el comercio).

«Durante bastante tiempo, este se había convertido en un barrio de gente vieja,


cuando mi hija vivía aquí con nosotros era lejos la menor de todo el edificio, no
había gente joven. En cambio, de repente como que la gente joven descubrió el
barrio. Y aquí se junta que hay muchos departamentos grandes y también
muchos departamentos chicos, los dos extremos. Los edificios que han
construido aquí son la mayoría de departamentos chicos, así que eso atrae
mucho a la gente joven y la vida de cafés, la vida en la calle, las dos cosas se
avienen. Cuál es la causa de qué, eso es difícil saberlo.»

Jaime, periodista
Residente en el barrio desde hace 74 años

«Por supuesto, en el tiempo que llevo yo acá tengo la sensación de que cada
vez hay más gente joven que se quiere venir para acá, parejas buscando una
opción por vivir en la ciudad, en el centro, en un sector lindo, que tienes un
parque, y vivir una vida más urbana. Este edificio tiene dos extremos, o vecinos
súper viejos que han vivido toda la vida acá, o jóvenes que están llegando
ahora. Lo que no se ve, son familias con hijos adolescentes, eso como que no
existe, te diría.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«Hoy en día conviven de manera bien estrecha dos generaciones. Yo creo que
hay una combinación: siempre veís al abuelito, qué se yo, pero yo creo que es
inevitable cuando hay una oferta de una inmobiliaria que compran un edificio, lo
demuelen y construyen uno nuevo con departamentos de 20 metros cuadrados
para jóvenes, no van a ser dedicados para adultos y esa es la primera señal de
recambio.

116
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

»Otra señal de recambio que yo he visto son los hostales que se ponen acá.
Para que se ponga un hostal de turismo internacional para jóvenes turistas…
quiere decir que es un barrio joven.

»Otra señal son los amigos, que siempre están: “oye si sabís algo que se
arriende, avísame”; y así ha sido siempre. Prácticamente hemos vivido en
rotación entre el mismo círculo de amistades. En este mismo edificio viven dos
amigos míos, en ese otro viven otros dos y allá otros dos… y en esta sola
cuadra hay como 10 conocidos relativamente cercanos, y resulta que multiplicai
y resulta que en el barrio deben haber 50 personas o más, que están dentro del
círculo “de la amistad” si se puede decir de alguna manera, que tienen la misma
edad que yo y bordean todos los 30 años.»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«En mi edificio, que es un edificio nuevo, viven principalmente profesionales, de


treinta y tantos años, estudiantes, y algún matrimonio. Muy pocas personas
mayores. Es pura gente soltera, extranjeros, jóvenes… Viejos hay muy pocos.
El promedio de edad yo creo que está entre 30 y 40 años.»

Lorna, ingeniera, 35 años


Residente en el barrio desde hace 2 años

Según la encuesta realizada en el barrio, los nuevos residentes vienen


mayoritariamente de otras comunas de la región metropolitana (75,5%), en menor
medida de la misma comuna de Santiago (14,1%), de otras ciudades (7,2%) y de otros
países (2,9). Si agrupamos las comunas del Gran Santiago entre aquellas de mayores
ingresos del sector oriente (Vitacura, Las Condes, Ñuñoa, Providencia, La Reina y Lo
Barnechea) y las de ingresos menores que se distribuyen en el resto de la ciudad,
vemos que la procedencia de los nuevos residentes que figuran en la muestra vienen
principalmente de las comunas del sector oriente, representando en conjunto un 47,5%
de los encuestados. Como vemos en la Figura 41, llama la atención que sólo estas 6
comunas del sector oriente de la capital constituyen casi la mitad de la muestra,
teniendo Providencia, Las Condes y Ñuñoa una alta representación cada una, mientras

117
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

que si no consideramos los movimientos intercomunales, sólo el 28% de los


encuestados procede de 13 comunas restantes, cada una con una muy baja
representación.

Figura 41. Comuna de procedencia de encuestados

Otro País 2,9

Otra Ciudad 7,2

Renca 1,4

Quinta Normal 1,4

Quilicura 1,4

Pudahuel 1,4

Huechuraba 1,4

Estación Central 1,4

San Miguel 2,2

Puente Alto 2,2

Macul 2,2

Peñalolén 2,9

La Florida 2,9

Independencia 2,9

Maipú 4,3

Santiago Centro 14,1

Lo Barnechea 1,4

La Reina 4,3

Vitacura 6,5

Ñuñoa 10,1

Las Condes 10,1

Providencia 15,1

0 5 10 15 20
Porcentajes

Fuente: elaboración propia

118
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Igualmente resulta destacable que el barrio sea un sector de recepción tanto de


personas que vienen de otras ciudades del país, como de las que vienen del
extranjero, quienes juntos constituyen el 10% de la muestra.

En términos cualitativos, los entrevistados describen a estos nuevos residentes como


jóvenes solteros, parejas sin hijos u homosexuales de diversas edades y se distingue
la percepción de que poseen un estilo de vida particular, ya sea por las actividades que
realizan o simplemente por la forma en que han elegido vivir.

«¿Los jóvenes que viven en este barrio? ¿Los shuper? Mmm… no lo había
pensado tanto, pero a ver: para mí, si hay una forma de describir a la gente hoy
en día es por lo que hace, asíque ,si tú me preguntai qué tipo de cosas hace la
gente que vive acá: actores, diseñadores, arquitectos, diseñadores industriales
y de vestuario, artistas visuales, cocineros, y uno que otro abogado loco. Y mi
percepción es que hay una masa grande de oficinistas gay, mucho periodista,
uno que otro tipo de la televisión… pero creo que esos se quedan más por allá
por Ñuñoa. Esa es la percepción que yo tengo de la gente que vive acá, aparte
del aborigen que está quedando, con la familia, gente que heredó un
departamento y se quedó pegá, que no son abuelitos pero son igual una
segunda o tercera generación de gente sola que está viviendo acá porque está
pegá principalmente.»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«En general son gente que de grandes, al independizarse, se vinieron para acá.
O vivían en Providencia y después se vinieron para acá. Gente soltera o
conviviendo, que en la vida de independientes se vinieron para acá.

»Hay mucha gente que tiene ocupaciones poco tradicionales, no sé si decirte


artistas, escritores, intelectuales, pero, talvez me equivoco, no son eso, a lo que
voy es que no tienen el horario de 8 de la mañana a 6 de la tarde.

»Si uno va a pasearse por El Golf, que también está lleno de cafés, lo que te
encuentras es gente a la hora de almuerzo, pero no hay gente a toda hora. Aquí
hay a toda hora porque hay mucha gente que trabaja en su casa. Mi amiga es
fotógrafa y trabaja en la casa, se arrendó un taller en Monjitas, donde está el

119
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

restorán Casa Abarzúa, y tiene toda la onda, está lleno de talleres, con pintores,
gente que tiene más libertad en los horarios.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«Encuentro, sin ser discriminatoria, que ha aumentado la cantidad de gays.


Mucha más gente joven también, como del estrato adulto-joven, como recién
saliendo de la universidad, bueno, como yo. Ha aumentado mucho más.

»Si bien, yo creo que no tienen un perfil específico, porque justamente la


característica del barrio es esa, que es bastante diversa, hay como de todo, te
puedes encontrar con hippies, hay más alternativos, se podría decir, si es que
alternativo es la palabra porque yo ahora no sé bien si eso estereotipa algo,
pero yo creo que va más en el corte del adulto joven que viene saliendo de la
universidad, vive solo, tiene acceso, dinero y por eso mismo están estas tiendas
de ropa…»

Jeannette, arquitecto, 29 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

120
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

6_ RESPECTO A LOS CAMBIOS EN EL MERCADO RESIDENCIAL

LA SITUACIÓN DE LOS PRECIOS

El estudio de los precios de arriendo publicados en el diario El Mercurio entre los años
1997 y 2007, otorga resultados significativos.

Figura 4. 3UHFLRVSURPHGLR(en UF arriendo mensual) por año


14
12,40
12 11,59 11,65

10,32 10,08 9,95


10 9,70
9,29 9,39
9,27
8,73
8

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

121
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Como se observa en la Figura 42, según los datos analizados, el precio promedio del
arriendo mensual (en UF) del total de departamentos ofertados en estos 10 años ha
disminuido de 12,4 UF en el año 1997 a 8,73 UF en el año 2007.

Si observamos los datos con detención, esta baja en el precio de los departamentos se
explicaría no necesariamente por una depreciación general del sector, sino por un
mayor porcentaje de oferta de departamentos de bajos precios.

Figura 43. Quintiles de precios (en UF arriendo mensual) por año

35

30

25

20 Primer Quintil
Segundo Quintil
Tercer Quintil
Cuarto Quintil
15 Quinto Quintil

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

En la Figura 43 vemos cómo los departamentos correspondientes al primer quintil, es


decir, los que corresponden al grupo del 20% del precio más bajo, aumentan
considerablemente su peso relativo con respecto al total, a lo largo del período
analizado. Si en el año 97 correspondían sólo al 3,4% de los departamentos publicados
durante ese año, en el año 2007 representan el 26,2%, habiendo llegado casi al 30%
en el año 2006.

122
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Del mismo modo, aumenta el peso relativo de los departamentos correspondientes al


segundo quintil, que representaban el 14,5% de la oferta publicada en el año 97,
mientras que en el año 2007 representan el 27,1%.

Por el contrario, los departamentos más caros, correspondientes a los quintiles cuarto y
quinto, en 1997 representaban el 30% cada uno, mientras disminuye su participación
en el total de departamentos ofertados en el 2007 al 12% cada uno. Es decir, si hace
una década ambos quintiles representaban el 60% de la oferta, hoy su participación es
menor al 25%.

Para una mejor legibilidad de los datos y una comparación más directa de cómo varía
el peso relativo que alcanzan los quintiles extremos en cada año, se representan en el
siguiente gráfico sólo las columnas correspondientes al primer y quinto quintil:

Figura 44. Primer y quinto quintil de precios (en UF arriendo mensual) por años

35

30

25

20
Primer Quintil
Quinto Quintil
15

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

Como vemos en los gráficos anteriores, aumenta considerablemente el peso relativo


de la oferta de departamentos baratos pero, ¿cómo explicamos esta nueva distribución

123
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

de la oferta? Como hasta el momento sólo hemos analizado porcentajes, es decir, la


participación anual de cada quintil con respecto al total de los departamentos
publicados durante cada año, aún no sabemos cómo se provoca esta nueva
distribución de la oferta. Podrían pasar dos cosas: o disminuyen considerablemente los
departamentos caros ofertados, o estos se mantienen y aumentan notoriamente los
baratos. Observemos para eso, las cifras reales:

Tabla 02. Precio (en UF arriendo mensual) de departamentos por quintil

Año 

 
1997  1998  1999  2000  2001  2002  2003  2004  2005  2006  2007  Total 
Quintiles  Primer  N  6  11  34  34  26  28  50  46  36  58  59  388 
de  Quintil  %  3,4%  7,3%  15,7%  21,5%  19,7%  20,6%  25,6%  24,7%  21,1%  29,1%  26,2%  19,9% 
precio 
de  Segundo  N  26  17  34  22  27  26  40  48  43  44  61  388 
arriendo  Quintil  %  14,5%  11,3%  15,7%  13,9%  20,5%  19,1%  20,5%  25,8%  25,1%  22,1%  27,1%  19,9% 
(en UF)  Tercer  N  33  34  54  23  20  29  33  38  33  43  50  390 
Quintil  %  18,4%  22,5%  24,9%  14,6%  15,2%  21,3%  16,9%  20,4%  19,3%  21,6%  22,2%  20,0% 
Cuarto  N  57  46  43  39  30  26  39  25  34  23  27  389 
Quintil  %  31,8%  30,5%  19,8%  24,7%  22,7%  19,1%  20,0%  13,4%  19,9%  11,6%  12,0%  20,0% 
Quinto  N  57  43  52  40  29  27  33  29  25  31  28  394 
Quintil  %  31,8%  28,5%  24,0%  25,3%  22,0%  19,9%  16,9%  15,6%  14,6%  15,6%  12,4%  20,2% 
N  179  151  217  158  132  136  195  186  171  199  225  1949 
Total 
%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0%  100,0% 

Fuente: elaboración propia

En la Tabla 02 observamos que en el año 1997 sólo se ofertaban 6 departamentos


correspondientes al quintil más barato, mientras que el año 2007 éstos alcanzan 59
avisos, casi 10 veces más. Del mismo modo, el segundo quintil aumenta de 26 a 61
avisos de arriendo publicados, superando la duplicación de su oferta. Mientras que los
departamentos de mayor precio, correspondientes al quinto quintil, disminuyen a la
mitad, pasando de 57 avisos en el 97, a 28 en el año 2007.

Entonces, claramente la distribución de la oferta está cambiando principalmente por un


aumento de los departamentos baratos, y en menor medida, por una disminución de
los caros.

124
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Pero, ¿a qué corresponde esta nueva oferta más barata en el sector? Si analizamos
las características presentes en los avisos de arriendo, observamos que aumenta
considerablemente el porcentaje y el número de los departamentos publicados que en
sus avisos declaran poseer 1 dormitorio (o dos ambientes) y aquellos que se califican
como nuevos.

Como se ve en el gráfico de la figura 45, los departamentos de un dormitorio aumentan


su proporción del 41,9% en 1997 al 73,6% en 2007 y, según la tabla 02, en números
reales la cantidad de departamentos de 1 dormitorio ofertados en El Mercurio aumenta
de 52 en el año 1997 a 120 en 2007, es decir, crecen en un 130%.

Figura 45. Proporción de dormitorios por año


80

70

60

50

1
2
40
3
4 o más
30

20

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

El gráfico de la Figura 46 nos muestra que en los últimos cinco años aumentan
considerablemente los departamentos que se catalogan como nuevos en la
publicación, pasando de ser un 2,8% en el año 1997 a un 13,3% en 2007, aunque

125
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

siguen siendo notoriamente superiores los que no poseen información al respecto y


que representan la diferencia para alcanzar el total.

Figura 46. Departamentos nuevos por año


20

18

16

14

12

10

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

Así podemos concluir que los datos muestran que el precio de los arriendos del barrio
en los últimos años en promedio baja, pero que esta disminución no se debe
necesariamente a una depreciación general de los arriendos sino a que la oferta
presente en el sector cambia, aumentando considerablemente los departamentos
baratos, debido a la oferta de departamentos nuevos y pequeños, lo que hace perder
peso relativo a los departamentos caros y provoca, por tanto, que el promedio anual
descienda.

Para comprender mejor cómo se comporta el precio de los arriendos, analizamos la


distribución de los departamentos anunciados en el sector, ya no agrupados en
quintiles, si no en rangos de precios, lo que nos permite conocer de forma más precisa
cuáles son las categorías que han sufrido mayores cambios en esta última década.

En la Figura 47 podemos destacar primero la enorme variabilidad de precios que


encontramos dentro del mismo sector, existiendo departamentos que se arriendan
desde 3 a 100 UF en un área que no supera las 16 manzanas.

126
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Figura 47. Rangos de precios (en UF arriendo mensual) por año

5
0

4
0
Hasta 7
3 UF
% Entre 7 y 10
0
UF
2 Entre 10 y 15
0 UF
Entre 15 y 20
1 UF
0 Más de 20

0
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Fuente: elaboración propia

En las distribuciones anuales de los precios nos encontramos con que la categoría que
durante todo el período es predominante en los avisos de arriendo es la que reúne a
los departamentos entre 7 y 10 UF, lo que significa que la mayor parte de la oferta del
barrio se concentra en ese rango, sin presentar una variabilidad o una tendencia, que
podamos considerar importante.

Por el contrario, una de las categorías que ha disminuido considerablemente su peso


relativo a lo largo de los años es la que reúne a departamentos entre 10 y 15 UF. Si en
el año 97 éstos representaban el 38% de la oferta anual, en el año 2007 no alcanzan el
10%. Esta baja en su participación relativa al total anual se condice con una
disminución en cifras reales donde se reconoce una tendencia clara a la disminución
de departamentos ofertados en este rango, pasando de los 68 en 1997 a sólo 21 en
2007. El caso inverso es lo que ocurre con los departamentos más baratos, con un
precio de hasta 7 UF, los cuales pasan de constituir el 5,6% de la oferta a inicios del
período a ser la tercera parte de los departamentos ofertados en el año 2007,
aumentando de 10 a 75 a lo largo del período analizado.

Hasta el momento, los datos nos permiten establecer claramente el cambio que se
produce en la oferta del sector, pero no podemos sacar conclusiones igualmente
tajantes sobre lo que sucede con el precio de las viviendas existentes. Es decir, se
ofertan mayor cantidad de departamentos baratos, pero el stock ya existente, ¿sube o

127
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

baja de precio? Idealmente, si los avisos analizados tuvieran en su gran mayoría datos
sobre metros cuadrados, podríamos estimar si el precio por metro se encarece o
disminuye. Al no contar con esos datos e intentando comparar departamentos de
similares características a lo largo del período, se categorizaron por número de
habitaciones, y se sacó el promedio anual del valor del arriendo en cada categoría.

Tabla 03. Precio (en UF arriendo mensual) de departamentos por número de dormitorios

Año 

  1997  1998  1999  2000  2001  2002  2003  2004  2005  2006  2007  Total 

  Precio  del  Media  9,183  8,966  8,134  8,073  7,673  7,825  7,879  7,690  7,694  7,732  7,705  7,962 
1  Departamento 
Número  de  N  52  40  68  42  37  55  72  79  82  96  120  743 
en U.F. 
Dormitorios 
Precio    del  Media  12,002  11,542  11,512  11,366  10,456  10,968  11,078  11,961  11,128  13,107  10,837  11,464 
2  Departamento 
en U.F.  N  49  39  58  45  33  16  34  38  32  23  30  397 

Precio    del  Media  16,422  16,980  15,296  21,977  16,619  14,803  12,803  14,217  14,219  18,775  16,393  16,128 
3  Departamento 
en U.F.  N  19  21  25  16  23  24  23  7  12  15  12  197 

Precio    del  Media  19,915  38,944  21,592  17,787  .  29,695  26,486  17,384  18,645  30,537  15,397  22,761 
4  o 
Departamento 
más 
en U.F.  N  4  2  6  5  0  3  7  5  3  1  1  37 

Precio    del  Media  11,683  12,189  11,037  11,861  10,873  10,716  10,469  9,693  9,407  10,043  8,969  10,531 
Total  Departamento 
en U.F.  N  124  102  157  108  93  98  136  129  129  135  163  1374 

Fuente: elaboración propia

De esta manera, en la Tabla 03 observamos que los precios promedio de los


departamentos de una habitación presentan una tendencia a la baja de alrededor de 1
UF; los de dos y tres habitaciones presentan durante todo el período una oscilación de
1 o 2 UF, que no permite reconocer ninguna tendencia; y los de 4 o más habitaciones
representan una muestra muy pequeña que no resulta analizable, ya que el promedio

128
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

varía considerablemente año a año, de acuerdo a los casos concretos que se


presenten.

En conclusión, podemos decir que, con todas las limitaciones que posee esta
metodología de análisis, las cuales ya fueron detalladas en el marco metodológico,
ésta nos permite observar ciertas tendencias claras, como son las siguientes:

Existe una gran variabilidad en la oferta residencial del sector, encontrándose


departamentos que se alquilan desde las 3 UF, hasta otros que superan las 100 UF
mensuales.

Durante todo el período de estudio, alrededor del 45% de la oferta se concentra en el


rango de precios de entre 7 y 10 UF, constituyendo notoriamente la oferta
predominante en el área.

El precio de los arriendos en el sector en promedio baja, debido a una mayor oferta de
residencias baratas correspondientes a departamentos nuevos y pequeños y, al mismo
tiempo, a una disminución de la oferta de departamentos más caros.

El precio de los arriendos de los departamentos ya existentes no presenta, en términos


generales, tendencias claras ni a la alta ni a la baja.

En conclusión, de acuerdo a los datos obtenidos, en el mercado de arriendo no se


produce uno de los efectos principales de la teoría de la gentrificación, como es el alza
del precio de las viviendas.

De todos modos, se considera que para sacar conclusiones definitivas habría que
analizar también el precio de venta de los departamentos y, al igual que se hizo con la
variación intercensal, realizar un análisis georreferenciado que nos permita distinguir si
existen diferencias entre las distintas manzanas, ya que podría suceder que en las
áreas consolidadas frente al Parque Forestal y al interior del barrio Lastarria (donde se
están concentrando los grupos de niveles socioeconómicos más altos y dado que el
stock de esos departamentos es limitado y ha disminuido su oferta en el mercado de
arriendo) haya subido el precio de venta, aspecto que afirmaron percibir varios de los
entrevistados.

129
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

7_RESPECTO A SUS EFECTOS EN LA POBLACIÓN DEL BARRIO

Una de las consecuencias que los autores destacan como parte de los procesos de
gentrificación es la expulsión de los ocupantes de ingresos medios o bajos, una vez
que el lugar vive una revitalización económica y suben sus precios.

Alba Sargatal plantea que este desplazamiento de los habitantes originarios del sector
puede deberse a distintos factores: «a través de la rehabilitación de las viviendas
ocupadas por grupos populares, reclasificadas como residencias de alto nivel; el
abandono involuntario del barrio por parte de habitantes con ingresos limitados, que no
pueden pagar los crecientes impuestos sobre la propiedad, fruto de la política
gubernamental local; la imposibilidad por parte de jóvenes emancipados, originarios del
barrio, de pagar una vivienda en éste; la emigración de residentes por la desaparición
de instituciones sociales, económicas, religiosas e incluso por la pérdida de amistades
en el barrio» (Sargatal, 2001: 3).

Esta característica, esencial para algunos autores, se relaciona también con la


tenencia de la vivienda, que se analizará más adelante y que hace que, en países en
que los sectores de menores ingresos no son propietarios, sean fácilmente expulsados
una vez que el sector entra en un proceso de puesta en valor.

130
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

El desplazamiento de los sectores populares se ha transformado en uno de los


principales cuestionamientos del proceso de gentrificación y de las políticas
gubernamentales que la promueven, a las que se les critica su carácter «higienista».
Mientras algunos consideran que estos procesos son una salvación para la ciudad
interior, otros opinan que es una amenaza para las áreas de clase trabajadora, las que
se ven obligadas a desplazarse aún más hacia la periferia, alejándose de los servicios

Figura 48. Efectos en poblaciones E y D


que le ofrecía la cercanía al
centro (Hamnett, 1991).

Como hemos visto en los


capítulos anteriores, en el
área de estudio el análisis
intercensal no nos da esos
resultados. Demuestran que
el sector está viviendo un
proceso de reacomodación de
los grupos sociales en el
territorio más que una
expulsión, considerando
además que el grupo que
más crece es el C3.

En la Figura 48 vemos que el


grupo E, pierde importancia
relativa en ciertas manzanas
pero la gana en otras,
manteniéndose prácticamente
igual su proporción total en el
barrio.

De la misma manera, vemos


que el grupo D aumenta su
presencia relativa en la
Fuente: elaboración propia

131
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

mayoría de las manzanas, creciendo de forma más significativa en las manzanas


exteriores del barrio y disminuyendo en las interiores.

Como vimos en el capítulo 5, donde se analiza la variación intercensal de los grupos


ABC1, C2 y C3, esto demuestra que efectivamente existe una relocalización de los
grupos sociales al interior del barrio, pero no un reemplazo de los grupos de menores
ingresos por sectores socioeconómicos más altos.

Otro de los efectos identificados en los estudios como consecuencia del proceso de
gentrificación es el cambio en la tenencia de la vivienda. Gran parte de los teóricos
plantean que en los fenómenos de gentrificación la vivienda pasa de un estado de
alquiler a otro de propiedad.

En el caso de estudio vemos que ha ocurrido el fenómeno contrario al descrito por los
investigadores internacionales para los casos de gentrificación. En el barrio Bellas
Artes– Lastarria se ha pasado de una tenencia que se dividía casi en partes iguales en
el año 1992 entre arriendo (45,3%) y propiedad (45,6%), a una mayoritariamente de
arriendo en el año 2002, con una amplia diferencia: 35,9% de los hogares censados
viven en propiedad (ya sea
Figura 49. Tenencia 1992 pagada o por pagar), mientras
crecen a un 57% los hogares que
viven en régimen de arriendo.

Si bien resulta necesario aclarar


que el hecho de que la tenencia
de la vivienda pase de arriendo a
propiedad como consecuencia de
un proceso de gentrificación ha
sido un efecto descrito
principalmente dentro del
contexto de Norteamérica y
Europa central donde, a
diferencia de lo que ocurre en
Fuente: elaboración propia Chile, los sectores de menores

132
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

ingresos viven principalmente de alquiler, por lo que podemos cuestionar la pertinencia


que tiene asumir esta característica como constituyente del fenómeno de gentrificación
para nuestro país, resulta interesante observar los datos de la tenencia distribuidos por
manzana y su variación intercensal.

Como se ve en la Figura 49, para el año 1992 existen manzanas en las que
predominan los arrendatarios y otras donde predominan los propietarios, sin una
distribución específica; incluso existen dos manzanas (en blanco en la figura) en las
que ambos tipos de tenencia están divididos en partes iguales.

En cambio, para el año 2002 se observa que los arrendatarios (quienes han
aumentado considerablemente en el sector) predominan en todas las manzanas
menos en aquellas que bordean el Parque Forestal, las mismas en las que veíamos
una concentración de hogares ABC1.

De esta forma, si bien en


Figura 50. Tenencia 2002
Chile el régimen de tenencia
de la vivienda no está
estrechamente ligado con el
nivel socioeconómico de sus
ocupantes, vemos que
coincide la predominancia de
propietarios en los sectores
de mayor nivel
socioeconómico y en los que
se identificó un mayor nivel
de remodelación de las
viviendas, por lo que
podríamos concluir que en
ese sector, a diferencia de lo
Fuente: elaboración propia
que ocurre en el resto del

133
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

II. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

barrio, se dan varias de las condiciones clásicas identificadas en un proceso de


gentrificación.

De la misma manera, vamos completando el cuadro de lo que ocurre en el resto del


barrio, al cruzar los datos de tenencia con los datos ya analizados anteriormente y que
nos muestran que el sector estaría siendo ocupado por jóvenes, principalmente
profesionales, de ingresos medios, que además viven principalmente en régimen de
arriendo.

134
III. CONCLUSIONES GENERALES
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

Hasta aquí se han descrito paso a paso las principales transformaciones que ha vivido
el barrio Bellas Artes–Lastarria en distintos aspectos.

De acuerdo al análisis de los datos, podemos resumir que en los últimos diez años en
el área de estudio existe un importante auge comercial, especialmente dedicado al
rubro de ocio, un fuerte desarrollo inmobiliario y un fuerte proceso de atracción de
nuevos residentes.

Los cambios en el comercio modificaron el aspecto y la vida del sector. El barrio, cada
vez con más cafés, restaurantes, tiendas de diseño y peluquerías de moda, comienza
a remozarse tanto por la inversión privada en estos locales como por la gestión pública
que, renovando veredas y mejorando espacios públicos, pretende fomentar el proceso.
De esta manera proliferan las terrazas y éstas, a su vez, atraen más visitantes, turistas,
residentes y más comercio. Comienzan a surgir en el barrio edificios nuevos con
departamentos pequeños que aumentan la oferta de vivienda pero, a diferencia de lo
que ocurre en otros sectores de la comuna debido a la normativa que protege varias
construcciones y a la densidad previa del sector, las nuevas construcciones aún se
mantienen a raya y sobreviven en ciertas áreas edificios que conforman un patrimonio
histórico y arquitectónico, lo que es reconocido como un aspecto central del carácter
del sector.

136
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

La inmigración (que prácticamente triplica la población del área) es protagonizada


principalmente por jóvenes de ingresos medios pero con un alto nivel educacional,
quienes viven solos, en pareja o con amigos bajo régimen de alquiler, para quienes no
ha aumentado el precio de arriendo y, por el contrario, se han visto beneficiados por un
aumento de la oferta de departamentos y una baja en su valor.

Por otra parte, en sectores específicos del barrio (los de mayor estándar y con mayor
valor arquitectónico) se están concentrando residentes de grupos socioeconómicos
altos, quienes están comprando sus viviendas para remodelarlas. De esta manera,
existe un doble proceso en el área: por un lado el barrio vive una mayoritaria
penetración de grupos de menores ingresos que los residentes existentes con
anterioridad, pero por otro, el área borde del Parque Forestal y manzanas interiores del
sector de Lastarria están elevando su nivel socioeconómico.

En base a la información obtenida de los datos, la primera conclusión que plantea esta
tesis es que el barrio en su conjunto no vive un proceso clásico de gentrificación
(ya que no cumple con dos de los aspectos básicos de este concepto, como son:
aumento del precio de las viviendas y elevación del nivel socioeconómico de sus
residentes) pero que este fenómeno sí se puede reconocer –al menos de manera
incipiente– en ciertas áreas muy específicas del sector, por lo que podríamos identificar
una gentrificación puntual de ciertas zonas.

En segundo lugar, si retomamos los aspectos centrales que guían los estudios de los
dos principales enfoques teóricos sobre la gentrificación, el culturalista (con énfasis en
la demanda, en las características de los gentrificadores y en las transformaciones
culturales que experimentan los barrios) y el economicista (con énfasis en los
movimientos de capital que generan la oferta, en la reestructuración socioeconómica
de los barrios y en los efectos que eso tiene para los antiguos residentes), podemos
concluir que el caso de estudio también es paradigmático. Esto porque que se pueden
observar en los nuevos residentes, independientemente de su nivel socioeconómico,
muchas de las características socioculturales con las cuales el enfoque de la demanda
y de la ciudad emancipadora identifica a los gentrificadores, pero no se advierten las

137
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

características socioeconómicas asociadas a esos grupos ni las alzas de precio


concomitantes al proceso.

Desde el punto de vista culturalista vemos que, a nivel general, nuestro país, y
especialmente Santiago, se encuentra viviendo procesos de reestructuración
económica y social característicos de la ciudad post-industrial, que son identificados
por los autores de la corriente de la demanda como aquellos aspectos que promueven
o permiten el fenómeno de gentrificación, como son: un alza en el nivel de vida, un
aumento del sector servicios, una disminución en el tamaño de los hogares y una
diversificación del consumo y los estilos de vida.

En el barrio Bellas Artes-Lastarria en particular, se observan muchas de las características


que autores como David Ley identifican como parte de «la nueva clase media»
gentrificadora: los nuevos habitantes son mayoritariamente jóvenes profesionales, solteros,
con patrones de consumo vinculados a la estética, el arte y el ocio.

Los nuevos residentes se reconocen a sí mismos y a los demás en las entrevistas en


profundidad, como pertenecientes a un sector «no tradicional» de la sociedad
santiaguina, destacando la presencia de gays, parejas sin hijos y solteros, con
ocupaciones mayoritariamente independientes y con un estilo de vida particular, lo que
genera en el barrio y sus residentes una identidad que es definida por los entrevistados
como «alternativa».

Además, los nuevos residentes destacan la diversidad del barrio como un valor y
característica esencial del sector, la cual se expresaría principalmente en su diversidad
socioeconómica y en la libre expresión de estilos de vida y opciones sexuales. Los
nuevos residentes del barrio se consideran personas tolerantes y perciben la
aceptación de «un otro», como un requisito esencial para vivir en el sector.

«La mezcla no sólo cultural sino también social que hay, en términos de
estratificación es súper amplia. O sea, está el curao botao, indigente, y el cuico
con muchas lucas en estas cuadras (…) Pero tiene que ver con la
transformación del barrio, es un barrio muy central. O sea, está Baquedano a un
par de cuadras, que es como la puerta de entrada de la Florida y ahora están
estas otras puertas que se han ido abriendo hacia Independencia y hacia
Recoleta, con la línea del metro, que también terminan por llegar al mismo

138
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

punto. Entonces, hay de todo, es como bien heavy cómo en un fin de semana
aquí puedes ver desde peloláis a pokemones, es bien atractivo. Eso es lo más
atractivo, lo que a mí más me entretiene, salir y poder decir: cacha todo lo que
hay. Y es un país chico, entonces es como que lo ves todo, en gran medida.»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«Aquí hay una mezcla grande, ves a los pokemones, las tribus urbanas… Hay
gente que no le gusta eso, se siente amenazada. Y claro, tú puedes ver
cualquier cosa dentro del parque, y es verdad eso. Yo lo encuentro lo más
entretenido que hay. De repente ves cabros chicos, ves a una pareja gay
besándose… claro, tenís que ser tolerante, no te podís escandalizar por eso,
porque si no, lo vai a pasar mal en el barrio, porque ves de todo.

»Yo creo que esto es una síntesis de, no me atrevería a decirte de Chile, pero
sí de Santiago. Te encuentras con la familia cuica que viene como al paseo
intelectual-cultural al museo y al Parque Forestal, con la pareja gay que se
siente en su barrio, con el intelectual y el escritor, con algún político… Eso no lo
hay en cualquier parte, esa mezcla es lo que yo encuentro una de las mejores
cosas de este sector. Pero te tiene que gustar, o no te tiene que amenazar.
Porque hay gente que vive en condominios en La Dehesa que quieren estar
rodeados de gente parecida. Y aquí es al revés, te tiene que gustar estar
rodeado de gente que no es parecida a ti o que puede no ser parecida. A mí
eso siempre me ha gustado. Nosotros en Ámsterdam, como te contaba,
vivíamos en la mitad del centro y de repente aparecía un homeless en la puerta
durmiendo y nadie se escandaliza. Es parte del día a día. Por eso te digo que
hay un concepto como de no tenerle miedo al otro, a lo distinto, a lo raro.»

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

Los nuevos residentes también expresan la percepción de sentirse aceptados con un


estilo de vida que se podría considerar «poco tradicional» en sus barrios de origen:

«Yo soy soltera y entonces no me imagino viviendo donde viven mis papás,
cerca del Club Hípico, en una casita, llegando después del trabajo a regar el
antejardín y a conversar con las vecinas. Aquí tengo más cosas que hacer,

139
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

puedo salir, juntarme con amigos, volver tranquilamente sola en la noche… aquí
que yo viva sola no es un tema. Donde vive mi familia, sí lo sería, porque la
mayoría son familias. Además de que me aburriría como ostra, pero no sé, no
me sentiría cómoda con los vecinos. Acá hay un montón de gente como yo.»

Lorna, ingeniero civil, 35 años


Residente en el barrio desde hace 2 años

Esta presencia en los testimonios de la idea de diversidad y tolerancia, se vincula


directamente con la tesis que Lees (2000) denomina como «ciudad emancipadora»,
para referirse a las características que principalmente Caulfield y otros autores con un
enfoque culturalista identifican en las áreas centrales que viven procesos de
gentrificación.

Hasta aquí vemos entonces, cómo las características de los nuevos habitantes del
barrio coinciden con aquellas que diversos estudios identifican en los gentrificadores de
las áreas centrales de distintas ciudades post-industriales, especialmente con aquellos
que protagonizan los procesos tempranos de transición de estas zonas, es decir, los
que se han identificado como «pioneros» en la literatura (ya que los procesos de
gentrificación masivos y la «supergentrificación» no necesariamente se asocian a
estilos de vida «alternativos» ni a jóvenes pertenecientes a una nueva clase media).

Sin embargo, y pese a estas similitudes con los fenómenos internacionales, el barrio no
presenta un aumento general en el nivel socioeconómico de sus residentes; tampoco
presenta un aumento en el precio de arriendo de sus viviendas y, por lo tanto, no ha
experimentado una expulsión de sus residentes de menores ingresos. Todas éstas,
características centrales en el concepto de gentrificación.

¿Cómo explicamos esta aparente incongruencia? Es aquí donde nos encontramos con
pocas respuestas por parte del desarrollo teórico existente −el cual se ha desarrollado
principalmente en países del hemisferio norte con realidades muy distintas a la
nuestra− y requeriríamos contar con experiencias latinoamericanas similares que nos
permitan entender las particularidades que puede presentar el fenómeno en nuestros
países, investigaciones que son muy escasas o, al menos, poco difundidas.

140
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

De esta manera, si bien este es un estudio exploratorio, por lo que no podemos


establecer resultados concluyentes al respecto, nos atrevemos a esbozar distintas
hipótesis que, basadas más en ideas que en desarrollos teóricos o experiencias de
caso similares, requerirían ser comprobadas en estudios posteriores.

ALGUNAS CONSIDERACIONES PREVIAS

1_ En primer lugar es necesario puntualizar que, para establecer determinantemente


que el precio de la vivienda no presenta un alza en el sector se requiere de un
estudio más acabado que contemple datos de venta de departamentos, cuestión
que, como se explicó en esta investigación, resultó imposible de obtener. Esto nos
otorgaría una visión más fina y compleja del fenómeno, ya que es posible que el
mercado de venta se esté comportando de manera distinta (al menos en los
departamentos de alto estándar que están siendo remodelados) al mercado de
arriendo, en el que figuran principalmente los departamentos nuevos y pequeños.

2_ En este mismo sentido, se deberían explorar metodologías más certeras para


recoger los datos de arriendo, que no posean los problemas que se identificaron en
este estudio, como la falta de información comparable entre unos y otros y la falta
de referencia específica a una localización (lo que puede llevar a error, si se están
anunciando departamentos en arriendo que quedan fuera del área de estudio, pero
que aluden a su cercanía con el Parque Forestal o el Museo de Bellas Artes,
cuestión que puede pasar con mayor frecuencia cuanto más atractivo sea el
sector).

3_ Por último, se debe plantear la necesidad de realizar un estudio de datos más


recientes para determinar el nivel socioeconómico de los nuevos residentes, ya que
los datos del censo 2002 pueden encontrarse menos vigentes que en otras
investigaciones, dado el crecimiento exponencial que ha experimentado el
fenómeno de estudio desde el año 2000 hasta la fecha. Para esto se requeriría una
encuesta hogar estadísticamente significativa, que no fue posible realizar en este
estudio.

141
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

Enunciadas estas consideraciones, podemos explorar diversas hipótesis para entender


los resultados de esta investigación los que establecen que el sector, a pesar de haber
aumentado notoriamente su demanda de residentes y haber experimentado un
mejoramiento físico, no ha vivido un alza de precios en las viviendas ni aumentado el
nivel socioeconómico de sus residentes, a diferencia de lo que ocurre en los casos
internacionales de gentrificación.

FACTORES ECONÓMICOS DESDE EL ENFOQUE DE LA OFERTA

 El factor más evidente que muestran los datos recogidos es que la construcción de
edificios en altura está aumentando la oferta de departamentos y, por lo tanto,
bajando el valor promedio de los arriendos. De esta manera, si bien podría subir el
precio de suelo, la sobreexplotación del terreno permite a los desarrolladores
obtener rentabilidad sin que eso signifique un aumento del precio individual de la
vivienda. Esta particularidad diferencia a nuestro caso de estudio de la mayoría de
los casos tradicionales y más emblemáticos (como es el caso de los barrios
victorianos en Londres o la recuperación de barrios centrales de vivienda obrera en
los Estados Unidos) donde la gentrificación se asocia a la recuperación y
revalorización de un stock antiguo previo y, por tanto, limitado de vivienda.

Este elemento de «stock limitado» sólo existe, en nuestra área de estudio, en los
edificios que se encuentran frente al Parque Forestal y ciertas construcciones
antiguas del interior del barrio, las cuales poseen gran valor agregado por su
ubicación, su carácter patrimonial, su tamaño y sus características constructivas,
que hacen que no compitan con la nueva oferta inmobiliaria. Estas son justamente
las áreas que experimentan un alza en el nivel socioeconómico de sus residentes.

 Por otra parte, la oferta de vivienda desarrollada por los inmobiliarios se caracteriza
(al igual que la que han desarrollado en gran parte de la comuna de Santiago) por
ser pequeña y de bajo estándar. Esto, sumado al stock de vivienda también
pequeña que se construyó en el sector en la primera mitad del siglo XX (que si bien
es de mayor estándar, actualmente se encuentra sumamente deteriorada) atrae a

142
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

un consumidor de ingresos medios, principalmente jóvenes, iniciándose en su vida


productiva. Desde este punto de vista, la oferta mayoritaria del sector, estaría
condicionando la demanda y limitando el nivel de ingresos de los posibles
consumidores.

Este tipo de vivienda tiene poca capacidad de perdurar en el ciclo de vida de las
personas, por lo que, a medida que los residentes jóvenes aumentan sus ingresos
(escalando en la estructura social), abandonan el sector en búsqueda de
residencias más amplias o de mejores condiciones. Recambio que, al mismo
tiempo, mantiene un constante stock de vivienda disponible, reforzando el factor
anterior de oferta vacante y, por lo tanto, un menor precio.

Nuevamente vemos que este elemento difiere de lo que ocurre en los sectores de
más alto estándar del barrio, donde el tamaño de las viviendas es mayor y por tanto
permite la recepción de habitantes en un ciclo productivo y de ingresos ascendente.

 Un tercer elemento, vinculado con los anteriores y que diferencia el caso de estudio
de los casos internacionales de gentrificación, es la inexistencia en nuestro país del
mercado de vivienda remodelada 19 como modelo de negocio inmobiliario. Distintos
factores influyen para que en Santiago no exista este fenómeno tan presente en
Europa o en los centros de ciudades norteamericanas:

― Disponibilidad de suelo (ya sea terreno libre en la periferia, eriazos en la


zona central o terrenos «blandos» de baja densidad constructiva en gran
parte de la ciudad, susceptibles de densificar en altura) lo que permite
realizar construcciones nuevas de alta rentabilidad frente a los elevados
costos de la compra y remodelación de construcciones existentes.

― Una mayoritaria falta de protección de los barrios consolidados, lo que


refuerza el punto anterior y hace que prácticamente todos los barrios sean
«densificables».

19
Existen casos muy puntuales y menores: en el Barrio Brasil–Yungay y en los cerros patrimoniales de
Valparaíso.

143
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

― Una normativa sumamente restrictiva para la realización de reformas en


edificios patrimoniales que desincentiva la inversión en áreas protegidas,
fomentando la construcción de vivienda nueva.

― Políticas estatales de fomento a la construcción y/o a la demanda de


vivienda nueva.

Estos elementos hacen que en el área de estudio no existan agentes promotores


del mercado de vivienda antigua como existen en otras ciudades, los cuales han
sido en muchos casos centrales para la consolidación o masificación de los
procesos de gentrificación. Si vinculamos esto a los elementos anteriores, tenemos
un comportamiento específico de nuestra industria inmobiliaria, que estaría
determinando la oferta de vivienda y, por tanto, condicionando a la demanda.

FACTORES CULTURALES DESDE EL ENFOQUE DE LA DEMANDA

 En primer lugar, como apreciación inicial, me gustaría debatir sobre el «real» nivel
socioeconómico existente en el barrio con anterioridad y actualmente. Porque,
aunque la estructura de ingresos de los nuevos habitantes sea la misma, el notorio
rejuvenecimiento del sector implica que ese nivel socioeconómico está siendo
alcanzado por personas que inician su actividad productiva y que se encuentran por
tanto en una probable escala ascendente de ingresos, a diferencia de lo que
sucede si la población es de edad adulta. En este sentido, podríamos pensar que
los nuevos habitantes del barrio son parte de una «nueva clase media» emergente,
tal como lo plantean los estudios internacionales, no sólo con mayor capital cultural
que los antiguos residentes, sino que con mayores ingresos iniciales.

 Si bien nuestro país está cambiando, acercando sus índices a países europeos o
norteamericanos, el fenómeno de reducción de tamaño de los hogares es
relativamente reciente. El estado de «soltería» (residencia individual o de pareja sin
hijos) aún es percibido como un estadio en el ciclo de vida, por lo que es un período
más corto que en otras latitudes donde el patrón de vida single se encuentra

144
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

consolidado. Por esto, aún gran parte de los consumidores de residencias


pequeñas son personas muy jóvenes, de ingresos menores, que viven
principalmente en arriendo y para quienes su estadía en los barrios urbanos es algo
temporal, sin realizar mayores inversiones en las viviendas ni proyecciones a largo
plazo.

 En cuanto a la estructura de la ciudad, Santiago que creció durante mucho tiempo


con un patrón de segregación a gran escala (si bien actualmente se está
modificando) que consolidó la distribución de los sectores de altos ingresos en el
sector oriente de la capital, donde se desarrollaron importantes subcentros de
servicios especializados en este tipo de consumidores. El centro de Santiago en
cambio, perdió su peso relativo como área de servicios de las clases altas y se
especializó más bien en el abastecimiento de sectores medios que, habitando la
periferia, aún no tenían subcentros importantes en sus lugares de residencia.

Este elemento, que diferenció la oferta de la ciudad, es un factor que pesa a la hora
de atraer nuevos residentes. La oferta comercial del barrio, si bien se ha renovado
y especializado, aún es menor y muy específica, no existiendo productos y
servicios (como supermercados, colegios, etc.) que los habitantes de sectores de
altos ingresos consideran básicos. En las entrevistas en profundidad, este es un
elemento reconocido por los entrevistados que residían anteriormente en sectores
de altos ingresos:

«Hay algo con este tipo de barrio que le cuesta competir con los otros que es la
calidad del servicio en términos como de abarrotes y cosas así, como está
atomizado, en estos almacenes no siempre puedes encontrar… no hay tiendas
especializadas, a pesar de lo que uno pensaría que acá está todo. Pero no está
asociado a la calidad. Y uno sigue comprando en el Jumbo, por ejemplo, de
todo. Si tenís un gusto refinado en algo sabes que lo vas a encontrar allá. Aquí
es más difícil. Es una tontera, pero te voy a dar el peor de los ejemplos, el más
cotidiano: si tú ocupái papel confort Élite y se te acabó, salís a comprar y solo
vai a encontrar confort rasca en rollo ordinario. Cacha el ejemplo, es una tontera
pero esa es una de las pocas cosas que yo podría decir que me carga, por ese
ítem tengo que agarrar el auto…»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

145
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

«Sí, ahora hay cosas que no he podido superar, porque hay ciertos servicios
que no son tan buenos como si vivieras en Vitacura u otro sector. No he podido
encontrar una tintorería que sea realmente buena, yo tengo mucha ropa,
chaquetas y trajes más o menos finos que tengo que mandar a la tintorería. Las
dos que hay aquí son como antiguas, las máquinas son unas reliquias,
entonces no me atrevo. Los tres años que llevo viviendo acá pesco el auto y
voy adonde iba antes, a Lo Curro.

»Lo otro que no he encontrado es un gimnasio. Hay uno en bandera pero me


incomoda, yo soy súper maniática con la higiene. Es la misma empresa que
tiene uno en Las Condes pero ése está mucho mejor que el de acá. No sé por
qué. Es súper poco moderna la forma de pensar desde el punto de vista de los
servicios. No debiera ser así. El barrio se ha convertido en un súper barrio, pero
le faltan esas cosas.

»Cuando me compré este departamento, una amiga, como muy práctica, me


echó la talla, me dijo: ¿has pensado a qué colegio vas a mandar a tu hija allá?
Yo les contestaba, no tengo idea. No ha nacido, no sé cuánto tiempo me voy a
quedar acá y no sé porque no es mi tema hoy día, no sé, de repente hay
colegios, no sé, no conozco los que hay. Pero está esa sensación, que no sé si
es real, pero que los colegios particulares no están en el centro».

Constanza, periodista, 34 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

SOBRE EL CONCEPTO DE GENTRIFICACIÓN

Si volvemos al concepto de gentrificación e intentamos aunar los aspectos centrales


que conforman la teoría en una definición más neutra, que no caiga en las
especificaciones casuísticas que han otorgado al término características referidas a los
casos de estudio en donde es aplicada, se propone aquí definir gentrificación como un
concepto conformado por los siguientes aspectos:

- Cambios físicos: implica mejoramientos (en espacios públicos, residenciales o


comerciales).

- Cambios económicos: implica la invasión de usos mejores pagadores del suelo.

146
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

- Cambios sociales: implica la incorporación de grupos sociales de categoría más


alta.

- Cambios culturales: implica la resignificación de un área y el cambio de patrones


culturales de los residentes que permiten esa validación simbólica.

Esta manera de conceptualizar el término permite definir la gentrificación como un


proceso que tiene distintos componentes, y que por tanto es aplicable a una
variabilidad de casos de estudio, en los que se viven esos procesos de cambio
independientemente de sus particularidades, como serían la localización de un área,
sus características previas, o las consecuencias que el proceso conlleva para los
antiguos residentes.

En esta definición cabe, por ejemplo, un fenómeno muy común en las ciudades
latinoamericanas como es la suburbanización de ciertas áreas a través de la
instalación de condominios de altos ingresos en sectores consolidados de ingresos
menores. Esta particular forma de gentrificación, que se ha producido en nuestro país,
posee todas las categorías ya descritas:

- Cambios físicos: derivados de la renovación total del área, generando viviendas y


una urbanización de mayor estándar que las pre-existentes.

- Cambios económicos: cuando esos condominios son dirigidos a un mercado de


mayor nivel socioeconómico que el pre-existente, se genera un alza en el precio del
suelo.

- Cambios sociales: cuando las nuevas urbanizaciones son ocupadas por grupos
sociales de categoría más alta.

- Cambios culturales: a través de campañas publicitarias y cambios de imagen, los


promotores intentan resignificar un área y validarla simbólicamente como
perteneciente a cierto status.

En este ejemplo se produce lo que Smith ha definido como rent gap, donde las
inmobiliarias adquieren terrenos a precios bajos, los construyen, les crean una imagen
y los venden a precios mucho más elevados.

147
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

Distintos estudios urbanos realizados en nuestro país 20 dan cuenta de este fenómeno
en el que las áreas gentrificadas viven una notoria alza en el mercado del suelo y se
reestructura notablemente su composición social, aspectos que ocurren generalmente
de manera paralela y en conjunto con la realización de mejoras físicas en un área y
una resignificación de estas áreas urbanas (entendida como un ascenso en la
percepción o imagen que se le otorga socialmente) lo que ha permitido disminuir la
estigmatización de ciertas zonas de la ciudad.

Como ya hemos especificado, en el área de estudio, en cambio, los cuatro aspectos


que se plantean como configuradores del concepto de gentrificación no se extienden
de igual manera en el territorio.

Las mejoras físicas si bien están bastante extendidas en la primera planta comercial,
a nivel de espacio público han sido más reducidas y en el sector residencial se
concentran en ciertos edificios puntuales.

Del mismo modo, los cambios económicos también los vemos presentes en el sector
comercio, pero no encontramos indicios de aumento del precio de la vivienda, al menos
en arriendo, aunque es posible que se hayan elevado los precios de venta de ciertos
sectores residenciales,

Los cambios sociales entendidos como la incorporación de grupos sociales de mayor


categoría, son un fenómeno que en términos socioeconómicos también sucede sólo en
ciertas áreas puntuales, pese a que se percibe un aumento general de la existencia de
profesionales universitarios y por tanto una existencia de cierto capital cultural, más allá
de que los ingresos que esos profesionales, principalmente jóvenes perciben, no sean
muy altos.

Finalmente, un aspecto que sí se observa bastante extendido es el de los cam bios


culturales, tanto en el cambio de patrones o estilos de vida, como en la resignificación
del área, que la misma transversalidad de esos procesos ha permitido extender a todo
el sector, elevando su valoración e imagen.

20
Destacan en este ámbito las investigaciones realizadas por Francisco Sabatini y Gonzalo Cáceres.

148
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

Si bien en el área de estudio se identificaron dos procesos simultáneos: una invasión


de sectores de ingresos medios y una concentración de sectores altos, y el primero es
notoriamente más masivo, el segundo, es sumamente significativo ya que representa la
inquietud inicial que surgió en las teorías de la gentrificación, que veían con sorpresa la
revalorización de las áreas centrales por parte de grupos de altos ingresos, los que
durante años habían protagonizado una continua huída de estas zonas y su continua
suburbanización se había consolidado a tal nivel, que ya se asumía como un hecho
inmodificable.

De esta manera, si bien el fenómeno que se vive en ciertos sectores del borde del
Parque Forestal es algo puntual, coincide absolutamente con la corriente mundial que
se observa en diversas ciudades post-industriales donde jóvenes de altos ingresos
criados en barrios exclusivos de las ciudades, deciden retornar a las zonas centrales,
valorizando la vida urbana, la cercanía a servicios y la concentración de diversos usos;
más que la tranquilidad, seguridad, espacio y áreas verdes que valorizaron sus padres
al buscar barrios residenciales exclusivos para vivir.

«Yo soy de una familia avecindada y criado durante toda mi vida en Las
Condes, no tengo casi ningún reparo con eso pero no sé exactamente el motivo
por el cual, siempre me sentí empujado, se podría decir, al centro. No sé si a
este barrio, pero al centro, la vida de lugares poblados por gente en las calles,
como de mucho contacto, del comercio puertas afueras, se podría decir, que
antes como era lo normal y ahora es más anormal. Ir de shopping a la calle es
como “¿de qué me estai hablando?”.

»Eso siempre me ha llamado la atención, me genera una imagen como las


películas de Woody Allen, la imagen de entrar a un lugar donde el tipo te
conoce, te saluda, tú te sientas, sabe más o menos lo que vai a querer. Esa
cosa que es como de pueblo-ciudad, se da en las ciudades grandes muy
urbanizadas, donde el auto queda absolutamente de lado, y en el centro de
Santiago.

»Mi hermana es de Vitacura y mi vieja vive en Las Condes. Pero empujamos a


venir para acá o buscamos un lugar intermedio para juntarnos. No es que el
barrio esté a la cresta del mundo, pero… todos obviamente se quieren juntar
más cerca de donde están, así que, generalmente, nos juntamos aquí frente al
cerro, en un restaurant intermedio… Pero claro esa es la movilidad familiar que

149
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

yo tengo. Un hermano vive más parecido a mí en términos como de barrio, vive


en Pedro de Valdivia con Bilbao, en una situación similar, que yo te diría que
está asociada con universidades, comercio, supermercados, servicios, pero
todo exterior, en la calle. Mi hermana en cambio vive en un lugar que es un
edificio en condominio y su experiencia fuera de la casa la hace en el mall,
principalmente. No me gustaría vivir en esa situación, simplemente me gusta
más esto. Más que ir al supermercado, me gusta ir a una frutería y comprar
poca fruta, no un kilo. Debe estar relacionado también al número de familia y
cómo vive una familia más numerosa.»

Víctor, arquitecto, 33 años


Residente en el barrio desde hace 6 años

«Yo crecí en La Dehesa y viví en una casa en Vitacura, normal, no muy grande,
hasta los 14 años y después nos hicimos una casa en La Dehesa que era una
casa grande, con piscina, bien de suburbio. Esto era en el 87, donde no había
todavía los servicios que hay hoy día ahí arriba. Estábamos bien aislados. Yo
siempre me movía en ese sector. Mis padres, cuando todos nos fuimos de la
casa, se cambiaron a un departamento en Américo Vespucio con Vitacura. Ellos
se sienten viviendo en lo más urbano que hay, comparado con lo que tenían
antes. Y mis amigas, la mayoría casadas con hijos, viven en Vitacura y La
Dehesa. Lo que implica cierto problema, porque si invitas para acá, pasa lo
típico: “¿y dónde me estaciono?, “¡Ay!, ¡tan lejos!” “¡Qué peligroso!”

»Tengo también una íntima amiga que vive acá en Mosqueto y con ella nos
juntamos más. También algunos amigos periodistas de la pega que viven acá.
Es típica la cosa “ondera” de vivir en el Parque Forestal, no sé si “ondero” es la
palabra, pero sí como de marcar que tiene una cosa súper especial vivir acá,
encuentro yo. Por eso me siento orgullosa de vivir aquí comparado con mis
amigas que digo, qué lata vivir en una casa, encerrados en unos condominios,
donde todas las casas son iguales, yo siempre le he hecho un poco el quite a
eso. Que tienen casas preciosas y viven de lo más bien, y yo soy la primera que
respeto eso, pero a mí siempre me ha dado un poco de lata.»

Constanza, periodista, 34 años

150
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

III. CONCLUSIONES GENERALES

LINEAS DE ESTUDIO

Finalmente, se quieren dejar planteadas ciertas líneas para posibles


investigaciones futuras, que serían interesantes de desarrollar y que no
fueron abordadas por esta tesis, pero que serían un importante aporte a los
estudios de gentrificación latinoamericanos:

 Abordar los aspectos de género y sexualidad presentes en el barrio,


profundizando el rol de la mujer, el hombre y los homosexuales en el
proceso.

 Desde este punto de vista, resulta muy interesante ahondar en la


identidad gay del barrio y la relación entre la identidad espacial y
personal.

 Realizar estudios comparativos, con metodologías similares, entre este


sector y otros barrios que pudieran experimentar procesos similares
(como el barrio Brasil, barrio Yungay, la zona de Salvador, o el Cerro
Alegre en Valparaíso), con el fin de reconocer patrones que pudiesen
definir este tipo de fenómenos en nuestras ciudades.

151
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA

BONDI, L. (1991): «Gender divisions and gentrification: a critique», en Transactions of


the Institute of British Geographers.
BOURDIEU, Pierre (1998): La distinción, Madrid, Taurus.
BUTLER, Tim (2007): «For gentrification?», en Environment and Planning A, Vol. 39,
pp. 162-181.
CONTRERAS, Yasna (2005): Dinámica inmobiliaria en el Programa de Repoblamiento:
un análisis a los efectos urbanos y sociales. Casos de Estudio. Barrios Brasil y
Yungay, tesis presentada para optar al grado de Magíster en Desarrollo Urbano,
Pontificia Universidad Católica de Chile.
DE MATTOS, Carlos y Rodrigo Hidalgo (eds.) (2007): Santiago de Chile. Movilidad
espacial y reconfiguración metropolitana, Santiago, Pontificia Universidad
Católica de Chile / Eure Libros / Geolibros.
DE MATTOS, Carlos, M. Elena Ducci, Alfredo Rodríguez et al. (2004): Santiago en la
globalización: ¿Una nueva ciudad?, Santiago, Ediciones Sur / Eure Libros.
DE RAMÓN, Armando (2000): Santiago de Chile (1541-1991). Historia de una
sociedad urbana, Santiago, Editorial Sudamericana.
EDWARDS, Jorge (1980): «Del bulevar Montparnasse a la calle Miraflores», en revista
Paula nº 339, diciembre, Santiago.
Eure. Revista latinoamericana de estudios urbano regionales, nº 89, vol. XXIX. Mayo
2004. Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales, Pontificia Universidad
Católica de Chile.
FLORIDA, Richard (2002): The Rise of the Creative Class. And how it’s transforming
work, leisure, community and everyday life.
FLORIDA, Richard (2003): «Cities and the Creative Class» en City & Community,
American Sociological Association, Washington.
FREEMAN, Lance (2005): There Goes the ‘Hood. Views of Gentrification from the
Ground Up, Temple University Press.
GALETOVIC, Alexander (ed.) (2006): Santiago: ¿dónde estamos?, ¿hacia dónde
vamos?, Santiago, Centro de Estudios Públicos.
GARCÍA CANCLINI, Néstor (1995): Consumidores y ciudadanos. Conflictos
multiculturales de la globalización, México D.F., Grijalbo.

152
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

BIBLIOGRAFÍA

GARCÍA HERRERA, Luz Marina (2001): «Elitización: propuesta en español para el


término gentrificación», en Biblio 3W. Revista Bibliográfica de Geografía y
Ciencias Sociales, nº 332, diciembre, Universidad de Barcelona.
HAMNETT, Chris (1991): «The blind men and the elephant: the explanation of
gentrification», en Transactions of the Institute of British Geographers, New
Series, Vol. 16, No. 2, pp. 173-189.
HARRIS, Marvin (1990): Antropología cultural, Madrid, Alianza Editorial.
LABORDE, Miguel (2004): Santiago. Región capital de Chile. Una invitación al
conocimiento del espacio propio, Colección Temática Publicaciones
Bicentenario, Presidencia de la República.
LEES, Loreta (2000): «A reappraisal of gentrification: towards a geography of
gentrification», en Progress in Human Geography, pp 389-408, Department of
Geography, King’s College London, Strand, London WC2R 2LS, UK
LEES, Loretta (2003): «Super-gentrification: The Case of Brooklyn Heights, New York
City» en Urban Studies, Vol. 40, No. 12, 2487-2509, Noviembre 2003.
LEY, David (1978): «Inner city resurgence units societal context», Conferencia Anual
de la Asociación de Geógrafos Americanos, Nueva Orleans.
LEY, David (1986): «Alternative Explanations for Inner-City Gentrification: A Canadian
Assessment», en Annals of the Association of American Geographers, pp. 521-
535.
LEY, David (1987): «The rent gap revisited», Annals of the Association of American
Geographers, 77 pp 465-468.
LEY, David (2003): Artists, Aestheticisation and the Field of Gentrification, Urban
Studies.
MERINO, Roberto (1997): Santiago de memoria, Santiago, Editorial Planeta.
MUÑIZ, Iván, M.Á. García y D. Calatayud (2006): «Sprawl. Definición, causas y
efectos», en Document de Treball, perteneciente al Departament d’Economia
Aplicada, junio 06.03, Universitat Autònoma de Barcelona.
MUÑOZ, Osvaldo (1986): ¡Buenas noches, Santiago! Medio siglo del espectáculo
capitalino, Santiago, Imprenta Gendarmería.
PEÑA, Manuel (2001): Los cafés literarios en Chile, Santiago, Ril Editores.
PLATH, Oreste (1997): El Santiago que se fue. Apuntes de la memoria, Santiago,
Editorial Grijalbo.
SARGATAL BATALLER, Alba (2000): «El estudio de la gentrificación», en Biblio 3W.
Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, nº 228, mayo,
Universidad de Barcelona.
SMITH, Neil (1982): «Gentrification and Uneven Development», en Economic
Geography, Clark University, Vol. 58, No. 2, pp 139-155.

153
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

BIBLIOGRAFÍA

SMITH, Neil (1996): The New Urban Frontier: Gentrification and the Revanchist City,
Routledge.
SMITH, Neil (2002): «New Globalism, New Urbanism: Gentrification as Global Urban
Strategy» en Antipode, pp 427-450, Oxford, Blackwell Publishers.
WEBBER, Richard (2007): «The metropolitan habitus: its manifestations, locations, and
consumption profiles», en Environment and Planning A, Vol. 39, pp. 182-207.
WHENER, Leslie (2000): Benjamín Vicuña Mackenna. Génesis de la transformación de
Santiago, tesis presentada para optar al grado de licenciado en historia,
Santiago, Pontificia Universidad Católica de Chile.
ZUKIN, Sharon (1982): Loft Living: Culture and Capital in Urban Change, Rutgers
University Press.
ZUKIN, Sharon (1995): The Cultures of Cities, Blackwell Publishing.

154
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

ANEXO:

ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

Encierre  en  un  círculo  el  número  de  la  alternativa  que 
considere correcta 
 
I. Para comenzar, se presentan algunas preguntas relacionadas al barrio 
en el que vive y a su percepción de él. 
 
1. ¿Podría indicar hace cuántos años vive en este departamento? Si vive hace menos 
de un año, marque 0. 
        

 
2.  Indique,  en  el  cuadro  que  se  presenta  a  continuación,  las  comunas  en  que  se 
situaban sus últimas tres residencias, indicando entre qué años vivió en ellas. Parta de 
la más reciente hasta la más antigua. Si esta es su primera residencia no complete el 
cuadro. 
 

155
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

   Comuna  Año de llegada  Año de partida


a.       
b.       
c.       
 
3. Respecto a su vivienda actual: 
  1.  Es su primera vivienda luego de independizarse de sus padres o familia de origen   
  2.  Ha tenido otras viviendas desde que se independizó   
  3.  Aún no se ha independizado y ésta es la vivienda de su familia   
 
4. Indique cuáles fueron las principales razones que lo motivaron a decidir establecerse 
en esta vivienda. 
  1. _______________________________________________________ 
  2. _______________________________________________________ 
  3. _______________________________________________________ 
 
5. En los últimos 10 años, ¿ha observado o sabido de cambios o mejoras menores en el 
edificio en que reside, tales como pintura de la fachada o los interiores, limpieza de la 
fachada, cambios de azulejos, barniz del suelo, etc? 
  1.  Sí    
  2.  No ha sido necesario porque el edificio está en buenas condiciones   
  3.  No, pero deberían hacerse   
  4.  No sabe   
 
6.  También  en  los  últimos  10  años,  ¿ha  observado  o  sabido  de  cambios  o  mejoras 
estructurales  en  el  edificio  en  que  reside,  tales  como  reemplazo  de  cañerías, 
electricidad o incorporación de ascensores? 
  1.  Sí    
  2.  No ha sido necesario porque el edificio está en buenas condiciones   
  3.  No, pero deberían hacerse   
  4.  No sabe   
 

156
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

7.  Respecto  a  su  departamento,  durante  los  últimos  diez  años  ¿se  le  han  realizado 
cambios  o  mejoras  menores,  como  pintura,  empastado,  barniz  del  suelo,  cambio  de 
alfombra o de azulejos? 
  1.  Sí    
  2.  No ha sido necesario porque el departamento está en buenas condiciones   
  3.  No, pero deberían hacerse   
  4.  No sabe   
 
8. Durante los últimos diez años, ¿se le han realizado cambios o mejoras estructurales a 
su  departamento,  como  por  ejemplo  reemplazo  de  cañerías  o  sistemas  eléctricos, 
derribamiento de muros o instalación de calefacción? 
  1.  Sí    
  2.  No ha sido necesario porque el departamento está en buenas condiciones   
  3.  No, pero deberían hacerse   
  4.  No sabe   
 
9.  ¿Cree  usted  que  ha  cambiado  el  barrio  desde  que  usted  llegó  a  vivir  en  él  hasta 
ahora? 
  1.  Sí    
  2.  No (Pase a la pregunta 11 )   
 
10. ¿Cuál(es) de los siguientes aspectos considera que han sufrido cambios? 
  10.a. Los habitantes del barrio 
1.  Sí (¿En qué?__________________________________________________ 
_____________________________________________________________ 
  ____________________________________________________________)    
  2.  No   
 
  10.b. Las personas que visitan el barrio 
1.  Sí (¿En qué?__________________________________________________ 
_____________________________________________________________ 
  ____________________________________________________________)    
  2.  No   
 

157
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

  10.c. El comercio existente en el  barrio 
1.  Sí (¿En qué?__________________________________________________ 
_____________________________________________________________ 
  ____________________________________________________________)    
  2.  No   
 
  10.d. El aspecto físico del barrio 
1.  Sí (¿En qué?__________________________________________________ 
_____________________________________________________________ 
  ____________________________________________________________)    
  2.  No   
 
11. Nombre las tres cosas que más aprecia del barrio en que vive.  
  1. _______________________________________________________ 
  2. _______________________________________________________ 
  3. _______________________________________________________ 
 
12.  Nombre  las  tres  cosas  que  menos  valora  o  que  más  le  molestan  de  vivir  en  este 
barrio.  
  1. _______________________________________________________ 
  2. _______________________________________________________ 
  3. _______________________________________________________ 
 
13.  Considerando  todos  los  aspectos,  ¿qué  tan  conforme  se  siente  de  vivir  en  este 
Barrio? 
  1.  Muy conforme   
  2.  Algo conforme   
  3.  Ni conforme ni disconforme    
  4.  Algo disconforme   
  5.  Muy disconforme   

158
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

II. A continuación se presentan algunas preguntas respecto a su vivienda 
y las personas que la habitan. 
 
14. ¿Cuántos dormitorios tiene la vivienda que habita? 
        

 
15. Actualmente, ¿en qué condiciones ocupa su vivienda? 
  1.  Propia (pagada completamente)   
  2.  Propia (pagando a plazo   
  3.  Arrendada    
  4.  Cedida por trabajo o servicio   
  5.  Gratuita   
 
16.  Incluyéndose  usted  mismo,  ¿cuántas  personas  viven  regularmente  en  este 
departamento? 
        

 
17.  ¿Cuenta  su  hogar  actualmente  con  los  siguientes  bienes,  en  funcionamiento? 
Marque con una X donde corresponda. 
      1. Sí  2. No 
a.  Ducha     
b.  T.V. a color     
c.  Refrigerador     
d.  Lavadora     
e.  Calefont     
f.  Microondas     
g.  TV Cable o Satelital     
h.  Computador     
i.  Conexión a Internet     
j.  Vehículo     
 

159
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

18. Considerando los ingresos de todas las personas que comparten esta vivienda, ¿en 
cuál de los siguientes tramos se encuentra el ingreso promedio mensual de su hogar? 
  1.  Menos de $150.000   
  2.  Entre $150.000 y $300.000   
  3.  Entre $300.001 y $500.000   
  4.  Entre $500.001 y $800.000    
  5.  Entre $800.001 y $1.500.000   
  6.  Entre $1.500.001 y $3.000.000   
  7.  Más de $3.000.000   
19. Para finalizar, nos gustaría caracterizar a las personas que viven con usted, para lo 
cual le entregamos el siguiente cuadro, en el cuál deberá incluir a todas las personas 
que  viven  en  su  departamento,  partiendo  por  la  de  mayor  edad  hasta  la  de  menor 
edad. Para cada persona, indique a qué sexo corresponde (masculino o femenino), la 
edad  (número  de  años  cumplidos,  si  es  menor  a  1  marcar  0),  la  relación  de  esta 
persona  con  usted  (si  es,  por  ejemplo,  su  padre,  un  hijo  o  un  amigo),  y  su  nivel 
educacional.  Para  el  nivel  educacional,  utilice  los  códigos  que  se  entregan  a 
continuación. No olvide incluirse dentro del cuadro.  
 
  1.  Sin estudios   
  2.  Básica incompleta   
  3.  Básica completa   
  4.  Media incompleta   
  5.  Media completa    
  6.  Técnica incompleta   
  7.  Técnica completa   
  8.  Universitaria incompleta   
  9.  Universitaria completa o más   
 
Sexo  
Edad   Relación con encuestado   Nivel 
  (marque X donde corresponda)
(años cumplidos) (Pareja, arrendatario, etc.)  educacional
  1. Femenino  2. Masculino 
a.              
b.             
c.             
d.             

160
TRANSFORMACIONES EN EL BARRIO BELLAS ARTES−LASTARRIA: ¿UN PROCESO DE GENTRIFICACIÓN?

ANEXO: ENCUESTA A RESIDENTES DEL BARRIO

e.             
f.             
g.             
h.             
i.             
j.             
 

161