Está en la página 1de 89

Informe Nacional de

Desarrollo Humano
2004
EL PUNTO DE PARTIDA

• Una sociedad atrasada y pobre


como la boliviana ¿puede
insertarse activamente en la
globalización?

• Será posible transformar la actual


crisis económico –institucional en
una oportunidad abierta para
construir una Bolivia posible?
LA BOLIVIA POSIBLE

-Pasar de la inserción pasiva a la


inserción activa en la
globalización
-Pasar de la multiculturalidad a la
interculturalidad.
Desarrollo tecno-informacional
pertinente a la economía Boliviana (gas
informacional)

Interculturalidad como convivencia entre


diferentes
ESQUEMA DEL INFORME

Parte I • La globalización y los dilemas económicos


(Cap.1 y 2) del país

Parte II • Los retos culturales y psico-sociales de


(Cap. 3 y 4) una inserción activa de Bolivia en la
Globalización

• Uso y proyecciones del Internet


Parte III
(Cap. 6 Y 7) • Las potencialidades de una
transformación pedagógica en la
escuela

Parte IV
• La transformación de las estructuras
(Cap. 8) del Estado en función de una nueva
gobernabilidad
Cómo se hizo?
45 grupos focales
Una encuesta nacional urbana y rural
10 encuestas de coyuntura
40 entrevistas con profesionales y políticos
32 estudios de caso
1 informe de desarrollo humano municipal
5 informes regionales
1 informe de género
PARTE I
La globalización y los
dilemas económicos del
país
Globalización sí, pero no así…
La forma específica que asumió la
globalización en Bolivia ya no es sostenible.
Es el momento de innovar y redefinir las
formas de inserción en la economía
internacional
Reformas y resultados

BOLIVIA AMÉRICA LATINA


INDICADORES 1981- 1991- 2001- 1981- 1991- 2001-
90 00 02 90 00 02
Índice de Reforma
General 0.583 0.827 0.864 0.575 0.800 n.d.
Crecimiento PIB Real
(Precios de 1990 o 1995
- en %) 0.56 3.79 1.65 1.10 3.10 -0.10
Crecimiento PIB Real
per capita (en %) -1.83 1.36 -0.55 -0.90 1.43 -1.55
Pobreza (% de
población) 53.10 50.87 n.d. 48.30 43.77 43.26
Coeficiente de Gini 0.538 0.586 n.d. 0.554 0.566 n.d.
Desempleo Urbano (%
de la PEA) (9) 7.83 5.35 8.50 8.40 9.20 11.00
Fuente: CEPAL.
Buscar una articulación entre la explotación de los
recursos naturales con altos chances en el mercado
La economía posible

externo, el incremento de la capacidad exportadora de


manufacturas basadas en productos naturales, la
inclusión creciente de componentes tecno-
informacionales, y la utilización de los recursos de dicha
explotación en el desarrollo informacional del conjunto de
la economía nacional.
TRANSFORMACIÓN PRODUCTIVA:
Inclusión creciente de componentes
Tecno-informacionales
Infraestructura Básica y Tecnológica
América
Asia Asia África
Bolivia oriental
Latina y
meridional subsahariana
el Caribe

Km. de caminos (por Km2) 0.05 0.1 0.09 n.d. 0.02


Aparatos televisión (por mil hab.) 202 266 273 75 60
Computadoras personales
(por mil hab.) 8 19 59 5 10
Densidad Telefonía fija
(por mil hab.) 70 110 164 32 14
Densidad Telefonía celular
(por mil hab.) 110 98 160 6 27
Usuarios Internet (por mil hab.) 34 28 49 6 8
Fuente: Banco Mundial, Indicadores de Desarrollo Mundial, Sachs, Gallup y Mellinger 1998

Para Bolivia los datos de Aparatos de televisión y computadoras son de PNUD, 1999
CAMBIO EN EL PERFIL EXPORTADOR DE BOLIVIA
Salto cualitativo en la educación
Indicadores de Educación, 2001

Tasa de Tasa neta de


alfabetización matriculación
de adultos primaria
América Latina y el Caribe 89.2 97
Asia oriental y el Pacífico 87.1 93
Bolivia 86.7 97
Chile 95.9 89
Africa Subsahariana 62.4 59
Asia Meridional 56.3 79

Fuente: PNUD 2003


LA ECUACION DE LA ECONOMIA POSIBLE

Cambio + Transformación
= Gas informacional
perfil exportador Productiva

Corto plazo
Exportación mat. prim.
Exportación recursos Incorporación de componentes con informacionalismo
naturales competitivos Tecno-informacionales
Mediano y largo plazo
Industrialización con
informacionalismo
Incremento de la capacidad
Salto cualitativo en educación
exportadora de manufacturas Inversión en más
(valor añadido) informacionalismo

DESARROLLO INFORMACIONAL DEL CONJUNTO DE LA ECONOMÍA


PARTE II
Los retos culturales y
psico-sociales de una
inserción activa en la
globalización
LA NACION NECESARIA

La sociedad boliviana y los


diferentes actores del
desarrollo necesitan y
pueden transitar de una
convivencia multicultural
limitada y excluyente hacia
una genuina
interculturalidad ciudadana.
Aspiración de Nación
Porcentaje de personas que están de
acuerdo o piensan que:

" Le gus t a rí a que B o liv ia f ue ra un


pa í s a bie rt o y que pre s e rv e s u 72
c ult ura e n e l 2 0 1 5 "

" P a ra pro gre s a r s e re quie re


pe ns a r prim e ro e n e l bie n de l 92
pa í s e n s u c o njunt o "

" E s t o y o rgullo s o de s e r
bo liv ia no " 97

0 20 40 60 80 100
Fue nte : ECADI-03
AUSENCIA DE COHESIÓN
Baja tolerancia frente al otro distinto
Tolerancia por autoidentificación, en porcentaje

Criollo y otros 75
25
autoidentificación

Indígena 81
19

Mestizo 72
28

Mestizo- Indígena 75
25

0 15 30 45 60 75
Alta Tolerancia Baja Tolerancia
Fuente: ECADI-03
Tolerancia con un presidente indígena

Porcentaje de personas a las que les gustaría "poco" y


"nada" que en 2025 Bolivia tenga un presidente indígena
(por región)
80
71 72
57 58 59
60
% 43 48
40

20

0
Total Altiplano Altiplano Valle Llano Valle Llano
urbano rural rural rural urbano urbano

Fuente: ECADI-03
Identificación étnica
Porcentaje de la población de 15 años o más
que se autoidentifica con pueblos indígenas

Otros pueblos indí genas (Guaraní ,


6
Chiquitano, M ojeño, otro nativo)

Aymara 25

Quechua 31

Ningún pueblo indí gena 38

0 10 20 30 40

Fuente: Instituto Nacional de Estadística, CNPV-2001


Mestizaje
Porcentaje de personas de 15 años o más
según autoidentificación

Criollo y otros 7

Indigena 16

M e s t izo indige na M e s t izo

Mestizo 60 17 76

0 15 30 45 60 75
Fuente: ECADI-03
Multiples rupturas identitarias
Actores enfrentados Referentes enfrentados Tipo de clivaje

Gobierno – pueblo Gobernantes – gobernados Político

Occidente – oriente Centro – periferia Geográfico

Indígena – no indígena Tradición – modernización Étnico

Ricos – pobres Prosperidad – Clasista


depauperación
Convertidos – por Santidad – pecado Religioso
convertirse
Migrantes – población Adentro – afuera Migratorio
anfitriona
Orden - desorden Estabilidad - inestabilidad Generacional
¿Qué es el interculturalismo?

• Alienta el pluralismo
como una
convivencia equitativa
entre distintos.
Ejemplo de pluralismo:
Código de adaptación flexible
• No establece polaridades irreductibles.
• Construye alianzas con otras identidades
de acuerdo a las circunstancias
• Es la forma en que las identidades
minoritarias se defienden de las más
poderosas
• Rechaza todo esencialismo identitario
• Es la manera de ser nación y ser nación
en el mundo
La subjetividad bloqueada
El nuevo paradigma tecnológico informacional es valorado
positivamente como un importante recurso para el
desarrollo; no obstante, dada su particular experiencia
histórica, actualmente las mayorías nacionales rechazan
los riesgos y los costos que la inserción en la globalización
supuso. La reconstrucción de una red de confianza y
dignidad ciudadana son fundamentales para impulsar una
relación positiva entre cambio y riesgo.
Globalización, Nación y desconfianza

Núcleo de Representaciones socio-culturales


frente a la globalización

Orgulloso de ser boliviano


1
97%

0,5

Abrirse e integrarse al
No confía en los demás
mundo 85%
89%
Fuente: ECADI-03
Cambio sin riesgo
Disposiciones subjetivas favorables al….

Mercado 22%

Riesgo 35%

TIC 45%

Cam bio 75%

0% 20% 40% 60% 80%

Fuente: ECADI-03
Capacidad de innovación limitada

Matriz de disposición de "cam bio" y "riesgo"

Gatopardista Innovadores
Riesgo Alto (35.2%)

7.9 % 27.3 %

Cam bio Bajo (25.6%) Cam bio Alto (74.3%)

17.7 % 47.0 %

Conservadores Desconfiados
Riesgo Bajo (64.7%)

Fuente: ECADI-03
En estos grupos están todos los
bolivianos, pero principalmente…..
Cuadro 4.3 Tipología de grupos de población según su disposición al cambio y al riesgo

Tipo de Grupo Innovadores Desconfiados Conservadores Gatopardistas

Inseguridad respecto
Inseguridad Oposición y rechazo
Adaptación pragmática a procedimientos y
material básica activo
resultados

Descripción Riesgo y Cambio Solo Cambio Ninguno Solo Riesgo

Porcentaje de la población 27,3 47 17,7 7,9

Edad 15 a 19 Más de 50 Más de 40 Más de 40

Nivel Socioeconómico C A/B D A/B E E

La Paz rural
Santa Cruz - Tarija Urbanos, Oruro, Chuq. Potosi Oruro, Chq. Potosí
Región Amazonía urbana y
Cochabamba urbano y rural urbano rural
rural

Años promedio de escolaridad 9,8 9,2 6,7


7,8

El país esta mejor ahora que


Lo mejor para el país El país estaba El país estaba mejor
Visión de futuro antes pero lo mejor está
está recién por venir mejor antes antes
recién por venir
PARTE III
Dos pilares del desarrollo informacional

Internet

Escuela
El uso del internet
La expansión del internet
puede convertirse en uno de
los instrumentos
fundamentales del nuevo
desarrollo boliviano. Para ello
se debe superar su uso y sus
funcionamientos limitados y
vincular su expansión al
desarrollo económico y a la
interculturalidad ciudadana.
Red de fibra óptica
ACCESO Y USO DE INTERNET

100 96,6

80 74,7

60

40
25,3
20
3,4
0
Tiene No tiene Ha utilizado No ha utilizado

CONEXIÓN A INTERNET USO DE INTERNET

Fuente: ECADI-03
ASPIRACION DE USO
Aspiración de uso de quienes no han utilizado
internet, en porcentaje
100

71.3
80

60

40
28.7

20

0
Le gus taría utilizar No le gus taría utilizar
inte rne t inte rne t
Fue nte : ECADI-03
Los maestros y el informacionalismo

Si se superan una serie de límites político


institucionales y se aprovechan las experiencias
positivas de la reforma educativa, los maestros y
una red social local pueden convertirse en los
actores y agentes de nuevos procesos de
socialización y cambio.
Gráfico 4.3 Aspiraciones de manejo de códigos de
modernidad por nivel socioeconómico, en porcentaje

Alto 94

Medio 90

Bajo 73

Muy bajo 49

Fuente: ENAP-DH 1999


PARTE
IV

El Estado y la gobernabilidad electrónica


Tanto el Estado patrimonial corporativo heredado
de la revolución como las reformas de
modernización del Estado en los últimos años,
fueron insuficientes y sufren una fuerte crisis de
legitimidad. Se necesita un nuevo Estado en
función de lo público que promueva el
desarrollo intercultural y la economía
informacional y que trabaje en red.
EL RESPONSABLE DE DESARROLLO DEL PAIS

El Estado
61%

Los
ciudadanos Las
30% empresas
9%
Índice
de Desarrollo Humano
en los Municipios
de Bolivia

Informe Nacional de Desarrollo Humano 2004


1
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

Depósito legal:
ISBN:
Diagramación: Plural editores
Diseño de la tapa: Herminio Correa
Fotografías: Alejandro Azcuy
Impresión: Plural editores
Impreso en Bolivia

Programa De Las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD


Calle 14 esq. Sánchez Bustamante, Calacoto
Edif.. Metrobol, piso 5 – Telf. 2-2795544 (int. 528)
Fax 2-2795820 – Correo electrónico: idh.bo@undp.org
Página web: http://idh.pnud.bo
La Paz, marzo de 2004

La responsabilidad de este Informe es de quienes participaron en su elaboración y no compromete necesariamente la línea de pensamiento
del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ni de las entidades que conforman el Comité Institucional.

2
Índice general

INTRODUCCIÓN ............................................................................... 9

DESARROLLO HUMANO MUNICIPAL EN BOLIVIA ............................... 13

El Índice de Desarrollo Humano Municipal por componentes ............ 13


El Desarrollo Humano en los municipios de Bolivia .......................... 19
Niveles diferenciados de desarrollo humano
a nivel municipal .................................................................... 20
Configuración territorial y Desarrollo Humano .......................... 21
Desarrollo Humano, Desigualdad y Pobreza ............................. 28

CONCLUSIONES .............................................................................. 35

BIBLIOGRAFÍA ................................................................................... 39

MAPAS NACIONALES ....................................................................... 41

MAPAS DEPARTAMENTALES ............................................................... 55

ANEXO METODOLÓGICO ................................................................ 67

Cálculo del IDH municipal ............................................................. 67


Síntesis de las variables utilizadas para el cálculo
del IDH municipal .......................................................................... 69
Comparabilidad de los índices de Desarrollo Humano ..................... 72

ANEXO ESTADÍSTICO ........................................................................ 75

Índice Municipal de Desarrollo Humano .......................................... 75


Desarrollo Humano, desigualdad y pobreza ................................... 87

3
Índice de mapas
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

Mapa 1: Desarrollo Humano en Bolivia ............................................... 43


Mapa 2: Índice de esperanza de vida................................................. 44
Mapa 3: Índice de Educación ............................................................. 45
Mapa 4: Índice del Ingreso ................................................................ 46
Mapa 5: Esperanza de vida al nacer (años) ........................................ 47
Mapa 6: Tasa de alfabetismo de adultos (% de 15 y más años de edad) 48
Mapa 7: Años promedio de escolaridad ............................................. 49
Mapa 8: Tasa de matriculación neta ................................................... 50
Mapa 9: Consumo per cápita mensual en bolivianos ........................... 51
Mapa 10: Desigualdad en los municipios ............................................ 52
Mapa 11: IDH con desigualdad ......................................................... 53
Mapa 12: Migración ......................................................................... 54
Mapa 13: Departamento de Chuquisaca-IDH por municipio ................. 57
Mapa 14: Departamento de La Paz-IDH por municipio ......................... 58
Mapa 15: Departamento de Cochabamba-IDH por municipio ............... 60
Mapa 16: Departamento de Oruro-IDH por municipio .......................... 61
Mapa 17: Departamento de Potosí-IDH por municipio .......................... 62
Mapa 18: Departamento de Tarija-IDH por municipio ........................... 63
Mapa 19: Departamento de Santa Cruz -IDH por municipio ................. 64
Mapa 20: Departamento de Beni-IDH por municipio ............................ 65
Mapa 21: Departamento de Pando-IDH por municipio ......................... 66

4
Índice de Cuadros

Cuadro 1: IDH departamental 2001, según componentes .................. 16


Cuadro 2: Municipios con IDH más altos y más bajos ........................ 17
Cuadro 3: Municipios con los resultados más altos por componentes
del IDH ........................................................................... 17
Cuadro 4: Municipios con los resultados más bajos por componentes
del IDH ........................................................................... 18
Cuadro 5: Clasificación de municipios según cuartiles
de Desarrollo Humano ..................................................... 20
Cuadro 6: Número de municipios según departamento
y cuartil de Desarrollo Humano ........................................ 21
Cuadro 7: Desarrollo Humano, condición migratoria y altitud ............. 22
Cuadro 8: Municipios según condición migratoria y departamento ..... 23
Cuadro 9: Grado de urbanización según cuartiles
de Desarrollo Humano ..................................................... 25
Cuadro 10: IDH ciudad capital versus resto de municipios
por departamento ............................................................ 27
Cuadro 11: Variables que componen el IDH por tipo de municipio ....... 28
Cuadro 12: Municipios más desiguales del país .................................. 30
Cuadro 13: Desarrollo Humano y desigualdad .................................... 31
Cuadro 14: Desarrollo Humano, desigualdad y pobreza
por tipo de municipio ...................................................... 33
Cuadro 15: Desarrollo Humano y población indígena ......................... 33

5
Índice de gráficos
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

Gráfico 1: IDH nacional 2001 según componente ............................. 14


Gráfico 2: IDH departamental, 2001 ................................................ 15
Gráfico 3: IDH departamental, 2001 según componentes .................. 16
Gráfico 4: IDH municipal, 2001 según componentes ......................... 18
Gráfico 5: Municipios de Bolivia según componente social
y económico del IDH ....................................................... 19
Gráfico 6: Municipios ordenados según valor creciente del IDH ......... 20
Gráfico 7: Municipios según condición migratoria y cuartil
según el IDH 2001 .......................................................... 23
Gráfico 8: Desarrollo Humano y urbanización ................................... 24
Gráfico 9: Desarrollo Humano y densidad en los municipios
rurales en Bolivia ............................................................. 25
Gráfico 10: Desarrollo Humano y altura en los municipios rurales
en Bolivia ....................................................................... 26
Gráfico 11: IDH promedio en los municipios rurales según pertenencia
a la red vial fundamental ................................................. 26
Gráfico 12: IDH promedio en los municipios rurales según pertenencia
a cadenas productivas ..................................................... 26
Gráfico 13: PIB per cápita versus desigualdad en países seleccionados
de América Latina ........................................................... 29
Gráfico 14: Indice de Desarrollo Humano y pobreza por NBI ............... 31
Gráfico 15: Indice de Desarrollo Humano y pobreza según consumo .... 32

6
Presentación

Han transcurrido ya diez años desde que poder, es decir, de distribuirlo entre los ciu-
Bolivia se decidió por ejecutar un drástico dadanos a fin de mejorar los desempeños y
proceso de descentralización, que aspiraba a servicios de la vida colectiva. De esa forma, la
reconstruir los cimientos de su Estado des- participación popular se transformaba antici-
de el espacio territorial regido por unos mu- padamente en un eje central del desarrollo
nicipios revigorizados gracias a una masiva humano en el plano internacional. Bolivia
transferencia de poder real. Aquella fue, qué encararía el desafío muy poco tiempo después.
duda cabe, la reconfiguración estatal más En esa misma línea, hoy contamos tam-
ambiciosa en muchas décadas, y quizás por bién con más y mejores datos que en el pasa-
ello, ha sido una de las medidas que menos do. En efecto, otro antecedente aún más in-
resistencia ha despertado en una sociedad mediato de la presente publicación fue la
tradicionalmente desconfiada de las acciones titulada “Índices de Desarrollo Humano y
estatales. otros Indicadores sociales en 311 Municipios
En ese sentido, la Ley de Participación de Bolivia” (UDAPSO-PNUD, 1997). Sin
Popular fue un insumo fundamental para embargo, en ese tiempo no pudimos contar
avanzar por la senda del desarrollo humano. con herramientas estadísticas comparables,
La razón de ello es muy simple: las necesi- sobre todo en materia de indicadores de in-
dades de la gente pueden ser mejor detecta- greso. Tampoco hubo la posibilidad de explo-
das y atendidas desde la cercanía del poder tar el Censo Nacional de Población y Vivien-
local, que a partir de un lejano escritorio cen- da con los recursos actualmente disponibles
tral situado en la sede de gobierno. en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)
Sin embargo, la mera desconcentración y la Unidad de Análisis de Políticas Económi-
de recursos y atribuciones no resuelve por sí cas y Sociales (UDAPE). Aún así, aquella
sola los grandes retos de la lucha contra la publicación constituyó, como se señalaba en
pobreza. Para encarar un desarrollo local sos- su presentación, una “primera y muy suges-
tenido se precisan además datos que aporten tiva fotografía de los municipios en Bolivia”.
a una concertación participativa bien orien- Por lo dicho, es fundamental poner de
tada, una mejor planificación de intereses y relieve el trabajo del INE y UDAPE en la
una eficiente gestión del bien común. Los consecución de este logro. En virtud de ese
municipios de la Participación Popular re- esfuerzo, hoy y aquí, tenemos una imagen
quieren anticipar y comprender sus acciones más nítida de la Bolivia municipal. Conta-
mediante diagramas precisos de datos y es esa mos con ella sobre todo gracias a la perseve-
información la que ofrecemos aquí al ampa- rancia de Armando Ortuño, miembro del
ro de esta publicación. Equipo de Desarrollo Humano Aplicado
En las páginas siguientes, el lector po- (EDHA) del Programa de las Naciones Uni-
drá encontrar los índices de desarrollo huma- das para el Desarrollo (PNUD), quien fiel a
no y otros indicadores sociales pertinentes la importancia concedida internacionalmen-
para los 314 municipios del país. te a la participación popular, impulsó el pro-
Cabe destacar que las estadísticas y con- yecto de incorporar el índice de desarrollo
ceptos aquí registrados son fruto de una humano como parámetro para la planifica-
constante evolución institucional. Quizás el ción local y nacional. Otro paso decisivo en
antecedente conceptual más nítido en este este camino, fue, por ejemplo, el Informe
camino fue el Informe Mundial de Desarro- Nacional de Desarrollo Humano 2000, en
llo Humano de 1993. En ese documento, ya el que el país municipal alcanzó un lugar pri-
se hablaba de la urgencia de descentralizar el vilegiado.

7
Índice de Desarrollo Humano Este interés en comprender la realidad Esta investigación estuvo a cargo de Ser-
en los Municipios de Bolivia boliviana desde otra perspectiva, se profun- gio Criales Aguirre, economista de UDAPE,
dizó con la elaboración de los siguientes in- y de Antonio Aranibar Arze, economista del
formes nacionales de Desarrollo Humano Equipo de Desarrollo Humano Aplicado del
correspondientes a 2000, 2002 y 2004. En PNUD y contó con la contribución de Mi-
ellos, se utilizó como estrategia de investiga- lenka Ocampo (EDHA-PNUD), como asis-
ción el acercamiento a los espacios locales y, tente de investigación principal. También
a su vez, el principio rector de quienes lo re- fueron centrales los aportes de Susana Lizá-
dactaron, fue tomar en cuenta la voz de los rraga de UDAPE, y Dulfred Gutiérrez de
ciudadanos y ciudadanas de Bolivia. Entre SIG-UDAPE. Gracias a todos ellos por su
ellos, reviste especial relevancia el Informe compromiso. Al mismo tiempo hacemos
Nacional de 2004, pues complementa este votos para que este esfuerzo analítico se con-
texto de manera directa al punto de formar vierta en rutina, es decir, en práctica soste-
parte del mismo proyecto intelectual. nida e institucional.
Pero ¿cuál es en sí la importancia estra- Al final, es importante destacar el con-
tégica del índice de desarrollo humano? Co- texto en el cual aparece este libro. Ocurre en
mo ha argumentado el Premio Nóbel de un momento de búsqueda persistente de la
Economía, Amartya Sen, éste nos ayuda a distensión social y de un ambiente de paz de-
tener siempre presente que el desarrollo no mocrática. Distintos sectores del desarrollo
es un tema estrictamente económico, dado humano en Bolivia se aprestan por ello a par-
que incorpora las variables del bienestar so- ticipar, por ejemplo, en un nuevo Diálogo
cial, donde la salud y la educación son fun- Nacional. Qué mejor momento entonces
damentales. En otras palabras, gracias al ín- que éste para difundir este compendio esta-
dice puede averiguarse no sólo cuánto ha dístico destinado a identificar los problemas
crecido económicamente un país o, en este e imaginar juntos las soluciones.
caso, un municipio, sino cómo ha traduci- Por todo lo señalado, es grande nuestra
do esa creación de riqueza en mejoras cuali- satisfacción al presentar aquí la publicación
tativas en la vida de sus habitantes. Por su- “Índice de Desarrollo Humano en los Mu-
puesto que el índice tiene sus limitaciones, nicipios de Bolivia”, para que los bolivianos
pero ya es un importante recurso que permi- y las bolivianas podamos reconocernos en él
te mirar la realidad de otra manera. y así mirar el futuro con más confianza.

Carlos Felipe Martínez


Coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia y representante
residente del PNUD en Bolivia

George Gray Molina


Director de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas UDAPE

José Luis Carvajal


Director del Instituto Nacional de Estadística INE

8
Introducción

El concepto de desarrollo humano, pos- Figura 1


tulado desde finales de los años 80 por el
Programa de las Naciones Unidas para el De- Pilares del desarrollo humano
sarrollo (PNUD), define a éste como la ge-
COMPETI-
neración de capacidades y oportunidades EQUIDAD
TIVIDAD

para que las personas puedan lograr el tipo


de vida que ellas más valoran y ansían. Por
tanto, desde dicha propuesta se subraya la Capacidades de las
importancia de los progresos sociales, las li- personas, de los actores
y de la sociedad
bertades políticas y los vínculos sociales
como pilares constitutivos del bienestar de
las personas y, por lo mismo, como factores
SOSTENI- INSTITU-
determinantes del desarrollo. BILIDAD CIONALIDAD

En este sentido, tal como se ilustra en la


figura 1, el desarrollo debe ser comprendi- En el centro de estas interacciones están las
do como el fruto de las interacciones entre personas, los actores sociales y la sociedad. Por
cuatro elementos fundamentales: lo tanto, la única forma de garantizar que éstas
propicien círculos virtuosos dirigidos hacia al-
• La equidad social. tos niveles de desarrollo humano, es potencian-
• La competitividad económica. do y fortaleciendo la capacidad de acción de las
• La institucionalidad democrática. personas. Ello pasa, sin duda, por la apertura de
• La sostenibilidad ambiental. espacios deliberativos que permitan a las socie-
dades plasmar sus aspiraciones en proyectos
Esto quiere decir, por ejemplo, que la cuyos beneficios sean colectivos, y por lo tan-
competitividad económica será espúrea y no to, en políticas legítimas e incluyentes.
contribuirá al desarrollo humano, si es que De esta forma, el paradigma del desarro-
está basada en la depredación de los recur- llo humano se diferencia de los enfoques
sos naturales y/o la sobreexplotación de la neoclásicos, que hacen depender el bienes-
fuerza de trabajo; al mismo tiempo, que tar de las personas exclusivamente de los
avances hacia una mayor equidad social por avances materiales y que, por lo tanto, tien-
el medio de políticas activas de redistribu- den a confundir el desarrollo de una socie-
ción no serán duraderos si no están acompa- dad con el crecimiento de su economía. Sin
ñados por un crecimiento económico diná- duda el crecimiento económico es funda-
mico y respetuoso del medio ambiente; o mental, porque amplía la base material ne-
que la sostenibilidad ambiental, a su vez, cesaria para satisfacer las necesidades huma-
requiere de reglas de juego claras e institu- nas, pero el grado en que lo logran, depende
ciones capaces de hacerlas respetar; y así su- sobre todo de la distribución de los recursos
cesivamente. Por tanto, las políticas encami- y las oportunidades de las que goza la gente.
nadas a mejorar el desarrollo humano son El concepto de desarrollo humano se dife-
aquellas que toman en cuenta la compleji- rencia también de la conocida perspectiva
dad de estas interacciones. centrada en las necesidades básicas1, porque

1 Promovida desde los años 70 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otras organizaciones
de Naciones Unidas.

9
Índice de Desarrollo Humano aunque sí comparte su inclinación por los servido para atraer el interés general hacia el
en los Municipios de Bolivia pobres, no pone el énfasis en cómo “abaste- desarrollo humano y también a la vasta lista
cer” al grupo objetivo, sino más bien en có- de indicadores y temas incorporados en los
mo reforzar su capacidad de acción para que distintos informes mundiales, nacionales o
sea él mismo el que resuelva sus problemas2. regionales.
Desde que se publicara el primer Infor- En definitiva, como resalta Jahan Selim,
me Mundial de Desarrollo Humano en 1990, el IDH resulta de un compromiso entre la
una de las preocupaciones centrales del intención de crear una medida estadística-
PNUD fue construir un índice que permitie- mente pura, científicamente perfecta, abso-
ra registrar el carácter multidimensional del luta y lógicamente correcta, y la necesidad de
desarrollo y, a partir de ahí, fuera capaz de crear una que aunque no lo sea tanto, sí re-
convertirse en un punto de referencia alterna- sulte efectiva para su difusión y la definición
tivo a la clásica medida del “ingreso per cápita” de políticas de desarrollo. De esta forma, el
a la hora de evaluar el desarrollo de cualquier equilibrio en el que pretende insertarse la
sociedad. A fines de los años 80, se necesitaba construcción y la interpretación del IDH se
entonces, según Sen (2000): “Una medición, encuentra a medio camino entre la “sobreva-
del mismo nivel de vulgaridad del Producto luación del dato estadístico”, característico
Nacional Bruto, sólo un número, pero sobre de aproximaciones más tecnocráticas al pro-
todo una medición menos ciega a los aspec- ceso de desarrollo, y la “reificación del con-
tos sociales de las vidas humanas”. cepto”, característico de posturas más ideo-
En este contexto, el Índice de Desarro- lógicas.
llo Humano (IDH) partía de la premisa de En este sentido, se puede señalar que hay
que existen ciertas capacidades básicas y co- al menos cuatro aspectos esenciales del IDH
munes a todas las sociedades y a todos los que aseguran su pertinencia en la definición,
tiempos, que son esenciales para que las per- evaluación y monitoreo de políticas públicas:
sonas tengan la libertad de escoger el tipo de
vida que más valoran. Esas capacidades con- • Su claridad conceptual, que permite que
sisten en vivir una vida larga y saludable, quienes deciden desde el Estado, asocien
tener los conocimientos necesarios para los componentes del índice con elemen-
comprender y relacionarse con el entorno tos visibles del bienestar humano.
social y poseer los ingresos suficientes para • El razonable nivel de agregación del
acceder a un nivel digno de vida. Por lo mis- IDH, que al sólo emplear cuatro indica-
mo, si bien la metodología de cálculo ha sido dores en tres dimensiones principales,
objeto de un amplio debate en la última adquiere transparencia como instru-
década3, e incluso de modificaciones relati- mento político de medición.
vamente importantes, el IDH mide en esen- • Su construcción en base a criterios uni-
cia los avances de una determinada sociedad versalmente aceptados por su importan-
en materia de salud, educación e ingresos en cia en el logro de los objetivos del desa-
el mediano y largo plazo. rrollo, permite la comparación entre
Por supuesto, el desarrollo humano en países y/o regiones.
sí es más profundo de lo que se podría cap- • La legitimidad de los datos, que son de
tar a partir de cualquier indicador compues- cobertura universal y han sido revisados
to. Además, rige hoy un debate abierto so- en la construcción del mismo índice y
bre algunas de sus debilidades en cuanto a por las instituciones que los recogen.
los aspectos conceptuales subyacentes a su
construcción y sobre las estadísticas que sus- De esta forma, desde 1990, el PNUD
tentan su cálculo en la práctica. A pesar de publica una clasificación de países según su
ello, estudiosos en el tema como Streeten Índice de Desarrollo Humano. Aunque en
(1994) consideran que el IDH “ha logrado este tiempo el número de países ha oscilado
superar las limitaciones de otros índices para de acuerdo a la disponibilidad de estadísti-
medir el [nivel de] desarrollo” de una socie- cas, y la metodología de cálculo ha sido
dad. Asimismo, Amartya Sen resalta que ha modificada en varias oportunidades, Bolivia

2 Franco, 1996: 34.


3 Para una revisión de los orígenes del concepto de Desarrollo Humano y su relación con los debates de la
economía del desarrollo, ver Streeten (2000). Para una discusión sobre el bienestar desde la óptica de la
ampliación de libertades, ver Sen, 1999.

10
siempre ha ocupado puestos que la ubican var en el anexo metodológico, existen al Introducción
dentro del 60 y 70% inferior de la tabla. Aún menos dos tipos de diferencias que impiden
así, el país es considerado como de desarro- la comparación de los índices presentados en
llo humano medio, dado que la serie histó- el presente documento con el indicador de
rica disponible muestra que presentó cifras Bolivia, publicado en el Informe de Desarro-
sistemáticamente superiores a 0,5 en los tres llo Humano Mundial (2003), con el IDH de
últimos decenios. los departamentos de Bolivia trabajado en
Durante la última década, desde la publi- los informes regionales de Desarrollo Huma-
cación de los primeros informes de desarro- no de Bolivia (2003/04) y, finalmente, con
llo humano departamentales4 hasta la presen- los índices municipales de desarrollo huma-
tación del Informe Nacional de Desarrollo no editados por PNUD-UDAPSO (1997).
Humano en Bolivia 2004, el PNUD ha ve- ¿Por qué no son comparables? Por un
nido realizando esfuerzos para mejorar el lado, porque las fuentes utilizadas aquí son
análisis y la medición. En relación al cálcu- más rigurosas, y ello denota un notable pro-
lo del IDH se resaltan los avances en la cali- greso institucional en la voluntad de mirar
dad de las estadísticas utilizadas y del nivel mejor el desarrollo local desde la promul-
de desagregación alcanzado en los planos gación de la Ley de Participación Popular.
departamental, provincial y municipal. Por el otro, la fórmula de cálculo del índice
Esta publicación representa sin duda se adapta mejor a las restricciones impues-
una de las cimas de este esfuerzo y no podría tas por el nivel de desagregación municipal,
ser explicada al margen de la acumulación donde se incluyen la tasa de matriculación
institucional y de la relación fecunda entre inicial, primaria y secundaria en el índice de
el Programa de las Naciones Unidas para el educación y el consumo medio (como proxi
Desarrollo (PNUD), la Unidad de Análisis del ingreso medio) en el índice de ingresos.
de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) En este contexto, partiendo de la con-
y el Instituto Nacional de Estadística (INE). vicción de que el plano local es uno de los
La calidad actual de las estadísticas disponi- espacios más relevantes para la construcción
bles es notable. Y es que los insumos básicos de acciones favorables al desarrollo humano,
para construir el índice en los 314 munici- el objetivo del presente documento es pro-
pios del país son el Censo Nacional de Po- veer datos para fortalecer capacidades locales
blación y Vivienda, realizado por el INE en de análisis, concertación, gestión y plani-
2001, el texto “Pobreza y Desigualdad en los ficación del desarrollo humano en los mu-
Municipios de Bolivia”, presentado por nicipios de Bolivia. Para ello, en las páginas
UDAPE en diciembre 2002 y, los Registros siguientes se acompaña la presentación de los
Administrativos del Ministerio de Educa- índices municipales de desarrollo humano
ción. con un análisis preliminar de las principales
También por ello, los antecedentes in- tendencias que emergen de esta nueva foto-
mediatos a esta publicación no son estricta- grafía, más nítida y reciente del desarrollo
mente comparables. Como se puede obser- humano municipal.

4 “Elay Santa Cruz”, “Sostenibilidad y Desarrollo Humano: la Calidad de Vida en Cochabamba” y “Desa-
rrollo Humano en las Montañas”.

11
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

12
Desarrollo Humano
municipal en Bolivia

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) Recuadro 1


es un indicador multidimensional del desa-
rrollo, que parte de la premisa de que exis- Fórmula del IDH Municipal 2001
ten ciertas capacidades esenciales para el
bienestar de las personas. ¿Cuáles? La res- Los indicadores que sirven para medir las tres dimensiones que refleja
puesta es: ciertos logros mínimos en mate- el Índice de Desarrollo Humano (IDH) son los siguientes:
ria de salud, educación e ingresos (ver recua-
dro 1). El valor final del IDH se obtiene 1. Longevidad (tener una vida larga y sana): Esperanza de vida al nacer.
haciendo un promedio simple de estas tres 2. Nivel educacional (poseer conocimientos necesarios): Combinación
dimensiones y éste fluctúa entre 0 y 1 (cf. de la tasa de alfabetización de adultos (ponderación 2/4), de la tasa
anexo metodológico). Si el valor 1 es el máxi- neta de matriculación combinada (ponderación 1/4) y de los años
mo deseable, los estándares de comparación promedio de escolaridad (ponderación 1/4).
internacionales permiten clasificar a los paí- 3. Nivel de vida (tener ingresos suficientes): Índice de consumo per
ses según su nivel de desarrollo humano sea cápita.
alto (superior a 0.8), medio (entre 0.5 y 0.8)
o bajo (inferior a 0.5). La fórmula usada para el cálculo es la siguiente:
El análisis del Índice de los 314 muni- IDH = 1/3 (índice de salud) + 1/3 (índice de educación) + 1/3 (índice de
cipios de Bolivia, que se presenta a conti- consumo)
nuación, es una primera aproximación
analítica al mapa de desarrollo humano
municipal 2001, y ofrece un panorama útil forma esquemática, mientras los logros de
para identificar áreas de intervención, de- Bolivia en materia de educación y salud la
finir metas, movilizar recursos y sensibili- sitúan ligeramente por debajo de los países
zar a los distintos actores del desarrollo lo- de Europa oriental y América Latina, su in-
cal boliviano. Por supuesto, no se han dicador de ingreso es apenas superior al del
agotado aquí las posibilidades analíticas que África subsahariana, la única región del
ofrece la base de datos municipal, más bien mundo considerada de desarrollo humano
se ha pretendido abrir el debate en torno a bajo.
algunos de sus aspectos centrales. Para ello, En efecto, de forma sistemática y con-
se introducen algunos temas relevantes sur- sistente, los distintos análisis nacionales y de-
gidos del análisis desagregado por com- partamentales realizados en los últimos años
ponentes del IDH (sección 2.1) y de su re- muestran que los componentes del IDH de
lación con variables socioeconómicas y Bolivia responden a los siguientes niveles
demográficas características de la ocupación diferenciados de desarrollo humano:
del espacio nacional en la segunda mitad del
siglo XX (sección 2.2). • Medio-alto para el indicador de educa-
ción (0.7 - 0.8).
• Medio para el indicador de salud (0.6 -
El Índice de Desarrollo Humano 0.7).
municipal por componentes • Medio-bajo para el indicador de ingre-
sos (0.5 – 0.6).
Un rasgo llamativo del desarrollo huma-
no en Bolivia es la marcada diferencia vigen- Como se verá enseguida, dicho desequi-
te entre los indicadores sociales y el indica- librio entre lo social y lo económico y este
dor económico que componen el IDH. De ordenamiento de los componentes del IDH

13
Índice de Desarrollo Humano de Bolivia se ratifica con los datos munici- registrado en el Informe de Desarrollo Hu-
en los Municipios de Bolivia pales de 2001 tanto en el plano nacional, de- mano Mundial 2003, que también hace re-
partamental y municipal. ferencia al año 2001, pero que utiliza una
fórmula y variables ligeramente diferentes
• El contexto nacional (recuadro 2), ubica al país en un nivel me-
dio de desarrollo humano, según los paráme-
A escala nacional, el IDH, calculado con tros internacionales de comparación.
base en los datos municipales, se eleva a La desagregación nacional del IDH por
0.6415. Este valor, ligeramente inferior al componentes ratifica lo señalado. En efecto,
el factor educativo, que da cuenta de la ma-
triculación escolar, de los años promedio de
Recuadro 2
escolaridad y de las tasas de alfabetización de
adultos, tiene un sitial más alto que los otros,
Comparabilidad del IDH municipal 2001 con un índice de 0.748. Por su parte, el com-
ponente de salud llega a 0.638, que se cal-
¿Por qué no es posible comparar los índices de desarrollo humano 2001 cula a partir de la esperanza de vida de la
obtenidos en el plano nacional, departamental y municipal con las cifras población. Por último, el indicador de ingre-
publicadas en los Informes regionales de Desarrollo Humano 2003/2004 sos es igual a 0.537, y se destaca como el más
o en las del libro de PNUD-UDAPSO (1997)? desalentador con un nivel de desarrollo hu-
mano medio-bajo.
• Porque en el índice de educación se incluye la tasa de matriculación
inicial, primaria y secundaria debido a que se carece de cifras
municipales de matriculación terciaria. Gráfico 1
• Porque en el índice de educación se incorporó el indicador de años de
escolaridad, al considerar que si bien el alfabetismo y la matriculación IDH nacional 2001 según componentes
son requerimientos básicos para poder adquirir y utilizar información,
hay más elementos que forman parte del conocimiento y la comuni-
1.000
cación. En el plano internacional, la variable de años de escolaridad
fue sustituida de la fórmula del IDH debido a la dificultad que plantea 0.800
0.748

su obtención. 0.641 0.638


• Porque se utiliza el indicador de “consumo” en lugar de”“ingresos”. 0.600
Desde el punto de vista conceptual, el gasto de consumo es una medida 0.537

más adecuada del bienestar y sintetiza las condiciones de vida de los 0.400

hogares en una sola variable monetaria. No solo refleja la capacidad


0.200
de adquisición de bienes, como lo haría el ingreso disponible, sino
también manifiesta las preferencias expresadas en las compras de 0.000
bienes y servicios asociadas con los niveles de bienestar que pueden IDH Salud Educación Ingresos
acceder los hogares. Desde el punto de vista práctico, el gasto de Fuente: Elaboración Propia
consumo es una variable más estable y no ha sufrido las fluctuaciones
que tuvo el ingreso. Más aún, en los últimos años, la crisis aumentó • El contexto departamental
la volatilidad de los ingresos mientras el consumo podría haberse
compensado a través de cambios en la oferta laboral o en activos de En el ámbito departamental, los índices
los hogares. de desarrollo humano obtenidos de la base
municipal presentan valores diferentes, en la
En síntesis, la fórmula del IDH utilizada para la presente publicación no mayoría de los casos ligeramente inferiores
sólo fue construida a partir de fuentes de información más rigurosas, a los datos de los informes regionales de
como se señala en la introducción, sino que utilizó variables más rele- Desarrollo Humano (2003/04) 6. Una vez
vantes para captar el bienestar de las personas a nivel municipal. Los más, ello responde a la metodología emplea-
datos departamental y nacional fueron obtenidos al ponderar los valores da en la presente publicación, y sobre todo
municipales por población por lo que sólo deben ser utilizados a título al uso de una variable de consumo como
referencial. proxi del ingreso municipal (recuadro 3).
Aún así, el ordenamiento de los nueve depar-

5 El IDH nacional y los departamentales fueron construidos en este documento a partir de los valores de IDH
municipales, ponderados por población.
6 “Informe de Desarrollo Humano en Tarija 2003”, “Informe de Desarrollo Humano en el Norte Amazónico
2003”, “Informe de Desarrollo Humano en La Paz y Oruro 2003”, “Informe de Desarrollo Humano en
Santa Cruz 2004” y “Transformaciones Regionales en Bolivia 2004”.

14
tamentos del país sólo muestra una diferen- Recuadro 3
cia significativa: el intercambio de posicio-
nes entre Pando, que cae de la tercera a la IDH regional y departamental, 2001
sexta plaza, y Beni, que sube de la séptima a
la tercera posición. El gráfico nos muestra el índice de desarrollo humano departamental
Puesto que el enfoque de la presente calculado para la serie de informes de desarrollo humano regional que
publicación es estrictamente municipal, es- publicó el PNUD en el periodo 2003/2004. Como se explicó en el
tos valores deben ser tomados de forma recuadro anterior, estos índices no son estrictamente comparables a los
referencial, es decir para situar a un determi- IDH departamentales obtenidos de la base de datos municipal 2001.
nado municipio en el contexto departamen-
tal y nacional. En este sentido, es interesan- 0.740

te notar que tan sólo 48 municipios de los

0.679

0.652

0.651
0.640
314 con que cuenta el país, presentan un

0.641
0.629

0.627

0.627

0.627
desarrollo humano superior al promedio de

0.572
0.540

0.521
su respectivo departamento, y tan sólo 34,
es decir el 11%, tiene un IDH superior al 0.440

Santa Cruz

La Paz

Cochabam.
Tarija

Pando

Oruro

Beni

Chuquisaca

Potosi

Bolivia
promedio nacional.
A pesar de usar una metodología distin-
ta, es interesante hacer notar que Santa Cruz,
Chuquisaca y Potosí preservan aquí niveles Fuente: Elaboración Propia
de desarrollo humano ya detectados en otras La diferencia fundamental en el cálculo de estos dos índices radica en el
publicaciones. Así, mientras el departamento uso del ingreso per capita que es una variable que no ha sido estimada
oriental encabeza el ranking con un IDH a nivel municipal y que presenta valores particularmente elevados en
bastante superior al promedio nacional, los Oruro y Pando. Ello introduce sin duda una distorsión desde el punto de
restantes ocupan las últimas posiciones con vista del desarrollo humano en la medida en que el mayor PIB per cápita
rezagos estructurales en materia de desarro- de ambos departamentos se sustenta en economías de enclave que tienden
llo humano. En efecto, la región cruceña, a remunerar fundamentalmente el capital y no así el trabajo.
donde reside uno de cada cuatro bolivianos, Puesto que las encuestas de hogares registran esencialmente los ingresos
tiene el IDH más alto (0.689). Este depar- laborales, es decir la remuneración del trabajo, siempre la estimación del
tamento también se destaca como el único ingreso per cápita (y por lo tanto del consumo per cápita) es inferior a la
que supera el promedio nacional en todos sus estimación del PIB per cápita, que también incluye la remuneración del
componentes. Por otro lado, Chuquisaca y capital. Y esta diferencia es mayor cuando el peso del capital en el PIB
Potosí presentan los IDH más bajos (0.563 departamental tiende a incrementarse como en el caso de Oruro y Pando.
y 0.514 respectivamente). En ellos reside el
15% de la población boliviana. Desde el
punto de vista de su localización, se observa Gráfico 2
a grandes rasgos que los departamentos con
mejores logros en cuanto al desarrollo huma- IDH departamental, 2001
no, están en el oriente y sur del país (Tarija), 0.740

mientras sucede lo inverso en las zonas altas


0.689

0.640
del occidente boliviano y, sobre todo en los
0.641
0.641

0.631
0.639

0.627

0.624

0.618

valles centrales. Como se verá más adelante,


0.563

0.540
0.514

ambos rasgos se repiten al observar el pano-


rama municipal.7 0.440
Santa Cruz

Tarija

Beni

La Paz

Cochabam.

Pando

Oruro

Chuquisaca

Potosi

Bolivia

Respecto al desempeño de los compo-


nentes del IDH, el gráfico 3 permite corro-
borar la tendencia puesta de manifiesto a ni-
vel nacional: todos los departamentos del Fuente: Elaboración Propia
país presentan un logro educativo ligeramen-
te superior al de salud y sobre todo, muy por res: más de tres décimas de diferencia entre
encima del indicador de ingresos. Sólo Tarija el segundo nivel de logro educativo del país
y Chuquisaca presentan datos equivalentes (0.781), cercano a un nivel alto de desarro-
de educación y salud, mientras Oruro mues- llo humano, y el antepenúltimo indicador de
tra la brecha más importante entre indicado- ingresos del país (0.476), característico más

7 Véase mapa 1.

15
Índice de Desarrollo Humano bien de un desarrollo humano bajo (cf. cua- superior a 0.5. El resto presenta un indicador
en los Municipios de Bolivia dro 1). Por último, es interesante notar que de ingresos característico de un nivel bajo de
Santa Cruz y Potosí ocupan el mismo lugar desarrollo humano.
en todos los componentes del IDH (prime-
ro y último, respectivamente). • El contexto municipal

Gráfico 3 De forma consistente en las últimas dé-


cadas, Santa Cruz y Potosí ocupan respecti-
IDH departamental 2001según vamente el primer y el último lugar del país
componentes en materia de desarrollo humano. El pano-
0.900
rama municipal de 2001 ratifica a grandes
rasgos dicha tendencia. Como se observa en
0.700 el cuadro 2, mientras cinco municipios de
los diez primeros del país, según el valor de
0.500
su IDH, pertenecen al departamento de
0.300
Santa Cruz, seis de los diez últimos están lo-
calizados en Potosí. A los primeros se su-
Santa Cruz
Tarija
Beni
La Paz
Cochabam.
Pando
Oruro
Chuquisaca
Potosi
Bolivia
man, las ciudades capitales de los departa-
mentos del eje central, del oriente y de
Salud Educación Ingresos
Tarija, siendo Cochabamba el primer muni-
cipio del país en materia de desarrollo huma-
Fuente: Elaboración Propia
no. A los últimos se añaden tres municipios
rurales del departamento más desigual del
Como se observa en el cuadro 1, los ma- país, Cochabamba, y uno del penúltimo de-
yores logros en educación están en los depar- partamento en materia de desarrollo huma-
tamentos de Santa Cruz (0.792), Oruro no: Chuquisaca.
(0.781) y La Paz (0.768), los de salud, en los El análisis del ranking municipal de los
de Tarija (0.702), Santa Cruz (0.702) y Beni tres componentes del IDH muestra un pa-
(0.673) mientras en ingresos destaca Santa norama más complejo (cuadros 3 y 4), a
Cruz, el único por encima del promedio pesar de que 12 municipios de los 30 consi-
nacional, seguido por Cochabamba y La Paz derados en el ranking superior (10 por com-
(0.574 y 0.517 respectivamente). Los depar- ponente) pertenecen a Santa Cruz y 13 de
tamentos del eje central, además de Tarija, los 30 de la clasificación inferior, están ubi-
son los únicos cuyo indicador de ingresos es cados en Potosí. Por un lado, los logros en

Cuadro 1
IDH departamental 2001 según componentes

Componentes del IDH IDH


Departamento Valor Valor
Valor
Salud Educación Ingresos del IDH
Máximo Mínimo
Municipal Municipal

Chuquisaca 0.622 0.624 0.443 0.563 0.688 0.347


La Paz 0.621 0.768 0.504 0.631 0.714 0.423
Cochabamba 0.627 0.736 0.517 0.627 0.741 0.311

Oruro 0.598 0.781 0.476 0.618 0.685 0.484


Potosí 0.539 0.621 0.382 0.514 0.666 0.341

Tarija 0.702 0.722 0.501 0.641 0.694 0.466


S. Cruz 0.702 0.792 0.574 0.689 0.739 0.520
Beni 0.673 0.757 0.487 0.639 0.688 0.555

Pando 0.637 0.746 0.488 0.624 0.689 0.513


Bolivia 0.638 0.784 0.537 0.641 0.741 0.311

Fuente: Elaboración propia

16
salud son significativamente mejores en el el lugar 115, Oruro el 83 y La Paz el 70, se- Desarrollo Humano
oriente, sobre todo en Santa Cruz, y en el sur gún su nivel de esperanza de vida. municipal en Bolivia
del país, es decir, Tarija, mientras que los me- Al contrario, los mayores logros educa-
nores se concentran en Potosí, Cochabamba tivos se concentran en las capitales de depar-
y Oruro. Llama la atención que el primer tamento, a excepción de las ciudades de
municipio del país en materia de desarrollo Sucre y Tarija que aparecen de todas formas
humano, Cochabamba, no se encuentre sino entre los 20 primeros municipios del país en
entre los 30 primeros cuando se analiza la di- esta materia. Los menores niveles en esta área
mensión de salud. Asimismo, es notorio que tienden a concentrarse en las zonas rurales
las ciudades capitales del altiplano, que en los de Chuquisaca y Potosí.
otros dos componentes están entre los 20 Por último, el indicador de ingresos pre-
primeros municipios del país, ocupen pues- senta niveles claramente inferiores y más dis-
tos bajos en este aspecto. Así, Potosí ocupa persos. En el tramo superior destacan las ciu-

Cuadro 2
Municipios con IDH más altos y más bajos

Posición Dpto Mayor Posición Dpto Menor


Municipio IDH Municipio IDH

1 CBB Cochabamba 0.741 305 CBB Vila Vila 0.365


2 SC Sta. C. de la Sierra 0.739 306 PTS Tinguipaya 0.363
3 SC Camiri 0.715 307 PTS S. Pedro de B. Vta 0.362
4 LP La Paz 0.714 308 CBB Tacopaya 0.361
5 SC Puerto Quijarro 0.710 309 PTS Caripuyo 0.360
6 SC Montero 0.709 310 PTS Tacobamba 0.358
7 SC Puerto Suárez 0.694 311 PTS Ocurí 0.357
8 TJA Tarija 0.694 312 CHQ Presto 0.347
9 PDO Cobija 0.689 313 PTS Colquechaca 0.341
10 BNI Trinidad 0.688 314 CBB Arque 0.311

Fuente: Elaboración propia

Cuadro 3

Municipios con los resultados más altos por componentes del IDH

Dpto. Municipio Salud Dpto. Municipio Educ. Dpto. Municipio Ingr.

BNI Magdalena 0.754 CBB Cochabamba 0.871 CBB Cochabamba 0.657


TJA Tarija 0.751 ORU Oruro 0.870 SC Santa Cruz 0.645
SC Portachuelo 0.739 LP La Paz 0.863 LP La Paz 0.618
CHQ Las Carreras 0.736 PTS Llica 0.860 SC Camiri 0.616
CHQ Macharetí 0.736 SC Santa Cruz 0.844 CBB Colcapirhua 0.605
BNI San Ramón 0.735 BNI Trinidad 0.837 SC Prto. Quijarro 0.594
SC Santa Cruz 0.729 PDO Cobija 0.832 SC Montero 0.592
SC Prto. Quijarro 0.727 SC Roboré 0.821 CBB Sacaba 0.585
SC Prto. Suárez 0.725 PTS Potosí 0.818 CBB Quillacollo 0.583
SC Camiri 0.723 SC Montero 0.812 CHQ Sucre 0.572

Fuente: Elaboración propia

17
Índice de Desarrollo Humano Cuadro 4
en los Municipios de Bolivia
Municipios con los resultados más bajos por componentes del IDH

Dpto. Municipio Salud Dpto. Municipio Educ. Dpto. Municipio Ingr.

CBB Arque 0.412 CHQ Poroma 0.418 CBB Bolívar 0.230


ORU Turco 0.410 PTS Tinguipaya 0.417 CBB Morochata 0.227
PTS S. Pedro de B. Vta. 0.403 CHQ Tarabuco 0.409 PTS Ocurí 0.223
ORU Sant. de Quillacas 0.399 CHQ Icla 0.393 PTS Ravelo 0.221
CBB Vila Vila 0.394 PTS Ocurí 0.380 CBB Alalay 0.221
CBB Bolívar 0.394 PTS Ravelo 0.373 PTS S. Pedro de B. Vta. 0.217
PTS Uncía 0.379 PTS Tacobamba 0.371 CBB Tapacarí 0.210
PTS Villa de Sacaca 0.375 PTS Colquechaca 0.361 PTS Tinguipaya 0.205
ORU Todos Santos 0.327 CHQ Presto 0.345 CBB Arque 0.183
PTS Caripuyo 0.256 CBB Arque 0.338 CBB Tacopaya 0.182

Fuente: Elaboración propia

dades capitales del eje central a las que se su- superiores a su nivel de logro económico (cf.
man los municipios del área metropolitana gráfico 4). Para ilustrar el fuerte desequilibrio
de Cochabamba (Colcapirhua, Sacaba y entre los indicadores sociales y el indicador
Quillacollo) y los municipios articulados a económico del IDH municipal resulta inte-
la base económica cruceña como Montero, resante señalar que mientras sólo 6 y 7 mu-
en la zona de producción agroindustrial; nicipios presentan, respectivamente, indica-
Camiri, en la zona hidrocarburífera y Puer- dores de salud y educación inferiores a 0.4,
to Quijarro, desde donde se procesa la mi- éstos se elevan a 148 cuando se analiza el in-
tad de las exportaciones cruceñas. El menor dicador económico. Es decir, casi la mitad de
ingreso tiende a concentrarse en Cochabam- los municipios de Bolivia presentan niveles
ba, el más desigual del país, y en menor me- de ingreso aproximado por la variable ajus-
dida, en Potosí. tada de consumo, característicos de regiones
Por supuesto, cuando se hacen estas de desarrollo humano bajo o muy bajo.
comparaciones es importante no restringirse
sólo a la ubicación de los municipios en el Gráfico 4
ranking nacional. Vale la pena analizar el
valor absoluto de los distintos índices. En IDH municipal 2001 según
particular, corresponde sopesar que los valo- componentes
res promedio de los distintos municipios en 1.000
el indicador de ingresos están muy lejos de
los óptimos deseables. Así, sólo cinco muni- 0.800

cipios superan apenas el nivel de 0.6, mien-


0.600
tras que 15 municipios del país presentan un
indicador de educación superior a 0,8, es de-
0.400
cir de desarrollo humano alto en estándares
internacionales. 0.200
El análisis desagregado por componen-
tes del índice de desarrollo humano en los 0.000

314 municipios del país ratifica entonces la Salud Educación Ingresos


tendencia central puesta de manifiesto en los Fuente: Elaboración Propia
ámbitos departamental y nacional: en términos
generales, un municipio boliviano presenta Para terminar este breve panorama mu-
indicadores de educación relativamente nicipal, es interesante caracterizar la relación
mejores que los de salud y significativamente entre los componentes de logro social y eco-

18
nómico del IDH municipal (cf. gráfico 5). incluso muy por debajo, de los estándares Desarrollo Humano
Una primera situación es aquella en la que nacionales. Es la situación del 81% de los municipal en Bolivia
las escalas de logro social y económico están municipios del país (255 municipios), y re-
por encima de los promedios nacionales, lo fleja niveles ciertamente alarmantes de reza-
que configura una suerte de complementa- go estructural en materia económica y social
riedad entre avances sociales y aumento del en al menos 23 municipios, situados esencial-
ingreso medio. Esta situación, más bien fa- mente en Cochabamba (12) y Potosí (8). És-
vorable para encarar un desarrollo humano tos, que se resaltan en el vértice del cuadran-
de mayor complejidad, sólo se da en 17 mu- te inferior izquierdo del gráfico 5, combinan
nicipios del país, que, como era de esperar, un índice de logro social de nivel bajo (0.45)
son urbanos y se sitúan sobre todo en el área con uno de ingreso de nivel muy bajo (0.24).
metropolitana de Cochabamba y Santa Cruz,
articulados de una u otra forma con la base
económica cruceña. En esta situación se El Desarrollo Humano
encuentran también las ciudades de Sucre, en los municipios de Bolivia
La Paz, Potosí y Oruro, aunque, como se
apuntó antes, con rezagos educativos la pri- El tipo de crecimiento económico y las
mera, y de salud, las restantes. características de la expansión demográfica
Un segundo escenario exhibe situacio- dados en Bolivia en los últimos 50 años,
nes donde se perciben logros sociales muy marcaron profundamente el patrón de ocu-
cercanos o superiores a los estándares del país pación territorial y, con él, la evolución del
y un ingreso medio relativamente más bajo desarrollo humano del país. Una vez que,
que el promedio nacional. Este es el caso de bajo la premisa de articular el mercado in-
42 municipios del país, el 80% de los cuales terno y diversificar la base productiva nacio-
se concentra en el oriente y en el sur (Tarija) nal, los gobiernos de la Revolución Nacio-
de Bolivia. Para ellos, las estrategias de de- nal levantaron las barreras estructurales que
sarrollo deberían resolver los problemas que impedían el surgimiento de actividades eco-
impiden que la economía regional aproveche nómicas rentables en el oriente boliviano, la
las potencialidades y capacidades sociales emergencia progresiva de los llanos orienta-
existentes. les en el contexto económico, demográfico
Por último, el tercer escenario describe y político nacional fue el cambio estructu-
logros sociales y económicos por debajo, e ral más relevante de la historia reciente.

Gráfico 5

Municipios de Bolivia según componente social y económico del IDH


.7

.6
Indice de Ingresos

.5

.4

.3

.2

.1
.3 .4 .5 .6 .7 .8

Indice Social
Fuente: Elaboración Propia

19
Índice de Desarrollo Humano Según Blanes et al (2004), que estudian Gráfico 6
en los Municipios de Bolivia la evolución del espacio nacional en los últi-
mos cinco siglos, estas transformaciones con- Municipios ordenados según valor
solidan un “patrón de integración nacional del creciente del IDH
espacio”, promovido por el Estado de la Re- 1.000

volución del 52, que estaría dando paso aho-


0.800
ra a un patrón más reciente de “municipali-
zación del territorio”8. A partir del análisis de
0.600
las brechas territoriales actuales en materia de
desarrollo humano, el presente apartado pre- 0.400
tende aportar elementos para comprender al-
gunos rasgos que caracterizan este nuevo pa- 0.200

trón de ocupación del espacio nacional.


0.000
Fuente: Elaboración Propia
Niveles diferenciados de desarrollo
humano a nivel municipal 314 municipios del país se han clasificado en
cuatro grupos de tamaño muestral proporcio-
La distribución de los 314 municipios nal, o cuartiles, según el valor que adopta su
de Bolivia, ordenados según el valor que IDH. El cuadro 5 muestra el IDH mínimo,
adopta su índice de desarrollo humano, máximo y promedio de los distintos grupos
muestra dos tendencias (gráfico 6): de municipios, siendo el primer cuartil aquel
que reagrupa a los 76 municipios con mayor
• Por un lado, vemos una fuerte disparidad nivel de desarrollo humano del país, es decir
entre el 5% de municipios con mayor ni- con un IDH superior a 0,604.
vel de desarrollo humano (IDH promedio El análisis de la composición departa-
de 0.700) y el 5% con un IDH más bajo mental de los distintos grupos permite rea-
(IDH promedio de 0.362). El valor del lizar observaciones interesantes. En efecto, el
IDH oscila entre 0.311 (Arque) y 0.741 cuadro 6 muestra que el 58% de los muni-
(Cochabamba). Mientras sólo seis muni- cipios del primer cuartil están concentrados
cipios presentan niveles de desarrollo hu- en los departamentos de Santa Cruz (29 mu-
mano superiores a 0.7, en otros 16, el IDH nicipios) y Beni (15). El 55% de los muni-
no supera un valor bajo de 0.4. cipios del segundo cuartil se encuentra en La
• Por otra parte, es posible apreciar una Paz (27) y Santa Cruz (16), mientras el 70%
fuerte concentración de los municipios de los del tercer cuartil están en La Paz (28),
en un nivel de desarrollo humano de en- Oruro (16) y Cochabamba (13). Finalmen-
tre 0.5 y 0.6 (169 municipios, el 54% del te, los municipios del último cuartil, es de-
total nacional), es decir un nivel medio- cir aquellos con menor nivel de desarrollo
bajo en estándares internacionales. humano en Bolivia, están esencialmente
ubicados en los departamentos de Potosí
Para realizar una primera aproximación (23), Chuquisaca (18), Cochabamba (15) y
al mapa municipal de desarrollo humano, los La Paz (13). Entre los cuatro departamentos

Cuadro 5
Clasificación de municipios según cuartiles de Desarrollo Humano
Cuartil Número de Valor Valor Promedio
Municipio mínimo IDH máximo IDH IDH

1 76 0.604 0.741 0.644


2 78 0.558 0.603 0.576
3 81 0.513 0.557 0.535
4 79 0.311 0.512 0.444

Fuente: Elaboración propia

8 PNUD-CERES (2004), “Formación y evolución del espacio nacional”, Cuaderno de futuro 18.

20
agrupan el 87% de los municipios con ma- sarrollo humano del país, es decir con Desarrollo Humano
yores carencias del país. un IDH inferior a 0,51. municipal en Bolivia
Es interesante señalar que si en todos los
departamentos existen municipios con un De esta forma, el análisis presentado en
IDH superior a 0,6 (es decir que pertenecen la sección precedente se hace más complejo:
al primer cuartil), y en todos los casos se trata si bien el IDH de los distintos departamen-
de la ciudad capital, en los tres departamen- tos del país alcanza niveles relativamente
tos del oriente boliviano no existen munici- homogéneos de desarrollo humano entre el
pios que pertenezcan al último cuartil. En segundo (Tarija, 0.641) y el séptimo (Oruro,
efecto, el último municipio del oriente (San- 0.618) departamentos del ranking, el análi-
ta Rosa del Abuná, Pando, 0.513) presenta sis desagregado municipal muestra caracte-
niveles de desarrollo humano comparables a rísticas distintas entre estos mismos depar-
aquellos de municipios medianos de Potosí, tamentos (cf. gráfico 2). En efecto, mientras
Cochabamba y Chuquisaca, por lo que se en Tarija y Beni predominan municipios del
encuentra por encima de 81 municipios, es primer y segundo cuartil de desarrollo hu-
decir, de uno de cada cuatro municipios del mano, en La Paz y Pando lo hacen los mu-
país. nicipios del segundo y tercer cuartil, y en
Por otro lado, la distribución de los Cochabamba y Oruro los municipios de los
municipios según el valor del IDH permite cuartiles tercero y cuarto. ¿Qué tipo de con-
caracterizar a los distintos departamentos del figuración territorial sugieren estos datos?, es
país en cuatro niveles diferenciados de desa- decir, ¿qué procesos permiten comprender la
rrollo humano municipal: existencia de niveles diferenciados de desa-
rrollo humano a nivel municipal?
• Santa Cruz, Tarija y Beni, que ocupan los
tres primeros lugares del ranking depar- Configuración territorial y Desarrollo
tamental y en los que predominan mu- Humano
nicipios del primer y segundo cuartil: 8
de cada 10 municipios en el Beni y 6 de Al inicio del siglo XXI, Bolivia es un
cada 10 en Santa Cruz presentan un IDH país predominantemente urbano, creciente-
superior a 0.6, y la casi totalidad de ellos mente oriental y básicamente articulado en
tiene un IDH superior a 0,56. torno a tres ciudades representativas de la
• La Paz y Pando, donde el 87% y el 73% diversidad regional. Esta fotografía territo-
de los municipios, respectivamente, per- rial del país se comprende, según Urquiola
tenecen al segundo y tercer cuartil, es (1999b), al analizar tres rasgos centrales
decir con un IDH comprendido en un asociados a dinámicas económicas y demo-
rango de 0.51 a 0.6. gráficas específicas, que han caracterizado
• Cochabamba y Oruro, donde predomi- los cambios en la distribución de la pobla-
nan municipios de los cuartiles tercero ción boliviana durante la segunda mitad del
y cuarto. siglo XX.
• Chuquisaca y Potosí, donde el 60% y el En primer lugar, si desde la fundación
64% de los municipios respectivamen- de la República (1825) y hasta la Revolución
te se ubican en el último cuartil de de- Nacional (1952) el peso de las tres zonas

Cuadro 6

Número de municipios según departamento y cuartil de Desarrollo Humano


Clasific. Pando
Rango IDH Bolivia Chuq. La Paz Cbba. Oruro Potosí Tarija S.Cruz Beni
nacional

1 0.60 - 0.75 76 2 7 9 3 5 4 29 15 2
2 0.56 - 0.60 78 4 27 7 6 4 4 16 3 7
3 0.51 - 0.56 81 4 28 13 16 6 2 5 1 6
4 0.31 - 0.51 79 18 13 15 9 23 1
Total 314 28 75 44 34 38 11 50 19 15

Fuente: Elaboración propia

21
Índice de Desarrollo Humano geográficas en que comúnmente se divide al ger con el promedio nacional en términos de
en los Municipios de Bolivia país9 se mantuvo prácticamente inalterado, densidad relativa y de desarrollo humano
en los últimos 50 años la emergencia de los entre 1976 y 2001. Este dato es interesante,
llanos se produjo, en términos netos, en de- porque sugiere que el desarrollo de las dis-
trimento del altiplano. Y es que desde la tintas regiones del país no puede pensarse de
“Marcha al Oriente” 10, la centralidad de los forma aislada, pues está condicionado por la
flujos migratorios internos en la configura- evolución general del país.
ción territorial de Bolivia ha sido innegable. Los datos de 2001 corroboran esta ten-
Así, en el último censo, el 15% de la pobla- dencia sugiriendo que el desarrollo humano
ción boliviana declaró haber nacido en un tiene relación con las tasas netas de migra-
departamento distinto al de su residencia ción reciente. En efecto, el análisis del cua-
habitual. dro 7 muestra una elevada correlación entre
Como señala el PNUD (2004)11, el aná- desarrollo humano, migración y localización
lisis de los flujos migratorios interdeparta- geográfica, es decir que en términos genera-
mentales realizado con datos de los tres úl- les, las zonas expulsoras de población (195
timos censos, permite identificar un patrón municipios con tasas netas de migración
que relaciona las tasas netas de migración de inferior a -3 por mil) tienden a ubicarse en
los departamentos del país con diferenciales las tierras altas de Bolivia (un promedio de
de densidad y de desarrollo humano. En tér- tres mil metros sobre el nivel del mar) y pre-
minos netos, los migrantes internos tendie- sentan niveles de desarrollo humano sensi-
ron a orientarse hacia zonas menos pobladas blemente inferiores (IDH promedio de
y con mayores niveles de desarrollo huma- 0.521) que el promedio municipal del país
no (Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija), lo que (0.549). Al contrario, las zonas de recepción
refuerza la hipótesis de que la propensión a de migrantes (79 municipios con tasas ne-
emigrar en Bolivia respondió en cierta me- tas de migración superiores a 3 por mil) tien-
dida a una presión excesiva sobre los recur- den a ubicarse en las tierras bajas del país con
sos naturales y los factores productivos en los mayores niveles de desarrollo humano.
departamentos de “poblamiento tradicional” Un análisis de los municipios del país
(Potosí, Oruro y Chuquisaca). clasificados según condición migratoria,
En las tres últimas décadas, La Paz y Co- cuartiles de desarrollo humano y departa-
chabamba concentraron elevados flujos de mento de pertenencia, permite confirmar
inmigrantes, pero también de emigrantes, lo dos tendencias. Por un lado, la relación po-
que los situó en una “condición de neutrali- sitiva entre tasas netas de migración y desa-
dad migratoria”. Por lo mismo, el IDH pro- rrollo humano se confirma al observar que
medio de estos dos departamentos se man- mientras menor es el IDH promedio del
tuvo estable en torno al promedio nacional grupo, mayor es la presencia de municipios
y su crecimiento poblacional fue acorde con expulsores netos de población (gráfico 7).
el ritmo del conjunto del país. En cambio, De esta forma, en el primer cuartil de
las zonas de “poblamiento tradicional” y de desarrollo humano (IDH promedio de 0.644)
“poblamiento reciente” tendieron a conver- predominan municipios receptores de pobla-

Cuadro 7

Desarrollo Humano, condición migratoria y altitud

Municipio Número IDH Altura


Municipio promedio

Receptor 79 0.598 1367

Neutro 40 0.587 2002

Expulsor 195 0.521 3084

Fuente: Elaboración propia

9 Altiplano, valles y llanos.


10 Nombre asociado a las políticas de colonización del oriente promovidas en los años 50 y 60 principal-
mente por los gobiernos civiles de la Revolución Nacional.
11 Cf. “Informe de Desarrollo Humano en Santa Cruz 2004”, Capítulo 3.

22
ción. En este grupo, la migración tiende a ser Gráfico 7 Desarrollo Humano
predominantemente urbana-urbana hacia las municipal en Bolivia
capitales de departamento y fundamental- Municipios según condición migratoria
mente hacia aquellas del eje central. Gran y cuartil según el IDH 2001
parte de los municipios que tienen, en esta 80

categoría, tasas netas de migración negativas, 70

corresponden a ciudades que podrían haber 60

jugado un rol importante como urbes inter-

Municipios
50

medias de haberse propiciado una mayor 40

integración de las mismas con sus entornos 30


rurales. Los municipios pertenecientes a los 20
dos últimos cuartiles de desarrollo humano 10
tienden más bien a ser expulsores netos de 0
población. La única excepción observada en 1 2 3 4
Cuartil
este grupo, respecto a la tasa neta de migra-
Receptor Neutro Expulsor
ción, está conformada por un pequeño gru-
po de municipios fronterizos vinculados al Fuente: Elaboración Propia
comercio que tienen tasas netas de migración
positivas, aunque tampoco muy significati-
vas12. da mitad del siglo XX, proceso asociado en
Por el otro, el cuadro 8 permite obser- gran medida al surgimiento de Santa Cruz
var que la mitad de los municipios recepto- como departamento urbano ya hacia media-
res de población se encuentran en los depar- dos de los años 70. Si en 1900, las diez ciu-
tamentos de Santa Cruz (25) y Pando (13) dades más importantes del país concentra-
a pesar de que estos concentran apenas al ban apenas al 15% de la población, y entre
20% de los municipios del país. Asimismo, ellas sólo figuraba una ciudad oriental, un si-
al menos cuatro de cada diez municipios de glo después, estas urbes reagrupan a la mi-
los departamentos del oriente y Tarija son tad de la población boliviana y cuatro de ellas
receptores netos de migrantes y esta relación pertenecen a los llanos. En algún momento
se eleva al 90% en Pando. Por el contrario, de los años 80, Bolivia dejó de ser un país
el 95% de los municipios de Chuquisaca y predominantemente rural, y este fenómeno
Potosí son expulsores netos de población, se dio a la par que surgían núcleos urbanos
rasgo que predomina igualmente en los importantes en las tierras bajas del país.
municipios de La Paz (75%), Oruro (65%) Aunque esta urbanización parece conso-
y Cochabamba (61%). En estos cinco depar- lidada e irreversible13, actualmente tres depar-
tamentos se concentra el 86% de los muni- tamentos del país siguen siendo predominan-
cipios expulsores de migrantes del país. temente rurales (Potosí, Pando y Chuquisaca).
En segundo lugar, Bolivia experimentó Por otra parte, el último Censo detectó un
una urbanización significativa en la segun- incremento notable de la población rural en

Cuadro 8

Municipios según condición migratoria y departamento

Municipio Chuq. La Paz Cbba. Oruro Potosí Tarija S.Cruz Beni Pando TOTAL

Receptor 1 10 10 6 2 5 25 7 13 79

Expulsor 26 56 27 22 36 3 15 9 1 195

Neutro 1 9 7 6 0 3 10 3 1 40

Total 28 75 44 34 38 11 50 19 15 314

Fuente: Elaboración propia

12 Un caso similar se estaría dando en municipios que no obstante tener IDH medio estarían atrayendo flujos
migratorios por la presencia en los mismos de actividades vinculadas con la producción de coca.
13 Puesto que la tasa de crecimiento urbana ha sido consistentemente superior a la tasa rural en los últimos
50 años y que la estructura piramidal de la población urbana muestra una clara predominancia de perso-
nas activas con relación a la estructura rural.

23
Índice de Desarrollo Humano términos absolutos en los años 90 (más de En todo caso, como se observa en el
en los Municipios de Bolivia 400 mil personas) después de un estanca- gráfico 8, el nivel de desarrollo humano en
miento neto en los 70 y 80. Además, la bre- un determinado municipio del país está po-
cha entre las tasas de crecimiento urbana y sitivamente relacionado con su grado de ur-
rural se redujo de 4,2 a 2,2 puntos porcen- banización16. Este dato empírico muestra la
tuales en los dos últimos periodos intercen- mejor dotación de servicios básicos en en-
sales14. tornos urbanos y la mayor cobertura en ma-
Queda por explorar hasta qué punto esta teria de educación y de salud. Al mismo
dinámica demográfica reciente responde al tiempo, la actividad urbana, relacionada
impacto de políticas públicas como la Ley de con la industria y los servicios, exhibe una
Participación Popular, que promovió una productividad generalmente superior a la
masiva redistribución de recursos hacia los agropecuaria, y más aún, un porcentaje
municipios del país, o es más bien un refle- muy elevado de activos agrícolas es sinóni-
jo de las crecientes limitaciones que enfren- mo de una agricultura de subsistencia con
tan las ciudades para responder a las expec- muy baja productividad. Por lo mismo, un
tativas de los migrantes rurales sobre todo menor porcentaje de activos agrícolas sue-
debido a la desigualdad y pobreza en las ciu- le estar asociado a una mayor urbanización
dades del eje central. Esto sucede más aún en e ingresos, y por lo tanto a más desarrollo
el contexto actual de crisis económica que humano y necesidades básicas satisfechas.
afecta a los países de América Latina, y que Esta tendencia se corrobora al compa-
en el caso de Bolivia se ha saldado con un im- rar el grado de urbanización promedio y el
portante movimiento de retorno de migran- número de municipios urbanos en los dis-
tes hacia sus entornos rurales de partida15. tintos cuartiles de desarrollo humano. En

Gráfico 8

Desarrollo Humano y urbanización


.8

.7
Indice de Desarrollo Humano

.6

.5

.4

.3
-5 10 25 40 55 70 85 100 115

Urbanización, 2001
Fuente: Elaboración Propia

14 Esta tendencia nacional se expresa con mayor fuerza en el caso de Oruro (y en menor medida
Potosí), donde tres cuartas partes de los más de 50 mil habitantes nuevos censados en 2001 se
encontraron en el campo, fundamentalmente en las áreas rurales aledañas a la ciudad capital.
PNUD (2003c:36).
15 Evidencias de este movimiento migratorio de retorno han sido puestas de manifiesto en los Informes
de Desarrollo Humano de Bolivia 2002 y 2004 a partir de grupos focales en áreas rurales del país
y en barrios periféricos de Buenos Aires.
16 Aunque la relación parece ser más bien cuadrática y no lineal. Es decir, que la obtención de mayo-
res niveles de desarrollo humano se consigue y acelera a partir de un cierto grado de urbanización,
probablemente como consecuencia de la interrelación de este proceso con cambios en la estructura
productiva.

24
efecto, el cuadro 7 muestra diferencias sig- existencia de centros urbanos de relativa Desarrollo Humano
nificativas que tienden a demostrar que a importancia (gráfico 9). De alguna forma, municipal en Bolivia
menor nivel de urbanidad, menor nivel de este fenómeno estaría asociado a la mayor
desarrollo humano. Así, mientras casi el y mejor dotación de tierras en municipios
90% de la población de los municipios del con bajas densidades situados fundamental-
primer cuartil es urbana, tan sólo algo más mente en las tierras bajas del país.
del 20% lo es en el segundo cuartil y este En efecto, las tierras bajas de Bolivia,
porcentaje se reduce a un promedio menor definidas como aquellos municipios rura-
al 10% en los cuartiles inferiores de desa- les situados a una altura inferior a los 1.800
rrollo humano. De esta forma, si en el pri- metros sobre el nivel del mar, presentan
mer cuartil predominan municipios con densidades menores y un IDH promedio
elevada población urbana, en el segundo se (0,57) muy superior a los municipios rura-
encuentra un número significativo de mu- les de los valles (0,50) y de las tierras altas
nicipios con poblaciones urbanas relativa- (0,52) del país (gráfico 10). La diferencia
mente significativas, aunque con un grado sensible de IDH entre los dos últimos gru-
de urbanización inferior al 40%. Final- pos de municipios responde en alguna me-
mente, en los cuartiles inferiores no se en- dida a que los valles centrales del país están
cuentran municipios con centros urbanos más densamente poblados y por lo tanto
importantes y más bien predominan clara- tienen menos hectáreas de tierra por traba-
mente los municipios con población exclu- jador.
sivamente rural.
¿Qué factores permiten explicar un ma-
yor o menor desarrollo humano en los Gráfico 9
municipios con población predominante-
mente rural? A grandes rasgos, es posible Desarrollo Humano y densidad
señalar que éste está asociado a la dotación en los municipios rurales en Bolivia
0.550
de recursos naturales y de factores produc- 0.55

tivos, y más específicamente a las condicio-


nes que hacen a la relación hombre/tierra, 0.53
0.530
es decir a la disponibilidad y la productivi-
dad de la tierra, en municipios que son por
IDH

lo esencial agrícolas. 0.510


0.50
De alguna forma, es posible aproximar
el estudio de esta relación a partir de las va-
0.490
riables de densidad y altura. Por un lado, el
IDH promedio de los municipios rurales
con densidades inferiores a 6 hab/Km2 0.470

(0,55) es significativamente superior al ni- Menos de 6 Entre 6 y 20 Más de 20


Habitantes/Km2
vel de municipios rurales con mayor den-
sidad poblacional. Ello, a pesar de que una Fuente: Elaboración propia
Nota: Este gráfico se refiere a la muestra de 242 municipios
densidad superior a 20 hab/Km2 denota la que presentan un grado de urbanización inferior al 40%.

Cuadro 9
Grado de urbanización según cuartiles de Desarrollo Humano
Promedio Promedio Nro. de municipios según grado de urbanización
Cuartil
IDH urbanidad 0 0-40 40-100

1 0.644 87.40% 10 7 59

2 0.576 21.10% 44 21 13

3 0.534 9.60% 63 18 0

4 0.444 4.0 0% 69 10 0
Total 0.641 62.40% 186 56 72

Fuente: Elaboración propia

25
Índice de Desarrollo Humano Gráfico 10 En definitiva, la “vocación productiva”
en los Municipios de Bolivia es una variable fundamental para explicar los
Desarrollo Humano y altura mayores niveles de desarrollo humano en los
en los municipios rurales en Bolivia
municipios rurales de las tierras bajas de
0.57 0.57 Bolivia. El nivel de consumo promedio en
0.55
dichos municipios (con altura inferior a los
0.52 1.800 metros sobre el nivel del mar) se ele-
0.53 va a 830 U$ PPA anuales según la base de
datos que sustenta el cálculo del IDH mien-

IDH
0.51
tras que en los municipios de los valles cen-
0.50
trales y del altiplano éste apenas alcanza a
0.49
620 U$ PPA por año, lo que redunda en un
0.47 indicador de ingresos sensiblemente superior
en los primeros. Como se observa en el grá-
0.45 fico 12, precisamente los municipios que
0-1800 1800-3600 3600 y más
pertenecen a dos o más cadenas productivas
Metros sobre el nivel del mar
según la definición del Sistema Boliviano de
Fuente: Elaboración propia
Nota: Este gráfico se refiere a la muestra de 242 municipios Productividad y Competitividad (SBPC),
que presentan un grado de urbanización inferior al 40%. son aquellos que presentan los mayores ni-
veles de desarrollo humano en las zonas ru-
A la dotación de factores productivos se rales del país (IDH promedio de 0,53).
añade la de infraestructuras como factor ex-
plicativo de los diferenciales de desarrollo Gráfico 12
humano existentes en el amplio conjunto de
municipios rurales de Bolivia. En particular, IDH promedio en los municipios rurales
la infraestructura vial resulta fundamental según pertenencia a cadenas productivas
porque determina la articulación de un de- 0.535

terminado municipio con flujos de inter- 0.530


0.530
cambio comercial y mercados al interior del
país. Como se muestra en el gráfico 11, los 0.525
municipios rurales que son atravesados por 0.521
IDH

la red vial fundamental, presentan niveles de 0.520

desarrollo humano significativamente supe- 0.514


0.515
riores (0,535) a aquellos que se conectan a
dicha red por vías secundarias o que simple- 0.510
mente se encuentran aislados (0,508).
0.505
0 1 2 o más
Gráfico 11 Número de cadenas productivas

IDH promedio en los municipios Fuente: Elaboración propia


Nota: Este gráfico se refiere a la muestra de 242 municipios
rurales según pertenencia a la red vial que presentan un grado de urbanización inferior al 40%.
fundamental
0.540
0.535 Son igualmente notorias las brechas en
0.535
materia de desarrollo humano al interior del
0.530
reducido grupo de municipios urbanos del
0.525
país (apenas el 23% de los municipios del
0.520
país con niveles de urbanización superiores
IDH

0.515 al 40%, pero que concentran al 68% de la


0.508
0.510 población boliviana). Por un lado, una ca-
0.505 racterística común al desarrollo humano en
0.500 los municipios de Bolivia es la considerable
0.495 distancia que separa a las ciudades capitales
0.490 del resto de municipios dentro de cada de-
No pertenece Pertenece a la red
a la red fundamental fundamental
partamento. Esta separación se da en mate-
ria de educación, salud e ingresos. Por lo
Fuente: Elaboración propia
Nota: Este gráfico se refiere a la muestra de 242 municipios mismo, las capitales de departamento se
que presentan un grado de urbanización inferior al 40%. ubican entre los 20 primeros puestos nacio-

26
nales del ranking del IDH municipal. Pues- En efecto, exceptuando a las capitales, Desarrollo Humano
to que son además las que mayor concentra- los municipios urbanos que han mostrado municipal en Bolivia
ción poblacional presentan, no debe extra- un mayor dinamismo demográfico, mejores
ñar que dos tercios de la población boliviana resultados al enfrentar las NBI y los retos del
habiten en municipios con un IDH prome- desarrollo humano, responden a tres dinámi-
dio superior a 0.6. Ello esconde sin embar- cas diferenciadas identificadas por Baldivia
go fuertes diferencias al interior de estos mu- (2002):
nicipios17.
En 2001, de forma sistemática, las ciu- • La conurbación de las ciudades capita-
dades capitales presentaron el IDH más ele- les del eje central, es decir la extensión
vado de su departamento concentrando a la de la mancha urbana y la constitución
mayor parte de la población, por lo que ape- de “áreas de segregación donde se ha-
nas 48 municipios en todo el país presentan cinan los migrantes rurales”.
niveles de desarrollo humano superiores a la • Las actividades comerciales de frontera
media de su propio departamento. Estas di- donde se detecta una fuerte incidencia
ferencias son muy marcadas en aquellas re- del contrabando.
giones con menores niveles de desarrollo • Las actividades económicas de enclave
humano: las ciudades capitales de Cocha- asociadas fundamentalmente a los sec-
bamba, Chuquisaca y Potosí presentan un tores extractivos minero e hidrocarbu-
índice de desarrollo humano 40% superior rífero y al sector agroindustrial19.
al IDH promedio de los municipios de pro-
vincia (cuadro 10). El resto de municipios urbanos presen-
Por otro lado, el débil tejido de ciudades ta niveles de desarrollo humano superiores
intermedias que existe en el país, y que se a los municipios rurales, pero claramente por
concentra fundamentalmente en el departa- debajo del promedio urbano del país.
mento de Santa Cruz18, presenta dos niveles En tercer lugar, los procesos de migra-
de desarrollo humano diferenciados según si ción y de urbanización no se saldaron con la
el municipio se haya o no articulado de una emergencia de una sola ciudad dominante,
u otra manera a la base económica nacional. sino que promovieron la consolidación de un

Cuadro 10
IDH ciudad capital versus resto de municipios por departamentos
Nro. de municipios Ubicación de la
IDH ciudad IDH promedio
Departamento resto de municipios por
encima del IDH ciudad capital en el
capital departamental ranking municipal

Cochabamba 0.741 0.522 9 1

Santa Cruz 0.739 0.610 5 2

La Paz 0.714 0.546 2 4

Tarija 0.694 0.578 4 8

Pando 0.689 0.564 2 9

Beni 0.688 0.619 6 10

Chuquisaca 0.688 0.486 5 12

Oruro 0.685 0.535 1 14

Potosí 0.666 0.478 14 19

BOLIVIA 0.700 0.549 48

Fuente: Elaboración propia

17 Por ejemplo, los estudios del PNUD (1995) y PNUD (2004) muestran que el 70% de los habitantes de
Santa Cruz de la Sierra habitan actualmente fuera del cuarto anillo con niveles de desarrollo humano
significativamente inferiores al promedio municipal.
18 Según datos del Censo 2001, este departamento concentra a 14 de las 27 ciudades de entre 10 y 50 mil
habitantes que existen en Bolivia.
19 Para calificar a un municipio urbano como “enclave productivo” se observa que el componente económico
de su IDH supere 0.5 (es decir un nivel de desarrollo humano medio).

27
Índice de Desarrollo Humano eje urbano central en torno a cuatro ciuda- central albergaron al 80% de los habitantes
en los Municipios de Bolivia des que concentran hoy a dos tercios de la de las diez ciudades principales del país22.
población boliviana. En efecto, las tasas de Asimismo, los niveles de desigualdad preva-
crecimiento intercensal 1992 -2001 de las lecientes en estas ciudades muestran de al-
ciudades de Cochabamba (2.39%) y, sobre guna forma los límites que encuentra el pro-
todo, de Santa Cruz (5.08%) y de El Alto ceso de metropolización en el país.
(5.10%) se situaron muy por encima del cre- En suma, las características particulares
cimiento de la población boliviana (2.74%) que adoptaron los flujos migratorios inter-
e incluso del conjunto de ciudades capitales. nos y el proceso de urbanización que cono-
La configuración de este eje urbano estuvo ció el país en la segunda mitad del siglo XX
asociado, en el caso de las ciudades de La condicionaron una nueva configuración te-
Paz-El Alto y Cochabamba, a la conforma- rritorial crecientemente urbana y oriental
ción de extensas áreas metropolitanas20 en los que refleja al menos seis niveles diferencia-
años 80, que reagrupan actualmente a la casi dos de desarrollo humano en el país:
totalidad de la población urbana de dichos
departamentos21. • Municipios-ciudades capitales (0,700).
Actualmente, los tres municipios capi- • Municipios urbanos articulados a la base
tales del eje central, que ejercen una fuerte económica nacional (0,653).
atracción sobre los migrantes de su propio • Resto de municipios urbanos (0,609).
entorno regional, presentan un desarrollo hu- • Municipios rurales de las tierras bajas
mano superior a todos los demás municipios (0,568).
capitales del resto del país. De esta forma, • Municipios rurales de los valles centra-
como señala Baldivia (2002), la acelerada con- les (0,495).
centración de la población boliviana en el eje • Municipios rurales de las tierras altas
urbano central se ha ido combinando a la (0,516)23.
práctica inexistencia de una red consistente de
ciudades intermedias que “posibilite la emer- Desarrollo Humano, Desigualdad
gencia de mercados locales y un ordenamien- y Pobreza
to territorial que reduzca la presión sobre las
ciudades capitales”. En el último siglo, el Según el Informe de Desarrollo Huma-
ratio entre la población de la primera y de la no en Bolivia 2002, la combinación de ele-
décima ciudad del país se incrementó de 6 a vados niveles de pobreza y desigualdad es
22, y en 2001 las áreas metropolitanas del eje una de las características más distintivas de

Cuadro 11

Variables que componen el IDH por tipo de municipio


Años
Tipo Nro. de Esperanza Matrícula Taza de Taza de Consumo
municipios IDH promedio de
de vida combinada alfabetismo analfabetismo per cápita
escolaridad

1 9 0.700 66.26 84.79 9.5 93.18 6.82 1778

2 32 0.653 65.57 78.27 7.0 89.23 10.77 1361


3 31 0.609 64.53 73.19 6.1 86.70 13.30 936
4 60 0.568 61.64 65.88 5.3 83.26 16.74 839

5 88 0.495 58.67 67.09 3.8 68.15 31.85 612

6 94 0.516 57.81 62.43 5.0 79.43 20.57 629

Fuente: Elaboración propia

20 En el primer caso se hace referencia a la articulación de las ciudades de La Paz-El Alto-Achocalla-Viacha,


mientras que en el segundo a las ciudades de Cochabamba-Quillacollo-Colcapirhua-Sacaba.
21 Las áreas metropolitanas concentran al 95% de la población urbana del departamento en el caso de La
Paz-El Alto y al 85% en el caso de Cochabamba. En ambos casos, el peso relativo de los municipios-
capitales en relación a la población urbana del departamento se ha reducido fuertemente en el último
cuarto de siglo: del 95% al 51% en el caso de La Paz, y del 77% al 60% en el caso de Cochabamba.
22 Datos calculados en base a INE (2003) y Urquiola (1999b).
23 Para la elaboración del cuadro siguiente se define un municipio rural como un municipio en el cual el
grado de urbanización es inferior a 40%.

28
la economía boliviana y es una de las causas La relación entre desarrollo humano y Desarrollo Humano
que determinan las bajas tasas de crecimiento desigualdad proporciona elementos adicio- municipal en Bolivia
económico y un patrón desequilibrado de nales para el análisis del bienestar de la po-
desarrollo humano del país en las últimas dé- blación, puesto que no sólo considera la can-
cadas. tidad promedio del consumo o el ingreso de
Como se observa en el gráfico 13, Boli- los habitantes de un determinado municipio,
via no es sólo uno de los tres países más po- sino más que nada su distribución entre las
bres de América Latina24 –al menos seis de personas. En efecto, como ya señalaba el
cada 10 bolivianos viven con ingresos por Informe Mundial de Desarrollo Humano
debajo de la línea de pobreza– sino que al 1990, la medición del desarrollo humano
mismo tiempo presenta elevados índices de tiene el defecto de estar basada en promedios
desigualdad: el ingreso medio del percentil nacionales que ocultan cualquier disparidad
90 (que contiene al 10% de la población con en los indicadores de privación. Y ello es par-
mayores ingresos) es 15 veces más grande ticularmente acuciante en el caso del indica-
que el ingreso del 10% de la población más dor de ingresos del IDH25. Sin embargo, la
pobre y el grado de desigualdad medido por falta de datos confiables para el cálculo de un
el coeficiente de Gini del ingreso per cápita coeficiente de desigualdad ha limitado la
es de 0.56. Es decir, Bolivia es casi tan des- aplicación permanente de una corrección
igual como Brasil, el país más desigual de la por disparidades en la distribución del in-
región, teniendo un ingreso per cápita tres greso26.
y medio veces inferior. ¿Cómo se expresa este Uno de los indicadores para medir la
rasgo del desarrollo pendiente del país a ni- desigualdad es el Índice de Theil que mues-
vel municipal? tra el grado de concentración de una varia-

Gráfico 13

PIB per-cápita versus desigualdad en países seleccionados


de América Latina
12000
Argentina

11000
PIB per-cápita (PPA en $us), 2001

10000 Costa Rica


Chile

9000 Uruguay Mexico

8000 Brasil
Colombia

7000

Venezuela
6000 Paraguay

El Salvador Perú
5000
Guatemala

4000 Ecuador

Nicaragua
3000
Bolivia
2000
.4 .5 .5 .6 .6 .6 .7

Coeficiente de Gini
Fuente: Elaboración Propia

24 Los países con mayores tasas de incidencia de pobreza son Honduras (74%), Nicaragua (65%) y Bolivia,
véase el “Panorama Social de América Latina 2001-2002”, CEPAL, 2003.
25 Si bien la desigualdad en la distribución de la esperanza de vida y de la educación puede ser considera-
ble, el hecho de que éstas sean variables acotadas limita considerablemente el posible grado de disparidad.
Algo distinto ocurre en el caso del ingreso, ya que al no tener una cota superior, puede llegar a existir una
diferencia muy grande entre los valores máximos y mínimos. Por esta razón, las consideraciones de tipo
distribucional cobran una mayor importancia en lo que respecta al indicador de nivel de vida.
26 Cabe señalar que este ejercicio sólo se realizó hasta el año 1994; posteriormente, no se consideró más el
tema de la distribución del ingreso. Xavier Mancero 2001. “La medición del Desarrollo Humano: elemen-
tos de un debate”, CEPAL, Santiago de Chile.

29
Índice de Desarrollo Humano ble de bienestar. Al igual que el Índice de luces, el caso más preocupante es el de Chu-
en los Municipios de Bolivia Gini, este índice toma valores entre 0 y 1, y quisaca donde más del 80% de los munici-
cuanto más próximo sea el valor a 1, mayor pios baja de posición en el ranking. Como
será la desigualdad. En 2003, UDAPE rea- se observa en el cuadro 12, nueve de los 10
lizó un Mapa de Desigualdad que calculó di- municipios más desiguales del país están si-
cho indicador para los 314 municipios del tuados en Chuquisaca. Si se considera que
país. Estos resultados permitieron ponderar la desigualdad al interior de los municipios
el IDH tomando en consideración la des- de Bolivia es de 0,442, resulta alarmante que
igual distribución del consumo per cápita a al interior de 6 municipios chuquisaqueños
nivel municipal. la desigualdad sea incluso mayor.
Recalculando el IDH con base en este Por el contrario, el norte amazónico de
índice de desigualdad, se corrigieron los lo- Bolivia es la región más equitativa del país,
gros de todos los municipios de Bolivia en lo que cambia de alguna forma el panorama
función de la desigual distribución de sus del desarrollo humano en Bolivia. En parti-
ingresos. En virtud de ello, algunos munici- cular, los departamentos de Pando y Beni
pios cambiaron su posición relativa mejoran- presentan una distribución del gasto de con-
do o empeorando su posición en el ranking, sumo más igualitaria. Allí se encuentran res-
de acuerdo a si su nivel de desigualdad era pectivamente cinco y dos municipios con los
bajo o elevado, dando en algunos casos un menores niveles de desigualdad del país. De
nuevo panorama de desarrollo humano. El igual forma, los municipios rurales del alti-
IDH ajustado por la desigualdad27 muestra plano presentan niveles de desigualdad rela-
que el 90% de los índices municipales varían tivamente menores.
su posición relativa en el ranking municipal. Por último, es importante señalar que las
A grandes rasgos, es posible señalar que una mayores condiciones de desigualdad en los
quinta parte de ellos modifica su ubicación en municipios de Bolivia tienden a concentrarse
más de 10 lugares en el ranking municipal. en el primer y último cuartil de desarrollo
Las estimaciones de desigualdad mues- humano. Ello significa que tanto los muni-
tran que los departamentos de Potosí, Cocha- cipios de mayor desarrollo humano, con un
bamba y Chuquisaca presentan más disper- índice de desigualdad de 0,220 (y principal-
sión del gasto de consumo. La desigualdad allí mente las ciudades capitales), como los
está explicada, en gran medida, por las dife- municipios de desarrollo humano bajo, con
rencias entre la ciudad y el campo. A todas un índice de desigualdad de 0,212, son aque-

Cuadro 12

Municipios más desiguales del país

Departamento Municipio IDH Desigualdad

CHQ Zudáñez 0.472 0.398

CHQ Incahuasi 0.436 0.418

CHQ Monteagudo 0.575 0.419

SCZ Samaipata 0.626 0.426

CHQ Camataqui (Villa Abecia) 0.561 0.464

CHQ Villa Vaca Guzmán 0.539 0.466

CHQ Yotala 0.534 0.477

CHQ Las Carreras 0.597 0.507

CHQ Huacareta 0.519 0.597

CHQ Macharetí 0.625 0.687

Bolivia 0.641 0.442

Fuente: Elaboración propia

27 Para mayores detalles, ver anexo estadístico 2.

30
llos que presentan la mayor desigualdad re- lo tanto presenta una importante similitud, Desarrollo Humano
lativa (cuadro 13). A pesar de ello, el ranking no sólo conceptual, sino empírica, con los municipal en Bolivia
municipal no sufrió modificaciones muy im- indicadores de logro social del IDH. Por lo
portantes en los primeros puestos, pues el tanto, es posible señalar a grandes rasgos que
índice de desarrollo humano de las ciudades a mayor nivel de desarrollo humano en un
capitales, fundamentalmente del eje central, municipio de Bolivia, menores son los nive-
está muy por encima del resto de municipios les de pobreza medida por el índice NBI,
del país28. como se puede apreciar en el gráfico 9. Esta
En cuanto se refiere a la relación entre relación inversa entre desarrollo humano y
desarrollo humano y pobreza, el índice de pobreza se hace más evidente cuando se uti-
Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) per- liza la medida de pobreza por ingresos (o en
mite determinar el porcentaje de personas este caso consumo), que presenta una rela-
sin acceso a niveles mínimos de educación, ción conceptual y empírica directa con el in-
salud, vivienda y saneamiento básico, y por dicador de ingresos del IDH (gráfico 10).

Cuadro 13
Desarrollo Humano y Desigualdad

Cuartil Nro. de Promedio IDH


municipios Desigualdad

1 76 0.644 0.220

2 78 0.576 0.196

3 81 0.534 0.182

4 79 0.444 0.212

Fuente: Elaboración propia

Gráfico 14

Índice de Desarrollo Humano y pobreza por NBI


.8

.7
Indice de Desarrollo Humano

.6

.5

.4

.3
10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110

Necesidades básicas insatisfechas, 2001


Fuente: Elaboración Propia

28 A ello se añade el hecho de que el IDH ajustado por desigualdad no penaliza el conjunto del índice, sino
tan sólo al indicador de ingresos.

31
Índice de Desarrollo Humano Gráfico 15
en los Municipios de Bolivia
Índice de Desarrollo Humano y pobreza según consumo
.8

.7

Índice de Desarrollo Humano


.6

.5

.4

.3
0 20 40 60 80 100 120

Incidencia de pobreza según consumo (Línea de pobreza baja)


Fuente: Elaboración Propia

Por lo mismo, es posible señalar que los roja” de pobreza de la región centro-oeste del
municipios con un desarrollo humano bajo país exacerban estos rasgos. Si se excluye del
tienden a concentrarse en los bolsones tra- análisis a este grupo de municipios es posi-
dicionales de pobreza del país, la cual es ble observar, siempre en términos generales,
medida por el índice de necesidades básicas que emerge una relación distinta entre desa-
insatisfechas (NBI) y el Índice de consumo rrollo humano, desigualdad y pobreza.
per cápita: especialmente las zonas sur y oeste En efecto, si los mayores niveles de de-
de Cochabamba, el norte de Potosí y el nor- sarrollo humano de un municipio suelen es-
te y centro de Chuquisaca29. Paradójicamen- tar asociados a menores niveles de pobreza,
te, es en estos municipios donde se encuen- estos también implican un mayor grado de
tran los mayores niveles de desigualdad del desigualdad. Como se observa en el cuadro
país. 14, las ciudades capitales (y entre ellas fun-
En efecto, como se observa en el cuadro damentalmente las ciudades del eje central)
14, los 85 municipios rurales de los valles cen- y en general las áreas urbanas con mayor
trales del país (grupo 5) combinan índices de grado de articulación con la base económi-
pobreza del orden del 86-89% -según la me- ca nacional, son aquellas que presentan los
dida de pobreza se base en la metodología de mayores niveles de desigualdad. Al contra-
consumo o de NBI- con un índice de des- rio, en los municipios rurales de las tierras
igualdad de 0,222. Sólo las ciudades capita- bajas (grupo 4) como también de las tierras
les presentan niveles de desigualdad com- altas del país (grupo 6), los mayores niveles
parables (0,228) y aunque presentan los relativos de pobreza se acompañan de una
menores niveles de pobreza y los mayores ni- mejor distribución relativa del ingreso.
veles de desarrollo humano del país, concen- Para terminar este análisis, es importan-
tran a más de 1.250.000 pobres (grupo 1). te señalar que la información proporciona-
De esta forma, si Bolivia es un caso pa- da por el Censo Nacional de Población y
radigmático en América Latina al combinar Vivienda 2001 sugiere la existencia de una
bajos niveles de desarrollo humano con al- relación robusta entre los municipios y de-
tos niveles de desigualdad y pobreza, los partamentos de mayor desarrollo humano
municipios que pertenecen a la “mancha relativo y la predominancia de población que

29 Véase por ejemplo UDAPE-INE 2002, Gob. de Bolivia EBRP 2001, Min. de Planeamiento y Coordinación
1983, Criales y Ortuño 2000.

32
Cuadro 14

Desarrollo Humano, desigualdad y pobreza por tipo de municipio


Incidencia de pobreza Incidencia de pobreza Población
Nro. de según consumo según necesidades indígena
Tipo municipios IDH Desigualdad
básicas insatisfechas
% N % N % N
1 9 0.700 0.228 38.30 1,255,505 41.13 1,348,426 47.67 1,562,589

2 32 0.653 0.218 53.57 961,110 53.12 953,128 51.42 922,635


3 31 0.609 0.201 70.98 372,435 76.66 402,216 61.02 320,193
4 60 0.568 0.198 72.85 548,942 87.08 656,184 42.07 317,004

5 88 0.495 0.222 86.64 909,533 88.91 933,353 78.03 819,129

6 94 0.516 0.179 85.45 746,888 95.25 832,544 93.55 817,624

Fuente: Elaboración propia

habla español y que no se identifica con las A nivel municipal, el cuadro 9 pone de
poblaciones indígenas. Por contraste, los manifiesto la relación inversa entre desarro-
municipios y departamentos que presentan llo humano y población indígena. En efec-
los menores niveles de desarrollo humano, y to, si en los 76 municipios con mayor nivel
los mayores niveles de desigualdad y de po- de desarrollo humano del país (primer cuar-
breza son aquellos donde existe una mayor til) el porcentaje de población indígena es del
proporción relativa de población indígena. 50%, este se eleva a medida que cae el IDH
Por ejemplo, en los departamentos de promedio del grupo.
Santa Cruz, Tarija y Beni, que ocupan los La situación descrita se explicaría por el
tres primeros lugares en el ranking departa- sistema de dominación y exclusión de los
mental de desarrollo humano, la población pueblos indígenas (Calla, Molina, 2000),
mayor a seis años que habla un idioma nati- que entre otras cosas acarreó una inadecua-
vo o éste y español representa al 24%, 16% da atención a sus exigencias de educación,
y 12%, respectivamente. En estos mismos salud, tierra y otras. Los avances en educa-
departamentos, la población mayor a 15 ción intercultural y bilingüe, la participación
años que se identifica como indígena repre- popular, la atención primaria de salud, la
senta el 37%, 20% y 33%, respectivamen- participación creciente en la política, entre
te. En los departamentos de Potosí, Chuqui- otros, buscan revertir de alguna forma estas
saca y Oruro, cuyos IDH ocupan los tres tendencias dentro de un “proceso de cons-
últimos lugares, la población que habla un trucción de una sociedad plural y democrá-
idioma nativo representa el 82%, 65% y tica”. Como concluye el Informe Nacional
64%, respectivamente. Los porcentajes de la de Desarrollo Humano 2004, la construc-
población total que se identifica en estos ción de una verdadera sociedad intercultural
departamentos como indígena son 84%, es un desafío central para promover el desa-
66% y 74%, respectivamente. rrollo humano en Bolivia.

Cuadro 15
Desarrollo Humano y población indígena

Cuartil Nro. de Promedio IDH Promedio población


municipios indígena %

1 76 0.644 49.81

2 78 0.576 62.54

3 81 0.534 79.68

4 79 0.444 89.03

Fuente: Elaboración propia

33
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

34
Conclusiones

1. La presentación y análisis del índice ble mostrando un desequilibrio importante


de desarrollo humano y sus componentes y en muchos casos insostenible a mediano
(salud, educación e ingresos) en el plano plazo entre indicadores educativos relativa-
municipal, han permitido cumplir con los mente interesantes (todos los municipios del
tres objetivos básicos del presente documen- país están por encima de 0.5) e indicadores
to: económicos característicos de regiones de
desarrollo humano bajo o muy bajo (apenas
• Brindar información que permita sus- 34 municipios del país presentan un índice
tentar el diseño de estrategias de inter- económico superior a 0.5 y 185 tiene un
vención para mejorar la calidad de vida índice inferior a 0.4).
de las personas desde los diferentes ni- Por otra parte, los índices de desarrollo
veles de administración (central, depar- humano de los 314 municipios del país mues-
tamental y municipal). tran un panorama territorial muy heterogé-
• Identificar diferencias entre municipios neo. El IDH municipal fluctúa entre 0,311
a nivel de los logros relativos a las con- (Arque) y 0, 741 (Cochabamba) y presenta
diciones básicas del desarrollo humano, una fuerte concentración de municipios en
que motiven y justifiquen la comple- un nivel de desarrollo humano medio-bajo
mentación y profundización del análi- en estándares internacionales (el 54% del
sis, especialmente de las causas de las di- total presenta un IDH entre 0,5 y 0,6). Solo
ferencias encontradas. seis municipios presentan niveles superiores
• Identificar algunas características básicas a 0,7, apenas 34 superan el promedio nacio-
que hacen a un nuevo patrón municipal nal (0,641) y 66 municipios no alcanzan ni
de ocupación del espacio nacional. siquiera el valor de 0,5, es decir son consi-
derados de desarrollo humano bajo. En San-
Es importante señalar que, tratándose ta Cruz, Tarija y Beni predominan los mu-
de una aproximación inicial, los hallazgos nicipios con el mayor nivel de desarrollo
preliminares no permiten ni pretenden eva- humano relativo del país, mientras en Chu-
luar la gestión de los gobiernos municipales quisaca y Potosí predominan los de menor
ni de otras instancias del Estado. nivel.
Por otro lado, al analizar los índices pre- Por último, es importante señalar que
sentados se debe tener en cuenta no sólo la el 80% de la población boliviana habita en
posición relativa de un determinado muni- municipios con un IDH superior a 0,6 lo
cipio respecto de la media departamental o que muestra la necesidad de estudiar en
nacional, sino de manera fundamental, las profundidad los límites del proceso de ur-
variables de educación, salud e ingresos con- banización y, en particular, del proceso de
sideradas, pues un municipio puede estar metropolización de las ciudades del eje cen-
situado en los primeros lugares del ranking tral, donde tienden a acumularse importan-
respectivo, pero hallarse muy por debajo de tes bolsones de pobreza y de inequidad. En
los valores deseables (1 en la escala de 0 a 1) cuanto a los municipios con menor nivel de
y por lo tanto tener un desempeño insatis- desarrollo humano, éstos son, por lo gene-
factorio en todos o alguno de los componen- ral, los menos habitados y expulsores de po-
tes del índice. blación, donde predomina la población ru-
2. A nivel general se observó que los ral dispersa, con una alta proporción de
logros en cuanto a ingresos son los que se población indígena y con elevados niveles
encuentran más lejos de lo óptimo o desea- de desigualdad.

35
Índice de Desarrollo Humano 3. El análisis efectuado permitió iden- según las características que asume la rela-
en los Municipios de Bolivia tificar nuevas tendencias en el patrón de or- ción hombre/tierra (disponibilidad y pro-
denamiento territorial del país, que resultan ductividad de los suelos), que define en bue-
de los procesos de migración, urbanización na medida la vocación productiva de un
y de la cambiante dinámica de las activida- determinado municipio, es decir si se trata
des económicas nacionales, y su relación con de áreas rurales vinculadas a la agricultura
el desarrollo humano. comercial, orientadas al mercado interno o
En términos netos, los migrantes inter- externo, de áreas de agricultura de subsisten-
nos tendieron a orientarse en las últimas cia o de áreas localizadas en puntos estraté-
décadas hacia zonas menos pobladas y con gicos de comercio fronterizo.
mayores niveles de desarrollo humano, ali- A nivel urbano, una característica trans-
mentando un intenso proceso urbanización versal a los distintos departamentos del país
en el país, esencialmente en torno a las ciu- es la considerable brecha que separa a las ciu-
dades capitales del eje central. Ambas ten- dades capitales del resto de municipios con
dencias de migración y urbanización han grados de urbanización superiores al 40%.
estado asociadas a una pérdida de los recur- En este contexto, el débil tejido de ciudades
sos humanos más dinámicos de las zonas intermedias que existe en el país se explica
expulsoras, por un lado, y a una creciente fundamentalmente por procesos de conur-
urbanización no acompañada de oportuni- bación de las ciudades capitales del eje cen-
dades de trabajo e ingresos en las zonas de tral, por dinámicas fronterizas y por el dina-
recepción, por el otro. mismo de ciertos enclaves productivos.
Por lo mismo, estas dinámicas de cam- En síntesis, el análisis del mapa de de-
bio demográfico han consolidado situacio- sarrollo humano municipal 2001 permitió
nes estructurales de crisis en una “mancha identificar de forma preliminar al menos seis
roja” de pobreza e inequidad en el centro-sur niveles diferenciados de desarrollo humano
de Bolivia y una creciente precarización en en los municipios de Bolivia: (i) los mu-
las áreas peri-urbanas de las principales ciu- nicipios-ciudades capitales, con un IDH
dades del país. Ambos fenómenos merecen promedio de 0,700, (ii) los municipios
especial atención en la medida además que urbanos articulados a la base económica na-
constituyen los mayores productores de cional (0,653), (iii) el resto de municipios
inequidad y pobreza en el país. Y es que, de urbanos (0,609), (iv) los municipios rura-
alguna forma, parece ser que los beneficios les de las tierras bajas (0,568), (v) los muni-
en materia de desarrollo humano asociados cipios rurales de los valles centrales (0,495)
a las transformaciones demográficas de ca- y (vi) los municipios rurales de las tierras
rácter estructural de los últimos 50 años altas (0,516).
parecen haber llegado a un umbral. 4. La heterogeneidad de los municipios
Estas tendencias plantean la necesidad y las nuevas complejidades analizadas, de-
de analizar el país desde una nueva perspec- mandan una estructura institucional que si
tiva, de realizar una nueva lectura de fenó- bien asigna una mayor responsabilidad en el
menos como los de la metropolización que plano local, también supone la intervención
se observa en torno a las ciudades de La Paz, de ámbitos superiores. Ello, porque los re-
Cochabamba y Santa Cruz, de la emergen- cursos y mecanismos de compensación fis-
cia de agrupaciones como las del Chaco bo- cal que se necesitarían son más viables en el
liviano y las mancomunidades que trascien- nivel central, del que depende el financia-
den las divisiones departamentales. miento de las políticas y programas sociales
Las clásicas dicotomías campo-ciudad u relevantes. La experiencia en otros países
oriente-occidente presentan nuevos matices. muestra que la descentralización en el uso de
Como se pudo observar, por ejemplo, la di- estos recursos puede aumentar las desigual-
námica y los niveles de desarrollo humano dades30, si no se fortalecen al mismo tiempo
que presentan las áreas rurales son muy di- las instituciones y actores locales ni se pro-
ferentes. La situación de dichas áreas difiere fundiza la participación popular a través del

30 Se considera que la asignación de recursos en los niveles regional y local esta influenciada por los grupos
o sectores de mayores recursos o elites regionales y locales, que orientan dicha asignación en función de
sus intereses. Se supone que aun la presencia de mecanismos de participación como los previstos en la Ley
de Participación Popular, no ayudan mucho cuando son muy grandes las diferencias entre los actores en
términos de educación, participación, poder y otros. El nivel nacional sí puede definir reglas del juego
para acceder a recursos de compensación y aplicarlas en el marco de competencias transparentes.

36
fortalecimiento de las instituciones a nivel estructura productiva, la distribución y la
departamental. productividad de la tierra, el desarrollo de
5. Tomando en cuenta las condiciones cadenas productivas y el fortalecimiento de
básicas del desarrollo humano en los mu- ciudades intermedias articuladas a sus áreas
nicipios de Bolivia parece por lo tanto ne- de influencia rural.
cesario analizar y repensar políticas para Mejorar las condiciones institucionales
fortalecer las capacidades locales, entre para fortalecer la participación popular y el
ellas: desarrollo humano en los municipios de
Profundizar las reformas bolivianas en el Bolivia. Se trata de analizar entre otros los
campo de la educación y la salud para con- retos pendientes de la descentralización, el
solidar los avances realizados en materia de rol de las mancomunidades como medio
indicadores sociales básicos y promover un para viabilizar el desarrollo de los municipios
salto cualitativo en ambas esferas. más pequeños y pobres, y el papel de la pla-
Plantear políticas y programas relaciona- nificación regional para mejorar las condi-
dos con el desarrollo económico local esen- ciones de educación y salud de la población,
cialmente en los ámbitos relativos a la infra- incluyendo agua y saneamiento básico.

37
Índice de Desarrollo Humano
en los Municipios de Bolivia

38
Bibliografía

Baldivia, José, 2002. “Migración y Desarrollo en Bolivia, en Población, Migración y Desarro-


llo en Bolivia”. Instituto PRISMA, La Paz - Bolivia.

Blanes, José. Calderón Fernando, Dandler Jorge, Flores Gonzalo, Lanza Luis, Márquez Jorge,
Prudencio Julio, Rivera Alberto, 2004. “Formación y Evolución del Espacio Nacional”, en
Cuadernos de Futuro 18, PNUD, La Paz - Bolivia.

Calla Ricardo y Molina Barrios Ramiro, 2000, Movimientos Indígenas y Pactos de Género,
en Cuadernos de Futuro 5, PNUD, La Paz - Bolivia.

CEPAL, 2003 Panorama Social de América Latina 2001-2002. Naciones Unidas, Santiago
de Chile-Chile.

Criales, Sergio y Ortuño Armando 2000, “Reducir la extrema pobreza. En ¿Dónde estamos
el 2000?”, Remontando la pobreza, Ocho Cimas a la vez. Naciones Unidas - PNUD. La Paz,
Bolivia.

Elbers, C., J. O. Lanjouw , P. Lanjouw, P. G. Leite 2001. “Poverty and Inequality in Brazil:
New Estimates from Combined PPV-PNAD Data”. Unpublished Manuscript, The World
Bank.

Franco, Walter, 1996, Aspectos Económicos del Desarrollo Humano en “Cátedra de Desarro-
llo Humano. Problemas y Perspectivas, Desarrollo Humano”. CID. Bolivia.

Gallup, Sachs y Mellinger, 1995 Gallup, J. L., Sachs, J. y Mellinger, A. 1998. “Geography
and Economic Development”. NBER Working Paper No. 6849. Cambridge, United States:
National Bureau of Economic Research.

Gobierno de Bolivia 2001, Estrategia Boliviana de Reducción de la Pobreza 2001. La Paz,


Bolivia.

INE 2003, Resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2001. La Paz, Bolivia.

Ministerio de Planeamiento y Coordinación, 1983, Estrategia Nacional de Desarrollo Re-


gional. La Paz, Bolivia.

ONU, 1986, Manual X de las Naciones Unidas, Nueva York.

PNUD-Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, 1995, “Informe del Desarrollo


Humano de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Elay Santa Cruz”. PNUD-Gobierno Muni-
cipal de Santa Cruz de la Sierra.

PNUD Bolivia, 2000ª, Informe de Desarrollo Humano 2000. PNUD. Bolivia.

PNUD, 2003, Informe de Desarrollo Humano. Mundi-Prensa. Madrid.

39
Índice de Desarrollo Humano PNUD Bolivia, 2003ª, Informe de Desarrollo Humano Regional Tarija. PNUD-Plural Edi-
en los Municipios de Bolivia tores. La Paz.

PNUD, 2003c, Informe de Desarrollo Humano en el Norte Amazónico. PNUD-Plural Edi-


tores. La Paz.

PNUD, 2003d, Informe de Desarrollo Humano en La Paz y Oruro. PNUD-Plural Editores.


La Paz.

PNUD 2003e, Informe de Desarrollo Humano de Género en Bolivia. PNUD-Plural Edito-


res. La Paz.

PNUD 2004a, Informe de Desarrollo Humano en Santa Cruz. PNUD-Plural Editores. La


Paz.

PNUD 2004b, Transformaciones Regionales en Bolivia. PNUD-Plural Editores. La Paz.

PNUD - CERES, 2004 “Formación y evolución del espacio nacional” Cuaderno de futuro N
18. PNUD-Plural Editores. La Paz.

Rao, J.N.K. 1999. “Some Recent Advances in Model - Bassed Small Area Estimation”. Survey
Methodology, 24, 175 - 86.

Sen, Amartya, 1999, Development as Freedom. Knopf. Nueva York.

Sen, Amartya 2000,“Readings in Human Development”, Oxford University Press. Rashtriya


Printers. Nueva Delhi.

SIE 2003, Dossier de Indicadores Educativos, Ministerio de Educación, La Paz, Bolivia.

Streeten, Paul. 1994, “Personal communication with the Human Development Report Office”,
on”Readings in Human Development. Oxford University Press. Rashtriya Printers. Nueva
Delhi.

Streeten, Paul. 2000, Looking Ahead: Areas of Future Research in Human Development. Journal
of Human Development, Vol. 1, No. 1.

UDAPE-INE, 2002. “Bolivia: Mapa de pobreza 2001, Necesidades Básicas Insatisfechas”.


La Paz, Bolivia.

UDAPE-INE 2002, Gobierno de Bolivia EBRP 2001, Ministerio de Planeamiento y Co-


ordinación 1983, Criales y Ortuño 2000.

UDAPE 2003, Pobreza y Desigualdad en municipio de Bolivia: estimación del gasto de consu-
mo combinando el Censo 2001 y las Encuestas de Hogares. UDAPE e INE con la asistencia
del Banco Mundial, La Paz, Bolivia.

Urquiola, Miguel, 1999b. La Distribución de la Población en el Siglo XX, en “Bolivia en el


siglo XX. La Formación de la Bolivia Contemporánea”. Offset Boliviana Ltda. La Paz.

Urquiola, M., Nina, O., Andersen, L. y E. Antelo 1999, Geography and development in
Bolivia: Migration, Urban and Industrial Concentration, Welfare and Convergence 1950-1992.
Inter American Development Bank Research Network.

40
Mapas nacionales

41
Anexo metodológico
Cálculo del IDH Municipal

Para el cálculo del índice de Desarrollo Humano Municipal se utilizó una metodología
similar a la detallada en el Informe de Desarrollo Humano mundial (PNUD, 2003: 341),
pero con variaciones en los indicadores que componen el índice a fin de hacerlo más
sensible a la realidad del desarrollo del país y sus 314 municipios.

Dimensión Componente Indicador IDH Municipal Metodología IDH Mundial


Salud Una larga vida y saludable • Esperanza de vida al nacer • Esperanza de vida al nacer
Educación Conocimientos • Alfabetización de adultos • Alfabetización de adultos
• Tasa neta combinada de • Tasa bruta combinada de
matriculación del nivel matriculación primaria,
inicial, primaria y secundaria y terciaria.
secundaria
• Años promedio de
escolaridad
Ingresos Un nivel de vida decoroso • Consumo per cápita • PIB per cápita ($ PPA/año)
($PPA/año) ajustado al PIB
per cápita ($PPA/año)

Antes de calcular el IDH, es necesario crear un índice para cada uno de sus tres
componentes. Para calcularlos, se utilizan valores mínimos y máximos de referencia a
nivel mundial.

Valores internacionales de referencia para el cálculo del IDH

Valor Valor
Indicador
máximo mínimo
Esperanza de vida al nacer (años) 85 25
Tasa de alfabetización de adultos (%) 100 0
Años promedio de escolaridad 15 0
Tasa neta combinada de matriculación (%) 100 0
PIB per cápita (PPA en dólares) 40.000 100

El desempeño en cada componente se expresa como un valor entre 0 y 1 aplicando la


siguiente fórmula general.

Índice del componente = valor real - valor mínimo__


valor máximo - valor mínimo

Luego se calcula el IDH como simple promedio de los índices de los componentes:

IDH = 1/3 (índice de salud) + 1/3 (índice de educación) + 1/3 (índice del consumo)

A continuación se pone como ejemplo el cálculo del IDH para Cochabamba, ciudad
capital.
a) Cálculo del Índice de salud

El índice de salud mide los logros relativos de un 90

municipio en lo referente a la esperanza de vida Valor máximo de


referencia 1.00
al nacer, (número de años que viviría un recién 85 años
80

nacido si las pautas de mortalidad imperantes en


0.800
el momento de su nacimiento seguirían siendo las 70

mismas a lo largo de toda su vida). 66.7 0.695

60 0.600

Para Cochabamba ciudad capital, cuya


esperanza de vida era de 66.7 años en 2001, el 50
0.400
índice de esperanza de vida es de 0,695.
40
0.200
Índice de esperanza de vida = 66,7 -25
85 - 25 Valor mínimo de
30

referencia 0
25 años Índice de
Índice de esperanza de vida = 0,695 20
Esperanza esperanza de
de vida vida
(años)

b) Cálculo del Índice de Educación

El índice de educación mide el


progreso relativo de un municipio en
materia de alfabetización de adultos, 100 100 15
1.00
tasa neta combinada de matriculación 94.6
91.8
(inicial primaria y secundaria) y años 0.871

promedio de escolaridad. 80 80 12
0.800

En primer lugar, se calcula un índice 10.1


60 60 9
para cada componente educativo, 0.600

luego se combinan los tres índices


para crear el índice de educación, en 40 40 6 0.400
el que se da una ponderación de dos
cuartos al índice de alfabetización de
adultos, de un cuarto para el índice de 20 20 3 0.200
la tasa neta de matriculación
combinada y un cuarto para los años
promedio de escolaridad. 0 0 0
0
Tasa de Tasa de Años de Índice de
alfabetización matriculación Escolaridad educación
de adultos (%) neta combinada
(%)

Para Cochabamba en el año 2001, la tasa de alfabetización de adultos era de 94,6%, la


tasa neta combinada de matriculación (inicial, primaria y secundaria) era de 91,8% en el
año escolar 2001 y los años promedio de escolaridad de la población eran 10,1 por lo que
el índice de educación es de 0,871.

Índice de alfabetización de adultos = 94,6 - 0 = 0,946


100 - 0
Índice de matriculación neta combinada = 91,8 - 0 = 0,918
100 - 0

Índice de años de escolaridad = 10,1 - 0 = 0,674


15 - 0

Índice de educación = 2/4 (índice de alfabetización de adultos) + ¼ (índice de


matriculación neta combinada) + ¼ (Índice de años de
escolaridad)

Índice de educación = 2/4 (0,946) + ¼ (0,918) + ¼ (0,674) = 0,871

c) Cálculo del Índice del Ingreso

Para el cálculo del índice de ingreso a nivel 100.000


municipal, este estudio usa la variable Valor máximo de
referencia 1.00
consumo per cápita en lugar del ingreso per $US 40.000
cápita. Ello se debe a que una estimación
robusta y consistente del consumo medio 0.800
en los municipios de Bolivia se obtiene de la 10.000

publicación de UDAPE “Pobreza y 0.657


Desigualdad en los Municipios de Bolivia”. 2.565 0.600

De esta forma, el cálculo del consumo per 1.000


0.400
cápita en dólares PPA tiene su origen en el
consumo promedio per cápita Bs/mes
calculado por UDAPE. Este consumo se lo 0.200
multiplica por 12 para que sea anual, se lo
divide entre el tipo de cambio y se lo ajusta
Valor mínimo de
con el coeficiente de la Paridad de Poder referencia 0
Adquisitivo (PPA) del Banco Mundial. $US 100
0
Índice del
PIB
Consumo per
cápita
(PPA en $US)
Escala logarítmica

A diferencia de los otros componentes de salud y educación, la fórmula del índice de


ingresos utiliza la función logarítmica bajo el supuesto de que lograr un nivel respetable de
desarrollo humano no exige ingresos o consumos ilimitados.

Finalmente el valor obtenido es ajustado por un factor de ponderación que relaciona el


PIB per cápita nacional en dólares PPA con el consumo per cápita nacional en dólares
PPA (factor de ponderación = índice del PIB per cápita/índice del consumo per cápita =
1.2128). En definitiva, para construir el índice de ingresos se utiliza el logaritmo del
consumo per cápita $u$ PPA año y el resultado se multiplica por el factor de ponderación
como se muestra en el ejemplo.
Para el municipio de Cochabamba, se utiliza el valor de $2.565 consumo per cápita (PPA
en $us) para el año 2001, que da un índice del consumo ajustado al PIB per cápita de
0,657.

Índice del ingreso = log(2.565) - log(100) x 1,2128 = 0,657


log(40.000) - log(100)

d) Cálculo del Índice de Desarrollo Humano

Índices de los componentes IDH


Una vez que se han calculado los 1.00

índices de cada componente, la 0.871


determinación del IDH es sencilla, se 0.800
realiza un promedio simple de los 0.741
índices de los tres componentes. 0.695
0.657
0.600

IDH = 1/3 (Índice esperanza de vida) +


1/3 (índice de educación) + 1/3
0.400
(índice del ingreso)

IDH = 1/3 (0,695) + 1/3 (0,871) + 1/3 0.200

(0,542)

IDH = 0,741 Esperanza de Educación PIB


0
vida
6.2 Síntesis de las variables utilizadas para el cálculo del IDH Municipal

Esperanza de Vida al nacer a nivel municipal

La esperanza de vida se define como los años que viviría un recién nacido si las pautas
de mortalidad imperantes en el momento de su nacimiento siguieran siendo las mismas a
lo largo de toda su vida.

Dado que el Registro de Hechos Vitales en el país no cuenta con una cobertura ni
extensión requerida que permita disponer de una información básica confiable para el
cálculo directo de los indicadores demográficos, a los niveles de desagregación
geográfica necesarios para una planificación local, se recurre a métodos indirectos para
su cálculo.

Como primer paso se estima la tasa de mortalidad infantil para hombres y mujeres de los
314 municipios a partir del Censo 2001, aplicando el método de William Brass, variante
Coale-Trusselse cuyo software fue desarrollado por el Centro Latinoamericano y Caribeño
de Demografía (CELADE), en el paquete denominado Paquete para Análisis Demográfico
por Microcomputador (PANDEM).

Luego, para determinar las tasas de mortalidad infantil, se aplican técnicas de


interpolación para los niveles de probabilidad de sobrevivencia establecidos en las tablas
de vida de Coale y Demeny, Modelo Sur para cada sexo, las que permitieron establecer
los valores de las tasas de mortalidad infantil para hombres y mujeres (Manual X de las
Naciones Unidas, Nueva York, 1986).

Estimadas las tasas de mortalidad infantil a nivel municipal se procede a construir las
tablas de mortalidad discriminando el sexo, mediante el software MORTPAK-Lite de
Naciones Unidas y la aplicación del programa denominado MATCH.1

Obtenidas estas tablas de mortalidad para cada sexo y los 314 municipios, se procede a
la lectura y la extracción de la función “Esperanza de Vida al Nacer”, que corresponde a
los cero años de edad. A fin de que los resultados obtenidos sobre las esperanzas de vida
al nacer sean coherentes con los estimados oficialmente en las proyecciones de
población departamentales, se realiza un ajuste de estos valores, cuidando que el
promedio ponderado de los mismos mantengan coherencia con las esperazas de vida
departamentales.

Tasa de alfabetismo de adultos

Corresponde al porcentaje de población de 15 y más años de edad que son alfabetos, es


decir, que saben leer y escribir. Estos datos son obtenidos a partir del Censo 2001

Tasa de matriculación neta combinada

1
Cabe mencionar que en el proceso de aplicación del software para la construcción de las tablas de
Mortalidad por sexo, se ha utilizado como patrón de cálculo el Modelo Sur de las tablas de vida de Coale-
Demeny, el mismo que se encuentra incorporado en el paquete mencionado para su aplicación directa.
La tasa neta de matriculación combinada o cobertura neta combinada es un indicador de
acceso a la educación. Se define como el número de alumnos inscritos en el nivel de
educación inicial, primario y secundario que tienen la edad oficial para asistir a esos
niveles, expresado como porcentaje de la población total en edad correspondiente. El
propósito de este indicador es medir de manera más precisa la participación en el nivel
inicial, primario y secundario, de niños que pertenecen al grupo etáreo correspondiente a
esos niveles.

La diferencia con usar la tasa de matriculación bruta combinada es que evitamos el


problema del rezago educativo existente en los municipios del país.

Estos datos son obtenidos de los Registros Administrativos del Ministerio de Educación de
la Dirección de Análisis.

Años promedio de escolaridad

Se define como el promedio ponderado de años de instrucción formal recibidos por la


población de un determinado grupo etáreo. Este indicador tiene la finalidad de explicar el
número de años promedio de escolarización, que un individuo alcanza en un determinado
grupo etáreo. Estos datos son obtenidos a partir del Censo 2001

Consumo

La extensa literatura desarrollada recientemente sobre la producción de estadísticas para


áreas geográficas menores, sugiere procedimientos para obtener estimadores de ingreso
o consumo en función de variables comunes en encuestas de hogares y censos de
población (Ghosh y Rao, 1994, Rao, 1999). La combinación de fuentes de información no
es nueva en la literatura estadística, trabajos previos fueron aplicados a modelos sobre
oferta de trabajo, educación y el comportamiento del consumo.

La posibilidad actual de disponer tres encuestas de hogares continuas (1999-2001) con


información de ingresos y consumo permitieron combinar esta fuente de información con
el Censo 2001 para proponer un modelo de estimación del gasto de consumo hasta el
nivel de sección de provincia, según clusters o estratos diferenciados por región (altiplano,
valle y llano) y actividad económica (extractivas, productiva familiar, productiva
empresarial, entre otros).

El primer paso para la estimación del ingreso consiste en desarrollar un modelo empírico
apropiado para ych (ingreso y del ocupado h en el cluster c). Esto es,

(1) ln y ch = E[ln y ch | xch


T
] + u ch = xch
T
β + u ch

donde la estimación condicional de y sobre las variables observables están capturadas


por β y el vector de errores es u ~F(0, Σ) y. Sin embargo, el modelo no sólo busca que los
parámetros estimados midan el efecto directo de x en y, también es deseable captar
efectos locacionales, que pueden estimarse con variables asociadas a los clusters en el
Censo.
La presencia de correlación en los errores al interior del cluster permite distinguir la
siguiente especificación del error:
uch=ηc+εch

donde η y ε son los componentes del error, que tienen la característica de ser
independientes y no correlacionadas con las variables observables, xch. Se espera que la
localización esté relacionada con el ingreso del perceptor ocupacional. Cuanto más
elevado sea el error locacional, menor será la desigualdad del ingreso.

La estimación inicial de β en la ecuación (1) se obtiene por estimaciones de mínimos


cuadrados ordinarios o mínimos cuadrados ponderados. La varianza de la parte
idiosincrática del error, σ e2,ch , puede tener forma flexible. Con estimaciones consistentes
de β, los residuos se descomponen de la siguiente forma:

uˆ ch = uˆ c. + (uˆ ch −uˆ c. ) = ηˆ c. + ech

(donde el símbolo ^ denota un promedio sobre ese índice) puede usarse para estimar la
varianza de εch, dicho componente tiene la siguiente forma logística:
⎡ Ae zchα + B ⎤
T

(2) σ ( z ch , α , A, B ) = ⎢
2

zT α
⎢⎣ 1 + e Tch ⎥⎦
Los límites superior e inferior, A y B, pueden estimarse junto al vector de parámetros α
usando un procedimiento estándar de pseudo máximo verosimilitud. Esta forma funcional
evita varianzas estimadas muy altas o negativas.

La varianza, σ η2 es el residuo aleatorio, éste se estima por métodos no paramétricos,


permitiendo la existencia de heteroscedaticidad en εch y corresponde a una modelación
de efectos aleatorios. Luego se requiere simular los términos residuales η y ε. La forma de
la distribución apropiada pueden ser determinada desde los residuos del cluster η̂ c y de
los residuos estandarizados de los perceptores ocupacionales:
ech ⎡1 ech ⎤
*
ech =
σˆ ε ,ch
−⎢
⎢⎣ H
∑ σˆ ⎥
ch ε ,ch ⎥

*
respectivamente, donde H es el número de observaciones. El segundo término en el ech
ajusta los pesos en la primera etapa. Este procedimiento equivale a comparar los
percentiles de la distribución empírica de los residuos estandarizados con los
correspondientes percentiles teóricos de la distribución normal estandarizada, t, u otras
distribuciones.

Antes de proceder a la simulación, la matriz de la varianzas y covarianzas estimada ( Σ̂ ),


ponderada por los factores de expansión, lch fue utilizada para obtener estimaciones de
los parámetros de primera etapa β̂ GLS , y la varianza, Var( β̂ GLS ) a partir de mínimo
cuadrados generalizados (MCG). Las estimaciones del modelo fueron robustas y las que
utilizaron MCG no son significativamente diferentes a las que resultan de OLS.
La segunda etapa del análisis combina las estimaciones de parámetros de la primera fase
con las características observables de cada perceptor ocupacional en el censo con el
objeto de predecir el ingreso y simular las perturbaciones aleatorias.

Se realizan un conjunto de simulaciones, por cada simulación se obtiene un conjunto de


~
estimaciones de los coeficientes de primera etapa α~ r , β r con su correspondiente
distribución estimada, así como las matrices de varianza-covarianza σ~η2 ( ) r
.

Luego se calcula la varianza del componente de error locacional. Se combinan los


coeficientes con los datos del Censo para cada perceptor ocupacional en el Censo.
Entonces, para cada perceptor ocupacional se obtuvo una simulación del término de error,
η~cr y ε~chr desde su correspondiente distribución.

Simulamos un valor de ingreso por cada perceptor ocupacional basado en la predicción:

yˆ chr = exp( x ch' β~ r + η~cr + ε~chr )

r
Finalmente, el total de la simulación del consumo, ŷ ch fue utilizado para calcular
estimaciones de consumo promedio y desigualdad del consumo para cada cluster.

~
Repetimos el procedimiento 100 veces obteniendo un nuevo α~ r , β r , σ~η2 , con sus
r
( )
correspondientes errores estándar. Ello permite obtener estimadores de la media y
desviación estándar del ingreso promedio y de los índices de desigualdad.

Existen dos fuentes principales de error en las estimaciones de ingreso que se obtienen
mediante esta metodología2. El primer componente, denominado error del modelo por
Elbers et al. (2002), se debe al hecho de la estimación de parámetros en la ecuación (1)
desarrollada en la primera etapa. El segundo componente, denominado error
idiosincrático, está asociado al término de error en el mismo modelo, lo que implica que el
consumo se desvía de su valor esperado. A pesar de que el tamaño de la población en
una región no afecta el error del modelo, el error idiosincrático se incrementa a medida
que el número de observaciones decrece.

2
Una tercera potencial fuente de error esta asociada con los métodos de cómputo utilizados. Elbers et al.
(2002) demuestra que este componente es muy pequeño.
Comparabilidad de los índices de Desarrollo Humano

Nivel de Componentes
Informes Nacionales
desagregación del Una larga y Un nivel de vidad
y Regionales
IDH saludable vida Conocimiento decoroso
Informe de Desarrollo Índice Provincial de Esperanza de Tasa de PIBi= (YP/YD)*PIBd
Humano en Bolivia Desarrollo Humano, vida al nacer. alfabetismo de los donde PIBi es el PIB
1998: "Equidad, 1994 para los 9 Fuente ENDSA adultos mayores por habitante en la
Competitividad e departamentos y las 1994 y CNPV de 15 años (2/3), provincia: YP es el
Institucionalidad" 111 provincias 1992 Tasa de Ingreso promedio de
asistencia escolar la provincia y YD es
o de matriculación el Ingreso promedio
combinada de la del departamento y
población de 5 a el PIBd es el PIB por
24 años (1/3) habitante $u$ PPA.
Fuente: Fuente: Estadísticas
Estimaciones a Regionales, Cuentas
partir del CNPV Nacionales y
1992 Encuesta Nacional
de Empleo 1996 -
INE
Informe de Desarrollo Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de PIB per cápita real
Humano en Bolivia Humano nacional, vida al nacer. alfabetismo de ($PPA)
2002: "La Política y su 1975 - 1999 Fuente: adultos mayores W(y)=(log (y) - log (y
vinculación con los Informe de de 15 años (2/3), min))/(log(y max) -
procesos de desarrollo" Desarrollo Tasa bruta de log(y min))
Humano matriculación Fuente: Informe de
Mundial 2000 combinada Desarrollo Humano
primaria, Mundial 2000
secundaria y
terciaria (1/3)
Fuente: Informe
de Desarrollo
Humano Mundial
2000
Informe de Desarrollo Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de Ingreso Ajustado:
Humano de la ciudad Humano para la vida al nacer alfabetismo de los W(y) = Y0 1+(Y - Y0)
(1-E)
de Santa Cruz de la ciudad de Santa Cruz Fuente: adultos mayores /(1 - E) donde Y0
Sierra: "Elay Santa por distrito Estimaciones de 15 años (2/3), es el umbral igual al
Cruz" - 1995 distritales a mediana de los PIB per cápita real
partir de la años de medio mundial en
ENDSA 94 escolaridad de la dólares PPA, Y=
población mayor Ingreso definido por
de 25 años (1/3) el Poder de Paridad
Fuente: Censo Adquisitiva; W(Y) =
1992 Ingreso ajustado: E=
a/(a-1) para todo
ingreso superior o
igual a aπ e inferior
a (a+1)π .
Fuente: Estadísticas
Regionales - INE
Sostenibilidad y Índice de Desarrollo Para 1976: Tasa de W(y)= [1/(1-ε)]y^(1-
Desarrollo Humano : Humano nacional y Esperanza de alfabetismo de la ε) donde ε= α/ (α+1)
"La calidad de vida en departamental 1976 - vida al nacer población mayor para αy*≤y≤(α+1)y*
Cochabamba" - 1995 1992 Fuente: de 15 años (2/3), donde Y*= PIB per
Estimada en mediana de cápita mundial
base a las escolaridad de la promedio además se
tasas de población mayor a han modificado los
mortalidad 25 años (1/3) parámetros a
Censo 1976 Fuente: Censo precios de 1976.
1976 Fuente. Banco
Central de Bolivia
Para 1992: Tasa de
W(y)= [1/(1-ε)]y^(1-
Esperanza de alfabetismo de la
vida al nacer población mayor ε) donde ε= α/ (α+1)
para αy*≤y≤(α+1)y*
Fuente: de 15 años (2/3),
donde Y*= PIB per
Estimada a mediana de
partir de la escolaridad de la cápita mundial
promedio además se
Tasa de población mayor a
han modificado los
mortalidad 25 años (1/3)
Censo 1992 Fuente: Censo parámetros a
precios de 1992
1976
Desarrollo Humano en Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de Ingreso Ajustado:
las Montañas: "Informe Humano de la ciudad vida al nacer alfabetismo de los W(y) = Y0+(Y - Y0)
(1-E)
de Desarrollo Humano de La Paz por zonas local adultos mayores /(1 - E) donde Y0
de la ciudad de La Paz" censales Fuente: de 15 años (2/3), es el umbral igual al
1995 Estimada a años promedio de PIB per cápita real
partir de la escolaridad de la medio mundial en
Tasa de población mayor dolares PPA, Y=
mortalidad - de 25 años (1/3) Ingreso definido por
INE Fuente: Censo el Poder de Paridad
1992 Adquisitiva; W(Y) =
Ingreso ajustado: E=
a/(a-1) para todo
ingreso superior o
igual a aπ e inferior
a (a+1)π .
Fuente: Estadísticas
Regionales - INE
Índices de Desarrollo Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de W(y)=(y - y min)/(y
Humano y Otros Humano Municipal vida al nacer alfabetismo de la max - y min)
Indicadores sociales en Fuente: INE, población de 15 Fuente: INE, Censo
311 municipios de estimada a años y más (2/3), 1992, cuentas
Boliva - 1997 partir de la mediana de años nacionales, cuentas
estimación de de escolaridad de regionales,
la tasa de la población de 25 encuestas de
mortalidad años y más (1/3) hogares y la
infantil y la Fuente: INE, encuesta de
información de Censo 1992 presupuestos
la ENDSA 1994 familiares.
Informes de Desarrollo Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de W(y)=(log (y) - log (y
Humano regionales Humano nacional y vida al nacer alfabetismo de la min))/(log(y max) -
(Norte Amazónico, departamental 1992 - Fuente: Censo población de 15 log(y min))
Tarija, Lapaz y Oruro, 2001 1992 y años y más (2/3), Fuente: Cuentas
Santa Cruz) - 2003 proyecciones años promedio de Nacionales - INE
para el 2000 escolaridad de la
población de 19
años o más (1/3)
Fuente: INE,
Censo 1992 -
Censo 2001

Informe de Desarrollo Índice de Desarrollo Esperanza de Tasa de W(y)=(log (y) - log


Humano Mundial – Humano de 175 vida al nacer alfabetismo de la (ymin))/(log(ymax) -
2003 países Fuente: población de 15 log(ymin))
Naciones años o más (2/3), Fuente: PIB per
Unidas Tasa bruta cápita (PPA en
combinada de dólares) Banco
matriculación mundial
primaria,
secundaria y
terciaria (1/3)
Fuente: UNESCO
Ranking Municipal de Índice Municipal de Esperanza de Tasa de W(y)=(log (y) - log
Desarrollo Humano – Desarrollo Humano vida al nacer alfabetismo de la (ymin))/(log(ymax) -
2003 de 314 municipios Fuente: población de 15 log(ymin))
Estimada a años y más (2/4), Fuente: Consumo
partir de la Tasa Neta per cápita ajustado
mortalidad combinada de al PIB per cápita
infantil, INE - matriculación nacional, UDAPE
CNPV 2001. inicial, primaria y
secundaria (1/4),
años promedio de
escolaridad de la
población de 19
años o más (1/4)
Fuente: INE,
Censo 2001 y
Min. Educ -
Dirección de
análisis