Está en la página 1de 117
MATERIALES DIDÁCTICOS PARA LA INCORPORACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN AGROECOLOGÍA AUTORA María del

MATERIALES DIDÁCTICOS PARA LA INCORPORACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN AGROECOLOGÍA

AUTORA

María del Carmen Campos Peregrina

Esta edición electrónica ha sido realizada en 2010

Directora Alicia H. Puleo García

Curso Agroecología: un enfoque sustentable de la agricultura

Ecológica (III)

Universidad Internacional de Andalucía Máster Oficial en Agroecología Un Enfoque Sustentable de la Agricultura

Universidad Internacional de Andalucía

Máster Oficial en Agroecología

Un Enfoque Sustentable de la Agricultura Ecológica

Materiales Didácticos para la Incorporación de la Perspectiva de Género en Agroecología

Alumna

María del Carmen Campos Peregrina

Directora de Tesina:

Profesora Dra. Alicia H. Puleo García

BAEZA – 2010

Mi más sincero agradecimiento:

A mi tutora Alicia H. Puleo, por centrar este trabajo y ser un buen espejo en el

que mirarse.

A los directores del curso, Eduardo Sevilla y Manuel González de Molina, por

procurar este espacio de aprendizaje, reflexión y convivencia, y a todo el profesorado por su calidad humana y profesional.

A mi familia, que es extensa y de modelo alternativo, por apoyarme y darme

tanto amor.

A la familia, que se extendió aún más, la agroecológica, estar con ustedes es

siempre un lujo y trabajar para que otro mundo sea posible, un honor.

A mis 33 de Jabalsexto, mis compas de master, por los momentos tan

entrañables que vivimos y por los vínculos que hemos creado.

Al personal de la UNIA, por facilitar todo el proceso administrativo y hacer que

sintiera, durante mi estancia en Baeza, como en mi propia casa.

A mis brújulas, Rosa Medina e Isa Haro y a la Red de Dinamizadoras, que a

través de la acción, me hizo poner a estudiar firme.

DUERME DUERME NEGRITO (Popular / A. Yupanqui) Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito. Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito.

Te va a traer codornices para ti te va a traer mucha cosa para ti te va a traer carne de cerdo para ti te va a traer mucha cosa para ti. Y si negro no se duerme viene diablo blanco y za’ le come la patita.

Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito. Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito.

Trabajando, trabajando duramente trabajando si, trabajando y no le pagan trabajando si, trabajando y va tosiendo trabajando si trabajando y va de luto trabajando si pal negrito chiquitito trabajando si no le pagan si duramente si va tosiendo si va de luto si.

Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito. Duerme duerme negrito que tu mama esta en el campo, negrito.

Introducción

7

Hipótesis y organización del trabajo

13

Metodología del proyecto

13

Características del alumnado

14

Justificación de esta programación

14

Objetivos Generales

14

Contenidos de enseñanza

14

Relación con otras áreas 15

Metodología de la programación didáctica

Principios metodológicos

Estilos y técnicas de enseñanza 16

Organización 17

Espacios y otros recursos didácticos

Procedimientos de evaluación Planificación del curso 22

15

18

18

15

UNIDAD DIDACTICA Nº 1: Construcción de las identidades de género

Objetivos

28

Contenidos 28

Actividad 1

29

Actividad 2

30

Actividad 3

32

Lecturas preparatorias 35

24

UNIDAD DIDACTICA Nº 2: Perspectiva de género. Nuevo enfoque en la ciencia

Objetivos

46

Contenidos 47

Actividad 1

48

Actividad 2

50

Actividad 3

53

Lecturas preparatorias 55

45

UNIDAD DIDACTICA 3: Las mujeres en el mundo rural y agroalimentario. Mujeres y ecología 72

Objetivos

75

Contenidos

75

Actividad 1

75

Actividad 2

76

Actividad 3

80

Lecturas preparatorias 83

UNIDAD DIDACTICA 4: Transversalidad en la investigación y los proyectos rurales y

agrarios

100

Actividad 1

101

Actividad 2

108

CONCLUSIONES

111

BIBLIOGRAFIA

112

Introducción

En los últimos años numerosas organizaciones, plataformas y grupos de trabajo dentro de la praxis agroecológica, reclaman la visibilización y valoración del trabajo que realizan las mujeres del mundo rural y agrario. También la agenda política ha introducido, en la mayoría de los países del planeta, la incorporación de la perspectiva de género dentro del marco normativo y legislativo. Los programas formativos al integrar la coeducación en sus currícula adquieren el papel de puentes entre la demanda social y las intervenciones necesarias destinadas al logro de la igualdad de oportunidades efectiva, entre hombres y mujeres. Se hace, por tanto oportuno, mejorar y/o ampliar la formación del personal investigador y técnico de agroecología en transversalidad de género.

DERECHOS DE LAS MUJERES. MARCO NORMATIVO

- Desde el año 1945 se halla en vigor la Carta de Naciones Unidas, como carta

se trata de un tratado constitutivo y todos los miembros están obligados por sus artículos, en ellas se reafirma la fe en los derechos fundamentales del ser humano, en

la dignidad y el valor de las personas y en la igualdad de derechos de hombres y

mujeres.

- En 1948 la Declaración Universal de los Derechos humanos, referente para

instar la dignidad de las personas, incluye los derechos de igualdad, no discriminación,

libertad de expresión y participación política.

- En materia de igualdad de derechos entre mujeres y hombres ha habido

avances en los últimos 65 años, de la conferencia Mundial de las Mujeres de México de 1975 a Beijing y Beijing+15. Dentro de los objetivos del milenio está “promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer”.

- En la Unión Europea, los Estados miembros han incorporado en sus

Constituciones o legislaciones cláusulas contra la discriminación por razón de sexo, en virtud de la ratificación de los convenios de Naciones Unidas, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Art. 16) y Convención sobre la eliminación de toda discriminación contra la mujer (Art. 2). La Carta de Derechos Fundamentales de la UE,

el Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea, incorporan los términos de igualdad

y no discriminación entre hombres y mujeres. La Directiva 76/207/CEE del Consejo, de

9 de febrero de 1976 habla de igualdad de trato en el acceso al empleo, a la formación

y a la promoción profesional, así como las condiciones de trabajo destinadas a

eliminar toda discriminación tanto directa como indirecta en el mundo del trabajo, con inclusión de acciones positivas. La Directiva 79/7/CEE del Consejo, de 11 de

diciembre de 1986 sobre igualdad entre hombres y mujeres que ejercen una actividad independiente, incluida la agraria.

- La Cumbre del Empleo de 1997 en Luxemburgo tiene como estrategia el

fomento de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los componentes de las políticas de empleo, garantizando el acceso a políticas activas de empleo.

- En España se aprobó la Ley de Igualdad de Oportunidades entre hombres y

mujeres y en 2010, en la UE y España se están realizando planes estratégicos de

desarrollo rural e igualdad de género (Cinta Carrasco Tristancho 2004).

- El “Informe sobre la situación de la mujer en las zonas rurales de la Unión

Europea” manifiesta las desigualdades existentes entre hombres y mujeres, siendo esta una situación que con mayor o menor alcance se repite en todos los lugares del planeta. La situación histórica de subordinación de las mujeres, está profundamente arraigada en las estructuras sociales y productivas y en las relaciones cotidianas, dando lugar a que las mujeres tengan escasas expectativas laborales en el medio rural, en el que las actividades agrarias, en las últimas décadas, las protagonizan y dirigen mayoritariamente los hombres; si unimos esto con un menor acceso a los recursos, falta de servicios sociales en áreas rurales, etc., es lógica la huída de las mujeres del medio rural. En otras zonas del planeta la situación es análoga, salvando las diferencias propias de cada región (Desarrollo Rural e Igualdad de Género en la UE. MARM, 2010).

Esta situación no puede mejorar si no se procuran los medios para cambiar la realidad. Incluir la perspectiva de género en los programas didácticos se convierte en una herramienta fundamental, no puede haber cambio sino se estimula la conciencia sobre las desigualdades de género y se mejora la formación en esta materia. Caminar para pasar de la igualdad de derecho a la igualdad de hecho, co-educar 1 en valores y formar en materia de transversalidad de género es imprescindible para lograr la equidad. Sin esta práctica, los estereotipos, las funciones y papeles del género masculino y femenino se mantienen, persistiendo los comportamientos y conductas que reproducen la desigualdad, discriminación, subordinación y violencia de género ( n guez 2010).

1 La coeducación se sustenta en tres principios básicos: visibilización, transversalidad e inclusión.

Abordar la agroecología desde un enfoque no androcéntrico nos llevaría a incorporar y rescatar los saberes y las aportaciones que las mujeres han realizado y realizan en el manejo y conservación de la biodiversidad, la provisión, transformación y conservación de los alimentos; en la cohesión social y sentido de pertenencia al grupo; en la ética del cuidado, imprescindible para el mantenimiento de la vida; para transformar el concepto hegemónico de trabajo y economía, etc. Desde esta óptica se examinaría la historia con mayor honestidad y rigor; conformando, cuando se integre todo el patrimonio cultural aportado por las mujeres, un mejor conocimiento y valoración de nuestra tradición (Romero y Puleo 1995).

Al orientar académicamente a profesionales, sin sexismo en la currícula e, incorporando la perspectiva de género, estaremos cumpliendo con varios objetivos, se estará contrarrestando el carácter androcéntrico que manifiesta la ciencia y el monopolio ejercido por los varones sobre cuestiones como “quienes saben”, que es “saber” o “que saberes son importantes” y se mejorará el conocimiento sobre las aportaciones y saberes de las mujeres; en segundo lugar al formar y entrenar al alumnado para que ejerza su profesión con perspectiva de género estaríamos respondiendo a la vocación de hacer investigación holística que posee la agroecología 2 , a su dimensión integradora y de búsqueda de la equidad social (Gliessman 2002); por último, estaremos contribuyendo a una orientación profesional sin sexismo.

La agroecología reivindica el diálogo de saberes para que se nutran recíprocamente, conocimiento científico y saberes tradicionales, indígenas y campesinos, ya que estos no han sido valorados por la ciencia formal (Leff 2007). El feminismo reclama la incorporación de los estudios feministas a las ciencias y se restaure su sesgo androcéntrico, que se integren los saberes de las mujeres a los saberes tradicionales, indígenas y campesinos, por tanto al diálogo de saberes, ya que los conocimientos que poseen las mujeres, habitualmente están invisibilizados o no se valoran.

La agroecología se dirige a un enfoque del sistema agrario más integrador, en el que los elementos ecológicos (recursos naturales), tecnológico-económicos y sociales tengan la misma categoría. En este enfoque de sistema, la perspectiva de

2 “El planteamiento agroecológico busca las interacciones entre elementos, desde todos los enfoques, económico, técnico, ambiental, social, cultural y ético”. (Altieri Transmisión oral Congreso SEAE 2004).

El enfoque holístico de la agroecología debe permitir los tres principios más importantes de la agroecología:

bases ecológicas, viabilidad económica y equidad social (Gliessman 2002).

género debería estar incluida, ya que como señalan varios autores la agroecología emplea la perspectiva estructural en la que hay un

“…intento de explicar las relaciones existentes entre los fenómenos analizados y los discursos desarrollados por los actores involucrados en los sistemas estudiados. Esta perspectiva genera una información cualitativa que da sentido sociocultural a los procesos generados en la realidad, sean estos naturales o sociales.” 3

La agroecología que se nutre de disciplinas como la economía ecológica o la ecología política, dando solidez al discurso de la gestión de la sustentabilidad y al de gestión del medio; de la sociología, estableciendo la relación entre sistemas sociales y ecológicos estudiando la coevolución social y ecológica, se define como holística, en tanto que la agricultura es fruto de la coevolución entre sistemas ecológicos locales y culturales (Altieri 1985). La agroecología, se vería enriquecida por el feminismo añadiendo a su enfoque, al despojar a la ciencia del sexismo y del androcentrismo reflejado en su práctica (Anguita Martínez 2005), desterrando del manejo de los agroecosistemas valores propios de la cosmovisión patriarcal, cuyo orden simbólico nos dirige hacia el dominio de la naturaleza y al de unos seres humanos sobre otros (Novo 2007). El discurso de igualdad y de eliminación de la violencia entre seres humanos que se sigue defendiendo, excluye o posterga por unos motivos u otros a las mujeres 4 y dibuja las actividades humanas rígidamente divididas en producción- reproducción (Boch, Carrasco y Grau 2005). Agroecología y feminismo también tienen en común que ambas pretenden reformar la propia ciencia.

El feminismo como teoría y epistemología cuestiona la ciencia desde varios ángulos, denuncia que esté exenta de cuestionamientos éticos, políticos o intereses. Ni ciencia ni tecnología pueden ser neutrales al introducir las personas sus valores dentro de las mismas. Esto viene a contradecir las tesis defendidas por el positivismo lógico y estaría de acuerdo con los enfoques constructivistas y relativistas. En este sentido feminismo y agroecología defienden posturas similares. Ambas, cada una por sus motivos, se hayan también enfrentadas a los intereses imperantes, presentando sus tesis cierto paralelismo.

Los propósitos que el feminismo aborda, y en este sentido queda aún mucho

la oposición de la que las

camino que recorrer, son de un lado, el de denuncia a

agroecología en “La investigación en agroecología” (Apuntes de la

Maestría García Trujillo y Sevilla Guzmán) Pág. 2. ( ez 1979).

4 Ver violaciones a las mujeres en los conflictos por los recursos naturales de la Republica Democrática del Congo. Declaraciones de Adèle Safi Kagarabi, activista congoleña en Agencia de noticias Ameco Press o diario La Vanguardia.

3 Perspectiva dialéctica que adopta la

mujeres han sido objeto, de acceder a la educación; a la falta de reconocimiento por su contribución a la ciencia y al saber. El feminismo también evalúa y evidencia que determinados espacios de estudio, investigación o profesionales son “reconocidos” como masculinos y en este sentido se entiende que las mujeres deberían adaptarse a los mismos, esto implica una negación de las facultades de las mujeres o de que estas son menos idóneas para tales tareas que los hombres. En este sentido de nuevo encontraríamos un paralelismo con las denuncias que la agroecología hace a la ciencia por su falta de reconocimiento a los saberes tradicionales y campesinos y del estatus que estos tienen con respecto a la ciencia formal. Por tanto la ciencia, como podemos comprobar, se comporta y avala proyectos sexistas, racistas y clasistas.

Que la representación de la realidad y los intereses que más influencia tienen en nuestra sociedad sean las de los hombres, tiene sus implicaciones. En primer lugar la falta de equilibrio, quedando los intereses de las mujeres menos favorecidos; la incidencia de los avances de la ciencia y la tecnología en la vida de hombres y mujeres es diferente, por ejemplo la anticoncepción humana se ha dirigido sistemáticamente a las mujeres, focalizando toda la investigación en la medicalización de las mismas a través del uso de hormonas, o mediante prácticas agresivas con su cuerpos; en el caso de las agricultoras la mayoría de las máquinas agrícolas están pensadas para que sean usadas por hombres, sin que se oriente el diseño de las mismas a tener prestaciones de adaptabilidad para diferentes estaturas, complexiones, etc. En un estudio realizado por Carme Alemany en 1999, evidencia la falta de comunicación existente entre quienes investigan y producen tecnología doméstica, formados mayoritariamente por hombres y las personas que las utilizan, mayoritariamente mujeres, esto provoca que los intereses de estas últimas no sean tenidos en cuenta. Este tipo de tecnologías son fabricadas según estereotipos del ama de casa ya que en muchos caso en vez de ser liberadoras son un elemento más de subordinación, por eso no se explica que la incorporación de la tecnología en los hogares, los tiempos dedicados por las mujeres a tareas domésticas hayan disminuido relativamente poco en dos últimos siglos; ha mejorado la salud y el confort general pero no sustancialmente los tiempos de trabajo (Alemany y Instituto de la Mujer ( a) 1992).

El feminismo aporta una nueva forma de leer la ciencia, como si de un texto literario se tratase, empleando las técnicas de la crítica literaria, descubriendo el significado social y despejando dudas sobre su neutralidad. Destacaría dentro de las bases de los marcos epistemológicos de estudios feministas alternativos los siguientes aspectos: se ocupan de las relaciones entre quien conoce y el objeto

conocido 5 ; se interesan por la participación en las prácticas y actividades de las

mujeres en el área de investigación. El análisis feminista adquiere dimensión política

(Anguita Martínez 2005).

En cuanto a nuestro ejercicio como extensionistas o en la enseñanza del área

agraria, considerada rama técnica, debemos tener presente que ocurre cuando el

acceso a los trabajos agrarios o a las enseñanzas técnicas, están tan masculinizados.

En primer lugar debemos considerar que históricamente la formación, producción y

transmisión del conocimiento se ha valorado más cuando quienes las han realizado

han sido hombres, esto ha ocurrido en la academia y ocurre también en las

investigaciones sobre conocimientos campesinos. El acceso a la formación técnica

cuenta con una serie de mecanismos que van desligando a mujeres y niñas de estos

campos. El profesorado a veces incentiva más a los hombres o bien mantienen en

clase mayores relaciones con ellos, motivando más a unos que a otras. En cuanto al

diseño de materiales y contenidos, la imagen y presencia de las mujeres suele ser

escasa y cuando aparecen las imágenes de las mismas suelen estar estereotipadas.

Estas son algunas estrategias que se están empleando para mejorar la imagen

e incentivar a las mujeres en disciplinas o trabajos técnicos (agrarios):

Incorporar los conocimientos y experiencias de mujeres en el área de conocimiento que se esté impartiendo. Reforzamiento para aquellas personas que tienen dificultad con algunas destrezas importantes para el ejercicio de la disciplina. Incentivar el trabajo en equipo con cooperación y sin que haya competitividad ni sexismo. Si los equipos son capitaneados mayoritariamente por hombres, formar grupos de mujeres o rotar el uso de los mismos. Ofertar cursos para mujeres evitando la competencia con los hombres y adaptando las técnicas a sus comportamientos.

Se invita al profesorado a reflexionar

enseñanza sexista:

en torno

a tres ejes para evitar

la

Reflexionar sobre la relación que tienen o tendrán sujeto y objeto de estudio. Hacer visibles a las mujeres que han aportado conocimientos a través de sus biografías. Pensar la ciencia o la agroecología en nuestro caso, como una empresa colectiva en la que estamos hombres y mujeres.

5 Perspectiva dialéctica, en “La investigación en agroecología” (Apuntes de la Maestría García Trujillo y Sevilla Guzmán) ( ez 1979).

Hipótesis y organización del trabajo

La incorporación de la perspectiva de género en los currícula formativos, capacitaría a profesionales que podrían abordar los diferentes proyectos agroecológicos con una herramienta que proporcionaría mejores resultados de investigación holística y de equidad social.

Este trabajo consiste en la

- Elaboración de una programación didáctica que pueda ser empleada como herramienta para la incorporación de la transversalidad de género en la práctica agroecológica.

Metodología del proyecto

Revisión bibliográfica. La búsqueda de bibliografía sobre la temática tratada en este trabajo, se ha realizado en los catálogos de la Biblioteca Nacional de España, Biblioteca de la Universidad de Granada, Wordcat y Melvil de la Universidad de California. Como herramientas en el manejo de la bibliografía he utilizado el complemento de Mozilla Firefox, Zotero.

Como fuentes de información también he utilizado datos y documentos de páginas oficiales de organismos públicos; y de entidades u organizaciones especializadas en temas de género. He hecho referencia a temas de actualidad divulgados en medios de comunicación, consultando en agencias de noticias convencionales y con perspectiva de género, como Amecopress. Búsqueda de información a través de la Internet.

Para la realización del conjunto de unidades didácticas he tomado como base el modelo curricular que configura la Ley Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE). La LOGSE aconseja que sean realizadas intervenciones pedagógicas de carácter transversal para favorecer actitudes y comportamientos que estén en consonancia con una cultura de la paz positiva, es decir, carente de guerras, de discriminación, violencia u opresión que impida el desarrollo digno de las personas. Las unidades emplean técnicas que favorecen la visión del otro o la otra, fomentando las actitudes y valores de convivencia que conforman la justicia social y la coexistencia pacífica.

Incorporo el método de trabajo de los estudios feministas y la coeducación, basado en la visibilidad, transversalidad e inclusión.

Características del alumnado

Esta programación didáctica está orientada a profesionales o estudiantes de

agroecología, extensionistas y agentes que trabajen en procesos de progreso rural.

Personas que posean

formación en agroecología o se hallen en proceso de

formación, extensionistas, agentes de progreso rural, otras.

Justificación de esta programación

La agroecología por su carácter interdisciplinar y alternativo, persigue la

equidad social y la sustentabilidad, incorporando un manifiesto sentido crítico con las

ciencias convencionales y reivindicando la pluralidad de enfoques. En este contexto,

es además oportuno desvelar la perspectiva androcéntrica que muestra la ciencia;

desvelar los símbolos, estereotipos e ideologías presentes en nuestra cultura, que

perpetúan y siguen manifiestamente invisibilizando e infravalorando el papel y el

trabajo de las mujeres en la sociedad e impidiendo la igualdad de oportunidades entre

hombres y mujeres.

Objetivos Generales

Entender e incorporar las dinámicas establecidas en la sociedad por el orden sexo-género. Analizar desde un punto de vista crítico aspectos sociales, culturales, ideológicos y políticos que devalúan a las mujeres y los estereotipos sexistas, permitiendo favorecer y reforzar el desarrollo y progreso personal independientemente de su sexo. Analizar y visibilizar las principales aportaciones de las teorías feministas y del colectivo femenino en relación a las distintas disciplinas y metodologías que conforman la agroecología. Conocer e incorporar herramientas metodológicas que fomenten la equidad entre las personas en los proyectos agroecológicos, reconocer y subsanar los obstáculos que imposibilitan la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres dentro de dichos proyectos.

Contenidos de enseñanza

Sistema sexo-género: Conceptos y Procedimientos. Aportaciones feministas y/o de las mujeres: Conceptos y procedimientos. Las mujeres en el mundo rural y agroalimentario: Conceptos y Procedimientos. Metodología para una equidad de género.

Relación con otras áreas

El aprendizaje propuesto tiene una doble practicidad, por un lado la

incorporación a nuestra vida de valores de equidad y el análisis de la realidad con un

nuevo enfoque debe afectar al plano afectivo e intelectual y a una reorientación en

nuestras relaciones personales e intelectuales. El carácter interdisciplinar del

planteamiento propuesto permite realizar un análisis y reconocimiento de cómo el

sistema de género está inmerso en la cultura y trasciende en el resto de disciplinas.

Esto comporta un enriquecimiento de las disciplinas que conforman la agroecología

y por ende de la propia agroecología.

Metodología de la programación didáctica

el

profesorado en el proceso de enseñanza-aprendizaje, basándose en principios

psicopedagógicos con una concepción constructivista del aprendizaje.

La

metodología

hace

referencia

a

todos

los

actos

realizados

por

Con este criterio pretendemos que la enseñanza sea un instrumento en el que

el alumnado tenga mayores herramientas para conocerse a si, en sus relaciones con

las demás personas, ya sean estas individuales o grupales y con el medio. El lema

que se adopta “aprender a aprender”, ya que el proceso vital nos debería llevar a

estar siempre aprendiendo, para ello adoptaremos una enseñanza activa, que

movilice sus capacidades de percepción, cognición, decisión y ejecución, a través de

una enseñanza emancipadora que ayude a construir y deconstruir. Atendemos a los

principios que mueven a la agroecología hacia la construcción de un mundo en que

tengamos mayor conocimiento de la realidad desde un plano holístico y de

autogestión para cambiar esta realidad o conservarla.

El profesorado actuará guiando y coordinando el proceso de enseñanza-

aprendizaje, favoreciendo el flujo de estímulos del alumnado hacia el aprendizaje y no

como meros transmisores de conocimientos (Antúnez 2001).

Principios metodológicos

Los principios metodológicos que guiarán nuestra práctica formativa serán los

siguientes:

Necesidad de partir del desarrollo del alumnado, respetando sus estadios evolutivos y sus posibilidades de razonamiento y aprendizaje. Asegurar la construcción de aprendizajes significativos e interpretativos desde su experiencia, relacionando los nuevos conceptos, actitudes y procedimientos

a aprender con lo que ya se poseen, utilizando estrategias cognitivas adecuadas. Partir de la realidad del alumnado e impulsarle a ir un poco más allá.

Posibilitar que la actividad sea llevada a cabo desde la interactividad entre profesorado – alumnado, alumnado – profesorado y alumnado – alumnado. El profesorado como guía del aprendizaje Metodología activa e investigadora Desarrollo del pensamiento crítico y creador. Promover la actitud crítica ante aquellos estereotipos culturales que favorecen o fomentan las actitudes discriminatorias. Fomentar aquellas posiciones individuales, sociales y/o grupales que

favorezcan igualdad de oportunidades entre los seres humanos y formas de vida social y personal que permitan un mayor desarrollo integral (Romero y

Puleo1995).

Interdisciplinariedad. Atención a la diversidad, debiendo el proceso de enseñanza/aprendizaje adaptarse al alumnado y no al revés. En educación la LOGSE aconseja que se realicen intervenciones pedagógicas

de carácter transversal favoreciendo las actitudes y comportamientos en consonancia

de una cultura de la paz positiva. Son acciones formativas cuyo objeto es el

aprendizaje de valores de justicia social y coexistencia pacífica. Educar en valores de

igualdad de género. La visión del otro o la otra como igual favorece el desarrollo de

actitudes y valores de convivencia y coexistencia (Sierra García 2002).

Estilos y técnicas de enseñanza

Las técnicas recomendadas de enseñanza serán Instrucción directa e

Indagación y los estilos de enseñanza los relacionados con las mismas. Ambas

tienen ventajas e inconvenientes, pero dado el componente profesional de las

personas a las que va dedicado este ciclo formativo, se optará por la indagación como

metodología más empleada.

Propondremos al grupo un aprendizaje significativo, se trata de un

aprendizaje en el que además manejar información, conoceremos el significado, la

aplicación y la relación entre los mismos. Se procurará producir en el alumnado

conflictos cognitivos y afectivos que les provoquen una reorganización mental que

favorezcan nuevas visiones y enfoques.

En cuanto al estilo, siguiendo la línea constructivista, abogamos por el

descubrimiento guiado, a través del empleo de recursos didácticos como, lectura de

textos, proyección de vídeos, análisis de la actualidad social actual e histórica, de

noticias de actualidad y de situaciones de la vida cotidiana del alumnado, entre otros.

A través de nuestra orientación y proporcionando pistas, será el grupo o cada

individuo quién reflexione, analice, identifique y resuelva sobre las temáticas que se

trabajen de una forma creativa y autónoma. Se contemplará la conexión existente

entre situación actual y hechos históricos, simbolismos e ideologías en vigor, dimensión sicológica en el ser humano y su trascendencia a la esfera socio-política, cultura actual desde una visión antropológica (Romero y Puleo1995).

Atendiendo a la diversidad cultural e ideológica del alumnado, las técnicas empleadas integrarán principios recogidos la investigación participativa de aproximación tanto del grupo como individualmente para descifrar ideas, conocimientos, prejuicios, miedos, conflictos, etc. de las temáticas que vamos a abordar y de las claves para mejorar las problemáticas y aspectos negativos que identifiquemos. Conclusión-evaluación, dependiendo de las conclusiones y evaluación determinaremos con el grupo que cambios deberíamos hacer; esta parte del método implica trabajar a escala microsocial los conflictos de género provenientes de nuestra propia concepción de los roles de género y de las concepciones grupales (etnia, religión, sexo, edad, etc.) y que probablemente antes, no hayan abordado las personas integrantes del grupo metodológicamente. Transmisión-intercambio de conocimientos y experiencias con una participación que estimule el dinamismo y los cambios en todo el proceso de transmisión. Este trabajo de enseñanza – aprendizaje, cuando el objetivo de los estudios es el de resolver problemas específicos y se cuenta con participación de las personas que lo integran 6 , no se hace necesaria una larga investigación para comenzar a actuar (Campos Peregrina 2001) ( rez Serrano 1990).

Organización

La distribución del aula se procurará, a no ser que haya imposibilidad física, que esté en forma de “U” para facilitar la comunicación. Se tendrá en cuenta las peculiaridades de cada grupo y de cada integrante del mismo, adaptando métodos y recursos a las mismas. Procuraremos un clima de aceptación mutua y cooperación, promoviendo la organización de equipos de trabajo, distribuyendo en los mismos, tareas y responsabilidades. Se intenta que las dinámicas realizadas mediante grupos favorezcan la intervención de cada integrante y la aproximación entre las personas que lo forman. Estos subgrupos no serán estáticos, siendo recomendable que cambie su composición.

6 Lo que ocurre en el aula se puede extrapolar a un grupo mayor o menor, el país, el pueblo, la unidad doméstica o la pareja.

En cuanto a la diversidad del alumnado con

necesidades específicas de movilidad, audición, visión, etc. se procurarán los medios

necesarios para facilitar y conseguir su integración en el momento en que lo requieran

ATENCION A LA DIVERSIDAD:

PAUTAS DE ACTUACION: Crear un clima adecuado; facilitar los medios,

eliminando barreras y posibilitando el acceso a los recursos; mantener un diálogo

constante para detectar sus dificultades.

Espacios y otros recursos didácticos

Reconociendo que estamos en un mundo desigual, y que la enseñanza de la

agroecología como disciplina se imparte en zonas con grandes diferencias en cuanto a

la disponibilidad y acceso a espacios y recursos didácticos, siempre emplearemos la

imaginación para suplir aquello de lo que carezcamos y nos adecuaremos al espacio

y a los recursos de los que dispongamos.

Estas unidades didácticas están diseñadas para ser realizadas con unos

medios concretos, no obstante, ante su carencia deberemos de sustituirlos por otros

que cumplan una función similar.

-

Espacios e instalaciones

Biblioteca del centro con préstamo de libros.

Aula de informática y espacio wifi.

Sala de audiovisuales.

-

Recursos materiales

Selección de textos y bibliografía básica. Manuales técnicos. Tratados, Leyes y Normativas. Estadística y datos sobre la situación de las mujeres en distintas esferas. Filmografía y documentales. Material de mass media. Material de elaboración propia: esquemas, presentaciones, etc. Materiales audiovisuales: TV, vídeo, reproductor video y DVD, proyector transparencias, cañón de luz, pizarra. Materiales informáticos: PC, Internet, PC portátil, cañón de luz. Recursos en la red: enlaces webs y websquest.

Procedimientos de evaluación

La evaluación constituye el elemento clave para orientar las decisiones

curriculares, definir los problemas educativos y entre otros aspectos, regular el

proceso de adaptación y contextualización del currículo. Debe adoptar un carácter

procesal, global y continuo.

La evaluación se entiende como una actividad básicamente valorativa e investigadora y por ello, facilitadora del cambio formativo y desarrollo profesional docente. Afecta al proceso de aprendizaje del alumnado y al proceso de enseñanza del profesorado y a los proyectos curriculares en los que se inscribe.

PRINCIPIOS

CARACTERISTICAS

Actividad sistemática:

Formatividad: destinada a la reorientación de los proceso E/A

planificada en todas sus fases.

Integrada en el proceso educativo, suponiendo una evaluación continua.

Criterialidad: se realiza en función de criterios que hemos establecido previamente.

Individual y grupal: tendremos en

Tendremos en cuenta las diferencias individuales del alumnado.

Se utilizarán distintos mecanismos e instrumentos de evaluación.

cuenta el nivel de partida y el nivel del alumnado.

MODOS O TIPOS

FINALIDADES

Evaluación inicial: es diagnosticadora, nos indica la situación de partida.

Conocimiento del rendimiento del alumnado: si ha adquirido competencias básicas, así como el grado de consecución de los objetivos.

Diagnóstico.

Evaluación continua: es procesal, detecta dificultades e intenta corregirlas.

Evaluación final: es sumativa, analiza los resultados al final del proceso.

Valoración de la eficacia del sistema que estamos utilizando.

Pronóstico de las posibilidades del alumnado para poder orientarle.

 

Calificación.

En el proceso de evaluación debemos atender todos los aspectos personales y sociales de la persona a evaluar, teniendo como referencia los objetivos de aprendizaje y los criterios de evaluación de las materias. Para evaluar los aspectos antes mencionados se prepararán actividades y mecanismos de evaluación que se integrarán en la dinámica del aula, permitiendo obtener información continua sobre el desarrollo del proceso de aprendizaje del alumnado, de esta forma procuraremos que la evaluación no suponga un obstáculo en el avance de la programación.

Habremos de establecer unos criterios que indiquen el tipo y el grado de aprendizaje alcanzado por el alumnado, en cada uno de los momentos del proceso, con respecto a la adquisición de capacidades establecidas en el currículo. Los criterios de evaluación funcionarán como reguladores de las estrategias de enseñanza puestas en juego y como indicadores de los sucesivos niveles de aprendizaje del alumnado.

- Instrumentos de evaluación:

En el proceso de evaluación es pertinente emplear métodos que permitan un seguimiento continuado, siendo aconsejable tomar notas a modo de cuaderno de bitácora.

Observar lo que acontece en el aula nos va a dar información sobre los niveles de participación e interés que muestra el alumnado acerca de las temáticas trabajadas, conocer sus opiniones, prejuicios y reservas hacia las mismas; la capacidad de modificar actitudes que trasciendan en el crecimiento profesional, íntimamente, en este caso, relacionado con el personal. La forma de abordar debates por parte del alumnado nos permite deducir, su capacidad de síntesis, reconocimiento entre conceptos e ideas centrales y secundarias, análisis crítico y facultad para argumentar en el debate apoyándose en datos, teorías, opiniones propias y ajenas, etc., relacionándolas.

de

investigaciones sobre temáticas determinadas y que los resultados de tales

investigaciones sean expuestas al resto del grupo (Romero 1995).

Otra

actividad

útil

para

evaluar

el

proceso

E/A

son

la

realización

Evaluación de los grupos

Las actividades, dinámicas y trabajos realizados en grupos se autoevaluarán y co evaluarán, esto permite al grupo calificar las actitudes y participación que han

manifestado en la organización y el diálogo común. Esta valoración de los grupos se

propone a través de

Co evaluación: una alumna o alumno de forma rotatoria y voluntaria actuará

como agente evaluador externo. El ratio a evaluar es el del nivel de participación

dentro del grupo pero se pueden añadir otros. El profesorado también puede ser

evaluado sobre su capacidad de dar protagonismo y favorecer la participación del

alumnado.

Auto-evaluación: resulta muy interesante y enriquecedora la auto-observación

que permite el empleo de vídeo. Teniendo la posibilidad de analizar la dinámica del

grupo, los comportamientos individuales y nuestra propia actitud individual, culminando

con una valoración colectiva.

Además de la evaluación del trabajo del grupo, podemos valorar el trabajo

individual dentro de la dinámica grupal siendo evaluable tanto el alumnado como el

profesorado.

Se sugieren los siguientes criterios de evaluación:

Preparación previa por parte del grupo o individuo para la sesión o exposición. Argumentación en la exposición. Participación. Actitud de diálogo.

Evaluación del alumnado

Como hemos apuntado anteriormente la evaluación continua es conveniente ya

que así podemos detectar posibles dificultades del proceso E/A y que estas sean

corregidas. La evaluación final puede se planteada de manera flexible y que sea el

alumnado quien elija aquel procedimiento más acorde o conveniente para si. Como

propuesta sugiero las siguientes:

Realización de un ejercicio práctico en el que se deban manejar la materia

explicada y debatida a lo largo del curso o módulo.

Asistencia y participación en los debates y trabajos y ejercicios grupales que se

realizarán normalmente.

Se deberá comprobar a la finalización del curso, si el alumnado:

Conoce y maneja los conceptos básicos de la disciplina.

Contextualiza el enfoque de género en la praxis agroecológica.

Identifica el origen del enfoque de género y del feminismo.

Conoce principales aportaciones del feminismo en aquellas disciplinas que

están imbricadas en la agroecología.

Determina los potenciales progresos de la incorporación de la perspectiva de género a la equidad entre mujeres y hombres. Reconoce elementos del patriarcado en las disciplinas principales de las que se nutre la agroecología. Aplica la perspectiva de género a un programa de reconversión agroecológica.

Evaluación de la programación didáctica

Se entiende como el proceso necesario para determinar en qué medida se está

llevando a cabo la programación y detectar posibles problemas que dificulten su

avance. La evaluación del trabajo va a ser constante y se entiende como un proceso

de transmisión-intercambio. Para ello emplearemos el esquema de acción-reflexión-

acción, es una forma de control operativo de la investigación-participación. Junto con

el grupo se van generando aquellos conocimientos necesarios para definir las

acciones adecuadas para la línea de cambio y se van corrigiendo los errores que se

vayan cometiendo. Algunas de las interrogantes que habrá que ir contestando serán:

¿qué dificultades tenemos?, ¿cómo resolverlas?, ¿qué hemos aprendido?, ¿debemos

de cambiar algo? Desarrollando en el aula la investigación-acción entre profesorado-

alumnado, mantenemos un constante aprendizaje en el ejercicio de la docencia y por

parte del alumnado mayor involucramiento en el proceso. Obtendremos un proceso de

retroalimentación, que supone un cambio constante producido por la práctica y que

estará integrado en todo el proceso de evaluación (Ander-Egg y s Vasco 1990).

Planificación del curso

Esta programación pensada para profesionales 7 , debe ser elástica en relación

al tiempo de duración, pudiendo adoptar el formato de taller, feminario 8 , curso, módulo

dentro de una especialidad o asignatura. Dependiendo del formato tendrá una

duración. Según los conocimientos de partida del alumnado y su orientación

profesional se profundizará más en unos u otros elementos propuestos en esta

programación.

7 Estudiantes de agroecología, y en general para aquellas personas cuyo ámbito profesional se encuentre en relación con la agricultura, ganadería, gestión del medio ambiente o rural.

8 El Feminario tiene naturaleza técnica y académica, su objeto es realizar un estudio profundo de determinadas materias con un tratamiento que requiere interactividad entre especialistas y en el que también el alumnado participa activamente sobre propuestas concretas, desde una perspectiva feminista. El número de horas es variable.

La duración del curso o el perfil de las personas que lo realicen, no debe

hacernos pensar que hay partes que pueden ser obviadas, a no ser que el alumnado

tenga conocimientos previos, ya que existen fundamentos irrenunciables dentro de la

materia, conceptos dentro del curriculum que son vertebradores y sobre los que se

sustentan todos los demás. Es decir, aquellos que nos permiten reconocer y analizar

el sistema de género como construcción socio-cultural e investigar y recapacitar

sobre sus implicaciones en los distintos ámbitos y disciplinas.

La programación propuesta está formada por cuatro unidades didácticas:

Marco conceptual del feminismo y la perspectiva de género. Aportaciones teóricas de los estudios feministas a disciplinas que incorpora el marco teórico agroecológico. Las mujeres en el mundo rural y agroalimentario. Mujeres y ecología. Transversalidad en la investigación y proyectos rurales y agrarios.

UNIDAD DIDACTICA Nº 1: Construcción de las identidades de género

Nuestra historia está construida, para mal de la humanidad, sobre escenarios bélicos, de opresión y expolio; las desigualdades entre los seres humanos han sido una constante de los distintos sistemas de organización social, política y religiosa construyendo y cimentando organizaciones jerárquicas que han legitimado la esclavitud, el vasallaje y la subordinación. En los albores del siglo XXI muchos de los muros de estos templos han sido derribados, dibujándose el siglo XX como una época histórica de conquistas sociales. Han sido numerosos los logros conseguidos y de ellos debemos sentir orgullo. Las mujeres han contribuido y liderado movimientos reivindicatorios abolicionistas, pacifistas, pro-derechos humanos, a favor de mejoras laborales o de defensa del medio ambiente, estos han dado lugar a la obtención y consolidación de estos avances, pero se sigue manteniendo una de las desigualdades más flagrantes que afecta a la mitad de la humanidad, las desigualdades de género, legitimadas por el sistema patriarcal. Condenar abiertamente actitudes xenófobas, homófobas o clasistas en nuestra sociedad, no presenta ninguna dificultad, pero si se trata de defender la equidad de género o de condenar comportamientos sexistas o machistas, aún en la actualidad y contando con el apoyo de tratados internacionales y leyes que los avalan, habremos de investirnos de una artillería de justificaciones y explicaciones para legitimar el hecho de defender nuestros derechos.

para legitimar el hecho de defender nuestros derechos. Movimiento “Mujeres de Negro” 9 9 Movimiento

Movimiento “Mujeres de Negro” 9

9 Movimiento constituido por mujeres israelíes y palestinas. Se reúne todos los viernes de 12 a 13 horas para condenar las injusticias que padece el pueblo palestino por parte del Estado de Israel. Han recibido varios premios internacionales y están nominadas para el premio Nóbel de la Paz.

El género es entendido como categoría de análisis y como planteamiento ético, ya que su posicionamiento le lleva a trabajar a favor de una sociedad más justa, equitativa y participativa, en la que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades en lo personal y en lo colectivo. Permite visibilizar y determinar el sitio en el que se hallan, valorando las dificultades que impiden o facilitan y facultan a unas y otros en el acceso a servicios, recursos y espacios de poder y toma de decisión o que su hacer y voces estén presentes y valoradas. Al realizar una lectura crítica, esta permite proyectar nuevas orientaciones y alternativas (Cinta Carrasco Tristancho 2004). Se trata pues de un sistema de análisis que pretende destruir las relaciones ilegítimas de poder, no solo de un sistema descriptivo (Puelo 2005).

El sistema sexo-género desarrollado por Gayle Rubin en 1975, analiza el marxismo, la teoría de Levi-Strauss y el psicoanálisis que eran los modelos del pensamiento occidental en esos años. Del marxismo destaca, que este ve como el capitalismo se sirve de la opresión de las mujeres como pieza clave para el mantenimiento de la clase trabajadora, ya que de ella es de quien se consigue la plusvalía, precisando a su vez el proletariado el trabajo que se realiza en el hogar. Pero el marxismo no valora de donde procede el origen de la opresión de las mujeres. Según Rubin, Engels si aborda convenientemente el tema, ya que apunta que la opresión ejercida a las mujeres por el modelo de producción capitalista, proviene de formas anteriores, pero las teorías antropológicas desarrolladas hasta el momento limitarán su trabajo. Pone en relación el marxismo y las teorías desarrolladas por Levi- Strauss, para quien el sistema de parentesco sería una la consecuencia de la organización cultural que proviene de la procreación, en la que el incesto está prohibido. Este analiza el matrimonio como una forma de intercambio entre familias, en el que las mujeres son un “don”, pero Levi-Strauss, no hace el más mínimo comentario sobre, que en este canje llevado a cabo entre grupos de hombres, la mujer es solo objeto de intercambio e implica el avasallamiento de la misma. Su teoría no muestra que la subordinación de las mujeres, es fruto de estas relaciones sociales que instituyen el sexo y el género, y como nunca pone en tela de juicio ese sexismo que está retratando, lo presenta como “lo antropológicamente natural”. La asimetría que así se establece, permite que los hombres tengan más derechos sobre las mujeres, que ellas sobre si mismas. Por otro lado, la teoría de las relaciones de parentesco expone la heterosexualidad como un hecho obligatorio y las divisiones sexuales hombre-mujer de manera, que nos alejen tanto, que pareciésemos seres de diferente especie.

En relación al psicoanálisis, la autora destaca que la interpretación que Freud hace de la división sexual en nuestra sociedad a través de la fase de Edipo es plausible, poniendo de relieve que dispositivos son los que dividen y deforman los sexos, ya que la cría humana es bisexual y andrógina. La pega a sus teorías vendría de que según Freud, la feminidad alcanzada por las mujeres se debe a “la envidia del pene” y el “complejo de castración” en las niñas.

La autora nos indica lo impregnada que está la sociedad de relaciones en las que las mujeres se halla en desventaja, tanto las teorías de Levi-Strauss como las de Freud entrevén la opresión que soportan, pero no distinguen esta subordinación como un constructo social. El sistema “sexo –género” sería aquel “conjunto de ajustes

o disposiciones por los cuales una sociedad transforma la sexualidad biológica en

producto de la actividad humana y, mediante los cuales estas necesidades transformadas se satisfacen”. La aportación de Rubin ha logrado que resulte complicado mantener aquellas tesis que ignoran el carácter “generizado” de las relaciones de subordinación y poder que se establecen entre hombres y mujeres y que anteriormente se defendían como “naturales”, dando estatus a la significación de género, además de como rango analítico, como de sistema de organización social. El sistema sexo –género también critica la rígida división, la lógica binaria y las jerarquías que derivan de este orden (Oliva Portulés 2005).

En esta unidad se plantea analizar “la familia” o los modelos de familia no como algo monolítico e inmutable, sino como una forma de organización humana plural y cambiante. La denominada agricultura familiar debería tener en cuenta todos

los modelos de familia presentes en la comunidad y que trabajar con “familias”, no lleva implícita la equidad de género. Distintos modelos de familia, a lo largo de la historia, han servido para perpetuar y legitimar la subordinación de las mujeres según “el orden establecido”, es pues conveniente integrar a las mujeres de la familia, propiciando las condiciones de equidad de género. El tejido construido para mantener nuestra subordinación tiene hilos que lo nutren desde la cuna, y aún antes. Entender

el patriarcado como sistema político, supone tomar conciencia de que el control que se

ejerce sobre las mujeres se extiende hasta la familia, incluso a las relaciones sexuales o de pareja entre hombres y mujeres, de ahí la idea de que, “lo personal es político”. El control ejercido sobre las mujeres, del cual debemos tomar conciencia, se nutre e impone a través de la violencia de género, arraigada en la sociedad y ejercida

fuertemente, dando lugar a la violencia doméstica o terrorismo doméstico, que sería un tipo de violencia de género 10 .

La palabra género, tal y como es concebido por la teoría feminista, no está reconocida por la RAE.; sí, la acepción o significado que en inglés tiene la palabra gender, relacionada con las significaciones de sexo, sexualidad y diferencia sexual. La terminología “estudios de género” que sustituiría a las de “estudios feministas” o “estudios de las mujeres”, tiene sus voces discordantes, defendiendo que esta terminología ayuda a ocultar el estado de subordinación, desigualdad y opresión que se ejerce y padecen las mujeres, suavizando una realidad de injusticia social. El concepto género como teoría analítica proviene del mundo de la medicina, afirmando que las palabras que definen al sexo son macho y hembra y al género masculino y femenino, no correspondiéndose obligatoriamente la atribución género con la de sexo, pudiendo ser independientes. Kate Millet en la obra Política sexual, lo rescata de Rober Stoller en Sex and Gender, pero refiriéndolo a las jerarquías que establece el patriarcado.

En palabras de

Victoria Sau feminismo es

“El feminismo es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del s. XVIII – aunque sin adoptar todavía esta denominación- y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación y explotación de han sido y son objeto por parte del colectivo de varones en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquella requiera” (Sau 2000) Págs. 121-122

Como apuntan distintas autoras, de la definición de feminismo que ofrece la RAE “(Del Lat. fem na, mujer, hembra, e -ismo).1. m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres”, la Academia no se ha preocupado por conocer lo que es el feminismo y así poder definirlo correctamente. El feminismo en ningún momento tiene como arquetipo el modelo construido por varones, ni considera que sea neutro, ni que pueda establecer que ser hombre es sinónimo de ser persona. La teoría feminista desarrolla y tiene como eje el concepto de género, este término fue elaborado Joan W. Scout en 1996,

Víctimas Mortales de Violencia de Género en España,

http://www.inmujer.es/ss/Satellite?c=Page&cid=1264005678228&language=cas_ES&pagename=InstitutoMujer%2FPag

en

conflictos armados del

Congo,

ONU

e%2FIMUJ_Estadisticas.

http://www.feminicidio.cl/map/map1.php?id=17 . Ver datos violencia contra las mujeres en

10 Ver estadísticas sobre Violencia de Género y

Liberia,

Ver

guerra

datos

de

los

feminicidio

Balcanes,

de

en

México,

ACSUR,

Guatemala

Amnistía

y

Colombia

internacional,

http://www.finalalaviolencia.org/historia-de-la-campana/50-datos-de-la-onu-sobre-violencia-contra-las-mujeres.html

a través del cual se distingue la categoría de sexo, que divide al ser humano en razón

se sus diferencias biológicas, de la de género. Considerando que género se refiere a

aquellas normas y conductas que se asignan a hombres y mujeres en razón de su

sexo. Identifica que las atribuciones de lo “femenino” y lo “masculino” son el resultado

de la construcción social, cultural e histórica (Sau 2000) (Varela 2005) (Campos

Peregrina 2007). En este marco, el sexismo continúa esgrimiendo argumentos para

justificar el mantenimiento de jerarquías y la inequidad entre hombres y mujeres

apoyándose por ejemplo en la teoría de complementariedad, que establece que las

mujeres tienen cualidades positivas que complementan a las del varón o bien que

sexo masculino y femenino se complementan; o en la diferenciación de género

competitiva que defiende que las mujeres no poseemos las actitudes necesarias para

estar en el ámbito público y mantener el nivel que requieren la toma de decisiones que

puedan afectar al colectivo (Fundación de Mujeres) 11 , siendo mejor que

permanezcamos en el ámbito privado “que es el que nos pertenece”. Habría que

destacar, como una de sus virtudes, que el feminismo como movimiento, no está

dirigido y apenas jerarquizado. El feminismo hace y es ciencia, está analizando e

interpretando la ciencia y reconociendo que la realidad es sexuada.

Objetivos

Acercar y familiarizar al alumnado a conceptos clave desarrollados por los estudios feministas Identificar, comprender y tomar conciencia de los estereotipos sexo-género. Distinguir la diferencia entre el rol de género, identidad sexuada y el estatus. Romper con estereotipos o preconcepciones erróneas que pueda albergar el alumnado sobre la perspectiva de género y los estudios feministas. Estimular la perspectiva de género en el alumnado.

Contenidos

Conceptos

Sexo y binarismo sexual. Género. Relaciones de género. Roles, estereotipos y relaciones jerárquicas o estatus de género. Equidad de género. Feminismo y estudios feministas.

11 En Vocabulario Violeta de www.ciudaddemujeres.com

Androcentrismo.

Patriarcado y relaciones de poder.

Concepto de familia y modelos de familia.

Violencia hacia las mujeres.

Procedimientos

Lecturas previas.

Selección y discusión de textos, artículos de prensa y revistas, publicidad y

programas de televisión desde la perspectiva de género. Uso de técnicas de recogida de información y datos.

Websquest 12 .

Actitudes

Conocer y aplicar los conceptos básicos trabajados en la unidad.

Identificar relaciones de poder de rango patriarcal.

Identificar aptitudes coercitivas o violentas hacia las mujeres.

Actividad 1

Objetivos

partida del grupo sobre los conceptos que se

impartirán en la esta unidad en particular y en el curso. Autoevaluar por parte del

alumnado su punto de partida al inicio del programa.

Conocer los conocimientos de

Desarrollo

El alumnado individualmente expresará que conocimiento posee sobre género,

transversalidad de género, feminismo, machismo, sexismo, androcentrismo, etc.

En grupos pequeños comentan cuales creen que son las opiniones, en la

calle, sobre feminismo, igualdad, violencia de género, y de la perspectiva de género en

su ámbito laboral. Analizaremos el significado de expresiones del tipo “yo no soy

machista ni feminista”.

Resumen de las opiniones recogidas por grupo y debate.

 

Materiales

Lecturas previas.

12 Wikipedia: “Es una herramienta que forma parte de una metodología para el trabajo didáctico que consiste en una investigación guiada, con recursos principalmente procedentes de Internet, que promueve la utilización de habilidades cognitivas superiores, el trabajo cooperativo y la autonomía del alumnado e incluye una evaluación auténtica”.

Cámara de video.

Actividad 2

Objetivos

Reconocer estereotipos sexuales y de género y formas de presión social

cuando no se cumple con los mismos.

Desarrollo

y

publicidad, series o programas de televisión, se responderán a una serie de

cuestiones acerca de los papeles o las actitudes que representan hombres y mujeres.

A través de una selección de prensa,

artículos

de prensa, revistas

Websquest sobre los términos mujer, hombre, intersexo, transexual, bisexual,

femenino, masculino y queer en Google y su definición en diccionarios: RAE,

Diccionario ideológico feminista (Sau 2000), haciendo un análisis crítico de las

mismas.

Materiales

Cuestionario de apoyo para un análisis del material empleado con perspectiva de género En artículos de prensa y revistas, clasificar por temáticas la selección. Cuantificar el número de noticias en las que las personas que lo protagonizan son hombres y mujeres. Cuantificar el número de hombres y mujeres que escriben los artículos. En la selección de publicidad, analizar las características que destacan de los hombres y mujeres que aparecen:

Por su apariencia física (estatura, complexión, cabello, maquillaje, edad, tipo de vestuario, otras).

Por su actitud (seguridad, indecisión, sugerente, tentadora, recatada, impositiva, sumisa, expectante, otras).

Profesión (médica, científica, ama/o de casa, “sus labores”, otras) y actos que están representando (mejorar la estética, la fertilidad o lavado de la ropa, cocinar, ocio, consumo (que se consume y quien lo consume), otros. ¿Se presentan a mujeres u hombres como trofeos u objetos? ¿En que proporción? Analiza, según el anuncio, el estatus que le proporciona a la persona el “trofeo” obtenido y el objeto del anuncio (se obtiene paz, confort, etc.).

Analiza a hombres y mujeres del programa de televisión “granjero busca esposa”. 13 . Se trata de un Reality Show en el que un grupo de granjeros escogen a su mujer ideal, los personajes hablan de sus cualidades personales, defectos, aspiraciones y proyección de vida.

Se visiona un programa y se forman pequeños grupos de trabajo en los que se

analizarán los estereotipos sexuales en relación a las personas que participan en el

programa, observando cuales son las características premiadas en hombres y

mujeres y los roles que juegan unos y otras.

Se valorará: apariencia física, conductas personales, relaciones personales,

motivaciones.

Se valorarán los estereotipos personales, según la relación de rasgos

definitorios de estereotipos femeninos y masculinos, elaborado por el Feminario de

Alicante (1987). Estos, son incorporados en la educación a través de un sistema de

premio y castigo ya que se socialmente están reconocidos como modelos (Feminario

de Alicante. 1987) (Romero 1995)

Hombres

Estabilidad emocional

 

Mecanismos de autocontrol

Dinamismo

Agresividad

Tendencia al dominio

 

Afirmación del yo

Cualidades

y

aptitudes

Aspecto afectivo poco definido

intelectuales

Racionalidad

 

Aptitud para las ciencias

Valentía

Franqueza

Amor al riesgo

 

Objetividad

13 http://play.cuatro.com/on-line/#/granjero-busca-esposa/ver/programa-2-9

Mujeres

Inestabilidad emocional

Falta de control

Pasividad

Ternura

Sumisión

Dependencia

Poco desarrollo intelectual

Aspecto afectivo muy marcado

Intuición

Irracionalidad

Frivolidad

Miedo

Incoherencia

Debilidad

Subjetividad

 

El alumnado deberá

Conocer los conceptos clave sexo, género, patriarcado, androcentrismo y

equidad de género. Poner ejemplos que incluyan los conceptos anteriormente mencionados.

Analizar de forma crítica aspectos culturales y hechos históricos que competan

a

las desigualdades de género y ponerlos en relación con los fenómenos

discriminatorios de étnica y clase. Analizar acontecimientos históricos que hayan desembocado en conquistas y libertades sociales y circunstancias y argumentos empleados que hayan provocado pérdidas totales o parciales de estos logros.

Actividad 3

Objetivos

Identificar el sexismo en el lenguaje, reflexionando sobre la capacidad del

lenguaje como elemento que define y construye ideas (García Sáenz 2000).

Desarrollo

El alumnado analizará expresiones sexistas y el significado que poseen una

misma palabra según se exprese en femenino o masculino. Realizando un listado

propio según sus propios conocimientos de expresiones sexistas y palabras cuyo

significado lo sea en función de que sean masculinas o femeninas, empleando

diccionarios, como el de la RAE. y en enciclopedias:

Hombre Público/Mujer Pública. Es un gallo/Es un gallina.

Está hecho un hombre/Está hecho una nenaza. Esto es cojonudo/Esto es un coñazo. Impresor/Impresora (cosificación o pasividad). Verdulero/Verdulera. Gobernanta/Gobernante. Los hombres no lloran/Bailar con la más fea.

Comentar y analizar el siguiente gag de Mafalda.

La Lengua Castellana según MAFALDA

ZORRO = Héroe justiciero/ZORRA = Puta.

PERRO = Mejor amigo del hombre/PERRA = Puta.

AVENTURERO = Osado, valiente, arriesgado/AVENTURERA = Puta.

CUALQUIER

= Fulano, Mengano, Zutano/CUALQUIERA = Puta.

HOMBREZUELO = Hombrecillo, mínimo, pequeño/MUJERZUELA

= Puta.

HOMBRE DE LA VIDA = Hombre de gran experiencia/MUJER DE LA VIDA

HEROE

Puta.

= Ídolo/HEROÍNA = Droga.

=

ATREVIDO = Osado, valiente/ATREVIDA = Insolente, mal educada.

SOLTERO = Codiciado, inteligente, hábil/SOLTERA = Quedada, lenta, ya se le

fue el tren.

SUEGRO = Padre político/SUEGRA = Bruja, metiche, etc.

DON JUAN

= Hombre en todo su sentido/DOÑA JUANA = La mujer de la

limpieza.

Responder a estas preguntas:

- ¿Hay en el español lenguaje sexista?

- ¿El español presenta una estructura gramatical sexista?

- ¿Propicia nuestro idioma el empleo de un lenguaje sexista?

Formando pequeños grupos, discutir sobre el uso del masculino como

genérico. Ejemplos: Los pastores de esta comarca tienen un amplio conocimiento de

las plantas que tienen uso medicinal para el ganado. // Se comunica a los señores

pasajeros que el vuelo 647 tomará tierra en quince minutos (Literas Poncel 2005).

Puesta en común y debate sobre los usos del lenguaje genérico y sus repercusiones sociales.

Materiales

Diccionarios y enciclopedias, bibliografía “Guías para un uso no sexista del lenguaje” (García Sáenz 2000) y websquest de material sobre lenguaje no sexista en la Red:

http://www.inmujer.es/ss/Satellite?pagename=InstitutoMujer%2FPage%2FIMUJ_Home

www.emakunde.euskadi.net/u72-home/es/

http://www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer/catalogo/doc/iam/2002/213.pdf

www.educacionenvalores.org

Actividades opcionales

1. Video forum feminicidio

Contravía: Feminicidio – “Asesinadas por ser mujeres”

http://www.youtube.com/watch?v=6oxDeeq2sRo,

http://www.youtube.com/watch?v=jAUyT9yXuhg&NR=1

http://www.youtube.com/watch?v=wa7jPk3qb9E 29 minutos aprox.

2. Analiza el texto intentando establecer paralelismos con otros elementos de

dominación, por ejemplo en el acceso de las mujeres a la educación, oportunidades

laborales, techo de cristal, etc. Sugiere otros.

“Por ejemplo todas las mujeres son potencialmente vulnerables a la violencia de los hombres. En Gran Bretaña, muchas mujeres evitan viajar o pasear solas por la noche. No obstante, la mujer que tenga suficiente dinero podrá evitar algunas de las restricciones que esto supone a su vida, conduciendo su propio coche o utilizando medios de transporte caros, como los taxis. Su vulnerabilidad a la violencia masculina procede, sin embargo del hecho de ser mujer, no de sus circunstancias económicas. Su poder económico puede permitirle mitigar las restricciones y riesgos que la violencia masculina hace recaer sobre ella en su calidad de mujer, pero no puede suprimirlos” (Cobo 2005) Pág. 367

Lecturas preparatorias

LECTURA 1

Enfoque de GÉNERO 14

Por qué existe la necesidad de establecer estudios y políticas con enfoque de género y que consecuencias han tenido y tienen el establecimiento de roles diferentes en la vida de las mujeres y los hombres, son preguntas para cuya respuesta es necesario albergar unos conocimientos previos.

respuesta es necesario albergar unos conocimientos previos. ¿Qué es género? Fuente: FAO A modo de reseña,

¿Qué es género?

Fuente: FAO

A modo de reseña, conviene que conozcamos la distinción entre sexo y género; hablamos de sexo al dividir al ser humano en hombres y mujeres por diferencias físicas, determinadas por diferencias biológicas; considerando que género 15 o categoría sexo-género se refiere a las normas y conductas asignadas a hombres y mujeres en función de su sexo. Hay pues que identificar que la idea de lo “masculino” y lo “femenino” no proviene de nuestro sexo, es decir no es un hecho

14 Extraído de “Breve Guía sobre cambio climático y género y cooperación al desarrollo y género”. (Revisado) http://www.fundaciongondwana.es/cambioclimatico/descargas/guias/CC_Y_GENERO.pdf

15 En el que se distinguen tres esferas: el rol o esfera sociológica , esta es la que determina el cometido y las tareas propias de cada sexo, la identidad sexuada o esfera sicológica, que transmite comportamientos que “serían propios de cada sexo” como la agresividad y competitividad para varones y dulzura y conformidad para mujeres y por último el estatus o esfera política, determinando las posiciones jerárquicas en la sociedad de lo masculino y lo femenino (Romero 1995).

natural o biológico, ya que los roles que se atribuyen, a hombres y mujeres responden a una construcción social, cultural e histórica.

El papel establecido a la “conducta femenina” de las mujeres o “masculina” de los hombres ha propiciado una realidad en la cual, a los varones se les ha otorgado mayor libertad y poder, en relación a posibilidades de desplazamientos, actividades que “pueden realizar”, toma de decisiones individuales y grupales, acceso al uso y control de bienes y recursos; un análisis de la situación muestra que las mujeres están en desventaja social, económica y que sus posibilidades y oportunidades están más restringidas (Instituto Nacional de México, 2003) y mantiene el acceso desigual a los órganos de toma de decisión políticos, económicos, religiosos y militares (Romero. 1995). En la actualidad siguen existiendo poblaciones indígenas cuya cosmovisión y organización social está resistiendo a la globalización y que mantienen vínculos que, no siendo igualitarios entre hombres y mujeres, no presentan la escala de valores del modelo patriarcal introducida por el colonialismo, estos pueblos a pesar de la entereza que muestran para salvaguardar su cosmovisión, siguen soportando a través de los distintos agentes externos la proyección patriarcal del colonialismo, que continúa ejerciendo un fuerte deterioro del estatuto social y económico de las mujeres. Debemos tener en cuenta que la concepción de la identidad de género, que valor le damos a lo que cada una y uno hace y que se considera adecuado que hagan y sean hombres y mujeres, posee un gran contenido ideológico (Pearson, 1999).

posee un gran contenido ideológico (Pearson, 1999). Still Pictures. Cesad Noorani Esta situación de inequidad y

Still Pictures. Cesad Noorani

Esta situación de inequidad y desigualdad ha estado avalada por las hipótesis defendidas por el patriarcado o de “supremacía masculina”, que sostienen que las mujeres son inferiores a los hombres o bien que su hacer y necesidades tienen menos

repercusión o importancia o que están supeditadas a la de los hombres, manteniendo

la subordinación de las mujeres. En esta presunción se haya la base de su discurso.

En actuaciones llevadas a cabo con incidencia en la población (por ejemplo un programa de desarrollo rural), con esta escala de valores nos encontraremos, si no incorporamos la perspectiva de género en el diseño de las mismas, con que el eje principal, tanto para llevar a cabo la obtención de datos como para determinar los principales objetivos se centrará en el colectivo masculino, y pensaremos que a través del mismo estaremos conociendo la situación del grupo y llegando a beneficiar a toda la población, ignorando que puedan existir intereses de género y que las repercusiones de la actuación puedan beneficiar de manera distinta, incluso perjudicar

a las mujeres con respecto a los hombres.

El término patriarcado según la RAE significa: “Organización social primitiva en que la autoridad es ejercida por un varón jefe de cada familia, extendiéndose este poder a los parientes aun lejanos de un mismo linaje”; también lo define: “gobierno o autoridad del patriarca”, el patriarcado se definía pues como el gobierno de los patriarcas, hombres ancianos de la comunidad de cuya sabiduría y bondad provenía el poder (Taller de Política Feminista 2009) (Varela, 2005).

El movimiento feminista ha redefinido el término patriarcado con un sentido crítico, ya que esta forma de organización política, económica, religiosa y social, que prevalece hasta nuestros días, otorga el predominio de los hombres sobre las mujeres. La línea de poder establece que, el hombre domina sobre las mujeres; el marido sobre la esposa; el padre sobre la madre, las hijas y los hijos; las personas mayores sobre las jóvenes y la línea de descendencia paterna sobre la materna (Reguant, 1996), y habría que añadir, el hombre sobre la naturaleza y los recursos.

LECTURA 2

El uso sexista del lenguaje

El lenguaje como construcción social e histórica además de nombrar la realidad también la interpreta y crea conceptos a partir del mismo como muestran numerosos estudios, siendo esencial por su estrecha relación con el pensamiento y la formación del individuo, delimitando la visión que tiene del mundo. Debemos añadir que igualmente es determinante en la formación de las identidades sociales (Belinchón Carmona 2007).

Hablar de modificar y corregir nuestro lenguaje supone que este es susceptible de ser mejorado. Subsanar un modo de hablar y escribir que discrimina a las mujeres logrará que se reconozca que hombres y mujeres han estado y están presentes en nuestra sociedad, siendo esta corrección una forma de remediar su invisibilización. Queremos destacar el hecho de que numerosos estudios sobre las desigualdades de género declaran el paralelismo existente entre lenguaje y poder.

Nuestra sociedad presuponiendo que nuevos avances científicos, técnicos, sociales, políticos y legislativos han hecho de la desigualdades de género algo del pasado, continúa reproduciendo pautas de comportamiento y sistemas de valores discriminatorios, asignando roles distintos a hombres y mujeres de diferente reconocimiento social, esto repercute e impide la igualdad de oportunidades y el pleno desarrollo del individuo independientemente de su sexo.

El lenguaje se nos presenta como una herramienta que contribuye a perpetuar y reflejar esta situación, pero también como un elemento para el cambio. Estudios especializados nos recomiendan que se empleen genéricos universales cuando se hable o escriba en referencia a hombres y mujeres, que empleemos un lenguaje que reproduzca simetría en el trato y no utilicemos el género femenino para descalificar o bien aludir a comportamientos que se asignan a las mujeres como despectivos o para desacreditar y desprestigiar (García Sáenz 2000).

Por acuerdo del Consejo de Ministras/os de 25 de Septiembre de 1987 que pronuncia promocionar formas de expresión no sexista se hacen los planes estatales de igualdad en 1988. Las disposiciones más trascendentes en esta dirección se encuentran en la Orden de 22 de Marzo de 1995 (BOE de 28 de Marzo de 1995, p. 9478), sobre las denominaciones en femenino de los títulos académicos y profesiones. En ella se advierte de "la importancia que tiene el lenguaje en la formación de la identidad social de las personas y en sus actitudes". Los organismos autónomos han ido adoptando medidas correctoras con posterioridad.

LECTURA 3

Violencia de género

Cómo actúa el agresor, cómo reacciona la víctima

Fases

¿Qué pretende conseguir

Conductas del agresor

Respuesta de la víctima

IMPEDIR LA COMUNICACIÓN PARA MANTENER EL MITO DE SUPERIORIDAD Y EL CONTROL

No ver el mundo de la mujer para

-

Ignora lo que ella le dice

-

Insiste en la

-

comunicación.

mantenerla en un nivel inferior

-"Sordera selectiva" de lo que ella dice

Cree que él no la ha oído

-

 

-"Olvido selectivo" de lo

Piensa que es despistado

-

-

No mostrar su

que él ha dicho

-

Cree que sus

propio mundo para mantenerse en un nivel superior. Negar la igualdad de decisión para no sentirse débil. Evitar la responsabilidad de sus actos para preservar su imagen ideal.

aficiones le

Adicto a fútbol, Internet, etc. cuando ella lo reclama

-

absorben

-

Cree que es

introvertido

-

Revela lo

-

Ella se siente

"Desinformar al enemigo"

menos posible de sí mismo

irritada y confusa

-

Se siente sola y

 

-

Se niega a

poco apoyada

discutir lo que no le conviene

-

Piensa que no

se explica lo

-

No hace planes

suficiente e insiste

-

Al aumentar los

con ella

intentos de ella para

 

comunicarse, él

-

No se

-

Ella intenta

aumenta la

compromete ni se

romper la barrera

 

intensidad del

responsabiliza de

que él ha creado. Cree que es un malentendido y

que si se comunica mejor, él la va a entender

"sabotaje"

la casa

-

No se define

cuando ella insiste en sus

preguntas

-

Se siente acosado,

-

Cambia de tema

-

Siente que

vive como un peligro el "avance de ella", está decidido a negarle el poder

si ella insiste

ALGO VA MAL, pero no sabe qué

Miente sobre sí mismo

-

es

 

-

Está cada vez

-

Utiliza un

más

lenguaje confuso,

desconcertada y

insinúa

triste

-

Niega el

-

conflicto: "No sé

Piensa que ella es una exagerada

-

Ha de "pararle los

de qué me hablas"

pies", ella se está

 

permitiendo

 

-

Descubre que él

cuestionarle

-

Minimiza la

no es así con sus amigos o jefes

incomunicación:

"Eres una

 

exagerada"

-

Está muy

confusa, cree que

-

"Tienes que

él es un "superhombre" y que debe tener razón en lo que

aceptarme como

soy"

-

La culpa de

dice: ella tiene que cambiar de actitud

buscar pelea: "No quiero discutir"

"Ya me estás

 
     

atacando"

   

-

El problema

está en ella:

"Eres muy

sensible", "Todo

lo sacas de quicio"

DEMOSTRAR QUE ELLA ES INFERIOR Y ÉL SUPERIOR "Cenicienta y Superman"

-Intenta

demostrar

-

La contrarresta

-

No se atreve a

que

la

percepción

sistemáticamente

hablar. Está acobardada. Se

que ella tiene

de

la

realidad

es

falsa.

-

Compite con

siente insegura de sus pensamientos y sus sentimientos, y cree que lo que

va mal es ella. Intenta cambiar. Desconecta de los sentimientos de rabia contra él pues la hacen

sentir culpable de traición

 

Niega

su

versión

ella cuando tiene una opinión propia

 

-

Niega las

"Invadir el territorio enemigo solapadamente"

emociones y experiencia de ella: "No te puede gustar eso"

- Redefine la realidad de ella, mostrándola como un ser inferior,

-

Afirma

categóricamente:

carente

 

de

"Tu problema es

 

cualidades

 

que no tienes sentido de humor"

 

-

Su autoestima

está por los suelos. Se siente

-

La critica en

incompetente en todo lo que hace

Nunca consigue

cómo cocina, cómo cuida a sus hijos, en su aspecto, etc.

-

la aprobación de

-

Rebaja sus

él. No la valora

   

logros con desdén:"¿A quién quieres impresionar?"

en nada

 

-

Teme que

vengan otras personas porque

-

La descalifica y

eso va a ser

desacredita delante de otros

motivo de

 

descalificaciones

 

y

peleas, haga lo

-

Sabotea sus

que haga

 

conversaciones

 

con otros,

 

distrayendo o

burlándose

IMPEDIR QUE LA VÍCTIMA RECIBA INFORMACIÓN O AYUDA DEL EXTERIOR

Le hace perder las amistades

-

-

Le

ha

ido

-

Ella se siente

descalificando

tan mal consigo

 

sistemáticamente

misma

que

 

a

todos

sus

tampoco tiene ganas de que la vean así por lo que va aceptando

amigos.

Se

ha

mostrado celoso

por

cualquier

amigo de ella. Le

el aislamiento. La imagen pública amable de él

 

ha

montado

broncas cada vez

Le hace perder el trabajo

-

que ella ha salido

niega

 

sus

con

alguien

vivencias

 

-Va

 

Somatizaciones,

convenciéndola

depresiones,

"Cercar al enemigo"

para

que deje de

fobias, han hecho

trabajar,

 

que

ella

acepte

creándole así una

las

 

Le hace perder la familia

-

dependencia total

recomendaciones

 

de

él,

y

de

él

de

dejar el

 

empobreciéndola

trabajo.

más

económica y

 
     

socialmente

 

-

No

espera

 

encontrar

 

-

Le critica a sus

comprensión

en

-

Controla

todo

el

padres

 

y

su familia porque

dinero

de

la

casa.

hermanos

hasta

él

los

ha

 

conseguir

que

cautivado

Le

deje

de

verlos.

dirían

que

una

No

obstante

mujer

tiene

que

cuando se reúne

aguantar

 

-

Controla el cuerpo

con

ellos

se

 

de

la

mujer

y sus

muestra

 

-

Ella

vive

salidas

 

encantador

y

míseramente

 
 

falsamente

 

amable

con

la

-

Se siente mal

mujer

con su cuerpo, lo esconde

-

Le

da

lo

justo

para

los

gastos

En la calle está atemorizada

-

de

la

casa

- relaciones sexuales, en las

las

En

 

visitas al médico,

en

lo

que

viste,

etc.

-

Le controla

todas las salidas, impidiéndole que

se

mueva

libremente

 

"ANIQUILAR

A

LA

Quiere destruir a la mujer

-

-

La

insulta

-

Los

hijos no

la

VICTIMA"

cruelmente

y

respetan

 

delante

de

los

 

hijos

-

Se da cuenta de

 

-

Quiere

completa

     

la crueldad de él

La crueldad verbal aquí es extrema, se busca "destruir al enemigo"

inmunidad

-

Niega el abuso

 

verbal: "Yo nunca he dicho eso"

-

Ella

se

siente

culpable

y

   

avergonzada

-

La culpa de su

cólera: "Te estás volviendo loca"

-

 

Intenta

someterse

y

-

Ella

es

una

anticiparse a sus deseos

esclava

que

ejecuta órdenes

FUENTE: Revista de comunicación interactiva. Mujer y Salud. Dossier nº 6.

UNIDAD DIDACTICA Nº 2: Perspectiva de género. Nuevo enfoque en la ciencia

“En las culturas modernas, ni Dios ni la tradición gozan de la misma credibilidad que la racionalidad científica”

Sandra Harding

La organización de las esferas social y natural, se han construido sobre conceptos con atribuciones de género. Los ríos, los árboles, los caminos, han sido dotados de género por las distintas culturas. El género se presenta como categoría analítica dentro de la cual los seres humanos llevan a cabo su actividad social, desde esta mirada descubrimos hasta donde impregnan nuestras opiniones, credos o juicios, corporaciones y organismos, la forma en que se ordena el territorio o se diseña una huerta.

Harding determina, que la vida social generizada se da a través de tres procesos, el simbolismo de género, la estructura de género (división según el género del trabajo y actividades) y género individual. Estos referentes han variado a lo largo de la historia y difieren según las culturas, estando los tres ámbitos de género relacionados entre sí en una misma cultura.

La circunstancia de que dentro de nuestro objeto de estudio, se den diferencias

o existan luchas de clase, etnia o cultura, no implica que las desigualdades y

conflictos de género tengan menor relevancia teórica o política. En las sociedades ordenadas por etnia y por género, el género puede ser considerado como una categoría racial.

En numerosas áreas de conocimiento científico, incluida la filosofía de la ciencia, se encuentran reticencias e incomprensión a la teoría de género. Disciplinas como historia, sociología, antropología, teoría política o crítica literaria han percibido e incorporado de forma muy somera cuestiones de género. En el ámbito de la formación científica, las posturas adoptadas por la misma, se encuentran bastante enfrentadas a aquellas teorías de análisis cuyo eje es conocer la vida social, entre las que se encontraría la teoría de género. Los argumentos esgrimidos por aquellos sectores de

la ciencia que defienden su neutralidad ante la sociedad, se sustentan en la que la

ciencia es invulnerable a sus influjos y a pesar de que el positivismo de la ciencia parece superado, su espíritu permanece. Las ciencias puras incluirían además de

explicaciones a fenómenos, la forma de interpretarlas, si una explicación no es

entendible deja de serlo, por tanto las leyes de la ciencia precisan un método de

aprendizaje para que sean entendidas y eso es un proceso de interpretación social.

Una de las justificaciones empleadas de porqué las aportaciones de las

mujeres no son incorporadas a las distintas áreas de conocimiento, sostiene que

buena parte de los varones que están en la élite determinando que es ciencia y

conocimiento, podrían asistir a modificaciones sobre la forma de concebirlas. Verían

pues, amenazada la idea de universalidad que propugna un saber que parte solo de

la esfera masculina.

En el androcentrismo dentro de la ciencia, subyace interés por establecer que

los hombres poseen mejores cualidades, mayores capacidades y que sus logros son

más importantes; proclama la universalidad de la ciencia y no cuestiona que el

sistema sexo-género también se halle dentro de la misma 16 . Superar los sesgos de

género en la ciencia, es uno de los objetivos marcados por la agenda de las mujeres.

No se pueden olvidar el sesgo etnocentrista.

En conclusión los sesgos sexistas, clasistas, racistas y de jerarquía cultural,

se hallan frecuentemente en la etapa de descubrimiento o investigación en la cual se

determina:

- La selección de los problemas a investigar.

- La definición de los problemas a investigar (Harding 1996).

En esta unidad se realizará un estudio que permita al alumnado poder indagar

y razonar sobre la concepción del “ser mujer, ser hombre”, como construcción social.

Mostraremos algunas de las contribuciones que el feminismo ha hecho distintas

disciplinas como por ejemplo la antropología, sociología, psicología social, lingüística,

política, economía y pensamiento.

Esta unidad didáctica y la anterior, dotan de herramientas conceptuales

necesarias para poder abordar el resto de contenidos del programa.

Objetivos

Promover un acercamiento a las distintas disciplinas desde la perspectiva feminista.

16 Léase la revisión de Harding (1996, Págs. 86-90) a los estudios sobre la evolución humana, hombres cazadores y hembras recolectoras.

Favorecer la comprensión e impulsar el reconocimiento de la relación existente entre sistema patriarcal y los sesgos androcéntricos presentes en las distintas disciplinas. Suscitar la concienciación y sensibilización de las repercusiones que los sesgos sexistas de las mismas han tenido y tienen en la subordinación de las mujeres, la invisibilización de las tareas que realizan y la inequidad de género. Divulgar aportaciones hechas por mujeres al mundo del pensamiento. Dotar al alumnado de información y herramientas conceptuales que le permitan realizar un análisis crítico de estas disciplinas, y del conocimiento científico desde la perspectiva de género.

Contenidos

Conceptos y fundamentos teóricos bloque temático ANTROPOLOGICO – SOCIAL

Antropología feminista.

La idea de “sexo social”.

La alteridad u otredad. Construcción social de la mujer como alteridad.

Simbolismo y dualismo en la división hombre - mujer.

La construcción social del cuerpo. Dualidad cuerpo – mente.

La oposición público – doméstico.

Teorías explicativas del prejuicio.

Patriarcado, eurocentrismo, etnicidad.

Eugenesia y sociobiología.

Nuevas formas de racismo.

Sexismo y neosexismo.

Prejuicio y prevención comunitaria.

Promoción social.

Prevención primaria.

Prevención secundaria.

Conceptos y fundamentos teóricos bloque temático ECONOMICO

Economía feminista.

Concepto de trabajo.

Concepto de valor.

Reproducción de la vida.

Economía del cuidado.

Economía del tiempo.

El autoabastecimiento.

La economía del cuidado y del tiempo en el sistema agroalimentario la

autosuficiencia alimentaria Invisibilidad del trabajo de las mujeres.

Implicaciones del reconocimiento del trabajo de las mujeres: estadísticas,

económicas, políticas y sociales. El valor de la muerte. El mercado médico – tecnológico y las mujeres. La feminización de la pobreza.

Desarrollo, colonialismo y aumento de la desigualdad de género.

Conceptos y fundamentos teóricos bloque temático PENSAMIENTO Y

POLITICA

Fragmentación, reduccionismo, dualismo en los sistemas patriarcales.

Autodeterminación e interrelación.

Corresponsabilidad.

La representatividad de las mujeres. Discriminación positiva y paridad.

Procedimientos

Lecturas previas.

Uso de técnicas de recogida de información y datos.

Websquest.

Video forum.

Actitudes

Respeto y valorización del trabajo realizado por las mujeres.

Adquirir conciencia de las injusticias, la violencia y la inequidad hacia las

mujeres. Desarrollar aptitudes y hábitos de rigor en la toma de datos y análisis de la información. Incorporar nuevos elementos de análisis, enfoques y perspectivas en nuestra vida y trabajo a la definición de HOLISMO.

Actividad 1

Objetivos

Identificar y analizar las cualidades y posición de mujeres destacadas en

diferentes culturas. Relacionar la imagen que representan en la historia con ideas

sobre las mujeres en la actualidad. Comparar el papel que protagonizan los mitos

masculinos y femeninos en las distintas culturas.

Desarrollo

El alumnado buscará información sobre el mito griego de Pandora, La manzana

de Eva de la tradición judeo cristiana y la Virgen María, La Mujer Cambiante y Mujer

Araña de la tradición navaja e Ixmucané de Popol Vuh, historia sagrada de la tradición

maya. Identificarán el papel que juegan y representan estas mujeres en la

cosmovisión de cada una de las culturas y la contraposición si existiera con los

hombres que aparezcan o las figuras masculinas.

Se contrastarán opiniones sobre los mitos y la cosmovisión de sus pueblos en

relación a las representaciones masculinas y femeninas si en la clase hubiera

personas de diferente raíz cultural.

Buscar e identificar relaciones entre sociedad y orden simbólico.

Materiales

Diccionarios

de

mitología,

Biblia,

websquest,

textos

de

Emilio

García

Estébanez.

Guía:

a) ¿Qué cualidades y actitudes presentan las mujeres de los distintos mitos? ¿Qué acciones realizaron? ¿Qué consecuencias tuvieron para la humanidad dichas acciones? ¿Qué papel juegan hombres y mujeres en los mitos navajo y maya? ¿Tienen paralelismos estos mitos americanos con el griego y judeocristiano? ¿Encuentras relación entre la visión y el papel que tienen en la mitología los personajes femeninos y masculinos y estereotipos, estatus, rol y actividades en las que se hallan presentes mujeres y hombres en la sociedad actual? ¿Encuentras rastros de imperialismo o colonialismo cultural desde unas tradiciones culturales a otras atendiendo a estos mitos?

b) Analiza los mitos griego y judeocristiano empleando este texto como guía:

“La mujer es, pues, culpable del mal que azota al mundo. Lo es por su deseo de saber, que pone en cuestión el buen hacer de Dios al crear y su buena voluntad con respecto a los hombres. Es también culpable por la lascivia que hay en ella, dejada por el trato (deshonesto) con el diablo y por la lascivia que provoca en los varones, incluso el los ángeles. Y es culpable por sus tratos con el diablo, que aún sigue teniendo para extorsionar de él poderes extraordinarios con los que perjudicar a los hombres y la Iglesia. Naturalmente, esta inculpación de la mujer se traduce con una fuerte hostilidad hacia ella, que se acentúa al compararla con María. Lo curioso es que, según la doctrina cristiana teológica, el culpable del pecado original es Adán, o la unidad formada por Adán y Eva, en ningún caso solo Eva”

“Por Eva se cerraron a los hombres las puertas del Paraíso, y por María Virgen se han vuelto a abrir todos. Aleluya”

“La Virgen María es también el modelo que se propone a las mujeres para configurar su vida espiritual; pero tal modelo parece diseñado con la intención expresa de hacer presente a la mujer en su condición de criatura subordinada.

En primer lugar, la misma Virgen, como mujer que es, recibe un papel subalterno en la historia de la salvación. Sus palabras al escuchar el mensaje del ángel de que concebiría del Espíritu Santo fueron: <He aquí a la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra> (Lc 1, 38). En Mateo, la anunciación no se hace siquiera a María, una mujer, se hace a José, al Varón (MT 1, 20), más en línea con la mentalidad patriarcal. María se limita a consentir en un proyecto que no ha programado ella.” (García Estébanez 2008) Págs. 67,68 ,71.

¿Qué imágenes representan Eva y María de las mujeres, en la tradición judeo cristiana? ¿Qué le ocurrió al hombre por la acción de la mujer?

Según estos papeles, ¿encuentras diferencias en el acceso a centros de toma de decisión, educación, etc.? ¿Qué mecanismos se ponen en juego para controlar el acceso?

¿Encuentras determinados comportamientos provocadores en la mujer? ¿Y en el hombre?

Actividad 2 17

Objetivos

Analizar desde un punto de vista crítico la construcción de las identidades femenina y masculina.

Desarrollo

Se escribirá en pizarra, papelógrafo o en la computadora un listado de las cualidades que socialmente se determinan, que deben tener hombres y mujeres para ser buenos hombres y buenas mujeres, añadiremos también nuestras propias opiniones.

Se trabajarán en grupo el texto 1 de la actividad:

Respondiendo a las preguntas indicadas en el texto.

Reflexionando sobre la consigna dada a las mujeres “ser mujer es ser para otros” con las de alteridad u otredad y subordinación de las mujeres, sexismo y neosexismo. Exponiendo vuestras conclusiones.

Se trabajarán los textos 2 y 3. Consideraremos si puede estar basado el segundo en el primero y veremos si los consejos emitidos en “revistas femeninas” y páginas webs “para mujeres” y de hombres de contenidos similares si las hubiera, buscando fuentes de distinta nacionalidad, tienen continuidad con los consejos de los textos o se han modificado.

Veremos si existe paralelismo entre las cualidades, conductas y características apuntadas a hombres y mujeres de nuestro papelógrafo y los que aparecen en los textos y revistas.

ACTIVIDAD EXTRA: Se invita al alumnado a investigar sobre el modelo de nueva familia burguesa del “Código de Napoleón” y el instaurado por la dictadura de Franco en España y su vigencia legal. Analizar el influjo de tales normas impuestas por una dictadura hasta nuestros días y debatir sobre la idoneidad o no de introducir

17 Esta actividad ha sido tomada de “Papeles sociales de hombres y mujeres” en (Romero 1995) a la misma se le ha añadido otro texto y reflexiones a trabajar por el alumnado y una actividad extra.

acciones de discriminación positiva en relación al influjo del Código de Napoleón. En caso afirmativo ¿qué acciones de discriminación positiva propondrías?

Materiales

Vídeo

Texto 1

Varones y mujeres. Una fórmula provisional

“¿Que es, pues, un varón y una mujer socialmente hablando? Ofrezcamos una “fórmula” satisfactoria, pero que pueda resultar clara:

Un varón es:

Una determinada combinación de posibilidades humanas

Menos aquellas posibilidades que se le han amputado a partir de haberlo identificado como varón;

Más aquellas posibilidades que se le han fomentado a partir de haberlo identificado como varón;

Más una consiga básica que interioriza al identificarse como varón: ser varón es ser importante.

Simétricamente, aunque no con idénticos contenido, una mujer es:

Una determinada combinación de posibilidades humanas

Menos aquellas posibilidades que se le han amputado a partir de haberlo identificado como mujer;

Más aquellas posibilidades que se le han fomentado a partir de haberlo identificado como mujer;

Más una consiga básica que interioriza al identificarse como mujer: ser mujer es ser para otros (en nuestra época se ha suavizado esta consigna).” ( s 1991) Págs. 42-43.

Texto 2

Como debe ser la educación femenina en “La ilustración olvidada. La polémica de los sexos en el siglo XVIII” capítulo V (Puleo 1993) 18 .

“(…) toda la educación de las mujeres debe estar referida a los hombres. Agradarles, serles útiles, hacerse amar y honrar por ellos, criarles de pequeños, cuidarles cuando sean mayores, aconsejarles, consolarles, hacerles la vida agradable y dulce: estos son los deberes de las mujeres de todos los tiempos y lo que ha de enseñárseles desde la infancia.”

18 Rousseau, J.-J., Emilio, cap V, Condorcet, De Gouges, De Lambert, La Ilustración olvidada. La polémica de los sexos en el siglo XVIII, Barcelona, Anthropos, 1993.

Texto 3

Guía de la buena esposa

Este texto está sacado del Manual que se entregaba en España a las mujeres que hacían el Servicio Social en la Sección Femenina (era obligatorio, salvo que te casaras o no necesitaras algún documento como pasaporte, etc. pero entonces tenías que prometer que harías el servicio en un plazo determinado).

La Sección Femenina era algo así como un servicio militar, en muchas ocasiones se tenía que realizar un trabajo de costura que solía durar tres meses. Esta instrucción a la que debían ser sometidas las mujeres, fue instaurada en época de la dictadura del General Franco. El texto es de 1.960 irradia sus influjos hasta nuestros días.

Guía de la buena esposa

sus influjos hasta nuestros días. Guía de la buena esposa Ten preparada una comida deliciosa para

Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero.

Prepárate: retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.

Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa.

Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por

complacerle. Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos.

Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta en cambio comprender su mundo de tensión y estrés, y sus necesidades reales. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres. En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así; no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar.

Actividad 3

Objetivo

Relacionar actividades del cuidado personal y familiar como la alimentación, con la calidad de los alimentos y la calidad de vida, el aumento de la ingesta de de alimentos procesados y consecuencias.

Desarrollo

Formaremos un mínimo de 4 grupos. Realizaremos un reloj del tiempo centrado en la alimentación de distintos prototipos de hogares 19 o unidades domésticas, cada grupo analizará un prototipo. En el reloj contabilizaremos el tiempo que dedica cada una de las personas a su alimentación y la alimentación del grupo.

Analizaremos los resultados de cada uno de los relojes del tiempo y lo pondremos en relación con el tipo y la calidad de la alimentación que se sigue en cada uno de los hogares cocinada en casa (tradicional o moderna, macrobiótica, vegana, etc.) precocinada, comida preparada).

Analizaremos las ventajas e inconvenientes de los tipos de alimentación y su relación con la industria agroalimentaria.

19 Familias de referencia según la FAO: Familia: Progenitores y descendencia. Hogar: Personas que viven bajo el mismo techo, comparten gastos y alimentos.

Haremos una propuesta de alimentación sana, en la que se adopte un modelo agroalimentario sustentable y gestionada dentro del hogar según criterios de corresponsabilidad.

Materiales

Cartulinas, rotuladores de colores, pizarra, computadora-cañón.

Criterio de evaluación

Localizar elementos sexistas, misóginos, mecanismos de coacción, elementos

de invisibilidad, etc., ejercidos

contra las mujeres.

Relacionar

dichos

estructura patriarcal.

elementos

con

mecanismos

de

Relacionar holísticos de la vida.

actividades

del

cuidado

de

las

personas

reproducción

de

la

con

planteamientos

Lecturas preparatorias

LECTURA 1

Subordinación de las mujeres

En este texto hacemos una introducción a los tres puntos de vista principales que explicarían el probable origen de la subordinación de las mujeres.

A. LA CONSTRUCCION SIMBOLICA

Este busca que elementos tienen en común todas aquellas culturas que defienden el papel de subordinación de las mujeres y su “menor importancia”; diferentes investigaciones coinciden en que todas estas culturas establecen un paralelismo entre mujer y naturaleza (en su sentido más amplio). Dando estas sociedades mayor valor a la cultura que a la naturaleza, siendo que a esta última se la debe de controlar y dominar. Identifican al hombre con la cultura y a la mujer con la naturaleza. Según este planteamiento este simbolismo está en el origen de la idea de que a las mujeres hay que controlarlas, así como que son inferiores (este argumento fue desarrollado por Sherry B. Ortner).

Debemos buscar, según esta autora, en cuestiones de carácter cultural, en universales de la condición humana 20 esta desvalorización de la mujer. Sobre la naturaleza, incluso en los rituales del neolítico se lee la intención de regular o influir en la misma, es decir “mantener el orden”.

Si bien no afirma Ortner que las mujeres sean naturaleza y los hombres cultura, ya que esto sería simplificar la cuestión. La tesis manifiesta que si se considera que las mujeres están “más próximas” a la naturaleza, por su condición de madres, por su propio cuerpo y las funciones del mismo (menstruación, gestación, etc.) esto las hace psíquicamente inferiores.

Por otro lado, la condición de madre, de ama de cría, la obligaría a criar a la progenie después de la lactancia y de recluirse al espacio doméstico. En el periodo de crianza, están cuidando y estarán siempre junto a la progenie, que a su vez también está más próxima a la naturaleza (no caminan erguidos, no hablan y no conocen las normas sociales, hay que civilizarlos). El que los varones se vean sometidos en algunos pueblos a ritos de iniciación y purificación pueden deberse a la creencia de

20 Las personas nacen de una madre. Su supervivencia, la de la sociedad probablemente, la supervivencia de la especie recaen en los seres inferiores que servirán a los superiores.

que

están contaminados 21 por haber estado tanto tiempo con las mujeres, debiendo

en este acto

demostrar que son y que se hacen

HOMBRES (Ortner 1981) (Moore

1991).

A.1. FAMILIA

Las mujeres confinadas al ámbito doméstico dentro del espacio físico que ocupa la familia biológica, encuentra también una posición de inferioridad ya que lo que ocupa un grado superior es lo social, representado por unidades mayores en las que las familias, establecerían alianzas en un nivel social superior. Las mujeres se hallan en un nivel social inferior, fragmentadoras y particularistas, frente a un nivel superior integrador y universalizante.

La definición de familia defendida por Malinowski, está inspirada en la familia nuclear compuesta por madre, padre y prole que vive en un espacio físico, el hogar, y/ o lo doméstico. La misma ha tenido gran influencia en antropología, pero no deja de ser una visión etnocéntrica de lo que una familia puede ser. La definición de familia como el núcleo madre-retoño se desarrollo en contraposición a la de Malinowski; de cualquier manera todas estas definiciones promulgan la “naturalidad” de las madres y de la maternidad y su paralelismo con familia y domesticidad, idea esta criticada por corrientes feministas. Debiéramos estudiar el vínculo mujer - madre y la subordinación que se desprendería del mismo.

La crianza de la prole es una actividad tan plural como grupos humanos y ha ido cambiando a lo largo de la historia, por otro lado, las unidades domésticas no siempre están asociadas a una madre biológica y su prole (afrodescendientes de zonas urbanas en EE.UU., familias victorianas acomodadas, familia nuclear mediterránea y teutona). En algunas culturas, todo lo que rodea a la maternidad:

menstruación, embarazo y parto, está socializado y no pertenece a la esfera doméstica.

Existen grupos humanos de América, Australia, África y Asia en los que la idea de maternidad y reproducción sexual no son definitorios de la noción de mujer. Son sociedades, llamadas “sociedades sencillas”, más igualitarias en las que las mujeres poseen mayor control sobre los recursos y su trabajo y sus condiciones de vida mejores que en otras. Los estudios antropológicos constatan que la situación de las

21 La contaminación de las mujeres sería por su higiene tal vez, aspecto y “proximidad a la naturaleza”, siendo este consecuencia de su falta de tiempo para sus propios cuidados y lejanía de “lo cultural”

mujeres es más ventajosa cuando una sociedad no limita el papel de la mujer a madre

y educadora y

su “categoría” social y cultural aumenta.

La familia, en evolución constante ha jugado, y lo sigue haciendo, un papel importante en el acceso de las mujeres al trabajo remunerado fuera del hogar y también en el control de los recursos.

La situación y el estatus de las mujeres se ven afectadas por el modelo agrario que se implemente en una comunidad, como indican algunos estudios, los llevados a cabo por la economista danesa Esther Boserup o los del antropólogo británico Jack Goody son un ejemplo, nos advierten de la relación entre los cambios en los sistemas agrícolas y las transformaciones en la organización familiar o las relaciones de parentesco y la organización económica, como la forma de producción agraria y las modalidad de heredad.

La posición de las mujeres está ligada a

“la división sexual del trabajo, las formas de matrimonio y de herencia, y las relaciones económicas de producción” (Moore 1991) Pág. 63

PSIQUE FEMENINA, distinta e inferior a la del hombre, se centra en lo concreto en lugar de en lo abstracto y en las relaciones directas, en contraposición del varón que se centra en lo abstracto y cuyas lealtades están más próximas a las ideas que a cosas y personas concretas y considerado superior. Ortner, nos aproxima a como Chodorow explicaría estas diferencias por cuestiones culturales. Estas diferencias se originan con motivo de la permanencia en el domicilio de las mujeres, realizando tareas concretas y conviviendo con personas que están presentes, en contraposición los chicos varones tendrían a un padre ausente como modelo, del que obtendrán una idea abstracta, más tarde al pasar al mundo no doméstico se les instruirá en una cultura más de la abstracción que de la concreción. Por otro lado y esto merece una especial mención, son las mujeres con sus relaciones bis a bis 22 , las que fomentan e impulsan la solidaridad entre los humanos, las lealtades entre los humanos y las redes sociales. Serían este tipo de relaciones las que mayor peso tienen en mantener unidos a los grupos humanos, la antropología reconoce el papel determinante de las mujeres en la cohesión de los grupos humanos, de los pueblos y

22 Las mujeres mantienen relaciones entre ellas y entre ellas y su descendencia.

de la permanencia en los mismos. Esta cohesión 23 es posible gracias a la tranquilidad que supone el sentido de pertenencia a un grupo, la persona encuentra protección y atención cuando esta es necesaria o solicitada. Las actividades protagonizadas por grupos de mujeres favorecen y ponen sobre la mesa las necesidades del colectivo, su cuidado y la solidaridad para con las personas necesitadas (pero estas atribuciones reconocidas en las mujeres no se visibilizan y se valoran como algo positivo).

LOS ROLES DE LAS MUJERES, el aspecto de mediadora entre naturaleza y cultura, establecido por el hecho de la socialización de la progenie en sus primera etapa de vida y a la corporización del grupo doméstico que han ejercido las mujeres, han limitado y restringido su movilidad y sus actividades. Según este esquema, la unidad doméstica como institución estaría fuera de toda duda. Este patrón de familia es defendido e indiscutido por algunos grupos e instituciones, como por ejemplo la iglesia católica o los partidos políticos de ideología conservadora. Debemos recordar que existen miles de ejemplos en los que las mujeres que ha intentado salir de este rol han sido severamente reprendidas o castigadas 24 .

Entando las mujeres, según esta jerarquía artificial, entre naturaleza y cultura, se hallarían en posiciones de: “estatus medio, funciones mediadoras y significación ambigua”, estas acepciones serán empleadas según los objetivos de quien las empleen según el contexto.

B. COMO RELACION SOCIAL

Aquellos estudios antropológicos que sostienen que la subordinación de las mujeres no se trata de algo universal, defienden que las relaciones de género se centran en lo que unas y otros hacen, este supuesto nos llevaría a hacer un concienzudo análisis de la división sexual del trabajo y de la parcelación entre espacio público y privado. La antropóloga marxista Eleanor Leacock afirma que la subordinación está ligada al acceso de las mujeres a los recursos y el control sobre su trabajo, independientemente de si estas son vistas como madres y confinadas al

23 Este supuesto nos daría una explicación de los fenómenos de despoblamiento y abandono que sufren las zonas rurales. El fenómeno de masculinización existente en las mismas ya que las mujeres emigran en mayor proporción que los hombres al disfrutar de menos oportunidades de vida que los varones, originarían una reacción en cadena sobre la población dando como resultado el abandono de pueblos.

24 Como ejemplo de una crueldad inusitada sobre las mujeres, a lo largo de cinco siglos, se dio la “caza de brujas” en Europa. Se estima que acabó con la vida de unas 50.000 mujeres. Muchas de ellas eran curanderas, comadronas o cuidadoras de infancia y mayoritariamente solteras o viudas. En Tanzania, en la actualidad, se siguen ejecutando o mutilando mujeres bajo esta acusación. El feminicidio que se está perpetrando en Ciudad Juárez o las 43 fallecidas en España por violencia de género hasta agosto de 2010, mundo “civilizado”, siglo XXI.

espacio doméstico; y que existen comunidades humanas en las que lo público y privado se entremezclan.

C. SIMBOLICO Y SOCIAL

Lo simbólico y lo social van de la mano, siendo que las sociedades humanas no prescinden de lo uno ni de lo otro. Las ideas impregnan a las personas y trascienden a las formas de producir y las economías que de ellas se derivan. En las distintas sociedades es en el seno del matrimonio y en las relaciones de parentesco, es donde se marcarán las relaciones de género, la ordenación de las tareas y las relaciones productivas; trascendiendo las relaciones personales y los requerimientos entre hombres y mujeres de lo particular (sociales y económicos) a los conceptos culturales del género. Pasamos de lo cotidiano a la construcción de estereotipos de género que una vez están instalados en el imaginario colectivo, son difíciles de vencer, Moore afirma

“La fuerza de los estereotipos sobre el género no es sencillamente sicológica, sino que están dotados de una realidad material perfecta, que contribuye a consolidar las condiciones sociales y económicas dentro de las cuales se generan” (Moore 1991) Pág. 53.

LECTURA 2

Economía feminista

La aparición de los conceptos sostenibilidad y sustentabilidad en economía, supusieron la incorporación de las dimensiones humana y ambiental a la misma, contribuyendo sustancialmente a la disminución del reduccionismo económico vigente y reconociendo que la idea de progreso humano no va paralela, ni está obligatoriamente unida a la de crecimiento económico. La economía ambiental integrará parámetros de equidad distributiva, responsabilidad ecológica e identidad cultural endógena. Como apunta Jiménez Herrero, se defiende que los sistemas que soportan la vida 25 (Mies 1998) (Tello 2005) y las funciones ambientales son fundamentales para el desarrollo de las actividades económicas y se inicia una nueva dirección en la investigación al relacionar economía y ecología.

Por otro lado, la “ética ecológica”, promovida por los movimientos ambientalistas, está favoreciendo la visión de posiciones biocéntricas o ecocéntricas

25 Las mujeres son sustentadoras de vida.

en contraposición al antropocentrismo defendido por la economía convencional que impera actualmente, esta visión económica defendida por los países enriquecidos tiene sus cimientos culturales en la ortodoxia judeo-cristiana, que no ha valorado a la naturaleza al mismo nivel que al ser humano, y la ha visto como aquello que se puede explotar en beneficio de la humanidad (Jiménez Herrero 1996) (quizá fuera más apropiado decir, “en beneficio de una parte de la humanidad”).

La economía ecológica, como referente de economía en los estudios de agroecología, va a establecer relaciones entre los sistemas natural y económico y subsistemas sociales, atendiendo a los conflictos que está originando el denominado crecimiento económico, la especulación financiera, urbanística, etc. frente a los límites físicos y biológicos de los ecosistemas (Martínez Alier 2003). Actualmente el sistema económico imperante o convencional, está alejado del objetivo de satisfacer las necesidades humanas para ser una vía de poder. Históricamente se ha establecido que el poder se obtiene a través de la acumulación de bienes y la apropiación de los recursos (oro, piedras preciosas, carbón, petróleo, biodiversidad, agua dulce, acceso al mar, etc.) y el crecimiento económico (Ferguson 2001) (Campos Peregrina 2007). El dinero como ente sacralizado, manipulado a través de la banca y los mercados financieros, actúa como epicentro del ansiado poder. Los bienes que se ponen en juego para satisfacer nuestro mantenimiento formarían parte de la actividad económica, pero la economía clásica no contabiliza, cómo y quienes atienden las necesidades humanas que sustentan la vida; y así como la economía ecológica tiene presente la naturaleza y el medido ambiente en su economía por el papel que juega como sostén de la vida humana, la economía feminista introduce las labores y los trabajos que realizan las mujeres para garantizarla y el ecofemismo advierte de que numerosas externalidades negativas medioambientales que generan diversas actividades económicas afectan en mayor grado a las mujeres que a los hombres (Puleo 2007). Como consecuencia de estos efectos negativos han surgido movimientos de resistencia que se han expresado con distintos lenguajes sociales (Martínez Alier 2003).

Una de las principales reivindicaciones de la economía feminista se centra en la ceguera que muestran el resto de teorías económicas ante la inclusión y el reconocimiento del trabajo que realizan las mujeres, entre el que se encuentra el sostenimiento de la especie y que hasta el momento y casi en exclusiva, son las mujeres las que lo realizan; el trabajo realizado en el campo, en la producción de alimentos para la familia en economías de subsistencia, los trabajos que realizan fuera de casa como lavanderas, limpiadoras, pequeñas comerciantes, etc., son, según la

explicación esgrimida por distintas agencias e investigaciones, datos marginales. Se niega explícitamente el papel de las mujeres como agentes económicos, excluyéndolas de los escenarios “del mundo de la economía”.

En primer lugar nos preguntaremos sobre que es aquello que tiene valor, alrededor de lo cual debería haber “actividad económica”. Una de las explicaciones de las que se sirve el sistema económico patriarcal para no incluir el trabajo que realizan las mujeres, es que a los bienes y servicios prestados por las mismas (en el seno de la sociedad y la familia, relacionadas con la provisión y preparación de alimentos, higiene, atención a infantes, personas mayores dependientes o enfermas y varones adultos, los cuidados afectivos y psicológicos que realizan), no se les puede dar un precio de mercado. Aquellos bienes y servicios cuyo valor sea espiritual, psicológico, social o político, estarían fuera de lo que se considera “actividad económica”. Sin embargo y siguiendo esta misma lógica, no se sabe porqué no son excluidas de valoración aquellas organizaciones sin ánimo de lucro como ONG´s e iglesias o la actividad profesional terapéutica, las agencias de voluntariado, cuya actividad si está incluida dentro de las contabilidades nacionales en muchos países y cuyos costes de producción son pagados por sus miembros constituyentes o personas benefactoras.

Las dos razones que han esgrimido estadísticos y economistas para argumentar la invisibilidad de las tareas antes nombradas, son las dificultades conceptuales y de recopilación de datos objetivos y fiables. En el ejemplo relatado por Marilyn Waring 26 , sobre los datos que manejó un compañero suyo, el estadístico Fargie, nos cuenta la autora, que sería la misma persona, Fargie, la cual veía dificultades en la inclusión del trabajo realizado por las mujeres en las cuentas nacionales, en un trabajo que le encargaron para implementar políticas de cooperación internacional Nueva Guinea, el mismo, consideró las tareas prestadas por las misiones. Veía útil utilizar tales datos ya que las labores que estaban prestando eran considerables. Este fue el único organismo valorado respecto de otras organizaciones como clubes sociales, sindicatos, etc. cuyos servicios no se contabilizaron, todas ellas prestaban servicios privados-no lucrativos para la familia. Esto pone en entredicho que tales actividades tuvieran que ser excluidas por dificultades metodológicas o conceptuales, como el mismo había asegurado.

26 Si la mujeres Contaran. Marylin Waring, 1994. Pág. 131-136.

La elección de cuales actividades no remuneradas se hacen visibles y cuales

no va a depender del criterio y punto de vista de la persona que observa y valora; en

el caso de las labores, las tareas y las funciones realizadas por las misiones de Nueva

Guinea, estas si fueron incluidas en la contabilidad nacional. Se pone en entredicho la imparcialidad ideológica de los enfoques empleados para la realización de los análisis económicos, vislumbrando un fuerte sesgo androcéntrico y jerárquico de género 27 , que los alejan de formas de trabajo integrales o integradoras cercanas a la realidad y

a las necesidades vitales de las personas, y que rompan con clasificaciones duales del concepto de trabajo.

Alcanzando el reconocimiento al trabajo no remunerado que realizan las mujeres, estaremos en disposición de dar VALOR a todas aquellas actividades que sostienen la vida y que dan calidad de vida y que necesariamente no pasan por tener un valor de mercado. Este trabajo no solo está presente en las economías de susbsistencia, ya que se ignora el papel central de los cuidados que precisamos los humanos para el mantenimiento y la articulación de cualquier sistema económico, bien sea a través de nuestro papel como peones del trabajo remunerado, como en del consumo, centro del discurso económico actual (Carrasco 1999). De nuevo el trabajo realizado por las mujeres para el mantenimiento de la vida y la calidad de vida de las personas no es considerado como un beneficio para un país y no es contabilizado.

La medición y visibilización de la cantidad de trabajo realizado por las mujeres repercutiría en aspectos económicos, políticos y sociales y permitiría llegar, desde posturas más amables, a desarrollar procesos de negociación sobre la corresponsabilidad en relación al sostenimiento de la vida de las personas y una organización social menos jerarquizada.

- El valor de las cosas

Son sistemas económicos nacionales y supranacionales quienes en sus cuentas, determinan que es un ingreso. La práctica internacional confina la producción de un país a los bienes y servicios que son intercambiados por dinero e imputan aquellas transacciones donde se mueve dinero. En una relación matrimonial, quien se encarga de la jardinería, de hacer la compra o la colada se le podría imputar un ingreso y al otro miembro una compra de servicios. Esto podríamos aplicarlo al trabajo que, junto con el doméstico realizan las mujeres en las explotaciones familiares

27 En el ejemplo que nos ocupa, también religioso.

cuando “ayudan” en labores puntuales de ordeño, recolección, contabilidad, etc. La producción de vegetales en el hogar y pequeños animales podría afectar, si se contabilizara, los índices de producción, índices de crecimiento y por tanto al PNB, pero esto no ocurre. Ni estos servicios ni estas transacciones son contabilizadas ni presentan valor si el dinero no está presente. De igual manera si el trabajo realizado por las mujeres se contabilizara, cambiarían los datos y cómputos del PNB (Producto Nacional Bruto), las estadísticas económicas, así como las políticas que emanan de las mismas.

El campo de la producción tiene un límite elástico que puede ser contraído o expandido en función de que valores queramos destacar y ponderar en función de unos intereses concretos. Algunos métodos de valoración incluyen actividades no mercantiles y a nivel internacional algunas de las nuevas imputaciones están siendo aceptadas, aunque hay que recalcar que introducir tales cambios presenta dificultad en un mundo regido por un capitalismo salvaje; este es el caso de la economía ambientalista y la economía ecológica en la que a la producción le han incluido los elementos negativos de una actividad al medio ambiente y las externalizaciones, o las externalidades que ofrece el medio ambiente.

La economía feminista también tiene presente en su crítica a la economía convencional, que el deterioro medio ambiental no esté presente en la misma, y además, siguiendo una de la líneas políticas en las que las mujeres han sido y son pioneras, la del pacifismo, se critica el negocio económico que protagoniza la guerra, así como el generado por la pobreza y el uso de venenos. Degradación ambiental y guerra van de la mano tanto por los efectos colaterales que produce el empleo de armas de destrucción, como por la extracción de materias primas minerales empleadas en la fabricación de armamento. El gasto destinado a investigación y desarrollo militar es ingente y alrededor del mismo y de la fabricación de material de guerra se encuentran empresas multinacionales. Las potencias mundiales productoras de material militar, se benefician cuando hay guerras. En cuanto al valor otorgado a tener un ejército, se considera como un beneficio para el país, poder matar o estar capacitado para hacerlo 28 . En la última década del siglo XX, la mayoría de víctimas de guerra no eran militares sino civiles, la mayoría mujeres adultas y personas menores.

28 El avión A400M de transporte militar, fabricado en Sevilla, está generando unos costes de 5500 millones de euros, a los que en los últimos meses se han añadido 800 millones de euros más. Cada avión tiene un coste previsto de 140 millones de euros. Actualmente el proyecto arrastra 5200 millones de déficit. Fuente: página Web del SEPLA. http://www.sepla.es/website/seplacms/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=3803

En cuanto a la situación de pobreza que padecen endémicamente países y colectivos dentro de los países enriquecidos, se verá agravada su situación en un escenario de “crisis económica” ya que los recortes presupuestarios que están implementando las economías de los países enriquecidos se dirigen en primer lugar a las políticas sociales. El escenario augurado por el cambio climático dibuja situaciones más devastadoras y dramáticas en los países empobrecidos, hábitat, pobreza y salud se encuentran íntimamente relacionados, afectando a la calidad de vida y supervivencia de las personas, pero aún más a la población más vulnerable, infancia, personas mayores y mujeres (Pérez Vargas 2007). La incorporación de transversalidad de género en las políticas públicas destinadas a progreso precisa de dotación presupuestaria tanto para la formación de personal, como para su implementación, valoración, creación y mantenimiento de observatorios de igualdad; en estos momentos tendremos que estar ojo avizor para que de nuevo “la crisis económica” no sea escusa para no destinar dinero a políticas de equidad de género.

La economía feminista y el ecofeminismo, está denunciando continuamente el efecto y las atroces consecuencias de la industria química; tan solo hace unos meses, para descontento de las víctimas, la justicia india resolvió el caso de la fábrica Bhopal 29 de una forma irrisoria. La mayoría de las víctimas aún no han cobrado ninguna indemnización y las malformaciones genéticas y enfermedades degenerativas son numerosas. Sin embargo los pesticidas se siguen empleando y los efectos adversos provocados en las zonas donde se ubican sus fábricas produciéndose. El 30 % de los pesticidas comercializados por USA, no tiene permitido su uso en el país y la industria farmacéutica obtiene pingües beneficios, por ejemplo medicalizando y “convirtiendo en enfermas” a las mujeres con menopausia o centrando el control de natalidad en el empleo de productos químicos hormonales destinados a las mujeres, todos ellos presentando una larga lista de efectos secundarios adversos, para la salud de quien los consume.

Los elementos que imputan en contabilidad obedecen a grupos de interés a los cuales no les interesa incluir, ni el trabajo que realizan las mujeres, ni el medio ambiente, ni la pobreza.

29 En diciembre de 1984 se produjo la fuga de toneladas de isocianato de metilo de la fábrica de pesticidas de la compañía Union Carbide. El gas en contacto con la atmósfera, formó una nube de gases letales que mató a 25000 personas según fuentes médicas y afectó a 600000. La planta química tras el accidente cerró sus puertas y no asumió responsabilidades. En 2010 la sentencia, 25 años después, dejó en libertad condicional a los 8 procesados. La indemnización a pagar por los mismos ascendió a 2120 dólares y por la compañía Union Carbide, 10600 dólares.

para la Cooperación y el Desarrollo Económico, dice que el

límite de la producción no monetaria debe ser lo suficientemente amplia para incluir

producciones de actividades no monetarias que serán reemplazadas por monetarias

cuando estas sean más especializadas, entre las que se encuentran:

La Organización

La agricultura de subsistencia La elaboración de alimentos La artesanía La silvicultura La recogida de agua Almacenamiento de cosechas 30

Mientras que los servicios generales que realizan las amas de casa estén

excluidos también lo estarán las actividades antes mencionadas. Además de esto, hay

que añadir que las personas que generan más producción no monetaria son pobres y

campesinado, es curioso comprobar como esta realidad tiene su paralelismo con el

fenómeno de “feminización de la pobreza” y que las mayores productoras de alimentos

en el mundo, normalmente en la agricultura de subsistencia, sean mujeres.

normalmente en la agricultura de subsistencia, sean mujeres. Por otro lado la presencia de las mujeres

Por otro lado la presencia de las mujeres en economía sumergida es

mayoritaria, cuando un producto se vende y se cuantifica estatalmente y la mayor

parte de su producción está en el trabajo sumergido, aparecen en las cuentas del

estado unas ganancias que no obedece a la realidad, ya que el número de personas

30 Observen que algunas de estas actividades han comenzado a realizarlas multinacionales.

que ponen su trabajo y las horas que empleen no son registradas, perteneciendo estos dividendos al trabajo precario e invisibilizado. La relación media estimada del número de personas que realmente trabajan en aquellos productos donde hay contribución de economía sumergida, es de 30 veces más personas que las que se muestran en los datos oficiales. Las empresas y los países que cuentan con economía sumergida dan cuentas con pingües beneficios ya que los costos los han externalizado en las malas condiciones laborales que provoca la economía sumergida.

condiciones laborales que provoca la economía sumergida. Maquiladora en México - Unidades de producción Según las

Maquiladora en México

- Unidades de producción

Según las normas que definen que es una unidad de producción la ONU y la OIT, puntualizan que las empresas demasiado pequeñas no sean incluidas.

La unidad de producción puede ser una granja, una fábrica, un Departamento de Estado, un hogar de ancianos, una unidad de contabilidad que aúne factores de producción y produce un servicio, y venderlo gratis y no tener ubicación, pero no puede ser una familia.

A pesar de que la familia es el centro de consumo y la proveedora de todos los factores de producción, no es considerada desde el punto de vista económico como una empresa, esto supone que aquellas personas que trabajan para mantener a la familia (preparar sus comidas, comprar los alimentos, lavar su ropa, cuidarles cuando están enfermas, llevarles al colegio, y un largo etc.) en realidad NO TRABAJAN, y aquellos productos que no se compran por estar elaborados en la misma, no son una PRODUCCION.

- Atribuir un valor al trabajo de las mujeres

Cuando se plantea la cuestión de dar valor al trabajo que tradicionalmente realizan las mujeres, la respuesta, por parte de los profesionales de la estadística y la economía, es que las cifras que se obtuvieran no estarían documentadas científica ni empíricamente. Ni la ONU, ni los gobiernos occidentales, actualmente incluyen en su contabilidad el trabajo realizado por las mujeres, pero estos pueden ser calculados, existiendo estudios que han valorado el trabajo realizado por las mujeres. Sobre un trabajo realizado en los 80´ con empleados de Wall Street, el cómputo efectuado daba unas cifras en el que el valor del trabajo realizado por las mujeres en las tareas domésticas y de cuidados era más de la mitad del PIB de los EE.UU., y el doble de los presupuestos generales del estado. En 1982 otro estudio realizado por el Consejo Americano de Seguros de Vida, estimó que el valor de los trabajos realizados por una madre era de 8500-8900 $/año, durante 16 años estimados para la total autonomía de la prole, suponía una cantidad de 246000 dólares, la Administración de la Seguridad Social de USA, lo estimó en 9200-1200 $ anules.

El problema que se les plantearía a los gobiernos que emplean un sistema de valoración con sesgos patriarcales, al tener en cuenta el trabajo de las mujeres y las cifras que se obtendrían al imputar los mismos, supondrían el no poder enfrentar con los criterios actuales los cambios que habrían de articularse al contabilizar tal magnitud de producción y de consumo. En la llamada agricultura familiar habría que reivindicar que se contabilice el trabajo realizado por cada miembro.

El trabajo no remunerado se puede deducir teniendo en cuenta los salarios imperantes, pero habremos de tener en cuenta que el valor del trabajo que realizan las mujeres suele estar infravalorado con respecto al que realizan los hombres, debemos buscar entonces sueldos para hombres por trabajos equivalentes a los efectuados por las mujeres, y bien si el trabajo es desvalorizado en si, emplear el Método del Coste Oportunidad (lo que se deja de ganar por realizar esa tarea).

Pinos Puente (Granada- España). Mujer haciendo la colada, años 60´. - Implicaciones políticas de tener

Pinos Puente (Granada- España). Mujer haciendo la colada, años 60´.

- Implicaciones políticas de tener en cuenta el trabajo de las mujeres

Existiría un indicador más fiable del bienestar de la comunidad, ya que se incluirían los cuidados y la producción de subsistencia y trabajos dedicados a mejorar las condiciones de vida. Cambiaría el orden de prioridades. Se vería con facilidad las necesidades que tiene la comunidad. La necesidad de apoyar con créditos, si los necesitaran, las economías de subsistencia adquirirían, por su importancia, otra magnitud. Las personas trabajadoras no remuneradas, accederían con realismo al acceso de las arcas públicas y no a la beneficencia.

El PIB per cápita sufriría cambios notables.

- Efectos de la globalización en la vida y la economía de las mujeres

Anotaremos algunos de los efectos que el fenómeno de economía globalizada

está teniendo en la vida de las mujeres, ya que las tesis a las que se les está

otorgando autoridad, sobre globalización han estudiado las formas en que se acumula

el capital sin atender las consecuencias que este está teniendo en las mujeres. El

hecho es que la globalización está aumentando las brechas económicas entre

personas ricas y personas pobres y también entre mujeres y hombres, siendo las

mujeres las pobres entre los pobres, dando lugar al fenómeno de feminización de la

pobreza y segregación genérica del mercado de trabajo.

Un concepto acuñado por la economista Ingrid Palmer es el de Impuesto reproductivo, las mujeres en la actualidad, tampoco históricamente, acceden al trabajo en igualdad de condiciones que los hombres, las cargas familiares que se les imponen por la falta de corresponsabilidad familiar, hace que estas no compitan o partan en igualdad de condiciones que los varones. El trabajo doméstico no pagado sigue teniendo su influjo y el impuesto reproductivo se cobra a través de las bajas pensiones de vejez o viudedad. El impuesto reproductivo tiene su origen en la estructura y responsabilidades que son asignadas a cada miembro familiar o de hogar; en el caso de relaciones de pareja heterosexuales, son los varones los que suelen salir mejor parados en relación a los beneficios obtenidos por mantener una relación, los varones aprovechan el amor de las mujeres, prole atendida, a veces incluso su propia madre o padre, atenciones afectivas, atención primaria, alimentación, organización doméstica, sin lugar a dudas todo esto hace que la promoción profesional le sea más fácil a un hombre que a una mujer, además de poder atender y tener más tiempo para ejercer sus hobbies de tiempo libre. La huella afectiva estaría relacionada con las atenciones que el varón recibe de las mujeres y que no son devueltas. El impuesto reproductivo y la plusvalía de dignidad genérica son responsables del la precariedad laboral y menor inserción en un mercado laboral global.

Las mujeres a diferencia de lo que puede pensarse en un mercado globalizado y en situación de crisis esto se acentúa realiza mayor cantidad de trabajo no remunerado, ya que el sistema económico neoliberal ofrece menos garantías laborales, menor cobertura social y trabajo más precario. La sustitución de los servicios que antes se realizaba con una economía menos depredadora lo realizan las mujeres. El descenso de los impuestos directos y el aumentos de los directos supone que el descenso del poder adquisitivo en las cuentas del hogar, con el mismo dinero, administrado normalmente por las mujeres del hogar supone un trabajo extra, en preparación de alimentos, búsqueda de precios menores, servicios que antes se compraban ahora son realizados por mujeres. Los impuestos indirectos repercuten más a la economía de las personas pobres. Los recortes sociales en época de crisis en la franja de países enriquecidos, supone un aumento en el trabajo gratuito que realizan las mujeres en el marco de la familia o el hogar. Las políticas sociales suelen cubrir necesidades denominadas reproductivas y el empresariado contribuye con las bajas por paternidad o maternidad, etc.

En el mercado globalizado con numerosas empresas deslocalizadas que producen en maquiladoras, la explotación laboral repercute más a las mujeres que a los hombres (Cobo 2005).

Debemos de tener en cuenta que el PIB se sigue empleando como patrón de medida del bienestar de la comunidad.

La relación que se establece entre mujer y doméstico, mujer y trabajo reproductivo, es el quid de la subordinación de las mujeres, y de la perpetuación de la misma. Si se toma la reproducción como otra forma más de producción, y esta se incluye en la contabilidad nacional dándole valor, esto representaría tener en cuenta los intereses de las mujeres, detallados adecuadamente. Se debe tener en cuenta, en la economía, aquellos recursos por cuyo aumento o disminución se vea afectada la mejora o descenso de la calidad de vida, en consecuencia tanto el medio ambiente, como los cuidados recibidos deberían valorarse. Cuando se toman datos para implementar programas de desarrollo, los datos empleados estarán sesgados sino se atiende a los intereses y necesidades de población general. Normalmente los intereses masculinos son tomados como co extensivos con la vida misma y los intereses de las mujeres son minimizados y disminuidos. Esta visión de la realidad es por tanto falsa e incorrecta (Waring 1994).

LECTURA 3

“Lo personal el político”, si la opresión y el control se genera desde nuestras relaciones más íntimas, llegando a nuestro propio cuerpo, como decíamos anteriormente, el análisis que realiza el feminismo está caracterizado por su profundidad. La relación con nuestra idea de cómo tenemos que ser determina la relación que mantenemos con nuestros deseos, fantasías o con nuestra estética corporal (dietas, gimnasios, cirugías, tratamientos psicológicos, anorexia, etc.). La presión recibida a lo largo de la historia, en el presente a muchas mujeres les parece que se van desvaneciendo, ya que en palabras de Alicia Puleo, estamos pasando de un “patriarcado de coerción” a un “patriarcado de consentimiento” en la que el control ejercida por desde una sociedad de consumo desdibuja los mecanismos de dominación que ya estaban descifrados. En esta ocasión será el sistema de consumo, de signo patriarcal quien seducirá a las mujeres para alcanzar es estatus impuesto. En un sistema donde apenas están erosionados los resortes garantes de la igualdad, bastaría con relajar las medidas tomadas hasta ahora para invertir la situación.

Teniendo en cuenta que para superar estas situación hay que llegar a los motivos que la provocan, es el feminismo radical el que pretende dar respuesta, buscando en las raíces de la estructura patriarcales y detectando las relaciones de poder que establecen entre hombres y mujeres, el sexo es concebido como una categoría racial, ya que la lógica del poder actúa y se justifica de forma análoga en las

relaciones clasistas, racistas y sexistas. El feminismo radical distingue que la situación de subordinación y dominio a la que son sometidas las mujeres es anterior a la explotación que se obtiene de ellas; dominación que pretende satisfacer al ego masculino y que tiene implicaciones económicas. Esto significa que el poder ejercido sobre las mujeres no solo emana de la estructura gubernativa, sino que se halla en las relaciones sociales a micro escala, como por ejemplo la pareja. El que el patriarcado tenga rango político 31 permite que debatir con la izquierda o las posiciones más progresistas “los problemas de las mujeres” como meras cuestiones, que si bien pueden ser importantes, deberán ser resueltas cuando las realmente importantes como la economía, la remodelación del sistema financiero o las medidas contra el cambio climático, sean tratadas (Puleo 2005)

de estrategias cuyo

objetivo es conservar un sistema o estructura o el conjunto de negociaciones y acuerdos que un grupo de personas

que ostentando el poder, mantienen con otras, pero que de nuevo quedan bajo su control (Puleo, ( s 2005).

31 El patriarcado como "política sexual”, quedando definida la política como el conjunto

UNIDAD DIDACTICA 3: Las mujeres en el mundo rural y agroalimentario. Mujeres y ecología

La agricultura y ganadería moderna, en un tiempo de “desarrollo y crecimiento económico” como el actual, se caracteriza por su grado de especialización, no siempre unido a mayor complejidad y conocimiento del agroecosistema, sino a una sectorización dentro de la actividad. Las unidades domésticas con autarquía van modificando su gestión y economía y comprando cada vez más bienes y servicios. Incluso en unidades domésticas de producción con mayor o menor grado de autarquía, la división del trabajo está presente, dándose en función de la edad o el sexo principalmente. Las divisiones tradicionales del trabajo de los distintos grupos humanos, pensándose que la “natural” es la propia, pueden ser enteramente diferentes en su modo de organizar y dividir la carga de trabajo.

Podemos considerar dos grandes tipos de agricultura de subsistencia, aquella en las que es tarea femenina proveer de alimentos con un poco de ayuda masculina o en la que la responsabilidad es del hombre con poca ayuda de la mujer; distinguiríamos entonces sistemas agrícolas femeninos y masculinos. El papel de las mujeres en cada modelo es diferente, siendo su análisis en el sistema objeto de estudio, un buen punto de partida.

La agricultura tradicional también produce cambios en su tecnología y en la asignación de tareas por sexo, pudiendo evolucionar de modelos agrícolas femeninos a masculinos y viceversa. Los cambios en la división del trabajo están influidos por la densidad de población y los cambios tecnológicos. La emigración de la población masculina en busca de trabajos mejor remunerados ocurre en zonas, donde la presión demográfica haya aumentado, o el uso del arado o bien, la mecanización de tierras en el que el hombre ha tenido el protagonismo intervendrá en que los modelos de agricultura tengan más presencia de mujeres u hombres respectivamente.

Sobre la situación de las mujeres en el mundo rural en países que han sido colonizados, es importante saber que algunas de las jerarquías establecidas entre hombres y mujeres y entre etnias o grupos humanos, tienen su origen en el colonialismo. Aunque en muchas culturas el estatus de las mujeres no ha sido en sus orígenes de equidad, la presión practicada por los ocupantes a través de la explotación de la fuerza laboral, ha ido ejerciendo un importante papel en el descenso del estatus social y económico de las mujeres, en relación al de los hombres. Por ejemplo, antes de la presencia europea en África, la tala de árboles, la caza y la guerra, eran las actividades a las que se dedicaban los hombres fundamentalmente en

las zonas de agricultura femenina. El orden instaurado por los imperialistas influyó notablemente en el descenso de las guerras tribales en sus zonas de influencia y los europeos, con otro concepto de división del trabajo, instauraban sistemas agrarios masculinos más extendidos en su cultura, incluso apremiando a que “esos perezosos hombres africanos” trabajaran para la agricultura de exportación. En otros casos, la agricultura se feminizó, cuando los hombres, con su consentimiento y sin él, eran captados para hacer ferrocarriles, carreteras o trabajar en las minas. No obstante, según la información cuantitativa oficial, casi la totalidad de la producción agrícola del África Subsahariana sigue siendo esencialmente femenina.

África Subsahariana sigue siendo esencialmente femenina. En general, podría decirse, que cuando se incorporan nuevos
África Subsahariana sigue siendo esencialmente femenina. En general, podría decirse, que cuando se incorporan nuevos

En general, podría decirse, que cuando se incorporan nuevos equipos o técnicas en agricultura, es a los hombres a quienes se les estimula para incorporarlos, aunque muchas de las veces este tipo de agricultura, más tecnificada, precise menor fuerza física, mientras que las mujeres continúan utilizando las antiguas herramientas y técnicas. La productividad aumenta y los hombres monopolizan el campo cuando este está dedicado al comercio y las mujeres se encargan de la agricultura de autoconsumo con métodos tradicionales (Boserup 1993).

En conclusión, el tipo de sistema agrícola, así como el patrón jerárquico social marcarán diferencias en relación a la presencia de hombres o mujeres en el sector agrario y sus competencias en el mismo 32 .

A veces las normas o prescripciones que aparecen en políticas o proyectos agrarios o rurales tienen implícito contenidos ideológicos que marcan divisiones entre los sexos, atendiendo más a los roles de género que a los papeles reales que puedan estar asumiendo las personas. Esto quiere decir que cualquier actuación debe ir

32 En las regiones en las que los varones ostentan la propiedad privada de la tierra, la mayoría de las mujeres dedican gran parte de su tiempo al trabajo doméstico, ocupándose los hombres de las tareas agrícolas.

precedida de un estudio en el que se determine el papel y lo que realizan realmente mujeres y hombres y su contribución real a la producción-reproducción. Según esto, si estamos diseñando políticas o proyectos agroecológicos que sean sensibles a los cambios socio-económicos sustentables 33 , habremos de tener en cuenta el calado y ubicuidad de los sistemas de jerarquización que subordinan a las mujeres.

En España las modificaciones que la agricultura moderna ha ido introduciendo en los sistemas agrarios, han supuesto una mayor masculinización dentro de la actividad. El efecto de la revolución verde y la incorporación de la Política Agraria Común (PAC), han tenido influencia en el incremento de la masculinización del campo (Sampredo Gallego 1996).