Está en la página 1de 13

A PROPÒSITO DE LOS DOCENTES Y SU

ESTEREOTIPO DE PROFESIONALES DE
SEGUNDA LINEA
POR Mgr. DANILO CALVO SARMIENTO1.

PRESENTACION:

El presente documento emerge de la necesidad de dejar sentado en líneas escritas de pensamiento,


las diversas ideas, teorías situaciones y especulaciones alrededor de la significación social y la
consecuencial asignación mensual de los estipendios o monangías dadas a los maestros por su rol
de educadores en la educación básica y media en Colombia, pues se han vuelto tradicionales las
marchas y huelgas de este gremio laboral inquiriendo siempre al gobierno de turno por sus dignos
pagos, del cual son sus seculares servidores.

Este modesto dossier va impregnado igualmente de la necesidad de servir de referencia


documental a personas naturales y jurídicas que en el país colombiano, tienen a la Educación como
un diverso y potente pivote sobre el que gira la vida nacional de tiempos contemporáneos, cuya
masa crítica informativa se constituiría en insumo válido para proponer desarrollos distintos en
materias o ámbitos disímiles.

Un aspecto refulgente en el presente escrito, detallado en páginas posteriores, es la gran asimetría


presente en la pobre significación social del maestro o profesor , que hoy el conjunto de la sociedad
colombiana atribuye al rol educativo, en contraste superlativo con otras profesiones llamadas
profesiones liberales entre otras, para las cuales la sociedad tiene un especial miramiento y
ponderación que se traduce en potentes y significativos ingresos y en reconocimiento social de
atávico prestigio.

1
Directivo Docente, profesor Universitario en varias Universidades y centros educativos de nivel superior en
la región, Investigador académico y pedagógico, con más de 25 años de experiencia profesional en ámbitos
privados y estatales. Miembro del comité directivo del Plan Decenal de Santiago de Cali, 2014.
CONTENIDOS GENERALES

1-MARCO GLOBAL DEL MUNDO LABORAL AÑOS 1950 AL 2000

2-EL NUEVO MILENIO Y LAS SIGNIFICACIONES LABORALES DE NUEVO TIPO.

3-EL MARCO EDUCATIVO Y LA EMBRIOGÈNESIS DE SU POSTRACION ECONOMICA


LATINOAMERICANA.

4-PROPUESTAS Y ATISBOS DE JUSTICIA LABORAL EN LA REMUNERACION SALARIAL


1-MARCO GLOBAL DEL MUNDO LABORAL AÑOS 1950 AL 2000

Tras la etiología social de la grisácea mirada hacia el docente.

Cinco años después de la última confrontación bélica mundial, el orbe entero vió desfilar hacia el
progreso, en forma paulatina y permanente a un conjunto de naciones vencidas, pero enhiestas a
partir de los dictados de un fuero individual volitivo cultural y cognitivo que envolvía una
descomunal ética apertrechada en principios y valores seculares.

La huella de Pearl Harbor y Nagasaki e Hiroshima, todavía perduran en el imaginario de mayores o


veteranos que a la sazón vieron y padecieron unos directa y otros indirectamente, la confrontación
y la consecuencial ola de destrucción y muerte, que no respetó la niñez ni la ancianidad, extremos
etáreos que han sido tradicionalmente las puntas del puente colgante de la vida humana en la
mayoría de los países civilizados.

Sin que poco pudiera importar el tono de la piel, ni el color de los ojos, así como tampoco el rango
de edades etc, los países se liaron en una confrontación bélica que dejó al desnudo, la importancia
del Arte, la importancia del amor, y la importancia del conocimiento como recurso estratégico.

Si bien este horizonte corresponde a las coordenadas Europeas, Americanas y Asiáticas, hay algunos
elementos que no se corresponden con los que a la sazón existían en el “ámbito latinoamericano”,
dentro de las cuales las expresiones artísticas, sociales e intelectuales no ofrecieron para este
tiempo iguales o similares características a las enunciadas en los tres escenarios bélicos
mencionados.

Ello es así, pues como botón de muestra , la nación nipona después del holocausto nuclear de las
poblaciones arriba mencionadas, con el jadear cuasi-perenne de sus habitantes huyéndole a la
radiación, supieron conectar la hidalguía, el pundonor y toda la breve y refulgente constelación de
valores ancestrales que inspiraron en aquel momento , la población de adultos y adultos mayores
para redimir el conjunto de la población del “país del sol naciente”. En este caso puede advertirse
que los maestros son los mayores, los adultos ,quienes conjuntando su mística, su religiosidad, sus
valores atávicos supieron señalar a los jóvenes el camino de la redención socioeconómica.

En otras coordenadas geopolíticas de la Europa central, siempre estuvo presente el conocimiento


como el único pivote a través del cual giraba el desarrollo de los pueblos. Asi entonces, el
conocimiento básico y especializado aparejado al Arte, permitieron en los episodios históricos de
las confrontaciones bélicas, el cambio de rumbos y por lo tanto guiños a la musa Clío. La templanza,
y el espíritu patrio insuflado por distintos resortes permitieron no pocas realizaciones de obras de
arte y obras del conocimiento humano cuyas ideas semillas fueron incluso expuestas en los años
20, a bordo de los trenes que partían de Berlín a Gottinga, donde se congregaban los universitarios
como Albert Einstein, Rutherford y otros a valorar y a someter a prueba disquisiciones y aporías
de la matemática y la física atómica y nuclear, en tanto el tren los llevaba a su destino.2

El conocimiento disciplinar de las ciencias fácticas pudo germinar en medio de tales situaciones de
guerra y conflicto, lo que a su vez supone que detrás de tales nombres siempre hubo una figura
pedagógica que guiara la aprehensión de los teoremas y postulados científicos determinantes de la
transformación del mundo de entonces: El Maestro!

Cuando ya los cañones de la segunda guerra mundial se apagaron, corridos quizá 20 años, la
humanidad vió el desbroce del conocimiento, materializado en una multitud de objetos, materiales
de última generación, propalados por el avance de estrategias cognitivas que habían sido puestas
en ejercicio durante la confrontación bélica mundial, y lo que permitió asumir que por fuera de
eufemismos religiosos la industria , el comercio y las telecomunicaciones avanzaron ,desde las
escuelas, desde las universidades , desde los centros de investigación y conocimiento, lugares
sociológicos éstos que tenían invariablemente un protagonista al mando: personal talentoso que
se oficiaba como Maestro!

Desde estos episodios llegando a la década de los ochenta, las sociedades en varios centros de la
dinámica comercial y cognitiva del hombre, vieron aparecer y desfilar multitud de productos y
servicios que poco a poco transformarían la vida material y espiritual de los pueblos. Nuevas formas
de gobierno y enfoques econométricos empezaron a diseñarse para potenciar las sociedades,
dejando ver simultáneamente la aparición de fenómenos inusitados, como la concepción fugaz de
los bienes y servicios, loas a la cultura de lo temporal o desechable, de lo deleznable que inundó
igualmente la calificación de la vida humana en su momento.

Aparecen conceptos teorías y propuestas de desarrollo tecnocientífico, que determinaron para


un tiempo la aparición de la “Tecnología apropiada”, y en general el concepto de Tecnología en su
visión reduccionista de equipamiento y hardware.

Los años ochenta y noventa junto a los primeros años de nuevo milenio convulsionaron al mundo
en una eclosión portentosa de inventos y descubrimientos, soportados en su mayoría por la labor
de profesores y maestros en centros de formación universitaria y Educación básica, que sentaron
las bases de incomensurables desarrollos como las máquinas de silicio, y en Europa y Estados
Unidos impulsados fundamentalmente por los resortes bélicos de los años primeros y medios del
siglo XX.

El portentoso cambio impulsado por los computadores (Màquinas de Silicio) y las comunicaciones
satelitales, cuya embriogénesis fueron las 2 guerras mundiales, eclosionaron finalmente y dieron a
luz máquinas inteligentes , computadores con una alta y relativa capacidad en almacenamiento así

2
Era proverbial decir a comienzos de la década de los años 20, que la ciencia nació en el Tren de Gotinga,
pues además de Einstein, Heissemberg, Rutherford y Born entre otros, desarrollaron sus teorías a partir de
una actitud común: No rendir culto al conocimiento sino ponerlo en tela de juicio. Así que tal labor no se
desarrollaba sola e invariablemente los Profesores de la ciudad Universitaria de Gotinga por ejemplo
recorrían tales paisajes citadinos, después de almuerzo en caminatas a las que invitaban a algunos de sus
estudiantes, quienes admitían el recorrido junto a su profesor como un verdadero honor. Cfr. El ascenso del
Hombre. Bronowski, Jacob.
como velocidad de procesamiento de datos determinada por el uso de materiales novedosos en
los circuitos de la Motherboard primigenia.3

El año 2000 nos sorprende consecuencialmente con ulteriores desarrollos que operan
fundamentalmente sobre bases computacionales con software y hardware potentes, cuya velocidad
de proceso son exhalaciones del instante y de los nanosegundos. La Informática y la utilización de
lo que fuera al inicio una Red de uso militar (Arpanet) catapultaron mediante la red de redes,
(INTERNET), el conocimiento y su democratización, pues el acceso se hizo más amplio y su difusión
impregnó todas las coordenadas del globo terrestre.

Así por tanto en todas los centros de estudios de educación básica y media, como también en las
Universidades más prestigiosas del mundo, el desarrollo de esta nueva disciplina de la Informática
y las Comunicaciones, facilitó el desarrollo investigativo, para lo cual el Maestro, el profesor
especializó su rol tradicional, adscrito a un torrente socioeducativo novedoso denominado en
tiempos actuales como NTIC (Nuevas Tecnologías de la Informática y las comunicaciones).

2-EL NUEVO MILENIO Y LAS SIGNIFICACIONES LABORALES DE NUEVO TIPO.


A partir del año 2000, el mundo en sus núcleos humanos más importantes cambió la forma de ser
y de pensar, en un discurrir lento, paulatino y a veces tamizado. Aflora una nueva cultura, una nueva
manera de ver y de sentir. Se conectan ideas desde lejos utilizando el “Aire electrónico” y se
empiezan a conocer de ambientes novedosos, se comienza a hablar de “ciberpolis” y en esos
escenarios por supuesto, la escuela empieza a ver de manera asombrosa cómo la sociedad en el
afuera institucional empieza a mutar a transformarse rápida y sutilmente hacia estructuras formas
y relaciones versátiles que no tenían en el pasado comparación alguna. Se está pues en el desarrollo
de nuevas ciudades, de nuevos emporios, de una nueva “Civilización” que la abate el cambio rápido
con espacios de incertidumbre que la escuela muchas veces no ha podido decodificar.

Aparecen por lo tanto nuevas profesiones, nuevas ocupaciones, nuevas utopías y nuevas relaciones
entre las personas, y entre los conglomerados. Las nuevas filias se establecen rompiendo incluso
viejos paradigmas, relaciones tradicionales, amistades etc., y surgen por tanto nuevas dimensiones
para lo político y para lo económico, para lo afectivo y para el placer y el entretenimiento.. En un
constante fluir las dinámicas sociales de los tiempos en la primer década del siglo XXI, son
agigantadas, son propulsadas por los medios masivos de comunicación (Mass Media) entre las
cuales INTERNET toma preponderancia especial.4

3
Recuerda el suscrito autor, en la Universidad del Valle el famoso “Centro de Cómputo” albergado en una
amplísima Sala donde estaba el computador central “Burroughs” constituido por diversos y gigantescos
componentes de operación con Tarjetas perforadas usando como plataforma operativa el software Cobol y
otros.
4
Bajo la perspectiva de Gilles Deleuze y Felix Guattari, el mundo es arropado por una gigantesca “Matrix”que
invisibiliza la realidad, la distopía del país y la nación y los agenciamientos según dicen los autores que produce
en los territorios alienación o enajenación colectiva, como la que justamente el mundo vive por estos tiempos,
en que lo bueno es mostrado como malo, lo grotesco es lo aplaudible, lo injusto es lo victorioso etc.
No obstante hemos de reconocer que si bien la llamada Sociedad del conocimiento5 trajo consigo
la desaparición de varias profesiones, igualmente trajo de manera consecuencial el advenimiento
de nuevas ocupaciones y profesiones avaladas o auspiciadas por Centros de estudio técnico,
Tecnológico y Universitario. Ello se constituye en un hecho protuberante en el espacio
contemporáneo laboral de lugares citadinos y rurales, pues por ejemplo , la arriería que era
profesión atávica de los colonizadores antioqueños y vallunos, ya no existe y en cambio es un
helicóptero el que en grandes haciendas cumple la labor de conducir las manadas de vacunos o
recientemente un DROM, que sea capaz , como en efecto hoy lo realiza el CIAT de mejorar los costos
y los beneficios en lo que se ha dado en denominar la Fenòmica6 de Plantaciones.

Con todo ello, las nuevas profesiones y aún las tradicionales, como la Ingeniería, la Medicina, la
abogacía, la arquitectura han gozado en su condición de profesiones liberales, de un prestigio social
y un reconocimiento pecuniario insoslayable, que las identifica como profesiones exitosas y de
raigambre internacional.7

Ciertamente se pueden visualizar entonces los cambios generados a nivel de la industria, el


comercio, los transportes y las comunicaciones etc. , han sido propulsados por el conocimiento
generalmente impartido desde la base por la figura indeletérea del Profesor, del Maestro. Debemos
consecuencialmente por tanto admitir que si bien la sociedad del conocimiento o sociedad de la
información en su acepción diferencial, sepultó varias profesiones; en cambio la profesión del
Maestro permanece incólume a través de los siglos justamente por su carácter estratégico para la
sociedad en su conjunto.

No en vano por tanto, un primer lente de acercamiento a esta situación especial de la profesión del
Magisterio, es admitir que la población demográficamente en todas las naciones del planeta tiene
su horizonte de crecimiento permanente y por lo tanto las aulas de los niños y jóvenes siempre
estarán ocupadas por los pequeños seres humanos que inician su escolaridad en párvulos o grados
de Transición y Preescolar con la intención de socializarse en las prácticas que le induzcan a hacer
mejor una lectura de la realidad familiar y social , y contemporizar esas lecturas de los ambientes
para acoger unas normas de comportamiento socialmente válidos y edificantes.

Las sociedades en general tienen esperanza en lo que puede hacer el mundo de la escuela parvularia
y elemental o Escuela de Educación básica y media, para que los niños y jóvenes se apresten a
participar positivamente en la transformación y mejoramiento de las condiciones de vida de la patria
que los vió nacer alrededor de sus padres.

Sin entrar en la discusión de si la Escuela reproduce o no, unas relaciones de producción y de


dominación de unas clases por otras, lo esencial para uno u otro fin, y sobre todo para construir
felicidad y sentido optimista de avance individual y familiar, es considerar la figura del Maestro, la
silueta y el pensamiento de la maestra que de acuerdo a lo aquí sostenido se hace Irremplazable.

5
Vèase: Peter Druker. La sociedad Postcapitalista.
6
VEASE : Fenologia. Por oposición a la Genòmica concebida como la disciplina que estudia la estructura
general de los genes y su composición implícita.
7
En este sentido basta constatar haciendo seguimiento a las estadísticas de Admisión Universitarias, que
estas carreras profesionales son las que más se demanda por la sociedad, versus otras profesiones como
antropología, sociología, Medicina Veterinaria, Biología, Filosofía, Matemáticas y Licenciaturas en general
que no tienen hoy un buen tropismo de aceptación entre amplias masas de jóvenes bachilleres.
Ello es así, y toma los ribetes de axioma, si asumimos que el estudiante niño o joven es una persona
o un ser social en construcción, un sujeto cognoscente y por lo tanto debe ser atendido durante
estas franjas etáreas, por un profesional en Pedagogía, por un ser Humano valioso, cálido y
optimista.

Esta labor pedagógica durante los primeros 16 años de vida del Homo-sapiens determina mucho
del futuro individual, social y familiar del estudiante, toda vez que estamos frente a un organismo
que está estrenando hormonas ETC., está moldeando y reestructurando su carga orgánica y
funcional que le permite hacia el futuro configurar engramas en su estructura psiconerviosa, las
cuales le proveerán en el futuro los recuerdos de una escolaridad infantil y juvenil, plena y feliz en
la mayoría de los casos.8

Al asumir la importancia estratégica de la Educación para la sociedad, y la congruencia de esta


fundamentación con lo pregonado por la Teoría del Capital social, advertimos que es inexcusable
una debida ponderación socioeconómica del docente, es decir del Maestro de las primeras y
segundas letras, toda vez que desde este prisma se puede observar la reciprocidad entre la tasa de
productividad y el nivel de escolarización de los habitantes de un país determinado.9

De hecho puede registrarse entonces, que por ejemplo en las sociedades o países “desarrollados”,
la profesión del Maestro es una de las más respetadas y una de las mejor remuneradas en las
distintas etapas de ascenso y productividad en la vida de un país.

3-EL MARCO EDUCATIVO Y LA EMBRIOGÈNESIS DE SU POSTRACION


ECONÓMICA LATINOAMERICANA.
A partir dela relación EDUCACIÓN-ECONOMÍA, puede deducirse de acuerdo con lo dicho, que con
alguna excepción importante en el ámbito latinoamericano, el conjunto de naciones
latinoamericanas cojeando en aspectos económicos dejan ver la muleta en el ala educativa. Es decir
tal como Bolívar lo dijera, la causa prístina de la postración económica latinoamericana estriba en
el mal estado de la Educación impartida.10

Asi las cosas, lo que se visualiza claramente es que las naciones donde hay un mayor desarrollo
educativo, tienen en lo fundamental una muy buena educación, la cual por tanto en otras latitudes
por ejemplo se constituye prácticamente en la redención de la vida material de los pueblos, que
han vivido arrastrando secularmente una ruina y una desesperanza agobiadoras.

Bajo tal asunción algunos gobiernos en países latinoamericanos han sido testigos del cambio
arrolladoramente positivo del país cuando previamente se ha fortalecido la educación, no solo a
partir de los aspectos curriculares específicos, sino y por sobre todo cuando se considera de manera

8
Vèase KELLY George: Teorìa de los constructos personales.
9
En el mismo sentido, durante los primeros años del siglo XIX, Simón Bolívar el Libertador en 1826 señalaba:
“Las Naciones marchan hacia su grandeza con el mismo paso en que marcha la educación”1826.
10
Obviamente para el análisis económico, aparecen otras etiologías que no son necesariamente de carácter
educativo, entre las cuales figuran la venalidad y la corrupción rampantes en una estela de reinado de la
impunidad y la sinrazòn que campea en el ámbito latinoamericano.
capital la vida y las cualidades profesionales del Maestro de oficio. Por ello entonces, cuando a la
legión de maestros del ámbito de la educación inicial, primaria y /o de básica secundaria se le hacen
estímulos salariales y/o prestacionales, la dignidad de la persona crece se desarrolla y se impregna
en las atmosferas de las escuelas y centros educativos, donde diariamente acuden los niños y
jóvenes en proceso de formación como seres sentipensantes y futuros ciudadanos.

Pero si en cambio como ha sucedido en nuestro país, el maestro es conmiserado socialmente, es


apocado en su autoestima, vilipendiado socialmente y maltratado por el Estado, la educación
seguirá cojeando, y la calidad en los procesos educativos y pedagógicos no estarán presentes, pues
el motor que lo impulsa diariamente en el espacio cotidiano del aula no ha sido debidamente
justipreciado en su rol estratégico.11

No huelga señalar a guisa de ejemplo, las asimetrías, por decir lo menos, las aberraciones ópticas
en la observación de los estipendios salarios o monangias que los profesionales de hoy tienen en el
ámbito colombiano:

Como puede advertirse no aparece la profesión de Piloto, ni la de Educador o Profesor (Licenciado).

11
Véase. CALVO SARMIENTO, Danilo. “El maestro, la Educación y los contextos sociales de la nueva época.
Revista Edupolis. Secretaria de Educación Municipal de Cali. 2007.
Se colige a partir del cuadro anterior, que la Licenciatura, la carrera profesional en pedagogía y
Educación de la que se ofician los Maestros o profesores no es una de las 20 mejores profesiones
mejor remuneradas en el país. Podría ponerse en gracia de discusión las manifestaciones informales
de algún sector de la población que aduce que el Magisterio “ es bien remunerado” toda vez que un
grueso número de maestros y maestras tienen unas prebendas bajo el nombre de primas que le
elevan la calidad de vida a partir de un salario base nada envidiable.

Esta consideración por tanto peca de inexactitud, pues se dan casos en que aparecen bonificaciones
o primas que por su guarismo mensual resultan ridículas y casi desdeñables en su cantidad pírrica,
y leídas como cantidad de primas se proyecta una falsa imagen de abundancia y de ventaja
comparativa con otras profesiones que supuestamente no tienen ese tipo de prebendas.12

En cambio sabido es que en otras profesiones como la de los Geólogos, amén del buen guarismo
básico de salario que reciben, también les aseguran prebendas significativas distribuidas
mensualmente y por períodos específicos dentro del año, más allá de la antigüedad en el cargo
dentro de la empresa. Si se asumen racionalmente por ejemplo, las diferencias cualitativas entre la
profesión del geólogo (Una de las mejores pagas en el país) considerando sus prebendas particulares
etc, frente a las calidades oportunidades y situaciones de Stress galopante al que es sometido
diariamente el maestro o profesor típico, se encuentra que sigue siendo privilegiado el geólogo
versus el maestro, a quien le acusa un mayor cúmulo de patologías psico-orgànicas, derivadas del
sostenimiento , dirección y control diario de un promedio de 35- 40 niños /jóvenes en proceso
creciente de formación, que supone además espacios de encuentro conflictuado y hostilizado hoy
entre padres de familia, educandos y funcionarios directivos del establecimiento educativo.13

Por ello, un colofón inicial de tal situación está el hecho incontrovertible de que la profesión del
Maestro, en la actualidad està sometida a máxima tensión lo cual ha originado en Colombia
particularmente el advenimiento de nuevas patologías de orden psicológico en los profesores,
auspiciado por un Stress Intenso que desemboca en el Burnout individual, considerado como puerta
de entrada a patologías más profundas del ámbito psiquiátrico.

Es claro entender asì entonces, que un profesional sometido a múltiples presiones y bombardeado
por un sinnúmero de opiniones disparadas por las nuevas tipologías familiares que se abrogan todo
tipo de derechos, esquilmado y vapuleado socialmente por tener una profesión de baja
consideración social y mal remunerada, persona que como ser social en su familia también posee

12
En este rango aparecen primas de alimentación, prima de Transporte, Prima de clima o de zonas de difícil
acceso, etc.
13
Baste indicar aquí por ejemplo, que sumado a lo anterior se glosa la presencia cada vez más numerosa en
las escuelas de familias disruptas, que son parte de las atomizaciones de la familia tradicional y que forman
parte a su vez de las nuevas tipologías familiares en las que la sociedad y la cultura fragmentó la célula clásica
de formación humana, la cual a su vez constitucionalmente es la primer responsable de la educación de los
hijos.
distintos tipos de problemáticas, que pasan entre otros, por el eje económico, tenga finalmente un
desenlace en los laberintos psiquiátricos de una o más patologías particulares.14

Asi las cosas, es claro advertir en el escenario laboral de Latinoamérica, que con excepción de Chile,
los demás países no honran debidamente la labor estratégica del maestro y al contrario lo
esquilman, lo subvaloran en la significación social , todo lo cual , como se ha dicho atrás, se refleja
justamente en la escasa productividad de los bienes económicos y en la generación de riqueza, pues
como lo dijera en su momento Jean Paul Sartre : “la Educación de una época, es la época reflejada
en la Educación”.

Para el caso colombiano entonces, se visualiza hoy que por asuntos de la cacareada “modernidad”,
la profesión del maestro se desmejoró en la visualización que la sociedad tenía de ella, pues en la
constitución de 1821 en la constitución de Angostura, se decía :”El maestro debe ser escogido entre
los hombres más virtuosos y sabios. Este empleo será el más considerado y los que lo ejerzan serán
honrados, respetados y amados como los primeros y más preciosos ciudadanos de la República.”15

De suyo se comprende entonces, que tal proclamación constitucional debería de corresponder


igualmente una remuneración salarial dignificante, la cual no es ni la que gozan actualmente los
maestros como tampoco se goza del respeto, la consideración y el honor endilgados a comienzos
de la República.

En este aspecto por tanto, independientemente de las gradaciones o categorizaciones que el


Ministerio de Educación ha establecido para la escala salarial de los maestros, y haciendo
igualmente consideración de sobresueldos o primas conexas, lo cierto y evidente es que la esencial
remuneración al maestro guarda una minusvalía del 23% aproximadamente respecto de las
profesiones de mayor significación como la Medicina y la Geología, o la Ingeniería de Minas entre
otras del firmamento laboral colombiano actual.16
6033830
4609249
3574836

1 2
En un ejercicio típico para un educador con Maestría por ejemplo, la asignación3 promedio actual es la columna
verde,($4.609.249) pero para otro profesional del mismo nivel de escolaridad su remuneración promedio es la
amarilla (6.033.836), cuyo gradiente diferencial es 23% aproximadamente.

14 Bajo tal perspectiva puede verse entonces, la necesidad urgente de que el sector del Magisterio tenga un excelente
servicio médico no solo en las relaciones asistenciales médico-paciente (Deontología médica), sino y por sobre todo con
la oportunidad y calidad en la diagnosis y en el tratamiento múltiple y eficaz de sus desequilibrios de salud.
15
Vèase: Gómez Buendía Hernando. Educación Agenda del Siglo XXI. Editorial Tercer Mundo editores. Página 126.
16
Vèase www.tusalario.org/colombia
Asintiendo por tanto , lo real de tal situación, bajo la visual de lograr una mayor contribución a la
armonización de la patria, para que cesen los conflictos bélicos y renazca el valor de la vida, es
necesario por tanto extender beneficios de significación social salarial a los Maestros, no solo en la
perspectiva de la Vida republicana de 1821, sino también y por sobre todo, en la acepción de que lo
que expresa y realiza el adulto en su vida afectiva laboral y/o productiva, desde siempre y por
siempre , tiene sus raíces en la formación primaria , en la formación de la Educación básica, donde
se aprenden las primeras letras, donde se aprenden las segundas letras, y donde en general con
entusiasmo y alegría se insuflan las velas de la imaginación y se hace despertar el órgano de
pensamiento en los niños y jóvenes de esos niveles de escolaridad.

Desgajado del anterior razonamiento, no puede entenderse que ante las complejidades de la
sociedad actual marcada por un enjambre de asimetrías sociolaborales a las que hay que acometer
con el uso de la razòn y la inteligencia, es decir con una cognocultura pertinente, que visualice el
progreso armónico de la patria, sea indigno reclamar por parte del magisterio el reconocimiento a
su labor mediante la autorización legal de la llamada Pensión Gracia, instituida según las voces de
La Ley 114 de 1913, en medio de escenarios aquellos más pródigos, menos hirsutos y menos
complejos que los que caracterizan los tiempos del siglo XXI en su segunda década. Podría
entenderse entonces, que siendo el maestro de los tiempos actuales, un ser humano providente,
cualificado, pacifista y amante del progreso y el bienestar colectivo, éste sería el alfil que garantice
al Estado, desde su posición de generador de conocimiento y propulsor de sano pensamiento que
las futuras generaciones salgan de la manigua espesa del conflicto bélico y sin razón en que hoy se
abaten las comunidades barriales y rurales de nuestra patria.

Las energías y las vitalidades del maestro puestas al servicio de la patria por más de 20 años
continuos, tanto en el terreno de lo público, como de lo privado es digno del merecimiento a que
hace gracia la Ley mencionada y sus decretos que en tiempo más cercano la han reglamentado,
pues el espíritu de la Ley referida, dá cuenta de estimar las energías vitales del maestro
mencionadas, y por ello mismo ha tratado de adecuar su efectividad o reificación visualizando la
atmósfera social de la década de los años 80, cuando desde 1913 , seguramente el legislador
oteando lapsos o interregnos ha estimado atemperar los efectos de la norma a las necesidades de
los tiempos que acusa el educador.

Esta es razón más que suficiente, por la cual para la segunda década del siglo XXI, corridos casi 28
años de su último ajuste, las condiciones sociolaborales han cambiado en desmedro de la labor del
maestro, en la forma como en páginas anteriores se ha descrito, lo que hace tautológico entonces,
que el Estado provea la materialización de este emolumento en aras a morigerar la existencia gris
del maestro de las primeras y las segundas letras fundamentalmente.
4. PROPUESTAS Y ATISBOS DE JUSTICIA LABORAL EN LA REMUNERACION SALARIAL.

Bajo la línea de pensamiento que se ha venido desarrollando, conviene para el país en la actualidad,
hacer el esfuerzo de nivelación salarial , visualizada como medida compensatoria que debe
pretender realizar los ajustes de remuneración a la Pensión Gracia , tal como por lapsos se ha
venido haciendo desde que se promulgara la Ley de 1913 que inicialmente la creó, pues tales
ajustes, que han tomado la forma de Decretos Reglamentarios, corresponden al pleno ejercicio de
Justicia y de senso – percepción social que desde el enfoque iusnaturalista de la norma y desde la
realidades cambiantes de los últimos treinta años ha venido mostrando el desarrollo socioeducativo
y cultural de nuestro país.

Esto significa que en sana justicia la Ley se ha venido ajustando a las realidades socioeconómicas
de los maestros y a contraluz de los desarrollos de la sociedad, lo cual en efecto no se hace desde
hace 28 años aproximadamente, para lo cual se ha roto la tendencia de hacer los ajustes a la Ley
ampliando su benefactor impacto sobre la población de los maestros que cumplen las condiciones
iniciales etc. y que igualmente por su vocación y merecimiento propio hoy la reclaman justamente.

Una mirada rápida a la necesidad de neo-reglamentar para tiempos actuales la citada Ley de
Pensión Gracia, podría contemplar como propuesta, hacer una clasificación en honor de la cual los
estipendios de pensión Gracia se establezcan a contraluz de la experiencia docente, del lugar
geográfico de la enseñanza, de su formación académica, de su idoneidad y figuración
sociodemográfica en el sitio de desempeño, entre otros aristas del prisma que cada docente
representa de cara a la comunidad educativa y la comunidad vecinal.

Tal propuesta por tanto estaría en congruencia con la importancia estratégica y las necesidades que
el gobierno central prevea para cada una de las regiones contempladas seguramente en el Plan de
Desarrollo de los gobiernos. No obstante desde la perspectiva regional, asumiendo a Colombia como
un país de regiones, conviene por tanto afinar colaborativamente el pensamiento de las RAPs17 en
función de la propuesta de incluir para la masa magisterial de cada región la reglamentación de la
Pensiòn Gracia, por fuera de las posibles admoniciones que el antiguo CORPES o las RAPs puedan
endilgarle.

De esta manera por lo tanto, la famosa inversión billonaria en Educación dejará de ser una falacia,
puesto que si bien el gobierno hace compras e inversiones en infraestructura para educación
(Construcciones de nuevos colegios y megacolegios, compra de computadores, tablets,
Restaurantes escolares etc), Plan de la Jornada única etc, no está considerando que las paredes ni
los aparatos o equipos por sí solos no serán garante exclusiva de una calidad educativa, sino está
de por medio la labor entusiasta y cualificada de un Maestro bien Remunerado por sus acciones
educativas desarrolladas con denuedo a lo largo de 20 años o más aportados a la transformación de
la patria.

17
Derívase del antiguo CORPES que ya no existen o fueron desmontados por fuerza de las prácticas de
política Nacional, y los que son reemplazados por las Regiones Administrativas y de Planificación RAP.
NOTAS BIBLIOGRAFICAS Y DOCUMENTALES

BRONOWSKY, Jacob. El ascenso del hombre. Ediciones Addison Wesley. 1980.

CALVO SARMIENTO, Danilo. El maestro, la educación y los contextos sociales de la nueva época.
Revista Edupolis. Secretaria de Educación Municipal de Cali. 2007.

DELEUZE, Gilles, Guattari, Félix. Subjetividades contemporáneas. Rizoma. Ediciones Morata 2005.

DRUKER, Peter. La sociedad Postcapitalista. Ediciones Norma. 1998.

HTTP://TUSALARIO.org/colombia

KELLY , George. Teorìa de los Constructos personales.