Está en la página 1de 3

FUNCIONAMIENTO DE UNA CAFETERA ELECTRICA

La cafetera optimizo un proceso que estaba dividido en varias partes por


separado, y las junto en una misma máquina. Antes para hacer café se
debía calentar agua, colocar café en el filtro e ir vertiendo el agua
lentamente hasta que se hacia el café.

Las cafeteras eléctricas cuentan con un mecanismo de trabajo simple.


Se basan en una resistencia que utiliza la energía eléctrica para generar
calor (efecto Joule) y calentar el agua del depósito de la cafetera, para
luego bombearla a punto de ebullición al compartimiento donde se
coloca el polvo de café. se basa en la transformación de energía
eléctrica en calor, en cambios de presión, y en magnetismo. Estos tres
tipos de energía entran en acción con el fin de producir el café.

Primeramente, se debe llenar el depósito de agua. Una vez lleno, una


bomba lleva el agua al lugar donde se calienta. El calentamiento se
produce por una resistencia eléctrica.

Una vez que llega el agua caliente al compartimiento del café, se realiza
un proceso de filtrado con ayuda de un papel filtro o un filtro de material
poroso y cae la bebida caliente a una jarra, que se mantendrá a
temperaturas elevadas para que el usuario pueda disfrutar de su café
bien caliente en todo momento.

Los materiales para realizar cafeteras son diversos y van desde el metal,
hasta los plásticos, pasando por el vidrio y materiales compuestos. Existen
cafeteras de uso doméstico, superautomáticas, industriales, de café
americano, para polvo saborizado, para café turco, etc.
Tipos de las Cafeteras
Cafetera de filtro o goteo

Es un depósito de agua que se calienta y se hace pasar a través del café


molido que está depositado sobre un filtro de papel o de malla de
Aluminio o acero. El agua pasa lentamente a través del café
medianamente molido, y cae gota a gota por gravedad hasta una jarra
usualmente de cristal que se encuentra sobre una base eléctrica que lo
mantiene caliente. Ideal para preparar varias tazas de café. Los filtros
pueden ser permanentes o desechables (hechos de papel). Es
importante verificar que tenga sistema anti goteó, para poder quitar la
jarra antes de que haya terminado todo el proceso y el café no caiga
por goteo. Es fácil de usar y se puede dosificar la cantidad de café.
Cafetera expreso, espresso o exprés

Es la más sofisticada y se puede preparar el café como el que sirven en


restaurantes o cafeterías. Lo más importante en este sistema es la presión,
a mejor presión, mejor café, pueden ser manuales o automáticas. Las
primeras permiten regular la cantidad de agua. El mecanismo consiste en
hacer pasar el agua caliente regularmente a 90°C a una presión de 8-15
atmósferas durante 20 a 30 segundos a través de un filtro en donde se
encontrará un café finamente molido, para luego salir por una boquilla
consiguiendo un café con gran aroma y sabor. Usualmente constan de
un portafiltro, filtro, boquilla para espumar la leche y la bomba de presión,
ésta determina la cremosidad del café. La preparación se hace en
menos de 2 minutos (de ahí el nombre expreso).

Existen diferentes modelos cuya diferencia más significativa es el tipo de


impulso o mecanismo que empuja al vapor de agua:

 Vapor: funcionan con la salida de éste por su propia presión, sin el


primer tipo de máquinas de café express.
 Palanca o Pistón: se debe empujar la palanca hacia abajo para
hacer que salga el vapor de agua, cuanto más fuerte se empuja
se obtiene mayor presión. Existen algunas con un resorte que una
vez soltado dejan el tiro de café a una presión determinada (de 8
a 10 bares).
 Bomba: la mayoría de las máquinas de las cafeterías son de este
tipo, el vapor de agua es impulsado por medio de un motor.
 Aire comprimido: algunas usan botellas de aire comprimido para
impulsar el vapor de agua, son recientes y generalmente son más
pequeñas.
Cafetera percoladora

Percolar significa que se hace pasar una sustancia soluble a través de


una sustancia permeable, especialmente con el propósito de crear un
compuesto soluble, en el caso de la elaboración de café, la sustancia
soluble es agua, la sustancia permeable es el café molido y el compuesto
soluble es el café elaborado.

En su interior se pone agua fría y cuenta con una canastilla ubicada en


la parte interna superior para agregar el grano de café, que debe ser
molido grueso. Se basa en el movimiento ascendente que desarrollan los
líquidos al calentarse. El líquido del pequeño recipiente se encuentra más
caliente que el resto por lo que tiende a subir por el tubo que está situado
encima de él, pasando a la zona superior donde cae sobre el cazo-filtro
que contiene el café molido. El café molido vuelve a caer al recipiente
principal y al estar más frío que el resto ayuda a continuar el movimiento.
Estas cafeteras encienden un indicador luminoso cuando el café está listo
para retirar el grano junto con la canastilla para que no se amargue el
café. Tiene una llave dispensadora colocada en su parte inferior externa.

El percolador cuenta con un recipiente metálico en forma cilíndrica, que


en su parte inferior central tiene un pequeño receptáculo más deprimido
que el resto del fondo, a este, se le coloca otra pieza con un tubo vertical
que está unido a un pequeño cazo perforado donde se deposita el café,
también con una tapa perforada.