Está en la página 1de 6

La Tundra es un bioma carente de árboles que se extiende por las latitudes circumpolares de la

Tierra, más allá de las regiones donde pueden crecer los bosques (la palabra tundra procede del
finlandés y significa “ terreno yermo o desarbolado”). Es una región con espectaculares cambios
estacionales. Es durante el verano, con muchas horas de sol diarias, cuando se produce el gran
cambio del paisaje, con la fusión de la nieve, el desarrollo de la vegetación y la proliferación de la
vida animal.

La tundra tiene una distribución circumpolar en el Hemisferio Norte pero en el Hemisferio Sur
solamente se encuentra en la Península Antártica e islas adyacentes. Es tan fría que los árboles no
pueden sobrevivir. La vida vegetal tiende a ser de crecimiento bajo y, durante el breve verano, las
aves llegan en grandes cantidades para alimentarse de los insectos que nacen en este período.
Algunas especies animales son: herbívoros, caribú, reno, lemmings; carnívoros, oso polar, lobo,
zorra y aves de presa.

Se observan regiones ecológicamente similares, aunque más pequeñas, por encima del límite
superior de los bosques en las montañas elevadas, incluso en los trópicos; dichas regiones reciben
el nombre tundra alpina.

Clima. Veranos frescos e inviernos muy fríos caracterizan la zona de la tundra, en el límite más al
norte del crecimiento vegetal. Áreas de baja precipitación, que deberían ser como desiertos,
permanecen húmedas debido a que la evapotranspiración es baja (debido a las bajas
temperaturas) y el suelo congelado (permafrost) retiene agua. Con frecuencia, los vientos son
severos. La longitud del día varía al máximo con la estación: iluminados todo el tiempo en el
verano mientras que en invierno solamente hay oscuridad; esto afecta de manera importante a la
biota.

Suelos. La tierra permanece constantemente congelada, variando la profundidad del permafrost


con las temperaturas del aire de áreas diferentes. Los suelos con frecuencia son gleys,
pobremente drenados y alternadamente húmedos y secos; debido a esto, presentan mezclas de
óxido ferroso gris y óxido férrico rojizo debido a que ellos son alternativamente reducidos y
oxidados. Por todas partes se encuentra suelos recién formados y rocas desnudas, expuestas por
glaciares que se retiran. Todo esto resulta en que hay grandes áreas con muy bajo contenido en
nutrientes.

Vegetación. Este es un hábitat básicamente de dos dimensiones, con arbustos de hasta varios
metros en la región sur pero que se hacen cada vez más y más pequeños a medida que se va hacia
el norte; al final, la vegetación está aplastada sobre el suelo (principalmente sauces), junto con
musgos y líquenes. En el norte no hay vegetación debido a mayores extremos climáticos. En las
áreas más secas, las gramíneas son importantes mientras que en las más húmedas, las especies
importantes son las ciperáceas. En un mismo lugar, las áreas bajas puede ser muy húmedas
mientras que los cerros pueden ser muy secos; esto es debido a la combinación de baja
precipitación y persistente agua superficial, así que hay una variación importante en las
comunidades vegetales aún en este ambiente simple.

Diversidad. La diversidad vegetal y animal global es baja, ya que es un ambiente riguroso y


estructuralmente simple; la diversidad disminuye hacia el norte hasta la zona polar, que es una
zona esencialmente sin vida. Muchos grupos taxonómicos importantes, tanto de plantas como de
animales, están pobremente representados o ausentes. Entre los grupos dominantes de plantas se
encuentran las Cyperaceae, Graminae, Salicaceae y las Cruciferae. Los únicos mamíferos presentes
son aquellos que son activos durante el invierno, sea encima o debajo de la cubierta de nieve. El
permafrost impide cavar profundamente y, por lo tanto, la hibernación; también las temperaturas
son tan bajas que no permitiría que los animales hibernantes mantengan temperaturas corporales
adecuadas para sostener el metabolismo durante todo el invierno (la ardilla terrestre ártica es una
excepción notable). Unas pocas aves son activas durante el invierno pero la gran mayoría migran
hacia el sur luego de una breve estación de apareamiento. La diversidad de algunos grupos de
aves, particularmente gallinetas, es alta durante la estación de reproducción. Están ausentes,
básicamente, los animales ectotérmicos ("de sangre fría"); las arañas y algunos grupos de insectos
están moderadamente bien representados.

Adaptaciones Vegetales. La mayoría de las plantas de la tundra crecen aplastada sobre el suelo,
aún aquellos miembros de géneros que se presentan como arbustos o árboles más hacia el sur,
con todo o parte de sus tallos, hojas, y aún flores, densamente peludas; estas son adaptaciones
contra la desecación por los vientos secos. Algunas plantas son tan bajas y están tan apretadas que
merecen el nombre de "plantas cojines". Las flores, por lo menos de algunas especies, se proyecta
bien por encima de esta alfombra para ser notadas por los polinizadores. Algunas flores tienen
forma de parábola para reflejar la luz solar hacia el centro donde los insectos (polinizadores o no)
puedan descansar y aumentar su temperatura. Algunas flores son heliotrópicas, enfrentando el sol
a medida que este se mueve y así aumentan la temperatura. En este hábitat abierto y ventoso, la
mayoría de las semillas son dispersadas por el viento. También hay muchas adaptaciones a suelos
pobres: las leguminosas tienen nódulos radiculares con bacterias que transforman el nitrógeno
atmosférico en nitratos que pueden ser usados por las plantas; algunas plantas crece solamente
alrededor de algunas áreas de alto uso por animales, donde los excrementos nitrogenados son
aprovechados en lugar de los nutrientes del suelo. Es difícil que se establezcan las semillas por lo
que la mayoría de las plantas son perennes. El crecimiento vegetal es lento por lo que muchas
hierbas florecen cuando todavía son muy pequeñas.

Adaptaciones Animales. Las aves árticas son principalmente aquellas que tienen alas largas y que
vuelan rápidamente, como las aves acuáticas y las costeras, que son capaces de hacer unos viajes
migratorios largos y efectivamente utilizar la alta productividad de este ambiente durante el
verano y escapar de su rudeza invernal. Algunas mamíferos y aves toman, como camuflage, el
color blanco durante invierno y el marrón en el verano. Los insectos están representados
principalmente por grupos acuáticos, que se protegen de los extremos del invierno bajo agua;
muchos usan el glicerol de sus tejidos corporales como anticongelante. Las especies e individuos
grandes de los vertebrados endotérmicos ("de sangre caliente") se ven favorecidos debido a sus
bajas relaciones superficie/volúmen y sus apéndices cortos; todo esto minimiza las pérdidas de
calor. Los depredadores grandes que comen una variedad de presas son favorecidos, lo mismo
que los herbívoros generales.

Efectos Humanos. Históricamente, este bioma ha sostenido densidades poblacionales humanas


muy bajas, así que ha habido muy poco efecto sobre las comunidades vegetales terrestres hasta
tiempos recientes, cuando la tecnología ha permito un uso más intenso del terreno para
propósitos como la extracción de petróleo. Esto ha tenido un efecto general muy pequeño sobre
el ambiente de la zona pero el peligro potencial de derrames de petróleo y otros contaminantes
químicos ha aumentado. Aún niveles bajos de perturbación pueden tener un intenso efecto local
ya que la vegetación se regenera muy lentamente. Cuando se altera el permafrost, con tráfico de
vehículos pesados por ejemplo, el deshielo resultante cambia el régimen hídrico sustancialmente,
reemplazando la tundra con un pantano. La presión de caza por los nativos sobre los animales
árticos mayores era ligera hasta que se dispuso de armas modernas, lo que ha resultado en la
desaparición de algunas especies en algunas áreas.

Cuáles son las características ambientales de la tundra

Una tundra es el más frío de todos los hábitats geográficos grandes, también conocidos
como biomas. Hay dos tipos de tundra, alpina y ártica. La tundra alpina se encuentra
por encima de la línea de árboles en las altas montañas de todo el mundo. La tundra
ártica se encuentra en el hemisferio norte y se extiende desde el polo norte hacia el sur,
hasta que se reúne con los bosques del norte de Canadá y Rusia. Hay características
comunes que comparten ambos tipos de tundra.

TUNDRA
INFORMACIÓN Y CARACTERÍSTICAS
La tundra es el bioma más frío del planeta, lo que se deduce desde el significado de su nombre:
“llanura sin árboles”. Es prácticamente un desierto polar que se caracteriza principalmente por
un clima sumamente frío, fuertes vientos, pocas precipitaciones, suelo pobre en nutrientes, baja
diversidad biológica, vegetación baja y de estructura sencilla y estaciones de crecimiento
cortas. Sin duda, el paisaje de la tundra es más conocido por la capa de nieve y hielo que cubre
montes y parte del suelo.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA DE LA TUNDRA


La tundra se ubica en latitudes altas en las regiones polares, principalmente en el hemisferio
norte de la Tierra, y abarca lugares como Siberia, Alaska, Islandia, la parte sur de Groenlandia,
el norte de Canadá y Europa (incluyendo Rusia y Escandinavia), el norte de la Antártida e islas
subantártica y zonas entre Chile y Argentina. Debido a los fuertes vientos, las escasas
precipitaciones y el clima frío, las cimas de las montañas también poseen este bioma.

Hay 3 tipos básicos de tundra:

Ártica.
Se localiza en el hemisferio norte por debajo de las capas de hielo ártico, y se extiende hasta el
límite de los bosques de coníferas de la taiga. Cerca de la mitad de Canadá y una buena porción
de Alaska están dominadas por la tundra.
Alpina.
Está en las montañas de cualquier lugar del mundo, a alturas donde no crece ningún tipo de
árbol. A diferencia de la tundra ártica, sus suelos suelen estar bien drenados, y por lo tanto, no
tienen permafrost.
Antártica.
Un tercer tipo, la tundra antártica, es la menos común. Se presenta en el continente y en algunas
islas como las Kerguelen y en el Territorio británico de ultramar de las Islas Georgias del Sur y
Sandwich del Sur.
CLIMA DE LA TUNDRA
Debido a su proximidad con los polos, el clima de la tundra se mantiene bajo cero durante la
mayor parte del año, es decir, de 6 a 10 meses. En la tundra ártica la temperatura promedio es
de -12 a -6 ºC; en invierno el promedio es de -34 ºC y en verano alcanza hasta -3 ºC. Las
temperaturas de la alpina pueden ser ligeramente más cálidas, al registrarse en verano unos 10
ºC; sin embargo, durante las noches descienden varios grados bajo cero.

En general, los inviernos en la tundra son extremadamente fríos, oscuros, largos y secos y
pueden llegar hasta los -70 °C. Aunque la mayoría del año presenta nevadas, en el verano se
mantiene un clima menos helado de -28 °C y con algunas lluvias ligeras. Las precipitaciones, a
menudo en forma de nieve, oscilan entre los 150 y 250 milímetros al año, una cantidad aún
menor que la de los desiertos cálidos.

LA TUNDRA Y SU FLORA
En la tundra no existen árboles ya que no sobrevivirían con tales temperaturas, pero sí crecen
plantas bajas y hasta 400 especies de plantas con flores. Además de las condiciones
climatológicas y la escasez de precipitaciones, la falta de descomposición de elementos
orgánicos hace que la tierra no sea nutritiva para que exista gran vegetación. Esta crece de
forma dispersa, con algunos parches más abundantes que otros como consecuencia de las
variaciones de humedad y otros factores.

Se estima que en la tundra ártica y subártica existen unas 1,700 especies de plantas que
incluyen pastos y hepáticas. Los musgos conforman la vegetación más común, pues debido a
que solo miden unos 10 centímetros y se encuentran cerca del suelo, soportan los fuertes
vientos sin ser arrancados y en invierno están protegidos por la nieve.

En este bioma prosperan los brezales, las juncias y algunos arbustos enanos, así como líquenes.
Las plantas en cojín encuentran su lugar entre las depresiones de las rocas, donde están
resguardadas de los vientos y el ambiente es un poco más cálido. En la tundra alpina se hallan
pastizales tussok, brezales y hasta árboles enanos.

LA TUNDRA Y SU FAUNA
Los animales de la tundra están físicamente adaptados a este tipo de clima. Poseen largo pelaje
y están protegidos por capas gruesas de grasa debajo de su piel. Algunos de ellos son de color
blanco, lo que les permite camuflarse entre la nieve y huir de sus depredadores. En general, en
la tundra habitan renos, caribúes, liebres, zorros árticos, lobos, halcones, bueyes almizcleros,
osos polares y varias especies de aves. En los litorales viven focas y lobos marinos.
Específicamente, la tundra ártica es hogar de lobos, zorros árticos, osos polares, lemmings,
ardillas, liebres árticas, caribúes, arvicolinos, cuervos, halcones, colimbos, gaviotas, abejorros
árticos, polillas, moscas negras y saltamontes, mientras que la fauna de la tundra alpina, que
carece de osos polares y otras especies propias únicamente del Ártico, incluye cabras monteses,
pikas, marmotas, ovejas, mariposas y saltamontes.
CARBONO EN LA TUNDRA
Más de un tercio del carbono (C) obtenido del suelo es encontrado en los biomas de taiga y
tundra. Actualmente se considera a estas regiones excelentes fuentes de carbono gaseoso, pero
cuando el permafrost se derrite, el C se libera al aire en forma de dióxido de carbono y metano.
Este hecho representa una amenaza para el medio ambiente, debido a que estos gases
contribuyen al calentamiento global.

PAISAJE DE LA TUNDRA
En la tundra son visibles cadenas montañosas y áreas despejadas y aparentemente desiertas. En
verano puede observarse los colores de la vegetación y de las flores, pero en invierno todo se
cubre de nieve. La tundra ártica es particular por el suelo congelado durante la mayor parte del
año, al que se denomina permafrost.

http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2008/05/10/9142 3, La Tundra (Bioma Tundra)

http://www.jmarcano.com/nociones/bioma/tundra.html

http://www.bioenciclopedia.com/tundra/

https://youtu.be/Syu7uqvyQCk