Está en la página 1de 6

Solución de Blasius.

Blasius obtuvo una solución exacta para la capa límite laminar en una placa plana
infinitesimalmente delgada, resolviendo por primera vez en 1980 la ecuación de cantidad de
movimiento y la ecuación de continuidad.

𝜕𝑢 𝜕𝑢 𝑔𝑐 𝜕𝑃 𝜇 𝜕2 𝑈
𝑢 +𝑣 =− + (1) Ecuación de cantidad de movimiento
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜌 𝜕𝑥 𝜌 𝜕𝑦 2

𝜕𝑢 𝜕𝑈
+ = 0 (2) Ecuación de continuidad
𝜕𝑥 𝜕𝑦

Consideraciones en una capa límite laminar:

 El flujo es estacionario, incompresible y bidimensional en el plano xy.


 El No. Reynolds es suficientemente alto como para que la aproximación sea razonable.
 La capa laminar permanece así sobre el rango de interés.
 El flujo exterior se obtiene cuando se ignora la capa límite, porque se supone que es muy
delgado, U(x)=V=U= constante.
𝑑𝑈
 𝑑𝑥
= 0 , no permanece término de gradiente de presión en la ecuación de cantidad de
movimiento en x de la capa límite.
 La velocidad (U) en dirección solamente en x, no varía en dirección y;
𝜕𝑈 𝑔𝑐 𝜕𝑃
𝑈 =− (3)
𝜕𝑥 𝜌 𝜕𝑥

La ecuación de cantidad de movimiento (1) y la ecuación de continuidad (2), se convierten en:

𝜕𝑈 𝜕𝑈 𝑔𝑐 𝜕𝑃 𝜇 𝜕 2 𝑈
𝑈 +𝑣 =− + (4)
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜌 𝜕𝑥 𝜌 𝜕𝑦 2

Sustituyendo ec. (3) en la ecuación de cantidad de movimiento (1),

𝜕𝑈 𝜕𝑈 𝜕𝑈 𝜇 𝜕 2 𝑈
𝑈 +𝑣 =𝑣 + (5)
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑥 𝜌 𝜕𝑦 2
𝑑𝑈
Considerando una capa límite de gradiente de presión cero; = 0 (6)
𝑑𝑥

𝜕𝑢 𝜕𝑢 𝜇 𝜕 2 𝑢 𝜕𝑢 𝜕𝑈
∴𝑢 +𝑣 = (7) 𝑦 + = 0 (2)
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜌 𝜕𝑦 2 𝜕𝑥 𝜕𝑦

Las ecuaciones anteriores son ecuaciones diferenciales parciales que describen el paso de un flujo
laminar por una placa plana. La ec. (7) es de tercer orden, tres condiciones de frontera deben de
ser especificadas.

Así se puede obtener una solución particular para u y v en función de x y y.

Condiciones de frontera:
Superficie de la placa; Borde de la capa límite;

y=0 y= ∞
u=0 u=U
v=0

Se involucra la función corriente 𝜑(x,y) para simplificar el sistema de tal forma que se cumplan las
siguientes relaciones:

𝜕𝜑 𝜕𝜑
= 𝑢 (8) = −𝑣 (9)
𝜕𝑦 𝜕𝑥

Satisfacen las dos dimensiones (dimensionalidad) de la ecuación de continuidad

Así nos independizamos de la ecuación de continuidad y nos queda:


𝜕𝜑 𝜕 2 𝜑 𝜕𝜑 𝜕 2 𝜑 𝜕3𝜑
− = −𝑣
𝜕𝑦 𝜕𝑥𝜕𝑦 𝜕𝑥 𝜕𝑦 2 𝜕𝑦 3

Las condiciones límite de esta ecuación para 𝜑(x,y) son:

𝜕𝜑
C.L.1: en y=0, 𝜕𝑥 = 𝑣𝑦 = 0 para x≥0

𝜕𝜑
C.L.2: en y=0, = −𝑣𝑥 = 0 para x≥0
𝜕𝑦
𝜕𝜑
C.L.3: cuando y→∞ 𝜕𝑦
= −𝑣𝑥 → −𝑣∞ para x≥0
𝜕𝜑
C.L.4: en x=0, 𝜕𝑦 = −𝑣𝑥 = −𝑣∞ para y>0

En las relaciones no aparece ninguna característica en la geometría, por ello se puede suponer la
similitud.

La clave para la solución es la suposición de similitud (“principio de similaridad”). Este principio se


deriva a partir de condiciones de similaridad geométrica, es decir dos cuerpos son similares
cuando la relación entre sus dimensiones permanece constante, se extiende a otras propiedades.
Entonces, decimos que dos sistemas son físicamente similares cuando las relaciones entre sus
dimensiones, fuerzas actuantes, velocidades, temperaturas etc. son proporcionales entre sí. Esto
equivale a emplear un nuevo modelo en función de variables adimensionales obtenidas a partir de
variables dimensionales y cuyos valores son válidos, tanto para el sistema original como para el
nuevo modelo. Estas variables se conocen como variables de similaridad y el problema consiste en
encontrar las variables de similaridad apropiadas para cada caso. Es decir, a través de un análisis
dimensional así encontrar las variables características de manera lógica que estén en orden con el
sistema.

Puesto que Uo es constante, el campo exterior no introduce en el problema una longitud


característica (como podría ser la distancia que caracteriza el gradiente de dicho campo), y
tampoco la placa tiene una longitud característica, pues su extensión es semi-infinita. Por otro
lado, como [v]=[L2/T], tampoco podemos formar una distancia característica a partir de v, pues
como el problema es estacionario no hay un tiempo característico. En definitiva, el problema
depende de los siguientes parámetros: x, y, ν, U0 . Con ellos se pueden formar sólo dos
combinaciones adimensionales independientes, que se pueden elegir como;

𝑦 𝑌 𝑦 𝑈𝜌 1/2
ƞ= = , ƞ= ( ) (10)
𝑥 𝑋√𝑅𝑒 2 𝜇𝑥

La ecuación (7) se reduce a una ecuación diferencial ordinaria, a través de la variable similitud (ƞ)
que combina las variables independientes x y y en una variable adimensional independiente, de tal
forma que la función corriente nos queda expresada como el producto entre un factor escalar [No.
Reynolds = (μxU/ƿ)1/2] y una función conocida como factor de forma [Φ(ƞ)]:

𝜇𝑈𝑥 1/2
φ=( ) ∅ (11)
𝜌

El desarrollo matemático en las ecs. (10) y (11), para obtener las expresiones buscadas para los
términos que aparecen en la ec. (7) son las siguientes:

𝑈
𝑢 = ∅´ (12)
2
𝜕𝑢 𝑈ƞ
=− ∅´´ (13)
𝜕𝑥 4𝑥
𝜕𝑢 𝑈 𝑈𝜌 1/2
= ( ) ∅´´ (14)
𝜕𝑦 4 𝜇𝑥
𝜕 2 𝑢 𝑈 𝑈𝜌
= ∅´´´´ (15)
𝜕𝑦 2 8 𝜇𝑥
1
1 𝜇𝑈 2
𝑣 = ( ) (ƞ∅´´ − ∅) (16)
2 𝜌𝑥

Donde ∅´,∅´´,∅´´´ son la primera, segunda y tercera derivadas de ∅ en función de ƞ.

Sustituyendo las ecs. (12) a (16)en la ec. (7) de cantidad de movimiento.

𝜕𝑢 𝜕𝑢 𝜇 𝜕 2 𝑢
𝑢 +𝑣 = (7)
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜌 𝜕𝑦 2

1
𝑈 𝑈ƞ 1 𝜇𝑈 2 𝑈 𝑈𝜌 1/2 𝜇 𝑈 𝑈𝜌
∅´ (− ∅´´) + ( ) (ƞ∅´´ − ∅) [ ( ) ∅´´] = ( ∅´´´´ )
2 4𝑥 2 𝜌𝑥 4 𝜇𝑥 𝜌 8 𝜇𝑥

Haciendo operaciones algebraicas;

∅´´´´ + ∅∅´´ = 0 (17) Donde está ecuación es diferencial ordinaria, no-lineal de tercer orden.

Las condiciones de frontera se deducen como:

Ƞ=0 ƞ= ∞
∅=0 ∅´=2
∅´=0 corresponden para y=∞
Corresponden para y=0

Las tres condiciones de frontera anteriores son suficientes para permitir una solución para la ec.
(17), pero su solución analítica es bastante compleja por lo que Blasius resolvió la misma por
expansión en series alrededor de ƞ=0 y mediante una expansión asintótica para grandes valores
de ƞ, que luego son igualadas para un valor apropiado de ƞ.

La solución para la ec. (17), está en función de ∅, por medio expansión de las series de Taylor.
Ƞ2 Ƞ3
∅ = 𝐶0 + 𝐶1Ƞ + 𝐶2 + 𝐶3 + ⋯ (18)
2! 3!

Diferenciando la ec. (18) , con respecto a Ƞ.

2𝐶2Ƞ 3𝐶3Ƞ2 4𝐶4Ƞ3


∅´ = 𝐶1 + + + +⋯ (19)
2! 3! 4!

Alrededor de ƞ=0, ∅ y ∅´ son ceros y C0 y C1 deben ser ceros. Los valores de la serie de ∅,∅´´y ∅´´´
son sustituidas en la ec. (17), obteniendo;

𝐶22 𝐶5 2
𝐶3 + 𝐶4Ƞ + ( + ) Ƞ + ⋯ = 0 (20)
2! 2!

La variable de similitud ƞ debe tener valores desde cero a infinito, los coeficientes de ƞ deben de
ser cero. Entonces:

C3=0
C4=0
𝐶22 𝐶5
+ =0
2! 2!

Todas las condiciones que no son cero deben de ser expresadas en términos de C2, el resultado es
el siguiente:

𝐶2Ƞ2 𝐶22 Ƞ5 11𝐶2Ƞ8 375𝐶24 Ƞ11


∅= − + − + ⋯ (21)
2! 5! 8! 11!

La ecuación (21) es la solución en serie de la ecuación (17), está satisface las condiciones de
frontera para Ƞ = 0. Las tres condiciones de frontera 𝜑 = ∞ y ∅´´ = 2, son usadas para evaluar
C2. La ecuación de Blasius también se puede resolver mediante técnicas númericas, por ejemplo
empleando la técnica “Shooting” o bien mediante transformaciones en una ecuación diferencial
de segundo orden para luego aplicar diferencias finitas y el algoritmo de Thomas. Otras
alternativas es el método mejorado de Euler y Runge-Kutta.

Usando métodos numéricos, Gold-Stein obtiene un valor de 1.32824 para C2. La tabla 10-1
muestra los valores de ∅, ∅´, ∅´´ como funciones de ƞ determinados por Howarth, los cuales son
𝑈
más exactos que los valores originales dados por Blasius. Valores de u/U de la ecuación 𝑢 = 2 ∅´,
también son incluidos. Se muestran los valores en las figuras (1-3).

Fig1. Tabla de Valores Φ,Φ´,Φ´´ y u/U.

Fig2. Gráfico Φ,Φ´,Φ´´ o u/U vs ƞ.