Está en la página 1de 235

ADMINISTRACION DE EDIFICIOS,

VILLAS Y CONDOMINIOS

INSTITUTO INMOBILIARIO DE CHILE

2006

PATROCINA

ROGER DEBARBIERI OLATE

1
ADMINISTRACIÓN DE EDIFICIOS, VILLAS Y CONDOMINIOS

INDICE

1.- Introducción a la Administración de Edificios 3

2.- Texto de la Ley Nº 19.537 Copropiedad Inmobiliaria 9

3.- Reglamento de la Ley Nº 19.537 21

4.- Reglamento Instalaciones Interiores de Gas 31

5.- Legislación Laboral 99

6.- Edificios Inteligentes 108

7.- Nociones de Administración de Empresas 123

8.- Antenas Repetidoras y Torres de Alta Tensión 138

9.- Sistemas de Seguridad en Condominios 148

10.- Nociones de electricidad 157

11.- Nociones de Edificación y Materialidad 159

12.- Varios artículos bajados desde Internet 176

13.- D.L. 3.516 – 1980 División de Predios Rústicos 220

14.- Seguros 226

15.- Cuestionarios de Evaluación 228

2
ADMINISTRACIÓN DE EDIFICIOS, VILLAS Y CONDOMINIOS
1.- Introducción a la Administración de Copropiedad Inmobiliaria.
Del escritorio de Roger Debarbieri O., Presidente del Instituto Inmobiliario de Chile

LA ADMINISTRACION DE COPROPIEDAD INMOBILIARIA:

Como introducción al tema de Administración Inmobiliaria se ha resumido la historia de esta profesión en los Estados Unidos pues resulta
ser la más cercana a nuestra realidad con los desfases lógicos de un país en vías de desarrollo frente a una de las principales economías
del mundo, pero que al avanzar en la historia vamos encontrando similitudes y situaciones producidas que, con diferente fundamento, han
tenido los mismos efectos principales y secundarios en nuestro medio, con la excepción de los acontecimientos de guerra y posguerra.

Sin entrar en mayores detalles, la administración inmobiliaria en Chile se desarrolla, primero sobre unidades individuales o pequeños
grupos de bienes raíces del un mismo propietario. Esta administración, al avanzar las décadas del 40 y 50 se convierte en una exclusiva
gestión de confianza loa que es atendida directamente por los bancos, que crean Departamentos de Comisiones de Confianza,
exclusivamente para ofrecer este servicio a sus clientes.

Con el crecimiento del mercado inmobiliario en Chile y, fundamentalmente, con el desarrollo de los edificios de habitación y oficinas de
profesionales de los cascos centrales, ya hacia finales de los años 50 se traslada parte de esta gestión a los corredores de propiedades
inscritos en los registros de corredores y de administradores en el Ministerio de Economía.

Los primeros administradores de edificios se limitaban a la gestión contable y legal y dejaban en manos de los Mayordomos la
responsabilidad física del inmueble. Esta forma de gestión se popularizó hacia finales de los años 50. Ya a comienzos de la década del 60
se inicia con fuerza la edificación de edificios de mediana altura que comienzan a requerir mayor dedicación para su manejo; aparecen las
centrales térmicas, las baterías de ascensores, los sistemas de seguridad, las fuentes de energía propias y otros adelantos que van
obligando a los administradores individuales a dejar el campo a las empresas profesionales. Esta tendencia se extendió durante toda la
década del 70. Habían aparecido las primeras empresas dedicadas a la administración inmobiliaria profesional las que contaban con
equipos de profesionales en la casi totalidad de los requerimientos de un edificio de apartamentos. Estas empresas junto a los
administradores individuales redujeron notoriamente la intervención bancaria, tanto por los cobros más bajos como por el trato
personalizado que éstos últimos ofrecían. La tendencia fue a desaparecer este servicio bancario quedando casi totalmente en manos de
los agentes del mercado inmobiliario.

A finales de los 80 la administración de inmuebles ya es técnicamente profesional obligada por el importante avance de la tecnología en
general y la edificación en particular. Hoy al iniciarse el nuevo siglo, los administradores como persona natural están centrados en los
edificios de media altura y en condominios residenciales e industriales y las empresas administradoras tienen el liderazgo sobre los
edificios institucionales, los edificios de altura, los malls, los Parques del Recuerdo y otros tipos de comunidades de gran volumen de
unidades y/o inquilinos.

La Historia de la copropiedad en Estados Unidos:

La administración inmobiliaria profesional es la gestión administrativa y de mantenimiento de una propiedad inmobiliaria de acuerdo a los
objetivos del propietario. Incluye además la planificación del futuro de la propiedad mediante propuestas de actuación física y fiscal que
hagan aumentar el valor de ésta. (Generación de plusvalías).

La aparición de la administración inmobiliaria como campo profesional específico se debe a tres factores: (1) el desarrollo de un marco
legal que garantizaba a los individuos el derecho de posesión de bienes inmuebles, (2) el aumento de complejidad y tamaño de los
edificios y sus componentes, y (3) la evolución de las condiciones económicas, que planteó la necesidad de una administración y
asesoramiento profesionalizados para conseguir un rendimiento financiero sólido.

El desarrollo de esta profesión coincide con el crecimiento de las ciudades y de la demanda de espacios de arriendo. Tras la Revolución
americana, las ciudades comenzaron a aumentar en número y tamaño, y el uso intensivo del suelo en ellas creó nuevas oportunidades de
inversión. Para los ricos capitalistas, los bienes inmuebles pasaron a constituir una alternativa de inversión de sus ganancias. Sin
embargo, no siempre la administraban con eficacia, pues no era su actividad principal, y, a menudo, esa administración les resultaba una
pesada carga. Solo unos pocos hicieron de la administración profesional una actividad más rentable , pero todavía la intermediación
inmobiliaria era la actividad más lucrativa.

Con la llegada de la revolución Industrial las ciudades continuaron creciendo. El desarrollo de la mecanización sacó la producción de
materiales y artículos de consumo de las casas y las llevó a las fábricas. Los ferrocarriles permitieron desplazar con rapidez alimentos y
otros bienes por todos los Estados Unidos, y al acabar la Guerra Civil la población volvió a crecer con rapidez, y con ella, la construcción
urbana. La gente no dependía ya tanto de la agricultura como medio de vida, pues los avances en conocimientos y herramientas de
plantación y cultivo multiplicaron el número de personas a quienes podía alimentarse con una Há de tierra, así como la superficie cultivable

3
que podía trabajar un solo individuo. Los edificios de oficinas y grandes hoteles empezaron a invadir las ciudades , y requerían una
administración específica. Al mismo tiempo, los bloques de viviendas unifamiliares eran aún pequeños y la mayor parte de sus ocupantes
eran propietarios de sus casas; los comerciantes solían vivir en departamentos situados sobre sus tiendas, por lo tanto en esta época la
demanda de administración de este tipo de propiedades era escasa.

El crecimiento de las ciudades durante el siglo XIX creó una mayor demanda de espacio comercial y e vivienda. Las mejoras en ingeniería
y técnicas de construcción permitieron hacer edificios más grandes para satisfacer esta demanda. Sin embargo, pocos individuos podían
ahora permitirse poseer un edificio, porque eran cada vez más caros de construir y mantener: empezó a extenderse la posesión de
inmuebles por grupos (consorcios de capital), así como su financiamiento desde fuentes externas. Los edificios ya no eran asunto de un
solo dueño, y su administración comenzó a ser muy importante. Su mayor tamaño los hacía más valiosos, y el costo de sus reparaciones
mayor que los edificios pequeños. Para conservar su valor de mercado requerían atención exclusiva, y lso ingresos que generaban
pasaron a ser cruciales para su financiamiento.

En la década de 1880 y 1890 se iniciaron varias tendencias en la utilización del suelo urbano que continuarían durante el siglo XX. Los
precios del suelo de las ciudades subieron debido a la creciente demanda de espacio. Esta fue, entre otros factores, la causa de la
construcción de bloques de vivienda cada vez más grandes, a la que siguió la mejora de las condiciones y equipamientos de las viviendas,
tales como: calefacción central, aire acondicionado, baños adicionales y mejores aislamientos se convirtieron en características habituales
de los edificios de departamentos. Con cada nueva mejora aumentaban las exigencias de mantenimiento, y con ellas la necesidad de una
administración exclusiva y eficaz.

Los avances en la ingeniería de estructuras condujeron a la edificación de altos edificios de esqueleto metálico (acero), conocidos como
rascacielos. Los primeros eran bloques de oficinas, y con cada planta añadida aumentaba el número de posibles inquilinos y la necesidad
de una mayor cantidad de empleados exclusivamente dedicados a servirles.

Las mejoras de transporte y la creación de redes de suministro de electricidad posibilitaron el desarrollo de los cinturones exteriores de las
ciudades, y en última instancia cambiaron las formas de vida de la población. Los locales comerciales de las afueras podían almacenar
cantidades muy limitadas de mercancías, y los distritos comerciales del centro quedaban lejos. Así se crearon los centros comerciales para
satisfacer las demandas del creciente mercado de residentes de las afueras. Estos fueron evolucionando desde las hileras de tiendas
independientes a las grandes zonas comerciales cerradas con temas de venta comunes, y apareció la necesidad de administrar estas
complejas propiedades comerciales.

Con el paso del tiempo estas tendencias crearon una creciente demanda de administración profesional, levando por último a la
especialización en cada tipo de propiedad. Sin embargo, durante los primeros años de construcción de grandes edificios la administración
inmobiliaria no era excesivamente compleja, y el propietario solía encargarse personalmente de ello. La mayor parte de los edificios
construidos durante esos años fueron comprado por individuos que se habían retirado ya de otras actividades profesionales, y para
quienes la inversión inmobiliaria constituía una atractiva inversión para su retiro. Las administración de propiedades era a menudo
considerada una actividad para la jubilación.

La expansión durante los años veinte:

A principios de la década de los veinte los propietarios comenzaron a abandonar la administración de sus propiedades, debido
principalmente a la rápida expansión económica y la consiguiente demanda de espacios de renta. En efecto, aquellos que habían
comprado propiedades para asegurarse un modesto retiro se habían hecho de pronto relativamente ricos. Los sueños se habían hecho
realidad, y muchos de estos inversionistas decidieron dedicarse a viajar durante largos períodos o mudarse a climas más cálidos,
alejándose de sus propiedades.

Esta nueva situación les llevó a solicitar a los agentes inmobiliarios que les cobrasen las rentas de los arriendos, comprasen el
combustible, pagasen al portero y demás servicios generales y les entregasen las ganancias netas. Su autorización expresa era todavía
necesaria para cualquier otro gasto de la propiedad, y además negociaban personalmente los arriendos. Las tareas del administrador eran
aún muy limitadas.

En la mayoría de los casos, los agentes realizaban estas tareas para el propietario ausente como una más de su actividad profesional;
asignaban a un empleado el cobro de los arriendos y un contador enviaba mensualmente al dueño una simple declaración de cobros y
pagos. Sin embargo, en los barrios de arriendos con valores más altos, donde era habitual la posesión de varias propiedades, el volumen
de estas tareas se hizo significativo, y la administración de fincas se convirtió en una actividad rentable por sí misma. Se desató de pronto
la fiebre de captar clientes ofreciéndoles a los propietarios y a las propiedades servicios excepcionales. Apareció, en pocas palabras, la
competencia profesional.

Antes de 1929, la mayor parte de los grandes edificios eran propiedad de hombres de negocios totalmente ajenos a los mercados
inmobiliarios. Estos empresarios solían imponer en sus propiedades las prácticas administrativas propias de su campo profesional. Se
contrataba a los administradores para cobrar los arriendos y ejecutar las políticas del propietario, no para asesorarle sobre la óptima
gestión de su propiedad. La todavía joven profesión de administrador padecía de ineficacia. Las primeras empresas de administración
tenían tantas políticas de gestión distintas como clientes. Carecían de la libertad de acción para poner en práctica métodos de
administración distintos por temor a perder sus contratos.

4
También la posibilidad de fuentes de financiamiento tuvo sus efectos en las propiedades generadoras de rentas y en su administración
durante esta década. Una de las prácticas de financiamiento imperantes era la “hipoteca fraccionada”, es decir, la división de un crédito
hipotecario en pequeños bonos que eran puestos a la venta por los bancos inversores. Aparecieron en el mercado financiero otras
modalidades de acuerdo financiero. El escaso conocimiento de las inversiones inmobiliarias y competencia por los créditos llevaron a una
saturación de préstamos. Antes de la Gran Depresión era práctica habitual financiar una propiedad con un “crédito permanente”: su
período de vencimiento solía ser de 5 años, al final de los cuales debía reembolsarse la totalidad del capital. Normalmente estos
préstamos requerían el pago de los intereses hasta el vencimiento, tras el cual volvían a renovarse por otros 5 años. Este acuerdo
financiero resultó sin embargo problemático durante la Depresión. Cuando los bancos comenzaron a mostrarse reticentes o incapaces de
renovar los préstamos, solo les quedaba una salida a los que habían solicitado este tipo de financiamiento; incumplir los pagos, con lo que
los bancos comenzaron a ejecutar las hipotecas. Durante el período de reorganización que siguió a la ejecución masiva de éstas, las
propiedades fuertemente hipotecadas, supusieron una importante oportunidad de trabajo para los administradores.

Una prosperidad urbana sin precedentes caracterizó a la década de los años 20. La construcción de edificios se mostró muy activa,
financiada principalmente por fuentes privadas tales como compañías de seguros y sociedades constructoras y crediticias. El desarrollo de
la maquinaria mejoró las técnicas de producción en masa, normalizó componentes y procesos y la electrificación incrementó
considerablemente la eficacia industrial. La economía norteamericana se desarrollaba a velocidades nunca vista hasta entonces. Los
beneficios y rentas de empresas y particulares se multiplicaron con las mejoras de la producción, y la disponibilidad de créditos y de
artículos popularizaron la compra a plazos. Aparecen de una punta a otra del país redes de cadenas comerciales, y el aumento de
inmuebles comerciales ofrecía, nuevamente, excelentes perspectivas a los administradores inmobiliarios.

La Gran Depresión:

Los pilares de la economía norteamericana en expansión se derrumbaron con el “crack” bursátil de 1929, aunque de hecho el mercado
inmobiliario había iniciado su declive un año antes. La mayor parte de las propiedades generadoras de rentas inmobiliarias (especialmente
los bloques de viviendas y los edificios comerciales construidos entre 1920 y 1929) comenzaron a incumplir sus pagos hipotecarios. Este
desastre económico fue el verdadero origen de la administración inmobiliaria moderna. Por primera vez grandes volúmenes de
propiedades quedaban en manos de un único propietario, una única política administrativa y una única perspectiva de actuación futura.

En los comienzos de la Depresión, los prestamistas convertidos ahora en propietarios estudiaron las compañías de administración
existentes y a menudo llegaron a la conclusión que lo mejor era crear sus propios departamentos administrativos. Al no estar
familiarizados con la complejidad de la administración de un edificio, creían que todo se limitaba a cobrar las rentas y preservar la
estructura física. El personal de estos nuevos departamentos estaba normalmente formado por constructores, arquitectos y contratistas y
ayudados por cobradores y tal vez, algún abogado. El análisis de mercado, promoción y economía inmobiliaria solían pasarse por alto,
sobre todo porque eran desconocidos para la mayor parte de estos gestores, que no pensaban que tuviesen la suficiente importancia
como para requerir una formación específica.

Pasado los primeros años de la Depresión, años de ensayos y errores y aumento de las experiencias en administración, los responsables
de la explotación de las propiedades de los prestamistas - propietarios llegaron por fin a adoptar nuevos puntos de vista. Se reconoció
ampliamente la necesidad del análisis, investigación de mercados, y la administración científica, y comenzaron a aparecer organizaciones
dedicadas a satisfacerla.

La recuperación y la Segunda Guerra Mundial.

Los títulos de las propiedades inmobiliarias, que debido a la venta masiva de hipotecas entre 1928 y 1933, se había concentrado en los
prestamistas se comenzaron a redistribuir durante los años de la recuperación.

La inversión inmobiliaria volvía ha ser una opción de inversión atractiva. Particulares y sociedades (a veces llamadas consorcios
inmobiliarios) empezaron a comprar propiedades a los prestamistas, quienes estaban reduciendo sus carteras de valores inmuebles a
medida que reanudaban sus actividades habituales anteriores a la Depresión. En muchos casos los nuevos propietarios retuvieron a los
administradores anteriores para asegurarse una óptima gestión inmobiliaria.

El período de recuperación (1934 a 1939) se caracterizó por un incremento en las tasas de ocupación, rentas y valores de las
propiedades. Cuando en 1941 Estados Unidos entró a la Segunda Guerra, la demanda de inmuebles urbanos era tan elevada que la
demanda de administración profesional se resintió. Desde 1941 hasta 1957 había más arrendatarios que lugares para arrendar. Este
hecho junto con los controles federales establecido sobre el alquiler de viviendas durante la guerra y la posguerra, significó que los
arrendatarios se ponían tan contentos de simplemente encontrar sitio que los albergara.

Desde la Posguerra hasta los años 80:


La fabulosa actividad constructora desde 1946 hasta 1956 satisfizo la demanda de propiedades de la posguerra. Al final de dicho período
la construcción de viviendas superaba a la demanda de nuevos espacios. Gran parte de esta edificación tenía lugar en las zonas de las
afueras, de desarrollo reciente, ahora muy numerosas gracias a la expansión del automóvil. En 1957 comenzaron a aparecer viviendas
vacías y para finales de 1963 los mercados locales habían ya adquirido pautas de crecimiento más normales. El precio de los alquileres
se estabilizó, los niveles de ocupación cayeron y los propietarios acudieron de nuevo a los administradores profesionales.

5
Fueron muchos los que se marcharon a vivir a las afueras por elección propia, a pesar de lo cual los cascos urbanos centrales continuaron
creciendo. A finales de los años 50 empezaron a aparecer los edificios departamentos de mediana y gran altura, que llegarían a ser muy
populares. La estructura en torres podía albergar a cientos o miles de residentes en la superficie de una manzana, y la concentración de
población resultante acentuó la necesidad de servicios y con ello la demanda de administradores de propiedades.

La llegada del condominio durante la década del 60 y 70 ofreció a los administradores nuevas oportunidades, y su tarea se convirtió en
una necesidad habitual para los edificios con muchos propietarios.

El período de posguerra se caracterizó también por una enorme demanda de espacio de oficinas. Varios factores explican este hecho: era
cada vez más la gente empleada en el Estado y en el sector servicios que elevó la demanda de oficinas. A medida que los negocios
prosperaban, las empresas veían desbordadas sus sedes. Aumentaba además la complejidad de las tareas de oficina, con lo que se
creaba una necesidad adicional de espacio para los ordenadores y otras clases de equipamiento. Se construyó también mucho espacio
para venta al detalle durante este período, con un espectacular crecimiento del número y tamaño de los centros comerciales,
especialmente en las afueras de las ciudades.

El fuerte incremento de la oferta de crédito hipotecario de los años 60 y 70 afectó también a las empresas de administración, pues permitió
la construcción de numerosas propiedades generadoras de renta. Una de las fuentes de crédito más importantes fueron los “fondos de
inversión inmobiliaria”.

Esta modalidad de inversión permitía a particulares con capital limitado participar en grandes inversiones inmobiliarias. Entre 1980 y 1982
los Estados Unidos padecieron la peor recesión desde la Gran Depresión. Durante estos años de inflación, la propiedad inmobiliaria pasó
a ser un instrumento de preservar el capital. La recesión dio finalmente paso a un per{yodo de prosperidad que se extendió durante el
resto de la década. La demanda inmobiliaria puso en muchos mercados el precio de la vivienda unifamiliar por sobre los US$ 100.000,
mientras la construcción experimentaba un “boom”. En muchas ciudades de Estados Unidos hubo incrementos nunca vistos de creación
de nuevos espacios de oficinas, la mayor parte de la cual sería rápidamente absorbida en los primeros años de la década.

Una de las razones de la recuperación económica iniciada en 1983 fue la disponibilidad de crédito. Ello fue fruto de cambios en la
legislación federal referente a bancos e instituciones crediticias o financieras y de ahorro. Se subieron los tipos máximos de interés que
podían pagarse a las cuentas de ahorro, y la cantidad máxima asegurada por el gobierno federal subió de 40.000 a 100.000 dólares.
Anteriormente se les había prohibido a las instituciones financieras y de ahorro dar créditos al desarrollo inmobiliario, así como invertir
directamente en bienes inmuebles, restricciones que desaparecieron a principio de los años 80.

Estos cambios, junto con la Ley de Reforma Fiscal de 1980, que ofrecía numerosos incentivos a la inversión inmobiliaria, alimentaron un
desarrollo inmobiliario sin precedentes. Se organizaron numerosos consorcios y sociedades para aprovechar las nuevas oportunidades
fiscales y de financiamiento, y otras instituciones de inversión (fondos de pensiones y compañías de seguros) comenzaron también a
considerar la propiedad inmobiliaria como alternativa para diversificar sus inversiones y aprovechar la rápida revalorización de los activos
inmobiliarios. El rápido crecimiento se vio sin embargo frenado por dos hechos importantes y casi simultáneos:

1.- El boom de desarrollo inmobiliario comenzó a perder impulso a mediados de los ochenta. El exceso de construcciones dio lugar
a una sobre saturación del mercado de espacios de alquiler. Muchos promotores perdieron sus propiedades pues las altas
tasas de desocupación (vacancia) redujeron sus ingresos, impidiéndoles satisfacer los pagos de sus créditos, sucediéndose la
ejecución masiva de las hipotecas.

2.- El gobierno federal promulgó en 1986 la Ley de Reforma Fiscal, que acababa con la mayor parte de los incentivos fiscales de
que había disfrutado la inversión inmobiliaria con la ley de 1980. La nueva ley definía las rentas inmobiliarias como rentas
pasivas cuando el inversionista no participaba materialmente en la ganancia de dichos fondos. Igualmente, las pérdidas
resultantes de tales actividades pasivas, que con la ley de 1980 podían deducirse de las rentas activas(por ej. El salario), no
podían deducirse con la nueva ley. Esto afectó especialmente a consorcios y sociedades, empujando a muchos de ellos a
disolución o quiebra.

El papel y responsabilidades del Administrador de inmuebles se desarrollaron con bastante rapidez en relación con otras profesiones. A
diferencia de la contabilidad, las leyes, la medicina, la arquitectura u otras profesiones con siglos de existencia, la administración de
inmuebles se creó, prácticamente, de la noche a la mañana como resultado de circunstancias extremas. Los negocios que habían logrado
sobrevivir a la crisis bursátil de 1929 se encontraban en situación precaria pues habían surgido ya grandes pérdidas, y no podían
permitirse una mala administración de sus activos inmobiliarios que hubiera supuesto la perpetuación de éstas. Los pioneros de la
profesión vieron entonces, la necesidad de establecer prácticas profesionales normalizadas y métodos de acreditar a los administradores.

El administrador de inmuebles trabaja en estrecha relación con los inquilinos y los propietarios, y son muchas las habilidades necesarias
para servir satisfactoriamente a ambos grupos. La diplomacia es esencial para negociar los delicados problemas que pueden surgir entre
ambas partes.

El conocimiento de la publicidad y de la promoción comercial son herramientas valiosas. Es necesario conocer el mercado del inmueble
administrado y su competencia, para conseguir el mejor rendimiento y ocupación posibles.

6
Los conocimientos de economía, contabilidad, estadísticas y calculo de valoración son esencial para fijar precios de arriendo reales y
asegurar un rendimiento económico sólido y prolongado.

La formación profesional es vital para el administrador. Cada inmueble es único por lo que los cambios
económicos, políticos y sociales le afectarán de modo también singular. Un administrador versado en estos temas será por lo general
capaz de aislar cada factor, determinar como afectará a la propiedad y crear un plan de respuesta adecuado. La base de esta flexibilidad y
capacidad de previsión es la formación del administrador.

La administración de inmuebles sigue creciendo como profesión debido a tres tendencias fundamentales: Primero, el crecimiento
simultáneo de la población y sus necesidades de espacio, que ha hecho aumentar el número de edificios de todo tipo. Segundo, un mayor
porcentaje de los edificios se considera hoy como inversiones; Tercero: La aceptación generalizada del hecho de que la administración
inmobiliaria requiere una educación y formación específica.

La administración en el edificio mismo:


El administrar un edificio abarca un importante número de tareas, dependiendo del tamaño del inmueble administrado. El administrador
inspecciona con regularidad el inmueble, sirviéndose para ello de una plantilla de control y supervisión. Aunque normalmente hay un
personal de mantenimiento a quién se asigna la tarea de examinar con regularidad las diversas secciones o componentes del edificio, el
administrador deberá estar disponible para consultar con su personal o los propietarios sobre cualquier problema que pueda presentarse.
El administrador es por lo tanto el experto que identifica, analiza, recomienda y pone en práctica todo proyecto de mantenimiento o
remodelación. Como es además el responsable último de esta actividad, y no ha de ser necesariamente un experto en todos los campos
que requieren su atención, deberá apoyarse en el asesoramiento de personal o proveedores de su confianza.

El consumo y ahorro de energía son también preocupaciones constantes del administrador. Para reducir costos y preservar los recursos
naturales, deberá supervisar personalmente el uso eficaz de la energía en el edificio, así como investigar nuevos equipos que puedan
reducir o al menos controlar el consumo energético.

El personal de administración
Muchas de las tareas del administrador las ejecutan los empleados de su empresa. El administrador debe verificar o supervisar
continuamente tanto a los empleados de su organización como a los proveedores de servicios y manejar la información cruzada entre ellos
de modo de mantener la coordinación general de las actividades del edificio. En este aspecto, una comunicación clara es esencial para
evaluar el trabajo y verificar el cumplimiento de los requisitos y normas de seguridad.

Es necesario que el administrador prepare un manual con las políticas y procedimientos de actuación concretos que orienten las
actividades de empleados y proveedores.

Administración financiera:
Una de las funciones del administrador es administrar los fondos recaudados de los inquilinos y manejar los presupuestos operativos del
edificio. En este sentido es obligación del administrador buscar los mecanismos que le permitan reducir costos y aumentar los
rendimientos, teniendo presente la capacidad de negociación de que está autorizado. Mensualmente deberá dar cuenta a la comunidad
de copropietarios sobre el resultado de su gestión financiera, explicando cada uno de los diferentes egresos e ingresos y los arrastres de
meses anteriores, generando así un balance mensual de la marcha contable. Cada uno de los diferentes asientos contables deberá estar
debidamente archivados y en orden que permitan una expedita revisión de los integrantes de la Junta de Vigilancia.

Administración ordenada de documentos:


Ampliando lo indicado precedentemente, el administrador deberá velar por la correcta distribución de los documentos en archivos que para
tal efecto disponga, tanto en su oficina central como en cada uno de los condominios que administre.

Entre los documentos que deberá preocuparse se encuentren siempre vigentes, se pueden mencionar los siguientes:

1.- Reglamento de Copropiedad


2.- Relación completa de propietarios y arrendatarios
3.- Reglamento Interno, si existe
4.- Archivo de cartas, circulares, memorándums, citaciones a asambleas, etc.
5.- Archivo de Actas de Asambleas ordinarias y extraordinarias
6.- Archivo del personal conteniendo contratos actualizados, fichas personales, imposiciones, etc.
7.- Recibos de Cobro de gastos comunes.
8.- Archivo de Contabilidad General
9.- Archivo de Ingresos y Egresos y Estados Mensuales.
10.- Libro de Novedades de Conserjerías

7
11.- Libro de Sugerencias de los inquilinos
12.- Archivo de Planes de Seguridad y Evacuación
13.- Archivo de planos generales y específicos del edificio
14.- Cuadro de prorrateo de gastos comunes por cada unidad.
15.- Archivo de correspondencia recibida y enviada.
16.- Pólizas de Seguro de cada unidad independiente y de los espacios comunes del edificio
17.- Libro de Control de Asistencia del Personal
18.- Archivo con documentos legales contables tales como:
a) Iniciación de Actividades de la Comunidad
b) Nombramiento del Administrador
c) Cuenta Corriente y Cartolas
d) RUT de la comunidad
e) Presupuestos de gastos comunes
f) Balances Anuales
g) Libro de Caja
h) Libro de Inventario de muebles, herramientas e implemento de la comunidad
i) Fichas Técnicas de todos y cada uno de los equipamientos del edificio. Emergencias
j) Contratos de mantención de los equipos tales como calderas, ascensores, etc.
k) Certificado de Recepción Final del Edificio
l) Especificaciones técnicas del edificio
m) Archivo de presupuestos de cada obra mayor
n) Certificados de revisiones y pruebas de la autoridad a los equipos del edificio
o) Certificado de limpieza de tanques de agua; certificado de funcionamiento sala de basuras
19.- Libros legales y técnicos sobre la administración de Condominios. Ley de Copropiedad, etc.
20.- Según la complejidad de la administración algunos de estos documentos podrán omitirse y en otros casos podrán aumentar a
otras necesidades según las características de la unidad administrada.

8
2.- LEY Nº 19.537 COPROPIEDAD INMOBILIARIA
Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

TITULO I

Del Régimen de Copropiedad Inmobiliaria

Art. 1. La presente ley regula un régimen especial de propiedad inmobiliaria, con el objeto de establecer condominios integrados por
inmuebles divididos en unidades sobre las cuales se pueda constituir dominio exclusivo a favor de distintos propietarios, manteniendo uno
o más bienes en el dominio común de todos ellos.

Los inmuebles que integran un condominio y sobre los cuales es posible constituir dominio exclusivo, pueden ser viviendas, oficinas,
locales comerciales, bodegas, estacionamientos, recintos industriales, sitios y otros.

Podrán acogerse al régimen de copropiedad inmobiliaria que consagra esta ley, las construcciones o los terrenos con construcciones o
con proyectos de construcción aprobados, emplazados en áreas normadas por planes reguladores o que cuenten con límite urbano, o que
correspondan a proyectos autorizados conforme al artículo 55 del decreto con fuerza de ley No. 458, de 1975, Ley General de Urbanismo
y Construcciones, y que cumplan con los requisitos establecidos en esta ley.

Sólo las unidades que integran condominios acogidos al régimen de copropiedad inmobiliaria que consagra la presente ley podrán
pertenecer en dominio exclusivo a distintos propietarios.

Art. 2. Para los efectos de esta ley, se entenderá por:

1.- Condominios: Las construcciones o los terrenos acogidos al régimen de copropiedad inmobiliaria regulado por la presente ley. Se
distinguen dos tipos de condominios, los cuales no podrán estar emplazados en un mismo predio:

Tipo A, las construcciones, divididas en unidades, emplazadas en un terreno de dominio común, y

Tipo B, los predios, con construcciones o con proyectos de construcción aprobados, en el interior de cuyos deslindes existan
simultáneamente sitios que pertenezcan en dominio exclusivo a cada copropietario y terrenos de dominio común de
todos ellos.

2.- Unidades: En esta ley se utilizará la expresión "unidad" para referirse a los inmuebles que forman parte de un condominio y sobre los
cuales es posible constituir dominio exclusivo.

3.- Bienes de dominio común:

a) Los que pertenezcan a todos los copropietarios por ser necesarios para la existencia, seguridad y conservación del condominio, tales
como terrenos de dominio común, cimientos, fachadas, muros exteriores y soportantes, estructura, techumbres, instalaciones generales y
ductos de calefacción, de aire acondicionado, de energía eléctrica, de alcantarillado, de gas, de agua potable y de sistemas de
comunicaciones, recintos de calderas y estanques;

b) Aquellos que permitan a todos y a cada uno de los copropietarios el uso y goce de las unidades de su dominio exclusivo, tales como
terrenos de dominio común diferentes a los indicados en la letra a) precedente, circulaciones horizontales y verticales, terrazas comunes y
aquellas que en todo o parte sirvan de techo a la unidad del piso inferior, dependencias de servicio comunes, oficinas o dependencias
destinadas al funcionamiento de la administración y a la habitación del personal;

c) Los terrenos y espacios de dominio común colindantes con una unidad del condominio, diferentes a los señalados en las letras a) y b)
precedentes;

d) Los bienes muebles o inmuebles destinados permanentemente al servicio, la recreación y el esparcimiento comunes de los
copropietarios, y

e) Aquellos a los que se les otorgue tal carácter en el reglamento de copropiedad o que los copropietarios determinen, siempre que no
sean de aquellos a que se refieren las letras a), b), c) y d) precedentes.

4.- Gastos comunes ordinarios: se tendrán por tales los siguientes:

a) De administración: los correspondientes a remuneraciones del personal de servicio, conserje y administrador, y los de previsión que
procedan;

9
b) De mantención: los necesarios para el mantenimiento de los bienes de dominio común, tales como revisiones periódicas de orden
técnico, aseo y lubricación de los servicios, maquinarias e instalaciones, reposición de luminarias, ampolletas, accesorios, equipos y útiles
necesarios para la administración, mantención y aseo del condominio, y otros análogos;

c) De reparación: los que demande el arreglo de desperfectos o deterioros de los bienes de dominio común o el reemplazo de artefactos,
piezas o partes de éstos, y

d) De uso o consumo: los correspondientes a los servicios colectivos de calefacción, agua potable, gas, energía eléctrica, teléfonos u otros
de similar naturaleza.

5.- Gastos comunes extraordinarios: los gastos adicionales o diferentes a los gastos comunes ordinarios y las sumas destinadas a
nuevas obras comunes.

6.- Copropietarios hábiles: aquellos copropietarios que se encuentren al día en el pago de los gastos comunes.

Art. 3. Cada copropietario será dueño exclusivo de su unidad y comunero en los bienes de dominio común.

El derecho que corresponda a cada unidad sobre los bienes de dominio común se determinará en el reglamento de copropiedad,
atendiéndose, para fijarlo, al avalúo fiscal de la respectiva unidad.

Los avalúos fiscales de las diversas unidades de un condominio deberán determinarse separadamente.

Art. 4. Cada copropietario deberá contribuir tanto a los gastos comunes ordinarios como a los gastos comunes extraordinarios, en
proporción al derecho que le corresponda en los bienes de dominio común, salvo que el reglamento de copropiedad establezca otra forma
de contribución.

Si el dominio de una unidad perteneciere en común a dos o más personas, cada una de ellas será solidariamente responsable del pago de
la totalidad de los gastos comunes correspondientes a dicha unidad, sin perjuicio de su derecho a repetir lo pagado contra sus comuneros
en la unidad, en la proporción que les corresponda.

Si un condominio consta de diferentes sectores y comprende bienes o servicios destinados a servir únicamente a uno de esos sectores, el
reglamento de copropiedad podrá establecer que los gastos comunes correspondientes a esos bienes o servicios serán sólo de cargo de
los copropietarios de las unidades del respectivo sector, en proporción al avalúo fiscal de la respectiva unidad, salvo que el reglamento de
copropiedad establezca una contribución diferente, sin perjuicio de la obligación de los copropietarios de esos sectores de concurrir a los
gastos comunes generales de todo el condominio, que impone el inciso primero precedente.

La obligación del propietario de una unidad por los gastos comunes seguirá siempre al dominio de su unidad, aun respecto de los
devengados antes de su adquisición, y el crédito correspondiente gozará de un privilegio de cuarta clase, que preferirá, cualquiera que sea
su fecha, a los enumerados en el artículo 2481 del Código Civil, sin perjuicio del derecho del propietario para exigir el pago a su antecesor
en el dominio y de la acción de saneamiento por evicción, en su caso.

Si, por no contribuirse oportunamente a los gastos a que aluden los incisos anteriores, se viere disminuido el valor del condominio, o
surgiere una situación de riesgo o peligro no cubierto, el copropietario causante responderá de todo daño o perjuicio.

Art. 5. Cada copropietario deberá pagar los gastos comunes con la periodicidad y en los plazos que establezca el reglamento de
copropiedad. Si incurriere en mora, la deuda devengará el interés máximo convencional para operaciones no reajustables o el inferior a
éste que establezca el reglamento de copropiedad.

El hecho de que un copropietario no haga uso efectivo de un determinado servicio o bien de dominio común, o de que la unidad
correspondiente permanezca desocupada por cualquier tiempo, no lo exime, en caso alguno, de la obligación de contribuir oportunamente
al pago de los gastos comunes correspondientes.

El reglamento de copropiedad podrá autorizar al administrador para que, con el acuerdo del Comité de Administración, suspenda o
requiera la suspensión del servicio eléctrico que se suministra a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago
de tres o más cuotas, continuas o discontinuas, de los gastos comunes.

Si el condominio no dispusiere de sistemas propios de control para el paso de dicho servicio, las empresas que lo suministren, a
requerimiento escrito del administrador y previa autorización del Comité de Administración, deberán suspender el servicio que
proporcionen a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren en la misma situación descrita en el inciso anterior.

Art. 6. El cobro de los gastos comunes se efectuará por el administrador del condominio, de conformidad a las normas de la presente ley,
del reglamento de copropiedad y a los acuerdos de la asamblea. En el aviso de cobro correspondiente deberá constar la proporción en
que el respectivo copropietario debe contribuir a los gastos comunes.

10
El administrador, si así lo establece el reglamento de copropiedad, podrá confeccionar presupuestos estimativos de gastos comunes por
períodos anticipados, para facilitar su cobro, al término de los cuales deberá hacer el correspondiente ajuste de saldos en relación a los
efectivamente producidos. Estos presupuestos deberán ser aprobados por el Comité de Administración.

En los juicios de cobro de gastos comunes, la notificación del requerimiento de pago al deudor, conjuntamente con la orden de embargo,
se le notificarán personalmente o por cédula dejada en el domicilio que hubiere registrado en la administración del condominio o, a falta de
éste, en la respectiva unidad que ha generado la demanda ejecutiva de cobro de gastos comunes.

Art. 7. En la administración de todo condominio deberá considerarse la formación de un fondo común de reserva para atender a
reparaciones de los bienes de dominio común o a gastos comunes urgentes o imprevistos. Este fondo se formará e incrementará con el
porcentaje de recargo sobre los gastos comunes que, en sesión extraordinaria, fije la asamblea de copropietarios; con el producto de las
multas e intereses que deban pagar, en su caso, los copropietarios, y con los aportes por concepto de uso y goce exclusivos sobre bienes
de dominio común a que alude el inciso segundo del artículo 13.

Los recursos de este fondo se mantendrán en depósito en una cuenta corriente bancaria o en una cuenta de ahorro o se invertirán en
instrumentos financieros que operen en el mercado de capitales, previo acuerdo del Comité de Administración. Esta cuenta podrá ser la
misma a que se refiere el inciso tercero del artículo 23.

Art. 8. En todo condominio deberá contemplarse la cantidad mínima obligatoria de estacionamientos que señale el plan regulador. Los
estacionamientos que correspondan a la cuota mínima obligatoria antes mencionada deberán singularizarse en el plano a que se refiere el
artículo 11 y, en caso de enajenación, ésta sólo podrá hacerse en favor de personas que adquieran o hayan adquirido una o más unidades
en el condominio. Los estacionamientos que excedan la cuota mínima obligatoria serán de libre enajenación. En caso de contemplarse
estacionamientos de visitas, éstos tendrán el carácter de bienes comunes del condominio.

Los terrenos en que se emplacen los condominios no podrán tener una superficie predial inferior a la establecida en el instrumento de
planificación territorial o a la exigida por las normas aplicables al área de emplazamiento del predio. Los tamaños prediales de los sitios
que pertenezcan en dominio exclusivo a cada copropietario podrán ser inferiores a los mínimos exigidos por los instrumentos de
planificación territorial, siempre que la superficie total de todos ellos, sumada a la superficie de terreno en dominio común, sea igual o
mayor a la que resulte de multiplicar el número de todas las unidades de dominio exclusivo por el tamaño mínimo exigido por el
instrumento de planificación territorial. Para los efectos de este cómputo, se excluirán las áreas que deban cederse conforme al artículo 9.

En cada uno de los sitios de un condominio que pertenezcan en dominio exclusivo a cada copropietario, sólo podrán levantarse
construcciones de una altura que no exceda la máxima permitida por el plan regulador o, en el silencio de éste, la que resulte de aplicar
otras normas de dicho instrumento de planificación y las de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

Los terrenos de dominio común y los sitios de dominio exclusivo de cada copropietario no podrán subdividirse ni lotearse mientras exista el
condominio, salvo que concurran las circunstancias previstas en el inciso tercero del artículo 14.

Art. 9. Todo condominio deberá cumplir con lo previsto en los artículos 66, 67, 70, 134, 135 y en el artículo 136, con excepción de su inciso
cuarto, del decreto con fuerza de ley No. 458, de 1975, Ley General de Urbanismo y Construcciones. Las calles, avenidas, plazas y
espacios públicos que se incorporarán al dominio nacional de uso público conforme al artículo 135, antes citado, serán sólo aquellos que
estuvieren considerados en el respectivo plan regulador. Tratándose de los condominios a que se refiere el Título IV de esta ley, se
aplicará lo dispuesto en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones para las viviendas sociales.

Cuando las superficies que deban cederse para áreas verdes resulten inferiores a 500 metros cuadrados, podrán ubicarse en otros
terrenos dentro de la misma comuna, o compensarse su valor en dinero, con una suma equivalente a la parte proporcional de esa
superficie en el valor comercial del terreno, en cualquiera de ambos casos previo acuerdo con la municipalidad respectiva, la que sólo
podrá invertir estos recursos en la ejecución de nuevas áreas verdes. Lo anterior se aplicará igualmente a las superficies que deban
cederse para equipamiento, cualquiera que sea el tamaño resultante y, en caso de acordarse su compensación en dinero, la municipalidad
sólo podrá invertir estos recursos en la ejecución de nuevas obras de equipamiento.

El terreno en que estuviere emplazado un condominio deberá tener acceso directo a un espacio de uso público o a través de servidumbres
de tránsito. La franja afecta a servidumbre deberá tener, a lo menos, el ancho mínimo exigido por la Ordenanza General de Urbanismo y
Construcciones para los trazados viales urbanos, según la función que se le asigne en el proyecto o la que le haya asignado el instrumento
de planificación territorial. Los sitios que pertenezcan en dominio exclusivo a cada copropietario deberán tener acceso directo a un espacio
de uso público o a través de espacios de dominio común destinados a la circulación. El administrador será personalmente responsable de
velar por la seguridad y expedición de estas vías de acceso. Se prohíbe la construcción o colocación de cualquier tipo de objetos que
dificulten el paso de personas o vehículos de emergencia por dichas vías.

Art. 10. Para acogerse al régimen de copropiedad inmobiliaria, todo condominio deberá cumplir con las normas exigidas por esta ley y su
reglamento, por la Ley General de Urbanismo y Construcciones, por la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, por los
instrumentos de planificación territorial y por las normas que regulen el área de emplazamiento del condominio.

11
Corresponderá a los Directores de Obras Municipales verificar que un condominio cumple con lo dispuesto en el inciso anterior y extender
el certificado que lo declare acogido al régimen de copropiedad inmobiliaria, haciendo constar en el mismo la fecha y la notaría en que se
redujo a escritura pública el primer reglamento de copropiedad y la foja y el número de su inscripción en el Registro de Hipotecas y
Gravámenes del Conservador de Bienes Raíces. Este certificado deberá señalar las unidades que sean enajenables dentro del
condominio.

Art. 11. Los planos de un condominio deberán singularizar claramente cada una de las unidades en que se divide un condominio, los
sectores en el caso a que se refiere el inciso tercero del artículo 4 y los bienes de dominio común. Estos planos deberán contar con la
aprobación del Director de Obras Municipales y se archivarán en una sección especial del Registro de Propiedad del Conservador de
Bienes Raíces respectivo, en estricto orden numérico, conjuntamente con el certificado a que se refiere el inciso segundo del artículo 10.

Art. 12. Las escrituras públicas mediante las cuales se transfiera el dominio o se constituyan derechos reales sobre alguna unidad de un
condominio, deberán hacer referencia al plano a que alude el artículo anterior. En la escritura en que por primera vez se transfiera el
dominio o se constituyan derechos reales sobre algunas de esas unidades, además, deberá insertarse el certificado mencionado en el
inciso segundo del artículo 10.

La inscripción del título de propiedad y de otros derechos reales sobre una unidad contendrá las siguientes menciones:

1) La fecha de la inscripción;

2) La naturaleza, fecha del título y la notaría en que se extendió;

3) Los nombres, apellidos y domicilios de las partes;

4) La ubicación y los deslindes del condominio a que pertenezca la unidad;

5) El número y la ubicación que corresponda a la unidad en el plano de que trata el artículo 11, y

6) La firma del Conservador.

Art. 13. Cada copropietario podrá servirse de los bienes de dominio común en la forma que indique el reglamento de copropiedad y a falta
de disposición en él, según su destino y sin perjuicio del uso legítimo de los demás copropietarios. Las construcciones en bienes de
dominio común, las alteraciones de los mismos, formas de su aprovechamiento y el cambio de su destino, se sujetarán a lo previsto en el
reglamento de copropiedad o, en su defecto, a lo que determine la asamblea de copropietarios, cumpliendo en ambos casos con las
normas vigentes en la materia.

Sólo podrán asignarse en uso y goce exclusivo a uno o más copropietarios, conforme lo establezca el reglamento de copropiedad o lo
acuerde la asamblea de copropietarios, los bienes de dominio común a que se refieren las letras c), d) y e) del número 3 del artículo 2,
como asimismo los mencionados en las letras a) y b) del mismo precepto, cuando por circunstancias sobrevinientes dejen de tener las
características señaladas en dichas letras a) y b). El titular de estos derechos podrá estar afecto al pago de aportes en dinero por dicho
uso y goce exclusivos, que podrán consistir en una cantidad única o en pagos periódicos. Estos recursos incrementarán el fondo común de
reserva. Además, salvo disposición en contrario del reglamento de copropiedad, o acuerdo de la asamblea de copropietarios, los gastos de
mantención que irrogue el bien común dado en uso y goce exclusivo, serán de cargo del copropietario titular de estos derechos.

El uso y goce exclusivo no autorizará al copropietario titular de estos derechos para efectuar construcciones o alteraciones en dichos
bienes, o para cambiar su destino, sin contar previamente con acuerdo de la asamblea y permiso de la Dirección de Obras Municipales.

Art. 14. Los derechos de cada copropietario en los bienes de dominio común son inseparables del dominio exclusivo de su respectiva
unidad y, por tanto, esos derechos se entenderán comprendidos en la transferencia del dominio, gravamen o embargo de la respectiva
unidad. Lo anterior se aplicará igualmente respecto de los derechos de uso y goce exclusivos que se le asignen sobre los bienes de
dominio común.

No podrán dejar de ser de dominio común aquellos a que se refieren las letras a), b) y c) del número 3 del artículo 2, mientras mantengan
las características que determinan su clasificación en estas categorías.

Podrán enajenarse, darse en arrendamiento o gravarse, previo acuerdo de la asamblea de copropietarios, los bienes de dominio común a
que se refieren las letras d) y e) del número 3 del artículo 2, como asimismo los mencionados en las letras a), b) y c) del mismo precepto,
cuando por circunstancias sobrevinientes dejen de tener las características señaladas en dichas letras a), b) y c). No obstante lo anterior,
la asamblea de copropietarios podrá, aun cuando tales características se mantengan, acordar con los quórum exigidos por esta ley, la
enajenación de los bienes comunes a que se refiere la letra c) del número 3 del artículo 2, sólo en favor de los copropietarios colindantes.

A los actos y contratos a que se refiere el inciso anterior, comparecerá el administrador, si lo hubiere, y el Presidente del Comité de
Administración, en representación de la asamblea de copropietarios. Los recursos provenientes de estos actos y contratos incrementarán
el fondo común de reserva.

12
Si la enajenación implica la alteración en el número de unidades de un condominio, deberá modificarse el reglamento de copropiedad
dejando constancia de los nuevos porcentajes de los derechos de los copropietarios sobre los bienes comunes.

Art. 15. Para cambiar el destino de una unidad, se requerirá que el nuevo uso esté permitido por el instrumento de planificación territorial y
que el copropietario obtenga, además del permiso de la Dirección de Obras Municipales, el acuerdo previo de la asamblea.

Art. 16. Las unidades de un condominio podrán hipotecarse o gravarse libremente, sin que para ello se requiera acuerdo de la asamblea,
subsistiendo la hipoteca o gravamen en los casos en que se ponga término a la copropiedad.

La hipoteca o gravamen constituidos sobre una unidad gravarán automáticamente los derechos que le correspondan en los bienes de
dominio común, quedando amparados por la misma inscripción.

Se podrá constituir hipoteca sobre una unidad de un condominio en etapa de proyecto o en construcción, para lo cual se archiv ará
provisionalmente un plano en el Conservador de Bienes Raíces, en el que estén singularizadas las respectivas unidades, de acuerdo con
el permiso de construcción otorgado por la Dirección de Obras Municipales. Esta hipoteca gravará la cuota que corresponda a dicha
unidad en el terreno desde la fecha de la inscripción de la hipoteca y se radicará exclusivamente en dicha unidad y en los derechos que le
correspondan a ésta en los bienes de dominio común, sin necesidad de nueva escritura ni inscripción, desde la fecha del certificado a que
se refiere el inciso segundo del artículo 10, procediéndose al archivo definitivo del plano señalado en el artículo 11.

La inscripción de la hipoteca o gravamen de una unidad contendrá, además de las menciones señaladas en los números 1, 2, 4 y 5 del
artículo 2432 del Código Civil, las que se expresan en los números 4) y 5) del inciso segundo del artículo 12 de esta ley.

TITULO II
De la administración de los condominios

Art. 17. Todo lo concerniente a la administración del condominio será resuelto por los copropietarios reunidos en asamblea.

Las sesiones de la asamblea serán ordinarias y extraordinarias.

Las sesiones ordinarias se celebrarán, a lo menos, una vez al año, oportunidad en la que la administración deberá dar cuenta
documentada de su gestión correspondiente a los últimos doce meses y en ellas podrá tratarse cualquier asunto relacionado con los
intereses de los copropietarios y adoptarse los acuerdos correspondientes, salvo los que sean materia de sesiones extraordinarias.

Las sesiones extraordinarias tendrán lugar cada vez que lo exijan las necesidades del condominio, o a petición del Comité de
Administración o de los copropietarios que representen, a lo menos, el quince por ciento de los derechos en el condominio, y en ellas sólo
podrán tratarse los temas incluidos en la citación.

Las siguientes materias sólo podrán tratarse en sesiones extraordinarias de la asamblea:

1. Modificación del reglamento de copropiedad.

2. Cambio de destino de las unidades del condominio.

3. Constitución de derechos de uso y goce exclusivos de bienes de dominio común a favor de uno o más copropietarios u otras formas de
aprovechamiento de los bienes de dominio común.

4. Enajenación o arrendamiento de bienes de dominio común o la constitución de gravámenes sobre ellos.

5. Reconstrucción, demolición, rehabilitación o ampliaciones del condominio.

6. Petición a la Dirección de Obras Municipales para que se deje sin efecto la declaración que acogió el condominio al régimen de
copropiedad inmobiliaria, o su modificación.

7. Construcciones en los bienes comunes, alteraciones y cambios de destino de dichos bienes, incluso de aquellos asignados en uso y
goce exclusivo.

8. Remoción parcial o total de los miembros del Comité de Administración.

9. Gastos o inversiones extraordinarios que excedan, en un período de doce meses, del equivalente a seis cuotas de gastos comunes
ordinarios del total del condominio.

10. Administración conjunta de dos o más condominios de conformidad al artículo 26 y establecer subadministraciones en un mismo
condominio.

13
Todas las materias que de acuerdo al inciso precedente deban tratarse en sesiones extraordinarias, con excepción de las señaladas en el
número 1 cuando alteren los derechos en el condominio y en los números 2, 3, 4, 5 y 6, podrán también ser objeto de consulta por escrito
a los copropietarios, firmada por el Presidente del Comité de Administración y por el administrador del condominio, la que se notificará a
cada uno de los copropietarios en igual forma que la citación a Asamblea a que se refiere el inciso primero del artículo 18. La consulta
deberá ser acompañada de los antecedentes que faciliten su comprensión, junto con el proyecto de acuerdo correspondiente, para su
aceptación o rechazo por los copropietarios. La consulta se entenderá aprobada cuando obtenga la aceptación por escrito y firmada de los
copropietarios que representen a lo menos el 75% de los derechos en el condominio. El acuerdo correspondiente deberá reducirse a
escritura pública suscrita por el Presidente del Comité de Administración y por el administrador del condominio, debiendo protocolizarse los
antecedentes que respalden el acuerdo, dejándose constancia de dicha protocolización en la respectiva escritura. En caso de rechazo de
la consulta ella no podrá renovarse antes de 6 meses.

Art. 18. El Comité de Administración, a través de su presidente, o si éste no lo hiciere, el administrador, deberá citar a as amblea a todos
los copropietarios o apoderados, personalmente o mediante carta certificada dirigida al domicilio registrado para estos efectos en la oficina
de la administración, con una anticipación mínima de cinco días y que no exceda de quince. Si no lo hubieren registrado, se entenderá
para todos los efectos que tienen su domicilio en la respectiva unidad del condominio. El administrador deberá mantener en el condominio
una nómina actualizada de los copropietarios, con sus respectivos domicilios registrados.

Las sesiones de la asamblea deberán celebrarse en el condominio, salvo que la asamblea o el Comité de Administración acuerden otro
lugar, el que deberá estar situado en la misma comuna, y deberán ser presididas por el presidente del Comité de Administración o por el
copropietario asistente que elija la Asamblea.

Tratándose de la primera asamblea, ésta será presidida por el administrador, si lo hubiere, o por el copropietario asistente que designe la
asamblea mediante sorteo.

Art. 19. Las asambleas ordinarias se constituirán en primera citación con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos,
el sesenta por ciento (70%) de los derechos en el condominio; y en segunda citación, con la asistencia de los copropietarios que
concurran, adoptándose en ambos casos los acuerdos respectivos por la mayoría absoluta de los asistentes.

Las asambleas extraordinarias se constituirán en primera citación con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos, el
ochenta por ciento (80%) de los derechos en el condominio; y en segunda citación, con la asistencia de los copropietarios que
representen, a lo menos, el sesenta por ciento (60%) de los derechos en el condominio. En ambos casos los acuerdos se adoptarán con el
voto favorable del setenta y cinco por ciento (75%) de los derechos asistentes.

Las asambleas extraordinarias para tratar las materias señaladas en los números 1 al 7 del artículo 17 requerirán para constituirse,
tanto en primera como en segunda citación, la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos, el ochenta por ciento (80%)
de los derechos en el condominio, y los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de los asistentes que representen, a lo menos, el
setenta y cinco por ciento (75%) de los derechos en el condominio.

Las asambleas extraordinarias para tratar modificaciones al reglamento de copropiedad que incidan en la alteración del porcentaje de los
derechos de los copropietarios sobre los bienes de dominio común, requerirán para constituirse la asistencia de la unanimidad de los
copropietarios (100%) y los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de la unanimidad de los copropietarios (100%).

En las asambleas ordinarias, entre la primera y segunda citación deberá mediar un lapso no inferior a media hora ni superior a seis horas.
En las asambleas extraordinarias dicho lapso no podrá ser inferior a cinco ni superior a quince días.

Si no se reunieren los quórum necesarios para sesionar o para adoptar acuerdos, el administrador o cualquier copropietario podrá ocurrir
al juez conforme a lo previsto en el artículo 33.

Art. 20. Todo copropietario estará obligado a asistir a las asambleas respectivas, sea personalmente o debidamente representado, según
se establezca en el reglamento de copropiedad. Si el copropietario no hiciere uso del derecho de designar apoderado o, habiéndolo
designado, éste no asistiere, para este efecto se entenderá que acepta que asuma su representación el arrendatario o el ocupante a quien
hubiere entregado la tenencia de su unidad, siempre que en el respectivo contrato así se hubiere establecido.

Sólo los copropietarios hábiles podrán optar a cargos de representación de la comunidad y concurrir con su voto a los acuerdos que se
adopten, salvo para aquellas materias respecto de las cuales la presente ley exige unanimidad. Cada copropietario tendrá sólo un voto,
que será proporcional a sus derechos en los bienes de dominio común, de conformidad al inciso segundo del artículo 3. El administrador
no podrá representar a ningún copropietario en la asamblea.

La calidad de copropietario hábil se acreditará mediante certificado expedido por el administrador o por quien haga sus veces.

Los acuerdos adoptados con las mayorías exigidas en esta ley o en el reglamento de copropiedad obligan a todos los copropietarios, sea
que hayan asistido o no a la sesión respectiva y aun cuando no hayan concurrido con su voto favorable a su adopción. La asamblea
representa legalmente a todos los copropietarios y está facultada para dar cumplimiento a dichos acuerdos a través del Comité de
Administración o de los copropietarios designados por la propia asamblea para estos efectos.

14
De los acuerdos de la asamblea se dejará constancia en un libro de actas foliado. Las actas deberán ser firmadas por todos los miembros
del Comité de Administración, o por los copropietarios que la asamblea designe y quedarán bajo custodia del Presidente del Comité de
Administración. La infracción a esta obligación será sancionada con multa de una a tres unidades tributarias mensuales la que se duplicará
en caso de reincidencia.

A las sesiones de la asamblea en las que se adopten acuerdos que incidan en las materias señaladas en los números 1, 3, 4, 5, 6 y 7 del
artículo 17, deberá asistir un notario, quien deberá certificar el acta respectiva, en la que se dejará constancia de los quórum obtenidos en
cada caso. Si la naturaleza del acuerdo adoptado lo requiere, el acta correspondiente deberá reducirse a escritura pública por cualquiera
de los miembros del Comité de Administración.

Art. 21. La asamblea de copropietarios en su primera sesión deberá designar un Comité de Administración compuesto, a lo menos, por
tres personas, que tendrá la representación de la asamblea con todas sus facultades, excepto aquellas que deben ser materia de
asamblea extraordinaria. El Comité de Administración durará en sus funciones el período que le fije la asamblea, el que no podrá exceder
de tres años, sin perjuicio de poder ser reelegido indefinidamente, y será presidido por el miembro que designe la asamblea, o en subsidio,
el propio Comité. Sólo podrán ser designados miembros del Comité de Administración: a) las personas naturales que sean propietarias en
el condominio o sus cónyuges; y, b) los representantes de las personas jurídicas que sean propietarias en el condominio. El Comité de
Administración podrá también dictar normas que faciliten el buen orden y administración del condominio, como asimismo imponer las
multas que estuvieren contempladas en el reglamento de copropiedad, a quienes infrinjan las obligaciones de esta ley y del reglamento de
copropiedad. Las normas y acuerdos del Comité mantendrán su vigencia mientras no sean revocadas o modificadas por la asamblea de
copropietarios. Para la validez de las reuniones del Comité de Administración, será necesaria una asistencia de la mayoría de sus
miembros y los acuerdos serán adoptados por la mitad más uno de los asistentes.

Art. 22. Todo condominio será administrado, con las facultades que disponga el reglamento de copropiedad respectivo, por la persona
natural o jurídica designada por la asamblea de copropietarios, y a falta de tal designación, actuará como administrador el Presidente del
Comité de Administración, por lo que las referencias que en esta ley se hacen al administrador, sólo serán para el caso en que lo hubiere.
El nombramiento del administrador, en su caso, deberá constar en la respectiva acta de la asamblea en que se adoptó el acuerdo
pertinente, reducida a escritura pública por la persona expresamente facultada para ello en la misma acta o, si no se expresare, por
cualquiera de los miembros del Comité de Administración. Copia autorizada de esta escritura deberá mantenerse en el archivo de
documentos del condominio.

El administrador, si lo hubiere, no podrá integrar el Comité de Administración y se mantendrá en sus funciones mientras cuente con la
confianza de la asamblea, pudiendo ser removido en cualquier momento por acuerdo de la misma.

Art. 23. Serán funciones del administrador las que se establezcan en el reglamento de copropiedad y las que específicamente le
conceda la asamblea de copropietarios, tales como cuidar los bienes de dominio común; ejecutar los actos de administración y
conservación y los de carácter urgente sin recabar previamente acuerdo de la asamblea, sin perjuicio de su posterior ratificación;
cobrar y recaudar los gastos comunes; velar por la observancia de las disposiciones legales y reglamentarias sobre copropiedad
inmobiliaria y las del reglamento de copropiedad; representar en juicio, activa y pasivamente, a los copropietarios, con las
facultades del inciso primero del artículo 7 del Código de Procedimiento Civil, en las causas concernientes a la administración y
conservación del condominio, sea que se promuevan con cualquiera de ellos o con terceros; citar a reunión de la asamblea;
pedir al tribunal competente que aplique los apremios o sanciones que procedan al copropietario u ocupante que infrinja las
limitaciones o restricciones que en el uso de su unidad le imponen esta ley, su reglamento y el reglamento de copropiedad.

A falta de disposiciones sobre la materia en el reglamento de copropiedad y en el silencio de la asamblea, serán funciones del
administrador las señaladas en esta ley y su reglamento.

Todo condominio deberá mantener una cuenta corriente bancaria o una cuenta de ahorro, exclusiva del condominio, sobre la que podrán
girar la o las personas que designe la asamblea de copropietarios. Las entidades correspondientes, a requerimiento del administrador o
del Comité de Administración, procederán a la apertura de la cuenta a nombre del respectivo condominio, en que se registre el nombre de
la o de las personas habilitadas.

El administrador estará obligado a rendir cuenta documentada de su administración en las épocas que se le hayan fijado y, además, cada
vez que se lo solicite la asamblea de copropietarios o el Comité de Administración, en su caso, y al término de su gestión. Para estos
efectos, los copropietarios tendrán acceso a la documentación correspondiente.

Art. 24. Mientras se proceda al nombramiento del Comité de Administración, cualquiera de los copropietarios podrá ejecutar por sí solo los
actos urgentes de administración y conservación.

Art. 25. El reglamento de copropiedad o la asamblea podrán establecer subadministraciones en un mismo condominio, debiendo
siempre mantenerse una administración central. Para estos efectos, la porción del condominio correspondiente a cada subadministración
deberá constar en un plano complementario de aquel a que se refiere el artículo 11. El reglamento de copropiedad especificará las
funciones de las subadministraciones y su relación con la administración central.

15
Art. 26. Dos o más condominios colindantes o ubicados en una misma manzana o en manzanas contiguas, podrán convenir su
administración conjunta, previo acuerdo adoptado en asamblea extraordinaria especialmente citada al efecto.

En el acuerdo respectivo se facultará a los presidentes de los respectivos Comités de Administración para suscribir el respectivo convenio,
señalándose las condiciones generales que éste deberá contemplar.

El acuerdo y el convenio señalados deberán reducirse a escritura pública, siendo aplicables a ellos las mismas normas que regulan el
reglamento de copropiedad.

Art. 27. La copia del acta de la asamblea válidamente celebrada, autorizada por el Comité de Administración, o en su defecto por el
administrador, en que se acuerden gastos comunes, tendrá mérito ejecutivo para el cobro de los mismos. Igual mérito tendrán los avisos
de cobro de dichos gastos comunes, extendidos de conformidad al acta, siempre que se encuentren firmados por el administrador.

Demandadas estas prestaciones, se entenderán comprendidas en la acción iniciada las de igual naturaleza a las reclamadas, que se
devengaren durante la tramitación del juicio.

Art. 28. Los copropietarios de un condominio deberán acordar un reglamento de copropiedad con los siguientes objetos:

a) Fijar con precisión sus derechos y obligaciones recíprocos;

b) Imponerse las limitaciones que estimen convenientes;

c) Dejar establecido que las unidades que integran el condominio, como asimismo los sectores en que se divide y los bienes de dominio
común, están identificados individualmente en los planos a que se refiere el artículo 11, señalando el número y la fecha de archivo de
dichos planos en el Conservador de Bienes Raíces;

d) Señalar los derechos que corresponden a cada unidad sobre los bienes de dominio común, como asimismo la cuota con que el
propietario de cada unidad debe contribuir al pago de los gastos comunes, en conformidad a lo dispuesto en el artículo 4;

e) Establecer lo concerniente a: la administración y conservación de los bienes de dominio común; las multas por incumplimiento de
obligaciones, y la aplicación de alguna de las medidas permitidas en los incisos tercero y cuarto del artículo 5;

f) Regular formas de aprovechamiento de los bienes de dominio común, sus alcances y limitaciones, como asimismo posibles cambios de
destino de estos bienes;

g) Otorgar a ciertos bienes el carácter de bienes comunes;

h) Fijar las facultades y obligaciones del Comité de Administración y del Administrador;

i) Establecer la asistencia necesaria para sesionar y las mayorías que se requerirán para que la asamblea adopte acuerdos, tanto en las
sesiones ordinarias como en las extraordinarias, las que no podrán ser inferiores a las establecidas en el artículo 19;

j) Fijar la periodicidad de las asambleas ordinarias y la época en que se celebrarán, y

k) En general, determinar su régimen administrativo.

Art. 29. El primer reglamento de copropiedad será dictado por la persona natural o jurídica propietaria del condominio y en él no podrán
fijarse mayorías superiores a las establecidas en el artículo 19. Este instrumento deberá ser reducido a escritura pública e inscrito en el
Registro de Hipotecas y Gravámenes del Conservador de Bienes Raíces respectivo como exigencia previa para obtener el certificado a
que alude el inciso segundo del artículo 10.

Art. 30. Una vez enajenado el 75% de las unidades que formen parte de un condominio nuevo, el Administrador deberá convocar a
Asamblea extraordinaria la que se pronunciará sobre la mantención, modificación o sustitución del Reglamento a que se refiere el artículo
precedente.

En el silencio del reglamento de copropiedad, regirán las normas del reglamento de esta ley, que se aprobará mediante decreto supremo
dictado a través del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Las normas del reglamento de copropiedad serán obligatorias para los copropietarios, para quienes les sucedan en el dominio y para los
ocupantes de las unidades a cualquier título.

Art. 31. Los copropietarios que se sientan afectados por disposiciones del reglamento de copropiedad del condominio, por estimar que ha
sido dictado con infracción de normas de esta ley o de su reglamento, o que contiene disposiciones contradictorias o que no corresponden
a la realidad de ese condominio o de manifiesta arbitrariedad en el trato a los distintos copropietarios, podrán demandar ante el tribunal
que corresponda de acuerdo a los artículos 33 y 34 de esta ley, la supresión, modificación o reemplazo de las normas impugnadas. La

16
acción se notificará al administrador del condominio que para estos efectos tendrá la calidad de representante legal de los restantes
copropietarios, debiendo ponerla en conocimiento de cada uno de los copropietarios, dentro de los cinco días hábiles siguientes a dicha
notificación, mediante comunicación escrita dirigida al domicilio registrado por éstos en la administración o a falta de éste, a la respectiva
unidad. En todo caso, cualquier copropietario podrá hacerse parte en el juicio.

Art. 32. Los copropietarios, arrendatarios u ocupantes a cualquier título de las unidades del condominio, deberán ejercer sus derechos sin
restringir ni perturbar el legítimo ejercicio de los derechos de los demás ocupantes del condominio.

Las unidades se usarán en forma ordenada y tranquila y no podrán hacerse servir para otros objetos que los establecidos en el
reglamento de copropiedad o, en el silencio de éste, a aquellos que el condominio esté destinado según los planos aprobados
por la Dirección de Obras Municipales. Tampoco se podrá ejecutar acto alguno que perturbe la tranquilidad de los copropietarios
o comprometa la seguridad, salubridad y habitabilidad del condominio o de sus unidades, ni provocar ruidos en las horas que
ordinariamente se destinan al descanso, ni almacenar en las unidades materias que puedan dañar las otras unidades del
condominio o los bienes comunes.

La infracción a lo prevenido en este artículo será sancionada con multa de una a tres unidades tributarias mensuales, pudiendo
el tribunal elevar al doble su monto en caso de reincidencia. Se entenderá que hay reincidencia cuando se cometa la misma
infracción, aun si ésta afectare a personas diversas, dentro de los seis meses siguientes a la fecha de la resolución del juez de
policía local que condene al pago de la primera multa. Podrán denunciar estas infracciones, el Comité de Administración, el
administrador o cualquier persona afectada, dentro de los tres meses siguientes a su ocurrencia. Lo anterior, sin perjuicio de las
indemnizaciones que en derecho correspondan. La administración del condominio podrá, a través de circulares, avisos u otros
medios, dar a conocer a la comunidad los reclamos correspondientes.

Serán responsables, solidariamente, del pago de las multas e indemnizaciones por infracción a las obligaciones de este artículo,
el infractor y el propietario de la respectiva unidad, sin perjuicio del derecho de este último de repetir contra el infractor.

Art. 33. Serán de competencia de los juzgados de policía local correspondientes y se sujetarán al procedimiento establecido en la ley No.
18.287, las contiendas que se promuevan entre los copropietarios o entre éstos y el administrador, relativas a la administración del
respectivo condominio, para lo cual estos tribunales estarán investidos de todas las facultades que sean necesarias a fin de resolver esas
controversias. En el ejercicio de estas facultades, el juez podrá, a petición de cualquier copropietario:

a) Declarar la nulidad de los acuerdos adoptados por la asamblea con infracción de las normas de esta ley y de su reglamento o de las de
los reglamentos de copropiedad.

b) Citar a asamblea de copropietarios, si el administrador o el presidente del Comité de Administración no lo hiciere, aplicándose al efecto
las normas contenidas en el artículo 654 del Código de Procedimiento Civil, en lo que fuere pertinente. A esta asamblea deberá asistir un
Notario como ministro de fe, quien levantará acta de lo actuado. La citación a asamblea se notificará mediante carta certificada
sujetándose a lo previsto en el inciso primero del artículo 18 de la presente ley. Para estos efectos, el administrador, a requerimiento del
juez, deberá poner a disposición del tribunal la nómina de copropietarios a que se refiere el citado inciso primero, dentro de los cinco días
siguientes desde que le fuere solicitada y si así no lo hiciere, se le aplicará la multa prevista en el penúltimo inciso del artículo 32.

c) Exigir al administrador que someta a la aprobación de la asamblea de copropietarios rendiciones de cuentas, fijándole plazo para ello y,
en caso de infracción, aplicarle la multa a que alude la letra anterior.

d) En general, adoptar todas las medidas necesarias para la solución de los conflictos que afecten a los copropietarios derivados de su
condición de tales.

Las resoluciones que se dicten en las gestiones a que alude el inciso anterior serán apelables, aplicándose a dicho recurso las normas
contempladas en el Título III de la ley No. 18.287.

El cobro de gastos comunes se sujetará al procedimiento del juicio ejecutivo del Título I del Libro Tercero del Código de Procedimiento
Civil y su conocimiento corresponderá al juez de letras respectivo.

Art. 34. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, las contiendas a que se refiere el inciso primero de dicho artículo, podrán
someterse a la resolución del juez árbitro arbitrador a que se refiere al artículo 223 del Código Orgánico de Tribunales. En contra de la
sentencia arbitral, se podrán interponer los recursos de apelación y de casación en la forma, conforme a lo previsto en el artículo 239 de
ese mismo Código.

El árbitro deberá ser designado por acuerdo de la asamblea y, a falta de acuerdo, por el juez letrado de turno, pudiendo ser sustituido o
removido en cualquier momento por acuerdo de la asamblea, siempre que no esté conociendo causas pendientes.

Art. 35. La respectiva municipalidad podrá atender extrajudicialmente los conflictos que se promuevan entre los copropietarios o entre
éstos y el administrador, y al efecto estará facultada para citar a reuniones a las partes en conflicto para que expongan sus problemas y
proponer vías de solución, haciendo constar lo obrado y los acuerdos adoptados en actas que se levantarán al efecto. La copia del acta

17
correspondiente, autorizada por el secretario municipal respectivo, constituirá plena prueba de los acuerdos adoptados y deberá agregarse
al libro de actas del Comité de Administración. En todo caso la municipalidad deberá abstenerse de actuar si alguna de las partes hubiere
recurrido o recurriera al juez de policía local o a un árbitro, conforme a lo dispuesto en los artículos 33 y 34 de esta ley.

TITULO III

De la seguridad del condominio y del término o modificación de la copropiedad inmobiliaria


Art. 36. Salvo que el reglamento de copropiedad establezca lo contrario, todas las unidades de un condominio deberán ser aseguradas
contra riesgo de incendio, incluyéndose en el seguro los bienes de dominio común en la proporción que le corresponda a la respectiva
unidad. Cada copropietario deberá contratar este seguro y, en caso de no hacerlo, lo contratará el administrador por cuenta y cargo de
aquél, formulándole el cobro de la prima correspondiente conjuntamente con el de los gastos comunes, indicando su monto en forma
desglosada de éstos. Al pago de lo adeudado por este concepto, se aplicarán las mismas normas que rigen para los gastos comunes.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, deberá mantenerse en el archivo de documentos del condominio un plano del mismo,
con indicación de los grifos, sistemas de electricidad, agua potable, alcantarillado y calefacción, de seguridad contra incendio y cualquier
otra información que sea necesario conocer para casos de emergencia.

Todo condominio deberá tener un plan de emergencia ante siniestros, como incendios, terremotos y semejantes, que incluya
medidas para tomar, antes, durante y después del siniestro, con especial énfasis en la evacuación durante incendios. La
confección de este plan será responsabilidad del Comité de Administración, que deberá someterlo a aprobación de una asamblea
extraordinaria citada especialmente a ese efecto, dentro de los primeros tres meses de su nombramiento.

El plan de emergencia, junto con los planos del condominio detallados según necesidad, será actualizado anualmente por el Comité de
Administración respectivo y copia del mismo, junto con los planos, serán entregados a la unidad de carabineros y de bomberos más
cercana, las que podrán hacer llegar al Comité de Administración las observaciones que estimaren pertinentes.

Si se viere comprometida la seguridad o conservación de un condominio sea respecto de sus bienes comunes o de sus unidades, por
efecto de filtraciones, inundaciones, emanaciones de gas u otros desperfectos, para cuya reparación fuere necesario ingresar a una
unidad, no encontrándose el propietario, arrendatario, u ocupante que facilite o permita el acceso, el administrador del condominio podrá
ingresar forzadamente a ella, debiendo hacerlo acompañado de un miembro del Comité de Administración, quien levantará acta detallada
de la diligencia, incorporando la misma al libro de actas del Comité de Administración y dejando copia de ella en el interior de la unidad.
Los gastos que se origen serán de cargo del o los responsables del desperfecto producido.

Art. 37. Si la municipalidad decretase la demolición de un condominio, de conformidad a la legislación vigente en la materia, la asamblea
de copropietarios, reunida en asamblea extraordinaria, acordará su proceder futuro.

Art. 38. La resolución del Director de Obras Municipales que declare acogido un condominio al régimen de copropiedad inmobiliaria será
irrevocable por decisión unilateral de esa autoridad.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, la asamblea podrá solicitar del Director de Obras Municipales que proceda a modificar o
a dejar sin efecto dicha declaración, debiendo, en todo caso, cumplirse con las normas vigentes sobre urbanismo y construcciones para la
gestión ulterior respectiva y recabarse la autorización de los acreedores hipotecarios o de los titulares de otros derechos reales, si los
hubiere. Si se deja sin efecto dicha declaración, la comunidad que se forme entre los copropietarios se regirá por las normas del derecho
común.

El Director de Obras Municipales tendrá un plazo de treinta días corridos para pronunciarse sobre la solicitud a que se refiere el inciso
anterior, contado desde la fecha de la presentación de la misma. Será aplicable a este requerimiento lo dispuesto en los incisos segundo,
tercero y cuarto del artículo 118 del decreto con fuerza de ley No. 458, de 1975, Ley General de Urbanismo y Construcciones.

TITULO IV

De los condominios de viviendas sociales


Art. 39. Los condominios de viviendas sociales se regirán por las disposiciones especiales contenidas en este Título y, en lo no previsto
por éstas y siempre que no se contrapongan con lo establecido en ellas, se sujetarán a las normas de carácter general contenidas en los
restantes Títulos de esta ley.

Art. 40. Para los efectos de este Título, se considerarán viviendas sociales las viviendas económicas de carácter definitivo, destinadas a
resolver los problemas de la marginalidad habitacional, cuyo valor de tasación no exceda en más de un 30% el señalado en el decreto ley
Número 2.552, de 1979.
El carácter de vivienda social será certificado por el Director de Obras Municipales respectivo, quien la tasará considerando la suma de los
siguientes factores:

18
1. El valor del terreno, que será el de su avalúo fiscal vigente en la fecha de la solicitud del permiso.
2. El valor de construcción de la vivienda, según el proyecto presentado, que se evaluará conforme a la tabla de costos
unitarios a que se refiere el artículo 127 de la ley General de Urbanismo y Construcciones.

Art. 41. Los Gobiernos Regionales, las Municipalidades y los Servicios de Vivienda y Urbanización podrán destinar recursos a condominios
de viviendas sociales emplazados en sus respectivos territorios.
Los recursos destinados sólo podrán ser asignados con los siguientes objetos:

a) En los bienes de dominio común, con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes del condominio;
b) En gastos que demande la formalización del reglamento de copropiedad a que alude el artículo 43 y los que se originen de
la protocolización a que se refiere el artículo 44;
c) En pago de primas de seguros de incendio y adicionales para cubrir riesgos catastróficos de la naturaleza, tales como
terremotos, inundaciones, incendios a causa de terremotos u otros del mismo tipo, y
d) En instalaciones de las redes de servicios básicos que no sean bienes comunes.

Art. 42. Los Servicios de Vivienda y Urbanización respectivos podrán designar, por una sola vez, en los condominios de viviendas sociales
que carezcan de administrador, una persona que actuará provisionalmente como administrador, con las mismas facultades y obligaciones
que aquél.
La persona designada deberá ser mayor de edad, capaz de contratar y de disponer libremente de sus bienes y se desempeñará
temporalmente mientras se designa el administrador definitivo, no pudiendo exceder el plazo de su desempeño de seis meses, contados
desde su designación.

La asamblea de copropietarios, por acuerdo adoptado en sesión ordinaria, podrá solicitar del Servicio de Vivienda y Urbanización que
hubiere designado al administrador provisional la sustitución de éste, por causa justificada.

Art. 43. No obstante lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 30, mediante resolución del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, se
aprobará un reglamento de copropiedad tipo para los condominios de viviendas sociales, pudiendo cada condominio adaptar sus
disposiciones a sus necesidades, no obstante lo cual deberá someter este reglamento de copropiedad a las formalidades previstas en el
artículo 29.

Art. 44. El reglamento de copropiedad en los condominios de viviendas sociales, las actas que contengan modificaciones de estos
reglamentos, la nómina de los miembros del Comité de Administración y la designación del administrador, en su caso, y sus direcciones,
deberán quedar bajo custodia del Presidente del Comité de Administración. El Presidente del Comité de Administración deberá
protocolizar estos documentos en una Notaría, comunicando el cumplimiento de dicha diligencia a la Municipalidad respectiva y dejando
copia de la protocolización en el archivo de documentos del condominio. La infracción a estas obligaciones será sancionada con multa de
una a tres unidades tributarias mensuales, la que se duplicará en caso de reincidencia.

Art. 45. Las empresas que proporcionen servicios de energía eléctrica, agua potable, alcantarillado, gas u otros servicios, a un condominio
de viviendas sociales, deberán cobrar, conjuntamente con las cuentas particulares de cada vivienda, la proporción que le corresponda a
dicha unidad en los gastos comunes por concepto del respectivo consumo o reparación de estas instalaciones. Esta contribución se
determinará en el respectivo reglamento de copropiedad o por acuerdo de la asamblea de copropietarios, conforme a lo dispuesto en el
artículo 4.

Art. 46. Tratándose de condominios de viviendas sociales integrados por más de un bloque independiente, cada bloque podrá establecer
subadministraciones, en la forma dispuesta en el artículo 25, cualquiera que sea el número de unidades que lo integren.

TITULO V Disposiciones generales

Art. 47. Derógase el párrafo 3 "De los edificios y viviendas acogidos a la Ley de Propiedad Horizontal", del Capítulo I del Título III del
decreto con fuerza de ley Número 458, de 1975, Ley General de Urbanismo y Construcciones, artículos 110 a 115, ambos inclusive y el
artículo 166 de este último cuerpo legal.

Art. 48. Derogase la ley Número 6.071, cuyo texto definitivo se fijó en el Capítulo V del decreto supremo Número 880, del Ministerio de
Obras Públicas, de 1963, subsistente por expresa disposición del inciso segundo del artículo 169 del decreto con fuerza de ley Número
458, de 1975, Ley General de Urbanismo y Construcciones.

Art. 49. La presente ley se aplicará también a las comunidades de copropietarios acogidos a la Ley de Propiedad Horizontal con
anterioridad a su vigencia, sin perjuicio de que, salvo acuerdo unánime en contrario, respecto de estas comunidades continuarán
aplicándose las normas de sus reglamentos de copropiedad en relación al cambio de destino de las unidades del condominio, a la
proporción o porcentaje que a cada copropietario corresponde sobre los bienes comunes y en el pago de los gastos comunes, como
asimismo se mantendrán vigentes los derechos de uso y goce exclusivo sobre bienes comunes que hayan sido legalmente constituidos.

19
En los casos que esta ley exija que una determinada facultad o derecho esté establecida en el reglamento de copropiedad se presumirá tal
autorización respecto de los reglamentos de copropiedad formulados con anterioridad a la vigencia de esta ley, salvo acuerdo en contrario
de una asamblea extraordinaria de copropietarios.

Las comunidades a que se refiere este artículo podrán establecer siempre subadministraciones o convenir su administración conjunta en
los términos previstos en los artículos 25 y 26, respectivamente, previo acuerdo adoptado conforme al procedimiento estatuido en el inciso
segundo del artículo 19. Para estos efectos la porción correspondiente a cada subadministración deberá constar en un plano
complementario de aquel aprobado por la Dirección de Obras Municipales al acogerse el edificio o conjunto de viviendas a la Ley de
Propiedad Horizontal.

Art. 50. Las referencias que se efectúan en la legislación vigente a las disposiciones legales que se derogan por los artículos anteriores se
entenderán hechas a las de esta ley, y las efectuadas a las "Juntas de Vigilancia", a los "Comités de Administración".
Artículo transitorio.- Los conjuntos de viviendas preexistentes a la vigencia de esta ley, calificadas como viviendas sociales de acuerdo con
los decretos leyes Número 1.088, de 1975, y Número 2.552, de 1979, y los construidos por los Servicios de Vivienda y Urbanización y sus
antecesores legales, se considerarán como condominios de viviendas sociales para los efectos de lo dispuesto en el Título IV de la
presente ley.

Las Municipalidades deberán desarrollar programas educativos sobre los derechos y deberes de los habitantes de condominios de
viviendas sociales, promover, asesorar, prestar apoyo a su organización y progreso y, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 41, podrán
adoptar todas las medidas necesarias para permitir la adecuación de las comunidades de copropietarios de viviendas sociales a que se
refiere el inciso anterior, a las normas de la presente ley, estando facultadas al efecto para prestar asesoría legal, técnica y contable y para
destinar recursos con el objeto de afrontar los gastos que demanden estas gestiones, tales como confección de planos u otros de similar
naturaleza.".

Habiéndose cumplido con lo establecido en el Número 1 del Artículo 82 de la Constitución Política de la República y por cuanto he tenido a
bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

Santiago, 5 de diciembre de 1997.- EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE, Presidente de la República.- Sergio Henríquez Díaz, Ministro de
Vivienda y Urbanismo.

Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Saluda atentamente a Ud., Berta Belmar Ruiz, Subsecretaria de Vivienda y Urbanismo.

20
3.- REGLAMENTO LEY Número 19.537 COPROPIEDAD INMOBILIARIA
Santiago, 31 de marzo de 1998.- Hoy se decretó lo que sigue:
Número 46.- Visto: La ley Número 19.537, sobre Copropiedad Inmobiliaria, en especial lo dispuesto en el inciso primero de su artículo 10 y
en el inciso segundo de su artículo 30 y las facultades que me confiere el artículo 32 número 8º de la Constitución Política de la República
de Chile,
DECRETO:
Apruébese el siguiente Reglamento de la ley Número 19.537, sobre Copropiedad Inmobiliaria:

TITULO I
Del régimen de copropiedad inmobiliaria

Artículo 1º.- El presente reglamento se aplicará a los condominios que se acojan al régimen de copropiedad inmobiliaria que consagra la
ley Número 19.537, en adelante la ley.

Conforme al artículo 49 de la ley, las disposiciones de dicho cuerpo legal regirán también para las comunidades de copropietarios
acogidas a la Ley de Propiedad Horizontal con anterioridad a su vigencia. No obstante lo anterior, continuarán aplicándose a dichas
comunidades las normas de su respectivo reglamento de copropiedad, si lo tuvieren, relativas al cambio de destino de las unidades del
condominio, a la proporción o porcentaje que a cada copropietario corresponde sobre los bienes comunes y en el pago de los gastos
comunes y a los derechos de uso y goce exclusivo sobre bienes comunes legalmente constituidos, salvo que por acuerdo unánime la
asamblea de copropietarios determinare someter también estas materias a las normas de la Ley Número 19.537.

Mientras las comunidades de copropietarios a que se refiere el inciso anterior no acuerden un nuevo reglamento de copropiedad conforme
a la ley, continuarán rigiéndose por sus reglamentos de copropiedad formulados con anterioridad a su vigencia en todo aquello que no
contravenga las disposiciones de la ley, entendiéndose que las referencias a la Junta de Vigilancia que se contienen en dichos
reglamentos de copropiedad, están hechas al Comité de Administración.

Artículo 2º.- Para los efectos del presente reglamento se entenderá por:

Condominios: Las construcciones o los terrenos acogidos al régimen de copropiedad inmobiliaria regulado por la ley.

Condominios Tipo A: Las construcciones divididas en unidades, emplazadas en un terreno de dominio común.

Condominios Tipo B: Los predios, con construcciones o con proyectos de construcción aprobados, en el interior de cuyos deslindes
existan simultáneamente sitios que pertenezcan en dominio exclusivo a cada copropietario y terrenos de dominio común de todos ellos.

Predios con proyectos de construcción aprobados: Los que cuenten, a lo menos, con certificado extendido por la Dirección de Obras
Municipales en que conste que no se requiere la ejecución de obras de urbanización o que las obras de urbanización requeridas han sido
ejecutadas, o los que cuenten con certificado de urbanización garantizada. Este certificado, junto con el que extienda el Director de Obras
Municipales conforme al inciso segundo del artículo 10 de la ley, en que declare acogido el condominio al régimen de copropiedad
inmobiliaria y señale las unidades que sean enajenables, permitirá transferir el dominio de dichas unidades. No obstante lo anterior,
atendido lo previsto en el inciso primero del artículo 9§ de la ley, el certificado de urbanización garantizada no permitirá al Director de
Obras Municipales efectuar la recepción definitiva de los edificios.

Unidades: Las viviendas, oficinas, locales comerciales, bodegas, estacionamientos con exclusión de los de visitas, recintos industriales,
sitios y otros inmuebles que forman parte de un condominio y sobre los cuales es posible constituir dominio exclusivo.

Urbanización de un condominio: Además de las exigidas por las normas generales, las obras interiores de carácter colectivo necesarias
para dotar a los condominios tipo A, o a los sectores de éstos en su caso, y a los lotes de los condominios tipo B, de vías de acceso, con
sus obras de pavimentación y desagües de aguas lluvias; de redes colectivas sanitarias y energéticas, y de áreas verdes de acuerdo con
los estándares y condiciones de diseño establecidos en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.
Artículo 3º.- Las unidades que integran el condominio, como asimismo los sectores en que éste se divide, los estacionamientos que
correspondan a la cuota mínima obligatoria que señale el plan regulador respectivo y los bienes de dominio común incluyendo en ellos los
estacionamientos de visitas, si los hubiere, deben singularizarse en los planos del condominio aprobados por el Director de Obras
Municipales.

Artículo 4º.- Para acoger un condominio al régimen de copropiedad inmobiliaria deberán presentarse a la Dirección de Obras Municipales
el primer reglamento de copropiedad dictado por la persona natural o jurídica propietaria del condominio, reducido a escritura pública e
inscrito en el Registro de Hipotecas y Gravámenes del Conservador de Bienes Raíces respectivo y los planos a que se refiere el artículo
11 de la ley.

21
Para el primer reglamento de copropiedad no se aplicará lo dispuesto en la letra c) del artículo 28 de la ley en orden a que debe señalarse
en él el número y fecha de archivo de los planos en el Conservador de Bienes Raíces, exigencia que la ley formula para los reglamentos
de copropiedad que acuerden los copropietarios de un condominio.

Una vez verificado por el Director de Obras Municipales que el condominio cumple con las normas exigidas por la ley y este reglamento,
por la Ley General de Urbanismo y Construcciones y su Ordenanza General, con los instrumentos de planificación territorial y con las
normas que regulan el área de emplazamiento del condominio, procederá a extender el certificado que lo declare acogido al régimen de
copropiedad inmobiliaria el que debe cumplir con lo señalado en el inciso segundo del artículo 10 de la ley.

Los planos se archivarán en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces correspondiente, junto con el certificado del
Director de Obras Municipales que declaró acogido el condominio al régimen de copropiedad inmobiliaria.

De acuerdo a lo previsto en el inciso primero del artículo 9§ de la ley, de las superficies de terreno que resulten de la aplicación del artículo
70 del DFL. Número 458 (V. y U.), de 1975, Ley General de Urbanismo y Construcciones, en relación con el Capítulo 2 del Título 2 de la
Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, sólo se incorporarán al dominio nacional de uso público en la oportunidad que señala
el artículo 135 de la misma Ley General, las calles, avenidas, plazas y espacios públicos que estuvieren considerados en el respectivo
plan regulador. El resto de las superficies de terreno afectas al cumplimiento de los preceptos antes citados, destinadas a circulación y
áreas verdes, son de dominio de la respectiva comunidad de copropietarios.

TITULO II
De los derechos y obligaciones entre los copropietarios del condominio
Artículo 5º.- El régimen administrativo interno del condominio se regulará por el respectivo reglamento de copropiedad, y en el silencio de
éste regirán las disposiciones de la ley y del presente reglamento.

Las normas del reglamento de copropiedad serán obligatorias para toda persona que adquiera una de las unidades que lo conforman, para
sus sucesores en el dominio y, en general, para los ocupantes a cualquier título de esas unidades.

El primer reglamento de copropiedad deberá ser dictado por la persona natural o jurídica propietaria del condominio y en él no
podrán fijarse mayorías superiores a las establecidas en el artículo 19 de la ley para la constitución de las asambleas ni para la
adopción de los acuerdos. En este primer reglamento de copropiedad no podrá someterse al conocimiento de un juez árbitro los
conflictos que afecten a los copropietarios, atendido lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 34 de la ley.

Una vez enajenado el 75% de las unidades que formen parte de un condominio nuevo, el administrador, dentro de los 30 días
siguientes a la inscripción de la última de dichas enajenaciones en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces, deberá
convocar a asamblea extraordinaria la que se pronunciará sobre la mantención, modificación o sustitución del primer reglamento de
copropiedad.

Artículo 6º.- Serán de cargo del respectivo propietario las reparaciones y la mantención de la unidad de su dominio, de sus
muros, vigas y de los muros exteriores que no sean estructurales, en la parte que dan al interior de su unidad, pisos, ventanas,
puertas y demás bienes que son exclusivos de su respectiva propiedad, como también de las instalaciones respectivas de luz
eléctrica, agua, gas, alcantarillado y ventilación, en lo que quede dentro de su unidad, a partir de los empalmes de entrada a la
unidad y hasta la salida de la misma. El reglamento de copropiedad podrá establecer que ciertas reparaciones y mantenciones no
serán de cargo exclusivo de los copropietarios, tales como las que deriven de la sustitución de instalaciones generales del
condominio o sean consecuencia de desperfectos de la red central de ellas.

Los propietarios de unidades colindantes deberán contribuir, por partes iguales, a la conservación de los muros divisorios que no sean
estructurales, existentes entre sus respectivas unidades.

Si un copropietario fuere omiso en efectuar las reparaciones de desperfectos que puedan producir daño en otras unidades o en bienes de
dominio común, el Comité de Administración le fijará un plazo al efecto. Si las reparaciones no se ejecutaren transcurrido dicho plazo, se
procederá conforme a los incisos tercero y cuarto del artículo 32 de la ley.

Artículo 7º.- Los copropietarios, arrendatarios u ocupantes a cualquier título de las unidades del condominio, deberán ejercer sus derechos
sin restringir ni perturbar el legítimo ejercicio de los que corresponden a los demás ocupantes del condominio.

Las unidades se usarán en forma ordenada y tranquila y no podrán hacerse servir para otros objetos que los establecidos en el reglamento
de copropiedad o, en el silencio de éste, a aquellos que el condominio esté destinado según los planos aprobados por la Dirección de
Obras Municipales. Tampoco se podrá ejecutar acto alguno que perturbe la tranquilidad de los demás ocupantes del condominio o
comprometa la seguridad, salubridad y habitabilidad del condominio o de sus unidades, ni provocar ruidos en las horas que ordinariamente
se destinan al descanso, ni almacenar en las unidades materias que puedan dañar las otras unidades del condominio o lo bienes
comunes.

22
La infracción a lo dispuesto en este artículo será sancionada con arreglo al artículo 32 de la ley. Podrán denunciar estas infracciones, el
Comité de Administración, el administrador, si lo hubiere, o cualquier persona afectada, dentro de los tres meses siguientes a su
ocurrencia. La administración del condominio podrá, a través de circulares, avisos u otros medios, dar a conocer a la comunidad los
reclamos correspondientes.

Serán responsables solidariamente del pago de las multas e indemnizaciones por infracción a las obligaciones de este artículo, el infractor
y el propietario de la respectiva unidad, sin perjuicio del derechos de este último de repetir contra el infractor.

TITULO III
De la solución de conflictos

Artículo 8º.- Las contiendas que se promuevan entre los copropietarios o entre éstos y el administrador, relativas a la administración del
condominio, serán resueltas por el juez de policía local correspondiente o por un juez árbitro.
Conforme a lo previsto en el artículo 33 de la ley, los juzgados de policía local se sujetarán al procedimiento de la ley Número 18.287 y las
resoluciones que dicten en el ejercicio de las facultades que les otorga el inciso primero de dicho precepto legal, serán apelables.

A la asamblea convocada por el juez conforme al inciso final del artículo 19 y a la letra b) del inciso primero del artículo 33, ambos de la
ley, se citará a todos los copropietarios la cual se celebrará con sólo los que concurran, de conformidad con el artículo 654 del Código de
Procedimiento Civil. Dicha asamblea se realizará en el condominio o en el lugar señalado en el inciso segundo del artículo 21 de este
reglamento. A su celebración deberá asistir un notario, el que deberá ser remunerado por los copropietarios, sin que sea necesario que a
ella asista el juez que la hubiere convocado. Para la adopción de los acuerdos se requerirán los quórum que correspondan según la
naturaleza de la materia incluida en la convocatoria.

Los copropietarios que se sientan afectados por disposiciones del reglamento de copropiedad, por estimar que concurre alguna de las
causales previstas en el artículo 31 de la ley, podrán demandar ante el juez de policía local o ante el juez árbitro, según corresponda de
acuerdo a los artículos 33 y 34 de la ley, la supresión, modificación o reemplazo de las normas impugnadas. La acción se notificará al
administrador del condominio que para estos efectos tendrá la calidad de representante legal de los restantes copropietarios, quien deberá
ponerla en conocimiento de cada uno de los copropietarios dentro de los cinco días hábiles siguientes a dicha notificación, mediante
comunicación escrita dirigida al domicilio registrado por éstos en la administración o si no lo hubieren registrado, a la respectiva unidad. En
todo caso, cualquier copropietario podrá hacerse parte en el juicio. Si el juez acogiere la demanda, ordenará que se proceda a extender la
escritura pública complementaria del reglamento de copropiedad que contenga la supresión, modificación o reemplazo materia de la
acción interpuesta.

Si los copropietarios acordaren someter al conocimiento de un árbitro los conflictos que los afecten o pudieren afectar, deberán proceder a
designar la persona del árbitro. A falta de acuerdo en la persona del árbitro, éste será designado por el juez letrado de turno, de
conformidad al artículo 34 de la ley. La asamblea de copropietarios, al efectuar la designación del juez árbitro podrá acordar encomendar a
éste la solución de todos los conflictos que les afecten o puedan afectarles derivados de su condición de tales, sin perjuicio de la facultad
de la asamblea para sustituirlo o removerlo en cualquier momento, siempre que no esté conociendo causas pendientes.

Del cobro judicial de los gastos comunes, conocerá el juez de letras respectivo conforme al procedimiento del juicio ejecutivo del Título I
del Libro Tercero del Código de Procedimiento Civil.

Conforme al artículo 35 de la ley, se podrá recurrir a la municipalidad respectiva para la atención extrajudicial de los conflictos que se
promuevan entre los copropietarios o entre éstos y el administrador.

Si la municipalidad accediere a lo solicitado, se dejará constancia de lo obrado y de los acuerdos adoptados en acta que se levantará al
efecto. La copia del acta correspondiente, autorizada por el secretario municipal respectivo, constituirá plena prueba de los acuerdos
adoptados y deberá agregarse al libro de actas del Comité de Administración.

TITULO IV
De los bienes de dominio común

Artículo 9º.- Cada copropietario será dueño exclusivo de su unidad y comunero en los bienes que de acuerdo a la ley y al reglamento de
copropiedad son de dominio común.

Son bienes de dominio común los señalados en el número 3 del artículo 2º de la ley.

Para los efectos de lo dispuesto en la letra e) del número 3 del artículo 2º de la ley, deberá procederse a la modificación del reglamento de
copropiedad y a singularizar los bienes a los que se otorgue el carácter de bienes comunes, en un plano complementario que se archivará
junto con el señalado en el artículo 3º de este reglamento.

23
TITULO V
Del derecho de los copropietarios sobre los bienes de dominio común

Artículo 10.- El derecho que corresponde a cada unidad sobre los bienes de dominio común será el determinado en el reglamento de
copropiedad conforme al artículo 3º de la ley.

Los derechos de cada copropietario en los bienes de dominio común son inseparables del dominio de su respectiva unidad y se
entenderán comprendidos en la transferencia del dominio, gravamen o embargo de la unidad.

TITULO VI
De los derechos de uso y goce exclusivo

Artículo 11.- Con acuerdo de la asamblea de copropietarios adoptado en sesión extraordinaria y con los quórum que se indican en el
artículo 22 de este reglamento, podrán constituirse en favor de uno o más copropietarios, derechos de uso y goce exclusivo sobre los
bienes de dominio común a que se refieren las letras c), d) y e), del número 3 del artículo 2§ de la ley. También podrán constituirse en
favor de uno o más copropietarios derechos de uso y goce exclusivo sobre los bienes mencionados en las letras a) y b) de ese mismo
artículo, cuando por circunstancias sobrevinientes dejen de tener las características señaladas en esas letras a) y b).

Sobre los estacionamientos de visitas no podrán constituirse derecho de uso y goce exclusivo.

La asamblea de copropietarios, al acordar la constitución de estos derechos, deberá establecer expresamente si se constituyen en forma
gratuita o si el titular de ellos estará afecto al pago de aportes en dinero por dicho uso y goce exclusivos y en este último caso la asamblea
de copropietarios determinará si tales aportes consistirán en una cantidad única o en pagos periódicos, que en ambos casos
incrementarán el fondo común de reserva.

Los gastos de mantención que irrogue el bien común dado en uso y goce exclusivo, serán de cargo del copropietario titular de esos
derechos, salvo disposición en contrario del reglamento de copropiedad o acuerdo de la asamblea de copropietarios.
El copropietario titular de derechos de uso y goce exclusivo sólo podrá efectuar construcciones o alteraciones en los bienes en que
recaigan dichos derechos, o cambiar su destino, con acuerdo previo de la asamblea de copropietarios adoptado en sesión extraordinaria, y
permiso de la Dirección de Obras Municipales.

Los derechos de uso y goce exclusivo sobre los bienes de dominio común que pueden constituirse en favor de uno o más copropietarios,
son inseparables del dominio de la respectiva unidad y se entenderán comprendidos en la transferencia del dominio, gravamen o embargo
de la unidad.

TITULO VII
De la enajenación, arrendamiento o gravamen de bienes de dominio común

Artículo 12.- Podrán enajenarse, darse en arrendamiento o gravarse, previo acuerdo de la asamblea de copropietarios adoptado en sesión
extraordinaria, los bienes de dominio común a que se refieren las letras d) y e) del número 3 del artículo 2§ de la ley, como asimismo los
mencionados en las letras a), b) y c) de ese mismo artículo, cuando por circunstancias sobrevinientes dejen de tener las características
señaladas en dichas letras a), b) y c).

No obstante lo anterior, aun cuando tales características se mantengan, con acuerdo de la asamblea de copropietarios adoptado en sesión
extraordinaria, se podrán enajenar los bienes comunes a que se refiere la letra c) del número 3 del artículo 2§ de la ley, sólo en favor de
los copropietarios colindantes de dichos bienes.

No podrán enajenarse, darse en arrendamiento ni gravarse los estacionamientos de visitas.

La asamblea extraordinaria de copropietarios para tratar las materias a que se refieren los incisos anteriores, tanto en primera
como en segunda citación, deberá constituirse con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos, el 80% de los
derechos en el condominio y los acuerdos deberán adoptarse con el voto favorable de los asistentes que representen, a lo
menos, el 75% de los derechos en el condominio. Sin embargo, si la enajenación implica la alteración en el número de unidades del
condominio, conforme a lo previsto en el inciso final del artículo 14 de la ley, en relación con el inciso cuarto del artículo 19 de ese mismo
cuerpo legal, deberá modificarse el reglamento de copropiedad dejándose constancia de los nuevos porcentajes de los derechos de los
copropietarios sobre los bienes comunes y en tal caso la asamblea extraordinaria requerirá para constituirse la asistencia de la totalidad de
los copropietarios y el acuerdo deberá adoptarse con el voto favorable de la unanimidad de los copropietarios.

24
Los recursos provenientes de los actos y contratos a que se refiere este artículo, incrementarán el fondo común de reserva.

A los actos y contratos respectivos comparecerá el administrador, si lo hubiere, y el presidente del Comité de Administración en
representación de la asamblea de copropietarios.

Cuando se enajenare una unidad de un condominio, el adquirente deberá ponerlo en conocimiento de la administración, exhibiendo o
acompañando copia de la escritura respectiva, con constancia de su inscripción en el Conservador de Bienes Raíces, o copia de dicha
inscripción.

TITULO VIII
De la contribución a los gastos comunes

Artículo 13.- Cada copropietario deberá pagar oportunamente tanto los gastos comunes ordinarios como los gastos comunes
extraordinarios, en proporción al derecho que le corresponde en los bienes de dominio común, salvo que el reglamento de copropiedad
establezca otra forma de contribución.

Si el dominio de una unidad pertenece en común a dos o más personas, cada una de ellas será solidariamente responsable del pago de la
totalidad de los gastos comunes, sin perjuicio de su derecho a repetir lo pagado contra sus comuneros en dicha unidad, en la proporción
que les corresponda.

Se considerarán gastos comunes los señalados en los números 4 y 5 del artículo 2º de la ley.
La obligación del propietario de una unidad por los gastos comunes seguirá siempre al dominio de su unidad, aun respecto de los
devengados antes de su adquisición.

Si por no contribuirse oportunamente a los gastos comunes se viere disminuido el valor del condominio, o surgiere una situación de riesgo
o peligro no cubierto, el copropietario causante responderá de todo daño o perjuicio.

Si el reglamento de copropiedad no dispusiere otra forma de contribución, los gastos comunes correspondientes a bienes o servicios
destinados a servir únicamente a un sector del condominio, serán de cargo de los copropietarios de las unidades del respectivo sector, en
proporción al avalúo fiscal de la respectiva unidad, sin perjuicio de la obligación de esos copropietarios de concurrir al pago de los gastos
comunes generales de todo el condominio.

Artículo 14.- El reglamento de copropiedad podrá autorizar al administrador para que, con el acuerdo previo del Comité de Administración
para cada caso en particular, proceda a suspender o requerir la suspensión del servicio eléctrico que se suministra a aquellas unidades
cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago de tres o más cuotas, continuas o discontinuas, de los gastos comunes.

Si el condominio no dispusiere de sistemas propios de control para el paso de dicho servicio, las empresas que lo suministren, a
requerimiento escrito del administrador y previa autorización del Comité de Administración para cada caso en particular, deberán
suspender el servicio que proporcionen a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago de tres o más cuotas,
continuas o discontinuas, de los gastos comunes.

Artículo 15.- Cada copropietario deberá pagar los gastos comunes dentro de los cinco primeros días corridos de cada mes, salvo que el
reglamento de copropiedad establezca una periodicidad o plazos diferentes. Si incurriere en mora, la deuda devengará el interés máximo
convencional que rige para las operaciones de crédito de dinero no reajustables, o el inferior a éste que establezca el reglamento de
copropiedad.

El hecho de que algún copropietario no haga uso efectivo de algún determinado servicio o bien común, o de que su unidad permanezca
desocupada por cualquier tiempo, no lo exime en caso alguno de la obligación de contribuir oportunamente al pago de los gastos comunes
correspondientes.

Artículo 16.- El cobro de los gastos comunes se efectuará por el administrador del condominio, de conformidad a las normas de la ley y del
reglamento de copropiedad y a los acuerdos de la asamblea de copropietarios. En el correspondiente aviso de cobro deberá constar la
proporción señalada en el artículo 13 del presente reglamento en que el respectivo copropietario debe contribuir a los gastos comunes.
Este aviso de cobro deberá ser remitido por el administrador dentro del mes anterior al que origina el cobro.

Si así lo establece el reglamento de copropiedad, el administrador podrá confeccionar presupuestos estimativos de gastos comunes por
períodos mensuales anticipados para facilitar su cobro. Al término de cada período deberá hacer el correspondiente ajuste de saldos en
relación a los gastos efectivamente producidos. Estos presupuestos deberán ser aprobados por el Comité de Administración.

La recaudación de los gastos comunes corresponderá al administrador, salvo que el Comité de Administración la encomiende a otras
entidades de derecho público o privado que estén facultadas para prestar este servicio.

25
La copia del acta de la asamblea válidamente celebrada, autorizada indistintamente por el Comité de Administración o por el
administrador, en que se acuerden gastos comunes, tendrá mérito ejecutivo para el cobro de los mismos. Igual mérito tendrán los avisos
de cobro de dichos gastos comunes, extendidos de conformidad al acta, siempre que se encuentren firmados por el administrador.

Demandadas estas prestaciones, se entenderán comprendidas en la acción iniciada las de igual naturaleza a las reclamadas, que se
devenguen durante la tramitación del juicio.

En los juicios de cobro de gastos comunes, la notificación del requerimiento de pago al deudor, conjuntamente con la orden de embargo,
se efectuará personalmente o por cédula dejada en el domicilio que hubiere registrado en la administración del condominio o, a falta de
éste, en la respectiva unidad que ha generado la demanda ejecutiva de cobro de gastos comunes.

Artículo 17.- En la administración del condominio deberá considerarse la formación de un fondo común de reserva para atender a
reparaciones de los bienes de dominio común o a gastos comunes urgentes o imprevistos. Este fondo se formará con el porcentaje de
recargo sobre los gastos comunes que, en sesión extraordinaria, fije la asamblea de copropietarios, y se incrementará con el producto de
las multas e intereses y con los aportes por concepto de uso y goce exclusivo sobre bienes de dominio común, que deban pagar, en su
caso, los copropietarios.

Los recursos de este fondo se mantendrán en depósito en una cuenta corriente bancaria o en una cuenta de ahorro o se invertirán en
instrumentos financieros que operen en el mercado de capitales, previo acuerdo del Comité de Administración. La cuenta podrá ser la
misma mencionada en el artículo 28 del presente reglamento.

Artículo 18.- Cada copropietario podrá servirse de los bienes de dominio común en la forma que indique el reglamento de copropiedad y a
falta de disposición en él, según su destino y sin perjuicio del uso legítimo de los demás copropietarios. Las construcciones en bienes de
dominio común, las alteraciones de los mismos, sus formas de aprovechamiento y el cambio de su destino, se sujetarán a lo previsto en el
reglamento de copropiedad o, en su defecto, a lo que determine la asamblea de copropietarios en sesión extraordinaria, cumpliendo en
ambos casos con las normas legales y reglamentarias vigentes en la materia.

Artículo 19.- Para hipotecar o gravar las unidades del condominio no se requerirá acuerdo de la asamblea, subsistiendo la hipoteca o
gravamen en los casos en que se ponga término a la copropiedad.

La hipoteca o gravamen constituidos sobre una unidad gravarán automáticamente los derechos que le correspondan en los bienes de
dominio común, quedando amparados por la misma inscripción.

Para los efectos de la inscripción de la hipoteca constituida sobre una unidad de un condominio en etapa de proyecto o en construcción, la
mención del número y la ubicación de la respectiva unidad será la que corresponda de acuerdo al plano archivado provisionalmente
conforme al inciso tercero del artículo 16 de la ley.

TITULO IX
De la administración del condominio

Párrafo 1º: De las Asambleas

Artículo 20.- Todo lo concerniente a la administración del condominio será resuelto por los copropietarios reunidos en asamblea.

Las sesiones de la asamblea serán ordinarias y extraordinarias.

Las sesiones ordinarias deberán celebrarse en las oportunidades y con la periodicidad que determine la asamblea de copropietarios, y a
falta de tal determinación se celebrarán, a lo menos, una vez al año, en el mes de marzo, oportunidad en la que la administración deberá
dar cuenta documentada de su gestión correspondiente a los últimos doce meses.

En las sesiones ordinarias podrá tratarse cualquier asunto relacionado con los intereses de los copropietarios y adoptarse los acuerdos
correspondientes, salvo los que conforme a la ley, a este reglamento y al reglamento de copropiedad sean materia de sesiones
extraordinarias.

Las sesiones extraordinarias tendrán lugar cada vez que lo exijan las necesidades del condominio, o a petición del Comité de
Administración o de los copropietarios que representen, a lo menos, el quince por ciento de los derechos en el condominio y en ellas sólo
podrán tratarse las materias incluidas en la citación.

Las siguientes materias sólo podrán tratarse en sesiones extraordinarias:

1.- Modificación del reglamento de copropiedad.

26
2.- Cambio de destino de las unidades del condominio. El nuevo uso deberá estar permitido por el respectivo instrumento de planificación
territorial y el copropietario deberá obtener, luego del acuerdo de la asamblea, el permiso de la Dirección de Obras Municipales.

3.- Constitución de derechos de uso y goce exclusivo sobre bienes de dominio común a favor de uno o más copropietarios u otras formas
de aprovechamiento de los bienes de dominio común, señalando si se constituyen a título gratuito u oneroso.

4.- Enajenación o arrendamiento de bienes de dominio común o la constitución de gravámenes sobre ellos.

5.- Reconstrucción, demolición, rehabilitación o ampliaciones del condominio.

6.- Petición a la Dirección de Obras Municipales para que se deje sin efecto o se modifique la declaración que acogió el condominio al
régimen de copropiedad inmobiliaria.

7.- Construcciones en los bienes comunes, alteraciones y cambios de destino de dichos bienes, incluso de aquellos asignados en uso y
goce exclusivo.

8.- Remoción parcial o total de los miembros del Comité de Administración.

9.- Gastos o inversiones extraordinarios que excedan, en un período de doce meses, del equivalente a seis cuotas de gastos comunes
ordinarios del total del condominio.

10.- Administración conjunta con otro u otros condominios y establecimiento de subadministraciones en un mismo condominio.

También podrán ser objeto de consulta por escrito a los copropietarios, firmada por el presidente del Comité de Administración y por el
administrador del condominio, si lo hubiere, las materias que de acuerdo al inciso precedente deban tratarse en sesión extraordinaria, con
excepción de las señaladas en el número 1 cuando alteren los derechos en el condominio, y en los números 2, 3, 4, 5 y 6. La consulta por
escrito se notificará a cada uno de los copropietarios en igual forma que la dispuesta en el artículo 21 de este reglamento para la citación a
asamblea y deberá ser acompañada de los antecedentes que faciliten su comprensión, junto con el proyecto de acuerdo correspondiente,
para su aceptación o rechazo por los copropietarios. La consulta se entenderá aprobada cuando obtenga la aceptación por escrito y
firmada de los copropietarios que representen a lo menos el 75% de los derechos en el condominio. El acuerdo correspondiente deberá
reducirse a escritura pública suscrita por el presidente del Comité de Administración y por el administrador del condominio, si lo hubiere,
debiendo protocolizarse los antecedentes que respalden el acuerdo, dejándose constancia de dicha protocolización en la respectiva
escritura. En caso de rechazo de la consulta ella no podrá renovarse antes de seis meses.

Artículo 21.- El Comité de Administración, a través de su presidente, o si éste no lo hiciere, el administrador, deberá citar a asamblea a
todos los copropietarios o apoderados, personalmente o mediante carta certificada dirigida al domicilio registrado para estos efectos en la
oficina de la administración, con una anticipación mínima de cinco días y que no exceda de quince, indicando el lugar, día y hora de la
celebración. Si no hubieren registrado domicilio, se entenderá para todos los efectos que tienen su domicilio en la respectiva unidad del
condominio. El administrador deberá mantener en el condominio una nómina actualizada de los copropietarios, con sus respectivos
domicilios registrados.

Las sesiones de la asamblea deberán celebrarse en el condominio, salvo que la asamblea o el Comité de Administración acuerden otro
lugar, el que deberá estar situado en la misma comuna, y deberán ser presididas por el presidente del Comité de Administración o por el
copropietario asistente que elija la asamblea.

La primera asamblea será presidida por el administrador, si lo hubiere, o por el copropietario asistente que designe la asamblea mediante
sorteo.

Párrafo 2º De los Quórum

Artículo 22.- Las asambleas ordinarias se constituirán en primera citación con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo
menos, el 60% de los derechos en el condominio; y en segunda citación, con la asistencia de los copropietarios que concurran. En ambos
casos los acuerdos respectivos se adoptarán por la mayoría absoluta de los asistentes.

Las asambleas extraordinarias se constituirán en primera citación con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo
menos, el 80% de los derechos en el condominio; y en segunda citación, con la asistencia de los copropietarios que representen,
a lo menos, el 60% de los derechos en el condominio.

En ambos casos los acuerdos se adoptarán con el voto favorable del 75% de los derechos asistentes. Las asambleas
extraordinarias para tratar las materias señaladas en los números 1 a 7 del artículo 20 de este reglamento, requerirán para
constituirse, tanto en primera como en segunda citación, la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos, el 80%
de los derechos en el condominio, y los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de los asistentes que representen, a lo
menos, el 75% de los derechos en el condominio.

27
Las asambleas extraordinarias para tratar las modificaciones al reglamento de copropiedad que incidan en la alteración del
porcentaje de los derechos de los copropietarios sobre los bienes de dominio común, requerirán para constituirse la asistencia
de la totalidad de los copropietarios y los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de la unanimidad de los copropietarios.

En las asambleas ordinarias, entre la primera y la segunda citación deberá mediar un lapso no inferior a media hora ni superior a seis
horas. En las asambleas extraordinarias dicho lapso no podrá ser inferior a cinco ni superior a quince días.

Si no se reunieren los quórum necesarios para sesionar o para adoptar acuerdos, el administrador o cualquier copropietario podrá ocurrir
al juez de policía local correspondiente, conforme a lo previsto en el artículo 33 de la ley.

Artículo 23.- Todo copropietario estará obligado a asistir a las asambleas respectivas, sea personalmente o debidamente representado por
apoderados designado por escrito, o en la forma que se establezca en el reglamento de copropiedad. Si el copropietario no hiciere uso del
derecho de designar apoderado o, habiéndolo designado, éste no asistiere, para este efecto se entenderá que acepta que asuma su
representación el arrendatario o el ocupante a quien hubiere entregado la tenencia de su unidad, siempre que en el respectivo contrato así
se hubiere establecido.

Sólo los copropietarios que se encuentran al día en el pago de los gastos comunes, lo que se acreditará mediante certificado
expedido por el administrador o por quien haga sus veces, podrán optar a cargos de representación de la comunidad y concurrir
con su voto a los acuerdos que se adopten, salvo para aquellas materias respecto de las cuales la ley el presente reglamento exijan
unanimidad. Cada copropietario tendrá sólo un voto, que será proporcional a sus derechos en los bienes de dominio común.
El administrador no podrá representar a ningún copropietario en la asamblea.

Los acuerdos adoptados con las mayorías exigidas en el artículo 22 de este reglamento obligan a todos los copropietarios, sea que hayan
asistido o no a la sesión respectiva y aun cuando no hayan concurrido con su voto favorable a su adopción. La asamblea representa
legalmente a todos los copropietarios y está facultada para dar cumplimiento a dichos acuerdos a través del Comité de Administración o de
los copropietarios designados por la propia asamblea para estos efectos.

De los acuerdos de la asamblea se dejará constancia en un libro de actas foliado. Las actas deberán ser firmadas por todos los miembros
del Comité de Administración, o por los copropietarios que la asamblea designe y quedarán bajo custodia del presidente del Comité de
Administración. La infracción a esta obligación será sancionada con la multa que establece el inciso quinto del artículo 20 de la ley.

A las sesiones de la asamblea en las que se adopten acuerdos que incidan en las materias señaladas en los números 1, 3, 4, 5, 6 y 7 del
artículo 20 de este reglamento, deberá asistir un Notario, quien certificará el acta respectiva, en la que se dejará constancia de los quórum
obtenidos en cada caso. Si la naturaleza del acuerdo adoptado lo requiere, el acta correspondiente deberá reducirse a escritura pública
por cualquiera de los miembros del Comité de Administración.

Párrafo 3º: Del Comité de Administración

Artículo 24.- La asamblea de copropietarios en su primera sesión deberá designar un Comité de Administración compuesto, a lo menos,
por tres personas, que tendrá la representación de la asamblea con todas sus facultades, excepto aquellas que incidan en materias que
deben tratarse en asamblea extraordinaria. Para la adecuada toma de decisiones por parte del Comité de Administración, el reglamento de
copropiedad podrá establecer un mayor número de integrantes del mismo o la designación de suplentes para el caso de ausencia o
impedimento de los titulares si el Comité estuviere constituido por tres miembros titulares.

Los miembros del Comité de Administración durarán en sus funciones el período que le fije la asamblea, el que no podrá exceder de tres
años, sin perjuicio de poder ser reelegidos indefinidamente. El Comité será presidido por el miembro que designe la asamblea, o en
subsidio, el propio Comité.

Sólo podrán ser designados miembros del Comité de Administración: a) las personas naturales que sean propietarias en el condominio o
sus cónyuges; y, b) los representantes de las personas jurídicas que sean propietarias en el condominio, que cuenten con mandato
general de administración.

El Comité de Administración podrá dictar normas que faciliten el buen orden y administración del condominio, como asimismo imponer las
multas contempladas en el reglamento de copropiedad a quienes infrinjan las obligaciones que dicho reglamento de copropiedad y la ley
les impone.

Las normas y acuerdos del Comité de Administración mantendrán su vigencia mientras no sean revocadas o modificadas por el propio
Comité o por la asamblea de copropietarios.

Para la validez de las reuniones del Comité de Administración, será necesaria la asistencia de la mayoría de sus miembros y los acuerdos
serán adoptados por la mayoría absoluta de los asistentes.

Los miembros del Comité de Administración deberán concurrir personalmente a las reuniones de éste.

28
Párrafo 4º: Del Administrador

Artículo 25.- La asamblea de copropietarios, en sesión ordinaria, podrá designar un administrador, pudiendo recaer esta designación en
una persona natural o jurídica.

A falta de designación de administrador actuará como tal el presidente del Comité de Administración, entendiéndose en tal caso que las
referencias al administrador que se contienen en la ley y en este reglamento, se hacen al presidente del Comité de Administración.

El acta de la asamblea en que se designó administrador deberá reducirse a escritura pública por la persona expresamente facultada para
ello en la misma acta o, si no se expresare, por cualquiera de los miembros del Comité de Administración. Copia autorizada de esta
escritura deberá mantenerse en el archivo de documentos del condominio.

El administrador no podrá integrar el Comité de Administración y se mantendrá en sus funciones mientras cuente con la confianza de la
asamblea, pudiendo ser removido en cualquier momento por acuerdo de la misma.

Artículo 26.- El administrador tendrá las funciones que se establezcan en el reglamento de copropiedad y las que específicamente le
conceda la asamblea de copropietarios. A falta de disposiciones en el reglamento de copropiedad y en el silencio de la asamblea, serán
funciones del administrador las siguientes:

1.- Cuidar los bienes de dominio común;


2.- Mantener en el condominio una nómina actualizada de los copropietarios, con sus respectivos domicilios registrados;
3.- Mantener actualizado el archivo de documentos del condominio y a disposición de los copropietarios;
4.- En el caso a que se refiere el inciso primero del artículo 36 de la ley, contratar por cuenta y cargo del copropietario el seguro de
incendio de la respectiva unidad en el caso que aquel no lo hiciere y velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad a que se
refiere el artículo 32 de este reglamento;
5.- Ejecutar los actos de administración y conservación; como asimismo ejecutar los de carácter urgente sin recabar previamente acuerdo
de la asamblea, sin perjuicio de su posterior ratificación;
6.- Cobrar y recaudar los gastos comunes y sus incrementos por concepto de fondo común de reserva y primas de seguro de incendio,
previstos en la ley y en este reglamento;
7.- Velar por la observancia de las disposiciones del reglamento de copropiedad del condominio, de la ley y del presente reglamento y, en
general, de las normas legales y reglamentarias sobre copropiedad inmobiliaria y poner en conocimiento del Comité de Administración las
transgresiones que detecte;
8.- Representar en juicio, activa y pasivamente, a los copropietarios, con las facultades del inciso primero del artículo 7§ del Código de
Procedimiento Civil, en las causas concernientes a la administración y conservación del condominio, sea que se promuevan con
cualquiera de ellos o con terceros;
9.- Citar a reuniones de la asamblea;
10.- Pedir al tribunal competente que aplique los apremios o sanciones que procedan al copropietario u ocupante que infrinja las
limitaciones o restricciones que en el uso de su unidad le imponen el reglamento de copropiedad y las normas legales y reglamentarias
vigentes sobre copropiedad inmobiliaria;
11.- Adoptar o proponer el Comité de Administración, medidas tendientes a precaver la ocurrencia de accidentes y a resguardar la
integridad personal de los copropietarios y sus familias, así como sus bienes, dentro del condominio, denunciando la ocurrencia de todo
hecho ilícito a Carabineros, Investigaciones o al juez competente;
12.- Mantener una lista actualizada de teléfonos y direcciones de servicios de urgencia, hospitales, clínicas y médicos, para casos de
traslado o atención de enfermos o accidentados, así como del Cuerpo de Bomberos, que correspondan a la localidad donde está ubicado
el condominio;
13.- Velar por la debida iluminación de espacios de circulación interiores y perimetrales del condominio;
14.- Fiscalizar que se respeten las horas de descanso nocturno establecidas en el reglamento de copropiedad;
15.- Poner en conocimiento del Comité de Administración cualquier acto de ocupación ilícito o de daño a los bienes comunes o a las
unidades, sea por copropietarios o por terceros;
16.- Si se viere comprometida la seguridad o conservación de los bienes comunes o de las unidades, por efecto de filtraciones,
inundaciones, emanaciones de gas u otros desperfectos, no encontrándose el propietario, arrendatario u ocupante que facilite o permita el
acceso, el administrador, conforme a la facultad que le confiere el inciso quinto del artículo 36 de la ley, podrá ingresar forzadamente a una

29
unidad, debiendo hacerlo acompañado de un miembro del Comité de Administración, quien levantará acta detallada de la diligencia,
incorporando la misma al libro de actas del Comité de Administración, dejando copia de ella en el interior de la unidad. Los gastos que se
originen serán de cargo del o los responsables del desperfecto producido;
17.- Proponer al Comité de Administración la adopción de medidas para resguardar el ingreso al condominio de personas ajenas a éste;
sea en calidad de visitantes o de prestadores de servicios;
18.- En general, todas aquellas otra funciones que específicamente le encomiende la ley, el presente reglamento, el reglamento de
copropiedad, o le asigne el Comité de Administración.
Artículo 27.- El administrador estará obligado a rendir cuenta documentada de su administración en los plazos y forma que se le hayan
fijado en el reglamento de copropiedad o por el Comité de Administración y, además, cada vez que se lo solicite la asamblea de
copropietarios o el Comité de Administración, y al término de su gestión. Para estos efectos, los copropietarios tendrán acceso a la
documentación correspondiente.
Artículo 28.- El administrador o el Comité de Administración deberá abrir una cuenta corriente bancaria o una cuenta de ahorro,
exclusiva, a nombre del condominio, registrando el nombre de la o de las personas designadas por la asamblea de copropietarios como
habilitadas para girar en ella.
Artículo 29.- Mientras se proceda al nombramiento del Comité de Administración, cualquiera de los copropietarios podrá ejecutar por sí
solo los actos urgentes de administración y conservación.
Párrafo 5º: De las Subadministraciones
Artículo 30.- El reglamento de copropiedad o la asamblea podrán establecer subadministraciones en un mismo condominio, debiendo
siempre mantenerse una administración central. Para estos efectos, la porción del condominio correspondiente a cada subadministración
deberá constar en un plano complementario de aquellos a que se refiere el artículo 11 de la ley.
Corresponderá a los subadministradores las funciones y obligaciones que para el administrador señala el reglamento de copropiedad o en
su defecto el presente reglamento. Los subadministradores estarán subordinados a la administración central y se relacionarán a través de
ésta con el Comité de Administración.
En caso de existir subadministraciones, un representante de cada una de ellas deberá integrar el Comité de Administración Central, no
pudiendo éste, en ningún caso, estar compuesto por menos de tres personas.
Párrafo 6º: De la Administración Conjunta
Artículo 31.- Previo acuerdo adoptado en asamblea extraordinaria especialmente citada al efecto, el condominio podrá convenir su
administración conjunta con otro u otros condominios colindantes o ubicados en la misma manzana o en manzanas contiguas.
En el acuerdo respectivo se deberá facultar a los presidentes de los respectivos Comités de Administración para suscribir el
correspondiente convenio, señalándose las condiciones generales que éste deberá contemplar.
El acuerdo y el convenio antes señalados deberán reducirse a escritura pública, siendo aplicables a ellos las mismas normas que rigen
para el reglamento de copropiedad.

TITULO X
De la seguridad del condominio
Artículo 32.- Sin perjuicio de las normas de seguridad contenidas en el Título III de la Ley, los copropietarios no podrán efectuar cambios
en las instalaciones interiores de la unidad de su dominio, que puedan comprometer la seguridad de los copropietarios, de las restantes
unidades o del condominio en general. Sólo una vez comprobado que no existe tal riesgo, el administrador procederá a autorizar el
cambio.

TITULO XI
Del término de la copropiedad inmobiliaria
Artículo 33.- Se podrá solicitar al Director de Obras Municipales que proceda a modificar o a dejar sin efecto la resolución que declaró
acogido el condominio al régimen de copropiedad inmobiliaria, previo acuerdo de la asamblea de copropietarios adoptado en sesión
extraordinaria constituida con la asistencia de los copropietarios que representen, a lo menos, el 80% de los derechos en el condominio y
por acuerdo adoptado con el voto favorable de los asistentes que representen, a lo menos, el 75% de los derechos en el condominio,
debiendo recabarse la autorización de los acreedores hipotecarios o de los titulares de otros derechos reales, si los hubiere.
Si se deja sin efecto la declaración a que alude el inciso anterior, la comunidad que se forme entre los copropietarios se regirá por las
normas del derecho común.
Anótese, tómese razón y publíquese.- EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE, Presidente de la República.- Sergio Henríquez Díaz, Ministro de
Vivienda y Urbanismo. Lo que transcribo para su conocimiento.- Berta A. Belmar Ruiz, Subsecretaria de Vivienda y Urbanismo.

30
ACTUALIZA PROCEDIMIENTO PARA LA INSPECCIÓN PERIÓDICA DE LAS INSTALACIONES DE GAS.
DEPTO. INGENIERÍA DE COMBUSTIBLES.

RESOLUCIÓN EXENTA Nº ____489____/

VISTOS :

1º Las facultades que confieren a esta Superintendencia los artículos 2º, y 3º Nºs 22, 23 y 24 de la Ley Nº 18.410.

2º Lo dispuesto en el Art. 55º del DFL Nº 323, de 1931, del Ministerio del Interior.

3º Lo dispuesto en el capítulo VIII y en el inciso 2º del artículo 193º del Decreto Nº222, de 1995, del Ministerio de Economía, Fomento y
Reconstrucción, modificado y complementado por el Decreto Nº 78, de 1998, del mismo Ministerio.

4º La Resolución Nº 520/96, de la Contraloría General de la República, que autoriza la emisión de resoluciones que no están sujetas
al trámite de toma de razón, esto es, exentas, entre las cuales se encuentra la presente.

CONSIDERANDO:

1° La necesidad de ir actualizando el procedimiento para efectuar la inspección periódica de las instalaciones de gas y de los
conductos colectivos de evacuación de los gases producto de la combustión, cuando corresponda, contemplando los requisitos
adicionales que deben cumplir los instaladores de gas autorizados que certifiquen las inspecciones correspondientes, e
incorporando las modificaciones derivadas del estudio y observaciones del anterior procedimiento, establecido mediante la
Resolución Exenta de SEC Nº 768 de 22.09.98 y Nº 1001 de 03.12.98.

2º La necesidad de generar la capacidad técnica de los instaladores que efectuarán la inspección periódica antes señalada.

3º La necesidad de precisar procedimientos de inspección que garanticen la seguridad de estas instalaciones de gas.

4º La necesidad de precisar la puesta en vigencia y establecer un programa gradual para la aplicación de este procedimiento para
instalaciones en uso.

5º La necesidad de establecer la incompatibilidad entre la ejecución, declaración o reparación, y la inspección de instalaciones


interiores de gas por parte de un mismo instalador.

6º La necesidad de establecer mecanismos de control que garanticen el correcto desarrollo y ejecución del procedimiento de
inspección.

RESUELVO:

1° Establecer el siguiente procedimiento para efectuar la inspección periódica de las instalaciones de gas y de los conductos
colectivos de evacuación de los gases producto de la combustión.

1.- ALCANCE

El presente procedimiento se aplicará a toda instalación de gas que de acuerdo a lo dispuesto en el capítulo VIII y en el inciso 2º
del artículo 193º del Decreto Nº 222, de 1995, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, modificado y
complementado por el Decreto Nº 78, de 1998, del mismo Ministerio, deba ser sometida a inspecciones periódicas, incluyendo los
conductos colectivos de evacuación de los gases producto de la combustión cuando corresponda.

CAPÍTULO VIII (D.S. 222/95): Mantenimiento de las Instalaciones:

Art. 168 (D.S.222/95) Las instalaciones de gas, incluyendo equipos de gas licuado, empalmes, medidores, tuberías y artefactos, podrán
ser inspeccionados por la Superintendencia o por las empresas, cuando lo estimen necesario.

Art. 169 (D.S.222/95) El mantenimiento de las instalaciones interiores de gas, será responsabilidad de los usuarios.

Art. 170 (D.S. 222/95) Para obtener un funcionamiento seguro de los artefactos de gas, además de las disposiciones contenidas en el
presente Reglamento, los usuarios deberán cumplir las instrucciones del fabricante, referente a la utilización y
mantenimiento. Toda reparación o mantenimiento de un artefacto de gas deberá ser realizada por un Instalador de gas o
por un Servicio Técnico autorizado por el fabricante o importador, según corresponda.

31
Art. 171 (D.S.222/95) El mantenimiento de la instalación de gas deberá ser realizado por personal especializado, ya sea de la empresa
distribuidora, representante oficial de los fabricantes de los equipos o por instaladores de gas

Art. 172 (D.S. 222/95) La frecuencia de las revisiones se realizará de acuerdo a la recomendación del fabricante de los equipos, pero al
menos cada dos años.

Art. 173 (D.S. 222/95) Los cilindros de GL deben ser inspecciones periódicamente, conforme a la norma oficial respectiva.

Art. 193 (D.S. 222/95 modificado por D.S.78/98) Una vez efectuada la declaración de la instalación interior de gas, el consumidor tendrá la
obligación de su mantención, cumpliendo con los requisitos mínimos de seguridad establecidos en el presente
reglamento, los que deberán tomarse en cuenta, especialmente, cuando la instalación sufra modificaciones. Estas
últimas deberán ser realizadas, en todo caso, por un instalador de gas. Asimismo, el propietario o el consumidor, en su
caso, será responsable de los trabajos que se ejecuten por personas no autorizadas.

Los administradores y juntas de vigilancia serán responsables de mantener en perfecto estado de conservación los conductos colectivos
de evacuación de los gases producto de la combustión y de las instalaciones de gas de propiedad común de los edificios; para ello, de
acuerdo con las instrucciones que establezca la Superintendencia, se deberán realizar inspecciones periódicas, a través de un instalador
de gas autorizado, quien extenderá un certificado acreditativo de la revisión efectuada, indicando la fecha en que se realizó, el cual deberá
quedar en poder de los respectivos administradores y juntas de vigilancia.

2.- PERIODICIDAD Y VIGENCIA

Las instalaciones de gas a que se refiere el presente procedimiento deberán ser sometidas a una inspección periódica cada 2
años según el siguiente calendario, el cual comenzará a regir a partir de abril de 1999:

2.1. Instalaciones Nuevas:


Al momento de ser declaradas ante SEC deberán presentar el Certificado de Aprobación de la inspección periódica, de
acuerdo al formulario “Certificado de Aprobación o Informe de Rechazo o de Situación Pendiente” que se presenta en los
anexos.

2.2. Para Instalaciones en Uso:


Años Pares Años Impares
Nº Municipal Terminado Nº Municipal Terminado
en: Mes en: Mes
00-04 Enero 50-54 Enero
05-08 Febrero 55-58 Febrero
09-12 Marzo 59-62 Marzo
13-17 Abril 63-67 Abril
18-21 Mayo 68-71 Mayo
22-25 Junio 72-75 Junio
26-29 Julio 76-79 Julio
30-33 Agosto 80-83 Agosto
34-37 Septiembre 84-87 Septiembre
38-41 Octubre 88-91 Octubre
42-45 Noviembre 92-95 Noviembre
46-49 Diciembre 96-99 Diciembre
Numeraciones Especiales:
 Los bloques de edificios que tienen una misma numeración, aunque distinta letra que distinga a unos de otros (ej. 10
A; 10 B; 10 C; etc.) se regirán irrestrictamente por el mismo principio anterior (en el ejemplo todos deberán ser
inspeccionados en el mes de marzo de los años pares).
 Situaciones no contempladas en el calendario anterior, tales como direcciones de propiedades sin número en zonas
rurales, o que hacen referencia a “Km XX” de un camino, o con identificaciones alfabéticas, también deberán cumplir
con la inspección periódica cada dos años a partir de abril de 1999; por lo tanto, al 31.03.2001 deberán haber
concluido su primera inspección.

Aplicación Gradual:
El calendario de inspección para instalaciones en uso se aplicará gradualmente:
 Desde el 1 de abril de 1999 es obligatoria para edificios colectivos de habitación de 5 o más pisos, y en forma
voluntaria para el resto de las instalaciones interiores.
 Desde el 1 de enero de 2000 el calendario será obligatorio para todo tipo de instalaciones interiores.

32
Para los plazos señalados anteriormente, se considerará lo dispuesto en el inciso 2º del artículo 3º del Decreto Nº 78, de 1998, del
Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción.

No obstante lo anterior, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles podrá establecer períodos diferentes, si así lo
estimase conveniente.

Art. 2º (D.S.78/98) Las modificaciones introducidas mediante el presente decreto, comenzarán a regir 60 días después de la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, a excepción de la modificación del artículo 33º, la cual comenzará a regir con la publicación de
este decreto en el Diario Oficial.

Art. 33º (D.S. 222/95 modificado por D.S. 78/98) Las instalaciones interiores señaladas en el artículo 31º, deberán ser proyectadas con los
arranques mínimos para un calefón y una cocina. Por lo tanto, el dimensionamiento de la tubería deberá efectuarse considerando
dichos arranques.

Cuando el edificio tenga proyectada una central de agua caliente para uso sanitario, y, si la hubiera, para calefacción central, con
remarcadores individuales, u otra solución que no requiera el uso de conductos colectivos, no será necesario proyectar el
arranque del calefón, ni conductos colectivos para evacuar los productos de la combustión.

No será necesario proyectar arranque de cocina en departamentos cuyas superficie edificada no sobrepase los 35 m2 , siempre que
al momento de efectuar la declaración de la instalación eléctrica se encuentre instalado un artefacto eléctrico para cocinar.

La modificación de las condiciones previstas en los incisos segundo y tercero anteriores, para utilizar artefactos de gas individuales,
será sancionada con multas y desconexión de las instalaciones, sin perjuicio de las acciones civiles y criminales que
correspondan.

Art. 31º (D.S. 222/95 modificado por D.S. 78/98) Los edificios colectivos de habitación de más de un piso deberán consultar instalaciones
interiores de gas, además de conductos colectivos y secundarios para evacuar los productos de la combustión de calefones o
termos. Dichos conductos deberán quedar ubicados de tal modo que permitan instalar el calefón o termo en un recinto que
cumpla con las dimensiones y ventilaciones exigidas por el presente reglamento.

Con excepción de los casos previstos en el inciso 2º del articulo 33º, los conductos secundarios deberán ser fácilmente
reemplazables, sin que sea necesario intervenir el conducto colectivo. El uso de otras alternativas se sujetará a lo previsto en el
artículo 7º del presente reglamento.
Art. 7º (D.S. 222/95) La Superintendencia, con la finalidad de permitir la incorporación de nuevos desarrollos tecnológicos, cuando
no exista norma chilena sobre la materia, podrá aprobar, provisoriamente, diseños o sistemas constructivos que le sean
presentados y que no estén contemplados en el presente reglamento, siempre que su uso sea aceptado en normas extranjeras de
reconocido prestigio o respaldo por estudios técnicos documentados que avalen la seguridad del respectivo diseño o sistema
constructivo. En dicha situación, la responsabilidad del uso de estos diseños o sistemas constructivos aprobados provisoriamente,
quedará radicada exclusivamente en el propietario y proyectista.

3.- REQUISITOS DE LOS INSPECTORES Y OTROS ASPECTOS RELACIONADOS

Los instaladores que realizarán las inspecciones, en adelante los inspectores, a que se refiere el capítulo VIII y el inciso 2º del
artículo 193º del Decreto Nº222, de 1995, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, modificado y complementado
por el Decreto Nº78, de 1998, del mismo Ministerio, deberán cumplir con los requisitos siguientes:

3.1 Acreditación de Competencia:

Poseer competencia acreditable relativa a manejo o manipulación y conocimiento de instalaciones de gas, o en su


defecto en materias afines tales como piping, equipos productores de calor, equipos de medición, inspección técnica y
certificación de productos de combustibles.

De no demostrarse la experiencia anterior, el instalador, postulante a inspector, deberá capacitarse de acuerdo a las
instrucciones que emitirá SEC para poder optar a la autorización respectiva.

En todo caso los postulantes a inspector serán evaluados de acuerdo con los procedimientos que establezca SEC,
debiendo cumplir con los niveles de aprobación necesarios para contar con la respectiva autorización.

El postulante deberá acompañar los antecedentes siguientes:

 Nombre y RUT.
 Una foto tamaño carné.
 Certificado de Antecedentes para Fines Especiales, vigente.
 Fono, Fax, Domicilio y Dirección Electrónica (e-mail).
 Licencia SEC: Nº, clase, fecha de emisión.

33
 Listado de instalaciones declaradas en los últimos años o experiencias afines (piping, equipos productores de
calor, equipos de medición, inspección técnica, certificación de productos de combustibles, etc.).

3.2 Equipo de Operadores de Apoyo:

El inspector deberá contar con, a lo menos, cinco operadores, los cuales deberán ser egresados de la enseñanza
técnico-profesional y estar capacitados para verificar instalaciones de gas, de acuerdo a las instrucciones de SEC.
Asimismo, deberán tener conocimientos en primeros auxilios. Los equipos de inspección podrán estar constituidos, para
desarrollar esta actividad, con un máximo de nueve operadores por cada inspector.

En todo caso los operadores presentados serán evaluados de acuerdo con los procedimientos que establezca SEC,
debiendo cumplir con los niveles de aprobación necesarios para contar con la respectiva autorización.

Por cada operador, que debe ser presentado por el inspector respectivo (postulante o acreditado), se deberá incluir en la
postulación los siguientes antecedentes:

 Nombre y RUT.
 Una foto tamaño carné.
 Certificado de Antecedentes para Fines Especiales, vigente.
 Especialidad técnica, acompañando certificado o documento que así lo acredite.
 Institución formadora.
 Cursos en instalaciones de gas o materias afines realizados (empresa o institución; período; actividades
realizadas).

3.3 Antecedentes Financieros:


Se deberán presentar los siguientes antecedentes comerciales, emitidos dentro de los 30 días anteriores a la fecha de
postulación:

 Cuentas corrientes, certificadas por la institución financiera.


 Certificado de antecedentes comerciales.

3.4 Equipamiento e Instrumentos:

Los Inspectores deberán contar con el equipamiento e instrumental necesario para realizar las inspecciones, para lo cual
se requiere que:

 Los instrumentos de medición sean especificados señalando sus características técnicas relevantes (% de error,
rango de medición, resolución, certificación, sistema de calibración, etc.).
 Los instrumentos sean calibrados de acuerdo a la periodicidad que establezca el fabricante, debiendo además, ser
evaluados a lo menos cada seis meses por el servicio técnico correspondiente autorizado, el cual emitirá un informe,
que debe ser guardado por el Inspector y estar a disposición de los fiscalizadores de la Superintendencia, que
demuestre que el instrumento se encuentra trabajando en óptimas condiciones.
 Los instrumentos estén debidamente identificados con su número de serie.

3.4.1 Equipamiento Mínimo

El equipamiento mínimo para efectuar la inspección periódica establecida en este procedimiento será el
siguiente:

1.-Analizador de Combustión, que permita determinar a lo menos:

Rango de Medición
Resolución Exactitud

Tiro  80 mbar 0,01 mbar  0,03 mbar


CO corregido 0 - 10.000 ppm 1 ppm  5%

2.-Detector de CO ambiente:

Rango de medición Resolución Exactitud


0 – 1000 ppm 1 ppm  5%

34
Nota: Para el equipamiento identificado en los puntos 1 y 2 precedentes, se ha entregado valores de referencia.
Equipamiento que no cumpla exactamente con estos requisitos, deberá ser sometido a evaluación por
parte de SEC.

3.-Cámara y Equipo para Conductoscopía:

Se deberá contar con una cámara de inspección y el equipamiento adecuado que permita obtener imágenes
nítidas para la evaluación de todo el conducto colectivo y que permita registrar dichas imágenes.

4.-Detector de Gases:

Uno o más detectores de gases combustibles (natural, de ciudad y licuado), con alarma auditiva que actúe a un
20% del límite inferior de explosividad.

5.-Equipamiento para Pruebas de Hermeticidad:

Equipo para realizar las pruebas de hermeticidad establecidas en el punto 4.4 (fuente de aire)

6.-Equipamiento de Seguridad para Trabajo en Altura y de Protección Contra la Inhalación de Gases que
asegure una adecuada protección del personal que realiza la inspección.

7.-Elementos de Medición:

Elementos de medición tales como: Huincha de medir, tornillo micrométrico, pie de metro, cronómetro,
manómetros, etc.

8.- Elementos Fumígenos.

9.-Sistema de Comunicaciones:

Sistemas de comunicaciones para coordinar inspecciones y mediciones dentro de edificios (radios u otros).

3.5 Organización Funcional del Equipo de Trabajo:

En la postulación se deberá presentar la organización formal que tendrá el equipo de trabajo del Inspector, en la que
deberán detallarse como mínimo los aspectos relacionados con administración general (gerencia, secretaría,
contabilidad, etc.) y otras funciones operativas y de apoyo (contacto con clientes, atención de reclamos, niveles de
supervisión, inspecciones, mediciones, etc.).

Lo anterior, se deberá presentar en un organigrama que contenga los cargos o responsabilidades y los nombres de las
personas asociadas.

3.6 Procedimientos de Programación y Organización de la Inspección Periódica de Instalaciones de Gas:

El correcto desarrollo de la inspección depende en gran medida de una adecuada organización previa del trabajo y
coordinación con la comunidad; por lo mismo, el postulante deberá presentar un procedimiento que permita enfrentar lo
anterior, el que deberá contemplar aspectos tales como: comunicación con la comunidad; aspectos contractuales con los
usuarios, que establezcan claramente las condiciones económicas involucradas si la instalación es aceptada, rechazada
o pendiente de certificación; etc.

3.7 Sello Característico (Verde, Amarillo y Rojo):

Poseer sellos, de forma circular, con un radio de 5 cm para las instalaciones interiores y un radio 10 cm para el conjunto
de las instalaciones tanto colectivas como interiores (edificios, condominios, cité, etc, que sean alimentados por una red),
que contengan:

 Nombre del Inspector.


 Nº de Registro del Inspector en SEC.
 Fecha de la inspección.
 Fecha de la próxima inspección.
 Indicación de sí la inspección fue aprobada (color verde), si se encuentra pendiente (color amarillo) o si fue
rechazada (color rojo).

35
 Los sellos que representan al conjunto de las instalaciones (10 cm), deberán llevar un número correlativo de
las instalaciones inspeccionadas, asignado por el inspector. (la primera instalación inspeccionada deberá tener
el Nº 1, la segunda el Nº 2 y así sucesivamente).
 Los sellos que representan al conjunto de las instalaciones (10 cm), deberán llevar un número de folio
correlativo de las instalaciones inspeccionadas, asignado por SEC.
 Nombre y Nº de Registro del Inspector Controlador, que se define más adelante. (ver punto 9 “Control y
Fiscalización del Sistema”).
 Dirección del inmueble inspeccionado.

Los sellos serán proporcionados por SEC y el Inspector deberá solicitarlos con a lo menos dos semanas de anticipación,
registrándose su entrega.

10 cm.

APROBADA PENDIENTE RECHAZADA


Controlador:_______________ Controlador:_______________ Controlador:_______________
_______________ _______________ _______________
Nº Reg.: _______________ Nº Reg.: _______________ Nº Reg.: _______________

Fecha Última Inspección:__/__/__ Fecha Última Inspección:__/__/__ Fecha Última Inspección:__/__/__


Fecha Próxima Inspección:__/__/__ Fecha Próxima Inspección:__/__/__ Fecha Próxima Inspección:__/__/__
Inspector :________________ Inspector :________________ Inspector :________________
________________ ________________ ________________
Nº Reg.: ________________ Nº Reg.: ________________ Nº Reg.: ________________
Dirección_________________ Dirección________________ Dirección_______________
Inspección Nº____ Inspección Nº____ Inspección Nº____
Folio SEC Folio SEC Folio SEC
5 cm.

Certificación Certificación Certificación


Aprobada Pendiente Rechazada

3.8 Requisitos Generales de las Postulaciones:

Los postulantes preseleccionados deberán cumplir con los siguientes requisitos para su reconocimiento como aptos para
realizar la inspección periódica de instalaciones de gas, en el orden indicado:

 Los instaladores y operadores deberán haber aprobado una evaluación teórica y práctica definida por SEC. Los
instaladores y operadores, en caso que lo requieran, podrán capacitarse en las materias correspondientes en
organismos debidamente autorizados por SEC.
 Acreditación de calidad de funcionarios del personal registrado como operadores. Para ello se requiere de la
presentación de una copia legalizada de los contratos de trabajo.
 Acreditar la contratación de una póliza de seguro por responsabilidad civil, para cubrir los riesgos derivados de la
inspección por un monto de UF 2.000 (dos mil unidades de fomento). Esta póliza deberá mantenerse vigente
mientras el inspector mantenga su condición de tal o al menos hasta seis meses después de haber perdido esa
condición.
 Presentación de los equipos identificados en el punto 3.4 (se registrará el Nº de serie o de identificación del equipo).
 Tarifas del Servicio de Inspección en formulario (Tarifas), definido por la Superintendencia que se presenta en los
anexos. Los cambios de tarifa deben ser comunicados a la Superintendencia el último día hábil del mes en el cual
se han modificado.

3.9 Registro de Inspectores:

La Superintendencia pondrá a disposición del público en general un registro de los Inspectores autorizados para efectuar
estas evaluaciones, con información de sus domicilios, teléfonos, características de su equipo y personal y otros
antecedentes.

3.10Condicionalidad Temporal de la Acreditación:

36
La primera autorización otorgada por La Superintendencia a un Inspector quedará en calidad de condicional durante un
período de seis meses, período durante el cual se evaluará el desempeño de los Inspectores y de su equipo de acuerdo
con los procedimientos que defina la Superintendencia.

Los resultados de dicha evaluación podrán significar la suspensión definitiva o transitoria del Inspector, la exigencia de
modificaciones o adaptaciones para seguir operando, confirmación de la autorización, u otra disposición de la
Superintendencia.

En el caso que se constaten deficiencias en las competencias y condiciones del Inspector, la Superintendencia podrá
ordenar que se adopten medidas y que se inicien acciones para asegurar que los trabajos desarrollados por el Inspector
y su equipo han sido correctamente ejecutados. Entre las medidas se contemplan nuevas inspecciones, totales o
parciales, inspecciones independientes u otras, cuyo costo será de cargo del Inspector.

3.11Incompatibilidad de la Actividad de Inspección y la de Reparación:

Los Inspectores acreditados para efectuar la inspección periódica a que se refiere la presente Resolución Exenta, no
podrán ejecutar ni declarar instalaciones de gas. Además, no podrán efectuar reparaciones y/o mantenciones de
instalaciones, tener participación o relación con sociedades o instituciones que las hagan, ni efectuar la inspección
periódica de instalaciones en las cuales ellos hayan tenido participación, en trabajos de construcción, mantención o
reparación.

Por lo tanto, al momento de recibir la credencial de Inspector, deberá entregar a la Superintendencia su licencia de
instalador. Sin embargo, podrá volver a desempeñarse como instalador una vez que haya renunciado a su condición de
inspector para lo cual deberá entregar la licencia respectiva. En ningún caso se podrá ser instalador de una instalación
inspeccionada por él mismo y viceversa.

3.12Cambio de Operadores:

Los movimientos de personal calificado deberán ser comunicados a la Superintendencia dentro de los primeros diez días
hábiles de ocurridos.

Si fuese necesario sustituir algún operador, se deberán presentar los antecedentes respectivos y éste deberá ser
capacitado, si corresponde, y evaluado, a través de los procedimientos definidos por la Superintendencia.

La comunicación deberá ser hecha por el Inspector según el formulario presentado en los anexos: “Movimiento de
Personal”.

3.13Duración y Renovación de la Autorización:

La condición de Inspector deberá ser renovada cada dos años, para lo cual éste deberá someterse a un proceso de
evaluación y, si corresponde, de capacitación. Éstas exigencias recaen tanto en el Inspector como en su equipo.

La Superintendencia definirá estos procedimientos y, si fuese necesario, podrá definir períodos extraordinarios de
evaluación y capacitación.

3.14Obligación de la Presencia del Inspector durante la Inspección:

Dado que el Inspector firma el certificado de inspección, debe estar presente en todo momento durante el desarrollo de
los trabajos de inspección. En ningún caso se podrán realizar trabajos de certificación, en las que éste participe en forma
simultánea en más de una instalación.

Antes de realizar una inspección, deberá comunicarse por escrito a la SEC de acuerdo con el formulario “Programa de
Inspección” definida en los anexos.

4.- PROCEDIMIENTO DE INSPECCIÓN

Se reitera que, al aplicar el procedimiento de inspección periódica, deberá tenerse en consideración que una de las principales
variables para el cumplimiento del objetivo de la inspección, radica en la adecuada coordinación entre los Inspectores y los
usuarios (administración, junta de vigilancia, comité de administración, residentes, etc,).

Por lo anterior, previo al proceso de inspección, deberá informárseles claramente las condiciones de la inspección, los posibles
resultados de ella, los aspectos económicos involucrados y las acciones o trabajos que deberán desarrollarse, dependiendo si la
instalación es aprobada, rechazada o queda pendiente su certificación.
La inspección de las instalaciones comprenderá las etapas siguientes:

37
4.1 Estudio de Antecedentes y Verificación del Proyecto:

a) Estudio de Antecedentes:

En términos generales, la inspección se inicia con la recopilación de los antecedentes de la instalación a


inspeccionar.

Será responsabilidad del Inspector solicitar a los propietarios del inmueble o a la Junta de Vigilancia o
Administración, según corresponda, el proyecto de la instalación de gas y del sistema de evacuación de gases
producto de la combustión. Esta solicitud debe efectuarla por escrito, con el fin de registrar la totalidad de la
documentación relacionada con el proceso de inspección.

Será responsabilidad de los usuarios entregar a los inspectores todos los antecedentes relacionados con la
instalación.

b) Generación de Antecedentes de Reemplazo:

En aquellos casos en los cuales el propietario no tenga los antecedentes solicitados, será responsabilidad del
Inspector generar la documentación de reemplazo que permita planificar la inspección. Copia de esta
documentación deberá entregarse a la Administración y Junta de Vigilancia o al propietario según corresponda.

Para los efectos de generar la documentación de reemplazo, el Inspector podrá solicitar los antecedentes de la
instalación en las oficinas de la Superintendencia. Si el proyecto no se encontrara en estos registros, se podrá
recurrir a la inmobiliaria, la empresa constructora, la municipalidad o la empresa distribuidora de gas que entrega
suministro a la instalación.

Si no fuera posible encontrar antecedentes del proyecto, el Inspector deberá efectuar un levantamiento de la
instalación, cuidando de seguir los siguientes pasos:

1) Obtener o dibujar los planos de todas las plantas de la edificación. Para estos efectos se recomienda el
uso de planos de arquitectura o la confección de un plano simplificado que contenga la información
mínima para poder efectuar la inspección.
2) Realizar una visita ocular a todas las dependencias existentes, indicando en el plano los arranques
para artefactos de gas que observe.
3) Informar, en el resumen mensual para la SEC, que se hizo un levantamiento para fines de inspección.
Esta comunicación sólo tiene validez para efectos de inspección y no regulariza instalaciones que
puedan encontrarse sin las declaraciones o autorizaciones correspondientes.

c) Programación de la Inspección:

Una vez que el Inspector ha recibido o generado los antecedentes, éste deberá cuantificar el trabajo a realizar;
estudiar la metodología a usar; y preparar un programa de trabajo, que contenga un cronograma estimativo,
cantidad de operadores, equipamiento a utilizar, etc. Lo anterior, se deberá presentar por escrito a la
Administración o a quien corresponda y se deberá comunicar a SEC una síntesis del programa (ver anexos,
Formulario Nº 4).

d) Inspección del Proyecto (Planos y Documentos Relacionados):

La inspección del proyecto consiste en verificar en terreno que la instalación de gas y el sistema de evacuación
de gases producto de la combustión cumplen con dicho proyecto.

En esta etapa de la inspección, se verificará la coincidencia y existencia de arranques, artefactos, conductos y


cualquier elemento de la instalación de gas o del sistema de evacuación de los gases producto de la combustión.

Dependiendo de la situación observada, los criterios a seguir son los siguientes:

 Existencia de arranque no declarado:


 Verificar que el arranque cumpla con las disposiciones vigentes al momento de realizar la inspección. Indicar
esta situación en el plano de la planta correspondiente, e informar la situación a la Superintendencia.

 Inexistencia de arranque declarado:


 Solicitar información por la modificación de la instalación.

38
 Conductos en otra ubicación:
 Verificar el cumplimiento de las disposiciones vigentes. Verificar los antecedentes del cambio de proyecto.

 Puntos inaccesibles:
 La no verificación de la existencia de ciertos puntos por ser inaccesibles, deberá ser consignado en el informe,
indicando la causa por la cual no se pudo acceder. El Inspector deberá evaluar el efecto de la inclusión del
punto en cada una de las mediciones u observaciones.

 Artefactos y potencia:
 Deberá verificarse que los tipos de artefactos instalados y su potencia corresponden con los del proyecto.

Es responsabilidad del Inspector verificar si las modificaciones al proyecto original cumplen con las disposiciones vigentes.
Será responsabilidad del propietario, usuario y del administrador regularizar la instalación ante la Superintendencia.
Las discrepancias entre el proyecto (declaración) y la realidad de la instalación constituye una irregularidad y, en consecuencia,
la certificación quedara en calidad de pendiente (sello amarillo). Éstas deberán informarse de acuerdo al Formulario Nº 5,
presente en los anexos.

4.2 Inspección de Conductos Colectivos de Evacuación:

En lo que se refiere a conductos colectivos de evacuación de gases producto de la combustión se debe verificar lo siguiente:

4.2.1 Inspección Visual:

Tiene por objeto detectar la presencia de defectos o anomalías respecto del proyecto aprobado, de las disposiciones
vigentes o la presencia de elementos extraños que puedan obstruir o dificultar la evacuación de los gases.

La verificación se realiza mediante inspección visual directa y conductoscopía, método que es obligatorio para todo tipo
de edificios colectivos de habitación.

En términos generales, la conductoscopía se realiza mediante la introducción de una sonda de televisión, conectada a
un videograbador, por el extremo de salida de los gases, por el sombrerete o a través de una tapa de registro del
conducto que se inspecciona, registro que deberá encontrarse en el extremo del conducto. Si es necesario, puede
removerse el sombrerete, cuidando de reinstalarlo según las condiciones originales utilizando los medios de fijación
correspondientes.

La cinta de video que registra la conductoscopía deberá ser en formato VHS para reproducción según sistema NTSC,
deberá llevar registrada la fecha de inspección y la identificación de la instalación inspeccionada. Una copia de la cinta
deberá conservarse en archivo del usuario, para consulta pública (SEC, residentes, inspectores municipales, empresa
distribuidora y personal autorizado en la reparación y/o mantención de dichas instalaciones), y otra copia deberá
conservarla el inspector. Estas copias deberán estar disponibles hasta la realización de una nueva conductoscopía.

4.2.1.1Observación Visual Directa

Se entiende por observación visual directa a aquella que no requiere de ningún tipo de equipamiento para su
realización.

a) Verificación de Sombrerete:

En la revisión del sombrerete el Inspector deberá verificar que aquel cumpla con las especificaciones establecidas en el artículo
45º del Decreto de Economía Nº222/95, “Reglamento de Instalaciones Interiores de Gas”.

Artículo Nº 45 (D.S. 222/95)


Artículo 45.-Todo conducto llevará un sombrerete. Entre los diferentes tipo, se pueden indicar los siguientes:
a) Tipo I: Sombrerete Sencillo su esquema y relaciones de dimensiones se tienen en la figura N º 45.1.

39
b)Tipo II: Sombrerete H. Su esquema y relaciones de dimensiones se tiene en la figura Nº45.2.

FIGURA Nº45.2

Dimensiones en cm

AO B C D E

7,5 7,5 13 13 23

13 18 26 23 38

18 20 32 32 53

b) Tipo III:Sombrerete Aspirador Estacionario. Evita que el tiraje del conducto sea afectado por la orientación del viento. Su
esquema y relaciones de dimensiones se tienen en la figura Nº 45.3

La inspección del sombrerete debe considerar que esté bien ubicado, bien afianzado, no presente oxidación o daños, no presente sus
áreas de evacuación de los gases de la combustión con obstrucciones y que esté perfectamente sellado al conducto de evacuación de los
gases.

40
En términos generales, se definirá que la instalación queda con observaciones (sello amarillo) si el sombrerete no cumple las disposiciones
vigentes, pero no se detectan problemas de tiro. La instalación se rechaza (sello rojo) si el sombrerete no cumple con las disposiciones
vigentes y se detectan anomalías en la medición del tiro.

4.2.1.2.Observación Mediante Conductoscopía:

a)Estado del Conducto:

Esta observación se realiza mediante conductoscopía, método que consiste en ingresar al interior del conducto con una cámara
de video, filmando todo el recorrido.

El equipo usado para la observación permite detectar fisuras, roturas, obstrucciones, estrangulamientos y discontinuidades. Por
otro lado, la sola posibilidad de realización de esta prueba permite determinar si el conducto colectivo de evacuación cumple
con los requisitos de verticalidad.

Especial cuidado se debe tener en observar aquellos puntos donde hay contacto con materiales diferentes a los del conducto,
buscando minuciosamente el sello de uniones entre tramos del conducto, zonas de ingreso de conductos secundarios y
posibles discontinuidades en su trayectoria.

La detección de fisuras, roturas, obstrucciones, discontinuidades o estrangulamientos que dejen una sección por debajo de la
establecida en las disposiciones vigentes, será motivo de rechazo (sello rojo) al existir problemas de tiro, y quedará en calidad
de “pendiente con observaciones” (sello amarillo), si no hubiera problemas de tiro. (Los resultados de esta prueba deben ser
considerados para los efectos de su aceptación o rechazo, en directa relación con la prueba de CO (Ver 4.3.4.))

b) Verificación de Obstrucciones:

La conductoscopía permite verificar la existencia de obstrucciones en el conducto.

Al detectar obstrucciones, el Inspector deberá informarlas, de manera que los usuarios las hagan retirar.

Se entenderá por obstrucción cualquier elemento, de cualquier material, que dificulte o impida la evacuación de gases.

A la comunidad, se le otorgará un plazo de 15 días para retirar las obstrucciones detectadas, a través de los servicios de un
instalador autorizado por la SEC. Transcurrido dicho plazo, se verificará si éstas han sido retiradas y se repetirá la prueba; en
caso de no haberse retirado, se dejará la certificación en carácter de “pendiente” (sello amarillo), informando de esta situación a
Superintendencia, a la Distribuidora y a los usuarios.

c) Verificación de los Materiales del Conducto Colectivo:

Se deberá comprobar en terreno el material con el cual está fabricado el conducto colectivo de evacuación de gases producto
de la combustión, el que deberá cumplir con las exigencias reglamentarias y normas respectivas.

Como criterio de aceptación se deberá verificar que el conducto colectivo esté construido de material no quebradizo y resistente
al fuego, según la clase que corresponda, como asimismo que tenga una superficie de baja rugosidad y no tenga
estrangulaciones a lo largo de su trayectoria.

4.2.2 Inspección Dimensional:

La inspección dimensional debe ser efectuada con instrumentos adecuados para este fin y debe considerar la verificación de las
secciones interiores de los conductos, sombreretes, además de la verticalidad y relación de lados. La verticalidad podrá
verificarse mediante conductoscopía o mediante una plomada.

Las dimensiones a verificar deben ser aquellas vigentes en el momento de la declaración de la instalación y en caso de duda
respecto de esa fecha, aquellas vigentes 60 días antes del Permiso Municipal de Obras.

Independientemente de lo indicado en la disposición que se utilice, no se aceptará, bajo ninguna circunstancia, secciones del
conducto, secundario o individual, con diámetros inferiores al diámetro de salida del calefón (collarín).

a) Sección Interior:

La sección interior debe ser comparada con la indicada en la tabla Nº 58.1 del Decreto de Economía Nº 222/95, modificada por
el Decreto de Economía Nº 78/98, excepto en aquellos casos de instalaciones en las que se ha certificado que su fecha de
declaración es previa a la dictación del citado decreto. En ese caso se utilizará la disposición vigente en el momento de la
declaración.

41
Se deberá verificar, para conductos rectangulares, que la relación de lados sea inferior a 1,5.

Si la conductoscopía o inspección directa del conducto no presenta problemas, se deberá medir la sección del conducto colectivo,
cuidando de tomar, a lo menos, medidas en la parte superior y otra más del conducto.

4.2.3 Funcionalidad del Conducto de Evacuación:

La funcionalidad del conducto de evacuación de gases producto de la combustión se establece mediante la realización de dos pruebas: la
primera para determinar la estanqueidad del conducto y la segunda para medir el tiro del mismo. Con la primera de estas pruebas se
determina si hay puntos donde existe filtración de gases producto de la combustión desde el conducto y, con la segunda, si el conducto
presenta las condiciones para asegurar un adecuado tiro o capacidad de evacuación.
a) Verificación de Estanqueidad (Prueba de Humo):

La estanqueidad no es fácilmente verificable en un edificio ocupado debido a que los artefactos están conectados al conducto colectivo de
evacuación. Lo anterior impide sellar el conducto para efectuar las pruebas correspondientes.

Sin embargo, el Inspector deberá realizar una prueba de humo de acuerdo al Siguiente procedimiento:

El ensayo consiste en hacer arder un material que produzca humo (cartucho fumígeno) en la base del conducto y detectar las fugas
eventuales de humo a lo largo de él.
El ensayo se efectúa una vez que se ha completado la instalación del conducto, antes de empalmar los artefactos y colocar el sombrerete.

El procedimiento requiere la presencia de dos operadores, uno en cada extremo del conducto. Antes del ensayo se necesita conocer el
volumen estimado del sistema de evacuación, para elegir el cartucho fumígeno adecuado al ensayo (ver tabla adjunta).

 Subir a la techumbre el primer operador, llevando una placa que le permite obturar la salida del conducto.

 Instalarse el segundo operador frente al orificio inferior, preparado en el conducto, y crear una corriente de aire ascensional en el
conducto mediante la combustión de un poco de papel o de paja; a continuación, encender un cartucho fumígeno del tamaño
correspondiente al volumen del conducto que se ensaya e introducirlo en la base del conducto tapando el orificio.

Nota: El cartucho fumígeno puede reemplazarse por un sistema productor de humo, el que se inyecta por el
orificio inferior del conducto, aplicando una presión positiva en el conducto, equivalente al tiro proyectado.

 Observar el primer operador el comportamiento del humo y, cuando aparece por la salida superior, tapar la salida con la placa.

 Así, mantener tapado el conducto por un tiempo de 10 min, durante los cuales cada operador vigila los orificios de entrada y de salida
del aire de ventilación, con el objeto de detectar las posibles fugas de humo.

 Completado este tiempo considerar terminado el ensayo; destapar el extremo superior del conducto para permitir la evacuación del
humo acumulado y luego destapar el orificio en la base de la tubería.

 Es el momento de comprobar que se ha completado la combustión del cartucho fumígeno, hecho lo cual puede volverse a comenzar
el ensayo.

Considerar que el ensayo es satisfactorio (sello verde) si no se ha detectado ninguna fuga de humo en el sistema de evacuación,
a lo largo del conducto, de lo contrario se rechaza la certificación (sello rojo).

Tabla para Determinar el Cartucho Fumígeno a Usar


Volumen del Conducto (V) m3 Designac¡ón del cartucho que se Duración de la combustión min-s
utiliza

V< 0,4 RB nº1 bis 1 – 30


0,4 < V < 0,6 2
RB nº2
(v) = producto del área interior del conducto x longitud de este.

Esta prueba sólo se realizará en instalaciones que se pongan en servicio por primera vez (instalaciones nuevas).

b) Verificación del Tiro:

42
Para verificar el tiro del conducto de evacuación de gases producto de la combustión, se procede de la siguiente forma:

1.- Efectuar una perforación de 9 mm de diámetro en el conducto de línea de humo de cada artefacto tipo B, a una distancia de dos
diámetros sobre el collarín del artefacto. Esta perforación debe hacerse en aquella parte del conducto que está a la vista y que
asegure poder sellar la perforación una vez terminada la prueba. Si no fuera posible hacer la perforación a la distancia indicada,
se permitirá reducir la distancia hasta un mínimo de ½ diámetro, medido desde el collarín. Esta perforación la deben efectuar los
operadores previo al inicio de la prueba.

2.- Preparar la línea del conducto colectivo de evacuación de gases producto de la combustión, lo que implica hacer todas las
perforaciones de la línea y coordinar con los usuarios la realización de la prueba.

3.- Se debe someter el conducto a las condiciones de mínima carga y máxima carga.

4.- La prueba de mínima carga se realiza en la instalación del extremo inferior del conducto (primer piso), y se procede encendiendo
el primer artefacto a mínima carga, cerrando puertas y ventanas del recinto, poniendo en funcionamiento extractores, si los
hubiera, se espera dos minutos y se introduce la sonda del instrumento analizador de combustión por la perforación para tomar
las lecturas de combustión (Ver punto 4.3.4)

5.- Verificar el correcto funcionamiento de extractores y cualquier otro artefacto que pueda incidir en la formación de efectos adversos
al tiro adecuado.

6.- Tomar tres lecturas de tiro y combustión, separadas un minuto cada una.

7.- Para la prueba de máxima carga, se debe encender toda la columna a máxima potencia, es decir, todos los artefactos conectados
a un mismo conducto deben estar operando a máxima potencia. Luego, se deben efectuar las mediciones establecidas en los
puntos anteriores, para todos los artefactos conectados al conducto, siguiendo el mismo procedimiento

8.- Mantener a lo menos un operador con equipo de comunicaciones verificando que los artefactos ya probados se mantengan
encendidos y funcionando en las condiciones señaladas.

9.- Tomadas todas las lecturas, apagar todos los artefactos.

10.- Sellar todas las perforaciones. El sello deberá ser tal que no se deteriore, sea resistente a la temperatura y no inflamable.

11.- Si el valor, de cualquiera de las lecturas de tiro, es mayor que –2Pa, se deben buscar las causas con el fin de disponer las
reparaciones correspondientes y quedará en calidad de “pendiente con observaciones” (sello amarillo); si todos los valores son
menores a –2Pa, la prueba de tiro será aceptada (sello verde).

La verificación de tiro requiere que toda la línea esté con sus artefactos funcionando; sin embargo, en consideración al hecho que
es probable que algunos consumidores no estén presentes al momento de su realización, se aceptará como mínimo que un 75%
de los artefactos estén efectivamente operando simultáneamente, siempre que los productos de la combustión recorran todo el
conducto. Es decir, el artefacto del primer piso funcionando. Será responsabilidad del inspector efectuar las mediciones
individuales de funcionamiento a los artefactos faltantes.

Si por alguna causa no se pudiera contar con al menos el 75% del total de los artefactos que se conectan al conducto colectivo de
evacuación de los gases producto de la combustión, la inspección debe ser suspendida y reprogramada.

El Inspector tiene un plazo de 15 días, contados desde la fecha programada originalmente, para reprogramar la inspección de los
artefactos faltantes. Si transcurrido dicho plazo no se ha programado una nueva inspección, el inspector informará por escrito a la
Superintendencia, a la Distribuidora de Gas, al usuario y a la Administración de la situación.

Conjuntamente con la verificación del tiro a través del método anteriormente detallado, se verificará el tiro en forma cualitativa, a
través del método siguiente (BS 5440):
Los equipos a gas conectados a un conducto deberán hacerse funcionar durante varios minutos y deberán verificarse que los
productos de combustión ascienden adecuadamente por la chimenea o el conducto de gas pasando un fósforo o una mecha
encendida alrededor del borde del cortatiro. Si la chimenea o el conducto de gas están tirando adecuadamente, la llama del
fósforo se verá tirada hacia el interior del cortatiro. Si los productos de la combustión estuvieran escapando a través del cortatiro,
la certificación de la instalación quedara reprobada (sello rojo).

4.2.4 Modelo de Informe:

La evaluación de los conductos colectivos se informará de acuerdo con el formulario que se acompaña en los anexos
“Declaración de Inspección” (formulario Nº 05).

43
4.3 Inspección de Artefactos:

Se deberá inspeccionar visualmente todo lugar donde existan artefactos de gas, informando al usuario de las deficiencias que se
detecten. Especial validez tiene lo anterior en el caso de la conexión a la red de gas de cocinas y estufas, su ubicación en
lugares prohibidos y el correcto afianzamiento o empotramiento.

4.3.1 Volúmenes y Ventilaciones de los Recintos

a) Volúmenes:

Se debe verificar el volumen de todos los recintos donde hay instalados artefactos de gas, cualquiera sea su tipo, con el fin de
comprobar que se cumplen las disposiciones vigentes a la fecha de la declaración de la instalación en SEC, como asimismo las
vigentes en la fecha de inspección (Titulo III, Párrafo I, del DS 222/95, de Economía).

El volumen deberá ser medido en cada oportunidad; el Inspector no deberá fiarse de los datos que pueda obtener de planos o
croquis que se le hayan entregado por parte del usuario o propietario u otra instancia.

Volúmenes menores a los establecidos causarán el rechazo de la instalación.

b) Ventilaciones:

En los recintos donde hay instalados artefactos, deberán existir las ventilaciones establecidas en las disposiciones vigentes,
para asegurar un adecuado suministro de aire (Titulo III, Párrafo I, del DS 222/95, de Economía).

El incumplimiento de lo anterior, es causal de rechazo de la instalación.

Título III (D.S 222/95)


Suministro de aire y de ventilación
Párrafo I.-Determinación de ventilación para distintos tipos de artefactos
Artículo 39º.- Las cocinas, hornos, asadores o cualquier combinación de ellos para uso doméstico se instalarán en recintos con volumen
mínimo de 5 m3. De acuerdo a su volumen, el recinto de la cocina deberá tener las ventilaciones que se indican en la tabla Nº 39.1

Tabla Nº 39.1 (DS 222/95):


Ventilación de recintos para la instalación de Cocinas, Hornos y Asadores
Volumen del recinto Número de artefactos permitidos
V(m3) Ventilaciones
5 < V < 10 No más de 1 Una superior y una inferior
1 Una inferior
10 < V < 16
2 o más Una superior y una inferior
1 No requiere
16 < V
2 o más Una inferior

Las ventilaciones tanto superiores como inferiores deberán cumplir con los siguientes requisitos estipulados en el artículo 42º del
presente reglamento. Podrá eliminarse la ventilación superior sólo cuando se consulte una campana extractora del aire conectada al
exterior.

Artículo 40º.- Para la instalación de los calefones y termos, deberá tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Los calefones y termos se podrán instalar en recintos de cocinas que tengan como mínimo un volumen de 7 m 3 y que cuenten con las
ventilaciones que se indican en la tabla Nº 40.1

Tabla Nº 40.1 (DS 222/95):


Ventilación de recintos para la instalación de
Calefones y termos en recintos de cocina
Volumen del recinto V(m3) Número de artefactos permitidos
Ventilaciones
7 < V < 10 No más de 1 Una superior y una inferior
1 Una inferior
10 < V < 20

44
2 o más Una superior y una inferior
1 No requiere
20 < V
2 o más Una inferior

Las ventilaciones tanto superiores como inferiores deberán cumplir con los requisitos estipulados en el artículo 420 del presente
reglamento. La ventilación superior podrá ser reemplazada por un doble conducto de evacuación de los productos de la combustión.

b) Se prohíbe la instalación de calefones o termos de gas en departamentos cuya superficie edificada no sobrepase los 35 m2.

c) Se podrán instalar calefones o termos en compartimentos tales como armarios, closets y otros similares, ubicados en el interior
o exterior de la vivienda, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

c.1) Los compartimentos deben ser construidos de albañilería u otro material incombustible, y exclusivamente para el Calefón o
termo. Para evitar que se almacenen objetos, el compartimento deberá tener bajo el Calefón un plano inclinado con una pendiente
superior a 45º
c.2) El Calefón o termo debe quedar separado a lo menos 5 cm de las paredes laterales y de la puerta del compartimento, si ésta
es de material incombustible; si la puerta es de material combustible, la distancia entre el artefacto y la puerta debe ser a lo menos 20 cm.
c.3) El compartimento debe constar de una ventilación inferior y una ventilación superior según se señala en la tabla N º40.2

Tabla Nº 40.2:
Requisitos del área efectiva mínima de las ventilaciones de los compartimentos
Tipo de Artefacto Área de Ventilación (cm2/KW)
Superior Inferir
Tipo B:
En compartimento que es ventilado a un recinto que tenga una 9.0 18.0
ventilación directa al exterior.
En compartimento ventilado al exterior.
4.5 9.0
Tipo C:
En compartimento que es ventilado al recinto. 9.0 9.0
En compartimento ventilado al exterior
4.5 4.4
Nota: 1 Mcal/h = 1,163 KW

Ambas ventilaciones deben estar comunicadas con el mismo recinto o espacio interno, o ambas deben estar en el mismo muro exterior.
Cuando dos o más artefactos conectados se instalen en el mismo compartimento, el dimensionamiento de las ventilaciones se efectuará
considerando la suma de las potencias de dichos artefactos.

d) No se podrán instalar calefones o termos en salas de baño.


Artículo 41º.- Las disposiciones establecidas en el presente reglamento son aplicables a estufas cuyo consumo nominal es menor o igual
que 6,8 kW (6 Mcal/h). Estas estufas deberán instalarse considerando los requisitos siguientes:

a) Estufas de gas tipo A

a. 1) Volumen: Estos artefactos de gas deberán instalarse en recintos cuyo volumen asegure que el gasto equivalente sea igual o inferior
a 300W/m3 (0,27 McaI/h/m3).
a.2) Ventilación: Los recintos en que se instalen estos artefactos deberán tener dos aberturas, una superior y una inferior, de
acuerdo a lo señalado en el artículo 42º.

b) Estufas de gas tipo B.

b. 1) Volumen: Los recintos en que se instalen estos artefactos deberán tener un volumen mayor o igual a 8 m 3.
b.2) Ventilación: El recinto dispondrá de una sección libre mínima de 100 cm 2 que reúna las características señaladas en el artículo
42º del presente reglamento. Si en el recinto hay instalado otro artefacto de gas, la sección libre mínima será de 150 cm 2.

c) Estufas de gas tipo C.

La instalación de estos artefactos de gas no tiene restricciones respecto de la ventilación y del volumen de los recintos, cualquiera sea su
destino.

Artículo 42.- La ventilación de los recintos donde se encuentren instalados artefactos de gas, deberá cumplir con los requisitos que se
señala a continuación:

45
a) Ventilación superior.

a.1) esta ventilación se utiliza para la salida del aire viciado.


a.2) Se ubicará a una altura mínima de 1,80 m sobre el pi so.
a.3) La sección libre mínima de salida del aire viciado será de 150 cm 2.
a.4) Siempre será una ventilación directa, es decir, deberá descargar directamente al exterior a través de una pared, o por el entretecho
mediante un doble conducto, o por medio de un conducto colectivo exclusivo para ventilación que sirva a varias unidades en un edificio de
departamentos.

La salida de la ventilación deberá estar siempre ubicada a una altura inferior a la de un sombrerete de un conducto para artefactos tipo B,
y a no menos de 60 cm de cualquier parte de dicho sombrerete y de 30 cm del conducto correspondiente. Asimismo, la salida de la
ventilación deberá estar ubicada a una altura igual o superior a 30 cm sobre cualquier punto de un sombrerete de un conducto para
artefactos tipo CI.

b) Ventilación inferior.

b. 1) Esta ventilación se utiliza para proveer aire para la combustión, tanto a artefactos de gas tipo A, como artefactos de gas tipo B.
b.2) Se ubicará a una altura máxima de 30 cm sobre el nivel del piso, y se tratará que su ubicación no constituya una molestia para los
ocupantes del recinto.
b.3) La sección libre de entrada de aire desde el exterior será de 150 cm 2, excepto lo señalado en la letra b) del artículo 41º.
b.4) Esta entrada de aire puede ser directa desde el exterior, o indirecta a través de otros recintos.

Ventilación directa

Esta se logra introduciendo aire en un punto adyacente al artefacto de gas o ubicado adecuadamente respecto de él, utilizando una de las
siguientes alternativas:

1) Por pasadas a través de los muros exteriores;


2) Por un conducto de ventilación individual, ya sea horizontal, ascendente, o descendente; o
3) Por un conducto de ventilación colectivo.
La entrada de aire deberá estar ubicada a no menos de 30 cm de cualquier parte de un conducto para artefacto tipo B o tipo C. Asimismo,
si la ventilación se logra por un conducto individual ascendente a un conducto colectivo, su entrada de aire deberá estar ubicada siempre
a una altura inferior a la de un sombrerete de un conducto para artefactos tipo B, y a no menos de 60 cm de cualquier parte de dicho
sombrerete.
La ventilación directa es obligatoria en el caso de artefactos instalados que no precisen estar conectados a un conducto de evacuación de
los productos de la combustión.

Ventilación indirecta.

Esta se logra por pasadas de aire a través de un muro interior que forma parte de un recinto que tenga una ventilación directa al exterior;
recinto que no podrá ser dormitorio, baño o cocina.

Artículo 43º.- Los conductos para la evacuación de los productos de la combustión de los artefactos de gas, deberán ser diseñados y
construidos de acuerdo a lo establecido en el presente reglamento.

4.3.2 Inspección Visual de los Artefactos:

La inspección visual del artefacto se divide en dos etapas: la primera con el artefacto sin funcionar y la segunda con el artefacto
funcionando.

a) Sin Operar el Artefacto:

Se debe observar cuidadosamente el artefacto, para verificar la existencia de:

1.- Falta de Sello de certificación.


2.- Falta de piezas o componentes.
3.- Piezas o componentes sueltos.
4.- Presencia de elementos de construcción o incrustaciones en el intercambiador de calor.
5.- Fugas de agua.
6.- Piezas o componentes fundidos o deformados.

Si se detectaran cualesquiera de las condiciones referidas en los puntos anteriores quedará pendiente la certificación (sello amarillo)

46
b) Con el Artefacto en Funcionamiento:

La observación del artefacto en funcionamiento debe considerar los siguientes aspectos:

1.- Funcionamiento de los quemadores en régimen de mínima carga.


2.- Funcionamiento de los quemadores en régimen de máxima carga.
3.- Retroceso o desprendimiento de llama.
4.- Accionamiento de sistemas de encendido automático.
5.- Accionamiento de sistemas de seguridad.

Para los efectos de la aceptación de esta certificación (sello verde), referido a los puntos anteriores, el artefacto deberá cumplir con las
especificaciones técnicas del fabricante. En caso contrario la certificación de la instalación quedará en carácter de pendiente (sello
amarillo).

4.3.3 Conexiones de los Artefactos:

a) Conexión al Circuito de Gas:

Se debe verificar que todos los artefactos estén conectados de acuerdo a los requisitos establecidos en el Decreto de Economía Nº
222/95 o a las disposiciones vigentes a la fecha de la declaración de la instalación ante SEC. Si la conexión no cumple con los requisitos
reglamentarios y normativos respectivos, la certificación quedará en calidad de pendiente, siempre y cuando esta conexión irregular no
constituya un defecto crítico.

En aquellos casos en los cuales los artefactos no se encuentren conectados, se debe verificar que el arranque se encuentre debidamente
sellado con su tapa correspondiente. Esta verificación debe hacerse a todos los arranques de la instalación inspeccionada. Si el arranque
no se encuentra debidamente sellado, la certificación tendrá el carácter de rechazada (sello rojo).

b) Conexión al Sistema de Evacuación de Gases Producto de la Combustión:

Se verificará que el artefacto esté instalado de acuerdo a lo prescrito en las disposiciones vigentes a la fecha de la declaración de la
instalación ante SEC y que las conexiones del conducto secundario al collarín del artefacto y al conducto colectivo tengan el mínimo juego
posible, asegurando estanqueidad. Una conexión inadecuada significará que la certificación queda pendiente (sello amarillo), salvo que la
prueba de CO ambiente sea negativa, en cuyo caso la certificación será rechazada (sello rojo).

c) Otras Conexiones:

Se verificará la conexión del artefacto con los circuitos de agua fría y caliente, la que no deberá presentar filtraciones.

Los diámetros de tuberías de entrada y salida del artefacto deben ser coincidentes con los del circuito.

Por otro lado, el artefacto debe estar bien afianzado al muro que lo soporta, sin movimiento ni juegos que impliquen probabilidades de
fatiga en las tuberías de entrada o salida ni de cualquier otra conexión.

Para los efectos de aceptación o rechazo de la certificación se deberá remitir a los criterios establecidos en la letra a) y b) precedentes.

4.3.4 Pruebas de Funcionamiento:

Se deben realizar dos pruebas con el artefacto en funcionamiento: la primera es la determinación del CO corregido referencial y la
segunda es la determinación de CO en el ambiente donde se encuentra el artefacto.

a) Determinación del CO Corregido Referencial:

La medición del CO corregido referencial se hace siguiendo el procedimiento indicado en la letra b) del punto 4.2.3, sobre
medición de tiro.

El instrumento a utilizar debe medir directamente los valores de CO corregido referencial en el punto donde se ha instalado la
sonda.

Para esta medición también se toman tres lecturas separadas por un minuto cada una, y se considera el valor promedio de las
tres como valor a registrar en la inspección.

Si los valores de CO corregido referencial se encuentran entre 0 y 400 ppm, el artefacto debe ser considerado en buenas
condiciones (sello verde); para valores entre 400 y 1.000 ppm, se debe indicar al usuario que es necesario efectuar una
reparación o mantención del artefacto, para lo cual el usuario tendrá un plazo máximo de 15 días para encargar este trabajo (sello

47
amarillo); y si el valor está por sobre 1.000 ppm, el artefacto debe ser reparado o reemplazado, procediéndose a cortar el
suministro hasta que la reparación o reemplazo se haya efectuado (sello rojo).

b) Determinación del CO Ambiente:

El procedimiento que se indica a continuación permite detectar CO en un ambiente, cuyas concentraciones pueden afectar la
salud de las personas.

Esta prueba es complementaria al resto de las que se hacen en el recinto. En consecuencia, se realizará, antes de encender los
artefactos y durante el funcionamiento de los mismos, en conjunto con las pruebas de medición de tiro y CO corregido. En todo
caso, con el fin de lograr resultados reales, se ha determinado que el paso 1 de este procedimiento se ejecute antes de iniciar las
mediciones de tiro y CO corregido:

1.- Calibrar el instrumento según las indicaciones del fabricante.


2.- Cerrar puertas y ventanas en el recinto a observar, manteniendo las ventilaciones sin alterar. En caso que existan extractores
o ventiladores, operarlos.
3.- Colocar la sonda del monitor en, a lo menos, dos puntos del espacio del recinto, ubicados en aquellas zonas donde
los usuarios indiquen que permanecen la mayor parte del tiempo.
4.- Valores mayores a 45 ppm de CO implicarán el rechazo de la instalación (sello rojo).

Nota: Mientras se realizan las pruebas de tiro y CO corregido, el operador deberá mantener permanentemente una sonda para
determinar monóxido ambiente a la altura de sus hombros.

4.3.5 Modelo de Informe:

Para informar los resultados de la inspección de artefactos, se deberá utilizar el facsímil que se entrega en los anexos de esta
Resolución, Formulario Nº 05 “Declaración de Inspección”.

4.4 Inspección de Tuberías:

Con el objeto de verificar la hermeticidad de la instalación de gas, se deberá efectuar una prueba en baja o en media presión, según
corresponda.

4.4.1 Prueba de hermeticidad en baja presión

Esta prueba se realizará con aire o gas:

a) Para Instalaciones Nuevas:

Se realizará según lo establecido en el Artículo 153º punto 2) del D.S 222 de Economía.

Artículo 153º (D.S. 222/95).- La prueba de hermeticidad para instalaciones en baja presión, se hará de
acuerdo al procedimiento siguiente:
1) En la tubería, sin llaves de paso y artefactos, se usará una presión igual o superior a 70 kPa (0,7
kgf/cm2) pero inferior a 100 kPa (1kgf/cm2); la presión elegida para la prueba deberá mantenerse fija
durante 5 minutos.
2) En la instalación terminada, con los artefactos conectados y las llaves de paso cerradas, se usará un
presión igual o superior a 15 kPa (0,15kgf/cm 2) pero inferior a 20 kPa (0.2kgf/cm2), manteniendo fija la
presión elegida durante 10 minutos.

b) Para Instalaciones en Uso:

La prueba se realiza a la presión de servicio de la instalación que se inspecciona, siguiendo el procedimiento siguiente:

1. Verificar que todas las llaves de control de los artefactos y pilotos estén cerradas, y las llaves de paso estén abiertas.
2. Conectar al sistema una T en una de cuyas ramas se conecta un manómetro tipo U, con un intervalo de medición de 500
mm H2O y una resolución de 1 mm H2O, o un manómetro digital con un rango de medición de 10000 Pa (1000 mm H2O) y
una resolución de 10 Pa (1mm H2O). En caso que la prueba se realice con aire, conectar a la otra rama de la T la fuente
de aire.
3. Elevar la presión hasta la presión de servicio de la instalación y cerrar el suministro del gas de prueba.

48
4. Esperar el tiempo suficiente para que se alcance el equilibrio térmico. Si se observa un aumento de presión en el
manómetro, la temperatura del sistema está aumentando y se debe esperar minutos adicionales hasta su estabilización.
5. Abrir alguna llave de control para producir una disminución de presión de 50 Pa (5 mm H 2O) en el manómetro; cerrar
inmediatamente la llave de control.
6. Registrar cualquier variación de presión en el manómetro en los siguientes dos minutos.
7. Si la presión aumenta, existe una filtración en la válvula de suministro del gas de prueba. En dicho caso, la válvula debe
ser reemplazada y la prueba repetirse.
8. Si la presión disminuye, existe una fuga en el sistema.
9. Si la prueba es realizada con aire, se deberá purgar exhaustivamente los artefactos y tuberías, de manera que se
garantice la inexistencia de aire en el circuito de gas.

La prueba se considerara aceptada cuando la pérdida de presión en el manómetro durante los dos minutos del período de ensayo
sea igual o inferior a 70 Pa (7 mm H2O). Si el sistema no cumple con el requisito indicado, se considera que la instalación no es apta
para el uso (sello rojo)

Nota: Para baja presión se podrá usar como referencia el método alternativo definido en la norma australiana AG 601, punto 2.6,
última versión, u otro método normalizado que permita un nivel de fuga que no constituya un defecto crítico o mayor. Sin
embargo, estos métodos no serán aceptados para efectos de una verificación oficial.

4.4.2 Prueba de Hermeticidad en Media Presión:

1. Aislar la matriz interior a ensayar. Quemar el gas, cuando corresponda y luego ventear la matriz al exterior, nunca en
un recinto confinado o en áreas en que existan fuentes de ignición.
2. Insertar en el sistema un manómetro tipo Bourdon relleno con glicerina con un rango de medición apropiado, una
resolución de 0,1 bar y un cuadrante de diámetro mínimo de 100 mm.
3. Aplicar al sistema la siguiente presión: Para el caso de instalaciones nuevas tres veces la presión de servicio. Para las
inspecciones posteriores se aplicará la presión de servicio.
4. Registrar cualquier pérdida de presión en el manómetro en los siguientes diez minutos.
5. Rechazar la instalación al existir cualquier pérdida de presión en el lapso de 10 minutos del período de ensayo.
6. Localizar las fugas de gas usando un detector de gas.
7. Si la prueba es realizada con aire, se deberá purgar exhaustivamente los artefactos y tuberías, de manera que se
garantice la inexistencia de aire en el circuito de gas.

Nota: Al realizar la prueba de hermeticidad, se deberá tener especial cuidado en verificar válvulas, tapagorros, tapatornillos y
cualquier fitting asociado; cuando la prueba se realice con aire, se deberá purgar la línea adecuadamente.

4.4.2.1 Coordinación con Empresa Distribuidora de Gas:

La prueba de hermeticidad en media presión deberá hacerse en forma coordinada con la empresa distribuidora de gas,
especialmente en aquellos casos en que deban manipularse partes de la instalación que son de propiedad de la
distribuidora (por ejemplo: medidores). Para dicho efecto, el Inspector enviará un comunicado a la empresa
distribuidora solicitando una fecha y hora para realizar dicha prueba, solicitud que deberá ser respondida en un período
que no sea superior a una semana a contar de la fecha de la comunicación.

Esta prueba debería realizarse en un lapso no superior a 2 semanas posteriores al término de la inspección, salvo casos
debidamente justificados, que deberán ser informados a la Superintendencia.

Durante el proceso de inspección, si no se ha realizado la prueba de hermeticidad en media presión, el Inspector evaluará si
existen fugas usando un detector de gas para verificar la hermeticidad a lo largo de toda la matriz interior (del medidor de gas
hacia atrás).

En caso de no detectarse fuga esta prueba quedará pendiente (sello amarillo), en espera de la prueba de hermeticidad. Si se
detectase fuga gas la inspección debe ser rechazada (sello rojo).

Nota: En todos los casos que para realizar la inspección sea necesario intervenir algún artefacto o parte de la instalación que
sea de propiedad o deba ser mantenida o manipulada por la empresa de gas, se deberá proceder en forma similar a lo
anteriormente expuesto.

4.4.3 Informe de Pruebas de Hermeticidad:

Las pruebas de hermeticidad, tanto de baja como de media presión, se informarán de acuerdo a los formularios “Declaración de
Inspección” y “Declaración de Prueba de Hermeticidad en Media Presión” respectivamente, los que se acompaña en los anexos
de esta Resolución (formularios Nº5 y Nº06).

49
5.- RESULTADOS DE LA EVALUACIÓN

5.1 Comunicación de Defectos a Usuarios:

Las deficiencias detectadas en la inspección, deberán ser comunicadas por escrito por los inspectores a los usuarios y a la
Administración, para lo cual se deberá dejar una copia de los informes y comunicados que emita el inspector.

Es responsabilidad de los propietarios reparar y regularizar las instalaciones, a través de los servicio de personal autorizado
(instaladores autorizados por la Superintendencia, Servicio Técnicos Autorizados o la Distribuidora, según corresponda).

5.2 Comunicación de Defectos Críticos a la Autoridad:

Los Inspectores comunicarán de inmediato a la Superintendencia y a la empresa distribuidora correspondiente los defectos
críticos, mediante el formulario “Comunicación de Defectos Críticos”, que se acompaña en los anexos (Formulario Nº7), además
deberá dejar una copia en poder del administrador o propietario. Dicho comunicado no podrá sobrepasar las 24 horas de
detectados los defectos. Se deberán tomar medidas para disminuir los riesgos a la comunidad (Ventilar, cerrar llaves de pasos de
artefactos, señalizar el peligro y comunicar a la comunidad, etc.).

Esta información deberá contener a lo menos lo siguiente:

 Número de Declaración.
 Dirección.
 Nombre del Administrador y número de teléfono.
 Cantidad de departamentos y pisos del edificio.
 Cantidad de conductos colectivos.
 Cantidad e identificación de artefactos por tipo.
 Potencia instalada total.
 Identificación del Inspector que efectuó la inspección.(Nombre, Nº de Registro y Teléfono).
 Detalle de los defectos e informe.

5.3 Informe Mensual a la Autoridad de las Inspecciones y Controles Realizados:

Además de lo señalado en el punto 5.2, los inspectores remitirán a la Superintendencia un resumen mensual, en un
medio computacional y en un formato que definirá la Superintendencia, del total de edificios inspeccionados, indicando la
calidad de aprobados, rechazados o pendientes de certificación.

El contenido del resumen es la señalada en el punto 5.2 anterior, exceptuando el punto de los detalles de los defectos.

También, se deberá informar el resultado de los controles que el inspector ha realizado durante el mes a trabajos de otro
Inspector, indicando si la inspección tiene o no tiene observaciones e identificando la instalación respectiva.

La estructura de este resumen se detalla en los anexos (Resumen Mensual de Inspecciones y Controles).

5.4 Informe a la Autoridad de Soluciones a Defectos Críticos:


En caso de detectarse defectos críticos, los usuarios y la Administración deberán informar por escrito a la
Superintendencia, dentro de un plazo que no exceda de 15 días de efectuada la inspección, la solución que adoptarán
para corregir las deficiencias, identificando al instalador que ejecutará las obras, las actividades a realizar, los plazos
asociados a cada actividad, el programa de trabajo y las medidas que se tomarán para evitar las condiciones críticas de
riesgo durante los trabajos de reparación o regularización de la instalación.
Producto de la evaluación correspondiente, la Superintendencia podrá ordenar la suspensión del suministro de gas para
todo el edificio o para parte de él y la certificación estará en calidad de rechazada (sello rojo) mientras no se repare.

5.5 Informe a la Autoridad de Soluciones a Defectos Mayores y Menores:

Si los defectos detectados son mayores o menores, los usuarios y la Administración deberán comunicar a la
Superintendencia dentro de un plazo de 15 días, contados desde la fecha de inspección, la solución que adoptarán para
corregir las deficiencias, identificando al instalador que ejecutará las obras, las cuales deberán estar concluidas dentro
de un plazo máximo de seis meses. Dentro de este plazo, el edificio se considerará con su certificación pendiente (sello
amarillo).
En caso de que se prevea incumplimiento de dicho plazo, los usuarios y la Administración, asesorados por un instalador,
deberán comunicar anticipadamente el problema a la Superintendencia, solicitando una prórroga para poder realizar las
reparaciones, justificándola y estableciendo una fecha de término de las reparaciones.

50
Lo anterior será evaluado por la Superintendencia, quien adoptará las medidas que se estimen pertinentes, pudiendo
ordenarse el corte de suministro si fuese necesario.

5.6 Solicitud de Nueva Inspección -Certificación Post - Reparación:

Una vez reparada la instalación, se deberá solicitar una nueva certificación.

Antes de la realización de cualquier inspección, el usuario debe estar en conocimiento de los posibles resultados de la
inspección (sello verde, sello amarillo o sello rojo) y que en caso de no aprobar la certificación, deberá solicitar un nuevo
servicio de inspección, una vez que se hayan realizado las reparaciones respectivas.

El inspector, deberá comunicar lo anterior forma escrita a los usuarios y a la administración, distinguiendo claramente una
inspección de otra y los costos asociados.

5.7 Registro o Base de Datos Computacional de Inspecciones:

Cada inspección será registrada computacionalmente, de acuerdo a la estructura, formato y software que defina la
Superintendencia.

El inspector deberá declarar en la Superintendencia, bajo este sistema, cada inspección que finalice, en una plazo inferior
a dos semanas de terminada la inspección.

6.- CERTIFICACIÓN

Una vez realizadas las inspecciones, el inspector deberá emitir un certificado de aceptación o rechazo de las instalaciones o de
certificación pendiente, de acuerdo al facsímil que se acompaña en los anexos (Formulario Nº 08), adjuntando las respectivas
evaluaciones de conductos colectivos, artefactos y detección de fugas. Copia del certificado deberá ser entregada a la empresa
distribuidora, a la Administración y Junta de Vigilancia, y al propietario de la instalación cuando corresponda.
El inspector deberá conservar en su poder, hasta que se efectúe una nueva inspección periódica, todo documento que respalde
las verificaciones realizadas, tales como hoja de inspección de terreno, fotografías, videos, informes, copias de los distintos
formularios mencionados en esta resolución, etc., los cuales podrán ser requeridos por la Superintendencia cuando lo estime
conveniente. Además, deberá dejar en poder de la comunidad una copia de los antecedentes antes mencionados.

7.- MARCADO

Las instalaciones aprobadas, rechazadas o pendientes (sello verde, rojo o amarillo), ya sean las de uso común como las
individuales, deberán ser identificadas con el sello autoadhesivo característico del resultado de la inspección.

Los sellos asociados a las instalaciones interiores (sello de radio de 5 cm) deberán ser colocadas en un lugar de fácil acceso que
identifique la instalación respectiva, por ejemplo en los medidores de gas de los departamentos inspeccionados. El sello que
representa el conjunto de las instalaciones interiores y comunes(sello de radio de 10 cm) deberá quedar en un lugar visible y de
fácil acceso, por ejemplo en la entrada del edificio (puerta o ventanal de acceso).

El marcado deberá permanecer en su lugar y no podrá ser removido, mientras no se realice una nueva inspección y persistan las
condiciones que lo originaron.

8.- DISCREPANCIAS TÉCNICAS

Las discrepancias que se produzcan entre los instaladores y los usuarios serán resueltas por la Superintendencia, en aquellas
materias que sean de su competencia.

9.- CONTROL Y FISCALIZACION DEL SISTEMA

9.1. Control reciproco de los Inspectores:

Cada veinte (20) trabajos de inspección realizados (independientemente del resultado), el inspector deberá verificar o
controlar un trabajo de inspección realizado por otro inspector.

Los Controles:

 Deberán seguir el procedimiento definido por la Superintendencia.


 La Superintendencia podrá ordenar que se realicen en cualquier lugar del territorio nacional.
 Serán costeados por el inspector que los ejecuta.
 Los resultados deberán ser comunicados a SEC mensualmente.

51
 Se realizarán controles a instalaciones equivalentes en tamaño al promedio de las últimas 20 inspecciones
realizadas por el Inspector que realiza el control. El tamaño promedio estará dado por las siguientes variables:
Potencia Total, Cantidad de Conductos y Cantidad Departamentos.
 Se realizarán a las instalaciones que la Superintendencia determine y el inspector deberá comunicar a la
autoridad que ya ha completado las 20 inspecciones respectivas.

Si en un lapso de 6 meses un inspector ha revisado menos de 20 instalaciones, éste deberá controlar una instalación
equivalente en tamaño al 5% del total de las instalaciones inspeccionadas en los últimos 6 meses, después del último
control.

9.2. Control de las Empresas Distribuidoras de Gas:

Las empresas distribuidoras de gas no podrán mantener el suministro de gas, ni entregar gas a aquellas instalaciones de
gas que no estén con su inspección periódica vigente, salvo que existan situaciones que, fundadamente así lo justifiquen.
Para lo cual, se deberá presentar a la Superintendencia un informe con las razones para posponer la inspección, una
nueva fecha de realización y las medidas de resguardo que se han adoptado.

La Superintendencia fiscalizará el cumplimiento estricto de las instrucciones señaladas en esta Resolución, particularmente las
actividades de certificación (inspección periódica), como las de control. El incumplimiento de éstas será sancionado de acuerdo
con la normativa legal y reglamentaria vigente.

10.- SANCIONES

Además de las sanciones contempladas en la reglamentación vigente, los inspectores que emitan certificados de
instalaciones que no cumplan con el presente procedimiento, serán sancionados de acuerdo a las disposiciones
vigentes.

La Superintendencia fiscalizará el cumplimiento de estas instrucciones, haciendo valer la responsabilidad infraccional de los
Administradores, Juntas de Vigilancia, usuarios y propietarios, en caso de no acatamiento de las disposiciones legales y reglamentarias
pertinentes, sin perjuicio de adoptar las medidas que estime procedentes en resguardo de la seguridad de las personas, entre ellas,
ordenar la suspensión inmediata del suministro de gas a los edificios que no hayan efectuado esta inspección obligatoria dentro de plazo.

Toda inspección, realizada por un inspector autorizado, que no cumpla con los procedimientos vigentes, deberá ser efectuada
nuevamente. Sin perjuicio de las sanciones ya señaladas, será responsabilidad del inspector que realizó dicha inspección que ella se
repita y deberá ser sin costo para los usuarios.

2º Déjense sin efecto las Resoluciones Exentas de SEC Nº 768 de fecha 22 de septiembre de 1998 y Nº 1001 de fecha 3 de
diciembre de 1998.

ANÓTESE, NOTIFÍQUESE Y PUBLÍQUESE D.S. N0 222/96, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción MODIFICADO
POR EL DS. N078/98, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción

REGLAMENTO DE INSTALACIONES INTERIORES DE GAS

52
CAPITULOI
DelosObjetivosyAlcances

Articulo 1° Este reglamento tiene por objeto establecer los requisitos mínimos de seguridad que deben cumplir las instalaciones interiores
de gas, con el fin de resguardar la seguridad de las personas y de los bienes.

Artículo 2° Las disposiciones del presente reglamento regulan el proyecto, la construcción, la puesta en servicio, la mantención y la
fiscalización de las instalaciones interiores de gas en todo el territorio nacional.

Articulo 3° A menos que se haga referencia explícita a otras condiciones ambientales, estas disposiciones deberán entenderse válidas
para instalaciones interiores de gas que estén ubicadas a una altitud entre 0 y 1000 metros sobre el nivel del mar y expuestas a una
temperatura ambiental entre –10° y + 40°C.

Artículo 4° Este reglamento es aplicable al gas de red y al gas suministrado en envases a presión, correspondiendo específicamente a los
siguientes tipos de gas: gas de ciudad, gases licuados de petróleo, y gas natural.

CAPITULOI
DisposicionesGenerales

Artículo 5° Los instaladores de gas, los arquitectos y los constructores civiles tendrán la obligación de ejecutar las instalaciones interiores
de gas, en los términos establecidos en este reglamento.

Artículo 6° La Superintendencia de Electricidad y Combustibles, en adelante, la Superintendencia o SEC, será el organismo encargado de
fiscalizar el correcto y oportuno cumplimiento del presente reglamento; debiendo velar por su aplicación expedita.

Artículo 7° La Superintendencia, con la finalidad de permitir la incorporación de nuevos desarrollos tecnológicos, cuando no exista norma
chilena sobre la materia, podrá aprobar, provisoriamente, diseños o sistemas constructivos que le sean presentados y que no estén
contemplados en el presente reglamento, siempre que su uso sea aceptado en normas extranjeras de reconocido prestigio o respaldado
por estudios técnicos documentados, que avalen la seguridad del respectivo diseño o sistema constructivo. En dicha situación, la
responsabilidad del uso de estos diseños o sistemas constructivos aprobados provisoriamente, quedará radicada exclusivamente en el
propietario y proyectista.

CAPITULOII
Terminología

Artículo 8° Para los efectos del presente reglamento, los siguientes términos, relativos a instalaciones interiores en general, tendrán el
significado y alcance que se indica:

8.1.- Abertura: Cualquier espacio que comunica el interior con el exterior de un edificio, tales como, puertas, ventanas, conductos de
basura y otros;

8.2.- Accesorios: Elementos cuyas funciones son fijar, soportar cambiar la dirección o la dimensión y sacar arranques de las tuberías,
variar e interrumpir el flujo del gas;

8.3.- Acometida: Es la parte del empalme constituido por el conjunto de elementos que conducen el gas desde la matriz de
distribución, hasta la línea oficial a que se refiere el artículo 2º de la Ordenanza General de Construcciones y Urbanización;

8.4.- Ambiente inflamable: Aquel que contiene polvo, vapor o gas inflamable, en mezcla con el aire y en concentración tal que puede
entrar en ignición por acción de una chispa o cualquier otro agente.

8.5.- Ampliación: Operación realizada en una instalación interior de gas tendiente a aumentar la capacidad o longitud de la tuberías,
potencia conectada o capacidad de los conductos de evacuación;

8.6.- Arranque de medidor: Es el conjunto de elementos que conduce el gas desde el término de la acometida (empalme individual) o
de la matriz interior (empalme múltiple), hasta la respectiva instalación interior. Incluye tubos, llaves de paso, medidores, y reguladores de
servicio cuando corresponda;

8.7.- Bastón: Es el tramo de tubería vertical fijo a la muralla, o al fondo del gabinete, mediante abrazaderas del mismo material que la
tubería, o con una abrazadera de acero con aislación adecuada, en cuya parte superior se instala, en el sentido del flujo, el regulador, la
llave de paso general y la Te de prueba, que conduce el gas al resto de la instalación interior.

8.8.-Bloque: Edificio colectivo de más de dos pisos;

53
8.9.-Caja de escalera: Espacio vertical de un edificio que permite a los usuarios ingresar a él y evacuarlo verticalmente. Contiene la(s)
escalera(s) y la(s) rampa(s) correspondientes;

8.10.-Casa: Edificio individual destinado a la habitación;

8.11.-Central de Abastecimiento: Central de GL destinada a suministrar gas a un bloque, a una torre o a un máximo de diez casas
individuales, ubicadas dentro de un terreno particular;

8.11 .a) Central de Distribución: Central de GL destinada a suministrar gas a más de un bloque, a más de una torre y/o a más de diez
casas individuales.

8.12.- Central de GL: Conjunto formado por uno o más estanques de GL con sus accesorios, sistemas de control y protección y reja
de seguridad; incluye el múltiple de interconexión de estanques cuando corresponda;

8.13.- Cliente: Persona natural o jurídica que acredite dominio sobre un inmueble o instalaciones que reciben servicios de gas;

8.14.- Colector: Es el dispositivo formado por tubos de cobre tipo K de 3/8 con terminales que sirven, uno de ellos, para conectarlo al
inversor y los otros, a las conexiones flexibles (se conoce también como distribuidor o manifold);

8.15.- Conexión Flexible: Es el accesorio formado por un tubo de cobre o elastómero, que en un extremo lleva una conexión de
entrada, para unirse a la válvula del cilindro tipo 33/45, y en el otro una conexión de salida que se conecta al inversor, o colector según
corresponda;

8.16.- Conjunto habitacional: Grupo de dos o más bloques o torres, y/o diez o más casas construidas, generalmente como una unidad
vecinal. Se les denomina población, villa, etc.;

8.17.- Consumidor: Persona natural o jurídica que utiliza el gas para consumirlo;

8.18.- Consumo: Volumen total de gas suministrado a una instalación de gas en un período determinado. También se puede expresar
en función de la energía equivalente que produce la combustión de dicho volumen de gas; en este caso se expresa en Mcal, Joule o kWh;

8.19.- Consumo continuo: Aquel superior a dos horas, con intermitencias igual o inferiores a media hora cada vez. (Por ejemplo:
fábricas, hoteles, fuentes de soda, etc.);

8.20.- Consumo diario: consumo de un día promedio con los artefactos funcionando en condiciones normales de uso;

8.21.- Consumo intermitente: Aquel igual o inferior a dos horas con intermitencia superiores a media hora cada vez. (Por ejemplo:
Consumo doméstico en casas, bloques o conjuntos habitacionales);

8.22.- Elementos productores de chispas: Son aquellos que no son fabricados para ambientes inflamables, por ejemplo campanillas,
enchufes, interruptores, etc.;

8.23.- Empalme: Es el conjunto de elementos que conduce el gas desde la matriz de distribución hasta la o las instalaciones interiores
de gas, constituido por tubos, accesorios, llaves, medidores con sus uniones, y reguladores de servicio cuando corresponda;

8.24.- Empalme individual: Es el conjunto de elementos que conduce el gas desde la matriz de distribución a una sola instalación
interior. Está constituido por la acometida y el arranque de medidor;

8.25.- Empalme múltiple: Es el conjunto de elementos que conduce el gas desde la matriz de distribución a varias instalaciones
interiores. Está constituido por la acometida, la matriz interior y los arranques de medidores;

8.26.- Empresa de gas: Entidad destinada a producir, transportar, distribuir o suministrar gas;

8.27.- Equipos de gas licuado: Es el conjunto de elementos de una instalación interior de GL, formado por dos y hasta un máximo de
doce cilindros tipo 33/45 (incluidos los cilindros para la reposición); incluye regulador de presión, piezas de tuberías, llave de paso general,
conexiones flexibles, colector, etc.;

8.28.- Factor de calefacción: Factor que se aplica a la potencia nominal de las estufas, según el nivel de consumo de los usuarios,
para determinar la potencia total de cálculo. Su símbolo es fc.

8.29.- Factor de simultaneidad: Es la razón entre la potencia máxima absorbida por un conjunto de instalaciones durante un intervalo
de tiempo dado y la suma de las potencias máximas absorbidas individualmente por cada instalación durante este intervalo. Símbolo: fs;

54
8.30.- Fijación: Elemento destinado a fijar un artefacto de gas en un lugar determinado;

8.31.- Fuego abierto: Es todo elemento que de una u otra forma produce llama en un ambiente o en el exterior, ya sea en forma
permanente o esporádica;

8.32.- Fuente de Ignición: Todo elemento que de una forma u otra presente zonas de temperatura igual o superior a la temperatura de
ignición, ya sea en forma permanente o esporádica, entre otros, se considerarán como tales: llamas, cigarrillos encendidos, operaciones
de corte y/o soldadura, roce excesivo, superficies calientes, estufas, chispas eléctricas y mecánicas;

8.33.- Gabinete del equipo de GL: Es una caseta con material no quebradizo, con una resistencia a la acción del fuego
correspondiente, a lo menos, a la clase F - 120 según la Norma Chilena NCh 935/1, destinada a proteger al equipo, cuando corresponda;

8.34.- Gabinete de medidores: Caseta destinada a proteger a los medidores de gas y, cuando corresponda, a los reguladores de presión
asociados. También se le denomina nicho;

8.35.- Gas de ciudad: Es cualquier gas o mezcla de gases adecuados para ser utilizados como combustible de uso residencial,
comercial o industrial, con densidad relativa al aire menor o igual a 0,8, con un poder calorífico superior (P.C.S) igual o menor que 30
MJ/m3 normal (7.2 Mcal/m3 normal), que se conduce y distribuye por tuberías a los usuarios desde el lugar o lugares de producción y/o
almacenamiento. En adelante el gas de ciudad se indicará por el símbolo G.C.;

8.36.- Gas de Red: Todo fluido gaseoso combustible que se transporte o distribuya a través de redes de tubería, ya sea gas natural,
gas obtenido del carbón, nafta o coque, propano y butano en fase gaseosa y cualquier otro tipo o mezcla de los anteriores;

8.37.- Gas licuado de petróleo (GL): Es una mezcla de gases del petróleo formada principalmente por propano comercial y butano
comercial. Sus especificaciones se encuentran establecidas en la norma chilena NCh 72.

8.38.- Gas Natural: Es una mezcla de gases hidrocarburos y no hidrocarburos, que se generan naturalmente y que se encuentran en
formaciones geológicas porosas bajo la superficie de la tierra, a menudo asociada con petróleo. Su constituyente principal es el metano
(CH4);

8.39.- Instalación interior de gas: Aquella instalación de gas construida dentro de una propiedad, para uso exclusivo de sus ocupantes,
ubicada tanto en el interior como en el exterior de los edificios o construcciones. La instalación interior comienza a la salida del medidor,
cuando ella es abastecida desde una red de distribución; o a la salida del regulador de presión, cuando es abastecida mediante un equipo
de GL, o mediante una Central de Abastecimiento sin medidores;

8.40.- Instalador de gas: Persona que ha obtenido una licencia de Instalador de gas y profesionales facultados para proyectar y/o
ejecutar instalaciones de gas;

8.41.- Instrumentos: Aparatos diseñados para efectuar mediciones.

8.42.- Inversor: Es el dispositivo manual o automático, en forma de Te, para la utilización selectiva de los cilindros tipos 33/45, que
abre y cierra el paso de GL desde los cilindros al regulador de presión. Se utiliza para poder sustituir los cilindros vacíos por otros llenos,
sin interrumpir el servicio (se conoce también como Te de distribución);

8.43.- Llave de corte: Es la llave ubicada inmediatamente antes del medidor o del regulador, según corresponda;

8.44.- Llave de paso: Llave que se intercala en una tubería para abrir o cerrar el suministro de gas;

8.45.- Llave de seguridad: Es la llave general del edificio que permite suspender el suministro;

8.46.- Matriz de Distribución: Es una tubería de una red de distribución que conduce gas a otras tuberías o a los empalmes de los
usuarios;

8.47.- Matriz Interior: En el caso de los empalmes múltiples, es el conjunto de elementos destinados a conducir el gas desde el
término de la acometida hasta el comienzo de los arranques de medidores. Incluye tubos y accesorios tales como sifones; conectores y
reguladores de servicio cuando corresponda;

8.48.- Medidor: Se llama medidor al instrumento colocado en el empalme, destinado al registro del consumo de gas en m3, o de otras
magnitudes que configuren el suministro;

8.49.- Modificación: Operación tendiente a realizar un cambio en el trazado de una instalación interior de gas;

8.50.- Pérdida de presión: Disminución de la presión que experimenta el gas al circular a través de una tubería, artefacto, medidor,
dispositivo, etc.;

55
8.51.- Permisionario: Persona que cuenta con autorización de SEC para proyectar y/o ejecutar instalaciones de gas;

8.52.- Potencia: Cantidad de calor transferido durante la unidad de tiempo. Se expresa en KW o Mcal/hora. Símbolo: P;

8.53.- Potencia de cálculo parcial: Corresponde a la potencia instalada de todas las instalaciones interiores que reciben suministro de
gas del tramo que se dimensiona, Pip, multiplicada por el factor de simultaneidad (fs), correspondiente a las citadas instalaciones,
Símbolo: Pcp;

8.54.- Potencia instalada: Suma de las potencias nominales de los artefactos de una instalación de gas;

8.55.- Potencia instalada parcial: Corresponderá a la suma de las potencias nominales de los artefactos de una o varias instalaciones
interiores. Símbolo: Pip;

8.56.- Potencia nominal: Corresponderá a la indicada en la placa de identificación del artefacto, quemador, etc. símbolo: Pn;

8.57.- Presión de Servicio: Es la presión de suministro a la instalación interior. No deberá ser inferior a la presión mínima ni exceder a
la presión máxima permitidas al término del empalme;

8.58.- Profesional: Persona que posee título en una profesión que haya sido señalada como requisito en este reglamento;

8.59.- Puesta en Servicio: Es la conexión de la instalación interior al suministro de gas, de manera que permita el adecuado
funcionamiento de sus componentes y de los artefactos conectados a ella;

8.60.- Razón de vaporización: Cantidad de energía equivalente al poder calorífico del gas propano que se puede evaporar por hora en
los envases de GL; se expresa en Mcal/h. Su símbolo es Rv;

8.61.- Red de Distribución: Instalación destinada a conducir el gas desde la fuente de abastecimiento hasta el fin de los empalmes, es
decir, el comienzo de la instalación interior de los usuarios. Está formada por matrices, empalmes, centros reductores de presión y
accesorios necesarios para el buen funcionamiento del sistema;

8.62.- Red Interior de gas: Conjunto de tuberías y accesorios destinados a conducir el gas hasta los artefactos; desde el medidor o el
regulador, según corresponda;

8.63.- Red sencilla de distribución: Aquella formada por una derivación y/o un anillo;

8.64.- Regulador de presión: Es el dispositivo destinado a reducir la presión de alimentación y mantener la presión de salida
constante, en un valor nominal predeterminado, dentro de ciertos límites especificados;
8.65.- Regulador de Servicio: Regulador de presión, que forma parte de un empalme, para el uso exclusivo de un usuario o de un
número limitado de usuarios que se alimentan a través de una matriz interior. El regulador de servicio tiene por objeto reducir la presión de
la red, a la presión de servicio;

8.66.- Renovación: Cambio total o parcial de una instalación interior de gas existente, sin que varíe su trazado o dimensión original;

8.67.- Sifón: Depósito colocado en los terminales de las tuberías y en las partes más bajas de una instalación de gas de ciudad, destinado
a recibir el condensado del gas y permitir su extracción;

8.68.- Techo de protección: Es el cobertizo de material incombustible que permite proteger las válvulas de los cilindros y el regulador
del equipo de GL de la acción del agua, sol, etc.;

8.69.- Te de prueba: Es el accesorio de unión en forma de Te que sirve para efectuar la prueba de hermeticidad. Tiene hilo hembra
interior (HI) y tapón HE;

8.70.- Temperatura de cálculo: Corresponde a la temperatura local mínima del año, más 5 0C. Su símbolo es Tc;

8.71.- Torre: ver bloque;

8.72.- Tramo: Parte de la tubería sin derivaciones o arranque que tiene una misma potencia de cálculo parcial (Pcp), y diámetro. Se
delimita por dos números consecutivos;

8.73.- Zona vertical de seguridad: Espacio vertical de un edificio que desde el nivel superior hasta el de la calle, permite a los usuarios
protegerse contra los efectos del fuego, el humo y los gases, y evacuar masiva y rápidamente el inmueble. Contiene a la escalera. Al
conjunto se le llama caja de escalera de seguridad. De acuerdo a lo señalado en el artículo 4.3.7 de la Ordenanza General de Urbanismo y
Construcciones, esta zona vertical de seguridad se exige en todos los edificios de 7 o más pisos.

56
Artículo 9° Para los efectos del presente reglamento, los siguientes términos relativos a los artefactos y a su instalación, tendrán el
significado y alcance que se indica:

9.1.- Alimentación de gas: Conexión de entrada de gas al artefacto;

9.2.- Artefacto de gas o artefacto: Es el aparato fijo o portátil, que utiliza combustibles gaseosos, en el cual se realiza la mezcla de
gas con aire y la combustión subsiguiente:

9.3.- Artefacto de gas de uso colectivo: Artefacto de gas utilizado en grandes cocinas colectivas, para las operaciones de cocción,
fritura, plancha, asado, gratinado y mantenimiento de temperaturas. También se conoce como artefacto de uso industrial;

9.4.- Artefacto de gas fijo: Artefacto de gas cuyo diseño fue concebido para ser instalado en una posición permanente en el tiempo;

9.5.- Artefacto de gas para empotrar: Artefacto destinado a ser instalado en un armario, en un mueble de cocina o dentro de un nicho
ubicado en la pared o en condiciones análogas. Esto hace que el artefacto de gas no necesariamente presente envolvente en toda su
estructura

9.6.- Asador: Artefacto o parte de un artefacto destinado a asar;

9.7.- Calefón: Artefacto usado para la producción instantánea de agua caliente destinada, generalmente, a usos sanitarios;

9.8.- Cocina: Artefacto para cocción, compuesto por una cubierta que comprende uno o varios quemadores y, eventualmente, uno o
varios hornos y/o asadores por radiación o contacto;

9.9.- Compartimiento: Recinto especialmente diseñado o construido para alojar artefactos de gas;

9.10.- Conexión: Unión del artefacto a la red interior de gas y conductos de evacuación. En algunos casos comprende la unión a las
instalaciones de agua y electricidad;

9.11.- Conducto bien afianzado: Conducto afirmado o asegurado, en forma que no se desprenda por su peso, uso o efectos sísmicos;

9.12.- Conducto colectivo: Conducto central en donde desembocan los conductos de Calefones y termos. Anteriormente se
denominaba shaft.

9.13.- Conducto de evacuación: Conducto preferentemente vertical, destinado a la evacuación de los productos de la combustión al
exterior;

9.14.- Doble conducto individual: Conjunto formado por dos conductos concéntricos. El conducto interior permite la evacuación de los
productos de la combustión del artefacto, y el espacio anular entre ambos conductos, permite ventilar el recinto al exterior;

9.15.- Estufa: Artefacto destinado a elevar la temperatura del ambiente en que está colocado. También se conoce como calefactor;

9.16.- Horno: Artefacto cerrado, utilizado para asar, cocer y tostar;

9.17.- Lonchera: Artefacto destinado a calentar los alimentos;

9.18.- Llave de control: Llave de accionamiento manual, de dos o más posiciones, que controla el suministro de gas a uno o más
quemadores; generalmente tiene un enclave en posición cerrada;

9.19.- Marmita: Artefacto destinado a calentar agua;

9.20.- Salida de artefacto: Aquella por la que salen las productos de la combustión generados en el artefacto;

9.21.- .- Soplete: Artefacto destinado a cortar o soldar metales con una mezcla gas-oxígeno;

9.22.- Termo: Artefacto en el cual se calienta y se almacena un volumen de agua, bajo control termostático, destinada comúnmente a
usos sanitarios;

9.23.- Ventilación: Abertura hecha a propósito, que se diseña para permitir permanentemente el paso del aire;

9.24.- Ventilación a los cuatro vientos: Conducto expuesto al viento cualquiera que sea su dirección, y

9.25. - Volumen de recinto: Es el que se obtiene del producto del área limitada por los muros y la altura del recinto, sin deducción del

57
mobiliario.

Artículo 10°.~ Para los efectos del presente reglamento, los siguientes términos, correspondientes a la confección de planos, tendrán el
significado y alcance que se indica:

10.1.- Ancho útil de la letra: Amplitud medida entre los centros de los espacios libres que quedan a uno y otro lado de cada letra;

10.2.- Dibujos complementarios: Aquellos incluidos en el formato principal para facilitar la comprensión y cuya escala se indicará.
Pueden ser:
a) Dibujo del loteo: Aquel que establece la ubicación de los edificios que tendrán instalaciones interiores, y
b) Dibujo isométrico: Aquel que da la perspectiva de una instalación interior. Se tomará 30º

10.3.- Dibujo de la instalación interior: Trazado de la instalación interior de gas;

10.4.- Dibujos de las construcciones: Aquellos dibujos de las vistas necesarias para proyectar las instalaciones interiores;

10.5.- Dibujo de ubicación: Croquis de la propiedad y calles adyacentes;

10.6.- Escritura normalizada: Aquella formada por letras y cifras que cumplen con las prescripciones de la norma NCh 15;

10.7.- Formato: Tamaño de la hoja de dibujo, definida por su ancho y por su alto;

10.8.- Formato base: Aquel indicada en la norma NCh 13, serie A, que se identifica con el símbolo AO. Sus dimensiones son 841 x
1.189 mm;

10.9.-Formato normal: Aquel cuyas dimensiones se deducen del formato base y se establecen en la norma NCh 13;

10.10.- Identificación del proyecto: Aquella que se refiere al tipa de gas que se empleará, ubicación de la propiedad y nombres del
Instalador y propietario;

10.11.-Márgenes del plano: Espacios libres, sin dibujos, que se dejan alrededor de los formatos o superficie destinada al dibujo
propiamente tal;

10.12.- Plano: Representación gráfica cuyo objeto es suministrar toda la información exigida por SEC y necesaria para la correcta
ejecución de una instalación de gas;

10.13.- Recuadro de rotulación: Cuadro en el cual debe inscribirse la rotulación

10.14.- Rotulación: Conjunto de datos para la identificación completa del plano.

10.15.- Serie de formatos normales: Conjunto de formatos normales deducidos del formato base;

10.16.-Símbolos convencionales: Aquellos que sirven para identificar artefactos tuberías, envases, etc., y

10.17.- Sub-cuadro de rotulación: Divisiones del cuadro donde se agrupan datos semejantes.

CAPITULOIV
DelosProyectosdeInstalacionesdeGas

TítuloI:Generalidades

Párrafo I.- Personas facultadas para la realización de proyectos de instalaciones de gas

Artículo 11° La confección de los proyectos y la ejecución de las instalaciones de gas deberán ser realizadas por personas facultadas
para tal efecto, de acuerdo a lo establecido en el reglamento de Instaladores de gas.

Artículo 12° Para los efectos establecidos en el artículo 11º del presente reglamento, las instalaciones interiores de gas, según su
complejidad, se clasifican en la forma señalada en el reglamento de Instaladores de gas.

Articulo 13° El campo de acción de los Instaladores de gas, así como los requisitos específicos que deben cumplir, se encuentran
establecidos en el reglamento de Instaladores de gas.

Artículo 14° Las empresas de gas que ejecuten instalaciones domiciliarias, comerciales o industriales por cuenta de terceros, deberán

58
realizar estas obras con Instaladores autorizados de la categoría correspondiente.

Párrafo II.- Aspectos formales de la presentación de proyectos para su inscripción en la Superintendencia

Artículo 15° Cuando se desee abastecimiento desde una red de distribución, antes de iniciar el proyecto de la instalación interior de gas,
el Instalador deberá presentar a la empresa la “Solicitud de Información Técnica de suministro”, para el nueva servicio proyectado, con el
objeto que la empresa le informe si está en condiciones de proporcionar el suministro en las condiciones solicitadas, utilizando el
formulario que le proporcionará para tal efecto SEC.
La empresa deberá responder esta solicitud en un plazo máximo de seis días hábiles.

En los casos que fuere necesario extender o reforzar las matrices para dar el suministro solicitado, se procederá de acuerdo con los
artículos 23º y 25º de la Ley de Servicios de Gas.

Artículo 16° Antes de iniciar los trabajos, el Instalador de gas deberá confeccionar el plano de la Instalación de acuerdo a la
reglamentación vigente. Este plano deberá permanecer en la obra.

NOTA: ARTICULOS 17°, 18°, 19° Y 20° FUERON DEROGADOS POR EL D.S. N0 78/98, del Ministerio de Economía, Fomento y
Reconstrucción

Artículo 21° Una vez terminada la instalación interior de gas conforme a las disposiciones vigentes y al plano respectivo, y efectuadas las
pruebas señaladas en el Capítulo V, Título II, Párrafo VII del presente Reglamento el instalador efectuará la Declaración de la Instalación
en SEC, para lo cual presentará una carpeta como se indica a continuación:

1) En su tapa contendrá los datos siguientes:


 Tipo de gas (de ciudad, licuado o natural).
 Nombre, clase y número de licencia del instalador.
 Nombre, RUT, dirección comercial o domicilio del propietario: Calle, número y comuna. Si se trata de una empresa se
indicará además el nombre del representante legal.
 Dirección de la obra: Calle, número, nombre del conjunto y comuna.
 Número de declaración y fecha.
 Número correlativo.

2) La carpeta contendrá los siguientes documentos:


a) Tres ejemplares de la declaración interior de gas, en el formulario que para tal efecto proporcionará la Superintendencia,
firmado por el Instalador de la clase correspondiente y por el propietario.
b) Un original y dos copias de plano firmadas por el instalador y el propietario de la instalación.
Cuando se trate de diez o más viviendas, también se deberá adjuntar un plano de lateo.
c) Si el proyecto contempla dos o más viviendas, se deberá adjuntar además un certificado de numeración Municipal.
d) Una memoria de cálculo que incluya el cálculo del diámetro de tuberías, equipo de cilindros o central de abastecimiento de GL.

Artículo 22° El procedimiento para declarar la instalación de una Central de Abastecimiento y su correspondiente red de GL en media
presión, será similar al prescrito en el artículo 21º con las siguientes particularidades:

1. Se exceptuará lo señalado en el punto 2, letra b), inciso segundo y lo prescrito en la letra c).

2. Se adjuntará, además, un Certificado de Aprobación de los estanques para gases licuados de petróleo expedido por un laboratorio o
entidad de certificación autorizado por SEC, y una Declaración Jurada firmada por el propietario y el proyectista o bien un
anteproyecto aprobado por la municipalidad respectiva, en que conste que los estanques no se ubicarán en plazas o terrenos de uso
público.

3. Las declaraciones, los proyectos y las memorias de cálculo respectivas serán firmadas por un instalador de gas de la clase
correspondiente.

4. La declaración de la Central de Abastecimiento y Red de GL en media presión podrá realizarse en forma previa o simultánea a la
declaración de instalación de GL.

Articulo 23° Cuando se declare en forma simultánea las instalaciones interiores y la Central y Red de Distribución de GL en media presión
se procederá como se señala en los artículos 21º y 22º, y se podrá incluir en una sola carpeta los documentos indicados.

Articulo 24° En el caso que la Central y Red de Distribución de gas en media presión haya sido declarada con anterioridad a la
declaración de las instalaciones interiores, se deberá adjuntar a la carpeta respectiva una copia de la declaración atestada por SEC.

Artículo 25° Previo a la declaración de las instalaciones interiores de gas, se deberá tener presente las siguientes consideraciones:

59
a) Cuando en la instalación interior de gas se hayan proyectado artefactos tipo B y C, al presentar la declaración respectiva,
éstos deberán estar instalados.
b) Si en una instalación interior de gas se encuentran proyectados calefones y cocinas, para los efectos de cálculo se deben
considerar potencias nominales mínimas de 20 y 8 Mcal/h, respectivamente, excepto cuando estos artefactos tengan una
potencia mayor, en cuyo caso deberá considerarse la potencia nominal indicada en su placa característica.

Artículo 26° La Superintendencia podrá efectuar inspecciones a las instalaciones de gas, en cualquier estado de avance en que se
encuentren los trabajos.

Párrafo III.- Procedimientos para la ejecución de planos.

Artículo 27° En la ejecución de planos de instalaciones de gas deberán tenerse en consideración los requisitos siguientes:

a) Lámina del plano. Deberá ser transparente, lisa, de masa entre 80 y 115 g/m 2, y deberá permitir copias claras por transparencia.
b) Formatos y escalas:
b. 1) El formato deberá estar de acuerdo a la tabla 1 de la norma NCh 13, formatos normales de la serie A; a continuación se entregan
algunos formatos de la serie A.

Tabla N0.- 27.1


AlgunosformatosdelaserieA
Equivalencias formato
Símbolo INN Dimensiones formato normal mm Márgenes mm
base
A0 841x1.189 10 1
Formato base
Al 594x841 10 1/2
A2 420x594 10 1/4
A3 297x420 10 1/8
A4 210x297 5 1/16

b.2) El formato normal A0 será el tamaño máximo que se aceptará para el plano.
b.3) Sólo se aceptará para el plano escalas comprendidas entre 1:100 y 1:1000; las de los dibujos complementarios, de 1:10 y 1:20. En
todo caso, la escala elegida deberá permitir una adecuada comprensión del plano.
b.4) Para los casos no contemplados en el presente reglamento, el formato y la escala serán fijados por SEC.
c) Símbolos convencionales. Se emplearán las indicadas en las tablas N0 27.2 y N0 27.3 y se dibujarán en color negro.

TablaN27.2 I.-Tuberías
DENOMINACIÓN SÍMBOLOS DENOMINACIÓN SÍMBOLOS
Protegida bajo tierra (en media
A la vista  _ _ _ _ _ _ _
presión)
n° tuberías que se conducen por n
Por entretecho ___ ___ ___
un mismo lugar 

BAJA, se deberá indicar el ¾


Embutida en losas    
diámetro nominal ↓

SUBE, se deberá indicar el ½


Embutida en muro    ↑
diámetro nominal

¾ ½
Por tubos    Con reducción
/
Protegida bajo tierra (en baja
 Con tapón |
presión)
La dimensión nominal de la tubería se colocará siempre sobre el eje, Ej: ¾

II Varios

60
TablaN°27.3 Símbolosconvencionaleseninstalacionesdegas

Notas: (1) Se dibujará el número de hornos y platos


(2) Cualquier otro artefacto se representará por un cuadrado con la letra inicial del artefacto en su interior, con la
respectiva aclaración en las notas del plano

d) Líneas del plano: En general estarán de acuerdo con lo prescrito en la norma NCh 14.

d.1) Espesor. Para las líneas de márgenes del plano, recuadro y Sub-cuadros de rotulación, el espesor de las líneas será de 1,20 mm;
en las otras líneas estará comprendido entre 0,40 y 0,80 mm.
d.2) Color. Las líneas serán negras. Las tuberías existentes, se dibujarán con espesores diferentes a los de las nuevas tuberías, o
colocando sobre esas tuberías una letra “e” o una nota que indique la condición de “existente”.
e) Escritura normalizada.
e.1) Todas las letras serán mayúsculas, éstas y las cifras serán normalizadas, de ancho corriente y dibujadas en color negro.

61
En la tabla N0 27.4 se entregan los requisitos para la escritura normalizada;

Tabla N0 27.4
“Requisitos para la Escritura Normalizada”
Todas las dimensiones están indicadas en función de la altura
Requisitos Para altura en mm.

2 3 5
Espesor
Aprox. 0,10 0,20 0,30 0,50
En general 0,38 a 1,29 0,76 a 2,58 1,14 a 3,87 1,90 a 6,45
Ancho útil de las letras myw 1,29 2,58 3,87 6,45
i 0,38 0,76 1,14 1,90
letras 0,14 a 0,21 0,28 a 0,42 0,42 a 0,63 0,70 a 1,05
Distancia entre:
palabras 0,43 a 0,64 0,86a 1,28 1,29a 1,92 2,15a2,20
líneas 1,14 3.28 3,42 5,07
Para más detalles ver láminas II y III de NCh 15.

e.2) Para determinar la altura de las letras, se emplearán de preferencia los números de la serie 20 de la norma NCh 20 entre los cuales
tenemos:
1) 5 mm, para las alturas de “Instalación Interior”, nombre y número de la calle.
2) 3 mm, para la altura del resto de la escritura.
e.3) El espesar y ancho útil de las letras y la distancia entre letras, palabras o líneas estará de acuerdo con lo prescrito en la norma NCh
15.Ver Tabla N0 27.4.
f) Contenido del plano. El plano contendrá las partes siguientes:
f.1) Dibujo de la construcción. Podrá incluir sólo la parte por donde pasa la instalación interior.
f.2) Dibujo de la instalación interior. Sus líneas representativas deberán cumplir con los siguientes requisitos:
1) Su espesor estará comprendido entre 0,6 y 1,2 mm.
2) Se dibujarán de acuerdo a los símbolos convencionales indicados en las tablas N0 27.2 y N0 27.3, y considerando además lo
siguiente:
2.1) Ubicación de los medidores de gas, de los medidores eléctricos y cámaras de alcantarillado.
2.2) La llave de paso general para equipo de GL.
2.3) Las cotas o niveles, si la instalación es de GL.
2.4) La identificación de los ductos para basura, chimeneas e incineradores.
2.5) Para equipos y artefactos correspondientes a instalaciones de otros servicios, la simbología será la establecida por la
autoridad competente.
3) Llevar la indicación del diámetro de la tubería respectiva, y cambio de dirección, puntos de subida o bajada y de llegada de
la tubería en los distintos pisos, y los ambientes por donde pasa la tubería.
f.3) Rotulación. Irá en un recuadro ubicado en la parte inferior del plano y sus dimensiones interiores serán 80 x 320 mm y se dividirá de
derecha a izquierda en los Sub-cuadros siguientes:
1) Sub-cuadro 1. inscripción. Será de 80 x 55 mm. Contendrá los datos siguientes:
1.1) El timbre de inscripción de proyecto en SEC, con el N0 de inscripción del plano, fecha y firma del funcionario
autorizado.
1.2) Tipo del plano.
2) Sub-cuadro 2. Ubicación. Será de 80 x 80 mm. Contendrá un croquis de la ubicación de la propiedad indicando las calles
circundantes, dirección norte y referencias a una avenida o calle principal para permitir ubicar con facilidad la propiedad.
3) Sub-cuadro 3. Identificación de la instalación interior. Será de 80 x 115 mm. Contendrá los datos necesarios para
identificarlos, como son:
3.1) Tipo de gas empleado, y una indicación estableciendo si la instalación interior es residencial, comercial o industrial.
3.2) Nombre y número de la calle, entendiéndose en ambos casos el dado por la Municipalidad respectiva.
3.3.) Nombre de la comuna y la escala a que se dibujó el plano.
3.4) Los nombres y apellidos, firmas y direcciones del propietario e instalador, y RUT del propietario. Si se trata de una
empresa, indicar además el nombre del representante legal.
4) Sub-cuadro 4. Potencia instalada. Será de 80 x 70 mm. Contendrá la potencia nominal en KW de cada artefacto, el total
parcial y el total general; indicará el o los tipos de tubería a emplear; identificará los reguladores de presión de acuerdo con la
denominación del fabricante, indicando su capacidad nominal.

Artículo 28º.- De acuerdo con la ubicación y complejidad de las instalaciones interiores, los planos se clasificarán en los tres tipos
siguientes:

62
A) Planos Tipo I. Planos de instalaciones interiores sencillas. Corresponde a una instalación interior de máximo 4 artefactos. Su
formato normal será el A3 como mínimo y cumplirá con lo indicado en el articulo 27º del presente Reglamento.
B) Planos Tipo II. Planos de instalaciones interiores en conjuntos habitacionales. Corresponde a varias instalaciones interiores
sencillas ubicadas en un edificio o conjunto habitacional; podrá contener el dibujo de matrices sencillas. Su formato normal será el
A2 como mínimo y cumplirá con la indicado en el artículo 27º del presente Reglamento con excepción de la letra f) Contenido del
plano, que se reemplazará por lo siguiente:

B. 1) Dibujo de las construcciones. Será un dibujo en planta de las construcciones con sus divisiones interiores.
B.2) Dibujo de las instalaciones. Tanto para las instalaciones de matrices como para las interiores se hará como se indica
en el Artículo 27º, letra f.2).
B.3) Dibujos complementarios. Se incluirán en el plano, a escala conveniente, para suministrar informaciones adicionales
e indispensables, como por ejemplo:
1) Los conductos colectivos y sombreretes.
2) Los detalles de construcción y dimensiones del nicho de medidores, con la distribución esquemática de los
medidores.
3) Las instalaciones del equipo de gas licuado.
4) Las vistas isométricas de conductos y tuberías, si son necesarias.
5) Dibujo del loteo. Si el plano contiene instalaciones de matrices, se hará un dibujo del plano de loteo a escala 1:1.000
y se señalizará con exactitud los puntos en que se harán los empalmes.
B.4) Plano de loteo: Si el loteo corresponde a 10 o más unidades, se exigirá un plano separado en formato A3 o A4.
B.5) Rotulación: Irá en un recuadro ubicado en la parte inferior del plano y sus dimensiones interiores serán de 80 x 410 mm. El
recuadro de rotulación se dividirá de derecha a izquierda en los subcuadros siguientes:
1) Sub-cuadro 1. Inscripción: Como se prescribe en artículo 27°, letra f.3), N°1.
2) Sub-cuadro 2. Ubicación: Coma se prescribe en articulo 27º, letra f.3), N0 2.
3) 3.1) Sub-cuadro 3. Identificación de la instalación: En general será como se indica en el Articulo 27º, letra f.3), sólo que 3.2)
se reemplaza por: Conjunto Habitacional y se indicará su nombre. Para más detalles ver figura N 0 28.1.

Figura 28.1
Instalación Interior de GC Conjunto Habitacional Villa Antillanca
La Cisterna Escala 1:500
Propietario
Instalador
Corvi
Pedro González T.
Juan Valdevenito P.
Primera Cat. N°193
Arturo Prat N° 51
Huérfanos N°1075
Fono N° 70654
Fono N°70875

4) 4) Sub-cuadro 4. Potencia instalada: Será de 80 x 70 mm. Contendrá lo siguiente:

a) La potencia nominal en KW de cada artefacto, el total parcial y el total general. Si algunas de las instalaciones interiores
tienen conectados más artefactos y/o de diferente potencia se les indicará por separado. Ver figuras N0 28.2 y N0 28.3.

NOTA: (REEMPLAZADAS LAS FIG. 28.2, 28.3, 28.4 y 28.5)


Figura 28.2 Figura 28.3
Potencia instalada Potencia Instalada
Mcal/h
TIPO A
Mcal/h 1 Cocina = 8,0
1Calefon = 20,0
1 Cocina = 8,0 Por instalación = 28,0
2 Calefones = 40,8
Por instalación = 48,0 TIPO B
1 Cocina = 8,0
Tubería cobre Tipo L 1Calefon = 20,0
1Estufa = 3,0
Por instalación = 31,0

b) Si el plano incluye la instalación de matrices, el sub-cuadro 4 tendrá el número de departamentos y/o casas con la potencia

63
por instalación interior, su total parcial y el total de la potencia instalada, el factor de simultaneidad y la potencia de cálculo
que se empleará para determinar el diámetro de la tubería de la matriz. Ver figura N0 28.4

c) Si la instalación es para GL con dos o más equipos de estanques ubicados para alimentar a diferentes departamentos y/o
casas con diferentes consumos, lo indicado anteriormente se dará para cada equipo. Para más detalles ver figura N0 28.5.

Figura 28.4 Figura 28.5


Potencia instalada
Potencia instalada
Mcal/hr
Tipo A Mcal/hr
1 cocina 8,0
1 calefón 20,0 Equipo A
Por instalación 28,0 1 cocina 8,0
1 calefón 20,0
Tipo B Por instalación 28,0
1 cocina 8,0
2 calefones x 20,0 40,0 Equipo B
Por instalación 48,0 1 cocina 8,0
2 calefones x 20,0 40,0
100 deptos. de 28,0 2.800 Por instalación 48,0
100 deptos. de 48,0 4.800
Total instalado 7.600 100 deptos. de 28,0 2.800
Factor de simultaneidad 0,25 100 deptos. de 48,0 4.800
Potencia de cálculo 1.900 Total instalado 7.600
Factor de simultaneidad 0,25
Potencia de cálculo 1.900
5) Sub-cuadros varios: Será de 80 x 90 mm. Contendrá lo siguiente:
a. Sección del conducto colectivo y tipo del sombrerete.
b. Número de bloques o torres con sus departamentos.
c. El o los tipos de tubería a emplear.
d. Para más detalles ver la fig. N0 28.6.

Figura 28.6
Varios
Sección conductos colectivos = 600 cm2
Tipo sombrerete: Aspirador
Estacionario
Bloques con 20 departamentos c/u = 100
Bloquescon25departamentosc/u=100
Tubería cobre tipo K

C) Plano tipo III. Plano de instalaciones especiales. Corresponderá a toda Instalación interior que no pueda clasificarse entre los
tipos anteriores y cumplirá los requisitos siguientes:

C.1) De acuerdo con la complejidad y superficie ocupada por la instalación interior, será el formato normal y la escala que
se usara.

C.2) En general, con lo indicado en este Reglamento; en particular, con las medidas que establezca SEC, en cada caso
específico.

Articulo 29~.- La Central de Abastecimiento y Red de GL se dibujará en un plano aparte del de la instalación interior. El plano contendrá:

1. La identificación de la Centrales de Abastecimiento con las letras mayúsculas A, B, C, etc., colocadas dentro de un círculo
próximo a cada una de ellas.
2. La identificación de los tramos con los números 1-2-3-4, etc., correspondientes a la red de cada Central de Abastecimiento.
Para numerarlos se empezará por el o los estanques, siguiendo hasta el edificio donde se produzca la mayor pérdida de presión para
continuar en arden descendente hacia los edificios en que se produzca una pérdida menor.
3. La numeración de los edificios, pero no la de las instalaciones interiores.
4. El visto bueno de la empresa que dará suministro para indicar que está en condiciones de dar el tipo de suministro proyectado
en el plano, el que también podrá ir en el plano de loteo.

64
5. Lo prescrito en los artículos 27º y 28º que le corresponda y con las modificaciones siguientes:
a. En el sub-cuadro Identificación, el titulo será: “Central de Abastecimiento y Red de GL”.
b. b. En el subcuadro, Potencia Instalada, se colocarán los datos correspondientes, en la forma que se indica en el
ejemplo siguiente:

Potenciainstalada
Planta A
Pit 2052 Mcal/hr
Fs general 0.18
Pct 396 Mcal/hr
2 estanques 2 m3 c/u
1 estanque 1 m3
PlantaB
Pit 4104 Mcal/hr
Fs general 0.15
Pct 616 Mcal/hr
2 estanques 4 m3 c/u
1 estanque 2 m3 c/u

En que Pit = Potencia instalada total


Fs general = Factor de simultaneidad general
Pct = Potencia de cálculo total

c. En el subcuadro Varios a continuación del de la Potencia instalada se colocará la identificación de los


reguladores de acuerdo con la denominación del fabricante y se indicará su capacidad nominal, como asimismo el
tipo de tubos a emplear.

6. Para complementar la simbología anteriormente prescrita en los artículos 27° y 28°, se establecen las símbolos siguientes:

a.) Regulador de simple etapa

b.) Regulador de primera etapa

c.) Regulador de segunda etapa

d) n medidores

e) Para el camión granelero será el mismo símbolo del estanque de superficie con dos círculos en reemplazo de los apoyos.

Párrafo IV.- Referencia a procedimientos de cálculo

Artículo 30° El cálculo de tuberías, conductos de evacuación de gases productos de la combustión y capacidad de envases, se efectuará
de acuerdo a los dispuesto en el presente Reglamento.

Situaciones especiales no contempladas en él, (Eliminar: !) deberán efectuarse de acuerdo a prácticas reconocidas de Ingeniería,
considerando lo señalado en el artículo 7º del presente Reglamento.

Párrafo V.- Referencias a bases generales de diseño

Artículo 31° Los edificios colectivos de habitación de más de un piso deberán consultar instalaciones interiores de gas, además de
conductos colectivos y secundarios para evacuar los productos de la combustión de Calefones o termos. Dichos conductos deberán

65
quedar ubicados de tal modo que permitan instalar el Calefón o termo en un recinto que cumpla con las dimensiones y ventilaciones
exigidas por el presente reglamento.
Con excepción de los casos previstos en el inciso 2º del artículo 33º, los conductos secundarios deberán ser fácilmente reemplazables, sin
que sea necesario intervenir el conducto colectivo. El uso de otras alternativas se sujetará a lo previsto en el artículo 7º del presente
reglamento.

Artículo 32° Los edificios colectivos de habitación de hasta seis pisos desde el nivel del acceso vehicular, con un máximo de 25 viviendas
sociales con un acceso común, podrán consultar instalaciones individuales de gas en tuberías de cobre tipo K o L, o de tuberías
aprobadas de acero con recubrimiento negro o galvanizado, alimentadas desde cilindros de gas licuado de petróleo tipo 15, siempre que
cumplan con lo siguiente:

1) La tubería deberá ir desde el terminal para conexión del artefacto de cocina, calefactor o termo de gas, a los cilindros de gas licuado
de petróleo, debiendo terminar en una boquilla de conexión estriada para que pueda ser conectado el tubo flexible del regulador de
presión, terminal que deberá fabricarse en un material similar a la tubería, y sus dimensiones ser equivalentes a las de la boquilla
de conexión de los reguladores.

2) Los cilindros de gas licuado de petróleo se instalarán en espacios ventilados, ubicados a lo más en el quinto piso desde el nivel del
acceso vehicular del edificio, protegidos mediante un gabinete construido en material resistente al fuego igual o superior a F-60. El
gabinete deberá contar con una puerta hermética, si ésta se encuentra ubicado en un espacio que comunique con el interior de un
recinto habitable, y deberá tener una cara abierta al exterior del edificio, protegida con una rejilla metálica electrosoldada empotrada
a la construcción, rejilla que no podrá comunicar con el sector de ingreso de las viviendas.

3) Los gabinetes deberán considerar el espacio suficiente para la ubicación de una cantidad de cilindros que permita satisfacer la
potencia instalada de los artefactos proyectados, debiendo considerarse al menos el espacio para dos cilindros tipo 15.

Artículo 33° Las instalaciones interiores señaladas en el artículo 31º, deberán ser proyectadas con los arranques mínimos para un
Calefón y una Cocina. Por lo tanta, el dimensionamiento de la tubería deberá efectuarse considerando dichos arranques.

Cuando el edificio tenga proyectada una central de agua caliente para uso sanitario, y, si la hubiera, para calefacción central, con
remarcadores individuales, u otra solución que no requiera el uso de conductos colectivos, no será necesario proyectar el arranque de
calefón, ni conductos colectivos para evacuar los productos de la combustión.

No será necesario proyectar arranque de cocina en departamentos cuya superficie edificada no sobrepase los 35 m 2, siempre que al
momento de efectuar la declaración de la instalación eléctrica se encuentre instalado un artefacto eléctrico para cocinar.

La modificación de las condiciones previstas en los incisos segundo y tercero anteriores, para utilizar artefactos de gas individuales, será
sancionada con multas y desconexión de las instalaciones, sin perjuicio de las acciones civiles y criminales que correspondan.

Artículo 34° La instalación interior de gas de toda edificación deberá ajustarse a la reglamentación y normativa técnica vigente, lo cual se
acreditará ante la Dirección de Obras Municipales al momento de solicitar la recepción final de la obra correspondiente, acompañando la
copia del anexo de inscripción de declaración de la instalación con la constancia de acuso de recibo por la Superintendencia. Para solicitar
dicha recepción el Instalador extenderá el certificado correspondiente, una vez realizadas las pruebas relativas a la hermeticidad de las
tuberías.

Artículo 35° Si un propietario desea tener dos o más servicios de gas para una propiedad con casa o departamentos interiores, los
servicios respectivos deberán ser independientes, incluyendo empalmes individuales, en el caso de gas de red, y equipos individuales en
el caso de gas envasado.

Artículo 36° En los edificios de departamentos en que se coloquen uno o más medidores por piso, la matriz interior deberá ir totalmente a
la vista y el vertical de dicha matriz deberá ir por el conducto de los medidores o patio de luz, y siempre a la vista. Esta matriz no debe
quedar a más de 50 centímetros de la ubicación del o de los medidores. El arranque de la matriz interior deberá quedar a 50 centímetros
fuera de la línea municipal y distanciado como mínimo 60 centímetros de los cables eléctricos. No se permitirá pasar una matriz interior por
salas de calderas, cajas de ascensores, montacargas y túneles.

Párrafo VI.- Normas específicas de seguridad

Artículo 37 Para que la instalación interior de gas sea segura ella deberá cumplir pruebas de hermeticidad satisfactorias; las pérdidas de
presión deben estar dentro del rango permitido; las ventilaciones de los recintos donde se encuentran instalados los artefactos deben
garantizar una segura renovación de aire; la ubicación de artefactos, cilindros, estanques, reguladores de presión, medidores, tuberías
deben cumplir con las distancias de seguridad de tal manera que ellos no puedan ser dañados y ellos no puedan dañar a terceros; y toda
la instalación en su conjunto debe ser sometida en el tiempo a una mantención adecuada.

Titulo II: Artefactos

66
Articulo 38° Para los efectos de su instalación, y según la forma de evacuación de las productos de la combustión y de la admisión de
aire comburente, los artefactos de gas se clasifican en tipos, como sigue:

a) Tipo A: Artefacto no conectado . Artefacto diseñado para ser usado sin conexión a un sistema de conducto de evacuación de
los productos de la combustión, dejando que éstos se mezclen con el aire del recinto en que está ubicado el artefacto; el aire para la
combustión se obtiene desde el recinto o espacio interno en que está instalado el artefacto.

b) Tipo B: Artefacto conectado con circuito abierto. Artefacto diseñado para ser usado con conexión a un sistema de conducto de
evacuación de los productos de la combustión hacia el exterior del recinto en que está ubicado el artefacto; el aire para la combustión se
obtiene desde el recinto o espacio interno en que está instalado el artefacto.

c) Tipo C: Artefacto conectado con circuito estanco de combustión. Artefacto diseñado para usarse con conexión a un sistema de
conducto de evacuación de los productos de la combustión hacia el exterior del recinto en que está ubicado el artefacto; el aire para la
combustión se obtiene desde el exterior del recinto en que está instalado el artefacto.

El tipo C se divide en los Sub-tipos C1 y C2.

c.1) Tipo C1: Artefacto con circuito estanco de combustión, puesto en comunicación con la atmósfera exterior del inmueble
directamente por medio de un dispositivo especial en el muro exterior compuesto por dos conductos, uno que lleva el aire
comburente y otro que evacua los productos de la combustión.

c.2) Tipo C2: Artefacto con circuito estanco de combustión, puesto en comunicación con la atmósfera exterior del inmueble
indirectamente por medio de un conducto común de alimentación del aire comburente y de evacuación de los productos de la
combustión.

TituloIII:Suministrodeaireydeventilación

Párrafo I.-Determinación de ventilación para distintos tipos de artefactos

Articulo 39° Las cocinas, hornos, asadores o cualquier combinación de ellos para uso doméstico se instalarán en recintos con volumen
mínima de 5m3. De acuerdo a su volumen, el recinto de la cocina deberá tener las ventilaciones que se indican en la tabla N 0 39.1.

Tabla N0 39.1
Ventilaciónderecintosparalainstalacióndecocinas,hornosyasadores
Volumen del recinto V (m3) N0de artefactos permitidos Ventilaciones
5 < V <10 No más de 1 Una superior y una inferior
1 Unainferior
10<V<16
2 o más Una superior y una inferior
1 No requiere
16<V
2 o más Una inferior

Las ventilaciones tanto superiores coma inferiores deberán cumplir con los (Eliminar: siguientes) requisitos estipulados en el artículo 42°
del presente reglamento. Podrá eliminarse la ventilación superior sólo cuando se consulte una campana extractora del aire conectada al
exterior.

Articulo 40° Para la instalación de los calefones y termos, deberá tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Los calefones y termos se podrán instalar en recintos de cocinas que tengan como mínimo un volumen de 7 m 3 y que cuenten
con las ventilaciones que se indican en la tabla N0 40.1.

Tabla N0 40.1
Ventilaciones para la instalación de calefones y termos en recintos de cocina.
Volumen del recinto V (m3) N~ de artefactos permitidos Ventilaciones
7 < V < 10 No más de 1 Una superior y una inferior
1 Una inferior
10 < V < 20
2 o más Una superior y una inferior
1 No requiere
20 < V
2 o más Una inferior

Las ventilaciones tanto superiores como inferiores deberán cumplir con los requisitos estipulados en el artículo 42° del presente
reglamento. La ventilación superior podrá ser reemplazada por un doble conducto de evacuación de los productos de la combustión.

67
b) Se prohibe la instalación de calefones o termos de gas en departamentos cuya superficie edificada no sobrepase los 35 m 2.

c) Se podrán instalar calefones o termos en compartimentos tales como armarios, closets y otros similares, ubicados en el interior
o exterior de la vivienda, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

c.1) Los compartimentos deben ser construidos de albañilería u otro material incombustible, y
exclusivamente para el Calefón o termo. Para evitar que se almacenen objetos, el compartimento deberá
tener bajo el Calefón un plano inclinado con una pendiente superior a 45º.

c.2) El Calefón o termo debe quedar separado a la menos 5 cm de las paredes laterales y de la puerta del compartimento, si ésta es
de material incombustible; si la puerta es de material combustible, la distancia entre el artefacto y la puerta debe ser a lo menos 20
cm.

c.3) El compartimento debe constar de una ventilación inferior y una ventilación superior según se señala en la tabla N0 40.2.

Tabla N0 40.2
Requisitos del área efectiva mínima de las ventilaciones de los compartimentos.
Área de ventilación
TipodeArtefacto
(cm2/KW)
Superior Inferior

1.-TipoB

a) a) El compartimiento que es ventilado a un 9,0 18,0


recinto que tenga una ventilación directa al
exterior 4,5 9,0
b) b) En compartimiento ventilado al exterior

2.- Tipo C

a) En compartimiento que es ventilado al recinto 9,0 9,0


c) c) En compartimiento ventilado al exterior
4,5 4,5
Nota: 1 Mcal/h = 1,163 KW

Ambas ventilaciones deben estar comunicadas con el mismo recinto o espacio interno, o ambas deben estar en el mismo muro exterior.
Cuando das o más artefactos conectados se instalen en el mismo compartimiento, el dimensionamiento de las ventilaciones se efectuará
considerando la suma de las potencias de dichos artefactos.

d) No se podrán instalar calefones o termos en salas de baño.

Artículo 41° Las disposiciones establecidas en el presente reglamento son aplicables a estufas cuya consumo nominal es menor o igual
que 6,8 KW (6 McaI/h). Estas estufas deberán instalarse considerando los requisitos siguientes:

a) Estufas de gas tipo A


a.1) Volumen: Estos artefactos de gas deberán instalarse en recintos cuyo volumen asegure que el gasto equivalente sea igual o
inferior a 300 W/m3 (0,27 Mcal/h/m3).
a.2) Ventilación: Los recintos en que se instalen estos artefactos deberán tener dos aberturas, una superior y una inferior, de
acuerdo a la señalado en el artículo 42º.

b) Estufas de gas tipo B.


b.1) Volumen: Los recintos en que se instalen estos artefactos deberán tener un volumen mayor o igual a 8 m 3.
b.2) Ventilación: El recinto dispondrá de una sección libre mínima de 100 cm2 que reúna las características señaladas en el articulo
42º del presente reglamento. Si en el recinto hay instalado otro artefacto de gas, la sección libre mínima será de 150 cm 2.

c) Estufas de gas tipo C.


La instalación de estos artefactos de gas no tiene restricciones respecto de la ventilación y del volumen de los recintos, cualquiera sea su
destino.

Articulo 42° La ventilación de los recintos donde se encuentren instalados artefactos de gas, deberá cumplir con los requisitos que se

68
señala a continuación:

a) Ventilación superior.

a.1) Esta ventilación se utiliza para la salida del aire viciado.


a.2) Se ubicará a una altura mínima de 1,80 m sobre el piso.
a.3) La sección libre mínima de salida del aire viciado será de 150 cm2.
a.4) Siempre será una ventilación directa, es decir, deberá descargar directamente al exterior a través de una pared, o por el
entretecho mediante un doble conducto, o por medio de un conducto colectivo exclusivo para ventilación que sirva a varias
unidades en un edificio de departamentos.

La salida de la ventilación deberá estar siempre ubicada a una altura inferior a la de un sombrerete de un conducto para artefactos tipo B,
y a no menos de 60 cm de cualquier parte de dicho sombrerete y de 30 cm del conducto correspondiente. Asimismo, la salida de la
ventilación deberá estar ubicada a una altura igual o superior a 30 cm sobre cualquier punto de un sombrerete de un conducto para
artefactos tipo Cl.

b) Ventilación inferior.

b.1) Esta ventilación se utiliza para proveer aire para la combustión, tanto a artefactos de gas tipo A, como artefactos de gas tipo B.
b.2) Se ubicará a una altura máxima de 30 cm sobre el nivel del piso, y se tratará que su ubicación no constituya una molestia para
los ocupantes del recinto.
b.3) La sección libre de entrada de aire desde el exterior será de 150cm 2, excepto lo señalado en la letra b) del artículo 41°.
b.4) Esta entrada de aire puede ser directa desde el exterior, o indirecta a través de otros recintos.

Ventilación directa.

Esta se logra introduciendo aire en un punto adyacente al artefacto de gas o ubicado adecuadamente respecto de él, utilizando una de las
siguientes alternativas:

1) Por pasadas a través de los muros exteriores;


2) Por un conducto de ventilación individual, ya sea horizontal, ascendente, o descendente; o
3) Por un conducto de ventilación colectivo.

La entrada de aire deberá estar ubicada a no menos de 30 cm de cualquier parte de un conducto para artefacto tipo B o tipo C. Asimismo,
si la ventilación se logra por un conducto individual ascendente a un conducto colectivo, su entrada de aire deberá estar ubicada siempre a
una altura inferior a la de un sombrerete de un conducto para artefactos tipo B, y a no menos de 60 cm de cualquier parte de dicho
sombrerete.

La ventilación directa es obligatoria en el caso de artefactos instalados que no precisen estar conectados a un conducto de evacuación de
los productos de la combustión.

Ventilación indirecta.

Esta se logra por pasadas de aire a través de un muro interior que forma parte de un recinto que tenga una ventilación directa al exterior;
recinto que no podrá ser dormitorio, baño o cocina.

Artículo 43° Las conductos para la evacuación de los productos de la combustión de los artefactos de gas, deberán ser diseñados y
construidos de acuerdo a lo establecido en el presente reglamento.

Párrafo II.- Evacuación de gases de combustión

Artículo 44° Los conductos de evacuación de calefones y termos, según su posición, número de artefactos conectados y ángulo de su
tramo lateral se agruparán en los tipos y clases indicados en la siguiente tabla N0 44.1

Tabla N0 44.1
Clasificación de Conductos de Calefones y Termos
Tipo Clases Clases
Según su posición Según número de artefactos Según el ángulo del tramo lateral

A. Simple
I Conducto vertical
B. Doble o Triple

69
Tipo Clases Clases
Según su posición Según número de artefactos Según el ángulo del tramo lateral
C. con ángulo, respecto a la horizontal menor de
45º
II Conducto Lateral
D. con ángulo, respecto a la horizontal mayor de
45º

Articulo 45.- Todo conducto llevará un sombrerete. Entre los diferentes tipos, se pueden indicar los siguientes:

a) Tipo I
Sombrerete sencillo. Su esquema y relaciones de dimensiones, se tienen en la figura N0 45.1

FIGURA N0 45. 1


b) Tipo II
Sombrerete H. Su esquema y relaciones de dimensiones se muestran en figura N0 45.2
FIGURA N0 45.2
A

Dimensiones en cm

A B C D E
7.5 7.5 13 13 23
13. 18 26 23 38
18 20 32 32 53

c) Tipo III
Sombrerete aspirador estacionario. Evita que el tiraje del conducto sea afectado por la orientación del viento. Su esquema y relación de
dimensiones se tienen en la figura N0 45.3

70
FIGURA N0 45.3

1 TAPA DEL SOMBRERETE


2 SOPORTE DE LA TAPA (4 SOPORTES)
3 PERSIANAS (24 PERSIANAS)
4 SOPORTES DE PERSIANAS (4 SOPORTES)

Perspectiva de la Fig. N° 45.3

Artículo 46°.~
Los conductos cumplirán los requisitos siguientes:

a) Serán auto soportantes, estarán bien afianzados y tendrán una resistencia mecánica adecuada.

b) Quedarán a una distancia mínima de 15 cm de paredes y/o vigas de madera u otros materiales combustibles; esta distancia
podrá reducirse a 2 cm si se interpone una plancha incombustible y aislante térmico.

Articulo 47°

Se autoriza el uso de doble conducto metálico para evacuar los gases producto de la combustión cuando debe cruzarse tabiques, cielos,
vigas o techumbres de material combustible, siempre que se cumplan las condiciones siguientes:

a) Que el diámetro del conducto exterior sea 25 mm mayor que el diámetro del tubo interior (ver figura N 0 47.1), y

b) Que el diámetro del orificio de paso sea 50 mm mayor que el diámetro del tubo exterior (ver figura N0 47.1) o que se interponga un
material aislante ( por ejemplo: asbesto, asbesto cemento, lana de vidrio, etc.) de a lo menos 10 mm de espesor entre el tubo exterior y el
elemento combustible que atraviesa. (Ver figura N0 47.2).

DISTANCIA MÍNIMA DE SEGURIDAD ENTRE DOBLE DUCTO METÁLICO


Y PARED O VIGA COMBUSTIBLE, EN MM

MATERIAL AISLANTE

71
Artículo 48° Las distancias mínimas de seguridad para doble conducto metálico de artefactos con potencia nominal superior a 30 KW (25
Mcal/h) se deberán establecer de acuerdo a un estudio específico para cada caso.

Artículo 49° Toda sustancia peligrosa deberá ubicarse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier conducto, especialmente si éste
pasa por zonas sin ventilación. Entre las sustancias peligrosas más comunes se tiene las siguientes:
Kerosene, alcohol, varsol, acetona, cera para pisos, tarros con aerosoles, pinturas.

Artículo 50° Los conductos de Calefón y termo, de acuerdo con su potencia instalada, deberán cumplir los siguientes requisitos:

 Potencia instalada inferior a 38 MJ/h (9 Mcal/h):

a) Tener una longitud de un metro como mínimo.


b) Su sombrerete tendrá una distancia mínima de un metro a puertas y ventanas.

 Potencia instalada superior a 38 MJ/h (9 Mcal/h). El conducto ventilará a los cuatro vientos, es decir, deberá cumplir con
los requisitos siguientes:

a) a) Sobresalir 0,40 m como mínimo de la cubierta de la techumbre o sobre un plano imaginario de 45° (Eliminar:
grados), trazado desde el punto más alto de la cubierta (ver figura N0 50.1).

FIGURA N0 50.1

b) Sobresalir 1,80 m como mínimo, sobre el piso de terrazas.

c) Si existen muros circundantes, deberá sobrepasar 0,40 m de los planos imaginarios trazados a 45º (Eliminar: grados) hacia
abajo de la pared más alta de los muros. (ver figura N0 50.2)

FIGURA N050.2 sombrerete

72
Artículo 51° Los conductos según su posición se dividen en dos tipos:

Tipo I: Conductos verticales.


Clase A. Conductos simples. Corresponden al indicado en figura N0 51.1

Figura Nº 51.1

1.000 Mínimo

b) Clase B. Conductos dobles o triples. Sus esquemas se tienen en figuras N 0 51.2 y N0 51.3, respectivamente y deberán ventilar a los 4
vientos.
Para calcular la sección del tramo vertical de esta clase de conductos se usará un nomograma, que proporcionará para tal efecto SEC.

FIGURAN°51.2 FIGURAN°51.3

Tipo II: Conductos laterales.

Las clases C y D corresponden a lo indicado en las fig. N0 51.4 y N0 51.5, respectivamente.

FIGURAN°51.4 FIGURAN°51.5

1000 MIN

73
5 A MAX

Artículo 52° El conducto podrá ser de sección circular, cuadrada o rectangular y por ningún motivo, con sección inferior al de la salida del
Calefón y termo.

Artículo 53° Cada uno de los diferentes tramos de un conducto de artefactos debe ser confeccionado de una sola pieza.

Artículo 54° Además de lo que le sea aplicable de los artículos precedentes, los conductos colectivos cumplirán con los requisitos
siguientes:

a) En edificios de departamentos, bloques o torres, se instalarán conductos colectivos en los que desembocarán los tramos
verticales superiores de los conductos de calefones y termos, los cuales en el último piso podrán desembocar al conducto colectivo o
indirectamente a los 4 vientos. (ver figura
N0 54.1).

FIGURA N°54.1 TAPA DE REGISTRO

200 x100 mm

b) El conducto colectivo será exclusivamente para la evacuación de los productos de la combustión de los calefones y termos.

c) En los conductos ubicados en edificios de 5 pisos o más, sólo se usará el sombrerete tipo aspirador estacionario; en cambio, para
edificios de hasta 4 pisos se podrá usar cualquier tipo de sombrerete, siempre que se tenga una normal evacuación de los productos de la
combustión.

74
d) Deberá empezar a nivel o bajo el piso en donde está instalado el Calefón y termo más bajo que descarga en él.

e) Deberán tener en su parte inferior una tapa de registro ubicada a una distancia no menor de 30 cm. de la entrada del conducto
del Calefón y termo más bajo. Esta tapa deberá mantenerse bien cerrada.

f) Si son de forma cuadrada o rectangular, tendrán la sección correspondiente a uno circular, aumentada en un 10%; en caso de
ser rectangular, la relación entre el lado mayor y el menor no deber ser superior a 1,5.

g) No deberán presentar cambios de ángulo que impidan que sus extremos superior e inferior sean mutuamente observables”

Otras alternativas deberán ajustarse a la previsto en el artículo 7° del presente reglamento

Párrafo III.- Sistemas de regulación de tiro para evacuación de gases producto de la combustión

Artículo 55° Los conductos colectivos deberán tener en su parte inferior una perforación para tiro natural de 20 x 10 cm como mínimo,
recubierta de celosía.

La abertura de ventilación correspondiente deberá quedar ubicada en un espacio de propiedad común.

Artículo 56° En caso de usarse extractores para eliminar los gases producto de la combustión, su dimensionamiento deberá ser tal que
evite la posibilidad de sobresucción.

Artículo 57° Se prohíbe instalar termos o Calefones tipo B en recintos donde existen extractores de aire, o conductos de aspiración, que
afecten el normal funcionamiento de dichos artefactos.

Párrafo IV.- Referencias a métodos de cálculo para el dimensionamiento de conductos de evacuación de gases de combustión.

Artículo 58° La sección de un conducto colectivo se calculará siguiendo el procedimiento siguiente:

 Se considerará la potencia total de los Calefones y termos que descargarán en él; por lo tanto, no se incluirá el consumo de
los Calefones y termos instalados en el último piso del edificio, si descargan a los cuatro vientos.
 Para el cálculo de la sección se aplicará la Tabla N0 58.1 cuyo valor incluye la sección del tramo vertical superior de los
conductos de Calefones y termos.

Tabla N0 58.1
Sección interior del conducto colectivo según potencia instalada (*) (**)
Consideran la potencia indicada en la placa de cada calefón y termo hasta 25 Sección interior para conductos colectivos circulares,
Mcal/h en cm2, según número de conductos de calefones y
termos hasta 25 McaI/h que descarguen por piso
Caudal de gas Potencia total
Ciudad Natural Licuado Equivalente
m3/h m3/h m3/h McaI/h MJ/h Uno Dos
20 10,2 4,0 100 ó menos 4,2 ó menos 440 560
30 16,8 6,0 150 6,3 540 670
40 22,5 8,0 200 8,4 640 770
60 33,7 12,0 300 12,6 N.A 960
80 45,0 16,0 400 16,7 N.A 1150
Nota N.A. = NO ACEPTABLE.

(*) Esta tabla es aplicable a conductos colectivos de edificios de hasta 8 pisos.


(**) Situaciones no contempladas en esta tabla deberán ser resueltas de acuerdo a prácticas reconocidas de ingeniería, según lo
establecido en el artículo 7º del presente reglamento. No obstante lo anterior, esta tabla quedará sin efecto desde el momento de la
entrada en vigencia de la Norma Chilena sobre la materia

Párrafo V.- Conexiones de conductos de evacuación de gases de combustión

Artículo 59° Los conductos de evacuación de gases producto de la combustión deberán introducirse en la parte exterior de la salida del
Calefón o termo, con un mínimo de juego para evitar fugas de los productos de la combustión; lo mismo se deberá hacer con los tramos
superiores del conducto, que deberán introducirse en el tramo inferior. Ver figura N0 51.1.

Artículo 60° En los conductos colectivos se podrán conectar hasta dos conductos de Calefón o termo por piso.

75
Párrafo VI.- Materiales autorizados ylo recomendados para conductos de evacuación de gases de combustión

Artículo 61° Los materiales de los conductos deberán asegurar una correcta evacuación de los gases producto de la combustión. En el
caso de los conductos colectivos, deberá asegurarse el cumplimiento de este requisito cuando se encuentren operando en cualquier
condición, debiendo mantener estas características permanentemente durante la vida útil del edificio, a menos que dichos conductos, o
parte de ellos, puedan ser fácilmente reemplazados, sin perjuicio de la obligación de mantener las condiciones de seguridad primitivas.

Para cumplir con las condiciones anteriores, el respectivo conducto deberá:

a) Construirse de un material no quebradizo y no combustible. En el caso de los conductos colectivos, los materiales deberán tener una
resistencia al fuego correspondiente, a lo menos, a la clase F-60, para edificios de hasta 4 pisos; la clase F-90, para edificios de 5 a 6
pisos; y a la clase F-120 para edificios de 7 o más pisos. Para estos efectos se utilizará la norma chilena NCh 935/1. El uso de otras
alternativas, como por ejemplo, para conductos construidos por el exterior del edificio, deberá ser justificado de acuerdo con el articulo 7°
del presente reglamento.

b) Tener una superficie de baja rugosidad y no tener estrangulaciones a lo largo de su trayectoria.


c) Ser resistente a la humedad o a la corrosión, según corresponda.
d) Ser estanco.
e) Garantizar que los gases no alcancen su temperatura de rocío por pérdidas de calor.

Por Resolución fundada de SEC, podrá permitirse el uso de soluciones constructivas que cumplan con las características indicadas en los
literales anteriores, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 7º

TítuloIV:Tuberías

Párrafo 1 .- Materiales autorizados para tuberías

Artículo 62° En instalaciones de gas sólo se podrán utilizar tubos y accesorios que cuenten con el certificado de aprobación respectivo.

Artículo 63° Para la ejecución de la tubería, se aceptará emplear:

a) Tubos de cobre tipo L para presiones manométricas iniciales de hasta 140 kPa (21,7 lb/ pulg2); para valores superiores, se
deberán emplear tubos de cobre tipo K. Los tubos de cobre que se utilicen hasta una presión máxima de 140 kPa podrán ser soldados,
fabricados según la norma NCh 1644; cuando la presión exceda de 140 kPa, deberá utilizarse tubos de cobre sin costura, fabricados
según la norma NCh 951.

b) Tubos de acero fabricados según norma ANSI/ASTM A - 120, cédula 40 o superior, para usos generales para baja y media
presión, siempre que los tubos no sean sometidos a doblado en su tendido, es decir que se usen codos en los cambios de dirección.

c) Tubos de acero fabricados según norma ANSI/ASTM A - 53 para usos especiales, los que podrán ser doblados en su tendido,
sin necesidad de usar codos en los cambios de dirección.
Para las instalaciones de gas en baja y media presión, se utilizará los grados A o B, cédula 40 o superior; para instalaciones de gas en alta
presión, se utilizará el grado B, cédula 80 o superior.

d) Tubos de acero fabricados de acuerdo con otras normas, cuyas características sean similares a las señaladas en las letras b) y
c) precedentes.

Artículo 64° Los requisitos que se deben cumplir para proteger contra la corrosión las tuberías antes señaladas, se encuentran en los
artículos 148º, 149º, 150º y 151º del presente reglamento.

Párrafo II.- Referencias a Métodos de Cálculo de Tuberías

Artículo 65° Para fines del cálculo del dimensionamiento de tuberías de GL en media presión se considerarán las propiedades físicas del
GL en fase gaseosa a 288,160K (150C) y 101,3 kPa (760 mm Hg), como sigue:

a) Poder calorífico superior: 93,8 MJ/m3 (22,4 Mcal/m3)


b) Densidad: 2,0 kg/m3
c) Densidad relativa: 1,5
d) Viscosidad absoluta . 0,0075 cP

Articulo 66° Se aceptará emplear tubos de cobre tipo L en presiones manométricas iniciales de hasta 140 kPa (21,7 lbf/pulg2); para
valores superiores, se emplearán tubos de cobre tipo K.

Artículo 67° Para instalaciones domésticas, la presión manométrica inicial de trabajo se fija en 100 kPa (14,5 lbf/pulg2)

76
Artículo 68° En el cálculo de la pérdida máxima de presión, se deberá considerar lo siguiente:

a) Se aceptará como máxima pérdida entre los reguladores de 1ª y 2ª etapa, un 50% de la presión manométrica inicial, siempre
que la velocidad del gas sea inferior a 40 m/s;
b) En los edificios en que la tubería en media presión suba por el exterior para conectarse a los medidores, se debe considerar
también la pérdida parcial de los tramos verticales, y
c) Para cada edificio se deberá calcular el valor total de la pérdida de presión.

Artículo 69° Para calcular los diámetros de los tramos se empleará la Potencia de Cálculo parcial, que corresponde a la potencia instalada
parcial (Pip), multiplicada por el factor de simultaneidad (fs) correspondiente, que se calcula en la forma señalada en el Artículo 91º letra d)
y en la tabla N0 91.4, de acuerdo con el número de instalaciones interiores que tendrán suministro a través de ese tramo.

Artículo 70° Para determinar el diámetro de la tubería se adoptará el diámetro normalizado, según la norma NCh 951, igual o
inmediatamente superior al resultante del cálculo.

Artículo 71° Como procedimiento para dimensionar la tubería se aceptará indistintamente:

a) El empleo de la fórmula siguiente:

P = 12,2 x (HD5/L)1/2
donde:
P = Potencia de cálculo, KW
H = Diferencia de los cuadrados de las presiones absolutas iniciales y finales, (kPa).
D = Diámetro interno de la tubería, en cm.
L = Longitud de la tubería en m.

Dicha fórmula se estima válida para los consumos medios de los usuarios de GL y los trazados típicos de las redes de distribución de GL
en media presión, con el diámetro de tubería comprendido entre las designaciones 3/8 y 4.

b) Que el proyectista utilice otro método para dimensionar la tubería, siempre que en la memoria de cálculo respectiva se justifique que el
sistema utilizado corresponde a procedimientos de general aceptación en ingeniería.

c) Si eventualmente existieran discrepancias entre los resultados obtenidos según las letras a) y b), estas situaciones se resolverán
verificando el dimensionamiento de la red de GL, mediante la aplicación de la fórmula racional y las correspondientes tablas de longitudes
equivalentes de las piezas de tubería y accesorios.

Artículo 72° El cálculo para dimensionar tuberías de todas las instalaciones interiores de gas en baja presión, de uso doméstico,
comercial, e industrial, para los distintos gases combustibles de servicio público, debe considerar las propiedades físicas y sus respectivas
condiciones de referencia, las que se prescriben en la tabla N0 72.1.

Tabla N0 72.1
Propiedadesfísicasdelosgasesycondicionesdereferencia
Condiciones de
Propiedades físicas
referencia
Tipo de gas Empresa - Ciudad
Poder calorífico
Densidad relativa 288,16°K (15°C)
Superior, PCS
16,75 MJ/m3 101,3 kPa
Gasco Concepción 0,54
(4,0 Mcal/m3) (760 mm Hg)
Cía de Consumidores de 18,71 MJ/m3 95,6 kPa
Ciudad 0,65
Gas de Santiago (4,47 Mcal/m3) (717 mm Hg)
Cía de Gas de Valparaíso 16,75 MJ/m3 101,3 kPa
0,71
S.A. (4,0 Mcal/m3) (760 mm Hg)
93,78 MJ/m3 101,3 kPa
Licuado Todo el país 1,50
(22,4 Mcal/m3) (760 mm Hg)
278,16 ºK (5°C)
39,77 MJ/m3
Natural Todo el país 0,59 99,7 kPa
(9,50 Mcal/m3)
(748 mm Hg)

Artículo 73°.- De acuerdo con el tipo de gas, en una instalación interior se aceptará la pérdida máxima de presión prescrita en la tabla N 0
73.1, hasta cada uno de los artefactos conectados.

77
Tabla N0 73.1
Pérdidamáximadepresiónsegúneltipodegas
Pérdida máxima de presión
Tipo de gas Descripción
aceptable Pa
De Ciudad 120 Entre la salida del medidor y cada uno de los artefactos
Entre el regulador de 2° etapa o de simple etapa, o el medidor,
Licuado 150
y cada uno de los artefactos
Entre el regulador de 2° etapa o el medidor, y cada uno de los
Natural 120
artefactos

Artículo 74° De acuerdo con el material empleado en la fabricación de los tubos, para los efectos de cálculo se considerará:

a) Para los tubos de cobre, el diámetro interior normalizado de acuerdo a la norma NCh 951, y

b) Para los de acero, se considerarán los valores de D5 prescritos en la tabla N0 74.1.

En ambos casos, el diámetro nominal adoptado será igual o inmediatamente superior al resultante del cálculo.

Tabla N0 74.1
D5 para tubos de acero
Designación convencional D5 (cm5)
3/8 1,9
1/2 6,3
¾ 28,6
1 101
1 1/4 420
1 1/2 946
2 3.380
2 1/2 8.720
3 28.740
4 111.800

Artículo 75° Para calcular los diámetros de los distintos tramos de tuberías se empleará la Potencia de Cálculo, que corresponde a la
suma de las potencias instaladas (Pi) que alimenta cada tramo, expresada en kW. También se aceptará indicar entre paréntesis la
equivalencia en Mcal/h.

Artículo 76° A los proyectos que consulten instalaciones interiores de gas en baja presión se les acompañará una memoria de cálculo,
donde se indicará el procedimiento empleado para dimensionar la tubería.

Artículo77°Paraeldimensionamientodelatubería,SECaceptaráindistintamente:

a) El empleo de la fórmula siguiente:

P= 2,68 x 10-5 x K (D5 x ∆P/ (d x L))1/2 x PCS


donde:
P = Potencia de cálculo, en kW;
K = factor de fricción (Ver tabla N0 77.1);
D = Diámetro interior del tubo, en cm;
∆P = Pérdida de presión, en Pa;
d = Densidad relativa del gas;
L = Longitud de la tubería, en m, y
PCS = Poder calorífico superior, en MJ/m3

Tabla N0 77.1
ValordelFactordeFricciónK
Designación comercial K
3/8 a 1 1800
1¼a1½ 1980
2a2½ 2160
3 2340
4 2420

78
b) Que el proyectista utilice otro método para dimensionar la tubería, siempre que en la memoria de cálculo respectiva se justifique
que el sistema utilizado corresponde a procedimientos de general aceptación en ingeniería.

c) Para ambas alternativas, cuando los edificios tengan una altura superior a los 10 m se debe considerar la variación de la
presión con la altura. Para estos efectos se acepta aplicar la fórmula siguiente:

∆ph = 11,932(1-d)h
donde,
∆ph = Variación de la presión con la altura, en Pa.
d = Densidad relativa del gas.
h =Altura, en m

Para el GL se podrá desestimar la pérdida de presión por altura, ph, cuando ella se compense aumentando la presión de salida del
regulador; hasta un máximo de 3,24 kPa (330 mm H20).

Artículo 78° Si eventualmente existiera discrepancias entre los resultados obtenidos de conformidad a las letras a) y b) del artículo 77°,
estas situaciones se resolverán verificando el dimensionamiento de la instalación de gas, mediante la aplicación de la fórmula racional y
las correspondientes tablas de longitudes equivalentes de las piezas de tuberías y accesorios.

Párrafo III.- Conexiones de tuberías

Artículo 79° Las conexiones entre tuberías y accesorios de una instalación deben ser de un mismo material. Si se emplean materiales
distintos debe evitarse el contacto directo entre ellos, mediante accesorios aislantes, aprobados por un laboratorio o entidad de
certificación autorizado por SEC.

Artículo 80° En las uniones de tuberías de cobre en baja presión se usara soldadura con un mínimo de 40% de estaño.

Artículo 81° En las instalaciones de gas licuado en media presión se usará soldadura con un mínimo de 15% de plata, u otra tipo de
soldadura aprobada.

Artículo 82°. Para conectar los artefactos a la red interior de gas se deberá considerar lo siguiente:

a) Se debe utilizar tubos de alimentación de acero o cobre. Las características de los tubos deben adaptarse a la naturaleza y al
modo de distribución del gas utilizado, así como el diámetro de las uniones de conexión.

b) La longitud de las tuberías de las conexiones no deben exceder de 1.0 m y su disposición debe (Eliminar: r) ser tal, que permita
evitar todo esfuerzo de tracción. Las conexiones deben estar sujetas firmemente en sus dos extremos, ser inspeccionables en toda su
longitud y estar dispuestas de forma que no puedan ser alcanzadas por las llamas, ni deterioradas por los productos de la combustión, ni
por las partes calientes de los artefactos o por derrames de productos calientes.

c) Las conexiones deben ser accesibles para facilitar el montaje y desmontaje del artefacto de gas.

d) Sólo para cocinas y excepcionalmente se aceptará el uso de tuberías flexibles cuya cubierta sea metálica y que cuenten con
certificados de aprobación.

Título V: Accesorios

Párrafo I.- Llaves de paso

Artículo 83° La Empresa deberá colocar antes del medidor una llave de paso (llave de corte), que pueda interrumpir en forma segura y
rápida el flujo de gas a la instalación interior.

Articulo 84° Todo equipo de GL (Eliminar: ,) deberá tener una llave de paso general, de diámetro nominal igual al diámetro de la tubería
del bastón. Esta llave se instalará entre el regulador de presión y la Te de prueba.

Artículo 85° La alimentación de cada artefacto de gas debe contar con una llave de paso para su apertura y cierre.

Articulo 86° Las llaves de paso señaladas en los artículos 83º, 84º y 85º, deben ser de corte rápido, asimismo deben estar a la vista, y
ubicadas de manera tal que su manipulación y revisión sea expedita y rápidamente accesible.

Artículo 87° Para las cocinas, la llave de paso debe estar ubicada entre 90cm y 1 10cm sobre el nivel del piso y entre 10cm y 20cm del
costado de la cocina. En las cocinas con muebles modulares, no se permitirá la llave de paso oculta detrás de puertas o cajones de estos

79
muebles. Cuando la llave de paso quede embutida en la pared, no deberá presentar problemas para su lubricación.

Artículo 88° Para los Calefones, la llave de paso debe estar ubicada entre 90 y 120 cm sobre el nivel del pisa, y entre 10 y 20 cm bajo el
extremo inferior del calefón.

Párrafo II.- Elementos de protección

Artículo 89° Cuando se indique en el reglamento y las buenas prácticas de ingeniería lo aconsejen, se deberá considerar elementos de
protección tales como: Válvulas de seguridad, Válvulas de exceso de flujo, Válvula de retención, Válvulas automáticas, Reguladores, etc.

Párrafo III.- Terminales de alimentación de artefactos

Artículo 90° En las instalaciones nuevas, las alimentaciones de artefactos de gas no instalados, deberán quedar selladas por un terminal
roscado que permita la conexión de la llave de paso, con su tapa correspondiente. Asimismo, en las instalaciones antiguas en las cuales
se ha removido un artefacto, el terminal o la llave de paso también deberán quedar sellados, de modo que al abrirse accidentalmente dicha
llave, no haya escape de gas.

TítuloVI:Equiposde gasenvasado

Párrafo I.- Cálculo de capacidad de cilindros de GL que suministran gas a instalaciones interiores, ya sea de uso doméstico,
comercial, o industrial

A.- Generalidades

Articulo 91° En el cálculo de capacidad de los cilindros deben considerarse varios factores, como son: Tipo de usuarios, el consumo diario
medio, la razón de vaporización, tipo de artefactos, etc. Por esta razón se usarán tablas empíricas, y las criterios que a continuación se
indican:
a) En la tabla 91.1 se entrega una clasificación de los usuarios en bajo, medio y alto nivel de consumo, de acuerdo con la
superficie construida de la vivienda.

Tabla N0 91.1
Clasificación de los Usuarios según la Superficie Construida de la Vivienda.
Superficie construida en m2 Niveldeconsumo

Menos de 50 m2 Bajo
Más de 50, hasta 75 m2 Medio
Más de 75 m2 Alto

b) En la tabla 91.2 se entregan valores del factor de calefacción, de acuerdo con el nivel de consumo del usuario.

Tabla N0 91.2
ValordelFactordeCalefacción
Niveldeconsumo fc (1)
Bajo 0,0
Medio 0,5
Alto 1,0

(1): Este factor no se aplicará cuando la temperatura de cálculo sea igual o inferior a -50C.

c) En la tabla 91.3 se entrega el consumo diario medio para suministro doméstico expresado en Mcal/día, según la clase y
cantidad de los artefactos, nivel de consumo y temperatura de cálculo en 0C del ambiente.

Tabla N0 91.3
Consumo diario en Mcal/día según clase de artefactos.
Nivel de consumo y temperatura de cálculo
Temperaturas de cálculo en °C
Artefacto Nivel
10 5 0 -5 -10 -15 -20
Estufa Bajo 1,5 3,0 6,0 9,0 12,0 15,0 18,0

80
Temperaturas de cálculo en °C
Artefacto Nivel
10 5 0 -5 -10 -15 -20
Medio 3,0 9,0 18,0 27,0 36,0 45,0 54,0
Alto 3,0 12,0 24,0 36,0 48,0 60,0 72,0
Bajo 2,0 3,0 4,0 4,0 4,0 4,0 4,0
Calefón Medio 6,0 9,0 12,0 12,0 12,0 12,0 12,0
Alto 6,0 12,0 18,0 18,0 18,0 18,0 18,0
Bajo 3,0 4,0 5,0 5,0 5,0 5,0 5,0
Cocina Medio 4,0 5,0 6,0 6,0 6,0 6,0 6,0
Alto 6,0 7,0 8,0 8,0 8,0 8,0 8,0
Bajo 5,0 7,0 9,0 9,0 9,0 9,0 9,0
Calefón y
Medio 10,0 14,0 18,0 18,0 18,0 18,0 18,0
cocina
Alto 12,0 19,0 26,0 26,0 26,0 26,0 26,0
Bajo 6,5 10,0 15,0 18,0 21,0 24,0 27,0
Estufa +
calefón + Medio 13,0 23,0 36,0 45,0 54,0 63,0 72,0
cocina
Alto 15,0 31,0 50,0 62,0 74,0 86,0 98,0

2 Calefón + Medio 13,0 18,5 24,0 24,0 24,0 24,0 24,0


cocina Alto 15,0 25,0 35,0 35,0 35,0 35,0 35,0
Estufa + 2 Medio 16,0 27,5 42,0 51,0 60,0 69,0 78,0
calefón +
cocina Alto 18,0 37,0 59,0 71,0 83,0 95,0 107,0
2 Estufa + Medio 14,5 27,5 45,0 58,5 72,0 85,5 93,0
calefón +
cocina Alto 16,5 37,0 62,0 80,0 98,0 116,0 134,0
2 Estufa + 2 Medio 17,5 32,0 51,0 64,5 78,0 91,5 99,0
calefón +
cocina Alto 19,5 43,0 71,0 89,0 107,0 125,0 143,0

Artículo 92° El cálculo de la cantidad de cilindros de una instalación interior se hará según la razón de vaporización y por consumo.

a) Según razón de vaporización. Se determinará la potencia total que corresponderá a la suma de las potencias nominales de los
artefactos proyectados en la instalación interior. La cantidad de cilindros se calculará aplicando la fórmula siguiente:

N Pit/Rv; donde:

N= Cantidad de cilindros tipo 45, cifra que se aproximará al entero superior.


Pit =Potencia instalada total.
Rv=Razón de vaporización dada por las tablas N0 91.5 y N0 91.6 para el cilindro tipo 45, de acuerdo con su temperatura de cálculo y
características del consumo (continuo o intermitente).

b) Según consumo. Los consumos diarios domésticos, de acuerdo con la clase y cantidad de los artefactos, nivel de ingreso de los
usuarios y temperatura de cálculo, se obtienen de tabla N0 91.3.

La cantidad de cilindros se calculará aplicando la fórmula siguiente:

N=cd x 20/(12 x p)
Donde:
N = Cantidad de cilindros (que en caso de fracción se aproximará al entero superior)
cd= Consumo diario, de acuerdo a la tabla N0 91.3.
20= Período estimado para el reemplazo de cilindros.
12= Poder calorífico del Propano, en Mcal/kg.
p = Contenido del cilindro, en kg.

81
Para cilindros tipo 45 la fórmula simplificada será:

N= cd x 20/ (12 x 45) = 0,037 x cd

c) De los valores encontrados en la letras a) y b) se tomará el mayor para determinar la cantidad de cilindros que se necesitarán.

d) Para calcular la cantidad de cilindros del equipo de GL, el valor determinado en la letra c) precedente se debe multiplicar por
dos, para tener la misma cantidad de cilindros de reposición que la cantidad requerida en servicio.

Párrafo II Medidas de seguridad

Artículo 93 Toda instalación de cilindros de gas licuado, tipo 5, 11, 15, 33 y 45, ya sea para uso doméstico, comercial o industrial, deberá
efectuarse cumpliendo con los requisitos mínimos de seguridad que se establecen en los artículos siguientes.

Artículo 94° El equipo de GL deberá cumplir con las distancias mínimas de seguridad que se indican, las que se medirán horizontalmente
entre los puntos más próximos de las proyecciones verticales.

Entre ellas tenemos:

1) A aberturas de edificios, vías públicas, conductores eléctricos, cámaras de alcantarilla y otras, sótanos, hogares o quemadores,
motores y otros elementos productores de chispas, serán las establecidas en la tabla N094.1.

2) Los cilindros podrán adosarse al muro de la vivienda, siempre que se cumplan las medidas de seguridad indicadas en el punto
1) precedente. No obstante lo anterior, se podrán instalar cilindros de GL con gabinete bajo aberturas cuya parte inferior se encuentre a
0,60 m de la parte superior del gabinete.

3) En caso de subdividirse un equipo en grupos de aproximadamente igual número de cilindros, se considerarán las distancias a
aberturas de los nuevos equipos individuales, siempre que exista entre estos equipos una distancia mínima de seguridad igual al 50% de
las distancias “a aberturas de edificios” indicadas en la tabla N0 94.1 para el total de cilindros.

4) A tuberías de vapor, será de 1 m. Esta distancia podrá disminuirse a la mitad si el aislante de la tubería no permite un aumento
de la temperatura en el exterior de la tubería, mayor que 300C sobre la temperatura ambiente.

5) Los cilindros podrán adosarse al muro medianero, siempre que éste resista los golpes que pueda recibir al reponer los cilindros;
si existe un edifico adyacente, la distancia a sus aberturas será la prescrita en la tabla N 094.1. Si no hay muro medianero, se deberá
construir una pared cuya altura sea mayor o igual que 1,5 m. y cuya longitud sea mayor o igual que la ocupada por el equipo de GL; esta
pared deberá ser de concreto vibrado o pandereta de ladrillo, que resista los golpes que pueda recibir al reponer los cilindros. Esa pared
podrá reemplazarse por una caseta metálica que contenga al equipo de GL, la que deberá tener la resistencia adecuada para fijar el
regulador y el bastón, y para resistir los golpes que pueda recibir al reponer los cilindros.

6) Si la pared adyacente al equipo es de material con resistencia al fuego correspondiente, a lo menos, a la clase F-120 según la
norma chilena NCh 935/1, se deberá interponer una plancha de material incombustible y no quebradizo, en forma de obtener una distancia
mínima de 2 cm entre pared y equipo. Cuando los cilindros se encuentren adosados a muros que limiten con vías públicas, siendo estos
muros resistentes a los golpes e impermeables a los gases, la distancia a vías públicas podrá ser de 0 m.

Tabla N0 94.1
Distancias Mínimas de Seguridad para Equipos de GL

Distancias mínimas de seguridad, en metros, a:


EquipodeGasLicuado
Total de Cilindros Aberturas de Conductores Cámaras de Interruptores, enchufes
Tipo 33/45 edificios eléctricos (Volts) alcantarillas y otras y otros elementos
(a),(b) y (c) cámaras, y vías productores de chispas
públicas (d) (c)
Sobre Hasta V<380 V>380
2 1 0,3 2 1 1
2 4 2 0,3 2 1 2
4 8 3 0,5 4 2 2
8 12 5 0,5 4 2 2

a) Cualquier abertura que comunique el interior con el exterior del edificio. Por ejemplo: puertas, ventanas, sótanos, conductos de

82
basura, etc. Incluye además, distancias a fuegos abiertos como quemadores, hogares, motores.

b) Para equipo instalado en el interior de locales, se considerará sólo distancia a fuegos abiertos como quemadores, hogares,
motores y aberturas que comuniquen con sótanos. La distancia para todos ellos será de 3 m.

c) Para material o equipo eléctrico que reúne las condiciones de antideflagrante (antiexplosivo), no se exige distancia mínima, lo
mismo es válido para conductores eléctricos embutidos.

d) No se requiere distancia de seguridad a piletas con sifón. Para piletas sin sifón, esta distancia será mínimo de 1,5 m en los
equipos de hasta 4 cilindros. Para equipos instalados en el interior de locales, las distancias a cámaras de alcantarillas y otras cámaras
será de mínimo 3m.

Artículo 95° El equipo de GL deberá tener protección contra la inclemencia del tiempo que consistirá en:

a) Gabinete. Se exigirá para equipos de GL con más de 4 cilindros y en equipos ubicados en lugares con tránsito de público. En
este último caso, la puerta del gabinete deberá tapar la visibilidad de los cilindros, y deberá estar provista de dispositivo porta candado.

El gabinete deberá cumplir los requisitos siguientes:

 Se deberá construir con material de una resistencia al fuego correspondiente, a lo menos, a la clase F- 120 según la norma
chilena NCh 935/1 y resistente a los golpes. Sus medidas, para equipo de 2 cilindros, serán de 1,5 m de alto por 0,50 m de fondo y 0,90 m
de ancho. Esta última dimensión se aumentará en 0,90 m por cada 2 cilindros que se agreguen al equipo.

 La puerta, en caso de que tape la visibilidad de los cilindros, deberá contar con dos aberturas por cada cilindro del equipo, una a
nivel de piso y la otra en la parte superior, cada una con una superficie mínima de 150 cm2, las que serán protegidas por rejillas metálicas
u otros materiales similares, cuando el equipo esté instalado en lugares con acceso de público.

 El gabinete deberá ser para uso exclusivo del equipo de GL.

b) Techo de protección. Se aceptará para equipos de hasta 4 cilindros, ubicados en lugares sin tránsito de público. Consistirá en
un techo inclinado que podrá ser fijo o móvil. En caso de que el techo sea fijo, la parte más baja de éste deberá quedar a una altura
mínima de 1,30 m del radier, si el techo es móvil, se deberá usar sistemas tales que eviten su deterioro en el tiempo, debido a la reposición
de los cilindros.

c) Radier de apoyo para los cilindros. Deberá ser de un material compacto u hormigón de cemento, parejo y horizontal en la parte
correspondiente a los cilindros. La distancia entre la base del cilindro y el piso será de 5 cm como mínimo.

Artículo 96° El equipo de GL deberá contemplar los accesorios de seguridad siguientes:

a) Regulador de presión. Su capacidad deberá estar de acuerdo con la potencia instalada de los artefactos. Se deberá instalar fijo
a la muralla o al fondo del gabinete, a una altura entre 1,10 m y 1,30 m sobre el nivel del radier.

b) Te de prueba. Considerando el flujo de gas, se colocará a continuación de la llave de paso general y a un metro sobre el nivel
del radier.

Artículo 97° El equipo de GL deberá instalarse en patios con un cielo abierto mínimo de 6 m2 para un equipo de 2 cilindros; esta
superficie se deberá incrementar en 4 m2 por cada dos cilindros adicionales.

El traslado de los cilindros se deberá realizar por el exterior de los edificios o antejardines. En caso que dicho traslado sólo se pueda
efectuar por el interior de los edificios, se podrá instalar el equipo siempre que el recorrido sea expedito y en lo posible alejado de fuegos
abiertos. Con el objeto de evitar accidentes, los distribuidores deberán instruir a su personal para que soliciten a los usuarios apagar todo
fuego mientras dure el traslado de los cilindros llenos y vacíos; no se permitirá el traslado de cilindros a través de escalas.

Artículo 98° Se podrá instalar un equipo de dos cilindros en el interior de una construcción cuando el local donde se ubique cumpla con
los siguientes requisitos:

 Volumen superior a 1.000 m2.

 Superficie mínima: 150 m2.

 Amplitud de las aberturas de ventilación: mínimo 1/15 de la superficie del local, sirviendo al efecto cualquier abertura (puerta,
ventana, etc.), que llegue a ras del suelo y que comunique con el exterior.

83
Artículo 99° .Se prohíbe la instalación de equipos de GL en:

 Locales descritos en el artículo precedente cuyo piso esté más bajo que el nivel de la calle, sótanos o pisos zócalos.
 Patios interiores cuyo nivel sea inferior al terreno circundante.
 Las cajas de escala.
 Pasillos.

Artículo 100° La reposición de los cilindros tipo 33/45 deberá ser realizada por la empresa o los distribuidores. Para conectar y
desconectar la conexión flexible de los cilindros, la que tiene rosca de hilo izquierdo, se debe actuar, cuando corresponda, sobre la tuerca
con una llave de boca (de punta) de 22,2mm (7/8).

Artículo 101° Los usuarios que por situaciones especiales deben retirar directamente de los almacenamientos cilindros tipo 33/45, tendrán
que hacerlo:

a) Cumpliendo todas las medidas de seguridad establecidas para el transporte y reposición de los cilindros, y

b) Asumiendo la plena responsabilidad por los daños que origine cualquier accidente que pudiera ocurrir por omisión en el
cumplimiento de las citadas medidas de seguridad.

Artículo 102° Para los cilindros tipo 5, 11, y 15 se deberá considerar las medidas de seguridad siguientes:

1) Se podrán conectar a instalaciones interiores y artefactos, siempre que la razón de vaporización del cilindro a la temperatura de
cálculo, sea igual o superior a la potencia de los artefactos instalados.

2) Los usuarios podrán retirar estos cilindros desde los almacenamientos de cilindros de gas licuado, sin otra limitación que el
estricto cumplimiento de las medidas de seguridad del transporte hasta su domicilio.

3) En las instalación de estos cilindros, se deberán cumplir las distancias mínimas de seguridad siguientes:

a) A hogares para combustibles sólidos y líquidos, y otras fuentes similares de calor, será de 1,5 m.
Cuando por falta de espacio no pueda mantenerse esta distancia entre la fuente de calor y el cilindro, se deberá colocar una
protección contra la radiación, que sea sólida, eficaz y de material incombustible. En este caso, la distancia “fuente de calor -
protección - cilindro” no será inferior a 0,5 m.

b) A anafes (hornillos) y elementos de calefacción será de 0,30 m.


Esta distancia podrá reducirse a 0,10 m si se utiliza una protección contra la radiación. Ambas distancias se medirán a la envolvente
del artefacto.

c) Los cilindros se ubicarán, cómo mínimo, a 0,30 m de los interruptores y de los conductores eléctricos, y 0,50 m de los enchufes
eléctricos.

4) Para la ubicación de estos cilindros, deberán cumplirse los requisitos siguientes:

a) Se permitirán dentro de edificios colectivos de habitación que cumplan con los requisitos señalados en el artículo 32º del
presente reglamento.

b) Sólo se permitirá la instalación bajo anafes (homillos) de gas y calefones, cuando el cilindro se encuentre protegido contra las
radiaciones directas del calor.

c) Si los cilindros se colocan en armarios o compartimentos (los cuales deben ser incombustibles), éstos deberán estar provistos
en su parte inferior de aberturas de ventilación que, como mínimo, ocupen 1/100 de la superficie en que se encuentre colocados.

d) Se prohíbe la instalación de cilindros, cualquiera sea su tamaño, en locales cuyo piso esté más bajo que el nivel del suelo,
sótanos, o pisos zócalos, en cajas de escaleras y en pasillos.

5) Para la ubicación de los cilindros vacíos y de reposición, se deberá cumplir lo siguiente:

 Se prohíbe guardarlos en subterráneos.


 Se deberán ubicar en posición normal, parados, a cierta distancia de los cilindros conectados, en un lugar adecuado y con buena
ventilación.
 Se resguardarán de la acción del agua y de la manipulación de extraños.

84
Título VII: Redes de GL

Párrafo 1.- Redes Industriales de Gas Licuado.

Artículo 103° Las redes industriales deberán cumplir con este reglamento cuando las condiciones de operación estén comprendidas en el
alcance del mismo. Si los requerimientos son mayores, se deberá aplicar las recomendaciones de los fabricantes de equipos, una norma
extranjera de reconocido prestigio y procedimientos de uso corriente en ingeniería, además de lo dispuesto en el artículo 7º del presente
Reglamento.

Párrafo II.- Redes de Gas Licuado Domiciliarias y en Condominios


Artículo 104° Las redes de gas licuado domiciliarias y en condominios deberán cumplir con las disposiciones de este reglamento, y en
especial con aquellas que se refieren a materiales, dimensionamiento, protecciones, etc.

Título VIII: Estanques de GL

Párrafo I- Cálculo de capacidad de estanques de GL que suministran gas a instalaciones interiores, ya sea de uso doméstico,
comercial o industrial.

Articulo 105° Para el cálculo de la capacidad de estanques de varias instalaciones interiores, además de lo señalado en el artículo 91º, se
deberá considerar lo siguiente:

a) La capacidad de estanques se calculará de acuerdo con la razón de vaporización, siempre que el período de su llenado no sea
inferior a ocho días.

b) No obstante lo anterior, en viviendas para usuarios de ingresos medios y bajos, se dejará el espacio para ampliar en alrededor
de 50% la capacidad de la central de abastecimiento y su distancia mínima de seguridad será la correspondiente a esta última capacidad.

c) Factor de calefacción. Como el consumo por calefacción depende principalmente de la superficie de la vivienda y el nivel de
consumo de los usuarios, se establece un factor de calefacción, fc, por el cual se multiplicará la potencia nominal de la estufa para calcular
la potencia instalada por instalación. El valor de este factor se tiene en la tabla N0 91.2.

Articulo 106° El cálculo de la capacidad de los estanques se hará según razón de vaporización y según consumo:

a) Según razón de vaporización. Se deberá tener en consideración lo siguiente:

a.1) Potencia instalada por instalación. Corresponde a la suma de las potencias nominales de los artefactos instalados en ella. Si se
proyectan estufas, la potencia que se usará en el cálculo, será la suma de las potencias nominales de éstas multiplicada por el factor de
calefacción que corresponda de acuerdo con el nivel del consumo de los usuarios (tabla N0 91.2).

a.2) Potencia instalada total. Corresponde a la potencia determinada en el párrafo anterior, multiplicada por el número de instalaciones
interiores.

a.3) En general, los estanques dan suministros a varias instalaciones interiores. En el caso particular de dar suministro a una sola
instalación interior su factor de simultaneidad (fs) será 1.

a.4) Para calcular la capacidad del estanque se deberá aplicar la fórmula siguiente:

N = Pit x fs/Rv;
donde:
N = Cantidad de estanques
Pit = Potencia instalada total expresada en Mcal/h.
fs = Factor de simultaneidad, calculado por las fórmulas prescritas en el artículo 91° letra d), o en la tabla N 0 91.4.
Rv = Razón de vaporización, dada por las tablas N0 106.1 y N0 106.2 para el tipo y capacidad del estanque, de acuerdo con su
temperatura de cálculo y según si el consumo es continuo o intermitente.

b) Según consumo. Se deberá tener en consideración lo siguiente:

b.1) El consumo diario (cd) de acuerdo con el nivel de ingresos de los usuarios, clase de artefactos instalados y temperatura de cálculo, se
tiene en la tabla N0 91.3.

b.2) La capacidad del estanque deberá asegurar un período de consumo de a lo menos 8 días. En su cálculo, se aplicará la fórmula
siguiente:

d= V x PC / (cd x n x 1,25)

85
donde:
d = Período de consumo, en días. No inferior a 8 días.
y = Volumen en m3 de el o los estanques calculado de acuerdo a lo señalado en la letra a.4).
PC = 6.117 Mcal/m3, poder calorífico del Propano líquido.
cd = Consumo por día en Mcal/dia, según la tabla N0 91.3.
n = Cantidad de instalaciones interiores.
1,25 = Factor de corrección por llenado de estanques al 80% de su capacidad en agua.

Reemplazando los valores se tiene:

d = 4.888 V / (cd x n)

c) Se usará el valor encontrado en la letra a), siempre que el período de consumo no sea inferior a 8 días.

Las tablas que se utilizan para estos cálculos, se encuentran en el articulo 91º, con los números 91.1, 91.2, 91.3 y 91.4, y en el artículo
106° con los números 106.1 y 106.2. La Superintendencia dictará una resolución en la cual fijará las temperaturas que se utilizarán para
estos cálculos en las diferentes comunas.

Tabla N0106.1
Razón de vaporización en Mcal/h consumo
Consumocontinuoenestanques

Estanques de superficie Estanques subterráneos


Temperaturas de cálculo
1 m3 2m3 4m3 1 m3 2m3 4m3
15 100 150 290
10 90 120 260 55 80 150
5 80 110 220
0 70 100 190
-5 60 80 160
-10 40 60 130
-15 30 50 90
-20 20 30 60
Nota: Los estanques subterráneos se calculan para una temperatura constante de 10 0C.

Tabla N0106.2
RazóndevaporizaciónenMcaI/h
Consumo intermitente en estanques

Estanques de superficie Estanques subterráneos


Temperaturas de cálculo
1 m3 2m3 4m3 1 m3 2m3 4m3
15 180 280 530
10 170 250 470 100 140 270
5 140 210 400
0 120 180 350
-5 100 150 240
-10 80 120 230
-15 60 90 170
-20 40 60 110

Párrafo II.- Medidas de seguridad

Artículo 107° Los estanques de GL y sus accesorios, deberán cumplir con lo dispuesto en el reglamento de seguridad para el

86
Almacenamiento, Transporte y Expendio de Gas Licuado, el cual fue aprobado mediante el Decreto Supremo N 0 29, de 1986, del
Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción.

Artículo 108° Los estanques de las centrales de abastecimiento se deberán conectar entre sí. En la red de GL en media presión
correspondiente, se colocará un solo regulador de 1ª etapa y en su salida una válvula de corte en media presión.
Título IX: Medidores

Artículo 109° Para la ubicación de medidores en los proyectos de instalaciones interiores de gas, deberá tenerse en cuenta las
disposiciones señaladas en el capítulo V, título II, párrafo V del presente reglamento.

CAPITULO V
De las instalaciones

Título I: Disposiciones Generales sobre Instalaciones

Artículo 110° Toda instalación interior de gas deberá ejecutarse de acuerdo a las disposiciones del presente reglamento, sin perjuicio de
lo dispuesto en el articulo 7º.

Artículo 111° Todos los productos mencionados en el presente reglamento, es decir, materiales, tubos, accesorios, dispositivos,
artefactos, medidores, reguladores, equipos, cilindros y estanques, deberán cumplir con los requisitos mínimos de calidad que establezcan
las normas nacionales existentes, y a falta de éstas, las normas extranjeras reconocidas internacionalmente o especificaciones técnicas
sobre la materia. Asimismo, los productos de gas que SEC disponga, deberán ser certificados conforme al procedimiento de certificación
de productos de gas, por un laboratorio o entidad de certificación.

Título II: Disposiciones especificas sobre instalaciones

Párrafo I.- Instalaciones de tuberías

Artículo 112° Las distancias mínimas de seguridad para tuberías de gas enterradas, que se deben medir desde la parte superior de la
tubería al nivel del terreno o pavimento -existentes en el momento de la inspección-, son las siguientes:

a) 50 cm, para instalaciones interiores, y matrices interiores de gas de ciudad.

b) 60 cm, para redes de GL en baja y media presión.

c) 80 cm, para redes de GL en baja o media presión que atraviesen calles pavimentadas.

Artículo 113° Además de la profundidad señalada para cada caso en el artículo precedente, cuando las tuberías se instalen bajo tierra sin
pavimento o bajo jardines, se deben proteger con ladrillos o mezcla de cemento 1x6 (mezcla pobre).

Artículo 114° Se podrán instalar tuberías de gas licuado en media y baja presión sobre losas de subterráneos, siempre que se cumpla con
los siguientes requisitos:

a) La losa del subterráneo deberá ser impermeabilizada previamente con un producto no soluble en GL.

b) La tubería no podrá ser en ningún caso solidaria con la losa.

c) La tubería deberá ser de cobre recocido, y no deberá tener uniones soldadas en todo el tendido de la tubería sobre la losa del
subterráneo.

d) Deben evitarse los cruces de juntas de dilatación, y en el caso de ser inevitables, se deberá contemplar liras de expansión.

e) Si la tubería queda expuesta a daño mecánico, deberá contemplarse una protección adecuada contra impactos.

Articulo 115° Las tuberías que suministrarán gas licuado en baja presión a artefactos ubicados en los primeros pisos de edificios con
subterráneos o pisos zócalos, se podrán instalar sobre la losa, siempre que no sean solidarias con la misma, utilizando soldadura de plata
al 15%, de calidad similar a la empleada en instalaciones de media presión.

Sin perjuicio de lo anterior, para mayor seguridad, si ello es posible, se proyectarán las tuberías por los muros de la construcción.

Artículo 116° Las tuberías y accesorios de una instalación deben ser de un mismo material. Si se emplean metales distintos debe evitarse
el contacto directo entre ellos mediante accesorios aislantes aprobados por un laboratorio o entidad de certificación autorizada por SEC.

87
Artículo 117° Se prohíbe tender tuberías de gas en los cielos, pisos y suelos de dormitorios, como también en la parte de los muros que
dan hacia el interior de dichos dormitorios.

Artículo 118° Para el gas de ciudad o natural, las tuberías podrán tenderse por entretechos, lo que se prohíbe para el gas licuado.

Los artefactos podrán recibir el gas desde arriba o abajo, cualquiera que sea el tipo de gas utilizado.

Artículo 119° Las matrices interiores que se instalen bajo edificios deberán ir dentro de un conducto estanco al gas. Si la línea suministra
gas al edificio, en el punto extremo del conducto deberá sellarse el espacio entre el conducto y la matriz interior para evitar que a través de
él pueda entrar al edificio cualquier escape de gas.

Artículo 120° La tubería de una instalación de gas solo podrá recorrer espacios comunes o la propiedad a la cual presta servicio.

Artículo 121° Se prohíbe la colocación de tuberías a menos de 0,60 m de los conductores eléctricos, salvo que éstos vayan protegidos en
tubos de acero en toda su longitud.

Artículo 122° Cuando la tubería se instale exteriormente, debe quedar a una distancia mínima de 15 centímetros de conductores aéreos
con tensión superior a 25 Volts. En caso de excepción la distancia podrá reducirse hasta 1 centímetro interponiendo material aislante. Igual
disposición rige para tuberías embutidas.

Artículo 123° En instalaciones de gas de ciudad, deberá colocarse sifones en todos los cambios de nivel de la tubería, a la salida del
medidor y en la continuación de la bajada para unirse a cada artefacto, y deberán quedar siempre en la misma casa en que la instalación
preste sus servicios.

Artículo 124° Los sifones subterráneos deben partir de la prolongación de la tubería vertical y no tener menos de 30 centímetros,
cuidando de que queden cámaras para facilitar la limpieza de la instalación.

Artículo 125° Toda tubería para gas de ciudad deberá tener una pendiente no inferior al 3%, exceptuándose sólo la tubería colocada por
losa, la que podrá disminuir la pendiente hasta 1%.

Artículo 126° La tubería para gas licuado se debe colocarlo más a nivel que sea posible.

Artículo 127° Las tuberías expuestas a la intemperie deberán ir protegidas convenientemente contra la corrosión.

Párrafo II.- Instalación de artefactos

Artículo 128° Se entenderá por instalación de un artefacto de gas, al conjunto de elementos que inciden en la correcta operación de éste,
lo que incluye los requisitos que debe cumplir el recinto donde se instalará el artefacto, el artefacto mismo y su montaje; esto último
comprende fijaciones, conexiones para gas, agua y electricidad, y conductos para la toma de aire y evacuación de los productos de la
combustión.

Artículo 129° El presente reglamento no será aplicable a:

a) Artefactos de gas que se instalen en ambientes inflamables

b) Artefactos de gas que operen conectados a una presión de suministro superior a 5 kPa (510 mm H20).

c) Artefactos de gas utilizados en vehículos de cualquier tipo.

d) Artefactos de gas portátiles con cilindro incorporado

Artículo 130° Los artefactos de gas de uso colectivo y los artefactos de gas no contemplados en el presente reglamento, se podrán
instalar, mientras no se establezcan disposiciones específicas sobre la materia, siempre que en cada caso se acompañe de un estudio
específico que justifique la instalación del artefacto en un recinto dado. Este estudio deberá considerar aspectos de ventilación (natural o
forzada) y volumen del recinto, de acuerdo a la potencia de los artefactos. Para este efecto se deberá tener en cuenta las
recomendaciones del fabricante del artefacto y lo que establezcan las normas extranjeras reconocidas sobre la materia.

Sin perjuicio de lo anterior, a estos artefactos también les será aplicable lo establecido en el artículo 131° del presente reglamento.

Artículo 131° La ubicación de los artefactos de gas deberá efectuarse teniendo en cuenta los siguientes requisitos:

a) No deben presentar condiciones de riesgo para las personas y cosas.

b) No deben estar expuestos a corrientes de aire que puedan afectar el normal funcionamiento del artefacto.

88
c) El recinto debe cumplir con las exigencias de volumen y ventilación establecidas en el presente reglamento.

d) Los artefactos diseñados para funcionar con gases licuados de petróleo, GLP, no podrán ser instalados en subterráneos, pisos zócalos
y otros cuyo nivel permita la acumulación de mezclas explosivas gas-aire.

Artículo 132° Para la instalación de cocinas, hornos, asadores, o cualquier combinación de ellos para uso doméstico, deberán cumplirse
los requisitos siguientes:

a) Estos artefactos no podrán instalarse empotrados, con excepción de los modelos aprobados para este fin.

b) Estos artefactos de gas deberán quedar nivelados. Se aceptará una pendiente máxima de 1%.

c) La separación entre la cocina y los muebles debe ser a lo menos de 5 cm.

d) Cuando estos artefactos de gas deban instalarse a menos de 10cm, de muros de madera, deberá consultarse una zona de protección
con un material que asegure una resistencia al fuego equivalente o superior a la que proporciona una plancha lisa de asbesto cemento de
5 mm de espesor, y con una dimensión tal que exceda al menos en 10cm la proyección del artefacto en todo su contorno.

e) Cuando estos artefactos de gas se instalen en espacios reducidos, como oficinas y departamentos de ambiente único, dichos espacios
deberán tener una ventilación inferior y una superior, de superficie mínima de 150 cm2 cada una. La ventilación superior deberá comunicar
con el exterior del edificio.

Cuando no sea posible colocar la celosía superior, ésta puede ser reemplazada por una campana que conecte a un conducto exclusivo
para la evacuación de los productos de la combustión; dicha campana deberá quedar sobre la cocina.

Artículo 133° Para la instalación de Calefones y termos, deberán cumplirse los requisitos siguientes:

a) Cuando los Calefones se coloquen continuos a tabiques o muros de madera, deberá consultarse una zona de protección con un
material que asegure una resistencia al fuego equivalente o superior a la que proporciona una plancha lisa de asbesto cemento de 5 mm
de espesor, y con una dimensión tal que exceda al menos en 5 cm la proyección del Calefón en todo su contorno. Además, las fijaciones
de Calefón deberán quedar incorporadas a las estructuras del tabique o muro, coincidiendo con los ejes de los pies derechos y travesaños;
estas fijaciones no podrán quedar fuera de la superficie definida por el alto y ancho del artefacto.

b) Se prohíbe instalar cualquier tipo de Calefón o termo en dormitorios.

c) Los Calefones o termos tipo A, no podrán instalarse en el interior de la envolvente de viviendas o edificios, tales como recintos, locales,
etc., de cualquier especie; excepto en loggias, donde se permitirá instalar aquellos de consumo térmico nominal menor o igual a 12 kW.
Estos artefactos deberán protegerse de la acción del viento y de la lluvia.

d) Los Calefones o termos tipo A, no podrán ser instalados a una distancia menor de 1 m de aberturas que comuniquen con dormitorios,
medida entre las respectivas proyecciones verticales.

e) Los Calefones o termos tipo B, se deberán instalar lo más cerca posible de patios de luz o en recintos de cocinas, logias, lavaderos, u
otro lugar que permita una renovación adecuada del aire ambiente para un correcto funcionamiento del artefacto; como asimismo, para
una buena evacuación de los productos de la combustión.

f) Se prohíbe instalar Calefones tipo B sobre artefactos para cocinar o artefactos sanitarios, excepto sobre el secador del lavaplatos.

g) Se podrán instalar Calefones o termos tipo B en lavaderos o recintos similares, cuyo volumen sea menor o igual a 7 m2, siempre que:

g.1) El recinto tenga como máximo tres muros y el otro lado esté abierto directamente al exterior, al menos en un 50% de su
superficie. La modificación de esta condición será sancionada con multa.

g.2) En el recinto no se instalen más de dos artefactos.

h) Los Calefones o termos tipo C se podrán instalar en cualquier recinto, excepto dormitorios y baños, siempre que los conductos
de succión y descarga directa al exterior queden a una distancia mínima de 1 m de abertura de edificios, medida entre las respectivas
proyecciones verticales.

Articulo 134° Para la instalación de estufas a gas, deberán cumplirse los siguientes requisitos:

a) Cuando las estufas de gas se coloquen contiguas a tabiques o muros de madera, deberá consultarse una zona de protección con un
material que asegure una resistencia al fuego equivalente o superior a la que proporciona una plancha lisa de asbesto cemento de 5 mm

89
de espesor, y con una dimensión tal que exceda al menos en 5 cm la proyección de la estufa en todo su contorno.

b) Las fijaciones de las estufas adosadas a tabiques con las características indicadas en la letra a) anterior, deberán quedar incorporadas
a la estructura del tabique, coincidiendo con los ejes de los pies derecho y travesaños. Estas fijaciones no podrán quedar fuera de la
superficie definida por el alto y ancho del artefacto.

c) Las estufas tipo A, no deberán ubicarse en dormitorios ni baños.

d) Las estufas tipo B, no deberán instalarse en dormitorios.

Párrafo III.- Instalación de accesorios

Artículo 135° En la instalación de accesorios tales como fitting, codos, T de prueba, abrazaderas, llaves de paso, etc, se deberá tener en
cuenta los requisitos establecidos en el presente reglamento, en especial lo relativo a la certificación de ellos, por un laboratorio o entidad
de certificación autorizado por SEC.

Artículo 136° Cuando se indique en el reglamento y las buenas prácticas de ingeniería lo aconsejen, en las instalaciones de gas se
deberán usar elementos de protección tales como: Válvulas de seguridad, válvulas de exceso de flujo, válvulas de retención, válvulas
automáticas, reguladores asociados, etc. En el caso de reguladores de segunda etapa que no estén asociados a medidores, deberá
contemplarse un gabinete de protección exclusivo, construido de material no combustible o con una resistencia al fuego correspondiente, a
lo menos, a la clase F-120 según norma chilena NCh 935/1, “Prevención de incendios en edificios - Ensayo de resistencia al fuego -Parte
1. Elementos de construcción en general”.

Párrafo IV.- Instalación de redes de gas licuado

Artículo 137° La instalación de las redes de gas licuado deberá cumplir con las disposiciones del presente reglamento, y en especial con
lo prescrito en los artículos 62°, 63°, 64°, 79°, 81°, 111°, 112°, 113°, 114° y 136°.

Párrafo V.- Instalación de medidores

Artículo 138° Los medidores de gas y los reguladores de presión asociados deberán instalarse en gabinetes que cumplan con los
requisitos siguientes:

a) Deberán ser para uso exclusivo de los medidores y de los reguladores de presión asociados, asegurando el acceso directo a ellos.

b) Deberán construirse con material no quebradizo, no combustible o con una resistencia a la acción del fuego correspondiente, a lo
menos, a la clase F-120 según la norma chilena NCh 935/1, “Prevención de incendio en edificios - Ensayo de resistencia al fuego-parte 1.
Elementos de Construcción en general”, incluyendo a la puerta y su marco.

c) La puerta del gabinete deberá tener cerradura y aberturas de ventilación superior e inferior consistentes en un área libre mínima efectiva
de 200 cm2, cada una, hasta cuatro medidores y de 400 cm2, cada una, sobre cuatro medidores.

d) Entre el radier del gabinete y el nivel del terreno deberá haber una altura mínima de 5 cm.

e) Cuando en un gabinete se encuentren instalados dos o más medidores de gas, cada medidor deberá llevar claramente indicado el
número municipal de la casa o departamento al que da servicio.

f) Las dimensiones de los gabinetes serán las indicadas en la tabla N0 138.1, para medidores de una capacidad máxima de 12 m3/h;
alternativamente, los Instaladores de gas, previa consulta a la empresa distribuidora, podrán dimensionar los gabinetes de acuerdo a la
tabla N0 138.2. En ambos casos, los valores corresponden a las dimensiones interiores libres mínimas.

Tabla N0 138.1
Dimensiones de los nichos

Cantidad de medidores Altura mm Ancho mm Profundidad mm

Uno 590 600 360

Batería horizontal de n medidores 590 500 x n + 200 360

Batería Vertical de m medidores 560 x m + 300 800 400

90
Cantidad de medidores Altura mm Ancho mm Profundidad mm

Batería mixta de n medidores


560 x m + 300 500 x n + 200 400
horizontales y m verticales

Tabla N0 138.2
Dimensiones de nichos
(Alternativa, previa consulta por escrito a la empresa distribuidora)
Cantidad de medidores Altura mm Ancho mm Profundidad mm

a + 320
Uno h + 280 p + 100

Batería horizontal de n medidores h + 280 (a + 220)n + 100 + d p + 100 + d

Batería vertical de m medidores (h + 180)m + 100 a + 320 + d p + 100 + d


Batería mixta de n medidores
horizontales (h + 180)m + 100 (a + 220)n + 100 + d p + 100 + d
y m verticales

h = altura del medidor, en mm.


a = ancho del medidor, en mm.
p = profundidad del medidor, en mm.
d = diámetro de la matriz interior, en mm.

g) Con respecto al nivel del piso terminado o radier del gabinete, los medidores deberán quedar a una altura mínima de 5 cm sobre el piso
terminado y una altura máxima de 180 cm, medidos con respecto a la base del medidor.

h) Para aquellos medidores que se encuentren en la cercanía de lugares con tránsito de vehículos, además del gabinete, se deberá
contemplar una protección adicional contra impactos, tales como, jardineras o barreras metálicas.

Artículo 139° Los medidores de gas y los reguladores de presión asociados deberán ubicarse de preferencia en el exterior de edificios.

Artículo 140° Los medidores de gas licuado de petróleo podrán adosarse al muro de las viviendas, a nivel del terreno, bajo la proyección
vertical de aberturas cuya parte inferior se encuentre a 1 metro sobre la parte superior del gabinete; para el caso de medidores de gas de
ciudad y gas natural, esta distancia será la siguiente:

a) a) 6 m para baterías de cuatro o menos medidores.


b) b) 8 m para baterías de más de cuatro medidores.

Sólo se podrá instalar medidores de gas bajo ventanas, en patios de luz que tengan un cielo abierto mínimo de 6 m 2, hasta un máximo de
2 medidores.

Esta superficie se deberá incrementar en 4 m2 por cada 2 medidores adicionales.

Artículo 141°- Para el caso de medidores de gas licuado y los reguladores de presión correspondientes, se deberá tener en cuenta lo
siguiente:

a) No podrán instalarse en el primer piso cuando su proyección vertical se encuentre sobre una abertura que lo comunique con un
subterráneo, piso zócalo o recinto de características similares.

b) No podrán instalarse a menos de un metro de los limites de espacios que estén ubicados bajo cota cero.

Artículo 142° No podrán instalarse medidores de gas en el primer piso a menos de un metro de las proyecciones verticales de
estacionamientos techados de vehículos.

Artículo 143° No podrán instalarse medidores de gas en cajas de escaleras que correspondan a zonas verticales de seguridad de
edificios definidos en la norma chilena NCh 2114. Of 90, y en el artículo 4.3.7 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

Articulo 144° Se podrán instalar medidores de gas de ciudad y de gas natural en el interior de edificios, siempre que no corresponda el
lugar de instalación a zona vertical de seguridad, tomando en cuenta lo siguiente:

91
a) Se deberán instalar en recintos exclusivos y debidamente ventilados al exterior. Alternativamente pueden quedar ubicados en pasillos
de entrada, o en cajas de escaleras, siempre que cuenten con gabinetes exclusivos, construidos de materiales que cumplan con los
requisitos indicados en el Artículo 138°, letra b) del presente reglamento, cerrados hacia el interior del edificio y con adecuada ventilación
hacia el exterior.

b) Los venteos de los gabinetes deberán conducir los gases ventilados mediante conductos hasta la altura superior al techo del edificio y
deben estar protegidos, entre otros, del agua, insectos y pájaros; los conductos deberán tener una superficie libre interior mínima de 400
cm2 y deberán terminar en un sombrerete de tipo aspirador estacionario. Altemativamente, los medidores podrán instalarse en cajas de
escaleras que no correspondan a zonas verticales de seguridad, de acuerdo con los requisitos establecidos en el articulo 145º para los
medidores de gas licuado.

c) En el primer piso, la puerta del gabinete deberá tener una abertura inferior con una superficie libre de 800 cm 2; en el resto de los pisos,
la puerta del gabinete deberá ser hermética y contar además, con cerradura con llave y una mirilla hermética de vidrio u otro material
equivalente, cuyas características aseguren su durabilidad en el tiempo. Dicha mirilla se ubicará a la altura del registro de medidores, a fin
que éstos sean fácilmente leídos.

d) Cuando exista riesgo de caída de medidores hacia los pisos inferiores, bajo ellos se deberá colocar una losa o rejilla.

Artículo 1450.-Se podrán instalar medidores de gas licuado en cajas de escalera, siempre que no correspondan a zonas verticales de
seguridad, tomando en cuenta lo siguiente:

a) Los medidores deberán instalarse en gabinetes exclusivos construidos de materiales que cumplan con los requisitos indicados en el
Artículo 138°, letra b), del presente reglamento.

b) Los gabinetes de medidores deberán asegurar hermeticidad hacia el interior de los edificios, para lo cual, tendrán que contar con una
puerta metálica del tipo batiente, sin aberturas, que deberá cerrar contra un burlete perimetral construido en un material que asegure una
resistencia al fuego igual o superior a la que proporciona el asbesto cemento.

c) Las puertas de los gabinetes deberán tener una cerradura con llave y una mirilla hermética de vidrio u otro material equivalente, cuyas
características deberán asegurar su durabilidad en el tiempo. Dicha mirilla se ubicará a la altura del registro de medidores, a fin que éstos
sean fácilmente leídos.

d) Los gabinetes de medidores deberán contar con ventilaciones directas al exterior, las cuales se podrán lograr a través de las
modalidades de cubierta metálica o celosías, de acuerdo a esquemas que la Superintendencia mantendrá a disposición de los
interesados, o troneras, una inferior y una superior, cuya área libre mínima efectiva deberá será lo menos equivalente a la establecida en
el Artículo 138º, letra c) del presente reglamento. El piso del gabinete deberá tener una pendiente hacia el exterior de a lo menos un 3%,
de modo de facilitar la evacuación del gas ante una eventual fuga.

Articulo 146° Las distancias mínimas de seguridad para los medidores de gas y reguladores de presión asociados, serán las siguientes:

a) 2 metros a aberturas que comuniquen con dormitorios o recintos donde existan fuegos abiertos o eventuales fuentes de ignición.

b) 1 metro a cualquier otra abertura de edificios no contempladas en la letra a) anterior.

c) 1 metro a estacionamientos de vehículos.

d) 1 metro a medidores de agua y eléctricos. No obstante lo anterior, los medidores de gas podrán ubicarse adyacentes a los de agua,
siempre que se separen con una pared impermeable, con una resistencia al fuego que cumpla con lo establecido en el Articulo 138º, letra
b), del presente reglamento.

e) Para el caso de medidores de GL, 1 metro a tapas de registro de tuberías de alcantarillado, a cámaras de alcantarillado y a piletas.

f) En el caso de líneas eléctricas, como se indica en la tabla N0 146.1

Tabla N0 146.1
Distancias de los medidores a líneas eléctricas*

Líneas eléctricas Distancia mínima de seguridad en m


Sobre Hasta
- 1.000V 2
1.000V 15.000V 6

92
Líneas eléctricas Distancia mínima de seguridad en m
15.000V - 20
Nota* Aplicables a líneas aéreas o cajas de derivación.

Párrafo VI.- Protección de tuberías

Artículo 147° Cuando las tuberías se instalen bajo tierra sin pavimento o bajo jardines, se debe contemplar la protección señalada en el
articulo 113º del presente Reglamento.

Articulo 148° A las tuberías de acero tendidas a la vista o embutidas, si tienen recubrimiento negro, se les debe hacer el siguiente
tratamiento:

a) Los depósitos de aceite o grasas se eliminarán utilizando un solvente aromático como toluol, xilol, benzol, etc. No se deberán usar
solventes derivados del petróleo como gasolina, kerosene, etc.

b) Los óxidos y otros materiales se eliminarán por cualquiera de los métodos que a continuación se indican en orden decreciente de
efectividad: chorro de granallas de acero o de arena, limpieza mecánica utilizando máquinas con rasquetas o cepillos de acero y limpieza-
manual con cepillos de acero.

c) Para evitar la oxidación y favorecer la adherencia de la pintura se les protegerá con una capa de fosfato;

d) A continuación se aplicará una capa de antióxido de 60 micrómetros de espesor y se terminará con una de pintura de color claro para
disminuir la absorción del calor. El espesor total de la pintura será de 100 micrómetros como mínimo.

Artículo 149° Las tuberías de acero enterradas, con recubrimiento negro o galvanizado, para el caso de media y baja presión, se deberán
proteger de la corrosión con el tratamiento siguiente:

a) Como se prescribe en el artículo 148º, letras a) y b) del presente reglamento.

b) Se aplicará una primera capa de “pintura primaria”, cuyas especificaciones dependerán de las características de la capa protectora que
la cubrirá.

c) Se aplicará una segunda capa “protectora” de esmalte, brea o asfalto de 2,4 mm como mínimo, que se aplicará a la temperatura
especificada por el fabricante del producto que se utilice.

d) Se aplicará una tercera capa constituida por un embarrilado con cinta de fibra de vidrio, para la protección mecánica.

Artículo 150° Si el recubrimiento no se hace en la misma obra, los extremos de las tuberías en una longitud de 15 a 20cm se dejarán
libres de él, para hacerlo después de su soldadura o roscado.

Articulo 151° Toda tubería de cobre que forma parte de una instalación de gas deberá ser protegida ante la presencia de terrenos
corrosivos. Para los efectos de cumplir esta disposición, la memoria del proyecto que se presente a SEC deberá incluir una descripción
detallada del tipo de protección y de los procedimientos que se utilizarán en su instalación, adjuntando un análisis de suelo que permita
calificar la protección propuesta.

Párrafo VII.- Pruebas de la instalación previo al suministro de gas

Artículo 152° En forma previa al suministro de gas, se realizarán dos tipos de pruebas; la prueba de hermeticidad y la prueba de
artefactos.

Artículo 153° La prueba de hermeticidad para instalaciones en baja presión, se hará de acuerdo al procedimiento siguiente:

1) En la tubería, sin llaves de paso y artefactos, se usará una presión igual o superior a 70 kPa (0,7 kgf/cm 2) pero inferior a 100
kPa (1 kgf/cm2); la presión elegida para la prueba deberá mantenerse fija durante 5 minutos.

2) En la instalación terminada, con los artefactos conectados y las llaves de paso cerradas, se usará una presión igual o superior a
15 kPa (0,15 kgf/cm2) pero inferior a 20 kPa (0,2 kgf/cm2), manteniéndose fija la presión elegida durante 10 minutos.

Artículo 154° La prueba de hermeticidad para instalaciones de media presión, con llaves de paso o sin ellas, deberá ser igual a tres veces
su presión de trabajo.

La duración de la prueba no será inferior a 5 minutos. En casos especiales, la Superintendencia fijará el tiempo de prueba. Se usarán
manómetros calibrados en divisiones no mayores de 1/100 de kgf/cm 2 o bien 1/10 de lb/puIg2, graduados de 0 - 60 lb/puIg2.

93
Artículo 155° La prueba de hermeticidad sólo se hará en forma individual por departamento casa-habitación.

Se prohíben las pruebas de hermeticidad colectivas.

Artículo 156° Terminada la instalación conforme a las disposiciones vigentes y al plano definitivo, el Instalador conectará los artefactos y
solicitará el suministro provisional a la empresa de gas correspondiente, en el formulario que proporcionará la Superintendencia.

Con el suministro provisional, el Instalador efectuará la prueba de artefactos, especialmente respecto a la evacuación de los gases
producto de la combustión.

CAPITULO VI
Del suministro de Gas y Puesta en Servicio

Título I: Requisitos que debe cumplir la instalación para otorgar el suministro

Artículo 157° Para que a una instalación de gas se le pueda otorgar suministro, ella deberá haber sido ejecutada de acuerdo con las
disposiciones establecida en el presente reglamento, lo cual se acreditará mediante una copia de la declaración extendida por el
Instalador, a que se refiere el articulo 23º de este reglamento, en la cual deberá constar que su original fue debidamente recibido por SEC.

Título II: Requisitos que debe cumplir la empresa distribuidora para dar suministro

Artículo 158° La Empresa no dará servicio de gas a ninguna instalación que no cumpla con las disposiciones de este reglamento.

Articulo 159° Sin perjuicio de lo anterior; la Superintendencia por intermedio de la empresa, o la empresa en su caso, podrán suministrar
gas a la instalación en forma temporal con el fin de hacer las pruebas de artefactos, uniones, ventilación, etc.

Articulo 160° Una vez efectuada las pruebas de artefactos, la empresa suspenderá el suministro hasta recibir copia de la declaración, en
la cual conste que su original fue recibido por SEC. Esta suspensión se hará en forma tal de asegurar que el usuario no podrá dar el
suministro sin utilizar herramientas.

Artículo 161° En edificios de departamentos con matriz interior, suspenderá el gas desde la llave de paso del medidor a que corresponde
la instalación rechazada.

Artículo 162° Será causal para suspender el suministro de gas al ocupante de una propiedad el hecho de negar el acceso a la instalación.

TítuloIII:Requisitosdelainstalaciónparaserpuestaenservicio

Artículo 163° Toda instalación de gas sólo podrá ser puesta en servicio una vez que SEC haya recibido la declaración extendida por el
Instalador, a que se refiere el articulo 21° del presente reglamento.

La copia de la declaración en la cual conste que su original fue recibido por SEC será válida para la petición de suministro de gas y para la
recepción municipal.

CAPITULO VII
Inspecciones y recepciones

Título I: Entidad encargada de las inspecciones

Artículo 164° La Superintendencia será el organismo encargado de fiscalizar el correcto y oportuno cumplimiento del presente reglamento
y por lo tanto podrá efectuar inspecciones intempestivas a las instalaciones de gas, tanto en ejecución como en servicio, y en cualquier
estado de avance en que se encuentren los trabajos.

Artículo 165° No obstante lo anterior, las instalaciones de gas en servicio, incluyendo equipos de GL, empalmes, tuberías y artefactos
podrán ser inspeccionados por la Superintendencia o por la empresa cuando éstas lo estimen necesario.

Titulo II: Procedimiento de inspección

Artículo 166° SEC efectuará inspecciones selectivas a las instalaciones de gas, en cualquiera de las etapas de ejecución o de la obra
terminada.

Título III: Requisitos mínimos de recepción de instalaciones

Artículo 167° Una vez finalizada la instalación, el Instalador de gas responsable de la obra deberá extender un certificado, en el formulario
de declaración de instalación interior de gas que proporcionará la Superintendencia, acreditando que ésta fue ejecutada conforme al plano

94
respectivo y a las normas vigentes; como asimismo, que efectuó personalmente los controles y pruebas establecidos en las normas
correspondientes.

El certificado se deberá presentar en la Superintendencia con el objeto que en el mismo documento se deje constancia que dicha
instalación corresponde a una obra ejecutada siguiendo el procedimiento reglamentario vigente. Con la visación de la Superintendencia,
este certificado será válido para petición de suministro de gas y para la recepción municipal.

CAPITULO VIII
Mantenimiento de las instalaciones

Articulo 168° Las instalaciones de gas, incluyendo equipos de gas licuado, empalmes, medidores, tuberías y artefactos, podrán ser
inspeccionados por la Superintendencia o por las empresas, cuando lo estimen necesario.

Artículo 169° El mantenimiento de las instalaciones interiores de gas, será responsabilidad de los usuarios.

Artículo 170° Para obtener un funcionamiento seguro de los artefactos de gas, además de las disposiciones contenidas en el presente
Reglamento, los usuarios deberán cumplir las instrucciones del fabricante, referente a la utilización y mantenimiento. Toda reparación o
mantenimiento de un artefacto de gas deberá ser realizada por un Instalador de gas o por un Servicio Técnico autorizado por el fabricante
o importador, según corresponda.

Artículo 171° El mantenimiento de la instalación de gas deberá ser realizado por personal especializado, ya sea de la empresa
distribuidora, represente oficial de los fabricantes de los equipos, o por instaladores de gas.

Artículo 172° La frecuencia de las revisiones se realizará de acuerdo a la recomendación de los fabricantes de los equipos, pero al menos
cada dos años.

Artículo 173° Los cilindros de GL deben ser inspeccionados periódicamente, conforme a la norma oficial respectiva.

CAPITULO IX
De las sanciones

Título l: Entidad facultada para la aplicación de sanciones

Artículo 174° El cumplimiento de las disposiciones contenidas en el presente reglamento será fiscalizado por la Superintendencia, la que
aplicará las sanciones que correspondan cuando constate transgresiones a este reglamento.

Título II: De las obligaciones

Párrafo I.- Obligaciones de los proyectistas

Artículo 175° El proyecto de una instalación interior de gas deberá ser efectuado por un instalador de gas de acuerdo a la reglamentación
vigente, el cual será responsable del oportuno cumplimiento de las disposiciones del presente reglamento. En forma previa a la firma del
plano, el instalador deberá verificar que la instalación cumple con las disposiciones reglamentarias y normativas vigentes.

Párrafo II..- Obligaciones de los Instaladores

Artículo 176° DEROGADO POR DECRETO N° 78/98

Articulo 177° Será obligación del instalador, antes de firmar la declaración de la instalación de gas, efectuar lo siguiente:

a) Inspección visual.
b) Prueba de hermeticidad.
c) Control de la construcción de los conductos colectivos y empalmes colectivos cuando corresponda.
d) Inspección de soldaduras.
e) Verificar el funcionamiento correcto de los artefactos tipo B.
f) Control de requisitos de nichos de medidores.
g) Control de funcionamiento de artefactos tipo C en dormitorios
h) Verificar que las alimentaciones a los artefactos de gas no instalados, queden sellados por un terminal
con su tapa correspondiente.
i) Verificar las medidas de seguridad de equipos de GL
j) Verificar que las tuberías, accesorios y artefactos instalados, cumplan con lo dispuesto en el Art. 111° del
presente reglamento.
k) Verificar que la instalación esté de acuerdo al plano definitivo.

95
Artículo 178° El instalador de gas tendrá la obligación de verificar que la instalación de gas y el plano definitivo sean totalmente
coincidentes.

Articulo 179° Al producirse un accidente en una instalación de gas, la Superintendencia determinará el grado de responsabilidad que le
cabe al instalador que la ejecutó y aplicará la sanción administrativa que le corresponda.

Articulo 180° En el caso de una instalación, ejecutada en forma sucesiva por más de un instalador, el nuevo instalador tendrá la
obligación de revisar el trabajo efectuado por el o los anteriores instaladores, teniendo la obligación de subsanar las deficiencias, si las
hubiere.

Artículo 181° Las obligaciones de los instaladores que instalen artefactos de gas serán las siguientes:

a) El cumplimiento de las disposiciones legales, reglamentarias y normativas vigentes aplicables a la instalación de artefactos de gas.

b) Que las conexiones de los artefactos de gas, cumplan con las instrucciones de instalación establecidas en el manual proporcionado por
el fabricante.

c) Realizar las adaptaciones y modificaciones necesarias en los artefactos de gas que sean instalados a una altura superior a
1000 m sobre el nivel del mar.

Párrafo III.- Obligaciones de la empresa distribuidora

Artículo 182° Si una instalación interior de gas con suministro es rechazada por personal técnico de SEC, y representa riesgo inminente,
se ordenará a la empresa el corte inmediato del suministro. La empresa deberá tomar las precauciones para que el usuario, por su cuenta,
no pueda darse suministro.

Artículo 183° En caso que se adopte la determinación señalada en el artículo precedente, ésta deberá ser comunicada telefónicamente a
la empresa, mientras se envía el oficio correspondiente.

Articulo 184° Sólo podrán dar suministro a una instalación de gas, si ésta tiene copia de la correspondiente declaración de instalación
interior de gas, en que conste que fue recibida por SEC.

Artículo 185º Antes de dar suministro definitivo, las empresas deberán comprobar la hermeticidad de las tuberías y que los cilindros,
estanques, medidores, artefactos y conductos colectivos de evacuación de los gases producto de la combustión funcionen en forma
segura y estén de acuerdo con las disposiciones vigentes, sin perjuicio de las demás responsabilidades involucradas, aún cuando la
declaración de la instalación de gas haya sido recepcionada y atestada por SEC.
Artículo 186° En el caso de las tuberías soldadas, las empresas deberán verificar que la soldadura haya sido ejecutada por operador
debidamente calificado.

Articulo 187° En el caso de accidentes, la empresa no debe retirar especies del lugar siniestrado, y comunicará el hecho de inmediato a
SEC. Enseguida, y a menos que SEC no lo considere necesario, enviará a un laboratorio o entidad de certificación autorizado el material o
artefacto involucrado en el accidente para su análisis, y determinación de las causas del siniestro.

Articulo 188° Las empresas deberán entregar las presiones de servicio con las tolerancias que se señalan en la

Tabla N0 188.1 Presiones de servicio


Gasdeciudad
Presión Nominal: 1,35 kPa (135 mm H2O)
Gasco Presión Mínima : 0,67 kPa (67 mm H2O)
Presión Máxima: 2,03 kPa (203 mm H2O)
Presión Nominal: 1,4 kPa (140 mm H2O)
Gasco Concepción Presión Mínima : 0,7 kPa (70 mm H2O)
Presión Máxima: 2,1 kPa (210 mm H2O)
Presión Nominal: 1,55 kPa (155 mm H2O)
Cía de Gas de Valparaíso S.A. Presión Mínima : 0,77 kPa (77 mm H2O)
Presión Máxima: 2,33 kPa (233 mm H2O)
Presión Nominal: 2,7 kPa (270 mm H2O)
GasLicuado Presión Mínima : 2,2 kPa (220 mm H2O)
Presión Máxima: 3,3 kPa (330 mm H2O)
Presión Nominal: 1,8 kPa (180 mm H2O)
Gas Natural Presión Mínima : 1,5 kPa (150 mm H2O)
Presión Máxima: 2,2 kPa (220 mm H2O)

96
Estas presiones se entenderán medidas en el punto de entrega a la instalación interior cuyo suministro se desea controlar, que será a la
salida del medidor o regulador, según corresponda.

Artículo 189° Al realizar el control de la presión de servicio a una instalación interior, se deberá cumplir lo siguiente:
a) Regulando el consumo entre el 5% y el 10% de la potencia instalada, la presión medida no podrá ser superior a la presión máxima de
servicio.
b) Regulando el consumo al total de la potencia instalada, la presión medida no podrá ser inferior a la presión mínima de servicio.
Artículo 190° Todo trabajo relacionado con matrices, acometidas, medidores, estanques de gas licuado y equipos de gas licuado, sólo
podrá ser dirigido o ejecutado por la empresa envasadora o distribuidora, según corresponda.
Artículo 191° Las empresas distribuidoras tendrán la obligación de velar por la mantención de los medidores de gas, como asimismo,
verificar periódicamente que la protección de ellos cumple con los requisitos establecidos en el artículo 138° del presente reglamento,
avisando por escrito a los consumidores de las reparaciones necesarias que deben efectuarse al sistema de protección cuando éste
presente algunas deficiencias.
Párrafo IV.- Obligaciones de los Usuarios
Artículo 192° Los usuarios sólo podrán encomendar la confección de proyectos y la ejecución de la instalaciones de gas, a Instaladores
de gas autorizados o profesionales registrados en la Superintendencia.
Artículo 193° Una vez efectuada la declaración de la instalación interior de gas, el consumidor tendrá la obligación de su mantención,
cumpliendo con los requisitos mínimos de seguridad establecidos en el presente reglamento, los que deberán tomarse en cuenta,
especialmente, cuando la instalación sufra modificaciones. Estas últimas deberán ser realizadas, en todo caso, por un Instalador de Gas.
Asimismo, el propietario o el consumidor, en su caso, será responsable de los trabajos que se ejecuten por personas no autorizadas.
Los administradores y Juntas de vigilancia serán responsables de mantener en perfecto estado de conservación los conductos colectivos
de evacuación de los gases producto de la combustión y de las instalaciones de gas de propiedad común de los edificios; para ello, de
acuerdo con las instrucciones que establezca la Superintendencia, se deberá realizar inspecciones periódicas, a través de un instalador de
gas autorizado, quien extenderá un certificado acreditativo de la revisión efectuada, indicando la fecha en que se realizó, el cual deberá
quedar en poder de los respectivos administradores y juntas de vigilancia.
Artículo 194° Para obtener un funcionamiento seguro de los artefactos de gas, además de las disposiciones contenidas en el presente
reglamento, los consumidores deberán cumplir las instrucciones que debe entregar el fabricante, referente a instalación, utilización y
mantenimiento. Toda reparación o mantenimiento de un artefacto de gas deberá ser realizada por un Instalador de gas o por un Servicio
Técnico autorizado por el fabricante o importador, según corresponda.
Artículo 195° El consumidor que retire un artefacto de gas por cambio de domicilio, o no pueda instalar un artefacto por motivos de costo,
deberá:
a) Cautelar que la respectiva alimentación para el artefacto de gas quede sellada por un terminal con su tapa correspondiente o quede con
una llave de paso con un terminal de tubo expandido aplastado y sellado con soldadura en su extremo.
b) Asegurar que el conducto de evacuación de los productos de la combustión quede bien afianzado.
Artículo 196° Los consumidores deberán mantener en buen estado la protección de los medidores y reguladores de presión asociados,
como asimismo el aseo en la zona en que ellos se encuentran ubicados.

Párrafo V.- Obligaciones de las Empresas Constructoras

Artículo 197° Los proyectos y la ejecución de las instalaciones sólo podrán ser (Eliminar: () encomendados a instaladores de gas o
profesionales legalmente autorizados para ello.

Las personas jurídicas constituidas como empresas proyectistas o como empresas constructoras serán responsables con el profesional
competente que actúe por ellas como proyectista o constructor, respecto de los daños y perjuicios que ocasionaren, conforme con lo
establecido en el DFL N0 458, de 1975, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y su reglamento, sin perjuicio de las sanciones que
aplicará la Superintendencia en cumplimiento de su función fiscalizadora, cuando corresponda.

TITULO III: Sanciones

Artículo 198° Se sancionará con una a dos unidades tributarias mensuales, por cada instalación, a las empresas constructoras o
particulares que encomienden la ejecución de instalaciones de gas domiciliarias o residenciales a personas no autorizadas, monto que se
aumentará en caso de reiteración de la infracción.
Artículo 199° El monto de la sanción a aplicar cuando se constate que instalaciones interiores de gas en edificios industriales o
institucionales han sido ejecutadas por personas no autorizadas, estará en directa relación con la magnitud de la instalación, y se hará
efectiva previa inspección de la instalación por personal técnico de la Superintendencia.

97
Artículo 200° Todo instalador que cometa una infracción a las disposiciones legales y reglamentarias y a las normas técnicas y de
seguridad vigentes, será sancionado de acuerdo a la gravedad de la infracción; de conformidad a lo dispuesto en la Ley N 0 18.410 y en el
Decreto Supremo N0 119, de 1989, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción.

“LOS ARTÍCULOS N° 201°, 202°, 203°, 204° Y 205°, FUERON DEROGADOS POR DECRETO N° 78/98”.

Artículo 2O6° Todo Instalador que no haya dado cumplimiento a los plazos otorgados para corregir las deficiencias de una instalación
será sancionado con la suspensión temporal de la licencia, por el período en que se mantenga la trasgresión.
Artículo 2O7° La suspensión definitiva de la licencia sólo se podrá hacer efectiva después del estudio de cada caso en particular.

Artículo 208° DEROGADO POR DECRETO N°78/98


Articulo 2O9° Toda sanción será anotada en la tarjeta de control de los Instaladores de Gas y/ o de los Ingenieros Civiles, según
corresponda.

Artículo 210° En todo caso, si las transgresiones implican inminente peligro para las personas o cosas, se procederá a disponer la
suspensión del suministro, en uso de las facultades que otorga a SEC el artículo 3° número 22 de la ley N0 18.410.
Artículo 211° DEROGADO POR DECRETO N0 78/98.

Artículo 212° Además de la multa, el infractor, ya sea el propietario, el Instalador o la empresa, será responsable del cumplimiento de la
disposición infringida.
Artículo 213° DEROGADO POR DECRETO N0 78/98.
CAPITULOX
Artículo 214° Las disposición de seguridad del presente reglamento serán aplicables a las nuevas instalaciones, y a la modificación,
renovación o ampliación de las existentes, cuando ello sea técnicamente factible; sin embargo, en lo que se refiere a aspectos de
operación y mantención, ellas serán también aplicables a las antiguas instalaciones. En materia de diseño, las antiguas instalaciones
deberán cumplir a los menos las disposiciones de seguridad con que fueron diseñadas. No obstante lo anterior, SEC podrá exigir ante la
evidencia de un riesgo inminente, el cumplimiento parcial o total del presente reglamento.
Artículo 215° El presente reglamento entrará en vigencia a contar del primer día del mes subsiguiente al de su publicación en el Diario
Oficial.
Artículo 216° Derógase el Decreto Supremo N0 3.952, de 1955, del Ministerio del Interior; el Decreto Supremo N0 189, de 1990, del
Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción; los artículos 106°, 107°, 109° y 110° del Decreto Supremo N 0 739, de 1993, del
Ministerio Economía, Fomento y Reconstrucción, y el Decreto Supremo N0 54, de 1987, del Ministerio de Economía, Fomento y
Reconstrucción.
Anótese, tómese razón y publíquese.- EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE, Presidente de la República.- Alvaro García Hurtado, Ministro
de Economía, Fomento y Reconstrucción.

Lo que transcribo a Ud., para su conocimiento.- Saluda atentamente a Ud., Angel Custodio Maulén Ríos, Subsecretario de Economía,
Fomento y Reconstrucción.

98
LEGISLACION LABORAL

DEL CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO Y


DE SU TERMINACION

TITULO I

DEL CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO

CAPITULO I
Normas Generales

Artículo 7° Contrato de trabajo es una convención por la cual el empleador y el trabajador se obligan recíprocamente, éste a
prestar servicios personales bajo dependencia y subordinación del primero, y aquel a pagar por estos servicios una
remuneración.

Artículo 8° Toda prestación de servicios en los términos señalados en el artículo anterior hace presumir la existencia de un
contrato de trabajo.

Los servicios prestados por personas que realizan oficios o ejecutan trabajos directamente al público o aquellos que
se efectúan.

Tampoco dan origen a dicho contrato los servicios que preste un alumno o egresado de una Institución superior o de
la enseñanza media técnico-profesional, durante un tiempo determinado, a fin de dar cumplimiento al requisito de
práctica profesional. No obstante la Empresa en que realice dicha práctica le proporcionará colación y movilización, o
una asignación compensatoria de dichos beneficios, convenida anticipadamente y expresamente lo que no
constituirá remuneración para efecto legal alguno.

Las normas vigentes de este Código sólo se aplicarán a los trabajadores independientes en los casos en que
expresamente se refieran a ellos.

Artículo 9° El contrato de trabajo es consensual, deberá constar por escrito en los plazos a que se refiere el inciso siguiente, y
firmarse por ambas partes en dos ejemplares, quedando uno en poder de cada contratante.

El empleador que no haga constar por escrito el contrato dentro del plazo de quince días de incorporado el
trabajador, o de cinco días si se trata de trabajos por obra, trabajo o servicio determinado o de duración inferior a
treinta días, será sancionado con un multa a beneficio fiscal de una a cinco unidades tributarias mensuales.

Si el trabajador se negare a firmar, el empleador enviará el contrato a la respectiva Inspección del Trabajo para que
ésta requiera la firma. Si el trabajador insistiere en su actitud ante dicha Inspección, podrá ser despedido, sin derecho
a indemnización, a menos que pruebe haber sido contratado en condiciones distintas a las consignadas en el
documento escrito.

Si el empleador no hiciere uso del derecho que el confiere el inciso anterior, dentro del plazo que se indica en el
inciso segundo, la falta de contrato escrito hará presumir legalmente que son estipulaciones del contrato las que
declare el trabajador. El empleador, en todo caso estará obligado a mantener en el lugar de trabajo un ejemplar del
contrato y, en su caso, uno del finiquito en que conste el término de la relación laboral, firmado por las partes.

Artículo 10° El contrato de trabajo debe contener, a lo menos las siguientes estipulaciones ;
1.- Lugar y fecha del contrato
2.- Individualización de las partes con indicación de la nacionalidad y fecha de
nacimiento e ingreso del trabajador
3.- Determinación de la naturaleza de los servicios y del lugar o ciudad en que hayan de prestarse.
El contrato podrá señalar dos o mas funciones específicas, sean éstas alternativas o
complementarias.
4.- Monto, forma y período de pago de la remuneración acordada.
5 Duración y distribución de la jornada de trabajo, salvo que en la empresa existiere el sistema de trabajo
por turno, caso en el cual se estará a lo dispuesto en el Reglamento Interno.
6.- Plazo del contrato, y

99
7.- Demás pactos que acordaren las partes. Deberán señalarse también, en su caso, los beneficios
adicionales que suministrará el empleador en forma de casa habitación, luz, combustibles, alimentos u
otras prestaciones en especie o servicios.

Cuando para la contratación de un trabajador se le haga cambiar de domicilio, deberá dejarse testimonio del lugar
de su procedencia.

Si por la naturaleza de los servicios se precisare el desplazamiento del trabajador, se entenderá por lugar de trabajo
toda la zona geográfica que comprende la actividad de la empresa.

Esta norma se aplicará especialmente a los viajantes y a los trabajadores de empresas de Transportes.

Artículo 11° Las modificaciones del contrato de trabajo se consignarán por escrito y serán firmadas por las partes al dorso de los
ejemplares del mismo o en documento anexo.

No será necesario modificar los contratos para consignar por escrito en ellos los aumentos derivados de reajustes de
remuneraciones ya sean legales o establecidas en contratos o convenios colectivos del trabajo o fallos arbitrales.
Sin embargo, aun en este caso, la remuneración del trabajador deberá aparecer actualizada por lo menos una vez al
año, incluyendo los referidos reajustes.

Artículo 12° El empleador podrá alterar la naturaleza de los servicios o el sitio o recinto en que ellos deban prestarse, a condición
de que se trate de labores similares, que el nuevo sitio o recinto quedo dentro del mismo lugar o ciudad, sin que ello
importe menoscabo para el trabajador.

Por circunstancias que afecten a todo el proceso de la empresa o establecimiento o a alguna de sus unidades o
conjuntos operativos, podrá el empleador alterar la distribución de la jornada de trabajo convenida hasta en sesenta
minutos, sea anticipando o postergando la hora de ingreso al trabajo, debiendo dar el aviso correspondiente al
trabajador con treinta días de anticipación a lo menos.

El trabajador afectado podrá reclamar en el plazo de treinta días hábiles a contar de la ocurrencia del hecho a que se
refiere el inciso primero o de la notificación del aviso a que alude el inciso segundo, ante el inspector del trabajo
respectivo a fin que de éste se pronuncie sobre el cumplimiento de las condiciones señaladas en los incisos
precedentes, pudiendo recurrirse de su resolución ante el juez competente dentro del quinto día de notificada, quien
resolverá en única instancia, sin forma de juicio, oyendo a las partes.

CAPITULO II
DE LA CAPACIDAD para CONTRATAR y OTRAS NORMAS RELATIVAS
AL TRABAJO DE LOS MENORES
Artículo 13° Para los efectos de las leyes laborales, se considerarán mayores de edad y pueden contratar libremente la
prestación de sus servicios los mayores de dieciocho años.

Los menores de dieciocho años y mayores de quince pueden celebrar contratos de trabajo cuando cuentan con
autorización expresa del padre o madre, a falta de ello, del abuelo paterno o materno: a falta de éstos, de los
guardadores, personas o instituciones que hayan tomado a su cargo al menor, o a falta de todos los anteriores, del
inspector del trabajo respectivo.

Los menores de quince años y mayores de catorce pueden contratar la prestación de sus servicios, siempre que
cuenten con la autorización indicada en el inciso anterior, hayan cumplido con la obligación escolar, y sólo realicen
trabajos ligeros que no perjudiquen su salud y desarrollo, que ni impidan su asistencia a la escuela y su participación
en programas educativos o de formación.

El inspector del trabajo que hubiere autorizado al menor en los casos de los incisos anteriores, pondrá los
antecedentes en conocimiento del juez de menores que corresponda, el que podrá dejar sin efecto la autorización si
la estimare inconvenientes para el trabajador.

Otorgada la autorización, se aplicará al menor las normas del artículo 246 del Código Civil y será considerado
plenamente capaz para ejercitar las acciones correspondientes.

Lo dispuesto en el inciso segundo no se aplicará a la mujer casada, quién se regirá al respecto por lo previsto en el
artículo 150 del Código Civil. En ningún caso los ,menores de dieciocho años podrán trabajar más de ocho horas.

100
Artículo 14° Los menores de dieciocho años no serán admitidos en trabajos subterráneos, ni faenas que quieran fuerzas
excesivas, ni en actividades que puedan resultar peligrosas para su salud, seguridad o moralidad.

Los menores de dieciocho años no podrán ser contratados para trabajos subterráneos sin someterse previamente a
un examen de aptitud.

El empleador que contratare a un menor de dieciocho años sin haber cumplido el requisito establecido en el inciso
precedente, incurrirá en una multa de tres u ocho unidades tributarias mensuales, la que se duplicará en caso de
reincidencia.

Artículo 15° Queda prohibido el trabajo de menores de dieciocho años en cabaret y otros establecimientos análogos que
presenten espectáculos vivos, como también en los que expendan bebidas alcohólicas que deban consumirse en el
mismo establecimiento.

Podrán, sin embargo, actuar en aquellos espectáculos los menores de edad que tengan expresa autorización de su
representante legal y del juez de menores.

Artículo 16° En casos debidamente calificados, y con la autorización de su representante legal o del juez de menores, podrá
permitirse a los menores de quince años que celebren contrato de trabajo con personas o entidades dedicadas al
teatro, cine, radio, televisión, circo u otras actividades similares.

Artículo 17° Si se contratare a un menor sin sujeción a lo dispuesto en los artículos precedentes, el empleador estará sujeto a
todas las obligaciones inherentes al contrato mientras se aplicare, pero el inspector del trabajo, de oficio o a petición
de parte, deberá ordenar la cesación de la relación y aplicar al empleador las sanciones que correspondan.

Artículo 18° Queda prohibido a los menores de dieciocho años todo trabajo nocturno en establecimientos industriales y
comerciales, que se ejecuten entre las veintidós y las siete horas, con excepción de aquellos en que únicamente
trabajen miembros de la familia, bajo la autoridad de uno de ellos.

CAPITULO IV

De la jornada de Trabajo

Artículo 21° Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador debe prestar efectivamente sus servicios de
conformidad al contrato.

Se considerará también jornada de trabajo el tiempo que el trabajador se encuentra a disposición del empleador sin
realizar labor, por causas que no le sean imputables.

PARRAFO 1°
Jornada Ordinaria de Trabajo

Artículo 22 La duración de la jornada de trabajo no excederá de cuarenta y cinco horas semanales *.

Quedarán excluidos de la limitación de jornada de trabajo los trabajadores que presten servicios a distintos
empleadores, los gerentes , administradores, apoderados con facultades de administración y todos aquellos que
trabajen sin fiscalización superior inmediata; los contratados de acuerdo con este Código para prestar servicios en
su propio hogar o en un lugar libremente elegido por ellos, los agentes comisionistas y de seguros, vendedores
viajantes, cobradores y demás similares que no ejerzan funciones en el local del establecimiento.

También quedarán excluidos de la limitación de jornada de trabajo los trabajadores que se desempeñen a bordo de
naves pesqueras.

Asimismo, quedan excluidos de limitación de jornada, los trabajadores contratados para que presten sus servicios
preferentemente fuera del lugar o sitio de funcionamiento de la empresa, mediante utilización de medios informáticos
o de telecomunicaciones.

. * En vigencia a contar del 1° de enero del 2005.

101
Artículo 28° El máximo semanal establecido en el inciso primero del artículo 22° no podrá distribuirse en más de seis ni en menos
de cinco días.

En ningún caso la jornada ordinaria podrá exceder de diez horas por día, sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso
final del artículo 38°

Artículo 29° Podrá excederse la jornada ordinaria, pero en la medida indispensable para evitar perjuicios en la marcha normal del
establecimiento o faena, cuando sobrevenga fuerza mayor o caso fortuito, o cuando deban impedirse accidentes o
efectuarse arreglos o reparaciones impostergables en las maquinarias o instalaciones.

Las horas trabajadas en exceso se pagarán como extraordinarias.

PARRAFO 2°

HORAS EXTRAORDINARIAS
Artículo 30° Se entiende por jornada extraordinaria la que excede del máximo legal o de la pactada contractualmente, si fuese
menor.

Artículo 31° En las faenas que, por su naturaleza, no se perjudique la salud del trabajador, podrán pactarse horas extraordinarias
hasta un máximo de dos por día, las que se pagarán con el recargo señalado en el artículo siguiente.

La respectiva Inspección del Trabajo, actuando de oficio o a petición de parte, prohibirá el trabajo en horas
extraordinarias en aquellas faenas que no se cumplan las exigencias señaladas en el inciso primero de este artículo
y de su resolución podrá reclamarse al Juzgado de Letras del Trabajo que corresponda, dentro de los treinta días
siguientes a la notificación.

Artículo 32° Las horas extraordinarias sólo podrán pactarse para atender necesidades o situaciones temporales de la empresa.
Dichos pactos deberán constar por escrito y tener una vigencia transitoria no superior a tres meses, pudiendo
renovarse por acuerdo de las partes.

Artículo 33° Para los efectos de controlar la asistencia y determinar las horas de trabajo, sean ordinarias o extraordinarias, el
empleador llevará un registro que consistirá en un libro de asistencia del personal o en un reloj control con tarjetas de
registro.

Cuando no fuere posible aplicar las normas previstas en el inciso procedente, o cuando su aplicación importare una
difícil fiscalización, la Dirección del Trabajo, de oficio o petición de parte, podrá establecer y regular, mediante
resolución fundada, un sistema especial de control de las horas de trabajo y de la determinación de las
remuneraciones correspondientes al servicio prestado. Este sistema será uniforme para una misma actividad.

PARRAFO 3°
Descanso dentro de la Jornada
Artículo 34° La jornada de trabajo se dividirá en dos partes, dejándose entre ellas, a lo menos, el tiempo de media hora para la
colación. Este período intermedio no se considerará trabajado para computar la duración de la jornada diaria.

Se exceptúan de lo dispuesto en el inciso anterior los trabajos de proceso continuo. En caso de duda de si una
determinada labor está o no sujeta a esta excepción, decidirá la Dirección del Trabajo mediante resolución de la cual
podrá reclamarse ante el Juzgado de Letras del Trabajo en los términos previstos en el artículo 31°.

CAPITULO VII
Del Feriado Anual y de los Permisos
Artículo 67° Los trabajadores con más de un año de servicios tendrán derecho a un feriado anual de quince días hábiles, con
remuneración íntegra que se otorgara de acuerdo con las formalidades que establezca el reglamento.

El feriado se concederá de preferencia en primavera o verano, considerándose las necesidades del servicio.

102
Artículo 68° Todo trabajador, con diez años de trabajo, para uno más empleadores, continuos o no, tendrá derecho a un día
adicional de feriado por cada tres nuevos años trabajados, y este caso será susceptible de negociación individual o
colectiva.

Con todo, sólo podrá hacerse valer hasta diez años de trabajo prestado a empleadores anteriores.

Artículo 69° Para los efectos del feriado, el día sábado se considerará siempre inhábil.

Artículo 70° El feriado deberá ser continuo, pero el exceso sobre diez días hábiles podrá fraccionarse de común acuerdo.

El feriado también podrá acumularse por acuerdo de las partes, pero sólo hasta por dos periodos consecutivos.

El empleador cuyo trabajador tenga acumulados dos periodos consecutivos deberá en todo caso otorgar al menos el
primero de éstos, antes de completar el año que le da derecho a un nuevo período.

Artículo 71° Durante el feriado, la remuneración íntegra estará constituida por el sueldo en el caso de trabajadores sujetos al
sistema de remuneración fija.

En el caso de trabajadores con remuneraciones variables, la remuneración íntegra será el promedio de lo ganado en
los últimos tres meses trabajados.

Se entenderá por remuneraciones variables los tratos, comisiones, primas y otros que con arreglo al contrato de
trabajo impliquen la posibilidad de que el resultado mensual total no sea constante entre uno y otro mes.

Si el trabajador estuviere remunerado con sueldo y estipendios variables, la remuneración íntegra estará constituida
por la suma de aquél y el promedio de las restantes.

Sin perjuicio de los dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra
remuneración o beneficio cuya cancelación corresponda efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado
para el cálculo de la remuneración íntegra.

Artículo 72° Si durante el feriado se produce un reajuste legal, convencional o voluntario de remuneraciones, este reajuste
afectará también a la remuneración íntegra que corresponde pagar durante el feriado, a partir de la fecha de entrada
en vigencia del correspondiente reajuste.

Artículo 73° El feriado establecido en el artículo 66° no podrá compensarse en dinero.

Sólo si el trabajador, teniendo los requisitos necesarios para hacer uso del feriado, deja de pertenecer por cualquier
circunstancia a la empresa, el empleador deberá compensarle el tiempo que por concepto de feriado le habría
correspondido.

Con todo, el trabajador cuyo contrato termine antes de completar el año de servicio que da derecho al feriado,
percibirá una indemnización por ese beneficio, equivalente a la remuneración integra calculada en forma
proporcional al tiempo que medie entre su contratación o la fecha en que enteró la última anualidad y el término de
sus funciones.

En los casos a que se refieren los dos incisos anteriores y en la compensación del exceso a que alude el artículo 68°,
las sumas que se paguen por estas causas al trabajador no podrán ser inferiores a las que resulten de aplicar lo
dispuesto en el artículo 71°.

TITULO V

De la terminación del Contrato de Trabajo y Estabilidad en el Empleo


Artículo 159° El contrato de trabajo terminará en los siguientes casos :

1°.- Mutuo acuerdo de las partes

2°.- Renuncia del trabajador, dando aviso a su empleador con treinta días de anticipación, a lo menos.

3°.- Muerte del trabajador.

103
4° Vencimiento del plazo convenido en el contrato. La duración del contrato de plazo fijo no podrá exceder de un año

El trabajador que hubiere prestado servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo, durante doce
meses o más en un periodo de quince meses, contados desde la primera contratación se presumirá legalmente que
ha sido contratado por una duración indefinida.

Tratándose de gerentes o personas que tengan un título profesional o técnico otorgado por una institución de
educación superior del Estado o reconocida por éste, la duración del contrato no podrá exceder de dos años.

El hecho de continuar el trabajador prestando servicios con conocimiento del empleador después de expirado el
plazo, lo transforma en contrato de duración indefinida. Igual efecto producirá la segunda renovación de un contrato
de plazo fijo.

5°.- Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato.


6°.- Caso fortuito o fuerza mayor.

Artículo 160° El contrato de trabajo termina sin derecho a indemnización alguna cuando el empleador le ponga término
invocando una o más de las siguientes causales :

1.- Alguna de las conductas indebidas de carácter grave , debidamente comprobadas, que a continuación se
señalan :

a) Falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones

b) Vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se
desempeñe en la misma empresa.

c) Injurias proferidas por el trabajador al empleador, y

d) Conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña.

2.- Negociaciones que ejecute el trabajador dentro del giro del negocio y que hubieren sido prohibidas por
escrito en el respectivo contrato por el empleador.

3.- No concurrencia del trabajador a su labores sin causa justificada durante dos días seguidos, dos lunes en
el mes o un total de tres días durante igual período de tiempo ; asimismo , la falta injustificada, o sin previo
aviso, de parte del trabajador que tuviere a su cargo una actividad, faena o máquina cuyo abandono o
paralización signifique una perturbación grave en la marcha de la obra.

4.- Abandono del trabajo por parte del trabajador, entendiéndose por tal :

a) La salida intempestiva o injustificada del trabajador del sitio de la faena y durante las horas de
trabajo, sin permiso del empleador o de quien lo represente, y
b) La negativa a trabajar sin causa justificada en las faenas convenidas en el Contrato.

5.- Actos, omisiones o imprudencia temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del
establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.

6.- El perjuicio material causado, intencionalmente en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de
trabajo, productos o mercaderías.

7.- Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato.

Artículo 161° Sin perjuicio de lo señalado en los artículos procedentes, el empleador podrá poner término al contrato de
trabajo invocando como causal las necesidades de la empresa, establecimiento o servicio, tales como las
derivadas de la racionalización o modernización de los mismo, baja en la productividad, cambios en las
condiciones de mercado o de la economía, que hagan necesaria la separación de uno o más trabajadores.
La eventual impugnación de las causales señaladas, se regirá por lo dispuesto en el artículo 168°.

En el caso de los trabajadores que tengan poder para representar al empleador, tales como gerentes, subgerentes,
agentes o apoderados, siempre que, en todos estos casos estén dotados, a lo menos, de facultades de
administración,,y en el caso de los trabajadores de casa particular, el contrato de trabajo podrá, además, terminar por
desahucio escrito del empleador , el que deberá darse con treinta días de anticipación, a lo menos, con copia a la

104
Inspección del Trabajo respectiva. Sin embargo no se requerirá esta anticipación cuando el empleador pagare al
trabajador, al momento de la terminación, una indemnización en dinero efectivo equivalente a la última remuneración
mensual devengada. Regirá también esta norma tratándose de cargos o empleos de la exclusiva confianza del
empleador, cuyo carácter de tales emane de la naturaleza de los mismos.

Las causales señaladas en los incisos anteriores no podrán ser invocadas con respecto a trabajadores que gocen de
licencia por enfermedad común, accidente del trabajo o enfermedad profesional, otorgada en conformidad a las
normas legales vigentes que regulan la materia.

Artículo 161° bis. La invalidez , total o parcial, no es justa causa para el término del contrato de trabajo. El trabajador que fuere
separado de sus funciones por tal motivo, tendrá derecho a la indemnización establecida en los incisos
primero o segundo del artículo 163, según correspondiere, con el incremento señalado en la letra b) del
artículo 168.

Artículo 162° Si el contrato de trabajo termina de acuerdo con los números 5 ó 6 del artículo 159° o si el empleador le pusiere
término por aplicación de una o más de las causales señaladas en el artículo 160°, deberá comunicarlo por escrito al
trabajador, personalmente o por carta certificada enviada al domicilio señalado en el contrato, expresando la o las
causales invocadas, los hechos en que se funda y el estado en que se encuentran las imposiciones previsionales.

Esta comunicación se entregará o deberá enviarse, dentro de los tres días hábiles siguientes al de la separación del
trabajador. Si se tratare de la causal señalada en el número 6 del artículo 159°, el plazo será de seis días hábiles.

Cuando el empleador, invoque la causal señalada en el inciso primero del artículo 161°, el aviso deberá darse al
trabajador, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva, dentro del mismo plazo. Las Inspecciones del Trabajo,
tendrán un registro de las comunicaciones de terminación de contrato que se les envíen, el que se mantendrá
actualizado con los avisos recibidos en los últimos treinta días hábiles.

Cuando el empleador, invoque la causal señalada en el inciso primero del artículo 161°, el aviso deberá darse al
trabajador, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva, a lo menos con treinta días de anticipación. Sin
embargo, no se requerirá esta anticipación cuando el empleador pagare al trabajador una indemnización en dinero
efectivo sustitutiva del aviso previo, equivalente a la última remuneración mensual devengada. La comunicación al
trabajador deberá, además, indicar, precisamente, el monto total a pagar de conformidad con lo dispuesto en el
artículo siguiente .

Los errores en que se incurra con ocasión de estas comunicaciones o su omisión, no invalidarán la terminación del
contrato, sin perjuicio de las sanciones administrativas que estable el artículo 447° de este Código.

Artículo 163° Si el contrato hubiere estado vigente un año o más y el empleador en conformidad al artículo 161, deberá pagar al
trabajador, al momento de la terminación, la indemnización por años de servicio que las partes hayan convenido
individual o colectivamente, siempre que ésta fuere de un monto superior a la establecida en el inciso siguiente.-

A falta de esta estipulación, entendiéndose además por tal la que no cumpla con el requisito señalado en el inciso
precedente, el empleador deberá pagar al trabajador una indemnización equivalente a treinta días de la última
mensual devengada por cada año de servicio y fracción superior a seis meses, prestados continuamente a dicho
empleador. Esta indemnización tendrá un límite máximo de trescientos treinta días de remuneración.

La indemnización a que se refiere este artículo será compatible con la sustitutiva del aviso previo que corresponde al
trabajador, según lo establecido en el inciso segundo del artículo 161° y el inciso cuarto del artículo 162° de este
Código.

Lo dispuesto en los incisos anteriores no se aplicará en el caso de terminación del contrato de los trabajadores de
casa particular, respecto de los cuales regirán las siguientes normas :

a) Tendrán derecho, cualquiera que sea la causa que origine la terminación del contrato, a una
indemnización a todo evento que se financiará con un aporte del empleador, equivalente al 4,11
% de la remuneración mensual imponible, la que se regirá , en cuanto corresponda, por las
disposiciones de los artículos 165° y 166° de este Código, y
b) La obligación de efectuar el aporte tendrá una duración de once años en relación con cada
trabajador, plazo que se contará desde el 1° de enero de 1991, o desde la fecha de inicio de la
relación laboral, si ésta fuere posterior. El monto de la indemnización quedará determinado por
los aportes correspondientes al período respectivo, más la rentabilidad que se haya obtenido
de ellos.

105
Artículo 174° En el caso de los trabajadores sujetos a fuero laboral, el empleador no podrá poner término al contrato sino con la
autorización previa del juez competente, quien podrá concederla en los casos de las causales señaladas en los
números 4 y 5 del artículo 159° y en los del artículo 160°.

El juez como medida prejudicial y en cualquier estado del juicio, podrá decretar, en forma excepcional y
fundadamente, la separación provisional del trabajador de sus labores, con o sin derecho a remuneración. Si el
tribunal no diere autorización para poner término al contrato de trabajo, ordenará la inmediata reincorporación del
que hubiere sido suspendido de sus funciones. Asimismo , dispondrá el pago integro de las remuneraciones y
beneficios, debidamente reajustados y con el interés señalado en el artículo precedente, correspondiente al período
de suspensión, si la separación se hubiere decretado sin derecho a remuneración. El período de separación se
entenderá efectivamente trabajado para todos los efectos legales y contractuales.

Artículo 177° El finiquito, la renuncia y el mutuo acuerdo deberán constar por escrito. El instrumento
respectivo que no fuere firmado por el interesado y por el presidente del sindicato o el delegado del personal o
sindical respectivo, o que no fuere ratificado por el trabajador ante el inspector del Trabajo, no podrá ser invocado por
el empleador.

Para estos efectos, podrán actuar también como ministros de fe, un notario público de la localidad, el oficial del
registro civil de la respectiva comuna o sección de comuna o el secretario municipal correspondiente.

No tendrán lugar a lo dispuesto en el inciso primero en el caso de contratos de duración no superior a treinta días
salvo que se prorrogaren por más de 30 días o que, vencido este plazo máximo, el trabajador continuare prestando
servicios al empleador con conocimiento de éste.

El finiquito ratificado por el trabajador ante el inspector del trabajo o ante alguno de los funcionarios a que se refiere
el inciso segundo, así como sus copias autorizadas, tendrá mérito ejecutivo respecto de las obligaciones pendientes
que se hubieren consignado en él.

TITULO FINAL

DE LA FISCALIZACIÓN, DE LAS SANCIONES Y DE LA PRESCRIPCION

DE LA PRESCRIPCIÓN
Artículo 480° Los derechos regidos por este Código prescribirán en el plazo de DOS AÑOS, contados de la fecha en que se
hicieron exigibles.

En todo caso, las acciones provenientes de los actos y contratos a que se refiere este Código prescribirán en SEIS
MESES contados desde la terminación de los servicios.

El derecho al cobro de horas EXTRAORDINARIAS, prescribirán en SEIS MESES contados desde la fecha en que
debieron ser pagadas.

Los plazos de prescripción establecidos en este Código no se suspenderán, y se interrumpirán en conformidad a las
normas de los artículos 2523 y 2524 del Código Civil.

Con todo, la interposición de un reclamo administrativo debidamente notificado ante la Inspección del Trabajo
respectiva, dentro de los plazos indicados en los incisos primero, segundo y tercero, suspenderá también la
prescripción, cuando la pretensión manifestada en dicho reclamo sea igual a la que se deduzca en la acción judicial
correspondiente, emane de los mismos casos, el plazo de prescripción seguirá corriendo concluido que sea el trámite
ante dicha inspección y en ningún caso podrá exceder de un año contado desde el término de los servicios.

106
CONTRATO DE TRABAJO PARA ADMINISTRADOR DE EDIFICIOS

En Viña del Mar, a 28 de Abril de 2006, entre Don ........................... , de nacionalidad Chilena, de estado civil casado, arquitecto, Cédula
Nacional de Identidad Nº 7.777.777-7, con domicilio en calle Almirante Simpson Nº ... departamento ..., Reñaca, Viña del Mar, en
representación de la Comunidad Edificio Valle del Sol, ubicado en calle Almirante Simpson Nº .., Reñaca, Viña del Mar, como consta en
Escritura Pública de 28 de Enero de 2002, que se acompaña a este Contrato, en adelante “El Empleador”; y doña .................., de
nacionalidad ......., soltera, Cédula Nacional de Identidad Nº ........, de profesión Corredora de Propiedades y Administradora de Edificios,
con domicilio, para estos efectos, en calle Ignacio Carrera Pinto Nº ..., Reñaca, Viña del Mar, en adelante “El Administrador”; mayores de
edad, capaces de contratar, acreditando sus respectivas identidades, se ha convenido el siguiente contrato:

PRIMERO: Como consta en la Escritura Pública que se acompaña, la Asamblea de Copropietarios del Edificio Valle del Sol, celebrada el
28 de Enero de 2002, ante la Notario de Viña del Mar, doña ..............., acordó facultar a don ....................., para que en representación del
Comité de Administración, contrate un Administrador para el referido edificio, y en las condiciones que en la citada Escritura se indica.
Dicha facultad, del señor Pérez González, se extenderá por el plazo de tres meses y se renovará por períodos sucesivos, si el Comité no
adoptare un acuerdo en contrario.

SEGUNDO: En virtud de las facultades mencionadas en la cláusula anterior, don Juan Pérez ........, ha seleccionado para encargar la
administración del Edificio Valle del Sol, a doña........................................................

TERCERO: La Administradora contratada prestará sus servicios en sus propias oficinas; pero deberá concurrir al Edificio periódicamente y
cuantas veces sea necesario, a lo menos un día a la semana, para supervisar el desempeño del personal e imponerse de las novedades
de la comunidad.

CUARTO: El honorario de la Administradora será la suma de $ 320.000 (trescientos veinte mil pesos), por mes calendario, que será
liquidada y pagada por periodos vencidos, el último día hábil de cada mes. El pago se efectuará mediante descuento que la misma
Administradora haga de su honorario de los fondos recaudados mensualmente por concepto de gastos comunes. En el detalle de dichos
gastos, la Administradora especificará, claramente, las cantidades que se le pagan por concepto de honorarios y las deducciones que por
concepto de impuesto debe efectuar el empleador.

De los honorarios se deducirán sólo los impuesto correspondientes. No se podrán hacer otras deducciones, salvo que estén autorizadas
por ley; las que hayan sido ordenadas judicialmente; o que sean autorizadas por la Administradora, por escrito.

QUINTO: El empleador se compromete a incrementar los honorarios de la Administradora, en un 10% mensual, si la recaudación de la
totalidad de los gastos comunes que corresponda a cada copropietario, se entera dentro de los 30 días siguientes al aviso de cobro.

SEXTO: Son obligaciones esenciales de la Administradora, cuya infracción, las partes entienden como causa justificada de terminación del
presente contrato, las siguientes:

a) Cumplir o hacer cumplir todas las obligaciones que impone el Reglamento de Copropiedad del Edificio Valle del Sol, el que declara
conocer y aceptar y que consta en la Escritura Pública de fecha 12 de Diciembre de 2001, ante la Notario de Viña del Mar, doña ............ e
inscrito en el Registro de Hipotecas y Gravámenes del Conservador de Bienes Raíces de Viña del Mar, a fojas Nº ..... del año ... Asimismo
se compromete a dar cumplimiento, en todo lo que a su cargo respecta, a las normas pertinentes a la ley 19.537, sobre copropiedad
inmobiliaria y su Reglamento, aprobado por DS Nº 46 (U y V) de 1988.
b) Abrir cuenta corriente bancaria a nombre del condominio, si así lo solicita el Comité de Administración o su Presidente;

c) Rendir cuenta documentada de su administración en las épocas que se le hayan fijado por el Comité de Administración o por el
Reglamento de Copropiedad y, además, cada vez que se lo solicite la Asamblea de Copropietarios o el Comité de Administración;

d) Velar por que se mantenga en perfecto estado de conservación las instalaciones, útiles y otros bienes del Edificio. Para tal efecto,
deberá contratar todos los servicios de mantención y reparación que sean necesarios.

e) Cumplir las instrucciones y órdenes que le imparta el Comité de Administración, e informar, inmediatamente de cualquier inconveniente
que surgiere;

f) Calcular y cobrar mensualmente y con toda puntualidad, los gastos comunes a todos los copropietarios. Asimismo, deberá cobrar
judicial y extrajudicialmente los gastos comunes impagos;

g) Especialmente deberá velar por la buena convivencia entre los copropietarios y por mantener el buen nivel y categoría del Edificio;

h) Mantener al día el pago de las remuneraciones y cotizaciones del personal del Edificio; y velar por el correcto desempeño de éste;

i) Citar a Asambleas Ordinarias y Extraordinarias de Copropietarios cada vez que, según el Reglamento de Copropiedad y la ley vigente,
sea procedente hacerlo;

107
j) En general, todas las inherentes al desempeño de su cargo;

SÉPTIMO: Las atribuciones que se le confieren a la Administradora son todas las contempladas en el referido Reglamento de
Copropiedad, complementando éste por las disposiciones legales antes citadas, cuyas cláusulas y normas, según el caso, se entienden
reproducidas e integradas, para todo efecto legal, en el presente contrato. Adicionalmente, el Comité de Administración faculta
especialmente a la Administradora designada, doña Fabiola Gutiérrez para que, actuando conjuntamente con el Presidente del Comité de
Administración, obligue a la comunidad en los siguientes actos y contratos:

Contratar, abrir y cerrar cuentas corrientes, de depósito, de créditos y, especialmente, retirar talonarios y aprobar saldos; girar y sobregirar
en cuentas de depósitos, de créditos y especiales; cobrar y percibir gastos comunes, al día y atrasados; contratar líneas de crédito según
presupuesto; aceptar, reaceptar, endosar, descontar y avalar letras de cambio, pagarés y cualesquiera otros documentos mercantiles;
suscribir pagarés; firmar, endosar, cancelar y retirar pólizas; descontar pólizas de seguros de incendio; tramitar ante el Banco Central y
demás autoridades bancarias, contratar mutuos, protestar toda clase de documentos, contratar créditos en cuenta corriente o cuentas
especiales; cancelar depósitos a plazos o a la vista; contratar préstamos y avance contra aceptación; cobrar, percibir y otorgar recibos,
cancelaciones totales o parciales, o finiquitos, alzando, posponiendo o limitando las prendas, hipotecas y prohibiciones que existieran;
retirar valores en custodia, en garantía, en cobranza o en cualquier otra firma; comprar y vender acciones, bonos y otros valores en
bancos, Bolsas de Comercio, mercado de capitales o cualquiera otra institución o persona natural o jurídica, privada o pública; ceder
créditos y aceptar cesiones; arrendar cajas de seguridad y administrarlas; celebrar contratos de trabajo, modificarlos y otorgar los
respectivos finiquitos; delegar este poder en todo o parte, revocar las delegaciones y reasumir el poder cuantas veces lo desee.

Además representará a la Comunidad ante los organismos públicos y privados, Bancos, Instituciones Financieras, de Previsión e Isapres y
ante cualquier persona, natural o jurídica con la que actúe la Comunidad.

OCTAVO: La Administradora se obliga a desarrollar su trabajo con el debido cuidado, evitando comprometer la seguridad y la salud del
resto de los trabajadores del edificio y del medio ambiente. La infracción o incumplimiento de cualquiera de las obligaciones antes
mencionadas, se estimará como incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato y, cuando proceda, el Comité de
Administración se reserva el derecho de hacer declarar término de la convención, sin indemnización alguna.

NOVENO: Este contrato tendrá una vigencia de dos años y se renovará por períodos sucesivos, si el Comité de Administración no
adoptare un acuerdo en contrario o si las partes, de común acuerdo, ponen término al contrato.

DECIMO: Se deja constancia que la Administradora inicia sus servicios, el día 2 de Mayo de 2002.

UNODECIMO: Para todos los efectos derivados de este contrato, las partes fijan su domicilio en la ciudad de Viña del Mar y prorrogan
competencia para antes sus tribunales.

DUODECIMO: El presente contrato se firma en dos ejemplares, declarando, la Administradora, haber recibido un ejemplar de el y que éste
es fiel reflejo de la relación laboral existente entre las partes.

pp. Comunidad Valle del Sol

108
Del escritorio de Roger Debarbieri

Edificio Inteligente
Definiciones

Es aquel que proporciona un ambiente de trabajo productivo y eficiente a través de la


optimización de sus 4 elementos básicos

1.- Estructura
2.- Sistemas
3.- Servicios
4.- Administración

Todo ello permite a propietarios, operadores y ocupantes realizar sus propósitos en términos de
costos, confort, comodidad, seguridad, flexibilidad y comercialización

Es aquel que posee un diseño adecuado que maximiza la funcionalidad y eficiencia a favor de los ocupantes permitiendo la incorporación
y/o modificación de los elementos necesarios para el desarrollo de la actividad cotidiana con la finalidad de lograr un costo mínimo de
ocupación, extender su ciclo de vida, y garantizar una mayor productividad estimulada por un ambiente de máximo confort.

Un edificio es inteligente cuando las capacidades necesarias para lograr el costo de un ciclo de vida es optimo en ocupación e incremento
de la productividad, todo ello coordinado con el diseño y la administración.

Personalmente opino que un edificio inteligente es aquel cuya regulación, supervisión y control del conjunto de las instalaciones eléctricas,
de seguridad, informática y desplazamiento, entre otras, se realizan en forma integrada y automatizada con la finalidad de lograr una
mayor eficiencia operativa, y al mismo tiempo, un mayor confort y seguridad para el usuario, al satisfacer sus requerimientos presentes y
futuros. Esto es posible mediante un diseño arquitectónico totalmente funcional, modular y flexible que garantice una mayor estimulación
en el trabajo y, por consiguiente, una mayor productividad laboral.
Introducción

El hecho de que una serie de controladores puedan mejorar ciertas tareas rutinarias u optimizar una serie de procesos no es nada nuevo,
a pesar de que las técnicas actuales consiguen resultados sorprendentes. Normalmente, los manuales descriptivos de un edificio
inteligente constan de una multitud de datos técnicos que se basan en que unas determinadas entradas de información, basadas en
sensores de todo tipo, sirven para que un programa informático produzca una determinada acción (previamente establecida por el usuario)
que suele consistir en activar o desactivar determinados dispositivos.

Algunos Mitos
Los edificios que estén dotados de las instalaciones que le son propias, como son la climatización, seguridad o ascensores, debidamente
gestionadas por un sistema sofisticado con un control integrado y centralizado, no son de por sí inteligentes, sino automatizados. Un
edificio no es un ente aislado, sino que se interrelaciona con un entorno. Sólo se pueden construir edificios inteligentes si su diseño es el
apropiado y el área donde se ubica dispone de las características adecuadas para cumplir los objetivos previstos.

Los dispositivos físicos que controlan el sistema, es decir sensores, efectores, transportadores de información, etc. no constituyen el
apartado principal del edificio, sino que es el diseño lógico, fundamentalmente con apoyo informático, el verdadero elemento decisivo.

Los dispositivos sólo pueden entrar en dos categorías: adecuados o inadecuados para los objetivos previstos. Su única propiedad se
refiere a las limitaciones que imponen, pero no a su calidad. Un ejemplo muy claro ha ocurrido con la técnica de instalar fibra óptica en las
comunicaciones, mencionándolo como argumento comercial: sin duda es ventajosa, pero no es más que un medio de transmitir
información

Objetivos o finalidad de un edificio inteligente:

Arquitectónicos:

 Satisfacer las necesidades presentes y futuras de los ocupantes, propietarios y operadores


 Flexibilidad en la estructura y en los sistemas, instalaciones y servicios
 Diseño arquitectónico adecuado y correcto
 Funcionalidad del edificio
 Mayor confort para el usuario
 No interrupción de terceros en los cambios o modificaciones

109
 Incremento de la Seguridad
 Incremento en la estimulación en el trabajo
 Humanización de la oficina

Tecnológicos:

 Disponibilidad de medios técnicos avanzados


 Automatización de las instalaciones
 Integración de los servicios
Económicos:

 Reducción de los altos costos de mantenimiento y operación


 Beneficios económicos para la cartera del cliente
 Incremento de la vida útil del edificio
 Mejores posibilidades de mayor renta
 Aplicación de la relación costo-beneficio
 Incremento del prestigio de la compañía

EDIFICIOS INTELIGENTES I

Hablar de computación implica, hoy en día, hacerlo del área industrial más vivaz y combatiente. Su gran desarrollo se ha generado a partir
de las crecientes necesidades del hombre por entender y modificar su entorno. En todos los países, sin excepción, ya muchos servicios
públicos y la mayoría de las actividades industriales tienen relación directa con la computación. En este contexto, la infraestructura
inmobiliaria, no podía quedarse en rezago.

Los edificios han tenido que cambiar la concepción de sus estructuras para estar en condiciones de albergar la evolución de los tiempos, y
estar en posición de satisfacer las necesidades del hombre de hoy.

El concepto de Edificio Inteligente, surgió hace menos de 10 años y atrajo inmediatamente la atención de los profesionales de la
construcción y, por supuesto, del mercado inmobiliario en general.

El Edificio Inteligente se define como una estructura que facilita a usuarios y administradores, herramientas y servicios integrados a la
administración y comunicación. El concepto de Edificio Inteligente propuso por primera vez, la integración de todos los sistemas existentes
dentro del edificio, tales como teléfono, comunicaciones por computadora, seguridad, control de todos los subsistemas del edificio
(calefacción, ventilación y aire acondicionado) y todas las formas de administración de energía.

El diseño de estas estructuras cubre las necesidades reales de los usuarios y administradores, haciendo uso de todos los posibles
adelantos tecnológicos, incluyendo además, factores humanos, ergonómicos y ambientales. Proporciona un ambiente de confort y
seguridad, maximizando la creatividad y productividad de sus usuarios. Por otra parte, ofrece los medios adecuados para un
mantenimiento eficiente y oportuno.

Una característica común de los Edificios Inteligentes es la flexibilidad que deben tener para asumir modificaciones de manera conveniente
y económica, esto es, la integración de nuevas tecnologías, actualización de equipos...

Existe un número importante de los denominados edificios inteligentes: "NEC SUPER TOWER" en Tokio, Japón y las construcciones de la
EXPO '92, conjunto de edificios en los que se llevó a cabo la Exposición Universal de 1992 en Sevilla, España, son algunos de ellos.

Dos proyectos de edificios inteligentes en nuestro país son: World Trade Center de México y el Edificio de la IBM de México.

Desde el punto de vista computacional, el término Edificio Inteligente sugiere la presencia de sistemas basados en técnicas de inteligencia
artificial, programados, capaces de:

 tomar las decisiones necesarias en un caso de emergencia.

 predecir y auto diagnosticar las fallas que ocurran dentro del edificio.

 tomar las acciones adecuadas para resolver dichas fallas en el momento adecuado.

 monitorear y controlar las actividades y el funcionamiento de las instalaciones del edificio.

Lo anterior, requiere de una Arquitectura Modular.

Los niveles de una arquitectura "inteligente" son:

110
a) El Nivel Físico donde se tienen todos los dispositivos, tales como: sensores de temperatura, humedad, detectores de fuego y sismos;
alarmas, controles de acceso, lámparas; además de los aparatos de automatización de oficinas y todos los elementos electrónicos,
conectados a una red interna de comunicaciones del edificio.

b) Un Sistema de Monitores que verifica el buen funcionamiento, almacenando información en una base de datos, misma que se utiliza
posteriormente para generar reportes.

c) Un Sistema Evaluativo que analiza la Información proveniente del monitoreo, y con base en la cual, toma las decisiones pertinentes,
ordenando ciertas acciones en caso necesario.
d) La Unidad de Control Inteligente, cuya misión es supervisar y decidir el sentido del funcionamiento de las instalaciones del edificio. En
este nivel, se pueden aplicar las técnicas de Inteligencia Artificial. Mediante esta unidad, es posible ofrecer al usuario, control total de los
dispositivos y generar sugerencias sobre cómo resolver las problemáticas. Tales propuestas pueden ser producidas por Sistemas Expertos
u otros Sistemas Inteligentes.

Lamentablemente, no se han desarrollado aún herramientas comerciales que representen este tipo de arquitectura. Están disponibles
algunos paquetes que resuelven cierto tipo de problemas por nivel pero que carecen de los elementos necesarios para la integración.

Con el propósito de mostrar la factibilidad y ventajas de diseñar el comportamiento "inteligente" de un edificio, según la arquitectura
mencionada, se desarrolló ARIADNA.

ARIADNA ilustra la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, para una adecuada toma de decisiones en caso de una emergencia.

A partir de información proveniente de una red de comunicación interna del edificio capaz de detectar fuego, ARIADNA indica al usuario la
ruta segura a seguir para salir del edificio, en caso de un incendio, por ejemplo.

ARIADNA muestra que el módulo "inteligente" se ubica en el más alto nivel y que requiere de la integración armónica de todos los niveles
anteriores.

Para lograr una adaptación al acelerado desarrollo tecnológico, los edificios del futuro deberán ser inteligentes para ofrecer a los usuarios
herramientas que le brinden una mejor calidad de vida.

*ARlADNA, hija del rey Minos, da a Teseo un hilo y una espada para encontrar la salida en el laberinto de Dédalos y salvarlo del
Minotauro. Mitología Griega.

EDIFICIOS INTELIGENTES II

El concepto de alta tecnología fue introducido en los Estados Unidos en lo temprano de los 80´s aunque no existe una definición formal,
los edificios elegantes usan elemento electrónico extensivamente y son relacionados con alta tecnología.

En reconocimiento de los aspectos electrónicos de un edificio elegante, podemos dividir la operación en 4 categorías:

 Eficiencia de energía

 Sistemas de seguridad

 Sistemas de telecomunicaciones

 Automatización del lugar de trabajo

El ultimo sueño en el diseño de edificios inteligentes es el de integrar las 4 áreas de operación en un sistema singular computarizado. Todo
el hardware y el software será suministrado por un proveedor singular que usara un equipo compatible y CPU´s comunes y cableado.

Esa integración como tal esta lejos de ser realizada, de cualquier modo, algunos proveedores son capaces actualmente de suministrar las
4 categorías mencionadas, todo como parte de un solo contrato.

Eficiencia de Energía

Inteligencia con respecto a energía en un edificio inteligente consiste en la reducción de engría usada a sistemas computarizados son
usados extensivamente. Este tipo de sistemas tienen vatios nombres. Automatización de sistema de Edificio (BAS), sistema de dirección
de Energía (EMS), manejo de energía y control del sistema (EMCS), control central y sistema de monitoreo (CCMS) y sistema de
facilidades de manejo (FMS). Algunas estrategias usadas para reducir el consumo de energía en los edificios inteligentes son:
 Programar inicio / detener
 Optimo inicio / detener

111
 completar ciclo del deber
 reajuste de setpoint
 Limitación eléctrica de la demanda
 control adaptante
 optimización del refrigerador
 Optimización de la caldera
 Fuente optima de energía
Sistemas de seguridad

Inteligencia con respecto a la seguridad en un edificio inteligente consiste en el uso de alta tecnología para que maximice el
funcionamiento de una alarma de fuego y sistemas de seguridad mientras minimizan costos.

Los factores de seguridad envueltos en edificios inteligentes son:


 Dependencia reducida de la mano de obra
 circuito cerrado de Tv.
 Control de acceso
 Detección de humo
 Alarmas de intrusos
 Control de emergencia para elevadores, puertas.
 UPS´s
Sistemas de telecomunicaciones

Inteligencia con respecto a telecomunicaciones en un edificio inteligente consiste en el ofrecimiento a los arrendatarios de muchas
características sofisticadas a un costo considerablemente reducido debido al hecho de que el equipo es compartido por muchos usuarios.
Algunas de las características de Telecom envueltas en los edificios inteligentes son:
 Sistemas de teléfonos PBX
 Cablevisión
 Videotex
 Correo electrónico
Automatización del lugar de trabajo

Inteligencia con respecto a la automatización del lugar de trabajo consiste en el sistema de ofimática de alta tecnología para hacer la
operación de la compañía mas eficiente.

Esto puede ser hecho a un costo reducido para los arrendatarios en virtud del equipo siendo compartido.

Algunos de los factores envueltos en la automatización del lugar de trabajo en los edificios inteligentes son:
 Procesamiento de datos centralizado
 Procesamiento de palabra
 Información de servicios

EDIFICIOS INTELIGENTES - UN RETO TECNOLÓGICO


Actualmente, es un reto el ofrecer nuevos servicios que se encuentren a la par con los progresos tecnológicos, esta situación ha hecho
que varíen las estructuras, los medios, e incluso nuestro hábitat profesional, dando lugar a la aparición de los llamados Edificios
Inteligentes, en los que la tecnología que se aplica involucra varias disciplinas. Con todo ello según los especialistas que se dedican a la
construcción de este tipo de edificaciones, no parece descabellado afirmar que en un futuro próximo los adelantos técnicos que nos
facilitan el trabajo no sólo estarán en oficinas o en los centros de trabajo sino también llegarán al hogar con las necesarias adaptaciones.

Dicha tecnología empezó a dar sus primeros pasos en la década de los 70´s, propiciada tanto por la crisis del petróleo que sacudió con
dureza a la economía mundial, como por un aumento de la concienciatización respecto a la necesidad de ahorrar energía y, en
consecuencia una planificación más ajustada y óptima de los recursos a emplear en las grandes edificaciones, no es, sin embargo, hasta
los años 80 cuando se empieza ha utilizar el término de edificio inteligente para diferenciar a estas obras de los inmuebles construidos
hasta ese momento.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE ESTE TIPO DE CONSTRUCCIONES SON:

En primer lugar, la detección de una serie de variables a través de un sistema automático. En segundo lugar, poseer un sistema de
transmisión, una red nerviosa de comunicaciones, capaz de transmitir lo detectado a centros de proceso, en los que habrá productos de
aplicación que generarán una reacción, esta seguirá el camino inverso hasta llegar al punto en el que se produjo la detección, actuando
sobre la causa de forma automática acorde a las necesidades y para facilitar el trabajo.

112
El edificio inteligente es aquel que utiliza todos los avances tecnológicos posibles para las instalaciones y, además, ofrece a los usuarios
una serie de facilidades de comunicaciones.

Nacidos de la combinación y conjunción de equipos multidisciplinarios en los que Arquitectos, Ingenieros y Constructores tienen una
importante responsabilidad a compartir.

Pero ¿ Por qué se dice que los edificios inteligentes son más eficaces ?; la respuesta a esta pregunta posiblemente proviene del
concepto inteligencia, entendiendo a este como la característica que siempre ha identificado al ser humano, ahora bien, ella aplicada a una
construcción debe entenderse como la capacidad que ésta posee para ofrecer un servicio de valor agregado que se puede traducir en un
control centralizado de funciones como las de seguridad, energía y comunicaciones, entre otras, aunque su misión principal se pueda
considerar como la de aumentar el rendimiento o productividad de sus usuarios.

Así. hay sistemas inteligentes que tienen que ver con la productividad en el trabajo directa e indirectamente, por ejemplo una
comunicación electrónica (el correo electrónico) es una herramienta directa de la eficacia, ya que permite al usuario realizar su trabajo de
una manera más rápida y eficaz. Tienen un costo, pero también ofrecen una rentabilidad.
mientras que los sistemas de control que intervienen de forma indirecta como los de temperatura, seguridad, etc., tienen que ver con el
bienestar y la seguridad, los cuales influyen positivamente en la productividad aunque su incidencia sea muy difícil de cuantificar.
Sin embargo, una de las críticas que con más frecuencia se hacen sobre este tipo de obras es el excesivo costo que supone para una
empresa dotar a sus edificios de inteligencia.

Diversos estudios respecto a este tema, la inteligencia, puede suponer entre un 5 y un 15 por ciento del importe total de una obra, si esta
decisión se toma desde el inicio de la construcción.

Si se trata de edificios ya edificados a los que se quiera hacer inteligentes este costo puede elevarse a un 25 a 30 por ciento de la
inversión original. Aún y con todo esto la mayoría de los arquitectos expertos en este tipo de construcciones opinan que la inteligencia se
puede introducir donde queramos. Hoy en día, la aplicación de la inteligencia es cosa natural porque la tecnología actual permite
establecer mecanismos de control a un costo no muy elevado. Cabe hacer mención que el hacer inteligente un edificio no es hacerlo caro,
porque la inversión adicional se amortiza en muy corto plazo gracias al ahorro en la gestión del edificio.

¿QUÉ LES DEPARA EL FUTURO A ESTE TIPO DE CONSTRUCCIONES?

Es arriesgado realizar predicciones sobre la evolución de una tecnología relativamente nueva, según las conclusiones que se desprenden
de algunos de los estudios realizados en países como Estados Unidos, Alemania o Francia, pioneros en la puesta en marcha de
construcciones de estas características, en los primeros años del siglo XXI, la proporción de obras que se llevarán a cabo en el sector no-
residencial siguiendo estas modernas técnicas podrían elevarse al 80 por ciento, debido a que la situación tecnológica y las necesidades
actuales obligan a que los edificios se hagan de esta forma.

En México la construcción inteligente se esta afianzando. En los próximos años, las empresas relacionadas de una u otra forma de este
campo (constructoras, compañías de informática comunicaciones e ingeniería, en general todas aquellas que puedan aportar un valor
añadido a la edificación), han visto y están observando la posibilidad de entrar en un mercado prácticamente virgen en México y con
grandes posibilidades de obtener una elevada rentabilidad para sus inversiones, ya que este mercado experimentará un crecimiento
exponencial.

Una característica primordial de estas edificaciones es que en el futuro no solo serán las empresas las que se beneficien de las ventajas
de una construcción inteligente, ya que si esta (la inteligencia) se aplicará en la medida en que sea rentable a otro tipo de infraestructuras
(entre las que se podrían encontrar carreteras, centros educativos, recintos feriales, centros comerciales, aeropuertos, etc.) serían mucho
más cómodas y seguras.

Ergonomía en los espacios de Trabajos

Atrás quedaron los años en los que los despachos eran grandes y poco confortables, las mesas demasiado anchas o estrechas, las sillas
incómodas y la iluminación escasa o deslumbrante. Actualmente, se puede optar por los productos ergonómicos que, aunque resulten algo
más caros, mejorarán la calidad y el rendimiento del empleado. Desde luego, la amortización será indiscutible.

La Ergonomía nació para estudiar las características, necesidades, capacidades y habilidades de los seres humanos y analizar los
aspectos que afectan al diseño de productos o procesos de producción que utiliza el individuo en su lugar de trabajo. De este modo,
consigue que el entorno laboral sea un lugar confortable y saludable y que el rendimiento sea mayor.

Así, esta ciencia trata de adaptar los productos, las tareas, las herramientas, los espacios y el entorno en general a la capacidad y
necesidades de las personas, de manera que mejore la eficiencia, seguridad y bienestar de los consumidores, usuarios o trabajadores. Por
ello, tiene que tener como epicentro a las personas y considerar sus características, capacidades, necesidades y preferencias.

Estética y salud en armonía

113
No sólo es una cuestión estética ya que cuando el puesto de trabajo se adapta a las necesidades del individuo y no al revés, se rinde más
y los beneficios sobre la salud física y mental del empleado son considerables.

A menudo los despachos o los puestos de trabajo no están adaptados para trabajar con un ordenador, y, ¿de qué sirve un espacio lujoso o
atractivo si provoca dolor de espalda? La persona que sufre los inconvenientes de una mala disposición de los objetos que utiliza,
responderá con un menor rendimiento laboral.
Por el contrario, una buena distribución puede evitar accidentes laborables y enfermedades con lo cual, el trabajador se sentirá más
seguro en su puesto de trabajo. Del mismo modo, se consigue una armonía entre el hombre y la máquina y las personas perciben su
entorno como un lugar confortable.

El peligro de estar sentado

Durante demasiado tiempo, no se ha reconocido que trabajar sentado pueda acarrear dolores o lesiones. Sin embargo, con frecuencia
aparecen cuadros traumáticos debido a una mala postura o a las largas jornadas en las que el individuo permanece sentado.

Los expertos advierten de que cuando una persona permanece durante mucho tiempo sentada, se incrementa la presión en la sección
lumbar de la espalda. Aunque al principio no se sienta dolor, con los años pueden aparecer problemas más serios. Precisamente, la
ergonomía trata de evitar que se produzcan estas situaciones, muchos más frecuentes de lo que la población general piensa.

EDIFICIOS INTELIGENTES III


La más alta tecnología es utilizada en edificaciones convirtiéndolos en inteligentes, edificios pensantes que ha base de una computadora
central, controla básicamente todos los sistemas instalados, esto es SCDD, sistemas de control digital directo ó en ingles DDC, son
utilizados comúnmente por los dueños de edificios para controlar la operación de su calefacción ventilación y aire acondicionado (HVAC) y
para reducir el consumo de energía y aumentar el confort

Los sistemas de control digital consisten en una red de microprocesadores inteligentes los cuales controlan al equipo HVAC conectados a
una red o un PC el usuario accesa la información del sistema por medio de una interfase grafica y por medio de ventanas con texto
estandarizado.

Los SCDD proveen los siguientes servicios al usuario:

A . Reducen el consumo de energía.

 Apaga todo el equipo de HVAC en periodos que no se ocupan, ayuda al usuario a calendarizar el desempeño del equipo
desde un solo lugar.
 Usa controladores inteligentes los cuales le permite ajustar y monitorear los niveles de humedad y temperatura del
establecimiento. Los controladores tienen la capacidad para ajustar automáticamente a los valores predeterminados en
horas que no se estén ocupados.
 Monitorea el consumo de electricidad y apaga el equipo seleccionado en horas pico para reducir la demanda de cargas.
 Reinicia el equipo en intervalos específicos de tiempos en caso de una falla en la energía.

B. Administra el establecimiento.

 Monitorea el equipo del establecimiento y despliega mensajes de alarma siempre que un equipo falle ó las temperaturas
controladas se salgan de rango. También puede llamar al Beeper de alguien del personal automáticamente.
 Registra la información de la temperatura y el equipo para referencia ó para preguntas.
 Registra el tiempo que el equipo corre y genera reportes de mantenimiento.
 Registra el uso de HVAC en deshoras de la noche y automáticamente les manda el costo del servicio a los usuarios.
 C. Maneja también seguridad y accesos controlados realizando reportes de las personas que entran incluyendo los
horarios.

Climatización
Aire acondicionado, calefacción, ventilación, todo bajo control de ECT.
Mediante sensores, se puede visualizar la temperatura en distintos ambientes. El control de los equipos se realiza mediante controladores
PI, lo que permite un altísimo grado de presición en la temperatura deseada. Se pueden programar temperaturas según funciones
"Confort", "Stand By", o "Nocturno" que pueden responder a distintos horarios y fechas. Los controladores PI pueden modular por amplitud
a través de actuadores para servo válvulas o por ancho de pulso a través de salidas digitales. ECT permite visualizar alarmas térmicas
como ser temperaturas de congelamiento o sobrecalentamiento.

Control de acceso

Mediante tarjetas codificadas es posible habilitar sectores de un edificio según las necesidades de la persona que accede al mismo.

114
Este sistema además de brindar seguridad produce un ahorro de energía significativo pues evita el funcionamiento de sectores que no son
utilizados de un edificio.
Monitoreo y control
Mediante interfases telefónicas visualizadores para PC, interfases para PLC y PC, se asegura la comunicación con distintos sistemas, lo
que permite integrar la gestión de un edificio, y de esta manera tener estaciones de monitoreo desde donde se puede conocer y modificar
el estado de cualquier circuito. ECT posee una amplia variedad de sensores y actuadores para distintos requerimientos. Los visualizadores
para PC se arman según los requerimientos del cliente, son del tipo gráfico y trabajan bajo Windows®, esto permite que puedan ser
utilizados por personal no especializado.

ECT permite el control de todo tipo de servicio, pues posee actuadores y módulos de salidas adecuados a cada tipo de carga. Con ECT
es posible comandar motores, válvulas, cortinas, circuitos de iluminación, en forma directa sin ningún elemento auxiliar como relés o
contactores, esto significa un ahorro importante en el costo de instalación. El sistema permite la programación de políticas de consumo,
transferencias red-grupo, conmutación automática de fases, entre otros. También es posible la programación del estado de salidas ante la
falta de tensión como así también la secuencia de activación con la reposición de la tensión

Sensores
La gran variedad de sensores que ECT ofrece permite obtener un control preciso de los distintos servicios dentro de un edificio.

Sensores volumétricos, de presencia, de pasillo, temperatura, luminosidad, maximizan los recursos de un edificio además de brindar
confort a las personas.

Estos sensores pueden cumplir múltiples funciones simultáneamente, lo que simplifica la instalación y por lo tanto reduce costos

En grandes edificios, donde los sistemas convencionales de seguridad serían prohibitivos por su alto costo de instalación, ECT tiene la
solución.

Por medio del sistema de Bus la instalación se simplifica y se maximizan los recursos del sistema de control.

Por ejemplo un sensor de presencia puede controlar la iluminación en un horario determinado y cumplir funciones de seguridad en otro.

Edificios Inteligentes IV

El concepto de edificio y/o vivienda inteligente, surge a partir de los adelantos tecnológicos de la automatización industrial, donde los
microprocesadores tienen a su cargo el control de las más diversas y complicadas tareas.

Viviendas inteligentes son hoy empleadas con profusión en Europa y USA, en construcciones nuevas y en remodelación de las existentes,
brindando a sus habitantes un nuevo grado de confort y seguridad que mejora la calidad de vida.

Sistema Domótico CF Control

Se trata de un Sistema de Control Integral de la instalación eléctrica.

Este Sistema Inteligente hace posible que el usuario pueda controlar todas las funciones de su casa a voluntad, desde una PC, desde un
control remoto, por teléfono, etc. o bien que la casa actúe de forma autónoma ante determinadas situaciones. De esta forma cuando Ud.
llega puede con sólo oprimir una tecla en su control remoto, desactivar la alarma, abrir el portón de su garaje, encender las luces de la
entrada, encender las luces del porch de entrada, encender la radio y el aire acondicionado, y cualquier otro evento que pueda ser
necesario.

El sistema puede instalarse en departamentos, viviendas unifamiliares, oficinas, comercios, hospitales y clínicas, escuelas y universidades,
instalaciones deportivas e industriales, etc.

Al tratarse de un sistema descentralizado de control, no existe la necesidad de disponer de un gran espacio destinado al sistema, sino que
se pueden colocar los distintos módulos de control en cada ambiente, con una mínima modificación de la instalación eléctrica.

Al incorporar a un edificio el Sistema Domótico CF Control, recibe beneficios fundamentales para la vida moderna, como ser:

· Confort: ya que cualquier función que su casa deba realizar, puede ser automatizada con los más avanzados conceptos en domótica e
inteligencia.

· Ahorro de energía: dado que cuando no es necesario, el sistema puede desconectar los consumos innecesarios, apagando luces,
abriendo persianas, reduciendo el aire acondicionado, etc.

115
· Seguridad: el sistema puede integrar todos los sensores de seguridad necesarios para la tranquilidad de sus ocupantes, activando
alarmas y avisando a la policía ante la presencia de intrusos, detectando fugas de gas o presencia de monóxido de carbono y cortando el
suministro, simulando presencia aunque la casa esté vacía mediante el encendido de luces, etc.

· Control total: se tiene el control de todas las funciones automáticas y manuales del edificio, pudiendo monitorear el estado del
controlador, o cambiar su estado (encendido ó apagado) de forma remota desde una PC.

Características principales del sistema:

El sistema de control se compone de módulos actuadores autónomos comunicados entre sí mediante bus serial diseñado especialmente
para su uso en edificios.

Cada actuador posee inteligencia propia y se comunica con los demás sin la necesidad de una unidad central.

A los módulos actuadores se le suman diferentes sensores, reloj timer, fuente de alimentación, etc., todos vinculados al sistema de la
misma forma que los actuadores.

Al no depender de una unidad central de mando, el sistema permite la actualización, ampliación, modificación, y en casos extremos
reparación de cualquier parte del mismo, sin la interrupción de las demás funciones inteligentes en uso. De esta forma, se torna
sumamente flexible y poco engorroso el trabajo sobre cualquier área del sistema sin afectar al resto.

Mediante el uso de una PC hogareña, con la sola instalación de un software y un cable de interfase, se logra tener una central de control y
monitoreo virtual con un entorno visual sencillo de manejar para cualquier persona.

En Brasil algunos expertos insisten en la necesidad de construir pensando en el aprovechamiento de la luz y la ventilación
naturales para ahorrar electricidad. Pero con frecuencia se hace todo lo contrario, y el resultado son edificaciones que provocan
un desperdicio irracional.
RIO DE JANEIRO.- Los edificios de paredes externas de vidrio oscuro son un atentado ambiental, sobre todo en las ciudades del trópico.
Son invernaderos que exigen un alto consumo de energía para reducir su temperatura interior y la actual crisis de suministro de
electricidad en Brasil acentúa su carácter antieconómico.

Pero no son el único ejemplo de desperdicio irracional, advirtió a Tierramérica la arquitecta Louise Bittencourt Lomardo, que realizó su
tesis de doctorado sobre eficiencia energética en grandes construcciones, basada en la investigación de centros comerciales, de un gran
edificio administrativo y de un supermercado de Río de Janeiro.

Los casos negativos se multiplican en Brasil porque no hay normas de construcción para el consumo eficiente de energía. "Incluso países
menos desarrollados, como Bangladesh, las tienen", observó Lomardo, investigadora del centro de posgrado en ingeniería de la
Universidad Federal de Río de Janeiro.

El aprovechamiento de la luz y la ventilación naturales representa un gran ahorro de electricidad, señaló la experta. En las condiciones de
Río de Janeiro, las ventanas de los edificios deben ocupar 30 por ciento de la fachada, según calculó en base a mediciones en una sede
administrativa de Eletrobrás, empresa que coordina el sector eléctrico estatal.

Esa es la proporción que mejor equilibra la luz y el calor solar, para reducir gastos en iluminación artificial y aire acondicionado. Pero varía
según las condiciones climáticas de cada ciudad, considerando la radiación solar, la temperatura del aire, los vientos, la duración de la luz
natural y la nubosidad, y la alteración estacional de esos factores.

Una buena ventilación natural permite un ambiente confortable la mayor parte del año y el ahorro en aire acondicionado. Ese es el caso
del Fashion Mall, uno de los pocos centros comerciales que no son casi totalmente cerrados como castillos, observó Lomardo.

Un edificio inteligente no se define sólo por la informatización y uso de aparatos de alta tecnología, sino que su diseño debe asegurar la
eficiencia energética.

Es necesario volver a veces a los orígenes, a viejas construcciones, comentó Leonardo Ozenda, cuya empresa Prisma acaba de levantar
un edificio pionero en un barrio del oeste de Río de Janeiro con apoyo de la compañía local de distribución de electricidad y de centros de
tecnología energética.

El ahorro de electricidad puede ser de 36 por ciento en el aire acondicionado y de 11 por ciento en la iluminación. Para eso es preciso
lograr el mejor aprovechamiento posible de la ventilación y la luz natural, aumentar el espesor de las paredes, pintar de color claro las
fachadas y usar techos de fibra vegetal con un aislante mineral y energía solar para calentar el agua, explicó Ozenda.

116
El costo de la obra de diez apartamentos realizada por la empresa de Ozenda fue cinco por ciento superior al promedio en su tipo, pero
determinará un importante ahorro en el futuro. Así mismo, el valor de del inmueble aumentó al desencadenarse una crisis energética que
indujo al gobierno a racionar la electricidad, indicó Joao Felicíssimo de Matos, propietario de uno de los apartamentos.

Lomardo lamenta, como Ozenda, que la enseñanza de arquitectura en Brasil no contemple suficientemente el ahorro de energía. Una de
las pocas excepciones en la materia es la Universidad Federal Fluminense, donde ella es profesora. La esperanza de Lomardo es que la
escasez de electricidad impulse la aprobación de reglamentos de eficiencia energética en Brasil.
EDIFICIOS INTELIGENTES V
La más alta tecnología es utilizada en edificaciones convirtiéndolas en inteligentes. Edificios pensantes que ha base de una central
inteligente (generalmente una PC), controla básicamente todos los sistemas instalados, para reducir el consumo de energía y aumentar el
confort.

Cuándo un edificio es inteligente?

Esta es la pregunta más difícil y se pueden dar respuestas para todos los gustos. Una sería que la inteligencia de un edificio empieza
cuando, una vez automatizado, es dotado de un sistema que contiene aplicaciones de alto nivel que gestionan dicha automatización y
proporcionan servicios más avanzados; el sistema inteligente.

Una definición más técnica sería definir como edificio inteligente a aquel que incorpora sistemas de información en todo el edificio.
Ofreciendo servicios avanzados de la actividad y de las telecomunicaciones. Con control automatizado, monitorización, gestión y
mantenimiento de los distintos subsistemas o servicios del edificio, de forma óptima e integrada. Local y remotamente. Diseñados con
suficiente flexibilidad como para que sea sencilla y económicamente rentable la implantación de futuros sistemas.

Dependiendo de la calidad y el número de los servicios ofrecidos tendrá un determinado nivel de inteligencia. Consideremos que un
edificio inteligente posee dos sistemas principales que deben estar interrelacionados entre sí:

1. Administración del edificio: contempla los sistemas de gestión y control propios del edificio y de las prestaciones indirectas que
el mismo facilita a los usuarios. Entre ellas:
 Control ambiental: alumbrado, climatización.
 Control energético.
 Seguridad: CCTV, control de rondas, alarmas de incendio e intrusos.
 Control de acceso: personal o visitantes.
 Sistema de altavoces-sonido.
 Control de ascensores.
 Control de motores varios: bombas de agua, extractores, inyectores.
2. Administración de oficinas: En este caso se incluyen los elementos necesarios para una adecuada automatización del ámbito
de trabajo, ya sea por prestación directa al usuario o bien teniendo una instalación lo suficientemente flexible y amplia para que
el usuario pueda instalar sus propios equipos con posibilidad de interconexión, tanto con otros equipos exteriores como con
otros sistemas del edificio, incluyendo la PC central.

En las oficinas, salas de reuniones, presentaciones o conferencias. Aquí la automatización juega un papel muy
importante, puesto que a las ventajas mencionadas: confort, seguridad, ahorro de energía, etc., se suma la buena
impresión que logra, la cual es de vital importancia para las Empresas pues de mas está decir que una buena
imagen es sinónimo de confianza y la confianza lo es de negocios. Las salas inteligentes no sólo permiten presentar
un nuevo producto, dar una conferencia, tener una reunión de negocios, etc, con agilidad y eficiencia, sino que
pueden mostrar al mismo tiempo una Empresa con tecnología de punta, comprometida con su crecimiento.

El usuario accede a la información del sistema por medio de una interface gráfica y por medio de ventanas con texto o gráficos. En la
pantalla de la PC, por ejemplo, puede estar cargado el plano del edificio y oficinas donde en forma de iconos se ve el estado de los
dispositivos. También el menú con las distintas prestaciones del sistema como los históricos.

Ahorro de Energía

1. Apaga todo el equipo de HVAC en periodos que no se ocupan, ayuda al usuario a calendarizar el desempeño del equipo desde un solo
lugar.

2. Usa controladores inteligentes los cuales le permite ajustar y monitorear los niveles de humedad y temperatura del establecimiento. Los
controladores tienen la capacidad para ajustar automáticamente a los valores predeterminados en horas que no se estén ocupados.

3. Monitorea el consumo de electricidad y apaga el equipo seleccionado en horas pico para reducir la demanda de cargas.

Reinicia el equipo en intervalos específicos de tiempos en caso de una falla en la energía.

117
Administración del Edificio
1. Monitorea el equipo del establecimiento y despliega mensajes de alarma siempre que un equipo falle ó las temperaturas controladas se
salgan de rango. También puede llamar telefónicamente a alguien del personal automáticamente.

2. Registra la información de la temperatura y el equipo para referencia ó para preguntas.

3. Registra el tiempo que el equipo corre y genera reportes de mantenimiento.

4. Maneja también seguridad y accesos controlados realizando reportes de las personas que entran incluyendo los horarios.

Objetivos deseables en un edificio inteligente


 Manejo por personal no cualificado y sin entrenamiento previo.
 Abstracción total del hardware.
 Integración de servicios.
 Optimización de recursos.
 Ahorro económico.
 Fiabilidad
Edificio

Todo el edificio, excepto las oficinas, puede ser comandado desde una PC en el control central.

La iluminación interior y exterior se podrá controlar con celdas de luz, según la época del año, con sensores de movimiento o mediante la
PC. Si una zona como escaleras o pasillos, no es usado, apagará las luces y ahorrará energía.

El S.I. dará aviso si los tanques de agua están vacíos, desbordando, llenos o con falta de agua y hará que las bombas funcionen según el
requerimiento. También avisará de un incorrecto funcionamiento de las bombas por calentamiento o cualquier otro factor.

Los extractores funcionarán por horarios establecidos o desde la PC. En las cocheras cuando se detecto monóxido de carbono, el S.I.
renovará el aire automáticamente.

Los inyectores se activarán por horarios y cuando se detecte la presencia de alguien en la zona.

La seguridad del edificio también estará integrada por el S.I. En caso de incendio el operario sabrá al instante en que sector se está
produciendo y el funcionamiento de los splinker. Esto incluye a las oficinas. El S.I. llamará a los bomberos y cualquier otro número
programado. Encenderá los carteles de salida y la iluminación permanente en la escalera. También enviará a los ascensores a PB e
inhabilitará su uso. Los detectores pueden ser de temperatura o de humo.

También tendrá un completo control de todas las puertas y los sensores de movimiento que se usan para el control de la iluminación
servirán para la detección de intrusos.

El control de acceso a las cocheras levantará la barrera correspondiente a visitas o a empleados y llevará una base de datos actualizada
con todos lo movimientos para ser impresos o realizar estadísticas. Por ejemplo, si un empleado ya no pertenece a la empresa o tiene la
entrada prohibida, el S.I. dará aviso al personal de seguridad.

El S.I. habilitará zonas de audio para música funcional o para el micrófono busca personas. En caso de incendio emitirá el mensaje de
evacuación correspondiente automáticamente.

Consorcios
 Automatización de la iluminación de los palieres, entrada general, cocheras, etc. Por horario o con sensores de presencia.
 Automatización de bombas y tanques de agua.
 Automatización y comando a distancia de extractores e inyectores de aire.
 Automatización y comando a distancia de la climatización.
 Detección de incendio en los palieres.
 Detección de gas en la sala de medidores.
 Detección de monóxido de carbono en cocheras.
 Cámara inalámbrica de seguridad en puerta de entrada. Visualización en los deptos.

Se entiende que el objetivo del Edificio Inteligente es el confort, seguridad y el ahorro de energía y recursos en todo sentido, optimizando
la calidad de vida dentro del inmueble. Este ahorro se refleja, por un lado económicamente, reduciendo los costos de operación y por otro,
ecológicamente evitando el malgasto de los recursos naturales. Se podría decir que los sistemas inteligentes contribuyen a mejorar la
eficiencia de un edificio en todos los sentidos por medio de la tecnología.

118
Administración del edificio: contempla los sistemas de gestión y control propios del edificio y de las prestaciones indirectas que el mismo
facilita a los usuarios. Entre ellas:
 Confort: iluminación, climatización.
 Control energético.
 Seguridad: CCTV, control de rondas, alarmas de incendio e intrusos.
 Control de acceso: personal o visitantes.
 Sistema de altavoces-sonido.
 Control de ascensores.
 Control de motores varios: bombas de agua, extractores, inyectores.
Administración de oficinas: En este caso se incluyen los elementos necesarios para una adecuada automatización del ámbito de trabajo,
ya sea por prestación directa al usuario o bien teniendo una instalación lo suficientemente flexible y amplia.

En las oficinas, salas de reuniones, presentaciones o conferencias la automatización juega un papel muy importante, puesto que a las
ventajas mencionadas: confort, seguridad, ahorro de energía, etc., se suma la buena impresión que logra, la cual es de vital importancia
para las empresas, pues de más está decir que una buena imagen es sinónimo de confianza y la confianza lo es de negocios. Las
salas inteligentes no sólo permiten presentar un nuevo producto, dar una conferencia, tener una reunión de negocios, etc, con agilidad y
eficiencia, sino que pueden mostrar al mismo tiempo una empresa con tecnología de punta comprometida con su crecimiento.

El usuario accede a la información del sistema por medio de una interface gráfica y por medio de ventanas con texto o gráficos. En la
pantalla de la PC, por ejemplo, puede estar cargado el plano de la oficina donde en forma de iconos se ve el estado de los dispositivos.
También el menú con las distintas prestaciones del sistema como los históricos y bases de datos, para un completo control de los sucesos.

Objetivos deseables en una oficina inteligente


 Manejo por personal no cualificado y sin entrenamiento previo.
 Mejoramiento del ámbito de trabajo.
 Abstracción total del hardware.
 Integración de servicios.
 Optimización de recursos.
 Ahorro económico.
Ejemplos de aplicación en Oficinas

Los sistemas inteligentes en las oficinas pueden brindar soluciones desde un simple automatismo hasta un completo sistema integrador de
todos los servicios, que puede expandirse posteriormente.

Comandos a distancia de puertas, iluminación, PC y cualquier dispositivo eléctrico.

Control del acceso del personal mediante tarjetas inteligentes. Por la mañana al ingreso del personal, pueden abrirse las cortinas,
encenderse determinados equipos, calefacción, música funcional, etc.

Distinta música funcional programada por horarios. Estudios indican que el rendimiento del personal en una oficina varía en el día por
aburrimiento, cansancio, etc.

Con sensores de presencia comandar la iluminación, generando un ahorro de energía al no estar encendida innecesariamente.

Con un funcionamiento en conjunto de las celdas de luz, de las persianas y de la iluminación dimmerizada, se obtiene automática y
gradualmente la misma intensidad de luz dentro de un recinto durante todo el día.

Mediante los sensores de temperatura y los equipos de ventilación se mantiene una temperatura programada constante. Al abrirse una
ventana por ejemplo, apagar la calefacción es una de los beneficios en el ahorro de energía.
Si se prepara un informe en la PC, en el que se incluyen gráficos, tablas, etc., durante la reunión, con solo tocar una pantalla sensitiva
sobre el escritorio o teclas en la pared, se activará una escena llamada "Proyección" que ambientará la sala. Al activarse esta escena se
cerrarán las cortinas, descenderá el proyector y se desplegará la pantalla, al tiempo que se apagaran lentamente las luces centrales,
quedando sólo las laterales al 50% de intensidad. Comienza la proyección del trabajo en la PC y luego de un breve lapso, 2 minutos, se
apagarán completamente, permaneciendo solamente las de la entrada al 10% de intensidad a modo de señalización de puerta.

Efecto de las Antenas de Celulares en los Bienes Raíces

Cuando se analiza la implicancia que puede acarrear la instalación de antenas de telefonía celular a la vista de la ciudadanía, lo primero
que se valora, y con acertado criterio, son sus efectos sobre la salud y, en este sentido, existen diversos estudios e investigaciones, tanto
de gobiernos y universidades, como de Organizaciones No Gubernamentales, entre las que destaca la Comisión Internacional de

119
Protección contra las Radiaciones No Ionizantes, reconocida por la Organización Mundial de la Salud a escala internacional y que dan
luces sobre los efectos que sobre la salud pueden producirse.

Sin embargo, la instalación de antenas conlleva otras consecuencias en la población y en sus bienes y que generalmente no son
correctamente evaluadas a la hora de tomar una decisión inmobiliaria, frente a este nuevo factor o elemento que comienza a ser constante
y visible y a masificarse dentro de las ciudades del mundo y sobre cuyo estudio profesional y científico, se encuentran muchas
organizaciones a escala mundial y seguirán agregándose otras tantas, en diferentes especialidades, en la medida que se avance en las
investigaciones emprendidas.

Al respecto, analizaremos primero el efecto que la antena produce como factor y que es conocido como Externalidad Negativa:

Para entender mejor el tema de mi intervención, deseo explicar el fundamento de los factores que afectan el valor de los inmuebles, pues
éstos son múltiples, son de diferente origen y magnitud y su incidencia en el valor de los bienes raíces se puede cuantificar y medir en
dinero.

Reconocemos aquellos factores que afectan a todos los bienes raíces del país; se llaman factores generales y dentro de ellos podemos
citar la Situación Política del momento y su Política de Vivienda; la Situación macro y microeconómica; las guerras, revoluciones y otros
actos similares; El nivel de las tasas impositivas; los beneficios o subsidios estatales, directos e indirectos; el desplazamiento migratorio de
los habitantes por causas naturales o artificiales y otros tantos de mayor o menor incidencia valórica.

Otros factores, en escala más reducida, afectan a los inmuebles ubicados en una zona específica que bien puede ser una comuna o un
barrio y, consecuentemente, se denominan factores zonales; entre ellos se pueden mencionar: las Normas de uso del suelo; la Normativa
reguladora de la edificación; el Grado de urbanización; el nivel de equipamiento, la Topografía, etc.,

En cuanto a la unidad inmobiliaria, ya sea un terreno, una casa, un galpón o un edificio en altura, le afectan factores particulares y que
son aquellos que solo actúan en un inmueble específico; Entre estos podemos mencionar: el Tamaño y Forma del terreno; la Adecuación
entre terreno y edificio; la Calidad del Terreno y Consolidación de su casco natural; la Orientación; la Vista; etc.

Finalmente existe un grupo de factores denominados “especiales” y que como su nombre lo indica, corresponde a situaciones no
tradicionales y que afectan a los inmuebles puntualmente, por ejemplo: Expropiaciones; Servidumbres; Usufructos, Torres Eléctricas;
y Antenas receptoras o repetidoras de señales electromagnéticas, encontrándose, en este último grupo, el factor que hoy nos convoca.

Obviamente, cada uno de estos factores va estrechamente relacionado con el dinero como efecto general y directo y que, tanto el
propietario del inmueble como sus vecinos, perciben, mentalmente, inmediatamente en que se presenta cualquiera de ellos o la unión de
algunos de ellos, sobre sus inmuebles.

En nuestro caso, estamos frente al efecto negativo que produce una “antena de celulares”, efecto negativo, tanto por el temor a daños en
la salud provocado por las ondas electromagnéticas como el daño visual que dichas antenas producen en el entorno, al alterar el paisaje
urbano;

Los administradores de comunidades y los propietarios en general, no tienen claro cual es el monto “adecuado” en dinero que representa a
la comunidad el otorgar un permiso de instalación a una Compañía de Celulares en su edificio y menos, el monto que representaría la
posible indemnización que debería pagarse a los vecinos que se encuentran dentro del radio de acción de las ondas electromagnéticas o
aquellos vecinos que, si bien no tienen influencia de ondas, tienen una afectación visual en su panorama que es incierta en el tiempo y en
su efecto.

Debido al crecimiento explosivo de las comunicaciones inalámbricas, junto al importante monto en dineros que ese mercado moviliza,
obligan a las empresas de celulares considerar en sus planes de expansión de nuevos mercados, nuevas zonas para brindar su servicio y
ello, conlleva, necesariamente a extender sus redes de antenas.

El negocio para estas Empresas es el mayor tráfico de comunicaciones y el volumen de ese tráfico es muy invisible para el lego en estas
materias, pero para el globo de los habitantes, si es claro que el negocio es de alta rentabilidad y se está obteniendo, en alguna medida,
con costos de la población tanto en su salud como en el daño patrimonial que sufren sus bienes raíces.

Los dueños de un Condominio en Altura, que tenga la cualidad de ser “punto estratégico” para que una empresa de celulares se interese
en él y requiera instalar una antena en su azotea, puede llegar ha percibir entre 30 y 50 UF por mes, equivalentes a unos US$ 8.800 a
US$ 14.500 dólares anuales, cantidad que puede elevarse a sobre US$ 20.000 dólares por año, en la medida que la demanda por
ubicación de antenas, en puntos específicos de las ciudades, se haga cada vez mayor y los espacios disponibles cada vez más escasos.

Agregado a ello se debe considerar que los propietarios y vecinos del inmueble, al estar cada vez más informados sobre los efectos que
producen las antenas en la salud y en el valor, irán endureciendo su posición y siendo más reticentes a su instalación.

Basándose en los antecedentes conocidos sobre los efectos de las antenas en la salud y en el valor de los inmuebles, debemos entender
que la indemnización o pago contractual que una compañía de celulares paga a una comunidad se diluye entre los copropietarios y no

120
tendrá el efecto de recompensa o indemnización equivalente a la pérdida de valor de cada unidad y que debe asociarse, además, a un
contrato de explotación de largo plazo, que en la realidad corresponde a sobre el 10% de la vida útil del inmueble y a más del 20% de su
vida económica.
Ahora bien, es muy conveniente que los señores comuneros analicen, detenidamente, la posible negativa o resistencia, frente a una
solicitud de instalación de antena seguida de una oferta financiera, pues, otros edificios del sector pueden cumplir similares condiciones
técnicas y sus propietarios estar dispuestos a su instalación, produciendo con ello, sobre los vecinos, tanto el efecto visual ya referido
como la recepción directa de las ondas, que resulta ser más perjudicial que la otra alternativa y, esta vez, sin pago de cantidad alguna.

En nuestro medio, las normas de construcción rigen la altura máxima determinada por rasantes y, en ningún caso dichas antenas podrán
superar este límite; por otra parte, la tecnología ha ido reduciendo el tamaño de la estructura base y peso de las antenas y minimizando
así su efecto visual.

Por el contrario, en los edificios de baja altura, la antena será de mayor magnitud para alcanzar los 30 metros requeridos y el efecto de su
impacto en el propio inmueble como en los inmuebles vecinos, será mayor.

Sobrepeso en la estructura del edificio:

Además de los efectos de las ondas, que se analizan como negativos en los inmuebles y la salud de los inquilinos y vecinos, se debe
considerar el peso de la estructura que se pretende instalar, que suele ser de varias toneladas, ya que no solo se instala la antena, sino
también casetas con distintos equipos.

Actualmente, ante el vacío normativo, debemos preguntarnos ¿si las operadoras tienen que presentar a las Municipalidades algún informe
técnico sobre si la estructura del edificio aguantará el sobrepeso de varias toneladas que supone la instalación de la antena y los equipos
complementarios?

No lo sabemos.

Pero pensamos que debiera solicitarse un informe técnico sobre el peso que se va ha instalar en la azotea, y el lugar de los apoyos del
mismo, de modo de reducir el riesgo de colapso de los materiales por la sobrecarga de nuevos usos.

Depreciación del valor del Inmueble:

La depreciación del inmueble, como efecto colateral, por la presencia de antena de celulares en su azotea, se produce por la aparición de
noticias en la prensa y medios de comunicación en general, en los que se alerta a la población sobre los posibles efectos perjudiciales en
la salud, agregado a las públicas manifestaciones de vecinos que se oponen a su instalación.

Este tipo de noticias, tengan o no fundamento científico, tienen un claro efecto sobre el valor de la propiedad inmobiliaria, ya que una
persona que haya leído sobre este tema, lo pensará dos veces antes de comprar una vivienda cercana a una antena.

Si el “miedo” tiene fundamento científico o no, es irrelevante, ya que la cuestión central es el impacto en el valor de mercado del inmueble.

Este impacto se puede medir de diferentes formas: Primero, considerando el lucro cesante que se produce por la vacancia en aquellos
inmuebles que están destinados a la renta o inversión por sus propietarios;

Se puede medir este impacto, también, aplicando un porcentaje de depreciación o pérdida real del valor que se produce en ellos, por
medio del análisis del justiprecio afectado con signo negativo.

En otras palabras, se debe establecer cuanto menos está dispuesto a pagar una persona por un inmueble que está “sometido” a las
desventajas de las ondas o presencia de las antenas y, establecer si el propietario estaría dispuesto a vender en ese precio.

Finalmente, también se puede medir la pérdida valórica, considerando los datos estadísticos sistematizados del Valor de Mercado, que se
obtienen sobre la base de homologación de valores efectuada en inmuebles de características similares, pero cuya única diferencia, es
que unos están sometidos al efecto de antenas y otros están libres de dicho efecto.
Frente a este “síntoma” llamado “miedo”, ya hemos dicho que la cuestión no es si la radiación electromagnética es o no peligrosa; sino la
percepción pública del peligro que puede tener efectos devaluadores del precio de la propiedad.

Ejemplo de ello es la sentencia del 14 de abril del 2000 del Juzgado de Primera Instancia Nº 6 de Murcia, España, donde se estableció que
“en el caso que no se impida que las radiaciones electromagnéticas penetren en la vivienda, los propietarios no pueden ser obligados al
mantenimiento de una vivienda en donde no se les encuentre garantizado algo tan elemental como la salud de los ocupantes de la misma,
y por lo tanto, deberá indemnizárseles con el importe de una vivienda de las mismas condiciones y características, en otro lugar.

También deberá indemnizárseles con el importe de los alquileres que han tenido que pagar desde que se vieron obligados a abandonar su
vivienda por el temor a los campos electromagnéticos que se introducían en la misma”.

121
Esta sentencia viene a corroborar que uno de los sistemas de cálculo para medir el daño es mediante homologación de valores entre
inmuebles con y sin afectación.

Daño psíquico y moral a vecinos del inmueble y a terceros:

Actualmente no existe consenso científico sobre la peligrosidad o no de los campos electromagnéticos, pero lo cierto es que se sigue
investigando y recomendando políticas de precaución en la instalación de antenas.

En este sentido, existen multitud de estudios que muestran que la imposición de este tipo de riesgo “considerada inaceptable” para
algunas personas, puede por si misma, producir efectos perjudiciales en la salud física y mental.

Las investigaciones han demostrado la existencia de un alto riesgo de estrés psicológico en las personas crónicamente expuestas a
riesgos medioambientales “inciertos” incluso aunque no exista en realidad la exposición al agente físico temido.
Otro fallo jurídico, en el mes de Mayo del 2000, es la primera sentencia en España que condena a una empresa por los campos
electromagnéticos que un transformador eléctrico genera en una vivienda.

El contenido de esta sentencia es también extrapolable a los campos electromagnéticos generados por las antenas de telefonía móvil o
celulares.

Cabe destacar en esta sentencia el siguiente párrafo:

“Si bien es cierto que no existe prueba actual de daño físico alguno, no lo es menos que se puede derivar la existencia de un daño moral
que viene constituido y fundamentado en el elemental y normal desasosiego o intranquilidad que surge en unas personas, por la
posibilidad de que donde se desarrollen los elementos más esenciales de su vida, esto es su vivienda, se están produciendo una serie de
emisiones que pudieran ser nocivas para la salud de ellos como de sus hijos”.

La responsabilidad civil:

Tal vez, lo que más debe sopesarse por una comunidad de propietarios, a la hora de permitir la instalación de una antena, es la
responsabilidad civil que puede derivarse.

Este es un elemento que hay que tener muy en cuenta a la hora de adoptar la decisión de instalar una antena en el edificio, ya que el
beneficio que se obtenga hoy, puede ser superado con creces por la cuantía de las indemnizaciones a pagar a vecinos que se opusieron a
la instalación y a terceros residentes de edificios cercanos.

En este sentido, la comunidad va a obtener un beneficio económico por la instalación de la antena, por lo que debe asumir también la
indemnización de los daños que puedan producirse a terceros derivados de esa instalación.

Esto significa que si la comunidad tiene constancia de que actualmente existen estudios científicos que ponen en duda la inocuidad de los
campos electromagnéticos derivados de la antena, en niveles de exposición mucho más bajos que los que legalmente se permiten, y que
aún así, adoptan el acuerdo para su instalación, pueden verse obligados, en un futuro a indemnizar a los propietarios que se opusieron a
la instalación y a los vecinos de los edificios colindantes.

En resumen, el efecto negativo y por consiguiente la depreciación que puede producir la instalación de una antena en un inmueble y en los
inmuebles colindantes, es un tema de actualidad; es un tema de análisis y es un tema que inquieta a la ciudadanía en general y su efecto
negativo provocado en el valor de los inmuebles, está claramente acreditado, sustentado jurídicamente y definido y calculado
valóricamente por los estudios de tasadores del sector inmobiliario.

122
NOCIONES DE ADMINISTRACIÓN EMPRESAS

I.- CONCEPTO DE ADMINISTRACION

Podemos intentar una definición de Administración, en la que debe reflejarse básicamente que la esencia de la Administración radica en
la necesidad de coordinar esfuerzos de un grupo humano que persigue un objetivo común. En consecuencia, adoptaremos como
definición operacional la siguiente “ Administración es la guía, dirección y control de los esfuerzos de un grupo humano hacia la
consecución de un objetivo común “

II.- LA ADMINISTRACION COMO DISCIPLINA

La calidad de la administración como disciplina ha merecido especial interés por parte de los estudiosos de la materia, quienes le han
dado diversos calificativos, tales como técnica, arte, ciencia, filosofía, etc. En realidad parece ser que la mayoría de las conclusiones no
están basadas en un análisis acabado sobre las características de las distintas categorías posibles, por lo que se producen estas
discrepancias tan notorias. Para los efectos de nuestro análisis, en primer lugar empezaremos recordando la calidad de los recursos que
adecua la Administración para lograr un fin determinado – recursos humanos - de ese hecho podemos concluir que la Administración es
una actividad humana. Ahora bien, como toda actividad humana, ella ase manifiesta en dos esferas relativamente claras. El campo de la
práctica o el sector del pensar y el campo del actuar. El reconocimiento de estas dos realidades nos conduce a la necesidad de analizar
en cada una de las esferas, por separado, la calidad de la Administración como disciplina.

a) El campo de la Práctica:
La Administración, tal como la hemos conceptualizado no cumple en ningún caso con esta característica fundamental de predominio del
azar, como para considerarla un juego.

No es arte, ya que para el artista el objeto es sólo un medio para expresar sus sentimientos y emociones y es necesario por tanto, adaptar
el objeto a este fin. Por otro lado la obra de arte es predominantemente subjetiva, en el sentimiento original. En cambio la técnica está
determinada por su objeto y es necesario, en este campo, adaptarse a él como se presente. Además no es posible una imagen subjetiva
porque entonces la técnica yerra en su finalidad, la búsqueda de lo útil.

Sin embargo, desde un punto de vista práctico, la administración podríamos encuadrarla dentro del campo de la técnica, a pesar de que
dentro de ella misma coexisten una gran diversidad de técnicas distintas.

b) El campo de la teoría:
En el campo de la teoría, tres sectores se escudriñan en él, la ciencia, la técnica y la moral.

Para que un conjunto de conocimientos sea considerado como una ciencia se requiere que cumpla con los siguientes requisitos, los cuales
aparecen explicados más abajo.

- Que sean sistemáticos.


- Que sea metódicamente adquirido.
- Que tenga leyes o permita hacer generalizaciones (relaciones de causa efecto)

Veamos cómo la Administración podría cumplir con estos requisitos:

1) Que sea sistemático:


Significa que debe tener un común principio ordenador que asigne a cada conocimiento un lugar preciso e invariable, en lo preciso
predeterminado. En la Administración este sistema está dado por el Proceso Administrativo.

2) Que sea metódicamente adquirido:


Significa que se utilice un método científico en la búsqueda del conocimiento administrativo. La administración tiene método propio en la
medida que ha adoptado de otras ciencias con tonalidades propias y específicas para el mejor conocimiento de su objeto
formal.

3) Que tenga un Principio de Unidad:


Es el sentido de unidad que se introduce en una pluralidad de miembros, elementos o partes resultando como consecuencia un
ordenamiento de ellos.

En la Administración el principio de unidad está dado por su objeto formal, es decir, la “guía, dirección y control de los esfuerzos”, el cual
la distingue de otras disciplinas ya que es la única que guía, dirige y controla.

4) Que tenga leyes o permita hacer generalizaciones:

123
Esta es una de las objeciones más generalizadas para excluir a la administración – del campo de la ciencia. Es cierto que esta disciplina
no tiene leyes y que muchos principios tienen más la características de normas que de principios. Podemos decir:

- La Administración no ha enunciado leyes porque aún está en la pubertad como ciencia.


- En la Administración se ha desarrollado más el campo técnico que el científico por una cuestión de utilidad práctica, pero se
espera el desarrollo de este último aceleradamente.
- En las ciencias sociales, sus leyes no son de certeza absoluta sino que tienen un cierto grado de probabilidad que puede ser
comprobado por medio de la estadística por ejemplo.

Podemos concluir entonces que en el campo de la teoría, la Administración podría ser considerada como una ciencia, teniendo presente las
salvedades que son necesarias aclarar al enfrentar a la Administración a los requisitos del conocimiento científico.

III.- FUNCIONES SECUENCIALES DE LA ADMINISTRACION

Es el tipo de funciones que podemos distinguir en el proceso administrativo y que forman parte precisamente de dicho proceso.

* Planificar: Es prefijar un rumbo para el logro de objetivos.

* Organizar: Es ordenar y relacionar sistemas para la adquisición, asignación y control de recursos para el logro de
los objetivos.

* Dirigir: Es unificar y conducir personas en esfuerzos comunes para lograr los objetivos.

* Controlar: Es asegurar el avance hacia los objetivos, según los planes establecidos.

IV.- FUNCIONES CONTINUAS

Son aquellas que se realizan permanentemente en la empresa, ellas son:

* Decidir: Permanentemente en la empresa se están adoptando decisiones en todos los niveles y en todas las áreas.

* Comunicar: Así como permanentemente se adoptan decisiones, paralelamente deben comunicarse dichas decisiones para
asegurar el efecto buscado.

V.- OBJETIVOS DE LA EMPRESA

La empresa para cumplir con sus objetivos, actúa, compite, realiza acciones, asume riesgos. Esta acción ardua, de buscar objetivos, se
practica bajo el principio de que grupos de personas, coordinadas y manejando recursos, bajo su propia iniciativa y responsabilidad,
pretenden entregar al entorno, productos y servicios que esta requiere.

La empresa acepta que otras busquen objetivos similares a los suyos, y esta competencia es una garantía y un estímulo a la superación
permanente de sus hombres y de productos y/o servicios.

Para lograr sus objetivos (rentabilidad, posición en el mercado, productividad, etc.), la empresa debe priorizar los efectos, diseñar un plan,
llevarlo a la acción y controlar sus resultados.

VI.- EFICACIA VERSUS EFICIENCIA

Eficacia: Logro de objetivos o tareas no importando la eficiencia en el uso de los medios.

E = Objetivos
Tiempo

Eficiencia: Uso óptimo de medios para el logro de objetivos a tomar.

I = Producto
Insumo

124
EFICIENCIA EFICACIA

HACER todas las cosas bien HACER lo que corresponde bien.

RESOLVER problemas BUSCAR oportunidades y producir alternativas productivas.

CUIDAR recursos OPTIMIZAR la asignación de recursos en las áreas pertinentes.

CUMPLIR con su deber LOGRAR resultados

REDUCIR costos AUMENTAR utilidades

VII.- LA EMPRESA COMO SISTEMA

Un sistema es un conjunto de elementos interrelacionados entre sí.

La Organización o empresa es un tipo de sistema de especial interés toda vez que sus principales componentes son los individuos, sus
principales actividades se relacionan con la toma de decisiones y es hacia estas últimas donde están dirigidas las funciones de los
Sistemas de Información Administrativos.

En la organización se detectan los siguientes elementos: sus componentes, sus estructuras, la información, las comunicaciones entre sus
componentes y la estructura, los procesos de toma de decisiones, el control y la retroalimentación dinámica.

Se plantean cuatro componentes para la organización, y que son contenido, estructura, comunicaciones y toma de decisiones.

a) Contenido:
Por contenido se entienden los hombres y las máquinas. Con respecto a los individuos tres son los enfoques planteados:
i) La especificación de las características relevantes de un trabajo: Aquí se determinan aquellas habilidades y
características del individuo que están relacionadas con el desempeño esperado del trabajo y se seleccionan aquellos
individuos que están más capacitados para dicho trabajo.

ii) La modificación de las tareas a llevar a cabo. Esto, de modo que las tareas puedan realizarse en mejor forma por el
personal disponible; en este caso, los individuos son considerados como constantes y las tareas son tomadas como
variables, incluyendo en este último aspecto el diseño de los equipos, utilizados en dichas tareas.

iii) Considerar que tanto los individuos como las tareas son fijas y que el medio ambiente psicológico y social es variable.
Este enfoque conduce a la realización de estudios sobre motivación, sistemas de incendios, relaciones interpersonales,
etc, y de estudios sobre el impacto de los factores anteriores sobre la productividad, la satisfacción en el trabajo y la
moral.

b) Estructura:
Este componente considera los medios en que el trabajo físico y mental es dividido. A pesar de esto, existe poca evidencia empírica,
fuera de algunos principios de sentido común, acerca del comportamiento de las variables que intervienen en la estructura de la
organización.

c) Comunicaciones:
Aunque en este componente existe todo un trabajo acerca de la teoría matemática de la información, desde el punto de vista de la
comunicación organizacional se puede decir que lo que existe es un conjunto de doctrinas prácticas y no una teoría organizada. Se
define la cantidad de información contenida en un mensaje como una función del número de mensajes físicos distintos que pudieran
haber sido enviados y de la probabilidad asociada con la selección de cada una; de este modo, hay una preocupación exclusiva por
los aspectos físicos de la comunicación.

d) Toma de decisiones:
Aunque la organización tenga personal, máquinas, estructuras y comunicaciones, aún le falta plantearse formas de alcanzar los objetivos; por
ello es necesario considerar, como cuarto componente, los procedimientos de toma de decisiones que utilizan los administradores
del sistema.

VIII.- SUBSISTEMAS DE LA EMPRESA

a) Personal o Recursos Humanos: El objetivo primordial de la administración de recursos humanos es mejorar la contribución de
los recursos humanos a los objetivos de la empresa. Este objetivo es ambicioso y fundamental.

125
Es fundamental, porque en el nivel de aporte o contribución de las personas a los objetivos de la empresa está comprometido el
destino de ésta y es ambicioso porque Recursos humanos no maneja todas las variables y elementos que determinan el nivel
de contribución.

La función de Recursos Humanos ha adquirido creciente importancia en el campo de la administración, ya que el recurso
humano se ha transformado en el más importante recurso de las empresas, esto es así, puesto que el recurso humano es el
único elemento capaz de marcar la diferencia entre empresas de un mismo sector.

La masificación de la tecnología ha hecho que el factor tecnológico no pueda ser considerado un elemento suficiente para
diferenciar a una empresa respecto de sus competidores, pues esa tecnología rápidamente puede en la actualidad ser imitada
o mejorada, en consecuencia la diferenciación hoy día es más viable de lograr a través del personal.

b) Producción u Operaciones: Proceso de transformación o conversión de las materias primas, materiales, energía y otros en
productos y servicios.

En todo sistema podemos distinguir tres elementos básicos:

1.- Elementos de entrada: Máquinas


Materias primas
Materiales
Partes y Piezas
Procedimientos
Información del mercado

2.- Elementos del proceso de transformación: Manufactura


Ensamble
Embalaje
Trabajo administrativo

3.- Elementos de salida: Productos


Servicios

c) Marketing: El quehacer de esta área funcional, puede sintetizarse en dos grandes actividades:

1.- Identificación de los bienes y servicios que el consumidor necesita detección de necesidades.

2.- Satisfacción de las necesidades detectadas a través de satisfactores adecuados ( productos o servicios).

Por lo tanto el punto de partida del marketing es el consumidor y sus necesidades, como estas necesidades son cambiantes, la
empresa es en especial el área de marketing. Debe estar atenta a los cambios en las necesidades del consumidor a fin de
responder con los satisfactores adecuados en el momento oportuno.

En marketing podemos distinguir dos niveles de aplicación; marketing estratégico y marketing operativo.

El marketing estratégico, está orientado al largo plazo y busca asegurar la obtención de beneficios en ese plazo, e involucra
decisiones globales y permanentes que definen el plan operativo de marketing.

El marketing operativo dice relación con la adopción de decisiones de corto o mediano plazo que buscan implementar los
alineamientos globales definidos en el marketing estratégico.

El marketing operativo se centra en 4 elementos denominados decisiones sobre productos, precios, producción y comunicación
y plaza o punto de venta.

d) Finanzas: Básicamente podemos decir que la función finanzas se puede resumir en dos grandes aspectos:
 La obtención de recursos en las condiciones más favorables posible.

 La asignación eficiente de los fondos disponibles de la empresa, es decir, la rentabilización de los recursos de la
empresa.

El primer aspecto se refiere a la adopción de decisiones de financiamiento, que pueden ser de corto, mediano o largo plazo.
Estas decisiones buscan combinar óptimamente las fuentes de fondos en cuanto a:

126
 Costo.
 Disponibilidad
 Plazos.

El segundo aspecto dice relación con los usos alternativos de los fondos disponibles, que determinan las decisiones de
inversión, las cuales siempre deben adaptarse sobre la base de una evaluación previa, esto es muy importante, pues las
decisiones de inversión determinan el monto total de activos de la empresa, así como el estado de riesgo de la misma.

IX.- PRINCIPIOS Y CARACTERISICAS DE LOS SISTEMAS

Principios:
1.- Principio de la Subsidiariedad: Ningún sistema es completo en sí mismo. Todo sistema, es un subsidiario, en su delimitación y en sus
aportes de otros sistemas en virtud de los cuales actúa y que forman su entorno.

2.- Principio de la Interacción: Todos los sistemas que forman la Empresa están mutuamente relacionados en su comportamiento, de ellos
tienden a influir en el comportamiento de los demás, transcendiendo los efectos del mismo a lo largo de todo.

3.- Principio de determinismo: Todo fenómeno de conjunto que actúe en o a través de los sistemas, es resultado de causas definidas y
constatable.

4.- Principio de Equifinalidad: El sistema debe estar diseñado de forma que pueda alcanzar un mismo objetivo a través de medios y
acciones diferentes entre sí.

Características:
1.- Estabilidad (homeostasis): Es la cualidad por la cual el sistema permanece en funcionamiento eficaz, frente a las acciones de los
factores externos al mismo.
2.- Adaptabilidad: Es la cualidad que debe poseer el sistema, mediante la cual es capaz de evolucionar dinámicamente con arreglo a su
entorno, de manera que atraviese diferentes estados en los que conserve su eficacia y su orientación al objetivo que constituye su
finalidad.

3.- Eficiencia: Es la cualidad por la cual el sistema atiende a su objetivo con economía de medios, poniendo en juego procesos que le
permiten se adaptable y equilibrado.

4.- Sinergia: Es la cualidad por la cual la capacidad de actuación del sistema es superior a las de sus componentes sumados
individualmente.

PRINCIPIOS DE ADMINISTRACIÓN

Farol describió una lista de 14 principios de administración, como una forma de orientar a los administradores en su desempeño. Esta lista
ha ido, sin embargo, más allá de lo que podría ser una mera orientación, transformándose en un marco de referencia conceptual válido
aún hoy día y que ha servido de base al desarrollo de la actual teoría de administración. La siguiente es la lista de estos principios, cada
uno de los cuales es descrito por medio de observaciones del propio Fayol como vía de explicación del contexto en el cual fueron
formulados y los supuestos que los regían.

a) División del Trabajo. Esto es la especialización del trabajo, de modo de producir un mayor o un mejor trabajo con el mismo esfuerzo,
aumentando la productividad; aún más, la división de trabajo permite reducir el número de objetos que son materia de interés y de
esfuerzo del trabajador, resultando en una especialización de funciones y separación de intereses.

b) Autoridad y responsabilidad: Autoridad es el derecho de dar órdenes y el poder de exigir obediencia. Esta autoridad puede ser
formal (derivada del cargo que desempeña el individuo que la ejerce) o personal (derivada del ascendiente que, sobre los demás,
genera la inteligencia o experiencia o conocimientos de la que la ejerce); es indudable que lo óptimo es una combinación de ambos
tipos de autoridad. Responsabilidad es la consecuencia natural y contrapartida esencial de la autoridad; en otras palabras,
dondequiera que se ejercite la autoridad, ésta genera responsabilidades.

c) Disciplina. En esencia, se trata de la obediencia, comportamiento y respeto que observa, de acuerdo a normas establecidas, en las
relaciones entre la empresa y sus trabajadores. Fayol plantea, asimismo, otras tres características en este sentido:

i) La disciplina es fundamental para la marcha normal de la empresa;


ii) La disciplina de cualquier grupo depende, esencialmente, de cuan valiosos o estimados sean sus líderes; y
iii) La mejor manera de establecer y mantener la disciplina es teniendo buenos superiores en todos los niveles, teniendo
acuerdos entre la empresa y los trabajadores que sean tan claros y justos como sea posible y aplicando juiciosamente las
sanciones que correspondan.

127
d) Unidad de Comando: Este principio puede resumirle diciendo que, para cualquier evento, un trabajador debiera recibir órdenes
solamente de un superior, ya que en caso que así no fuere la autoridad, la disciplina, el orden y la estabilidad sufrirían
resquebrajamientos. En efecto, la dualidad de comando termina ya sea con la eliminación de uno de los superiores, o con el
desmembramiento de la organización, al mismo tiempo que se transforma en fuente continua de conflictos.

e) Unidad de Dirección: Este principio se entiende como el tener sólo una cabeza y un plan para un grupo de actividades que tienen los
mismos objetivos. Este principio se refiere, principalmente, a las organizaciones, en cambio el principio de “unidad de comando” se
refiere al manejo de personal; el segundo no puede existir sin el primero.

f) Subordinación del interés individual a los intereses generales. Este principio se explicaría diciendo que el interés de un
administrador o de un trabajador ( o de un grupo de ellos) no debería prevalecer ante los intereses de la organización.

g) Remuneración del personal. El pago al trabajador debería ser justo y proporcionando el máximo de satisfacción a los trabajadores y
a la empresa, como lo permitieran las condiciones que están bajo el control de esta última.

h) Centralización. El grado de centralización y descentralización de autoridad es una cuestión de proporción y de una búsqueda de lo
que es óptimo para cada Organización; cualquier cosa que incremente el rola de los subordinados es descentralización, siendo
centralización justamente lo contrario.

i) Cadena escalar: Este principio también conocido como “ cadena de comando” o “conducto regular” o “cadena de superiores”, se
refiere a las líneas de autoridad seguidas por todas las comunicaciones que s e realizan dentro de la Organización, partiendo del
administrador superior hasta el último subordinado; esta relación de autoridad no debería romperse excepto cuando los superiores
han autorizado a sus subordinados para comunicarse directamente con ellos, saltándose las líneas de autoridad regulares.

j) Orden: este principio se podría resumir diciendo que “ existe un lugar para cada cosa y toda cosa debe estar en su lugar” o, desde el
punto de vista del personal de una empresa, “ existe un lugar para cada individuo y cada individuo tiene su lugar”. Desde este punto
de vista, entonces, se podría hablar de un “ orden material” y de un “orden social” dentro de la empresa; en este último caso, dicho
orden supone haber logrado con éxito una buena organización, una buena relación y un buen balance entre el conocimiento de los
recursos requeridos y los disponibles.

k) Equidad: de acuerdo con este principio, los trabajadores se sentirían incentivados a desempeñarse con lealtad en la medida que
sean tratados con deferencia; la equidad, entonces, sería la resultante de la combinación de la deferencia con la justicia ( pensando
en esta última como el poner en ejecución las convenciones establecidas y entendiendo, además, que dichas convenciones no
pueden prever todas las situaciones, por lo que ellas deben ser interpretadas y completadas). Por otro lado, la equidad no excluye la
obligatoriedad y la firmeza, pero su aplicación requiere sentido común y experiencia.

l) Estabilidad laboral del personal: Siendo este principio una cuestión de proporcionalidad para cada empresa, es un hecho aceptado
el que la rotación innecesaria del personal es causa y efecto de mala administración. Esta situación no sólo involucra gran uso de
recursos en adiestramiento de personal ( del cual no se obtienen los retornos esperados) sino que también significa discontinuidades
administrativas no previstas.

m) Iniciativa: La facultad de un individuo para proponer, elaborar y ejecutar planes, buscando el éxito de éstos, es lo que se entiende por
iniciativa; es responsabilidad de los administradores, dentro de los límites impuestos por el respeto a la autoridad y la disciplina,
saber inspirar y mantener la iniciativa de cada uno de sus subordinados.

n) Espíritu de cuerpo: este principio señala la necesidad para establecer la unión y armonía dentro del personal. Farol enfatiza, por un
lado, la necesidad de aplicar unidad de comando y , por otro lado, los peligros de un abuso de las comunicaciones escritas.

X.- LA EMPRESA Y SU ENTORNO

a) El Medio Económico Externo


Cualquier tipo de organización necesita capital: maquinaria, edificios, existencias de artículos, equipo de oficina, herramientas de
todas clases y dinero en efectivo. Todo tipo de operaciones depende de la disponibilidad y precios de los bienes de capital
necesarios.

Otro elemento de tremenda importancia perteneciente a los insumos provenientes del medio ambiente económico es la
disponibilidad, la calidad y el precio de cualquier tipo de trabajo.

No podemos considerar tan sólo la disponibilidad y el precio del capital y del trabajo al evaluar su impacto económico sobre las
empresas. También debemos considerar su productividad. Esta depende en parte del estado de la tecnología. Las formas de
hacer las cosas guardan una gran relación con respecto a cuánto puede producir cualquier sistema mediante los productos que
genera a través de los insumos de trabajo y capital.

128
Otro importante insumo económico es la disponibilidad de empresarios y administradores de alta calidad.
De la misma forma, otro importante elemento del lado de los insumos económicos es la naturaleza de las políticas fiscales e
impositivas del gobierno.

El suministro básico en el cual se apoya el negocio, está representada por los clientes. Para obtener éxito en la obtención de
clientes debe, en la mejor forma que le sea posible, saber qué es lo que la gente quiere y está dispuesta a comprar.

b) El Medio Ambiente Externo: Tecnología


Uno de los aspectos críticos del medio ambiente de cualquier organización es el estado de la tecnología. Sobre todo, esto es
verdad en los negocios, pero el desarrollo tecnológico puede tener un fuerte impacto sobre la operación y administración de
cualquier clase de organización. “Tecnología” es un término de gran alcance que incluye la totalidad de conocimientos que
tenemos sobre cómo hacer las cosas, entre ellos los inventos. Su principal influencia es sobre la forma de hacer las cosas, y
como diseñamos, producimos, distribuimos o vendemos bienes o servicios.

c) El medio ambiente externo social


El ambiente social está formado de actitudes, deseos, expectativas, grados de inteligencia y educación, creencias y
costumbres de la gente que se encuentra en un grupo o sociedad en particular. El medio ambiente social es el conjunto de
normas de conducta personal generalmente aceptadas y practicadas. Estas normas pueden o no estar codificadas por la ley,
pero para aquellos grupos que piensen que deben ser aplicadas, tienen de hecho, algunas veces, la fuerza de la ley.

Las interrelaciones y la complejidad de estos elementos ambientales son de tal naturaleza que su estudio y comprensión son de
gran dificultad, y pronosticarlos para que el administrador pueda anticipar y prepararse para los cambios es aún más difícil. Los
deseos, expectativas y presiones sociales dan lugar a alas leyes, así como a las normas de ética.

d) El medio ambiente político


El medio ambiente político y legal de los administradores está íntimamente interrelacionado con el medio ambiente social. Las
leyes son, por lo general, promulgadas como resultado de problemas y presiones sociales.

Desde el punto de vista de los administradores, que deben presentar los planes para el futuro y establecer hoy los cursos de
acción que se extienden hacia el futuro, lo preferible sería la mayor estabilidad política posible.

e) El medio ambiente ético


“Ética” parece ser un término que se refiere principalmente a los principios de la conducta personal. Por ser principios,
deberían ser universalmente aplicables, y deberían también proporcionar las normas con las cuales la conducta de todas las
personas pudiese ser comparada, y podrían ser enseñados, de este modo, ayudar a establecer normas generales de conducta
personal a través de todo el país.

Mientras que la ética se apoya en normas morales, la “moral” se puede referir a cualquier costumbre generalmente aceptada y a
la “forma correcta de vivir” en una sociedad.

LOS 14 PRINCIPIOS DE ADMINISTRACIÓN DE FAYOL

1. División del Trabajo: Cuanto más se especialicen las personas, con mayor eficiencia desempeñarán su oficio. Este principio se ve muy
claro en la moderna línea de montaje.

2. Autoridad: Los gerentes tienen que dar órdenes para que se hagan las cosas. Si bien la autoridad formal les da el derecho de mandar,
los gerentes no siempre obtendrán obediencia, a menos que tengan también autoridad personal (Liderazgo).

3. Disciplina: Los miembros de una organización tienen que respetar las reglas y convenios que gobiernan la empresa. Esto será el
resultado de un buen liderazgo en todos los niveles, de acuerdos equitativos (tales disposiciones para recompensar el rendimiento
superior) y sanciones para las infracciones, aplicadas con justicia.

4. Unidad de Dirección: Las operaciones que tienen un mismo objetivo deben ser dirigidas por un solo gerente que use un solo plan.

5. Unidad de Mando: Cada empleado debe recibir instrucciones sobre una operación particular solamente de una persona.

6. Subordinación de interés individual al bien común: En cualquier empresa el interés de los empleados no debe tener prelación sobre
los intereses de la organización como un todo.

7. Remuneración: La compensación por el trabajo debe ser equitativa para los empleados como para los patronos.

129
8. Centralización: Fayol creía que los gerentes deben conservar la responsabilidad final pero también necesitan dar a sus subalternos
autoridad suficiente para que puedan realizar adecuadamente su oficio. El problema consiste en encontrar el mejor grado de
Centralización en cada caso.

9. Jerarquía: La línea e autoridad en una organización representada hoy generalmente por cuadros y líneas y líneas de un organigrama
pasa en orden de rangos desde la alta gerencia hasta los niveles más bajos de la empresa.

10. Orden: Los materiales y las personas deben estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. En particular, cada individuo debe
ocupar el cargo o posición más adecuados para él.

11. Equidad: Los administradores deben ser amistosos y equitativos con sus subalternos.

12. Estabilidad del Personal: Una alta tasa de rotación del personal no es conveniente para el eficiente funcionamiento de una
organización.

13. Iniciativa: Debe darse a los subalternos libertad para concebir y llevar a cabo sus planes, aun cuando a veces se cometan errores.

14. Espíritu de Cuerpo: Promover el espíritu de equipo dará a la organización un sentido de unidad. Recomendaba por ejemplo el empleo
de comunicación verbal en lugar de la comunicación formal por escrito, siempre que fuera posible.

EFECTIVIDAD DE LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA

Para que la estructura de una organización sirva como medio efectivo para el logro de los objetivos, deben reflejarse en ella los principios
de organización, así como deben evitarse algunas fallas frecuentes que, en su mayoría implican la violación o inadecuada aplicación de
los mismos.

Principios de Organización:

 División del Trabajo: La división del trabajo considerada como especialización ocupacional es, en realidad un principio económico y
no de organización. Su aplicación se realiza porque se ha demostrado que es económicamente ventajoso especializar el trabajo y
que el desempeño del personal, en esas condiciones, es más eficiente. En base a ello, muchas veces se ha tendido a la
superespecialización con consecuencias negativas en la motivación del trabajador.

 Coordinación: Es el proceso de integración de las actividades de las diversas unidades a fin de alcanzar efectivamente los objetivos
organizacionales. Sin coordinación las unidades perderían de vista su rol dentro de la empresa. La clave para una coordinación
efectiva es la comunicación.

 Ámbito de control: La teoría administrativa moderna sostiene que para la determinación de ámbitos de control apropiados se deben
considerar todas las variables pertinentes a fin de estructurar el ámbito más adecuado para cada situación. Según Stoner dichas
normas incluyen factores relativos a la situación, a los subordinados y a los jefes. De la consideración de los mismos surgirá la
definición de tramos de control más amplios o más estrechos.

 Autoridad - Responsabilidad: La autoridad es el elemento que le da cohesión a la estructura organizativa. Es el derecho legítimo
de exigir obediencia de los subordinados y tiene como base el cargo que ocupa quien la ejerce. Esta autoridad es impersonal y es
conferida por la organización. Autoridad, responsabilidad y obligación son la base para legitimar la jerarquía institucional, el sistema
de control, la amplitud de mando, la coordinación y las relaciones línea - staff.

 Jerarquía: Todo subordinado debe conocer con precisión cuál es su autoridad y a quién debe derivar los asuntos que escapan a su
competencia. La línea jerárquica debe ser suficientemente clara y precisa a lo largo de toda la pirámide organizacional, de manera de
facilitar la delegación de autoridad y ordenar la toma de decisiones.

Fallas estructurales más frecuentes:


- Falta de flexibilidad: No-conocimiento de cambios en el medio.
- Incomprensión de la organización: No-conocimiento de líneas, etc.
- Carencia de una adecuada planificación estructural: Futuro.
- Desconocimiento de los roles.
- Incoherencia entre fines y medios.
- Inadecuada aplicación de los principios relacionados con la autoridad.
- Incorrecto aprovechamiento de las unidades de apoyo.
- Sobredimensionamiento estructural.

130
EXPLICITACIÓN DE LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA

Existen dos instrumentos principales a través de los cuales se explicitan las estructuras organizativas:

 Organigrama.

 Manual de Organización.

Organigrama

A. Concepto:

Se denomina organigrama a la representación gráfica de la estructura organizativa. El organigrama es un modelo abstracto y sintético, que
permite obtener una idea uniforme acerca de una organización. Si no lo hace con toda fidelidad, distorsionaría la visión general y el
análisis particular, pudiendo provocar decisiones erróneas a que lo utiliza como instrumento de precisión. El organigrama tiene una doble
finalidad:

1. Desempeñar un papel informativo, al permitir que los integrantes de la organización y las personas vinculadas a ella conozcan, a
nivel global, sus características generales.

2. Servir de instrumento para el análisis estructural, al poner de relieve, con la eficacia propia de las representaciones gráficas, las
particularidades esenciales de la organización representada.

Requisitos generales:
 Claridad.
 Actualidad.
 Uniformidad.
El organigrama constituye en instrumento sumamente útil, pudiendo señalase las siguientes ventajas:

 Proporciona una imagen formal de la organización, favoreciendo la familiarización de los miembros de la organización con las
características de la misma al informar sobre la ubicación y funciones de su unidad y las relaciones de dependencia que
existen.

 Ayuda a descubrir problemas estructurales.

 Colabora en el análisis, conocimiento y diseño de la organización estructural.

B. Clasificación:

Duhalt Krauss propone que los organigramas se clasifiquen de acuerdo con los siguientes criterios:

Por su objeto:

Estructurales.
 Funcionales.
 Especiales.

Por su naturaleza:
 Esquemáticos.
 Analíticos.

Por el área que representan:


 Generales.
 Parciales.

Por su formato:
 Verticales.
 Horizontales.
 Circulares.
 Mixtos.

131
C. Reglas para el diseño:

1. Representación de las unidades.


2. Representación de los niveles jerárquicos.
3. Representación de las relaciones organizativas.
a. Relación lineal.
b. Relación de Asesoría.
c. Relaciones Funcionales.
d. Relación de Coordinación.
e. Relaciones de Servicio.
4. Representaciones especiales.
a. Cuando por alguna razón no se quieren graficar todas las unidades.
b. Cuando en una organización la Dirección es ejercida en forma conjunta por un Director y un Subdirector.
c. Cuando existe un directorio cuyo Presidente:
 Es un miembro más del directorio, no se menciona dentro del órgano.
 Es un miembro más del directorio, y se desea señalar su presencia.
 Tiene facultades especiales para ejecutar las resoluciones del directorio.
 Tiene asignadas tareas propias, específicas de su cargo.
Manual de Organización

A. Concepto

El manual de organización es un instrumento sumamente útil, a través del cual cada Jefe sabe cuáles son las funciones o actividades,
autoridad delegada y responsabilidad exigida al órgano a su cargo.

B. Contenido
1. Marco Jurídico.
2. Fines y Objetivos.
3. Funciones y Actividades.
4. Estructura Organizativa.
5. Unidades Orgánicas:
 Denominación.
 Relaciones Jerárquicas.
 Funciones o Actividades.
6. Aspectos Generales.

Formación de la Estructura Organizativa

- Consideraciones previas.

El proceso de formación de la estructura organizativa puede simplificarse, a los efectos de su estudio, en una serie de etapas sin que ello
signifique un ordenamiento cronológicamente concebido.

Ellas son:

A. Departamentalización:

Dividir la organización en unidades.

Criterios:
 Funciones.
 Productos.
 Regional.
 Clientes - Canales de Marketing.
 Por proceso o equipo.
 Matricial.
Otros Criterios:
 Por tiempo.
 Por cantidad

132
B. Asignación de Actividades:

Asignar a las unidades funciones o actividades.

Para la asignación no se dispone de normas sino de criterios que ofician de guías y orientan la misma.

Criterios:
 Por semejanza u homogeneidad.
 Por máximo uso.
 Por oposición de intereses.
 De acuerdo con las necesidades de coordinación.
A. Determinación de autoridad y responsabilidad:

Determinar la autoridad y responsabilidad de cada unidad.

El resultado del estudio de la autoridad y responsabilidad que debe poseer cada unidad para el desempeño de sus funciones o
actividades, determinará su ubicación en forma estratificada de manera que, en una misma línea horizontal de la pirámide jerárquica se
agrupan aquellas unidades a las cuales se les ha delegado la misma porción de autoridad y han asumido idénticas responsabilidades. Así
surgen los niveles jerárquicos. Un método para la determinación del nivel jerárquico de las unidades es el expuesto por Attir, que se basa
en la utilización de criterios para valorar la importancia de cada unidad y así determinar su ubicación jerárquica.

Criterios:
 Actividad crítica para el éxito o logro de los objetivos.
 Participación en las decisiones.
 Funciones sustantivas y funciones de apoyo.
 Iniciativa y autonomía operativa.
 Complejidad de la función.
 Unidades de confianza.
 Ámbito de control.
A. Relacionamiento de las unidades: Relacionar las unidades para que la organización funcione como un todo armónico. Las
unidades resultantes del proceso de formación de la estructura organizativa, deben interconectarse, unirse, coordinarse,
mediante una compleja trama de relaciones. Las relaciones de autoridad son los factores que dan vida a las organizaciones,
entrelazando las actividades y coordinando eficazmente su acción. Las relaciones organizativas, entre las distintas unidades de
una estructura pueden ser:
 De subordinación o lineal.
 De asesoría o staff.
 Funcional o de mando especializado.
 De servicio.
 De coordinación o colateral.
 De revisión.
Metodología de los estudios de Organización y Sistemas:

Concepto:

Metodología de los estudios de Organización y Sistemas es, entonces, el procedimiento sistemático y ordenado a seguir para desarrollar
estudios de mejoramiento administrativo.

Etapas:
1. Preparación del estudio.
2. Relevamiento de información.
3. Diagnóstico de la situación actual.
4. Diseño de soluciones.
5. Informe final.
6. Implantación.
Características: Retroalimentación permanente; esto significa que el avance de cada etapa del trabajo va permitiendo obtener nuevos
conocimientos que ratifican o rectifican informaciones obtenidas previamente o definiciones ya realizadas.

Etapa 1 – Preparación del estudio.

La ejecución de un estudio de Organización y Sistemas puede originarse de diversas formas:

133
 Dirección de la empresa.
 Jefes de línea.
 Unidad interna de Organización y Sistemas.
 Consultores externos.
La etapa de Preparación comprende tres fases.

A. Definición del objetivo.

Si bien muchas veces se posee una idea más o menos concreta de lo que se desea, en otras se hace referencia a las consecuencias de
un problema sin poder identificar con precisión la causa que lo provoca.

Para conocer los motivos que determinaron la decisión de realizar el estudio, se desarrollan entrevistas personales con la dirección de la
empresa, en las cuales se busca obtener información suficiente que permita al analista conocer:
¿Cuál es el problema y de dónde proviene?
¿En qué se basa el deseo de la empresa de fomentar un cambio?
¿Cuáles son las motivaciones reales o potenciales de la empresa en pro o en contra del cambio?
¿Cuál es la meta u objetivo que la empresa persigue con el estudio?
Las respuestas a estas preguntas permiten conocer el origen del estudio y definir metas u objetivos primarios, provisorios, tentativos, que
se irán ratificando con los pasos sucesivos de la metodología a seguir.

Las entrevistas con la dirección permitirán también obtener otras definiciones de la empresa que resultan necesarias para encarar el
estudio:
 Extensión del trabajo.
 Limitaciones a tener en cuenta.
 Relaciones consultor - empresa.
A. Examen preliminar o prediagnóstico.

La dimensión del examen preliminar estará condicionada por las características del estudio, sin perjuicio de lo cual debe
precisarse que en la misma no debe entrarse en detalles, considerando únicamente la realidad de la empresa en forma
genérica.

El examen preliminar que debe ser suficientemente completo, se efectúa a través de entrevistas con los responsables del área
del objeto de estudio, las mismas le permitirán definir el marco de trabajo para la ejecución del estudio.

B. Planificación del Trabajo.

Implica determinar las actividades a realizar, su secuencia y el tiempo que demandará cada una, los productos a obtener en
cada etapa del trabajo, los métodos a utilizar, así como los recursos humanos, materiales, tecnológicos, y financieros
necesarios.

A continuación se confecciona la propuesta de trabajo que será elevada para la aprobación por parte de la empresa. La misma
se compone de los siguientes capítulos:
 Antecedentes de la empresa consultora.
 Programa de trabajo.
 Condiciones de contratación.
 Equipo consultor.
Etapa 2 – Relevamiento de Información:

A. Importancia y necesidad del relevamiento.

La razón que determina la necesidad de obtener información es que con ella se recogen los elementos que permitirán deducir si
es correcto el diagnóstico de la situación que se arribe y si son acertadas las recomendaciones o sugerencias de solución que
se propongan. La obtención de información no es un fin en si mismo, sino un medio para la formulación de conclusiones y
recomendaciones.

Para lograr información en la cantidad y calidad requeridas, debe evitarse aceptar declaraciones de tipo general que pueden
llevar a falsas interpretaciones y tener en cuenta la importancia de obtener la información de fuentes originales y autorizadas.

B. Errores comunes al relevar.

134
Las causa más comunes son la aceptación de expresiones indefinidas, la falta de cotejo y verificación de la validez de los datos
que se obtienen, la falta de sistematización de la información obtenida y la falta de equilibrio en la cantidad de información
relevada.

C. Relacionamiento con el personal.

En la realización de entrevistas personales debe tenerse especial cuidado en las formas de relacionamiento con el personal. El
no atender este aspecto puede determinar su no-colaboración, su indiferencia o, inclusive, que proporcione información no
ajustada a la realidad.

C. Métodos para el relevamiento de información:

Existen diferentes métodos para obtener la información. La elección del método a utilizar deberá ser producto del análisis de cada
situación en particular y de la consideración de las siguientes variables:
 Tiempo y oportunidad.
 Costos.
 Requisitos.
 Características y tamaño de la empresa.
 Objeto de la investigación.
Las respuestas a estas preguntas servirán para determinar el o los métodos a utilizar para el relevamiento de información.

Dichos métodos pueden ser:


 Entrevista personal.
 Encuesta escrita.
 Encuesta grupal.
 Observación personal.
 Estudio de documentación.
 La entrevista personal: Consiste en un intercambio directo de información entre el Analista y un integrante de la organización.
Características: flexibilidad a la búsqueda de datos y brinda la oportunidad de entrar en contacto directo con el personal. Insume
costos elevados de tiempo por la cantidad de hora de trabajo que insumen las entrevistas.

 La encuesta escrita: Características: Se desarrolla mediante el diseño de cuestionarios específicos que se dirigen a los
empleados de la empresa vinculados con la investigación. Rapidez en la obtención de información, posibilidad de aplicarlo
simultáneamente a un número elevado de personas. No permite la obtención de información adicional, reticencia de los
encuestados.

 La encuesta grupal: Brinda mayor uniformidad en las respuestas de los entrevistados ya que el analista brinda orientación.

 La observación personal: Se obtiene información, por simple visualización. Como ventaja se puede decir que la información
es directa pues es el analista el que observa. Desventajas que tiene este método son la falta de objetividad, y las inexactitudes
que pueden surgir por modificaciones de comportamiento del personal frente a la observación a la que es sometido.

 El estudio de documentación: Involucra la búsqueda y análisis de documentos existentes vinculados al estudio.

E. Información a relevar.

El tipo de información a relevar está directamente vinculado a la finalidad del estudio.


 Organización estructural.
 Distribución del trabajo en un órgano.
 Procedimientos de trabajo.
 Sistema de información.
F. Validación y sistematización de la información relevada.

Para poder iniciar el análisis de la situación actual, es necesario asegurarse que se cuenta con información completa - exacta y suficiente -
de manera de evitar que las conclusiones que se obtengan no respondan a la realidad.

135
La sistematización de la información relevada implica, también, la utilización de los instrumentos aplicables a las distintas técnicas
involucradas en los estudios de mejoramiento administrativo. (Organigrama, Manual de Organización, Cuadro de distribución de tareas,
Cursogramas, Planos de distribución espacial, etc.).

Etapa 3 - Diagnóstico de la situación actual

A. Consideraciones generales.

En esta etapa el investigador detecta errores, problemas, deficiencias, retrasos, despilfarros, y buscará las respuestas a sus interrogantes
conjuntamente con todas las pruebas que pueda obtener para fortalecer su diagnóstico.

Esta etapa culmina con la elaboración del diagnóstico de la situación actual en el cual se exponen en forma clara y precisa las fallas
detectadas durante el análisis.

B. Informe de Avance.

Esta acción resulta de suma importancia por diferentes razones:

1. Permite acordar sobre una misma visión de la realidad y encarar soluciones sobre situaciones en las que existe consenso.
2. De no hacerlo podrían estarse diseñando soluciones a problemas que no son percibidos como tales por los integrantes de la
organización.

3. Al atender sugerencias y observaciones inteligentes que puedan realizarse sobre el diagnóstico, se podrá mejorar el proyecto y se
podrá contar con mayor apoyo.

Etapa 4 - diseño de soluciones

El diseño implica adoptar decisiones entre posibles alternativas de cambio que permitan resolver las situaciones planteadas.

Una de las técnicas más utilizadas para la evaluación de las ventajas y desventajas que presentan las distintas alternativas es el análisis
costo - beneficio. Algunas de ellas son:
 Considerar los elementos afectados por la decisión y sólo ellos.
 Considerar sólo lo esperado y nunca lo histórico.
 Considerar los costos y beneficios directos e indirectos.
 Considerar el concepto de costo de oportunidad.
 Identificar los costos involucrados en la decisión.
 Identificar los beneficios asociados.
A. Diseño general.

El diseño general contiene los lineamientos básicos de solución a las fallas detectadas. Dicho diseño incluye las recomendaciones de
modificaciones agregados o eliminaciones que se sugieren para cambiar la realidad actual.

B. Diseño detallado.

Aprobado el modelo general presentado se procede a diseñar las soluciones en forma detallada.

Dicho diseño involucra la confección de gráficos y la redacción de manuales, de acuerdo con el objeto de estudio y las recomendaciones
planteadas.

Etapa 5 - Informe Final

Al terminar la formulación del diseño detallado, se ha de redactar un informe que sintetice el informe en su totalidad.

El informe final debe contener los problemas detectados y las soluciones sugeridas presentadas en forma orgánica e inteligente,
distinguiendo lo principal de lo secundario.

Un contenido estándar de informe puede ser el siguiente:


 Introducción.
 Diagnóstico de la situación actual.
 Diseño detallado de las soluciones.
 Programación de la implantación.

136
 Conclusiones.
 Anexos.
Etapa 6 - Implantación.

Constituye una etapa de significativa relevancia, pues si el trabajo queda a nivel de propuesta no tendrá utilidad real y no producirá los
resultados esperados por la organización. así mismo, una ejecución inadecuada de la implantación puede hacer fracasar la mejor de las
propuestas.

La etapa de implantación comprende cuatro fases:

A. Programación de la implantación.

Esta fase se dirige a identificar las actividades que deben ejecutarse durante la implantación, a determinar el tiempo que requerirá cada
una de ellas y a establecer la necesaria interrelación que deben mantener las diversas tareas preparatorias.

B. Preparación de la implantación.

Esta fase implica el cumplimiento de las tareas preparatorias necesarias que son asignadas, generalmente, a personas que tienen
responsabilidades de línea.

C. Puesta en práctica.

La puesta en práctica es el momento en le cual se inicia efectivamente la implantación. La misma puede ser total o parcial, así como por
sustitución completa o iniciada en paralelo.

D. Evaluación de resultados.

A. Esta fase implica la retroalimentación de la aplicación de los cambios para confirmar lo diseñado o realizar los ajustes que
fueran necesarios.

137
CABLES DE ALTA TENSIÓN y ANTENAS REPETIDORAS DE ONDAS
Redes de Alta Tensión en Zonas Urbanas

Por el Dr. Luis Fernández

Potenciales alteraciones provocadas por los sistemas de transporte y distribución de energía eléctrica

Introducción:
Los hechos ocurridos durante el pasado año, en las localidades de Ezeiza y Rafael Castillo (Conurbano Bonaerense - Argentina), en
relación al tendido de redes de alta tensión han agudizado el interés por conocer cuales son los efectos reales que producen los campos
eléctricos y magnéticos emitidos por dichas redes sobre la salud de los residentes en las proximidades de las líneas. Ésta y otras
cuestiones intentaremos dilucidarlas en el presente informe.

CAMPOS ELÉCTRICOS Y MAGNÉTICOS:

Todo cuerpo por el cual circula una corriente eléctrica genera en sus proximidades campos eléctricos y magnéticos, dependiendo la fuerza
del campo, de la intensidad y la diferencia de potencial de la corriente.

La potencia del campo eléctrico se mide en voltios por metro, y la del campo magnético (densidad del flujo magnético) se registra en
Teslas.

Estrictamente hablando, no hay campos "electromagnéticos", sino, en cambio, existe un efecto de fuerza electromagnética que es la suma
de fuerzas de los campos eléctricos y magnéticos. Los efectos físicos de esas fuerzas electromagnéticas son principalmente la ionización
de la atmósfera y la atracción de radón en su área de influencia.

Cabe destacar que se considera una corriente de alta tensión a aquella que supera los 132Kv En nuestro país las líneas de alta tensión
son de 500Km, 220Kv y 132Kv y las de media tensión son de 33Kv y 13,5Kv. En Canadá o EE.UU. se trabaja hasta 765Kv.

EXPOSICIÓN A CAMPOS ELÉCTRICOS Y MAGNÉTICOS

La exposición a campos magnéticos y eléctricos se produce en la sociedad toda: en el hogar, en el trabajo, en las escuelas y en los
medios de transporte accionados por fuerza eléctrica. En cualquier lugar donde haya cables y motores eléctricos, y equipos electrónicos,
se crean campos eléctricos y magnéticos, los cuales inducen corriente en el cuerpo. Para una persona parada bajo una línea motriz de 50
a 60 Hz, la corriente que se induce en su cuerpo a causa del campo magnético es mucho menor que la que se le induce por el campo
eléctrico. Además, la corriente inducida en el cuerpo por los campos magnéticos es considerablemente mas débil que la que tiene lugar en
el cuerpo en conexión con la actividad normal del corazón y del cerebro (es decir, 10 mA/m2 y 1 mA/m2 respectivamente).

Si la casa donde uno vive está bajo una línea de alta tensión o cerca de ella, se expone tanto al campo magnético como al eléctrico. Las
paredes exteriores del edificio separan del campo eléctrico, y por lo tanto no existe exposición interior al campo externo. Un campo
magnético no puede ser evitado y debido a su amplia dispersión (a varios cientos de metros desde la línea motriz), el nivel del campo
magnético permanece siendo más o menos el mismo sin importar el lugar de la casa donde se esté.

Sin embargo, un estudio realizado por Dennis Henshaw, investigador de la Universidad de Bristol, publicado en el Internacional Journal of
Radiación Biólogic afirma que las fuerzas electromagnéticas liberan el radón existente en las paredes de los edificios, elemento que es
asimilado por el organismo con serio riesgo para aquellas personas con cánceres no desencadenados.

Los campos electromagnéticos configuran distintos estados de riesgo para los organismos vivos, ya que nadie, todavía demostró su
inocuidad. A similares conclusiones, arriba, un trabajo de la Cátedra de Biología Evolutiva de la Universidad de Córdoba. En 1994, un
estudio de la Universidad de Canadá, encontró una pequeña asociación de los campos con la leucemia, pero ningún vínculo con el cáncer
de cerebro.

INFLUENCIA DE LOS CAMPOS MAGNÉTICOS Y ELÉCTRICOS EN LA SALUD HUMANA

A nivel mundial existen numerosos estudios, desde la década del 70 a la fecha sobre los efectos de los campos electromagnéticos.

Los estudios epidemiológicos sobre la leucemia infantil y la exposición residencial a las líneas de alta tensión parecen indicar un aumento
de los riesgos y se ha informado de peligros excesivos de leucemia y tumor cerebral.

Los resultados de los estudios sobre reproducción, incluyen consecuencias negativas en el embarazo, desórdenes neuroconductuales y
una discreta modificación de la fórmula sanguínea.

De los posibles riesgos de cáncer que se discuten hoy día, las leucemias en niños que viven cerca de las líneas de distribución eléctrica
son los mejor documentados.

138
Ya en 1979, Nancy Wertheimer y Ed Leeper (Universidad de Colorado), estudiando casos de leucemia infantil en Denver, descubre una
relación entre los casos observados y la proximidad a líneas de alta tensión o de los grandes transformadores (primer estudio
epidemiológico sobre el tema).

En 1987, Savitz (Universidad de Carolina del Norte), quien durante siete años realiza estudios de casos de cáncer en menores de 15 años
teniendo en cuenta los campos electromagnéticos producidos por electrodomésticos, publica sus resultados: los menores expuestos a
campos elevados corren de 1,3 a 1,6 mas riesgos de contraer cáncer que los no expuestos; y en el caso de la leucemia, los riesgos se
duplican. Sin embargo, no se han encontrado, todavía vínculo alguno entre el mayor riesgo y los campos eléctricos medidos.

Estudios recientes referidos a casos de Suecia y Dinamarca (1992 / 93) con técnicas mejoradas para la evaluación de las exposiciones
han confirmado (en una perspectiva integral) la evidencia de un posible riesgo de cáncer debido a exposición residencial. El estudio sueco
encontró un doble riesgo para la leucemia infantil por encima de un nivel histórico calculado de 0,2uT. Se ha calculado que cada año en
Suecia hay dos casos de leucemia infantil por estar bajo líneas de fuerza motriz o en su proximidad en un radio de hasta 300 metros (los
resultados no fueron publicados en forma completa).

La exposición ocupacional a campos magnéticos es generalmente más alta que la exposición residencial, y los cálculos de riesgo de
leucemia y de tumores cerebrales también dan valores superiores para trabajadores expuestos que para niños que viven próximos a las
líneas de fuerza motriz.

El Departamento de Energía de Orlando, EE.UU., comprobó (en 1992) el efecto sinérgico entre ruido, contaminantes químicos y radiación
electromagnética con serias consecuencias en los primeros estadios de la gestación.

Según estudios realizados en Finlandia, se verificó que aumentaba la incidencia de pérdidas tempranas de embarazo entre mujeres que
estaban expuestas a campos magnéticos de 50 Hz en sus hogares.

Existen estudios tendientes a relacionar la génesis de las leucemias con la exposición a radiaciones, así, el Dr. H. von Melchner afirma
que: experimentos en animales no dejan dudas acerca del efecto leucemogeno de los rayos ionizantes..." y agrega además que "... la
correlación humano-patológica de tal tipo de transformación se encuentra en la frecuente incidencia de leucemia, altamente significativa
desde el punto de vista estadístico, en niños de madres que estuvieron expuestas durante el embarazo a radiaciones ionizantes".

Se sabe que los rayos ionizantes inhiben la producción de melatonina, que es el principal asimilador de hidróxilo radical (-H) libre, ión que
daña el ADN. Entonces si se suprime la melatonina el ADN queda más vulnerable al ataque oxidante. produciéndose una mayor incidencia
de cáncer en cualquier tejido.

Gracias a la energía nuclear y otros simpáticos ingenios descubiertos por el hombre, hoy son bien conocidos los efectos provocados por
las radiaciones ionizantes. Las no ionizantes (infrarrojo, microondas, teléfono celular, aspiradoras, abridores de latas, emisoras y
retrasmisoras radiales, etc), en cambio se encuentran todavía en el campo de la discusión, en la que algunos anuncian riesgosos efectos
en el ser humano, y otros lo contradicen.

En la actualidad no se pueden realizar trabajos en la Argentina de este tipo por inconvenientes presupuestarios; pero personal idóneo, no
falta. La Dirección Nacional de Calidad Ambiental dependiente de la Secretaría de Salud, realizó en 1988 un estudio sobre "radiación
electromagnética no ionizante". Se establecen ciertas normas, tiempo de exposición y características de las mismas; con gráficos
estadísticas y normativa internacional sobre el tema. Este estudio establece en su prólogo que "la exposición de la población en general
causada por fuentes artificiales de radiaciones de radiofrecuencia y microondas excede hoy día considerablemente la provocada por
fuentes naturales".

El vertiginoso incremento de estas fuentes de radiación probablemente llegue a producir una contaminación electromagnética. Y que hoy
en día ya hay pruebas aunque escasas de los efectos en el hombre debido a exposición aguda, excesiva y accidental. El informe hace
hincapié en la radiación por microondas, antenas de radio y TV y en la de radares.

Uno de los autores del estudio el Ingeniero Jorge Skvarca, titular del departamento de radiofísica sanitaria del organismo citado manifestó
que "...todavía está en discusión cual es el alcance de los efectos de este tipo de radiaciones".

El hombre viene manejando despreocupadamente, el paisaje siempre el mismo, grandes extensiones de campo algunos árboles y más
adelante paralela a la ruta, enormes estructuras metálicas unidas entre sí por gruesas líneas negras que cortan el cielo en dos.

Al mirar el velocímetro del automóvil vé con sorpresa que la aguja marca una velocidad a la que no está marchando; y que todos los
instrumentos electrónicos del automóvil se enloquecen como si fuera un sueño de platillos voladores o el triángulo de las Bermudas, pero
basta una mirada a las torres de alta tensión que aparecen a los costados para encontrar una razón lógica al problema.

Este hipotético caso, llevó en Francia a los fabricantes de automóviles a colocar un Citroen CX bajo una línea de alta tensión (420Kv)
durante 48 hs; resultado: la memoria del sistema de inyección fue afectada.

139
Resulta paradójico, también, que las grandes centrales eléctricas emitan menor radiación que los electrodomésticos que la gente manipula
a diario. La respuesta es sencilla: las grandes centrales, poseen las aislaciones y blindajes requeridos por las normas internacionales, en
tanto que los electrodomésticos vienen protegidos con carcazas plásticas o metálicas de dudosa efectividad.

En los electrodomésticos tenemos como más riesgosos los que poseen motor eléctrico giratorio, licuadoras, lavarropas, molinillos de café,
secadores de pelo y otros. Aunque también emiten radiaciones no ionizantes las pantallas de computadoras, los hornos microondas y los
sistemas de comunicaciones, como las antenas de transmisión de canales de TV y radio y los radares de uso civil y militar.

Lo cierto es que, mientras no se establezcan cuales son los efectos reales de la contaminación eléctrica, las lavadoras, secadores de pelo,
computadoras, estufas de cuarzo permanecerán en capilla y todo electrodoméstico seguirá siendo culpable, hasta que demuestre lo
contrario.

Existe una teoría que dice que esos campos podrían introducir alteraciones en los pequeños campos electromagnéticos propios del
organismo humano. Todavía no se ha demostrado, pero producirían transformaciones en el estado anímico de las personas.

Científicos de la Comisión Nacional de Protección Radiológica de Inglaterra, dieron a conocer un estudio que demuestra que la exposición
a campos electromagnéticos puede producir una severa pérdida de la memoria.

Los experimentos fueron efectuados en 48 ratones, en los que fundamentalmente se registraron fallas en la memoria de corto plazo,
además de dificultades para aprender destrezas.

En el trabajo se utilizaron solamente campos magnéticos como los que emiten las líneas de energía. Se trata de la primera investigación
que revelaría de manera concluyente sus efectos sobre la salud.

Resultados que seguramente reavivarán la polémica en torno de los campos magnéticos y sus posibles daños.

Los especialistas británicos consideran que las conclusiones del estudio pueden aplicarse a los humanos. Pero al mismo tiempo relativizan
su hallazgo: los ratones analizados fueron sometidos a poderosísimos campos magnéticos, que alternaban a 50 ciclos por segundo, y en
plazos cortos (45 minutos cada vez).

"EL EFECTO CORONA"

Se designa de tal manera al conjunto de fenómenos ligados a la aparición de conductividad de un gas en las inmediaciones de un
conductor que transporta alta tensión eléctrica.

Conductividad debida al fenómeno de ionización que se pone en evidencia visualmente por la aparición en la superficie de las líneas de
alta tensión de descargas luminosas (como penachos luminosos) y bajo la forma de pequeños chasquidos secos.

Este efecto forma parte de las pérdidas de energía que se producen en el transporte y provoca ruido radioeléctrico y generación de ozono
y de iones, (que no superan los valores establecidos por la ley de residuos peligrosos y su decreto reglamentario).

RESUMEN: En relación con la política a seguir; está normalizado el tema del trazado e instalación de las torres de alta tensión. Ya sea las
características técnicas de construcción de las torres, los tipos de cables, la distancia entre los mismos, etc.

En tal sentido, la Ley Nº 24065, marco regulatorio de la actividad eléctrica, y su Decreto Reglamentario Nº 1368/92, establecen como
Autoridad de Aplicación para las actividades de generación, transporte y distribución de energía eléctrica, a la Secretaría de Energía en
general y al E.N.R.E. (Ente Nacional de Regulación Energética) -arts. 11, 16, 50, 54 y 56 Ley 24065-.

Por otra parte, por la Resolución Nº 15/92 de la citada Secretaría, se aprueba el Manual de Gestión Ambiental del Sistema de Transporte
Eléctrico de Extra Alta Tensión, que es de aplicación obligatoria para las empresas ejecutoras.

El E.N.R.E. dictó la Resolución 46/94 que determinó la magnitud de las instalaciones cuya operación y/o construcción requiere la emisión
de un certificado que acredite la conveniencia y necesidad pública de dicha construcción, extensión u ampliación.

Posteriormente, en junio de 1996, la Resolución 236/96 fijó los criterios procedimentales de protección ambiental a los que debe sujetarse
toda construcción, extensión o ampliación de los sistemas de transporte y/o distribución de energía eléctrica, sujetos a jurisdiccional
nacional.

La jurisdicción local alcanza a la organización administrativa y jurídica dentro de los límites del territorio provincial.

LA POLÉMICA CONTINÚA

140
Un informe del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) concluye que " ... los campos magnéticos generados por las líneas de
transmisión de energía eléctrica no producen efectos adversos para la salud, en virtud que no se cumple la demostración convincente de
la relación causa-efecto".

Se desconoce la dimensión real del fenómeno y sus efectos. Las investigaciones no fueron lo suficientemente consistentes para establecer
relaciones comprensibles entre los efectos carcinogénicos y biológicos y las líneas de transmisión de energía eléctrica.

Conclusión a la que han arribado la OMS (1984 y 1987) el Ministerio de Salud de Australia (1992), el Instituto Nacional de Salud y de
Investigaciones Médicas de Francia (1993) y la Junta Nacional de Suecia para la Seguridad en Materia de Electricidad (1994).

La Academia de Ciencias de los EE.UU. (1996) en su informe señala que no hay evidencias concluyentes que los campos
electromagnéticos jueguen un rol en el desarrollo del cáncer u otras manifestaciones de la salud o del comportamiento en humanos.

La Comisión Internacional en Protección de Radiaciones No Ionizantes (IRPA) publica en 1992, un informe donde recomienda una serie de
valores.

- 5 Kv/m. para campo eléctrico

- 100 micro Tesla para campo magnético variable a 50Hz.

inferiores a aquellos para los que se han reportado efectos biológicos (OMS, criterios Nros. 35 y 69).

Exposiciones máximas para el público en general (24 hrs/día).

Sin perjuicio de ello, el "principio de precaución" recomienda que como dentro de la población general pueden encontrarse mujeres
"embarazadas", niños pequeños, personas con marcapasos, personas inmunodeprimidas o con problemas cardíacos se utilicen
valores inferiores. La aplicación de este principio, debe apoyarse en el de razonabilidad de las medidas a fin de no provocar la
innecesaria preocupación de la comunidad ante un fenómeno del que no se tienen resultados concluyentes.

De las mediciones realizadas por la Facultad de Ingeniería (UBA) el Laboratorio del Alta Tensión de la UNLP y por la UN de Tucumán
resultaron valores inferiores a los recomendados por los organismos internacionales (OMS e IRPA) para los niveles de campos
magnéticos y eléctricos:

- entre 3,5 a 1,8 Kv/m para campo eléctrico

- entre 50 a 35 micro Tesla para campo magnético

Debajo de las líneas de 132 Kv los valores no superaron los niveles de campo eléctrico de 2 Kv/m y de campo magnético de 41 micro
Tesla y si la medición se realiza a 10 mts de la línea los valores descienden a 0,86 Kv/m y 12 micro Tesla respectivamente.

El tendido de las líneas puede ser subterráneo o aéreo. Para el caso del cableado subterráneo existen diferentes técnicas pero todas
tienen en común su alto costo, sus pérdidas y su elevada resistencia térmica. Además, los costos de la ingeniería civil y de
instalación son mayores que las líneas aéreas. Por otra parte, no se reduce la intensidad del campo magnético y sólo se anulan los
campos eléctricos a nivel de suelo.

Recomendación

1) Adopción de medidas de precaución en una franja de 30 mts a partir del eje de la línea de alta tensión de 132 Kv en zonas
urbanas.

2) Formación de un grupo de trabajo interdisciplinario a fin de adoptar criterios de confiabilidad eléctrica y de seguridad pública
sustentados en resultados inobjetables.

3) Nuevo diseño técnico e instalación segura de los transformadores o sub- transformadores y de las torres de alta tensión.

TORRES DE ALTA TENSION

La distancia entre las casas y las torres de alta tensión está debidamente normada por la Superintendencia de Servicios Eléctricos (SEC).
Esta se toma desde el eje central de la torres y puede variar entre 9,5 y 11,5 metros, dependiendo si se trata de circuitos de 110 o 220
kilovolts.
Ramiro Roa, jefe del Departamento Técnico de Inspección de la SEC, explica que esta normativa sólo se establece para evitar que, en
caso de que algún cable se corte, caiga sobre las personas o las viviendas, pero que no tiene ninguna relación con los efectos fisiológicos

141
que pueden causar las torres de alta tensión.³ No contamos con datos fidedignos ni emanados de fuentes confiables, que indiquen que
esos campos electromagnéticos produzcan cáncer², dice Roa.

Agrega que en varias oportunidades les han hecho la misma consulta, pero reitera que no cuentan con antecedentes concretos al
respecto. Dice que ellos también han preguntado y recibido, a su vez, opiniones contradictorias. ³ Hay quienes señalan, intuitivamente, que
existe esta relación, sin embargo, otros afirman haber vivido más de 40 años cerca de una torre de alta tensión, sin que les haya ocurrido
nada ², dijo. Esta es una de las razones de por qué la SEC no puede afirmar que la proximidad a las líneas eléctricas tiene una incidencia
mayor que el promedio, en cáncer u otra enfermedad.
NO SE CUMPLE
Esta reglamentación no siempre se cumple. En la avenida Cuarto Centenario, en la comuna de Las Condes, las casas están
prácticamente pegadas a las torres y los vecinos señalan que no tienen ningún problema.
Roa afirma que normalmente se construyen primero las torres y luego las viviendas. Y, por desconocimiento de las direcciones de Obras
de los municipios, se permiten distancias menores que las fijadas por la SEC. En otros sectores son los mismos pobladores los que poco a
poco comienzan a tomarse terreno y quedan al lado de las torres.
EFECTOS
Hay vecinos que se quejan de que sus electrodomésticos sufren desperfectos por estar cerca de las torres de alta tensión. Sin embargo,
Roa dice que no puede haber ninguna relación en la falla de estos aparatos y las torres. Esto, porque el suministro eléctrico de los vecinos
no proviene de esas estructuras.
El especialista afirma también que estos campos electromagnéticos son de muy baja frecuencia (50 ciclos por segundo) y prácticamente
no se advierte ningún daño o efecto fisiológico en las personas. Reconoce que los objetos metálicos que están bajo las líneas inducen
pequeñas tensiones de voltaje que son perceptibles, pero lo mismo puede ocurrir al abrir la puerta de un automóvil. ³ Es un efecto natural y
normalmente no es perjudicial ², afirma.

Efectos en la salud de las líneas eléctricas

Autor:
Ecologistas en Acción (España)

Fecha:
Marzo del 2000

Hasta tiempos recientes los únicos campos electromagnéticos a que las poblaciones estaban expuestas eran los campos eléctrico y
magnético de la Tierra. Pero ahora estamos sumidos en un baño electromagnético de diferentes frecuencias e intensidades. A frecuencias
más altas que la luz visible están los rayos UV. , los rayos X y las radiaciones Gamma; las llamadas radiaciones ionizantes. A frecuencias
más bajas que la luz visible tenemos la radiación IR, las microondas (el horno microondas a 2.450 millones de hz., o los teléfonos móviles
a 800-900 millones de hz), las ondas de radio, las pantallas de ordenador, a 15-30.000 hz., y la corriente eléctrica, a 50 hz en Europa y 60
hz. en EEUU. El uso de la electricidad en la vida cotidiana, del que casi todos nos beneficiamos, nos expone a todos en mayor o menor
medida a la acción de campos electromagnéticos de frecuencia 50 hz. Bien sea por la electricidad que hace funcionar nuestros
electrodomésticos, o la que pasa por los cables cerca de casa, o en la calle o en el trabajo, sean cables de alta tensión para transmisión
de la electricidad a grandes distancias de 400.000 v, o de distribución de p ej. 15.000 v.

Hablamos de CEM de 50 hz. porque nos estamos refiriendo a la corriente que procede de la red de suministro eléctrico, la corriente alterna
no de la proveniente de pilas o baterías. La corriente alterna esta formada por un campo eléctrico y un campo magnético que cambian de
sentido 50 veces por segundo (de ahi los 50 hz). La intensidad de estos campos depende del voltaje de la corriente y del flujo de
electricidad que circule por los cables, entre otras cosas. Pero tanto el campo eléctrico como el magnético disminuyen su intensidad muy
rápidamente al alejarnos del cable por el que circule la corriente, hasta el punto que, por Ej. para una LAT de 115.000 v a 15 m del apoyo
de la línea el campo eléctrico es la mitad de intenso que bajo la línea, y el campo magnético es solo el 22%. En otros aspectos estos
campos se comportan de manera muy distinta, por ejemplo., los campos eléctricos pueden ser fácilmente apantallados, es decir,
desaparecen cuando se interponen objetos: edificios, incluso árboles., etc.. Los campos magnéticos sin embargo no son detenidos tan
fácilmente, solo se amortiguan al alejarse de la fuente.

Cuando los seres humanos o los animales están en un CEM oscilante, como el de la corriente alterna , estos campos crean corrientes
eléctricas débiles en el interior del cuerpo, y desde que esto se sabe se ha pensado en la posibilidad de que produjeran efectos de tipo
biológico. Sin embargo , las corrientes que producen los CEM que nos rodean cotidianamente son más débiles que las que existen en el
cuerpo. No pueden atravesar la membrana celular y digamos que se confunden con el movimiento al azar de las moléculas cargadas
eléctricamente (iones) dentro de la célula. Además, estos CEM no pueden tampoco inducir calentamiento de los tejidos biológicos, por que
la energía que pueden transportar al medio biológico es muy baja. Asi pues, en principio, comparados con campos de mayor frecuencia o
con las radiaciones ionizantes (Ry X, Gamma, etc) no se esperaría que los CEM de 50 hz tuvieran efectos biológicos.

Sin embargo en los años 60 y 70 varios investigadores informaron de alteraciones funcionales del tipo: dolores de cabeza, nauseas,
cansancio... en trabajadores de redes eléctricas de 400.000 v y 500.000 v. A raíz de estos trabajos se comenzaron a hacer estudios más
numerosos y sistemáticos. Todos estos estudios se referían a diversos aspectos de la salud, pero ninguno se dedicaba a cánceres.

142
El cáncer relacionado con los CEM de LAT apareció por primera vez en 1979 en un estudio realizado en EEUU (Denver) por la Dra.
Wertheimer y el Sr.Leeper. Descubrieron que en el caso de niños que habían muerto de cáncer , la probabilidad de que hubieran vivido a
una distancia de 40 m o menos de una LAT era de 2 a 3 veces mayor que en el caso de los otros niños estudiados. Y la exposición a
campos magnéticos fue uno de los posibles factores responsables que se identificaron en el estudio. No se disponía de medidas de
campos magnéticos dentro de las viviendas, y no se realizaron, sino que se estimaron los CEM originados por las líneas de alimentación
basándose en el número y tipos de líneas y en la distancia entre estas y las viviendas.

Desde entonces ha habido muchos más estudios, a finales de 1995 son más de 100 los estudios llevados a cabo en niños y adultos,
particularmente trabajadores de empresas eléctricas, buscando una relación entre el desarrollo de cánceres y la exposición a CEM de
líneas de transporte eléctricas.

Para entender porqué ya llevamos 20 años de trabajo en este campo y las conclusiones son tan poco "conclusivas" y parece tan dificil
para la comunidad científica en su conjunto ponerse de acuerdo en si hay un riesgo aumentado de daño para la salud por vivir cerca de
una LAT , para quien es ese riesgo, o si por el contrario podemos respirar aliviados y tener un problema menos, dedicándonos al problema
urbanístico que suponen los tendidos eléctricos, o de impedimento para el desarrollo del barrio, o incluso al peligro de electrocución, es
muy conveniente saber como funcionan los estudios epidemiológicos, y que tipo de información pueden proporcionar.

Estudios epidemiológicos

Como ya he mencionado, no se sabe realmente porqué o en qué manera los CEM habrían de actuar sobre nuestro cuerpo
desencadenando enfermedades. Si esto se supiera, como se sabe de los virus p. ej, se podría intentar comprobarlo en los laboratorios, y
seria suficiente. Pero en un caso como este donde no hay buenas pistas si no solo algunas sospechas, hay que observar los efectos sobre
la población haciendo un ESTUDIO EPIDEMIOLOGICO. El método es así:

1) elegir el grupo de gente a estudiar. Dentro de ello se elige a un nº de individuos que tiene determinada enfermedad cuya causa se está
buscando. Son los casos.

2) se busca a otro nº de personas que viven en condiciones similares a los casos pero que no padecen la enfermedad, son los testigos .

3) se estima el nº de casos y de testigos que , entre todos los seleccionados, estuvieron expuestos al factor o agente sospec hoso de
causar la enfermedad y se estima en qué grado estuvieron expuestos. Esta es la parte siempre más difícil, pues en el caso de cánceres el
desarrollo de la enfermedad es largo, y las exposiciones tuvieron lugar años antes. Normalmente no hay registros de cual fue el grado de
exposición del factor sospechoso al que estuvieron sometidos. Por lo tanto hay que deducirlo en base a mediciones actuales o
estimaciones razonables.

4) la relación de casos expuestos al factor sospechoso frente a otros enfermos del grupo no sometidos a ese factor, se compara con la
relación de testigos expuestos al factor frente a testigos no expuestos.

_ Si esta relación es igual para los casos que para los testigos, significa que el factor estudiado no tiene que ver con la enfermedad.

_ Pero si es mayor para los casos, es posible que el factor estudiado sea el causante de la enfermedad.

Todo esto siempre que puedan descartarse otras causas que contribuyan a la enfermedad, lo que se llama los factores de confusión. En el
cáncer es particularmente peliaguda esta tarea, pues es un fenómeno muy complejo y del que se sabe poco. Por otra parte, para evitar
que los resultados del recuento sean casuales, debidos al azar, el nº de individuos que se escojan, tanto casos como testigos, debe ser
suficientemente alto. Lo que se llama estadísticamente significativo . Como vemos, las condiciones que se deben cumplir para que un
estudio epidemiológico de resultados claros e incontestables son muy difíciles de cumplir, especialmente en un asunto como cáncer y
CEM.

En los estudios que tenemos hasta el momento, pueden criticarse alguna de las condiciones que se han mencionado, como: la falta de
datos reales de intensidad de los CEM a que estuvieron sometida las personas que enfermaron, la insuficiente eliminación de otras
posibles causas del cáncer que pudieran concurrir en los casos, o un número escaso de enfermos. Lógico cuando se están estudiando
enfermedades raras, como la leucemia, etc...

Esto no quiere decir que el estudio esté mal realizado, sino que son elementos con los que tiene que contar el investigador, porque de otra
manera no hay estudio posible. En definitiva, la evaluación del acierto de las suposiciones que cada estudio epidemiológico asume, y de la
significación de sus resultados, es decir si son relevantes o no llevan a ninguna conclusión fiable, es gran parte de la discusión entre los
científicos.

Estudios biológicos

Los estudios epidemiológicos no son el único tipo de trabajos que se han hecho. Paralelamente a la realización de estudios
epidemiológicos se han venido realizando investigaciones en laboratorio con animales, tejidos y células. Una dificultad muy importante con
la que se tropieza es que no se sabe cual o cuales son los pará metros de exposición que tienen importancia biológica: si es la intensidad

143
máxima de los campos eléctrico o magnético, o es la intensidad promedio, o es el número de veces que el individuo se acerca o se aleja
del campo, entre otros parámetros. Se están investigando diversos mecanismos, como la posible alteración del ADN celular, la influencia
de los campos en la secreción de ciertas hormonas, o la modificación de flujos de iones, que son átomos y moléculas con carga eléctrica.

La composición iónica dentro y fuera de la célula son bastante distintas, y la membrana celular se encarga de regular muy selectivamente
el paso de los iones al interior de la célula. En muchas células estos cambios en el paso de iones son señales para la activación de otros
procesos fisiológicos. Se ha encontrado, por ejemplo, que el flujo del calcio se ve alterado para ciertas frecuencias e intensidades de CEM
muy concretas, pero no para otras. Esto podría contribuir a explicar la variabilidad de resultados obtenidos en los estudios
epidemiológicos, y el que no se haya encontrado una relación clara dosis- efecto, es decir, que en algunos casos se hayan encontrado
efectos a una cierta intensidad de campo pero en cambio a una intensidad mayor, donde se esperaría encontrar un efecto más fuerte, este
no aparezca. En definitiva, los procesos biológicos son muy complejos.

La influencia directa de los CEM sobre el ADN, cuya alteración podría ser una causa de cáncer , como ocurre con la contaminación
radiactiva, se considera descartada porque la energía de una radiación electromagnética de tan baja frecuencia como 50 hz (la luz visible
tiene una frecuencia 10 billones de veces mayor !) no es suficiente para dañar el ADN. Pero sí podría incidir en la secreción de algunas
sustancias que tuvieran un papel como inhibidoras del cáncer. Se está prestando especial atención a la MELATONINA, que es una
hormona producida por la glándula pineal, que está en la base del cráneo. Esta hormona se segrega durante el sueño y hay indicios de
que retrasa el crecimiento de algunas células cancerosas. Se han venido realizando estudios sobre si la presencia de CEM disminuye su
secreción, pero no se han obtenido resultados suficientemente claros y no deja de ser una hipótesis más de trabajo.

Evaluación de las investigaciones

Hasta el momento he querido exponer el grado de conocimiento que los científicos tienen sobre la influencia del los CEM de las líneas
eléctricas de alta tensión en la salud, qué tipos de investigaciones se hacen y cuales son los problemas que se encuentran en estas
investigaciones. PRECISAMENTE PORQUE ES UN TEMA DIFÍCIL DE INVESTIGAR, HACE YA 20 AÑOS QUE ESTÁ EN EL
"CANDELERO", CON UNA GRAN CANTIDAD DE TRABAJO CIENTÍFICO DETRÁS, Y UNA INAGOTABLE POLÉMICA ENTRE QUIENES
PIENSAN QUE TODO ESTO ES UNA GRAN PÉRDIDA DE TIEMPO Y QUIENES SE SIENTEN AMENAZADOS POR LAS Líneas de Alta
Tensión. A los ciudadanos de "a pie" nos es muy difícil hacernos una idea cabal del estado de la cuestión, pero la presión pública ha
obligado a algunas autoridades públicas a financiar investigaciones y a hacer esfuerzos por clarificar el tema. El año pasado ya se
obtuvieron algunos pronunciamientos de instituciones relevantes.

La pasada primavera se presentó en el Congreso de EEUU un informe del "Instituto Nacional de Ciencias de la Salud y el Medioambiente"
titulado "Efectos sobre la Salud de Campos eléctricos y Magnéticos de Líneas Eléctricas". Este informe es la conclusión de un programa
de investigación e información a la opinión pública encargado en 1992 por el Congreso americano a organismos dependientes de su
Ministerio de Sanidad y Ministerio de Energía para obtener evidencia científica que permitiera aclarar los posibles riesgos para la salud de
la exposición a CEM de muy baja frecuencia (50-60 hz).

Tras la revisión de las investigaciones y estudios epidemiológicos disponibles y la organización de 3 congresos, un grupo de trabajo de 30
científicos presentó una serie de conclusiones, de las que quiero destacar 2:

¨- Que los datos de los estudios epidemiológicos muestran una ASOCIACIÓN entre la exposición a CEM y leucemia infantil y también con
la leucemia linfocítica crónica en adultos expuestos profesionalmente. Esta asociación es débil pero consistente, es decir no puede
ignorarse. Podría deberse a error o a algún otro factor, pero reconocen que no se ha encontrado ninguna otra explicación que no sea la
exposición a CEM. La estimación de su incidencia en la población sería del orden de 2,5 a 7,5 casos de leucemia infantil por cada 100.000
h (Datos de incidencia de leucemia de EEUU).

¨- El "Instituto Nacional de Ciencias de la Salud y el Medioambiente" insiste que dado que la asociación es débil y no hay otras pruebas
obtenidas en laboratorio que la apoyen, la evidencia científica que esto supone sobre si la exposición a los CEM es causa de daños sobre
la salud es sólo marginal. Pero también declara literalmente que la exposición a los CEM NO PUEDE SER CONSIDERADA COMO
ENTERAMENTE SEGURA.

Pese a todo, este Instituto encargado de aconsejar a la autoridades americanas sobre cual es el peligro que los CEM suponen para la
población y qué se debe hacer, opina que lo que hasta ahora se sabe no es suficiente como para que se tomen medidas radicales, del tipo
de reducir los límites permitidos a los campos que producen los electrodomésticos, o exigir el enterramiento de las líneas eléctricas de
transmisión y distribución. Lo que aconsejan es incidir en medidas educativas a la población, estimular a la industria eléctrica a hacer un
diseño de líneas en que se reduzcan los CEM, e impulsar tecnologías que den lugar a CEM menores. También declaran que hay que
continuar con las investigaciones sobre este tema.

En la Unión Europea no parece que las instituciones hayan realizado un esfuerzo real de impulsar las investigaciones en este área o de
coordinar la evaluación de los estudios epidemiológicos. En 1994 el Parlamento Europeo presentó una resolución en la que se pedía a la
Comisión de Medio Ambiente una serie de acciones en relación a los efectos sobre la salud de los CEM. El Parlamento hizo una serie de
peticiones a la Comisión de Medio Ambiente, con la filosofía de que la dificultad de hacer evidente una relación dosis-efecto que permita
cuantificar los efectos de los CEM no impide que se tomen medidas legislativas para establecer un sistema de limitación de la exposición

144
para los trabajadores y para el público que considere el tratamiento del problema en origen, es decir, disminuir la generación de los CEM y
recurrir a una producción de energía descentralizada. Algunas de esas peticiones que hizo el Parlamento son:

- Preparar una reglamentación para limitar la exposición, teniendo en cuenta los conocimientos científicos del momento.

- Que se programen nuevas acciones comunitarias de investigación

- Que se aconsejen "pasillos" debajo de las LAT donde no se permitan viviendas, ni actividades de tipo permanente.

- Que cualquier proyecto de nuevas líneas o nuevas subestaciones sea supeditado a un estudio de impacto.

- También pide que el Consejo de la U.E. formule recomendaciones a los Estados Miembros para que en las regiones atravesadas por
LAT prevean medidas de prevención e información, así como sistemas de indemnización y expropiación en favor de las poblaciones
afectadas.

Este enfoque desde la protección de la salud pública que había empleado el Parlamento Europeo no fué continuado por otras instituciones
comunitarias. En Octubre de 1999 el Comité de las Regiones expresó su opinión sobre los efectos de las redes eléctricas de transmisión
de alto voltaje en el Diario Oficial de las Comunidades europeas (C 293/16, 13-10-99). En la introducción, entre otras cosas, se manifiesta
la preocupación de que los estudios de los efectos de las LAT se conviertan en un gran obstáculo para el desarrollo de las redes eléctricas
transeuropeas que se tienen que construir para el desarrollo de un mercado interno de generación eléctrica, es decir la central eléctrica
está en un país pero su electricidad se puede vender en cualquier otro de la UE .lo que exige muchas líneas de muy alta tensión. En otro
párrafo de ese documento se afirma que el examen de las investigaciones y estudios epidemiológicos disponibles que han hecho varias
organizaciones internacionales concluye que los hallazgos solo indican la conveniencia de más estudios y que no encontraron necesario
cambiar las medidas de protección existentes. Más adelante en ese documento se insiste en que los estudios no han probado que los
campos magnéticos sean dañinos aunque, admite que no hay "evidencia irrefutable" que confirme lo inverso. Me gustaría saber como
nadie puede pensar que se puede encontrar una "evidencia irrefutable" de falta de daño a estas alturas de la cuestión.

Finalmente, existe una " Recomendación del Consejo de la UE relativa a la exposición del público en general a CEM (0 a 300 Ghz)"
publicada en Julio del año pasado (L 199/59, 30-7-99) en que se definen límites para exposición a CEM. Según se indica en la el
documento ".. únicamente se han utilizado efectos comprobados como base para la limitación recomendada de las exposiciones", y más
adelante aclara " No se considera comprobado que el cáncer sea uno de los efectos de la exposición a largo plazo de los CEM". Los
límites que recomienda este documento se refieren a intensidades que inducen corrientes apreciables en el cuerpo, y se ignora la
posibilidad de que existan otros efectos producidos en situaciones normales si se está habitualmente en el entorno de un campo.

En nuestro país el DEFENSOR DEL PUEBLO se pronunció sobre el problema de las LAT y los efectos sobre la salud cuando se lo
presentó la asociación de vecinos Osa Mayor de Aravaca. En un informe de Febrero de 1997 dice que, aunque el Defensor del Pueblo no
avala ninguna tesis sobre el efecto nocivo de las LAT:

" basta que la comunidad científica admita como hipótesis razonable tal posibilidad para que el principio de prevención que se halla en la
base de la protección de la salud como bien constitucionalmente protegido en el art. 43.2 de nuestra Constitución, ..., reclame una
intervención al respecto." En definitiva, su postura es que los ciudadanos tienen derecho a que las autoridades sean prudentes con su
salud, y que ante la razonable probabilidad de un perjuicio deben actuar para protegerla.

El informe del Defensor del Pueblo también examina si la legislación que afecta a las LAT tiene en cuenta la salud y seguridad del público.
Y ciertamente la conclusión es que NO. La regulación de las LAT depende del REGLAMENTO DE LÍNEAS ELÉCTRICAS DE ALTA
TENSIÓN, de nov. de 1968 (3151/1968,28-11-68), hace más de 30 años, es un documento esencialmente técnico que solo se ocupa de
los problemas que el entorno pueda suponer para la línea y no al revés. No permite el paso de una línea sobre un edificio ya existente,
pero permite la construcciones bajo ella si se respetan unas distancias mínimas, que para una línea de 132.000 v es de 4,2 m y para una
de 400.000 v de 6m. De hecho, el Reglamento de LAT permite que se construya una línea en un terreno con Plan General de Ordenación
Urbana aprobado, y lo que es más sangrante, si han de modificarse o enterrarse al aprobar el Plan Parcial quien lo paga es la
Administración que aprueba el Plan, no la empresa eléctrica.

El Defensor del Pueblo termina con la recomendación al Ministro de Industria de que se modifique el Reglamento de LAT incluyendo
medidas de seguridad y prevención, de modo que se evite el potencial riesgo para la salud de los CEM.

También recomienda que se estudien las medidas necesarias para la modificación o supresión de las LAT que atraviesen entornos
residenciales.

En conclusión:

Desde el año 1997 hasta aquí las cosas no han mejorado en nuestro país, no solo no se ha modificado el Reglamento de LAT, sino que ya
no existe planificación del gobierno en el sector de la energía, con lo que las empresas pueden construir tantas centrales eléctricas como
quieran y donde quieran (si se aprueba su Estudio de Impacto ambiental), sin que haya un estudio previo de lo que es más conveniente
para el servicio de todos. Nuevas centrales significan nuevas LAT o, al menos reforzamiento de las que ya existan. Hoy en día hay

145
solicitadas centrales térmicas nuevas por una potencia total de 20.000 Mw, el 40% de la potencia instalada y Red Eléctrica ya ha
presentado los proyectos de varias líneas nuevas de 400.000 v para evacuar la energía de las nuevas centrales.

La discusión sobre si las LAT causan cáncer va a continuar: como hemos visto es un tema difícil, continuarán los estudios, continuarán los
que digan que el efecto es mínimo o que no lo hay, y también los que se sientan directamente amenazados por ellas. Pero en todo caso es
evidente que no se puede aplicar la política de "esperar y ver que pasa". La gente tiene derecho a que en caso de duda se tomen
precauciones, a que las autoridades y la administración apliquen el PRINCIPIO DE PREVENCION y se movilicen para ofrecer soluciones a
los ciudadanos.

Es posible que la solución mas apropiada sea el enterramiento de los cables, aunque esto no elimina su campo magnético. En todo caso,
el posible daño sobre la salud es un impacto ambiental que es responsabilidad del dueño de la instalación que lo causa. Por ello el
enterramiento de los cables o su reinstalación en otro lugar, o su eliminación debe hacerse por cuenta de la compañía propietaria, y no con
dinero de todos los ciudadanos.

Se oye muy a menudo que no se puede prescindir de la electricidad hoy en día y a veces parece que por ello no puede cuestionarse nada
relacionado con ella: ni como se produce, ni como se transporta, ni si tenemos suficiente o hay que traer todavía más. Yo creo que a todos
nos encanta disponer de electricidad, ninguno quisiéramos prescindir de ella, pero tenemos cuestiones que criticar:

- generarla tiene costes ambientales, a veces altísimos como en el caso de la energía nuclear

- transportarla tiene costes en ocupación de territorio, alteración del paisaje (incluyendo el urbano), y riesgos no despreciables para la
salud

Por lo tanto, es de la mayor importancia el aumentar la eficacia en su uso, empleándola para las funciones en las que no puede ser
sustituida, y dejando otras, como la de calentar para el gas u otros combustibles. El uso de bombillas de bajo consumo y de
electrodomésticos eficientes debería generalizarse. Si no se sigue este camino, como el consumo de electricidad no hace más que
aumentar en los últimos años, serán necesarias más líneas de alta tensión y más líneas de distribución. Y las amenazas para la salud no
harán más que crecer.

Miles de santiaguinos habitan bajo tendidos eléctricos; El riesgo de vivir bajo cables de alto voltaje
Fernando Espina, oncólogo y jefe de Pediatría del Hospital Exequiel González Cortés, dijo que en el extranjero hay estudios que
relacionan campos electromagnéticos con casos de cáncer.
Por Cecilia Gutiérrez Ronda

¿Sabía usted que existe una relación entre la contaminación electromagnética, producida por los cables de alta tensión y el cáncer?
Aunque la situación aún está en estudio, hay datos concluyentes en investigaciones realizadas en el extranjero (Instituto Karolinska en
1992) que señalan que mientras mayor es la intensidad del campo electromagnético, hay un aumento de las probabilidades de leucemia.

Actualmente mucha gente convive con las torres de alta tensión -unos más cerca otros más lejos- ignorantes de estos estudios y sus
conclusiones.

Y, si bien quien nada sabe nada teme, en el sector de Cerro Navia hay varios casos de cáncer y corresponden coincidentemente, a gente
que vive en la avenida Las Torres. Por allí pasan los cables de alta tensión.

El doctor Fernando Espina, oncólogo y jefe de Pediatría del Hospital Ezequiel González Cortés, explicó que la relación entre factores
ambientales y la ocurrencia de cáncer está siendo investigada desde el siglo pasado. En esa época, por ejemplo, se descubrió que las
personas que sacaban hollín de las chimeneas tenían más posibilidades de contraer cáncer a los testículos y que algunas sustancias
radioactivas también producen esta enfermedad.

En este contexto -cuenta- en Memphis, Estados Unidos, investigaciones determinaron que en los niños que acudían a colegios cercanos a
cables de alta tensión había mayor número de casos de leucemia, que los que epidemiológicamente debían existir. ³El estudio se tomó tan
en serio, que se establecieron normas específicas para los cables de alta tensión.

Estos no pueden pasar a menos de dos hectáreas de un poblado y a una altura determinada ², dice.

En nuestro país, en cambio, esta relación aún no ha sido estudiada ni se toma en cuenta ninguno de los trabajos y normas que existen en
el extranjero al respecto.
³ Nos parece lógico que si en un país se demostró que el alto voltaje produce mayor incidencia de leucemia, por lo menos se regule el
contacto de cables de alta tensión con poblaciones, hasta que se demuestre lo contrario. Pero en Chile el tema ambiental es un desastre.

146
Por ejemplo, cuando demostramos con estudios que los niños de nuestro país tenían un alto índice de plomo en la sangre, la respuesta de
las autoridades fue que estábamos exagerando la nota ², afirma Espina.

TORRES DE ALTA TENSION ELECTRICA: MUERTE SILENCIOSA

Atenea Curie e-mail: atenea_curie@yahoo.com Monterrey, Nuevo León, México

La ciudad se encuentra sepultada por miles de postes y cables de corriente eléctrica (alta tensión) que pasan a escasos metros de
nuestras cabezas, al igual que inmensas torres por donde transita la energía que da vida a nuestros aparatos electrodomésticos, a las
máquinas instaladas en las industrias y demás enseres que nos hacen más cómoda la vida citadina, sin embargo, pocos reparan en los
efectos de esas instalaciones en la salud de la población.

La electricidad genera campos eléctricos y magnéticos. Los campos eléctricos son generados por el voltaje, mientras que los magnéticos
se producen por la corriente. A estos campos se les conoce como campos electromagnéticos.

Existen numerosas evidencias científicas y no científicas sobre los efectos de los campos electromagnéticos en seres vivos. Algunos
estudios sugieren que pueden causar reacciones negativas en la forma en que las células se reproducen, se comunican y crecen.

Estudios en laboratorio han revelado que los campos electromagnéticos pueden afectar el sistema biológico en el cuerpo de los seres
vivos, causando alteración de la función de las células nerviosas, problemas con el sistema inmunológico, incrementando el riesgo de
cáncer (leucemia, cáncer en el cerebro y en el pecho, principalmente). La fuerza de estos campos disminuye con la distancia, por lo que
en países desarrollados se habla de una distancia prudente, de principio de precaución y de una actitud de evitar campos
electromagnéticos por prudencia.

Sin embargo, en Nuevo León, se presenta una desmedida siembra de instalaciones eléctricas de alta tensión (subestaciones, plantas
eléctricas y líneas de AT) sin pensar si se trata de zonas industriales o habitacionales, sin considerar al entorno, incluyendo a los vecinos,
justificando dichas instalaciones con el hecho de no encontrar evidencias que demuestren la relación causa-efecto. Es inaceptable que
esperemos la relación causa-efecto como único parámetro de verdad. Esto es una trampa, ya que por tratarse de seres humanos sería
una falta de ética. Sin embargo, algunas investigaciones demuestran la relación de asociación entre campos electromagnéticos y
alteraciones biológicas e incluso cáncer.

Es importante mencionar que aún en estudios que dicen que no hay daño, al analizar la investigación nos damos cuenta que sí existen
evidencias de daño, pero estas no alcanzan el parámetro estadísticamente significativo (el número de personas con cáncer no les merece
significación), pero SI hay casos con cáncer, biológicamente significativo. Es terrible que la falta de planeación de algunos gobernantes e
industriales para encontrar alternativas técnicas que les permitan crecer sin afectar la salud y el patrimonio familiar, puedan estar
ocasionando tanto daño a nuestra comunidad. Lo grave del asunto, es que hay proyectos que contemplan el desplazamiento de
comunidades próximas a industrias, es decir, un desalojo de sus casas por diferentes presiones. El Gobierno e industriales no aceptan el
riesgo de salud, pues se afectaría la siembra indiscriminada de instalaciones de alta tensión próximas a zonas habitacionales a la que
están acostumbrados en su práctica cotidiana, sin consultar a los ciudadanos. Empresarios y políticos no tienen el hábito de tomar
medidas trascendentales en su práctica política y económica, por lo que prefieren maquillar la realidad.

La experiencia de los vecinos que se oponen a la instalación de torres electromagnéticas es frustrante, pues visitan secretarías en
municipios y el Estado, en un peregrinar desgastante, estéril en la mayoría de las ocasiones, en donde los funcionarios se concretan a
recibir la información y depositarla en el cesto de la basura.

Es una estrategia para detener, retardar hasta donde sea posible, todo intento por hablar de posibles daños a la salud y al patrimonio
familiar. Todo es en vano, pues ellos tienen sus planes y los realizan sin importar lo que las investigaciones científicas señalen o lo que los
vecinos piensen.

Cuando existe alguna protesta pacífica de los vecinos afectados por la instalación de las torres de alta tensión, entonces us an la fuerza
pública en su contra, pisoteando los más elementales derechos humanos. Si persisten los vecinos en su empeño, buscan los mecanismos
jurídicos de intimidación a través del Ministerio Público, para encarcelar a los líderes, por defender su derecho a vivir sanos y en paz,
haciendo triunfar al poder económico sobre la razón.

La experiencia de los vecinos de las colonias Mitras, Independencia, Vidriera y Residencial Vidriera, de verse forzados a convivir frente a
torres electromagnéticas de alta tensión los sacude y los coloca ante diversos significados y manejos de la verdad, la justicia, la libertad,
iglesia, evangelio, derechos humanos.
Descubren que está de moda el engaño disfrazado de amabilidad, y que a la cárcel también pueden ir los que hablan con la verdad, que la
investigación y la ciencia pueden ser utilizados para los fines de unos cuantos, sin importar la sociedad.

147
Se topan con que la policía no está para servir a la comunidad, que las autoridades políticas y religiosas también tienen sus compromisos
y que los problemas de la comunidad no siempre están contemplados en sus agendas.

Lo más triste, al parecer casi todos tienen su precio, sin importar su credo político, religioso, ni posición socioeconómica, ¡Ay de aquél que
no tenga precio, que sea honesto y que luche realmente por defender los derechos humanos! Ese, será amedrentado, perseguido y
amenazado.

Por ello, hace falta la información a la comunidad, desarrollar la investigación y buscar la información nacional e internacional que nos
permita proteger la salud de la población en un contexto de desarrollo industrial ordenado. Este es el propósito del presente artículo.
Publicado por la REVISTA GEN-T Sociedad, Cultura, Salud y Política, Monterrey, N. L., 5 de diciembre de 1998, año 1 número 3 e-mail:
revista-gen-t@yahoo,mail

148
SISTEMAS DE SEGURIDAD
INTRODUCCION:

Los Planes de Seguridad y Prevención de Riesgos en un condominio están destinados a evitar accidentes y/o a minimizar los daños si
éstos llegaran a producirse.

Estos objetivos elementales de seguridad se obtienen educando y entrenando al personal y a los residentes, manteniendo un control
directo sobre las actividades del personal, los ambientes de trabajo y el equipamiento del edificio.

ACCIDENTE:

Es un hecho o acontecimiento imprevisto, no deseado, no programado, no intencional, que detiene o interrumpe la normalidad de una
persona o grupo de personas.

Todo accidente responde a una causa y esta se puede determinar si se hace una prolija investigación del mismo. Si se eliminan estas
causas es muy poco probable que se origine el mismo accidente.

No debe pensarse que un accidente obedece a mala suerte o casualidad. Siempre hay una causa y por ello deben evitarse mediante la
correcta aplicación de programas y prácticas de actitud humana frente a la emergencia.

En el análisis de las causas de los accidentes se llega a la conclusión que ellos solo se originan por dos tipos de causas: a) las “acciones
inseguras”, cuando interviene el hombre y b) las “condiciones inseguras”, cuando es el medio el que lo provoca.

Ejemplo de acciones inseguras:

Retirar las protecciones de las máquinas


No obedecer las reglas de seguridad que tiene el condominio
Usar como herramientas elementos no adecuados
Utilizar un equipo o máquina sin tener los conocimientos adecuados y sin autorización
No utilizar elementos de protección personal cuando el trabajo lo exige

Ejemplo de condiciones inseguras:

Pisos resbaladizos, con manchas de aceite o detergentes grasos


Almacenamiento desordenado
Escalas con peldaños sueltos o quebrados
Iluminación deficiente
Desgaste de equipos y de instalaciones
Instalaciones mal ejecutadas

INVESTIGACIÓN DE LOS ACCIDENTES:

Existe la creencia que un accidente debe investigarse sólo cuando origina una lesión a personas. Ello constituye un gran error, ya que la
mayoría de los accidentes con lesiones pudieron evitarse si se hubieran detectado a tiempo las causas de aquellos cuasi accidentes
previniendo su repetición.

Al producirse un accidente en la comunidad, sea laboral o particular, debe iniciarse, de inmediato, la investigación ya que de lo contrario
será más difícil reunir todos los antecedentes necesarios. En esta investigación debe intervenir el jefe directo de la persona afectada, el
encargado de seguridad y cualquiera otro que haya presenciado los hechos.

RIESGOS DE INCENDIO, SU PREVENCIÓN Y COMBATE:

El fuego, cuando es originado en forma accidental y se encuentra fuera de control, se transforma en un poder destructor de graves
consecuencias.

Es importante entonces conocer todo lo que se relaciona con él y así estar preparado para evitar su generación en forma accidental o
como para controlarlo en su fase inicial.
Los términos más frecuentemente usados en este tema son:

a) Fuego: Es el resultado de la combustión de combustible, calor y oxígeno.


b) Amago: Es un fuego incipiente, descubierto y extinguido a tiempo.

149
c) Incendio: Es un fuego no controlado que provoca daño.
d) Siniestro: Es un incendio de grandes proporciones, que afecta a bienes y personas
e) Combustión: Es un proceso de liberación rápida de energía, generalmente calor y puede ir acompañado de la aparición de llamas
luminosas.
f) Temperatura de Inflamación: Es la temperatura a la cual los gases desprendidos se inflaman con desprendimiento de luz y calor. Al
bajar la temperatura o retirar la fuente de calor, no continúa el proceso.
g) Temperatura de combustión: Es la temperatura a la cual los gases desprendidos se inflaman entrando en combustión: continúa el
proceso por si solo, después de retirada la fuente calórica.
h) Combustibles: Son los materiales capaces de entrar en combustión, después de un calentamiento previo.
i) Inflamables: Son sustancias combustibles que, a temperatura ambiental normal, emiten vapores, los cuales con el aire pueden arder
en presencia de una fuente calórica.
j) Llama: Es la manifestación visible del fuego, que resulta de la incandescencia de gases desprendidos de diminutas partículas de
materia sin quemarse.
k) Humo: Es un fluido que está compuesto de gases y partículas sólidas muy finas, tales como CO, CO2, N, Alquitrán, Vapor de Agua,
Vapores Amoniacales, etc.

TEORIA DEL FUEGO:

Al analizar la combustión se determinó que, en realidad, lo que produce el fuego son los vapores que desprenden los materiales
combustibles, al mezclarse en ciertas proporciones con el Oxígeno y ser calentados a una temperatura determinada.

Por lo tanto, para que se produzca el fuego, es necesario que se cuente con los siguientes elementos:

 Material combustible
 Calor
 Oxígeno

Con estos tres elementos se constituyó el llamado “Triángulo del Fuego” que permite explicar en forma gráfica los componentes o
condiciones básicas para que exista fuego.

Todas las medidas de prevención o combate del fuego, consisten, esencialmente en evitar la formación del triángulo del fuego y para ello
bastará con eliminar uno solo de sus componentes.
CLASIFICACION DE LOS FUEGOS:
La norma Chilena NCH 9343 define y clasifica los fuegos en cuatro clases, según la naturaleza del combustible y la forma como se
presenta el fenómeno. Ellas se representan mediante una simbología, con el objeto de identificar la clase de fuego y los agentes extintores
a usar en su control y extinción.
Fuego Clase “A”
Son fuegos de combustibles ordinarios tales como madera, papel, género, cauchos y diversos plásticos.
La extinción es más eficiente y segura a través del enfriamiento de los combustibles y por ello el agua constituye un excelente medio para
extinguir.
Fuego Clase “B”
Comprometen líquidos combustibles o inflamables, gases inflamables, grasas y materias similares, en que la extinción más rápida y
segura es por la eliminación del oxígeno del aire(sofocación) evitando el desprendimiento de vapores combustibles o interrumpiendo la
libre reacción en cadena.
Fuego Clase “C”
Se originan en equipos, maquinarias e instalaciones eléctricas. En estos, por seguridad de las personas, es necesario que el elemento
extintor que se use no sea conductor de la electricidad. Una vez “desenergizados” los equipos e instalaciones, el fuego corresponderá a
uno Clase A o B.
Fuego Clase “D”
Se originan en la combustión de ciertos metales tales como magnesio, sodio, potasio, titanio, circonio, etc. Que, al arder, alcanzan
temperaturas muy elevadas (de 2.700 a 3.300° C). Para su extinción se requiere de un elemento extintor no reactivo a dichas
temperaturas.
Cada uno de estos símbolos está definido por un color de fondo. Es así como el clase “A” es de color verde, el “B” de color rojo, el “C” de
color azul y el “D” de color amarillo. Todas las letras son de color blanco.

PREVENCIÓN DE INCENDIOS:
La prevención de incendios es el conjunto de medidas que deben tomarse con el fin de evitar el inicio de un fuego, que puede provocar un
incendio o siniestro.

150
El mejor momento para controlar un fuego es antes de que comience. Aunque se cuente con muy buenos equipos de extinción y se esté
bien adiestrado en su uso, “siempre es mejor prevenir que curar”.
Toda la prevención de incendios se basa en que, si eliminamos el combustible, el calor o el oxígeno, es posible extinguir el fuego, evitando
que estos tres elementos se combinen.
Las medidas de prevención de incendios en un edificio deben estar encaminadas entonces, a controlar las fuentes de combustibles y las
fuentes de calor, detectando y corrigiendo las condiciones inseguras y evitando las acciones inseguras.

CONTROL DE INCENDIO:
Corresponde al conjunto de medidas tomadas, con el fin de disminuir o eliminar los efectos del fuego una vez originado. Requiere del
desarrollo y utilización de técnicas y métodos, para detectar y controlar el fuego, en caso que la etapa de prevención falle y éste se
declare.

METODOS DE EXTINCIÓN DEL FUEGO:


Los métodos de extinción se basan en la ruptura del triángulo del fuego, es decir, actuando sobre cualquiera de los tres elementos que lo
constituyen.
Los métodos son los siguientes.
Extinción por enfriamiento:
Este método consiste en reducir la temperatura de la combustión. Para obtener esta reducción, es necesario absorber el calor en cantidad
superior al que se está generando. Para tal efecto se emplean productos fríos que en contacto con el fuego se evaporan, sustrayendo el
calor del incendio, haciendo descender la temperatura hasta más debajo de la temperatura de inflamación. El agente más apropiado para
extinguir por enfriamiento es el agua.

Extinción por sofocamiento:

Este método consiste en separar el comburente u oxigeno del elemento de combustión, mediante elementos capaces de privar o
empobrecer de oxígeno la atmósfera que rodea al combustible afectado por el incendio. El agente más apropiado para extinguir por
sofocamiento es la espuma química.

Eliminación del combustible:

Consiste, como su nombre lo indica, en eliminar el combustible, ya que de esta forma el fuego no encontrará más elementos con que
mantenerse.

Inhibición de la reacción química:

Hay ciertas sustancias químicas que actúan sobre algunos productos de la combustión, produciéndose su extinción. El agente más
representativo de este tipo es el polvo químico.

CONTROL DEL INCENDIO EN LOS EDIFICIOS:

Existe una serie de elementos para hacer frente a un incendio en los edificios. Estos van desde la detección hasta el combate mismo.
Afortunadamente en estas materias se ha evolucionado bastante y hoy se puede disponer de complejos sistemas muy eficientes para
hacer frente a este tipo de situaciones.
Sistemas de detección de incendios:

Para detectar el incendio en su fase inicial, se han diseñado una gran variedad de dispositivos. Los más comunes son:

 Detectores de calor
 Detectores de humo
 Detectores de llama
 Detectores de vapores combustibles
 Detectores de ionización

En algunas oportunidades estos detectores accionan y ponen en funcionamiento, en forma automática, sistemas fijos de extinción.
También emiten una señal acústica y/o luminosa que da la alarma. Estos aparatos funcionan sobre la base de captar, mediante un
elemento sensible, las alteraciones de las condiciones normales del ambiente, ya sea la presencia de llama, humo, calor, etc.

Sistemas de alarmas:

151
La alarma sonora y/o luminosa será la que advertirá la emergencia a los comuneros y al personal que debe enfrentarla. Esta será activada
automáticamente por algún elemento detector de la situación anormal o mediante un pulsador manual o timbre que accionará una persona
al descubrir el peligro.

Combate del fuego:

El mejor conocimiento del fuego a permitido el desarrollo de diferentes elementos para combatirlos; cada día se perfeccionan más los
elementos existentes y aparecen otros en el mercado, cada vez más sensibles y eficientes. Sin perjuicio de ello, se debe tener presente
que los elementos que tendrá una comunidad, por sofisticados y modernos que sean, jamás podrán apagar los fuegos por sí mismos.

Los conocimientos sobre los elementos para combatir incendios, la habilidad y oportunidad para operarlos determinarán el éxito en la
extinción de un incendio.

Cabe señalar que junto con iniciar el combate del un fuego, debe llamarse a Bomberos puesto que no tenemos ninguna certeza que con el
personal y equipos de la comunidad se puede controlar la emergencia.

Agentes extintores:

Los agentes extintores son los elementos que sirven para extinguir el fuego al entrar en contacto con él.
Entre ellos el más común es el agua que actúa por el método de enfriamiento. Sin embargo, el agua no es un agente adecuado para
apagar cualquier clase de fuego; por ejemplo, para un fuego clase “C” jamás debe usarse dado su gran conductividad de la corriente
eléctrica.

AGENTES EXTINTORES ___ CLASE DE FUEGO

 Agua, en forma de chorro directo A


 Agua, en forma de neblina A-A
 Agua, en forma de vapor B
 Anhídrido Carbónico (CO2) B-C
 Espuma A-B
 Polvo Químico seco ordinario (PQS) B-C
 Polvo Químico seco multiuso A-B-C
 Compuestos especiales PQS D
 Halon 1211 (*) A-B-C
 Halon 1302 (*) A-B-C

El Halon ha sido prohibido en la mayoría de los países desarrollados por su desbastador efecto sobre la capa de ozono.

Sistema de combate del fuego:

a) Extintores Portátiles: Consiste en un recipiente cilíndrico con un agente extintor en su interior y un mecanismo de descarga. Se
les puede llevar a mano o desplazar en carros.

Los extintores portátiles han recibido también el nombre de “Extintores de primeros auxilios contra
incendios”. Aunque no pueden cumplir con la eficacia de los sistemas fijo, su uso puede proporcionar un
efectivo ataque a fuegos incipientes. Su uso es muy recomendable en los edificios y deben ubicarse en
zonas preestablecidas mediante estudio previo. Por la versatilidad frente a las distintas clases de fuego,
se recomienda contar con extintores tipo A – B – C.

b) Sistemas fijos de extinción: Consisten en una serie de conductos distribuidos estratégicamente en las áreas de mayor peligro. Cuando
se produce el fuego se activan automática o mecánicamente distribuyendo en la zona el agente extintor
determinado. Existen sistemas que utilizan agua (sprinklers), espuma, polvo químico seco, etc.

c) Sistemas fijos mixtos: Consisten en redes que recorren el edificio en toda su altura con salidas ubicadas estratégicamente y
cuyo agente extintor es el agua.
Los hay de dos tipos:

Red Húmeda:

152
Es una red que recorre el edificio y como lo dice su nombre siempre se encuentran con agua.
Normalmente tiene salidas en todos los pisos y constituye un sistema mixto puesto que va combinado con
mangueras y pitón conectadas a sus salidas. Estas mangueras se enrollan en un carrete y al extenderlas
es posible llegar a los rincones más apartados del piso.

Red Seca:
Es un sistema que se encuentra sin agua al cual se conecta Bomberos. Normalmente hay salidas en
todos los pisos y solo deben conectarse mangueras en el piso afectado. En el primer piso del edificio se
encuentra la toma la cual se conecta al carro bomba y con su motor impulsa el agua por toda la red.

EMERGENCIAS Y EVACUACION DE EDIFICIOS.

En nuestro país se conocen antecedentes históricos de lo pavoroso que resulta un incendio en un edificio en altura, especialmente cuando
las vías de evacuación han sido bloqueadas e inutilizadas por el fuego, humo y elementos de obstrucción, quedando atrapadas las
personas en su interior.

La necesidad de planificar para situaciones de emergencia es imperiosa, debiendo tener planes de emergencia para las diferentes
contingencias, naturales y artificiales, no importa cuan baja sea la probabilidad de que sucesos de esta naturaleza puedan producirse.

EMERGENCIA:
Es la combinación imprevista de circunstancias que podrían dar por resultado peligro para la vida humana o daño a la propiedad privada.
Las emergencias se pueden clasificar en dos grupos: a) de Origen Natural y b) de Origen Humano. Estas requieren de una acción
inmediata para hacerles frente y esta acción debe estar previamente planificada. De esta forma se puede definir que un Plan de
Emergencia es la planificación y organización humana para la utilización óptima de los medios técnicos previstos con la finalidad de reducir
el mínimo sus posibles consecuencias económicas y de vidas humanas.

EVACUACION:
Es la acción de desalojar en forma parcial o total un local o edificio en que se ha declarado un incendio u otro tipo de emergencia. Debe
realizarse en forma rápida, ordenada y segura de acuerdo a una pauta preestablecida.

El camino de evacuación debe ser continuo, no obstruido y que conduzca desde un punto del edificio hasta una zona exterior al mismo, a
donde no lleguen las consecuencias de la emergencia.
Es necesario y conveniente evacuar siempre que existan riesgos colectivos inminentes.
Tiempos en el proceso de evacuación:

Primera Fase:

Detección del peligro (t1): Tiempo transcurrido desde que se origina el peligro hasta que alguien lo reconoce.

El tiempo depende de:

Clase de riesgo
Medios de detección de que se dispone
Uso de la edificación
Día y hora de la emergencia

Segunda Fase:

Alarma (t2): Tiempo transcurrido desde que se conoce el peligro hasta que se toma la decisión de evacuar y se comunica esta medida a
la gente.

El tiempo depende de:

Sistemas de alarma
Adiestramiento del personal

Tercera Fase:

Preparación de la Evacuación (T3) Tiempo transcurrido desde que se comunica la decisión de evacuar hasta que empieza a salir la
primera persona.

153
El tiempo depende del entrenamiento.

Aspectos importantes de esta fase:

Se debe verificar quienes hay en el lugar


Se debe disminuir nuevos riesgos
Se debe proteger valores
Se debe recordar lugar de reunión final

Cuarta Fase:

Salida del personal (T4) Tiempo transcurrido desde que empieza a salir la primera persona hasta que sale la última.

El tiempo de salida depende de:

Distancia a recorrer
Número de personas a evacuar
Capacidad de las vías de evacuación
Limitantes del riesgo

Aspectos importantes en la salida de personas:


No deben correr
No deben devolverse por ningún motivo
Las mujeres se deben quitar los zapatos de tacón alto
No deben utilizarse los ascensores
En caso de haber humo las personas deben desplazarse agachadas
Antes de salir, deben verificar el estado de las vías de evacuación
Deben cerrar las puertas, sin seguro, después de salir
Debe darse prioridad a las personas con mayor exposición al riesgo
En edificios altos debe evacuarse primero los dos pisos superiores e inferiores para el caso de incendios
Si alguna persona se ve obligada a refugiarse, debe dejar alguna señal de su ubicación.
Se debe verificar la lista de las personas en el punto de reunión final
La evacuación debe hacerse siempre hasta y a través de lugares de menor riesgo.

PLAN DE EVACUACIÓN:

Es el conjunto de actividades y procedimientos tendientes a conservar la vida y la integridad física de las personas mediante el
desplazamiento a través y hasta lugares de menor riesgo, en el evento de verse amenazadas.

Dicho Plan de Evacuación tiene dos componentes principales:

Un componente técnico que prevea la cadena: detección – alarma – señalización acceso a caminos – caminos suficientes – racionales y
estancos (sellados) a humo y llamas.

Un componente humano: que optimice la utilización del componente técnico. Ello exigirá una adecuada organización y/o preparación de
los individuos que deben evacuar, de forma que no se produzca interferencias.

Características del Plan de Evacuación:

 Debe ser escrito


 Debe estar aprobado
 Debe ser publicado
 Debe ser enseñado
 Debe ser practicado

154
PLAN DE EMERGENCIA Y EVACUACION

EN CASO DE INCENDIO MANTENGA LA CALMA


Y SIGA LAS SIGUIENTES INSTRUCCIONES

Si el incendio se inicia en su departamento u


oficina salga inmediatamente. El fuego se
propaga a una velocidad mayor de la que
usted cree. El fuego no espera su reacción,
sólo actúa.

Si debe pasar por un lugar invadido


por el humo, hágalo arrastrándose y
respire por la nariz, con inhalaciones
rápidas. El humo siempre tiende a
subir.

Si debe permanecer en un lugar lleno de humo quédese en el suelo donde podrá


respirar mejor. En lo posible cerca de una ventana desde donde podrá solicitar ayuda.

Use las escaleras. Nunca el ascensor.


El incendio puede causar un corte de
energía e inutilizarlo Cierre todas las
puertas tras suyo.
Estará retardando la propagación del
fuego.

Conozca los elementos contra incendio y


preocúpese de saber como usarlos con
eficacia cuando se presente una
emergencia.

155
Toque las puertas con sus manos antes de abrirlas.
Si están calientes no las abra.
Si están frías, ábralas solo un poco, con mucha
precaución.
Si siente el calor cerca, ciérrelas de
inmediato.

Cada piso de un edificio presenta varias


posibilidades de salida. Conózcalas
previamente.

No salte a la calle. Muchas personas


mueren por no esperar ayuda que
llegará en pocos minutos.

Si no puede salir, manténgase detrás de una puerta cerrada. Toda puerta sirve de
protección. Busque una ventana y ábrala. Respire por la parte inferior. El calor y humo
saldrán siempre por la parte superior.

Si se produce pánico manténgase alejado de la


multitud. Busque otra salida. Una vez logre salir NO
REGRESE al interior del incendio.

156
ELECTRICIDAD
Capítulo I: Distribución de energía eléctrica

Art. 302º Distribución en general.

La energía eléctrica se distribuye en dos formas, aérea y subterránea. La alta tensión se distribuye en forma subterránea para alimentar
los transformadores de distribución, técnicamente llamados subestaciones, que son los encargados de bajar la tensión de 12.000 ó 13.200
volts a una red de 380 volts compuesta por tres fases y un neutro.

En gran parte del centro de la ciudad existe un sistema de interconexión de estas subestaciones, por lo que siempre tienen energía en
12.000 ó 13.200 volts, aunque no estén entregando baja tensión.

En forma aérea, estos valores de tensión, se distribuyen en postes de concreto de altura superiores a los siete metros sobre crucetas, en
forma transversal al poste, para llegar a los transformadores de distribución

Art. 303º Distribución en baja tensión

En el centro de la ciudad la baja tensión se distribuye en forma subterránea, debidamente protegida, hasta llegar a los puntos de
alimentación de las propiedades, por lo que no se puede acceder a ella, salvo en diferentes puntos de la red, donde existen cajas de paso
o registro, las que son de uso exclusivo de la empresa distribuidora.

La baja tensión se distribuye también por vía aérea. Esto se hace sobre aisladores de cerámica adosados a postes de concreto sobre los
siete metros de altura. El orden de ubicación de los conductores es el siguiente, el primero en orden decreciente es el conductor neutro, es
decir no lleva corriente. A continuación se ubica la primera fase, R; luego la segunda, S: luego la tercera T. Todas éstas son conductores
que tienen corriente. En caso de existir una quinta línea, corresponderá al alumbrado público, línea que también tiene corriente
`permanente.

Cualquier línea existente más abajo de las señaladas corresponderá a teléfonos, televisión por cable u otras, donde las corrientes son de
distinto valor y naturaleza y eventualmente de menor peligrosidad.

Art. 304º Torres de alta tensión A.T.

Son torres metálicas en las que van instaladas las redes de alta, media y extra alta tensión, cuyos valores superan los 100.000 volts. Estas
torres tienen tres, seis o siete conductores, los que siempre conforman sistemas trifásicos de transporte de energía eléctrica, una o dos
redes más una línea de interconexión de las torres, conectada a tierra para protección de ellas.

Art. 305º Empalmes

Son los puntos donde la red de alimentación de la empresa distribuidora se conecta con la propiedad particular. Existen en baja tensión
como también en alta tensión, ya sean aéreos o subterráneos. En alta tensión se alimenta una subestación, la que reduce el valor de
tensión a un sistema trifásico de 380 volts. Esto sucede generalmente en industrias, edificios, lugares en que el gran consumo de energía
lo hace necesario. En baja tensión los empalmes domiciliarios se conectan desde la red de distribución en forma tal que alimente los
sistemas necesarios, es decir, 220 volts, en el caso de alumbrado, ó 380 volts, si es que en la propiedad se usa maquinaria trifásica. Por
ejemplo, pequeños talleres, o la gran cantidad de consumo de alumbrado así lo exija.

Todos los empalmes llegan a sistemas de medición del consumo de energía y luego a tableros de protección de los sistemas, desde los
cuales se inician las instalaciones interiores de las propiedades.

Hay que tomar precauciones al trabajar en los empalmes ya que los hay en líneas paralelas, separadas o también en cables del tipo
concéntrico en los que no es posible acceder a la fase o al neutro separadamente, salvo en sus terminales de conexión

Art. 306º Tableros


Existen en todas las instalaciones eléctricas sistemas de protección de ellas. Estas se llaman tableros. Se clasifican en: Generales, de
Distribución, o de Protección y de Comando, ya sean para sistemas de fuerza o de alumbrado. Los interruptores automáticos de estos
tableros interrumpen sólo las líneas con corriente o fases. El neutro por lo general va conectado a una línea de conexión a tierra llamada
tierra de servicio. Existe también un sistema especial, que debe incorporarse a las instalaciones de alumbrado, llamado protector
diferencial, el que actúa en casos específicos de accidentes eléctricos.

Los tableros generales se ubican próximos a los empalmes y medidores. Los de distribución, en lugares especiales, desde donde
sectorizan su acción. Los de comando, cercanos a los sistemas o máquinas a quienes han de comandar.

157
Art. 307º Ferrocarril Metropolitano, Metro
El Metro de Santiago usa como forma de energía la electricidad, pero con una característica diferente, ya que su valor es de 750 volts en
corriente continua, con lo que alimenta los motores que van montados en los carros motrices, que no son todos los de cada tren.

Esta distribución se hace a través de barras guías ubicadas a ambos costados de la línea férrea, en forma perpendicular al suelo,
actuando en forma alternativa cada una de ellas y según lo determine el personal técnico, por las que se transmite el polo positivo, es
decir, la línea que lleva la corriente. El polo negativo se efectúa a través del riel por el que se desplazan las ruedas metálicas del tren.
Existe además entre las pistas de rodado, un tapiz de pilotaje automático, el que transporta corrientes bajas de señalización y de
comunicaciones.
En alumbrado, los trenes utilizan la misma corriente continua, pero de un valor inferior: 220 volts.

Los 750 volts cc se obtienen desde subestaciones ubicadas en la proximidad de algunas estaciones, las que a su vez reciben 13.200 volts
desde la empresa distribuidora.

En cada estación existen sistemas de protección, que al ser actuados por cualquier persona, interrumpen la alimentación de energía, a esa
estación en un tramo que alcanza desde una distancia antes de llegar a ella hasta una después de ella.

Es necesario tomar todas las precauciones posibles al trabajar en estos sistemas ya que hay que recordar que las lesiones producidas con
corriente continua son muchos más graves que las producidas por corriente alterna.

Capítulo II: Trabajo en incendios

Art. 308º Prevenciones que deben tomarse con las redes eléctricas

Precauciones. Debe evitarse cualquier contacto con alambres conductores que por movimiento oscilatorio puedan llegar a tocarse con
otros, produciendo así cortocircuitos, ya que éstos pueden causar accidentes en las personas, o a su vez, incrementar el incendio. Los
pitoneros deben tener cuidado de no dirigir los chorros de agua hacia las redes, pues la electricidad pasará a través del agua, como buen
conductor que es, hacia el pitonero, eventualmente hasta la bomba, y a tierra por el lugar más propicio para ello.
Art. 309º Formas de cortar la corriente.
La corriente debe ser cortada desde los tableros donde el consumo de energía sea menor. De esta manera se evitará la formación de
arcos eléctricos producidos por la gran corriente circulante en el momento de hacer el corte. A continuación, si es necesario, se cortará en
los tableros de mayor consumo, y así sucesivamente hasta llegar al tablero general.

En fábricas o industrias en general, se debe proceder en forma similar a lo anterior, de tal manera que se evite afectar a pabellones que
podrían seguir energizados, porque es necesario para la labor o producto que en ellos se esté procesando.

En empalmes aéreos debe efectuarse sólo bajo orden del Comandante o quién haga sus veces y exclusivamente por personal
experimentado. Si es posible, se hará en la fachada del lugar amagado, cortando los alambres, después del aislador mural, en primer lugar
el inferior o fase y luego el superior que corresponde al neutro. Si no es posible en la fachada, deberá hacerse en el poste más cercano
donde sea posible efectuar el trabajo, ubicando una escala, cuyos batientes queden detrás de los cables de la red de distribución. El
voluntario deberá estar asegurado con cinturón de seguridad, a la escala o alrededor del poste, para poder trabajar tranquilo y evitar
caídas desde la altura. Luego deberá cortar los alambres uno por uno, en orden más cercano al punto de conexión, para evitar posibles
contactos entre ellos. A pesar de que el voluntario estará aislado con guantes de cuero, secos o de goma, deberá evitar entrar en contacto
directo con los alambres que podrían, en algún momento, darle un golpe de corriente.

En empalmes subterráneos se procederá de la misma forma que para el corte de empalmes aéreos, pero deberá evitarse cortar los que
estén hechos con cables concéntricos; igual en empalmes aéreos, ya que al aplicar el corta cables pondrá en contacto la fase con el
neutro, produciendo así un gran cortocircuito. En estos casos debe intervenir personal de la empresa que distribuye la energía.

Art. 310º Precauciones


Todo voluntario que vaya a desempeñar la labor de corte de la energía, debe trabajar con comodidad, con buena iluminación, con
herramientas adecuadas y en perfecto estado de conservación, además de llevar puesto el equipo necesario, guantes de goma o cuero
adecuados para esta labor, y botas de goma secas o zapatos de seguridad.

Los casos en que se debe actuar son tan distintos que es imposible detallarlos. Por lo tanto, es necesario que el voluntario que va a
efectuar el trabajo tenga preparación y experiencia suficientes para hacerlo; que determine y se concentre bien en la forma que actuará,
previendo los resultados de su labor; que haya algún otro voluntario a la expectativa para prestarle colaboración o auxilio, y sólo después
de esto, proceda a trabajar.

Es importante, especialmente para desarrollar una labor eficiente, hacerse asesorar por personal que labore en el lugar amagado, de tal
manera que sea ello un guía para evitar causar perjuicios que pueden evitarse.

158
LA EDIFICACION
Generalidades

Este curso tiene por objeto acercar a los conceptos elementales de edificación, básicamente de viviendas, a personas de
muy distinta formación y que pudieran no tener conocimientos específicos sobre la materia. Por ello, se darán nociones que
pudieran parecer innecesarias para algunos, pero que tratándose de un curso de nivelación y preparación para otros
módulos más avanzados nos parece indispensable.

Objetivos de las Viviendas

Las viviendas tienen por objeto brindar protección, confort y privacidad a quienes las habitan.

Protección:
Contra agentes atmosféricos tales como el sol, la lluvia, el viento, la nieve, etc.

Confort:
A través de proporcionar un adecuado nivel de comodidad, temperatura, humedad, ruidos y vibraciones que sean gratos
para los habitantes.

Privacidad:
Por medio de un adecuado aislamiento del medio o entorno.

Además, las viviendas deben ser razonablemente resistentes a los embates de fuerzas de la naturaleza, tales como,
inundaciones, temporales, sismos, incendios, etc., y deben tener un proceso de deterioro natural lo más lento posible del
modo que sus costos de mantenimiento sean los mínimos.

Componentes de una Vivienda

Todo edificio en general, y en particular los destinados a viviendas están compuestos por techumbre, cuerpo y fundaciones
como elementos básicos.

Cada uno de estos elementos cumple con funciones que les son propias:

Funciones:
Tienen por objeto servir de sustentación al edificio. Además, deben ser capaces de aislar al espacio interior de la vivienda
del terreno natural, función que cumplen por medio de elementos horizontales adecuados.

Cuerpo:
Constituye la parte principal de la vivienda y tiene por objeto proporcionar el espacio organizado que será ocupado por sus
usuarios. Proporciona una superficie envolvente que aisla la vivienda de su entorno.

Techumbre:
Su objeto es proteger y aislar la vivienda por su parte superior evitando que los agentes externos que actúan verticalmente
provoquen daños e incomodidad hacia su interior. Su superficie exterior (piel) se llama cubierta.

CLASIFICACION DE LAS CONSTRUCCIONES

Clase A (Edificios de Estructura Metálica)


Construcciones con estructura soportante de acero. En las estructuras de acero, la estructura soportante recibe el nombre de
esqueleto.

Clase B (Edificios de Hormigón armado)


Construcciones con estructura resistente de hormigón armado. Los suelos están constituidos por losas de hormigón armado

Clase C (Edificios de albañilería reforzada)

159
Construcciones de un máximo de cuatro pisos, construidas con muros soportantes de albañilería de ladrillo, confinados entre
pilares y cadenas de hormigón armado. Los muros destinados a absorber los esfuerzos horizontales deberán ser de 20 cms.
de espesor en obra gruesa y no tener vanos.

Los pisos están constituidos por losas de hormigón armado, salvo los pisos superiores en los edificios de 2 y 3 pisos, que
podrán construirse de madera.

Clase D
Construcciones de dos pisos máximo. Su estructura resistente está conformada de albañilería de ladrillo, de piedra y de
bloque confinados entre cadenas y pilares de hormigón armado.

Clase E (Edificios de Madera)


Edificios de estructura soportante de madera. Altura máxima de edificación 7m. pudiéndose utilizar la techumbre como
habitación en mansarda.

Clase F (Edificios de Adobe)


Los edificios de adobe destinados a habitación no podrán tener más de 3 m. de altura.

Edificios con estructuras combinadas p.


a) Pisos inferiores en clase B y Clase C en los superiores.
b) Edificios con primer piso de Clase C ó D y segundo piso con Clase E.

Edificios de Albañilería Armada.

Tipo de edificación no contemplada en la Ordenanza General de Construcciones y Urbanismo. Son edificios de albañilería en
los cuales los pilares han sido reemplazados por armaduras insertas en la albañilería y que además, se contemplan
armaduras horizontales entre algunas hiladas de ladrillo, denominadas cadenetas. La altura máxima aconsejable para este
tipo de edificios es de 4 pisos.

La construcción de este tipo de edificios está normada por especificaciones técnicas emitidas por el Instituto Nacional de
Normalización (INN).

Albañilería Trabada.

Edificios carentes de elementos de hormigón armado. Los ladrillos se encuentran trabados en sus esquinas, los dinteles de
puertas y ventanas se han resuelto por medio de arcos de albañilería. Sobre los muros no existen cadenas y sólo cuentan
con soleras o carreras de madera.

El espesor de los muros de estas construcciones es de 40 centímetros ó más.

Por razones de costo y de seguridad sísmica, estos edificios no son aconsejables en nuestro medio. La Ordenanza General
de Construcciones y Urbanismo no los contempla, ni ninguna otra norma nacional.

TRANSMISION DE LOS ESFUERZOS A QUE ESTAN SOMETIDAS LAS ESTRUCTURAS

160
HASTA LAS FUNDACIONES

Como ya se ha visto, la clasificación de los edificios A, B, C, D, E y F está basada en el tipo de componentes


estructurales que conforman su cuerpo. Como se dijo también, la función de los diversos elementos estructurales es resistir y
transmitir los esfuerzos solicitantes hasta las fundaciones, las cuales tienen como objeto traspasar las cargas solicitantes al
suelo.

Las cargas verticales solicitantes de un edificio corresponden al peso propio, cargas actuantes en la techumbre y a las
sobrecargas que solicitan los suelos de cada piso del edificio.

Las cargas horizontales corresponden a esfuerzos de viento y a solicitaciones producidas por los sismos.

En los edificios clase A, las cargas verticales son transmitida a las vigas por medio de los elementos de techumbre y por
medio de los pisos constituidos por perfiles de acero o por losas de hormigón armado. Las vigas a su vez transmiten dichos
esfuerzos a las columnas que tienen como objeto transmitir los esfuerzos verticales hasta las fundaciones. Los esfuerzos
horizontales deben ser absorbidos por medio de arriostramientos para evitar que el esqueleto del edificio sea un mecanismo.

En los edificios clase B en que la estructura soportante está constituida por vigas pilares y losas de hormigón armado, las
cargas verticales son soportadas por la techumbre y por los pisos los cuales las transmiten a las vigas y éstas a los pilares y
columnas del edificio para ser transmitidos hasta las fundaciones. Los esfuerzos horizontales son resistidos por la rigidez de
los nudos y en caso que ello no sea suficiente, los elementos destinados a absorberlos son los muros resistentes.

Los muros resistentes, además de transmitir los esfuerzos horizontales, transmiten cargas verticales provenientes de su
peso propio a las vigas o a otros muros resistentes. (fig. 1)

En los edificios clase C en que la estructura soportante está constituida principalmente por los muros de albañilería de ladrillo confinados
entre cadenas y pilares de hormigón armado, los esfuerzos verticales y horizontales son resistidos y transmitidos a las fundaciones por
medio de dichos muros. Ello no implica que no existan vigas y pilares soportantes, sólo significa que ellos son minoritarios al lado de la
función desempeñada por los muros. Tanto los pilares adosados a los muros como las cadenas, tienen como función principal amarrar los
muros que circundan. (fig. 2)

En el caso de los edificios clase D la estructura resistente tiene un comportamiento similar a las estructuras clase C.

Los edificios clase E cuya estructura resistente es de madera, absorbe y transmite los esfuerzos por medio de un esqueleto de madera
hasta las fundaciones. Las dimensiones de las diferentes piezas que constituyen dicho entramado está dado por condiciones de
deformación propias de la madera y no por resistencia requerida. (fig. 3)

161
MUROS DE ALBAÑILERIA

Los muros de albañilería de ladrillo reciben diferentes nombres según la disposición de los ladrillos en su construcción.

Pandereta:
Los ladrillos van colocados de canto y el espesor del muro es igual al espesor del ladrillo. ( fig. 4)

Rosca:
Los ladrillos van colocados de canto y el espesor del muro es igual al largo del ladrillo. (fig. 5)

Soga:
El ladrillo va colocado a lo largo del muro, siendo el espesor de éste igual al ancho del ladrillo.(fig. 6)

Cabeza:
El ladrillo va colocado tendido y normal al muro. El espesor es igual al largo del ladrillo. (fig. 7)

TECHUMBRE

162
Se entiende por techumbre a todos los elementos existentes desde el plano horizontal a nivel del cielo del último piso hacia arriba.

Como ya se dijo, el elemento principal de la techumbre es la cubierta, la que a su vez se compone de un conjunto de planos inclinados,
que forman aristas denominadas: Limatesas, Limahoyas, y cumbreras.

La pendiente por donde escurren las aguas lluvias, se denomina cámica, vertiente o pendiente.

Lumbreras: Son las aristas formadas por dos vertientes opuestas.

Limatesas: Son aristas formadas por dos vertientes divergentes.

Limahoyas: Son las aristas formadas por dos verticales convergentes. (fig. 8)

Condiciones que debe cubrir una cubierta:

Para que la cubierta de una vivienda satisfaga con su cometido, éste debe cumplir, a lo menos, con las siguientes condiciones:

a) Ser opaca.
b) Ser impermeable calórico.
c) Ser mal conductor calórico.
d) Permitir el fácil escurrimiento de las aguas.
e) Evitar la acumulación de elementos sólidos.
f) Ser resistentes a los esfuerzos normales a que es sometida.

El hecho de que la superficie de la cubierta sea opaca, tiene como objeto evitar la luz cenital y la penetración de los rayos solares al
interior de la vivienda.

En las zonas afectadas por lluvia, la condición de impermeabilidad es absolutamente necesaria, por ser la cara más expuesta a la acción
de este fenómeno climático.

La baja conductividad térmica de los materiales empleados en la cubierta, protegerá el ambiente exterior tanto de las altas temperaturas,
por efecto de la radiación solar, como de las bajas.

La inclinación que se le dé a la cubierta de una vivienda deberá estar directamente relacionada con la cantidad de lluvia y/o nieve que se
produce normalmente en la zona.

La distribución y pendiente de las canicas, debe permitir el libre escurrimiento de los materiales sólidos, que eventualmente se depositen
en la cubierta de una vivienda o por lo menos que ellos escurran fácilmente por medio del arrastre producido por el agua.

Los esfuerzos a los cuales se encuentra normalmente sometido la cubierta de una vivienda son:

- Peso de las personas en el momento de su colocación.


- Acumulación eventual de materiales sólidos en la cubierta.
- Presión del viento.
- Succión del viento.
- Eventual uso como terraza.
- Dilatación por efecto de temperatura.

163
MATERIALES DE CUBIERTA

Los materiales más utilizados para la construcción de las cubiertas de una vivienda son:

PLANCHAS

- Planchas de asbesto-cemento ondulada.


- Planchas de acero zincado.
- Planchas de aluminio.

TEJAS
- Tejas de arcilla:
Colonial o Española
Árabe
Marsellesa
Flamenca
Holandesa

- Tejas de cemento.

- Tejuelas:
Madera
Asbesto cemento

- Plancha Embayetada

- Plancha lisa embayetada:


Cobre
Fierro zincado
Aluminio

OTROS
* Fieltro bituminoso.
* Planchas acrílicas.
* Planchas de PVC.
* Resinas de Poliester.

El material que se use para construir las cubiertas debe ser resistente a los rayos ultravioletas, debido a que éstos se encuentran
sometidos, en forma rigurosa, a la acción de dichos rayos, lo cual produce el envejecimiento de los materiales con la consecuencia pérdida
de sus cualidades básicas.

Estructura de Techumbre

Se entiende por estructura de techumbre al conjunto de elementos comprendidos entre el material de cubierta y el cielo del último piso.
Dicha estructura está destinada a soportar las cargas a las que puede ser sometido el techo y a transmitir los esfuerzos solicitantes, a la
estructura resistente del cuerpo del edificio.

Inmediatamente bajo la cubierta existen las costaneras o un entablado, dependiendo del tipo de cubierta o de la solución adoptada en el
caso de las tejas y tejuelas. En todo caso esta estructura tiene como objeto recibir los esfuerzos a los cuales está o eventualmente puede
estar la techumbre; y concentrarlos en determinados puntos con el fin de transmitirlos a la estructura soportante de la techumbre.

Dado a que en general la estructura soportante de la techumbre es de madera, también se le conoce como enmaderado de techo.

Existen tres tipos de estructuras de techumbre: los tijerales, las cerchas y las losas de hormigón.

TIJERALES

Las costaneras o entablados, según sea el caso, se apoyan directamente en maderas llamados pares y que materializan la pendiente de
la techumbre. Estos pares, sometidos a esfuerzos de flexión, transmiten las cargas a la estructura resistente del cuerpo del edificio por
medio de un entramado de madera conocido como tijerales (los pares también son elementos constituyentes de los tijerales).

El dimensionamiento de dichos entramados está fijado por las posibles deformaciones que afectan a la madera y no por los esfuerzos que
lo solicitan.

164
En general, los tijerales se construyen con maderas nobles como roble, ulmo, pino oregón, etc.

CERCHAS

Las cerchas son elementos estructurales autosoportantes que permiten salvar grandes luces, sin necesidad de apoyos intermedios.

Las cerchas son elementos reticulados que, dependiendo de su forma, reciben diferentes nombres.

Cada uno de los elementos de la cercha está solicitado por esfuerzos de comprensión o de tracción.

El material utilizado para su construcción es madera o acero y sus dimensiones está dado por el esfuerzo que solicita a los elementos de
la cercha.

Las costaneras deberían apoyarse sólo los nudos del cordón superior de las cerchas, para evitar que los elementos que componen dicho
cordón, sean sometidos a flexión, además del esfuerzo de compresión natural que los solicita.

En los edificios habitacionales, cuando se recurre al uso de "cerchas", en general se utilizan las tablas usadas en los moldajes de
sobrecimientos, cadenas y pilares; construyéndose una estructura conocida como cercha clavada, la cual permite salvar hasta de 6.00m.
tipo de cerchas está sobredimensionado y no tiene importancia la ubicación de las costaneras con respecto a los nudos de ella. Figura 9

LOSA DE HORMIGON

La losa de hormigón corresponde a una placa de hormigón armado con barras de acero, la cual descarga los esfuerzos que solicitan a la
techumbre por medio de los apoyos de sus costados. Sobre la losa se puede colocar un entramado de madera para dar la pendiente
deseada a la cubierta o simplemente se procede a dar la pendiente con una capa de relleno e impermeabilizarla. (fig. 9)

165
FUNDACIONES

Las fundaciones son elementos estructurales cuya función es transmitir los esfuerzos de la estructura al suelo. Los suelos sólo son
capaces de absorber esfuerzos de compresión entre 0,5 y 3,0 Kg/cm2.

Tipos de Fundaciones:

Fundaciones de pilares y columnas:

En general las fundaciones de estos elementos son de sección cuadrada o rectangular en que las columnas o pilares se encuentran
centrados en ellas. Su superficie de contacto con el suelo debe ser tal que el cuociente entre la carga y la superficie no supere la tensión
admisible del suelo.

En caso de pilares en muros medianeros en que el ancho de la zapata penetre en el sitio del vecino; se recurre a fundaciones
desimétricas.

Fundación de muros:

En general, los muros se fundan sobre la base de una fundación corrida bajo él de tal modo que la sección de contacto de la fundación con
el terreno, al igual que el caso de los pilares, asegure que la tensión que va a soportar el terreno sea igual o inferior a la tensión admisible
de éste.

Fundaciones:

Son elementos estructurales destinados a transmitir las cargas solicitantes de un edificio al suelo.

Dimensiones mínimas de los cimientos

Según la Ordenanza General la profundidad mínima de las fundaciones será de 60 cm. debiendo penetrar a lo menos 20 cm. en las capas
no removidas del terreno.

166
El espesor mínimo de los cimientos será de 20 cm. no debiendo en ningún caso ser menor que el espesor del elemento que soporta.

Los cimientos de hormigón pueden ser sin armadura cuando la altura de la fundación es mayor o a lo sumo igual a la saliente respecto del
elemento que soporte.

Vigas de fundación:

Cuando los muros carecen de fundación corrida, éstos se apoyan en vigas que se descargan sobre las fundaciones aisladas de los pilares.

Cadena de Fundación:

Cuando los terrenos son sueltos y las fundaciones corresponden al tipo de aisladas, se deberán disponer cadenas de hormigón armado
entre los pilares, que aseguren la trabazón de ellos. (fig. 10)

Losa de fundación:

Cuando la calidad del terreno exije una gran superficie de las fundaciones debido a que la carga del edificio supera las tensiones
admisibles, es posible recurrir a dos tipos de fundaciones especiales: las losas de fundación y los pilotes. (fig. 11)

Las losas de fundación son losas de hormigón armado que distribuyen las cargas del edificio sobre el terreno. Los diversos elementos
estructurales descargan sus solicitaciones sobre esta losa.

Los pilotes de fundación o simplemente pilotes, son elementos estructurales que transmiten las cargas del edificio al suelo, por medio del
roce de sus paredes que están en contacto con el terreno. (fig. 12)

Los pilotes pueden ser de hormigón armado, de fierro o de madera. De acuerdo a su sección transversal pueden ser: cilíndricos o
prismáticos.

Los pilotes de hormigón armado pueden ser prefabricados o hechos en sitio. Si son prefabricados, estos deben ser hincados al igual que
los pilotes de fierro o de madera. El proceso de hincado puede llevarse a efecto por percusión, por rotación o con lanza de agua.

CUERPO DEL EDIFICIO

167
Analizaremos a continuación los distintos elementos que forman las viviendas, comenzando con su cuerpo que es la parte más importante
de ellas.

ELEMENTOS ESTRUCTURALES.

De acuerdo con la función que desempeñan los elementos estructurales, se clasifican en:

- Vigas - Marcos
- Cadenas - Columnas
- Carreras - Machones
- Dinteles - Losas
- Pilares - Muros Resistentes

Todo elemento estructural tiene como objeto absorber esfuerzos de comprensión, tracción, flexión, torsión, cizalle o combinación de éstos,
transmitirlos adecuadamente a otros elementos hasta que finalmente sean absorbidos por el suelo.

Los puntos de transmisión de los esfuerzos de un elemento a otro se llaman APOYOS los que, dependiendo de su funcionamiento,
pueden ser:

1.- Apoyo Deslizante:


Son apoyos que permiten el giro del elemento sobre ellos y el desplazamiento según su eje longitudinal.

2.- Apoyo Fijo:


Son los apoyos que sólo permiten el giro del elemento, evitando el desplazamiento de éste (también recibe el nombre de rótula.)

3.- Empotramiento:
Apoyos que evitan el giro y el desplazamiento del elemento.

VIGAS:
Elementos cuya longitud es muy superior a su ancho y a su alto (generalmente de sección rectangular) destinados a soportar cargas que
lo solicitan a la flexión. Para que ello sea posible, las vigas sólo deben encontrarse apoyadas en sus extremos.

Los esfuerzos que solicitan a las vigas pueden corresponder a sobrecargas directas o a cargas transmitidas por otros elementos
estructurales, tales como: vigas, pilares, muros, losas, etc.

Las dimensiones de las vigas se obtienen por medio del cálculo de resistencia de los esfuerzos solicitantes.

MUROS:
Se designa en forma genérica por muro a todo elemento vertical opaco que sirve para separar dos ambientes.

Dependiendo de las funciones que cumple el muro recibe los siguientes nombres:

Muro Medianero:
Es el muro que pertenece en común a los dueños de dos predios colindantes.

Muro Cortafuego:
Muro estructural con resistencia mínima de tres horas a la acción del fuego, que separe desde el suelo hasta por lo menos 50 cms. del
techo más alto dos partes de un edificio.

Muro Soportante:
Muro que debe resistir cualquier carga, además de su propio peso.

Muro Divisorio:
Es el muro que separa dos propiedades distintas.

Muro de Separación:
Muro que divide un predio o un edificio de un mismo dueño.

Muro Exterior:

168
El muro que limita exteriormente un edificio.

Muro de Sostenimiento:
Muro que soporta las cargas horizontales del material adosado a él.

Según el tipo de material con que está construido el muro se divide en:

- Muro de hormigón armado.


- Muro de hormigón.
- Muro de albañilería de ladrillo.
- Muro albañilería de piedra.
- Muro de albañilería de bloques.
- Muro de adobe.
- Tabique de madera.

Según el espesor de los muros éstos reciben los siguientes nombres:

* Tabiques: Muros de 12 cms. de espesor o menos.


* Muros Resistentes: Muros de más de 12 cms. de espesor y menor de 40 cms.
* Murallones: Muros cuyo espesor es superior a los 40 cms.

COLUMNAS:

Se denominan columnas a los pilares aislados, que no se encuentran flanqueados por muros. Estos pueden ser de acero, madera, o de
hormigón. Los pilares de hormigón pueden ser de forma rectangular, circular o poligonal. (fig. 13)

LOSA:

Elementos de hormigón armado cuyo ancho y largo son muy superiores a su alto. Estos elementos están sometidos a flexión y se
encuentran apoyados sólo en sus extremos. Su apoyo puede descansar en vigas, cadenas o muros.

Las losas se pueden clasificar según su número de apoyo en:

Losas en voladizo o marquesinas:


Son losas que sólo están sujetas en uno de sus costados y que por lo tanto dicho apoyo corresponden a un empotramiento.

Losas simplemente apoyadas:


Estas losas se encuentran apoyadas sólo en dos de sus costados y éstos deben ser opuestos.

Losas con tres apoyos:


Este tipo de losas es característico de nichos, está apoyado en tres de sus extremos.

Losas apoyadas en todos sus contornos:


Este tipo de losas cuenta con cuatro apoyos los que pueden corresponder a cualquiera de los tres tipos señalados. (Apoyo deslizante, fijo
o empotramiento)

Existen además elementos compuestos que reciben el nombre de vigas con losa colaborante o vigas T, las que pueden o no contar con
ensanchamientos entre el nervio y la cabeza llamados cartelas.

169
MUROS SOPORTANTES:

Son muros de hormigón armado o de albañilería capaces de resistir y transmitir cualquier carga, además de su propio peso. El espesor de
los muros soportantes no podrán ser inferiores a 15 cms. a menos que se demuestre por el cálculo que bastan espesores inferiores.

MUROS CORTAFUEGOS:

Son muros estructurales; con una resistencia mínima de 3 horas a la acción del fuego. Estos muros separan, desde el suelo hasta por lo
menos 0,50 m. más arriba de la cubierta del techo más alto a dos edificios adosados o a dos partes de un mismo edificio.
Los muros cortafuegos no podrán contener vanos ni elementos empotrados que disminuyan la resistencia mínima al fuego ya señalada.

CADENAS:

Elementos de hormigón armado ubicados sobre la cara superior de los muros que tienen como objeto amarrarlos con respecto a los
pilares y a distribuir las cargas que otros elementos transmiten a los muros soportantes. Son elementos sometidos fundamentalmente a
tracción. En el caso particular de Chile, por ser un país sísmico, las cadenas son consideradas como vigas insertas en las albañilerías, a la
altura de los pisos y de la techumbre.

Las dimensiones mínimas de estos elementos están especificadas en la Ordenanza General de Construcciones y Urbanismo en el artículo
258.

CARRERAS:

Elementos de madera colocados sobre las cadenas, vigas o losas de hormigón, para anclar elementos de madera que traspasan sus
cargas a los elementos de hormigón; como en el caso de las estructuras de techumbre.

DINTELES:

Son vigas de hormigón armado, apoyadas directamente en los muros, que limitan los vanos de puertas y ventanas en su parte superior.

Las dimensiones mínimas y la longitud de apoyo de los dinteles está reglamentada en la Ordenanza General de Construcciones y
Urbanismo en el artículo 261.

PILARES:
Son elementos sometidos a comprensión (o a tracción) cuya longitud es muy superior a sus otras dos dimensiones. En las edificaciones,
los pilares son generalmente de sección rectangular.

Dependiendo de la ubicación de los pilares con respecto a los muros, estos se clasifican en:

170
Pilares Extremos:
Pilar ubicado en el extremo de un muro rematando la terminación de éste.

Pilares Esquineros:
Pilares colocados en el ángulo formado por dos muros.

Pilares encuentros de Muros:


En la intersección de tres o cuatro muros, deberán colocarse pilares que sirven de amarra los muros que concurren al nudo.

Pilar intermedio:
Si la distancia entre las interacciones del muro es mayor de 6 m. deberán disponerse pilares intermedios capaces de tomarse, además de
las cargas verticales, los esfuerzos de viento o de temblores.

FUNCIONES DE LOS MUROS EN UNA VIVIENDA

La función de los muros de una vivienda dependen de su ubicación y de su objetivo.

Para estudiar sus atributos los clasificaremos en:

- Muros Perimetrales.
- Muros Interiores.

MUROS PERIMETRALES:

Los muros perimetrales de una vivienda tienen como objeto proteger el ambiente interior respecto de su entorno. Debido a esto debe
proporcionar la adecuada aislación respecto de los ruidos, del calor, del viento, de la humedad y de la luz.

Aislación Acústica:
Ello se consigue por medio de la masa del muro.

Aislación Térmica:

171
Depende de la calidad del material del muro y su espesor. Mientras más compacto, menos aislante.

Impermeabilidad:
El muro debe ser lo suficientemente impermeable para evitar que la humedad exterior penetre a la vivienda y lo suficientemente permeable
para que permita la eliminación de la humedad que pueda contener.

Resistencia:
El muro debe ser resistente a los impactos.

Transparencia:
Los muros deben ser opacos para asegurar la privacidad en el interior de la vivienda.

MUROS INTERIORES:
Los muros interiores cumplen varias funciones, siendo la principal la distribución del espacio interior de la vivienda.

Dependiendo de la estructuración del edificio algunos muros deberán ser soportantes, los que no deberán tener espesores inferiores a 20
cms.

Otros, por su ubicación, deberán tener un espesor tal que asegure una buena protección de la humedad y acústica, como por ejemplo los
muros que conforman los baños.

Los tabiques, muros de 12 cms. o menos de espesor, se utilizan como separadores de ambiente, para lo cual basta que sean opacos y
permitan una adecuada aislación acústica.

TERMINACIONES PISOS

Función: Proveer a la vivienda de una superficie lisa, horizontal, que permite el fácil desplazamiento de las personas.

Propiedades: Los pisos deben cumplir con las siguientes condiciones básicas:

Impermeabilidad:
Los pisos deben evitar el paso de la humedad entre su cara inferior y su cara superior.

Resistencia:
Deben ser capaces de soportar, además de su peso propio, las sobrecargas que los solicitan.

Rigidez:
Las deformaciones producidas por las cargas dinámicas deben ser imperceptibles para los ocupantes de la vivienda.

Desgaste:
El revestimiento de los pisos debe ser resistente al desgaste del tráfico normal al que es sometido.

Sordo:
El ruido que el piso produzca, por efecto del tránsito, debe ser moderado.

Aislación Térmica:
Las condiciones de aislación térmica deben ser similares a las exigencias en los muros cortafuegos.

Aislación Acústica:
Debe ser compatible con las necesidades de los habitantes de los pisos inferiores.

ESTRUCTURA DE PISOS

Las estructuras de pisos pueden ser:

- Envigados.
- Losas o radieres.

REVESTIMIENTO DE PISOS

A.- Entablados.

172
La tabla, tipo machi-embrada se clava sobre las vigas de piso o listoneado, con clavos lanceros. Para producir la superficie lisa, una vez
colocado el entablado, se pule o se raspan las juntas de las tablas.

B.- Parquet.

El parquet constituido por palmetas de madera se fija al piso por medio de adhesivos o con grampas. Una vez colocado se procede a
pulirlo para producir una superficie lisa.

C.- Pisos Afinados.

Los pisos afinados se obtienen en base a un radier de hormigón o mortero, coloreado con tierra de color y afinado con llana. Generalmente
en la superficie se imitan cuadriculados de baldosa.

D.- Embaldosados.

Las baldosas son placas rectangulares o cuadradas con a lo menos una superficie lisa. Existe gran variedad de baldosas según su calidad
y naturaleza.

Entre las baldosas se pueden distinguir:

- Baldosas microvibradas.
- Cerámicas.
- Mármoles.
- Piedras lajas.
- Etc.

E.- Pavimentos Delgados.

Este revestimiento se adhiere a la superficie lisa de un entablado o afinado, con adhesivos especiales.

Entre este tipo de pisos se tiene:


- Linoleo.
- Fléxit.
- Plásticos.
- Etc.

Cuando este recubrimiento se coloca sobre entablado, se debe colocar previamente, una plancha lisa, como por ejemplo cholguán, para
evitar que las tablas se marquen en la superficie.

F.- Alfombrado:

Se denomina como tal a los recubrimientos de pisos con tejidos. Existe gran variedad de alfombras según la calidad de los tejidos que se
utilicen, comenzando por los tejidos de fibra vegetal como los silacores hasta los de fibra animal, como las lanas.

Según su forma de colocación se distinguen:

- Alfombras sobrepuestas.
- Alfombras pegadas.

Las alfombras sobrepuestas se colocan sobre un pañete o filtro para evitar el deslizamiento.

Las alfombras pegadas se adhieren generalmente con "agorex" o similar, para evitar que el adhesivo manche la alfombra.

G.- Adoquines.

Los pisos adoquines están constituidos por elementos prismáticos colocados sobre una capa de arena compactada.

Los adoquines pueden ser de piedra, madera, cerámica u hormigón (adocretos).

CIELOS

Estructura de Cielo.

173
En los pisos intermedios de una edificación de más de un piso, la estructura de cielo corresponde a la misma estructura de los pisos, la
cual se cubre por su cara inferior.

En los cielos del último piso, cuando en éste no hay losa de hormigón armado, es necesario construir una estructura especialmente para
soportar el cielo, un envigado similar al de los pisos. El envigado se coloca en la dirección de la menor luz de la habitación.

Si existe losa de techo, basta enlucir la losa por su cara inferior o pintarla, si la superficie expuesta lo permite.

Funciones del Cielo.

La función principal del cielo, además de dotar a la habitación de una superficie superior agradable, es aislar el recinto por su cara
superior.

Aislación Acústica.

Debe aislar la vivienda de los ruidos exteriores, para lo cual debe dotársele de la masa adecuada para dicho objeto.

Aislación Térmica.

Debido a que la cubierta no es lo suficiente aislante de calor, el cielo debe estar provisto de los elementos suficientes para evitar el
traspaso del calor entre la habitación y el exterior.

Evitar condensación.

Tanto la superficie del cielo como sus adimentos, no deben estar expuestos a la posibilidad de condensación de vapor de agua, para evitar
la lluvia interior.

Protector y resistente.

Evitar caída de elementos desde el techo al interior de la habitación, tales como polvo, insectos, trozos de material, etc.

TIPOS DE CIELO

- Yeso sobre listoneado.


- Planchas de Yeso.
- Entablado de Cielo.

Cielos Falsos.

Los cielos falsos son cielos cuyo nivel es más bajo que el nivel normal del resto de los cielos del piso. Dichos cielos se cuelgan de la
estructura del cielo normal.

Función de los cielos falsos:

En general se utilizan para ocultar espacios entre la línea de cielo normal y la superficie del cielo falso. En dichos espacios se alojan
cañerías, ductos u otros elementos pegados al cielo que se desea que no queden a la vista.

También se utilizan este tipo de cielos para determinados efectos arquitectónicos.

TIPOS DE CIELOS FALSOS

- Cielo falso de estuco.


- Cielo falso flexalum.
- Cielo falso traslucido.
- Cielo falso luminoso.

PUERTAS Y VENTANAS.

Puertas:

Las puertas deben cumplir con las siguientes condiciones:

174
Rigidez:

Deben ser capaces de soportar en una esquina un peso de 9 a 10 kgs. según sea puerta interior o exterior, sin que se produzca una
deformación mayor de 1 cm. Una vez descargada, la deformación remanente no debe ser superior a 1.5 mm.

Impacto:
Debe ser capaz de soportar un impacto de 4.5 kgs. de acuerdo a las siguientes condiciones.

Humedad:
En Santiago las puertas de madera deben tener una humedad entre el 10% y 15%.

TIPOS DE PUERTAS

Giratorias:
La charnela está definida por la línea de los pivotes.

Corredera:
Las hojas de la puerta se deslizan sobre rieles horizontales colocados en su parte inferior o en su parte superior convirtiéndola en puerta
de corredera colgada.

Plegable:
Puertas abisagradas en su charnela y al centro. En la parte inferior están provistas de riel.

Vaivén:
Son puertas que se abren para ambos lados. Su charnela está definida por los quicios o por bisagras dobles.

Batiente:
Es el tipo de puerta corriente cuya charnela está definida por la línea de las bisagras.

Cortina:
Generalmente se trata de una lámina coarrugada metálica que se enrolla en su parte superior sobre un tambor. Estas puertas se deslizan
en dos rieles verticales laterales.

VENTANAS.

Las ventanas deben cumplir con las siguientes condiciones:

a) Deben ser resistentes al alabeo.


b) Deben ser de fácil maniobrabilidad.
c) Deben ser resistentes en el plano de la hoja.
d) Deben ser seguras de operación.

175
ARTICULOS BAJADOS DE INTERNET
¿Es seguro su edificio?
Un primer consejo:

Para que un edificio sea seguro, es necesario que sean seguros todos sus recintos, y en especial cada uno de sus departamentos u
oficinas.

Consulte en este sitio los consejos para seguridad en el hogar. Le sugerimos imprimirlos, copiarlos y distribuirlos a sus vecinos en el
edificio.

Verificando el cumplimiento de las normas


El diseño de los edificios debe ajustarse a normas establecidas en la Ley y Ordenanza General de Construcciones. También hay
disposiciones comunales complementarias. Las Direcciones de Obras Municipales deben verifican que todas ellas hayan sido acatadas
antes de recibir la construcción. Sin embargo, por diversas razones (incluyendo cambios efectuados después de la recepción oficial), es
posible que esas normas no se cumplan su edificio.

Para comprobarlo, puede solicitar una revisión especializada del Departamento de Servicios Externos de la Academia Nacional de
Bomberos. Sus aranceles son razonables y nos permiten absorber los costos de esta acción de prevención y contribuir al financiamiento
de las acciones de capacitación de la Academia destinadas a los Bomberos Voluntarios de todo el país.

Además, recibirá sugerencias e indicaciones adicionales, basadas en la experiencia real de Bomberos y en los últimos avances técnicos,
para enfrentar mejor algunos aspectos no considerados en las normas actuales, pero que pueden ser decisivos para proteger su vida y la
de su familia.
Verificando algunos aspectos básicos

Vamos al fondo...

 El fuego y el humo tienden siempre a subir. Por eso, un incendio en el subterráneo puede ser de catastróficas consecuencias.
Por desgracia, muchas veces es el lugar más inseguro de todo el edificio, y por no ser muy visible, los riesgos no son
advertidos.

 Verifique que no haya combustibles cerca de las calderas. El combustible debe ser almacenado en recipientes adecuados y en
lugares seguros. Exija la mantención del orden y limpieza, eliminando o alejando de las fuentes de calor los útiles y materiales
de aseo, las cajas con papeles y otros materiales que puedan arder, etc.

 Es frecuente que estos lugares sean utilizados por personal del edificio para preparar alimentos en improvisadas e inseguras
cocinas. Verifique y corrija estas situaciones inseguras.

 Solicite una cuidadosa revisión del sistema eléctrico, que muchas veces está muy deteriorado.

 En el subterráneo debería haber extintores, una manguera de jardín permanentemente conectada y un timbre de alarma.

Las vías de evacuación

Lo primero que debe hacerse en caso de incendio es salvar las vidas, llevándolas a un lugar seguro. Esto requiere de vías para alejarse
del siniestro.

 Los ascensores no deben ser utilizados por ningún motivo. Los sistemas de llamada y detención son afectados por el fuego, y
esto puede significar que el ascensor se dirija justamente al piso incendiado y abra allí sus puertas.

 En un edificio de altura debe haber siempre al menos dos vías de evacuación. Revíselas. Por ningún motivo deben estar
cerradas, y tampoco deben servir como bodega ni siquiera en forma transitoria. Todos deben conocer la ubicación de estas
vías.

 Examine los dispositivos de seguridad.

o Los extintores deben estar cargados, accesibles y en lugar visible (no acepte que les escondan por razones
"estéticas": los daños de un incendio son mucho más feos).

176
o Los "manguerines" que se ubican en cajas en los pasillos pueden ser muy útiles si están realmente operativos. Muy
importante: deben ser de material rígido. Las mangueras de material blando (con aspecto de lona) no son
funcionales, porque se deben extender completamente antes de poder usarlas; si no lo hace, el agua no pasará por
la parte que está aún enrollada. Esto significa que si el fuego está cerca del manguerín, Ud. deberá extender la
manguera y regresar con ella, cuidando de no producir dobleces, antes de poder dar el agua.

o Las luces de emergencia son vitales en un siniestro. Recuerde que Bomberos deberá cortar la electricidad antes de
aplicar agua, y esto implica que el edificio quedará a oscuras.
En los edificios de altura debe haber una red seca, es decir, cañerías que recorran todo el edificio, con salidas en cada pis o. En caso de
incendio,
 Bomberos conecta sus bombas en la entrada de la red seca, en el nivel del suelo, y desde allí envía el agua hacia el lugar
afectado, sin necesidad de ir extendiendo mangueras de piso en piso por las escaleras.

 Revise que la conexión en la calle esté en buen estado, visible y despejada. También examine las conexiones en cada piso.

 La mejor forma de comprobar el funcionamiento de una red seca es pidiendo a Bomberos que la pruebe. Para ello,
puede llamar al Departamento de Servicios Externos de la Academia Nacional. El costo de esta prueba es muy bajo comparado
con la seguri dad que así obtendrá.

¿Qué hacer si surge un fuego?

Muchos grandes desastres podrían haberse evitado si al detectar el fuego se hubiese dado aviso de inmediato a Bomberos. Sin embargo,
con frecuencia esto tarda, porque el personal encargado del edificio o de su vigilancia procura extinguir el fuego sin dar la alarma; sólo
cuando se convencen de que no podrán hacerlo, llaman a Bomberos, y con eso se han perdido valiosos minutos y lo que pudo ser un
pequeño incidente se convierte en una tragedia my grave.

Por eso, debe haber claras normas, en el sentido de avisar de inmediato a Bomberos si se detecta fuego, humo u olores extraños que
puedan evidenciar algún riesgo. Verifique que haya como cursar esta alarma: los teléfonos no deben jamás estar bloqueados para cursar
llamadas de emergencia.

Debería haber también un sistema de alarma general que pudiese avisar a todos los habitantes del edificio de un peligro que obligue a una
inmediata evacuación. ¿Existe esto en su edificio? Si existe, ¿funciona?

Algunos Mitos...

Mito: Bomberos podrá sacar las personas de un edificio de altura con sus escalas "telescópicas".

Realidad: Las escalas más altas que se fabrican en el mundo no llegan más allá de un piso 14, y podrían evacuar, en condiciones ideales,
a una persona por minuto. Esto hace irreal la evacuación de un edificio por este medio.

Mito: Los helicópteros podrían evacuar las personas desde la terraza.

Realidad: Un helicóptero rara vez podrá acercarse a un edificio en el que hay llamas y humos que tienden a subir, porque podría sufrir un
accidente que haría desastrosa la situación. Además, su capacidad de evacuación es muy limitada.
Mito: Los edificios "inteligentes" no pueden tener incendios.

Realidad: Un edificio moderno y bien diseñado tiene menos posibilidades de incendiarse, pero puede sufrir siniestros, y así se comprueba
permanentemente en todo el mundo. Por eso, lo realmente "inteligente" es que el edificio disponga de una excelente capacidad de
respuesta en caso de que el siniestro de todos modos se produzca: detección, alarmas, sistemas de control inicial automático, protección
de las vías de escape, etc. Más aún, son las personas que lo habitan las que deben ser capaces de reaccionar adecuadamente en caso
de siniestro.

¿Es su hogar un lugar seguro?

Todos los años, muchos hogares, en Chile y en el mundo, son afectados por incendios. Como consecuencia de ellos, hay muerte, lesiones
y pérdida de bienes.

Revise su hogar, en busca de riesgos que Ud. puede evitar.

¿Qué debe buscar? La cotidiana experiencia de Bomberos concurriendo a atender siniestros nos permite entregarle los siguientes
consejos:

177
Comencemos por la cocina...

 La cocina es un lugar peligroso. Los niños no deben jugar en ella. Mientras haya fuego o aparatos eléctricos funcionando, no
la deje sin cuidado o a cargo de menores, adultos que duermen o personas que por cualquier causa estén incapacitadas.

 En la cocina hay muchos objetos que pueden encenderse: cortinas, paños de cocina, guantes para tomar ollas, envases de
alimentos, botellas de aceite, utensilios de plástico, etc. Mantenga estos objetos a una distancia segura de las fuentes de calor
(cocina, horno, tostador, cafeteras, etc.).

 Esa distancia segura debe considerar la posibilidad de ráfagas de viento o temblores. En estos casos, los objetos pueden
desplazarse y entrar en contacto con las fuentes de calor.

 No coloque objetos sobre las fuentes de calor, en repisas o ganchos, aunque sean incombustibles. Cuando alguien trate de
tomarlos, podrían encenderse sus ropas.

 Use ropa apropiada, ajustada al cuerpo, especialmente en las mangas.

 No deje ollas o sartenes con los mangos hacia fuera, o en lugares inseguros. Cada año se queman más de 120.000 niños,
gran parte de ellos con líquidos calientes que se vuelcan por imprevisión de los adultos.

 Apague los artefactos tan pronto termine de ocuparlos, y desenchufe los que usan electricidad, para evitar que sean
encendidos inadvertidamente. Los microondas no se calientan, pero los alimentos puestos en su interior sí. Tenga cuidado al
retirarlos. Enseñe esta precaución a los niños.

 El aceite y la grasa pueden encenderse con facilidad. Limpie con cuidado cualquier derrame de inmediato.

 ¿Se inflamó una sartén con aceite o grasa? No intente apagarlo con agua. Simplemente cubra la sartén con una tapa y deje
que se enfríe.

 ¿Fuego en el horno? Basta con cerrar la puerta.

 ¿Fuego en el microondas? Desenchúfelo y deje que se enfríe con la puerta cerrada.

La electricidad

 Gran parte de los llamados a Bomberos tiene su origen en problemas eléctricos. Por eso, le recomendamos que revise
cuidadosamente todo su hogar, buscando los posibles riesgos.

 No recargue los enchufes mediante "triples" o alargadores.

 No use cables dañados o reparados con "huincha" aisladora. Con frecuencia esta se despega y deja los cables al descubierto,
con grave peligro de que alguien se electrocute (especial mente los niños), o se produzca un cortocircuito que genere fuego.
¿Los fusibles, el "automático" o los "tapones" saltan o se queman con
 frecuencia? Eso significa que en su hogar hay más consumo de electricidad que el soportado por los circuitos disponibles.
Solicite una revisión de expertos calificados y siga sus consejos.

El fuego y los niños

 Para los niños es muy atractivo el fuego, y eso causa no sólo incendios, sino también la muerte de muchos menores. Los
niños, al advertir que como consecuencia de su "juego" ha comenzado a arder algo, se esconden debajo de las camas, en los
armarios o "closets", y mueren allí sin que su presencia se advierta hasta que ya es demasiado tarde.

 Sea extremadamente cuidadoso con los fósforos y encendedores. No los deje jamás al alcance de los niños, y considere
como una falta grave el que jueguen con ellos.

 Nunca deberían quedar niños solos si hay en el hogar artefactos encendidos tales como estufas, cocinas, lámparas, velas, etc.

 Si sus niños están solos y comienza un fuego, ¿sabrían qué hacer? Enséñeles qué deben hacer en estos casos:

178
o Lo primero es salir de inmediato, sin tratar de salvar nada, y pedir que alguien, desde una casa vecina, llame a los
Bomberos. Recuerde que la mayor parte de las víctimas muere por el humo y no por las llamas, y que el humo
invadirá una habitación en menos de dos minutos.

o Si sus ropas comienzan a arder, deben lanzarse al suelo de inmediato, cubriéndose la cara con las manos, y rodar
para apagar las llamas. La orden es "detenerse, caer y rodar".

o Si se queman con un artefacto o llama, deben poner la parte afectada bajo un chorro de agua fría. No hay que
aplicar jamás hielo a una quemadura. El hielo también quema.

Estufas y calefactores

 Siga cuidadosamente las instrucciones de los fabricantes de los equipos. Si requieren instalación, recurra a técnicos
autorizados. En especial, verifique que los sistemas de evacuación de los gases de la combustión sean adecuados.

En la combustión de estufas, calentadores (califonts) y otros artefactos similares se producen gases como el monóxido de
carbono. Esto es normal y no se trata de fugas. Sin embargo, estos gases deben ser evacuados, porque son muy peligrosos.
Por eso, la instalación debe ser efectuada por técnicos autorizados y hay que cumplir con los procedimientos de mantención
recomendados por los fabricantes.

El monóxido de carbono no tiene olor y es invisible. Causa la muerte porque se une a la hemoglobina de la sangre (que lleva
el oxígeno al resto del cuerpo), y le impide cumplir su función. Las personas que lo respiran se adormecen sin advertir el peligro.
Por ello, cuando los ductos de evacuación de los gases están mal construidos o se obstruyen, hay accidentes con fatales
consecuencias.

 De espacio apropiado a los equipos de calefacción, separándolos de cualquier material combustible.

 No agregue combustible a los artefactos sin esperar previamente que se hayan enfriado. Sáquelos fuera de la casa a un lugar
ventilado y seguro.

 Las chimeneas, especialmente en el sur de nuestro país, son causa frecuente de problemas. Revíselas, repare las grietas y
límpielas periódicamente.
Los niños deben aprender conductas seguras respecto a los artefactos de

 calefacción. No deben operarlos, ni jugar cerca de ellos.

Los fumadores

 Si fumar no es bueno, hacerlo descuidadamente es aún peor.

 Muchos ceniceros son inseguros.

 Fumar en la cama es extremadamente riesgoso.

 Moje los restos de los ceniceros con agua antes de vaciarlos en la basura.

 Si en su casa hubo una fiesta, sea especialmente meticuloso en revisar todos los lugares en que pueda haber quedado un
cigarrillo encendido. Recuerde que estos pueden mantener una pequeña brasa durante largo rato.

 Por supuesto, jamás lance un cigarrillo por la ventanilla de un vehículo. Muchos incendios forestales de graves consecuencias
se originan en estas acciones irresponsables.

Si hay humo...

El humo es mortal. Por eso, jamás trate de cruzar a través de él. Recuerde que cerca del suelo habrá aire respirable. Por eso, arrástrese
debajo del humo, manteniendo su cabeza a una distancia de entre 30 a 60 centímetros del suelo.

¿Cómo saldrá de su casa?

Si hay fuego, abandone de inmediato la casa. Sin embargo, esto puede ser imposible si sólo hay una salida y el fuego se encuentra
justamente allí. Revise su casa verificando que siempre haya dos vías de evacuación desde cada recinto. Si se trata de una pieza, vea la

179
forma de escapar por las ventanas, mediante alguna escala o cuerdas. Otro grave problema deriva de las protecciones destinadas a
impedir el acceso de delincuentes. Ellas también pueden convertirse en trampas mortales que le impidan escapar de un incendio. Por eso,
las protecciones de las ventanas deberían ser construidas de manera de poderse abrir desde dentro de la casa.

Algunos elementos de protección

El más simple es tener una manguera corriente (de jardín), suficientemente larga como para llegar a cualquier parte de la casa,
permanentemente conectada a una llave. Un extintor tipo ABC de buena calidad, ubicado cerca de la puerta, es una inversión muy sabia.
Enseñe a todos en la casa la forma de utilizarlo. No lo ponga tan alto como para que sea difícil o peligroso usarlo. Los detectores de humo
salvan muchas vidas, porque alertan tempranamente de la presencia del riesgo. Su costo no es demasiado alto. Instálelos siguiendo las
instrucciones del fabricante, y revíselos periódicamente.

Ud. es quien debe hacer su hogar seguro...

Sin embargo, si desea asesoría especializada, llame al Departamento de Servicios Externos de la Academia Nacional de Bomberos ANB.
Expertos realizarán una inspección técnica y le sugerirán como lograr la deseada seguridad. Los aranceles son muy razonables y permiten
a nuestra Academia aumentar sus actividades de capacitación a los Bomberos Voluntarios de Chile.
Consulte en este sitio lo que puede hacer Servicios Externos de la ANB por usted y su hogar.

Es su hogar un lugar seguro?


Todos los años, muchos hogares, en Chile y en el mundo, son afectados por incendios y como consecuencia de ellos, hay muerte,
lesiones y pérdida de bienes.

Revise su hogar, en busca de riesgos que Ud. puede evitar.

¿Qué debe buscar? La cotidiana experiencia de Bomberos concurrriendo a atender siniestros nos permite entregarle los siguientes
consejos:
Comencemos por la cocina...
 La cocina es un lugar peligroso. Los niños no deben jugar en ella. Mientras haya fuego o aparatos eléctricos funcionando, no
la deje sin cuidado o a cargo de menores, adultos que duermen o personas que por cualquier causa estén incapacitadas.

 En la cocina hay muchos objetos que pueden encenderse: cortinas, paños de cocina, guantes para tomar ollas, envases de
alimentos, botellas de aceite, utensilios de plástico, etc. Mantenga estos objetos a una distancia segura de las fuentes de calor
(cocina, horno, tostador, cafeteras, etc.).

 Esa distancia segura debe considerar la posibilidad de ráfagas de viento o temblores. En estos casos, los objetos pueden
desplazarse y entrar en contacto con las fuentes de calor.

 No coloque objetos sobre las fuentes de calor, en repisas o ganchos, aunque sean incombustibles. Cuando alguien trate de
tomarlos, podrían encenderse sus ropas.

 Use ropa apropiada, ajustada al cuerpo, especialmente en las mangas.

 No deje ollas o sartenes con los mangos hacia fuera, o en lugares inseguros. Cada año se queman más de 120.000 niños,
gran parte de ellos con líquidos calientes que se vuelcan por imprevisión de los adultos.

 Apague los artefactos tan pronto termine de ocuparlos, y desenchufe los que usan electricidad, para evitar que sean
encendidos inadvertidamente. Los microondas no se calientan, pero los alimentos puestos en su interior sí. Tenga cuidado al
retirarlos. Enseñe esta precaución a los niños.

 El aceite y la grasa pueden encenderse con facilidad. Limpie con cuidado cualquier derrame de inmediato.

 ¿Se inflamó una sartén con aceite o grasa? No intente apagarlo con agua. Simplemente cubra la sartén con una tapa y deje
que se enfríe.

 ¿Fuego en el horno? Basta con cerrar la puerta.

 ¿Fuego en el microondas? Desenchúfelo y deje que se enfríe con la puerta cerrada.


La electricidad

180
Gran parte de los llamados a Bomberos tiene su origen en problemas eléctricos. Por eso, le recomendamos que revise cuidadosamente
todo su hogar, buscando los posibles riesgos.

 No recargue los enchufes mediante "triples" o alargadores.

 No use cables dañados o reparados con "huincha" aisladora. Con frecuencia esta se despega y deja los cables al descubierto,
con grave peligro de que alguien se electrocute (especial mente los niños), o se produzca un cortocircuito que genere fuego.

 ¿Los fusibles, el "automático" o los "tapones" saltan o se queman con frecuencia? Eso significa que en su hogar hay más
consumo de electricidad que el soportado por los circuitos disponibles. Solicite una revisión de expertos calificados y siga sus
consejos.
El fuego y los niños
 Para los niños es muy atractivo el fuego, y eso causa no sólo incendios, sino también la muerte de muchos menores. Los
niños, al advertir que como consecuencia de su "juego" ha comenzado a arder algo, se esconden debajo de las camas, en los
armarios o "closets", y mueren allí sin que su presencia se advierta hasta que ya es demasiado tarde.

 Sea extremadamente cuidadoso con los fósforos y encendedores. No los deje jamás al alcance de los niños, y considere
como una falta grave el que jueguen con ellos.

 Nunca deberían quedar niños solos si hay en el hogar artefactos encendidos tales como estufas, cocinas, lámparas, velas, etc.

 Si sus niños están solos y comienza un fuego, ¿sabrían qué hacer? Enséñeles qué deben hacer en estos casos:

o Lo primero es salir de inmediato, sin tratar de salvar nada, y pedir que alguien, desde una casa vecina, llame a los
Bomberos. Recuerde que la mayor parte de las víctimas muere por el humo y no por las llamas, y que el humo
invadirá una habitación en menos de dos minutos.

o Si sus ropas comienzan a arder, deben lanzarse al suelo de inmediato, cubriéndose la cara con las manos, y rodar
para apagar las llamas. La orden es "detenerse, caer y rodar".

o Si se queman con un artefacto o llama, deben poner la parte afectada bajo un chorro de agua fría. No hay que
aplicar jamás hielo a una quemadura. El hielo también quema.
Estufas y calefactores
 Siga cuidadosamente las instrucciones de los fabricantes de los equipos. Si requieren instalación, recurra a técnicos
autorizados. En especial, verifique que los sistemas de evacuación de los gases de la combustión sean adecuados.
En la combustión de estufas, calentadores (califonts) y otros artefactos similares se producen gases como el monóxido de
carbono. Esto es normal y no se trata de fugas. Sin embargo, estos gases deben ser evacuados, porque son muy peligrosos.
Por eso, la instalación debe ser efectuada por técnicos autorizados y hay que cumplir con los procedimientos de mantención
recomendados por los fabricantes.
El monóxido de carbono no tiene olor y es invisible. Causa la muerte porque se une a la hemoglobina de la sangre (que lleva
el oxígeno al resto del cuerpo), y le impide cumplir su función. Las personas que lo respiran se adormecen sin advertir el
peligro. Por ello, cuando los ductos de evacuación de los gases están mal construidos o se obstruyen, hay accidentes con
fatales consecuencias.

 De espacio apropiado a los equipos de calefacción, separándolos de cualquier material combustible.

 No agregue combustible a los artefactos sin esperar previamente que se hayan enfriado. Sáquelos fuera de la casa a un lugar
ventilado y seguro.

 Las chimeneas, especialmente en el sur de nuestro país, son causa frecuente de problemas. Revíselas, repare las grietas y
limpielas periódicamente.

 Los niños deben aprender conductas seguras respecto a los artefactos de calefacción. No deben operarlos, ni jugar cerca de
ellos.
Los fumadores
 Si fumar no es bueno, hacerlo descuidadamente es aún peor.

 Muchos ceniceros son inseguros.

181
 Fumar en la cama es extremadamente riesgoso.

 Moje los restos de los ceniceros con agua antes de vaciarlos en la basura.

 Si en su casa hubo una fiesta, sea especialmente meticuloso en revisar todos los lugares en que pueda haber quedado un
cigarrillo encendido. Recuerde que estos pueden mantener una pequeña brasa durante largo rato.

 Por supuesto, jamás lance un cigarrillo por la ventanilla de un vehículo. Muchos incendios forestales de graves consecuencias
se originan en estas acciones irresponsables.
Si hay humo...
El humo es mortal. Por eso, jamás trate de cruzar a través de él. Recuerde que cerca del suelo habrá aire respirable. Por eso, arrástrese
debajo del humo, manteniendo su cabeza a una distancia de entre 30 a 60 centímetros del suelo.
¿Cómo saldrá de su casa?
Si hay fuego, abandone de inmediato la casa. Sin embargo, esto puede ser imposible si sólo hay una salida y el fuego se encuentra
justamente allí. Revise su casa verificando que siempre haya dos vías de evacuación desde cada recinto. Si se trata de una pieza, vea la
forma de escapar por las ventanas, mediante alguna escala o cuerdas. Otro grave problema deriva de las protecciones destinadas a
impedir el acceso de delincuentes. Ellas también pueden convertirse en trampas mortales que le impidan escapar de un incendio. Por eso,
las protecciones de las ventanas deberían ser construidas de manera de poderse abrir desde dentro de la casa.
Algunos elementos de protección
El más simple es tener una manguera corriente (de jardín), suficientemente larga como para llegar a cualquier parte de la casa,
permanentemente conectada a una llave. Un extintor tipo ABC de buena calidad, ubicado cerca de la puerta, es una inversión muy sabia.
Enseñe a todos en la casa la forma de utilizarlo. No lo ponga tan alto como para que sea difícil o peligroso usarlo. Los detectores de humo
salvan muchas vidas, porque alertan tempranamente de la presencia del riesgo. Su costo no es demasiado alto. Instálelos siguiendo las
instrucciones del fabricante, y revíselos periódicamente.
Ud. es quien debe hacer su hogar seguro...
Sin embargo, si desea asesoría especializada, llame al Departamento de Servicios Externos de la Academia Nacional de Bomberos ANB.
Expertos realizarán una inspección técnica y le sugerirán como lograr la deseada seguridad. Los aranceles son muy razonables y permiten
a nuestra Academia aumentar sus actividades de capacitación a los Bomberos Voluntarios de Chile.

Consulte en este sitio lo que puede hacer Servicios Externos de la ANB por usted y su hogar.
O llame al (2) 640 6340).

Si Ud. vive o trabaja en un edificio, consulte la sección ¿Es seguro su edificio?

EDIFICIOS SUBTERRÁNEOS

El espacio es cada vez más escaso en las regiones de mayor industrialización del mundo. Estas áreas "calientes" han alcanzado
tal masificación que la calidad de vida de sus habitantes se ha deteriorado hasta un nivel de incomodidad como el existente en
zonas despobladas.

Ciudades como Tokio están en el umbral del colapso. La falta de espacio en Japón es un problema gravísimo. No es de extrañar pues que
muchas de las empresas que desarrollan proyectos de ingeniería urbana avanzada sean niponas, ya que sin duda auguran una importante
demanda futura de sus diseños.

Además de los super-rascacielos, se han diseñado modelos de edificio subterráneo, un concepto tecnológicamente mucho más sencillo,
que puede suponer la respuesta a corto plazo al problema de la masificación urbana en las grandes ciudades.

De hecho, ya hace tiempo que existen calles subterráneas en algunas ciudades del mundo, si bien su profundidad es de escasos metros, y
generalmente han sido construidas como anexos comerciales para estaciones de tren y de metro. Los trazados ferroviarios de estos
últimos también suelen discurrir por el subsuelo.

La mayoría de edificios acostumbran a tener sótanos. Por tanto, construir algunos edificios industriales en el subsuelo de las ciudades más
congestionadas, no es algo que deba sorprendernos mucho ni que suponga importantes problemas de ingeniería.

La firma Ohbayashi, tiene diseñado un polígono industrial subterráneo en determinada área de Japón para albergar fábricas y así
despoblar de éstas la superficie, que contaría con mayor espacio para zonas verdes y para viviendas más holgadas.

182
Otra empresa, Shimizu, dio a conocer un proyecto de aprovechamiento del subsuelo de Tokio que trazaría amplios túneles subterráneos a
modo de calles, y galerías estructuradas como naves industriales y bloques de oficinas. Este sector subterráneo de Tokio comenzaría con
unas pocas galerías, y podría ampliarse modularmente según la demanda de espacio, llegando a formar una auténtica ciudad paralela, un
Sub-Tokio para las postrimerías del siglo 21.

Vivir bajo tierra no parece un logro tecnológico muy halagüeño, por lo que resulta razonable esperar que las construcciones subterráneas
se dediquen a factorías industriales, bloques de oficinas, y parkings; y la superficie a viviendas, con lo que la población de esas zonas
vivirá a la luz del Sol y rodeada de amplias zonas de vegetación posibles gracias al ahorro de espacio.

De todos modos, una Ciudad Subterránea sí puede resultar divertida para realizar una visita turística, ya sea decorándola como el interior
de una gigantesca cosmonave galáctica, o simplemente explotando su singular situación. Quizá basándose en esta premisa, Taisei
Corporation planea construir dentro de unos años su primer edificio subterráneo, con capacidad para varios miles de personas, y disponer
en las primeras décadas de siglo de una mini-ciudad subterránea para cien mil, equipada con plazas hoteleras, centros comerciales, y
áreas de ocio.

Pero no toda construcción subterránea tiene por qué estar aislada de la luz del Sol. Su cima puede estar rematada por una claraboya que
asome a la superficie. Con esta configuración, los edificios subterráneos destinados a viviendas resultan aceptables. Cada apartamento
posee ventanas que dan al patio interior de ventilación, a donde llega la luz. Los apartamentos se distribuyen como en un anfiteatro. En el
patio, se planta vegetación e incluso árboles.

SANCIONES POR EL ATRASO EN EL PAGO DE LOS GASTOS COMUNES

POR: JOSE MANUEL FIGUEROA VALDES: Abogado Asesor de Comunidades

El Régimen de Copropiedad Inmobiliaria, se encuentra contenido en la Ley 19.537, que entró en vigencia en nuestro país con fecha 16 de
Diciembre de 1997, normativa que fue posteriormente complementada con la dictación del Reglamento de la Ley, mediante el Decreto
Supremo Nº 46 del MINVU, (Diario Oficial 17.06.98), cuerpos normativos que contienen importantes modificaciones en materia de
sanciones por el no pago oportuno de los gastos comunes.

Las principales innovaciones sobre el particular, son las siguientes:

I) SUSPENSIÓN DEL SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA.

1.- Consagración Legal.

Constituyó uno de los logros más importantes obtenidos por la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, el consagrar a rango legal, la facultad de
suspender el suministro del servicio eléctrico, respecto de aquellos propietarios que se encuentren en mora en el pago de los gastos
comunes del condominio, facultad que se encontraba contenida sólo a nivel de Decreto en la legislación anterior (artículo 19 del Decreto
695).

Es así, como el artículo 5º, inciso 3º de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria dispone que: "El Reglamento de Copropiedad podrá autorizar al
Administrador para que, con el acuerdo del Comité de Administración, suspenda o requiera la suspensión del servicio eléctrico que
suministra a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago de tres o más cuotas, continuas o discontinuas, de
los gastos comunes.

Si el condominio no dispusiere de sistemas propios de control para el paso de dicho servicio, las empresas que lo suministren, a
requerimiento escrito del Administrador y previa autorización de Comité de Administración, deberán suspender el servicio que
proporcionen a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren en la misma situación descrita en el inciso anterior".

Por su parte, el artículo 14º del Reglamento de la ley, preceptúa que: "El reglamento de copropiedad podrá autorizar al administrador para
que, con el acuerdo previo del Comité de Administración para cada caso en particular, proceda a suspender o requerir la suspensión del
servicio eléctrico que se suministra a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago de 3 ó más cuotas,
continuas o discontinuas, de los gastos comunes.

Si el condominio no dispusiere de sistemas propios de control para el paso de dicho servicio, las empresas que lo suministren, a
requerimiento escrito del administrador y previa autorización del Comité de Administración para cada caso en particular, deberán
suspender el servicio que proporcionen a aquellas unidades cuyos propietarios se encuentren morosos en el pago de tres o más cuotas,
continuas o discontinuas, de los gastos comunes".

Ahora bien, en el Mensaje enviado por el ejecutivo a la Cámara de Diputados, en la tramitación de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, se
estableció que "Para facilitar el cobro de los gastos comunes se faculta a los administradores para pedir a las empresas que proporcionan
servicios básicos, que corten estos suministros a aquellos copropietarios que se encuentren morosos en los gastos comunes, aún cuando
estén al día en sus cuentas individuales".

183
a. Para que el administrador pueda suspender el servicio eléctrico, cumpliendo previamente con los requisitos antes descritos,
será preciso que el condominio disponga de sistemas propios de control para el paso de dichos servicios.

b.
En el evento que el condominio no dispusiere de los indicados sistemas de control, serán las empresas que suministran el
respectivo servicio, a requerimiento escrito del administrador, y previa autorización del Comité de Administración para cada
caso en particular, quienes deberán suspender el servicio que proporcionan a aquellas unidades cuyos propietarios se
encuentren morosos en el pago de tres o más cuotas, continuas o discontinuas, de gastos comunes, según lo establece el
artículo 5º, inciso final de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, con relación al artículo 14º, inciso 2º del Reglamento de la citada
Ley.

4.- Situación especial de las comunidades de copropietarios acogidos a la ley de propiedad horizontal con anterioridad a la
vigencia de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria con relación al corte del suministro eléctrico.

Atendiendo a que en la legislación anterior (artículo 19 del Decreto 695), no se establecía como requisito para el corte del suministro
eléctrico, que esta medida se encontrara expresamente establecida en el Reglamento de Copropiedad, y con el objeto de hacer aplicable
este tipo de apremios a las comunidades de copropietarios existente con anterioridad a la vigencia de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria,
el artículo 49, inciso 2º de la ley vigente, dispuso que: "En los casos que esta ley exija que una determinada facultad o derecho esté
establecida en el reglamento de copropiedad, se presumirá tal autorización respecto de los reglamentos de copropiedad formulados con
anterioridad a la vigencia de esta ley, salvo acuerdo en contrario de una asamblea extraordinaria de copropietarios".

En otras palabras, la ley presume en este caso, que en el respectivo reglamento de copropiedad se encuentra consagrada la facultad de
solicitar el corte de energía eléctrica, salvo que un acuerdo adoptado en una asamblea extraordinaria de copropietarios disponga lo
contrario.

Pensamos que la norma legal recién transcrita, resulta necesaria para que las comunidades de copropietarios acogidas bajo el régimen
anterior, puedan también aplicar estas medidas de apremio, en contra de los copropietarios morosos.

II) COBRO DE INTERESES Y/O MULTAS.

Recordemos que todos y cada uno de los copropietarios tienen la obligación de contribuir al pago de los gastos comunes, en proporción al
derecho que le corresponda en los bienes de dominio común -salvo que el Reglamento de Copropiedad establezca otra forma de
contribución-, dentro del plazo y periodicidad que establezca el Reglamento de Copropiedad.

En este aspecto, el artículo 5º de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, consagra la sanción al no cumplimiento o al retardo en el
cumplimiento de la obligación de los copropietarios de efectuar el correspondiente pago de los gastos comunes.

En efecto, la norma recién aludida dispone que "cada copropietario deberá pagar los gastos comunes con la periodicidad y en los plazos
que establezca el reglamento de Copropiedad. Si incurriera en mora, la deuda devengará el interés máximo convencional para
operaciones no reajustables o el inferior a éste que establezca el Reglamento de Copropiedad".

Por consiguiente, la Ley de Copropiedad Inmobiliaria prescribe como sanción, el que se devengue el interés máximo convencional.

En este caso, por tratarse de una obligación de dinero, es la ley la que evalúa los perjuicios producidos, que se traducen en el pago del
interés máximo convencional sobre la suma adeudada.

Ahora bien, debe relacionarse esta materia, con las normas de carácter general, en cuanto a la indemnización por no pago de una
cantidad de dinero, contenida principalmente en el artículo 1.559 del Código Civil y en la Ley 18.010 (Diario Oficial 27-06-81) sobre
operaciones de crédito en dinero, de cuyo análisis y concordancia podemos colegir lo siguiente:

1. Si el reglamento de copropiedad nada dice sobre el particular, el incumplimiento de la obligación de contribuir al pago de los gastos
comunes en el plazo indicado, devengará el interés máximo convencional para operaciones no reajustables. (Artículo 5º Ley de
Copropiedad Inmobiliaria). Por consiguiente, en esta situación no puede cobrarse un interés distinto al máximo convencional.

2. En virtud de la autonomía de la voluntad y de la libertad contractual, principios presentes en el campo del derecho privado y en
especial en materia de contratos, los copropietarios pueden estipular en el respectivo reglamento de copropiedad, el devengamiento
de un interés inferior al interés máximo convencional.

3. En el caso que sea superior al interés máximo convencional, se tendrá por no escrito, y en tal caso, los intereses se reducirán al
interés corriente que rija al momento de la convención, según lo establece el artículo 8º de la Ley 18.010.

184
4. En virtud de lo dispuesto en el artículo 28, letra e) de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, los copropietarios pueden convenir en el
Reglamento de Copropiedad multas por incumplimiento de obligaciones.

Pensamos que si el Reglamento establece una multa por no pago oportuno de los gastos comunes, ella en conjunto con el interés
estipulado en el reglamento de copropiedad, no puede exceder al interés máximo convencional, definido en el artículo 6º de la Ley
18.010.

En consecuencia, se tendrá por no escrito todo pacto de intereses y/o multas que excedan al máximo convencional, y en tal caso los
intereses y/o multas se reducirán al interés corriente que rige al momento de la convención.

5. A nuestro juicio, los copropietarios pueden establecer, en el reglamento particular o en una asamblea de copropietarios, el pago de
multas por violación e infracción a obligaciones que no tengan indicada por la ley una sanción específica.

III) COBRO JUDICIAL DE LOS GASTOS COMUNES.

Sin perjuicio de las sanciones señaladas anteriormente, el administrador en su calidad de representante legal del condominio, tiene
además una acción judicial para perseguir el cobro de los gastos comunes impagos, la que se ejerce en contra del actual propietario de la
unidad, mediante el procedimiento ejecutivo contemplado en los artículos 434 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, en virtud del
cual se obtiene el cumplimiento forzado de la obligación de pagar los gastos comunes adeudados por los copropietarios de los
condominios sometidos al Régimen de Copropiedad Inmobiliaria, pudiendo embargarse y sacarse a remate la propiedad objeto de la
deuda.

Este tipo de juicios es de competencia de los Tribunales Ordinarios de Justicia, esto es del Juez Civil correspondiente y la tramitación del
mismo se rige por las normas del Código de Procedimiento Civil, existiendo normas especiales en la Ley de Copropiedad Inmobiliaria en
materia del título ejecutivo, (art. 27), y notificación de la demanda (art. 6
Seguridad CONDUCTAS QUE PUEDEN SALVAR VIDAS

POR: CRISTIAN ARAYA MOLINA. Psicólogo Especialista en Psicoprevención

Una de las mejores inversiones para la comunidad la constituyen sin duda la prevención y la seguridad. No obstante ello, en nuestra
cultura se encuentra muy arraigado el "síndrome de invulnerabilidad" que se traduce en la frase "a mí no me va a ocurrir". Al igual como
existen barreras arquitectónicas que, entre otras cosas, dificultan o impiden el acceso de vehículos de emergencia en casos de siniestro,
también existen barreras mentales que obstaculizan, muchas veces, hacer prevención y fomentar la seguridad.

La Psicoprevención es una parte de sicología laboral, que tiene como objetivo cambiar nuestra actitud frente al trabajo y a la vida en
general, suscitando enfoques constructivos y corrigiendo conductas peligrosas. Su aplicación práctica frente al tema de seguridad en
edificios y condominios, define para la comunidad ciertas pautas que le permitan organizarse para evitar emergencias y accidentes,
cambiando sus actitudes frente a riesgos para disminuir su vulnerabilidad. Al mismo tiempo, le posibilita aplicar este modelo para el estudio
de estos factores en el hogar.

Debido a que el concepto de condominio contempla en la mayoría de los casos la edificación en altura, los riesgos son mayores y la lógica
impone la adopción de estrictas precauciones; de ahí que el criterio utilizado por la Psicoprevención sea la exageración.

Los conserjes o mayordomos de edificios y condominios son, por lo general, los primeros en imponerse de alguna emergencia. De ahí
surge la necesidad de que éstos se encuentren preparados para estos eventos. Sin embargo, nada lograrán si la comunidad no está
consciente del problema y no se organiza de modo de poder responder a una evacuación rápida y segura en casos de amenaza a su
integridad.

Frente a estas situaciones, se altera la conciencia de las personas, y uno puede observar en ellas a personas bloqueadas, o que realizan
actos inútiles al emprender iniciativas ilógicas, anodinas y, lo que es más grave, peligrosas.

Normalmente después de verse enfrentados a estos casos de emergencia, la comunidad y la administración actualizan el tema y la
reacción inmediata es la de dramatizar situaciones, ante las que surgen ideas fantásticas y soluciones mágicas que, al poco tiempo de
haberlas incorporado en un plan de emergencia, terminan en un archivador y pasan al olvido.

La elaboración de un plan de emergencia y su aplicación en edificios y condominios hoy es una obligación. La ley 19.537 de Condominios
o Copropiedad Inmobiliaria, promulgada en Diciembre de 1997, dispone en su artículo 36 que todo condominio deberá tener un Plan de
Emergencia ante Siniestros (P.E.S.), como incendios, terremotos, inundaciones y semejantes, que incluya medidas para tomar, antes
durante y después del siniestro, con especial énfasis en la evacuación durante los incendios. La confección de este plan es un deber del
Comité de Administración. Asimismo, la responsabilidad de la evaluación y aplicación de las medidas de seguridad contempladas en el
P.E.S., recaen en el administrador (Art. 26 del reglamento de la Ley 19.537).

185
CADENA DE ERRORES

Siempre la teoría debe ser aplicable en la práctica. Este ejercicio posibilita no sólo tomar conciencia de que estamos expuestos al riesgo,
sino también a detectar sus falencias y corregirlas. Pero la ventaja más importante, es que permite familiarizarse con las situaciones de
emergencia, y el día que nos corresponda enfrentar una verdadera, nuestra reacción será la adecuada. Recordemos que en tiempos de
paz, de tranquilidad y de indiferencia orgánica - como la llaman los biólogos - nuestro comportamiento está determinado principalmente por
el hemisferio izquierdo del cerebro, que es lógico, racional y ordenado.

Así por ejemplo, si en este instante usted se pregunta, cuando salga del living o dormitorio ¿por donde lo voy a hacer?, su hemisferio
izquierdo responderá: "por la puerta"; pero si se produce una emergencia, su conducta será gobernada principalmente por el hemisferio
derecho de su cerebro, que es eminentemente emocional y, tal vez, usted salga por la ventana.

Hace algún tiempo fui invitado a dictar un curso a los Bomberos de Chuquicamata. En el momento en que lo iniciábamos, algún residente
del sector alertó que se había iniciado un incendio en la calle "Turi". Llegamos a Turi y no había, afortunadamente, tal incendio. Luego de
recorrer el lugar, se determinó falsa alarma. Cuando regresábamos, al pasar por calle "Tuina", el vecindario - a viva voz - hizo señas a los
carros-bombas. Era ahí el principio de incendio.

¿Qué ocurrió? Una señora encendió el calefón y botó el fósforo en un tarro con cera (primer error), el cual se inflamó. Un vecino muy
nervioso y alterado avisó a bomberos y, posiblemente en su descontrol y precipitación, confundió la dirección "Tuina" por "Turi" (segundo
error). Por su parte, quién tomó el llamado en el cuartel de bomberos no verificó suficientemente la información recibida (tercer error). La
pérdida de tiempo que generó esta cadena de errores, afortunadamente no pasó a mayores.

De estas experiencias, se infieren tres conceptos básicos para cortar esta cadena de errores. Ellos son:

Calma

Es indispensable para actuar reflexivamente. Esto nos permite ponderar la magnitud de la emergencia y determinar prioridades al
mo