Está en la página 1de 6

Glenoid Rim Morphology in Recurrent Anterior

Glenohumeral Instability
La morfología del borde glenoideo en la inestabilidad
glenohumeral anterior recurrente
Antecedentes: El conocimiento sobre la morfología del borde glenoideo es importante cuando
se evalúan los pacientes con inestabilidad glenohumeral anterior recurrente. Las técnicas de
imagen ordinarias no siempre son lo suficientemente sensibles como para demostrar la
morfología del borde glenoideo con precisión. Desarrollamos un método de termografía
computarizada reconstruida tridimensionalmente con eliminación de la cabeza humeral para
evaluar la morfología glenoidea. El objetivo del presente estudio fue cuantificar los defectos
óseos glenoideos y definir sus características en pacientes con inestabilidad anterior
recurrente.

Métodos: se evaluó la morfología del borde glenoideo en 100 hombros consecutivos con
inestabilidad glenohumeral anterior unilateral recurrente en imágenes de tomografía
computarizada tridimensionalmente reconstruida con la cabeza humeral eliminada. La
configuración del borde glenoideo se evaluó tanto en la cara como en las vistas oblicuas. Al
mismo tiempo, también investigamos setenta y cinco glenoides normales, incluidas ambas
glenoides en diez voluntarios normales. Los hombros sin un fragmento óseo en la porción
anteroinferior de la cavidad glenoidea se compararon con el hombro contralateral en el mismo
paciente para determinar si la morfología glenoidea era normal. En los hombros con un
fragmento óseo, el fragmento se evaluó cuantitativamente y su tamaño se clasificó como
grande (> 20% de la fosa glenoidea), medio (5% a 20%) o pequeño (<5%). Finalmente, los 100
hombros fueron evaluados artroscópicamente para confirmar la presencia de la lesión en el
borde de la vena que había sido identificada con una tomografía computarizada reconstruida
tridimensionalmente.

Resultados: La investigación de las glenoides normales no reveló diferencias de lado a lado. La


investigación de las glenoides afectadas reveló una configuración anormal en noventa
hombros. Cincuenta glenoides tenían un fragmento óseo. Un fragmento era grande (26.9% de
la fosa glenoidea), veintisiete fragmentos eran medianos (10.6% de la fosa glenoidea, en
promedio), y veintidós eran pequeños (2.9% de la fosa glenoidea, en promedio) . En los
cuarenta hombros sin un fragmento óseo, la porción anteroinferior de la cavidad glenoidea
apareció directamente en la vista frontal y parecía obtusa o ligeramente redondeada, en
comparación con el contorno normalmente agudo del borde glenoideo normal, en la vista
oblicua, lo que sugiere erosión o una leve fractura por compresión en este sitio. La
investigación artroscópica reveló una lesión de Bankart en noventa y siete de los 100 hombros
y un fragmento óseo en cuarenta y cinco de los cincuenta hombros en los que se identificó una
lesión ósea de Bankart con la tomografía computarizada reconstruida tridimensionalmente. En
los hombros con una morfología claramente anormal en la tomografía computarizada
reconstruida tridimensionalmente, la apariencia artroscópica de la porción anteroinferior del
borde glenoideo fue compatible con la apariencia demostrada por la tomografía
computarizada tridimensionalmente reconstruida.

Conclusiones: introdujimos un método para evaluar la morfología del borde glenoideo y para
cuantificar el defecto óseo de una manera simple y práctica con tomografía computarizada
tridimensionalmente reconstruida con eliminación de la cabeza humeral. El cincuenta por
ciento de los hombros con inestabilidad glenohumeral anterior recurrente tenían una lesión
ósea de Bankart; El 40% no tenía un fragmento óseo pero demostró la pérdida de la
configuración circular normal en la vista frontal y un contorno obtuso en la vista oblicua, lo que
sugiere erosión o compresión del borde glenoideo.

Nivel de evidencia: estudio de diagnóstico, nivel IV-1 (estudio de casos y controles). Vea las
Instrucciones a los autores para una descripción completa de los niveles de evidencia.

Recurrent anterior dislocation of the shoulder: a


review of 40 athletes treated by subscapularis transfer
(modified Magnuson- Stack procedure)
Luxación anterior recurrente del hombro: una revisión
de 40 atletas tratados por transferencia subescapular
(procedimiento de Magnuson-Stack modificado)
DISCUSIÓN

Un jugador de hockey profesional regresó a la oficina para agradecerme por el buen resultado
que obtuvo después de la cirugía. Tenía 16 meses después de la cirugía y tenía un rango de
movimiento normal y fuerza normal en el hombro. Explicó que tenía varios "golpes" en el
hombro sin ninguna sensación de inestabilidad. Es de interés que en el momento de la cirugía
fue reparado en rotaciones internas

Después de la cirugía, tardó 8 meses en recuperar el uso general del brazo y 12 meses antes de
que volviera el rango de movimiento sin restricciones y la fuerza. Este resultado satisfactorio y
la insatisfacción de Low-bardo al usar la operación de Bristow en lanzar atletas estimuló esta
revisión ".

La tasa de recurrencia de 2.5 o, 1 de 40 pacientes,

se compara favorablemente con los de Altman, Collins y Lombardo, que informaron bajas tasas
de recurrencia en los atletas "." Sin embargo, al tratar a los atletas, la tasa de recurrencia no es
el determinante importante de un resultado satisfactorio, sino que es la capacidad del atleta
para volver a practicar deportes sin limitaciones y con un hombro estable. Con algunas
excepciones (3 de 40 pacientes), todos nuestros atletas pudieron regresar a su deporte de
nivel universitario preoperatorio. los deportes de contacto sin otro problema. Un paciente es
un esquiador acuático profesional cuyo hombro dominante operado se usa en varias
posiciones. No ha tenido inestabilidad, de hecho, siente que su hombro es más fuerte que el
hombro sin poder evaluar. no hay lanzadores de béisbol en nuestro grupo, sin embargo, dos
de los tres jugadores de béisbol cuyos brazos de lanzamiento fueron operados podrían lanzar
por encima y sin restricciones. Un brazo de lanzamiento de mariscal de campo de la
universidad fue operado con un excelente resultado. Además, no tenía ninguna limitación para
tirar el balón.

Los resultados en esta serie son muy gratificantes. La técnica quirúrgica es simple, las
complicaciones son pocas y la tasa de recurrencia es baja. El rango de movimiento, la fuerza y
la función satisfactorios se obtienen con la transferencia del subescapular. Se recomienda para
aquellos pacientes que desean regresar a la competencia atlética a nivel universitario.

Open Repairs for the Treatment of Anterior Shoulder


Instability
Reparaciones abiertas para el tratamiento de la parte
anterior Inestabilidad del hombro
El tratamiento exitoso de la inestabilidad anterior del hombro requiere un equilibrio entre
restaurar la estabilidad de la articulación y minimizar la pérdida del movimiento glenohumeral.
La elección del tratamiento debe individualizarse en función de la ocupación del paciente y el
nivel de participación en los deportes, así como del grado de inestabilidad del hombro. A pesar
de las discusiones en sentido contrario, no existe una única "lesión esencial", como la
propuesta por Bankart, que es responsable de la inestabilidad anterior recurrente del hombro,
aunque la lesión de Bankart es con mucho la más importante. La elección del tratamiento
quirúrgico se debe adaptar para corregir la anomalía que se identifica en el momento de la
cirugía. Se han desarrollado una variedad de técnicas artroscópicas prometedoras para el
tratamiento de la inestabilidad anterior del hombro; sin embargo, la estabilización abierta
sigue siendo el estándar, especialmente para las inestabilidades severas, los procedimientos
de revisión y para los atletas que participan en deportes de contacto. Este artículo revisará las
técnicas quirúrgicas abiertas utilizadas para el tratamiento de la inestabilidad anterior del
hombro. Se discutirán tanto las operaciones actuales como las históricas. Independientemente
del procedimiento elegido por un cirujano, el tratamiento debe seguir las pautas enseñadas
por Rowe: disección anatómica en el momento de la cirugía, identificación y reparación de las
lesiones responsables de la inestabilidad, retorno de los tejidos a sus ubicaciones anatómicas y
rango postoperatorio temprano de movimiento Siguiendo estas pautas, se pueden optimizar
los resultados del tratamiento de la inestabilidad anterior del hombro.

Recurrent Dislocation of the Shoulder Repaired by the Magnuson-Stack Operation

Dislocación recurrente del hombro reparado por la operación Magnuson-Stack

Veinticuatro hombros fueron operados en la misma cantidad de pacientes. los

la primera operación se realizó el 15 de abril de 1947 y la última en 1959. De este número,

19 pacientes fueron seguidos, con el último seguimiento en 1959 y 1960. Cinco pacientes no
fueron examinados, cuatro de los cuales no pudimos localizar. En 2 (10.5%) de los 19 casos
seguidos,
recurrencia de dislocaciones de hombro ocurrieron. Un cartero de 34 años tuvo cuatro
dislocaciones desde su operación, que se realizó en el lado izquierdo en 1947. No muestra
evidencia de atrofia deltoidea. Él es capaz de secuestrar a 90 grados y tiene 90 grados de
rotación externa. El otro paciente tuvo cuatro luxaciones cuatro años después de la cirugía. Su
hombro izquierdo fue operado en 1947. Fue reintervenido en 1951, momento en el cual el
músculo y el tendón del subescapular fueron resutured ya que se había separado de su punto
anterior de trasplante; hasta la fecha no hay evidencia de recurrencia. Tenía 40 años de edad.
Todos los pacientes fueron empleados, excepto uno.

Solo un paciente era oficinista. El resto se empleó en varios trabajos mecánicos o de fábrica.
Cinco de los diecinueve participaron en deportes sin recurrencia de dislocaciones.

De los 19 pacientes, 16 fueron reexaminados en nuestro hospital; tres fueron seguidos por un
cuestionario. Solo dos exhibieron evidencia de atrofia deltoidea. Toda la serie fue capaz de
secuestrar el brazo a 80-90 grados; la mitad tenía una limitación de rotación externa de 15-50
grados y el resto mostraba una limitación de 60-80 grados.

Comentario: la operación Magnuson-Stack. para la dislocación recurrente sigue siendo un


procedimiento anatómico y fisiológico sano. Es simple de realizar, lo que resulta en una buena
articulación funcional del hombro con algunas limitaciones en la abducción y la rotación
externa, las cuales son deseables desde el punto de vista de la prevención de las recurrencias.
Con el uso adecuado de la extremidad, estos pacientes pueden regresar a ocupaciones
remuneradas y pueden participar en ciertos tipos de deportes. El procedimiento es más fácil
de realizar que las otras operaciones para este propósito y da como resultado un menor grado
de limitación funcional y discapacidad del hombro.

Comparative functional analysis of the Bristow,


Magnuson-Stack, and Putti-Platt procedures for
recurrent dislocation of the shoulder*
Análisis funcional comparativo de los procedimientos de
Bristow, Magnuson-Stack y Putti-Platt para la
dislocación recurrente del hombro *
ABSTRACTO

La literatura sobre la inestabilidad del hombro anterior trata más a menudo con la eliminación
de la recurrencia después de la reconstrucción. Analizamos la función subjetiva, la pérdida de
movimiento y la fuerza de hombro de tres procedimientos quirúrgicos: Magnuson-Stack,
Bristow y Putti-Platt. Se realizó una revisión retrospectiva de 27 pacientes, 9 en cada grupo
quirúrgico, sin dislocaciones postoperatorias ni dolor continuo. Todos los pacientes eran
varones, con la mano derecha dominante y el hombro derecho afectado. El tiempo promedio
de seguimiento fue de 6.75 años (rango, 4.2 a 10.3 años). Todos los pacientes completaron un
cuestionario y su rango de movimiento se midió con un goniómetro de mano y la fuerza de sus
hombros probó en el Cybex II Dynomometer. El par máximo como porcentaje del peso
corporal y las diferencias de lado a lado se calcularon para seis posiciones del brazo y se
compararon con nueve controles dominantes de la derecha de edad similar y actividad
recreativa. Sesenta por ciento volvió a lanzar deportes. Un paciente de Magnuson-stack y
Bristow sintió un retorno funcional completo al nivel previo a la lesión. Tres pacientes en cada
uno de estos dos grupos regresaron al deporte de lanzamiento sin modificaciones, mientras
que ningún paciente de Putti-Platt alcanzó este nivel. El déficit de rotación externa en el
hombro neutral midió la abducción del hombro, los déficits similares en la rotación externa
midieron 6.4 °, 11.6 'y 28.8' respectivamente. Estos valores fueron estadísticamente
significativos empleando análisis de varianza. Comparamos los grupos operativos como un
todo con los controles y comparamos los grupos operativos entre sí. Se encontró debilidad
estadísticamente significativa en la rotación externa de todos los pacientes en comparación
con los sujetos de control en el hombro de 90 'de abducción y posición neutral (P <0,05). No se
encontró debilidad de flexión en el grupo de Bristow. Hemos concluido que el retorno
funcional al deporte arrojado favorece a los pacientes de Magnuson-Stack y Bristow sobre el
Putti-Platt. Existen diferencias estadísticamente significativas de la pérdida de rotación externa
en la abducción del hombro 90. El grupo operatorio fue estadísticamente significativamente
más débil que los controles en la rotación externa en el hombro neutral y 900 abducción.
Además, no hubo debilidad relativa entre los grupos.

Gran parte de la literatura actual sobre la inestabilidad del hombro se ocupa de la dislocación
anterior recurrente del hombro y la eliminación de la recurrencia por medios operativos.
Varios procedimientos son citados por el Dr. Rockwood en Rockwood y Green "para lograr
resultados excelentes de 97 P. Esto, por supuesto, aborda un solo problema, a saber, la
eliminación de la recurrencia. De los más de 150 procedimientos operativos diferentes
descritos para luxación anterior recurrente del hombro, tres de los más populares y exitosos
incluyen los procedimientos de Magnuson-Stack, Bristow y Putti-Platt. El procedimiento
Magnuson-Stack implica la transferencia del tendón subescapular desde el tubérculo menor al
mayor. osidad a través del surco bicipital y 1 cm distalmente como lo describen Magnuson y
Stack en 1955. "Esta transferencia se siente para fortalecer la barrera muscular anterior en la
parte frontal del hombro

Helfet en 1958 fue el primero en describir un trasplante del proceso coracoideo con tendón
unido unido a la superficie anterior de la cavidad glenoidea, a través de una perforación
transversal en el músculo subescapular ". Esto se acuñó con el procedimiento Bristow y se
modificó para incluir la fijación el bloqueo osteomuscular del hueso en la cavidad glenoidea
con un tornillo. Se consideró que el procedimiento de Bristow proporcionaba un bloqueo óseo,
lo que evitaba la recurrencia al tiempo que minimizaba la pérdida de la rotación externa con
una alta tasa de retorno a las actividades atléticas.

Osmond-Clark, en 1949, llamó la atención sobre un procedimiento quirúrgico utilizado de


forma independiente por Vittono Putti y Sir Harry Platt para la dislocación recurrente del
hombro anterior. Ha sido consagrada y ha sufrido muchas modificaciones, pero, en esencia, la
unidad del músculo subescapular se acorta doblando su forma de "chaleco sobre pantalón"
sobre la articulación glenohumeral anterior. La limitación resultante, junto con la cicatrización
quirúrgica de la porción anterior del labrum glenoideo y de la cápsula, es el mecanismo teórico
del efecto curativo "." Aunque estos tres procedimientos se relacionan con la eliminación de la
recurrencia, existen es una escasez de información que aborda el tema del resultado funcional.
Por ejemplo, en una revisión de los 78 procedimientos de Putti-Platt por Leach et al, "informan
la pérdida de la rotación externa de 12 a 19, pero sin compromiso funcional". Del mismo
modo, Hovelius et al7 informaron sobre los 112 procedimientos de Bristow-Latarjet y
observaron una pérdida de 21 ° de la rotación externa con un déficit de resistencia de 109 °,
pero de nuevo 90 obtuvieron excelentes resultados. Los estudios clínicos previos se han
centrado más en la demografía del paciente y la tasa de recurrencia con poco énfasis en la
función dinámica resultante del hombro. La función dinámica del hombro, previamente
graduada subjetivamente por el paciente, ahora se puede cuantificar con mayor precisión
utilizando dispositivos de prueba conjunta aislados. Esto permite un análisis comparativo
objetivo de los resultados operativos también. En consecuencia, el propósito de este estudio
es realizar un análisis comparativo de tres procedimientos quirúrgicos, el Magnuson-Stack, el
Bristow y el Putti-Platt, para evaluar tres parámetros: primero, el regreso del paciente al
deporte de lanzamiento; segundo, la pérdida comparativa del rango de movimiento; tercero,
una evaluación objetiva de la fuerza relativa utilizando el dinamómetro isocinético Cybex II.