Está en la página 1de 6

Dinámicas para construir el liderazgo

1- El Lazarillo

 Objetivo: Demostrar que el grupo funciona mejor con un solo líder.


 Tiempo necesario: 20 minutos, aproximadamente.
 Tamaño del grupo: 10 personas.
 Lugar: mejor, al aire libre.
 Materiales necesarios: 5 antifaces, 3 mesas, vasos de agua, jarras de agua y agua.
 Pasos a seguir:

1. Se crean dos grupos de cinco personas cada uno de ellos.


2. En un grupo, cuatro personas llevan los ojos tapados y el quinto es el líder. En el otro
grupo, existen cuatro líderes (no se tapan los ojos) y el quinto, se tapa los ojos.
3. En un extremo, se colocan dos mesas con vasos y jarras de agua. En el otro, una mesa
con las jarras vacías.
4. El líder o los líderes (en función del grupo) deben de guiar a los demás de un extremo a
otro para, con el agua del vaso, llenar las jarras vacías.

 Discusión: es muy importante la reflexión final en el que todos puedan expresar su


opinión y el facilitador les haga ver cuál es la mejor forma de trabajo.

Aviones de papel

 Objetivo: Contribuir a reforzar las habilidades del líder.


 Tiempo necesario:
 Tamaño del grupo: resulta indiferente.
 Lugar: sala amplia para poder trabajar por grupos.
 Pasos a seguir:

1. Dividir al grupo en subgrupos. Cada uno de ellos, debe elegir a un líder.


2. Se les da 20 minutos para que cada grupo diseñe su modelo propio de avión y
confeccione varios, en función del número de integrantes.
3. Por grupos, cada integrante tiene una oportunidad de aterrizaje.
4. Gana el equipo que más aviones haya lanzado de manera correcta a la pista de
aprendizaje.

 Discusión: en el momento de reflexión, se preguntará a los líderes qué tareas


desempeñaron durante el tiempo de construcción y, también, a los miembros del grupo
cómo se sintieron a lo largo de la dinámica, si fueron escuchados, qué tuvieron en cuenta
para elegir el líder, etc.

1- El alambre pelado

Objetivos:

Lograr animar el grupo.

Contribuir a la concentración en momentos de dispersión.


Tiempo necesario:

Treinta minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Reducido, como máximo diez personas.

Lugar:

Espacio amplio en el que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios:

Ninguno.

Pasos a seguir:

1- Se le pide a un compañero que se vaya de la habitación.

2- El resto de los compañeros, se sientan en círculo y se cogen de las manos. El facilitador cuenta
que el círculo funciona como un circuito eléctrico y que hay un alambre pelado. Entre todos, eligen
quién funcionará como alambre pelado.

3- Cuando han tomado la decisión, se le pide al compañero que está fuera de la sala que entre. El
facilitador de grupo le explica que el grupo es un circuito eléctrico y que en éste hay un alambre
pelado. Deberá usar su ingenio para descubrir quién es.

Discusión

No existe un resultado correcto o único en esta dinámica. El facilitador debe prestar atención a cómo
se desarrolla la actividad y cómo es la participación de los distintos miembros del equipo. A modo
de reflexión final, puede preguntarles cómo se han sentido cada uno a lo largo del ejercicio.

Otros comentarios

Esta dinámica resulta muy útil en momentos de dispersión y estrés para generar un ambiente
relajado y distendido entre los integrantes de un grupo.
- El lazo

Objetivos:

Aumentar la motivación del grupo a través del trabajo en equipo.

Fomentar la cohesión del grupo.

Tiempo necesario:

45 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

El grupo no debe superar las 15 personas.

Lugar:

Salón amplio.

Materiales necesarios:

Lazo o cordel.

Pasos a seguir:

1- Se crean dos grupos con el mismo número de participantes. Se les da la orden de que no pueden
hablar a lo largo de la dinámica.

2- Una vez que ya estén divididos, se pone un lazo o cordel de un lado a otro de la habitación a la
altura de la cintura de la persona más alta del grupo. Además, se marcará una línea por el suelo que
no se podrá pisar.

3- Disponen de 30 minutos para pasar de un lado al otro del salón, pasando por encima del cordel y
sin pisar la línea marcada en el suelo.

Discusión:

El equipo ganador será el que hayan pasado todos sus integrantes antes de un lado a otro y
cumpliendo las normas. En caso de que hayan pasado los treinta minutos y ninguno haya acabado,
gana el equipo que más miembros se encuentren al otro lado.

Tras la finalización, se realizará una reflexión en grupo para ver cómo se han sentido y qué
obstáculos han tenido que superar para alcanzar el objetivo.
Limitaciones personales

Objetivos:

Recapacitar en los puntos débiles de cada uno.

Comprobar que todos tenemos limitaciones y que, realmente, no son tan graves.

Pensar estrategias y qué herramientas se pueden utilizar para mejorarlos.

Tiempo necesario:

45 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Resulta indiferente. A mayor cantidad de personas, más tiempo.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios:

Papel y bolígrafo.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo pide que cada persona escriba en un papel tres limitaciones o puntos
débiles de cada uno. No se pondrá el nombre en ese papel. Tras unos minutos, recoge todos los
papeles.

2- Distribuye estos papeles de manera aleatoria de manera que cada persona, haya recibido uno.

3- Por orden, cada persona va leyendo los puntos débiles que aparecen en el papel como si fueran
propios. Además, pueden exagerarlos. A la vez que los dice, comenta qué estrategias puede usar
para corregirlos o cómo podría mejorarlos.

Discusión:

con esta dinámica, se ofrecerán puntos de vista nuevos sobre problemas que nos afectan de manera
personal. Además, se reparará en que todos tenemos defectos.
¿Cómo me ven mis compañeros?

Objetivos:

Fomentar la motivación a nivel individual y la cohesión del grupo.

Tiempo necesario:

Una hora, aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Resulta indiferente. A mayor cantidad de personas, más tiempo.

Lugar:

Espacio amplio que permita que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios: sobres, post-it de dos colores distintos y bolígrafo.

Pasos a seguir:

1- El facilitador del grupo, entrega un nombre por cada uno de los integrantes con el nombre de
cada uno de ellos. Se entregarán al azar, sin que nadie reciba el sobre con su propio nombre.

2- Se trata de que los distintos integrantes del grupo, vayan escribiendo en un papel algo positivo y
algo negativo de esa persona. Cada una de ellas en el color del post-it que haya dicho el facilitador.
Por ejemplo, la cosa buena en un post-it verde y la mala en un post-it rojo.

3- Todos van añadiendo comentarios sobre todos sus compañeros.

4- Sentados en círculo, se le entrega a cada persona su sobre. Por turnos, cada uno abrirá el suyo y
leerá en voz alta las notas que ha recibido. Compartirá con el resto de compañeros cómo se ha
sentido.

Discusión:

Es importante que el facilitador propicie la interacción entre los compañeros. Que tengan la
oportunidad para expresarse y que puedan decirle a sus compañeros por qué hicieron ese
comentario en el post-it.

Otros comentarios:

Es recomendable que los comentarios negativos se acompañen con cómo podrían mejorar ese
aspecto para que así, no sea entendido como una crítica.
Creación de un logo

Objetivos:

Fomentar la cohesión grupal.Crear un elemento identificativo del grupo.

Aumentar la motivación a nivel grupal.

Tiempo necesario:

Media hora aproximadamente.

Tamaño del grupo:

Se puede usar con grupos pequeños y grandes.

Lugar:

Espacio amplio en el que todos puedan sentirse cómodos trabajando.

Materiales necesarios:

Una cartulina grande y colores (lápices, rotuladores, pinturas de dedos, etc).

Pasos a seguir:

1- El facilitador ofrece la cartulina al grupo y les explica que tienen 15 minutos para elaborar un
logotipo que les identifique como grupo.

2- Pasado el tiempo, se preguntará a los integrantes del grupo si están satisfechos con el trabajo
realizado, si se han sentido escuchados por sus compañeros, etc.

Otros comentarios:

El resultado final puede ponerse en un sitio visible del aula o la oficina para que lo tengan presente.
Además, puede comenzar a usarse como elemento identificativo del grupo.