Está en la página 1de 4

Compresibilidad en sólidos, líquidos y gases

Los sólidos a nivel molecular son muy difíciles de comprimir, ya que las moléculas que tienen los sólidos
son muy pegadas y existe poco espacio libre entre ellas como para acercarlas sin que aparezcan fuerzas
de repulsión fuertes. Esta situación contrasta con la de los gases los cuales tienen sus moléculas muy
separadas y que en general son altamente compresibles bajo condiciones de presión y temperatura
normales. Los líquidos bajo condiciones de temperatura y presión normales son también bastante
difíciles de comprimir aunque presenta una pequeña compresibilidad mayor que la de los sólidos.

GENERALIDADES PARA cp y cv DE SÓLIDOS Y LÍQUIDOS

La entalpía y la energía interna están relacionadas por la ecuación:


h = u + Pv
la cual diferenciada totalmente se transforma en:
dh = du + d(Pv)
Los análisis de procesos de calentamiento de sistemas cerrados a presión y a volumen
constante llevaron a que:

A volumen constante: d'q1 = cv dt = du


A presión constante: d'q2 = cp dt = dh

para el mismo cambio de temperatura,


Al reemplazar- en la diferencial total, Ecuación (1), la energía interna y la entalpía en
función del calor:
d'q2 = d'q1 + Pdv + Vdp
y, evidentemente, d'q2 es mayor que d'q1 o sea que la energía en forma de calor que es
necesario suministrar es mayor cuando el proceso se realiza a presión constante que
cuando se efectúa a volumen constante.

El caso general se presenta cuando tanto la presión como el volumen cambian durante el
proceso; sin embargo, cuando se trata de líquidos y sólidos se encuentra que si los
cambios de presión son bajos (menores de 5 atm) y cambios moderados de temperatura
(debido a la dilatación térmica), los términos P dv y v dP tienden a cero porque, además,
líquidos y sólidos son incompresibles.

En estas condiciones:
d'q2 = d'q1

Y de ahí se concluye que cp = cv para sólidos y liquidos, siempre y cuando se


cumplas las condiciones anteriores.

CAPACIDADES CALORÍDFICAS DE LÍQUIDOS.


Las capacidades caloríficas de líquidos, a presión constante y a volumen constante, son
esencialmente iguales y dependen fundamentalmente de la temperatura.
En general, cp de un líquido es más alto el cp del sólido correspondiente.
Solo unos cuantos líquidos, como el amoniaco, tienen una capacidad calorífica mayor
que el agua.
La capacidad calorífica de líquidos se presenta, en la mayoría de los casos, en base masa
y la forma de presentar la información se efectúa mediante tablas , nomogramas y
ecuaciones.

Tabla. CAPACIDADES CALORÍFICAS, A PRESIÓN CONSTANTE,


PUNTUALES PARA LÍQUIDOS. Unidades de base masa consistente

CAPACIDADES CALORÍFICAS DE SÓLIDOS.


De nuevo, la capacidad calorífica de sólidos depende fundamentalmente de la
temperatura. El caso general es que cp aumente con ella (el Fe alfa por ejemplo
disminuye). Tiende a un valor de cero cuando la temperatura tiende a cero absoluto.
Puede calcularse a partir de gráficas, ecuaciones y, como una aproximación, mediante la
Regla de Kopp.
4.3.1 GRÁFICAS.
De manera similar a los gases, existen gráficas que dan la variación de la capacidad
calorífica con la temperatura. Se utilizan de la misma manera. La Figura 4.8 muestra la
capacidad calorífica de algunos elementos comunes y coques, en unidades másicas
consistentes.
La Figura 4.4a da la capacidad calorífica de óxidos y la Figura 4.4b la de compuestos de
calcio, en unidades de base masa consistentes.

CAPACIDADES CALORÍFICAS DE ELEMENTOS COMUNES Y COQUE.