Está en la página 1de 3

EXAMEN FÍSICO DE LA EMBARAZADA

CONSULTA DEL PRIMER TRIMESTRE:

En la primera consulta prenatal buscas evaluar el estado de salud, los factores de riesgo biológicos, psicológicos y
sociales asociados al proceso de la gestación y determinar el plan de controles. Elaboración de la historia clínica e
identificación de factores de riesgo:

• Identificación: Nombre, documento de identidad, edad, raza, nivel socioeconómico, nivel educativo, estado civil,
ocupación, régimen de afiliación, procedencia (urbano, rural), dirección y teléfono

• Anamnesis: -

Antecedentes personales: Patológicos, quirúrgicos, nutricionales, traumáticos, tóxico-alérgicos, (medicamentos


recibidos, tabaquismo, alcoholismo, sustancias psicoactivas, exposición a tóxicos e irradiación y otros).
Enfermedades, complicaciones y tratamientos recibidos durante la gestación actual.

- Antecedentes obstétricos: Gestaciones: Total de embarazos, intervalos intergenésicos, abortos, ectópicos,


molas, placenta previa, abrupcio, ruptura prematura de membranas, polidraminios, oligoamnios, retardo en el
crecimiento intrauterino.

-Partos: Numero de partos, fecha del último, si han sido únicos o múltiples, prematuro a término o prolongado, por
vía vaginal o por cesárea, retención placentaria, infecciones en el postparto, número de nacidos vivos o muertos,
hijos con malformaciones congénitas, muertes perinatales y causas y peso al nacer.

- Antecedentes ginecológicos: Edad de la menarquia, patrón de ciclos menstruales, fecha de las dos últimas
menstruaciones, métodos anticonceptivos utilizados y hasta cuando, antecedente o presencia de flujos vaginales,
enfermedades de transmisión sexual VIH/SIDA, historia y tratamientos de infertilidad.

-Antecedentes familiares: Hipertensión arterial crónica, preeclampsia, eclampsia, cardiopatías, diabetes,


metabólicas, autoinmunes, infecciosas, congénitas, epilepsia, trastornos mentales, gestaciones múltiples,
tuberculosis, neoplasias y otras.

- Gestación actual: Edad gestacional probable (fecha de la última regla, altura uterina y/o ecografía obstétrica),
presencia o ausencia de movimiento fetales, sintomatología infecciosa urinaria o cervicovaginal, cefaleas
persistentes, edemas progresivos en cara o miembros superiores e inferiores, epigastralgia y otros. –

Valoración de condiciones psico-sociales:

Otros motivos de consulta: Inicio y evolución de la sintomatología, exámenes previos, tratamiento recibido y
estado actual.

Exámen físico

• Tomar medidas antropométricas: peso, talla, altura uterina y valorar estado nutricional. Durante cada consulta
deben corroborarse los datos de ganancia de peso materno y altura uterina para la edad gestacional, con las tablas
correspondientes.

PESO PARA LA TALLA AUMENTO TOTAL RECOMENDADO

INFERIOR AL NORMAL (IMC< 19) 14 A 20 Kg

NORMAL (IMC: 19 A 26) 12,5 A 17,5 Kg

SOBREPESO (IMC: 26 A 29) 7,5 A 12,5 Kg

OBESAS IMC > 29 7,5 + Kg


• Tomar signos vitales: Pulso, respiración, temperatura y tensión arterial. La toma de la tensión arterial debe
hacerse con la gestante sentada, en el brazo derecho, después de 1 minuto de reposo

• Realizar examen físico completo por sistemas: Debe hacerse céfalo caudal incluida la cavidad bucal

• Valoración ginecológica: Realizar examen de senos y genitales que incluye valoración del cuello, toma de
citología, tamaño y posición uterina y anexos, comprobar la existencia del embarazo, descartar gestación
extrauterina e investigar patología anexial.

• Valoración obstétrica: Determinar altura uterina, número de fetos, situación y presentación fetal, fetocardia y
movimientos fetales.

Exploración física general y obstétrica

La exploración física comienza con la medición de la talla, el peso y la presión arterial.

La exploración ginecológica es indispensable: • confirma el embarazo: útero aumentado de volumen, esférico,


blando, en anteflexión; • se debe descartar el dolor o la metrorragia.

Cuando no existen estos signos clínicos ni tampoco antecedentes ginecológicos u obstétricos particulares
(embarazo extrauterino, aborto espontáneo, esterilidad) o no hay duda sobre la edad gestacional, no es necesario
realizar una ecografía o una determinación sanguínea de gonadotropina coriónica humana ß (ß-hCG) para completar
la exploración física;

Con la inspección, se buscan lesiones (condilomas, herpes), cicatrices y mutilaciones. Como signos específicos del
embarazo, se observan unos órganos genitales externos edematizados, una hiperpigmentación vulvar y un aumento
de las secreciones vaginales;

El examen de las mamas revela unos senos tensos, con hipervascularización subcutánea y aparición de los
tubérculos de Montgomery;

El examen con espéculo busca una vaginitis y permite realizar un frotis cervicouterino si no se ha realizado ninguno
en los últimos 2 anos;

Si existe el antecedente de amenaza de parto prematuro o de aborto espontáneo tardío, se debe hacer una citología
vaginal en busca de una vaginosis; Tiras reactivas de orina: glucosuria, albuminuria y nitritos en la orina.

Para las mujeres que no tienen un seguimiento médico regular, se recomienda completar la consulta con
una exploración física general que incluya auscultación cardíaca y palpación de las mamas.

SEGUNDO TRIMESTRE:

Exploración física mensual

• Toma de la presión arterial. Una presión arterial superior a 140/90 mmHg, confirmada en una segunda toma,
corresponde a una HTA crónica anterior al embarazo (si existe antes de las 20 SA) o a una HTA gravídica
(preeclampsia si está asociada a una proteinuria > 300 mg/24 h) que requiere un tratamiento especializado.

• Control del peso materno. El aumento medio de peso es de 1 kg/mes.La obesidad o un aumento de peso excesivo,
así como, por el contrario, un estancamiento ponderal están asociados a un aumento de los riesgos obstétricos [26,
27].

• Auscultación de los ruidos del corazón fetal, con un estetoscopio de Pinard o con un aparato Doppler.

• Palpación y medida de la altura del útero (vejiga vacía, entre la sínfisis púbica y el fondo uterino), que traduce el
crecimiento fetal.Entre el cuarto y el séptimo mes, se multiplica por 4 el número de meses para obtener la altura
uterina media, o bien se le resta 4 al número de SA, y se restan 2 cm los últimos 2 meses. La altura del útero debe
aumentar entre dos exámenes sucesivos con 1 mes de intervalo. Ante una anomalía (exceso o aumento demasiado
rápido, insuficiencia), se debe completar la exploración física con una ecografía y un estudio etiológico adaptado a
las observaciones.
• El tacto vaginal sistemático para la detección del riesgo de parto prematuro, en una mujer asintomática, es
controvertido. Su objetivo es comprobar el cierre y la longitud del cuello uterino (normal > 2 cm). En el futuro, podría
ser sustituido por la medición ecográfica de la longitud cervical uterina.

• Uso de tiras reactivas urinarias, que sirven tanto para descartar una proteinuria presente en una embarazada
hipertensa como la presencia de nitritos o de sangre en un marco de infección de orina.

TERCER TRIMESTRE:

o La evaluación del pronóstico obstétrico del parto plantea menos problemas en una multípara, sin un antecedente
particular como el útero cicatricial, que en una primípara. Depende del tipo de presentación y del volumen fetal y de
la pelvis de la gestante.
o El elemento principal es la PRESENTACIÓN FETAL.
o En caso de presentación podálica, las posibles opciones son tratar de hacer una versión por maniobras externas,
programar una cesárea sistemática, programar un parto por vía natural, siempre que las condiciones sean favorables
desde un punto de vista fetal (flexión de la cabeza y biometrías compatibles) y materno (motivación ± pelvimetría
tomográfica según los equipos).
o La estimación del peso fetal es más imprecisa cuanto más cerca está el final de la gestación. Se basa en la
exploración física, sobre todo en la altura uterina, así como en la ecografía del tercer trimestre. La exploración física
de la pelvis examina los tres niveles de la pelvis ósea:
o La exploración de delante hacia atrás de la concavidad sacra del coxis hacia el promontorio normalmente no
alcanzado, así como la altura y la abertura de la ojiva púbica o arcada inferior del pubis;
o El estrecho medio: espinas ciáticas o isquiáticas;
o El estrecho inferior por evaluación del diámetro biisquiático.
o Cuando se detecta una anomalía en la exploración física, la radiopelvimetría no suele ser determinante; en general,
sólo el desarrollo del trabajo de parto permite concluir sobre la posibilidad de parir por la vía natural.

Las principales indicaciones de la radiopelvimetría, habitualmente realizada por tomografía computarizada, son la
presentación podálica, el embarazo gemelar en la primípara y, para algunos equipos, el útero cicatricial.