Está en la página 1de 55

Page 1

Talleres Comunitarios para


el Autocuidado de la Salud
Octubre de 2008
Manual para la Elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Primera Etapa
Page 2
Manual para la Elaboración del Plan de
Comunicación Indígena
Primera Edición: 2008
Derechos reservados
Secretaría de Salud
Comisión Nacional de Protección Social en Salud
Calzada de Tlalpan 479 , Piso 3
Col. Álamos Delegación Benito Juárez
México D.F. CP 03400
Impreso y hecho en México

Page 3
Dr. José Ángel Córdova Villalobos
Secretario de Salud
Mtro. Salomón Chertorivski Woldenberg
Comisionado Nacional de Protección Social en Salud
Dr. Mauricio Hernández Ávila
Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud
Dr. Gabriel Cortés Gallo
Director General del Seguro Médico para una Nueva Generación
Mtro. Víctor Hugo López Aranda
Director General del Programa Oportunidades
Dr. Carlos Pedro Santos Burgoa Zarnecki
Director General de Promoción de la Salud
Lic. Carlos Olmos Tomasini
Director General de Comunicación Social

Directorio
Page 4

Page 5
Prólogo
Presentación
1. Principios generales del proyecto: Fortalecimiento de los Talleres
Comunitarios para el Autocuidado de la Salud
2. Situación Actual
3. Justificación
4. Objetivos
5. Bases para el fortalecimiento en su vertiente indígena
6. Metodología para la elaboración del Plan de Comunicación Indígena
7. Estrategia de instrumentación operativa
8.1 Planeación
8.2 Organización del trabajo
8.3 Proceso de decodificación del español a lengua indígena
8.4 Ejecución
8.5 Capacitación
8.6 Evaluación de materiales comunicativos y monitoreo
8. Bibliografía
9. Anexos

Índice
7
9
11
15
17
21
23
37
49
59
61

Page 6

Page 7

Prólogo
La Comisión Nacional de Protección Social en Salud, a través, de la Dirección General del Pro-
grama Oportunidades y la Dirección General del Seguro Médico para una Nueva Generación im-
pulsan una Estrategia de Fortalecimiento de los Talleres Comunitarios para el Autocuidado de la
Salud en dos vertientes, una para atender a la población rural que habla español y otra, dirigida a los
grupos étnicos que hablan lengua indígena.
La vertiente dirigida a la población que habla lengua indígena, se desarrolla mediante la elabo-
ración y ejecución del Plan de Comunicación Indígena, con la finalidad de que la población indígena
beneficiaria del Programa Oportunidades y del Seguro Médico para una Nueva Generación, tenga
acceso a una estrategia de comunicación educativa para promover la salud, en su propia lengua.
El personal de los Servicios Estatales de Salud, bajo la coordinación de sus autoridades estata-
les, es corresponsable de conjuntar esfuerzos con las instancias estatales encargadas del desarrollo
de los pueblos indígenas en la entidad para elaborar el Plan de Comunicación Indígena, a fin de con-
tar con los apoyos para entender sus costumbres y tradiciones y de promover la participación de los
líderes y autoridades de las comunidades indígenas.
El objetivo del presente Manual es aportar las orientaciones técnicas para apoyar, al personal
estatal responsable de esta estrategia de comunicación educativa, en el diseño, producción y pos-
tproducción de materiales didácticos en lengua indígena. El desarrollo de esta actividad plantea
varios retos, pues el personal estatal realizará las actividades de investigación necesarias para la
elaboración de materiales de comunicación educativa en lengua indígena.
Al personal de la Dirección General del Programa Oportunidades le corresponde la tarea de
conducir el proceso metodológico, apoyar técnicamente al personal estatal y realizar las actividades
de seguimiento y evaluación necesarias para consolidar la estrategia metodológica en el mediano
plazo.
Nuestra responsabilidad será motivar y apoyar el desarrollo de esta estrategia de comunicación
educativa, a fin de que la población de los diversos grupos étnicos desarrolle una nueva cultura de
prevención y promoción de la salud, basada en sus valores, costumbres y tradiciones.
Salomón Chertorivski Woldenberg
Comisionado Nacional de Protección Social en Salud

Page 8

Page 9
El presente Manual para la elaboración del Plan de Comunicación Indígena está dirigido al personal
de los Servicios Estatales de Salud con la finalidad de apoyar su labor en el desarrollo de una me-
todología para la elaboración de los materiales didácticos en lengua indígena, basada en los princi-
pios de sensibilidad intercultural, equidad y respeto a los usos y costumbres de los diversos grupos
étnicos. El Plan de Comunicación Indígena constituye la estrategia para cumplir los objetivos de la
vertiente indígena del Proyecto Fortalecimiento de los Talleres Comunitarios para el Autocuidado
de la Salud.
Este manual contiene ocho capítulos, en los cuáles se describen los fundamentos y los linea-
mientos para elaborar el Plan de Comunicación Indígena que será el documento rector para operar
la estrategia de comunicación educativa en comunidades indígenas de doce regiones del país, en la
primera etapa.
En el primer capítulo, se presentan los principios generales del Proyecto: Fortalecimiento de
los Talleres Comunitarios para el Autocuidado de la Salud, cuyos objetivos se refieren a las acciones
para transformar el taller, reforzando la metodología actual y promoviendo la participación de
los miembros de las familias beneficiarias para recuperar el papel del hogar como sitio estratégico
para promover la salud; multiplicando los espacios para difundir mensajes con temas de salud en la
comunidad; estableciendo acciones sistemáticas de capacitación al personal de salud y poniendo
en práctica mecanismos de evaluación para contar con información para la mejora continua de los
talleres comunitarios.
En el capítulo dos, se presenta una breve reseña de las acciones que el personal estatal ha ve-
nido realizando para lograr para facilitar el desarrollo de los talleres comunitarios en comunidades
con la población indígena
El análisis de la información sociodemográfica de la población indígena de nuestro país, se
presenta en el capítulo tres, con la finalidad de contar con un marco de referencia que permita iden-
tificar las características demográficas de esta población que constituye el 12.7% de la población
nacional.
El capítulo cuatro describe los objetivos generales y específicos que orientan el Plan de Comu-
nicación Indígena.
Las bases para el fortalecimiento de los Talleres comunitarios en su vertiente indígena, se in-
cluyen en el capítulo cinco, con información relativa al marco institucional, conceptual y algunas
características de las comunidades indígenas.

Presentación
Page 10
En el capítulo seis, se presenta la metodología para elaborar el Plan de Comunicación Indígena,
se proponen las etapas, algunos lineamientos para realizar el diagnóstico de necesidades de la po-
blación, los criterios para la selección de la población objetivo y las recomendaciones para elegir los
temas, las especificaciones de los materiales, la propuesta de metas y algunas ideas para elaborar el
cronograma de actividades.
La estrategia de instrumentación operativa se incluye en el capítulo siete y propone los pasos
a seguir para elaborar materiales en lengua indígena, especialmente acerca del proceso de acerca-
miento con la comunidad; así como, la metodología de la traducción- decodificación mecanismo
cuya finalidad es asegurar que los materiales correspondan a la estructura de la lengua y a la cosmo-
visión del grupo étnico para constituyan un medio de comunicación efectiva.
Finalmente, en el capítulo ocho se incluye la bibliografía que el personal de salud puede consul-
tar para ampliar la información que se presenta en este manual

Page 11

1.Principios generales
del proyecto:
Fortalecimiento de los
Talleres Comunitarios
para el Autocuidado de la
Salud
Los Talleres Comunitarios para el Autocuidado de la Salud (TC)
son una estrategia de comunicación educativa para promover la
participación de la población beneficiaria en el autocuidado de
la salud y la de su familia; por lo tanto, la metodología y los ma-
teriales didácticos están diseñados con el objetivo de desarrollar
aptitudes personales para practicar conductas saludables.
El fortalecimiento de los TC con base en los principios del
Modelo de Operación de Promoción de la Salud, se propone trans-
formar la estrategia operativa, reforzar la metodología y diversi-
ficar los materiales didácticos a fin de que aporten los conceptos
básicos, desarrollen habilidades para que la población cuente los
elementos para tener el control sobre su propia salud, en las di-
ferentes etapas de su vida y para que utilicen mejor los servicios
de salud.

Page 12

12
Fortalecimiento
de Talleres
Comunitarios
Indigena
1ª Etapa
12 Entidades
11 Lenguas
Tarejtas, Carteles
Audio y Video
Guías, Rotafolios,
Tarjeta, Video, Audio
Español
El proyecto se desarrolla en dos vertientes: beneficiarios hablantes
de español y 12 grupos étnicos de seis entidades del país, integradas
por municipios con menor Índice de Desarrollo Humano, en la primera
etapa ya que la influencia de la cultura en el comportamiento del gru-
po social es determinante, se considera necesario partir de los valores,
creencias, tradiciones y costumbres del grupo social para la elaboración
de materiales de comunicación educativa dirigidos a promover el auto-
cuidado de la salud.
Estrategias de fortalecimiento
Taller como instrumento de
transformación
Capacitación
como
instrumento de
motivación
Creer en las
mujeres
Evaluación
permanente
Comunidades de
aprendizaje

Mejora Continua
Las estrategias para favorecer el fortalecimiento de los TC son:
• Taller como instrumento de transformación.
• Promover que el personal de salud tenga los recursos didácticos
para lograr que a partir del desarrollo de las sesiones del taller,
recupere su capacidad de liderazgo para motivar a las familias

Page 13

13
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
beneficiarias a participar en el mejoramiento de sus condicio-
nes de salud.
• Hogar como sitio estratégico de la promoción de la salud.
• Recuperar el papel de las madres de familia como promotoras de la
salud, reconociendo que en los hogares se aprende con el ejemplo,
que la formación de hábitos requiere de acciones permanentes, y
que se requieren de materiales que apoyen esta tarea.
• Espacios educativos en la comunidad.Diversificar los espacios edu-
cativos para presentar mensajes con temas de salud y promover la
participación de líderes comunitarios en la organización de even-
tos que fomenten una cultura en favor de la salud.
• Capacitación como medio de motivación.
• Desarrollar un programa de capacitación permanente que ofrezca
los elementos para que el personal responsable de la conducción
de los talleres pueda lograr la motivación necesaria para generar la
participación de la población y de los líderes de las comunidades.
Las acciones de capacitación se realizarán con un enfoque diversi-
ficado para personal de salud que trabaja con población hablante
de español y para quienes tienen que atender a población hablante
de lengua indígena.
• Mejora continua. Sistematizar la información acerca del desarro-
llo de los talleres para contar periódicamente con elementos para
actualizar la metodología y los materiales didácticos y evaluar el
impacto de los talleres comunitarios en la práctica de conductas
saludables de la población beneficiaria.
Esquema operativo

Familia
Comunidad
Centro de
Salud/Caravana
de la Salud/ESI’s
Taller
Comunitario
Casas de
salud
Audio
Cartel
Rotafolio
Video
Cartel
Audio y video
Guías
Tarjeta para reforzamiento
de mensajes

Page 14

14
Las actividades para organizar y realizar los talleres comunitarios
son responsabilidad del personal de las unidades de salud fijas, las bri-
gadas de salud y las caravanas de salud. Ellos eligen el tema del mes,
desarrollan las actividades de aprendizaje en los talleres comunitarios
para la población beneficiaria y coordinan las acciones de reforzamien-
to en hogares y espacios comunitarios:
• Reforzar aprendizajes en los hogares. Se transmiten mensajes que
pueden ser escuchados en los hogares con apoyo de radiodifusoras
de la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas
(CDI). Las madres de familia cuentan con apoyo de las Tarjetas Fa-
miliares de tareas para realizar en casa, con la finalidad de recordar
los mensajes mas relevantes que fueron analizados y discutidos en
el taller.
• Diversificar los espacios educativos en la comunidad. Se colocan
carteles con mensajes alusivos al tema del mes, en sitios seleccio-
nados previamente; se organizan actividades de perifoneo para di-
fundir las cápsulas auditivas en las plazas o sitios dónde concurre la
población y se organiza a la población para que asista a la proyec-
ción de audiovisuales en distintos espacios de la comunidad; tales
como, casas de la cultura o centros comunitarios. .

Page 15

2. Situación
Actual
Desde 1997, al inicio de la operación del Programa DH Oportu-
nidades (Progresa) se reconoció la estrecha relación que existe
entre la salud y las condiciones de vida de la población. Por lo
tanto; el Componente de Salud, incluía conjuntamente con las
doce acciones del Paquete Básico de Servicios de Salud (PABSS)
los lineamientos para realizar las sesiones de educación para la
salud, con la finalidad de que la población beneficiaria pudiera
practicar estilos de vida saludable de manera cotidiana y sos-
tenida. La metodología de las sesiones educativas estaba fun-
damentada en la reflexión sobre los problemas de salud de los
beneficiarios y la identificación de sus hábitos, costumbres y
situaciones que constituyen prácticas adecuadas o inadecuadas
para fomentar la salud.
Posteriormente, se establecieron los principios pedagógicos
de los talleres comunitarios; mismos que consideran que para lo-
grar una comunicación efectiva y un verdadero aprendizaje, es
fundamental realizar un proceso de comunicación interactiva y
bidireccional que considere el saber y las necesidades de la pro-
pia población; así como sus características étnicas y culturales, en
términos de valores usos y costumbres1.
1. Prontuario Operativo para personal de Salud. Programa de Desarrollo Humano
Oportunidades. Comisión Nacional de Protección Social en Salud. Tercera reimpresión,
2007. México, página IV.1

Page 16

16
El personal de salud ha tenido que instru-
mentar diversas estrategias para desarrollar las
sesiones educativas y los talleres comunitarios
en comunidades donde la población es hablante
de alguna lengua indígena. En algunas entida-
des, han hecho esfuerzos para romper la barrera
del idioma, elaborando materiales didácticos en
lengua indígena para las sesiones del taller.
En otros casos, se han producido folletos,
dípticos y volantes en español y en lenguas in-
dígenas; sin embargo, la población de los diver-
sos grupos étnicos es analfabeta y solo habla
su lengua materna, no sabe leer, ni escribir en
su lengua.
Además, han realizado las sesiones del ta-
ller para población hablante de alguna lengua
indígena, apoyándose con traductores indíge-
nas bilingües para favorecer la comunicación.
Esta labor presenta en la práctica algunos pro-
blemas porque las personas que colaboran como
traductores, no comprenden los temas de salud
que se presentan en los talleres; por lo que la
traducción no siempre favorece la comprensión
de los conceptos que se analizan del taller; sino
que es conveniente establecer una comunica-
ción bidireccional, en la cual, “el otro entienda y
responda” en un contexto de equidad y respeto,
bajo una perspectiva de interculturalidad.
Sin embargo, hasta la fecha, no se ha con-
solidado una estrategia nacional de comunica-
ción educativa dirigida a la población beneficia-
ria del Programa de D.H. Oportunidades y del
Seguro Médico para una Nueva Generación que
vive en las regiones del país que concentran
gran cantidad de población hablante de diferen-
tes lenguas indígenas. También es conveniente
considerar que la Estrategia 100 X 100, dirigida
a mejorar las condiciones de salud de la pobla-
ción que vive en los municipios de Menor Índice
de Desarrollo Humano, en su mayoría habitados
por diversos grupos étnicos, requiere para su
cumplimiento de acciones de educación para la
salud basadas en los principios de respeto a la
cultura de esas comunidades.
Por lo tanto, la vertiente del Fortalecimien-
to de los Talleres Comunitarios destinada a im-
pulsar en la primera etapa, la comunicación en
lengua indígena (12 grupos étnicos) adquiere
una gran relevancia; en tanto que la estrategia
de operación de este proyecto, se propone de-
sarrollar la metodología para que los propios
habitantes de las comunidades participen en las
diferentes etapas del proceso. a fin de vincular
los contenidos para el autocuidado de la salud
con los valores, costumbres y creencias de la co-
munidad
En este sentido y con base en la cosmovi-
sión de las propias comunidades se pretende
dotar al personal estatal responsable de la or-
ganización y desarrollo de los talleres comuni-
tarios, de las herramientas metodológicas para
adecuar los contenidos educativos para la pre-
vención y promoción de la salud, a la lengua
indígena predominante y sus variantes, elabo-
rando para ello, diversos materiales didácticos;
tales como, carteles, tarjetas familiares, cápsu-
las de audio y audiovisuales. Los objetivos de
esta etapa son construir la metodología para
transitar de un modelo de atención de aplica-
ción general a diversos modelos pedagógicos
que respondan efectivamente a las condicio-
nes culturales de la región.

Page 17

3. Justificación
En 2005, la población indígena representaba el 9.8% de la pobla-
ción total del país, proporción menor en 0.7% respecto al 2000.
El II Conteo de Población y Vivienda 2005 registra 150 mil indí-
genas menos que en 2000, como puede observarse en la tabla 1.
Tabla 1
Comparativo de la
Población Indígena en México 2000-2005, según INEGI
Población
2000
2005
Estados Unidos Mexicanos
Población Indígena
97,483,412
10,253,627
10.5%
103,236,388
10,103,571
9.8%
Hombres
5,152,576
50.3%
4,959,484
49.1%
Mujeres
5,101,051
49.7%
5,144,087
50.9%

Page 18

18
México ocupa el octavo lugar en el mundo en
cuanto a diversidad cultural, los pueblos indíge-
nas integran cerca del 12.7% de la población na-
cional, distribuidos en cerca de 20 mil localidades.
Los pueblos indígenas poseen cerca de la quinta
parte de la superficie total del país y son dueños
de 28% de los bosques templados y 50% de sel-
vas que existen en propiedad social en México.
La población indígena en el 2005, repre-
sentaba el 12.7% de la población mexicana, es
decir, cerca de 10 millones de mexicanos habi-
tan en municipios y localidades consideradas de
menor Índice de Desarrollo Humano y en locali-
dades de muy alta y alta marginación.
En términos absolutos, el número de per-
sonas que habla lengua indígena ha disminuido
entre 2000 y 2005. En los estados de Hidalgo,
México y Veracruz, la población indígena dismi-
nuyó a tasas entre 1 y 2%.
Estructura por edad y sexo de la población
indígena entre 2000-2005. De acuerdo con
INEGI se redujo la población de 0 a 9 años debi-
do a diversos factores entre ellos, una menor fe-
cundidad y al proceso migratorio. La población
indígena de 10 a 24 años disminuye, lo cual
puede ser un efecto de la migración. La disminu-
ción de la población que habla lengua indígena,
indica pérdida de la lengua.
En el 2005, la población indígena en Aguas-
calientes, Coahuila, Nuevo León y Zacatecas
aumentó a tasas superiores al 10%, respecto
de la media nacional. El 17.1% de la población
indígena total del país vive en las principales
ciudades. Monterrey, Cancún y Guadalajara re-
gistran las mayores tasas de crecimiento de po-
blación indígena.
Los 32 municipios con mayor población in-
dígena concentran 2 298 002, lo que represen-
ta el 22.7% de la población indígena de México
y se encuentran distribuidos en 11 entidades
federativas: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Quinta-
na Roo, Estado de México, Hidalgo, Puebla, San
Luis Potosí, Yucatán, Guerrero y Distrito Fede-
ral. (Ver Anexo Tabla 3).
En el 2000 la población indígena analfabe-
ta ascendía a 1 351 897 y para el 2005; repre-
sentaba 1 220 511 lo cual significó una dismi-
nución de 2.3% en el periodo. El analfabetismo
en mujeres indígenas disminuyó 3.5% respecto
al 2000 y entre los hombres sólo el 1.1%. (Ver
Anexo Tabla 4). Lo anterior, significa que las
mujeres, son el grupo que más ha aprendido a
hablar español además de su lengua indígena,
lo que puede facilitar la comprensión de los ma-
teriales educativos, dadas sus características de
bilingüismo.
El acceso a los servicios de salud se ha in-
crementado en un 8.0% en los últimos 5 años
para la población indígena. Pasó de 19.3 % en
2000, a 27.3 % en 2005, debido a que el Se-
guro Popular ha sido factor fundamental en la
ampliación de la cobertura de los servicios de
salud a la población indígena.
Las condiciones de las viviendas en las
poblaciones indígenas, pueden constituirse en
factores de riesgo para la salud de las personas,
sus familias y sus comunidades. En este contex-
to, encontramos que el promedio de viviendas
indígenas con agua entubada se incrementa en
5.7% en 2005, respecto del 2000. Las entida-
des que se ubican por debajo del promedio na-
cional son: Durango, Colima, San Luis Potosí,
Guerrero, Veracruz, Nayarit, Oaxaca, Coahuila,
Sinaloa, Baja California Sur e Hidalgo. Por su
parte, los cinco estados que muestran un mayor
avance son: Aguascalientes, Chihuahua, Tlaxca-
la, Chiapas y Guanajuato.
En el rubro de viviendas indígenas que dis-
ponen de drenaje por entidad federativa; en
el año 2000, se ubicaban con los porcentajes
más bajos los estados de Guerrero, Chihuahua,
Durango, Sonora, San Luis Potosí y Nayarit. El
promedio de viviendas indígenas con drenaje
aumentó un 13.0% en el 2005 respecto del
2000, destacando Puebla e Hidalgo con incre-
mentos del 20%.

Page 19

19
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
El 82 % de las viviendas indígenas disponen de electricidad. Sólo
los estados de Chihuahua, Durango, Nayarit, Guerrero se ubican por
debajo del promedio nacional en el 2005. Asimismo, se abate el rezago
en los estados como mayor población indígena: Querétaro, Veracruz,
Chiapas y Oaxaca, entre los más importantes.
Por otra parte, en lo relativo a porcentaje de viviendas indígenas
que cuentan con televisión, los estados de Puebla, Hidalgo, Veracruz,
Oaxaca, San Luis Potosí, Guerrero, Chihuahua, Nayarit, Chiapas y Du-
rango, son las entidades en donde en promedio solo el 30% cuenta con
televisión, asociado, como causa también, la falta de energía eléctrica.
Asimismo, menos del 20% de las viviendas indígenas cuentan con re-
frigerador.
En el periodo, el promedio de viviendas indígenas con piso de tierra
disminuyó de 43.7% a 38%. Puebla, Hidalgo y Chiapas presentan los
descensos más importantes: 17.0%, 11.3% y 10.4%, respectivamente.
En el ámbito de la salud en los últimos años, se han instrumenta-
do estrategias de atención itinerante de la población indígena, se ha
fortalecido la infraestructura de salud, y a partir del 1 de diciembre del
2006 se cuenta con el Seguro Médico para una Nueva Generación y
la ampliación de cobertura del Programa Desarrollo Humano Oportu-
nidades.
El Plan Nacional de Desarrollo (PND) señala que “La pobreza, la
desnutrición y la insalubridad que afectan a la población de menos re-
cursos económicos, se relacionan con 3 y 2% de las muertes de mujeres
y hombres, respectivamente, en ese sector de la sociedad. Si bien la pro-
porción es reducida en comparación con otras causas de muerte, lo más
doloroso es que se trata de muertes que pueden evitarse con un poco
más de inversión en servicios públicos y capacitación a la población.
La posibilidad de enfermar es más grande entre las personas que
habitan en municipios marginados. Esta proporción es de 1.7 veces ma-
yor en los hombres y de 1.5 en las mujeres. Ello representa un obstá-
culo evidente al desarrollo humano de las personas que viven en dichos
municipios.2
Una alta proporción de la población beneficiaria del Programa D.H.
Oportunidades en las entidades con población indígena, son hablantes
de alguna lengua indígena; de tal manera que existe plena correspon-
dencia entre la población indígena y la población beneficiaria de Pro-
grama en algunas regiones de los estados de Chiapas, Estado de México
Guerrero, Puebla, Oaxaca, Jalisco y Veracruz, entre otros. Así mismo,
en los municipios y entidades la Estrategia 100 x 100 la población indí-
gena beneficiaria del Programa D.H. Oportunidades, es numerosa.
2Poder Ejecutivo Federal. Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012. México. 2007.
p.p. 162-163.

Page 20

20
Por lo tanto, la primera etapa para la aplicación del Plan de Comu-
nicación Indígena se llevará a cabo en 12 regiones con mayor cantidad
de población hablante de lengua indígena (Tabla 2).
Región de Cobertura del Plan de Comunicación Indígena
1ra Etapa, 2008
Estado
Región
Municipio (s)
Población indígena
Campeche
Zona Maya
Hopelchen , Hecelchakan
Calkini , Tenabo Calakmul
Mayas
Chiapas
Altos
San Cristobal, Teopisca, Huixtán,
Larraninzar, Chenalhó, Chamula,
Mitontic, Zinacantán
Tzotzil
Chihuahua
Tarahumara
Guachochi
Tarahumaras
Durango
Tepehuana
Mezquital
Tepehuanos
Estado De Mexico
Mazahua
San José Del Rincón
San Felipe Del Progreso
Villa Victoria
Mazahuas
Guerrero
Tlapaneca
(Montaña)
Acatepec, Temaljalcingo, Tlacoapa,
Zapotitlán
Tlapanecos/
Mephaa
Hidalgo
Otomi-Tepehua
Huehutla, San Bartolo Tutotepec y
Tenango de Doria
Otomis
Jalisco
Altos Norte
Mexquitic y Bolaños
Huicholes
Nayarit
Nayar
Del Nayar
Coras
Oaxaca
Mixteca Alta
Coicoyan de Las Flores, San Miguel
Ahuehuetitl,Santiago Amiltepec
Satos Reyes Yucuná
Mixteca
Puebla
Tehuacan
Tehuacán
Nahuatl
Yucatan
Zona Maya
Chemax
Maya

Page 21

4. Objetivos
El Manual del Plan de Comunicación Indígena tiene entre sus
objetivos:

4.1 General
Este manual está orientado a elaborar, diseñar, producir, difundir
e implantar productos comunicativos de salud en coordinación
con los beneficiarios de las zonas elegidas y los actores estatales
y jurisdiccionales, para fortalecer las actitudes y aptitudes de los
beneficiarios del Programa Oportunidades entorno al autocuida-
do de la salud, personal, familiar y comunitario, bajo un esquema
de sensibilidad intercultural, equidad y respeto a los usos y cos-
tumbres.

4.2 Específicos
• Constituirse en guía técnica normativa, que busca aportar herra-
mientas y elementos que contribuyan a orientar el proceso de
diseño, producción, postproducción, difusión y uso de materia-
les educativos impresos, audio y video dirigido a comunidades

Page 22

22
indígenas, como parte de la estrategia de fortale-
cimiento de los talleres comunitarios de autocui-
dado de la salud y su difusión local y regional
• Proporcionar los recursos didácticos para la
formación de personal institucional con la
finalidad de transformar la práctica de co-
municación educativa en población hablan-
te de lenguas indígenas para promover la
práctica de conductas saludables
• Promover la participación de autoridades
de los ámbitos local, municipal, jurisdiccio-
nal, estatal y federal para sumar esfuerzos y
apoyos que se traduzcan en medios y herra-
mientas que mejoren la comunicación en su
propia lengua
• Propiciar en el marco de las asambleas co-
munitarias la participación de miembros
clave de las comunidades vinculados con la
salud, para que colaboren en el desarrollo
de materiales educativos en lenguas indíge-
nas, con pleno respeto a los usos y costum-
bres de las propias comunidades.
• Integrar un equipo multidisciplinario e in-
terdisciplinario que participe en el desarro-
llo, capacitación, implantación y evaluación
de materiales educativos en salud en len-
guas indígenas, considerando los talleres
comunitarios de autocuidado de la salud y
la difusión en otros medios de comunica-
ción disponibles
• Aprovechar la infraestructura tecnológica,
de información y comunicación disponible
a nivel local y regional que permita la difu-
sión de mensajes en los diversos ámbitos de
vida de la población.
• Sensibilizar a la población en su misma len-
gua indígena sobre la importancia de pro-
mover una cultura de auto cuidado de la
salud de las personas, las familias y su co-
munidad.
• Promover la difusión de materiales educa-
tivos en salud en lenguas indígenas, como
son impresos, audio y video, contando con
la participación comunitaria y utilizando los
medios de comunicación local disponibles.
• Fomentar una cultura de la prevención y
promoción de la salud por grupo de edad y
sexo, con pleno respeto a los usos y cos-
tumbres de las comunidades indígenas.

Page 23

5. Bases para el
Fortalecimiento de los
Talleres Comunitarios, en
su vertiente indígena
5.1 Marco institucional
Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, objetivo 5: Reducir la
pobreza extrema y asegurar la igualdad de oportunidades y la am-
pliación de capacidades para que todos los mexicanos mejoren
significativamente su calidad de vida y tengan garantizados la ali-
mentación, salud, educación, vivienda digna y un medio ambien-
te adecuado para su desarrollo tal y como lo establece la Consti-
tución Política de nuestro país.
Por su parte, las Reglas de Operación del Programa de Desa-
rrollo Humano Oportunidades establecen las disposiciones nor-
mativas y operativas en las que se sustenta el componente de
salud, se enfatiza la importancia de acercar los servicios de salud
a las poblaciones indígenas que viven actualmente en los muni-
cipios de menor Índice de Desarrollo Humano y en localidades y
en municipios de muy alta y alta marginación; al tiempo de pro-
mover su participación como parte de la corresponsabilidad en los
talleres comunitarios de autocuidado de la salud, y de las acciones
que se ofrecen a través del Paquete Básico de Servicios de Salud,

Page 24

24
cuyas acciones deberán formar parte del proceso de cambio de estilos
de vida más saludables en beneficio de la persona, la familia y su co-
munidad3.

5.2 Marco Conceptual


A continuación se describen los conceptos fundamentales necesarios
para facilitar la comprensión de la cosmovisión de la cultura indígena,
con la finalidad de desarrollar la metodología adecuada para la ela-
boración de los materiales didácticos que contribuyan a desarrollar las
habilidades para promover que las familias y las comunidades indígenas
practiquen conductas saludables.
Esta metodología se propone generar procesos educativos signi-
ficativos; mismos que reconozcan los conocimientos previos de la po-
blación y que incluyan actividades para lograr la participación de las
personas, manejando aspectos afectivos, y el reconocimiento de la re-
levancia del tema para el mejoramiento de su salud.
La aplicación de materiales educativos elaborados en lenguas in-
dígenas en actividades de reforzamiento en los hogares y en diversos
espacios de la comunidad, contribuirán a generar actitudes y aptitudes
favorables en torno a la salud.
Los conceptos fundamentales para el desarrollo del Plan de Comuni-
cación Indígena, que se abordaran a continuación de manera sucinta son:
• Comunicación
• Interculturalidad
• Modelo educativo y de negociación intercultural
• Aprendizaje significativo
• Promoción de la salud
• Comunicación educativa para población indígena y traducción-
decodificación del español a lenguas indígenas
Comunicación
Etimológicamente, la palabra comunicación deriva del latín “com-
municare”, que puede traducirse como “poner en común, compartir
algo”. Se considera una categoría polisémica en tanto su utilización no
es exclusiva de una ciencia social en particular.
3SEDESOL. Reglas de Operación del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades
2008. México. 2008. p.p. 105

Page 25

25
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
La comunicación es un proceso que tiene diferentes connotacio-
nes y aplica diversos medios, buscando generar una reacción o acción
o respuesta.
EMISOR
MENSAJE
RECEPTOR
RUIDO
REFERENTE
Código
Código
Codificación
Decodificación
C
A
N
A
L
Los elementos o factores de la comunicación humana son: fuente,
emisor o codificador, código (reglas del signo, símbolo), mensaje pri-
mario (bajo un código), receptor o decodificador, canal, ruido (barreras
o interferencias) y la retroalimentación (mensaje de retorno o mensaje
secundario).
Fuente: Es el lugar de donde emana la información, los datos, el
contenido que se enviará, en conclusión: de donde nace el mensaje pri-
mario.
Emisor o codificador: Es el punto (persona, organización...) que
elige y selecciona los signos adecuados para transmitir su mensaje; es
decir, los codifica para poder llevarlo de manera entendible al receptor.
En el emisor se inicia el proceso comunicativo.
Receptor o decodificador: Es el punto (persona, organización...) al
que se destina el mensaje, realiza un proceso inverso al del emisor ya
que en él tiene que descifrar e interpretar lo que el emisor quiere dar a
conocer. Existen dos tipos de receptor, el pasivo que es el que sólo reci-
be el mensaje, y el receptor activo o perceptor ya que es la persona que
no sólo recibe el mensaje sino que lo percibe lo comprende, lo almacena
y genera una respuesta. El mensaje es recibido tal como el emisor quiso
decir, en este tipo de receptor, se realiza lo que comúnmente se deno-
mina retroalimentación.

Page 26

26
Código: Es el conjunto de reglas propias de cada sistema de signos
y símbolos que el emisor utilizará para trasmitir su mensaje, para com-
binarlos de manera arbitraria porque tiene que estar de una manera
adecuada para que el receptor pueda captarlo. Un ejemplo claro es el
código que utilizan los marinos para poder comunicarse; la gramática
de algún idioma; los algoritmos en la informática..., todo lo que nos
rodea son códigos. Las lenguas indígenas tienen sus propios códigos, su
gramática, su propia cosmovisión. En la lengua se reconocen las pautas
culturales del grupo social.
Mensaje: Es el contenido de la información (contenido enviado):
el conjunto de ideas, mensajes para promover la salud, sentimientos,
acontecimientos expresados por el emisor y que desea trasmitir al re-
ceptor para que sean captados de la manera que desea el emisor.
El mensaje es la información.
Canal: Es el medio a través del cual se transmite la información-co-
municación, estableciendo una conexión entre el emisor y el receptor.
Mejor conocido como el soporte material o espacial por el que circula el
mensaje. Ejemplos: el aire, en el caso de la voz; el hilo telefónico, en el
caso de una conversación telefónica. La comunicación, también puede
ser directa o presencial.
Referente: Realidad que es percibida gracias al mensaje. Compren-
de todo aquello que es descrito por el mensaje. Siempre y cuando se
utilice el mismo código.
Situación: Es el tiempo y el lugar en que se realiza el acto comu-
nicativo.
Interferencia o barrera: Cualquier perturbación que sufre la señal
en el proceso comunicativo, se puede dar en cualquiera de sus elemen-
tos. Son las distorsiones del sonido en la conversación, o la distorsión
de la imagen de la televisión, la alteración de la escritura en un viaje,
la afonía del hablante, la sordera del oyente, la ortografía defectuosa,
la distracción del receptor, el alumno que no atiende aunque esté en
silencio. Puede definirse como barrera cultural. También suele llamarse
ruido.
Retroalimentación o realimentación (mensaje de retorno): Es la
condición necesaria para la interactividad del proceso comunicativo,
siempre y cuando se reciba una respuesta (actitud, conducta...) sea de-
seada o no. Logrando la interacción entre el emisor y el receptor. Puede
ser positiva (cuando fomenta la comunicación) o negativa (cuando se
busca cambiar el tema o terminar la comunicación). Si no hay realimen-
tación, entonces solo hay información más no comunicación.

Page 27

27
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Interculturalidad
Otro concepto toral para orientar la comunicación educativa en sa-
lud para población indígena, es comprender ¿qué es y cuáles son los al-
cances de la interculturalidad como concepto y práctica comunitaria?.
No se trata de un concepto descriptivo, sino de una aspiración.
Se refiere precisamente a la relación entre las culturas y califica esta
relación. “La interculturalidad supone que entre los grupos culturales
distintos existen relaciones basadas en el respeto y desde planos de
igualdad. La interculturalidad no admite asimetrías, es decir, desigual-
dades entre culturas mediadas por el poder, que benefician a un grupo
cultural por encima de otro u otros”4.
En este contexto, la interculturalidad se sustenta en los siguientes
elementos:
• Confianza
• Reconocimiento mutuo
• Comunicación efectiva
• Diálogo y debate
• Aprendizaje mutuo
• Intercambio
• Solución pacífica del conflicto
• Cooperación
• Convivencia
En este sentido, la educación intercultural, -que se promueve e
impulsa a través de los talleres comunitarios de autocuidado de la sa-
lud- no es ni debe identificarse con la educación de personas pertene-
cientes a minorías étnicas, sino con la educación de todos para convivir
y colaborar dentro de una sociedad pluricultural. Este es el verdadero
sentido de la interculturalidad, es aceptar que el otro es diferente a mi y
yo diferente a él, pero en un contexto de equidad y respeto mutuo.
Enriquecimiento
mutuo
Escucha
mutua
YO SE
DIFERENTE A
TI
TU SABES
DIFERENTE A
MI
Ganar
Ganar
4Edgar, Emilio Roger Ciurana, and Raúl Domingo Motta. 2002.. Educar en la Era
Planetarias. El Pensamiento Complejo como Método de Aprendizaje en el Error y la
Incertidumbre Humana. Valladolid: UNESCO y Universidad de Valladolid.

Page 28

28
En este sentido, es importante plantear la necesidad de transitar
de una práctica de “yo sé” y “tú no sabes”, a una forma de comunica-
ción en donde haya enriquecimiento mutuo, en donde se reconozca
que “yo sé diferente a ti” y “tú sabes diferente a mi”.
Por lo anterior, se sugiere una propuesta de negociación con enfo-
que intercultural, que motive, promueve y desarrolle una mejor comu-
nicación orientado al logro de los objetivos y metas, que se plantean en
este manual del plan de comunicación para población indígena.
Negociación Intercultural
Personal de
Salud
Comunidad
3. El Personal de salud elabora materiales educativos, que respondan
a los intereses de la pobalción.
4. El personal de salud los presenta, acuerdan cómo se van a utilizar y la comnidad
participa en su aplicación.

Negociación
Intercultural
Es frecuente que la “semilla” de solución a los problemas de salud
se encuentre en la propia localidad. Recordemos que las comunidades
indígenas no son homogéneas. Es necesario conocer los intereses de
los diferentes grupos comunitarios, que pueden estar contrapuestos o
no. Arribar al consenso entre ellos ese es el objetivo principal, buscando
enfoques que los identifiquen a todos.
Que debemos de promover entre las
comunidades indígenas
Escucha y enriquecimiento
mutuo
Solución de un
problema
YO CREO
DIFERENTE A
TI
TU CREES
DIFERENTE A
MI
Ganar
Ganar
Page 29

29
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Un problema o la
Solución de un problema
PROPONGO Y
ESCUCHO
ESCUCHAS Y
PROPONES
Enriquecimiento mutuo
Por lo tanto, se sugiere que el personal de salud responsable de
instrumentar estas acciones a nivel comunitario, considere que es im-
perativo negociar, no imponer, porque recordemos que negociar es
construir, es sumar voluntades y generar pactos de apoyo mutuo.
Por ello se propone: llegar a acuerdos de beneficio mutuo, en un
clima de respeto; proponer y escuchar; información de la persona; iden-
tificar lo que se quiere negociar; concentrarse en las necesidades, no en
las posiciones; se debe de negociar con emoción y compromiso.
Aprendizaje significativo
El aprendizaje es un proceso cognoscitivo; es decir, proceso del
conocer que se inicia con la percepción (observación a través de los
sentidos), la asociación de estos estímulos con los conocimientos que
ya tiene cada persona (activación de conocimientos previos); la con-
frontación con los intereses y necesidades de los participantes (de-
terminación de la relevancia del tema) y la valoración de los nuevos
conceptos para integrarlos en esquemas propios (estructuración de
modelos propios de aprendizaje).
• El aprendizaje es por lo tanto, un proceso complejo porque cada
individuo aprende de manera diferente; pues lo hace a partir de
sus conocimientos previos, mediante la construcción de conoci-
mientos de acuerdo a las estructuras mentales que cada persona
construye a partir de su experiencia. Aprender no es adquirir y
repetir conceptos, es analizarlos y estructurarlos de tal manera que
tengan significado para cada persona.
• El aprendizaje es un proceso grupal. Se aprende todos los días en
contextos naturales, interactuando con otras personas, expresan-
do sus juicios y opiniones, haciendo comentarios, comparando sus
ideas con las de otras personas y transfiriendo a otras situaciones
lo que se aprende. La participación, la comunicación, la cohesión
y las metas que el propio grupo se proponga alcanzar, son propie-
dades del grupo que contribuyen a promover el aprendizaje.

Page 30

30
El facilitador o conductor del grupo, es un
orientador; guía a los asistentes del taller, les
propone actividades para que cada uno de ellos
construya su propia interpretación del conoci-
miento. Tiene que respetar el ritmo de apren-
dizaje de cada persona y apoyar a los asistentes
para que sientan confianza para opinar sobre al-
gún tema; pues cuando una persona expresa sus
ideas, discute o argumenta acerca de algún tema,
el aprendizaje adquiere significado para ella.
Promoción de la salud
Con base en este marco conceptual ope-
rativo, es menester recordar que la promoción
de la salud, como estrategia aplicada al campo
de la salud pública, se define de acuerdo con la
Organización Mundial de la Salud “como la ac-
ción social, educativa y política que incrementa
la conciencia pública sobre la salud, promueve
estilos de vida saludables y la acción comunita-
ria a favor de la salud; brinda oportunidades y
poder a la gente para que ejerzan sus derechos y
responsabilidades para la formación de ambien-
tes, sistemas y políticas que sean favorables a su
salud y su bienestar”5
Las estrategias en que se apoya para pro-
mover estilos de vida saludables son: la educa-
ción para la salud, la comunicación educativa y
la participación social y comunitaria.
La promoción de la salud se consigue a tra-
vés de tres mecanismos intrínsecos:
• Autocuidado, o decisiones o acciones que
el individuo toma en beneficio de su propia
salud
• Ayuda mutua o acciones que las personas
realizan para ayudarse una a otras
• Entornos sanos, o creación de condiciones
y entornos que favorecen la salud
5Organización Mundial de la Salud. Glosario de términos
de promoción de la salud. Ginebra. 1998.
Comunicación educativa
El término comunicación educativa surge
en la década de los sesenta junto con un sinó-
nimo, el de educomunicación. Como objeto de
estudio es relativamente nuevo y surge gracias
al uso de los instrumentos de comunicación ma-
siva aplicados a la educación.
La comunicación educativa, se entiende
como un espectro de posibilidades técnicas y
metodológicas en el que la acción-relación (co-
municación), se constituye en pieza clave para
lograr transformaciones que lleven a la poten-
ciación de la dignidad, de la vida, de la igualdad
y de la libertad (educación).
La comunicación educativa es un espacio
pluridisciplinario fundamentado en la teoría de
la comunicación y la pedagogía, que tiene por
áreas preferenciales de interés la psicología so-
cial, la sociología, las ciencias cognitivas, la eco-
nomía, la estética y la tecnología educativa, en-
tre otros campos de estudio, en la investigación
de las formas de aprendizaje y enseñanza “de”,
“a través”, “con” y “sobre” los medios de infor-
mación, las relaciones materiales de producción
y reproducción social.
La comunicación, la educación y la salud
coinciden y se encuentran en la persona; la co-
municación favoreciendo el desarrollo de com-
portamientos y estilos de vida saludables a tra-
vés de los medios de comunicación y la comu-
nicación interpersonal; la educación activando
sus capacidades para el desarrollo de las mismas
y su ejercicio en la vida social, productiva, re-
productiva, política, creativa, cultural, etc.; y la
salud creando las condiciones físicas, mentales,
sociales y ambientales para que esa persona
pueda serlo y actuar como tal.
Retos
Los retos a los cuales habrán de enfrentarse
en el momento de emprender el desarrollo de
productos comunicativos de educación para la
salud para población indígena son:

Page 31

31
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
• Percepción de insuficiente impacto del pro-
ceso en términos de cambios de compor-
tamiento
• Manifestaciones de tedio entre los destinatarios
• Merma en la disposición del personal res-
ponsable
• Agotamiento de medios y métodos comu-
nicativos
Principales problemas
Los principales problemas que se presentan
al implantar modelos de comunicación educati-
va en salud son:
• Insuficiente análisis de causas
• Reducción de la educación en salud a la
orientación
• Desconocimiento del contexto cultural
• Referencia de un modelo ingenuo de modi-
ficación de la conducta humana
• Aislamiento del canal de comunicación
• Reduccionismo de la población objetivo
• Falta de integración a una política de salud
• Omisión del componente “animation” (del
latín animatio: acción de animar, de dar vida)
• Imprecisión de los objetivos educativos
• Formulación inadecuada de mensajes
• Actitud autoritaria
• Elección estereotipada de las modalidades
de aprendizaje
• Utilización inapropiada de los apoyos di-
dácticos
• Ausencia de validación y
• Falta de evaluación
Factores de éxito
Los factores que se deben de procurar para
lograr tener éxito son:
• Participación de los beneficiarios;
• Considerar la influencia de los miembros de
la familia y de la comunidad
• Trabajar más con quienes no están en con-
diciones de mejorar las prácticas
• Proporcionar información clara y convin-
cente y
• Privilegiar la asesoría mediante la negociación.
Técnicas para la traducción-decodificación
Finalmente, se hace referencia a los aspec-
tos conceptuales relacionados con la decodifica-
ción del español a lenguas indígenas, que habrá
de tomarse en cuenta antes de iniciar el proceso
de diseño de materiales impresos, cápsulas de
audio y video.
Traducción literal. Remplaza cada palabra
original al texto meta. Este tipo de traducción se
puede usar por ejemplo cuando se trata de expli-
car la estructura del idioma del texto original.
Adaptación. Transmite el propósito del
texto original, sin aferrarse necesariamente al
mismo contenido. Una adaptación puede ser
necesaria para transferir un texto a otro idioma
ya que la traducción del texto original puede
producir un efecto diferente hasta contrario en
la cultura meta (adaptación cultural).
Algunos de los participantes –asesor de
comunicación y antropólogo- o en su caso el
traductor deben comprender el mensaje de la
lengua original y su estructura para expresar
este mismo mensaje en el idioma meta con la
estructura adecuada.
Para realizar una decodificación-traducción
no es suficiente ser bilingüe, las dificultades que
se tienen que resolver requieren el conocimiento
pleno de ambas lenguas, la gramática, el manejo
de herramientas de apoyo como diccionarios.
1. La traducción es una tarea compleja que
implica resolver problemas de varios tipos:
• Lingüísticos o semánticos-estructurales.
Existen enormes diferencias en las estruc-
turas gramaticales y el significado de las
palabras de cada una de las lenguas.

Page 32

32
• Orden de los elementos en la frase. El orden del sujeto, verbo y ob-
jeto en la frase cambia de una lengua a otra. En español el orden es
muy flexible, pero en otras lenguas el orden de aparición de estos
elementos está establecido por las reglas gramaticales y no debe
ser violado. Por ejemplo en español el sustantivo se coloca antes
del adjetivo: “casa roja” y en maya el adjetivo va antes del sustan-
tivo se dice “roja casa”.
• Sistemas pronominales (pronombres personales). En algunas len-
guas indígenas el sistema de pronombres personales es muy com-
plejo por ejemplo distinguen una tercera persona (él) para dioses,
personas, animales y cosas, mientras el español sólo tiene un tér-
mino para referirse a la tercera persona.
• Semánticos o de significado. Existen términos que no tienen
equivalentes en el idioma a traducir y que hay que adecuar a tra-
vés de la explicación del significado de dicha palabra. Por ejemplo
los términos como ley, derecho, municipio, o elementos nuevos
en la cultura o comunidad como tren, avión, computadora, nieve
(en el caso de las culturas asentadas en climas cálidos) etc.
• Culturales. Las diferencias de esta índole se deben a las cosmo-
visiones de cada cultura. Puede haber por ejemplo, trato lin-
güístico de respeto a personas mayores diferentes ideas sobre
lo bueno, lo malo, sobre prohibiciones, conceptos sobre forma-
ción de pareja, enfermedad, salud, manejo de conceptos para
demostrar afecto etc.
2. La búsqueda y adecuación de conceptos cuando en la lengua
meta no haya la palabra que denote el concepto de la lengua fuente,
podemos recurrir a varios recursos:
• Adopción de conceptos “antiguos”.Algunas veces puede pro-
vocar conflicto para denominar lo moderno con lo antiguo, por
lo que es importante adecuar el concepto antiguo al discurso
moderno.
• Creación de neologismos. Es necesario crear neologismos (nuevas
palabras) cuando no se tiene un término para referir un concepto,
por ejemplo un objeto nuevo en la cultura o comunidad.
• El uso de préstamos. Un préstamo lingüístico es un elemento, una
palabra, que una lengua toma de otra. ¿Cuándo es válido usar un
préstamo?
Cuando no existe el concepto en la lengua;
Cuando un neologismo no llena conceptualmente el significado de la
palabra fuente y
Cuando el uso generalizado en la lengua así lo permite.

Page 33

33
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
La mayoría de las veces es necesaria la ade-
cuación del término que funciona como présta-
mo a la estructura fonética, morfosintáctica y
discursiva.
Es muy importante que la adopción de
cualquier neologismo o de un término antiguo
se valide en comunidad.
Los elementos del marco conceptual para
la elaboración del Plan de Comunicación Indíge-
na se enriquecerán con la práctica, con la forma-
ción de recursos humanos que trabajen con los
grupos étnicos y con la aplicación y evaluación
del Plan de Comunicación Indígena.

5.3 Las comunidades


indígenas y su
contexto6
Es importante antes de emprender el Plan de
Comunicación Indígena, conocer los principa-
les elementos que conforman la cosmovisión
del grupo social, ¿cómo es su cultura?, ¿cómo
se da la participación comunitaria?, ¿qué es y
cómo es la música tradicional o de “viento”?,
¿cómo se práctica la medicina tradicional?, ¿cuál
es la lengua y sus variantes?, ¿cuáles son los de-
rechos que reclaman? y ¿cómo es la educación
comunitaria?, ¿cuáles son sus tradiciones acerca
de la formación de pareja, el matrimonio, la pro-
creación y educación de los hijos? como los más
representativos.
Ello permite, contribuir a dirigir las acciones
o estrategias para poner en práctica la metodo-
logía en el desarrollo de materiales comunicati-
vos en salud en lengua indígena y para su apli-
cación y difusión. En el proceso de construcción
de los materiales y de los mecanismos de apli-
cación, las comunidades se deben sentir como
principales participantes, nunca excluidas pues
se trata de fomentar la apropiación de los conte-
6 CDI. www.cdi.gob.mx. 2008.
nidos como medio para generar el autocuidado
de al salud. Por lo tanto, es conveniente enten-
der, antes y durante el desarrollo del Plan de Co-
municación Indígena, algunos de los elementos
de su entorno cultural.
La cultura. Las culturas indígenas poseen
maneras propias de ver y entender el mundo,
así como formas específicas de organización y
cohesión social. Entre las características que
distinguen a las culturas indígenas destacan su
integralidad y su modo de vida comunal.
La integralidad, entendida como la inte-
rrelación de lo imaginario y lo simbólico con lo
material, es un elemento sustancial de la cos-
movisión indígena. El modo de vida comunal se
refiere a la visión solidaria de hacer las cosas, a
las alianzas que hacen posible la cooperación, al
sentido comunitario que tiene la organización
social, productiva y ritual.
Difícilmente se puede entender esa dife-
rencia si se desconoce que el vínculo de los
pueblos con la tierra tiene una dimensión que
va más allá de la propiedad y de lo productivo.
La relación que el indígena establece con la na-
turaleza se basa en principios de interdepen-
dencia, con el sentirse parte de la naturaleza y
no dueño de ella; de esta manera de concebir
su estancia en el mundo se desprenden y ad-
quieren significado su concepción de desarrollo
y sus manifestaciones culturales y artísticas.
La cultura de los pueblos indígenas no es
homogénea ni estática. La integralidad y el
modo de vida comunal se expresan de variadas
maneras: desde sus propias circunstancias his-
tóricas, geográficas y sociales. En todos los ca-
sos constituyen elementos que las identifican y
ponen de manifiesto su diversidad cultural.
En los últimos años, esta diversidad se ha
visto acrecentada por la migración de la pobla-
ción indígena, principalmente hacia polos de de-
sarrollo urbanos. El asentamiento de las culturas
indígenas en los nuevos espacios territoriales,
tanto rurales, urbanos e incluso internacionales,

Page 34

34
ha provocado necesarias readecuaciones de sus culturas a fin de permi-
tir su adaptación a las formas de vida en ellos.
La Participación Comunitaria. En México se reconoce la diversi-
dad de culturas como un hecho real. Los pueblos indígenas tienen más
de 500 años de formar parte de los procesos que han conformado la
nación mexicana, es decir, son históricos y estructurales a la realidad
económica, social, cultural y política.
Se han reconstituido culturalmente de manera cotidiana. La de-
manda central de los pueblos indígenas ha tenido dos vertientes: el
derecho pleno a la información en su lengua y el acceso efectivo a los
medios de comunicación. Es justamente este, uno de los propósitos del
Plan de Comunicación, que los indígenas participen en la construcción
de los mensajes educativos en salud, que los sientan parte de ellos, a fin
de que asuman con responsabilidad el autocuidado de la salud.
La Música Tradicional. Representa una manifestación cultural es-
trechamente ligada a sus fiestas y danzas, pero también con la salud y
con la enfermedad.
La función de los instrumentos musicales se inscribe en un con-
texto ritual, ya sea como parte del ajuar de los danzantes, como ins-
trumentos que acompañan las danzas, o bien como instrumentos que
ejecutan los chamanes para acompañar sus cantos rituales a efecto de
invocar a las deidades o espíritus en sus ceremonias terapéuticas o en
sus ritos.
La fiesta entre los pueblos indígenas es un momento de transfor-
mación del tiempo y el espacio, donde la muerte es vida, la risa da paso
al llanto, donde la memoria vence al olvido, se vive y convive, el pasado
y el futuro son los invitados a las fiestas del presente, es el momento
de los encuentros y reencuentros, los lazos sociales se fortalecen, las
sensaciones se multiplican, los límites entre lo profano y lo sagrado se
borran o recrean, la organización y el trabajo colectivo se exaltan y la
identidad se fortalece.
La música es un elemento fundamental en el desarrollo de la fies-
ta. La cosmovisión indígena, que considera a la vida como un ciclo y
al mundo como un mundo hecho de dualidades, se manifiesta de una
forma clara en la fiesta.
La Medicina Tradicional. Hablar de regiones dentro de la medicina
tradicional determina en mucho las formas de curación y terapia de los
médicos al igual que las plantas que se pueden utilizar en ellas. Ade-
más influye de manera importante en el proceso organizativo de los
médicos indígenas tradicionales y forma parte de la contribución de los
pueblos indígenas a la construcción de la sociedad mexicana contem-
poránea, en un mundo globalizado.
Las Lenguas Indígenas. Cada lengua refleja una visión única del
mundo y una cultura compleja que expresa la forma en que una comu-

Page 35

35
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
nidad ha resuelto sus problemas en su relación con el mundo, y en la
que ha formulado su pensamiento, su sistema filosófico y el entendi-
miento del mundo que le rodea.
Por eso, con la muerte y desaparición de una lengua, se pierde para
siempre una parte insustituible de nuestro conocimiento y de la visión
del mundo. Cada una de las lenguas es un universo conceptual, un com-
plejo y fascinante ensamblaje de sonidos y emociones, de asociaciones
y símbolos, de representaciones del movimiento y del tiempo.
La lengua expresa a través de la voz de la palabra su identidad
como grupo étnico que los identifica, une e integra como comunidad.
La lengua es motivo de interlocución entre iguales, es sinónimo de
equidad y respeto.
Los Derechos Indígenas. Las culturas indígenas guardan una gran
diversidad de sistemas normativos internos que permiten la conviven-
cia de los integrantes de las comunidades y la resolución de sus conflic-
tos internos, contribuyendo con ello a la paz social.
En México, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexica-
nos reconoce, en el artículo 2º, los derechos de los pueblos indígenas y
señala las obligaciones que corresponden a la Federación, los Estados y
los Municipios para el ejercicio efectivo de los mismos.
Los pueblos indígenas demandan dar protección a los derechos
individuales y reconocimiento y vigencia de los derechos que, como
ente colectivo reivindican los pueblos indígenas: personalidad jurídica,
la libre determinación y autonomía, el acceso pleno a la jurisdicción del
estado y el respeto a su cultura.
Finalmente, el derecho es sinónimo de respeto, de trato entre igua-
les, de convivir y vivir en la diversidad cultural, pero con sentido de res-
ponsabilidad individual, familiar y comunitaria.

Page 36
Page 37

6. Metodología
del Plan de
Comunicación
Indígena
6.1 ¿Qué es?
En el contexto de la salud indígena, representa la construcción
ordenada y colectiva de modos de construir contenidos educati-
vos de salud en comunidades indígenas. Parte del entendimien-
to mutuo, desde la cosmovisión indígena como destinatarios de
estos productos comunicativos, para elaborar mensajes comu-
nicativos tendientes a influir en la modificación de actitudes y
aptitudes que impacten de manera gradual en el mejoramiento
de las condiciones de salud de la población beneficiaria que habla
lengua indígena.

6.2 ¿Para qué sirve? ?


Sirve para planear el desarrollo de productos comunicativos prác-
ticos y cercanos a la gente, que permita mejorar el desarrollo de
los Talleres Comunitarios para el Autocuidado de la Salud y de
esta manera, construir y fortalecer el diálogo con las comunida-
des y localidades indígenas en donde habrán de realizarse accio-
nes de prevención y promoción de la salud

Page 38

38
También sirve para:
• Reforzar el desarrollo de las sesiones del taller, en el caso de la po-
blación hablante de lengua indígena
• Fundamentar y favorecer la toma de decisiones con respecto a la
comunicación a grupos étnicos
• Eliminar posibles disonancias entre la imagen deseada, proyectada
y percibida
• Optimizar la gestión estratégica de la imagen y la comunicación
• Fijar el orden de prioridades comunicativas
• Favorecer la presencia de diversos medios de comunicación que
facilite al transmisión de los mensajes con contenido educativo en
los hogares y en la comunidad

6.3¿Cuáles son las etapas?


Etapas
Planeacion
Desarrollo
Evaluacion
Actividades
Integrar comisión estatal
Elaborar diagnóstico
Selección de población
objetivo
Determinación de los
temas a desarrollar
Cronograma de actividades
Integrar la Comisión Estatal
para la elaboración del PCI
Elaboración de tabla de
contenidos educativos
Desarrollo del proceso de
decodificación de mensajes
Elaboración y validación de
materiales
Reproducción de materiales
didácticos
Monitoreo del cumpli-
miento del plan
Desarrollo de la estrate-
gia de evaluación
Productos
Plan de Comunicación
Indígena
Materiales didácticos y de
difusión
Reportes de impacto de
las acciones de comu-
nicación para población
indígena

6.4 Integración de la Comisión


Estatal para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
La integración de la Comisión Estatal del Plan de Comunicación
Indígena (CEPCI) estará presidida por el Secretario de Salud de la En-
tidad, el Director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, el
responsable del Programa DH Oportunidades, el responsable de Promo-

Page 39

39
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
ción a la Salud, representantes estatales de los
programas de salud, y autoridades estatales de
la Comisión de Desarrollo de los Pueblos Indí-
genas, INEA y de universidades o instituciones
públicas y privadas que cuenten con investiga-
ciones o proyectos relativos a la salud de pobla-
ción indígena.

6.5 Diagnóstico
El diagnóstico es fundamental para definir
y delimitar los objetivos y metas del Plan de
Comunicación Indígena, para lo cual deberá de
realizar dos tipos de investigación:
• Investigación temática en salud
• Investigación diagnóstica
La investigación temática en salud, consiste en:
• Definir las ideas principales del tema sobre
el que se busca generar una experiencia de
aprendizaje.
• Aportar elementos para determinar el mapa
conceptual de cada uno de los temas.
• Definir el tema o contenido en salud a partir
del cual nos vamos a vincular con un sector
de la comunidad.
• Estudiar el tema de salud, qué otras expe-
riencias hubo, qué información existe sobre
ese tema, cuáles fueron sus resultados, etc.
Elementos:
• Recopilación y análisis de definiciones, con-
ceptos, documentos técnicos y científicos.
• Información previa.
• Documentos publicados.
• Bibliografía básica de estudio
La Investigación diagnóstica consiste en:
• El conocimiento de los municipios y loca-
lidades de área de influencia de la región
y lengua seleccionada. Se recomienda
para elaborar el Plan de Comunicación
Indígena seleccionar sólo una lengua e
identificar las variantes para producir en
su momento los productos adecuados
para cada una de ellas
• Selección de la lengua, municipios, loca-
lidades y población hablante por grupo
de edad
• Información socioeconómica para conocer
las condiciones de vida actuales: agua, tipo
vivienda y material, luz, refrigerador y po-
der identificar los factores de riesgo
• Información demográfica, sirve para cono-
cer la estructura por edad de la población
indígena hablante
• Información morbilidad y mortalidad, sir-
ve para saber cuales son las 10 principales
enfermedades y cuales son las principales
causas de muerte
• Información sobre usos y costumbres, sirve
para conocer las tradiciones, reglas, cultu-
ra, lengua, simbolismo, valores, principios,
religión, medicina tradicional, enfermedad,
salud, entre otros elementos
En suma, estos cuatro componentes permi-
tirán:
Por un lado, obtener datos cualitativos y
cuantitativos e identificar las necesidades, y por
otro lado, construir una propuesta cercana a la
realidad, que se verá enriquecida al compartirla
con propios actores de las comunidades indíge-
nas elegidas.
Herramientas para la captación de información:
• Censos de población
• Bibliografía
• Hemerográfica
• Encuestas
• Cuestionarios

Page 40

40
• Entrevistas a profundidad
• Sondeo
• Observación

6.6 Objetivos
Esta actividad responde a los ¿Para qué?, descri-
be los fines que se pretenden lograr con el Plan
de Comunicación Indígena. Por ejemplo:
Elaborar en coordinación con los beneficia-
rios y agentes clave de las propias comunidades
productos comunicativos para promover la sa-
lud en lenguas indígenas, tendiente s a modifi-
car y/o fortalecer las actitudes y aptitudes de
los beneficiarios, en torno al auto cuidado de la
salud personal, familiar y comunitaria, bajo un
esquema de sensibilidad intercultural, equidad y
respeto a los usos y costumbres.

6.7 Determinación de
la población objetivo
Una vez definidos los principales objetivos del
PCI, es conveniente seleccionar a la población
objetivo. En virtud de la dinámica demográfica
de las comunidades se recomienda definir algu-
nas variables que permitan identificar grupos
sociales con características e intereses simila-
res. Por ejemplo, si clasificamos a la población
por grupos de edad conforme la Estrategia de
Línea de Vida, tendremos que seleccionar a los
menores de cinco años, los y las adolescentes,
de mujeres u hombres de 20 a 59 años o perso-
nas de la tercera edad, las mujeres embarazadas,
etc. También es muy importante identificar a los
diferentes grupos dentro de la misma cultura;
en este caso, se puede considerar como elemen-
to de clasificación la lengua indígena, tomando
en cuenta las diferencias dialectales. Se podría
también precisar si se trata de población mono-
lingüe o bilingüe.
Toda acción comunicativa, toda construc-
ción de mensajes debe tener en cuenta principal-
mente a aquél con quién nos queremos comuni-
car. Este nos permite conocer los contextos y
los actores con quienes queremos establecer un
vínculo comunicativo.
Esto implica algo más que asignarle unas
categorías de edad, lengua indígena, sexo, ocu-
pación, origen geográfico, social, cultural etc.
Implica entender qué saben, qué quieren, qué
piensan, qué imaginan y qué ignoran del tema
o la problemática en cuestión con la que vamos
a trabajar.
Al delimitar a la población, es recomendable
considerar todos aquellos grupos a los que ideal-
mente habría que dirigirse, es decir, la población
objetivo. Igualmente aconsejable resulta esta-
blecer prioridades y dejar en segundo término
públicos considerados como secundarios. Por
ejemplo, seleccionar a la población hablante de
la variante dialectal más numerosa y dejar para
otra etapa a la población minoritaria hablante
de otras variantes dialectales.

6.8 Selección de los


temas y materiales
didácticos
Se recomienda seleccionar los temas a tratar en
el PCI considerando dos criterios fundamenta-
les; el primero, los avances del Proyecto general
ya que el PCI corresponde a una de las vertientes
del Fortalecimiento de los Talleres Comunitarios
(TC) y el segundo, al análisis de las condiciones
epidemiológicas de la región seleccionada. Una
vez definidos y autorizados los temas, se defini-
rán el tipo de materiales a desarrollar.
En esta primera etapa, se elaborarán mate-
riales educativos en lenguas indígenas con fines
de reforzamiento de los conceptos analizados en

Page 41

41
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
el taller comunitario en los hogares y en las comunidades; tales como:
carteles, tarjetas individuales, cápsulas de radio y audiovisuales.
Carteles
• Tamaño 60 por 90 cms. o 42 x 56 cms.
• Se sugiere se incluyan colores propios de las comunidades
• Símbolos representativos de la comunidad indígena con el tema
de salud
• Evitar poner muchas palabras en lengua indígena
• Decodificación en español
• Utilizar fotos que representen lo que se quiere decir
• El título: resume lo más destacado de lo que queremos comunicar.
Un buen título es aquel que combina diversos elementos de infor-
mación y atracción. Da una idea general del tema
• Texto: es un párrafo que generalmente está ubicado debajo del ti-
tulo
• La información de apoyo. Es la información concreta que se requie-
re comunicar. Aunque no es la idea central de nuestro mensaje. Por
ejemplo, la información sobre cuándo, dónde y a quién vamos a
vacunar o realizar el taller sobre salud sexual y reproductiva.
Tarjetas: Tareas para realizar en casa
• Tamaño carta de doble lado
• Mensajes educativos de salud que los beneficiarios puedan aplicar en
su hogar relacionados con el tema de los talleres comunitarios
• Utilizar imágenes para mejorar comprensión
• Aplicar colores representativos
• Textos breves y con tamaño de letra legible
• Utilizar fotos o dibujos de las propias comunidades
• Decodificación en lengua indígena y español.
Cápsulas auditivas
• Seleccionar contenidos de los temas de los talleres que se conside-
re necesario reforzar en los ámbitos familiar y comunitario
• Escribir guiones con elementos simbólicos, basado en usos y cos-
tumbres en salud de la comunidades
• Identificar las palabras clave dentro del idioma indígena
• Escribir una idea por frase.
• Usar frases cortas, sencillas y directas
• Utilizar palabras de uso diario y cortas.

Page 42

42
• Evitar los términos demasiado abstractos. No utilizar porcentajes
ni cifras complejas
• Duración de 2 a 3 minutos
• Seleccionar formato, puede ser un diálogo sobre un tema de salud
elegido, acorde a la morbilidad o problema de salud a resolver
• Eliminar las expresiones vinculadas al lenguaje gráfico.
• Elegir fondo musical propio de las comunidades, utilizar el más re-
presentativo, con autorización de ellos para su uso.
• Invitar a locutores de las propias comunidades
• Repetición adecuada del mensaje.. No hay que temer a las redun-
dancias porque apoyan la comprensión y enfatizan los mensajes
Audiovisuales:
• Duración 15 a 20 minutos
• Solicitar la participación de los propios miembros de la localidad
• Utilizar imágenes de la vida cotidiana y del medio geográfico de las
propias comunidades
• Incluir testimonios, entrevistando a personas beneficiarias de las
comunidades Explicares el objetivo de su participación y qué se
espera de ellos durante la entrevista
• Procurar que sean ellos quien expliquen los beneficios para él o ella
y su familia en su lengua indígena
• Traducción en español
• No dejar mucho espacio vacío alrededor de la acción que quiere
mostrar.
• Combinar distintos planos, considerando nuestro objetivo, pero
también el interés de nuestro público.
• Las diferentes posiciones en las que ponemos la cámara en relación
a lo que estamos filmando, le pueden dar a nuestro producto ritmo
y dinamismo
• Hay que fijarse que no haya ni muy poca, ni demasiada ilumina-
ción.
• No hay que filmar cosas que no contribuyen a lo que queremos
mostrar.
• No hay que hacer tomas de más de 15 segundos ni menos de 5.
• Cuidar el volumen del sonido y la música para que transmita el
mensaje claramente.
• La música debe ser del área de influencia de la lengua indígena

Page 43
43
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Tabla 3
Materiales educativos en salud para población indígena
Materiales
Diseño
Impresión o reproducción
Individuales
Diseño gráfico de tarjetas
con mensajes visuales con grecas o
iconos que favorezcan la identidad
del grupo.
Tamaño carta en cartulina impresas
en selección de color. Un lado español y
reverso lengua indígena.
Carteles
Elaboración y diseño gráfico de carteles
con imágenes representativas de la
comunidad
Tamaño a elegir 42 x 56 cm
(cuatro cartas)
60 x 90 cm papel couche
impresos en selección de color
Cápsulas de audio
Cápsulas de audio de 4 ó 5 min. Gui-
ones, producción, edición
Reproducción de cápsulas
en diversos formatos
Copiado cassette, cd, dvd y mp3
Audiovisuales
Audiovisual de 15 minutos Guiones,
producción, edición,
Copiado de audiovisual en diferentes
formatos: VHS, CD, DVD para Internet,
WMA, RM, ASF, Mp4, MPG, MEPG

6.9 Selección de contenidos


educativos en salud a transmitir
por tipo de medio
¿Sobre qué vamos a hablar?, ¿Cuál es el tema?
Este eje se construye con la participación del Grupo Técnico Multidis-
ciplinario Estatal y Jurisdiccional. Se recomienda que participe personal
de Promoción de la Salud, y de los programas sustantivos. El trabajo en
equipo permitirá contar con el consenso y la información actualizada
del diagnóstico epidemiológico de al región. Se recomienda seleccionar
los temas y elaborar los principales mensajes que se considera conve-
niente que la población escuche, y vea en diverso contextos, además
de la reflexión que ya hizo durante el taller. En las guías didácticas se
incluye además de la información básica para el desarrollo del tema,
una sección de mensajes básicos que pueden consultarse.

Page 44

44
La investigación diagnóstica nos permite delimitar los conceptos
que vamos a difundir, en función de la población a la que va dirigido
el material. Es el camino que le proponemos recorrer a los actores con
quienes queremos entablar un diálogo. Es la distancia que hay entre lo
que la gente piensa y siente sobre el tema y lo que nosotros propone-
mos para el auto cuidado de la salud.
Debemos conocer ¿cuáles son las ideas previas sobre las cuáles,
con las cuáles, y muchas veces contra las cuáles se va a construir una
nueva conceptualización, una nueva actitud o una nueva habilidad?
Esta fase está vinculada con el proceso de decodificación de los
contenidos educativos. El proceso de decodificación se realiza con al-
gunos de los miembros de las comunidades que participan en el pro-
yecto, quienes a su vez, con base en su cosmovisión y usos y costum-
bres propondrán ¿Qué mensajes se deben de trasmitir en qué medio
de comunicación? ¿Cómo se entienden esos contenidos en su lengua
indígena?, y ¿Qué otros elementos significativos asociados deben de
incorporarse? para mejorar la comprensión del mensaje por la población
beneficiaria. (Ver formato Contenidos seleccionados y decodificados
por tipo de medio).
Tabla 4
Contenidos seleccionados y decodificados por tipo de medio
Tipo de medio
Grupo de edad
Propuesta de contenido
educativo en español
Propuesta de contenido
decodificado en lengua
indígena
Carteles
Tarjetas individuales
Cápsulas de Audio
Audiovisuales
Estas propuestas de contenidos educativos en salud decodificados,
deberán ser verificados por un grupo de personas miembros de la propia
comunidad y lengua indígena, a fin de verificar el contenido propuesto en
su lengua indígena, considerando el contenido en español propuesto.

Page 45

45
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
6.10 Canales de distribución
Los alcances de los canales de distribución se establecen en térmi-
nos de la cobertura de proyecto (cantidad de personas con las que se
quiere contactar), frecuencia (número de veces que queremos que este
público perciba el mensaje) y recuerdo (nivel de efecto sobre la me-
moria que se quiere provocar, entendiendo que con ello aumentan las
posibilidades de lograr la reacción buscada). A continuación se muestra
un ejemplo.
Tabla 5
Canales de Distribución
Mate-
rial
Canales
Estaciones de
distribución
Horarios
Frecuencia
Du-
ración
Periodici-
dad
Fechas Lugares
Tarjetas Familia beneficiaria
Unidad de salud
(fijas y móviles), Ju-
risdicción Sanitaria
y Nivel Estatal
N/A
N/A
N/A
Permanente
Incorporación
de familias
Unidades de
salud (fijas y
móviles)
Carteles
Mujeres e inte-
grantes de la familia
Unidad de salud
(fijas y móviles), Ju-
risdicción Sanitaria
y Nivel Estatal
N/A
N/A
N/A
Permanente
(Depen-
diendo del
tema a tratar
en el taller
comunitario)
Enero 2009
Iglesias, Comis-
aría, Unidades
de salud,
Ayuntamientos,
Escuelas.
Audio
Integrantes de la
familia
Localidades, Unidad
de salud (fijas y
móviles),estación
de radio, Jurisdic-
ción Sanitaria y
Nivel Estatal
Unidad de salud: 9
a 12 hrs.
Radio (La Voz de
la Montaña: 12
a 14 hrs. Y 18 a
20 hrs)
Perifoneo:12 a 14
hrs. Y 18 a 20 hrs)
Unidad de salud: Una
vez al mes durante la
asistencia al taller
Radio (La Voz de la
Montaña: Dos veces al
día cada capsula del tema
tratado en el mes
Perifoneo: Dos veces al
día cada capsula del tema
tratado en el mes

Mensual Enero 2009


Unidad de salud,
casa del equipo
de perifoneo y
radiodifusora
Video
Integrantes de la
familia
Unidad de salud
(fijas y móviles), Ju-
risdicción Sanitaria
y Nivel Estatal
Unidad de salud: 9
a 12 hrs.
Unidad de salud: una vez
al mes durante la asisten-
cia al taller y permanente
en la sala de espera del
servicio.

Mensual Enero 2009

Page 46

46
Selección de canales de comunicación:
Elección de los medios específicos que mejor respondan a los obje-
tivos y a la creatividad para la difusión; tales como: TV, radio indígena y
comunitaria, vía pública, Internet, personas beneficiarias.
Carteles
Los carteles cumplen una función de recordatorio visual por lo tan-
to, es conveniente asegurar su colocación estratégica para que los vea
la mayor cantidad de personas posible. Por ejemplo:
• Escuelas, iglesias, plaza pública, casas de salud, entradas y salidas
de tianguis, paradas de autobús, casa ejidal o bienes comunales,
casa de partera tradicional, casa de yerberos o chamanes, campo
deportivo. También es conveniente considerar en el PCI, la fre-
cuencia de renovación.. Y establecer medidas para vigilar su per-
manencia.
Tarjetas Individuales: Tareas para realizar en casa
La distribución de las tarjetas se realiza con base en los siguientes
criterios:
• Beneficiarios del grupo de edad al que se dirige el tema del taller
• Entregar al finalizar la sesión del taller
Cápsulas auditivas:
• Radiodifusora de CDI
• Radio comunitaria
• Radio local
• Horario de madrugada 4 a 6 de mañana
• Hora de ir a la escuela 7 a 9 de la mañana
• Hora de descanso: 6 a 9 de la noche
• Fortalecer el número de mensajes entre sábado y domingo, días
festivos de las localidades indígenas
• Días de la celebración de los talleres comunitarios.
Cápsulas audiovisuales:
• Repetidoras estatales y locales
• Centros de Salud
• Casas de salud
• e-México

Page 47

47
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
• Perifoneo comunitario o de la presidencia municipal
• Unidades médicas móviles
• Horarios de concentración familiar (comida vespertina y cercano a
la hora del descanso
• Casas de al cultura
• Salones municipales
• Centro de salud
Evaluación:
El proceso de planeación de medios finaliza con la propuesta de es-
trategias para la medición de los resultados obtenidos a fin de conocer
el nivel de cobertura, frecuencia y recuerdos alcanzados.

6.11 Cronograma de actividades y


responsables
En este apartado, deberá de describirse cada una de las actividades
a desarrollar que comprende desde la planeación, organización, ejecu-
ción y puesta en operación del Plan de Comunicación Indígena del año
que corresponda.
Tabla 6
Cronograma de actividades
No.
Actividades
Producto Esperado
Responsable
Periodo de
Ejecución

Page 48

48
6.12 Metas a alcanzar
En esta sección con base al número de productos comunicativos a
producir, se establecen las cantidades por producto comunicativo.
Tabla 9
Metas por producto comunicativo
Productos Comunicativos
Cantidad por Estado
Carteles
Tarjetas individuales
Cápsulas de radio de 5 minutos
Cápsulas de video de 15 minutos
Totales

Page 49

7.-Estrategia de
instrumentación
operativa: pasos
a seguir
7.1 Elementos de la comunicación
en la comunidad:
• Muchas de las cosas que suceden cotidianamente en las comuni-
dades en las que trabajamos pueden ser vistas como hechos de
comunicación: conversaciones, pintadas en las paredes, fiestas y
encuentros, etc.
• Para desarrollar nuestra tarea de manera que sea útil a la gente con
la que trabajaremos, debemos tener en cuenta esa comunicación
natural y espontánea.
• Siempre hay que tener en cuenta que la historia de la comunidad,
comunicándose sobre los más variados temas, precede a nuestro
trabajo. Por lo tanto, hay que pensar en el conjunto de hechos en
los cuales unos actores se comunican con otros a diario de manera
cotidiana y espontánea.
• Hay que tener en cuenta que esa comunicación se realiza desde
un abanico muy amplio de objetivos, opiniones y sentimientos e
incluso muchas veces desde diferencias muy grandes entre esos
actores. Por eso, establecer un dialogo real con esos actores, es
importante para o conocer bien esa comunidad y sus modos de
comunicarse.

Page 50

50
Para reconocer los elementos de comunica-
ción en al comunidad se recomienda identificar
a quienes tienen influencia en las actividades de
la comunidad; tales, como:
• Actores que viven y desarrollan sus activi-
dades en la comunidad.
• Procesos sociales, históricos, culturales y
políticos que atraviesan a la comunidad.
• Problemas y contenidos que la movilizan
• Lenguajes y códigos que cada comunidad
utiliza, entiende y disfruta.
• Espacios y circuitos en los que se mueven y
encuentran los miembros de la comunidad.
• Medios y técnicas de comunicación que se
usan cotidianamente
Los actores:
• Actores sociales: jóvenes, madres, adultos,
ancianos, etc.
• Actores organizados, es decir, grupos comu-
nitarios, escuelas, clubes, municipios, comer-
ciantes, policía, equipos de salud, etc.
• Cada actor tiene sus propios intereses,
fuentes de poder, historia, conflictos, obje-
tivos, visiones de la realidad que surgen de
sus prácticas y definen su identidad.
• Cada uno de ellos es un productor de he-
chos de comunicación.
• Para que nuestro trabajo con la comunidad
sea eficiente debemos preguntarnos:
¿Qué actores existen allí?,
¿qué tareas desempeñan?,
¿qué intereses tienen?,
¿qué intereses son comunes a los de otros
actores y a los nuestros, y cuáles diferentes
o incluso opuestos?
Procesos sociales, históricos, culturales y
políticos
• Cada ciudad, comunidad, pueblo, barrio es
el resultado de un entramado de tradicio-
nes, relatos y acontecimientos que pesan
en la memoria y en el modo diario de ser de
sus habitantes.
• Para generar procesos que estén verdade-
ramente arraigados en la vida de cada co-
munidad, apuntando a que los miembros
de esa comunidad se apropien de esas pro-
puestas, debemos recuperar esa historia co-
lectiva.
• Para eficientar el trabajo se recomienda
contestar las siguientes preguntas:
¿Cuál ha sido la historia reciente de la co-
munidad?,
¿en que trabajan, de qué viven, cómo se
relaciona eso con otras dimensiones de
su vida?,
¿qué actividades culturales realizan?,
¿qué música escuchan, qué ven en televi-
sión, cómo se divierten?, entre otras cosas...
Problemas o necesidades que movilizan a la
comunidad
• Para poder iniciar un diálogo con la comu-
nidad tenemos que saber cuales son esas
cuestiones que están presentes como de-
mandas o necesidades y que son vividas
como urgencias o cosas de suma importan-
cia en la vida del lugar.
• Un avance significativo de este punto se da
si respondemos estas preguntas:
¿Qué temas de salud son considerados im-
portantes?
¿Por qué? y ¿Para qué?
¿Quiénes consideran importante cada tema
de salud, qué opinan los otros actores sobre
esos temas?
¿Cuáles son las principales demandas de la
comunidad?

Page 51

51
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Lenguajes y códigos
Los lenguajes son “universos de significación”; algo amplios como
pueden ser el lenguaje sonoro, escrito, visual, oral, etc.
Los códigos son los “sistemas de reglas específicos” dentro de
cada lenguaje, mejor conocidos “jerga particular “.
Tenemos que lograr que nuestros productos y actividades de co-
municación utilicen múltiples lenguajes (oral, visual, escrito, sonoro)
siempre teniendo en cuenta que tipo de lenguaje utilizan con mayor
facilidad y disfrutan aquellos con quienes queremos dialogar.
Algo similar sucede con el uso de los códigos, tenemos que estar
muy atentos y ver cómo utilizan cada lenguaje (oral, escrito, visual,
etc.) en la comunidad.
Para integrar estos conceptos debemos preguntarnos:
¿La comunidad en la que trabajamos sabe leer y escribir?
¿prefieren y disfrutan más escuchar las cosas o leerlas?,
¿de qué manera se relacionan entre sí?,
¿cuáles son sus códigos?,
¿qué cosas son vistas con simpatía y cuales no?
Espacios y circuitos
• Si queremos pensar de manera completa la comunicación de la
comunidad, tenemos que tener en cuenta también los diferentes
espacios en dónde estamos y por dónde circulamos nosotros y la
población con la que trabajamos.
• En cada uno de estos espacios nos relacionamos de manera dife-
rentes con las otras personas presentes y estamos más predispues-
tos a diferentes formas de diálogo.
• Para tener cierta claridad en relación a esos espacios y a cómo co-
municarnos de manera más eficaz en cada uno de ellos es útil dis-
tinguir lugares de circulación, de concentración y de reunión.
• El análisis de los circuitos y espacios donde trabajamos nos permite
saber que podemos esperar de cada uno de ellos en
nues-
tros intentos por comunicarnos.
• Aquí entonces nos preguntaremos:
¿Qué espacios de circulación, concentración y reunión existen
en la comunidad?,
¿En qué medida podemos aprovecharlos para nuestro trabajo?.
¿Qué horarios se acomodan más a nuestro cometido?

Page 52

52
Medios y técnicas de comunicación
• En cada uno de nuestros espacios de comunicación se dan diferen-
tes formas de diálogos, encuentros e interacciones.
• En este sentido, hay diálogos que se producen de manera sistemá-
tica y planificada; y otros en los que intervienen la casualidad o el
encuentro no previsto y sin objetivos particulares.
• Cuando hablamos de la comunicación a través de medios, nos refe-
rimos a todos los productos que elaboramos para comunicarnos, es
decir a aquellas instancias de comunicación que utilizan un soporte
material
• En este sentido hay que preguntarse:
¿Qué instancias de comunicación interpersonal formales exis-
ten en la comunidad?
¿en qué medida podemos aprovecharlas para desarrollar nues-
tro trabajo?
¿Qué medios consumen y disfrutan habitualmente?

7.2 Organización del trabajo


• Informar a las autoridades de la comunidad el objetivo y fines que
busca con el desarrollo del proyecto de comunicación educativa
indígena en salud.
• Los involucrados deberán de buscar acercarse a la gente clave de la
comunidad: líder natural, presidente, partera, hierbera, chaman.
• Estar atento a las recomendaciones que hagan las personas de las
comunidades.
• Hablar con claridad para evitar conflictos que eviten que se llegue
al propósito, es decir, NO MENTIR.
• Platicar e interactuar con ella, generar un ambiente de confianza.
• Identificar la problemática de salud existente en la comunidad
como en otras aledañas.
• Invitar a los yerberos, parteras, y agentes de salud de las comuni-
dades seleccionadas para que se involucren y compartan sus ex-
periencias para apoyar el proceso de transición de mensajes del
español a lenguas indígenas.
• Solicitar a las autoridades comunitarias, tata mandones, líderes co-
munitarios o comité de salud comunitaria propongan candidatos a
participar en el proyecto.
• Los participantes deben ser de la comunidad.
• Los participantes deben hablar efectivamente la lengua indígena y
hablen español, sino son bilingües asegurarse que haya traductor.

Page 53

53
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena

Que se disponga del contenido de salud
que se requiere decodificar, propuesto por
las Direcciones Generales del Programa
Oportunidades y de Promoción de la Salud.
• Identificar a personas de la comunidad que
tengan el mismo nivel que los seleccionados
para que participen como verificadores del
proceso de decodificación, es decir que se
este diciendo lo acordado en el contenido
de salud a transmitir, de acuerdo a los usos
y costumbres y cosmovisión, en el caso de
los tarjeteros, carteles, cápsulas de radio y
videos.

7.3 Proceso de
decodificación del
español a lengua
indígena
Principios metodológicos para una mejor tra-
ducción-decodificación:
• Hacer una primera lectura del texto para
tener una idea general.
• Establecer con claridad las diferencias
gramaticales entre el idioma meta y el
idioma fuente.
• Se deben traducir ideas completas por párrafos.
• Usar expresiones propias de la lengua indí-
gena si es necesario.
• Los nombres propios (personas e institu-
ciones) no se traducen.
• Al finalizar cada traducción por párrafo, re-
visar si concuerda con el contenido del pá-
rrafo original o que tanto se acerca.
• Cuando se traduce a lenguas con variantes
dialectales, siempre utilizar la forma más
popular.
De acuerdo a lo anterior, para el desarrollo de
materiales en lenguas indígenas se recomienda:
• Los textos a traducir deben ser sencillos,
flexibles y breves. Se sugiere evitar la utili-
zación de términos especializados.
• Los textos escritos deben ser breves.
• Preferir la paráfrasis sobre la traducción [por
ejemplo: Es decir…]. Es más efectivo que el
o los decodificadores expliquen en sus pro-
pias palabras el mensaje a transmitir.
• Se debe estar dispuesto al uso de présta-
mos, anacronismos y neologismos (crear
nuevas palabras).
• El texto traducido debe ser validado (en-
tendido) por otros hablantes de la misma
lengua indígena seleccionada, de preferen-
cia en la comunidad.

7.4 Ejecución
• Integrar Grupo Técnico Multidisciplinario
Estatal y Jurisdiccional.
• Elaborar un programa de trabajo, en donde
se definan las actividades, responsable y fe-
cha del cumplimiento ( tabla 6 Cronograma
de actividades)
• Presentar a los miembros del equipo de tra-
bajo el objetivo y productos a desarrollar.
• Elaborar los mensajes o contenidos educa-
tivos de salud por tema que se utilizarán en
los materiales didácticos.
• Identificar que mensajes se transmitirán por
cada medio de comunicación: Carteles, tar-
jetas familiares, cápsulas auditivas y audio-
visuales y proceder a su análisis y discusión
en el contexto de la cosmovisión indígena
que se refiera.
• Elaborar los bocetos o y regresar con el
equipo de trabajo, cuantas veces sea nece-
sario y aplicar modelos de evaluación AIDA,
SCORE y ABC.
• Presentar las propuestas al Comité Estatal
del Plan de Comunicación Indígena para su

Page 54

54
primera validación, y en segunda instancia, a las áreas normativas
correspondientes del ámbito federal.
• Realizar ajustes en su caso, y proceder a su impresión o producción,
según corresponda.

7.5 Capacitación
Una vez que se disponga de los productos comunicativos en len-
guas indígenas seleccionadas, se deberá de desarrollar el programa de
capacitación, que ofrezca los elementos para que el personal respon-
sable de la conducción de los talleres pueda lograr la motivación nece-
saria para generar la participación de la población, de los líderes de las
comunidades.
Las acciones de capacitación se realizarán con un enfoque diver-
sificado para personal de salud que trabaja con población hablante de
español y para quienes tienen que atender a población hablante de len-
gua indígena.

7.6 Evaluación de materiales


comunicativos y monitoreo
Antes de aventurarnos a afirmar que un producto comunicativo
con fines educativos es adecuado o no, es conveniente que hagamos al-
gunas evaluaciones simples pero efectivas con la población meta, antes
de imprimir o producir. A continuación se describen algunas técnicas de
evaluación de materiales comunicativos:
Modelo Base de Redacción Creativa en Salud
Esta herramienta se puede utilizar de manera individual o bajo la
“LLUVIA DE IDEAS”
La Base de Redacción Creativa (BRC) nos ayuda a centrar la
atención en las características más notables del producto comunica-
tivo. Y en las promesas y beneficios que se derivan de ellas.
Al traducirlos al lenguaje creativo en forma de mensajes ejes, se
descubren diversos caminos. Jerarquizarlos y elegir el más impactante,
empático y relevante es el proceso que determina el enfoque del mate-
rial: audio o video o impreso.
Page 55

55
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Base de Redacción Creativa (BRC)
Base de redaccion creativa (brc)
Concepto del producto
Promesa
Beneficio
Lema o eje
Modelo ABC
A
B
C
AUDIENCIA
BENEFICIO
CONDUCTA
A quien le habla el mensaje
Llega y motiva verdaderamente al seg-
mento de población que se planeo
Hay empatía entre el producto comuni-
cativo y las personas que queremos que
los vean
Que beneficio promete al prospecto
Es relevante para el
Lo necesita
Le conviene
Le gusta
Que conducta concreta
propone
Es fácil de hacer
Modelo SCORE
Este modelo de evaluación es recomendable para mensajes audio-
visuales y de radio. Si estos mensajes no captan la atención inmediata
de los beneficiarios se marca 0 y no sigue evaluando. El SCORE o pun-
taje perfecto es 5.
Atención
Inmediata
S
Sencillo
C
Claro
O
Original
R
Relevante
E
Empático
Total
Si
No
1
0
1
1
1
1
1
5
Modelo AIDA
En este modelo solo se responde sí o no, respecto de cada mensaje.
Si la respuesta es mas de dos veces no, hay que replantear el mensaje.
Puede aplicarse para el cartel y tarjetero.
En los tres casos no es necesario tener el material final, es suficien-
te el material bocetado con claridad.

Page 56

56
A
I
D
A
Es Atractivo
Despierta
Interés
Propone una
Decisión
Motiva una
Acción
Si
No
Si
No
Si
No
Si
No

7.7 La propuesta de contenidos


educativos en salud.
Decodificados en lengua indígena por tipo de medio de comunica-
ción a utilizar, deberá ser validada por las diversas instancias que parti-
cipan en el proyecto. La revisión de los materiales en cada etapa, habrá
de enriquecer su desarrollo con las sugerencias y propuestas. La valida-
ción con personas de la comunidad es especialmente importante.
Etapas de Validación
Grupo Técnico
Multidisciplinario
Estatal y Jurisdiccional :
Selección de temas
Grupo Técnico
Multidisciplinario
Estatal y Jurisdiccional :
Desarrollo de contenidos
Validación Comisión
Esatal para la
elaboración del PCI
Validación en la
comunidad
Grupo Técnico
Multidisciplinario
Estatal y Jurisdiccional :
Elaboración de materiales

7.8 Monitoreo
La palabra bitácora se empezó a utilizar con los largos viajes en
barco, con las expediciones a lugares distantes, es un registro de las co-
sas que van sucediendo, los programas de radio se benefician de hacer
una memoria por escrito de todo aquello que sucede mientras se está
al aire. Al cabo de un tiempo la información recogida puede servir para
evaluar mejor el desempeño del programa y conocer mejor los intereses
de nuestro auditorio.

Page 57

57
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Nuestra sugerencia para una bitácora es utilizar un cuaderno exclu-
sivo para ese fin y que se hagan notas relativas a la transmisión de esta
campaña. A continuación algunos datos que pueden ser importantes:
• Día en que se comenzó a transmitir el material
• En qué horarios salió al aire
• Registrar si se uso la guía de programación o si se siguió otro cri-
terio y por qué
• Registrar semanalmente si hubo retroalimentación sobre el mate-
rial y su contenido. Sabemos que el mensaje transmitido también
requerirá lo que hemos llamado “versiones en lengua indígena”
• Registrar (el nombre y datos generales) de quienes soliciten una
copia del material
• Si se reciben cartas o documentos se recomienda conservarlos, ya
que ayuda al enriquecimiento y retroalimentación del trabajo que
se está haciendo. Esto será de gran utilidad para conocer de prime-
ra mano el impacto que se haya logrado
• Puede suceder que algunos materiales causen polémica, y es im-
portante recuperar lo que ahí se discuta, y si por alguna razón una
cápsula no funciona y hay que darla de baja, se debe registrar en
la bitácora. En general todo aquello que resulte importante como
un aprendizaje

Page 58

Page 59

8. Bibliografía
Andrade Rodríguez, Horacio. “Hacia una defi-
nición de la comunicación organizacional”,
en Fernández Collado, Carlos. 1997. “La
comunicación en las organizaciones”. Méxi-
co. Edit. Trillas.
Bartoli, Annie. 1991. “Comunicación y organiza-
ción: la organización comunicante y la comu-
nicación organizada”. México. Edit. Paidós.
Brauner, J. / Bickmann, R. (1996). La sociedad
multimedia. Las futuras aplicaciones del
audio-video, la informática y las telecomu-
nicaciones. 1ª. Edición. Gedisa Editorial.
Barcelona, España.
Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pue-
blos Indígenas. Indicadores Socioeconómicos
de la Población Indígena 2000-2005. www.
cdi.gob.mx

Page 60

60
Costa, Joan. 1995. “Comuni-
cación corporativa y re-
volución de los servicios”.
Barcelona. Edit. Ciencias
Sociales.
Eldin, Francois. 1998. “El
management de la comu-
nicación”. Buenos Aires.
Edit. Edicial.
Edgar, Emilio Roger Ciurana,
and Raúl Domingo Motta.
2002.. Educar en la Era
Planetarias. El Pensamien-
to Complejo como Méto-
do de Aprendizaje en el
Error y la Incertidumbre
Humana. Valladolid:
UNESCO y Universidad
de Valladolid.
García Canclini, Néstor,
Diferentes, desiguales y
desconectados. Mapas de
la interculturalidad, Bar-
celona, Editorial Gedisa,
2004.
Organización Mundial de la
Salud. Glosario de térmi-
nos de promoción de la
salud. Ginebra. 1998.
INEGI. II Conteo de Población
y Vivienda 2005. México.
2007.
Kreps, Gary. 1995. “La comu-
nicación en las organiza-
ciones”. Delaware. USA.
Edit. Addison-Wesley
iberoamericana.
Piñuel Raigada, José. 1997.
“Teoría de la comuni-
cación y gestión de las
organizaciones”. Madrid.
Edit Síntesis.
Poder Ejecutivo Federal. Plan
Nacional de Desarrollo
2007-2012. México.
2007.
Comisión Nacional de Pro-
tección Social en Salud.
2007. Prontuario Operati-
vo para personal de salud.
Programa de Desarrollo
Humano Oportunidades.
México: Talleres Gráficos
de México
Secretaria de Salud. Programa
Sectorial de Salud 2007-
2012. México. 2007.
Secretaría de Desarrollo So-
cial. Reglas de Operación
del Programa de Desarro-
llo Humano Oportunida-
des 2008. México. 2008.
Van Riel, Cees. 1997. “La
comunicación corporati-
va”. Madrid. Edit. Prentice
Hall.
Weil, Pascale. 1992. “La
comunicación global: co-
municación institucional
y de gestión”. Barcelona.
Edit. Paidós.
Page 61

9. Anexos
Page 62

62
Tabla 2
Población indígena de México 20057
Tabla 3
Municipios con mayor población indígena y tasa de crecimiento
2000 - 2005
Población
T de C8
Población
T de C
Indígena
Indígena
7

INEGI. Conteo 2005. 2006. México.


8 Tasa de crecimiento

Tizimín, Yucatán

Page 63

63
Manual para la elaboración del Plan
de Comunicación Indígena
Tabla 4
Población indígena de 15 a 64 años analfabeta por entidad
federativa 2000 – 2005
Población
2000
2005
Estados Unidos
Mexicanos
4,392,339
7.6
3,968,172
6.3
Población indígena
1,351,897
23.9
1,220, 511
21.6
Hombres
458,726
16.8
426,307
15.7
Mujeres
893,171
30.6
794,204
27.1

Page 64

Page 65
Coordinación Editorial
Mtro. Victor Hugo López Aranda
Ing. Gregorio Francisco Sánchez Vázquez
Grupo Técnico
Secretaría de Salud
Comisión Nacional de Proteción Social en Salud
Mtro. Victor Hugo López Aranda
Ing. Gregorio Francisco Sánchez Vázquez
Dr. Jonathan Gómez Juárez
Lic. Lorena Chávez Medina
Ing. Guadalupe Cassani Cardoso
Lic. Jose Luis Colín Coronel
Dr. Héctor Gaspar Del Ángel
Lic. Marisol López Nuñez
Ing. Patricia Mendoza Guerrero
Lic. Iván Enrique Picazo Martínez
Lic. Aglae Vaquera Méndez
Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud
Dr. Fernando Meneses González
Dirección General de Promoción de la Salud
Dr. Carlos Pedro Santos Burgoa Zarnecki
Dra. Lucero Rodríguez Cabrera
Dra. Elba Durán Vidaurri
Dr. Jorge Alfredo Ochoa Moreno
Dra. Claudia Meza Dávila
Universidad de Guadalajara
Dr. Marco Antonio Cortés Guardado
Rector General
Dr. Miguel Ángel Navarro Navarro
Vicerrector Ejecutivo
Lic. José Alfredo Peña Ramos
Secretario General
Dr. Héctor Raúl Solís Gadea
Coordinador General Académico
Mtra. Karla Alejandrina Planter Pérez
Secretario de la Coordinación General Académica
Profra. Celia Del Socorro Solis Sánchez
Mtro. Carlos Rodrígo Esponda Velásquez
José Quezada Cardiel
Mtra. Paola Adriana Solórzano Gutiérrez
Lic. Oswaldo Villegas Aguayo
Agradecemos la colaboración de las autoridades de los Servicios Estatales de Salud, del personal del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, de la Coordina-
ción del Programa Oportunidades y de Promoción de la Salud de los Estados de Campeche, Chiapas, Chihuahua, Durango, Edo. de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco,
Nayarit, Oaxaca, Puebla y Yucatán, quienes colaboraron en el presente manual.
“Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos al desarrollo social”
“El condicionamiento electoral o político de los programas sociales constituye un delito federal que se sanciona de acuerdo con las leyes correspondientes.
Ningún servidor público puede utilizar su puesto o sus recursos para promover el voto a favor o en contra de algún partido o candidato. El programa Oportunidades
es de carácter público y su otorgamiento o continuidad no depende de partidos políticos o candidatos”.