Está en la página 1de 18

1.

DERECHOS DEBERES Concepto Son libertades individuales o sociales garantizados


por la máxima ley, con el fin de brindar protección y seguridad a todos los ciudadanos.
En nuestro país, estos derechos están en la Constitución Nacional. . Concepto Son
reglas, leyes y normas que regulan nuestra convivencia en la sociedad. De los
Derechos Individuales A lo largo de los periodos de dictaduras militares en nuestro
país dejaron una estela de violaciones constantes a las libertades ciudadanas que se
establecieron en las distintas Constituciones que han existido en nuestra patria. Aun
hoy tales libertades se hayan amenazadas, y aunque desde el año de 1961 contamos
con un régimen de libertades ciudadanas dentro de un Estado democrático, nuestra
historia respecto a los Derecho Humanos ha sido de tragedias constantes. Los
Derechos individuales reconocidos por el constituyente venezolano son el Derecho a
la Vida (Art. 43 CBV), a la Libertad (Art. 44 CBV), a la Integridad personal (Art. 46
CBV), a la Inviolabilidad del Hogar doméstico (Art. 47 CBV) , a la Inviolabilidad de las
Comunicaciones Privadas (Art. 48 CBV), a la Asociación (Art. 52 CBV), a Reunión (Art.
53 CBV), al Libre Tránsito (Art. 50 CBV), al Nombre (Art. 56 CBV), a la Identidad (Art.
56 CBV), a la Libertad de Expresión (Art. 57 CBV), a la Información (Art. 58 CBV), al
Honor, a la Privacidad y a la Intimidad Personal (Art.60 CBV), entre los más
destacados. De las Garantías de los Derechos Individuales Del Derecho a la Vida (Art.
43 CBV) la prohibición de la pena de muerte, la obligación del Estado en asegurar
dicho Derecho para las personas recluidas en las cárceles o instituciones del Estado
tales como hospitales psiquiátricos, instituto de protección del menor, cuarteles o
cualquiera otra forma de restricción a la libertad personal impuesta por el mismo
Estado. Del Derecho a la Libertad Personal (Art. 44 CBV) tiene muchas facetas, de
hecho es el segundo Derecho en orden de importancia (si atendemos al orden en que
fueron dispuestos los Derechos Civiles expresamente reconocidos en la carta magna),
pero en lo que ha puesto atención el constituyente es a los abusos que contra la
libertad personal ha cometido el Estado en Venezuela, de allí que la mayor parte de
las garantías que pretenden resguardar este derecho estén orientadas hacia el ámbito
jurídico-penal, entre las garantías penales tenemos: el principio pro libertatis y las
formalidades establecidas para el arresto y la detención previstos en el ordinal 1 del
Art. 44 de la CBV; La gratuidad de la obtención de la libertad por caución exigida por la
Ley (Ord. 1 Art. 44 CBV); El Derecho a Comunicarse y a la Información, así como a
ser registrado, con todas las formalidades prescritas, para todas aquellas personas
que hayan sido detenidas por la autoridad del Estado (Ord. 2 Art. 44 CBV); La
notificación Consular, además de las anteriormente mencionadas, para aquellos
ciudadanos extranjeros detenidos en territorio venezolano (Ord. 2 Art. 44 CBV); El
principio de personalidad de las penas, de pena humanitaria
2. 3. y de un límite máximo de 30 años, para aquellas personas condenadas por la
comisión de algún delito tipificado en Venezuela (Ord. 3 Art. 44 CBV); Deber de
identificarse por parte de la autoridad del Estado ante el ciudadano que ejerza una
medida privativa de la libertad (Ord. 4 Art. 44 CBV); Obligación del Estado de no
retener a ninguna persona que haya cumplido el tiempo de la condena penal
establecida en la sentencia judicial (Ord. 5 Art. 44 CBV); Prohibición para las
autoridades del Estado de desaparecer forzadamente a las personas so pena de ser
sancionados penalmente (Art. 45 CBV); el legislador venezolano ha puesto el acento
en aquellas normas garantistas adjetivas tanto de carácter administrativo como judicial
(Art.49 CBV), así tenemos las normas del debido proceso: del Derecho a la Defensa
(Art. 49 Ord. 1 CBV), de la Presunción de inocencia (Art. 49 Ord. 2 CBV), del Derecho
a ser Oído (Art. 49 Ord. 3 CBV), del derecho al Juez natural (Art. 49 Ord.4), Del
Derecho a no confesar contra sí mismo o contra sus familiares (Art.49 Ord. 5), siendo
desarrollados tales garantías en el Código Orgánico Procesal Penal (fuente originaria
de estas disposiciones procesales). Otras garantías sustantivas revisten gran
importancia en el Derecho que estamos tratando, así el Principio de Legalidad penal
(Art. 49 Ord. 6 CBV), el principio de Non bis in idem (Art. 49 Ord. 7 CBV), el principio
de reserva legal (Art. 156 Ord. 32 CBV). De los Derechos Políticos Paralelamente a
estos Derechos individuales se han desarrollado, en segundo orden de importancia,
los Derechos políticos de los ciudadanos. Si bien es cierto que el Derecho a
asociación y a reunión, anteriormente nombrados tienen una relación muy cercana con
estos derechos políticos que analizamos, aquellos tienen un ámbito de desarrollo
mucho más amplio que estos últimos, pues los primeros se refieren también a
cuestiones privadas, comerciales o lúdicas, entre otros fines asociativos y de reunión.
tenemos que el Estado reconoce y tutela El Derecho a la Participación Política y a la
gestión en De las Garantías de los Derechos Políticos Las Garantías como medios
para la realización de los Derechos políticos se encuentran establecidas en la propia
Constitución. Algunas se hayan prescritas en aquellas disposiciones normativas que
reconocen Derechos políticos; otras se desarrollan en las leyes sobre la materia, en
tanto que el propio constituyente prescribió en el articulado constitucional referido
disposiciones jurídicas de carácter programático a ser desarrolladas y profundizadas
en leyes sobre la materia.
3. 4. los asuntos públicos(Art. 62 CBV), el Derecho al Sufragio activo y adicionalmente el
Derecho de los extranjeros en las elecciones políticas locales (Art. 63 CBV), el
Derecho al Sufragio Pasivo (Art. 67 CBV), el Derecho al desempeño de los cargos
públicos (Art. 65 CBV), el Derecho de los ciudadanos a que sus representantes
públicos les rindan cuenta de su gestión en los asuntos públicos a ellos confiados (Art.
66), el Derechos a la asociación con fines políticos y el derecho a la postulación y a la
propaganda política y electoral (Art. 67 CBV), el Derecho a manifestar
pacíficamente(Art. 68 CBV), el Derecho a asilo político y a refugio (Art. 69 CBV). Así
tenemos que en cuanto a las garantías político-constitucionales la del Derecho a la
Participación Política (Art. 62 CBV) la garantía de que esta deberá ejercerse
libremente, es decir sin coacciones de ningún tipo; directamente, es decir,
prescribiéndose el papel protagónico del pueblo en la vida política nacional y en la
gestión de los asuntos públicos (democracia participativa) o por medio de sus
representantes legítimamente escogidos (democracia representativa); así mismo el
Estado se obliga a desarrollar los mecanismos adecuados para canalizar la
participación política directa de los ciudadanos en los asuntos políticos o públicos
como garantía programática a ser desarrollada por la Ley electoral o por otras que se
refieran a la materia. Del Derecho al Sufragio (Art. 63 CBV) se establecen las
garantías de que esta deberá ser a través de votaciones, libres, universales, directas y
secretas, es decir sin coacciones ni amenazas de ninguna índole, estableciéndose la
debida protección –secretas y universales- en el ejercicio de tal Derecho; así mismo la
garantía de personalización del sufragio, es decir, que el voto vale por si solo; y la
representación proporcional de las minorías, es decir, el respeto a las minorías y la
posibilidad de que estas desarrollen su potencial para que puedan ser mayoría,
además de la garantía de que aun siendo minoría el voto siempre cuenta y su opinión
tendrá un lugar en los órganos de representación popular o en los mecanismos en
donde se pulse el parecer del ciudadano. Del Derecho a elegir (Art. 64 CBV) se
establece la granita que los ciudadanos puedan ejercerlo cuando hayan cumplido la
edad suficiente (18 años) para ser capaces de discernir en la elección que hagan de
los asuntos puestos a su consideración, por lo que los menores de edad electoral, los
interdictados civilmente (por ejemplo las personas con trastornos mentales) o los
inhabilitados políticamente (por ejemplo los reos por determinados delitos), no podrán
ejercer el Derecho a elegir por considerarse que no son
4. 5. capaces políticamente para participar en los asuntos públicos puestos a
consideración de los ciudadanos. Esto último es una garantía de seriedad del proceso
electoral en beneficio no del sistema político solamente sino para aquellos ciudadanos
que creen en el sistema electoral como institución. En el mismo artículo se prescribe el
Derecho a elegir de los extranjeros que contribuyen y han contribuido con el desarrollo
del país en las elecciones a ciertos niveles del Estado y con determinadas limitaciones
que suponen una garantía en el proceso de elección de los destinos públicos de
Venezuela. Del Derecho al desempeño de cargos públicos (Art. 65 CBV) se prescribe
la garantía para aquellos ciudadanos que con vocación de servicio y honestidad en el
manejo del ager publicus (de la cosa pública) se han dedicado a ejercer un cargo
público puedan hacerlo con el reconocimiento y la consideración de la sociedad
venezolana. Así esta disposición jurídica viene a marcar una ruptura entre quienes ven
en la política una actividad mercantil de carácter fraudulento, cuestión históricamente
entronizada como un vicio en la política venezolana, lesionando el patrimonio público
con su actuación como funcionarios públicos y aquellos ciudadanos que han actuado
honestamente. En este caso se prohíbe a los ciudadanos que hayan cometidos delitos
contra el patrimonio público u otros que determine la ley el ejercicio del derecho al
sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y dependiendo de la gravedad del
delito por más tiempo inclusive, cuestión que lógicamente deberá ser desarrollado por
ley especial. Del Derecho de los ciudadanos a que se le rindan cuentas por parte de
los representantes del Estado por ellos elegidos (Art. 66 CBV) se derivan las garantías
de los ciudadanos en saber, de forma transparente (es decir clara) y periódica (es
decir con determinada frecuencia no muy distante en el tiempo), que destino se le da
al patrimonio público del cual son titulares.
5. 6. Del Derecho a la asociación con fines políticos (Art. 67 CBV) se derivan las
garantías democráticas de organización, funcionamiento y dirección de las
organizaciones políticas que funden, así como la garantía de participación directa de
los miembros de tales organizaciones en la escogencia de sus candidatos a cargos de
elección popular. Con ello se busca corregir el autoritarismo reinante durante muchos
años en las organizaciones políticas. Por otra parte se prohíbe el financiamiento del
Estado de tales organizaciones políticas, como un mecanismo de protección a la
igualdad de las organizaciones políticas en el desarrollo de sus actividades,
intentándose evitar así el ventajismo oficial que supone estar en el poder en un
momento histórico determinado. En esta misma disposición jurídica se establece la
garantía para los ciudadanos de que la ventaja que electoralmente haya obtenido un
grupo político determinado no sea producto de actividades ilícitas (por ejemplo el
narcotráfico) y que no haya ventajas en el tiempo y en el dinero que cada organización
utilice en las campañas electorales y políticas. Del Derecho a manifestar pacíficamente
(Art. 68 CBV) se derivan las garantías para los manifestantes y otros ciudadanos que
las mismas deberán hacerse sin armas, previendo posibles lesiones a bienes jurídicos
y Derechos de los ciudadanos; pero igualmente se garantiza que no se utilizaran
armas de fuego ni sustancias toxicas que pongan en peligro la integridad física de los
manifestantes cuando las fuerzas de seguridad tengan que intervenir en el control del
orden público. Del Derecho a asilo y refugio (Art. 69 CBV) se derivan las garantías del
deber de solidaridad para con aquellas personas que siendo perseguidas por motivos
políticos o humanitarios tengan necesidad de buscar cobijo en nuestro país. Dichas
garantías son desarrolladas por el Derecho internacional humanitario y a ellas se haya
sujeto el país de acuerdo a los tratados y convenios internacionales suscritos y
ratificados
6. 7. por la Republica, normas de carácter constitucional de conformidad con el Art. 23 de
la CBV. Finalmente se establece que los venezolanos no son extraditables
derivándose de ello la garantía de que los hechos punibles cometidos por los
nacionales en territorio extranjero o nacional pero que sean penados en el extranjero
serán juzgados conforme a las leyes penales venezolanas, afirmándose así el principio
de territorialidad y personalidad de la ley penal venezolana. Finalmente se establecen
como garantías para el ejercicio del Derecho a la participación política, tanto en lo
estrictamente político, así como en los social y en lo económico los medios que podrán
ser utilizados para ello, prescribiéndose como una garantía de carácter programático,
pues es la ley la que deberá desarrollar los mecanismos adecuados para hacer
efectivos los medios en esta disposiciónseñalados (Art. 70 CBV). De los Derechos de
las Familias Entre los Derechos estrictamente Sociales, Capítulo V Título III de la CBV,
tenemos en nuestra Constitución los Derechos de las Familias. En tales Derechos de
las familias se protege a la familia como asociación natural de la sociedad y como
espacio fundamental para el desarrollo de las personas y en especial a los niños y
adolescentes en cuanto a su Derecho a tener una familia (Art. 75 CBV), a la
maternidad y a la paternidad (Art. 76 CBV), al matrimonio heterosexual (Art. 77 CBV),
a los niños y adolescentes con especial consideración como sujetos de Derechos (Art.
78 CBV), a los jóvenes en su proceso de desarrollo (Art. 79 CBV), a los ancianos de
forma particular (Art. 80 CBV) y a los discapacitados con especial atención (Art. 81
CBV). De las Garantías de los Derechos de las Familias En cuanto a las garantías
para la protección de la familia (Art. 75 CBV), después de señalarse en la prescripción
jurídica los principios conforme a los cuales el Estado pretende se fundamenten las
relaciones familiares, el Estado se obliga a garantizar protección al padre, a la madre,
o a quienes ejerzan la jefatura de la familia, lo que evidentemente constituye una
norma programática cuyas garantías habrán de desarrollarse en una ley que regule la
materia. Otra garantía se refiere a la obligación que prescribe el Estado de que el
desarrollo de los niños y adolescentes deberá realizarse en el seno de la familia
biológica. Si ello no es posible establece tal prescripción dicho desarrollo
corresponderá a una familia sustituta. Y finalmente se establece como una garantía a
favor de los menores la adopción equiparándola a efectos jurídicos a la filiación,
adopción que siempre deberá redundar en beneficio de los menores. En relación a la
protección que el estado dispensa a la maternidad y a la paternidad (Art.
7. 8. 76 CBV) se prescribe que la misma se dispensará independientemente del estado
civil de los progenitores, afirmándose asi el principio de igualdad jurídica frente al
Estado. Se garantiza que las parejas puedan decidir libremente el número de hijos que
deseen tener, garantizándoles el derecho de disponer de información y de los medios
que le aseguren el disfrute de ese derecho. Igualmente el Estado reconoce el Derecho
de la madre a ser protegida durante el desarrollo de su embarazo, desde la
concepción hasta el puerperio, asegurándole los servicios de planificación familiar
basados en los valores éticos y científicos. La garantía de la obligación alimentaría de
los progenitores respecto los hijos se establece en este precepto, pero no solo a favor
de los hijos sino también de los padres cuando estos no se puedan valer por sí
mismos y los hijos puedan asistirlos. En cuanto a la protección del Matrimonio
heterosexual (Art. 77 CBV), se establecen las garantías del libre consentimiento de los
cónyuges y de la igualdad de derechos y deberes entre ambos. Igualmente se
garantizan los derechos derivados del matrimonio civil para aquellas parejas que no se
han formalmente casado siempre que cumplan con los requisitos formales y
sustantivos establecidos en la Ley (Código Civil Venezolano). Por su parte respecto a
la protección de los niños y adolescentes (Art. 78 CBV) se establecen las garantías
jurisdiccionales y sustantivas previstas en la ley venezolana (Ley de protección del
niño y del adolescente) y en la Convención sobre los Derechos del Niño así como de
los demás tratados internacionales relativos a la materia. El Estado considera de
prioridad superior los derechos de los niños y adolescentes y establece su protección
integral, entre lo que se encuentra un instituto especializado en la materia. Ello es una
norma programática que se desarrolla en la Ley de protección al niño y el adolescente
y en los demás instrumentos internacionales entre los que se encuentra la Convención
de los Derecho s del niño.
8. 9. Respecto a la protección de los jóvenes (Art. 79 CBV) el Estado establece la granita
de crear los mecanismos tendientes a hacer productivo el tránsito hacia la edad adulta,
en particular su capacitación y el acceso al primer empleo. En lo que se refiere a los
Derechos de los ancianos (Art. 80 CBV) se garantiza un sistema de seguridad social
que eleve y asegure la calidad de vida de los ancianos, respetando siempre su
dignidad y autonomía. Dicho sistema garantiza unas jubilaciones y pensiones no
menores al salario mínimo urbano y quien lo desee le garantizara el derecho al trabajo
acorde a su preparación y manifiesto deseo de laborar. Los Derechos de los
discapacitados (Art. 81 CBV) son garantizados equiparándoles las oportunidades de
empleo de acuerdo a sus capacidades y respetando su dignidad como seres
humanos; estableciéndoles condiciones laborales favorables y promoviéndoles su
capacitación, formación y acceso al empleo acorde con sus capacidades. De los
Derechos Sociales strictu sensu Igualmente se tutelan los Derechos Sociales
tradicionales, aunque remozados por el carácter democrático de nuestra constitución.
En este sentido en el Capítulo V Título III de la CBV, tenemos los Derechos tutelados
tales como el de la Vivienda (Art. 82 CBV), la Salud (Art. 83 CBV), la Seguridad Social
(Art. 86 CBV) y el Trabajo (Art. 87 CBV). De las Garantías de los Derechos Sociales
strictu sensu De las Garantías del Derecho a la Vivienda El Derecho a la vivienda (Art.
82 CBV) se garantiza para todas las personas, debiendo ser una vivienda higiénica,
cómoda, segura, adecuada, con servicios básicos. El Estado se compromete a
garantizar las facilidades para que las familias y en especial las de escasos recursos
económicos puedan tener acceso a una vivienda, ello a través de créditos públicos y
otras políticas sociales. De las Garantías del Derecho a la Salud El Derecho a la salud
(Art. 83 CBV) se concibe como parte del Derecho a la vida. La garantía de este
derecho es que el Estado se compromete a
9. 10. garantizar el acceso a los servicios de salud en virtud del bien estar colectivo y
elevar la calidad de vida, asegurando además el cumplimiento de las leyes
venezolanas y tratados internacionales en la preservación de la salud de los
ciudadanos. Para lograr estas garantías el Estado garantiza la creación de un sistema
de salud pública no privatizable, gratuito y solidario y de calidad. Así mismo establece
la participación de la comunidad en la gestión y control de tal sistema de salud pública
(Art. 84 CBV). Igualmente el estado garantiza el financiamiento público del sistema de
salud pública, interviniendo además en la orientación de las universidades y centro de
investigación para la producción tanto de insumos como de investigaciones científicas
tendientes a la prestación optima del servicio; tal intervención del Estado es también
para las instituciones privadas relativas a la salud (Art. 85 CBV). En este mismo orden
de ideas se establecen en la Constitución nacional la garantiza, por parte del Estado,
crear un sistema de seguridad social como servicio público no lucrativo que garantice
la salud en todas sus facetas. Para el cumplimiento de estas garantías se desarrollará
una normativa especial en ley del Estado (Art. 86 CBV). De las Garantías del Derecho
al Trabajo En cuanto al Derecho al Trabajo el estado establece un conjunto de
garantías determinadas. Así concibe el trabajo una ocupación que le garantice al
ciudadano una existencia digna y decorosa (Art. 87 CBV); para ello el estado se
compromete a crear empleo (Art. 87 CBV); establece que la ley creara las garantías
necesarias para el ejercicio de los Derechos laborales (Art. 87 CBV) – ley orgánica del
trabajo-; Establece la libertad del trabajo (Art. 87 CBV); garantiza la seguridad, higiene
y ambiente adecuado de trabajo (Art. 87 CBV); garantiza la igualdad y equidad en el
trabajo (Art. 88 CBV); reconoce como trabajo remunerado la labor doméstica y
garantiza la seguridad social para las amas de casa (Art. 88 CBV); garantiza la
intangibilidad y progresividad de los derechos
10. 11. laborales (Art. 89 Ord. 1 CBV); La irrenunciabilidad de los derechos laborales (Art.
89 Ord. 2 CBV); En caso de oscuridad legal garantiza la interpretación más favorable
al trabajador (Art. 89 Ord, 3 CBV); Hace nula toda disposición del patrono contraria a
la constitución respecto a los derechos laborales y humanos en general (Art. 89 Ord. 4
CBV); Garantiza la igualdad y no discriminación por cualquier causa o condición (Art.
89 Ord. 5 CBV); Proscribe el trabajo de los adolescentes en aquellas labores que
pueda afectar su desarrollo integral y prohíbe todo tipo de explotación de que pudiera
ser objeto por razones laborales (Art. 89 Ord. 6 CBV); Establece la jornada de trabajo
para garantizar una jornada humana y no esclavizante (Art. 90 CBV); Garantiza el
derecho al descanso (Art. 90 CBV); Establece el Derecho al salario (Art. 91 CBV);
Establece el Derecho al salario mínimo vital (Art. 91 CBV); Garantiza las prestaciones
sociales (Art. 92 CBV); Garantiza la estabilidad laboral (Art. 93 CBV); Establece la
responsabilidad de los patronos y contratistas respecto a los trabajadores (Art. 94
CBV); Establece el derecho a la sindicalización (Art. 95 CBV); Garantiza la democracia
sindical (Art. 95 CBV); Garantiza el derecho a la negociación colectiva (Art. 96 CBV) y
Establece el Derecho a Huelga (Art. 97 CBV). Garantías todas reguladas y
desarrolladas por la ley Orgánica del Trabajo. De los Derechos Económicos Muy
vinculados con los Derechos antes mencionados, en especial con los Derechos
Sociales tradicionales, la Constitución Bolivariana establece un conjunto de Derechos
Económicos, orientados hacia la persona humana, es decir, a salvaguardar tales
Derechos en función del ciudadano. Así en el Capítulo VII del Título III de la CBV
tenemos que la Constitución reconoce y protege los Derechos a la Libertad económica
de los ciudadanos (Art. 112 CBV), a la propiedad (Art. 115 CBV), al acceso de bienes
y servicios de calidad (Art. 117 CBV) y a fundar y promover asociaciones y
cooperativas para la consecución De las Garantías de los Derechos Económicos En
cuanto a las Garantías para el cumplimiento de los Derechos económicos de los
ciudadanos (Art. 112 CBV), la Constitución establece la garantía a la iniciativa privada
y justa distribución de la riqueza (Art. 112 CBV); Limita los monopolios y el abuso de la
posición de dominio (Art. 113 CBV); Prescribe sanciones, a ser desarrolladas por ley
especial, para quienes realice ilícitos económicos (Art. 114 CBV); La propiedad
garantizada como derecho tiene las garantías de goce, uso y disposiciónpor parte de
sus propietarios (Art. 115 CBV), y la expropiación de la misma solo se justifica por
causa de utilidad pública o social, mediante justa indemnización y a través de una
sentencia judicial (Art. 115 CBV);
11. 12. de fines económicos, en especial de los trabajadores aunque se establece tal
disposición jurídica en beneficio de la comunidad en general (Art. 118 CBV). Prohíbe
las confiscaciones salvo en los casos de delitos contra el patrimonio público (Art. 116
CBV); respecto al Derecho a bienes y servicios de calidad (Art. 117 CBV) establece la
garantía a la información sobre los productos, no engañosa, los mecanismos para la
defensa al consumidor (INDECU), normativas de control de calidad, el resarcimiento
de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes a los responsables (Art.
117 CBV). De los Derechos Culturales El Estado Social-Democrático también
reconoce los Derechos Culturales y Educativos, como parte de la segunda generación
de Derechos Humanos que estamos mencionando. De esta manera la Constitución
Nacional protege los Derechos Culturales en el Capítulo VI del Título III tales como la
Libertad Cultural: invención, producción y divulgación de obras creativas, científica,
tecnológica y humanística, así como tutela los Derechos de autor y la propiedad
intelectual (Art. 98 CBV), el fomento a la cultura y el patrimonio cultural (Art. 99 CBV),
y las culturas populares (Art. 100 CBV). De las Garantías de los Derechos Culturales
Respecto a los Derechos Culturales la Constitución reconoce el Derecho a Libertad de
Creación Cultural (Art.98 CBV), estableciendo como garantía que es tal creación
cultural: ..."la invención, producción y divulgación de la obra creativa, científica,
tecnológica y humanística,..."; igualmente tutela y reconoce los Derechos de autor, la
propiedad intelectual sobre obras científicas, literarias y artísticas, invenciones,
innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas..." sin más restricciones que
las establecidas en la ley (Art. 98 CBV). En cuanto al fomento a la cultura y el
patrimonio cultural, además de prescribir normas de carácter programático a ser
desarrolladas por leyes especiales, reconoce y garantiza "...la autonomía de la
administración cultural publica..."; igualmente establece como garantías de los bienes
que constituyen el patrimonio cultural de la nación el que "...son inalienables,
imprescriptibles e inembargables" (Art. 99 CBV). En este mismo orden de ideas
respecto a la cultura popular el Estado establece un régimen especial de incentivos y
estímulos de diverso orden con la finalidad de proteger este ámbito de la cultura
venezolana (Art. 100 CBV). Al hilo de lo que venimos destacando respecto a la
información cultural el Estado garantiza "la emisión, recepción y circulación de la
información cultural" (Art. 101 CBV) estableciendo obligaciones a los medios de
comunicación de coadyuvar a la difusión de los valores de la tradición popular a la
obra de quienes se dediquen a desarrollar la cultura.
12. 13. De los Derechos a la Educación y otros correlacionados En este mismo Capitulo y
Titulo de la Constitución Nacional el Estado reconoce y tutela el Derecho a la
Educación (Art. 102 y 103 CBV), la autonomía Universitaria (Art. 109 CBV), la Ciencia
y la Tecnología (Art. 110 CBV) y el Deporte (Art. 111). De las Garantías del Derecho a
la Educación y a la Ciencia y Tecnología Por otra parte en relación con el Derecho a la
Educación (Art. 102 CBV) la Constitución prescribe una serie de garantías, a ser
desarrolladas por el Estado, que se resumen en: que es prioritaria para el Estado por
su función social al servicio de la comunidad, es democrática, gratuita y obligatoria, es
un servicio público, y pone su acento en la educación ciudadana, en la valoración ética
del trabajo y en la participación activa de la misma en los procesos de transformación
social inspirados en los valores del país, latinoamericanos y universales (Art. 102
CBV). Así mismo el Derecho a la Educación integral es para el Estado una obligación,
estableciendo un conjunto de granitas para los ciudadanos que se pueden resumir: Tal
educación integral debe ser de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y
oportunidades, es obligatoria a todos los niveles desde el maternal hasta el
diversificado. La educación impartida por el Estado es gratuita hasta el pregrado
universitario; las instituciones educativas del Estado beberán estar bien dotadas de
manera que garanticen la permanencia, acceso y culminación de los estudios;
establece un régimen especial para quienes tengan alguna discapacidad, estén
privados de la libertad o carezcan de condiciones básicas para su acceso y
permanencia en el sistema educativo (Art. 103 CBV). Así mismo se establecen en la
carta magna un conjunto de garantías referidas a la condición de los educadores (Art.
104 CBV), al régimen de las profesiones y colegiación (Art. 105 CBV), al Derecho a
educar y a las instituciones educativas privadas (Art. 106 CBV); establece la
obligatoriedad de la educación ambiental (Art. 107 CBV), prescribe las obligaciones de
los medios de comunicación y la formación ciudadana Art. 108 CBV), se establecen
garantías para el ejercicio de la autonomía universitaria en el área académica,
administrativa y política, al igual que se establece la
13. 14. inviolabilidad del recinto universitario (Art. 109 CBV). Con relación a la ciencia y la
tecnología que el Estado reconoce el interés público de ella para el desarrollo del país
(Art. 110 CBV), el Estado se compromete a crear un sistema nacional que gestione y
desarrolle esta área de la actividad ciudadana así como financiar con fondos públicos
el mismo; obliga al sector privado a aportar recursos para dicha actividad (Art. 110
CBV). De los Derechos de los Pueblos Indígenas Una de las innovaciones que merece
especial mención es el Capítulo VIII del Título III de la Constitución y que se refiere a
los Derechos de los Pueblos Indígenas. Especial consideración porque este conjunto
de derechos suponen un reconocimiento a un grupo humano heterogéneo de etnias
que de gran significación para Venezuela, que por razones históricas ya que
simbolizan la lucha contra el conquistador Español, siempre había sido marginado por
el constituyente venezolano. En este Capítulo se establece un conjunto de Derechos
especialmente reconocidos para los pueblos indígenas, lo que viene a configurar un
régimen jurídico especialísimo para este sector de la población, que aunque es muy
reducido en número y poco representativo la cultura dominante en nuestro país, es un
grupo humano de significativa importancia histórica para Venezuela. En este Capítulo
se establece el reconocimiento de la existencia de los pueblos indígenas en Venezuela
( Art. 119 CBV), se protege la identidad y cultura indígena (Art. 121 CBV), se reconoce
la medicina tradicional indígena (Art. 122 CBV), se reconocen las practicas
económicas de la sociedad indígena ( Art. 123 CBV), Se tutela la propiedad intelectual
y colectiva de los pueblos indígenas (Art. 124 CBV), Se protege el Derecho a la
participación política en Venezuela de los pueblos indígenas (Art. 125 CBV) y se
reconocen De las Garantías de los Derechos de los Pueblos Indígenas Las Garantías
que la constitución ofrece a los pueblos indígenas se pueden resumir en: que "el
aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del
Estado se hará sin lesionar la integridad cultural, social y económica de los mismos" e
igualmente está obligado a consultarles cuando vaya a intervenir en sus hábitats; así
mismo los beneficios que obtenga el Estado de tal aprovechamiento está sujeto a
regulación jurídica (Art. 120 CBV). Para el desarrollo de la cultura indígena en todas
sus facetas el Estado les reconoce el "Derecho a una educación propia y a un régimen
educativo de carácter intercultural y bilingüe, atendiendo a sus particularidades
socioculturales, valores y tradiciones" (Art. 121 CBV). Particular garantía establece la
constitución para el derecho a la salud de los pueblos indígenas (Art. 122 CBV) al
prescribir el respeto que a detener el Estado respecto a una salud integral que
considere sus prácticas y cultura, particularmente la medicina tradicional y las terapias
complementarias con sujeción a los principios bioéticos (Art. 122 CBV). Por otra parte
respecto a las practicas económicas de los pueblos indígenas (Art. 123 CBV) se les
garantiza el reconocimiento de las mismas basadas en la reciprocidad, la solidaridad y
el intercambio, insertando tales prácticas en la economía nacional, siendo los mismos
pueblos indígenas quienes deberán
14. 15. los pueblos indígenas como parte del pueblo Venezolano e integrantes del
territorio de la Nación (Art. 126 CBV). definir sus prioridades; les garantiza el Estado
igualmente su participación en programas de capacitación profesional y técnica, tanto
en su acceso como en su gestión y desarrollo, obligándose el Estado al financiamiento
de estas actividades dentro del marco del desarrollo local sustentable; así como
garantiza los Derechos establecidos en la legislación laboral (Art. 123 CBV). También
la carta magna reconoce la propiedad intelectual de los pueblos indígenas (Art. 124
CBV) garantizándoles una propiedad colectiva a todos los recursos genéticos y
asociados siempre que persigan beneficios colectivos, así se prohíbe el planteamiento
sobre estos recursos y los conocimientos ancestrales (Art. 124 CBV). Para garantizar
la participación política de los pueblos indígenas el Estado establece un régimen
electoral especial, desarrollado en la ley electoral venezolana, para el acceso de las
comunidades indígenas a la Asamblea Nacional, reconociéndose así a esta pequeña
parte de la población venezolana su derecho a la participación y por ende su
compromiso en el desarrollo de la vida pública del país (Art. 125 CBV). Y finalmente al
reconocerse al pueblo indígena como integrante de la Nación, del Estado y del pueblo
venezolano, se le garantiza el goce y disfrute de los Derechos establecidos en la
constitución y en las leyes de la republica (Art. 126 CBV).
Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
Capítulo V - De los Derechos Sociales y de las Familias Artículo 75 °

 Artículo 75
 Artículo 76
 Artículo 77
 Artículo 78
 Artículo 79
 Artículo 80
 Artículo 81
 Artículo 82
 Artículo 83
 Artículo 84
 Artículo 85
 Artículo 86
 Artículo 87
 Artículo 88
 Artículo 89
 Artículo 90
 Artículo 91
 Artículo 92
 Artículo 93
 Artículo 94
 Artículo 95
 Artículo 96
 Artículo 97

 Artículo 75 El Estado protegerá a las familias como asociación natural de


la sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo integral de las
personas. Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y
deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el
respeto recíproco entre sus integrantes. El Estado garantizará protección a
la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia. Los niños,
niñas y adolescentes tienen derecho a vivir, ser criados o criadas y a
desarrollarse en el seno de su familia de origen. Cuando ello sea imposible
o contrario a su interés superior, tendrán derecho a una familia sustituta, de
conformidad con la ley. La adopción tiene efectos similares a la filiación y se
establece siempre en beneficio del adoptado o la adoptada, de conformidad
con la ley La adopción internacional es subsidiaria de la nacional.

Volver al inicio Volver al indice


 Artículo 76 La maternidad y la paternidad son protegidas integralmente,
sea cual fuere el estado civil de la madre o del padre. Las parejas tienen
derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos o hijas que
deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les
aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y
protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la
concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará
servicios de planificación familiar integral basados en valores éticos y
científicos. El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable
de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos o hijas, y éstos o
éstas tienen el deber de asistirlos o asistirlas cuando aquel o aquella no
puedan hacerlo por sí mismos o por sí mismas. La ley establecerá las
medidas necesarias y adecuadas para garantizar la efectividad de la
obligación alimentaria.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 77 Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer,


fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los
derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre
un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley
producirán los mismos efectos que el matrimonio.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 78 Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho


y estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados,
los cuales respetarán, garantizarán y desarrollarán los contenidos de esta
Constitución, la Convención sobre los Derechos del Niño y demás tratados
internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República.
El Estado, las familias y la sociedad asegurarán, con prioridad absoluta,
protección integral, para lo cual se tomará en cuenta su interés superior en
las decisiones y acciones que les conciernan. El Estado promoverá su
incorporación progresiva a la ciudadanía activa y creará un sistema rector
nacional para la protección integral de los niños, niñas y adolescentes.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 79 Los jóvenes y las jóvenes tienen el derecho y el deber de ser


sujetos activos del proceso de desarrollo. El Estado, con la participación
solidaria de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular
su tránsito productivo hacia la vida adulta y, en particular, para la
capacitación y el acceso al primer empleo, de conformidad con la ley.

Volver al inicio Volver al indice


 Artículo 80 El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno
ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación
solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad
humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios
de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida. Las
pensiones y jubilaciones otorgadas mediante el sistema de seguridad social
no podrán ser inferiores al salario mínimo urbano. A los ancianos y
ancianas se les garantizará el derecho a un trabajo acorde con aquellos y
aquellas que manifiesten su deseo y estén en capacidad para ello.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 81 Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene


derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su
integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria
de las familias y la sociedad, le garantizará el respeto a su dignidad
humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales
satisfactorias, y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo
acorde con sus condiciones, de conformidad con la ley. Se les reconoce a
las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a
través de la lengua de señas venezolana.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 82 Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura,


cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat
que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La
satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los
ciudadanos y ciudadanas y el Estado en todos sus ámbitos. El Estado dará
prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas, y
especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas
sociales y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de
viviendas.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 83 La salud es un derecho social fundamental, obligación del


Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado
promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el
bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen
derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar
activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas
sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los
tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República.

Volver al inicio Volver al indice


 Artículo 84 Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá
la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter
intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de
seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad,
integralidad, equidad, integración social y solidaridad. El sistema público
nacional de salud dará prioridad a la promoción de la salud y a la
prevención de las enfermedades, garantizando tratamiento oportuno y
rehabilitación de calidad. Los bienes y servicios públicos de salud son
propiedad del Estado y no podrán ser privatizados. La comunidad
organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de
decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política
específica en las instituciones públicas de salud.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 85 El financiamiento del sistema público nacional de salud es


obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones
obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento
que determine la ley. El Estado garantizará un presupuesto para la salud
que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria. En
coordinación con las universidades y los centros de investigación, se
promoverá y desarrollará una política nacional de formación de
profesionales, técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de
insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas y
privadas de salud.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 86 Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio


público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección
en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez,
enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos
laborales, pérdida de empleo, desempleo, vejez, viudedad, orfandad,
vivienda, cargas derivadas de la vida familiar y cualquier otra circunstancia
de previsión social. El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad
de este derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral,
de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de
contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad contributiva
no será motivo para excluir a las personas de su protección. Los recursos
financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines.
Las cotizaciones obligatorias que realicen los trabajadores y las
trabajadoras para cubrir los servicios médicos y asistenciales y demás
beneficios de la seguridad social podrán ser administrados sólo con fines
sociales bajo la rectoría del Estado. Los remanentes netos del capital
destinado a la salud, la educación y la seguridad social se acumularán a los
fines de su distribución y contribución en esos servicios. El sistema de
seguridad social será regulado por una ley orgánica especial.
Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 87 Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El


Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de
que toda persona pueda obtener ocupación productiva, que le proporcione
una existencia digna y decorosa y le garantice el pleno ejercicio de este
derecho. Es fin del Estado fomentar el empleo. La ley adoptará medidas
tendentes a garantizar el ejercicio de los derechos laborales de los
trabajadores y trabajadoras no dependientes. La libertad de trabajo no será
sometida a otras restricciones que las que la ley establezca. Todo patrono o
patrona garantizará a sus trabajadores o trabajadoras condiciones de
seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. El Estado adoptará
medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de
estas condiciones.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 88 El Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y


mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo. El Estado reconocerá el
trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y
produce riqueza y bienestar social. Las amas de casa tienen derecho a la
seguridad social de conformidad con la ley.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 89 El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del


Estado. La ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones
materiales, morales e intelectuales de los trabajadores y trabajadoras. Para
el cumplimiento de esta obligación del Estado se establecen los siguientes
principios: 1. Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la
intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. En las
relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o apariencias. 2.
Los derechos laborales son irrenunciables. Es nula toda acción, acuerdo o
convenio que implique renuncia o menoscabo de estos derechos. Sólo es
posible la transacción y convenimiento al término de la relación laboral, de
conformidad con los requisitos que establezca la ley. 3. Cuando hubiere
dudas acerca de la aplicación o concurrencia de varias normas, o en la
interpretación de una determinada norma, se aplicará la más favorable al
trabajador o trabajadora. La norma adoptada se aplicará en su integridad. 4.
Toda medida o acto del patrono o patrona contrario a esta Constitución es
nulo y no genera efecto alguno. 5. Se prohíbe todo tipo de discriminación
por razones de política, edad, raza, sexo o credo o por cualquier otra
condición. 6. Se prohíbe el trabajo de adolescentes en labores que puedan
afectar su desarrollo integral. El Estado los o las protegerá contra cualquier
explotación económica y social.

Volver al inicio Volver al indice


 Artículo 90 La jornada de trabajo diurna no excederá de ocho horas diarias
ni de cuarenta y cuatro horas semanales. En los casos en que la ley lo
permita, la jornada de trabajo nocturna no excederá de siete horas diarias ni
de treinta y cinco semanales. Ningún patrono o patrona podrá obligar a los
trabajadores o trabajadoras a laborar horas extraordinarias. Se propenderá
a la progresiva disminución de la jornada de trabajo dentro del interés social
y del ámbito que se determine y se dispondrá lo conveniente para la mejor
utilización del tiempo libre en beneficio del desarrollo físico, espiritual y
cultural de los trabajadores y trabajadoras. Los trabajadores y trabajadoras
tienen derecho al descanso semanal y vacaciones remunerados en las
mismas condiciones que las jornadas efectivamente laboradas.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 91 Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario


suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las
necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el
pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe
corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la
empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y
oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la
obligación alimentaria, de conformidad con la ley. El Estado garantizará a
los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un
salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las
referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el
procedimiento.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 92 Todos los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a


prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y
los amparen en caso de cesantía. El salario y las prestaciones sociales son
créditos laborales de exigibilidad inmediata. Toda mora en su pago genera
intereses, los cuales constituyen deudas de valor y gozarán de los mismos
privilegios y garantías de la deuda principal.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 93 La ley garantizará la estabilidad en el trabajo y dispondrá lo


conducente para limitar toda forma de despido no justificado. Los despidos
contrarios a esta Constitución son nulos.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 94 La ley determinará la responsabilidad que corresponda a la


persona natural o jurídica en cuyo provecho se presta el servicio mediante
intermediario o contratista, sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de
éstos. El Estado establecerá, a través del órgano competente, la
responsabilidad que corresponda a los patronos o patronas en general, en
caso de simulación o fraude, con el propósito de desvirtuar, desconocer u
obstaculizar la aplicación de la legislación laboral.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 95 Los trabajadores y las trabajadoras, sin distinción alguna y sin


necesidad de autorización previa, tienen derecho a constituir libremente las
organizaciones sindicales que estimen convenientes para la mejor defensa
de sus derechos e intereses, así como a afiliarse o no a ellas, de
conformidad con la ley. Estas organizaciones no están sujetas a
intervención, suspensión o disolución administrativa. Los trabajadores y
trabajadoras están protegidos y protegidas contra todo acto de
discriminación o de injerencia contrario al ejercicio de este derecho. Los
promotores o promotoras y los o las integrantes de las directivas de las
organizaciones sindicales gozarán de inamovilidad laboral durante el tiempo
y en las condiciones que se requieran para el ejercicio de sus funciones.
Para el ejercicio de la democracia sindical, los estatutos y reglamentos de
las organizaciones sindicales establecerán la alternabilidad de los y las
integrantes de las directivas y representantes mediante el sufragio
universal, directo y secreto. Los y las integrantes de las directivas y
representantes sindicales que abusen de los beneficios derivados de la
libertad sindical para su lucro o interés personal, serán sancionados o
sancionadas de conformidad con la ley. Los y las integrantes de las
directivas de las organizaciones sindicales estarán obligados u obligadas a
hacer declaración jurada de bienes.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 96 Todos los trabajadores y las trabajadoras del sector público y


del privado tienen derecho a la negociación colectiva voluntaria y a celebrar
convenciones colectivas de trabajo, sin más requisitos que los que
establezca la ley. El Estado garantizará su desarrollo y establecerá lo
conducente para favorecer las relaciones colectivas y la solución de los
conflictos laborales. Las convenciones colectivas ampararán a todos los
trabajadores y trabajadoras activos y activas al momento de su suscripción
y a quienes ingresen con posterioridad.

Volver al inicio Volver al indice

 Artículo 97 Todos los trabajadores y trabajadoras del sector público y del


sector privado tienen derecho a la huelga, dentro de las condiciones que
establezca la ley.
Tus Derechos y Deberes según la LOPNA
La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente o LOPNA, es una
ley orgánica que tiene por objeto, garantizar a todos los niños y adolescentes, que
se encuentren en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, el disfrute
pleno y efectivo de sus derechos y garantías que a través de la Protección Integral que el
Estado, la familia y la Sociedad deben brindarle desde el
momento de su concepción.

Derecho a la sobrevivencia
Vida: Art. 15
Nivel de Vida: Art. 30
Familia: Arts. 25, 26 y 27 (Conocer a los padres, ser
criado en una familia y mantener relaciones personales
con los padres)
Salud: Arts. 41 al 51 (Salud, responsabilidad de padres y
responsables, información, protección a la maternidad,
vínculo materno filial, lactancia, vacunas, atención de emergencia, permanencia de
padres y responsables en centros de salud, salud sexual y reproductiva, protección contra
sustancias alcohólicas y psicotrópicas)
Seguridad social: Art. 52

Derecho al desarrollo
Educación: Arts. 53 al 61 (Educación, obligación de los
padres y responsables, participación en el proceso
educativo, respeto por los educadores, disciplina escolar,
educación y trabajo, educación para niños trabajadores,
educación para niños indígenas, educación para niños con
necesidades especiales)
Información: Art. 68 (Recibir, buscar y utilizar información)
Educación y cultura de las minorías: Art. 36 y 60 (propia
cultura, idioma y religión)
Descanso, recreación, esparcimiento, deporte y juego: Arts. 63 y 64 (Ejercicio de
acuerdo con necesidades e intereses. Obligaciones del Estado)

Derecho a la protección especial


Protección a la integridad personal: Arts. 32, 38 y 89 (Protección contra cualquier forma
de maltrato, explotación, abuso, negligencia, prohibición de esclavitud, servidumbre o
trabajo forzoso y trato digno y humanitario para los privados de libertad)
Protección contra el traslado ilícito: Art. 40
Protección contra sustancias psicoactivas: Art. 51
Vida privada: Arts. 65 y 66 (honor, reputación, propia imagen e inviolabilidad del hogar y
la correspondencia)
Protección en el trabajo: Tít. II - Capítulo III (arts. 94 a 116)

Derecho a la participación
Participación y asociación: Arts. 81 al 84 (Participar, reunirse, manifestar, libre
asociación)
Opinión: Arts. 80, 85 al 87 (Opinar y ser oído sobre asuntos que le conciernen, petición
ante autoridad o funcionarios públicos, defender sus derechos, solicitar justicia)
Expresión: Art. 67 (Expresión libre de opinión y difusión de información sin censura
previa)
Libertad de pensamiento, conciencia y religión: Art. 35 (Orientación para el ejercicio
del derecho)

Deberes y Responsabilidades
Honrar a la Patria y sus símbolos
Respetar, cumplir y obedecer el ordenamiento jurídico
Respetar los derechos y garantías de las demás personas
Honrar, respetar y obedecer a los padres o responsables
Ejercer y defender activamente sus derechos
Cumplir las obligaciones en materia de educación
Respetar y cumplir las normas y reglamentos de las organizaciones, o agrupaciones a las
cuales pertenece
Respetar la diversidad de conciencia, pensamiento, religión y culturas
Conservar el medio ambiente
Cualquier otro deber establecido en la Ley
Aun siendo menor de 18 años a medida
que creces, la responsabilidad sobre tus
actos también aumenta.
Por ejemplo, un niño de 9 años no será
tratado igual por las autoridades que un
joven de 14 años, aunque hayan
cometido la misma falta.

Art 53 Ley Orgánica del Niño y Adolescente Articulos en la Constitucion Venezolana Articulo 102
Articulo 103 Sobre Los Derechos Culturales y Educativos

También podría gustarte