Está en la página 1de 4

ASIGNATURA:

Educación para la Paz y Formación Ciudadana

TEMA:
TAREA V

PARTICIPANTE:
Yoalfie Estrella Núñez 13-3238

FACILIDATOR:
Clarisa Cuevas de Gelabert

FECHA:
08/04/2017

RECINTO NAGUA
Unidad cinco de educación para la paz.
Bienvenidas a nuestra quinta semana de trabajo, en esta ocasión
debatiremos sobre los derechos humanos.

Lee y analiza el texto La práctica educativa de derechos humanos en


educación primaria de la autora Alma Delia Torquemada González y
realiza una reseña crítica sobre la misma.

La República Dominicana es una democracia constitucional y representativa,


con una población de aproximadamente 9.7 millones de personas, incluyendo
un estimado de 900,000 a 1.2 millones de inmigrantes indocumentados y
cientos de miles de haitianos indocumentados.

Entre los problemas muy serios se incluyen las muertes ilegales; golpizas y
otros abusos cometidos contra sospechosos, detenidos y prisioneros;
condiciones carcelarias que van desde regulares hasta severas; arrestos
arbitrarios y la detención de sospechosos; un gran número de personas
funcionalmente apátridas; corrupción generalizada; acoso a ciertos grupos de
derechos humanos; violencia y discriminación contra las mujeres; prostitución
infantil y otros abusos en contra de la niñez; trata de personas; severa
discriminación contra los inmigrantes haitianos y sus descendientes; violencia y
discriminación en contra de las personas de orientación sexual diferentes;
cumplimiento inefectivo de las leyes laborales; y trabajo infantil.

RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

a. Privación Arbitraria o Ilegal de la Vida

Ni el gobierno ni sus agentes cometieron algún crimen por motivos políticos; sin
embargo, hubo innumerables informes de que los organismos de seguridad
estuvieron involucrados en muchas muertes que fueron ilegales, injustificadas,
o ejercieron un excesivo uso de la fuerza.

De acuerdo a las estadísticas de la Procuraduría General de la República, la


policía mató a 268 personas en 32 jurisdicciones en el curso de su deber entre
enero y diciembre, una disminución de 346 muertes policiales con respecto al
2009 según reportó la Procuraduría General. Sin embargo, la Comisión
Nacional de Derechos Humanos (CNDH), una organización no gubernamental
(ONG) reportó 478 muertes (llevadas a cabo por la Policía Nacional), aunque la
metodología utilizada para llegar a esta cifra no está clara. La falta de
entrenamiento, responsabilidad civil, y una supervisión inadecuada de parte de
los superiores contribuyó a estos casos de muertes policiales. Las ONGs de
derechos humanos acertaron que, como en años pasados, la policía continuó
empleando fuerza letal injustificada en contra de sospechosos. La Policía
Nacional justificaba regularmente el uso de la fuerza letal, argumentando que
las muertes ocurrieron durante un "intercambio de disparos". Esto muchas
veces no ha parecido ser el caso. De acuerdo con la policía, 43 oficiales
Los estados democráticos se fundamentan en los principios del liberalismo
político, en el respeto de los derechos cívicos y en la valoración, cada vez más
universal, de los derechos humanos. Tal como lo dicta la Declaración Universal
de los DDHH, en el numeral 3 del Artículo 21 “La voluntad de la población
debe constituir la base de la autoridad de gobierno; ello se expresará en
elecciones periódicas y genuinas que serán mediante sufragio universal e igual
y se celebrarán por voto secreto o por procedimientos de votación libres
equivalentes.” Esta condición establece una relación de correspondencia: El
respeto a los derechos humanos es una obligación de la democracia y la
democracia es una condición de los derechos humanos. “La democracia es,
antes que nada y sobre todo, un ideal.

Sin una tendencia idealista una democracia no nace, y si nace, se debilita


rápidamente. Más que cualquier otro régimen político, la democracia va contra
la corriente, contra las leyes inerciales que gobiernan los grupos humanos. Las
monocracias, las autocracias, las dictaduras son fáciles, nos caen encima
solas; las democracias son difíciles, tienen que ser promovidas y creídas.” En
este sentido, los derechos humanos se asimilan a las democracias; son
difíciles, tienen que ser promovidos y creídos.

No sobra anotar una reflexión que más adelante se reitera: No es sólo la acción
la que establece la violación a los derechos humanos, sino la omisión de los
actores responsables de la guarda y protección de los mismos. El Valle del
Cauca y, específicamente, el municipio de Yumbo, han sido permeados por
todos estos actores y conflictos que han degenerado en 1 SARTORI, Giovanni.
Democracia.

En Revista de Ciencia Política. Vol. XIII. No. 1 y 2. Instituto de Ciencia Política.-


Pontificia Universidad Católica de Chile. Corrupción, discriminación, violencia,
analfabetismo, pobreza y en un desconocimiento de los derechos y de los
Derechos Humanos. Por todo esto, la apropiación de los derechos humanos
desde la escuela, por parte de los integrantes de las comunidades educativas,
se convierte en una meta y en una misión de la educación. Intentando alcanzar
esa meta, este proyecto busca permear el contexto escolar con los derechos
humanos, de manera que se conviertan en parte integral de los individuos y,
siendo la escuela el lugar en donde los niños y las niñas permanecen gran
tiempo y donde se conjugan diversas formas de convivencia, se plantea el
problema de cómo construir una propuesta pedagógica para que los
estudiantes de los grados cuarto y quinto del Municipio de Yumbo, aprendan y
se apropien de los derechos humanos, teniendo en cuenta la problemática
social y el entorno que rodea a las comunidades educativas.

Es así como nace esta propuesta para los grados, 4º y 5º, de primaria en las
Instituciones Educativas Públicas del municipio de Yumbo, de manera que se
propicie una verdadera cultura de paz y convivencia, propuesta que conduce a
estructurar el verdadero objetivo de este proyecto que es la formulación de la
propuesta curricular en DDHH para las instituciones educativas del municipio
de Yumbo contando con la participación de las comunidades educativas.
Haciendo un recorrido general por el proyecto, en los antecedentes se abordan
una serie de estudios que se han realizado sobre el tema de derechos
humanos en el currículo; sustentadas por las premisas de autores como Hegel
“Dialéctica del amo y del esclavo”, Eduardo Pastrana “el profesor humanista “y
Carl Rogers “Psicoterapia centrada en el cliente”.

Posteriormente se nombran algunas investigaciones realizadas en México,


como la de Alma Delia Torquemada González “Práctica educativa de derechos
humanos en educación primaria” y la de Patricia Carbajal investigadora del
proyecto Educación para la Paz y derechos humanos quien realizó una
propuesta en “Educación en Derechos humanos a nivel primaria”. En seguida
se cita el Proyecto “Fomento y Promoción de los Derechos Humanos en las
Escuelas Formadoras de Maestros” que se Planteó en Nicaragua desde el
Ministerio de Educación, con la finalidad de capacitar a los docentes para que
se convirtieran en eje transversal del currículo.

Todas estas investigaciones concluyen que el currículo permite una dimensión


dinámica a las prácticas pedagógicas y que al integrar los DDHH se
contextualiza el aprendizaje del niño y su apropiación será significativa. Las
teorías aquí planteadas como la de Vygotsky, el aprendizaje desde la
interacción social, la pedagogía liberadora de Freire, el profesor humanista, el
reconocimiento y teoría de los derechos humanos, tienen dimensiones
relevantes con la propuesta, que aportan, desde varios ejes, al proceso
educativo del ser humano, vinculando estas libertades desde la escuela en un
contexto real y autónomo para así generar el empoderamiento de estos
derechos.

Al finalizar se producirá un documento en el cual se recopila todo este trabajo


participativo que será la base para construir la propuesta curricular por parte
del equipo responsable y que se hará de manera flexible y dinámica, para que
cada docente pueda ajustar la aplicación de la propuesta a las necesidades
específicas que se vayan presentando.

El sólo inicio de esta propuesta ya visiona un cambio en nuestra sociedad


porque se está permitiendo que la educación se esté preparando, cada vez
más, para promover aprendizajes para la vida, donde se contribuye a la
formación de seres integrales y a la incidencia en los cambios que el individuo
y la sociedad necesitan hacia una verdadera educación