Está en la página 1de 10

2.

UNA GRAN INNOVACIÓN TECNOLÓGICA:


LOS R O B O T S

La mayoría de los robots que vemos en las películas tienen apariencia


h u m a n a : c a m i n a n , hablan y resuelven diversos problemas c o m o lo ha-
c e n las personas. P o r el contrario, los robots de la vida real trabajan en
fábricas y no presentan aspecto h u m a n o . El tipo más corriente consis-
te en un brazo metálico, articujado, que suele cumplir una sola función.

L o s robots e m p l e a d o s e n l a industria están c o n t r o l a d o s p o r


c o m p u t a d o r a s y siguen las instrucciones que tienen almacenadas en
u n a m e m o r i a electrónica.

L o s robots no son inteligentes: se limitan a repetir una secuencia de


movimientos de acuerdo c o n el p r o g r a m a de que d i s p o n e n . En ciertos
casos están diseñados para comunicarse c o n el m u n d o que los rodea a
través de diferentes tipos de sensores, controlados y procesados p o r la
computadora.

El uso de los robots está muy generalizado en la industria automotriz y


en la de electrodomésticos. En la construcción de automóviles ejecutan
tareas de montaje, de soldadura y de pintura. Sus ventajas son la c o n -
fiabilidad, la rapidez (en general, m a y o r que la de las personas) y la fle-
xibilidad (se pueden p r o g r a m a r p a r a diferentes tareas).

A diferencia de los h u m a n o s , los robots no se fatigan de hacer siempre


lo m i s m o y pueden trabajar m u c h o más t i e m p o sin interrupciones y sin
experimentar cansancio ni aburrimiento.

L o s robots industriales reempla-


z a n a las personas en tareas re-
petitivas, complejas y rutinarias,
mientras que otros tipos de ro-
bots están diseñados p a r a efec-
tuar tareas peligrosas o difíciles
p a r a los seres h u m a n o s . H a y
robots que desactivan explosi-
vos, excavan túneles, ingresan
a lugares inaccesibles o conta-
minados, c o m b a t e n incendios,
h a c e n tareas de mantenimiento
y de reparación de centrales n u -
cleares, etcétera.

La computadora es indispensa-
ble en los robots.
2.1. Brazo mecánico

El robot más empleado en la industria es el brazo mecánico.

G e n e r a l m e n t e se mueve accionado p o r motores y está constituido p o r


la base, el cuerpo, el brazo, el antebrazo y la mano. Estas cinco
partes están relacionadas entre sí p o r articulaciones giratorias.

Suele tener diferentes movimientos que p o d e m o s relacionar c o n los de


u n a p e r s o n a : de cintura (rotación), de h o m b r o (rotación), de c o d o (rota-
ción), de muñeca (rotación y pivoteo) y de m a n o (abrir y cerrar). Estos
movimientos s o n producidos directamente p o r los elementos motrices
o a través de poleas, cables, cadenas, etcétera.

El brazo mecánico puede realizar movimientos complejos mediante la


combinación de rotaciones alrededor de sus seis ejes. Todos estos m o -
vimientos se realizan de acuerdo c o n el p r o g r a m a que previamente se
h a instalado e n l a c o m p u t a d o r a .

L a s pinzas de la m a n o de un robot al t o m a r objetos frágiles


p u e d e n romperlos y hasta triturarlos. P o r eso tienen senso-
res que detectan si la presión que se ejerce es suficiente y se
lo i n f o r m a n al sistema de control.
P a r a la visión robótica existen modelos provistos de u n a cámara de te-
levisión que capta las imágenes, las que s o n digitalizadas p a r a que un
p r o g r a m a las interprete y luego o b r a n en consecuencia.

En los robots destinados a entretenimiento y publicidad, llamados ani-


matrónicos, se p r o c u r a lograr el m a y o r aspecto h u m a n o posible. El
m o v i m i e n t o de los brazos y de las piernas deben ser similares a los de
u n a persona.
HERRAMIENTAS QUE AYUDAN

Movaid es algo más que una herramienta que puede movilizarse por una
casa en forma autónoma, efectuar acciones como asir y trasladar objetos
de una habitación a otra, abrir y cerrar ventanas y hasta preparar una co-
mida sencilla.
Diseñado dentro de un proyecto de investigación por
Marco Susani, Mario Trimarchi, Olivier Walkhoff y J o -
zep Forakis, Movaid es un asistente móvil dirigi-
do por una interfase robótica construida ex-
presamente para brindar ayuda doméstica a
discapacitados y ancianos, en especial a todos
aquellos con dificultades motoras.
La imagen de Movaid es el resultado de una elaborada
búsqueda de equilibrio entre una figura amigable y otra
científicamente confiable.
La síntesis, que recuerda a los muñecos de madera que
se usan para aprender a dibujar la figura humana, se yer-
gue sobre una plataforma de madera que, a su vez, se
asemeja a un mueble. Se trata de un producto
complejo, con sutiles referencias antropomor-
fas, consecuencia de un profundo estudio y conoci-
miento de las conductas y las necesidades humanas
cuando de convivir con un robot se trata.
El brazo, por citar un elemento, ejerce movimien-
tos diversos y tiene las mismas medidas que el
brazo humano, pero no es una réplica de éste. M o -
vaid también ostenta colores hogareños en tonos pastel
y su apariencia dista bastante de las maquetas de latón que asombraron a
grandes y a chicos en las pantallas del cine y la televisión.
Las texturas de las partes que pueden entrar en contacto con el usuario han
sido especialmente suavizadas, y hasta el sonido, la modalidad y la veloci-
dad de sus movimientos son amables y cordiales. Un verdadero aliado
en el hogar.
(Artículo publicado en el diario LA NACIÓN el 6 de mayo de 1998.)

Cuestionario

1) ¿Quién es Movaid?:

2) ¿Qué tareas realiza?:

3) ¿Por qué se considera que Movaid es antropomorfo?:


2.2. Otra aplicación de la robótica

Realizaron la primera operación a corazón abierto


a distancia

En F r a n c i a un cirujano intervino a su mados por ordenador tienen la misma


paciente con la asistencia de un robot. agilidad que la mano del cirujano y, en
Un cirujano francés anunció que, el 7 de operaciones muy delicadas, posibilitan
mayo de 1998, realizó la primera opera- aumentar la precisión.
ción a corazón abierto con la asistencia
de un robot manipulado a distancia por ¿Doctor robot?
una computadora. Carpentier excluyó la posibilidad de que
La intervención fue dirigida por el profe- esta técnica pueda llegar a sustituir un
sor Alain Carpentier responsable del sec- día a los cirujanos, ya que la utilización
tor de cirugía torácica cardiovascular del del ordenador y del robot sólo constituye
hospital Broussier, de París. una parte de la intervención quirúrgica.
Desde entonces, otros cinco enfermos "Eso no es un robot, es una tecnología
fueron operados con el mismo sistema. robótica, pues el cirujano está presente,
Durante las intervenciones, el cirujano recibe ayuda y es guiado por una compu-
operó a partir de una consola de compu- tadora que le da precisiones y una mejor
tadora y dirigió los instrumentos quirúr- vista, pues está dentro del corazón".
gicos dentro del cuerpo del paciente. "Desde que se tiene una microcámara en
La computadora transmite con la máxi- el interior de un corazón y uno parece es-
ma fidelidad a los instrumentos robotiza- tar dentro de una caverna, se pueden ver
dos todos los movimientos del cirujano. cosas no observables con frecuencia",
La técnica, denominada "intuitiva", dijo el cirujano francés.
aporta una visión más amplia, estable y (Artículo publicado en el diario LA N A -
tridimensional de la zona del corazón CIÓN el 22 de mayo de 1997. Adaptado
que debe ser operada y los utensilios ani- por el autor.)
3. INTELIGENCIA ARTIFICIAL

L o s investigadores en informática estudian la posibilidad de


que las computadoras tengan un c o m p o r t a m i e n t o inteligen-
te semejante al de los seres h u m a n o s . C o n este propósito
h a n desarrollado programas de computación que r e s p o n d e n
a situaciones muy complejas. A m o d o de ejemplo, algunas
computadoras le p u e d e n ganar a jugadores de ajedrez m u y
hábiles porque sus inmensas m e m o r i a s electrónicas p e r m i -
ten calcular casi todas las jugadas posibles.

La inteligencia artificial pretende que las computadoras


realicen funciones propias de la inteligencia h u m a n a , tales
c o m o el aprendizaje y la autocorrección. U n a de las formas
p a r a lograrlo es p o r medio de sistemas computarizados que
tratan un solo tema c o n la m a y o r profundidad posible, de-
n o m i n a d o s sistemas expertos.

En la actualidad existen sistemas expertos p a r a diversos te-


mas, c o m o , p o r ejemplo, p a r a ayudar a los médicos en el
diagnóstico clínico de ciertas enfermedades. El médico i n -
gresa los síntomas del paciente a la PC y el p r o g r a m a va guiando la bús-
queda; sugiere análisis y estudios complementarios; sus resultados se
agregan a los datos anteriores, y continúa hasta llegar a un diagnóstico
(éste es propuesto c o n u n a estimación cuantitativa de la posibilidad de
que sea correcto); p o r último, sugiere un tratamiento.

U n a discusión que siempre ha p r e o c u p a d o es si las PC s o n inteligentes


o n o . Es evidente que los mecanismos p o r los que llegan a sus conclu-
siones s o n muy diferentes de los que usan los seres h u m a n o s .

3.1. Producción integrada por computadora

En la actualidad, existen instalaciones inteligentes de producción, dise-


ñadas y organizadas p a r a trasladar, armar, soldar y pintar c o n dispositi-
vos especializados, mediante movimientos programados y dirigidos p o r
computadoras. En estas instalaciones no es necesaria la intervención
h u m a n a p a r a controlar los movimientos de los diversos dispositivos por-
que éstos s o n operados p o r robots.

E s t a f o r m a de producción, d e n o m i n a d a producción integrada p o r


c o m p u t a d o r a , es el resultado d e la integración del diseño asistido
por computadora ( C A D , del inglés = C o m p u t e r A i d e d Design) c o n
la producción asis-
tida por computa-
dora ( C A M , del inglés
= Computer Aided Ma-
nufacture).
El C A D permite diseñar piezas de máquinas, elaborar planos de edifi-
cios y de instalaciones -industriales, trazar circuitos impresos, etcétera.

El C A M realiza múltiples tareas de fabricación, tales c o m o la provisión


de materiales a las máquinas, el ensamblado y el montaje de partes, la
soldadura p o r puntos, los trabajos de pintura, etcétera.

Este m o d o de producir los bienes reduce sensiblemente las necesidades


de m a n o de obra y requiere u n a capacitación diferente del trabajador,
c o n nuevas competencias adaptadas a esta f o r m a de producción.

3.2. Redes neuronales

P a r a lograr u n a c o m p u t a d o r a realmente inteligente, los diseñadores tra-


tan de imitar el funcionamiento del cerebro h u m a n o . Éste está forma-
do p o r millones de células nerviosas (neuronas) interconectadas, consti-
tuyendo u n a compleja r e d neuronal.

L a s computadoras convencionales realizan las tareas en serie, de m o d o


que cada cálculo debe completarse antes de c o m e n z a r otro. En cambio,
el cerebro puede efectuar tareas m u c h o más complejas que las que rea-
liza u n a c o m p u t a d o r a porque cada n e u r o n a se encuentra interconecta-
da c o n cientos de ellas y eso le permite la división de tareas.

En la actualidad, tratando de imitar las redes neuronales, las c o m p u t a -


doras más veloces dividen las tareas y las envían a miles de procesado-
res que trabajan simultáneamente sobre un p r o b l e m a . Esta modalidad,
d e n o m i n a d a procesamiento en paralelo, aumenta notablemente
la velocidad de resolución de los problemas.

L o s diseñadores esperan que estas máquinas que trabajan en paralelo


logren realizar millones de pasos de un cómputo en un segundo, p e r o
las dificultades p a r a lograr u n a correcta coordinación s o n enormes.

A l g u n a s computadoras están emulando las redes neuronales del cere-


bro, aunque a u n a escala m u c h o menor. Esas redes se construyen c o n
tres capas de dispositivos de silicio, enlazados vertical y horizontalmen-
te.
MÁS ALLÁ DEL CHIP

Es posible que las computadoras encuentren su camino ha-


cia todas las áreas de nuestras vidas, desde abrir una ca-
nilla hasta preparar una comida y luego lavar los platos.

L o s grandes avances del poder de las computadoras p u e d e n significar


que algún día desempeñen toda clase de labores que antes fueron del
d o m i n i o de los h u m a n o s . Es probable que las computadoras económi-
cas de bajo coeficiente se conviertan en un elemento tan n o r m a l en u n a
casa c o m o los interruptores de la luz; incluso éstos sobrarán el día en
que las luces p u e d a n encenderse p o r sí mismas cuando alguien ingrese
en la habitación y se apaguen cuando salga.

C o n tecnología más avanzada pueden incluso obtenerse resultados


asombrosos. L o s sistemas avanzados de visión pueden diferenciar u n a
taza de u n a azucarera; combinados c o n sofisticados dispositivos de m a -
nipulación p u e d e n producir máquinas que p o n g a n la mesa, recojan los
platos y los laven.

El poder informático puede hacernos accesibles inmensas cantidades de


información y de entretenimiento. M u c h o s satélites ofrecerán "autopis-
tas informáticas" que transportarán la televisión, los canales telefónicos
y las fuentes de información vía cable a los hogares y las oficinas.
El hardware que podría ofrecer todo esto puede preverse parcialmente.
L o s drives de discos serán reemplazados p o r microchips de m e m o r i a
más rápidos y compactos. L o s discos compactos p u e d e n seguir este
m i s m o c a m i n o . El p r o p i o chip de silicio podrá reemplazarse c o n chips
ópticos, de la m i s m a m a n e r a que los cables telefónicos de cobre se es-
tán c a m b i a n d o p o r fibras ópticas.

Ya se ha creado un interruptor electrónico que depende del m o v i m i e n -


to de un solo átomo. El objetivo es desarrollar este dispositivo p a r a que
toda la unidad central de proceso ( C P U ) de u n a c o m p u t a d o r a pueda
construirse a partir de interruptores del tamaño de un átomo. La me-
m o r i a se almacenaría entonces c o m o los patrones de átomos en las m o -
léculas complejas. U n a máquina de tales características sería i n c o m p a -
rablemente más veloz que las actuales y almacenaría también m u c h a
más capacidad de m e m o r i a .

(Extractado del. libro C I E N C I A E X P L I C A D A , páginas 2 3 2 y 2 3 3 , p u -


blicado p o r el diario CLARÍN. Año 1996.)
ACTIVIDADES D E A P L I C A C I Ó N

1) Lee atentamente las siguientes afirmaciones. Cuando las consi-


deras correctas encierra con un círculo la C; en caso contrario
marca de igual modo la I.
- En los sistemas de control manual siempre
interviene un operador humano. C I
- En todos los sistemas de control la información
necesaria proviene de los sentidos. C I
- El hombre no interviene en los sistemas de
control automático. C I
- La automatización ahorra material y energía.
C I
- Los sensores regulan la temperatura del
ambiente. C I
- La computadora es un excelente sensor.
C I
- Los robots no tienen ninguna aplicación
práctica. C I
- Los diseñadores de computadoras tratan de
imitar las redes neuronales. C I

2) Tomando en consideración los siguientes productos tecnológi-


cos:
Licuadora - Heladera - Plancha - Lavarropas - Semáforo - Horno
de microondas.
Indica cuáles tienen sistemas de control automático de:
a) bucle abierto:
Justifica:

b) bucle cerrado:
Justifica:

3) Señala cómo está constituido y cuáles son los movimientos que


presenta el robot llamado brazo mecánico:

También podría gustarte