Está en la página 1de 1

E d ito ria l

Gilles Deleuze y el pensamiento del cine


Este segundo número de Arkadin explora, en su cuerpo mutaciones que en la producción audiovisual contem porá-
central, el impacto en las artes audiovisuales de la produc- nea se advierten en distintos territorios. De allí la ju s tific a -
ción de uno de los mayores pensadores contemporáneos, y da insistencia. Algunos acostumbran ver a esta problem áti-
acaso el que más ha sido interpelado por el cine a lo largo ca como un relanzamiento y redefinición del campo del
de su producción. documental. Otros apuntan a la reform ulación de variadas
Como filóso fo y aunque las imágenes insistieran des- formas del realismo, tanto en sus modalidades cinem ato-
de muy tem prano en sus trabajos, Gilíes Deleuze com en- gráficas como en las configuraciones hechas posibles en la
zó su diálogo público con el cine durante cuatro te m po - imagen electrónica y digital. Pero más allá de planteos que
radas, entre 1981 y 1984. Los resultados de lo que comen- privilegian el enfoque en alguna zona particular de las ar-
zó como un proyecto co njunto de investigación y ense- tes audiovisuales, lo que cabe advertir es un conjunto de
ñanza fueron, en el terreno de las publicaciones, sus movimientos de fondo que hacen a los estatutos mismos
volúm enes La im a g en-m ovim iento (1983) y La im agen- de la imagen y la realidad, el espectáculo y el conocimiento,
tiem po( 1985), seguramente los más am pliam ente cono- nuevas formas de la sujeción y otras tantas modalidades de
cidos y hoy elevados al rango de jóvenes clásicos. A u n - apertura, hechas posibles por diferentes prácticas de la m i-
que estos dos libros no han sido los únicos decisivos rada y la escucha revitalizadas en los terrenos del cine y las
entre sus textos que han tocado el ám bito del cine y las artes en general. Al respecto, las contribuciones del campo
artes audiovisuales, su notable influencia ta n to en el iberoamericano confluyen en el tratam iento de algunos
pensam iento como en la creación cinem atográfica, lejos temas centrales de este panorama, y prosiguen una con-
de atenuarse a lo largo de las últim as dos décadas, hoy versación que, por cierto, busca continuar.
prosigue en aum ento. Por el espectro de sus efectos y su
relevancia, ta n to en el terreno académico como en el de Arkadin tam bién continúa, a su vez, en el planteo de
la más am plia conceptualización y las prácticas del cine otras cuestiones que intentan abrir nuevas discusiones
y las artes contemporáneas, dedicamos al pensamiento y aperturas. Temas que convocan inquietudes em ergen-
de Deleuze un conjun to de escritos procedentes de in - tes e investigaciones en marcha se relacionan, por su
vestigadores, profesores, realizadores y críticos de d i- parte, con el com entario de algunas actividades acadé-
versos puntos de América Latina micas sobre lo audiovisual en el marco de la Facultad de
Bellas Artes y algunas reseñas de libros que abordan,
Por otra parte, continuamos en la presente Arkadin el desde d istin to s ángulos, esa vida conjunta de las im á-
tratam iento de la cuestión que fue monográfica en nuestro genes y las ideas que no dejan de provocar la in te rro g a -
Número 1: Ficciones y Realidades. El espesor y la com pleji- ción renovada.
dad de este campo determinaron que el espacio disponible
en la anterior edición fuera más bien escaso para abarcar
los diversos aspectos y m ultiplicidad de aportes sobre las La D ire c c ió n

ESTUDIOS SOBRE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES 5