Está en la página 1de 9

Renovación urbana del área centro de San Isidro

Estudio Lacalle Martínez Vallerga, Ernesto Lacalle, Tomás Martínez Vallerga, Simón Martínez Vallerga
San Isidro siempre se distinguió entre otros municipios del GBA por el respeto
medioambiental, la prioridad dada a los espacios verdes y el adecuado equilibrio entre
naturaleza y ciudad. La propuesta apuntó a resolver los déficits encontrados en las áreas
comerciales de mayor densidad y carencia de árboles, devolviéndole la presencia vegetal y
los espacios amplios para el peatón.

1 / 14
Concurso de Ideas CCCA de San Isidro
La Municipalidad de San Isidro, junto al Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, la
Cámara de Comercio y la CAME realizaron un concurso de ideas para la revalorización del área
central, que a su vez redundará en la promoción de la actividad comercial y la atracción turística. El
desafío abarcaba desde el ordenamiento urbano de cien manzanas, hasta el diseño puntual de los
bancos de la peatonal.
El ganador del Concurso fue el estudio Lacalle Martínez Vallerga, con una propuesta basada en las
siguientes premisas: Identidad / Calidad Ambiental / Prioridad Peatón / Accesibilidad /
Sustentabilidad

La Calle Peatonal
Se convierte en peatonal, la traza principal de la calle Belgrano entre Centenario y las Cinco
Esquinas, y su continuación por Nueve de Julio hasta Libertador. En el tramo de Belgrano entre
cinco esquinas y la barranca se mantiene el tránsito vehicular, sin estacionamiento, lo que permite
ensanchar las veredas peatonales, devolviéndole el protagonismo al peatón.
Esta es la premisa rectora de la propuesta y es fundamentada con los principios de la
“Peatonalidad” donde se busca que estos nuevos corredores peatonales sean útiles, seguros,
cómodos e interesantes.

Esto es la respuesta a las necesidades de la ciudad y lo que sus habitantes buscan para el lugar
donde viven, que su centro sea vibrante y un verdadero corazón de la comunidad, el cual
principalmente enriquece las relaciones humanas, las actividades culturales y la salud.

Recupera la Identidad de San Isidro, por Diseño y Normativa:


San Isidro siempre se distinguió entre otros municipios del GBA por el respeto medioambiental, la
prioridad dada a los espacios verdes y el adecuado equilibrio entre naturaleza y ciudad. La
propuesta apuntó a resolver los déficits encontrados en las áreas comerciales de mayor densidad y
carencia de árboles, devolviéndole la presencia vegetal y los espacios amplios para el peatón. Para
ello, a los Tilos, Tipas y Plátanos existente, se agregan Jacarandaes y Ceibos, que confieren la
identidad natural a todo el conjunto, y a su vez, permiten una distinción por sectores en las épocas
de floración ya que cada especie expondrá su color particular. Para reforzar la identidad “verde”, se
prevé para la calle peatonal, una nueva Normativa Municipal de promoción de Fachadas Verdes
(macetas, plantas colgantes, enredaderas) que combinada la normativa publicitaria y su
correspondiente cobro de cánones, conlleve incentivos y premios que fomenten la mayor
incorporación de vegetación en las fachadas. Cabe destacar, que las construcciones publicitarias
deberán circunscribirse al plano de la línea municipal, retirándose toda construcción que invada el
espacio público de vereda. Esto le devolverá el ancho original a la calle, cambiando la sensación de
agobio o árida opresión, por la amplitud luminosa y pacífica de la presencia vegetal en esta nueva
configuración.
El diseño del equipamiento se propone en armonía con las formas de la naturaleza. Los artefactos
de iluminación de caños tubulares, doblados en formas vegetales y de distintos modelos para los
ejes peatonales, las trazas con calzada vehicular, los cruces y la plaza lineal de la calle Marín.

Los canteros, de formas trapezoidales o triangulares haciendo referencia a la barranca verde de San
Isidro, contienen pastizales nativos típicos de nuestra ribera recreando el “paisaje originario” que da
características distintivas al ambiente y que es un intento de recuperar la fauna asociada, que tras
miles de años de evolución fue generando cadenas de vida a partir de la flora nativa. A su vez, estos
canteros contienen espacios con bancos para espera, reunión o descanso, que completan los
servicios al transeúnte. Los toldos son una pieza más de la normativa publicitaria y deberán
normalizarse en forma tipo y color, el verde será el que mejor refuerce la potente identidad de San
Isidro.

Para asegurar la sustentabilidad en el tiempo y resistir a los cambios tecnológicos se proponen


materiales flexibles y estandarizados para todo el equipamiento urbano. La Argentina es uno de los
pocos productores mundiales de caño de hierro o acero sin costura, de modo que se trata de un
material local de alto valor agregado y de reposición garantizada en el tiempo. Se ha elegido este
material, junto con el hormigón para bancos, kioscos, maceteros, soportes de bicicletas, papeleros,
etc. Las luminarias, de sistema LED, tienen la posibilidad de incorporar artefactos de distintas
tecnologías acompañando el avance tecnológico. El solado será de baldosas estándar, fácilmente
recambiables, garantizando una sustentabilidad de mantenimiento e imagen en el tiempo.

La vegetación elegida es la que recrea el paisaje originario, con los pastos de río y especies típicas
de la ribera que son las plantas por excelencia para representar la identidad de San Isidro, y
además, por ser las especies originales y nativas, son las más resistentes, de bajo mantenimiento y
fácil reposición.

Nuevos estacionamientos y accesos para bicicletas en cada cruce


En cada cruce de las calles transversales con la peatonal, se producen ensanchamientos de vereda,
que devuelven la prioridad al peatón mientras circunscriben al vehículo automotor a un carril único
a nivel de la vereda gracias a una mínima rampa. En estos cruces se encuentra el equipamiento de
servicios tales como estacionamientos de bicicletas, cestos de basura y kioscos de flores o revistas,
todo en base a un diseño normalizado que acompaña a los demás componentes configurando una
imagen e identidad urbana característica.
Los espacios de estacionamiento que existían en las calles peatonales y semipeatonales se
compensan y amplían considerablemente con el estacionamiento bajo Belgrano, al que se accede
desde las Cinco Esquinas, y que cuenta con un bypass subterráneo al gran estacionamiento bajo Av.
Centenario y la Calle Marín. A estos espacios nuevos se puede acceder desde ambos lados de la vía,
vinculándose tanto al centro de transbordo y la Av. Centenario, como al punto de encuentro de las 5
esquinas, con conexión subterránea para garantizar lugar de estacionamiento, sin salir a la
superficie.

Conecta el Nuevo Centro de Transbordo con el Casco Histórico y la Barranca


El eje peatonal comienza en la calle Belgrano (desde Av. Centenario), sigue por 9 de Julio hasta la
plaza Mitre.
Conecta por un lado al Centro de Transbordo conformado por la avenida Centenario, la estación del
tren Mitre, con su parada de taxis, es decir, las principales vías de transporte público todas ubicadas
en torno a la nueva plaza lineal Marín, con comercios al paso. La principal intervención es el
reordenamiento de las paradas de colectivos sobre Centenario, con sus correspondientes dársenas
o carriles exclusivos para agilizar la circulación vehicular y ampliar las veredas. Además se amplían
las conexiones peatonales entre la avenida y la estación, agregando la “plaza faltante” sobre la traza
de la calle Marín, configurando un centro de servicios con lugares de esparcimiento y descanso,
entre los cuales están los establecimientos gastronómicos al paso.

En el otro extremo, está el casco histórico conformado por la plaza Mitre, la Catedral y la barranca.
El tramo final de la calle 9 de Julio se ensancha considerablemente para facilitar las espectaculares
perspectivas del espacio histórico, que contienen a la Catedral y la plaza Mitre. Se libera el lugar de
estacionamientos los que se trasladan a la calle Lasalle, y se refuerza la conexión peatonal por
medio de escaleras y rampas mecánicas para facilitar el acceso a los recorridos turísticos y las
actividades religiosas vinculadas a la Catedral. Se normalizan las trazas de Libertador y Lasalle,
liberándolas de los sucesivos ensanchamientos y estrangulaciones actuales para dar mayor fluidez a
la circulación vehicular. El eje no termina aquí, sino que se prolonga conectando al Puerto, bajando
por la Plaza, atravesando el centro comercial del Tren de la Costa, y continuando por Av. Tiscornia,
convertido en un un eje de actividades gastronómicas y comerciales vinculadas a la náutica. Si bien
la revalorización de la zona portuaria no forma parte de este concurso, se entiende como la
prolongación natural del centro de San Isidro hacia el Río.

Accesibilidad
La accesibilidad es un concepto que no puede estar ausente en una intervención urbana moderna
que apunta a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y aportar una ventaja competitiva a la
hora de atraer visitantes y turistas. Algunos de los elementos contemplados fueron:
Aprovechamiento de las rejas de desagües, diseñadas linealmente en el sentido de circulación de
las arterias peatonales, de modo que se constituyen en guía de orientación para no videntes. En el
caso de los cruces de las transversales con la peatonal, la calzada vehicular está a nivel de vereda, y
construida en pavimento articulado de cemento -ya que el adoquín no es apto para sillas de
ruedas-. La eliminación de obstáculos innecesarios (publicitarios), la rectificación de recorridos
zigzagueantes, la implementación de rampas y escaleras mecánicas en la barranca, entre otros.
GALERÍA DE IMÁGENES →
1/9
Información técnica

Concurso Nacional de Ideas para Renovación urbana del área centro de San Isidro y desarrollo de
su centro comercial a cielo abierto - Primer Premio Concurso Nacional - Mención del XV Premio
SCA CPAU de Arquitectura y Urbanismo, Categoría Urbanismo / Obras de urbanismo nuevas a
escala urbana y remodelaciones urbanas.
Integrantes: Estudio Lacalle Martínez Vallerga - Arq. Ernesto Lacalle - Arq. Tomás Martínez Vallerga -
Arq. Tobías Martínez Vallerga - Arq. Simón Martínez Vallerga
Colaboradores: Storni Sara Maria – Comunicación Arq. Storni Adriana Maria – Accesibilidad para
personas con Movilidad Reducida Giudici Alberto Andrés – Paisajismo y Restauración Ambiental