Está en la página 1de 4

QUÉ ES MESA REDONDA:

Como mesa redonda se denomina a la dinámica de debate que convoca a un grupo


de participantes, sin diferencias ni jerarquías, para presentar y desarrollar sus
opiniones y puntos de vista sobre determinada materia.
Su nombre, mesa redonda, obedece precisamente a que en ella no existen
distinciones ni privilegios, sino que todos los participantes están sujetos a las
mismas reglas y ostentan los mismos derechos.
Es una dinámica usual, por ejemplo, en debates políticos o académicos, donde la
finalidad es contrastar los diferentes puntos de vista, para tener una visión más
amplia sobre determinado tema. Este tipo de dinámicas puede ser muy beneficiosa
en la etapa educativa.
Características
Como tal, la mesa redonda es un acto comunicativo, de exposición oral, que es
conducida por un moderador e integrada por un grupo de participantes o
expositores, que puede o no contar con la presencia de un público. Su estructura
se divide en cuatro partes: la presentación e introducción, el cuerpo de la discusión,
la sesión de preguntas y respuestas, y la conclusión.
En una mesa redonda, los participantes han decidido previamente el tema sobre el
que van a debatir, y se han puesto de acuerdo con relación a las reglas bajo las
cuales se va a desarrollar el evento, que por lo general estipulan el tiempo
establecido para cada intervención, el orden de las participaciones, y el respeto al
derecho del otro de expresar su punto de vista sin ser interrumpido o incomodado.
El rol de cada integrante de la mesa redonda está previamente definido por el tipo
de dinámica. El moderador será el encargado de la conducción, la introducción, la
presentación de los participantes, el cierre y las conclusiones, así como de velar por
el cumplimiento de los tiempos y de dirigir las intervenciones del público; los
participantes, por su parte, se encargarán de preparar previamente su intervención,
mientras que el público se limitará a intervenir con preguntas que puedan
complementar los temas debatidos.
SIMPOSIO
Entendemos por simposio es un tipo de reunión social en la cual diversos individuos
se juntan a debatir, charlar e intercambiar ideas sobre un temario previamente
establecido. Hoy en día, el concepto se relaciona casi exclusivamente con charlas
de tipo académico en las cuales uno o varios especialistas exponen y desarrollan
teorías sobre diferentes temas para un público previamente organizado e inscripto.
La palabra simposio proviene del griego y significa la acción de 'beber en conjunto'.
Esto es así debido a que en la Antigüedad el evento del simposio era el momento
en el cual diferentes hombres se reunían para disfrutar de un banquete, con grandes
cantidades de comida y de bebida. Era por tanto una reunión social en la cual poco
y nada importaba la razón sino que era central el hecho de juntarse a disfrutar un
largo rato. Sin embargo, la discusión y debate de temas oportunos también se hacía
presente aunque todos ellos tenían que ver con el estilo de vida aristocrático de las
altas clases sociales.
En la actualidad, un simposio es una reunión de tipo académica en la cual se genera
una exposición relativamente más abierta y más accesible que una clase teórica.
En un simposio académico deben aparecer al menos dos partes esenciales, aunque
una tercera también puede ayudar al buen desarrollo del mismo. En este sentido,
debemos hablar del o de los expertos que expondrán sobre el tema elegido como
también del público que asiste y que podrá intervenir oportunamente para interrogar
o refutar lo que se haya expuesto. La tercer parte es la del coordinador que tendrá
a su cargo la organización de las acciones y que sabrá cuándo empieza y termina
cada etapa del simposio.
Por lo general, cuando hablamos de simposios desde el punto de vista académico,
estamos hablando de eventos de corta duración que pueden incluir un tiempo de
entre quince o veinte minutos de exposición por cada disertante así como un período
similar para preguntas de parte de los asistentes.
FORO
Se denomina foro a un espacio de intercambio de opiniones sobre cuestiones en
las que se comparte interés. Este se sustenta en la noción de libertado para
expresar opiniones personales, la posibilidad de debatir entre personas con la
finalidad de llegar a conclusiones de valor y la existencia de algún sistema de
moderación que sirva de intermediario o censor de los exabruptos. Este tipo de
ámbito de discusión no obstante, tiene su origen en el lugar en donde en la
antigüedad se intercambiaban bienes y servicios, donde se desarrollaban los
negocios y en donde se desarrollaba en general la vida comunitaria.
El foro era una plaza pública que las ciudades romanas tenían. Este se ubicaba en
una de las entradas de la ciudad o en las afueras de esta (de allí su nombre, “foro”
deriva de “fuera” en latín). Enfrente de este se ubicaban los lugares más importantes
de la ciudad. Cuando las ciudades ya estaban construidos, la asignación del foro no
tenía se regía por ninguna planificación en particular. No obstante, cuando la ciudad
se construía a partir de una planificación, se asignaba un espacio para el
establecimiento del foro, espacio que solía tener prominencia. En el caso de Roma,
existía un camino que conectaba a este espacio con el Coliseo, la denominada Vía
Sacra.
Dado este establecimiento del foro romano como un lugar en donde tenía lugar la
vida social de la sociedad, se entiende la acepción que en los días presentes tiene
la palabra. Un foro es un lugar de intercambios entre personas en lo que respecta a
expresiones y en alguna medida es una forma de socialización. En temas donde
existen tópicos de interés público, un foro funciona como un espacio de
concentración de individuos capaces de agregar valor en lo que respecta a esos
temas. El foro se articula así como una interacción de distintas opiniones que tratan
de considerar distintos problemas, de proponer soluciones, de comunicar
expectativas y temores, etc.
Dada esta dimensión social del rol de un foro, en la actualidad y gracias al desarrollo
de la web pueden verse expresiones virtuales de este medio de intercambio. Así,
un foro dentro de este nuevo ámbito viene a dar cuenta de un espacio en donde las
personas pueden agregar sus opiniones, visiones, pueden debatir, intercambiar
experiencias, etc., todo ello en el mundo virtual que la red ofrece. Sin duda es una
forma de posibilitar la expresión y los intercambios de opiniones entre personas de
distintas zonas geográficas.
DEBATE
Un debate es una técnica de comunicación que consiste en la confrontación de
ideas u opiniones diferentes sobre un tema determinado. La palabra, como tal,
procede del verbo debatir, y este a su vez del latín debattuĕre, que significa ‘discutir’,
‘combatir’.
El objetivo de un debate es plantear, exponer y conocer diferentes posturas y
argumentaciones sobre un tema, con la finalidad de que pueda llegarse a una
conclusión. En este sentido, los debates deben ser plurales.
También se utiliza el debate como técnica educativa, y, como tal, es aplicado tanto
en la escuela, como a nivel académico, en las universidades.
La palabra debate también es empleada para referirse a un tipo de enfrentamiento
de ideas. Por ejemplo: “Tengo un debate interno entre ir o no ir”.
En inglés, debate puede traducirse como debate o discussion.
Características de un debate
Existen distintos tipos de debate. De una forma genérica un debate debería ser
fluido, con información y argumentos de calidad, equilibrado (en el que se escuchen
diferentes posturas) y con una duración razonable.
Dependiendo de su espontaneidad, los debates se clasifican en formales, que son
aquellos que tienen un formato preestablecido, así como un tópico específico a
discutir, y que cuentan con un moderador; e informales o espontáneos, que son
aquellos en que el tema de debate no es previamente acordado, no existe un
moderador directo y prima la libertad de argumentación.
A pesar de la variedad de debates que pueda existir, hay algunos elementos que no
varían: suelen tener una serie de participantes, una estructura, un tema y un diálogo
con argumentaciones.
ASAMBLEA
El origen del término Asamblea proviene de la palabra en latín “Assimilare” que
significa “Asimilar”, posteriormente fue adoptada por la lengua francesa y otras
culturas, donde nació el vocablo “Asamblea”. La figura de la asamblea fue adoptada
por las diferentes civilizaciones a través del tiempo en vista de la necesidad de llegar
a un acuerdo en común para mantener los lineamientos dictados por la sociedad.
Una asamblea es una reunión entre varios individuos, dicha reunión es convocada
con el fin de tomar una decisión en un tema determinado de importancia relevante,
decisión que no puede o debe ser asumida por una sola persona, sino que debe ser
en forma conjunta. Las personas incluidas en la asamblea tienen cierto poder o
tienen algún permiso explicito para poder pertenecer a ella.
Se puede decir entonces que en una asamblea se busca interactuar comúnmente
con el fin de convenir soluciones específicas en el estudio de alguna problemática
que afecte a una comunidad, hablando bien sea de una pequeña entidad, una
nación o el mundo entero.
Hoy en día se realizan asambleas en diferentes organizaciones o instituciones tanto
públicas como privadas sin importar la clase o razón social; sin embargo en la
antigüedad las asambleas tenían lugar en el ámbito político, por ejemplo en la
antigua Roma eran una de las bases del gobierno. También actualmente se sabe
de la existencia de muchas organizaciones democráticas en donde las asambleas
son la autoridad máxima al momento de tomar decisiones, ejemplo de estas: una
Asamblea Nacional.
En el lenguaje coloquial, se usa la idea de asamblea para nombrar a estos
encuentros deliberativos. Por ejemplo: “Los estudiantes realizaron una asamblea y
decidieron no ingresar a los salones de clase a modo de protesta”, “Los vecinos
optaron por armar una asamblea para definir cómo resistirán la decisión del
gobierno de cerrar el centro cultural”, “En una asamblea que tuvo lugar anoche, los
socios del club votaron a favor de la expulsión del ex presidente”.