Está en la página 1de 2

LA ETAPA DE LA NIÑEZ

La Niñez es la tercera etapa del desarrollo del


ser humano. Es posterior a la infancia y
precede a la adolescencia. Normalmente esta
etapa del crecimiento de la vida humana se
sitúa entre los 6 y 12 años.

Coincide con la escolarización o ingreso del


niño en la escuela, lo que significa la
convivencia con otros seres humanos de su
misma edad y por lo tanto, iguales en
derechos, deberes y requerimientos de atención.

Las exigencias del aprendizaje escolar trabajan y estimulan el desarrollo de sus funciones
cognoscitivas (Cognoscitivas: Se dice de la facultad que es capaz de conocer): la percepción,
memoria y el razonamiento.

A través de los juegos el niño estudia, desarrolla y adquiere múltiples capacidades que le ayudarán
en la vida como el sentido del deber, el respeto al derecho ajeno, el amor propio entre otros.
También en esta etapa del crecimiento se desarrolla su pensamiento lógico, aprendiendo a controlar
la imaginación desbordante que impera en la infancia. El niño se vuelve mas objetivo , siendo ya
capaz de ver la realidad , tal como esta es y no como se la imaginaba.

LA ETAPA DE LA INFANCIA

La infancia es la segunda de las etapas dentro


del desarrollo del ser humano, es posterior a
la etapa o fase prenatal y precede a la etapa
de la niñez. Es la etapa comprendida entre el
nacimiento y los 6 años de edad.

En los primeros años de la etapa de la infancia


trás el periodo neonatal, el ser humano se
interesa en ejercitar sus órganos sensoriales,
movimientos y lenguaje, y manipula de forma
repetida los objetos que se encuentran a su alcance. A través de este aprendizaje en los tres
primeros años el ser humano adquiere capacidades básicas como manejar sus manos, ponerse de
pie, caminar, el hablar, hasta desplazarse por su propio medio.
ADOLESCENCIA

La adolescencia es un periodo del desarrollo


biológico, psicológico, sexual y social
inmediatamente posterior a la niñez y que
comienza con la pubertad. Es un periodo vital
entre la pubertad y la edad adulta, su rango de
duración varía según las diferentes fuentes y
opiniones médicas, científicas y psicológicas,
generalmente se enmarca su inicio entre los 10
y 12 años, y su finalización a los 19 o 24.1

Anteriormente, la Organización Mundial de la Salud consideraba a adolescencia como el período


comprendido entre los 10 y 19 años, comprendida dentro del período de la juventud —entre los 10
y los 24 años—.1 La pubertad o adolescencia inicial es la primera fase, comienza normalmente a los
10 años en las niñas y a los 11 en los niños y llega hasta los 14-15 años. La adolescencia media y
tardía se extiende, hasta los 19 años. A la adolescencia le sigue la juventud plena, desde los 20 hasta
los 24 años.21

Algunos psicólogos consideran que la adolescencia abarca hasta los 21 años de edad3 e incluso
algunos autores han extendido en estudios recientes la adolescencia a los 25 años.3

PUBERTAD

La pubertad, adolescencia inicial o


adolescencia temprana es la primera fase
de la adolescencia y de la juventud.
Normalmente se inicia entre los 10 y los 16
años de edad, y finaliza a los 19 o 21 años.1
2 En la pubertad se lleva a cabo el proceso
de cambios físicos, en el cual el cuerpo del
niño o niña adquiere la capacidad de la
reproducción sexual, al convertirse en
adolescentes.3

El crecimiento se acelera en la primera mitad de la pubertad, y alcanza su desarrollo al final. Las


diferencias corporales entre niños varones y niñas antes de la pubertad son casi únicamente sus
genitales.4 Durante la pubertad se notan diferencias más grandes en cuanto a tamaño, forma,
composición y desarrollo funcional en muchas estructuras y sistemas del cuerpo. Las más obvias son
las características sexuales secundarias. En sentido estricto, el término «pubertad» se refiere a los
cambios corporales en la maduración sexual más que a los cambios psicosociales y culturales que
esto conlleva.

La adolescencia es el período de transición psicológica y social entre la niñez y la vida adulta. La


adolescencia abarca gran parte del período de la pubertad, pero sus límites están menos definidos,
y se refiere más a las características psicosociales y culturales mencionadas anteriormente.