Está en la página 1de 4

GUÍA PARA EL COMENTARIO DE TEXTOS LITERARIOS

1. FASE PREVIA

Consiste en la lectura detenida y comprensiva del texto. Conviene tomar notas en un borrador o sobre el
propio texto.

2. LOCALIZACIÓN: EL TEXTO EN SU CONTEXTO


a. Se debe indicar si se trata de:
i. Una obra aislada (es decir, completa): autor, fecha, obra, momentode l obra en la
producción del autor, época, corriente literaria o influencias.
ii. Un fragmento o un poema: obra a la que pertenece el fragmento, parte en la que
se encuentra, relación con el resto de la obra e importancia del fragmento en la
obra.
b. Género y subgénero: lírica, épica-narrativa, dramática, oratoria, didáctica, ensayo.
c. Forma de expresión: prosa o verso.
d. Clase de escrito: narración, descripción, exposición, argumentación o diálogo.
e. Postura del autor ante el texto: objetiva/subjetiva; realista/fantástica; irónica.
f. Punto de vista del narrador:
i. Estilo directo, con o sin diálogos, estilo indirecto o estilo indirecto libre.
ii. Persona narrativa:
1. TERCERA: omnisciente (el narrador tiene conocimiento de todo) o
testimonial (el narrador, como observador, cuenta unos hechos de los que
ha sido testigo).
2. SEGUNDA (suele darse en cartas).
3. PRIMERA: central (el narrador es el protagonista, por ejemplo en
autobiografías), periférica (el narrador es un personaje secundario que
narra en primera persona la historia del protagonista) o testimonial (el
narrador es un testigo de los hechos que se narran).
4. Narración en varias personas, perspectivismo.
3. ARGUMENTO

Debe hacerse un resumen del contenido del texto (lo más breve posible): ¿qué cuenta?, ¿qué expresa?,
¿qué ocurre?

4. TEMA

Se trata de exponer con claridad, brevedad y precisión la idea central del texto (sentido, intención). Hay
que prescindir de lo anecdótico.

5. ESTRUCTURA
a. Estructura interna: división en partes lógicas del contenido. Cada parte expresará un
aspecto del tema.
b. Estructura externa: hay que tener en cuenta la división del texto en párrafos o en estrofas.
Suele coincidir con la estructura interna.
6. ESTUDIO DE LA FORMA PARTIENDO DEL CONTENIDO

Es la parte más extensa del comentario. Se trata de analizar los recursos lingüísticos, estilísticos y retóricos,
siempre teniendo como referencia la interpretación del texto. Lo importante no es hacer una lista de
recursos, sino responder a la pregunta: ¿por qué el autor dice esto de esta forma? Aunque hay que tender
a la globalización, se recomienda, sobre todo al principio, estructurar esta parte según los niveles de la
lengua:

a. NIVEL FÓNICO:
i. Estudio de la métrica (si es verso).
ii. Análisis de los rasgos más relevantes de la modalidad oracional (entonación,
suspensión, etc).
iii. Análisis de las perculiaridades fonéticas, si las hubiera.
iv. Figuras del nivel fónico.
b. NIVEL MORFOSINTÁCTICO
i. Análisis del estilo: indicar si predomina el estilo nominal o el estilo verbal.
ii. Análisis de los sustantivos (concretos, comunes o propios, abstractos, colectivos…)
iii. Análisis de los adjetivos (si predominan los especifications o los epítetos, si son
sensoriales, evocativos, ponderativos).
iv. Análisis de los determinantes (de qué informan y qué expresan; ver su colocación).
v. Análisis de los pronombres (especialmente las personas gramaticales y si su uso es
enfático, afectivo, etc).
vi. Análisis de los verbos.
vii. Estudio del tipo de sintaxis: si predomina la oración simple o compuesta, breve o
larga, coordinada, yuxtapuesta o subordinada, y qué efecto se pretende conseguir
(por ejemplo: en un adescripción impresionista, las oraciones serán breves, simples
o yuxtapuestas, en una argumentación muy retórica, los periodos serán largos con
much subordinación).
viii. Estudio de las figuras de este nivel.
c. NIVEL LÉXICO SEMÁNTICO
i. Estudio del registro lingüístico al que pertenece (culto, coloquial, vulgar).
ii. Estudio de la connotación y denotación.
iii. Campos semánticos:
1. Estudio de los tropos y figuras retóricas de este nivel.
7. RELACIÓN DEL TEXTO CON EL AUTOR Y LA ÉPOCA

El texto en la obra, la obra en el autor, el autor en la época.

8. CONCLUSIÓN

Se debe comentar brevemente si a nuestro juicio consigue el autor su propósito y valorar personalmente el
texto.
EJEMPLO DE COMENTARIO DE TEXTO

“SONETO XI” – Garcilaso de la Vega

Hermosas ninfas, que, en el río metidas,


contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en columnas de vidrio sostenidas;

agora estéis labrando embebecidas


o tejiendo las telas delicadas,
agora unas con otras apartadas
contándoos los amores y las vidas:

dejad un rato la labor, alzando


vuestras rubias cabezas a mirarme,
y no os detendréis mucho según ando,

que o no podréis de lástima escucharme,


o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.

LOCALIZACIÓN
Una obra aislada (es decir, completa) escrita por Garcilaso de la Vega (1501 ó 1503 - 1536),
de influencia petrarquista, la lírica italiana que a lo largo del siglo XVI se extiende por
Europa. La conoció durante su estancia en Nápoles, de ella se embebe y la introduce en
España.
Es una obra lírica, escrita en verso. La forma de elocución que predomina es la
descripción en la que expresa de modo subjetivo, en estilo directo y en primera
persona, la inmensa tristeza de su alma.
ARGUMENTO
El poeta se dirige a unas ninfas, que se encuentran en sus ocupaciones habituales, para que
le presten atención y escuchen el relato de sus inconsolables desdichas amorosas .
TEMA
Tristeza inconsolable del poeta
ESTRUCTURA
Estructura interna
Dos partes:
a) invoca a las ninfas y describe sus moradas (primer cuarteto) y sus actividades
(segundo cuarteto);
b) pide que les escuche y revela el motivo de su invocación (dos tercetos).
Estructura externa
Es un soneto, endecasílabo, con rima consonante ABBA ABBA CDC DCD.
1 Her/mo/sas/ nin/fas/, que_en/ el/ río /me/ti/das, 11 A (sinéresis)
2 con/ten/tas/ ha/bi/táis/ en/ las /mo/ra/das 11 B
3 de/ re/lu/cien/tes/ pie/dras/ fa/br/ica/das 11 B
4 y_en/ co/lum/nas/ de/ vi/drio/ sos/te/ni/das, 11 A
5 a/go/ra_es/téis/ la/bran/do_em/be/be/ci/das 11 A
6 o/ te/jien/do/ las/ te/las/ de/li/ca/das, 11 B
7 a/go/ra_u/nas/ con /o/tras/ a/par/ta/das 11 B
8 con/tán/doos/ los/ a/mo/res/ y /las/ vi/das: 11 A
9 de/jad/ un/ ra/to/ la/ la/bor/, al/zan/do 11 C
10 vues/tras/ ru/bias/ ca/be/zas/ a/ mi/rar/me, 11 D
11 y /no_os/ de/ten/dréis/ mu/cho/ se/gún/ an/do, 11 C
12 que_o /no/ po/dréis/ de/ lás/ti/ma_es/cu/char/me, 11 D
13 o/ con/ver/ti/do_en/ a/gua_a/quí/ llo/ran/do, 11 C
14 po/dréis/ a/llá/ des/pa/cio/ con/so/lar/me. 11 D

ESTUDIO DE LA FORMA PARTIENDO DEL CONTENIDO


NIVEL FÓNICO
De ritmo lento y contenido, a modo del fluir mansamente las aguas del río. Hay una
ruptura abrupta en el verso noveno, verbo en imperativo y encabalgamiento, que acelera el
ritmo hasta el final.
Podemos ver una aliteración en el v. 9 ("la labor") y una anáfora ("agora" en los v. 5 y 7)
NIVEL MORFOSINTÁCTICO
Utiliza un vocabulario sencillo con el que consigue transmitir un intenso sentimiento
doloroso. Lo vemos en la utilización de sustantivos comunes. Los adjetivos resaltan la
belleza del escenario: epítetos como "hermosas ninfas", "relucientes piedras", "rubias
cabezas".
Los verbos señalan claramente las dos partes del poema: los dos primeros
cuartetos contienen verbos en presente de indicativo, al comienzo del primer
terceto utiliza el imperativo ("dejad") para terminar utilizando el futuro
imperfecto.
En cuanto al tipo de sintaxis, abundan las oraciones coordinadas.
El poema comienza con una invocación a las ninfas y una proposición
subordinada adjetiva que abarcará los dos cuartetos. En ellos hay coordinadas
copulativas, disyuntivas y distributivas. El primer terceto se inicia con un verbo en
imperativo, le sigue una yuxtaposición y una coordinada copulativa y termina con
una subordinada adverbial consecutiva.
Nos encontramos con dos encabalgamientos; uno suave en los v. 2 y 3, y uno
abrupto en el v. 9 y 10.
NIVEL LÉXICO SEMÁNTICO
Figuras literarias: hipérbaton (v. 12 "no podréis de lástima escucharme"),
hipérbole (v. 13 "convertido en agua aquí llorando"), antítesis (v. 12 y 14 "o no
podréis... o... podréis")
RELACIÓN DEL TEXTO CON EL AUTOR Y LA ÉPOCA
En este poema de Garcilaso encontramos los tópicos renacentistas. El ideal estético
renacentista, la belleza integrada en la naturaleza armónica (locus amoenus). Referida tanto
a los seres mitológicos (hermosas ninfas, que contentas habitáis...), como a la naturaleza
idealizada (relucientes piedras, columnas de vidrio). El tema del amor, como eje central, que
en este caso refleja la inconsolable desdicha del poeta.
Garcilaso encarna los valores del hombre renacentista, hombre de armas (muere
defendiendo a su rey) y poeta (en contacto con la corriente literaria renacentista italiana).
Al modo del amor cortés, llora la muerte de su musa (Isabel Freyre), como lo hizo Francisco
Petrarca con Laura. Su obra es publicada, a modo de apéndice en la obra de un amigo, siete
años después de su muerte.