Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

(UAPA)

Asignatura:
Anatomía y fisiología humano

Tema:
Tarea 6
Participante:
Yraika francisca estevez
MATRICULA 14-3139

Facilitadora:
EBLIS ESPAILLAT TORIBIO

Fecha:
11 octubre, 2016
6.1 Descripción general del sistema Digestivo y Linfático.
Sistema Digestivo

El aparato digestivo está formado por el tracto digestivo, una serie de órganos huecos
que forman un largo y tortuoso tubo que va de la boca al ano, y otros órganos que
ayudan al cuerpo a transformar y absorber los alimentos.

Los órganos que forman el tracto digestivo son la boca, el esófago, el estómago, el
intestino delgado, el intestino grueso (también llamado colon), el recto y el ano. El
interior de estos órganos huecos está revestido por una membrana llamada mucosa. La
mucosa de la boca, el estómago y el intestino delgado contiene glándulas diminutas
que producen jugos que contribuyen a la digestión de los alimentos. El tracto digestivo
también contiene una capa muscular suave que ayuda a transformar los alimentos y
transportarlos a lo largo del tubo.

Linfático.

El sistema linfático está formado por capilares circulatorios o conductos en los que se
recoge y transporta el líquido acumulado de los tejidos de los vertebrados y es llevado
hasta el sistema venoso; estos capilares se unen con el torrente sanguíneo
propiamente dicho.

El sistema linfático tiene una importancia primordial para el transporte hasta el torrente
sanguíneo de lípidos digeridos procedentes del intestino, para eliminar y destruir
sustancias tóxicas, y para oponerse a la difusión de enfermedades a través del cuerpo.
Los capilares linfáticos son la parte del sistema linfático encargada de recoger los
líquidos tisulares, y su estructura es similar a la de los capilares sanguíneos. Los
capilares linfáticos que recogen los lípidos digeridos en las vellosidades intestinales se
conocen como quilíferos. Los capilares linfáticos son más permeables que los capilares
sanguíneos y permiten el paso de partículas de mayor tamaño que las que atravesarían
las paredes de los capilares sanguíneos; las grandes proteínas que se producen como
resultado de la degradación de los tejidos entran en los vasos linfáticos para ser
eliminadas de los tejidos.
6.2 Órganos del sistema Digestivo y Linfático.

El aparato digestivo está formado por el tracto digestivo, una serie de órganos huecos
que forman un largo y tortuoso tubo que va de la boca al ano, y otros órganos que
ayudan al cuerpo a transformar y absorber los alimentos.

Los órganos que forman el tracto digestivo son la boca, el esófago, el estómago, el
intestino delgado, el intestino grueso (también llamado colon), el recto y el ano. El
interior de estos órganos huecos está revestido por una membrana llamada mucosa. La
mucosa de la boca, el estómago y el intestino delgado contiene glándulas diminutas
que producen jugos que contribuyen a la digestión de los alimentos. El tracto digestivo
también contiene una capa muscular suave que ayuda a transformar los alimentos y
transportarlos a lo largo del tubo.
6.3 Funciones del sistema Digestivo y Linfático.

El aparato digestivo es el conjunto de órganos encargados del proceso de


la digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan
ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.
6. 4 Enfermedades del sistema Digestivo y Linfático.

 Leucoplasia: es una afección inflamatoria crónica de las mucosas,


especialmente de la boca, caracterizada por la producción de placas blancas
adherentes indoloras, que a veces se fisuran.
 Tialismo: es la secreción excesiva de saliva producida por la presencia
de alimento o por pensar en la comida; por el dolor o pensar en el dolor
en la boca (silla del dentista) y por ciertos problemas para tragar. Cabe
mencionar que no es una enfermedad.
 Cáncer de boca: los factores que predisponen al cáncer de boca
comprenden exposición habitual y prolongada a la luz solar, el uso
de tabaco de mascar y tabaco en polvo, ingestión crónica de bebidas
alcohólicas y consumo de cigarrillos y marihuana.
 Mucocele: una tumefacción de tejido conjuntivo, mayormente por
colección de mucina proveniente de una ruptura del conducto de una
glándula salival, usualmente causado por un trauma local.
 Sialadenitis: inflamación de una de las glándulas salivales.
 Tumor de Warthin, es un tumor benigno de las glándulas salivales.
 Cálculo de la glándula salival: piedras obstructivas, en especial de
la glándula su mandibular.
 Gingivitis: inflamación de las encías caracterizada por enrojecimiento,
inflamación y en ocasiones sangrado, es una forma muy común de la
enfermedad periodontal, se debe principalmente a la acumulación de
sarro.
 Periodontitis: trastorno en el que las encías se infectan por bacterias,
acumulan pus y aflojan los dientes, ocasionalmente dañando además el
hueso de sostén y provocando por este motivo la pérdida de dientes.
Ocurre con frecuencia cuando una gingivitis precedente no es
adecuadamente tratada.