Está en la página 1de 40

Facultad de Psicología y Relaciones Humanas

HABILIDADES SOCIALES EN ESTUDIANTES DE PSICODRAMA


PRINCIPIANTES Y AVANZADOS QUE ASISTEN AL INSTITUTO DE
LA MÁSCARA.

SEDE: CENTRO

TURNO: NOCHE
ASIGNATURA: SEMINARIO TALLER DE INTEGRACIÓN II
PROFESOR: LIC.PREUSS, MAXIMILIANO GUSTAVO
ALUMNAS:
· AQUINO, PAOLA
· ARIZTEGUI, PAULINA
· DUARTE, AGUSTINA
· DENADAI, CECILIA
· PESCE, NATALIA
· RODRIGUEZ, CLAUDIA

E-MAIL DE CONTACTO: natpesce@gmail.com


RESUMEN

El objetivo de esta investigación será comparar el nivel de habilidades sociales que


presentan estudiantes de la diplomatura Psicodrama dictada en El Instituto de la Máscara de
Capital Federal. Para ello, se contará con dos grupos: aquellos que recién inicien la formación,
es decir que se encuentren cursando el primer año y aquellos que se encuentren en la última
etapa de la misma.
Cabe mencionar que se entiende por Habilidades Sociales al conjunto de hábitos que
nos permiten comunicarnos de manera acertada con las personas, y poder desarrollar relaciones
interpersonales óptimas y a su vez podamos lograr objetivos gracias a ellas (Roca, 2014).
El psicodrama fue creado por el médico rumano Jacobo Levy Moreno (1889 –1974), es
un método para coordinar grupos humanos mediante la incorporación y análisis de nuevas
problemáticas en al ámbito psico-social. Esta disciplina se puede incorporar en educación, en
el ámbito comunitario, en el psicológico y muchos más contextos (Blatner, 2005).
El objetivo será determinar qué grupo desarrolla más habilidades sociales, por este
motivo se tomará una muestra de 80 alumnos, provenientes de dicha institución.
A fines de medir la variable propuesta, se utilizará el test de habilidades sociales [EHS]
el cual arrojará resultados que verifiquen o refuten el incremento de las mismas en los grupos
elegidos. El enfoque que se utilizará es el cuantitativo.
El tipo de diseño será no experimental. El alcance que tendrá el presente estudio es
descriptivo-comparativo, ya que se investigará la comparación de ambos conjuntos de alumnos
estudiantes de psicodrama.
Se realizará la técnica de muestreo por cuotas, la cual consiste en formar estratos de la
población sobre la base de ciertas características y en procurar que estén representadas en
proporciones semejantes a las que existen en la población.
Principales características utilizadas: sexo, edad, ocupación, etc.
Una vez determinada la cuota se eligen los primeros que se encuentran y que cumplen
esas características. Este tipo de muestreo tiene como beneficio que se pueden realizar estudios
exploratorios rápidos y económicos.
Para el análisis de los resultados se utilizarán los estadísticos T de Student y U de Mann
Whitney.

PALABRAS CLAVE: Habilidades sociales - Estudiantes de psicodrama -


principiantes - avanzados - Instituto de la Máscara.

1
ABSTRACT

The objective of this research will be to compare the level of social skills presented by
students of the psychodrama diploma taught at the Institute of the Federal Capital Mask. To do
this, there will be two groups: those who have just started the training, that is to say that they
are studying the first year and those who are in the last stage of the same.
It is worth mentioning that Social Skills is understood as the set of habits that allow us
to communicate correctly with people, and to be able to develop optimal interpersonal
relationships and at the same time achieve goals thanks to them (Roca, 2014).
The psychodrama was created by the Romanian doctor Jacobo Levy Moreno (1889 -
1974), it is a method to coordinate human groups through the incorporation and analysis of
new problems in the psycho-social field. This discipline can be incorporated in education, in
the community, in the psychological and many more contexts (Blatner, 2005).
The objective will be to determine which group develops more social skills, for this
reason a sample of 80 students will be taken, coming from that institution.
In order to measure the proposed variable, the social skills test [EHS] will be used,
which will yield results that verify or refute the increase in the chosen groups. The approach
that will be used is the quantitative one.
The type of design will be non-experimental. The scope that the present study will have
is descriptive-comparative, since the comparison of both groups of psychodrama students will
be investigated.
The technique of sampling by quotas will be carried out, which consists in forming
strata of the population on the basis of certain characteristics and in ensuring that they are
represented in proportions similar to those that exist in the population.
Main characteristics used: sex, age, occupation, etc.
Once the quota is determined, the first ones that meet and that meet those characteristics
are chosen. This type of sampling has the benefit that rapid and economical exploratory studies
can be carried out.

For the analysis of the results, the Student T and U Mann Whitney statistics will be
used.

2
Índice General

3
Capitulo I

4
1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

1.1 Introducción
Las habilidades sociales son un conjunto de experiencias que tienen que ver con
conductas, pensamientos y emociones, que permiten mejorar las relaciones interpersonales, y
de esta manera lograr que se cumplan los objetivos propuestos de cada persona.

También se pueden definir como la capacidad de relacionarse para conseguir mayores


beneficios y menos consecuencias negativas dentro de un lapso de tiempo. Estas abarcan
temáticas como el asertividad, la autoestima y la inteligencia emocional. Se destacan la
importancia de los factores cognitivos como por ejemplo las creencias y las formas de ver la
realidad, y su importancia con la comunicación y las relaciones interpersonales (Roca, 2003).

Por otro lado, tomando a Jaime Rojas Bermúdez (1984) el psicodrama es un método
psicoterapéutico que aporta de las disciplinas psicológicas, sociológicas y el teatro.

Desde la técnica, el núcleo básico es la dramatización, pero a diferencia de las


psicoterapias con otro tipo de encuadre, interviene la corporeidad. Este tipo de disciplina,
involucra un compromiso el cual el individuo trabaja y resulta fundamental para la terapia
individual. En el psicodrama no se excluye a la parte verbal, sino que lo incorpora desde otro
punto. Esta además es una técnica de psicoterapia directa, ya que en ella el proceso terapéutico
se realiza en el "aquí y ahora", con todos los elementos emocionales constitutivos de la
situación patológica expresados a través de personajes y circunstancias concurrentes. Esta
especialidad es una metodología terapéutica, que utiliza la expresión y la dramatización para
integrar y resolver la conflictiva del individuo (Forselledo, 2008).

Es por ello que la idea es poder unir ambos conceptos, y de allí analizar que grupos
obtienen más habilidades sociales, y si tiene que ver con el tipo de formación, y con los años
de estudio del psicodrama.

1.2 Antecedentes
Basándonos en el tema a investigar, se encontró evidencias de estudios realizados por
Kiki Ruano Arriaga, en el 2004 en la Universidad politécnica de Madrid, donde mediante un
estudio cualitativo, se buscaba seleccionar las emociones que predominan en estudiantes que
tenían formación en actividades de expresión corporal.

5
Esta investigación arrojó resultados positivos en cuanto a la hipótesis principal la cual
se centraba en que las habilidades sociales se incrementan con la práctica de estas técnicas
creando una emocionalidad más positiva en los alumnos tales como confianza en sí mismos,
mejor calidad de expresión (lo cual incrementa su autoestima), más apertura a la experiencia,
etc. También dio nota de lo importante que es que los alumnos adquieran estos contenidos.

Se tiene en cuenta un estudio realizado en la Universidad Central de Venezuela en el


cual se incluyó una investigación llevada a cabo en el área perteneciente a las Tecnologías de
la Información y la Comunicación, el diseño e implementación de metodologías de aprendizaje
colaborativo y la promoción de habilidades sociales en estudiantes de nivel superior. (Villasana
y Dorrego, 2007)

La investigación apuntaba a medir variables que dieran cuenta del aprendizaje logrado
a partir de la aplicación de una metodología de trabajo colaborativo basado en el Aprendizaje
por Proyectos, se observó además la opinión de los estudiantes en tanto a la importancia del
trabajo colaborativo y las habilidades sociales que evidenciaron a través del entorno virtual
utilizado,

Como resultado se obtuvo que dicha metodología promueve el desarrollo de habilidades


sociales de conversación, de aceptación y oposición asertiva en los estudiantes.

Se realizó una propuesta para “Fomentar las habilidades sociales a través del teatro”,
(Fernández Pérez, 2009) en alumnos de 3° y 4° del bachillerato mediante la temática de utilizar
recursos didácticos en la práctica educativa.

La autora plantea la importancia que tienen las habilidades sociales en cualquier


sociedad, por ser el ser humano un ser social y su necesidad de comunicarse y compartir sus
ideas, pensamientos, tristezas y deseos con quienes lo rodean. Por lo que hace referencia al
empleo de las actividades teatrales como un medio para enseñar, entrenar y practicar de forma
incidental dichas actividades, además de aumentar la autoestima de los alumnos.

El teatro fue en siglos anteriores un espectáculo divertido, que atraía a todas las clases
sociales y cumplía con una determinada función social. Durante el siglo XX el teatro decayó
frente a la aparición de otros tipos de espectáculos como la televisión, el cine, los espectáculos
musicales y deportivos. El teatro fue perdiendo cada vez más terreno desde entonces.

6
En cuanto al ámbito escolar la formación teatral queda relegada a asignaturas optativas
o a actividades extraescolares. La autora expone que el teatro debería tener mayor importancia
en la formación escolar para formar ciudadanos críticos, que participen, que actúen, que se
puedan expresar tanto con el cuerpo como con las palabras, que tengan protagonismo, que
piensen, que lean, entre otras herramientas que brinda la actividad teatral.

En un artículo de investigación que se realizó en una Universidad de Turquía (Esra


Dereli, Özlem Karakuş 2010), se realizó un examen de los estilos de apego y habilidades
sociales de los estudiantes universitarios. Se observó a la organización del apego sugiriendo
que la teoría de la misma tiene que ver de manera potencial en el desarrollo social de los adultos
y la conducta desviada. Este investigó el estilo de apego y las habilidades sociales de los
estudiantes de Turquía.

Los resultados que demuestra la investigación fueron significativos entre apego seguro
y algunas dimensiones inferiores de habilidades sociales.

Por un lado, el análisis de regresión determinó que los estilos de apego tienen influencia
significativa en las habilidades sociales. Luego se determinó que existe una relación positiva y
significativa entre estilo de apego seguro y expresionismo afectivo, la sensibilidad afectiva, el
control afectivo, el expresionismo social y punto de control social.

Por otro lado, entre el estilo de apego ansioso y el control social y puntos del
expresionismo afectivo, una relación negativa significativa, pero entre el estilo de apego
ansioso y puntos de sensibilidad social, se encontró nuevamente una relación positiva
significativa. En cambio, en los otros estilos de apego y puntos de habilidades sociales no se
encontró ninguna relación. Sin embargo, se encontró que el estilo de apego seguro predice el
expresionismo afectivo, la sensibilidad afectiva, el expresionismo social y las habilidades de
control social.

Por lo tanto, resultó que el estilo de apego seguro predice el expresionismo afectivo, la
sensibilidad afectiva, el expresionismo social y las habilidades de control social. Por último, se
encontró que el estilo de apego ansioso y desdeñoso predice la habilidad de sensibilidad social
y el estilo de apego obsesivo predice el control social.

En una investigación realizada en España por la Universidad de Murcia (Gil, Gutiérrez


Marín, Madrid López 2012), se buscaba confirmar el incremento de las habilidades sociales a

7
través de la expresión corporal, en este caso en las clases iniciales de baile.

Este trabajo puede ayudarnos a verificar si las habilidades sociales en estudiantes de


psicodrama se acrecientan al estar en tercer año y que son menores en los estudiantes de primer
año.

Los autores definen que una de las cualidades que debe poseer la persona que realiza
danza, es ser un buen comunicador no solo a nivel oral, sino también a nivel corporal, desde el
lado artístico y relacionado con el baile.

En el trabajo descripto por Gil y otros se describen habilidades básicas y complejas,


depende de cómo surjan las primeras es como se desarrollarán las segundas.

Avanzando en esta investigación la danza permite el desarrollo de la expresión


comunicativa y expresiva de las personas, para ello hay tres categorías: conocimiento personal,
es decir conocerse a sí mismo y al entorno; comunicación interpersonal esto es la comunicación
verbal y no verbal y por último comunicación introyectiva que es la información sobre nuestro
yo interno (Gil Madrona 2012).

El propósito de la siguiente investigación, fue conocer el repertorio de habilidades


sociales en una muestra de estudiantes de Psicología, y comprobar si existen diferencias de
acuerdo al año de cursada, además permitiría estimar si la formación académica de esta carrera
promueve el desarrollo de competencias sociales.

La misma se realizó en estudiantes de Psicología de 1 y 5 año de la carrera en la


Universidad Nacional de Córdoba (Herrera Lestussi, Freytes, Lopez, Olaz 2012). La muestra
se conformó por 200 alumnos , 100 de primer año y 100 de quinto año seleccionados de forma
accidental y se utilizó el Inventario de Habilidades Sociales ( IHS- Del Prette) adaptado a la
población de referencia como técnica de recolección de datos.

En el primer análisis que se realizó tuvo como objetivo comparar las puntuaciones
obtenidas según el año de estudio en la escala completa y en los factores de la escala. No se
observó́ una diferencia significativa entre las medias obtenidas para los grupos de primer y
quinto año en la escala completa pero las puntuaciones promedio fueron levemente superiores
en el primer año.

No obstante, tomando en consideración el contenido de este factor, los resultados deben

8
ser interpretados con precaución ya que los ingresantes podrían estimar sus competencias
basándose en su desempeño frente a demandas situacionales típicas de la escuela secundaria y
no en las exigencias que implican las interacciones sociales en el ámbito académico
universitario.

En términos generales, encontramos un alto porcentaje de estudiantes con déficit y el


menor porcentaje de estudiantes con un adecuado desarrollo de sus Habilidades Sociales en sí
observado en el grupo de quinto año, eso indicaría que los profesionales próximos al egreso no
cuentan con el entrenamiento necesario en habilidades profesionales básicas.

Por lo tanto, el trabajo descripto, advierte la necesidad de contar con dispositivos


formales de entrenamiento de estas competencias, y del estudio sistemático de la efectividad
de las intervenciones que se implementan para la formación de los estudiantes de Psicología.

Otro de los estudios realizados es una tesina realizada en Ecuador por Guadalupe Tixi,
Chimbay Buñay y Mazón (2014) en donde se plantea cómo el psicodrama ayuda a bajar los
niveles de agresividad en estudiantes adolescentes.

Se considera el aporte del estudio a través de la sensibilización en dichos adolescentes


que se logró generar con las técnicas psicodramáticos (por ejemplo la de rol playing),
estableciendo una actitud más reflexiva que conllevó a una menor agresividad por parte de los
mismos como respuesta a los problemas que se les presentaban en la vida cotidiana.

Otro estudio al que hacemos referencia, tiene como objetivo evaluar la eficacia de un
programa de entrenamiento en habilidades sociales en la disminución de la ansiedad social.
Participaron 32 estudiantes universitarios con sintomatología de ansiedad social que
contestaron al “Cuestionario de ansiedad social para adultos” y la “Escala de ansiedad social
de Liebowitz-versión de autoinforme”. El programa de intervención, de 10 sesiones, aborda
temas como el manejo de la ansiedad, la asertividad, técnicas de relajación, relaciones
interpersonales, hablar en público y expresión de sentimientos. Las diferencias de medias y el
tamaño de efecto muestran que se produjo un cambio significativo en las medidas pos
tratamiento en comparación con las medidas pretratamiento, tanto a nivel global, como en las
cinco dimensiones del “Cuestionario de ansiedad social para adultos” y en la “ Escala de
ansiedad social de Liebowitz-versión de autoinforme”.

Los autores Jurado Jurado, O. & Quintero Orozco, C. (2017) han realizado una

9
investigación sobre las ventajas del ejercicio del teatro en el desarrollo de las habilidades
sociales y comunicativas en grupos de estudiantes adolescentes de la ciudad de Medellín, con
problemas para sociabilizar, entablar conversaciones, mantener encuentros cara a cara, y que
habrían sido discriminados y maltratados por la comunidad. Armaron un taller lúdico con el
cual se evidenció cómo las expresiones artísticas desarrollaban en dicho grupo su autoestima,
autonomía, trabajo en equipo, respeto, escucha y empatía. Lo que dio lugar, además, a una
mejora del aprendizaje. También dieron cuenta de cómo esto se extendía fuera del ámbito
escolar, en la vida cotidiana de cada estudiante, contribuyendo, al mismo tiempo, como
herramienta para el grupo familiar de cada uno de los mismos.

Por último, una investigación realizada en Bogotá (Macias Franco, 2017) propone como
objetivo las habilidades socio-comunicativas básicas, con ayuda de los diferentes recursos
expresivos del teatro en pro de una sana convivencia. Llevado a cabo con los jóvenes entre los
10 a 15 años de la Fundación Hogares Club Michín

La autora plantea la importancia de fortalecer las habilidades sociocomunicativas y el


uso del teatro como método para lograr dicho fin, focalizado en los siguientes conceptos:
habilidades comunicativas, habilidades sociales, teatro. En dicha tesis la autora se plantea cómo
el teatro puede potenciar diferentes habilidades sociales.

En la tesis la autora reflexiona y analiza la práctica teatral como un proceso de


exploración cíclico, de actuación, planificación y de valoración de lo acontecido para darle
sentido a dichas experiencias.

Los resultados arrojados en la tesis fueron que mediante la enseñanza y aprendizaje el


juego el juego dramático y teatral no solo mejora la expresión corporal y la competencia
comunicativa, sino que también estimula la creatividad, favoreciendo la interrelación entre los
participantes. Otras de las cosas que fomenta es la empatía, la cooperación y además ayuda a
superar la timidez para expresarse de forma verbal y corporal en público.

1.3 Problema
¿Cómo son los niveles de habilidades sociales en estudiantes principiantes de
psicodrama y avanzados del Instituto de la Máscara?

1.4 Justificación
1.4.1 Teórica

10
A través de esta investigación se intenta comprobar si tener estudios previos y mayor
formación en psicodrama influye los niveles de habilidades sociales, es decir que tener más
desarrolladas las mismas haga que uno se pueda desenvolver mejor en las relaciones
interpersonales. Además, no se han hallado antecedentes de investigación que analicen esta
problemática en una población específica de estudiantes de psicodrama.

1.4.2 Práctica
Introducir el conocimiento y la importancia del desarrollo de las habilidades sociales a
través de la práctica del psicodrama. Psicólogos, docentes, psicopedagogos, actores, artistas
podrán utilizar la información aportada para comparar los grupos de individuos que se dediquen
a la parte expresiva y los que no y cómo afrontan las habilidades sociales frente a determinados
objetivos.
1.4.3 Social
Insertar a la sociedad a personas con dificultades asertivas. Y poder llevar a la
promoción de técnicas psicodramáticas a las personas que les cuesta entablar o relacionarse
con el otro.

1.5 Objetivos
1.5.1 Objetivo General
El objetivo de la investigación es comparar el nivel de habilidades sociales entre
estudiantes avanzados y principiantes de psicodrama.

1.5.2 Objetivos específicos


 Conocer el nivel de entrenamiento de habilidades sociales entre los grupos
de estudiantes avanzados y estudiantes principiantes de psicodrama
pertenecientes al Instituto de la Máscara, sin importar el género sino tomando
la formación previa y el niel de estudio
 Diferenciar los distintos estilos de habilidades entre ambos grupos de
estudiantes.

1.6 Hipótesis
A mayor experiencia en psicodrama, mayores niveles de habilidades sociales.

11
Capitulo II

12
2. MARCO TEÓRICO

2.1 Conceptualización del término competencia y habilidades sociales.

Al hablar del término competencia, se hace referencia al resultado de una suma e


interacción entre nuestras cogniciones, experiencias pasadas y actitudes. Estas, a lo largo del
tiempo se fueron modelando de manera tal, que nos otorgaron herramientas para manejarnos
en la vida diaria (Collis, 2007; citado en Mateo, 2007).
Según la manera de usar y regular las competencias, es como se van adoptando las
habilidades sociales para vincularse más eficientemente con el mundo que nos rodea. Estas
competencias se ejercen mediante la práctica o las vivencias que tenemos día a día y se habilita
para dar cuenta de que conocimientos se pueden sumar y que conocimientos no se necesitan,
discriminar entre lo que es necesario saber y lo que no es necesario, cumple la función de
seleccionar y enfocar la dirección del desarrollo de nuestras habilidades.
Incrementar nuestra habilidad permite contar con más herramientas para
desenvolvernos en un contexto dado. (Collis, 2007)

2.2 Conocimiento, capacidad, habilidad y competencia.

Al referirnos al término conocimiento, quiere decir la particularidad sobre un saber,


pero cuando se refiere a las habilidades o competencias, se indica la forma de interacción que
se desata en un contexto dado desarrollando una conducta.

13
En base a esta comprensión que se ha adquirido de un saber en particular combinado
con la experiencia en un contexto real, impacta en nuestro campo cognitivo dotándolos de una
capacidad.
Cuando esta capacidad la tenemos arraigada de tal manera que vinculadas a diferentes
situaciones la podemos dominar con destreza y adaptar, estamos hablando de una habilidad.
Entonces, para cerrar estos términos antes mencionados, se concluye que, ante una
situación eventual, y dado el abanico de opciones con las que se cuenta entre los conocimientos
adquiridos, las capacidades desarrolladas y habilidades aprendidas, da el resultado de nuestras
competencias.
Conocimiento+ Capacidad+ Habilidad= Competencia

2.3 Habilidades sociales: Nominación y características

Es importante entender que son las habilidades sociales [llamado también HHSS], para
ello se investigaron varios autores en los cuales se encontró el surgimiento del término y en
qué circunstancia se ha gestado.
Los antecedentes sobre el estudio de habilidades sociales surgen por el trabajo de
Lazarus (1966,1971), Wolpe (1958) y trabajos realizados por Zigler y Phillips, los cuales
articulaban sobre “competencia social”, donde ellos lo incluían dentro de la psicología social,
y fundamentalmente haciendo hincapié en las relaciones interpersonales en pacientes
psiquiátricos. (Ovejero Bernal, 1990).
Pero no se puede hablar solo de una definición de habilidades sociales, ya que los
primeros esbozos de estudios sobre este término tienen su origen en autores como Jack (1934),
Murphy y Newcomb (1937), Page (1936), Thompson (1952) y Williams (1935) quienes
estudiaron las conductas, en principio en niños, pero que, al comienzo, no fueron tenidos en
cuenta para poder abarcar con la investigación de que eran las habilidades sociales.
La habilidad social debe tenerse en cuenta dentro de la cultura, es decir que dependería
de la edad, el sexo, la clase social y la educación. Las conductas que pueden ser pertinentes
para unos, tal vez no lo sean para otros. La persona además trae sus propias creencias,
conductas, valores y capacidades cognitivas que son diferentes en todos los seres humanos, lo
cual esto nos hablaría de la pauta que no hay un criterio absoluto de habilidad social( Caballo,
1993).

14
Se han tomado de diferentes autores definiciones sobre lo que es una conducta
habilidosa:
● “La capacidad compleja de emitir conductas que son reforzadas positiva
o negativamente, y de no emitir conductas que son castigadas o extinguidas por los
demás” (Libet y Lewinshon, 1973, p.304).
● “La conducta impersonal que implica la honesta y relativamente directa
expresión de sentimientos (Rimm, 1974, p.81).
● “La expresión adecuada, dirigida a otra persona, de cualquier emoción
que no sea la respuesta de ansiedad” (Wolpe, 1977, p.96).
En la actualidad puede ser definida como un conjunto de hábitos que nos permiten
comunicarnos de manera eficaz con los demás y a su vez poder obtener relaciones
interpersonales satisfactorias y conseguir que las otras personas no impidan lograr nuestros
objetivos. Estas pueden desarrollarse en nuestra conducta, pero también en nuestros
pensamientos y emociones.
Son pautas de funcionamiento que nos permiten relacionarnos con otras personas, de
forma tal, que consigamos un máximo de beneficios y un mínimo de consecuencias negativas,
tanto a corto como a largo plazo.
La persona socialmente hábil busca su propio interés, pero también tiene en cuenta las
emociones y conductas de los demás (Roca, 2014).
Estos comportamientos son necesarios para interactuar y relacionarse con los demás de
forma efectiva y mutuamente satisfactoria.
Se puede diferenciar entre habilidades sociales básicas, como son:
● escuchar,
● iniciar una conversación,
● formular una pregunta,
● dar las gracias,
● presentarse,
● presentar a otras personas y
● realizar un cumplido.
Y habilidades más complejas que estarían dentro del nivel de:
● empatía, es decir tener la capacidad de ponerse en lugar de otra persona,
● ser asertivos, es tener la habilidad de ser francos, directos y claros,
● tener capacidad de escucha y compresión con cuidado.

15
● Otra característica importante, es la capacidad de disculparse y
reconocer el derecho propio y de los demás.
Según este autor la falta de HHSS nos lleva a experimentar con frecuencia emociones
negativas, como el desaliento, falta de autoestima e incluso tener rechazo hacia las demás
personas.
La idea es poder desarrollarla con éxito para obtener relaciones favorables para uno y
para el entorno.

2.4 La importancia del desarrollo de las habilidades sociales en el sujeto

La psicología presta interés a las dimensiones sociales del comportamiento humano,


conocida bajo el nombre de psicología social desde los años treinta (Eceiza,Arrieta y Goñi,
2008).
A partir de los años sesenta se postula la idea de que las personas socialmente
habilidosas se diferencian de las que no lo son (Lang, 1968; citado en Eceiza, Arrieta y Goñi,
2008) en el campo conductual, cognitivo y fisiológico, los mismos conforman un sistema de
relaciones interdependientes, por lo tanto, en una intervención, se revee cuál es la parte que
presenta mayor alteración (Evans, 1986; Eceiza, Arrieta y Goñi, 2008).
En la década de los setenta se consolida el término Habilidades Sociales en el cual se
desarrollan investigaciones dirigidas tanto a la evaluación como al diseño y aplicación de
programas de intervención para mejorar dichas habilidades. Teniendo en cuenta las
conclusiones que se llevaron a cabo mediante varias investigaciones se puede destacar la
presencia de auto verbalizaciones negativas como elemento cognitivo básico de la actuación
social inadecuada (Caballo y Buela, 1989; citado en Eceiza, Arrieta y Goñi, 2008).
A lo largo de toda su vida el sujeto va adquiriendo una serie de habilidades que le
permiten adaptarse a su medio, tanto físico como social; en primera instancia es en la familia.
Es de suma importancia advertir aquellas habilidades que hacen posible interactuar con otras
personas: las habilidades sociales, que son capacidades que posee el individuo para resolver
sus propios problemas y los de su medio sin perjudicar a los demás (García Nuñez Del Arco,
2005).
Al hablar de habilidades sociales, se convoca a la destreza para actuar socialmente,
compartiendo el movimiento y el cambio de una cultura o una sociedad concreta dentro de la
realidad (Michelson, 1993 citado en García Nuñez Del Arco, 2005).

16
La asertividad es una parte esencial de las Habilidades Sociales. Se define como una
actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales. La finalidad de la misma
es ayudarnos a ser nosotros mismos, a desarrollar una sana autoestima y mejorar la
comunicación con honestidad (Roca, 2014).
Dicho autor menciona que dentro de la asertividad se encuentran tres áreas principales:
● La autoafirmación: trata de defender nuestros derechos, hacer peticiones
y expresar opiniones a los demás.
● La expresión de sentimientos positivos: hacer o recibir elogios, expresar
agrado o afecto.
● La expresión de sentimientos negativos: manifestar disconformidad o
desagrado cuando está justificado hacerlo.

2.5 Las Habilidades Sociales y su vinculación con las expresiones artísticas

Una de las miradas que parece importante marcar, es la de Guillen (2016) quien habla
sobre la incidencia favorable que tienen las actividades artísticas como las artes escénicas, el
teatro, baile y actividades físicas sobre las habilidades sociales, tanto en lo individual como en
lo grupal.
Otra mirada que hay que destacar es la de Jacobo L. Moreno (1972) [creador del
psicodrama]. El expone que en el actor se produce la catarsis cuando representa su propio
drama, escena tras escena. El psicodrama desarrollo la idea de catarsis en cuatro dimensiones:
lo somático, lo mental, lo individual y el grupo.
Al trabajar estas cuatro dimensiones el individuo está desarrollando directa e
indirectamente escena tras escena las habilidades sociales antes mencionadas.
“Históricamente, el psicodrama representa el punto decisivo en el pasaje del tratamiento
del individuo aislado hacia el tratamiento del individuo en grupos; del tratamiento del individuo
con métodos verbales hacia el tratamiento con métodos de acción” (Moreno, 1972, p. 32).
Tomando como referencia lo teatral que es sobre lo que trata esta investigación en teatro
se aprende, por ejemplo:
Desde una perspectiva individual poder sentir las emociones de los personajes
interpretados, poder manifestarse abiertamente, lograr regular las emociones, ponerse en lugar
del otro, generar empatía lo cual desarrolla poder expresar emociones, además de tener un
registro de lo corporal, lo cual hace que uno pueda trabajar en espacios y tiempos, y lo que es
aún mejor es que mejora la autoestima.

17
Desde una perspectiva grupal hay una mayor cooperación entre los individuos, hay un
compromiso emocional y un trabajo grupal el cual hace que los otros puedan pasar por distintas
experiencias. En la experiencia grupal se facilita el aprendizaje y hay un proyecto en común.
En las actividades artísticas el cuerpo tiene un rol fundamental ya que a través del
manifestamos, sentimientos, emociones y todo tipo de habilidades sociales tanto las que
poseemos como las que no. Lo corporal tiene una gran relevancia para el psicodrama
S. Freud escribió: “El cuerpo, lenguaje y medio comunicativo de la relación
interpersonal e intercorporal, puede expresar, revelar, traicionar, disimular disfrazar, desfigurar
a la vez la personalidad profunda y el yo. Todo síntoma del cuerpo, toda manifestación
corporal, puede pues, ser simultáneamente la expresión de un conflicto y la defensa contra el
mismo, lo que implica la semiología de la imagen corporal y sus máscaras” (Freud S., 1963,
p.194).

2.6 Psicodrama como expresión artística


“El Psicodrama es un arte exigente, pues demanda un grado de revelación personal muy
superior al de la terapia verbal tradicional” (Blatner, 2005, p.64).
A lo largo de los últimos años, hemos visto cómo la relevancia de las técnicas artísticas,
y en este caso particular, las técnicas psicodramáticas, han aportado material eficaz en materia
de comunicación, cómo han hecho que un símbolo comprendido por una persona (aquel que lo
expresa) sea comprendido por los demás también (Eines & Mantovani, 2008).
Reflejar con una mueca, un ademán o una postura aquello que se piensa o siente, es
decir, comunicar a través del símbolo, no es tarea sencilla. En el libro Didáctica de la
Dramatización: él niño sabe lo que su cuerpo puede crear, los autores Eines & Mantovani
(1980) comentan que para que esto suceda necesitamos de una técnica (práctica de los roles
teatrales), de un comportamiento simbólico (un como si) y de un proceso de elaboración, que
nos permitan producir hechos expresivos y comunicantes de índole teatral.
En este punto se describen las técnicas psicodramáticas, entre ellas se nombran:
1- El autor es aquel que recrea la idea, determina el tema y pautas que se elaborarán en
el juego dramático.
2- El actor: representa al hombre en acción. Se encarga de reproducir la conducta
humana en el escenario. Lo que hace el personaje y por qué lo hace queda en manos del actor.

18
3- El escenógrafo: En el espacio donde se lleva a cabo la ficción, aflora el personaje de
escenógrafo, aquel quien define el mismo. Hace posible la variación del espacio utilizado, pasar
de una escena a otra depende del ingenio del mismo.
4- El espectador: Funciona como receptor del mensaje. Se decide voluntariamente
participar del mismo.
5- El crítico: Se evalúa lo sucedido, se argumenta sobre las críticas respecto de la
teatralización que se produjo.
“El Como Si”
Se refiere a la diferenciación de la ficción de la realidad, hay que pasar del mundo real
al mundo imaginario, el pasaje a lo simbólico, aquí puede verse la manera de colaborar de los
participantes, el grado de adaptación de los mismos y el funcionamiento del grupo.
Se procurará estimular a aquellos que no entren en tal dinámica, atendiendo a sus
demandas. Se les proporciona a aquellos participantes la libertad necesaria para la creación. E
impulsar la creatividad en las personas, cualquiera sea su edad, implica suscitar las alternativas
de las que se dispone en la vida (González García, 2015).

2.7 Habilidades sociales y Psicodrama

Siguiendo con los autores nombrados más arriba se puede decir que el ser humano, a
través de lo que percibe y de aquello que expresa, se está relacionado con el medio que lo rodea.
El psicodrama busca alternativas de comportamientos ante una escena dada, o diferentes
escenarios ante un comportamiento.
Se juega el reconocimiento personal (autoafirmación), tanto como la relación con un
otro, favoreciendo los vínculos y los procesos de socialización. Es decir, trata de las relaciones
humanas, de la escucha, del entendimiento, de la observación del semejante.
Se trata de un trabajo que abarca el área emocional, afectiva, cognitiva, corporal y
cultural, que se da en un marco reflexivo, de insight (Blatner, 2005). Pensar y sentir,
conmoverse ante una escena, empatizar o no con el compañero de drama es lo que se lleva a
cabo durante la sesión psicodramática.
Así como la animación teatral es un medio de empoderamiento de la persona
(Temprano González, 2014), el Psicodrama suma a esta concepción un reconocimiento de la
verdad a través de métodos dramáticos (Blatner, 2005).
Esta verdad que no sólo abarca la individualidad del sujeto, sino el medio en el que está
inserto, su cultura y su historia, la importancia de bucear en el temperamento particular de cada

19
uno y en la forma en que construye la realidad colectiva e individual son propias de la práctica
psicodramática. A esta conexión con la realidad del otro se le ha dado el nombre de Encuentro
(Moreno, 1971; citado en Beltran, 2005).
Beltran también dirá que en cuanto este Encuentro se pone de manifiesto, comienza a
aparecer la empatía, y junto con ella, el trabajo conjunto que hace a la posibilidad de encontrar
nuevas soluciones a los obstáculos que trae cada sujeto consigo a la reunión de dicha práctica,
eludiendo así la carencia de habilidades para la resolución de conflictos.

Capitulo III

20
3.Herramienta EHS

Se tomará una muestra de 80 alumnos de psicodrama del instituto de la máscara, los


cuales 40 serán principiantes y 40 avanzados.
Los criterios de inclusión es que cumplan con los requisitos formales del lugar como
son tener título terciario, de grado o postgrado (no incluyente)
Presentar antecedentes de formación en todas o algunas de las áreas que comprende la
Diplomatura (Corporal, Psicológica, Pedagógica, Expresiva, Escénica, Grupal o Técnicas
afines).
Los criterios de exclusión es que los estudiantes no sean repetidores, o que estando en
primer año ya hayan tenido formación previa porque dejaron y volvieron a empezar.

La escala del instrumento se mide por lo siguiente 1 a 4 (1= no se parece nada a mí; 2=
nunca o casi nunca lo haría o me pasa; 3= se parece mucho a mí; 4=Siempre o casi siempre lo
haría o me pasa.)
Tiene validez de constructo, ya que el significado atribuido al constructo medido [EHS]
es correcto. Tiene validez de contenido porque su formulación se ajusta a lo que comúnmente
se entiende por conducta asertiva. Además, está la validez del instrumento la cual valida toda
la escala, el constructo que expresan todos sus ítems en su conjunto, a través de la confirmación
experimental del significado del constructo tal como lo mide el instrumento, y de los análisis
correlacionales que verifican tanto la validez convergente (por ejemplo, entre asertividad y
agresividad).

21
El método de consistencia interna basado en el alfa de Cronbach permite estimar la
fiabilidad de un instrumento de medida a través de un conjunto de ítems que se espera que
midan el mismo constructo o dimensión teórica. La EHS de Elena Gismero Gonzalez muestra
una consistencia interna alta, como se expresa en su coeficiente de confiabilidad α=0,88, el
cual se considera elevado, pues supone el 88% de la varianza se debe a lo que los ítems tienen
en común o a lo que tienen de relacionado, de discriminación conjunta (habilidades sociales o
asertividad).
Consta de 33 ítems, de los cuales 28 se encuentran redactados en el sentido de falta de
aserción o déficit en las habilidades sociales y cinco de ellos en el sentido positivo.

El EHS permite diferenciar perfiles individuales entre sujetos que obtienen una
puntuación baja, que actúan, de manera generalizada, de forma no asertiva; y sujetos con
puntuación alta que suelen mostrarse con habilidades sociales en diferentes contextos. Al
mismo tiempo, como dispone de sub escalas, el evaluador puede detectar cuáles son las áreas
más problemáticas de un individuo.
Hay seis dimensiones las cuales describiremos brevemente:
Autoexpresión en situaciones sociales esto refleja la capacidad de expresarse uno
mismo de forma espontánea, y sin ansiedad, en distintos tipos de situaciones sociales. Obtener
un puntaje alto indica facilidad para las interacciones en tales contextos, para expresar las
propias opiniones y sentimientos, hacer preguntas, entre otras.
Defensa de los propios derechos como consumidor, es decir que una alta puntuación
refleja la expresión de conductas asertivas frente a desconocidos en defensa de los propios
derechos en situaciones de consumo.
Expresión de enfado o disconformidad en esta dimensión esta la idea de evitar
conflictos o confrontaciones con otras personas. Una puntuación alta indica capacidad de
expresar enfado, desacuerdo con otras personas o sentimientos negativos justificados. Una
puntuación baja indicaría dificultad para expresar discrepancias y el preferir callarse lo que le
es molesto para evitar conflictos con los otros.
Decir no y cortar interacciones en este caso muestra la habilidad para cortar
interacciones que no se quieren mantener. Se trata de un aspecto de la aserción en que lo
importante es poder decir no a otras personas, y cortar las interacciones que no desean mantener
por más tiempo.

Hacer peticiones esta dimensión refleja la expresión de peticiones a otras personas de
algo que deseamos, ya sea a alguien conocido o en situaciones de consumo; una puntuación

22
alta en esta dimensión implica que la persona es capaz de hacer peticiones sin excesiva
dificultad, mientras que aquellos que obtienen una baja puntuación presentarían cierta
dificultad para expresar peticiones, acerca de lo que es querido, a los demás.
Iniciar interacciones positivas con el sexo opuesto, se define por la habilidad de
iniciar interacciones con el sexo opuesto. Se trata de intercambios positivos. Una puntuación
alta indica facilidad para tales conductas, es decir, iniciativa para iniciar interacciones con el
sexo opuesto y para expresar espontáneamente lo que gusta del mismo. Por el contrario, una
baja puntuación indica dificultad para llevar a cabo sin ansiedad y espontaneidad dichas
conductas.

Tabla con la conformación de las dimensiones


Elementos que componen las dimensiones
Dimensión Cantidad de ítems Numeración de ítems en
EHS
I 8 1,2,10,11,19,20,28 y 29
II 5 3,4,12,21 y 30
III 4 13,22,31 y 32
IV 6 5, 14, 15, 23, 24 y 33
V 5 6,7,16,26 y 26
VI 5 8, 9, 17, 18 y 27

23
Capitulo IV

24
4. RESULTADOS

4.1 Análisis de los resultados

Se realizó la prueba de normalidad para todas las dimensiones de la variable a medir


(Habilidades Sociales) y a la dimensión total, en base a ese resultado se aplicó el estadístico
correspondiente, es decir T. de Student o U. de Mann Whitney dependiendo del caso.
Los resultados que se presentaron fueron los siguientes:
Dimensión 1 “Autoexpresión para situaciones sociales” presentó una significación de
0,000 en su prueba de normalidad, lo que indicó su carácter Anormal, por ello se utilizó el
estadístico U. de Mann Whitney que arrojó como resultado una significación bilateral de 0,000
lo que indicó una diferencia entre los grupos comparativos. siendo el rango promedio de los
estudiantes de primer año de 21,76 mientras los de tercero poseen un rango promedio de 56,90,
por lo que se rechaza la hipótesis nula de igualdad de rangos.

Tabla I

Años de
Formación N Rango promedio Suma de rangos
Autoexpresión en Primer año 38 21,76 827,00
situaciones tercer año 41 56,90 2333,00
sociales Total 79

Nota: prueba utilizada U de Mann-Whitney

25
Dimensión 2 “Defensa de los propios derechos como consumidor” presentó una
significación de 0,074 en su prueba de normalidad lo que indicó su condición Normal, por lo
cual se utilizó el estadístico T. de Student que dio como resultado una significación de 0,000
indicando la existencia de una diferencia entre ambos grupos comparativos, siendo la misma
de una media de 11,26 para los estudiantes iniciales y de 14,44 para los más avanzados. Se
rechaza de este modo la hipótesis nula de que las medias sean iguales.
Tabla II
Años de Desviación Error típ. de
Formación N Media típ. la media
Defensa de los Primer año 39 11,26 2,325 ,372
propios
derechos
tercer año 41 14,44 2,050 ,320
como
consumidor

Nota: prueba utilizada T de student

Dimensión 3 “Expresión de enfado o disconformidad” mostró una significación de


0,000 en la prueba de normalidad, dando cuenta de su carácter Anormal, se procedió a utilizar
el estadístico U. de Mann Whitney que dio como resultado 0,000 arrojando nuevamente una
diferencia entre ambos grupos de comparación. El rango promedio de los estudiantes de primer
año fue de 23,05 mientras que el de los de tercer año fue de 57,10. Se rechaza de esta manera
la hipótesis nula de que los rangos promedio sean iguales.
Tabla III
Años de
Formación N Rango promedio Suma de rangos

Expresión de Primer año 39 23,05 899,00


enfado y tercer año 41 57,10 2341,00
disconformidad Total 80

Nota: prueba utilizada U de Mann-Whitney

Dimensión 4 “Decir no y cortar interacciones” arrojó en su prueba de normalidad una


significación de 0,000, es decir, Anormal. Se utilizó por este motivo el estadístico U. de Mann
Whitney que dio como resultado una significación de 0,000 lo que indicó una diferencia entre
los dos grupos a comparar. Dicha diferencia mostró un rango promedio de 23,35 para los
estudiantes de primer año y para los de tercero resultó ser de 56,24. No hubo rangos promedio
iguales, por lo que se rechazó dicha hipótesis nula.

26
Tabla IV
Años de
Formación N Rango promedio Suma de rangos
Primer año 39 23,35 910,50
Decir no y cortar
tercer año 40 56,24 2249,50
interacciones
Total 79

Nota: prueba utilizada U de Mann-Whitney

Dimensión 5 “Hacer peticiones” dio en su prueba de normalidad una significación de


0,066 indicio de su Normalidad, por lo que se usó el estadístico T. de Student que indicó una
significación de 0,000 por lo que se concluyó nuevamente una diferencia entre ambos grupos
a analizar. La media para los estudiantes principiantes fue de 11,16, mientras que para los más
avanzados fue de 14,85. Se rechazó la hipótesis nula de igualdad de medias.

Tabla V
Años de Desviación Error típ. de
Formación N Media típ. la media
Hacer Primer año 38 11,16 2,605 ,423
Peticiones tercer año 41 14,85 2,351 ,367

Nota: prueba utilizada T de student

Dimensión 6 “Iniciar interacciones positivas con el sexo opuesto” apuntó en su prueba


de normalidad una significación de 0,080 lo que sugirió su normalidad, por ello se empleó el
estadístico T. de Student cuya significación fue de 0,000, mostrándose una diferencia entre los
estudiantes de ambos grupos. La media para el grupo de principiantes fue de 11,90 y para los
avanzados fue de 15,98. Nuevamente se vio rechazada la hipótesis nula de medias iguales.
Tabla VI
Años de Desviación Error típ. de
Formación N Media típ. la media
Iniciar Primer año 39 11,90 2,469 ,395
interacciones
positivas con
tercer año 41 15,98 2,372 ,370
el sexo
opuesto

Nota: prueba utilizada T de student

Dimensión 7 “EHS total” evidenció en su prueba de normalidad una significación de


0,000 indicio de su Anormalidad, se utilizó entonces el estadístico U. de Mann Whitney cuya

27
significación fue de 0,000 señalando así una diferencia entre ambos grupos a comparar, la
misma fue de un rango promedio de 20,43 para los estudiantes principiantes y de 56,18 para
los avanzados. Se concluyó que los rangos promedio no eran iguales, rechazándose de esta
manera la hipótesis nula.

Tabla VII

Años de
Formación N Rango promedio Suma de rangos
Primer año 37 20,43 756,00
EHS Total tercer año 40 56,18 2247,00
Total 77

Nota: prueba utilizada U de Mann-Whitney

Se partió de la hipótesis de que las habilidades sociales se hallan más desarrolladas en


estudiantes que se encuentran en el último año de la carrera de Psicodrama que en aquellos que
recién comienzan su estudio.
En todas las pruebas que se han realizado para la comparación de ambos grupos
respecto de dicha variable, se vio reflejado un incremento de las mismas en los últimos
mencionados. Es decir, aquellos que se encontraban cursando su último año obtuvieron mejores
resultados en el test que se les administró en comparación con los de primer año.

28
Capitulo V

29
5. Conclusiones y discusión

La investigación partió de la hipótesis principal de que las habilidades sociales se hallan


más desarrolladas en estudiantes que se encuentran en el último año de la carrera de Psicodrama
que en aquellos que recién comienzan su estudio.

De acuerdo a los resultados obtenidos en el presente análisis se puede afirmar que hay
una diferencia significativa en todas las pruebas que se han realizado para la comparación de
ambos grupos respecto de dicha variable, se vio reflejado un incremento de las mismas en
alumnos de tercer año.

En cuanto a las dimensiones que se tuvieron en cuenta en la investigación para


habilidades sociales “Autoexpresión para situaciones sociales”, “Expresión de enfado o
disconformidad” y “Decir no y cortar interacciones” en función del año en el que se encuentran
los alumnos en dicha institución, se pudo observar que estas son las más elevadas en cuanto a
los puntajes promedios, por lo que podemos concluir que en estas tres hay una brecha mayor
entre los alumnos de primer y tercer año. En las otras dimensiones “Defensa de los propios
derechos como consumidor”, “Hacer peticiones” e “Iniciar interacciones positivas con el sexo
opuesto” también hay significancia entre dichos alumnos, pero es menor que las antes
mencionadas.

30
Según los resultados arrojados podemos inferir que estudiar Psicodrama es una manera
de usar y regular competencias, las cuales se irán adaptando a las habilidades sociales para
vincularse más eficientemente en el mundo en el que estamos inmersos. Estas competencias se
ejercen mediante la práctica o las vivencias que tenemos día a día y cumple la función de
seleccionar y enfocar la dirección del desarrollo de nuestras habilidades. Incrementar nuestra
habilidad nos permite contar con más herramientas para desenvolvernos en un contexto dado.
(Collis, 2007; citado en Mateo, 2007).
En el presente trabajo se tuvo en cuenta cada dimensión en particular, ya que sobre la
temática elegida necesitábamos que la muestra obtenga resultados confiables. Las conductas
que pueden ser pertinentes para unos, tal vez no lo sean para otros. La persona además trae sus
propias creencias, conductas, valores y capacidades cognitivas que son diferentes en todos los
seres humanos, lo cual esto nos hablaría de la pauta de que no hay un criterio absoluto de
habilidad social. (Caballo, 1993).
A lo largo de toda su vida el sujeto va adquiriendo una serie de habilidades que le
permiten adaptarse a su medio, tanto físico como social; en primera instancia es en la familia.
Es de suma importancia advertir aquellas habilidades que hacen posible interactuar con otras
personas: las habilidades sociales, que son capacidades que posee el individuo para resolver
sus propios problemas y los de su medio sin perjudicar a los demás. (García Nuñez Del Arco,
2005). Estas habilidades sociales se pueden incrementar o no dependiendo de cómo se
interrelacione el individuo con el medio y en que marco socio – histórico – cultural se encuentre
inmerso, es relevante tener conocimiento de las actividades, como el Psicodrama y otras que
ayuden y sean beneficiosas para el desarrollo de dichas habilidades en el individuo.
“Históricamente, el psicodrama representa el punto decisivo en el pasaje del tratamiento del
individuo aislado hacia el tratamiento del individuo en grupos; del tratamiento del individuo
con métodos verbales hacia el tratamiento con métodos de acción” (Moreno, 1972, pag. 32).

31
3. BIBLIOGRAFÍA

Blatner, A. (2005). Bases del Psicodrama: Mexico Pax Recuperado de


https://kupdf.com/download/bases-del-psicodrama-adam-
blatnerpdf_59ce5ec408bbc54762686f78_pdf

32
Caballo, V. E. (1993). Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Siglo
XXI. Recuperado de http://cideps.com/wp-content/uploads/2015/04/Caballo-V.-
Manual-de-evaluaci%C3%B3n-y-entrenamiento-de-las-habilidades-sociales-
ebook.pdf
Chimbay Buñay, S., Guadalupe Tixi, D. & Mazón, J.P. (2014, julio). Psicodrama en la
agresividad de los estudiantes de la universidad educativa Fernando Daquilema de
Riobamba. Recuperado de http://dspace.unach.edu.ec/handle/51000/1234

Collis, B. (2007). Perspectives de dissery a I´educació per competencies. Barcelona.

Eceiza, M. Arrieta, M. & Goñi, A. (2008). Habilidades Sociales y Contextos de la Conducta


Socal. Psicodidáctica, 13 (1), 11-26. Recuperado de
http://www.redalyc.org/html/175/17513102/

Eines,J. &Mantovani,A. (2008). Didáctica de la Dramatización: el niño sabe lo que su cuerpo


puede crear. Barcelona: Gedisa.

Freud,S. (1963). Le moi et le ça.3ºparte de Essais de Psychoanalyse. Cap 2p.194.Paris:Pavot

Gonzalez García, J. (2015). Dramatización y Educación Emocional. Investigación Educativa


(21).98-119.Recuperado de http://www.redalyc.org/htm/2831 /283140301006/

Guillen,J.(2016).El teatro: una necesidad educativa. Recuperado de


https://escuelaconcerebro.wordpress.com/2016/04/20/el-teatro-una-necesidad-
educativa/
Gil Madrona, P. Gutierrez Marin, E. & Madrid Lopez, P. (2012). Incremento de las habilidades
sociales a través de la expresión corporal: la experiencia en clases de iniciación al baile.
Cuadernos de psicología del deporte, 12 (2), 83-88

Herrera Harfuch, M, Pacheco Murguía, M., Palomar Lever, J. &Zavala Andrade, D. (2010). La
adicción a Facebook Relacionada con la baja autoestima, la Depresión y la falta de

33
Habilidades Sociales. Psicología Iberoamericana, 18 (1), 6-18. Recuperado de
http://www.redalyc.org/html/1339/133915936002/

Kiki Ruana Arriagada. La influencia de la expresión corporal sobre las emociones: Un estudio
experimental. Incidencia de la expresión corporal en las habilidades sociales y en el
bienestar Psicológico. 5. 367-393.

Mateo, J. (2007). Interpretando la realidad, construyendo nuevas formas de conocimiento: El


desarrollo competencial y su evaluación. Investigación Educativa, 25, 2,513-531.

Moreno, J.L. (1972). Psicodrama. Buenos Aires: Hormé

Nuñez Del Arco, Carmen Rosa García. (2005). Habilidades sociales, clima social familiar y
rendimiento académico en estudiantes universitarios. Liberabit, 11(11), 63-
74.Recuperado de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php? script=sci_
arttext&pid=S1729-48272005000100008&lng=pt&tlng=es.

Ovejero Bernal, A. (1990). Las habilidades sociales y su entrenamiento, un enfoque


necesariamente psicosocial. Psicothema, (2), 93-112. Recuperado de
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=72702204

Pease, A. (2000). El lenguaje del cuerpo. Amat: Recuperado de


https://utncomunicacionprofesional.files.wordpress.com/2012/04/allanpease-
ellenguajedelcuerpo.pdf

Pereira Dias, T., Almeida de Oliveira, P. & Pontesde França Freitas, M.L (2011). O método
vivencial no campo das Habilidades Sociais:construçao histórico-conceitual e sua
aplicaçao. Estudos e Pesquisas em Psicologa, (11), 472-487. Recuperado de
http://www,redalyc.org/articulo.oa?id=451844635007

34
Roca, E. (2014). Cómo mejorar tus habilidades sociales. ACDE. Recuperado de
http://www.cop.es/colegiados/pv00520/pdf/Habilidades%20sociales-
Dale%20una%20mirada.pdf

Severino Simonetti, G.,Silva Maiolino, W. & Silva Severino, M. (2015). Psicodrama, Cuerpo,
Espacio y Tiempo hacia la libertad creadora. Arteterapia: papeles de arteterapia y
educación artística para la inclusión social, (10), 139-151.

Temprano González, E. (2014). La animación teatral como recurso en la educación social.


Recuperado de http://uvadoc.uva.es/handle/10324/7344

Villasana, N.& Dorrego, E. (2007). HABILIDADES SOCIALES EN ENTORNOS


VIRTUALES DE TRABAJO COLABORATIVO. RIED. Revista Iberoamericana de
Educación a Distancia, 10 (2), 45-74.

35
Anexo

Somos estudiantes de la carrera de Psicología de la Universidad Abierta Interamericana y nos


encontramos trabajando en un proyecto de investigación para la asignatura Seminario taller de
Integración II.
Las respuestas son anónimas y los datos obtenidos sólo serán utilizados a los fines de la
investigación
Edad:

Formación previa:

❏ Corporal-expresivo-escénico
❏ Psicológico
❏ Pedagógico
Año de Formación

❏ Primer año
❏ Tercer año

Por favor, lea las oraciones con atención y elija una respuesta, pensando si lo describen o no.

No hay respuestas correctas o incorrectas. Marque sólo una opción en cada ítem. No deje
enunciados sin responder.

Marque una cruz en la columna que corresponda: Cuanto más cerca de la A señale, menos lo

36
identifica o se parece a usted. Cuanto más cerca de la D señale más se identifica o se parece a
usted.

No se parece en nada a mi /Nunca o casi nunca lo haría ni me pasa

A B C D

Se parece mucho a mi/ Siempre o casi siempre lo haría o me pasa

A B C D
1 A veces evito hacer preguntas por miedo a parecer estúpido
2 Me cuesta llamar a locales, oficinas, etc
Si al llegar a mi casa encuentro un defecto en algo que he comprado, voy al
3
local a devolverlo
Cuando en un local atienden antes a alguien que entró después que yo, me
4
callo
Si un vendedor insiste en enseñarme un producto que no deseo en absoluto,
5
pasó un mal rato hasta decirle “No”
6 A veces me resulta difícil pedir que me devuelvan algo que di prestado
Si en un restaurante no me traen la comida como la había pedido, llamó al
7
mozo y pido que me la hagan de nuevo
8 A veces no sé qué decir a personas atractivas del otro sexo
9 Muchas veces cuando tengo que hacer un halago, no sé que decir
10 Tiendo a guardar mis opiniones para mi mismo
A veces evito ciertas reuniones sociales por miedo a hacer o decir alguna
11
tontería
Si estoy en el cine y alguien me molesta con su conversación, me da mucho
12
apuro decirle que se calle
Cuando algún amigo expresa una opinión con la que estoy muy en
13
desacuerdo, prefiero callarme a manifestar lo que pienso
Cuando tengo mucho apuro y me llama un amigo por teléfono, me cuesta
14
mucho cortar
Hay determinadas cosas que me disgusta prestar, pero si me las piden, no sé
15
como negarme
Si salgo de un local y me doy cuenta de que me han dado mal el vuelto,
16
regreso allí a pedir el cambio correcto
17 No me resulta difícil hacer un cumplido a alguien que me gusta
Si veo en una fiesta a una persona atractiva del sexo opuesto, tomó la
18
iniciativa y me acerco a entablar una conversación con ella
19 Me cuesta expresar mis sentimientos a los demás

37
Si tuviera que buscar trabajo, preferiría escribir emails a pasar por entrevistas
20
personales
21 Soy incapaz de regatear o pedir descuento al comprar algo
Cuando un familiar cercano me molesta, prefiero ocultar mis sentimientos
22
antes que expresar mi enojo
23 Nunca sé como “cortar” a un amigo que habla mucho
Cuando decido que no quiero volver a salir con una persona, me cuesta
24
mucho comunicarle mi decisión
Si un amigo al que le he prestado cierta cantidad de dinero parece haberlo
25
olvidado, se lo recuerdo
26 Me suele costar mucho pedir a un amigo que me haga un favor
27 Soy incapaz de pedir a alguien una cita
Me siento raro o violento cuando alguien del sexo opuesto me dice que le
28
gusta algo de mi físico
29 Me cuesta expresar mi opinión en grupos (en clase, en reuniones, etc)
30 Cuando se me cuelan en una fila, hago como si no me diera cuenta
Me cuesta mucho expresar agresividad o enojo hacia el otro sexo aunque
31
tenga motivos justificados
Muchas veces prefiero ceder, callarme o “dar un paso al costado” para evitar
32
problemas con otras personas
Hay veces que no sé negarme a salir con alguien que no me gusta pero que
33 me llama varias veces

¡¡Gracias por tu colaboración!!

38
39