Está en la página 1de 14

Estimación de precipitaciones en SWAT: Un método alternativo para simular la

precipitación orográfica.

RESUMEN

La entrada del agua de lluvia es uno de los aspectos más importantes de un modelo
hidrológico, porque controla el balance hídrico de la cuenca. El modelo debe reproducir la
cantidad y distribución de lluvia en la cuenca, espacialmente y temporalmente. SWAT (Soil
and Water Assessment Tool) es uno de los modelos hidrológicos más amplios y usados. En
este artículo se revisa la estimación de lluvia en SWAT, se enfoca en el tratamiento de la
precipitación orográfica. Se aplicó SWAT a la cuenca del Río Odiel (SO de España), con una
superficie de 2300 Km2. Los resultados muestran que SWAT no refleja realmente la
distribución espacial de lluvia en la cuenca. En relación a la precipitación orográfica, SWAT
estima la precipitación diaria en bandas de elevación añadiendo una cantidad constante a
la precipitación registrada en el pluviómetro, el cual depende del incremento en la
precipitación con altitud y diferencias entre la elevación media para cada banda y la
elevación del registro del pluviómetro. Esto no refleja la lluvia en la cuenca porque el
incremento en la precipitación con la altitud actual no es una constante, pero depende de
la cantidad de lluvia. Se propone una metodología alternativa para representar
temporalmente la distribución de precipitación orográfica. Luego de la simulación, se
apreció que la desviación del volumen de escorrentía usando las bandas de elevación
SWAT es mayor que las obtenidas con la metodología propuesta.

1. Introducción

Una representación exacta de la distribución de las precipitaciones es esencial en el


modelado hidrológico y la calidad del agua porque la lluvia es la principal fuerza
impulsora del transporte escorrentía y contaminación. (Cho et al, 2009). Por lo tanto,
un modelo no será capaz de generar predicciones exactas de hidrograma si la lluvia no
se caracteriza adecuadamente. (DeBarry, 2004; faures et al.,1995; Schilling and Fuchs.
1986).

La variación espacial de la precipitación es generalmente más importante que la


variación temporal y aunque espacialmente uniforme la precipitación generalmente se
asume en el modelado del comportamiento hidrológico de cuencas pequeñas, la
asunción de precipitaciones espacialmente uniformes no puede ser válida para
cuencas más grandes.

Incluso a pequeña escala, la variabilidad espacial de la precipitación puede traducirse


en grandes variaciones en el modelado de la escorrentía. (Faures et al., 1995).

Los volúmenes de lluvia e intensidades pueden variar rápidamente en el espacio y en


el tiempo, en eventos particularmente convectivos. Un número de técnicas están
disponibles para la integración espacial de lluvias. Uno de los enfoques más simples es
el método de Thiessen, el cual asigna el registro del pluviómetro más cercano a la
ubicación de una zona sin muestras.

La técnica del cuadrado inverso de la distancia es una mejora de Thiessen, pero


tampoco permite factores tales como la topografía, que pueden afectar la precipitación
en un medidor pluviométrico considerado.
El método de Isoyetas requiere una red de pluviómetros para obtener resultados
precisos. En cuencas montañosas con estaciones de aforo dispersas la variabilidad de
la precipitación es de especial preocupación. En los últimos años, el tratamiento
geostatico ha superado estos métodos de interpolación. El uso de técnicas de sistemas
de información geográfica (SIG) permite tener en cuenta el efecto de las lluvias de
topografías variables como elevación, pendiente, orientación, distancia en la dirección
del viento de las barreras orográficas, etc.
Pronóstico del tiempo y la precipitación de teledetección de radar de base de tierra y
los satélites también pueden ser utilizados para mejorar las estimaciones de
precipitación de más terrenos complejos.

SWAT (Soil Water Assesment Tool) es un modelo hidrológico desarrollado por el


USDA Agricultural Research Service. SWAT es un modelo semidistribuido acoplado
como interfaz de GIS, el cual delimita las cuencas y red de los ríos usando Modelos de
Elevación Digital (DEM) y calcula el balance de agua diario basado en los tipos de
suelo, uso de tierra y datos del clima. Fue desarrollado para predecir el impacto del
manejo y prácticas de suelo en el agua, sedimentación y rendimientos químicos en la
agricultura en cuencas grandes complejas. Porque su simplicidad, SWAT es una
amplia herramienta por la comunidad científica para: la decisión del manejo del
impacto de la tierra sobre los curso de agua y calidad del agua, análisis hidrológico,
estudios del impacto y cambio climático, evaluación de la carga contaminante, etc. En
el presente, alrededor de 1230 artículos han sido publicados. El modelo es usado por
muchas agencias federales de U.S, como agencias estatales de la de protección
ambiental de los Estados Unidos y también en otros países.

SWAT, usa bandas de elevación para calcular la precipitación orográfica. La


precipitación diaria en bandas de elevación se estima mediante la adición de una
cantidad constante a la precipitación registrada en el medidor de lluvia, que depende
del aumento de la precipitación con la altitud y la diferencia entre la elevación media
de cada banda y la elevación del indicador de registro. El objetivo principal de este
trabajo es analizar la capacidad del modelo SWAT para representar la distribución de
la precipitación orográfica en una cuenca y su influencia en la escorrentía modelada.
2. Metodología
2.1. Descripción del sitio

El río Odiel (SO de España, Fig. 1) comienza en la “Sierra de Aracena” (máxima


elevación de 926 msnm) y, junto con el río Tinto desemboca en un humedal costero
conocido como el Rio de Huelva Estuario en el golfo de Cádiz. El río Odiel tiene 140 km
de largo y su cuenca tiene aproximadamente un área aproximada de 2300 Km2. Su
escurrimiento medio anual ha sido estimado alrededor de los 500 hm3/año, sin
embargo se produce variaciones marcadas o bruscas debido al clima mediterráneo el
cual incluye periodos largos de sequía y eventos de intensas lluvias. La media anual de
lluvia en la cuenca es cercana a los 700 mm, el 60% de estas ocurren desde Octubre
hasta Enero. La red de drenaje del río Odiel está contaminada intensamente por el
drenaje ácido de las instalaciones mineras repartidas por todo el cinturón pirata
ibérico.

2.2. Estructura o Sistema de Modelado

Fue usado la interfaz de uso del ArcSWAT 2.1.6 para la simulación. El proceso de
simulación comienza con el Modelo Digital de Elevación (DEM) con una resolución
espacial de 10 x 10 m. La información prevista por el Concejo Ambiental del Gobierno
Regional de Andalucia ha sido utilizada para el mapa de uso de tierra (Escala
1:50.000). La existencia de uso del suelo en la cuenca ha sido relacionada a la base de
datos de uso de tierra del modelo a través de una herramienta de reclasificación.

El dato del suelo fue obtenido a través de un reconocimiento de campo. Primeramente,


fueron identificadas 45 unidades edafológicas. Luego unidades de suelo con un área
menor que el 3 % de la superficie de la cuenca se agruparon en 11 tipos de suelo. La
profundidad, la capacidad disponible del agua, la textura, la materia orgánica, la
conductividad hidráulica para 50 y 10 cm de altura, la densidad aparente y el grupo
hidrológico de acuerdo al método del número de curva están disponibles para cada
unidad de suelo.
Hay 40 estaciones pluviométricas pertenecientes al Servicio Meteorológico de España
en el área de estudio, pero estas estaciones con datos incompletos (más del 20%
faltantes) no fueron consideradas. De este modo fueron seleccionados 21
pluviómetros en el río de la cuenca Odiel y en el área circundante. (Fig. 1). Los datos
diarios desde 1980 a 2010 fueron comprobados y completados usando métodos
estadísticos de acuerdo a las recomendaciones de WMO (1983). Los datos de
temperatura están disponibles de 11 estaciones. La evapotranspiración potencial
(ETP) fue calculada con el método de Hargreaves (Hargreaves, 1975).
2.3. Evaluación estadística del modelo

Para evaluar la eficiencia de las diferentes simulaciones para la calibración, son


usualmente empleados en hidrología los siguientes parámetros estadísticos:
Coeficiente de correlación Pearson (r), parámetro de eficiencia de Nash y Sutcliffe, la
raíz media del error cuadrático (RMSE; Hogue et al., 2006) y la desviación del volumen
de escorrentía:

Donde Qobs, es el caudal observado, 𝑸𝒐𝒃𝒔 ̅̅̅̅̅̅̅ es el promedio del caudal observado, Qsim
̅̅̅̅̅̅̅̅ es el promedio simulado del caudal y n es el número de
es el caudal simulado, 𝑸𝒔𝒊𝒎
datos.

Donde Qobs, es el caudal observado, ̅̅̅̅̅̅̅


𝑸𝒐𝒃𝒔 es el promedio del caudal observado, Qsim
es el caudal simulado y n es el número de datos.
Donde Qobs, es el caudal observado, Qsim es el caudal simulado y n es el número de
datos.

Donde Qobs, es el caudal observado, Qsim es el caudal simulado y n es el número de


datos.

2.4. Elevación de bandas en SWAT

SWAT representa la variabilidad espacial en la cuenca discretizando en unidades más


pequeñas en dos pasos. Primero, es llevado a cabo la división en subcuencas y es
delineado la red de drenaje de ríos. Segundo, cada Subcuenca es dividida en varias
unidades de respuesta hidrológica (HRUs) con características homogéneas de uso de
suelo, tipo y pendiente del suelo. HRUs representa los porcentajes de área de
subcuencas y no

están identificadas espacialmente en la simulación. Se calcula la precipitación para


cada Subcuenca desde: (1) generación de clima o (2) registro de datos de
pluviómetros. El uso de las medidas de precipitación es necesariamente recomendado.
En el presente trabajo sólo nos referimos a esta opción. Para cada sub-cuenca SWAT
usa el pluviómetro cercano a su centroide, este método lo hará con precisión
representando la variable espacial de lluvia si la delimitación de la sub-cuenca
incorpora suficientemente la densidad de estaciones pluviométricas observadas.

Para tener en cuenta los efectos orográficos y las temperaturas en áreas montañosas,
SWAT permite arriba de 10 bandas de elevación en cada sub-cuenca. En este trabajo
solo se estudió la precipitación. SWAT2005 y SWAT2009 calcula la precipitación en
cada banda como:
Donde, Rband es la precipitación en la banda de elevación, Rday es la precipitación
registrada en el pluviómetro (mm), ELband es la elevación media en la banda de
elevación (m), ELgauge es la elevación del pluviómetro registrador (m), plaps es la
gradiente vertical de precipitación (mm/km) y dayspcp.year es el promedio del
número de días en la subcuenca en un año. Una vez los valores de precipitación han
sido calculados para cada banda, se calcula una nueva precipitación promedio de la
sub-cuenca:

Donde Rday es la precipitación promedia diaria ajustada para los efectos orográficos
(mm), Rband es la precipitación que cae en cada banda de elevación, frbnd es la
fracción de área de la sub-cuenca dentro de la banda de elevación y b es el número
total de bandas de elevación en la sub-cuenca.
3. Resultados y discusión
3.1. Distribución espacial del promedio anual de lluvias

Fueron definidos un total de 53 sub-cuencas en la cuenca del río Odiel. Como se


mencionó en la sección 2.4, para la precipitación en cada sub-cuenca, SWAT usa solo
un pluviómetro para cada sub-cuenca, la más cercana a su centroide. Esto da una
distribución artificial de la precipitación, con grandes diferencias entre sub-cuencas
cercanas (Fig. 2). Además no son utilizados los datos de 7 estaciones por SWAT y por
lo tanto, se pierde la información, porque existen algunas cuencas con más que un
pluviómetro. El método utilizado por SWAT no representan adecuadas
precipitaciones como lo señalado por Masih et al. (2001).
El promedio anual de precipitación para la cuenca (tomando en cuenta el área de la
superficie de cada sub-cuenca) en el periodo 1980-2010 es 710 mm. Hay un incremento
en la precipitación al noroeste, donde las altitudes son altas. La alta correlación entre la
elevación y la precipitación media anual (Fig. 3a) muestra la existencia de un efector
orográfico en la cuenca del río Odiel: para cada kilómetro la lluvia incrementa a 780 mm.

Las bandas de elevaciones de SWAT, fueron usados para tener en cuenta los efectos
orográficos. Si la nieve derritiéndose no es considerada (en la cuenca del río Odiel la
precipitación de nieve es despreciable), puede ser considerada una única banda de
elevación en la Subcuenca. (son los mismos resultados con más de una banda). Primero,
había un error en la interfaz de ArcSWAT y los parámetros plaps tenían que ser
introducidos en mm/m, no así en mm/km como se indicaba. También en las simulaciones
de SWAT, las variables dayspcp (Ec.5) toma un valor constante por defecto de 12 y era
necesario corregir este parámetro para cada estación pluviométrica. Con las bandas de
elevación, se obtiene una precipitación promedio en la cueca de 685 mm, ligeramente
menor que el resultado previo. Obviamente, existen los mismos problemas que antes en
términos de información perdida.
3.2. Nuevo método para simular las precipitaciones orográficas

En relación a la distribución espacial de la lluvia, cuando se usa las bandas de elevación


para tomar en cuenta la precipitación orográfica. Aplicando la Ecu (5) da un valor
constante de precipitación para cada banda de elevación. Este valor es añadido a las
precipitaciones diarias, independientemente de la cantidad de precipitación. Sin embargo,
por lo general en una cuenca montañosa (en mm) en la precipitación debe ser mayor cuando
la precipitaciones diarias aumenta, y más pequeña cuando llueve menos (Fig. 3b). Por lo tanto,
SWAT tiende a sobreestimar la precipitación menor diaria y subestimar precipitaciones más
intensas.

3.2.1. Metodología Propuesta

Se propone una modificación simple que puede ser incluido fácilmente en el código fuente de
SWAT. Se basa en el cálculo de la relación (iplaps) para multiplicar la precipitación diaria, en
lugar de añadir una cantidad a la precipitación diaria. La relación para la precipitación en cada
banda de elevación (iplaps) se calcula como:
Donde pcpyear es la precipitacion media anual. El resto de las variables son las mismas
que las de la Ec. (5). La precipitación diaria por cada banda es obtenida como:

3.2.2. Comparación de la metodología propuesta con el uso de SWAT

Cuando el peso del pluviómetro es menor que el promedio de la banda de altitudes, los
resultados obtenidos por SWAT son altos para valores menores que el promedio de
precipitación diaria y bajos para más precipitaciones intensas (Figs. 4 y 5). Las
diferencias son mayores como los valores que se mueven de la precipitación promedio
diaria. También, las desviaciones son mayores cuando el lapso de tasa de precipitación
(plaps) y la diferencia entre la elevación de la banda y el pluviómetro incrementa.
Cuando la altura del pluviómetro es mayor que la elevación de banda las diferencias son
invertidas (Fig. 4 y 5).

Con el fin de comprobar la metodología propuesta, se utilizó un método de validación


cruzada. Consideramos pares de pluvímetros cercanos (distancia menores de 10 Km) y
con una diferencia de altitud más alta que 50 m (7 pares de pluviómetro). La
precipitación en el pluviómetro alto fué calculada desde el pluviómetro de elevación
baja, tomando en cuenta la diferencia en altitudes y el promedio de precipitación anual
entre ellos. Esto se llevó a cabo con la metodología usada con SWAT (Ec.5) y la
propuesta en este trabajo (Ecu. (7) y (8)) y la lluvia calculada y registrada en el
pluviómetro más alto son comparados. Usamos un periodo de 30 años (1980-2010), lo
que significa más de 11000 pares de datos en cada caso. Algunos ejemplos de los
resultados obtenidos son mostrados en Fig. 6. La determinación de coeficientes entre
valores registrados y calculados son los mismos en ambos procedimientos. En ambos
casos los valores de precipitación bajos (2-5 mm) son sobrestimados, mientras los
valores altos son subestimados. A pesar de eso, las diferencias son pequeñas en la
metodología propuesta, el cual provee un mejor ajuste con los datos de registro.

El promedio anual de lluvia obtenido de ambas metodologías son iguales, ya que los
valores subestimados se compensan con los sobrestimados, pero la distribución de
precipitación interanual es diferente. Cuando el promedio de altitud de la cuenca es
mayor que la de la estación pluviométrica, SWAT sobrestima los valores bajos de
precipitación y subestima los valores altos o grandes. Esto favorece una disminución en
la escorrentía y un incremento en la evapotranspiración. Lo contrario ocurre cuando el
promedio de altitud de la cuenca es más bajo que la altitud de la estación pluviométrica.
Sin embargo, dependiendo de la precipitación en cada año el resultado anual puede ser
diferente como SWAT considera un número constante de días de precipitación en un
año. Esto no es real: en años más secos el número de días de precipitación es bajo y en
años más húmedos hay más días con precipitación (Fig. 7). Esto significa que cuanto
más el número de días de precipitación difiere del valor promedio de las más grandes
diferencias Fig. 8 muestra como en los años secos la precipitación promedio anual
calculada con SWAT es mayor que la de la del método propuesto y en años húmedos
tiende a ser más bajo (dependiendo de los días de precipitación en cada año).En un
clima Mediterráneo con una alta variabilidad, estas diferencias pueden ser importantes.

3.2.3. Aplicación en la cuenca del Río Odiel

Se utilizó SWAT para el río de la cuenca Odiel con la metodología propuesta (Galván,
2011). La única estación de aforo de caudal está localizada en la salida de la cuenca (Fi.
1). En este punto, el modelo se calibró para el periodo 1982-2000 y validado para el
periodo 2001-2010, usando la metodología propuesta y la banda de elevación de SWAT
(Tabla 2). De acuedo a Moriasi et al. (2007), los modelos son considerados muy buenos
si el índice de eficiencia mensual Nash-Sutcliffe (NSE) es >0.75.

En una cuenca a escala, los resultados con ambos métodos fueron similares (Fig. 9;
Table 2) porque las diferencia entre subcuencas son contrarrestadas. La única variación
importante fue la desviación de volumen de escorrentía (DV), al usar las bandas de
elevación de SWAT fue apreciablemente alto o mayor. (1.15 en lugar de 1.10). A pesar
de eso, en la escala diaria, puede ser vista la elevación de bandas de los valores altos de
SWAT, genera valores más altos durante los picos de caudal (Fig. 9). Esta diferencia es
debido a la altitud promedio de la mayoría de las subcuencas que es menor que las
estaciones de lluvia consideradas por SWAT para cada Subcuenca (Fig. 10). Asi, el
valor de la lluvia diaria calculada por SWAT es sobrestimada (Figs 4 y 5).

Las diferencias son grandes a una escala de Subcuenca. La Fig. 11 muestra descargas
calculadas por ambas metodologías en un año húmedo para una Subcuenca con un
promedio de altitud de 335 msnm y la estación en una cota de 577 msnm.
Aparentemente los flujos son similares, pero diferencias altas son producidas durante
los picos. El caudal medio en este año fue 3.48 m3/s, usando nuestro metodología y 3.98
con las bandas de elevación de SWAT (15% más).
4. Conclusiones

SWAT es una herramienta ampliamente usada por la comunidad científica y


numerosas organizaciones, sin embargo, la metodología usada por este programa
para representar la distribución espacial de precipitaciones tiene limitaciones.
Primero, la asignación a cada Subcuenca del pluviómetro más cercano a su centro de
gravedad, no es una garantía que el pluviómetro elegido es el más representativo en
cuanto a precipitación de la subcuenca. Si más de un pluviómetro está disponible en
la Subcuenca, los datos de precipitación se pierden.

Adicionalmente, la metodología suele estimar la precipitación orográfica, cuando la


altitud promedio de la cuenca es más grande que la banda de elevación, contribuye
valores más elevados de precipitación diaria por debajo de la media y subestima la
precipitación superior a la media. Lo contrario ocurre cuando la altitud promedio de
la cuenca es más bajo que la altitud del pluviómetro. Mayor será la diferencia entre
la elevación promedio en la banda y la actual elevación en el pluviómetro, el mayor
de los errores.

Otro problema se deriva de la introducción de un número constante de días de


precipitación en un año, independientemente de la precipitación anual. Esto significa
que la precipitación en años de sequía es sobrestimada y en años húmedos
subestimada. En un clima con una variabilidad interanual o intranual, como el
Mediterráneo esas diferencias pueden ser grandes. Cuando usamos las bandas de
elevación de SWAT en estas condiciones de clima, la introducción de un sitio
específico y un número de año variable de días de lluvia es recomendada.

Este documento propone una metodología alternativa simple para tomar en cuenta el
efecto de la precipitacion orográfica, la cual puede ser incluida en el código fuente
de SWAT y mejorar la estimación de la precipitación. La precipitacion diaria se
calcula multiplicando el registro de precipitación por un factor dependiéndose de la
diferencia entre el centro de bandas de elevación y la elevación del pluviómetro, en
lugar de añadir una cantidad constante como se usa en SWAT. A pesar de eso, estos
resultados han sido obtenidos en una cuenca simple desde el punto de vista de los
efectos orográficos, su aplicabilidad a cuencas más complejas debería ser
analizadas. Adicionalmente, ni SWAT ni nuestro método son capaces de tomar en
cuenta la lluvia de efecto de sombra en las laderas de sotavento. El uso de técnicas
más adecuadas para representar la distribución espacial de lluvias es fuertemente
recomendado.

Agradecimientos

Este trabajo ha sido fundado por el Gobierno Español a través del Proyecto
CGL2010-21956-C02. Laura Galván fue apoyada financieramente por el
Gobierno Español con un FPU Phd.

Apreciamos la revisión detallada y sugerencias de dos colaboradores en la


asociación del editor.