Está en la página 1de 2

LA HISTORIA DEL MAR

En 1879, Bolivia tuvo que enfrentar una guerra que no buscó con Chile. En la intención de
querer defender su territorio pidió ayuda a Perú con quien había firmado un pacto para que
ambos países luchen en contra de cualquier amenaza, pero Perú se neutralizó ante el
conflicto y Chile terminó también declarándole la guerra el 5 de abril de 1879.
Chile terminó ocupando todo el litoral boliviano y las zonas de Tarapacá, Tacna y Arica
que eran del Perú.

Con el Tratado de Ancón, suscrito el 20 de octubre de 1883, Perú le cedió a Chile el


territorio de Tarapacá y se determinó realizar un plebiscito para definir la situación de
Tacna y Arica, pero luego de la firma Chile desistió del plebiscito y dijo que no le podía dar
una salida al mar a Bolivia porque no podía partir el territorio de Tarapacá en dos partes.

El Libro Azul del expresidente de Bolivia e historiador Carlos Mesa indica que el 12 de
julio de 1888, el Senado chileno aprobó un proyecto de ley para crear la provincia chilena
de Antofagasta, en el territorio correspondiente al departamento del Litoral boliviano. Las
autoridades bolivianas protestaron por esta decisión, pero no pudieron hacer nada para
evitar la anexión de ese territorio a Chile.

El mar no tiene caminos, el mar no tiene explicaciones.


(Alessandro Baricco)
En las ciudades sin Mar… quién sabe a quién se dirige a la gente para recuperar su
equilibrio… quizá a la Luna…
(Banana Yoshimoto)
Cuando mis pensamientos están ansiosos, inquietos y malos, me voy a la orilla del mar, y el
mar los ahoga y los manda lejos con sus grandes sonidos anchos, lo purifica con su ruido, y
impone un ritmo sobre todo lo que en Mí es desorientado y confundido. ”
(Rainer Maria Rilke)