Está en la página 1de 34

CONTENIDO

1. INTRODUCCIÓN Y FINALIDAD

2. PRIMERA PARTE
a. El valor de las pruebas materiales y el concepto de la cadena de custodia

b. Los servicios de criminalística y el proceso de investigación de la escena


del delito
c. Consideraciones jurídicas, éticas y relativas a la dignidad humana
d. Consideraciones relativas a la salud y la seguridad

3. SEGUNDA PARTE
a. Planificación, organización y coordinación de las tareas en la escena
del delito
b. Preservación de la escena del delito y de las pruebas
c. Documentación de la escena del delito y de las pruebas que contiene

d. Reconocimiento, recogida y preservación de las pruebas materiales

e. Transporte, almacenamiento y entrega de las pruebas al laboratorio

4. TERCERA PARTE
a. Fases de escenas del crimen
b. Clasificación de la escena del crimen
c. Principios científicos de criminalística
d. Métodos para ingresar a la escena del delito

ESCENAS DEL DELITO

INTRODUCCIÓN Y FINALIDAD

Todo incidente, ya se trate de un delito, accidente, desastre natural, conflicto


armado, o de otro tipo, deja vestigios en el lugar en que se produce. El objetivo de la
investigación posterior es interpretar correctamente los hechos, reconstruir lo
ocurrido y comprender lo que sucedió.

1
Debido al carácter efímero y frágil de esos vestigios, su fiabilidad y la preservación
de su integridad física dependen en gran parte de las primeras medidas que se
adopten en la escena del incidente. La integridad de las pruebas puede lograrse con
medios muy limitados si se observa una serie fundamental de principios rectores.
Actuar con esmero y profesionalidad durante toda la investigación de la escena del
delito es fundamental para que las pruebas sean admitidas por un tribunal, y sean
admisibles en indagaciones relacionadas con los derechos humanos y en la acción
humanitaria.

El presente manual se preparó para colmar una laguna en el conjunto de


herramientas de que disponen el poder judicial y los órganos de represión, y es fruto
de un proceso consultivo en el que ha participado toda una serie de personas,
instituciones y organizaciones de prestigio, que han aportado diversas perspectivas
a este tema intersectorial, todas ellas fundadas en los mismos principios básicos
comunes a todas las escenas de delitos.

Por razones de sencillez, el término “escena del delito” se utiliza en el presente


manual para referirse a toda escena de un incidente que contenga rastros de
actividades pasadas.

El objetivo del manual es concienciar sobre la importancia de las buenas prácticas


en la investigación de la escena del delito y sobre la índole y pertinencia de las
pruebas materiales. Versa sobre cuestiones relativas a la labor que se lleva a cabo
en la escena del delito, desde la actuación de los primeros en intervenir hasta la
entrega de pruebas al laboratorio. Así pues, proporciona el fundamento mismo para
permitir una reconstrucción de los hechos que se base con más solidez en las
pruebas.

El principal destinatario de este manual es el personal no forense, es decir, los


primeros en intervenir, y toda persona que participe en la investigación de la escena
del delito y que carezca de una formación completa, para ayudarles a comprender la
importancia de su labor y las consecuencias de no aplicar los principios básicos de
las buenas prácticas. El manual también está dirigido a los responsables de la

2
formulación de políticas, al poder judicial y a los que tienen que evaluar y/o
fundamentar decisiones en función de las pruebas que les sean presentadas.

Al tratarse de un instrumento de sensibilización para el personal no forense, el


manual proporciona una síntesis básica del proceso de investigación de la escena
del delito, prestando especial atención a las razones por las que es esencial adoptar
determinadas medidas y proceder de determinada forma. El anexo contiene
ejemplos de las pruebas materiales que pueden recogerse en las escenas de
delitos, los datos que pueden obtenerse de los exámenes científicos ulteriores y
casos ilustrativos en los que se pueden encontrar diferentes tipos de pruebas
materiales.

Es importante señalar que este manual no es una guía sobre investigaciones de


escenas de delitos, para los que se encargan de efectuar las primeras
intervenciones, ni tampoco para los investigadores de dichas escenas. En otras
publicaciones existen listas de verificación detalladas y las directrices para preservar,
documentar y administrar escenas de delitos y deberían consultarse cuando se
precise orientación práctica sobre la forma de actuar en la escena del delito. Esas
directrices se utilizan normalmente en combinación con cursos de formación.
Siempre debe pedirse consejo a las autoridades competentes y a los científicos
criminalistas locales.

PRIMERA PARTE

a. El valor de las pruebas materiales y el concepto de la cadena de custodia

3
Las pruebas materiales pueden ser cualquier cosa, desde objetos enormes hasta
partículas microscópicas, que se originaron en la perpetración de un delito y se
recogen en la escena del delito o en lugares conexos.

Teniendo en cuenta todas las fuentes de información disponibles en las


investigaciones (por ejemplo, las confesiones, los testimonios, la vigilancia por
vídeo), las pruebas materiales desempeñan un papel fundamental y especialmente
valioso. Con la excepción de las pruebas materiales, todas las demás fuentes de
información plantean el problema de su limitada fiabilidad. Cuando las pruebas
materiales se reconocen y manipulan adecuadamente brindan las mejores
perspectivas de proporcionar información objetiva y fidedigna sobre el incidente
objeto de la investigación.

Sin embargo, incluso el valor de las pruebas recuperadas con el mayor esmero y
mejor conservadas puede perderse si no se mantiene debidamente la cadena de
custodia. A menudo se considera que la cadena de custodia es el punto débil de las
investigaciones criminales. Se entiende por la documentación cronológica y
minuciosa de las pruebas para establecer su vinculación con el presunto delito.
Desde el principio hasta el final del proceso científico policial es fundamental poder
demostrar cada medida adoptada para garantizar la “trazabilidad” y la “continuidad”
de las pruebas desde la escena del delito hasta la sala del tribunal.

b. Los servicios de criminalística y el proceso de investigación de la escena


del delito

La función de los servicios de criminalística comienza a desarrollarse en la escena


del delito con el reconocimiento y la recogida de las pruebas materiales. Continúa
con su análisis y la evaluación de los resultados en un laboratorio, y la presentación
de las conclusiones a los jueces, fiscales, abogados y demás personas que
necesiten la información concreta.

Desde los que realizan la primera intervención en la escena del delito hasta los
usuarios finales de la información, todo el personal que intervenga debe contar con
suficientes conocimientos del proceso criminalístico, las disciplinas científicas y los
servicios especializados que prestan los laboratorios forenses.

4
La investigación de la escena del delito es un proceso que tiene como objetivo
captar la escena del delito tal como se presenta en el primer momento y reconocer y
recoger todas las pruebas materiales que puedan resultar pertinentes para resolver
el caso.

Los primeros en intervenir en la escena del delito, ya se trate de agentes de las


fuerzas del orden, funcionarios de derechos humanos o cualquier otra persona,
desempeñan un papel fundamental en todo el proceso de investigación de la escena
del delito. Sus funciones iniciales son preservar la integridad de la escena de las
pruebas. También es parte de sus funciones preparar la documentación inicial sobre
la escena del delito, las pruebas y todas las actividades que se realicen en dicha
escena. Como en la mayoría de los casos los agentes que llevan a cabo la primera
intervención no son especialistas en criminalística, una formación adecuada para
llevar a cabo estas tareas es fundamental.

En circunstancias ideales, investigadores de la escena del delito que han recibido


una formación completa en criminalística asumen rápidamente la labor en la escena.
No obstante, existen situaciones en que puede ser necesario que los primeros en
intervenir en la escena del delito (de los que normalmente no se espera que realicen
más diligencias en ese mismo lugar) lleven a cabo algunos procedimientos básicos
de recogida de indicios antes de la llegada de los investigadores de la escena del
delito cuando exista un riesgo de destrucción, pérdida o contaminación de las
pruebas.

En las situaciones en que no hay posibilidad de que las diligencias que se han de
realizar en la escena del delito las lleven a cabo investigadores de la escena del
delito, tal vez haya que ampliar las funciones de los primeros en intervenir, además

5
de las de conservación y documentación. Estas situaciones suelen producirse
cuando la escena del delito se encuentra en un lugar remoto y no es fácil encontrar
investigadores expertos disponibles, o cuando la respuesta del sistema de justicia
penal sea deficiente.

c. Consideraciones jurídicas, éticas y relativas a la dignidad humana

Aspectos jurídicos

Si bien existen principios generales relativos a la investigación de la escena del


delito, las leyes, normas y reglamentos locales rigen numerosas actividades
relacionadas con la investigación de la escena del delito y el proceso criminalístico.
Dichas leyes, normas y reglamentos se refieren a cuestiones como la manera de
obtener autorización para tener acceso a la escena del delito, llevar a cabo la
investigación, manipular las pruebas (por ejemplo, el tipo de procedimiento de
sellado prescrito) y entregar las pruebas materiales al laboratorio forense, que
determinan en última instancia la admisibilidad de las pruebas recogidas en la
escena del delito.

El incumplimiento de las leyes, normas y reglamentos vigentes puede dar lugar a


una situación en que las pruebas no puedan ser utilizadas ante un tribunal. Por lo
tanto, es importante que el personal que trabaja en la escena del delito conozca
esas normas y las cumpla.

En el supuesto de que no exista una normativa adecuada que permita el desarrollo


del proceso criminalístico, tal vez sea necesario establecerla.

d. Aspectos éticos y relativos a la dignidad humana

Independientemente de las leyes, normas y reglamentos, los códigos de conducta


profesional enuncian las obligaciones éticas del personal que trabaja en la escena
del delito. Esos códigos suelen destacar la importancia de actuar con esmero y
profesionalidad (diligencia debida), objetividad (“tome las pruebas por lo que
muestran, no por lo que piensa que muestran”), amplitud de criterios e imparcialidad
(“puede que usted no sea independiente de la policía, pero es imparcial”).

6
En el supuesto de que se produzca un conflicto entre la conservación de las pruebas
y la posibilidad de salvar una vida humana, siempre se dará prioridad a la atención
médica urgente.

Los códigos de conducta también se ocupan de la necesidad de respetar a las


personas y su dignidad humana al examinar y recoger pruebas materiales de los
cadáveres o las personas vivas, y la esfera íntima de las víctimas. Esto incluye el
control y la gestión de los medios de comunicación.

Consideraciones relativas a la salud y la seguridad

El personal que trabaja en la escena del delito puede estar expuesto a diversos
riesgos relacionados con la salud y la seguridad. No todos los riesgos son evidentes
de inmediato, y algunos pueden surgir durante el desarrollo de la investigación.

Los eventuales riesgos pueden tener diversas causas:

• Productos químicos (tanto los que se encuentran en la escena del delito,


como por ejemplo, en el caso de los laboratorios clandestinos, o los productos
químicos utilizados como parte de la investigación);

• Materiales biológicos (por ejemplo, la sangre y los fluidos corporales pueden


pre- sentar un riesgo de contraer el VIH/SIDA y otras infecciones);

• Explosivos sin detonar (por ejemplo, las armas trampa);

• Armas de fuego;

• Factores medioambientales (por ejemplo, el exceso de calor o frío);

• Estructuras poco seguras (especialmente al recoger pruebas en escenas


donde ha habido un incendio o ha explotado una bomba);

• Entorno inseguro (por ejemplo, cuando el delincuente sigue estando presente


en el lugar de los hechos);

• Otros riesgos: objetos punzantes, riesgos radiológicos, nucleares y eléctricos,


gases, etc.

7
Los procedimientos destinados a preservar la salud y la seguridad son los temas
más importantes que han de considerarse al llegar a la escena del delito, y deben
ser prioritarios durante todo el proceso. Tal vez sea necesario suprimir o eliminar los
riesgos para la salud y la seguridad antes de iniciar la investigación. Estos
procedimientos incluyen el suministro de botiquines de primeros auxilios, vestimenta
que garantice una protección adecuada (por ejemplo, casco, guantes…), el equipo
adecuado, pero también las intervenciones necesarias de los bomberos y/o la ayuda
psicológica posterior a la investigación, ya que la escena del delito puede entrañar
situaciones emocionalmente difíciles.

Además de los riesgos presentes en la propia escena del delito, el personal de


laboratorio puede estar expuesto a riesgos al recibir objetos recogidos en ella. El
personal que trabaja en dicha escena desempeña un importante papel para reducir
al mínimo los riesgos para las personas que manipulen ulteriormente durante el
proceso criminalístico las pruebas recogidas (por ejemplo, al utilizar envases y
etiquetas de advertencia adecuados).

SEGUNDA PARTE

a. Planificación, organización y coordinación de las tareas en la escena del


delito
 La planificación, organización y coordinación de las tareas en la escena del
delito tienen como objetivo la asignación de recursos proporcionada al caso que
se investigue y el uso de esos recursos de manera eficiente y eficaz.

Una buena planificación es esencial para el desarrollo de las tareas en la escena del
delito, e incluye la recogida de la mayor cantidad de información posible
planteándose para ello preguntas como éstas: ¿Qué se cree que ha sucedido?
¿Cuál es la magnitud del problema? ¿Es necesaria asistencia especializada o
médica? ¿Existe algún peligro concreto en la escena del delito? ¿Qué otro tipo de
asistencia podría ser necesaria? ¿Se encuentra la escena en un interior o al aire
libre? ¿En un lugar lejano? ¿Qué tipo de recursos locales estarán disponibles? ¿A
quién más hay que informar de los hechos?

¿Qué equipo se necesita? ¿Cuáles son las condiciones meteorológicas? Otros


aspectos importantes de la planificación son los siguientes: analizar la naturaleza del
incidente, el contexto del caso, prever el personal especializado y el equipo que

8
puedan ser necesarios, prever los posibles retrasos en acudir a la escena del delito,
velando para ello porque se asegure una protección adecuada de la misma hasta
que llegue el personal y el equipo necesarios.

En la escena del delito la organización y coordinación de las tareas se fundamenta


en una evaluación inicial de la escena, que se efectúa antes de que empiece la
actividad criminalística propiamente dicha. La organización y la coordinación se
mantienen durante toda la investigación y comprenden un análisis de lo que debe
hacerse (es decir, la sucesión cronológica de actuaciones, las prioridades, etc.), las
personas que están autorizadas a tener acceso a la escena (es decir, sólo tendrá
acceso el personal que desempeñe un papel esencial en la investigación de la
escena del delito y en la atención médica de las víctimas que allí se encuentren), la
atribución de las distintas tareas y de la responsabilidad de su ejecución (por
ejemplo, la designación de un jefe o responsable, descripción de las funciones y
cometidos, la asignación de tareas y la necesidad de personal especializado), y la
manera de llevar a cabo las tareas necesarias (por ejemplo, los procedimientos
aplicables, la necesidad de herramientas y equipo especiales y los canales de
comunicación necesarios).

Dado que cada escena del delito es, de alguna manera, única, la planificación y
organización exigen un cierto grado de adaptación al caso concreto y de flexibilidad.

Además, en el transcurso de una investigación, las necesidades pueden variar


porque se reconozcan nuevos elementos y el personal que trabaja en la escena
tenga que reajustar la organización de las tareas en consecuencia.

El personal que trabaja en la escena del delito dispone normalmente del equipo
necesario para realizar sus tareas, colocado en una caja o maletín para su fácil

9
acceso y que se repone periódicamente para acelerar las tareas. En algunos casos
puede ser necesario disponer de equipo especial.

En el manual de la UNODC titulado “Staff Skill Requirements and Equipment Recom-


mendations for Forensic Science Laboratories” se proporciona orientación práctica
sobre el equipo necesario para la investigación de la escena del delito.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

• Si se llega a la escena sin la preparación necesaria, especialmente sin el


equipo adecuado a las circunstancias ni el personal especializado, se pueden
desperdiciar oportunidades y poner en peligro toda la investigación.

• Un enfoque descoordinado puede dar lugar a malentendidos, a la duplicación


de tareas o a suposiciones erróneas de que otra persona se está ocupando de una
tarea concreta cuando no es así.

• En caso de una atribución de competencias poco clara se podrían pasar por


alto elementos importantes en la escena, como algunas pruebas, o lo que es aún
peor, éstas podrían perderse.

• La actuación de demasiadas personas, o de personas que no sean idóneas,


plantea también el riesgo de comprometer o destruir pruebas pertinentes.

• Establecer desde el principio la comunicación en la escena, y entre el


personal en la escena y el personal de laboratorio, crea un mejor entendimiento de
los posibles análisis que podrían llevarse a cabo ulteriormente de las pruebas
materiales y mejora notablemente las expectativas de resolver el caso.

b. Preservación de la escena del delito y de las pruebas

 La preservación de la escena y de las pruebas tiene como objetivo la


aplicación de medidas de protección y de prevención de la contaminación
adecuada para reducir al mínimo las alteraciones de la escena y de las pruebas
materiales.

10
La preservación de la escena comienza lo antes posible una vez que se haya
descubierto el incidente, y se haya puesto en conocimiento de las autoridades
competentes. La necesidad de proteger la escena sólo acaba cuando finaliza el
proceso de investigación y se levanta la prohibición de acceso al lugar.

La delimitación de la zona que se ha de proteger es una actividad compleja y el


perímetro de la escena pueden variar a medida que avance la investigación. Lo que
parece evidente al inicio puede cambiar y tener que ser reevaluado. Una vez
delimitado el perímetro, la zona se acordona visiblemente mediante algún tipo de
barrera física. Toda persona que entró en el lugar de los hechos antes de que se
acordonara y cuya presencia no se considere esencial será obligada a salir (y así se
hará constar en el atestado), y se impedirá el acceso a la escena de toda persona
cuya presencia no se considere esencial.

Es importante adoptar medidas estrictas para prevenir la contaminación desde el


principio hasta el fin de la investigación de la escena del delito. Entre ellas cabe
mencionar las siguientes: llevar una indumentaria de protección, guantes y calzas;
utilizar una única vía de acceso a la escena del delito (esto también se aplica al
personal que presta atención médica a las víctimas); abstenerse de utilizar las
instalaciones y servicios disponibles en dicho lugar (por ejemplo, aseos, agua,
toallas, teléfono, etc.), así como de comer, beber o fumar; evitar mover o desplazar

11
nada o nadie, salvo en caso de absoluta necesidad (si se desplaza algo o alguien
habrá que documentar con exactitud la ubicación inicial).

Al elegir las medidas de protección y las medidas contra la contaminación es


importante respetar la esfera íntima y los derechos humanos de las víctimas. En
caso necesario se estudiará la posibilidad de utilizar mamparas, cortinas o carpas.

Si durante el transcurso de la investigación se descubre una segunda o tercera


escena del delito conexa, cada una de ellas se investigará por separado (es decir,
habrá distintos equipos trabajando en cada uno de esas escenas).

Por último, cabe reconocer también que, estrictamente hablando, raras veces, por
no decir nunca, se encuentran escenas intactas. El descubrimiento del suceso
puede entrañar inevitablemente modificaciones en la escena. Cuando dicho lugar se
encuentra al aire libre, las condiciones meteorológicas pueden comprometer las
pruebas. Pueden producirse si es necesario prestar atención médica a las víctimas,
o cuando haya que adoptar medidas para velar por la seguridad de las personas,
como extinguir un incendio o desactivar un artefacto explosivo. En esas situaciones
se darán instrucciones y orientación al personal para reducir al mínimo los trastornos
de la escena y de las pruebas que contiene.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

• El hecho de que no se asegure y preserve debidamente una escena dará


lugar a actividades innecesarias que pueden modificar, contaminar o comprometer
irremediablemente dicha escena y las pruebas que contiene.

• La falta de medidas de protección puede dar lugar a la destrucción de


pruebas importantes y, por consiguiente, desorientar a los investigadores e influir
negativamente en el resultado final de la investigación. En el peor de los casos,
puede impedir que se resuelva el caso o hacer que se llegue a una conclusión
errónea.

• Si el personal que trabaja en la escena no utiliza indumentaria de protección,


o no lo hace sistemáticamente se producirá una contaminación irremediable de la
escena (por ejemplo, el cabello, las huellas dactilares o los zapatos, los restos de

12
cigarrillos depositados por el personal que trabaja en la escena). Esa contaminación
podría impedir en última instancia la resolución del caso.

• Lanoutilizacióndeindumentariadeprotecciónosuusonosistemáticosupondrá
también la exposición del personal a riesgos innecesarios relacionados con la salud
y la seguridad.

• Una vez que se levante la prohibición de acceso a la escena del delito, las
posibilidades de enmendar errores o recoger pruebas no reconocidas o pasadas por
alto son poco frecuentes.

c. Documentación de la escena del delito y de las pruebas que contiene

 La documentación tiene por objeto la elaboración de un atestado permanente y


objetivo de la escena, de las pruebas materiales y de cualquier cambio que se
produzca. La documentación de la escena es también el punto de partida de la
cadena de custodia.

La documentación da comienzo con la llegada de la primera persona a la escena.


Utilizando los medios adecuados (por ejemplo, notas, fotografías, vídeos, esbozos y
mediciones) se anotan los datos de la escena tal y como se encontró inicialmente,
en particular la hora de llegada, el estado de las puertas, ventanas y persianas, los
olores, los indicios de actividades, etc. Asimismo se toma nota de las personas que
estén presentes, entren o salgan de la escena, y los cambios que se produzcan
como consecuencia de las actividades realizadas y observadas. Una vez que se
hayan reconocido las pruebas materiales, se prepara una documentación por
memorizada antes de moverlas o recogerlas. Cada objeto recogido se etiqueta por
separado.

El requisito de la documentación se mantiene durante todo el proceso de


investigación de la escena del delito, y ulteriormente, hasta que se obtiene el
resultado de los análisis de laboratorio. Esto constituye la cadena de custodia.

Cuando una persona que trabaja en la escena deja la investigación, toda la


información (por ejemplo, fotografías, documentos, notas, etc.) se entrega al
personal que la releve

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

13
• Es posible que se requiera al personal que ha trabajado en la escena a que
explique determinados detalles y demuestre las medidas adoptadas durante la
investigación. Para ello no es suficiente fiarse sólo de la propia memoria.

• La documentación es esencial para recordar y demostrar más tarde el estado


inicial en que se encontraba la escena y lo que se hizo, cuándo, cómo y por quién.

• La documentación cronológica y minuciosa es importante para velar por la


“trazabilidad” y la “continuidad” de las pruebas durante todo el proceso. La cadena
de custodia determina que lo que se presenta ante el tribunal guarda relación con el
objeto concreto recogido en la escena del delito.

• Todos los exámenes y análisis posteriores pueden verse comprometidos si la


cadena de custodia no se inicia y mantiene debidamente en la escena.

En ese momento también se celebran reuniones informativas.

d. Reconocimiento, recogida y preservación de las pruebas materiales


 El reconocimiento, la recogida y la preservación de las pruebas materiales es la
parte fundamental del trabajo que se realiza en la escena. Su objetivo es
localizar e identificar el mayor número posible de pruebas materiales
pertinentes, y seleccionar los métodos de recogida y el embalaje adecuados
para salvaguardar la integridad de las pruebas.

La localización e identificación de las pruebas materiales en la escena del delito, así


como la identificación de las pruebas que posiblemente faltan, es una tarea
complicada y mucho más difícil y exigente de lo que podría parecer a los que no
están familiarizados con la investigación de escenas de delitos. Es posible que las
pruebas más pertinentes e importantes no resulten evidentes ni directamente
perceptibles a simple vista. No es posible elaborar una lista exhaustiva de las
medidas necesarias para reconocer pruebas en la escena del delito.

Normalmente, el reconocimiento de las pruebas materiales se inicia con una


observación de la escena. En función de las observaciones iniciales y teniendo en
cuenta el contexto del caso, las hipótesis posibles, la naturaleza del incidente, así
como las características de las superficies que puedan albergar posibles pruebas, se
pondrá en marcha una estrategia de búsqueda que será a la vez flexible y metódica.
Esto entraña la inspección ocular a simple vista y con lentes de aumento, pero

14
también utilizando varios tipos de fuentes de luz manuales. Tal vez haya que recurrir
a procedimientos básicos para detectar pruebas materiales, por ejemplo, el uso de
polvos para revelar las huellas dactilares en la escena del delito o el uso de
productos químicos para visualizar rastros de sangre.

Una vez que se reconocen las pruebas, se utilizan métodos de recogida (por
ejemplo, cinta adhesiva, pinzas, varillas de algodón, etc.) y embalajes adecuados
(por ejemplo, bolsas o cajas, recipientes para objetos punzantes, etc.). Cada
elemento probatorio se etiqueta y sella de conformidad con lo que disponga la
normativa local. Posiblemente haya que establecer prioridades en cuanto a la
recogida de las pruebas para evitar su pérdida o degradación innecesarias. La
documentación es parte integrante del proceso de recogida, incluida la ubicación
exacta de las pruebas antes de su recogida.

Elegir loqueesimportanteeselprincipaldesafíodelafasedereconocimientoyrecogida, y
resulta más eficiente y eficaz cuando se lleva a cabo en la escena del delito, donde
las posibles pruebas se enmarcan en el contexto en el que se originaron. No
obstante, en condiciones difíciles, podría ser preferible recoger un mayor número de
pruebas y llevar a cabo la selección en una etapa posterior de la investigación. El
reconocimiento y la recogida de pruebas exigen experiencia y una amplia
capacitación, así como una buena comprensión de lo que se puede hacer con los
diversos tipos de pruebas en un laboratorio forense, y de la información que se
puede obtener.

La escena del delito y las pruebas materiales Como parte del proceso de recogida
de pruebas, en muchos casos son necesarias muestras de sustrato y muestras de
base, por ejemplo, al recoger los restos de un incendio. En las situaciones en que
las pruebas puedan ser de gran tamaño, se suelen recoger sub muestras
representativas, por ejemplo, cuando se incautan grandes cantidades de droga. La
toma de muestras requiere experiencia y formación.

Por último, se considera que en casi todos los casos existen pruebas materiales que
no se detectan ni se recogen. La diligencia debida en el reconocimiento y la recogida
de pruebas materiales contribuye a mitigar este problema.

15
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

• Las pruebas pertinentes que están presentes en la escena del delito, pero que
pasan inadvertidas, no pueden contribuir a resolver el caso. Pueden perderse
irremediablemente o conducir la investigación por un cauce costoso y estéril.

• Recoger únicamente las pruebas más evidentes y visibles puede traducirse


en el desaprovechamiento de las pruebas más pertinentes.

• Los métodos de recogida adecuados permiten evitar la pérdida, degradación


o contaminación de las pruebas.

• La recogida indiscriminada de pruebas puede sobrecargar al laboratorio con


objetos carentes de importancia y, por consiguiente, entorpecer la investigación.

e. Transporte, almacenamiento y entrega de las pruebas al laboratorio


 Esta última fase del proceso de investigación de la escena del delito tiene por
objeto la selección de los medios de transporte y almacenamiento adecuados
para el tipo de pruebas materiales, a fin de velar por la integridad de las
pruebas entregadas al laboratorio.

Una vez que se han recogido las pruebas materiales, se ha de adoptar la decisión
de llevar a cabo otros exámenes en el laboratorio. Por lo general, los objetos que
pueden aportar información que ayude a la investigación y/o los que tienen más
probabilidades de dar buenos resultados analíticos tendrán preferencia a la hora de
ser entregados al laboratorio forense. La participación del personal del laboratorio
desde un primer momento facilita estas decisiones.

Una vez tomada la decisión, el transporte al laboratorio o a un almacén intermedio


antes del análisis de las pruebas es un trámite esencial. Unas condiciones
adecuadas, por ejemplo, un lugar fresco y seco, y un acceso en condiciones de
seguridad y controlado son características esenciales del transporte y del
almacenamiento.

También los costos, la distancia, el plazo y una posible incompatibilidad entre


algunas pruebas y algunos medios de transporte son aspectos a tener en cuenta al
elegir la forma de traslado y almacenamiento de las pruebas. El traslado de algún

16
tipo de pruebas materiales, como, por ejemplo, drogas y armas de fuego, puede
exigir también que se cumpla la normativa local vigente.

La documentación del transporte, almacenamiento y entrega al laboratorio es


importante. Por lo general se expide un recibo por escrito de todas las pruebas
entregadas al laboratorio.

Es posible que las pruebas materiales tengan que conservarse durante muchos
años, por ejemplo, hasta que el asunto haya sido juzgado y se hayan agotado todos
los recursos posibles. En esas situaciones, es importante establecer y dar a conocer
una política de almacenamiento a largo plazo de las pruebas, en caso de que no
exista.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

• Para que resulten útiles en la investigación, las pruebas recuperadas en la


escena del delito deben llegar en última instancia al laboratorio forense de manera
que se conserve su integridad e identidad.

• Unas condiciones adecuadas evitarán la degradación de las pruebas durante


el transporte y el almacenamiento.

• El control del acceso durante el transporte y el almacenamiento evitará el


acceso no autorizado y la posible manipulación indebida o pérdida de las pruebas.

Tipos de pruebas materiales que se pueden encontrar en la escena del delito y su


valor probatorio.

TERCERA PARTE

FASES DE ESCENAS DEL CRIMEN

Una escena de los hechos puede ser clasificada en cuanto a la observación de la


misma, fijación, rastreo, señalización y reconocimiento del cadáver en dos tipos de

17
escenas: abierta y cerrada. La cerrada es la que tiene los límites claramente
demarcados, como ser una habitación, un sitio rodeado por muros o bien un recinto
aunque sea grande, pero delimitado; como salas de cine, salas de clase y la
investigación debe realizarse desde afuera hasta el centro u origen de los hechos.

En cambio la escena abierta, en la que no hay una delimitación, por ejemplo un


parque, campo abierto, plazas, calles no bien delimitadas, obliga a que la
investigación se inicie desde el foco u origen del hecho, hacia fuera, hacia los
contornos, en círculos concéntricos y equidistantes.

FASE 1. Protección del sitio del suceso

Es fundamental que se adopten las medidas de protección que impidan las


alteraciones que, interesada o casualmente, pueden ser producidos por personas
concurrentes al lugar del hecho. Lo usual es poner una cinta protectora, preservando
el área de la escena de los hechos, de color llamativo, usualmente de color amarillo,
con mensajes de “escena de los hechos” o simplemente NO PASAR.

Generalmente, esta función la realizan los policías que llegan en primera instancia.
Su labor es impedir el ingreso de personas a pie o en vehículos cuyas huellas
puedan crear indicios falsos al superponerse a las ya existentes.

1.-Llegar con rapidez a la escena de los hechos.

2.-Conservar en la forma primitiva u original la escena de los hechos.

3.-No mover, ni tocar nada, ni permitirlo hasta que no se haya fijado


fotográficamente la escena.

4.-Seleccionar las áreas por donde se va a caminar, sin alterar la escena.

5.-Mantener la protección sin interrupción, hasta que se proceda al levantamiento del


cadáver y colecta de evidencia.

FASE 2. Observación de la escena

Esta etapa consiste en tomar conocimiento del hecho ocurrido, el jefe de grupo o
uno de los investigadores, debe realizar la observación de la escena y decidir acerca

18
de los peritos que deben participar en la investigación y planificar el procedimiento a
seguir. Es necesario seguir la regla básica:

• “No tocar, cambiar o alterar posición, hasta que no sea identificado, medido y
fotografiado. El cambio de lugar o de posición de un cadáver u objeto, hace que se
modifique completamente la situación original.”

Hay que tener presente que la finalidad de esta observación radica en el


conocimiento de todo lo que existe en la escena del hecho, para realizar
posteriormente una buena fijación. La inspección debe ser hecha de manera
minuciosa, a fin de que ninguna evidencia o elemento del escenario pase
desapercibidos.

Intercambio de Locard: Todo cuerpo en contacto con otro deja huellas. Si se dio una
acción en el lugar de los hechos los participantes dejaron sus huellas, vestigios de
su paso, aunque sea pequeño e imperceptible. El investigador debe encontrar las
huellas y evidencias visibles o latentes. La parte más importante e interesante de la
investigación criminal se encuentra en este apartado, y de lo bien o mal hecho de la
investigación en la escena de los hechos saldrá el resultado, el éxito o fracaso de la
investigación. Tras la inspección ocular se adopta el manejo de la escena de los
hechos, calificándola como escena de los hechos abierta o cerrada.

• La inspección debe absorber toda la información indiciaria y asociativa al


hecho sucedido.

• Seleccionar las áreas para el desplazamiento de los peritos y del fotógrafo.

• Asegurarse si no hay otras escenas asociadas al área investigada y


protegida.

• Localizar las evidencias asociadas al hecho para la señalética.

• Apuntar ausencias de evidencias que se supone debería encontrarse.

• Usar lupa de aumento para observación de evidencias.

• Examen de paredes, puertas, ventanas, techos, sin que quede nada sin
revisar.

19
• La inspección ocular debe crear una imagen mental en la memoria para la
fijación y colecta posterior.

FASE 3. Fijación

Todo proceso de investigación requiere de un registro confiable del o de los hechos


producidos, de forma tal, que permita el estudio posterior, o la reconstrucción en una
época alejada de la ocurrencia. La fijación se realiza en tres fases:

• Narración, de la escena de los hechos.

• Fijación con fotografía, videograbación.

• Señalética.

• Fijación planimétrica, en sus formas de planta o abatimiento.

Narración

Puede ser por medio escrito o bien mediante el uso de una grabadora portátil, que
después permita la narración escrita. Se debe realizar una descripción detallada y
total de la escena de los hechos. Así como las informaciones, indicaciones y otros
informes obtenidos en entrevistas efectuadas a los testigos presenciales en el lugar
de los hechos, estos apuntes podrán ser usados más tarde, cuando sea llamado el
testigo.

Fijación fotográfica

El valor de la fotografía es inmenso, ya que permite retrotraer la escena de los


hechos cuantas veces queramos y sin lugar a dudas. Decíamos que se debe tomar
fotografías panorámicas, de alrededores y en detalle, siguiendo los siguientes
requerimientos críticos:

• Vías de acceso a la escena.

• Áreas circundantes al lugar del hecho.

• Deberán tomarse fotografías en detalle de la entrada y de la salida de la


escena.

20
• Deberán fotografiarse todas las evidencias, manchas, documentos y todo
objeto que se estime que tenga relación con el hecho

Señalética.-Se denomina a esta subfase, al hecho de realizar una señalización de


las evidencias con números y los cadáveres con letras.

Fijación Planimétrica

El croquis o plano que se levanta, viene a ser como el esqueleto y la fotografía, los
músculos que darán forma al retrato de la escena. Cuanto más fielmente estén
logrados más precisos serán los procedimientos fotográficos como planimétricos.

Consiste en dibujar toda la superficie de la escena del hecho, con una visión clara,
sencilla y sistemática de la posición del cadáver, la posición de las armas, impactos,
muebles, manchas, etc. Se deberá tomar en cuenta la exactitud de las medidas,
empleando el sistema métrico para establecer la verosimilitud de la reproducción de
la escena del hecho.

Existen antiguas reglas de Hans Gross, que dicen:

• El plano debe estar orientado de acuerdo con los puntos cardinales.

• El dibujante o planimetrista, debe tomar personalmente las medidas.

• El plano no debe estar sobrecargado, no debe contener nada que no esté


relacionado con el hecho investigado, ya que la fotografía se encarga de tomar esos
detalles.

• El planimetrista no debe confiar en su memoria para acotar o enmendar algo


que debe figurar en el croquis.

• El croquis debe ser hecho a escala. A mayor extensión, menor escala. La


escala debe consignarse en el plano para su total y mejor interpretación.

Cuando se han detectado las evidencias asociadas al hecho investigado, se


comunica al fiscal para proceder a la fijación.

• Se realiza una descripción escrita de la escena de los hechos de lo general a


lo particular, incluyendo la orientación del cadáver.

21
• Se continúa con la fijación fotográfica.

• Se realiza el croquis o bosquejo, para la planimetría.

• Se apunta, la temperatura, si sale el sol, llueve, olores extraños, situación de


las luces; si es un lugar cerrado: situación de ventanas, persianas, puertas abiertas y
cerradas.

FASE 4.- Rastreo de evidencias o indicios

Los elementos identificados como concurrentes al hecho se denominan evidencias o


indicios y su recolección constituye el rastreo. Son múltiples las posibilidades del
rastreo. En el sitio del suceso pueden encontrarse huellas dactilares, armas,
elementos potencialmente utilizados para causar lesiones como elementos de metal,
palos, vidrios, restos alimentarios, substancias tóxicas, vestigios de utilización por
los participantes como colillas de cigarrillos, vasos con huellas impresas o
contenidos de bebidas tóxicas, documentos, cartas, etc., todo esto se reúne en la
etapa del rastreo. Uno de los principios básicos de la Criminalística es el llamado
“Principio de Intercambio” del que ya habíamos hablado. Esto implica que el
individuo, al visitar un ambiente determinado, dejará rastros de su presencia en
dicho ambiente. La tarea del investigador es encontrar una evidencia física que
pueda servir para conectar entre el supuesto autor, la escena del hecho y la víctima.

Concluida la etapa de las fijaciones que nos impedían tocar la escena, en esta fase,
podemos alterar la escena del hecho en busca de las evidencias o algún rastro,
mover todo tipo de objetos en busca de huellas digitales o de indicios de otro tipo
como sangre, pelos, polvo, etc. Y en ese caso volver a fotografiar mediante
señalética los nuevos descubrimientos, utilizando diferentes métodos.

MÉTODOS DE RASTREO

Método de un punto a otro.-Este método es utilizado en superficies pequeñas,


pese a no ser muy usual es el más utilizado, consiste en que el investigador se
desplace de un objeto a otro sin un plan determinado; pero es el que más errores
causa.

22
Método en espiral, circular o en ondas.-Este sistema comienza de un punto focal
seleccionado en el interior, o bien del cadáver y el investigador se desplaza hacia
fuera en forma de espiral cada vez más amplia. Éste es el aconsejable.

Método por franjas o cuadrantes.- Método adecuado para cubrir superficies


grandes. Se precisan varios investigadores, éstos deberán alinearse
imaginariamente y desplazarse lentamente, a lo largo de una franja de investigación
minuciosa. Deben intentar respetar su franja a lo largo del desplazamiento y al
mismo ritmo. El avance debe ser sistemático, un paso hacia el frente, de forma
conjunta y a la vez. Éste es aconsejable en superficies grandes.

Método de zonas o sectores.- Consiste en dividir la escena en zonas o sectores.


Cada zona es investigada minuciosamente. Es ideal en caso de un solo investigador.
Es llamada también registro por cuadrantes. Cuadrantes imaginarios o con extensión
de pitas.

Método de la rueda (estrellado).- Este método es ideal para una zona circular,
consiste en la ubicación al centro del lugar del investigador y luego desplazarse a lo
largo de los rayos de una rueda de bicicleta imaginaria. Es poco usado.

Método piramidal (Triangulación).-Consiste en dividir la escena de esquina a esquina


con pitas, si es cerrada y si es abierta con puntos fijos. Enumerando cada pirámide y
continuando con el rastreo. Éste es uno de los más utilizados.

Fase 5.- Reconocimiento

Cada vez que se produzcan lesiones corporales o muerte, se hace necesario del
examen externo se rescatará, como de primera importancia, vestimentas, orificios de
entrada de proyectiles, huellas de mordida, etc. Hablamos de la primera impresión
del cadáver, de las características y de su situación en la escena de los hechos, que
en muchas ocasiones puede ser de fundamental importancia como en el caso de los
suicidios por asfixia.

Pero el reconocimiento del cadáver se debe realizar sin moverlo, ni tocar nada.
Conservar en la forma primitiva u original la escena de los hechos, hasta que sean
fijados. Por lo que es muy diferente de la etapa posterior del levantamiento del
cadáver.

23
Hay los siguientes pasos muy delimitados:

• Reconocimiento del cadáver

• Levantamiento del cadáver

• Autopsia

• Protocolo de autopsia

• Informe de autopsia

FASE 6. Síntesis o Primera Hipótesis criminalística

Con todos los antecedentes de la observación de la escena, narración, fijación


fotográfica, planimétrica y de señalética cumplidos (lo que conlleva el minucioso
rastreo), el equipo investigador está en condiciones de elaborar una primera
interpretación dinámica de cómo ocurrieron los hechos, una formulación de la
hipótesis criminalística y agregando proposiciones interpretativas de la forma
médico- legal del daño producido. En esta etapa es cuando se elabora nuestra
primera versión de lo que “realmente ocurrió”, con toda la información actual, el fiscal
debe empezar a elaborar lo que va a ser la teoría del caso.

FASE 7. Colecta y Embalaje de Evidencias

Pueden participar también Investigadores: Planimetristas, (Encargado de fijar


planimétricamente la escena, con medidas exactas en relación a puntos fijos. Sirven
para documentar la investigación y en su caso para una reconstrucción de los
hechos) Huellografos, (recogen huellas digitales) Balísticos, (Recogen casquillos,
vainas, proyectiles o restos de proyectiles).

Los indicios que se recolecten de la escena de los hechos se transportan hasta los
Laboratorios de Medicina legal.

FASE 8. Cadena de Custodia

Definición

La cadena de Custodia es el mecanismo que garantiza la autenticidad de los


elementos probatorios recolectados y examinados. Esto significa que las pruebas

24
correspondan al caso investigado sin que se dé lugar a confusión, adulteración, ni
sustracción alguna. Por lo tanto, todo funcionario que participe en el proceso de
Cadena de Custodia debe velar por la seguridad, integridad y preservación de
dichos elementos.

Es un procedimiento de seguridad para garantizar que el perito criminalístico reciba


del investigador especial, los elementos de prueba en el mismo estado en que
fueron entregados en el lugar del hecho, igualmente que sean devueltos al
investigador en la misma situación, que al ser presentados ante el tribunal se pueda
comprobar su autenticidad y no existan dudas sobre la misma

Normas Generales de la Cadena de Custodia

1. La Cadena de Custodia está conformada por los funcionarios y personas bajo


cuya responsabilidad se encuentren los elementos de prueba respectivos durante
las diferentes etapas del proceso penal. Por consiguiente, todo funcionario que
reciba, traslade, genere, o analice muestras o elementos de prueba y documentos,
forma parte de la Cadena de Custodia.

2. La Cadena de Custodia se inicia desde el momento mismo que se recolectan


los elementos de prueba, en la escena de los hechos, bajo dirección del Fiscal, en la
Diligencia de Inspección de cadáver o Inspección Judicial de la escena y finaliza con
el Juez de la causa.

3. Los procedimientos de Custodia deben aplicarse a todo elemento probatorio,


sea éste un cadáver, un documento o cualquier otra evidencia física. Esta misma
protección y vigilancia se debe ejercer de manera idéntica sobre actas y oficios que
acompañan este material.

4. Es responsabilidad de todo funcionario que participa en el proceso de Cadena


de Custodia conocer los procedimientos generales y específicos establecidos para
tal fin y el sistema de control y registro de su actuación directa, dentro del proceso.

5. Al momento de recolectar los elementos de prueba se debe dejar constancia


en el acta de la diligencia correspondiente, haciendo la descripción completa de los
mismos, registrando su naturaleza, sitio exacto donde fue removido o colectado, la

25
persona o el funcionario que los recolectó y la hora y fecha exacta (día, mes y año)
de la recolección.

6. Toda evidencia física, (muestra o elemento probatorio) debe tener el “Registro


de Cadena de Custodia”, el cual debe acompañar a cada uno de los elementos de
prueba a través de todo el proceso judicial. Por consiguiente, toda transferencia de
custodia debe quedar consignada en las hojas del registro de Cadena de Custodia,
indican-do: fecha, hora, nombre y firma de quién recibe y de quién entrega.

7. La Cadena de Custodia implica que tanto los elementos de prueba como los
documentos que los acompañan, se deben mantener siempre en lugar seguro.

8. 8. La Cadena de Custodia es un herramienta que permite garantizar


idoneidad, inviolabilidad e inalterabilidad de los elementos materia de prueba,
facilitando establecer controles sobre los procesos en:

a. La ruta seguida por las muestras, documento y oficios.

b. Las personas responsables que intervienen en la Cadena de Custodia.

c. Los procedimientos de transferencia y cambio de Custodia.

d. Los tiempos de permanencia y los sistemas de seguridad en cada eslabón.

e. Los lugares de permanencia de la evidencia física.

9. En el Registro de Cadena de Custodia debe consignarse toda transferencia


de custodia indicando: nombre y firma de quién recibe, fecha, hora y las
observaciones sobre las condiciones y estado de la muestra en caso de ameritarlo,
por presentarse inconformidades con respecto a la descripción de la misma,
relacionada en la solicitud.

10. Los registros de cadena de custodia deben ser guardados garantizando la


seguridad y conservación de los mismos.

11. La recepción de muestras en las áreas de correspondencia, médico legales y


de ciencias forenses, debe ser realizada por un funcionario asignado para este fin
(encargado de custodia y archivo de evidencias), quien debe cumplir con

26
procedimientos internos del IDIF, que permitan garantizar la integridad, preservación
y seguridad de las muestras.

12. Toda muestra (evidencia física) debe recibirse embalada y rotulada, en caso
de existir no conformidad con este requerimiento, quien la recibe, debe dejar
constancia escrita, en el oficio petitorio, e informar dicha anomalía, inmediatamente
al solicitante.

CLASIFICACION DE LA ESCENA DEL CRIMEN

1. DE ACUERDO A SUS CARACTERÍSTICAS TIPICOS:

Lugar de los hechos (Primario).

Sitio en donde los indicios y evidencias se encuentran en la misma área. (Escena del
crimen)

ATIPICOS:

Los indicios y evidencias se encuentran en lugares diferentes con respecto al lugar


del hecho.

A. LUGAR DE HALLAZGO (Secundario)

Donde se van encontrar los indicios y/o evidencias (cuerpo del delito, cadáver,
armas, restos biológicos, etc.) del delito cometido en otro lugar.

B. LUGAR DE ENLACE. (Terciario)

Donde se pueden encontrar evidencias relacionados al hecho investigado, dejados


por el autor o víctima con motivo de desplazamiento dinámico o movimiento.

2. DE ACUERDO AL TIPO DE LUGAR

A. ESCENA EN CAMPO ABIERTO.

Vía pública, carreteras, avenidas, parajes, barrancas, parques, plazas.

B. ESCENA EN CAMPO CERRADO.

Casa-habitación, Oficinas, edificios.

27
C. ESCENA MIXTA.

Centros comerciales, Escuelas, Baños públicos, Edificios públicos, Gasolineras,


Bancos, Playas de estacionamiento.

PERENNIZACION DE LA ESCENA DEL CRIMEN

Corresponde al perito en criminalística. Para ello empleará la fotografía técnica y el


levantamiento de planos, croquis o diagramas, etc.

A. Fotografía Forense

La Fotografía es un procedimiento por el que se consiguen imágenes permanentes


sobre superficies sensibilizadas por medio de la acción fotoquímica de la luz o de
otras formas de energía radiante.

En la sociedad actual la fotografía desempeña un papel importante como medio de


información, como instrumento de la ciencia y la tecnología, como una forma de arte
y una afición popular.

En el área forense, los informes periciales en general y en la investigación de


cadáveres en particular deben ser comprensibles y fáciles de entender.

La fotografía es el mejor elemento de apoyo para el dictamen, las imágenes deben


revelar claramente los resultados obtenidos.

La fotografía es un elemento indispensable para fijar e ilustrar en forma permanente


el teatro del crimen.

La fotografía de una huella, un rastro o una señal, indicará en forma clara sus
características particulares y podrá ser objeto de estudio por parte de los técnicos
para interpretar su significado.

La fotografía explica con detalle absoluto la forma de las heridas en el cuerpo de la


víctima, la posición de la víctima y de sus vestidos, etc. Todas las circunstancias que
corresponden al cuerpo de la víctima tienen que ser fotografiadas de distintos
ángulos para que después sean interpretadas por los técnicos respectivos y
valorizadas por el juez.

28
Por eso a la Fotografía forense se le llama la "ciencia del pequeño detalle", ya que
una fotografía suple al ojo humano y, por tanto, deben proporcionar la misma visión
que se tiene al observar el objeto directamente.

Las fotografías deben cumplir los siguientes requisitos:

· Posibilidad de relacionar el objeto con el entorno: fotografías panorámicas. Visión


individual de los objetos o personas estudiados: fotografía individual de los indicios.

· Visión de los detalles más pequeños: macro o microfotografía.

· Eliminación de sombras o incremento de las mismas en caso necesario, para


interpretar nuestra las formas y dimensiones de la muestra fotografiada.

· Relación de los parámetros espacio-tiempo. Utilización de testigos métricos y datos


correspondientes al hecho. (Fecha, Av. Previa., expediente, nombre, edad, nombre
del fotógrafo)

· Posibilidad de obtener imágenes complementarias: fotografías especiales,


teleobjetivos, filtros ultravioleta, etc.

· Las fotografías deben tomarse en número suficiente y en orden correcto, anotando


los sitios desde donde se tomaron en los croquis respectivos.

Actualmente se están utilizando cámaras de tecnología digital, que tienden a suplir a


las convencionales, sustituyendo la película de celulosa por tarjetas de imagen. Uno
de los inconvenientes de la fotografía digital es no alcanzar la calidad de las
fotografías convencionales, así como tiene escaso valor probatorio en los casos
periciales, puesto que las imágenes originales pueden ser manipuladas fácilmente
con una computadora, lo cual no es posible hacer en los negativos fotográficos
originales.

B. EL PLANO DE KENYERS O PLANO ABATIDO.

Usualmente los planos que se realizan son para recintos cerrados, porque la
mayoría de los crímenes tienen lugar en habitaciones y dentro de las casas. Este
tipo de planos fue estudiado por KENYERS, quien presentó para los juzgados el
sistema de plano abatido. Este sistema consiste en lo siguiente:

29
Se hace un plano de cada uno de los lados del recinto o teatro del crimen, o sea un
plano distinto por cada una de las paredes y un plano por el tumbado.

El piso ocupa el centro del plano de abatimiento y a sus costados, como si fueran
abiertos con bisagras, se encuentran los planos de cada una de las paredes. El
plano del tumbado está al costado de una de las paredes como si fuera también
puesto con bisagras. Este sistema permite una apreciación exacta de las
circunstancias que existen en la escena del crimen.

En esta forma en el plano de abatimiento es fácil determinar todo aquello que se


requiere para una pronta comprensión del hecho, pues en él se pueden dibujar tanto
los lugares de entrada y salida como la situación de los muebles y los puntos más
importantes para el informe pericial.

Por lo expuesto bien se puede notar la importancia trascendental que tiene la


presentación del plano a escala dentro del informe pericial de reconocimiento del
lugar. La fotografía misma no tendría mayor valor si no se supiera de dónde se tomó
y qué ángulo exactamente representa, sobre todo al tratarse de estudiar la
trayectoria de un proyectil o la posición relativa de la víctima y del victimario.

Un informe de reconocimiento del lugar no está completo si no se acompaña el


plano respectivo, ya que este plano es el que sirve de matriz a toda discusión del
informe y desde allí con ayuda de sus signos y numeraciones se va especificando
qué es lo que se encontró en el reconocimiento y dónde exactamente estuvo el
objeto que se describe.

C. LA PLANIMETRIA

Es un recurso gráfico que establece un registro permanente de los objetos,


condiciones y relaciones de tamaño y distancia, localizados en el lugar de
investigación. Se realiza generalmente a escala, atendiendo la orientación cardinal.

El dibujo planimétrico, no solamente se debe de fijar o delimitar a la escena primaria,


sino extenderlo a todos aquellos espacios empleados para la ejecución del delito
(escena secundaria).

PRINCIPIOS CIENTÌFICOS DE CRIMINALISTICA

30
1. PRINCIPIO DE USO

"La comisión de un hecho siempre implica la utilización de algo, un medio o agente".

2. PRINCIPIO DE PRODUCCIÓN

"La utilización de un medio o agente vulnerante, siempre origina un resultado que se


expresa como evidencias"

Que representan elementos reconstructores del hecho e identificadores del medio


empleado y de su autor.

3. PRINCIPIO DE INTERCAMBIO

Al consumarse el hecho y de acuerdo con las características de su mecanismo se


origina un intercambio de indicios entre el autor, la víctima y el lugar de los hechos o,
en su caso, entre el autor y el lugar de los hechos.

4. PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA

"Si los efectos son parecidos cuando proceden de la misma causa, la similitud o
comparación cualitativa conduce a la identificación de la causa en común"

"Cuando un cuerpo impacta sobre otro deja impreso la cara que impacto"

5. PRINCIPIO DE PROBABILIDAD

"El cotejo del número de características entre dos evidencias permite el paso de la
similitud de los efectos a la identidad de las causas o a su imposibilidad de la
identidad"

Escaso Pequeña Mediano Alta

6. PRINCIPIO DE CERTEZA

"Las identificaciones cualitativas, cuantitativas y comparativas del agente vulnerante


con la evidencia que produjo, nos indica la certeza de su relación causa –efecto"

7. PRINCIPIO DE RECONSTRUCCIÓN

"Del análisis de las evidencias de los hechos basándose en los principios


criminalísticas se puede construir conceptualmente los hechos"

31
Permite elaborar una hipótesis

ABORDAJE EN LA ESCENA DEL CRIMEN

NIVELES DE ABORDAJE EN LA ESCENA DEL CRIMEN

1. Primer nivel: a cargo del personal policial básico.

2. Segundo nivel: a cargo de peritos con equipos básicos y equipos especializados


(luces forenses, luminol etc)

3. Tercer nivel: apoyo de otros profesionales: psicólogo, ingeniero, antropólogo.

MÉTODOS PARA INGRESAR A LA ESCENA DEL DELITO

Al momento en que el perito de criminalística haya seleccionado el método de


ingreso, deberá aplicar los siguientes pasos a cada método, dependiendo del tipo de
escena, pudiendo ser este en campo o cerrado.

1. Método de Cuadros:

Consiste en dividir dos o más cuadrantes con tiza o crayón para realizar el registro
del lugar, metódicamente cuadro por cuadro, asignando un número y/o letra a cada
uno de los cuadrantes.

Así, si se dispone de personal suficiente se puede responsabilizar a cada uno de


ellos de la parte que le corresponda. Es un método recomendado para lugares
cerrados como el caso de una habitación, baño, cocina, etc.

2. Método Lineal o Peine:

El personal ingresará en fila al lugar del registro por uno de los extremos, para luego
avanzar paralelamente hasta el extremo opuesto. Luego gira siempre en fila hacia
uno de los lados y dando vuelta regresa sin dejar terreno por registrar. En esta forma
peina toda la escena. Este método es recomendado para campo abierto, pero
también es útil en campo cerrado.

3. Método Espiral o Reloj:

El personal ingresa a la escena del delito haciendo círculo del exterior hacia el
interior, utilizando dos o más peritos en línea, uno al costado del otro encargándose

32
cada uno del sector que le corresponde. Al llegar al centro pueden regresar en
sentido contrario, repasando nuevamente su recorrido para asegurarse que no ha
quedado lugar alguno sin ser registrado. Es recomendado para campo abierto.

4. Método Directo:

El perito se desplaza indistintamente por la escena sin hacer ninguna figura


geométrica. Se usa para casos sencillos o lugar cerrado, en todo caso, dependerá
del tipo de delito.

5. Método por Zonas:

Se divide por zonas de importancia:

- Zona "A": es el foco y la de mayor importancia. - Zona "B": es la zona adyacente al


foco.

- Zona "C": la del tercer orden en importancia.

También puede dividirse de acuerdo a la infraestructura del lugar (sala, comedor,


cocina, baño, pasadizo, escape, etc.).

6. Método por Franjas:

Es un "doble peine" por ejemplo: primero se peina de sur a norte y luego de oeste a
este. Es recomendado para escenas grandes y en campo abierto. Inclusive se
puede utilizar bicicletas, motos u otros vehículos que permitan el desplazamiento
personal.

7. Método del Abanico:

Es el método más práctico. Se ingresa por un extremo y se abanica con la vista el


piso, paredes y techo, avanzando sistemáticamente.

La utilizaci6n de los métodos seria lados, tiene como finalidad, realizar una
inspecci6n criminalística ordenada, eficaz y profesional con el prop6sito de no dejar
espacios sin registrar y par lo tanto evidencias sin hallar.

33
ANEXO: EXÁMEN DE MÓDULO

NOMBRE:

FECHA:

A CONTINUACIÓN RESPONDE CORRECTAMENTE LAS SIGUIENTES


PREGUNTAS:

1. ¿CUÁLES SON FASES DE ESCENAS DEL CRIMEN?


2. ¿CUÁL ES EL VALOR DE LAS PRUEBAS MATERIALES
3. CONCEPTO DE LA CADENA DE CUSTODIA
4. ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PRESERVACIÓN DE LA ESCENA DEL
DELITO Y DE LAS PRUEBAS?
5. ¿CUÁLES SON LOS MÉTODOS PARA INGRESAR A LA ESCENA DEL
DELITO?

34