Está en la página 1de 4

Corporación Universitaria Adventista

Reseña:
“Brujas, comadronas y enfermeras” y “Reglas del método sociológico”

Facultad de Salud

Enfermería

Isabella Díaz Gómez


Stefany Alejandra Garcés
Juan Esteban Lemos Vargas

Medellín, Colombia
2018
Bibliografía

Autor: Barbara Ehrenreich y Deirdre English


Título: Brujas, Comadronas y Enfermeras.
Editorial: Barcelona, LaSal, D.L.
Temática: Historia
Año de edición: Monthly Review, Oct. 73/1988
Número de páginas: 10 de 89
ISBN: 8485627091, 9788485627097

Autor: Emile Durkheim


Título: Les règles de la méthode sociologique
Editorial: La Pléyade
Temática: Sociología - Metodología.
Año de edición: 1976
Número de páginas: 333 p
ISBN: 9782081416536 2081416530

Los títulos de ambos textos, que pretendemos abordar en la presente reseña, están
según nuestro criterio bien direccionados al contenido de cada uno de las obras
literarias. Su título puede proporcionar una idea clara para el lector inmerso en un
entorno académico asociado al área en cuestión, más no para quiénes están menos
familiarizados con el tema. Por un lado, el artículo sociológico genera el estímulo
mínimo, no promete ser el fondo más atractivo, mientras que leer “Brujas comadronas y
enfermeras” siendo esta frase la responsable de generar una idea de su asunto, nos ha
dejado como lectores una interesante motivación.
Cada una de las bibliografías, plantea una estructura que busca dejar al lector
inicialmente a la expectativa formulando unas preguntas problematizadoras que luego
son resueltas tratando los hechos históricos y aspectos científicos propios del texto.
La metodología usada en estos escritos denota por lo menos tres características las
cuales se hacen visibles como: la investigación, argumentación y la crítica que generan
los autores. En “Las reglas del método sociológico” se aprecia mayormente la primera y
segunda de ellas, se toman como ejemplo la coacción exterior que sufren los individuos
y como esta determina diferentes patrones un su comportamiento. También se tiene en
cuenta datos estadísticos de diferentes regiones y la conducta humana, para determinar
cuáles de ellos se identifican como hechos sociales, dado que no todas las actividades
cotidianas pueden ser consideradas como tal.
En la segunda publicación, se aprecia una forma investigativa historicista que se basa en
hechos concretos. “La edad de la cacería de brujas abarcó más de cuatro siglos (del siglo
XIV al siglo XVII) y en su recorrido abarcó desde Alemania hasta Francia e Inglaterra”,
estos acontecimientos han sido registrados en algunas fuentes datadas de la época,
algunos de ellos son documentos de la Iglesia Católica Romana.
El estilo empleado en el primer texto es formal, utiliza terminología técnica y está
elaborado desde una perspectiva profesional, no así el siguiente, parece estar dirigido a
un lector promedio.
Históricamente la sociología y la salud no han estado relacionadas estrechamente, ya
que en parte la sociología y en menor grado las ciencias de la salud son relativamente
recientes salvo que se observen desde la metafísica.
Hubo un tiempo de transición en el que ambas ciencias han cobrado mayor importancia
en el desarrollo de nuestra sociedad y esto ha puesto a ambos saberes en la carrera por
generar mayor conocimiento al hombre sobre sí mismo, como también las ha acercado
lo suficiente para entender la importancia de la sociología y su relación con la
enfermería como nos concierne en esta ocasión de manera más específica.
En la actualidad no es viable desarrollar las distintas disciplinas del conocimiento en lo
que al hombre atañe sin tener en cuenta otras que interactúan con el mismo.
Consideramos a los autores convincentes y categóricos, no presentan un tema sin
fundamentos, más bien aportan información verídica y verificable respecto de los
particulares.
Los escritores buscan proporcionar al lector aspectos fundamentales, conocimientos,
referencias, conceptos y otros ítems esenciales para aquellos que se desempeñan en las
dos áreas estudiadas.
Palabras claves:
Curanderas, coacción, parteras, inmanencia, brujas, medicina, sociología, sociedad,
individuo, iglesia.

Problemas y preguntas planteadas:


¿Qué son hechos sociales?
¿Cómo llegamos a nuestra posición actual de subordinación, desde nuestra posición
anterior de liderato?
¿Fueron las brujas, mujeres inocentes o partidarias de religiones pre-cristianas?
¿O fueron ellas miembros de organizaciones subversivas campesinas?
¿Qué motivó a los cazadores de brujas?
¿Cuáles son los hechos a los que damos este nombre (qué es un hecho social)?
Concluimos que los orígenes del cuidado y en buena parte de lo que hoy conocemos
como medicina se debió en gran medida a los conocimientos y al empirismo de las mal
llamadas brujas o comadronas. También como pasaron las mujeres de una posición de
liderazgo a una de sumisión durante el establecimiento de distintas escuelas de medicina
en occidente. Hoy día si bien existen diferencias, aún se conservan algunos rasgos
propios de dichos orígenes.
No toda actividad cotidiana del ser humano debe ser considerada como un hecho social,
algunas son sólo comportamientos individuales que nos generales. En cambio recibe por
nombre de hecho social aquello que tiene trascendencia y que el medio social impone
por coerción en el ser humano y su conciencia.