Está en la página 1de 3

Trabajo colaborativo y co-docencia

El trabajo colaborativo es una de las principales herramientas para mejorar la calidad de los
aprendizajes de todos los estudiantes, especialmente de los que presentan Necesidades Educativas
Especiales.

También se puede considerar como una metodología de enseñanza y de realización de la actividad


laboral, basada en el reconocimiento y creencia de que el aprendizaje y el desempeño profesional
se incrementan cuando se desarrollan destrezas cooperativas para aprender y solucionar los
problemas y acciones educativas y laborales que la acción educativa demanda.

¿Qué implica el trabajo colaborativo? El trabajo colaborativo implica contar con un equipo
interdisciplinario, donde cada uno de sus integrantes interviene, en función del mejoramiento de
los aprendizajes y de la participación inclusiva de los estudiantes que presentan NEE, ya sea
transitorias o permanentes.

¿QUÉ ES UN EQUIPO DE AULA? Se conforma por cada curso que cuente con estudiantes
integrados en un PIE. Es un grupo de profesionales que trabajan colaborativamente en el espacio
del aula, con la finalidad común de mejorar la calidad de la enseñanza y de los aprendizajes. Está
conformado por los profesores de aula regular respectivos, profesor especialista, y los
profesionales asistentes de la educación.

Funciones del equipo de aula

1.- Diseño de la respuesta educativa y de acceso al currículo: Identificar las fortalezas y dificultades
del curso, considerando la información relevante que aporta la evaluación inicial del aprendizaje
realizada por el profesor.

2.-Elaboración del Plan de Apoyo individual del estudiante: La planificación de clases debe estar en
estrecha relación con el Registro de Planificación y Evaluación PIE, la cual debe estar basada en los
resultados de la evaluación psicoeducativa o psicopedagógica.

3.-Diseño de la evaluación y el registro de los aprendizajes: Tomar decisiones respecto a las


modalidades, procedimientos e instrumentos de evaluación.

Co-enseñanza

Implica a dos o más personas que comparten la responsabilidad de enseñar a algunos o a todos los
alumnos asignados a un aula escolar. Implica la distribución de responsabilidades entre las
personas respecto a la planificación, instrucción y evaluación de un grupo curso.

Procesos cooperativos: Existen cinco elementos que facilitan los procesos cooperativos:

1.-Interacción cara a cara: en ésta, los co-enseñantes toman decisiones que influirán en su
desempeño.

2.-Interdependencia positiva: Implica reconocer que ningún profesional puede responder solo a la
diversidad.

3.- Habilidades interpersonales.


4.-Evaluación del progreso: se refiere a contar con procedimientos permanentes de indagación
sobre los éxitos y desafíos del equipo de aula.

5.-Responsabilidad individual.

Enfoques de co-enseñanza

1.-Enseñanza de Apoyo: un docente asume el rol de líder en la instrucción y el otro circulan entre
los alumnos prestando apoyos.

2.-Enseñanza Paralela: dos o más personas trabajan con grupos de alumnos en diferentes
secciones de la clase.

3.-Enseñanza Complementaria: ambos co-enseñantes aportan al proceso de enseñanza,


cumpliendo cada uno roles diferentes.

4.- Enseñanza en Equipo: dos o más personas hacen conjuntamente lo que siempre ha hecho el
profesor de aula: planificar- enseñar-evaluar y asumir responsabilidades por todos los estudiantes
de la clase.
Decreto Supremo 170 de 2009. Su objetivo es aportar un conjunto de criterios y estrategias para
garantizar la calidad de los procesos que se realizan en los establecimientos educacionales, en la
implementación de los Programas de Integración Escolar (PIE), para los alumnos/as que presentan
Necesidades Educativas Especiales (NEE).

La incorporación del concepto de NEE, involucra una nueva forma de entender y abordar las
dificultades o barreras para aprender y participar del currículo escolar que experimentan
algunos/as estudiantes. Esta visión implica un cambio de foco que transita de una mirada
centrada en el estudiante individual, hacia otra que incluye al contexto educativo en su conjunto
(respuestas educativas).

Desde este enfoque, las NEE pueden ser definidas en función de los apoyos y ayudas adicionales
especializadas que requieren algunos estudiantes para acceder y progresar en el currículo escolar.

Desde la perspectiva inclusiva, la Diversidad Humana (cultural, social, étnica, en capacidades


funcionales, etc.) es percibida como un valor que enriquece el entorno educativo, el desarrollo
humano, la inteligencia y los procesos de aprendizaje de todos y todas

El enfoque Inclusivo del DS Nº170, privilegia la creación de condiciones en los establecimientos


educacionales y en la sala de clases, para responder a las diferencias individuales de los
estudiantes, incluyendo la implementación de respuestas educativas que incorporen los apoyos
más especializados que los estudiantes requieran, en el contexto del aula común y dentro del
marco de los aprendizajes esperados u objetivos de aprendizajes correspondientes al nivel
educativo del estudiante.

Los esfuerzos se orientan a desarrollar contextos educativos que valoran las diferencias, tienen
altas expectativas de logro respecto del aprendizaje de todos y cada uno de sus alumnos/as, y
por tanto les proveen de los apoyos que necesitan para desarrollar sus capacidades y enfrentar sus
dificultades, en un clima de confianza y respeto.

Invita a las comunidades educativas, y particularmente a los/las docentes a:

 Visualizar a la diversidad de estudiantes presentes en sus aulas;


 Ampliar la respuesta educativa para responder a sus necesidades educativas;
 Poner en marcha un conjunto de acciones (programas) planificadas y coordinadas para
conseguir que “todo el alumnado” pueda participar y progresar en el currículo escolar.