Está en la página 1de 6

UNIVERSIDA NACIONAL AGRARIA LA MOLINA

MAESTRIA DE RECURSOS HIDRICOS

CURSO:
SEMINARIO EN INGENIERIA DE RECURSOS HIDRICOS
PROFESOR:
DR. ING. SAMUEL QUISCA ASTOCACHAMA
TRABAJO ENCARGADO :
RESUMEN DE ARTÍCULO INDEXADO: MEJORAR LA EFICIENCIA DEL
RIEGO SERÁ INSUFICIENTE PARA SATISFACER LA FUTURA DEMANDA DE
AGUA EN LA CUENCA DEL NILO

ESTUDIANTE:
JULIA JUDITH VELASQUEZ MAMANI

LIMA, PERÚ
2017
MEJORAR LA EFICIENCIA DEL RIEGO SERÁ INSUFICIENTE PARA SATISFACER LA
FUTURA DEMANDA DE AGUA EN LA CUENCA DEL NILO.
Introducción:
La eficiencia de riego el consumo de agua es impulsado a nivel mundial por la demanda agrícola, las
estrategias para disminuir el consumo del agua por agricultura incluyen una mejor gestión de precipitación
e irrigación.
La irrigación es importante porque no es sostenible el riego a nivel mundial de gran impulsor del agotamiento
de los recursos hídricos como por ejemplo tenemos claramente los acuíferos. Como consecuencia, los
recursos de aguas subterráneas y superficiales están bajo severas presiones del mundo.
Sin embargo el riego es indispensable para alimentar a las personas. Por tanto, la administración de áreas
de riego se abordó en este estudio para una las cuencas, la administración de las áreas las cuencas
fluviales más grandes del mundo. Donde el riego ha configurado la agricultura, en particular, investigamos
los efectos probables de una eficiencia mejorada de riego para el futuro, es decir la relación entre el agua
disponible para la absorción de agua de la planta y el agua tomada de la fuente.
La eficacia del riego se ha discutido con gran detalle (Howell, 2003; Jensen, 2007; Lankford, 2012), e
instrucciones generales para la estimación de la eficiencia del riego ha sido proporcionada por las pautas
de irrigación y drenaje de la FAO (Brouwer et al., 1989).
La eficiencia de un esquema de irrigación se deriva de dos componentes. La eficacia del transporte (de la
finca, ec) se calcula de acuerdo con pérdidas de agua que ocurren cuando el agua se entrega a granjas
(por ejemplo, a través de fugas y evaporación de canales y grietas en el canal bunds). La eficacia de la
aplicación (en finca, ea) se calcula de acuerdo con las pérdidas en los campos, por ejemplo, la evaporación
de la superficie del suelo y Aguas abiertas e intercepción y percolación profunda en el agua subterránea.
La eficiencia del esquema (e) se deriva multiplicando ambos componentes (e = ec * ea / 100).
Objetivos y enfoque
Evaluamos el consumo de agua de la agricultura de riego en los países ribereños de toda cuenca del
rio Nilo.
Estudios previos han destacado que la demanda de agua agrícola que se acompaña no puede
satisfacer en el futuro (Awulachew et al., 2012). Es probable que esta situación empeora debido a que
se están construyendo muchas represas, lo que alterara los flujos de los ríos, muy probablemente
disminución de los recursos hídricos para los usuarios intermedios (McCartney et al., 2012). La
colaboración entre los países ribereños es importante para resolver las demandas actuales y futuras
de recursos hídricos en la cuenca del rio Nilo (Abdelhady et al., 2015). Además, técnico los enfoques,
como la mejora de la eficacia del riego, pueden ser una medida para contrarrestar parcialmente la
escasez futura de agua (McCartney et al., 2012), pero actualmente se desconoce en qué medida esto
es factible tres objetivos se centraron en este estudio.
 Primero: el consumo de agua de la agricultura de riego de hoy (áreas existentes) fue estimado
sobre la base de la tecnología de riego actual. Los planes nacionales muestran aumentos
considerables en la extensión de los esquemas de irrigación durante las próximas décadas
hasta 2050.
 Segundo: estimamos el consumo de agua para planes adicionales áreas de regadío hasta
2050, suponiendo que la eficiencia de riego permanezca en el nivel actual. Al resumir los
planes existentes y planificados se puede hacer una predicción de la futura demanda de agua
en la cuenca del río Nilo.
 Tercero: se evaluaron los escenarios que supusieron mejoras escalonadas en las eficiencias
de riego, así como un escenario teórico de la mejor tecnología que lleva al máximo eficiencia.
Nuestra pregunta clave abordó el problema de si la cantidad de ahorros posibles de agua a
través de riego mejorado la tecnología podría ser suficiente para proporcionar el consumo
total de agua de los planes de riego planificados en el futuro.
El estudio se basó en los datos existentes obtenidos principalmente de la Iniciativa de la Cuenca del
Nilo (NBI) (como el Apoyo a la Decisión de la Cuenca del Nilo Sistema (NB DSS. El modelo de demanda
de agua de nivel de campo SPARE: WATER (Multsch et al., 2013), que se integró en una información
geográfica, se configuró con parámetros de cultivo específicos del sitio y datos climáticos reticulados
de alta resolución para evaluar los requisitos de agua para cultivos de campo en crecimiento y para
evaluar los ahorros de agua de una mejor eficacia de riego

Métodos: modelo SPARE: WATER

El estimador de condición y huella de agua agrícola especifica del sitio; es un sistema espacial de
apoyo a la decisión para estimar el destino del consumo de agua en la agricultura sistemas de
producción SPARE: WATER permite el cálculo espacialmente explícito de los requerimientos de agua
específicos de los cultivos, considerando todos.
Se necesitan recursos hídricos, incluyendo agua verde (lluvias consumidas), azul (riego consumido) y
gris (lixiviación de sal). Equipado con una interfaz usuario gráfica, SPARE: WATER calcula el
requerimiento de agua de cultivo de acuerdo con la Organización de Alimentos y Agricultura
Directrices FAO56 para el cultivo de agua (Allen et al., 1998). Este estudio se centró en el consumo de
agua azul y gris por
Esquemas de riego, calculados de la siguiente manera:
Datos
Cuenca de Nilo
 El Nilo es el rio más grande del mundo (6,700 km)
 Área aproximado: 3.2 millones de km.
 Compartido: 11 países
 Población estimada: 238 millones
 Pronostico para en los países ribereños en 2030
 Q descarga promedio: 40 y 150 km3/año-1
Datos meteorológicos

Datos FAO Climwat 2.0 para este análisis (FAO, 2015)


 Incluye más de 5,000 estaciones climáticas en todo el mundo, de los cuales 425 fueron
considerados para este análisis.
 Serie de tiempo del clima proporciona promedios a largo plazo de al menos 15 años (1971-
2000) de varias variables (temperatura mínima y máxima, humedad relativa, velocidad del
viento y horas de sol) como promedios mensuales. Estos se usaron para derivar ET según el
método Penman-Monteith de la FAO56
 sumas mensuales de lluvia para estimar Peff.
 Mapas de cuadrícula se interpolaban utilizando el método de distancia inversa ponderada
(Philip y Watson, 1982; Watson y Philip, 1985) para derivar mapas para la cuenca del río Nilo
a una resolución espacial de 0.041 ° (~ 5 × 5 km en el ecuador), por utilizando ArcGIS ™
Spatial Analyst.

Técnica de irrigación, eficiencia y salinidad

Las tecnologías de irrigación generalmente se pueden dividir en dos tipos:


 En los sistemas de superficie (flujo de gravedad), el agua se transporta desde fuente por un
sistema de canales (abiertos) y zanjas. En tales sistemas, existen varios métodos diferentes para
aplicar el agua a campos de riego, como sistemas de inundación o surcos de cuencas (pequeñas
acequias entre hileras de plantas).
 En sistemas presurizados (aspersor o goteo sistemas), el agua se transporta en tuberías
cerradas bajo presión y se "pulveriza" en los cultivos o se proporciona a través de un sistema de
Tubos flexibles con pequeñas toberas, de las cuales 'goteros' suministran agua directamente a
las plantas.
Tales sistemas tienen el riego más alto eficiencias pero también los costos de implementación más
altos. El método dominante en la cuenca del río Nilo es el riego superficial, de acuerdo con FAO
Aquastat (FAO, 2016). El riego por aspersión se usa en Egipto (5%), Etiopía (2%), Uganda (25%) y
Kenia (60%). Aún más bajo. El porcentaje de áreas en la cuenca del río Nilo se riega mediante riego
por goteo, con, por ejemplo, los valores más altos en Egipto (6%), Uganda (3%) y Kenia (2%). Los
datos de la FAO se consideraron en los cálculos en este estudio, excepto en Egipto, para los cuales
los datos regionales estaban disponibles.

Escenarios de eficiencia de irrigación

Se estimaron mejoras plausibles en la eficiencia de la irrigación, teniendo en cuenta los factores


pertinentes que podrían influir en el rendimiento de la irrigación, medida en que tales mejoras pueden
ser afectadas para un área de riego determinada depende de muchos factores:
 Tamaño y tipo de propiedad de los esquemas.
 Capacidades técnicas e institucionales para la gestión de la agricultura de riego.
 Propósito principal de la irrigación.
 Tipo de tecnología de riego en uso.

Reconocemos que muchos de los efectos detallados de las diversas tecnologías y prácticas de riego
no pueden incorporarse en una gran escala evaluación como la presentada en este estudio. Por lo
tanto, tres escenarios normativos de mejoras de eficiencia de riego (Sce1, Sce2 y Sce3) se utilizaron
para evaluar el ahorro potencial de agua sobre la base de los informes disponibles y el conocimiento
experto del personal de NBI miembros
- la eficiencia de irrigación de la gravedad y los sistemas presurizados en Egipto aumentó en
un 5%, 10% y 15% para escenarios Sce1, Sce2 y Sce3, respectivamente. Mejoras en los
sistemas de gravedad del 5%, 10% y 20% para los escenarios Sce1, Sce2 y Sce3 fueron
asumidos para los otros países, además de mejoras del 15%, 20% y 25% para sistemas
presurizados en cada uno escenario, respectivamente.

Resultados

4.1. Riego bruto de esquemas de riego existente y planificado.


El IRRgross para cultivar cosechas en la cuenca del río Nilo se calculó para las áreas cosechadas
existentes (6,4 millones de hectáreas) bajo la suposición del escenario de referencia, es decir, la
mayoría de los esquemas estaban equipados con sistemas de riego por gravedad (85%), y solo una
fracción menor de los Los esquemas estaban equipados con sistemas presurizados (15%), la mayoría
de los cuales se ubicaron en Egipto.
La mayor parte del agua se consume en mayo a agosto por granos, como el maíz, el trigo y la cebada,
que se cultivan en Egipto en particular otros cultivos importantes que impulsan la alta IRR fueron frutas,
verduras, algodón y caña de azúcar en Egipto así como cacahuetes en Sudán en esa época del año.

4.2. Evaluación de escenarios de eficiencia de riego


La evaluación de los escenarios de mejoras en la eficiencia de riego, el ahorro de agua osciló entre
7% y 26%, en Sce1 (ligero aumento de la eficiencia) y Sce3 (posible mejoría teórica) para las áreas
existentes.
Es importante destacar que cuando se comparó el posible ahorro de agua en las áreas existentes con
el agua futura necesidades de áreas planificadas, incluso al considerar la mayor mejora tecnológica
(Sce3), el ahorro de agua de 22 km en se predijo que las áreas existentes no serían suficientes para
satisfacer la futura demanda de agua. Esta demanda de 27 km. (Sce3) resultaría en un deficit de agua
de 5 km3 año según los escenarios Sce1 y Sce2 más probables, el déficit sería aún mayor 29 y 23 km
año-1, respectivamente. Por lo tanto, el ahorro de agua a través de una eficacia de riego mejorada no
podrá satisfacer la demanda del riego.

Discusión
Validación de resultados:
Los resultados de este estudio se compararon con los resultados de otros estudios a nivel nacional y
para toda la cuenca del Nilo. Sin embargo, una comparación detallada es difícil, ya que la configuración
del modelo múltiple, como la eficiencia del uso del riego (de sitio y en el lugar), los considerados datos
de entrada del modelo espacial, como el área irrigada, e información sobre patrones de cultivo y fechas
o intensidad de cultivo Diferente entre los estudios. Por lo tanto, observamos que los resultados entre
los diferentes estudios deberían explicar patrones regionales similares y estar en el mismo rango en
lugar de proporcionar valores idénticos. La IRR actual más alta bruto Ocurrió en Egipto, con 64 km3
año-1 en 5ha de cosechas regadas.. El agua total el retiro, incluidas las pérdidas de agua en las fincas
fue de 67 km3 año-1 en 2010, considerando 6,3 millones. ha de tierras de regadío (FAO, 2016).
Para la evaluación del requerimiento de agua de riego en la cuenca del Nilo, consideramos el riego en
finca Eficacia, es decir, las pérdidas que se producen durante la aplicación del agua de riego a las
plantas en la escala de campo. Los datos de entrada y salida se revisaron cuidadosamente en
cooperación con expertos locales y se compararon con otras simulaciones localizadas de requisitos de
riego según el modelo WEAP.

5.2. Impacto de la eficiencia mejorada del riego dos aspectos son importantes para discutir.
 Primero, ¿cómo funciona la IRR? de las áreas existentes se comparan con el volumen total
de agua del Nilo (bajo la tecnología de riego actual y mejorada)?
 Segundo, ¿pueden los ahorros de agua de la eficiencia mejorada del riego cumplir con
demanda de agua adicional de planes de riego planificados? bruto La asignación de agua
subyace a los planes históricos que regulan la asignación de agua de acuerdo con el flujo
promedio del río Nilo en la presa de Aswan de 84 km3 año-1 .
Solo Egipto y Sudán son parte del acuerdo, y los dos países acordaron una asignación esquema en
el que Egipto recibe 55.5 km3 año-1 del flujo total, y Sudán recibe 18.5 km3 año-1 (Johnston, 2012),
considerando pérdidas de evaporación adicionales desde la superficie del agua abierta de 10 km3
año-1 .TheIRR de esquemas de riego existentes fue calculado para ser de 64 km3 año-1 y 19 km3
año-1 bruto para Egipto y Sudán en este estudio. Por lo tanto, incluso el IRR de existentes los
regímenes de riego superaron los flujos de río promedio, así como la cantidad establecida en el
acuerdo de 1959 entre Egipto y Sudán. Resultados similares han sido reportados por otros
investigadores (McCartney et al., 2012), quienes han enfatizado que el Nilo La Cuenca del Río no
puede satisfacer las necesidades de riego a largo plazo. Esos autores han llegado a la conclusión de
que la implementación del agua Las medidas de ahorro, como la mejora de la eficacia del riego, son
de alta prioridad. Nos referimos, en particular, al potencial de riego Eficacia para satisfacer las
crecientes necesidades de agua de la agricultura.
6. Conclusiones
Se espera que la cuenca del Nilo experimente una expansión en la agricultura de regadío en la mayoría
de los países para alimentar a la población en rápido crecimiento. Las poblaciones de la mayoría de
los países ribereños de la cuenca del Nilo se duplican cada 20 a 25 años. Este aumento esperado en
la demanda de agua de riego excede el agua disponible en la cuenca del Nilo. La mejora de la eficiencia
del riego ayudaría a disminuir el consumo de recursos hídricos en la cuenca del río Nilo, en particular
para equilibrar la demanda y el suministro actuales. Sin embargo, nuestros cálculos de riego bruto con
Diferentes tecnologías de riego mostraron que los potenciales de ahorro son insuficientes para
satisfacer la demanda de los regímenes de riego planificados en 2050. Por lo tanto, se requieren otras
medidas para optimizar aún más la utilización de los recursos hídricos. Una mejor gestión del agua
verde (lluvia consumida) en combinación con irrigación suplementaria es una oportunidad prometedora
para mejorar el manejo de la irrigación esquemas en las regiones del Lago Ecuatorial, así como a lo
largo del Nilo Azul en Etiopía.

7. Perspectivas
El comercio virtual de agua se ha destacado como otra medida útil para hacer frente al agua escasez,
particularmente en Medio Oriente y África del Norte (Allan, 1998). Las posibles ventajas de El comercio
virtual del agua aún se encuentra en discusión. D'Odorico et al. (2010) han informado que el comercio
virtual de agua es útil para contrarrestar la escasez de alimentos a corto plazo, pero disminuye la
capacidad de los países para hacer frente a la escasez a largo plazo, ya que la capacidad de comerciar
alimentos adicionales en tiempos extremos, por ejemplo, sequías, puede ser limitada. La mejora de la
eficiencia del riego aborda el consumo de agua azul (es decir, el agua consumida de los recursos de
aguas superficiales y subterráneas). La evaluación de Los recursos hídricos verdes y azules bajo la
consideración de diferentes escenarios de riego, como también se reconoce en general las directrices
para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GWP, 2000), serían un próximo paso para mejorar
la gestión del agua en la agricultura, particularmente en la cuenca del río Nilo. 3 año-1