Está en la página 1de 3

HEROES DE LA FE

La Apostasía en la Iglesia Cristiana

Fue escritor, teólogo, compositor, reformador y probablemente la figura más conocida del siglo
XVI. Martin Lutero fue apreciado por la multitudes alemanas y rechazado por autoridades de la
Iglesia Romana. Llego tal vez a ser el principal motivador de los periodos religiosos, sociales y
políticos de la Historia Europea: La reforma.

Durante la época medieval urgía un cambio medieval inminente, con la invención de la imprenta
y la sed de conocimiento para 1450 había menos de 100 mil libros para el 1500 había 9 millones.
Gutenberg eliminó el monopolio de ricos y el clero con la Biblia. En las manos del pueblo común
haría desaparecer la gran oscuridad que había en el pueblo de Europa, había algo impropio en
ese sistema político y religioso.

Europa estaba plagada de personas pobremente educadas de sacerdotes y monjes haraganes,


amadores de placeres, se preocupaban más por sus intereses que por el bienestar del pueblo.

SEMEJANTE CAMBIO

Los primeros cristianos compartieron las buenas nuevas de la vida, la muerte, la resurrección y
la ascensión de Jesucristo por todo el imperio romano enfatizando que la salvación se
encontraba solo en Cristo y que era un regalo recibido por la gracia de Dios y la fe en Él.

Al principio los ataques vinieron de afuera emperadores como Nerón, Prajiano, Dioclesiano, los
cristianos eran arrojados a los coliseos y devorados por las bestias a causa de su fe. Pero la más
grande amenaza vendría desde adentro hombres amadores de sí mismo vendría el llamado
hombre de pecado que se opondría a todo lo que se llama Dios y es objeto de culto. El cuerno
pequeño haría guerra contra los santos de Dios y pensaría también cambiar los tiempos y la ley
perfecta de Dios.

Este poder surgió del pueblo romano, el obispo de roma fue tomando fuerza sobre los otros
estados.

Un número de prácticas y creencias entrarían en la iglesia:

 Veneración de los ángeles y santos


 Culto a imágenes y reliquias
 La observancia del domingo por la del sábado
 Purgatorio
 Oraciones dirigidas a María y a los santos
 La creencia de que el pan y el vino eran realmente el cuerpo de cristo
 La confesión de pecados hacia los sacerdotes
 Penitencias
 Indulgencias

La iglesia necesitaba una reforma y esto necesitaba un hombre de valor y Martin Lutero era el
hombre que se necesitaba. En la víspera del día de los santos el 31 de octubre del 1517 Martin
Lutero clavó las 95 tesis de la Justificación por la Fe en las puertas de la Iglesia de Gutenberg.

Al cabo de dos semanas con la ayuda de la Imprenta sus tesis en contra de las indulgencias y la
proclamación del poder papal se leyeron en toda Alemania y en pocos meses todos los cristianos
conocían sus escritos. La salvación por la fe llegaría a ser una piedra angular de la reforma.
Lutero fue excomulgado por la autoridad papal en junio de 1520 y sus escrituras condenado a
las llamas. En 1521 Lutero produjo su primera obra relacionada con las profecías, identifico al
papa como el anticristo.

A fines de marzo de 1521 Lutero compareció ante el papa Carlo V en Alemania. Nunca antes un
monje había comparecido ante tantos reyes, magistrados, nobles y religiosos.

Lutero pronuncio las palabras que sacudirían a mundo entero:

“A menos que esté convencido por la razón y por las escrituras yo no acepto las autoridades de
papas y concilios porque ellos se contradicen, mi conciencia esta cautivada por la palabra de
Dios, yo no puedo ni quiero retractarme en nada porque ir en contra de la conciencia no es
correcto ni prudente esta es mi posición, Dios Ayúdame, Amén”.

Las verdades fueron preservadas del creciente poder del obispo de Roma, uno de esos lugares
fue en el norte de Italia en las llanuras al oeste de Milan, fieles testigos todavía atesoraban las
doctrinas de la iglesia apostólica y demandaban las crecientes supersticiones y perversiones en
la iglesia. Estas montañas llegarían a ser refugio de los valdenses. Su devoción y perseverancia
llenan muchas páginas de la historia de la iglesia.

Sus misioneros fueron entrenados con la Biblia como único libro de texto, memorizaban
evangelios enteros y muchas de las epístolas, transcribían las escrituras. Viajaban disfrazados
de mercaderes llevando porciones de escritura entre sus vestiduras. Roma comenzó a
perseguirlos y las montañas dieron protección a los valdenses, los densos bosques, cuevas entre
las rocas vinieron a hacer su casa, fue un tiempo espantoso pero también de confraternidad.

Las persecuciones a los valdenses no cesaron durante la reforma al contrario se intensificaron.


Uno por uno hombres, mujeres y niños fueron arrojados al enorme precipicio del Castelluzzo.

En medio de esta apostasía y oscuridad en la iglesia Dios preservo un grupo para iluminar las
verdades bíblicas en medio de la oscuridad. Hubo muchos mártires que murieron en manos de
inquisidores torturados, decapitados, quemados y sus cenizas esparcidas en los ríos y hacia los
cuatro vientos mismas que fueron semillas de esperanza para un mundo que vivía en medio de
tiniebla espiritual que se encargaron llevar el evangelio de Cristo hacia todo el mundo a través
de la reforma.

"Bendice, oh Señor, tu santos martirizados,

cuyos huesos yacen esparcidos por las frías montañas alpinas.

Aquellos que guardaron la verdad antigua tan pura

Cuando nuestros padres adoraban troncos y rocas no te olvides

En tu libro graba los gemidos de quienes fueron

tus ovejas y en su antiguo aprisco,

Asesinados por los sanguinarios piamonteses,

Que arrojaron a las madres y a sus niños al rocoso abismo

Sus lamentos los valles repitieron a los montes y estos a los cielos

Tú sangre mártir y cenizas siembran ahora


Todos los campos de Italia, donde aún bajo

La triple tiranía, que a partir de estos pueden crecer

Cientos, mientras que después de haber aprendido tu camino,

Se puede escapar de la ruina de Babilonia. "

Amen.