Está en la página 1de 3

Caer con estilo

Marco Antonio Meza-Flores


Teólogo y Psicoterapeuta

Levantarse, caer, y volver a poner en pie. La vida está llena de


vicisitudes, de altas y bajas, de aristas y vértices, recovecos que
a veces no se llenan con una simple sonrisa, un ¡hola! ¿cómo
te va? A veces tiene impresiones que, en lugar de hacernos
crecer, nos hacen menguar, sin embargo, la vida es fantástica,
no importa que los colores se tornen grises o negros.

A poco no les pasa que no sabemos ni de dónde venimos,


dónde estamos, mucho menos hacia dónde vamos, pero
intentamos una y otra vez seguir caminando en aquel sendero
que está tan oscuro que pareciera interminable.

Con el ruido de las cosas, el exceso de trabajo, los pleitos en


casa, en la escuela, con los seres amados, el mundo se torna
gris, añádele a esto, la delincuencia, la falta de trabajo, el
exceso de violencia y otras circunstancias de la vida que son
tan pero tan aplastantes que uno quisiera mejor no vivirlas.

Sin embargo, hay una cosa que es segura; el ser humano tiende
a caminar y crecer a pesar de las vicisitudes, cree en él, y por
ende crea con él, porque estamos hechos de polvo divino, y
tenemos capacidades que están más allá de aquello que
imaginamos, porque la racionalidad, el sentimiento y la emoción
se pueden vincular dentro y fuera de nosotros y nos
convertimos en creadores de historia, en constructores de vida
y sobre todo en seres humanos.

Sé, que parece fácil; o se lee fácil, pero lo único que debemos
hacer es creer en lo que hacemos, amar lo que con nuestras
manos construimos y aportar más y mejor vida en todo aquello
que hacemos.

Reynosa es una ciudad llena de esperanza, a pesar de todo lo


que sucede, a pesar de los balazos y las tomas de la ciudad,
somos más lo que con nuestro esfuerzo construimos día a día
una vida mejor, una vida vivible (valga la redundancia), una
forma de energizarnos, que está más allá de aquellas visiones
cerradas y moralistas, llenas de prejuicios y faltas de juicios con
valor, además, aunado a esto, estamos construyendo, parece
que no, parece que el gobierno calla, que las autoridades
mudas de miedo se esconden detrás del “pan y circo”, pero la
ciudadanía está creando formas mejores de vivir; de vivir en
comunidad, de aportar nuevas riquezas, de ser y estar.

Levantarnos, caernos, y volvernos a poner de pie, porque de


eso se trata, de hacer, y hacer, hasta que salga de la mejor
manera, es decir “caer con estilo”. Samuel Beckett, escritor
irlandés escribe: “Siempre lo intentaste, siempre fallaste. No
importa. Inténtalo otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor”, y es en
realidad una realidad (valga otra vez la redundancia), intentarlo
y sobre todo hacerlo, porque como dice Lao Tze “no lo intentes,
hazlo”, logramos más haciendo que simplemente intentando
hacer. Anda, recorre; anda, construye, anda, haz.

Mientras pasa esto, camina conmigo, será un viaje genial.