Está en la página 1de 1

EL FEMINISMO Y LA LUCHA POR LA IGUALDAD DE LOS DERECHOS

Nadie duda de que las mujeres en la actualidad, han tenido importantes logros en materia de
la reivindicación de sus derechos sobre todo en lo que corresponde a la igualdad de los
derechos entre hombres y mujeres. Sin duda, de una posición de subordinación hasta de
inexistencia (Lacan solía decir: ¡La mujer no existe!), han devenido en una suerte de
desestabilizadoras del falocentrismo, en cuestionadoras de un sistema androcéntrico e injusto
obviamente.
Muchas de las voces feministas como Simone de Beauvoir, Elaine Showalter, Iris Zavala o
Luce Irigaray se han se han servido de los aportes de muchos pensadores como Jacques Lacan
(sus famosos registros), Jacques Derrida (deconstruyendo desde el logofalocentrismo) o de
Michel Foucault (el poder y la verdad). Y con ello han erigido lo que podríamos llamar una
epistemología del feminismo.
De manera que hoy las mujeres, desde una posición subalterna aún pese a todo cuanto se
avanzó en materia de derechos; tienen la misión de descentrar esa verdad erigida por los
varones y tienen el absoluto derecho a construir sus saberes, sus sueños, sus esperanzas, sus
sinsabores, dolores, impotencias y verdades, porque el mundo estuvo siempre construido
desde la perspectiva del varón y lo que vemos son resultados desastrosos por lo que urge la
diseminación de un discurso fresco, profundo, a la que guardo una esperanza ciega porque
es una confesión de parte desde la subalternidad, desde la mirada del otro y porque además
tienen la ventaja de conocer la oscuridad y la postración histórica.
Sin embargo y muy a pesar de los esfuerzos, la violencia cotidiana contra las mujeres es una
mochila pesada que tiene nuestro sistema educativo, y es precisamente desde este frente que
se deben trazar políticas a largo plazo que permitan una educación integral de nuestros
estudiantes.