Está en la página 1de 7

[left.

htm]

Text- och fotogalleri Indexsida - Dick Emanuelsson - dickema@hotmail.com

‘Pacho’, Francisco Cortés Aguilar,


¿Víctima de una conspiración política?
Entrevista en la cárcel Chonchocoro, La Paz, con ”Pacho”,
Francisco Cortés Aguilar, acusado de organizar un ejército
guerrillero en Bolivia con el MAS.

Francisco Cortés Aguilar, un colombiano de 40 años, dirigente popular en


los últimos 25 años, se encuentra en este momento encarcelado a una
altura de 4.300 metros en El Alto, epicentro de la lucha que trajo el
derrocamiento del presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada.
”Pacho”, como también lo llaman sus amigos, es acusado de ser guerrillero
de ELN y la araña para armar a un ejército guerrillero boliviano. El
corresponsal sueco DICK EMANUELSSON lo ha entrevistado y he aquí su
reportaje.

LA PAZ / 031102 / El sol en el altiplano paceño es picante. Ahora


entiendo por qué los indígenas aymaras tienen sus cachetes rojos. Y
este reportero se da cuenta que le toca comprar un protector solar y
un amplio sombrero. Si no, va a quedar como un camarón cocido.

Después tres transbordos de minibuses desde el centro de La Paz,


estamos llegando a Chonchocoro, cárcel de máxima seguridad y
construida en 1996 con capacidad para 300 reclusos. Actualmente
se encuentran aproximadamente 100, de los cuales hay un ex

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
presidente, García Mesa, un carnicero y narcotraficante. Pero ahora
tiene un competidor famoso con ””Pacho””, Francisco Cortés,
colombiano y dirigente rural. La prensa, el ex ministro del Interior y
hasta el ex presidente ”Goni”, en su última entrevista con CNN,
acusaba a ”Pacho” por ser uno de los culpables de ”crear
emboscadas a los soldados” durante las matanzas en el mes de
octubre.

Allá, en la soledad del altiplano, se encuentran los que son


considerados como los más peligrosos delincuentes de Bolivia.
Pasamos por la puerta exterior que en realidad es una reja sencilla
de dos metros. Nos reciben los policías y amistosamente saludan a
Andrés, de 18 años, el hijo de ”Pacho”, que vive desde hace cinco
meses en La Paz y que visita su padre cuatro veces a la semana.

El primer registro. Nadie me pregunta si soy periodista y tampoco les


digo que lo soy para no tener complicaciones de entrar. Pero no
tengo ni grabadora ni cámara. Pasamos por otro registro y al final se
hace la requisa de las pertenencias. ”Es una guardería en
comparación a las cárceles colombianas”, comenta Andrés.

Sueltan los perros a las siete de la noche

El joven se ha tenido que trastear 19 veces con su familia durante los


últimos diez años que ha vivido en Bogotá. La familia es de
Santander, pero por problemas de la guerra y el conflicto tuvieron
que irse a la capital donde ”Pacho” fue incorporado en el programa
de protección por parte del Ministerio del Interior. Esto suena como
raro a la luz de las acusaciones del Estado boliviano. Sin embargo, el
vicepresidente Francisco Santos, en una declaración en el mes de
mayo de este año, subrayó que ”Pacho” no tenía ningún antecedente
en los registros de la inteligencia militar colombiana de ser un
”terrorista” o subversivo.

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
Un sargento nos acompaña al tercer anillo de la cárcel y abre el
candado grueso. Al lado derecho, entre las rejas de “gallinero” y el
muro, es como ”tierra de nadie” y hay ocho pequeñas casitas para
los perros, a los que sueltan a las siete de la noche.

”Pacho” y Carmelo Peñaranda, de 30 años, uno de los otros dos


detenidos el 10 de abril de este año, nos reciben con fuertes
abrazos. Inmediatamente comienzan a preguntar sobre los últimos
acontecimientos en Colombia: el derrotado referendo y el avance de
las fuerzas democráticas y de izquierda en las elecciones
municipales y regionales. Impactan las noticias y se nota en los
rostros que esas noticias constituyen un aporte moral grande.

“Sangre va a correr por las cárceles”


Entramos a la celda de ”Pacho”. En las paredes hay páginas
recortadas en color de distintas revistas. Tiene un estante pequeño
de tres niveles encima de la cama con libros de derechos humanos
junto con la Biblia.

Tienen optimismo, dos semanas antes les decían algunos


guardianes que era ”mejor que se escaparan porque la sangre iba a
correr por las cárceles”.

El pueblo de El Alto, La Paz, se había levantado. Los mineros y


prácticamente todo el centro minero de Oruro estaban en marcha o
ya habían llegado a El Alto y La Paz, intentando ocupar el palacio
presidencial. Y ahí estaban los presos políticos encerrados
esperando cualquier cosa que pasara. Pero el triunfo popular logró
que también se calmaran los ánimos de los guardianes.

¿Pero qué paso ese día fatal, el 10 de abril?

Exiliarse en Bolivia

Comienza a relatar que era el tercer viaje que había hecho desde el
2001. Quería exiliarse en Bolivia con la familia para evitar ser

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
asesinado por los paramilitares colombianos. Participó en la
conferencia internacional ”Acción Global de los Pueblos” en el 2001 y
permaneció seis días en el país. Regresó en 2002 y estuvo tres
meses para sondear la posibilidad de comprar una casa. Lo
acompañó su esposa.

Y cayó otra vez el 6 de abril este año, decidido a realizar la compra


de la casa. Por eso se llevaba cuatro mil dólares de ahorros.

–Tengo la costumbre como campesino de levantarme temprano. E


iba a ir a la ducha cuando vi que personas encapuchadas entraron
por el patio. Entraron y nos sacaron a todos al patio desnudos,
apuntándome en la nuca con un metralleta. A Carmelo le dieron un
culatazo en el ojo. Boca abajo y cintas en las manos y los ojos
vendados.

Claudio Ramírez, su viejo amigo campesino y dueño de la casa, fue


llevado junto con su hija Nelly, de 17 años, ”Pacho” y Carmelo a un
furgón. La sobrina de Claudio, Betty Nina Díaz, de 17 años, se quedó
encerrada en un cuarto en la casa.

–Todo fue rápido, nos sacaron en cuestión de diez minutos, comenta


Carmelo, de 30 años, dirigente del MAS de Cochabamba que había
llegado en la noche anterior, el 9 de abril.

Prensa fue convocada por la embajada norteamericana


Pero no solamente fue una desagradable sorpresa para las cinco
personas que se encontraban en la casa esta mañana. La ”cola” de
los policías era una selección de prensa de televisión y de prensa
escrita, entre ellos el diario La Prensa.

– Habían sido convocados, no por la Policía, sino por la embajada


norteamericana. Ellos comenzaron a interrogarnos si éramos
guerrilleros y yo qué hacía en Bolivia.

Los cuatro mil dólares que tenía ”Pacho” los entregó al fiscal para
que no los perdiera. Y resulta que lo considera como el
Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
”financiamiento internacional insurgente a la rebelión boliviana”.

Una hora después de haberlos trasladado a la sede de la inteligencia


militar, regresaron los policías a la casa y ”encontraron” en el patio la
droga, dos kilos de pasta de coca. ”Pacho” se ríe con una expresión
de resignación cuando lo comenta.

– Entraron con ”casabobas”, bombas caseras, pero ahí los vecinos


protestaron diciendo ”No, señores policías, no hagan montajes,
vimos cuando plantaron las casabobas”. Los policías tuvieron que
regresar con las bombas.

Esposa de policía firmó el hallazgo


Tres horas después de que ”Pacho” y sus amigos habían sido
sacados de la casa, los policías encontraron la pasta de coca en el
patio. Una vecina, casada con un policía, fue la que firmó el
”hallazgo” que ”confirmaba “los enlaces entre la narcoguerrilla
colombiana y el MAS”, el Movimiento al Socialismo.

El día antes, el presidente Gonzalo de Lozada había declarado


pomposamente que iba a ”usar las armas para defender la
democracia”. Las armas sí, las había usado en medio de febrero
cuando ordenó al Ejército abrir fuego contra trabajadores,
campesinos y policías que se habían rebelado contra el aumento del
impuesto. Fueron enterradas más de 30 personas y heridas de bala
más de 200.

El panorama político de ”Goni” no era muy favorable y el MAS y las


organizaciones populares avanzaban en las encuestas. Según los
detenidos, Goni necesitaban un pretexto para desprestigiar a Evo
Morales y su movimiento que se dedicaba a hacer giras
internacionales, invitado para plantear su posición sobre el
complicado panorama político boliviano. ”Pacho”, colombiano y
dirigente campesino, fue el pretexto perfecto para internacionalizar el
conflicto boliviano. Goni seguía la pista de su colega colombiano

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
para así mostrar ante el mundo que los verdaderos motivos por el
conflicto eran externos, no internos.

Pistola de silicona era “arma”


–Aparte de la droga, las ”pruebas” que plantaron fue un mapa con
bases de policía y del ejército en Cochabamba marcados. Un
documento de 100 páginas que supuestamente era del ELN. Para
forzar esa denuncia decían que la bandera rojinegra (sin sigla) era
del ELN, cuando en realidad era una bandera regalada por un partido
de Potosi en la campaña electoral, que tiene la misma bandera que
el ELN.

– Encontraron dos uniformes militares que confirmaban la denuncia


de que estábamos incluso vistiendo a un ejército guerrillero. Pero
resulta que los uniformes eran del hijo de Claudio que había hecho el
servicio militar como paracaidista y se los llevó como un recuerdo,
cosa de tradición en varios países latinoamericanos. Finalmente
encontraron la ”pistola”, que era una pistola de silicona para aislar
ventanas o cualquier trabajo casero.

–El fiscal tiene que hacer las denuncias en un lapso de seis meses.
Pero como las ”pruebas” eran tan malas, pidió al juez que ampliara el
tiempo. Ya llevamos siete meses encerrados.

“Tortura tanto física como psíquica”

Denuncian de haber sido torturados tanto en lo físico como en lo


psíquico. Estaban encerrados durante más de dos meses, pero la
situación se mejoró después de las visitas de abogados de Colombia
y las denuncias de organismos de derechos humanos nacionales e
internacionales.

El ex ministro del interior, Yerko Kucoch, fue más acusador que el


mismo fiscal, pero la intención no era jurídica sino politizar el caso. El

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD
17 de octubre huyó a Uruguay, igual que ”El Gringo”, Gonzalo
Sánchez de Lozada.

–Yo le invito al nuevo gobierno a visitarnos, igual que al gobierno y la


embajada colombiana en La Paz, dice.

”Pacho” sufre de ulcera y fue llevado hace unos días al hospital. Pero
ni ahí ni antes ha recibido una sola visita por parte de la embajada
colombiana.

¿Los irlandeses en la misma suerte?


En Bogotá se encuentran tres irlandeses encarcelados desde más de
dos años, acusados de ser expertos en explosivos y de haber
entrenado a la guerrilla con más experiencia de América Latina.
Cuando el caso se cerró en la última audiencia en los primeros días
de agosto, el jurado tendría dos semanas para tomar la decisión
”culpable o no culpable”. Han pasado más de tres meses y todavía
no hay una sentencia.

Abogados de ambos casos dicen que ”están cocinando la olla para


preparar un juicio político”. Porque las pruebas en ambos casos no
son suficientes para una sentencia.

Comienza a caer granizo y con él el frío. Son las cuatro de la tarde y


ahora se siente que la temperatura está bajando rápidamente. Nos
despedimos con unos fuertes abrazos y con las palabras de no
cerrar la comunicación. Los policías nos saludan cordialmente.

Detrás se encuentran seres humanos que viven en una


incertidumbre terrible, que no saben si van a ser liberados o quedar
encerrados por años, víctimas de una conspiración política.

Dick Emanuelsson

Lea más sobre Bolivia

Create PDF in your applications with the Pdfcrowd HTML to PDF API PDFCROWD