Está en la página 1de 1

Gran hermandad de la luz

27 de mayo ·
El atomo nous.
Esotéricamente nuestro corazón tiene siete cámaras secretas asociadas con siete cámaras esotéricas de
nuestro cerebro, hay una relación con nuestros siete cuerpos y los siete canales secretos por los que
debe ascender la serpiente ígnea conocida como Kundalini a lo largo de nuestra médula espinal, debo
hacer destacar que en el ventrículo izquierdo de nuestro corazón se localiza un átomo divino, el átomo
Nous, el cual se encarga de revitalizar nuestra sangre una vez que pasa por dicho ventrículo, los
médicos de la ciencia oficial afirman que nuestro órgano cardiaco trabaja gracias al manojo de His que
es un conjunto de nervios que están en el corazón, los sabios de la medicina oculta afirman que la
verdadera causa de que nuestro corazón trabaje es el Tatwa vayú (vibración etérica del aire) en
colaboración con el átomo Nous, cuando el rayo de la muerte, como una descarga eléctrica de elevado
voltaje penetra el corazón, el átomo Nous se desprende y el Tatwa vayú deja de trabajar porque deja de
recibir el impulso eléctrico del átomo Nous y viene entonces el paro cardiaco y la muerte del cuerpo
físico.
Si observásemos internamente nuestro átomo Nous, lo veríamos como un sol emanando de sí mismo
con armoniosos rayos de luz dorada; actúa como una planta de energía atómica dadora de vida, algo
muy análogo al sol que diario nos ilumina y que da vida a todo nuestro sistema planetario.
Dice el axioma hermético “tal como es arriba es abajo, tal como es afuera es adentro.” Así como hay
orden en el universo exterior, encontramos un orden en nuestro universo interior, ya que el átomo Nous
da instrucciones a los átomos aspirantes, los cuales se comunican con los átomos ingenieros y éstos a
su vez dan órdenes a los átomos obreros para que ejecuten sus actividades correspondientes en el
desempeño del funcionamiento correcto de todos los órganos que componen nuestro cuerpo físico,
desafortunadamente existen átomos indolentes que propician distintas enfermedades en nuestro
organismo, esos átomos indolentes son los átomos del enemigo secreto, es decir el Ego de nuestra
psicología. No está por demás escribir que el átomo NOUS (que significa LUZ) a su vez recibe
mandatos del átomo arquitecto, y que éste a su vez, es mandado por el Íntimo.
Como en todo hay antítesis, nuestro átomo Nous tiene su antítesis en el átomo Anous mismo que está
situado en el hueso coxígeo. Nous nos pone en contacto con nuestro íntimo y se comunica con nuestro
real ser interno que es la verdad.