Está en la página 1de 2

CURSO : DERECHO CONSTITUCIONAL PERUANO

DOCENTE : COBA URIARTE, José Luis


ALUMNO : ROJAS TAFUR, Ronald Javier
CICLO : IV

FUENTES NORMATIVAS CON RANGO DE LEY

Dentro de éstas fuentes o formas normativas con rango de ley, tenemos:

1. Las leyes: Son aquellos mandatos normativos generales que provienen del Congreso
de la República. Dentro de ésta categoría las leyes pueden ser ordinarias y orgánicas.
En cuanto a las primeras, pueden normar cualquier materia y son expedidas por el
Congreso de la República (Art. 102° inc. 1° de la Constitución). Respecto a la
segundas, regulan la estructura y el funcionamiento de las entidades del Estado (Art. 106°
de la Constitución).

2. Resoluciones legislativas: Son actos parlamentarios que regulan casos de manera


particular y concreta. Mediante éstas se pueden aprobar tratados, autorización del
ingreso de tropas extranjeras, declaración de guerra y firma de la paz, autorización al
Presidente de la República para salir del país, etc.

3. Tratados: Son expresiones de voluntad que adopta el Estado con organismos


internacionales ya que implican un conjunto de reglas de comportamiento a futuro
concertados por los sujetos de derecho internacional público.

4. Reglamento del Congreso: El artículo 94º de la Constitución dispone que: “El


Congreso elabora y aprueba su Reglamento, que tiene fuerza de ley...”. Sobre ello el
Tribunal Constitucional ha establecido que: “No sólo tiene fuerza de ley, sino
también naturaleza de ley orgánica… ya que la estructura y funcionamiento de los
Poderes del Estado gozan de reserva de ley orgánica…”

5. Decretos Legislativos: Según lo señala el Art. 104 de la Constitución: “El Congreso


puede delegar en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar, mediante decretos
legislativos, sobre la materia específica y por el plazo determinado…”

6. Decretos de urgencia: En el Art. 118º inc. 19 de la Constitución establece que


corresponde al Presidente de la República: Dictar medidas extraordinarias, mediante
decretos de urgencia con fuerza de ley, en materia económica y financiera, cuando
así lo requiere el interés nacional con cargo de dar cuenta al Congreso. El Congreso
puede modificar o derogar los referidos decretos de urgencia.

7. Las ordenanzas regionales: El Art. 191º de la Constitución dispone que los


gobiernos regionales tienen autonomía política. El inciso 6º del Art. 192º de la
Constitución establece que los gobiernos regionales son competentes para dictar
normas inherentes a la gestión regional. En este sentido el TC, manifiesta que dado
que las ordenanzas regionales son normas con rango de ley (Art. 200º inc. 4 de la
Constitución), no se encuentran jerárquicamente subordinadas a las leyes nacionales
del Estado, por lo que para explicar su relación con éstas no hay que acudir al
principio de jerarquía, sino al principio de competencia, pues tienen un ámbito
normativo competencial distinto.
8. Las ordenanzas municipales: El Art. 194º de la Constitución señala que las
municipalidades provinciales y distritales son los órganos de gobierno local y tienen
autonomía política. Así mismo, inc. 4º del Art. 200º de la Constitución concede rango
de ley a las ordenanzas municipales. Al respeto el TC establece que se trata de normas
que, aun cuando no provengan de una fuente formal como la parlamentaria, son
equivalentes a las emitidas por ella y, como tales, se diferencian por el principio de
competencia y no por el de jerarquía normativa. De este modo, la ordenanza, en tanto
ley municipal, constituye un instrumento importante a través del cual las
municipalidades pueden ejercer y manifestar su autonomía.

PRINCIPIOS DE ORDENACIÓN DEL SISTEMA DE FUENTES

Es importante desarrollar una normatividad sistémica y una coherencia normativa para


lograr una plenitud jurídica, es decir, aplicar ciertos principios que resuelvan antinomias
y así poder diferenciar un principio de jerarquía de un principio de competencia. En este
sentido, considerando el sistema de fuentes que diseña nuestra Constitución, los criterios
que realizan la coherencia del sistema jurídico son:

a. Principios que resuelven las antinomias: Lo opuesto a la coherencia es la


antinomia o conflicto normativo; es decir, la acreditación de situaciones en las que
dos o más normas que tienen similar objeto prescriben soluciones incompatibles
entre sí. Entre estos principios tenemos: Principio de plazo de validez, Principio de
posterioridad, Principio de especificidad, Principio de favorabilidad, Principio de
envío, Principio de subsidiariedad, Principio de complementariedad, etc.

b. Principio de jerarquía: El principio de jerarquía implica el sometimiento de los


poderes públicos a la Constitución y al resto de normas jurídicas. Consecuentemente,
como bien afirma Requena López, es la imposición de un modo de organizar las
normas vigentes en un Estado, consistente en hacer depender la validez de unas sobre
otras. Así, una norma es jerárquicamente superior a otra cuando la validez de ésta
depende de aquella. Con referencia a este principio estructurado del sistema, el Art.
51º de la Constitución dispone que: “La Constitución prevalece sobre toda norma
legal; la ley, sobre las normas de inferior jerarquía, y así sucesivamente. La
publicidad es esencial para la vigencia de toda norma del Estado”.

c. Principio de competencia: Implica la relación existente entre normas de diferentes


ordenamientos (internacional, nacional, regional, local). Además, afecta
directamente el acto de producción de la norma, siendo este lo que lo diferencia del
principio de jerarquía, el cual concierne directamente a la validez de la norma.