Está en la página 1de 2

Clima Laboral

Delegar responsabilidades trae consigo ciertas motivaciones laborales que


hacen que el empleado se sienta parte de su empresa y la vez a gusto con lo
que hace; esto propicia un buen ambiente laboral, fundamental para la
productividad de cada empresa.
La calidad del clima laboral se encuentra íntimamente relacionado con el manejo
social de los directivos y las ventajas y desventajas del liderazgo empresarial,
con los comportamientos de los trabajadores, con su manera de trabajar y de
relacionarse, con su interacción con la empresa, con las máquinas que se utilizan
y con las características de la propia actividad de cada uno.
Propiciar un buen clima laboral es responsabilidad de la alta dirección, que con
su cultura y con sus sistemas de gestión, prepararán el terreno adecuado para
que se desarrolle. La organización de la empresa deberá estar pensada, entre
otras cuestiones, para generar un buen ambiente de trabajo para todos los
empleados.
Las políticas de personal y de recursos humanos la mejora de ese ambiente con
el uso de técnicas precisas como escalas de evaluación para medir el clima
laboral.
Cuando un líder está realmente atento a las necesidades que tiene su gente y
actúa en consecuencia, se desarrolla una relación de confianza que puede
permitir que hasta una persona trabaje más horas de las habituales, puntualiza.
Irigoin afirma que el personal debe cumplir con sus funciones, convencido que
está haciendo lo correcto, no por obligación o imagen. Esto garantizará que 'se
ponga la camiseta de la empresa' y que ésta, logre un mayor rendimiento, sin
mencionar los excelentes beneficios que genera un buen ambiente laboral.
Lo importante es saber diferenciar entre una situación de conflicto puntual, o si
por el contrario es un síntoma de que algo no marcha bien. En el primer caso, la
solución suele ser más sencilla de gestionar que si se trata de un conflicto laboral
que se prolonga en el tiempo. Hablar con los trabajadores para conocer en
detalle el problema es fundamental. ¿Estamos ante un caso de mobbing o de
acoso sexual? ¿Es un problema de entendimiento? Según el caso, las medidas
a tomar son bien distintas…
Acciones para tener un buen clima laboral:
Crear un clima de respeto. Éste es el punto más importante. Todos debemos
intentar crear un ambiente en armonía en el que la tolerancia sea la pieza clave,
tanto entre distintos niveles jerárquicos establecidos como “de igual a igual”.
Cooperar en lugar de competir. Cuando estamos en un equipo debemos de ser
conscientes de que todos trabajamos en pro de un objetivo común. Por lo tanto,
complicidad, cohesión y sobre todo cooperación son los ingredientes principales
para mejorar las relaciones personales y los resultados de nuestro esfuerzo.
Fomentar la autonomía. Cuando los empleados cuentan con responsabilidades
propias en su trabajo y tienen vía libre para pensar de forma crítica y proponer
ideas terminan por involucrarse más, ya que entienden que que sus acciones y
sus opiniones son importantes y tienen una relevancia.