Está en la página 1de 5

Venturi: Es el instrumento base del método, y consiste simplemente en un tubo que toma la presión

de frente al flujo para desacelerarlo hasta cero y tomar así la medida de la presión de estancamiento
y otro tubo que toma la presión en un costado de la tubería de forma perpendicular al flujo. El tubo
de Pitot mide directamente la velocidad del flujo en el punto en donde se toma el valor de la presión
estática y de estancamiento. Por tanto, es muy sensible a la irregular distribución de velocidades en
la sección transversal de la tubería, por eso su uso está limitado a tramos rectos de tubería y deben
tomarse medidas en varios puntos de la sección. El flujo deberá luego calcularse en función del
promedio de las velocidades medidas multiplicadas por el área de la sección de tubería. Sin
embargo, el hecho de poder medir la velocidad en varios puntos de la sección permite reconstruir
el perfil de velocidades del fluido. Además, el tamaño del instrumento no influye en forma
importante en la medida por lo cual al hacer las tomas de medidas se producen caídas de presión
muy pequeñas en la tubería. Este instrumento se usa principalmente en la medición de grandes
caudales de fluidos limpios con baja pérdida de carga, por ejemplo, en la medida de velocidad del
aire.

TUBO DE PITOT
1.- Concepto General:
Es utilizado para la medición del caudal, está constituido por
dos tubos que detectan la presión en dos puntos distintos de la tubería. Pueden montarse
por separado o agrupados dentro de un alojamiento, formando un dispositivo único. Uno
de los tubos mide la presión de impacto en un punto de la vena. El otro mide únicamente
la presión estática, generalmente mediante un orificio practicado en la pared de la
conducción. Un tubo de pitot mide dos presiones simultáneamente, la presión de impacto
(pt) y presión estática(ps). La unidad para medir la presión de impacto es un tubo con
el extremo doblado en ángulo recto hacia la dirección del flujo. El extremo del tubo que
mide presión estática es cerrado pero tiene una pequeña ranura de un lado. Los tubos
se pueden montar separados o en una sola unidad. En la figura siguiente se muestra un
esquema del tubo pitot.

La presión diferencial medida a través del tubo Pitot puede calcularse utilizando la
ecuación de Bernoulli, y resulta ser proporcional al cuadrado de la velocidad del fluido:
Cambios en los perfiles de velocidad del flujo pueden causar errores significativos. Por
esta razón los tubos Pitot se utilizan se utilizan principalmente para medir presiones de
gases, ya que en este caso, los cambios en la velocidad del flujo no representan un
inconveniente serio. Los tubos de Pitot tienen limitada aplicación industrial debido a que
pueden obstruirse fácilmente con las partículas que pueda tener el flujo

Placas de orificio concéntricas de arista viva (versión estándar)


Placas de orificio concéntricas cuarto de circulo y cónicas

Placas de orificio excéntricas

Placas de orificio concéntricas segmentadas

Errores en el sistema de placa de orificio

Durante muchos años, el transmisor de presión diferencial con placa de orificio ha sido el método más
frecuentemente utilizado para medir el flujo en las tuberías. A pesar de que en la actualidad hay muchos
métodos nuevos, y a menudo mejores medidores de flujo en el mercado, la vieja placa orificio sigue siendo la
más utilizada. Debido a que la placa de orificio ha sido ampliamente utilizada durante tanto tiempo, muchos
usuarios de caudalímetros creen que la placa de orificios es siempre correcta y precisa. Muchas placas orificio
se instalan y no se controlan nuevamente durante años. Aunque muchas empresas tienen un programa para
comprobar la calibración del transmisor de presión con regularidad, es raro revisar la placa de orificio. Sobre
esta base, los usuarios están convencidos de que tienen un medidor que es tan preciso como el día en que fue
instalado. Esto no es simplemente cierto. A continuación se muestra una lista de algunas de las ventajas de las
placas de orificio.

Ventajas

1. El sistema de presión diferencial con placas orificio ha existido por muchos años, es bien entendido por todos,
desde el ingeniero de procesos al técnico de instrumento que debe mantenerla.

2. Es muy versátil. Es posible cambiar el diámetro del orificio (dentro de ciertos límites) para cambiar el medidor
de rango de caudal. La diferencia de coste para un tamaño de tubo frente a otro es relativamente pequeña. Una
presión diferencial de 100 pulgadas W. C. es la misma para cualquier tamaño de tubo.

3. El mismo transmisor puede ser utilizado para la medición de nivel y de medición de presión relativa y flujo.
Desventajas

1. La precisión del sistema es muy dependiente de la forma en que está instalado y mantenido.

2. Son necesarios recorridos largos de tubería recta, lo que limita dónde el medidor puede ser localizado.

3. Los sólidos en una corriente de flujo puede causar que el medidor que se obstruya.

4. Las líneas de detección debe ser protegido de la congelación en invierno, si el medidor está instalado fuera.

5. La precisión se vet afectada por el desgaste y los daños a la restricción.

Caudalímetro de presión diferencial. (a) Efecto de la restricción orificio en la creación un diferencial de presión
a través de la placa y la recuperación de pérdida de presión corriente abajo de la placa se muestran gráficamente
en la vista superior. Un manómetro de líquido se usa para fines ilustrativos. Otros transductores de presión
diferencial se utilizan en la práctica. El diferencial de presión creado depende del tipo de restricción utilizada.
Con una placa de orificio, la contracción de flujo es abrupta, con una boquilla de flujo, es más gradual. (b) La
relación entre la presión diferencial medida y la tasa de flujo es una función de las ubicaciones de las tomas, el
tipo particular de restricción utilizada, y las tuberías asociadas corriente arriba y corriente abajo. Estos factores
se incluyen en el coeficiente de descarga, que relaciona el caudal real con la tasa calculada teóricamente. (c)
Disposición de tuberías utilizado comúnmente para la instalación de un caudalímetro de presión diferencial.

A medida que la instrumentación cambió y se hicieron mejoras, un transmisor de presión diferencial sustituyó
al tubo en U. Donde las líneas de detección transmiten la presión a ambos lados de un diafragma. El lado de
alta presión, el lado de corriente arriba, desvía el diafragma hacia el lado de menor presión. Esto hace que la
salida del transmisor cambie su salida, que se mantiene proporcional al diferencial presión. La salida era
originalmente neumática, 3-15 psi. Esto ya se ha desplazado casi por completo por la electrónica con una salida
de 4 a 20 mA. Dado que la relación de la caída de presión al flujo es del tipo geométrico, la caída de presión
varía con el cuadrado del flujo. Se requiere un extractor ya sea interno o externo de raíz cuadrada.

Debido a que esta es una relación cuadrática, las graduaciones de la escala resultante también deberán tener
una separación en una relación cuadrática, lo que limita en gran medida la relación de rango eficaz. Esto
significa que se tiene las graduaciones en el extremo inferior de la escala demasiado juntas para ser útiles. Por
esta razón, la relación de rango del transmisor de presión diferencial se considera normalmente 03:01 (33% -
100% ).

Una fórmula simplificada para la determinación de la caída de presión versus flujo es donde QX es la tasa de
flujo desconocido, QK es la tasa de flujo conocida que genera una caída de presión conocida, ΔPK es la caída
de presión conocida a un régimen de flujo QK, y ΔPX es la caída de presión que es producida a una velocidad
de flujo QX Esta fórmula supone que las condiciones de operativas de temperatura, presión, densidad y
viscosidad y son las mismas que las condiciones originales para las que la placa orificio fue seleccionada.

Los medidores de flujo de tipo diferenciales son los más comúnmente utilizados. Entre ellos pueden
mencionarse: la placa de orificio, el tubo Venturi, el tubo Pitot, la tobera y el medidor de impacto (Target). Estos
miden el flujo de un fluido indirectamente, creando y midiendo una presión diferencial por medio de una
obstrucción al flujo. El principio de operación se basa en medir la caída de presión que se produce a través de
una restricción que se coloca en la línea de un fluido en movimiento, esta caída de presión es proporcional al
flujo. La proporcionalidad es una relación de raíz cuadrada, en la cual el flujo es proporcional a la raíz cuadrada
del diferencial de presión. Esta relación hace que la medición de flujos menores del 30% del flujo máximo, no
sea práctica debido a la pérdida de precisión.

Los medidores de flujo de tipo diferencial generalmente están constituidos por dos componentes: el elemento
primario y el elemento secundario. El elemento primario es el dispositivo que se coloca en la tubería para obstruir
el flujo y generar una caída de presión. El elemento secundario mide la caída de presión y proporciona una
indicación o señal de transmisión a un sistema de indicación o control. El elemento primario se calcula y se
selecciona de acuerdo al fluido y las características del proceso. Se han desarrollado ecuaciones que toman en
cuenta casi todos los factores que afectan la medición de flujo a través de una restricción. La ecuación básica
a partir de la cual fueron desarrolladas estas ecuaciones, es la ecuación de Bernoulli.

Los diafragmas de orificio concéntrico o placas de orificio pueden utilizarse para todo caudal permanente de
fluido limpio y homogéneo (líquido, gas o vapor) en el campo de caudales turbulentos normales para los cuáles
el número de Reynolds alcanza un valor superior a 5.000.
Generalmente se construye de acero inoxidable con un espesor que oscila entre 1/8 y 1/2 pulgada. Otros tipos
de materiales tales como Monel, níquel, Hastelloy, se utilizan cuando se necesita prevenir la corrosión o
contaminación. Dos tomas de presión colocadas antes y después de la placa, captan la presión diferencial
producida por la placa de orificio. Se han establecido coeficientes para tuberías desde 1½" (40 mm) a 14" (350
mm) y números de Reynolds desde 5.000 a 10.000.000. Con el fin de obtener una buena medida del caudal, la
construcción y el empleo de placas de orificio deben responder a las siguientes condiciones esenciales:

- La arista exterior del orificio debe ser viva y neta. No son tolerables defectos mecánicos tales como rebabas,
ranuras o salientes.

- El espesor de la placa de orificio debe estar de acuerdo con las prescripciones de la norma ISO 5167, no
debiendo sobrepasar:

•1/30 del diámetro interior de la tubería (D) 1/8 del diámetro del orificio (d) 1/4 del valor (D - d) / 2

Estas son las condiciones mínimas. Cuando el espesor real del diafragma deba sobrepasar este mínimo, la
arista posterior puede ser achaflanada con un ángulo de 45 grados por lo menos, a partir de la cara de la placa
o bien fresada al espesor adecuado. Debe instalarse el diafragma siempre de forma que la arista viva quede
aguas arriba, no pudiendo ser utilizado para la medida de caudales que fluyan en sentido inverso.

- La placa del diafragma (o placa de orificio), se fija entre bridas y debe ser completamente plana, con una
tolerancia de 0,01 mm.

- La relación de diámetros del orificio y la tubería d/D, habitualmente denominada relación de apertura ß, debe
estar comprendida, para una medida correcta, entre 0,2 y 0,7. En tuberías grandes (de 4" en adelante), la ß
podría estar comprendida entre 0,1 y 0,75 aunque no es recomendable llegar a estos extremos. Además, con
este tipo de diafragma no se debe medir en tuberías de diámetro inferior a 1½" (40 mm), ya que la rugosidad
de las paredes interiores puede modificar significativamente los coeficientes característicos.

El orificio de la placa puede ser de tres tipos, figura siguiente: concéntrico, excéntrico y segmental. Las placas
de orificio de tipo excéntrico y segmental se utilizan principalmente en aplicaciones de fluidos que contienen
materiales en suspensión o condensado de vapor. Las placas de orificio de tipo concéntrico se recomiendan
para aplicaciones de líquidos limpios, de baja viscosidad; para la mayoría de los gases; y vapor a baja velocidad.

Diagramas excéntricos ( figuras 5A, 5B, 5C y 5D ) Secciones transversales típicas de orificios

Los Diafragmas Excéntricos son aquellos cuyo orificio está practicado de tal forma que al colocar la placa entre
las bridas, quedan en la parte superior o inferior de la tubería. Si se miden fluidos que contengan partículas
sólidas en suspensión, el orificio se sitúa en la parte inferior (figura 5C),de esta forma, las partículas sólidas que
se depositan en la tubería son arrastradas por el fluido en lugar de ir formando depósitos a ambos lados del
diafragma. Por otra parte, si se trata de medir líquidos que contengan gases o vapores, el orificio se colocará
en las parte superior para que pasen los gases que tenderán a circular por arriba (figura 5B). Al medir caudales
de aire o vapor donde se pueden producir pequeñas condensaciones, se realiza un pequeño orificio de drenaje
en la parte inferior de los diafragmas concéntricos, por donde se evacua el condensado sin que la precisión de
la medida sea afectada. Generalmente no es necesario utilizar diafragmas excéntricos para la medida de la
mayor parte de los gases. Se puede realizar así mismo un orificio similar en la parte superior de los diafragmas
concéntricos, utilizados en la medida de líquidos, con el fin de facilitar el paso de las pequeñas burbujas de gas
habitualmente creadas por el movimiento del los líquidos.

La disposición de las tomas de presión puede verse en la figura siguiente (a), (b) y (c). Los tipos de tomas de
presión comúnmente más utilizados son:- Tomas sobre la brida: es el tipo más comúnmente utilizado, figura (a).
En este caso las tomas están perforadas sobre las bridas que soportan la placa y están situadas a una distancia
de 1 pulgada de la misma. Este tipo de tomas no se recomienda para diámetros de tubería menores de dos
pulgadas (2”), debido a que la vena contracta puede estar a menos de 1 pulgada de la placa de orificio.