Está en la página 1de 7

Germán Alcántara

Germán Alcántara (Guatemala, 30 de octubre de 1863; Guatemala, 26 de marzo


de 1910) fue un compositor y director de banda y orquesta. En 1892 fue nombrado
como director de la Banda Marcial de Guatemala y en 1906 del Conservatorio
Nacional de Música de ese país centroamericano, el cual fue bautizado con su
nombre posteriormente. Su efigie aparece en los billetes de doscientos quetzales.
Alcántara se formó en la Ciudad de Guatemala bajo la tutela de los maestros
Vicente Andrino, Emilio Dressner y Lorenzo Morales. Se destacó como notable
intérprete del cornetín, siendo por muchos años integrante de la Banda Marcial de
Guatemala. Fue tal su maestría en ese instrumento, que el maestro Dressner
compuso para él la polka de concierto Los amores del corneta. La Banda Marcial,
fundada por Pedro Visoni y llevada a su primer apogeo por el director alemán
Emilio Dressner, se desarrolló muy bien bajo la batuta de Alcántara tras su
nombramiento como director de la misma en 1892. Sirvió en esa misma capacidad
al frente de la Banda de Antigua Guatemala, y se desempeñó también como
director del Conservatorio Nacional de Música desde 1906 hasta su muerte en
1910.
Como director, Alcántara era dueño de una autoridad nata y una recia
personalidad, y como compositor, cultivó las instrumentaciones para banda y las
piezas pertenecientes a la música de salón, las cuales se caracerizan por su
encanto melódico de gran romanticismo. Varias de sus composiciones forman
parte del patrimonio musical popular guatemalteco, formando parte del repertorio
de las más destacadas marimbas y orquestas de Guatemala durante el siglo xx.

Mariano Valverde
Nació en Quetzaltenango el 20 de noviembre de 1884 y murió el 27 de diciembre
de 1956. Mariano Valverde se formó en su nativa Quetzaltenango, donde fue
integrante de la Marimba Hurtado Hermanos. Con esta agrupación fue de gira por
Guatemala y a los Estados Unidos, donde grabó varias de sus propias
composiciones. En 1917 acompañó a los jóvenes hermanos Benedicto, Higinio y
Eustorgio Ovalle Bethancourt, junto a Jesús Castillo, a una de las primeras
presentaciones de marimba ofrecidas en la Ciudad de Guatemala para el
presidente Manuel Estrada Cabrera, quien también era originario de
Quetzaltenango.
En su pueblo natal, Quetzaltenango, enseñó marimba a numerosos alumnos, a
quienes exigía que la tocaran por solfa. Su catálogo consta de más de un centenar
de piezas; gran parte de éstas aún pertenece al repertorio de la mayoría de
marimbas guatemaltecas. Mariano Valverde fue director de la Marimba Maderas
de mi Tierra, considerada la mejor agrupación de su tipo en el mundo. Su obra
Noche de luna entre ruinas, escrita luego del Terremoto en la Ciudad de
Quetzaltenango de 1902, evento en el cual falleció su progenitora, es una de las
composiciones más expresivas del repertorio de valses en Guatemala.
obras célebres
 Ondas azules
 Último amor
 Reír llorando
 Horas Grises

JULIÁN PANIAGUA MARTÍNEZ


Nació en Guatemala el 5 de septiembre de 1,856. Fundó la banda de la Guardia
de honor. Sus obras: Vals Tecún Umán, Guardia de Honor, La Democracia, etc.
director de bandas guatemalteco.
Julián Paniagua Martínez obtuvo su formación musical básica de su padre, el
violinista Francisco Paniagua, quien dirigía bandas en Chimaltenango y San
Marcos, con quien estudió violín y composición. La primera composición de Julián
Paniagua, escrita a los 12 años de edad, fue el vals "Tos Ferina", que le trajo la
reputación de niño prodigio. Inició su carrera como director a los 15 años frente a
la banda de Tejutla. En 1894, cuando era director de la Banda de Quetzaltenango,
fue autor de un invento que cambiaría la historia de la música en Guatemala,
cuando desarrolló la marimba cromática junto con el constructor de marimbas
Sebastián Hurtado. En la Ciudad de Guatemala fue director de la Banda Minerva y
fundó la Banda de la Guardia de Honor. También estableció una casa editorial y
distribuidora de música impresa, la cual estuvo activa hasta 2006. En la capital
también se destacó como violinista, desempeñándose como violín concertino de la
Orquesta Sinfónica de la Unión Musical.
Obras
 Zarzuela
 Mujeres al por mayor (en un acto)
 Orquesta
 Locomotora, poema sinfónico
 Tecúm-Umám, vals
 Impresiones del alma
 Música sacra

José Ernesto Monzón


(Todos los Santos Cuchumatanes, Huehuetenango, Guatemala, 31 de diciembre
1917 - 2003) fue un catedrático y canta autor guatemalteco.
Se desempeñó como catedrático de matemática, contabilidad y literatura, durante
18 años. Fue investigador de literatura folclórica y auxiliar de actividades
culturales, de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Su instinto musical le
fue heredado de sus padres, ya que su mamá era maestra de formación musical y
su padre tocaba la guitarra. En 1937 dio a conocer la canción El río limón o el
todosantero. A partir de ese momento alternaría todas sus actividades con la
composición musical (Mendizábal, 2014).
Apodado El Cantor del Paisaje, algunas de las obras más conocidas de Monzón
son: Soy de Zacapa, Mi lindo Joyabaj,Barberena, Morazán, Canto a mi
Guatemala, Madre, Así es Jalapa, Chimaltenango, La Sanjuanerita, Cobán,
Mañanitas chapinas, Livingston, Escuintla, Puerto San José, Santa Lucia
Cotzumalguapa y La Frontera, entre otras (Mendizábal, 2014).
En su juventud José Ernesto Monzón encabezó una de las primeras huelgas
estudiantiles en la escuela pública donde estudiaba. Participó en la Revolución de
1944 en Guatemala, y posteriormente apoyó a Jacobo Arbenz y a Juan José
Arévalo, que ambos fueron presidentes del gobierno revolucionario. En 1981
realizó un viaje a Chile, Perú y Colombia. En 2003, pocos días antes de morir, el
gobierno de Alfonso Portillo lo distinguió con el Premio Nacional Rafael Álvarez
Ovalle por su labor como cantautor.
Apodado "el cantor del paisaje", Monzón cultivó la canción regional guatemalteca,
escribiendo canciones para cada uno de los 22 departamentos de la República.
Recurre para ello a la versificación simple y a los ritmos populares como el corrido,
el bolero, el vals, el chotís, la guaracha o el son, acompañando su canto con la
guitarra.
Domingo Bethancourt
Nació el 20 de diciembre de 1906 en Quetzaltenango, se formó bajo el ejemplo de
su padre Francisco Román Bethancourt y hasta el presente es uno de los favoritos
del repertorio musical de marimba en Guatemala.
En 1932 cambió el nombre de su «Compañía Marimbistica Dos de octubre» por el
de «Marimba Ideal», agrupación que ha permanecido activa en manos de sus
descendientes y fue reconocida por el gobierno de Guatemala con la orden
Presidencial Rafael Álvarez Ovalle y como Patrimonio Cultural de la Nación. Con
la «Marimba Ideal» interpretó en vivo diariamente en la Radio Morse de
Quetzaltenango. También estableció otro conjunto de trayectoria que continúa
hasta la actualidad, «La Voz de Los Altos» y que actualmente pertenece al
Ministerio de Cultura y Deportes. Con estas agrupaciones Domingo Bethancourt
realizó numerosas giras por la región, Estados Unidos y Centroamérica, llegando a
grabar dieciséis discos de larga duración.
Obras
Sus composiciones alegres y animadas, surgidas de la misma práctica
marimbística, han tenido una notable influencia en el desarrollo del repertorio
ligero guatemalteco y de la identidad regional de Quetzaltenango y de toda la
República de Guatemala. Otros compositores, como Rodolfo Narciso Chavarría, le
dedicaron composiciones que él mismo también se dedicó a difundir. Y le
concedió el botón de oro el gobierno de Guatemala

MARÍA DEL TRANSITO BARRIOS

Compositora e intérprete guatemalteca, nacida en el municipio de Amatitlán,


departamento de Guatemala, el 14 de agosto de 1929. Hija de Ricardo Antonio
Barrios Chinchilla y de Clara Juliana Morales Fleitter.
No se sabe con exactitud cuantas canciones nacieron de la fecunda inspiración de
la “Ninfa de Amatitlán”. Algunos afirman que son 100, otros dicen que son 300 e
incluso se ha llegado a mencionar la fabulosa cantidad de 800 canciones.
Pero sin lugar a dudas su canción más famosa es “Noches de Escuintla”, que
compuso en el mes de octubre de 1954, la cual identifica a tan pujante
departamento de la costa sur de Guatemala y por la que recibió numerosos
homenajes. Esta canción ha sido interpretada en múltiples versiones por solistas y
grupos musicales, tanto a nivel nacional como internacional.

Noches de Escuintla fue declarada Himno de Escuintla en el año 1979 y en el


mismo acto le fue conferida la “Golondrina de Oro” a su autora; quien además fue
declarada Hija Predilecta de Escuintla en el año 2001.
La gran compositora no podía dejar de inspirarse en su propia tierra, por lo cual
también le compuso canciones a su bello Amatitlán; entre las cuales están: Mi
Lindo Amatitlán, Luna de Amatitlán, Amatitlán y sus Sauces, Río Michatoya.
Asimismo, compuso otras canciones más, incluso algunas de ellas a ritmo de
bolero.

Aníbal Delgado Requena


Julio Aníbal Delgado Requena se considera uno de los más fecundos
compositores guatemaltecos tanto en el género de música ligera como en música
escolar.
Julio Aníbal Delgado Requena, nació en San Pedro Carchá, municipio de Alta
Verapaz, el 8 de diciembre de 1924. En su lugar natal realizó estudios musicales
con el maestro Elías Barrientos. Prestó servicio como músico militar en
Totonicapán y Mazatenango. Su vocación natural como músico lo llevó a trabajar
en el Estado de Chiapas, México, y Laredo Texas, EE. UU.
A su regreso a Guatemala se incorporó a la educación musical en
establecimientos privados, en los que desarrolló magnífica labor que redundó en
que la Supervisión respectiva le ofreciera trabajo en la educación pública.
Durante diez años laboró como profesor de educación musical ejerciendo sin título
de maestro. Pero la promulgación de un decreto de profesionalización le permitió
realizar estudios y obtuvo el título que legalizó sus servicios.
Obtuvo una beca de estudios en Chile, donde conoció la técnica del Orff, que
promueve el uso de instrumentos de percusión en la enseñanza escolar y fomenta
la prosodia, además de utilizar canciones de la tradición oral que dio a conocer
entre los maestros y alumnos de grados superiores pero no con el éxito deseado,
pues se comentó en su momento que en Guatemala no se creen positivos los
resultados de esa enseñanza.
Por sus méritos llegó a ocupar el cargo de supervisor de Educación Estética.
Dirigió varios conjuntos musicales, marimbas, orquestas y coros. Requena se
considera uno de los más fecundos compositores guatemaltecos tanto en el
género de música ligera como en el de música escolar, tema en el que le fue
editada una serie de canciones escolares que tuvo mucha aceptación.