Está en la página 1de 13

PROPIEDADES HIDRAULICAS DE LOS SUELOS

4.1 FLUJO LAMINAR Y FLUJO TURBULENTO

Flujo Laminar

Es uno de los dos tipos principales de flujo en fluido. Se llama flujo laminar o corriente
laminar, al movimiento de un fluido cuando éste es ordenado, estratificado, suave. En un
flujo laminar el fluido se mueve en láminas paralelas sin entremezclarse y cada partícula de
fluido sigue una trayectoria suave, llamada línea de corriente. En flujos laminares el
mecanismo de transporte lateral es exclusivamente molecular. Se puede presentar en las
duchas eléctricas vemos que tienen lineas paralelas
El flujo laminar es típico de fluidos a velocidades bajas o viscosidades altas, mientras
fluidos de viscosidad baja, velocidad alta o grandes caudales suelen ser turbulentos.
En el caso de fluido que se mueve en un tubo de sección circular, el flujo persistente será
laminar por debajo de un número de Reynolds crítico de aproximadamente 2040.1 Para
números de Reynolds más altos el flujo turbulento puede sostenerse de forma indefinida.

Las partículas se desplazan siguiendo trayectorias paralelas, formando así en conjunto


capas o láminas de ahí su nombre, el fluido se mueve sin que haya mezcla significativa de
partículas de fluido vecinas. Este flujo se rige por la ley que relaciona la tensión cortante
con la velocidad de deformación angular

La viscosidad del fluido es la magnitud física predominante y su acción amortigua


cualquier tendencia a ser turbulento.

El flujo puede depender del tiempo de forma significativa, como indica la salida de una
sonda de velocidad que se observa en la figura a), o puede ser estable como en b)

v(t)

(a) flujo inestable

v(t)
t (b) flujo estable

La razón por la que un flujo puede ser laminar o turbulento tiene que ver con lo que
pasa a partir de una pequeña alteración del flujo, una perturbación de los
componentes de velocidad. Dicha alteración puede aumentar o disminuir. Cuando la
perturbación en un flujo laminar aumenta, cuando el flujo es inestable, este puede
cambiar a turbulento y si dicha perturbación disminuye el flujo continua laminar.

Existen tres parámetros físicos que describen las condiciones de flujo, estos son:

· Escala de longitud del campo de flujo. Si es bastante grande , una


perturbación del flujo podría aumentar y el flujo podría volverse
turbulento.

· Escala de velocidad. Si es bastante grande podría se turbulento el flujo.

· Viscosidad cinemática. Si es pequeña el flujo puede ser turbulento.

Los parámetros se combinan en un parámetro llamado número de Reynolds

Re = VL/n

V = Velocidad

L = Longitud

n = Viscosidad cinemática

Un flujo puede ser también laminar y turbulento intermitentemente, esto puede


ocurrir cuando Re se aproxima a un número de Re crítico, por ejemplo e un tubo el
Re crítico es 2000, puesto que Re menores que este son todos para flujos laminares.
Flujo Turbulento

En mecánica de fluidos, se llama flujo turbulento o corriente turbulenta al movimiento de


un fluido que se da en forma caótica, en que las partículas se mueven desordenadamente y
las trayectorias de las partículas se encuentran formando pequeños remolinos periódicos,
(no coordinados) como por ejemplo el agua en un canal de gran pendiente. Debido a esto, la
trayectoria de una partícula se puede predecir hasta una cierta escala, a partir de la cual la
trayectoria de la misma es impredecible, más precisamente caótica.
En el flujo turbulento las partículas se mueven en trayectorias irregulares, que no son
suaves ni fijas. El flujo es turbulento si las fuerzas viscosas son débiles en relación con las
fuerzas inerciales.

La turbulencia según la definición de Taylor y von Kármán, puede producirse por el paso
del fluido sobre superficies de frontera, o por el flujo de capas de fluido, a diferentes
velocidades que se mueven una encima de la otra.

Tipos de turbulencia :

* Turbulencia de pared : generada por efectos viscosos debida a la existencia de paredes.

* Turbulencia libre : producida en la ausencia de pared y generada por el movimiento de


capas de fluido a diferentes velocidades.

Diferentes teorías han tratado de explicar el origen y la estructura de la


turbulencia. Algunas explican que la turbulencia es debida a la formación de vórtices en
la capa límite, como consecuencia de los disturbios que se generan por discontinuidades
bruscas existentes en la pared ; mientras que otras teorías atribuyen la turbulencia a la
influencia del esfuerzo cortante, cuando se presenta un gradiente de velocidades con
discontinuidades bruscas. Sin embargo a pesar de las múltiples investigaciones, los
resultados obtenidos sobre el desarrollo de la turbulencia no son totalmente satisfactorios,
ya que solo pueden estudiarse experimental y teóricamente como un fenómeno estadístico.

4.2 LEY DE DARCY Y COEFICIENTES DE PERMEABILIDAD

LEY DE DARCY:

La Ley de Darcy describe, con base en experimentos de laboratorio, las características del movimiento
del agua a través de un medio poroso.

La expresión matemática de la Ley de Darcy es la siguiente:

Donde:

= gasto, descarga o caudal en m3/s.


= longitud en metros de la muestra
= una constante, actualmente conocida como coeficiente de permeabilidad de Darcy, variable
en función del material de la muestra, en m/s.
= área de la sección transversal de la muestra, en m2.
= altura, sobre el plano de referencia que alcanza el agua en un tubo colocado a la entrada de
la capa filtrante.
o = altura, sobre el plano de referencia que alcanza el agua en un tubo colocado a la salida de la
capa filtrante.

El agua, por relaciones de energía, circula de mayor a menor altura

piezométrica. Tal y como se puede ver, la relación se trata del


gradiente de alturas priezométricas o gradiente hidráulico y se observa
que:

por lo que adopta un valor negativo. Ello se puede expresar:

donde h es la altura piezométrica y z la longitud recorrida. Generalizando a 3 dimensiones se obtiene


que:

K es la conductividad hidráulica (permeabilidad) y se trata de


un tensor simétrico diagonalizable a 3 direcciones principales:

y se obtiene:
El agua se desplazará en la dirección donde haya más
permeabilidad y esta a su vez indicará a que velocidad
se mueve el agua en condiciones unitarias de
gradiente. En terrenos isótropos, las 3 permeabilidades
principales serán idénticas.

COEFICIENTE DE PERMEABILIDAD:

Normalmente el agua ocupa la mayor parte o la totalidad de los vacíos del suelo. Cuando se
somete a diferencias de potenciales, esa agua se traslada al interior del suelo.

La propiedad que el suelo presenta al permitir que el agua escurra a través de el se llama
permeabilidad y su grado se expresa a través del coeficiente de permeabilidad (k)
El estudio de la permeabilidad del suelo es fundamental en diversos problemas deingeniería
de suelos, como drenaje, rebaje de nivel del agua, recalques, represas, pavimentos, entre
otros.

Coeficiente de permeabilidad
La determinación del coeficiente de permeabilidad está directamente asociado a la Ley de
Darcy, que establece la directa proporcionalidad entre los diversos factores geométricos y
el flujo del agua
Siendo Q – Flujo
A – Área de permeado
K–Una constante para cada suelo, que recibe el nombre de coeficiente de permeabilidad.
La relación h (carga que disipa en la filtración) por L (distancia a lo largode la cual la carga
se disipa) se llama gradiente hidráulico, expresado por la letra i.
De esta forma, la ley de Darcy asume el formato:

El flujo dividido por el área indica la velocidad con que el agua sale del suelo. Esta
velocidad, v, se llama velocidad de descarga.

La velocidad Vd de la Ley de Darcy no representa la velocidad de percolación (Vp) del


agua a través de los poros del suelo.
Esto porque, usualmente es utilizada el área total “A” de a sección transversal de la muestra
del suelo, al inverso de utilizar al área real Av de sus vacíos.
En tanto, la velocidad real de percolación Vp puede ser determinada a través de las
siguientes relaciones
El concepto de flujo se tiene:

donde V indica velocidad.


Del concepto de volumen, se tiene:

donde V indica volumen.


Se puede decir entonces que:

Determinación del coeficiente de permeabilidad (k)


El coeficiente de permeabilidad de un suelo puede ser obtenido por medio de métodos
directos e indirectos. Los métodos directos se basan en ensayos de laboratorio sobre
muestras o en ensayos de campo.
Los métodos indirectos utilizan correlaciones entre características del suelo.
Métodos Directos
Los métodos directos constituyen los permeamiento que miden la permeabilidad de los
suelos en laboratorio y el ensayo de bombeo realizado in-situ y mayormente utilizado para
determinar la permeabilidad de macizos rocosos.
Permeamiento de Carga Constante
Ese tipo de permeamiento es utilizado en la determinación del coeficiente de permeabilidad
de suelos de granos gruesos. Esa determinación es realizada midiéndose la cantidad de agua
que atraviesa la muestra de suelo con la altura de carga (h) constante en un determinado
intervalo de tiempo (t), siendo A el área de la sección transversal de la muestra y L su altura
(longitud a lo largo de la cual la carga h es disipada). El agua que atraviesa la muestra se
recoge en un recipiente para luego ser medida.
Permeamiento de Carga Variable
Se utiliza para determinar el coeficiente de permeabilidad de suelos finos. En estos suelos,
el intervalo de tiempo necesario para que se filtre una cantidad apreciable de agua es
bastante extenso.

El volumen de agua, en virtud de una variación diferencial de nivel “dh” será:

El signo negativo es debido al hecho de que la variación sea una disminución.


Por la ley de Darcy:

Siendo así,
Integrando entre (h1, t1) y (h2, t2), se obtiene que:

En la práctica se anota el tiempo necesario para que el nivel de agua vaya, en el tubo de
área “a” desde h1 até h2 y se sustituyen todos los datos en la fórmula anterior, encontrando
el valor del coeficiente de permeabilidad.
4.3 METODOS PARA MEDIR EL COEFICIENTE DE PERMEABILIDAD DE
LOS SUELOS
4.4 FACTORES QUE INFLUYEN EN LA PERMEABILIDAD DE LOS SUELOS

La Permeabilidad se ve afectada por diversos inherentes al suelo como a características del fluido
circulante. Los principales son:

o Las fuerzas de superficie


o La porosidad
o La tortuosidad de los vacíos del suelo
o La relación de vacíos del suelo
o La temperatura del fluido y suelo
o La viscosidad del fluido en movimiento
o La estructuración del suelo
o La humedad del suelo

Las fuerzas de superficie de los granos determinan principalmente la fuerza de atracción entre las
moléculas del fluido y las partículas de suelo; este fenómeno determina en gran medida la velocidad
de humectación de un suelo, la porosidad y la relación de vacíos, que son los principales parámetros
con los que se ha relacionado el valor de la permeabilidad en las expresiones existentes para su
determinación. Se piensa que la cantidad de vacío que tenga un suelo determinara en gran parte el
valor de su permeabilidad, sin embargo, la tortuosidad de los canales en un elemento importante, ya
que un fluido circula con mayor rapidez por un canal uniforme que por uno que presente una alta
tortuosidad, a pesar de que su tamaño o vacíos sean los mismos.

Las características del fluido también influyen sobre el valor de la permeabilidad, por ejemplo: la
permeabilidad que puede tener una zona liquida con respecto al agua destilada. En este caso la
viscosidad de la zona determina en gran medida su comportamiento en el suelo, haciendo mas lenta
su forma de fluir. La temperatura del fluido se relaciona directamente con su viscosidad.

La permeabilidad también puede variar por la estructuración del suelo; la estratificación ocasiona
que los valores de su permeabilidad sean diferentes en cada estrato, incluso si se trata del mismo
suelo con diferente grado de compactación o humedad, la permeabilidad seguramente será
diferente.