Está en la página 1de 3

Rehidratación oral

La reposición de líquidos y electrolitos por vía oral se puede conseguir con la administración de sales
de rehidratación oral - soluciones que contienen sodio, potasio y glucosa. La diarrea aguda en niños
siempre debe ser tratada con una solución de rehidratación oral según los planes A, B o C siguientes.

Tratamiento de la deshidratación: recomendaciones de la OMS

Según el grado de deshidratación, se aconseja a los profesionales sanitarios que sigan uno de los 3
planes de tratamiento.

Plan A: sin deshidratación. El consejo nutricional y un aumento de la ingesta de líquidos son


suficientes (caldo, arroz, agua y yogur, o incluso agua). En lactantes menores de 6 meses que
todavía no han empezado a tomar sólidos, la solución de rehidratación oral es de elección antes de
tomar leche. La leche materna o la leche en polvo de vaca se administran sin restricciones concretas.
En caso de alimentación mixta con lactancia materna/artificial, hay que aumentar la proporción de
lactancia materna.

NOM-016-SSA2-2012 recomienda que:

- La prevención de la deshidratación a través del incremento de ingesta de los siguientes


líquidos a libre demanda: agua de arroz, sopa, jugos naturales de fruta, tisanas, agua y sales
de rehidratación oral después de cada evacuación diarreica.
- Mantener la alimentación habitual en el paciente.
- Identificar los signos tempranos de deshidratación: irritabilidad, aumento de sed, ojos
hundidos, sequedad de mucosas y presencia de pliegue cutáneo.
- Capacitar a la / el responsable del cuidado del paciente para acudir al establecimiento de
salud más próximo a su domicilio, si el paciente no mejorase o si tuviese alguna de las
manifestaciones clínicas siguientes: sed intensa u otro signo de deshidratación, numerosas
evacuaciones liquidas, vómitos frecuentes, insuficiente ingesta de líquidos o alimentos.

Plan B: deshidratación moderada. Cualquiera que sea la edad del niño, se aplica un plan de
tratamiento de 4 horas para evitar problemas a corto plazo. Inicialmente, no se debe prever la
alimentación. Se recomienda enseñar a los padres cómo administrar unos 75 ml/kg de una solución
de rehidratación oral con una cucharilla durante un período de 4 horas, y se sugiere que los padres
observen la tolerabilidad al principio del tratamiento. Se puede administrar una mayor cantidad de
solución si el niño sigue presentando deposiciones frecuentes. En caso de vómitos, se debe
suspender la rehidratación durante 10 minutos y después se reanuda a una menor velocidad
(aproximadamente una cucharadita cada 2 minutos). El estado del niño debe ser reevaluado a las 4
horas a fin de decidir sobre el tratamiento posterior más adecuado. La solución de rehidratación oral
se debe seguir ofreciendo una vez la deshidratación haya sido contenida, mientras el niño siga
teniendo diarrea.

Tratamiento de la deshidratación de leve a moderada, NOM-016-SSA2-2012 recomienda que:

Las / los enfermos de cólera con deshidratación se deben atender de inmediato en algún
establecimiento de salud.
Terapia de hidratación oral:

- Durante las primeras cuatro horas se le proporcionara sales de rehidratación oral a razón de
100 ml/kg de peso, fraccionando la dosis calculada para proporcionarla a cucharaditas o
sorbos.
- Si el paciente vomita se interrumpirá la administración de sales de rehidratación oral por 10
minutos, pasado ese tiempo se reiniciará la hidratación oral en forma más lenta.
- Se evaluará el estado de hidratación de el / la paciente cada 20 minutos durante la primera
hora y después cada hora. Si el / la paciente está cansado a de beber, tiene vómitos
incoercibles o s el volumen de sus evacuaciones es mayor a la ingesta de líquidos, se pasará
al plan C hasta mejorar el estado de hidratación para luego pasar de nuevo al plan B.
- Si después de cuatro horas aun hubiese datos de deshidratación, se le proporcionara SRO
a razón de 100 ml/kg de peso, fraccionando la dosis calculada para proporcionarla a
cucharaditas o sorbos.
- Al corregir la deshidratación y disminuir la cantidad y el numero de evacuaciones diarreicas,
el / la paciente será enviado a su casa con las siguientes indicaciones: Continuar la
administración a libre demanda de SRO y otros líquidos recomendados para reponer las
perdidas mientras la diarrea persista, mantener la alimentación habitual, recibir la terapia
antimicrobiana, enfatizar la importancia de las medidas preventivas y proporcionar los sobres
de sales de rehidratación oral necesarios para dos días y hacer una demostración acerca de
su preparación.
- El / la paciente deberá ser llevado de nuevo al establecimiento de salud s no mera en dos
días o si presenta alguna de las siguientes manifestaciones clínicas: sed intensa o cualquier
otro signo de deshidratación, numerosas evacuaciones liquidas, vómitos frecuentes o pobre
ingesta de líquidos y alimentos.

Plan C: deshidratación grave. Es necesaria la hospitalización, pero la prioridad más urgente es


iniciar la rehidratación. En el hospital (o donde sea), si el niño puede beber, hay que administrar
solución de rehidratación oral mientras llega, e incluso durante, la infusión intravenosa (20 ml/kg
cada hora por vía oral antes de la infusión, después 5 ml/kg cada hora por vía oral durante la
rehidratación intravenosa). Para el suplemento intravenoso, se recomienda que una solución
compuesta de lactato sódico (véase la sección 26.2) se administre a una velocidad adaptada a la
edad del niño (lactante menor de 12 meses: 30 ml/kg durante 1 hora, después 70 ml/kg durante 5
horas; niños mayores de 12 meses: las mismas cantidades durante 30 minutos y 2,5 horas
respectivamente). Si no es posible la vía intravenosa, una sonda nasogástrica también es adecuada
para administrar la solución de rehidratación oral, a una velocidad de 20 ml/kg cada hora. Si el niño
vomita, se reduce la velocidad de administración de la solución oral.

Tratamiento de la deshidratación grave y / o choque hipovolémico, NOM-016-SSA2-2012


recomienda que:

- El / la paciente se atenderá de inmediato en el establecimiento de salud más cercano.


- Hidratación endovenosa a través de una o dos vías con solución de Hartmann en caso de
contar con solución salina al 0.9 %.
- La restitución de volumen se guiará por el monitoreo del estado clínico de el / la paciente asi
como de sus signos vitales y diuresis horaria.
- Durante la primera hora de atención el / la paciente recibirá una carga rápida de solución
Hatmann o solución salina 0.9 % a razón de 30-50 ml/kg de peso dependiendo de su edad
y condiciones generales. En las siguientes tres horas se le infundirá solución Hartmann o
solución salina 0.9 % a razón de 20-25 ml /kg de peso. Los volúmenes señalados son
únicamente guías generales y las /los trabajadores de la salud valorarán cuidadosamente a
el / la paciente para determinar la cantidad de soluciones intravenosas que deberán recibir.
- Si el / la paciente presenta mejoría incluso después de la primera carga, se iniciará la
administración con SRO a libre demanda.
- Una vez que el / la paciente mejore clínicamente, se reducirá la velocidad de infusión de
líquidos, e iniciar la vía oral con SRO y cuando la tolere, se retiraran las venoclisis y se
administrara el antibiótico correspondiente.
- Si el / la paciente no presenta mejoría después de recibir el tratamiento descrito, deberá
administrarse una segunda carga de 30 ml/kg de solución Hartmann o solución salina 0.9 %
y se evaluará la posibilidad que curse con alguna complicación.
- Evitar la azoemia prerrenal, la acidosis metabólica y la insuficiencia renal aguda mediante la
administración de cantidades adecuadas y suficientes de soluciones orales o parenterales
para evitar o combatir la deshidratación y el estado de choque.
- Prevenir la falla multiorgánica aguda mediante la vigilancia estrecha de el / la paciente, el
suministro correcto de soluciones y el tratamiento eficaz del estado de choque.
- Las / los pacientes con diagnóstico de cólera que requieran tratamiento hospitalario, se
manejaran con la técnica indicada para enfermedades gastrointestinales transmisibles.
- Valorar continuamente el estado de hidratación de el / la paciente con cólera.

Sales de rehidratación oral


Solución glucosalina
cloruro sódico 2,6 g/litro de agua limpia
citrato trisódico 2,9 g/litro de agua limpia
cloruro potásico 1,5 g/litro de agua limpia
glucosa (anhidra) 13,5 g/litro de agua limpia
Cuando no se dispone de glucosa ni de citrato trisódico, se pueden sustituir por
sucrosa (azúcar normal) 27,00 g/litro de agua limpia
bicarbonato sódico 2,5 g/litro de agua limpia

NOTA. La solución se puede preparar con mezclas de azúcar/sal empaquetados o de sustancias a


granel y agua. Las soluciones deben ser recién preparadas, preferiblemente con agua recién hervida
y enfriada. Es importante el peso y la mezcla completa cuidadosa, y la disolución de los ingredientes
en el volumen correcto de agua limpia. La administración de soluciones más concentradas puede
producir hipernatremia

CÓLERA. En casos de cólera pueden ser necesarias sales de rehidratación oral que contengan una
elevada concentración de sodio para evitar una hiponatremia

Indicaciones: deshidratación por diarrea aguda


Precauciones: alteración renal
Posología:
Pérdida de líquidos y electrolitos en diarrea aguda, por vía oral, ADULTOS 200-400 ml de solución
después de cada deposición; LACTANTES y NIÑOS según los Planes A, B o C (véase antes)