Está en la página 1de 5

PRESERVATIVO DISPOSITIVO INTRAUTERINO

DIAFRAGMA ANILLO VAGINAL

CAPUCHON CERVICAL
PILDORA ANTICONCEPTIVA

LEACONTRACEPTIVUM ANTICONCEPTIVO SUBDERMICO


HORMONAS INYECTABLES HISTERECTOMIA

ESPERMICIDA METODO OGINO-KNAUS

METODO GILLINGS
LIGADURA DE TROMPA

METODO DE LA TEMPERTURA BASAL


VASECTOMIA
HIGIENE VOCAL

Para que la higiene vocal sea efectiva hay que enseñar adecuadamente al paciente para que comprenda su
importancia y la lleve a cabo de manera satisfactoria, ya que el propio sujeto es el único que puede cuidar de su
voz. La situación más importante que necesita pautas de cuidado de la voz es la hiperfunción vocal, que unida
al mal uso y abuso vocales pueden provocar patologías. El primer objetivo del programa de higiene vocal debe
ser identificar y eliminar los factores que causan abuso o mal uso de la voz, y luego promover conductas
adecuadas y sanas.El mal uso vocal es la utilización inadecuada de la voz. Algunas conductas que implican mal
uso vocal son hablar con un tono incorrecto (más grave o más agudo), aumento de tensión, ataques vocales
bruscos, esfuerzos, etc. El abuso vocal es una conducta más violenta y dañina que el mal uso. Se trata de
comportamientos con efecto traumático sobre las cuerdas vocales. Algunas conductas abusivas son hablar en
ambientes ruidosos, hablar mucho, habla a un volumen muy alto, hablar con esfuerzo durante un período
inflamatorio, chillar, carraspear o toser, y realizar ruidos con la voz.

 Controle los gritos, no hable fuerte pero tampoco susurre

 Elimine el carraspeo el choque fuerte y repetido de las cuerdas vocales da lugar a su inflamación

 No respire por la boca, favorece la entrada de aire frío

 Mantenga una postura corporal correcta: espalda, hombros y caderas bien alineados son fundamentales para
amplificar la voz y no forzar la garganta

 Si por su profesión tiene que hablar mucho, utilice la regla 60/10: tras 60 minutos hablando, 10 minutos de
silencio

 Tome agua con frecuencia, le ayudarán a mantener las cuerdas vocales hidratadas

 No fume, el tabaco reseca la mucosa de la laringe

 Evite las cenas copiosas, éstas favorecen el reflujo del jugo gástrico hacia la laringe lo que produce irritación de
la zona y provoca edema

 No abuse de alimentos ricos en grasas, favorecen la sequedad de boca

 Intente no hablar en ambientes muy ruidosos

 No tome bebidas estimulantes como la cafeína, café o té porque son irritantes. Las personas que consumen
por encima de tres tazas (o botellas en el caso de las bebidas con cola) son el doble de propensas a los trastornos
de voz

 El aire acondicionado y la calefacción muy alta resecan mucho el ambiente y la mucosa de la garganta

 Duerma de siete a ocho horas, el descanso nocturno mejorará su salud y favorecerá el reposo vocal
 Si tiene problemas de garganta, minimice el uso de la voz

 Busque momentos para la relajación sobre todo de los hombros, cuello, laringe y cara