Está en la página 1de 28

2ª Edición 2017

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA:
PENSAMIENTO Y ACCIÓN

CURSO BÁSICO DEL SISTEMA NACIONAL DE CERTIFICACIONES


Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

CONTENIDO

EN EL UMBRAL 3
MISIÓN DEL MÓDULO 5

PRIMER MOMENTO
La Importancia de la Ética Pública 7

SEGUNDO MOMENTO
Ética y Moral 8

TERCER MOMENTO
Ética Aplicada a la Función Pública 10
¿Qué es la Ética Pública?

CUARTO MOMENTO
Códigos de Conducta 14

QUINTO MOMENTO
Buenas Prácticas 22

SIETE IDEAS PARA RECORDAR 26

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 2
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

EN EL UMBRAL…

CONTRA LA CORRUPCIÓN

“La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que


afecta a todos los niveles. Por ejemplo, socava las instituciones
democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervierte el imperio
de la ley y crea atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la de
solicitar sobornos. La corrupción incide en el desprestigio de los
servidores públicos y en las prácticas delictivas que en ella se producen,
lo cual trae consigo una falta de credibilidad en el gobierno y una
sensación de traición hacia la comunidad.

También destruye los cimientos


del desarrollo económico, ya que
desalienta la inversión extranjera
directa y a las pequeñas
empresas nacionales les resulta
a menudo imposible superar los
«gastos iniciales» requeridos por
la corrupción.

Sin embargo, la lucha contra la corrupción cuenta con valiosos


instrumentos internacionales no siempre conocidos por el público.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 3
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

El 31 de octubre de 2003, la Asamblea General aprobó la Convención de


las Naciones Unidas contra la Corrupción (leer aquí) que entró en vigor
en diciembre del año 2005, y pidió al Secretario General que designara a
la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito –UNODC-
como la Secretaría para la Conferencia de los Estados Partes de la
Convención.

Para crear conciencia contra la corrupción y difundir el valioso papel de la


Convención a la hora de luchar contra ella y prevenirla, la Asamblea
también designó el 9 de diciembre como Día Internacional Contra la
Corrupción. A continuación se muestra un video instruccional producido
por las Naciones Unidas.

VIDEO INSTRUCCIONAL
(2:25 minutos)

Día Internacional contra la


Corrupción 2013
UNODC Brasil e Cone Sul

Gobiernos, sectores privados, organizaciones no gubernamentales,


medios de comunicación y ciudadanos en todo el mundo, están uniendo
fuerzas para combatir este delito. El Programa de Desarrollo de las
Naciones Unidas –PNUD- y la Oficina de las Naciones Unidas contra la
Droga y el Delito –UNODC- están en primera línea en ese esfuerzo.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 4
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

En el año 2015, la ciudadanía guatemalteca se pronunció contra la corrupción


en un primer reclamo masivo que tuvo repercusiones en la región
latinoamericana.

Esto es motivo de orgullo cívico, pues se demostró a propios y extraños que la


ciudadanía es consciente de que la integridad y transparencia son elementos
prioritarios en el desarrollo de la Administración Pública y que éstos son
exigibles como auténticos derechos ciudadanos.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 5
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Teniendo presente tales antecedentes, en el presente módulo, se desarrollarán


los conceptos básicos de la Ética Pública con el fin de que los servidores
públicos se compenetren que así como la Administración Pública tiene una
dimensión jurídica, económica, organizacional y política como lo hemos visto a
lo largo del curso, también posee una dimensión ética.

Durante la semana se transitará por diferentes momentos que contribuirán a la


formación ética de los participantes. Asimismo, se repasarán los principales
instrumentos y las buenas prácticas para difundir y cultivar los valores públicos.
Se dedicará un espacio al estudio de los Códigos de Conducta.

El estudio de la Ética Pública, reforzará las conductas positivas de los


administradores públicos y nos permitirá construir una sociedad justa y próspera
para todos.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 6
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

PRIMER MOMENTO
LA IMPORTANCIA DE LA ÉTICA PÚBLICA

Daniela Gallegos, profesora de la XXXI Semana Internacional de ESAN, nos


explica la razón por la cual la ética es un pilar fundamental para la creación de
confianza en la relación ciudadanía e instituciones públicas.

“En la Gestión Pública, es muy importante la ética porque el sostenimiento de la


democracia no solo se basa en la existencia de partidos políticos, unas
elecciones regulares o una división de poderes, sino que depende
fundamentalmente de la confianza que tenga la ciudadanía en sus instituciones
públicas. Las personas tienen que estar seguras de que pueden realizar su
proyecto de vida”.

VIDEO INSTRUCCIONAL
(4 minutos)

La Importancia de la Ética
en la Gestión Pública

Por: Daniela Gallegos


Ph.D. ESAN, Perú

Profesora de la XXXI
Semana de la ESAN

Leer transcripción de la conferencia aquí.


Escuchar audio (MP3)

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 7
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

SEGUNDO MOMENTO

ÉTICA Y MORAL

Estos dos términos proceden uno del griego, Ética <êthos> (=carácter) y Moral
del latín, <mos−moris> (=costumbre). (NAESSENS, H. 2010) 1 Ambos tienen la
misma raíz semántica y por tanto el mismo significado original. Por ello Ética y
Moral, se identifican y se definen como la "ciencia de las costumbres". Sin
embargo, con el tiempo ambos vocablos han evolucionado hacia significados
distintos.

Moral: Son normas de conducta impuestas por la sociedad que han


evolucionado a lo largo del tiempo y poseen fuertes diferencias con respecto a
las normas de otra sociedad y de otra época histórica. El fin último que
persiguen estas reglas morales, es orientar
la conducta de los integrantes de esa
sociedad.

La ética y la moral tienen en común el hecho


de guardar un sentido eminentemente
práctico; sin embargo, la ética es un
concepto más amplio y rico que la moral.

De esta manera, puede entenderse por moral cualquier conjunto de reglas,


valores, prohibiciones y tabúes procedentes desde fuera del hombre, es decir,
que le son inculcados o impuestos por las costumbres sociales, la religión o las
ideologías.
1
Naessens Hilda (2010) Ética Pública y Transparencia. (Ver aquí)
MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 8
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

En cambio, la ética siempre implica una reflexión teórica sobre cualquier moral.
Es decir, es una revisión racional y crítica sobre la validez de la conducta
humana.

En tal caso, la ética, al ser una justificación racional de la moral, remite a que
los ideales o valores proceden a partir de la propia deliberación del hombre.
Mientras que la moral es un asentimiento de las reglas dadas, la ética es un
análisis crítico de esas reglas. Por eso suele decirse también que la ética es
una “filosofía” de la moral.

COMPARATIVO
ÉTICA MORAL
Proyecta al ser humano a una Expresa el modo de ser del
finalidad, le hace auto determinarse, hombre por medio del cual éste
dándole a su vida sentido y calidad. conoce, juzga y actúa justa o
(Naessens). injustamente. (Naessens).

Un empleado o funcionario público Si una persona va caminando por


que no permite ser intimidado por su la calle y ve que a un individuo se
jefe superior, para cometer un acto le cae la cartera, llena de dinero,
indebido que pudiera causarle algún moralmente está obligado a
beneficio. Actúa de acuerdo a la ética. dársela su dueño.

En el caso de un contador que no Una persona que se embriaga y


coopere con sus clientes, en la evasión desquita su frustración en sus
de los impuestos, posee una conducta hijos, esposa u otras personas, de
conforme a la ética de su profesión. manera violenta, posee una
conducta que va en contra de la
moral.

La disposición de un gobierno Cuando un conductor va en su


democrático de que un sector de la automóvil y permite el paso a los
población quede confinado a un transeúntes a pesar de tener la
determinado territorio o lugar, por “vía” a su favor, está realizando
causas de su origen étnico o su religión un acto civil y moralmente
(como en el caso de las reservaciones correcto.
Indias en EUA o los guetos), es una
conducta que se contrapone contra la
ética de un gobierno “democrático”.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 9
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

En conclusión, la ética se apoya en la


razón y depende de la filosofía, en
tanto la moral se apoya en las
costumbres y la conforman un
conjunto de elementos normativos,
que la sociedad acepta como válidos.

TERCER MOMENTO

ÉTICA APLICADA A LA FUNCIÓN PÚBLICA

¿Qué es la Ética Pública?


Cuando la ética se aplica y se pone en práctica en el servicio público se
denomina Ética Pública, también llamada ética para la política y la
Administración Pública. Es decir, la Ética Pública señala principios y valores
deseables para ser aplicados en la conducta del hombre que desempeña una
función pública (Naessens).

Como vimos en el Módulo 2, la función pública está constituida por el conjunto


de arreglos institucionales mediante los cuales se articulan y gestionan el
empleo público y las personas que integran éste, en una realidad determinada.
Dichos arreglos comprenden normas escritas o informales, estructuras, pautas
culturales, políticas explícitas o implícitas, procesos, prácticas y actividades
cuya finalidad es garantizar un manejo adecuado de los recursos humanos, en
el marco de una Administración Pública profesional y eficaz, al servicio del
interés general (VILLORIA, M. 2007a: 131).

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 10
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

La Ética Pública, sin perjuicio de «hundir sus raíces» en una ética individual o
personal, «será eminentemente una ética social, o sea una ética que atiende,
ante todo, a lo que se ha dado en llamar el individuo en relación, es decir, una
ética que atiende al individuo “situado” dentro de una “comunidad” e incluso
dentro de varias comunidades a un mismo tiempo» (MUQUERZA, V. 2007a:
510-511).

Por tanto, nuestro horizonte se amplía bastante al considerar que la Ética


Pública, se entiende como las consideraciones orientadas a la vida pública en
su conjunto. Es en este ámbito, en el que las personas se relacionan entre sí,
se asocian, conforman organizaciones, coordinan acciones que tienen
consecuencias en la vida de otras personas y eventualmente, responden por
tales acciones ante otros.

En este sentido, la Ética Pública


no se restringe únicamente a la
esfera política y/o estatal ni se
centra exclusivamente en el
ámbito de quienes ejercen
funciones públicas en el Estado,
sino que considera a la persona
en cuanto ciudadano en el ámbito
público.

A veces se relaciona la Ética Pública con «los actos humanos en tanto que
son realizados por gobernantes y funcionarios públicos» (Diego 2007:50),
pero esta cita deja al margen de la Ética Pública a todos aquellos grupos que
participan en la esfera pública, incluyendo a las organizaciones no
gubernamentales que prestan servicios públicos y a los propios ciudadanos.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 11
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Como dijimos anteriormente, es preferible disponer de una amplia concepción


de la Ética Pública porque resulta más fructífera la reflexión.

Fortalecimiento de la Ética Pública

Para reforzar la dimensión ética en la gestión pública, debe emprenderse una


reflexión específica sobre lo que significa el servicio público en el mundo
moderno y el rol del administrador como un agente ético.

Por naturaleza, el servicio público depende de circunstancias y la problemática


ética se presenta variable y provocadora de diferentes problemas.

En el contexto administrativo contemporáneo, caracterizado por fuertes


ambigüedades y cambios, incluso los administradores más bien intencionados
tienen dificultad de visualizar todas las dimensiones morales de las decisiones,
de los procesos y de los resultados.

Es innegable que los dirigentes y los administradores públicos están inmersos


en un contexto complejo de relaciones burocráticas y jerárquicas, juegos de
poder, variedad de demandas y
cuestionamientos de los medios,
incluso considerándose los
administradores responsables por
sus opciones éticas, no corresponde
a ellos el control del contexto en el
cual se toman las decisiones.

Las decisiones y acciones públicas envuelven una colectividad de funcionarios


y de organizaciones públicas que se influyen mutuamente. El proceso decisorio
MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 12
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

acontece en una complejidad de reglas, culturas, tradiciones, prácticas


interactivas, jerarquías y lealtades personales capaces de restringir y ocultar las
concepciones morales y éticas de las personas.

En la práctica cotidiana, los dirigentes y funcionarios sufren presiones e


influencias explícitas e implícitas para nuevas metas y conquistas. Pueden
enfrentar dilemas éticos e, incluso cambiar sus propias consideraciones éticas
para simplemente valorizar resultados; y tienen capacidad de usar sus recursos
de poder para resistir a directrices políticas procedentes de niveles superiores y
cambiarlas.

Por lo tanto, para fortalecer la Ética Pública son necesarios instrumentos


administrativos y nuevas prácticas gerenciales que sean facilitadores de las
acciones éticas.

Las prácticas administrativas refieren a las acciones y comportamientos de los


gestores en el cotidiano de su trabajo. Se pretende, por medio de los estilos y
formas de administrar, una mayor
eficacia de las respuestas éticas
a las variadas demandas de la
sociedad.

Así, se hace imperativo construir


y practicar dimensiones
administrativas conducentes a la
ética y la moral. Se presume, por
lo tanto, la inutilidad relativa de
tener solamente servidores públicos íntegros, leyes y códigos de conducta si las
prácticas administrativas no contribuyen a la vigencia de los valores.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 13
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

CUARTO MOMENTO
CÓDIGOS DE CONDUCTA

En el campo de la Administración Pública, los Códigos de Conducta, llamados


también Códigos de Ética o simplemente Códigos Éticos, son construcciones
sociales como "sistemas de ideación" para guiar acciones correctas, apropiadas
y honestas en el desempeño de actividades administrativas. En otras palabras,
son documentos que buscan conceder a los dirigentes y gestores una guía
conductual que incorpora principios, valores e ideas en el ejercicio de la función
pública.

El propósito principal de un código de conducta es garantizar la ética de las


acciones administrativas, informando a los gestores la mejor manera de
comportarse en su trabajo.

Desde otra perspectiva, los códigos son formas de agregar y compartir


principios morales y éticos que se constituyen en un conjunto de valores que
deben regir todos los comportamientos administrativos.

Los códigos tienen antecedentes que


se remontan por más de treinta años.
La primera experiencia se concretizó
e 17 de diciembre de 1979, cuando la
Asamblea General de las Naciones
Unidas adoptó la Resolución 34/169
que lleva el título de “Código de
Conducta para Funcionarios

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 14
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

encargados de Hacer Cumplir la Ley “ (leer aquí). El propio título destaca el


propósito de la resolución: es una guía para la conducta de la policía y otros
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Este código se basa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los


Pactos Internacionales sobre Derechos Humanos y la Declaración sobre la
Protección de Todas las Personas Contra la Tortura.

Dicho Código destaca el hecho de que las normas de conducta son de


trascendental importancia para la policía, por las “posibilidades de abuso” que
entraña el ejercicio del poder para hacer cumplir la ley. Resalta que la
aplicación de la ley “en defensa del orden público” tiene una repercusión directa
en la calidad de vida de los individuos y de la sociedad en su conjunto.

Es importante mencionar que el Código subraya que el mantenimiento de


normas éticas por los oficiales de policía depende de la existencia de un
“sistema de leyes bien concebido, aceptado popularmente y humanitario”.
Finalmente, insiste en que los organismos de ejecución de la ley no solo deben
auto disciplinarse, sino ser fiscalizados por funcionarios civiles y públicos tales
como juntas examinadoras, comités de ciudadanos, fiscalías u otros
mecanismos externos.

Otro antecedente importante de


los modernos códigos de
conducta lo encontramos a
mediados de la década de los
años noventa en Gran Bretaña.
En esos años, el gobierno
británico se vio sacudido por

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 15
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

varios escándalos de corrupción en los círculos gubernamentales. La sociedad


reaccionó con estupor y exigió de la Administración Pública acciones concretas.

Fue así como a petición del primer ministro británico, a finales de 1995 se
constituyó un Comité de Expertos para proponer unas Normas de Conducta en
la Vida Pública, referida a la actividad parlamentaria y administrativa. Dicho
Comité, presidido por el Juez Nolan, emitió en mayo de 1996, un informe y siete
principios de conducta que fueron difundidos y aplicados en los códigos de
conducta del mundo entero.

Los Siete Principios Básicos del


Servicio Público de la Comisión Nolan (Gran Bretaña)

Siguiendo la síntesis de Martínez Bargueño (1996) los principios son los


siguientes:

1. Vocación de servicio (selflessness): Los funcionarios públicos deben


adoptar sus decisiones basándose exclusivamente en el interés público,
y no para obtener beneficios financieros o materiales para sí mismos o
para sus familiares o amigos.
2. Integridad (integrity): Los funcionarios
públicos deben evitar contraer obligaciones
financieras o de otro tipo con individuos u
organizaciones externas que puedan ejercer
alguna influencia sobre ellos en el
desempeño de sus funciones oficiales.
3. Objetividad (objectivity): En el desarrollo de las gestiones públicas,
incluyendo nombramientos, selección de contratistas o recomendación
de individuos para promociones o beneficios, los funcionarios públicos
deben sustentar sus selecciones exclusivamente en el mérito.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 16
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

4. Responsabilidad (accountability): Los funcionarios públicos deben


rendir cuentas ante la sociedad de sus decisiones y acciones, y deben
someterse a las modalidades de escrutinio apropiadas para su nivel.
5. Apertura (openness): Los funcionarios públicos deben ejercer la mayor
apertura posible con relación a sus decisiones y acciones, y explicar sus
fundamentos. Sólo pueden restringir información en los casos en que
claramente lo demande el interés público.
6. Honestidad (honesty):
Los funcionarios públicos deben
declarar cualquier interés privado
relacionado con sus funciones
públicas y adoptar las medidas
para resolver todo eventual
conflicto de interés, protegiendo
el interés público.
7. Liderazgo leadership): Los funcionarios públicos deben promover y
sustentar los referidos principios a través del liderazgo y del ejemplo.

Las Normas Éticas del Organismo Ejecutivo de Guatemala con fecha 13 de


julio de este año, el Presidente Oscar Berger, estableció por Acuerdo
Gubernativo 197-2004 un Código de Conducta, llamado “Normas Éticas” (leer
aquí) para los funcionarios, empleados y asesores del Organismo Ejecutivo.

Este importante documento establece


en el quinto considerando veinticinco
principios:

“Que los funcionarios y empleados del


Organismo Ejecutivo son el eje de la

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 17
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Administración Pública y que su función debe atender a principios de probidad,


responsabilidad, honestidad, lealtad, solidaridad, transparencia, integridad,
discreción, rectitud, imparcialidad, veracidad, austeridad, accesibilidad,
disponibilidad, descentralización, celeridad, diligencia, disciplina, eficiencia,
eficacia, calidad, respeto, prudencia, decoro y honradez…”

Asimismo, además de los principios enunciados, el Artículo 5º se dedica a


describir la integridad y la transparencia y el Artículo 6º la secretividad en el
ejercicio de la función pública.

El citado Acuerdo no establece


ningún plan de acción para
difundir las normas éticas en el
Organismo Ejecutivo y, menos
aún, para sancionar la
transgresión de dichas normas.
Sin embargo, tiene el indudable
mérito de haber sido la primera
expresión moderna de ética
pública por parte del Gobierno de
Guatemala.

Reflexiones finales
En conclusión, podemos afirmar que como una forma de ideación
administrativa, los códigos ayudan a reactivar el optimismo, la esperanza y las
preocupaciones morales, así como las posibilidades de encantamiento con la
contribución social, por medio del trabajo cotidiano. Los ideales agregan un
nuevo sentido al destino de las acciones públicas y a la realización de las
personas.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 18
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Los códigos inspiran armonía y forman la base consensual para la creación de


una nueva visión administrativa. Cuanto mayor sea el compromiso con valores
compartidos, mayor será la posibilidad de que los gestores se dediquen a
nuevos desafíos y a la atención ética en las acciones y decisiones
administrativas.

Ahora bien, la conducta no es sino el resultado


de múltiples decisiones. En todas las etapas de
la decisión ocurren juicios sobre medios y
fines, es decir, sobre lo mejor y lo peor, lo
correcto y lo erróneo, lo bueno y lo malo. En el
caso de las decisiones administrativas, la
conciencia y las aspiraciones individuales
sobre ética y moral están presentes en los
análisis, con la misma fuerza que lo están las opciones sobre eficiencia y
calidad.

Los códigos ayudan a las personas, aparte de sus diferencias personales, a


desarrollar una cultura común para inspirar su acción. Los valores incluidos en
un código se convierten en una propiedad institucional para la cual se espera la
adhesión de todos los funcionarios. Así, si bien diseminados e incorporados a
los valores de los gestores, los códigos pueden convertirse en una referencia
para las relaciones internas y externas, revelando las preocupaciones
institucionales con la ética y la moral.

Recordemos que los valores son bienes sociales deseables, se expresan por
juicios y hacen reconocer la integridad de las personas. En un mundo
socialmente fragmentado y en organizaciones centradas en procesos de
trabajo, los valores se convierten en una referencia adicional, pues
proporcionan un sentido de inserción social.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 19
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Además de los códigos de conducta, se puede pensar en mecanismos


innovadores que al ponerlos en práctica pueden cambiar los principios morales
y éticos, que sirven de guía para desaprender paradigmas y patrones de
pensamiento que regulan una conducta negativa.

Como lo indica Yolimar Vilchez (238), un aspecto clave de la gerencia pública,


es la introducción de mecanismos innovadores, que generen eficiencia, eficacia,
y que permitan responder mejor a sus necesidades. Sin embargo, este proceso
se agota con la introducción de nuevas tecnologías de gestión, en el rediseño
de los mecanismos administrativos y en la búsqueda de la eficiencia y la
eficacia en los servicios, sin tomar en consideración la importancia de
desarrollar a la par, un ser humano, en el que prevalezca el interés por el bien
colectivo y en consecuencia, se mejore la relación entre sociedad y
organización; incitando, fundamentalmente las prácticas éticas.

Tal como lo menciona Rosanvallon (1995) es imposible separar la dimensión


ética del acto administrativo al declarar que:

“Del desarrollo del ser humano con valores, principios morales y éticos
dependerá en gran medida la eficacia en los servicios y una mayor fortaleza y
madurez de la sociedad, la cual demanda permanentemente entrar a una ética
en la que los valores, y principios morales sean el norte rector de la
administración” (p.117).

Desde esta perspectiva, los principios son para los funcionarios públicos los
referentes centrales de acción que definen su conducta en la cotidianidad
laboral, de allí, la importancia de su práctica y prevalencia.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 20
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Un principio en la gestión pública es, por ejemplo, la prevalencia del interés


general sobre el interés particular; de allí se derivan, precisamente, los valores
de la transparencia y de la honestidad.

Es importante señalar que de igual manera que existen los valores positivos
como los antes mencionados, también existen valores negativos o antivalores,
los cuales en su concepción más general se refieren a la antítesis u opuesto al
valor. Por su parte Bautista (2009) afirma que “Los antivalores son aquellos que
hacen referencia al grupo de valores o actitudes que pueden ser consideradas
peligrosas o dañinas para el conjunto de la comunidad en la que tienen lugar”
(p.46).

Los antivalores son lo opuesto de los valores tradicionalmente considerados


como apropiados para la vida en sociedad, aquellos que se dan naturalmente
en el ser humano y cuya presencia asegura la convivencia de unos con otros.
En general, estos contravalores se oponen al desarrollo pleno de las personas y
por ende de la comunidad.

Al respecto Ardila (2006) señala “En el mundo, los antivalores se han expandido
de manera indiscriminada y han invadido ámbitos sociales, económicos,
culturales, deportivos, laborales, políticos. Al ser esto así, han invadido también
la esfera de lo público al desarrollarse como virus al interior de las instituciones
públicas a las cuales les han hecho mucho daño” (p. 6).

En el último momento de este Módulo queremos dar a conocer algunas de las


buenas prácticas comunes en los gobiernos y administraciones de todo el
mundo que han tomado en serio la responsabilidad de difundir y practicar la
Ética Pública.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 21
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

QUINTO MOMENTO

BUENAS PRÁCTICAS

• Elaborar y adoptar un Código de Conducta en cada institución:


El Código de Conducta para el servicio público puede ser un documento
jurídico o una declaración administrativa en la que se definan las
actitudes esperadas por parte de los funcionarios públicos, señalando los
principios éticos aplicables en su ámbito laboral.

Pueden incluir una declaración de valores, una lista de responsabilidades


y obligaciones jurídicas. Dichos documentos, ya sean de carácter legal o
administrativo, desempeñan un papel orientador y de control, al
establecer las restricciones de comportamiento. Estos pueden ser de
aplicación general o para un organismo en particular, es decir, cada
institución puede crear su propio código.

Algunos expertos en el tema, opinan que la combinación de una ley general de


conducta ética con un código específico por institución, puede ser un
complemento en la normatividad ética de
los servidores públicos.

En ese sentido, vale la pena citar


algunas de las recomendaciones que
han establecido la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económico
–OCDE- para la elaboración de códigos
de conducta y que son las siguientes:

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 22
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

• Para ser más eficaz debe redactarse en un lenguaje sencillo, con un


tono más positivo que negativo y dirigido a unos destinatarios
determinados (el conjunto del
servicio público o un organismo
determinado).

• Para evitar problemas y


confusiones, debe hacer
mención a las normas jurídicas
aplicables al puesto y a otros códigos profesionales o sectoriales
vinculantes para los funcionarios.

• Para evitar los recelos y resistencias de los empleados, la elaboración


y aplicación de los códigos requiere una sólida estrategia de gestión
que asegure una aceptación verdadera de los valores subyacentes y
criterios éticos promovidos. Esto supone consultar a los empleados,
mantener una comunicación permanente y adoptar medidas de
promoción que den a los empleados un papel participativo, evitando la
imposición.

• Interiorizar los valores éticos en todo servidor público:


Uno de los principales retos que plantea el problema de la ética en la
Administración Pública, es no sólo el establecimiento de los valores
mediante un código o ley, sino su interiorización en las personas.

Es decir, sabemos cuáles son los valores éticos deseables, pero lo que
no sabemos es ¿Cómo cambiar las actitudes y prácticas antiéticas que la
gente ha tenido por años?

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 23
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

A esta pregunta se puede responder de manera simple y compleja a la


vez:

La única forma de que exista un cambio efectivo de actitud, es que


cada individuo interiorice en su mente de manera consciente y
profunda cada uno de los principios éticos, de lo contrario, el simple
discurso sobre los valores no
producirá los resultados
esperados.

Como se ha dicho repetidamente,


la ética coadyuva a la formación
de la conducta del funcionario a
través del autocontrol y el uso
correcto de la razón a partir de la
idea de servicio. Esta disciplina se dirige a cada persona en lo particular
porque de lo contrario estaríamos flotando en interpretaciones filosóficas
sin concretizar en acciones prácticas. Por lo tanto, el comportamiento
ético se debe traducir en el ejercicio de actos concretos orientados
hacía el interés público.

• Sensibilizar sobre el compromiso social de la administración:


Todo individuo que participa de la Administración Pública debe tomar
conciencia de que el servicio público se define como la acción
administrativa del gobierno para satisfacer las demandas y necesidades
de las personas que integran el Estado. El funcionario público no debe
olvidar que no está por encima de la sociedad, sino que es un servidor de
ella.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 24
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Precisamente por eso, el servidor público tiene la obligación de realizar


bien su trabajo, con calidad y eficiencia, coadyuvando a que sean
satisfechas las necesidades colectivas.

Por lo anterior, es necesario que la Administración Pública cuente en sus


filas con hombres y mujeres íntegras de confianza, honradas que
cumplan sus tareas de manera eficiente, incorporando nuevos métodos
de trabajo, generando nuevas ideas y propuestas, pero sobre todo
teniendo voluntad y rectitud para hacerlo.

• Implementar programas de formación y actualizaciones de ética:


Es necesario el establecimiento de la enseñanza ética en la formación de
los servidores públicos en tres momentos fundamentales:

 Durante la formación académica;


 En el proceso de inducción al servicio público, y
 Mediante la capacitación y desarrollo de personal.

Los programas formativos de Ética Pública tienen por propósito el


establecimiento de los valores del servicio público.

Se trata de que las instituciones enseñen y practiquen una gran verdad:


el rol de los servidores
públicos debe ser construir e
inspirar confianza en sus
instituciones, sabiendo que
el mayor compromiso y
responsabilidad es que su
trabajo y la prestación de
servicios sea con calidad,
compromiso y eficiencia.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 25
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

IDEAS PARA RECORDAR

La dimensión ética de la Administración Pública se materializa en


la disciplina llamada Ética Pública comprendida como un proceso
de reflexión y conducta deliberada y planificada a nivel institucional.

Los servidores públicos se encuentran confrontados por dilemas


éticos en su actuar profesional y están enmarcados en contextos
que no conocen y la mayoría de veces no controlan. Sin embargo,
sus decisiones, por insignificantes que parezcan, inciden en el
orden o desorden moral de la sociedad.

Los Códigos de Conducta son instrumentos de reforzamiento


ético. Deben construirse desde abajo y de acuerdo al contexto de
cada organización.

Las prácticas administrativas pueden perjudicar o fortalecer la


prevalencia de la Ética Pública. Sin embargo, los valores deben
ser interiorizados en la mente de los servidores públicos por medio
de un proceso continuo de formación y capacitación.

Los 7 principios del servicio público de la Comisión Nolan han sido


la base de la Ética Pública en el mundo entero.

Las Normas Éticas del Organismo Ejecutivo del año 2004 en


Guatemala son un buen punto de partida. Pero queda mucho
camino por recorrer.

El resultado final de la actuación ética de administradores y


administrados es la CONFIANZA de la sociedad en las
instituciones. Esta confianza se puede construir o destruir.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 26
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

Instituto Nacional de Administración Pública


Guatemala, Centro América

PBX: (502) 2419/8181


www.inap.gob.gt

2ª. Edición, Septiembre 2017.

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 27
Curso Básico del Sistema Nacional de Certificaciones

MÓDULO 06/ Ética y Valores del Servidor Público - Segunda Edición, 2017 28