Está en la página 1de 1

NEUROCIENCIAS Y SUBJETIVIDAD

Cuando hablamos de neurociencias y subjetividad, nos podemos referir de manera análoga al cerebro y a la mente.

Frenquelli se pregunta como el cerebro parece ser algo tan simple, pero al mismo tiempo esconde una complejidad sin límites.

El autor cita a Prigogine no sólo por su gran recorrido en la física, sino también por el hecho de ser el primero en producir un
acercamiento entre las Ciencias Naturales y las Ciencias Sociales.

Como filósofo-físico, Prigogine, presenta una posición epistemológica que golpea fuerte el eje de las neurociencias y la
subjetividad; Y dentro de ésta posición epistemológica, se desprende una segunda cuestión que tiene que ver con lo
metodológico.

Esta opción metodológica busca la forma de llegar a aquellos lugares tan complejos del cerebro y entenderlos en su totalidad.
Busca acercarse a la noción de sujeto, entendida desde un punto de vista que vaya más allá de la clínica.

Pero para llegar a esa concepción del sujeto, es necesario que lo Biológico se anude a lo clínico para producir las relaciones que
sean necesarias.

La neurociencia es una respuesta a éste tipo de anudamiento. Y aunque haya muchas herramientas, la complejidad del cerebro
humano debería ser estudiada por todas las ramas de la neurociencia.

Frenquelli comenta en su libro sobre la psicología, entendida como emergencia, como unidades ubicadas en diferentes
fenómenos, reconocida de esa forma como Monismo psicofísico emergentista. La psicología tomó distintos rumbos, más
expresamente, dos: por un lado las neurociencias, relacionadas a la tradición de las ciencias naturales; y por otro lado tomó el
rumbo de las logociencias, ciencias de la comunicación, del lenguaje.

Frenquelli va a nombrar a dos autores más, además del ya nombrado Prigogine, para proseguir con su artículo. Destaca a Freud
con sus estudios en neurología, embriología, histología, neuroquímica y el contacto que tuvo con la clínica de Charcot.

Por otro lado destaca a Jackson quien se especializa en la dinámica y la organización del sistema nervioso. Organización que se
da en niveles de la complejidad creciente. Ontogenia, filogenia, comercio entre ser vivo y el ambiente. Niveles Medulares:
tronco, hipotálamo, sistema límbico (asiento de la emoción), corteza cerebral (asiento de la razón). Jackson explicaba que las
funciones se desorganizan cuando lo complejo le da lugar a lo simple. Puede ocurrir que la razón ceda hacia la pasión.

Finalmente, se puede realizar un estilo de referencia con la cual podemos decir que a Prigogine, Freud y Jackson, los
relacionamos filosofía, subjetividad y neurociencias.

Un último autor que propone Frenquelli es Rizzolatti. Su estudio se basa en unas neuronas especiales que se encuentran en la
zona premotora de la corteza cerebral.

Cuando observamos algo se activa la zona occipital visual del cerebro, que trae consigo la activación misma de éste tipo de
neuronas que actúan sobre el final de la acción y aparecen en espejo con la función de la visión (por ejemplo: el bostezo). Son
neuronas espejo, y se activan independientemente de que el sujeto realice o no algún movimiento particular.

La activación de las neuronas de las áreas cerebrales son de un alto nivel de complejidad. Todas las sensaciones que produce la
corteza cerebral se puede sintetizar en lo que Pavlov llamó “Actividad analítico sintética de la corteza cerebral”.

A partir del concepto de neuronas espejo se introduce la noción de que todos los seres vivos somos máquinas de tramitación
sensorial motriz.

Este tipo de tramitación se da en el vínculo que existe entre la madre y el hijo, porque es aquél otro quien le da esa posibilidad al
infans. Existe una sintonía relacional entre la madre y el hijo, es la estimulación que el adulto le otorga al pequeño. Al mismo
tiempo, el niño se las ingenia para también poder activar al adulto.

Las neuronas espejo nos demuestran que nuestro Sistema nervioso central está destinado a la intersubjetividad, es decir, a la
relación entre sujetos. Una relación con el otro que proviene desde Freud. Relación que permitió la modificación de las redes
neuronales. Estas redes son modelos computacionales donde el procesamiento de la información entra en un sistema
hipercomplejo de pesos y diferencias.