Está en la página 1de 2

LOS IDIOMAS NATIVOS

RESUMEN

Como lo dijo conocido y prestigioso antropólogo y lingüista Bruce Mannheim:


Es importante el fomento de la inclusión del quechua y aymara, sin que exista
vergüenza lingüística. El quechua es una lengua que debe ser motivo de orgullo
para los peruanos, es parte de la historia e identidad. Asimismo, es valioso
conocer su origen e historia.

QUECHUA, LENGUA OFICIAL DE LOS ANDES

El quechua llamada también runasimi, es el cuarto idioma más hablado en


América y la lengua nativa más extendida del continente. El quechua es la lengua
que se utilizó durante el Imperio de los Incas por excelencia y que en su momento
de máximo esplendor durante el siglo XV, se extendía desde el Sur de Colombia
hasta el norte de Argentina, pasando por los territorios actuales de Ecuador, Perú
y Bolivia.

Nace en la costa central de la región Lima. Difundiéndose desde allí hacia Cusco y
todo el El Valle Sagrado de los incas, expandiéndose junto al imperio de los incas.
Los vencedores imponían su idioma como fuerza unificadora, surgiendo así la
lengua de estado.

LOS PRIMEROS LIBROS EN QUECHUA

Se dice que Fray Domingo de Santo Tomás (fraile dominico), fue el primer
misionero en aprender la lengua quechua. Durante su tarea evangelizadora en
Perú, publicó las dos primeras obras en quechua, “la gramática o arte de la lengua
general de los indios de los reinos del Perú” y el “Lexicón” (vocabulario de la
lengua general del Perú).
EL AYMARA

Aymara es un idioma polisintético. Su fonología cuenta con 26 fonemas


consonánticos, tres vocálicos (a, i, u) y un alargamiento vocálico; las consonantes
presentan tres modalidades (simples, aspiradas y glotalizadas) y no hay secuencia
de vocales. La mayoría de las relaciones gramaticales queda definida más por la
morfología que por la sintaxis, mediante dos elementos básicos: raíces y sufijos.
La sintaxis de la oración corresponde a la secuencia Sujeto-Objeto-Verbo (SOV).

El aymara tiene cuatro postulados lingüísticos que un hablante de esta lengua


toma por sentado, en sentido de “ideas y conceptos que se extienden por todo el
idioma, entrecruzándose en todo sus niveles gramaticales, que se integran a la
estructura semántica y caracterizan la visión aymara del mundo”. Estos postulados
son:

I. Las cuatro personas del aymara;


II. La diferenciación gramatical entre lo humano y lo no-humano;
III. El concepto característico del espacio y tiempo;
IV. La categorización o configuración del movimiento, tanto en verbos como en
nominales.