Está en la página 1de 6

Joselid Isabel Chávez Soto

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE


MÉXICO

JOSELID ISABEL CHÁVEZ SOTO

EMBARAZO EN LA ADOLESCENCIA

SEGUNDO SEMESTRE GPO. 4

PROFESOR: DOCTOR JORGE FRANCISCO


OSORIO
Joselid Isabel Chávez Soto

Embarazo en la adolescencia
Durante las últimas décadas, el embarazo en adolescentes en México ha avanzado de
forma creciente, de manera que actualmente es considerado por la OMS como un
problema de salud pública, debido a que este tipo de embarazos son considerados de alto
riesgo debido a las repercusiones que tiene sobre la salud de la madre y del producto,
además de las repercusiones que se presentan en los ámbitos psicológicos y sociales,
debido a que actualmente son mal vistos por la sociedad y porque las madres no se
encuentran preparadas para sobrellevar la responsabilidad de tener un hijo, debido a que
normalmente rompe con los esquemas y planes de vida que los jóvenes tenían antes del
suceso.
A pesar de que uno de los principales problemas en los que se enfoca la salud pública es
el uso de anticonceptivos, debemos pensar en la raíz del problema, la cual no radica en
esta parte, sino que se debe a que cada vez se inicia la actividad sexual a edades más
tempranas en toda América Latina, debido a las influencias con que contamos los jóvenes
actualmente, pues los medios de comunicación tocan cada vez más ese tema y de forma
directa o indirecta incitan los jóvenes a comenzar su actividad sexual; esto ocurre
principalmente debido a que entre los 13 y 19 años es cuando las personas terminan de
formar su personalidad, lo que los vuelve susceptibles a opiniones o ideas que provengan
del exterior, pues se resta importancia al discernimiento entre lo correcto y lo incorrecto.
Desde el punto de vista social me parece que existe incongruencia entre la manera en que
se maneja este problema, debido a que como mencioné anteriormente, son los mismos
medios de comunicación los que inducen el inicio de la actividad sexual temprana,
problema que pasa en algunas ocasiones desapercibido y no busca solucionarse,
mientras que mayoría de los grupos sociales atacan a los jóvenes que han tenido hijos,
sin darse cuenta de que si bien ellos fueron quienes tomar las decisiones que los llevaron
a esa situación, eran un grupo vulnerable que simplemente se dejó llevar por información
errónea. Claro está que no todos los casos tienen el mimo origen, sin embargo, podría
reducirse de manera considerable la incidencia si se trabajara en esta parte.
Otra de las repercusiones sociales que tiene este problema es la escasez de trabajos,
debido a que la mayoría de los jóvenes a esa edad no han terminado sus estudios, por lo
que la oferta de empleos a la que pueden acceder es mínima, hecho que ocasiona una
limitación de ingresos para las parejas, al mismo tiempo que disminuye la calidad de vida
para los niños, que finalmente son propensos a contraer enfermedades que podrían ser
evitadas con una buena alimentación o mejora de hábitos.
Con respecto a las implicaciones en el tema de salud, uno de los principales problemas
es la ausencia de cuidados prenatales, se sabe que la OMS recomienda un mínimo de 6
consultas durante el embarazo para llegar a una situación en la que tanto la salud del
producto como la de la madre sean favorables, durante las consultas, se pueden prevenir,
tratar o detectar anomalías congénitas, emergencias obstétricas, incompatibilidad a Rh,
entre otros problemas que al presentarse ponen en riesgo la vida tanto del producto como
Joselid Isabel Chávez Soto

el de la madre; es por esta razón que los embarazos en adolescentes son considerados
de alto riesgo. Dentro de esta misma área otro de los riesgos relacionados con la edad
materna son los embarazos prematuros, pretérminos o abortos, los cuales tienen un 35%
más de riesgo de ocurrir si las madres son menores de 20 años, esto representa un
problema debido a que los niños deben permanecer un tiempo en el hospital para poder
mantenerse vivos y finalmente terminan en decesos, lo cual consume ingresos, espacio y
tiempo en el hospital y podría evitarse de llevar un cuidado correcto en el embarazo.
No solamente se encuentran problemas de salud y sociales al tener un embarazo en la
adolescencia, también hay repercusiones psicológicas que deben ser tomadas en cuenta
ya que se sabe que actualmente el concepto de salud abarca esos tres aspectos; existe
un tema que repercute en las tres áreas, que es el aborto, ya que cuando las adolescentes
terminan embarazadas, ésta podría parecer una de las soluciones más fáciles; sin
embargo genera repercusiones: sociales, las personas que abortan son señaladas de
manera característica debido a dos cosas, primero a la irresponsabilidad de embarazarse
antes de estar preparados y posteriormente al acto de abortar, sin embargo, de igual
manera la sociedad al luchar tanto por llegar a la legalización del aborto, hace que parezca
una medida sensata para las madres para algunos, mientras que otros la satanizan de
manera exagerada. Posteriormente, debido a la falta de instituciones que realicen este
procedimiento de manera segura y legal, normalmente los abortos se realizan en la
clandestinidad, con métodos no seguros, que después conducen también a la morbi-
mortalidad materna, lo cual también implica un grave problema de salud pública, ya que
igualmente consume recursos materiales y humanos en el proceso. Dentro de ámbito
psicológico, se sabe que más del 73% de las mujeres que realizan un aborto, terminan
padeciendo de depresión, lo cual pareciera que a simple vista no afecta el sistema de
salud, sin embargo, del total de madres que presentan depresión, 60% tienen otro hijo con
la finalidad de mitigar el dolor sufrido por la pérdida, lo que nos lleva nuevamente a la
presencia de embarazos en la adolescencia.
Después de analizar algunas de las causas y consecuencias sociales, psicológicas y
sanitarias del embarazo en adolescentes, me parece que se trata de un problema que
debe ser tratado con urgencia, sin embargo, nos damos cuenta de que la distribución de
anticonceptivos por parte del sistema de salud como una solución no parece la más
correcta, debido a que no se ha presentado una disminución considerable en el número
de casos de embarazos en adolescentes; por lo que es necesario atacar el problema de
raíz; que es el inicio temprano de la actividad sexual, de esta manera podrían solucionarse
también problemas como el aumento de casos de Infecciones y enfermedades de
transmisión sexual, que también se ha convertido en un problema de salud pública.
Claramente esta medida es difícil de implementar debido a la influencia que actualmente
reciben todos por parte de los medios de comunicación. De igual manera, actualmente se
tienen mucho en consideración por parte del sistema de salud los problemas sanitarios
del embarazo den adolescencia, sin embargo, deberían de existir también programas que
se dedicaran al tratamiento y prevención de los problemas psicológicos que éste ocasiona.
Joselid Isabel Chávez Soto
Joselid Isabel Chávez Soto

Referencias:

Colomer Revuelta, J, Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescencia. Prevención del embarazo en la


adolescencia. Pediatría Atención Primaria [Internet]. 2013;XV(59):261-269. Recuperado de:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=366639777016, el día 20/03/2018 a la 1:07

Urbina, C, Pacheco, J. EMBARAZO EN ADOLESCENTES. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia


[Internet]. 2006;52(2):118-123. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=323428180009, el día 19/03/2018
a las 16:07

González Sáez, Y, Hernández Sáez, I, Conde Martín, M, Hernández Riera, R, Brizuela Pérez, SM. El embarazo y
sus riesgos en la adolescencia. Archivo Médico de Camagüey [Internet]. 2010;14(1). Recuperado de:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=211116130013, del día 19/03/2018 a las 17:03

García y Barragán, Luis Felipe, Correa Romero, Fredi, García Campos, Tonatiuh, Espinoza-Romo, Alejandra
Viridiana, EL EMBARAZO ADOLESCENTE DESDE UNA PERSPECTIVA CONTEMPORÁNEA. Interamerican Journal
of Psychology [en linea] 2017, 51 [Fecha de consulta: 20 de marzo de 2018] Disponible en:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28452860011 ISSN 0034-9690 el día 20/03/2018, a las 12:09

Herrera Ávila, JM. El embarazo adolescente en Jalisco. Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad [Internet].
2014;(6). Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=499051555004 el día 20/03/2018 a la 1:41

Reyes, DDJ, González Almontes, E. Elementos teóricos para el análisis del embarazo adolescente. Sexualidad,
Salud y Sociedad - Revista Latinoamericana [Internet]. 2014;(17):98-123. Recuperado de:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=293331474004 el día 20/03/2018 a la 1:30

Loredo-Abdalá, A, Vargas-Campuzano, E, Casas-Muñoz, A, González-Corona, J, Gutiérrez-Leyva, CdJ.


Embarazo adolescente: sus causas y repercusiones en la diada. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social
[Internet]. 2017;55(2):223-229. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=457750722016 el día 20/03/2018
a las 12:25
Joselid Isabel Chávez Soto

Silva, MM, Leiva, L. Opiniones de profesionales de la salud sobre el embarazo en la adolescencia.


Psicoperspectivas [Internet]. 2014;13(3):82-92. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=171032365008 el
día 20/03/2018 a las 12:05

Amar Amar, JJ, Hernández Jiménez, B. Autoconcepto y adolescentes embarazadas primigestas solteras.
Psicología desde el Caribe [Internet]. 2005;(15):1-17. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=21301501
el día 20/03/2018 a las 12:35

Prías-Vanegas, HE, Miranda-Mellado, C. Experiencias de adolescentes embarazadas en control prenatal.


Aquichan [Internet]. 2009;9(1):93-105. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=74111465009 el día
20/03/2018 a la1:33