Está en la página 1de 9

C.

JUEZ DE DISTRITO EN MATERIA


DE LO ADMINISTRATIVO
DEL ESTADO DE JALISCO.

PRESENTE

HECTOR CARDENAS MONAYO, mexicano, mayor de edad, de ocupación, que por mi


propio derecho señalo como domicilio para recibir notificaciones la finca marcada con el número 1824 de
la calle San Inocencio en la colonia San Martín en Guadalajara, Jalisco , así mismo señalando como
autorizado para oír y recibir notificaciones con fundamento en el artículo 27 de la Ley de Amparo, al
Estudiante de Derecho el C. CARLOS EMMANUEL CAMARENA PARRA. Y además nombrando al
abogado Gabriel Lazcano Gonzalez con numero de cedula xxxxxx con el debido respeto comparezco y:

EXPONER:

Me presento ante usted C. Juez de Distrito a demandar el AMPARO Y PROTECCION DE LA


JUSTICIA FEDERAL, en contra de actos de la autoridad que señalare como responsable más adelante, y
a efecto de dar cumplimiento a lo establecido por el artículo de la ley de amparo vigente y bajo protesta de
conducirme con verdad, manifiesto los hechos y omisiones que constituyen el capítulo de:

ANTECEDENTES:

1. Bajo Protesta de decir verdad el pasado día 22 de Enero del año 2018 me percate por
medio de la página electrónica de adeudo vehicular:
http://gobiernoenlinea1.jalisco.gob.mx/vehicular/adeudo.jsp# de 5 folios de infracción
emitidos por la Secretaria de Movilidad con fechas diversas que especificare más
adelante; realizados por haber excedido supuestamente el límite de velocidad permitido.
Y los cuales describo

2. Folio: 113|240025620, Fecha: 04/May/2015, Artículo: ART.183 FRACC. III LEY


MOV.TRANSP. DEL EDO. JAL., Descripción: ART. 183. FRACC. III. AL
CONDUCTOR QUE EXCEDA DIEZ KM. POR HORA EL LIM. DE VEL. MÁX.
PERM. CUANDO EXISTAN SEÑALAM. EN QUE SE ANUNCIE EL CITADO LIM.
DE VEL.EN ZONAS PROXIMAS A CENTROS ESCOL. Y HOSP., Periodo: 2015.

3. “CÉDULA DE NOTIFICACIÓN DE INFRACCIONES” y en su extremo derecho tiene


el número de folio “230317445”, en el extremo opuesto tiene un escudo oficial y la
leyenda de “GOBIERNO DEL ESTADO DE JALISCO, SECRETARIA DE
MOVILIDAD”, en donde anotó los datos del vehículo y de Licencia. En otro espacio
del lado derecho puede leerse lo siguiente: “Infringiendo lo previsto por el… Artículo
183 fracción III multa equivalente de 10 a 30 días de salario mínimo. De la ley de
Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco. Descripción de la(s) infracción(es) “
Al conductor de un vehículo que exceda en más de diez kilómetros por hora el límite
de velocidad permitido.

Al reverso de ese documento se menciona entre otras cosas los montos a pagar por las
infracciones cometidas en diferentes arábigos.

4. En vista de la ilegalidad de los actos autoritarios vengo a promover Juicio de Nulidad


lisa y llana, pues considero que se trata de sendas injusticias y arbitrariedades, por lo
que vengo a demandar la nulidad de todos y cada uno de los actos impugnados y de
todas sus consecuencias. La resolución materia del presente juicio de nulidad, me fue
hecha con fecha de 21 de Mayo del 2015, y para acreditar tanto existencia como la
ilegalidad del acto administrativo impugnado acompaño la cédula de notificación como
documento fundatorio.

5. Tengo conocimiento de que el Secretario de Finanzas del Estado de Jalisco ha realizado


actos tendientes a ejecutar el cobro de la multa, igual de ilegales y arbitrarios que
aquella. Esto debiendo a que la Secretaría de Vialidad y Transporte ahora Secretaría de
Movilidad le envió o le transmitió la orden para cobrarla. Al ser ilegal y arbitraria la
multa, también los actos encaminados a hacerla efectiva resultan ilegales

SEÑALAMIENTO

I. NOMBRE Y DOMICILIO DEL QUEJOSO – Ya quedaron señalados en el


proemio del presente escrito.

II. NOMBRE Y DOMICILIO DEL TERCERO PERJUDICADO.- No existe en


este caso.

III. AUTORIDAD RESPONSABLE.- Son las siguientes: La Secretaría de Movilidad


a cargo del C. Mauricio Gudiño Coronado, así como el Maestro Saúl Cotero
Bernal, quién se ostenta como el Director General Jurídico con número de órden
“4523”, ambas con domicilio conocido en Av. Alcalde esquina con Av.
Circunvalación en el Sector Hidalgo, el Secretario de Finanzas del Estado de
Jalisco, con domicilio en Av. Corona esquina con Pedro Moreno en el Centro
Histórico de Guadalajara.

IV. ACTO RECLAMADO.- De la autoridad señalada anteriormente como


responsable, la falta de motivación y fundamentación, con respecto a la cédula de
notificación de infracción emitida el día jueves 21 de Mayo del 2015, con número
de folio “230317445” firmado por el Maestro por el Maestro Saúl Cotero Bernal,
quién se ostenta como Director General Jurídico con número de órden “4523”, con
fecha de la firma del día 21 de Mayo del año 2015, misma que acompaño como
documento fundatorio. incumpliendo así la responsable con ello, con lo previsto
por los artículos 12 y 13 de la Ley de Procedimientos Administrativos del Estado,
así como los artículos 14 y 16 Constitucionales.

V. LOS PRECEPTOS CONSTITUCIONALES VIOLADOS.- Han sido violado


por las responsables los numerales 14 y 16 de la Constitución Política de los
Estados Unidos mexicanos, toda vez que la responsable no ha cumplido con los
plazos, y formalidades esenciales del procedimiento que prevé el Ley de
Procedimientos Administrativos del Estado en sus artículos 12 y 13.

VI. FUNDAMENTO DE LA DEMANDA DE GARANTIAS.- la presente demanda


tiene su fundamento en el numeral 103 fracción I, 107 fracción III inciso b).- de la
constitución general de la república, artículo 114 fracción IV de la ley de amparo.

VII. FECHA DE NOTIFICACION DEL ACTO RECLAMADO.- Bajo Protesta de


Decir Verdad la resolución administrativa que se combate me fue notificada el día
03 de Julio del año 2015 siendo aproximadamente las 11:00 horas, me percate que
estaba una cédula de notificación de parte de la Secretaria de Movilidad, afuera de
mi domicilio.

VIII. Concepto de Violación.

A.- Se violan en mi perjuicio los siguientes preceptos legales: Artículo 12 de Ley


de Procedimientos Administrativos del Estado, que a la letra dice:

“Artículo 12. Son elementos de validez del acto administrativo:

I. Que sea realizado por autoridad competente en ejercicio de su potestad


pública;

II. Que sea efectuado sin que medie error, dolo, violencia o vicio del
consentimiento;

III. Que tenga por objeto un acto lícito y de posible realización material y
jurídica, sobre una situación jurídica concreta; y

IV. Que no contravenga el interés general.”


B.- Se violan en mi perjuicio los siguientes preceptos legales: Artículo 13 de
Ley de Procedimientos Administrativos del Estado, que a la letra dice:

“Artículo 13. Son requisitos de validez del acto administrativo:

I. Constar por escrito;


II. Contener la mención del lugar, fecha y autoridad que lo suscribe;
III. Estar debidamente fundado y motivado;
IV. Contener la manifestación clara y precisa del objeto del acto;
V. Contener la referencia específica de identificación del expediente que se trate
y nombre completo del o los interesados;
VI. Ser notificado apegándose a los ordenamientos en vigor aplicables y en su
caso publicado. Igualmente deberá mencionar los recursos administrativos que
puede interponer su destinatario en caso de desacuerdo;
VII. Dar intervención a terceros interesados cuando el ordenamiento de la materia
así lo establezca; y
VIII. Ser efectuado por el servidor público facultado para ello.”

El acto de autoridad emitido por el demandado el Maestro Saúl Cotero Bernal,


quién se ostenta como Director General Jurídico de la Secretaria de Movilidad con
número de órden “4523”, número de secuencia “1524343”, no reúne los elementos
ni los requisitos necesarios para que tenga validez jurídica, por lo tanto está afectado
de incompetencia territorial para sancionar a los gobernados, además el acto
administrativo no se encuentra debidamente fundamentado ni contiene la
motivación suficiente y adecuada, por lo tanto es nulo y enteramente ilegal, por lo
cual el ahora demandado se apartó por completo de la legalidad, al realizar el acto
que aquí se impugna.

Suponiendo sin conceder que el suscrito incurrió en una falta o cometió un hecho
indebido y eso pudiera provocar una restricción a mi derecho de libre tránsito,
solamente una autoridad judicial podría decretarlo; en cuanto a las autoridades
administrativas no pueden coartar ni limitar de ninguna forma la garantía de libre
tránsito a las personas, eso es un abuso de autoridad, no están facultadas para hacer
algo así, solamente cuando se trate de aplicar leyes sobre emigración, inmigración,
salubridad general o cuando se trate de extranjeros perniciosos residentes en el país.
Sin embargo, las autoridades señaladas como responsables no son competentes para
aplicar dichas leyes y no tienen permitido atentar contra el derecho de libre tránsito
de las personas en ningún supuesto.
De lo anterior se concluye que el Secretario Movilidad, violó el principio
de legalidad y rebasó sus facultades al autorizar a un empleado para emitir, notificar
e imponer sanciones y multas cuando esa tarea corresponde a la Policía de Vialidad
y Tránsito previamente identificado, y no pueden detener a los ciudadanos o
interrumpir la libertad de tránsito de los ciudadanos a menos que hayan cometido
alguna falta, por lo que su actuación no reúne los elementos de validez a que se
refiere el artículo 12 fracciones I y III de la Ley del Procedimiento Administrativo
del Estado, ni los requisitos de validez que contempla el numeral 13 fracciones III
y VIII de la misma Ley en consulta, pues los actos que se llevaron a cabo no son
facultad de las autoridades demandadas ni son de su competencia, se me coartó el
derecho a transitar libremente sin haber cometido alguna falta, sin orden de una
autoridad judicial, infringiendo lo estipulado en el artículo 4º de la Constitución
Política del Estado de Jalisco.
Así mismo, el Secretario de Movilidad y Transporte giró instrucciones a
la Secretaría de Finanzas para que procediera a hacer efectiva la multa impuesta por
el Maestro Saúl Cotero Bernal, quién se ostentó como Director General Jurídico
con número de órden “4523”, la cual como ya se ha manifestado, resulta ilegal por
excesiva y desproporcionada; porque no está debidamente fundada ni motivada y
no se cumplieron los elementos ni los requisitos necesarios para su validez legal.
Cuando todos los ciudadanos ganemos igual que un Secretario de Movilidad y
Transporte o un Secretario de Finanzas, entonces cualquier trabajador o persona
podrá pagar multas por el importe de 10 DIEZ O MÁS DÍAS DE SALARIO
MÍNIMO, o por el que se les ocurra a las autoridades, pero de momento no es
posible dado que los ciudadanos percibimos una remuneración muy inferior a la de
nuestros gobernantes.

C.- Se violan en mi perjuicio los siguientes preceptos legales: Artículo 14 de la


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que a la letra dice:

Artículo 14. A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona


alguna.

Nadie podrá ser privado de la libertad o de sus propiedades, posesiones o


derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente
establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento
y conforme a las Leyes expedidas con anterioridad al hecho.

Es necesario llevar a cabo las formalidades que marca la ley, para no dejar en
estado de indefensión a las personas.
D.- Se violan en mi perjuicio los siguientes preceptos legales: Artículo 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que a la letra dice:

Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.

En el caso concreto, el hoy demandado omitió citar los artículos que expresamente
lo facultaban para levantar y emitir la cédula de notificación de infracciones,
circunstancia que inminentemente me deja en total estado de indefensión, al no
poder constatar si el demandado efectivamente contaba con las facultades para
elaborar ese documento, si bien citó varios preceptos legales con el claro afán de
fundarlo, en ninguno de ellos se especifica que un policía vial pueda llevar a cabo
esa función. En particular el artículo 26 de la Ley de Movilidad y Transporte del
Estado de Jalisco, en su fracción VI. Tomar conocimiento de las infracciones que
cometan los conductores de los vehículos, concesionarios, permisionarios y
subrogatarios, a esta ley o sus reglamentos y, en su caso, levantar o hacer
constar dichas infracciones, para los efectos de determinar y aplicar la sanción
correspondiente; y

Así pues, el artículo 26 antes invocado de la Ley de Movilidad y


Transporte del Estado de Jalisco, establece en su fracción VI que el levantamiento
de infracciones, y/o el hacer constar las infracciones que cometan los conductores
de los vehículos, es facultad exclusiva de LA POLICÍA VIAL Y/O POLICÍA DE
TRÁNSITO no de un simple ciudadano que dice ser un elemento sin saber si en
verdad es Policía Vial o Policía de Tránsito o del Director General Jurídico o si
estaba en horas de función. En el caso concreto, la cédula de notificación de
infracciones (acto impugnado) no fue levantada por un policía de vialidad y tránsito,
sino por el contrario, fue emitida por el Maestro Saúl Cotero Bernal, quién dijo se
ostenta como Director General Jurídico, como consta en la cédula. En esas
condiciones se evidencia que el acto reclamado fue emitido por un personaje que
omitió fundar y motivar debidamente su competencia material, ya que las normas
jurídicas que citó jamás le facultan expresamente para levantar ningún tipo de
infracción, dichas facultades le son conferidas a una autoridad diversa como lo es
la policía de vialidad y tránsito.

De igual manera, el autor de la cédula de notificación de infracciones


omitió incluir en el cuerpo de la misma los preceptos legales que le faculten para
actuar dentro de un determinado ámbito territorial, no se hizo alusión a ninguna
norma jurídica que determine su competencia en el ámbito territorial, circunstancia
que inminentemente genera incertidumbre, dado que impide al suscrito constatar si
efectivamente el ahora demandado se encontraba facultado para emitir el acto de
molestia y para ejercer dichas facultades en el lugar (ubicación) en donde lo hizo.
En apoyo de este argumento, me permito transcribir la siguiente tesis:
COMPETENCIA TERRITORIAL. FUNDAMENTACION.

El artículo 16 constitucional exige la existencia de una norma jurídica que faculte a


la autoridad para realizar el acto (competencia) y la cita de hechos y preceptos de
derecho que lo rigen (fundamentación y motivación) que otorguen facultades a la
autoridad para actuar y dicha actuación se ejercita dentro del
marco territorial específico que le corresponda, en virtud de que es
la competencia el primer supuesto para la emisión del acto de molestia, por lo que
eximir a la autoridad del deber de fundar su competencia, priva al particular de
conocer las normas legales en que el órgano público basó el acto que molesta su
esfera jurídica y, en su caso, controvertirla si ésta no está ajustada a derecho, de ahí
que no basta que exista una norma de derecho positivo que otorgue facultades a la
autoridad, sino que es preciso que se hagan del conocimiento del particular todos
aquellos supuestos normativos en que la autoridad sustentó su actuación para emitir
el acto de molestia.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS PENAL Y


ADMINISTRATIVA DEL SEGUNDO CIRCUITO

Amparo directo 81/94. Electromecánica Toluca, S. A. 18 de enero de 1995.


Unanimidad de votos. Ponente: José Angel Mandujano Gordillo. Secretaria:
Teresita del Niño Jesús Palacios Iniestra.

Partiendo del análisis de la cédula de notificación de infracciones de fecha 21 de


Mayo del 2015, se aprecia que la autoridad pretende justificar su actuación
expresando como motivo de la infracción “Artículo 183 fracción III multa
equivalente de 10 a 30 días de salario mínimo. De la ley de Movilidad y transporte
del Estado de Jalisco. Al conductor de un vehículo que exceda en más de diez
kilómetros por hora el límite de velocidad máxima permitido.”, quebrantando el
requisito constitucional de fundamentación y motivación que deben revestir los
actos emanados de las autoridades que estriba efectivamente en precisar el artículo
del ordenamiento legal aplicable al caso concreto, efectuando una debida
adecuación entre la hipótesis contenida y la conducta del gobernado,
estableciendo un razonamiento lógico jurídico respecto de la aplicación de tales
artículos, y para motivar el establecer las circunstancias de hecho, razones
particulares o causas inmediatas que se hayan tomado en consideración para
arribar a la conclusión contenida en los mismos artículos citados por la
autoridad.

Ahora bien, en la especie no se aprecia que la autoridad demandada haya


invocado preceptos legales específicos que resulten aplicables, pues en la infracción
se hace referencia a la Ley de los Servicios de Movilidad, Tránsito y Transporte sin
embargo en el apartado que se denomina “DESCRIPCIÓN DE LA(S)
INFRACCION(ES)”, únicamente menciona la Ley de los Servicios de Movilidad
y Transporte del Estado de Jalisco en su artículo 183 Fracción III. Por otro lado, la
propia autoridad no estableció correctamente una relación entre las disposiciones
supuestamente aplicadas y la conducta del gobernado, además en cuanto a la
motivación en forma incorrecta la parte demandada manifiesta lo asentado en la
cédula de notificación de infracciones, mencionando textualmente “ Al conductor
de un vehículo que exceda en más de diez kilómetros por hora el límite de velocidad
máximo permitido”, tales afirmaciones son vagas e imprecisas pues no señalan en
forma correcta las circunstancias de hecho, razones particulares o causas inmediatas
que llevaron al representante de la autoridad a levantar y emitir la cédula de
notificación de infracciones; generándose una amplia incertidumbre, puesto que la
expresión antes transcrita es vaga e imprecisa, dado que no señala quién circulaba
o quién era el conductor, por dónde circulaba, es decir por cuál calle, por qué carril,
en qué dirección, y tanto la fundamentación y la motivación deben estar contenidas
en el acto de molestia, y no en documento diverso, de tal suerte que en el caso
concreto el policía vial ni siquiera expresó los pormenores de la supuesta infracción,
lo que implica una deficiente motivación que me genera incertidumbre jurídica.
Entonces, si bien la autoridad demandada pretende fundar y motivar la cédula de
notificación de infracciones ante referida, lo hace en forma incorrecta, lo que se
traduce en una violación a la fundamentación y motivación desde el punto de vista
material o de contenido, lo que consecuentemente acarrea su nulidad lisa y llana.

Porque la autoridad fundamenta y sobre todo motiva indebidamente la resolución


impugnada, toda vez que señala como motivo de la sanción la vaga frase “Al
conductor de un vehículo que exceda en más de diez kilómetros por hora el límite
de velocidad máximo permitido” y debe considerarse una violación de fondo por
no haberse realizado el razonamiento lógico jurídico respecto de la conducta del
gobernado para saber si encuadraba o no en la hipótesis prevista por los artículos
que considerase pertinentes, por tanto al advertirse una motivación indebida en
cuanto al fondo o contenido de los derechos en disputa, esto es que se dejaron de
observar las disposiciones aplicables al caso específico, debe producir la nulidad
del acto.

Apoya el siguiente criterio las Tesis Jurisprudenciales sustentadas por este


mismo Tribunal, que reza:

CÉDULAS DE NOTIFICACIÓN DE INFRACCIÓN, PROCEDE


DECRETAR LA NULIDAD LISA Y LLANA POR LA INCORRECTA
FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN DE LAS.- El requisito constitucional
de fundamentación y motivación que deben revestir los actos emanados por las
autoridades estriba efectivamente en precisar el artículo aplicable al caso concreto,
efectuando una adecuación entre la hipótesis contenida y la conducta del gobernado
, estableciendo un razonamiento lógico-jurídico respecto de la aplicación de tales
artículos, y por motivar el establecer las circunstancias de hecho, razones
particulares o causas inmediatas que se hayan tomado en consideración para arribar
a la conclusión contenida en los mismos. Ahora bien, en la especie no basta que en
la cédula de notificación de infracción se cite determinados preceptos de la Ley de
Tránsito para que se estime correctamente fundada, pues no se especifica que esas
disposiciones sean las infringidas por el demandante, además no estableció
correctamente una relación entre las disposiciones aplicadas y la conducta del
gobernado, lo que desde luego se traduce en una incorrecta fundamentación,
además en cuanto a la motivación, en forma incorrecta la responsable manifiesta lo
asentado en la cédula de notificación de infracción al establecer “DAR VUELTA
PROHIBIDA, HAY DISCO, FALTA DE REFRENDO 1997”, pues no señala en
forma correcta las circunstancias de hecho, razones particulares o causas inmediatas
que llevaron a la autoridad demandada a concluir en el sentido que de la cédula de
infracción se desprende. Entonces, si bien la responsable pretende fundar y motivar
la cédula de notificación de infracción antes referida, lo hace en forma incorrecta,
lo que se traduce en una violación a la fundamentación y motivación desde el punto
de vista material o de contenido lo que consecuentemente acarrea su nulidad lisa y
llana.

Juicio de Nulidad, expediente I-A 175//98, promovido por el C. Marco Valerio


Pérez Gollas en contra de la Secretaría de Vialidad Transporte y H. Secretaría de
Finanzas, ambas autoridades del Gobierno del Estado de Jalisco, sentencia
definitiva dictada con fecha 2 dos de Febrero de 1999 mil novecientos noventa y
nueve, resuelto por unanimidad de votos. Magistrado Ponente Lic. Manuel
Hermosillo Allende, Secretario de Sala: Lic. Francisco José Carrillo González.

NULIDAD LISA Y LLANA. RESOLUCION O ACTO EMITIDO POR


AUTORIDAD MUNICIPAL, QUE CONTIENE VICIOS DE FONDO Y DE
FORMA. PROCEDE DECRETAR . Cuando la respuesta de la autoridad
municipal al planteamiento de una petición formulada por un particular, la apoyó
en contravención de las disposiciones aplicables o dejó de aplicar las debidas ,
además , de carecer por otra parte de la debida fundamentación y motivación, la
sentencia que al efecto se pronuncie, deberá de declarar la nulidad de dicho acto o
resolución en forma lisa y llana y no para el efecto de que tal autoridad dicte o emita
otra que sustituya a la misma, puesto que ante la presencia de vicios de fondo y de
forma, el juzgador deberá de resolver la controversia planteada conforme a los
primeros, ya que con ello evitará al particular la posibilidad de tener que promover
diferentes juicios innecesariamente.

Juicio de Nulidad II-B 575/99. GUADALUPE PASTOR GUERRERO FRANCO.


22 de junio del año 2000. Unanimidad de votos. Ponente: Magistrado José Gabriel
Peñaloza Plascencia. Secretario: Oscar Gregorio Ramírez Fregoso.

El acto administrativo materia del presente juicio, es ilegal y debe anularse, en razón
de que las autoridades impositoras y ejecutoras no hicieron una reflexión sobre la
gravedad de la supuesta falta, sobre la capacidad económica del supuesto infractor,
su reincidencia en la conducta que la motiva y todas las circunstancias que permitan
la individualización de la sanción, ya que se concretaron a imponer una multa por el
monto de 10 DIEZ A 30 TREINTA DÍAS DE SALARIO MÍNIMO sin analizar si
era equitativa y justa esa cuantía. Si bien el artículo 174 Párrafo 4 establece un cobro
de 10 a 30 días de salario mínimo en la Ley de Movilidad y Transporte e impone el
cobro de la sanción pecuniaria de esa magnitud, el artículo 21 de nuestra Carta Magna
establece un límite al señalar que si el infractor fuere jornalero, obrero o trabajador,
no podrá ser sancionado con multa mayor del importe de su jornal o salario en un día
o sea que tratándose de trabajadores asalariados como es mi caso bajo protesta de
conducirme con la verdad, la multa no excederá del equivalente de un día de mi
ingreso. Las autoridades que tenemos en nuestro país, en nuestro estado, suponen que
los trabajadores ganamos de 10 DIEZ A 30 TREINTA DÍAS DE SALARIOS
MÍNIMOS por día, pero ellas viven en un mundo de privilegios y pierden de vista
que no todos los ciudadanos ganamos lo que gana un Secretario de Movilidad ni lo
que gana un Secretario de Finanzas, ellos que ganan hasta 50 cincuenta salarios
mínimos diarios y cuyos salarios se pagan con los impuestos que aportan los
gobernados, sí tienen la capacidad de pagar una multa de 10 DIEZ A 30 TREINTA
DÍAS DE SALARIO MÍNIMO, pero los particulares no somos tan afortunados
como ellos ni tenemos ingresos tan abundantes para pagar multas de tales
proporciones. No es ético ni legal que en un país subdesarrollado las autoridades
perciban salarios descomunales, a costa de imponer cargas tributarias sumamente
onerosas contra la población. Tampoco es legal, ni justo ni equitativo que impongan
sanciones tan elevadas para mantener su status privilegiado. Es ampliamente
conocida la falta de sensibilidad, y hasta de consciencia de las autoridades actuales
que no hacen nada por mejorar los salarios que percibe el común de la gente, pero al
momento de imponer multas y sanciones pretenden aplicar los máximos permitidos,
lo mismo ocurre cuando se trata de crear impuestos y cobros por la prestación de
servicios públicos, o fijar los precios del gas, gasolina, etc. Se dan gusto elevando al
máximo toda contribución, exprimiendo a los ciudadanos que no pueden ni siquiera
inconformarse al respecto y lo único que hacemos es padecer ese tipo de gobernantes
tan abusivos, inhumanos y desconsiderados. En el presente caso, la multa impuesta
es desproporcionada e inequitativa; por lo tanto es ilegal y debe dejarse sin efecto,
pues contraviene a lo señalado en el artículo 5º fracción I de la Constitución Política
Local y el arábigo 21 y 22 de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, siendo procedente aplicar el criterio establecido en la tesis que a
continuación se transcribe:

MULTAS FIJAS. LO SON LAS PREVISTAS EN LOS ARTÍCULOS 162 Y 163


DE LA LEY DE LOS SERVICIOS DE VIALIDAD, TRÁNSITO Y TRANSPORTE
DEL ESTADO DE JALISCO, POR LO QUE ÉSTOS CONTRAVIENEN LOS
ARTÍCULOS 22 Y 31, FRACCIÓN IV, DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL.

Los artículos 162 y 163 de la Ley de los Servicios de Vialidad, Tránsito y Transporte
del Estado de Jalisco prevén la imposición de multas fijas, pues establecen,
respectivamente, que se sancionará con multa equivalente a uno y a dos días de
salario mínimo general vigente en la zona económica en donde se cometan las
infracciones que en cada uno de esos preceptos se enuncian, es decir, no contienen
las reglas adecuadas para que las autoridades impositoras puedan fijar su monto o
cuantía, tomando en cuenta la gravedad de la infracción, la capacidad económica del
infractor, su reincidencia en la conducta que la motiva y todas aquellas circunstancias
que tiendan a individualizarla, propiciando excesos autoritarios al resultar aplicables
a todos por igual, de manera invariable e inflexible, razón por la cual los indicados
preceptos contravienen los artículos 22 y 31, fracción IV, de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, el primero de los cuales prohíbe las multas
excesivas y el segundo aporta el concepto de proporcionalidad tributaria.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO AUXILIAR CON RESIDENCIA EN


GUADALAJARA JALISCO

Amparo directo 275/2010. Jesús Ortiz Elizondo. 8 de abril de 2010. Unanimidad de


votos. Ponente: Miguel Lobato Martínez. Secretario: Héctor Pérez Pérez.

Es aplicable la tesis anterior por identidad jurídica sustancial, dado


que el artículo 185 Fracción III de la Ley de Movilidad y Transporte prevé una
sanción pecuniaria determinada con un monto fijo, único y excesivo de 10 DIEZ A
30 TREINTA DÍAS DE SALARIO MÍNIMO, por lo que existe similitud entre el
presente asunto y el que resolvió dicha tesis, ya que los preceptos invocados no
contemplan un máximo y un mínimo, no existe la posibilidad de que la autoridad
haga una individualización de acuerdo al caso concreto. De igual manera, existe una
JURISPRUDENCIA FIRME, que corresponde a la Novena Época y fue establecida
en PLENO, la cual es aplicable en este caso, siendo de carácter OBLIGATORIO
para TODOS los Tribunales ya sean Estatales o Federales, cuyo rubro y contenido
son los siguientes:

MULTAS FIJAS. LAS LEYES QUE LAS ESTABLECEN SON


INCONSTITUCIONALES.
Esta Suprema Corte ha establecido que las leyes, al establecer multas, deben contener
las reglas adecuadas para que las autoridades impositoras tengan la posibilidad de
fijar su monto o cuantía, tomando en cuenta la gravedad de la infracción, la capacidad
económica del infractor, la reincidencia de éste en la conducta que la motiva y, en
fin, todas aquellas circunstancias que tiendan a individualizar dicha sanción,
obligación del legislador que deriva de la concordancia de los artículos 22 y 31,
fracción IV, de la Constitución Federal, el primero de los cuales prohíbe las multas
excesivas, mientras el segundo aporta el concepto de proporcionalidad. El
establecimiento de multas fijas es contrario a estas disposiciones constitucionales,
por cuanto al aplicarse a todos por igual, de manera invariable e inflexible, propicia
excesos autoritarios y tratamiento desproporcionado a los particulares.

el Secretario de Movilidad quien por una parte habilitó indebidamente al Maestro


Saúl Cotero Bernal, quién se ostenta como Director General Jurídico, para imponer
multas y sancionar, y por otra parte encargado de parte encargó a la Secretaría de
Finanzas proceder al cobro de la ilegal multa contenida en la CÉDULA DE
NOTIFICACIÓN DE INFRACCIONES con número de folio “230317445”, ha
incurrido en graves violaciones a la legalidad y al derecho de libertad de tránsito en
mi perjuicio. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su parta
dogmática prevé diversas garantías inherentes a la persona, sin distinción alguna,
pues toda persona gozará de las garantías previstas en la propia Constitución, como
se desprende de su artículo 1º, así mismo el artículo 11 contempla la garantía de
libre tránsito, y el artículo 16 tutela la garantía de seguridad jurídica, en virtud de la
cual nadie puede ser molestado en su PERSONA, FAMILIA, DOMICILIO,
PAPELES O POSESIONES sin un mandamiento escrito de una autoridad
COMPETENTE que FUNDE Y MOTIVE la causa legal del procedimiento.

PRUEBAS

DOCUMENTAL.- Consiste en la cédula de notificación de infracciones de fecha 21 de Mayo


del 2015, del día 14 de mayo del año en curso, con número de folio “230317445”, firmada por el agente el
Maestro Saúl Cotero Bernal, quién se ostenta como Director General Jurídico con número de órden “4523”,
misma que contiene los escudos del Gobierno del Estado y de la extinta Secretaría de Vialidad y Transporte
en donde consta la supuesta infracción cometida por el suscrito así como la sanción correspondiente. Esta
prueba tiene relación con lo expuesto en los puntos 1 y 2 de hechos en esta demanda

INSTRUMENTAL DE ACTUACIONES.- Consistirá en todas las actuaciones que se practiquen


en el presente juicio de nulidad, en todos los que favorezcan a mis intereses y tiendan a demostrar la
procedencia de la acción que ejercito.

PRESUNCIONAL LEGAL Y HUMANA.- Ofrezco como pruebas todas aquellas deducciones


que se desprendan de la Ley, y las que este H. Tribunal pueda extraer del material probatorio y constancias
que las partes alleguen al juicio, o bien de las que se recaben o practiquen de manera oficiosa, en cuanto me
favorezcan y tiendan a acreditar los hechos contenidos en esta demanda y la acción intentada. En particular
ofrezco la presunción legal de que la libertad de tránsito de las personas es inviolable.

Por lo anteriormente expuesto y fundado a Usted C. Juez de distrito en materia Civil, de la manera
más atenta:

PIDO:

PRIMERO.- Se emplace a la responsable, para que rinda su informe y en su oportunidad se me


conceda el Amparo y Protección de la Justicia Federal, en contra de los Actos y Autoridades que he dejado
señalados, debiéndose admitir en sus términos por estar ajustado a derecho.

SEGUNDO.- Se decrete la suspensión de los actos que se combaten, hasta que se resuelva en
definitiva el fondo del asunto.

TERCERO.- Se me tenga ofreciendo las pruebas que acompaño a este escrito, se certifiquen copias
de las mismas y se me devuelvan los originales,

ATENTAMENTE
Guadalajara, Jalisco a su fecha de presentación.

EMANUEL DURÁN GONZÁLEZ.