Está en la página 1de 4

Creación de organizaciones virtuales exitosas

En muchos sentidos, el mundo del trabajo hoy en día es totalmente


diferente de incluso hace una década. Trabajan con equipos de personas
que nunca ven - y quizá nunca se hayan conocido excepto en el sentido
virtual. Si tienes un lugar de trabajo, la gente en él ir y venir en todas las
horas, en varios estados de vestir que van desde el tradicional a la
desconcertante outré. No es improbable que usted trabaje fuera de su
hogar, por lo menos algo del tiempo.

Por otra parte, la gente entra y sale del empleo en su compañía con
asombrosa rapidez. Algunos trabajan para otras empresas que están
conectadas temporalmente con usted en alianzas conjuntas. Algunos
trabajan para subcontratistas que tienen relaciones a largo plazo con su
empresa, y algunos simplemente trabajan por sí mismos, habiendo
renunciado al empleo corporativo por completo.

Toda esta complejidad se suma a una cierta cuestión: una buena


comunicación se ha vuelto más difícil que nunca. ¿Cómo se asegura de
que suceda con éxito, ya menudo suficiente para hacer el
trabajo? ¿Cuáles son las nuevas reglas básicas de comunicación en la
era virtual?

En su centro, la comunicación virtual pone


énfasis en tres competencias que siempre han Cuando tienes un grupo de estos
sido importantes: responsabilidad, confianza y poderosos individuos inclinados a
adaptabilidad. A continuación se presenta una hacer lo suyo, tienes un
verdadero desafío de
encuesta de expertos sobre las nuevas reglas coordinación en tus manos.
de comunicación de la carretera en estas tres
áreas esenciales.
- Tom McDonald, psicólogo

Asegurar la rendición de cuentas

El psicólogo Tom McDonald enfatiza la necesidad de rendición de


cuentas en un artículo en Reuniones exitosas ."Irónico como puede
parecer, el trabajo en equipo virtual comienza con un alto énfasis en la
responsabilidad individual, en lugar de pensar en el grupo", argumenta
McDonald. "Los miembros del equipo son muy claros sobre lo que son
sus trabajos individuales, y, francamente, quieren ser dejados solos para
hacerlo." El logro es lo más importante en sus mentes. Toman su trabajo
en serio y esperan que cada miembro del equipo haga lo mismo ".

McDonald advierte, sin embargo, que "a veces este individualismo puede
ser exagerado." Cuando tienes un grupo de estos poderosos individuos
empeñados en hacer lo suyo, tienes un verdadero desafío de
coordinación en tus manos. es dar a los miembros del equipo un montón
de espacio, y descansar seguro de que van a hacer el trabajo bien,
incluso si se hace a su manera.

McDonald admite que hay riesgos para el enfoque enfocado del equipo
virtual. "Estando tan centrado en las tareas", señala McDonald, "los
miembros del equipo pueden perderse fácilmente las sutilezas de la difícil
dinámica interpersonal". Para contrarrestar este problema potencial, dé a
sus equipos entrenamiento práctico sobre cómo escuchar y otras
habilidades de comunicación. Pero manténgalo práctico: estos caballos
de batalla virtuales no quieren perder su tiempo.

Generar confianza

Para Dennis S. Reina y Michelle L. Reina, directores de una empresa de


investigación y consultoría de desarrollo organizacional y autores
de Trust and Betrayal in Workplace: Building Efficient Relationships en su
organización , el tema básico es el establecimiento de una sólida relación
de confianza. Sin eso, el trabajo virtual es imposible. Identifican tres tipos
de confianza que los empleadores deben abordar para tener éxito: la
confianza contractual, de comunicación y de competencia.

La confianza contractual es, fundamentalmente, hacer lo que usted dice


que va a hacer. Usted necesita manejar expectativas, establecer límites
claros, delegar apropiadamente, honrar sus acuerdos, y, sobre todo, ser
consistente en sus palabras y acciones. Este tipo de confianza es
especialmente frágil en los lugares de trabajo actuales debido al legado
de despidos, reducción de personal y reorganización que la reingeniería
y los problemas económicos han traído a la corporación moderna.

Usted simplemente no puede mantener la confianza de sus trabajadores


si les exhorta a trabajar duro en nombre de la corporación, por un lado, y
poner cientos o miles de ellos en el otro. No importa cuán sinceras sean
sus intenciones, sus empleados verán la inconsistencia y la hipocresía en
esos dos conjuntos de comportamientos, y lo juzgarán en
consecuencia. El resultado será un lugar de trabajo que se centra más en
la política interna que en hacer el trabajo.

La confianza en la comunicación es, en su corazón, una cuestión de


honestidad y revelación. Usted tiene que estar dispuesto a compartir
verdades difíciles con sus empleados, admitir sus errores, dar
retroalimentación honesta, y al mismo tiempo mantener la
confidencialidad. Ese es un camino difícil de negociar, y uno en el que
muchos ejecutivos han tropezado al tratar de encontrar el equilibrio
adecuado entre la apertura y la confidencialidad de la empresa.

El tercer tipo es la confianza en la competencia, respetando las


habilidades y habilidades de sus compañeros de equipo, así como la
suya propia, y ayudando a otros a aprender nuevas habilidades. Significa
involucrar a otros en lugar de tratar de hacerlo todo usted mismo.

Aprender a adaptarse

Por último, William E. Fulmer, autor de Shaping the Adaptive


Organization, encuentra la adaptabilidad para estar en el centro del
nuevo estilo de comunicación que se necesita en el lugar de trabajo
actual. En el corazón del argumento de Fulmer está la idea de que las
empresas actuales tendrán éxito o fracasarán dependiendo de lo bien
que puedan tener constantemente datos sobre su cambiante panorama
empresarial y luego comunicar esa comprensión a través de sus
organizaciones.

Los líderes empresariales deben escanear el terreno con atención e


insight como nunca antes, porque el terreno está cambiando tan rápido, y
porque es tan importante para el éxito empresarial en un mercado
orientado al consumidor. Pero eso es sólo la mitad de la historia. Las
compañías entonces deben construir sus comunicaciones
organizacionales - de hecho sus propias organizaciones - alrededor de
esta comprensión del terreno.Una vez que el terreno se entiende, el líder
empresarial debe articular un claro sentido de la dirección hacia adelante,
sin quedar encerrado en un camino y una forma de hacer las
cosas. Cada empleado necesita saber exactamente cuál es el negocio de
la empresa todos los días con el fin de estar facultados para realizar
oportunidades y corregir los errores a nivel del suelo.

Fulmer escribe: "Los líderes de varias organizaciones grandes que he


examinado han sido especialmente exitosos en articular una dirección
clara para sus empleados". ¿El secreto para dejar las cosas
claras? Manténgalo simple, comunique sus metas a todos, e incorpore
sus valores en todo lo que hace. Además, Fulmer ofrece estrategias para
llevar esta claridad a su práctica cotidiana: fomentar el aprendizaje
individual y luego compartirlo, promover una toma de riesgos
responsable, crear una atmósfera de apertura, tratar a los empleados
como propietarios y escuchar continuamente lo que está pasando en el
terreno de negocios que habitan, comprometiéndose al doloroso trabajo
de estar dispuesto a cambiar de dirección precisamente cuando las
cosas parecen estar yendo bien, y hay muchas razones para tener éxito
por sentado.

Como Andy Grove, el famoso presidente paranoico de Intel Corporation,


dice: "No tienes otra opción que operar en un mundo moldeado por la
globalización y la revolución de la información.Hay dos opciones: Adaptar
o morir.Usted necesita planificar la forma en que un cuerpo de bomberos
No puede anticiparse a los incendios, por lo que tiene que conformar una
organización flexible que sea capaz de responder a eventos
impredecibles ".