Está en la página 1de 32

ENERGÍA NO RENOVABLE: ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL

El propósito de este análisis es de evaluar la producción de hidrocarburos convencionales y


no-convencionales, para demostrar la urgencia de políticas nuevas que nos permita planear
un futuro lo más independiente de combustibles fósiles.

Para ello cubriremos los siguientes aspectos:


- estado actual de la producción de hidrocarburos convencionales
- descripción del proceso de extracción de no-convencionales
- producción de yacimientos existentes en los EEUU y Vaca Muerta
- potencial y declinación de yacimientos gasíferos y petrolíferos
- consecuencias ambientales de la fractura hidráulica
- explotación de no-convencionales a nivel local y nacional
- breve descripción de otros hidrocarburos no-convencionales
- Tasa de Retorno Energético (TRE o EROEI)

Convenciones
- No-convencionales indica hidrocarburos no-convencionales
o gas de esquistos (shale gas)
o petróleo de esquistos (shale oil = tight oil)
o gas de arenas compactas (tight sand gas)
o gas de manto de carbono (coal bed methane)
- MMm3 = millones de metros cúbicos
- Fractura hidráulica = fracking

Bibliografía básica
Las siguientes publicaciones fueron usadas como guía en la preparación de este análisis:

Drill, Baby, Drill, by J. David Hughes.


http://assets-production-webvanta-com.s3-us-west-
2.amazonaws.com/000000/03/97/original/reports/DBD-report-FINAL.pdf

Snake Oil: How Fracking´s false promise of plenty imperils our future
By Richard Heinberg.

Perfect storm: energy, finance and the end of growth.


By Dr Tim Morgan, Global Head of Research, Tullett Prebon.
http://www.tullettprebon.com/Documents/strategyinsights/TPSI_009_Perfect_Storm_009.pdf

Roberto Ochandio, Septiembre 2014

1
EL PICO DEL PETROLEO

La civilización moderna esta basada en la producción fácil y barata de energía, ya sea esta en
forma de alimentos o de combustibles. La Revolución Industrial que comenzó hace más de
dos siglos se alimentó a si misma con los grandes yacimientos de carbón, lo cual le permitió
a su vez liberar esfuerzos productivos para nuevos emprendimientos. De a poco quedaron
en el pasado la tracción a sangre y la agricultura de sobrevivencia, siendo reemplazadas por
maquinas de vapor que agilizaron la producción de alimentos y productos industriales.

Mas tarde, a mediados del siglo XIX, el descubrimiento del petróleo como una nueva fuente
de energía le dió nueva fuerza a la revolución industrial, cambiando una vez más el
panorama energético mundial y sentando las bases para un nuevo mundo, esta vez basado
en el petróleo y el gas como fuentes de energía. De a poco estos combustibles fósiles se
convirtieron en el motor de los procesos industriales, de transporte, y de la alimentación.
Prácticamente no hay esfera de la actividad humana que no dependa actualmente del
proceso de hidrocarburos.

Sin embargo, hoy la realidad nos muestra que la época de bonanza que duró 160 años
gracias a la abundancia de combustibles fósiles baratos ya esta llegando a su límite.

La demanda de combustible es cada vez mayor. Por un lado el aumento de la población


mundial implica una mayor necesidad de alimentos, transportes, y productos derivados de
hidrocarburos. Al mismo tiempo, la concepción de la economía como un proceso en
perpetuo crecimiento implica un consumo de recursos que no se condice con los límites
naturales de la disponibilidad de estos hidrocarburos.

Esta demanda creciente pone de manifiesto los límites de los yacimientos conocidos de
hidrocarburos convencionales, al punto tal que, a nivel global, todos los yacimientos ya han
llegado a su máxima producción y la mayoría ya está declinando en forma irreversible. No
solo eso, sino que las reservas de petróleo se están acabando y no se encuentran nuevas
reservas que puedan reemplazar la producción perdida.

Como ejemplo, la producción mundial de petróleo (2013) es de 14.314.000 m3/día


La producción de Arabia Saudita es de 1.843.000 m3/día, lo que equivale al 12,9% de la
producción mundial. Pero la declinación de los reservorios convencionales está entre 4 y 5%
por año. Esto significa que cada 3 años se deba agregar a la producción mundial el
equivalente a toda la producción de Arabia Saudita…!

Sin embargo no se están descubriendo nuevos yacimientos, y los yacimientos gigantes ya se


están acabando: Mar del Norte, Indonesia, Golfo de México.

Como consecuencia, la explotación de hidrocarburos es cada vez más cara y más riesgosa,
llevando la exploración al mar profundo o al Ártico, con graves problemas ambientales y
riesgos para la población y los trabajadores.

La situación en la Argentina no es muy diferente. Los datos publicados por la Academia


Nacional de Energía (2011:11) (34) nos dicen que el pico de producción de petróleo se

2
registró en el 1998, con 135.000 m3 por día, mientras que para el gas fue en el 2004 con 143
millones de m3 por día. El descenso de producción llevó a que en el 2013 se registraran
85.829 m3/día de petróleo y 115,3 millones m3/día de gas, de acuerdo a la Secretaria de
energía de la Nación (Reuters, 28/01/2014).

Al no disponer de recursos propios, el país depende en forma creciente de importaciones.

De acuerdo a ‘El Inversor Energético y Minero’, la incidencia de la importación de


hidrocarburos en la Argentina se triplicó entre el 2012 y el 2013. Estas importaciones
pasaron del 5% del total de importaciones al 15%. (1).

Todo esto nos lleva a preguntarnos: ¿Cuándo se acaba?

3
YACIMIENTOS CONVENCIONALES Y NO-CONVENCIONALES

Los hidrocarburos se formaron, según la versión más generalizada, hace millones de años a
partir de inmensas masas vegetales y otros elementos bióticos que quedaron sepultadas
bajo depósitos sedimentarios. Debido a la alta presión y temperatura se formó dentro de la
roca madre, o roca generadora, el componente básico de los hidrocarburos llamado
‘kerógeno’. Después de un proceso de maduración de millones de años el kerógeno se
transformó en hidrocarburos y migró fuera de la roca madre hasta quedar atrapado en rocas
porosas por otras formaciones impermeables. Estos son los llamados yacimientos
convencionales.

Los hidrocarburos en estos yacimientos convencionales se están acabando, pero ahora


descubrieron que la roca madre todavía contiene mucho gas y petróleo disperso en micro
poros. Sin embargo, la roca madre tiene una permeabilidad extremadamente baja, lo cual no
deja fluir los hidrocarburos hacia los pozos. La única manera conocida es aumentar
artificialmente la permeabilidad rompiendo la roca en muchas partes mediante el proceso
de fractura hidráulica (fracking).

Esto hace que el yacimiento se pueda definir como ‘no convencional’. Los pozos pueden ser
verticales, horizontales, o simplemente dirigidos. El objetivo es exponer la mayor cantidad
de roca al proceso de fractura hidráulica para maximizar la producción del pozo.

En Neuquén se encuentra el yacimiento ‘Vaca Muerta’, y por debajo de éste se encuentra


‘Los Molles’. Estas son formaciones con ‘recursos’ hidrocarburiferos, es decir zonas con
potencial de hidrocarburos los cuales no han sido todavía cuantificados. Se desconoce si su
explotación va a ser técnicamente posible y económicamente conveniente.

4
Una vez cubicado el yacimiento y determinada las posibilidades técnicas y conveniencia
económica de su explotación, el área resultante será definida como ‘reserva’ de
hidrocarburos.

Sin embargo, el tipo de formación impermeable hace imposible la cuantificación de estos


recursos. A esto debe sumarse la falta de homogeneidad de estas formaciones. Esto significa
que no todo el yacimiento tiene el mismo potencial de producción. El volumen recuperable
varía de pozo a pozo, e incluso se registran variaciones entre zonas de fractura de un mismo
pozo. Por lo tanto, a diferencia de yacimientos convencionales, no es posible predecir
efectivamente el volumen de reservas disponibles para su extracción.

Esta concentración de minerales en lugares determinados es lo que en minería se llama


'vetas' o 'filones'. En la jerga petrolera esto se llama ‘sweet spots’.

El área definida como ‘recursos’ de Vaca Muerta cubre unos 30.000 km2, pero como
consecuencia de las variaciones mencionadas las ‘reservas explotables’ abarcarán un área
mucho menor.

Proceso de fractura hidráulica.

La baja permeabilidad de la roca de esquistos impide el flujo del hidrocarburo desde la roca
hacia el pozo. El método de fractura hidráulica permite romper la roca de esquistos de
manera de abrir canales para el flujo del gas o petróleo alojado en la línea de cada fractura.

5
El proceso de fractura consiste en inyectar un gran volumen de líquido a gran presión para
romper la roca tanto como sea posible, y en la mayor extensión posible. Para mantener
abiertas las grietas así creadas, el líquido de fractura lleva arenas bien gruesas especiales o
cerámicas en suspensión las cuales quedan atrapadas en la fractura impidiendo que esta se
cierre cuando se alivia la presión de bombeo. Para poder transportar la arena hasta el fondo
del pozo se le agrega al agua una cantidad de productos químicos que la convierten en un
gel bien espeso. Una vez efectuada la fractura se inyecta un volumen de otros productos
químicos para disolver el gel de manera que la arena quede trabando la fractura y no
retorne hacia el pozo. No solo se gelifica y desgelifica el liquido de fractura, sino que se le
agregan otros aditivos para darle las propiedades necesarias para hacer la fractura y
proteger el pozo.

Cada pozo puede tener múltiples zonas de fracturas, cada una a distintas profundidades. Se
comienza por la fractura más profunda y al terminar se pone un tapón ciego perforable
inmediatamente por arriba de la zona fracturada. Se sigue por la zona superior, y así hasta
terminar con todas las fracturas programadas (hasta 10 de ellas en algunos casos).

El paso siguiente es poner el pozo en producción. Para ello primero se perforan todos los
tapones que se instalaron sobre cada una de las fracturas. Esto deja escapar el gas y petróleo
proveniente de todas las fracturas, arrastrando consigo parte del líquido usado en las
fracturas. Este fluido de desecho también se conoce como ‘flowback’, por su nombre en
inglés. Pero no solo lo inyectado vuelve a la superficie. Este fluido también arrastra
materiales enterrados en la roca por millones de años, incluyendo metales pesados –cromo,
plomo, selenio, mercurio, antimonio- y también minerales con radiactividad como el
isótopo radiactivo radio-226, y compuestos volátiles orgánicos (VOC), incluyendo los gases
llamados BTEX: Benceno, Tolueno, Etilbenceno, y Xileno. Todos estos elementos impactan
negativamente tanto a los seres vivos como al medio ambiente.

Cuando los fluidos de desecho llegan a la superficie no solo contienen los productos
mencionados más arriba, sino también todos los productos químicos usados en la
preparación del fluido de fractura.

La propaganda de las compañías petroleras y sus asociadas del IAPG ponen énfasis en el
hecho que solo se usan 12 a 15 productos químicos, y que casi todos son de uso común en el
hogar, desde dentífricos hasta gelatinas para el bebé.

Sin embargo la realidad es que típicamente se usan 12 a 15 aditivos, cada uno de ellos
formado por decenas, o hasta centenas de productos químicos individuales. Una
investigación del Congreso de los EEUU en el año 2011 reveló el uso de 750 productos
químicos individuales, de los cuales 652 incluyen elementos conocidos como agentes
cancerígenos, o identificados como contaminantes del aire, o restringidos por las
regulaciones existentes (2).

6
ANALISIS DE PRODUCCIÓN EN YACIMIENTOS NO-CONVENCIONALES

La producción de los yacimientos de los EEUU es importante y les ha permitido por el


momento reducir su dependencia de los mercados de exportación. Sin embargo esto se
debe a una campaña de perforación de características feroces, en las cuales el único objetivo
es cumplir con cuotas de producción independientemente de los costos económicos y
ambientales. Si bien estos objetivos por ahora se están cumpliendo, el detalle de producción
de los distintos yacimientos no muestra un panorama muy alentador.

GAS

En los EEUU, seis formaciones son responsables por el 66% de la producción.


Cada una de estas formaciones se caracteriza por tener unos pocos 'sweet spots' rodeados
de grandes áreas de producción muy baja o marginal. Esto se debe a la heterogeneidad en la
distribución de recursos dentro de una misma formación.

La prospección sismografica 3D permite la localización de los `sweet spots´, y los


perforadores concentran sus esfuerzos antes que nada en estos lugares. A medida que pasa
el tiempo, las perforaciones se alejan de los `sweet spots´ y como consecuencia la
producción inicial de cada pozo nuevo es más baja que en pozos anteriores. La cantidad de
lugares para perforar esta limitada por el tamaño físico del yacimiento, y esto determina
cuanto se pueda saturar un área con perforaciones.

De acuerdo al EIA Annual Energy Outlook 2012 (página 57), en Marchéis Shale, Fayetteville, y
Woodford se extrae el 65% de EUR (Estimated Ultimate Recovery, o cantidad de crudo o gas
natural potencialmente recuperable o sumable a las reservas) en los primeros 4 años de
explotación de los pozos, mientras que en Haynesville es el 95% y en Eagle Ford el 82% lo
que se extrae en los primeros 4 años. Esto nos da una idea de la vida limitada de los pozos
no convencionales y de la necesidad de perforar continuamente para mantener niveles de
producción. Esto es lo que se conoce como burbuja del fracking, ya que para mantener la
utilidad es necesario hacer en corto tiempo un número creciente de perforaciones. El
nombre de ‘burbuja’ es tomado del ‘esquema Ponzi’ de estafa financiera de la segunda
década del siglo pasado en los Estados Unidos.

Según el analista David Hughes (Drill Baby Drill), la declinación promedio de los cinco
principales yacimientos es de un 80/95% en los primeros 36 meses. La pretensión de tener
gas para 100 años asume que la producción inicial de los mejores pozos se mantendrá en el
tiempo, pero los datos de producción reales no soportan esta afirmación.

Como consecuencia de la declinación en la producción de los pozos gasíferos en los EEUU,


entre un 30 y 50% de la producción de gas debe ser reemplazada cada año (Hughes, DBD, pp
50). Esto significa que en los EEUU se debe perforar unos 7200 pozos nuevos todos los años
sólo para mantener las cuotas de producción.

Para darnos una idea de la magnitud de las operaciones de perforación necesarias para
desarrollar los no-convencionales, podemos mencionar que hasta el año 2000 había 341.678
pozos en operación en los EEUU, lo cual representa más de un siglo de explotación

7
petrolífera. Para el 2011 esa cifra aumentó hasta 514.637 pozos, es decir un aumento de
más del 50% en solo once años, gracias a la expansión de operaciones de fractura hidráulica.

Teniendo en cuenta la superficie cubierta por los yacimientos conocidos y también el


espaciamiento ideal entre pozos, para poder extraer todas las reservas e los EEUU se
deberán perforar 410.722 pozos, de acuerdo a una estimación de EIA.

Gas seco: se invierten U$S 42.000.000.000 por año solo para mantener la producción actual.
Sin embargo, la industria solo generó U$S 33.000.000.000 en ventas en el 2012.
Para compensar las pérdidas las compañías venden activos fijos (Chesapeake) o aumentan la
producción de hidrocarburos líquidos.

PETRÓLEO

La situación en las formaciones petrolíferas es similar a las gasíferas.

Bakken Field (Montana, North Dakota, Canada)


Comenzó en 2008
Recursos: 28.000 MMm3
Reservas: probablemente 1% de todo eso
4600 pozos con 95.000 m3/día

En Bakken Field la productividad de estos pozos declina entre 81 y 90% en los primeros 2
años. La declinación es tan grande que aproximadamente el 40% de la producción debe ser
reemplazada con nuevos pozos cada año.

Drill, Baby, Drill - Página 82, Fig. 63


Curva de declinación típica de los pozos de Bakken Field, basada en
datos de los últimos 66 meses de producción de ese yacimiento.

8
Drill, Baby, Drill - Página 85, Fig. 66.
Perfil de producción futura de Bakken Field asumiendo que se sigue
perforando al ritmo del año 2012. Este escenario asume que la calidad
de los nuevos pozos se mantendrá constante, así como el estimado por
EIA de concesiones disponibles. La producción del yacimiento decaerá
en el yacimiento en un 40% anual después de llegar a un pico de
producción en 2017.

En el 2014 la producción de Bakken Field será menor porque bajó el ritmo de perforación.
Se requieren 1800 nuevos pozos por año sólo para mantener la producción. Sin embargo,
debido a limitaciones de capacidad, la industria no podrá perforar más de 1500 pozos.

Fuente: SRS Rocco Report (3)

9
Eagle Ford (Sur de Texas)
3129 pozos con 71.000 m3/dia
Reservas estimadas: 500 MMm3

La declinación de los pozos en Eagle Ford es aun mayor que en Bakken Field: 60% en el
primer año y 89% al cabo del segundo año. Al cabo de tres años la producción ya es marginal
y sólo se puede mantener perforando nuevos pozos.

Drill, Baby, Drill - Página 91, Fig. 72


Curva de declinación típica de los pozos de Eagle Ford, basada en datos
de los últimos 50 meses hasta el final de 2011.

10
Drill, Baby, Drill - Página 95, Fig. 75
Perfil de producción futura de Eagle Ford asumiendo que se sigue
perforando al ritmo del año2012. Este escenario asume que la calidad
de los nuevos pozos se mantendrá constante, así como el estimado por
EIA de concesiones disponibles. La producción del yacimiento decaerá
en el yacimiento en un 40% anual después de llegar a un pico de
producción en 2016.

Niobrara (Colorado)
Esta formación cuenta con 10811 pozos con una producción de 8.500 m3/día. Ya llegó al
pico de producción.

Monterey shale (California)


De acuerdo a un estudio preliminar, este yacimiento contenía 2/3 de las reservas de
petróleo no-convencional de los EEUU. Sin embargo, una nueva evaluación del yacimiento
redujo su potencial a solo un 4% del original. El análisis preliminar asumía reservas enormes
al extrapolar la producción de pozos excepcionales y asumir que todo el yacimiento tendría
la misma productividad. Este fue un duro golpe para las esperanzas de independencia
energética de los EEUU (4).

Como vemos, salvo el yacimiento gasífero de Marcellus Shale, todos los otros yacimientos de
los EUU ya llegaron a su pico de producción o están en declinación en menos de 10 años de
producción.

11
Vaca Muerta (Neuquén)

Pese a los repetidos pedidos de informe solicitados al Ministro de Energía de Neuquén, el


gobierno neuquino guarda celosamente los datos de producción de Vaca Muerta. No es
clara la intención del gobierno de ocultar esta información, lo que deja abierta la posibilidad
de especulaciones sobre el verdadero potencial del yacimiento.

Una información preliminar publicada por H. Campagnoli (de la sede Houston del IAPG) nos
dice que en Noviembre del 2012 había 67 pozos perforados, de los cuales 48 estaban en
producción. El pozo Loma La Lata LLL-530h es el mejor de todos, con una producción de 63
m3 por día y producción acumulada de 25.000 m3 de petróleo. A este pozo lo siguen una
docena de pozos con menos de la mitad de producción acumulada, y el resto con producción
casi marginal y en declinación (5).

Producción acumulada de petróleo por pozo. Noviembre 2012


(Vaca Muerta: Dos años de shale en la Argentina – análisis estadístico de
producción a Noviembre de 2012. Fig.9)

Al igual que en los yacimientos de EEUU, la distribución de hidrocarburos en Vaca Muerta es


heterogénea a lo largo de las rocas de esquistos, con unos pocos pozos extrayendo mucho
de los ‘sweet spots’ mientras que el resto pobremente justifica la inversión económica y el
daño ambiental.

Los datos sobre descubrimiento de nuevas reservas, declinación de yacimientos en


producción, y productividad de yacimientos no-convencionales, nos muestran que las
nuevas tecnologías nos pueden dar unos pocos años de respiro, pero no podrán volvernos a
los años de energía barata y fácil crecimiento económico.

12
Especulaciones

Sin embargo, la necesidad de conseguir capitales para estos desarrollos colosales hizo que
las operadoras y compañías interesadas magnificaran la verdadera productividad de estos
yacimientos. Para ello, tanto en los EEUU como en la Argentina, usaron el volumen de
recursos estimados (no reservas) y dividieron por la productividad de los pozos ubicados en
uno de los limitados ‘sweet spots’. Esto les da estimados de producción fabulosos, 100 o 200
años de producción.

La especulación lleva a exageraciones sin fundamentos, y esto se puede ilustrar con el


ejemplo de Bakken Field. En 1999 el USGS (Servicios Geológicos de los EEUU) predijo que
esta formación podría contener recursos entre 271 y 503 miles de millones de barriles de
petróleo (Price; 1999). Una vez comenzada la explotación los datos reales de producción
permitieron otras estimaciones, con un potencial entre 32 y 300 miles de millones de
barriles de petróleo (Meisner, 2000; Flannery, 2006).

Lo importante es cuánto de ese petróleo es técnica y económicamente recuperable. Las


estimaciones varían entre 1 y 50%, dependiendo de la fuente de esta información. De
acuerdo al USGS hay 3,65 miles de millones de barriles de petróleo técnicamente
recuperables (USGS, 2013). Queda por ver cuanto de ese petróleo es económicamente
recuperable (6).

Drill, Baby, Drill – Página 44, Fig. 37


Relación entre los volúmenes de recursos en formación y la
distribución de acumulaciones convencionales y no-convencionales.

13
El diagrama pone de relieve la declinación general de la energía neta y el aumento de la
dificultad en extracción, a medida que los volúmenes aumentan bajando en la pirámide.

La pirámide representa los recursos totales en la formación. La parte superior representa a


la parte concentrada, fácil de extraer de estos recursos, mientras que la parte inferior es la
más abundante pero de menor calidad de los recursos, teniendo mayores costos de
producción y cuya extracción implica mayores riesgos ambientales. Este mismo modelo se
aplica a otras industrias extractivas como la minería y también la industria pesquera. A su
vez, cada yacimiento individual se puede ver como su propia pirámide de recursos: los
mejores recursos en cada yacimiento son los primeros en ser explotados y, a medida que
transcurre el tiempo, la productividad de los pozos también baja. Los costos operativos son
cada vez mayores. Los potenciales de producción predichos extrapolando los resultados de
los primeros pozos perforados ya no se cumplen.

14
CONSECUENCIAS AMBIENTALES DE LA FRACTURA HIDRÁULICA

La gran declinación en la producción de pozos de gas y petróleo significa que las compañías
deben perforar y fracturar sin parar solo para mantener las cuotas de producción. Esta es la
burbuja de la fractura hidráulica a la que nos referimos antes. Consecuentemente, los
riesgos ambientales se deben multiplicar miles de veces.

Impacto en la cantidad y calidad del agua

Desde una plataforma multipozos se pueden perforar muchos pozos. Especialmente en


lugares habitados se utilizan las plataformas para concentrar la explotación desde un solo
lugar. Dependiendo de la ubicación pueden ser desde 4 hasta 16 pozos. Cada uno de estos
pozos pueden tener pozos ‘laterales’, es decir pozos que salen desde un pozo central en
múltiples direcciones. Estos laterales pueden tener de 2 a 3 km de extensión e incluir
múltiples zonas de fractura. De acuerdo a Gas & Oil Journal, el record lo tiene un pozo lateral
de 8 millas de largo (13 km) con 40 zonas de fractura. Esos son casos extremos, pero en
general se puede pensar que una sola plataforma puede necesitar hasta 240 millones de
litros de agua.

Dependiendo del lugar de esta explotación esto significa un drenaje significante de estos
recursos. En Texas, EEUU, hay tres yacimientos muy importantes de hidrocarburos no
convencionales. En el Centro Norte del Estado Barnett Shale produce gas, en el Este
Haynesville también produce gas, y en el Sur Eagle Ford produce gas y petróleo en zonas
separadas.

Un estudio de la Universidad de Texas evaluó el consumo de agua y su posible impacto en


los acuíferos de la zona. El estudio nos dice que en año 2011 la explotación en Barnett Shale
consumió 11.000 millones de litros de agua solo en Tarrant County, alrededor de Fort Worth.
Este consumo desmesurado está agotando los recursos a tal punto que la ciudad de Fort
Worth esta peticionando para poder traer agua desde el vecino estado de Oklahoma. Más al
Sur, en Eagle Ford, el estudio nos informa que el consumo de agua alcanza ya a un tercio del
total de agua de recarga de los acuíferos subterráneos. Por supuesto esto significa que los
propietarios de pozos de agua de la zona deberán profundizar sus pozos al bajar el nivel de
la tabla de agua (7).

Al mismo tiempo, la revista National Geographic nos dice que el 47% de los pozos con
fractura hidráulica de los EEUU se encuentra en regiones con problemas de agua. Los
Estados con más problemas son Texas, California, y Colorado. En este último Estado el 92%
de los pozos están en áreas de sequías. La situación de California la llevó a declarar el estado
de emergencia al cumplirse tres años consecutivos de sequías y a prohibir la fractura
hidráulica en Los Ángeles. Mientras tanto, en Texas el agua usada para fracking equivale al
20% del total de agua consumida. Un ejemplo de la criticidad de este problema lo brinda el
Condado Mora, en Nuevo México, que acaba de prohibir la técnica del fracking en terrenos
del condado, precisamente para aliviar el problema a los productores y consumidores (8).

La industria del gas y el petróleo no ignora el impacto de sus actividades y por ello solicitó un
estudio independiente por parte de la organización Ceres. Las conclusiones de este análisis

15
son similares a las del National Geographic: desde Enero de 2011 hasta Septiembre de 2012
se evaluó el consumo de agua en más de 25.000 pozos de gas y petróleo no-convencional.
En los mismos se usaron 249.000 millones de litros de agua, equivalente al consumo anual
de una población de 2.500.000 personas (9). Coincidiendo con el estudio citado
anteriormente, el 47% de esos pozos están ubicados en zonas de escasez de agua.

Pero el consumo de cantidades descomunales de agua potable es solo una parte del
problema. Gran parte, hasta un 70 u 80% del agua usada para fracturas vuelve a la superficie
cargada de productos tóxicos, más sales altamente corrosivas, benceno (cancerígeno), y
elementos radiactivos como cesio, uranio, y radio, todos drenados de las rocas escondidas a
miles de metros de profundidad.

El gran problema para la industria es ¿qué hacer con semejante volumen de fluidos
contaminados?. Una solución es limpiarlos para volverlos a usar en otra fractura, pero este
proceso es caro y lento, por lo cual siempre queda un gran excedente pendiente de limpieza.
Otra solución es inyectarlo en pozos sumidero. Estos pueden ser pozos de yacimientos
agotados donde este fluido llenará el lugar originalmente ocupado por petróleo. El problema
es que a medida que se inyecta por un pozo viejo el fluido toxico sube por las cañerías y
cementaciones defectuosas de pozos igualmente viejos del mismo yacimiento,
contaminando acuíferos subterráneos. Cuando no hay yacimientos agotados se perforan
pozos para usarlos intencionalmente como sumidero. Sin embargo, esto da lugar a
movimientos sísmicos con consecuencias impredecibles para los habitantes del lugar.

Otra opción es dejar que el sol se haga cargo de evaporar estos fluidos. Para ello se
depositan estos líquidos en grandes piletones y se espera a que el sol haga su trabajo.
Mientras esto ocurre, pájaros y animales se envenenan con esa agua y los piletones se
exponen a roturas y pérdidas. Con el tiempo se elimina el agua de los piletones de superficie
pero se transfiere la contaminación al aire.

Finalmente, otra opción es tirar el liquido directamente en cañadones ocultos cuando nadie
los ve, o usarlo para regar las calles de tierra, tal como lo hacia Apache alrededor de las
plantaciones frutales de Allen. Estos procedimientos, si bien son expeditivos, terminan
contaminando los ríos y lagos y las plantas de tratamiento de agua con residuos radiactivos y
tóxicos. Nuevamente los EEUU, país pionero en estas artimañas, tienen bien documentada
estas experiencias (10).

Sobre este tema, una investigación del diario The New York Times nos dice lo siguiente (11):
• Desde el 2008 hasta el 2011 se produjeron más de 5200 millones de litros de fluido
de desecho como parte de los trabajos de fractura hidráulica, mucho más de lo que
las compañías petroleras habían declarado previamente. La mayor parte de estos
fluidos se enviaron a plantas de tratamiento de agua que no estaban preparadas para
remover los componentes tóxicos del fluido.
• Por lo menos 12 plantas de tratamiento de agua en tres Estados aceptaron la
contaminación y descargaron agua parcialmente tratada en ríos y lagos.
• De los mas de 179 pozos que producen fluidos de desecho contaminados con altos
niveles de radiación, por lo menos 116 de esos pozos indicaron niveles de radio y
otros componentes radiactivos más de 100 veces más altos que los niveles

16
establecidos por estándares federales. De estos, por lo menos 15 pozos superaban
más de 1000 veces los estándares aceptables para el agua potable.

Descargar fluidos de desecho en arroyos y cañadones impacta no solo a las plantas de


tratamiento de agua municipal, sino también a la vida salvaje. De acuerdo a un análisis
presentado por Proceedings of the National Academy of Sciences los cloruros de fluidos de
desecho terminan en los arroyos y ríos de la zona, aun después de haber sido tratados en
plantas municipales de agua. El mismo estudio confirma que los cursos de agua también son
afectados por sólidos en suspensión resultantes de las perforaciones. Altas concentraciones
de sólidos en suspensión bloquean la luz solar, disminuyen la cantidad de oxigeno disuelto
en el agua, y elevan la temperatura del agua, todos estos afectando directamente la biología
de estos sistemas acuáticos. Más aun, el estudio indica que 18 plataformas de perforación
aumentan la concentración de sólidos totales en suspensión en un 5%. Como referencia, en
Pennsylvania ya hay más de 4000 de estas plataformas (12).

Pero la contaminación de los acuíferos no llega solamente por derrames accidentales o


intencionales desde la superficie, sino también a través de pérdidas de integridad de las
cañerías de entubación y la cementación de los pozos. Investigaciones independientes nos
informan que entre un 6 y 7% de todos los pozos nuevos tienen fallas de integridad
estructural, mientras que hasta un 60% de los pozos viejos desarrollan fallas por corrosión y
colapsamiento de cañerías en adición a las fallas predecibles de las cementaciones.
Estas fallas permiten fugas y migraciones de fluidos tóxicos que eventualmente llegan a los
acuíferos o hasta la superficie (13) (14).

Los habitantes de ciudades petroleras como Comodoro Rivadavia dan cuenta de fugas de
petróleo a través del piso de las casas, y esto se debe a las mencionadas faltas de aislación.
Además debe tenerse en cuenta que la explotación de hidrocarburos no-convencionales
requiere la perforación de decenas de miles de pozos, los cuales después de un tiempo
relativamente corto, 4 a 6 años serán abandonados debido a su productividad limitada. En
base a los antecedentes conocidos en la Argentina, y considerando la falta de controles
efectivos por parte del gobierno, es de suponer que muchos de estos pozos desarrollarán
pérdidas contaminantes con el transcurso del tiempo.

Una nueva dimensión de la contaminación producida por la explotación de los no


convencionales es la migración de gas metano hacia las capas acuíferas. El documental
Gasland 1 muestra gráficamente las consecuencias de esa contaminación cuando los
pobladores pueden prender fuego al agua que sale de la canilla de la cocina. Esto motivó una
investigación de parte de un grupo de investigadores de la Universidad Duke, en los EEUU.
De acuerdo a esta investigación, el agua de 68 pozos acuíferos ubicados sobre las
formaciones Marcellus y Utica, en Nueva York y Pennsylvania, está contaminada con
metano. Más aun, la concentración promedio de metano en pozos acuíferos cerca de
operaciones de fracking es 17 veces mayor que en pozos más alejados (15).

Mientras las compañías petroleras siguen consumiendo cantidades exorbitantes de agua


para extraer gas y petróleo, la ciudad de Wichita Falls en Texas, EEUU, en medio de una

17
sequía histórica, comenzó su programa para reciclar aguas servidas y usarlas como agua
potable (16).

Contaminación del aire

La explotación del gas natural y petróleo afecta el aire y la atmósfera tanto por la
contaminación con gases tóxicos como por sus efectos sobre el calentamiento global.

En boca de pozo e instalaciones de superficie se puede encontrar gas sulfhídrico más una
mezcla de hidrocarburos tales como metano, etano, propano, butano, pentano, y benceno,
los cuales degradan la calidad del aire considerablemente. Los camiones, compresores y
bombas emiten una mezcla compleja de contaminantes tales como benceno, tolueno y
xileno, al igual que otros compuestos volátiles orgánicos. La construcción de plataformas de
perforación y el intenso tráfico de camiones pesados da origen a polvo en suspensión en el
aire. Tanto quemar el gas como ventearlo crean sus propias fuentes de contaminación.

Si bien no se puede establecer una relación causal entre la perforación de gas y petróleo, la
contaminación del aire, y los problemas en la salud, la gente que trabaja o vive cerca de
instalaciones de petróleo se queja de una variedad de problemas, como irritaciones en la
piel, heridas abiertas, hemorragias nasales, dolores estomacales, pérdida del olfato,
hinchazón y picazón de los ojos, y depresión. Estos problemas son comunes a todas las zonas
donde se extraen hidrocarburos no-convencionales, tanto gas como petróleo. Los problemas
más recientes se reportaron en Eagle Ford, en el Sur de Texas, la zona más nueva en
explotación de petróleo de los EEUU (17).

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se evaporan de las piletas donde se juntan los
fluidos de desecho también hacen su contribución a la creación de ozono de superficie. Estos
compuestos se mezclan con los componentes nitrogenados del suelo formando ozono de
superficie, el cual daña los tejidos pulmonares y los envejece, resultando en casos de asma.
En el Estado de Texas, EEUU, un estudio reveló que en seis condados donde se hacen
operaciones de fractura hidráulica la incidencia de asma alcanza al 25% de los niños,
comparado con tan solo 7% en condados donde no se practica fractura hidráulica (18).

Finalmente, un estudio de la Doctora Theo Colborn, de la organización The Endocrine


Disruption Exchange (TEDX), midió más de 44 contaminantes peligrosos en pozos de
Garfield, Colorado, EEUU. Estos gases todavía se detectaban a más de un kilómetro de
distancia de los pozos. Muchos de estos gases afectan el sistema nervioso, y algunos están
identificados como modificantes del sistema endocrino (19).

Se espera que la contaminación del aire tenga consecuencia más graves a medida que las
perforaciones se acercan a lugares poblados.

Degradación del territorio

Entre los daños que produce la explotación de yacimientos no-convencionales se ha


documentado la contaminación del agua, el aire, y la tierra, daños a la vegetación,

18
ganadería, y vida silvestre, además de erosión, procesos de desertificación, y sismos
inducidos por la inyección en pozos sumidero. Cerca de las plataformas de perforación se
han encontrado metales pesados tales como plomo, mercurio, cadmio, cromo, bario, y
arsénico. Además, cuando las operaciones de fractura hidráulica aumentan el nivel de ozono
en superficie, las plantas también son afectadas al inhibirse el proceso de fotosíntesis y el
desarrollo de sus raíces. Los animales son atraídos por el gusto salino del agua acumulada en
piletones y pueden ser afectadas ya sea en el momento de beberlas o por impacto en sus
funciones reproductivas, o a través de deformaciones al nacer y otras enfermedades (20).

Movimientos sísmicos

Tal como se documentó en los EEUU (21), desde el comienzo de operaciones de fracking
aumento la cantidad de movimientos sísmicos. Estos están directamente relacionados con la
inyección de fluidos de desecho en pozos sumidero, tal como lo reconoció recientemente el
Estado de Ohio, donde se registraron una serie de temblores durante el 2013.

Hasta ahora el temblor más fuerte se detectó el 6 de Noviembre de 2011 en Oklahoma


(grado 5,7 de la escala de Richter) el cual dejo 14 casas dañadas y un par de personas
heridas. Como consecuencia se prohibió la inyección en pozos sumidero en varias regiones
de Ohio, Oklahoma, y Arkansas.

Un estudio realizado por el “Earthquake Science Center” (22) describe el análisis de


temblores de grado 3 o mayores en la parte central de los EEUU. Después de varias décadas
con promedios de 21 temblores por año, la cantidad de estos temblores comenzó a subir a
partir del 2001 con un máximo de 188 temblores en el año 2011. El área bajo estudio
coincide con la zona donde se explotan hidrocarburos no-convencionales a partir del año
2000, y el uso creciente de inyección de fluidos contaminados en pozos sumidero.

Fuente: Injection-Induced Earthquakes. William L. Ellsworth (22)

19
Una consecuencia no menor de las actividades petrolíferas es el impacto en el valor de las
propiedades. No sólo se acusa una fuerte devaluación de las propiedades en zonas donde se
hace fracking, sino que se hace muy difícil vender estos terrenos, ya sea por la
contaminación del aire o el agua o por la destrucción superficial. Ya hay bancos en los EEUU
que se niegan a dar préstamos para adquirir esas propiedades y compañías de seguros que
se niegan a asegurar esas casas.

Otro grave problema es la extracción de arena para fracking en lugares remotos no


directamente asociados a la industria petrolera. Tal es el caso de las canteras de arena en
operación en 28 de Julio, en el valle inferior del Río Chubut. Estas operaciones de minería de
superficie destruyen tierras cultivables, impacta a la vida silvestre, y contamina y degrada las
aguas río abajo. Las partículas de arena arrastradas por el viento pueden ocasionar casos de
cáncer y silicosis tanto en los trabajadores de las canteras como en poblaciones vecinas (23).

Impactos en el clima

Se sabe que el uso de gas natural (al menos 80% metano) produce 56% menos dióxido de
carbono cuando se mide las emisiones en el punto de combustión. Esto justifica pensar en el
gas natural como un combustible de transición hacia fuentes de energía renovable. Sin
embargo, un estudio de Robert Howarth, de la Universidad de Cornell (24) contradice el
saber popular.
De acuerdo a este estudio, las pérdidas durante la terminación de un pozo no-convencional
(incluyendo la fractura hidráulica) es el 1,9% de la producción total del pozo, comparado con
0,01% para un pozo convencional. El mismo estudio destaca que las pérdidas de gas natural,
desde la terminación del pozo no-convencional hasta llegar al consumidor final oscilan entre
3,6 y 7,9% del total del gas producido por un pozo promedio. Considerando los volúmenes
de gas en producción, y que el potencial de calentamiento global del metano puede ser
hasta 72 veces más poderoso que el dióxido de carbono, el impacto en el calentamiento
global puede ser catastrófico.

Los resultados de Howarth fueron luego corroborados por la National Oceanic and
Athmospheric Administration (NOAA) de los EEUU, cuando determinaron que un 4% de la
producción de gas del yacimiento Wattenberg, en Colorado, EEUU, se perdía en la atmosfera
(25) (26).

Al igual que en los yacimientos petrolíferos de la Argentina, la industria prefiere perder ese
gas en la atmosfera antes que realizar las inversiones necesarias para prevenirlas. Uno de los
métodos sugeridos por la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA) (27) es el de
‘terminaciones verdes’ pero esto requiere una inversión extra en cada pozo que las
compañías prefieren evitar, aún a costa de envenenar el aire.

Las consecuencias ambientales de la fractura hidráulica son reconocidas por el propio


gobierno de los EEUU a través de su Government Accountability Office (GAO), dependiente
del Congreso de los EEUU. Esta oficina, que monitorea las actividades del gobierno, publicó
en el año 2012 un informe titulado “Información sobre Recursos de esquistos y su
desarrollo, y riesgos en la salud publica y el medio ambiente” (28). Este informe comienza
reconociendo los beneficios económicos inmediatos resultantes de la explotación de gas y

20
petróleo de esquistos, aunque sin considerar los ‘efectos colaterales’ de este proceso
productivo, principalmente los daños al medio ambiente que deberán ser absorbidos por el
esfuerzo común de todos los ciudadanos. A la par con estos beneficios el informe lista sus
múltiples impactos negativos, entre ellos:

• contaminación de cursos de agua, durante y después de la fractura hidráulica,


• agotamiento de fuentes limitadas,
• contaminaciones provenientes de fluidos de desecho,
• migraciones subterráneas debido a fallas en la cañería de entubación y fallas de la
cementación
• contaminación del aire por perdidas voluntarias y escapes involuntarios de gases,
• contaminación del aire resultante del trafico de miles de camiones
• potencial de movimientos sísmicos por la inyección de fluidos contaminados en
pozos sumidero
• enfermedades resultantes de la exposición a productos tóxicos, algunos de ellos
desconocidos
• erosión superficial y procesos de desertificación
• degradación de hábitats naturales e impacto en ecosistemas

El informe finaliza exponiendo el grado de ignorancia que existe sobre los riesgos a largo
plazo, el cual es altamente dependiente de la cantidad de pozos e intensidad de la
explotación, condiciones geológicas, condiciones climáticas, prácticas operativas de las
compañías operadoras, y regulación y control efectivo de estas actividades.

21
LA EXPLOTACION DE HIDROCARBUROS NO-CONVENCIONALES A NIVEL LOCAL Y NACIONAL

La industria del gas y el petróleo, junto con sus voceros del IAPG, promueven el desarrollo de
la explotación de no-convencionales usando repetitivamente el mismo argumento que
suena como música en los oídos de los gobernantes de turno: creación de fuentes de
trabajo, aumento en la recaudación de impuestos, desarrollo de la construcción, ingeniería,
hotelería, fabricación de equipos especiales. En este mundo idílico, todas estas ramas de la
actividad humana se verían favorecidas por la industria petrolera.

A nivel local

Sin embargo la realidad nos pinta un panorama diferente. Un estudio del impacto de la
fractura hidráulica en la formación Marcellus Shale, el más rico yacimiento de gas de los
EEUU en Pennsylvania (29) nos dice:
- Los trabajos en la industria del gas y petróleo fueron solo un 1,7% del total, es decir
uno de cada 59 nuevos puestos de trabajo.
- Los anunciados 48.000 nuevos puestos de trabajo fueron en realidad menos de
10.000.
- Se crearon 9288 puestos de trabajo pero se perdieron 3619 puestos de trabajo
auxiliares, por lo tanto teniendo en cuenta los trabajos centrales y los auxiliares solo
fueron 5669 puestos de trabajo.
- Los trabajos mejor pagados son los que requieren mayor especialización. Estos
puestos los ocupan especialistas que vienen de otras provincias petroleras, o de otros
países, los cuales no invierten su sueldo localmente.
- Los trabajos asignados a empleados locales típicamente no duran más de 2 o 3 años.
- La gente que vive de sueldos fijos no pueden hacer frente a los alquileres típicamente
pagados por petroleros, con lo cual se crea un problema social.

En la Argentina el desarrollo de Vaca Muerta en la zona de Allen se hace a expensas de


trabajos en la agricultura y fruticultura. A la falta de crédito oficial y promoción social se le
suma el apoyo incondicional al avance de la explotación petrolera desde todo nivel de
gobierno. Como consecuencia se puede ver una disminución drástica en la cantidad de
productores frutícolas de la zona: estos sumaban 6000 en la década de 1990, luego 4313 en
el 2001, y sólo 3100 en el 2005 (30). Al mismo tiempo se suman las chacras convertidas en
plataformas petroleras con un daño ya irreparable en la calidad del suelo, el cual no podrá
ser recuperado para la fruticultura y la agricultura.

En cuanto a la mayor recaudación de impuestos es imprescindible tener en cuenta la


experiencia reciente de Texas. Durante 2012 recibieron 3600 millones de dólares en
concepto de impuestos. Al mismo tiempo, el Departamento de Transportes de Texas
informó que sólo para reparar caminos dañados por la industria petrolera deberán invertir
4000 millones de dólares. En Arkansas recibieron 182 millones de dólares desde el año
2009, pero deberá invertir 450 millones en reparar caminos. En general se nota que los
caminos que fueron diseñados para 20 años de uso regular ahora se deben reparar después
de 5 años de tráfico pesado (31).

22
En este sentido debemos recordar que el objetivo primario de cualquier empresa es hacer
dinero de la manera más fácil y económica posible. Los impactos ambientales, la efectiva
creación de trabajos, el desarrollo de la comunidad toman un segundo plano ante la
necesidad de satisfacer la demanda de los inversores. Para los gobiernos, las promesas de
creación de trabajos y aumento en la recaudación de impuestos son suficientes como para
frenar cualquier investigación y eliminar controles sobre violaciones al medio ambiente o a
la salud publica.

A nivel nacional

Al igual que en otros emprendimientos extractivistas, como la explotación megaminera o la


invasión sojera, los gobiernos nacionales y provinciales ceden fácilmente ante las promesas
eldoradistas de las compañías petroleras. La sumisión de los gobiernos a estos planes,
muchas veces elaborados por grandes corporaciones desde fuera del país, les impide ver la
necesidad de pensar en un futuro cercano en el cual la economía ya no tendrá la energía
fósil barata para seguir con su modelo de crecimiento.

El gobierno nacional esta cerrando contratos a paso firme con grandes corporaciones
internacionales. Es así como vemos a las gigantes de la industria del petróleo: Exxon,
Chevron, Shell, BP, y Total, todas operando bajo cláusulas secretas, ignorando la oposición
popular a esa entrega de nuestras riquezas nacionales.

El gobierno evidentemente claudica ante la presión de estas grandes corporaciones. A pesar


de los grandes éxitos locales extrayendo petróleo no convencional, lo cual implicó casi
duplicar sus inversiones globales, estas compañías ven como se achica su dominio sobre la
producción mundial de petróleo. Un análisis publicado por The Oil Drum nos cuenta como
las cinco corporaciones mas grandes vieron caer su producción en un 25,8% desde 2004
hasta el 2012. Evidentemente, una señal mas que nos indica el final de la energía barata y
abundante.

La producción total de las cinco compañías petroleras más grandes


disminuyó un 25% desde 2004 (32)

23
Escondiendo su cabeza bajo la arena, el gobierno no reacciona ante una realidad que brilla
con luces rojas de alarma ante los ojos de toda la población. En tal sentido prefiere seguir
apostando a los combustibles fósiles en vez de invertir en energías alternativas y en una
infraestructura de bajo consumo energético. Por el contrario, todavía se sigue alimentando
el crecimiento económico del país basándose en la industria automotriz. Más aun, se
esconde intencionalmente al gran público los efectos nocivos de la experiencia de los EEUU,
tratando así de eliminar cualquier oposición a los planes actuales de desarrollo energético.

Los grandes inversionistas

Vimos que pese a la euforia de los gobiernos provinciales, y con la excepción de unas pocas
compañías locales, las economías regionales tienen poco que ganar y la población mucho
que perder.

También vimos que pese a inversiones colosales que se atribuyen por parte de las
compañías petroleras, la productividad de los pozos de petróleo sigue cayendo a nivel
global. El aumento de producción resultante de la explotación de los no-convencionales no
alcanza a compensar la declinación en los yacimientos convencionales.

Cabe entonces preguntarse: ¿Quién se beneficia con este juego?

La realidad nos muestra que las compañías operadoras continuarán explotando formaciones
no convencionales con el método de fractura hidráulica mientras sigan recibiendo subsidios
de parte del gobierno, lo cual incluye la provisión de agua gratis y la remoción de controles
adecuados que impidan frenar o limitar las contaminaciones resultantes de esa actividad.

Vimos que la baja productividad de los pozos no-convencionales da lugar a la retirada de las
grandes compañías de este lucrativo negocio. A pesar de la caída de beneficios y la suba de
los costos de explotación estas compañías se aseguran su permanencia gracias a la burbuja
financiera alimentada por subsidios estatales y excepciones impositivas (en el caso
argentino, el convenio secreto Chevron-YPF y el decreto 929/2013 de beneficios especiales a
los titulares de explotación de yacimientos no convencionales).

La burbuja del fracking esta expresada por la celebre frase de las campañas presidenciales
estadounidenses “Perfora, baby, perfora”. La perforación sin fin a un ritmo creciente, al
mismo tiempo que les permite mantener la ilusión de autosuficiencia energética, también
les permite hacer frente a la caída del nivel de extracción de los pozos, de los altos costos de
este modelo extractivo, y, fundamentalmente, de mantener el nivel de ganancias que les
permita satisfacer las demandas de los inversores. Estos emprendimientos los pagan los
pueblos que deben competir con las grandes corporaciones por el acceso al agua potable y
por los subsidios del gobierno para otras actividades de mayor beneficio para la sociedad.

24
Concepto de EROEI (TRE)

Traducción del análisis de Tullet Prebon


La tormenta perfecta. Energía, finanzas, y el fin del crecimiento (33)

Al dínamo de crecimiento se le acaba la cuerda (Página 11)

Uno de los problemas de la economía es que sus expertos hablan en términos de dinero,
mientras que el dinero es el lenguaje más que la sustancia de la economía real. En realidad la
economía es, y siempre lo ha sido, una ecuación de saldo de energía, gobernada por leyes de
termodinámica, no por las leyes del mercado.

La sociedad y la economía comenzaron cuando la agricultura creó un saldo de energía el


cual, a pesar de ser pequeño de acuerdo a los patrones actuales, liberó a parte de la
población para que se dedique a actividades no directamente relacionadas con su
subsistencia.

Una mucho mayor liberación de saldo de energía ocurrió cuando se inventó el motor a
vapor, lo que significaba que la energía entregada por el trabajo humano podía ser superada
masivamente por fuentes exógenas de energía tales como carbón, petróleo, y gas natural.
Un solo litro de nafta entrega el trabajo equivalente a entre 93 y 126 horas de intenso
trabajo humano, trabajo que quizás puede costar US$ 6.500 con los salarios actuales. De la
energía -un término coincidente con el trabajo- consumida por las civilizaciones
occidentales, más del 99% proviene de fuentes exógenas, y probablemente solo el 0,7%
proviene del esfuerzo humano.

La energía hace mucho más que darnos calefacción y transporte. En las sociedades
modernas la fabricación, servicios, minerales, alimentación, e incluso el agua están en
función de la disponibilidad de energía. Aquí la ecuación crítica no es la cantidad absoluta de
energía disponible, sino la diferencia entre la energía extraída y la energía consumida en el
proceso de extracción. Esto está medido por la ecuación matemática EROEI (Energía
Retornada sobre Energía Invertida). En castellano esto se conoce como Tasa de Retorno
Energético (TRE).

Desde la Revolución Industrial, la mayor parte del tiempo las TRE han sido extremadamente
altas. Los yacimientos petroleros descubiertos en la década del 30, por ejemplo, proveían
por los menos 100 unidades de energía extraída por cada unidad de energía consumida en el
proceso de extracción (una TRE de 100:1). Pero durante las últimas décadas el promedio
global de la TRE ha ido cayendo, en la misma medida que los descubrimientos de energía
han sido cada vez menores y más difíciles de extraer (en términos de energía).

El factor crítico es la naturaleza no-linear de la TRE. Tal como lo muestra la Figura 1.5, los
efectos de un descenso de, digamos 80:1 a 20:1 no se ven particularmente disruptivos. Pero,
una vez que las relaciones caen por debajo de 15:1, hay una caída abismal en el saldo de
energía, combinada con una pronunciada escalada en su costo.

25
La investigación en este reporte sugiere que el promedio global de la TRE, habiendo caído de
alrededor de 40:1 en 1990 a 17:1 en el 2010, puede declinar a solo 11:1 para el 2020. Para
entonces la energía será un 50% mas cara, en términos reales, que en la actualidad, un
aumento que se trasladará directamente en el costo de casi todo lo demás, incluso la
alimentación.

Figura 1:5. Fuente: Tullet Prebon análisis

Declinación de la TRE – El camino desde la riqueza a la pobreza

Cuando se analiza cómo una brusca caída de la TRE puede afectar la economía, se debe
tener en cuenta dos puntos claves. El primero de ellos es que la caída en el retorno de
energía significa que una proporción cada vez más alta de la producción total será absorbida
por el costo de la energía, lo cual implica que una parte más pequeña queda libre para
cualquier otro propósito. El segundo punto importante es que la energía es central para toda
la economía, y que sus efectos van mucho mas allá de los “costos” obvios de las actividades
relacionadas a la energía misma, tales como transporte y la generación de electricidad.

Comenzando por la ecuación simple de la TRE comparando una economía de alta TRE con
una de baja TRE, representadas aquí por las figuras 5.14 y 5.15. Cada grafico divide el total
de la energía producida en tres partes. El componente en rojo es la porción de la energía
extraída que debe ser reinvertida en el proceso de extracción, tanto sea como
infraestructura (activo fijo de capital) como en gastos de extracción (gastos operacionales).

En una economía de alta TRE (Figura 5.14), los requerimientos de reinversión son
relativamente pequeños, dejando la mayor parte de la energía producida para mover el
resto de la economía. De esta, algo – mostrada en celeste – es usada para propósitos
esenciales, tales como producción de alimentos y la provisión de salud publica, el sistema
legislativo y el gobierno. El resto, en azul oscuro, es una parte sustancial en una economía de
alta TRE. Esta parte alimenta todas las otras actividades discrecionales, incluyendo todas las
otras formas de consumo e inversiones.

26
Si la TRE cae abruptamente, tal como en Figura 5.15, mucho más de la energía total se
consume en el proceso de extracción, lo cual resulta en una reducción correspondiente en la
energía disponible para mover la economía. Los servicios esenciales pueden todavía ser
posibles pero esto a costa de disminuir rápidamente la disponibilidad de energía para usos
discrecionales. Allí, por medio de la reducción en la TRE, se van el auto, las vacaciones, la
casa más grande, el MP3, las comidas fuera de casa, juguetes para los chicos, y las tardes en
el campo de golf o el partido de futbol.

Si la TRE cae significativamente, se acaba nuestro estilo de vida consumista.

Hay dos aspectos realmente desagradables como consecuencia de una TRE en declinación.
Primero, la disponibilidad neta de energía puede caer por debajo de la cantidad requerida
para propósitos esenciales, incluyendo salud, gobierno, y aplicación de las leyes. No es
mucho decir que una TRE declinante puede llevar a las sociedades a un nivel pre-industrial.

De hecho, un descenso de energía neta por debajo de niveles de subsistencia es una


consecuencia implícita de la TRE cayendo mas allá de un valor determinado, un valor que es
difícil de estimar pero que probablemente ocurra dentro de las próximas décadas, lo cual
significa que es ahí donde comenzaran los efectos mas desagradables.

Segundo, por supuesto, la declinación en la disponibilidad de energía neta casi ciertamente


puede terminar en conflictos por el acceso a recursos decrecientes de los excedentes de
energía.

27
OTROS HIDROCARBUROS NO-CONVENCIONALES

Hidratos de metano
Hidrocarburos congelados en el fondo del mar y la tundra Ártica.
Económicamente inaccesibles. Ubicados en el fondo de la pirámide de recursos vs. Calidad.
Para extraerlos hay que calentar los hidrocarburos, lo cual requiere grandes cantidades de
energía. No hay estimaciones de recursos o reservas o de la TRE, aunque una estimación
provisional nos habla de TRE (2:1 a 5:1). Exploración en estado experimental.

Oil shale
Es kerógeno, el precursor del petróleo.
Reservas enormes en los EEUU: 715 billones de metros cúbicos
Petróleo sin madurar que necesita todavía muchos siglos de presión y temperatura para
alcanzar su máximo nivel de energía. Para usarlo hay que calentarlo por mucho tiempo, lo
cual consume mucha energía (TRE 2:1). Antieconómico. No explotable en escala comercial.

Arenas bituminosas
En Canadá hay reservas enormes: 300 billones de metros cúbicos
Hace falta mucha energía para disolver el bitumen lo que baja la TRE (3:1 a 6:1), dejando un
gran daño ambiental.

Petróleo en aguas profundas y en el Ártico


Caro y difícil de extraer. US$100 millones o más por pozo.
Solo es conveniente con precios muy altos de los hidrocarburos.

En el mundo hay hidrocarburos suficientes para abastecer a la humanidad por cientos de


años. El problema es que lo que queda ya no es económicamente, técnicamente, o
energéticamente conveniente. El problema mas urgente es que los hidrocarburos no-
convencionales tienen una TRE cada vez mas baja, y se esta llegando al punto en que se
invierte más energía en sacarlo que la energía que nos provee ese hidrocarburo.

28
CONCLUSIONES

La energía barata que alimentó nuestra civilización está llegando a su fin. Son de esperar
problemas serios en la economía precisamente por esa falta de energía.

Pero no solo las fuentes de energía fósil están llegando a su límite. Muchos de los metales y
elementos usados en nuevas tecnologías usadas para extraer esa energía también están
llegando a su punto de extinción. Entre ellos: Indio - reservas para 10 años, Galio- reservas
para 3 años más, Paladio- casi extinto, Uranio- no más de 25 años de reservas.
Además, Antimonio, Cromo, Oro, Plomo, Níquel, Plata, Tántalo, Estaño, Zinc, y Helio
muestran señales de declinación.

Las preguntas claves son:


¿Puede la tecnología moderna mejorar la TRE de la extracción de combustibles fósiles lo
suficiente como para sobrepasar la declinación en la calidad de los recursos resultante del
agotamiento de combustibles convencionales?

¿Podrán las mejoras en las tecnologías extractivas hacer que los combustibles fósiles puedan
sostener las complejas sociedades modernas de manera económicamente viable durante el
periodo de transición hacia energías renovables?

¿Podrá la humanidad encontrar energías alternativas que limiten el calentamiento global, a


tiempo de evitar el colapso ambiental y económico?

Mas cerca de casa, vemos al gobierno argentino que, ignorando la experiencia de los EEUU,
promueve ‘reservas’ hipotéticas para 100 años, abriendo la explotación de hidrocarburos
no-convencionales sin restricciones aun a sabiendas de los graves daños a los que expone al
país, tanto con la contaminación actual como con la falta de planificación para el futuro
inmediato.

Con esto en mente podemos hacer una última pregunta: ¿podrá el gobierno nacional mirar
hacia el futuro y cambiar el rumbo a tiempo de evitar el colapso cierto de la economía y de la
sociedad argentina?

29
BIBLIOGRAFIA

(1) Se_triplicó_la_incidencia de las importaciones energéticas sobre las compras totales al exterior
http://www.inversorenergetico.com.ar/se-triplico-la-incidencia-de-las-importaciones-energeticas-
sobre-las-compras-totales-al-exterior/

(2) United_States_House_of_Representatives, Committee on Energy and Commerce, April 2011.


Chemicals used in hydraulic fracturing.
http://sharonspringsspa.com/Hydraulic%20Fracturing%20Report%204.18.11.pdf

(3) The_Coming_Bust_of_the_Great_Bakken_Oil_Field
http://srsroccoreport.com/the-coming-bust-of-the-great-bakken-oil-field/the-coming-bust-of-the-
great-bakken-oil-field/

(4) U.S._officials_cut_estimate_of_recoverable_Monterey_Shale oil by 96%


http://www.latimes.com/business/la-fi-oil-20140521-story.html

(5) Vaca_Muerta_:_Dos_años_de_shale en la Argentina – análisis estadístico de producción a


Noviembre de 2012.
http://www.iapghouston.org/resources/unconventionals-showcase/item/87-vaca-muerta-dos-
a%C3%B1os-de-shale-en-la-argentina

(6) USGS_Releases_New_Oil_and_Gas_Assessment for Bakken and Three Forks Formations


http://www.doi.gov/news/pressreleases/usgs-releases-new-oil-and-gas-assessment-for-bakken-
and-three-forks-formations.cfm

(7) Spread_of_Hydrofracking_Could_Strain_Water Resources in West, Study Finds


http://www.nytimes.com/2013/05/02/science/earth/hydrofracking-could-strain-western-water-
resources-study-finds.html?_r=0

(8) As_Oil_and_Gas_Drilling_Competes for Water, One New Mexico County Says No


http://newswatch.nationalgeographic.com/2013/05/02/as-oil-and-gas-drilling-competes-for-water-
one-new-mexico-county-says-no/

(9) Hydraulic_fracturing_&_water_stress: Growing CompetitivePressures for Water


http://www.ceres.org/resources/reports/hydraulic-fracturing-water-stress-growing-competitive-
pressures-for-water/view

(10) Regulation_Lax_as_Gas_Wells’ Tainted Water Hits Rivers


http://www.nytimes.com/2011/02/27/us/27gas.html?pagewanted=1&_r=4&hp
http://www.environmentalleader.com/2011/03/01/report-frackings-radioactive-wastewater-
discharged-into-drinking-water-supplies/

(11) Documents: Natural Gas's Toxic Waste


http://www.nytimes.com/interactive/2011/02/27/us/natural-gas-documents-
1.html#document/p410/a9941

(12) Shale_gas_development_impacts_on_surface water quality in Pennsylvania.


http://www.pnas.org/content/early/2013/03/06/1213871110.full.pdf

(13) Fluid_migration_mechanisms_due_to faulty well design and/or construction:


An overview and recent experiences in the Pennsylvania Marcellus play,
by Anthony R. Ingraffea. October, 2012
(http://www.damascuscitizensforsustainability.org/wp-
content/uploads/2012/11/PSECementFailureCausesRateAnalysisIngraffea.pdf

(14) Why Oilwells Leak: Cement Behavior and Long-Term Consequences


Maurice B. Dusseault, SPE, Porous Media Research Institute, University of Waterloo, Ontario,
Canada. http://es.scribd.com/doc/65704543/Casing-Leaks

(15) Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic
fracturing. http://www.pnas.org/content/early/2011/05/02/1100682108.full.pdf+html

30
(16) Texas Town Under Drought Turns to Recycled Sewage Water
http://insideclimatenews.org/todaysnews/20140723/texas-town-under-drought-turns-recycled-
sewage-water

(17) Big Oil, Bad Air. Fracking the Eagle Ford Shale of South Texas
http://eagleford.publicintegrity.org/

(18) Gas Industry Spin Can't Cover Up Air, Water Problems Caused by Fracking
(http://www.huffingtonpost.com/paul-gallay/gas-industry-spin-cant-co_b_1392676.html)

(19) Natural Gas Operations from a Public Health Perspective


(http://cce.cornell.edu/EnergyClimateChange/NaturalGasDev/Documents/PDFs/fracking%20chemic
als%20from%20a%20public%20health%20perspective.pdf)

(20) Fracking and Farmland: What Farmers and Landowners Need to Know About the Risks to Air,
Water, and Land. http://oeffa.org/documents/frackingfactsheetv2.pdf

(21) Ohio acknowledges connection between hydraulic fracturing and Youngstown quakes, will
require seismic testing near known fault lines
http://www.cleveland.com/business/index.ssf/2014/04/ohio_acknowledges_connection_b.html

(22) Earthquake Science Center, U.S. Geological Survey, Menlo Park, CA 94025, USA.
http://www.vn45.com/d/8374/content/341/6142/1225942

(23) Potential Public Health Risks of Silica Sand Mining and Processing
http://www.google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CCQQFjAB&url=
http%3A%2F%2Fwww.sandpointtimes.com%2FPotential-Public-Health-Risks-of-Silica-Sand-
Mining-and-Processing_files%2FPotential-Public-Health-Risks-of-Silica-Sand-Mining-and-
Processing.pptx&ei=7fnPU8eZFvjIsATlgILwBg&usg=AFQjCNGgGk3zrcN_8Ruz6O7kZ-zLK-
XuQw&bvm=bv.71667212,d.cWc

(24) Methane and the greenhouse-gas footprint of natural gas from shale formations
http://www.eeb.cornell.edu/howarth/Howarth%20et%20al%20%202011.pdf

(25) Estimation of Emissions from Oil and Natural Gas Operations in Northeastern Colorado
http://www.epa.gov/ttnchie1/conference/ei20/session6/gpetron.pdf

(26) Methane leaks erode green credentials of natural gas


http://www.nature.com/news/methane-leaks-erode-green-credentials-of-natural-gas-1.12123#/b1

(27) How the EPA’s New Oil and Gas Standards Will Reduce Greenhouse Gas Emissions
http://www.wri.org/blog/2012/05/how-epa%E2%80%99s-new-oil-and-gas-standards-will-reduce-
greenhouse-gas-emissions

(28) Oil and Gas: Information on Shale Resources, Development, and Environmental and Public
Health Risks. GAO-12-732: Published: Sep 5, 2012. Publicly Released: Oct 9, 2012.
http://www.gao.gov/products/GAO-12-732

(29) Drilling Deeper into Job Claims. The Actual Contribution of Marcellus Shale to Pennsylvania Job
Growth, By Stephen Herzenberg. June 20, 2011
http://keystoneresearch.org/sites/keystoneresearch.org/files/Drilling-Deeper-into-Jobs-Claims-6-
20-2011_0.pdf

(30) Alvaro, María Belén, (2013), Estrategias de reproducción social en la producción familiar
capitalizada, Los chacareros del Alto Valle de Río Negro, Buenos Aires, La Colmena

(31) Externalities of Shales: Road Damage


http://energypolicyforum.org/2013/04/01/externalities-of-shales-road-damage/

(32) Total Production by the Top Five Oil Majors Has Fallen by a Quarter Since 2004
http://theoildrum.com/node/9946

31
(33) Perfect storm: energy, finance and the end of growth.
Dr Tim Morgan, Global Head of Research
http://www.tullettprebon.com/Documents/strategyinsights/TPSI_009_Perfect_Storm_009.pdf

(34) Academia Nacional de Ingeniería (Instituto de Energía), 2011; Reflexiones sobre una matriz
sostenible.

32