Está en la página 1de 2

Energías limpias en México

Actualmente México se ubica entre los países más atractivos del mundo para invertir
en energía solar y eólica, por lo que actualmente cuenta con más de 230 centrales
en construcción y operación para la generación de energía a través de energías
renovables que nos permitan cuidar el medio ambiente.
Gracias a la reforma energética aprobada en 2013 el sector privado tiene la
oportunidad de invertir en proyectos energéticos en nuestro país con el fin de
promover el desarrollo económico. El país requiere satisfacer sus necesidades
energéticas y también disminuir las emisiones de contaminantes por lo que se busca
reducir el uso de combustibles fósiles. El desarrollo tecnológico de las grandes
industrias demanda una cantidad mayor de energía eléctrica lo que significa costos
más elevados de producción y en consecuencia costos más elevados en las tarifas
eléctricas, por lo tanto, las energías limpias son una alternativa limpia y menos
costosa a largo plazo.
La transición de energía en México es un compromiso de largo plazo que como ya
hemos mencionado nos permitirá reducir los gases de efecto invernadero los cuales
son responsables del cambio climático, otra razón para implementar las energías
limpias es que nuestro país goza de una posición geográfica muy favorable que le
brinda un potencial de energías renovables, el 70% del territorio nacional tiene
niveles de insolación mayores al líder nacional en energía solar (Alemania), la
intensidad de los vientos es de primera calidad en ciertas áreas (como en el Istmo
de Tehuantepec), México es el cuarto lugar mundial en potencial geotérmico y tiene
alto potencial hidráulico en las regiones sur del país.
Actualmente solo se ha aprovechado el 0.25% de la energía fotovoltaica, 5% de
energía eólica, 2% de la energía hidráulica y 10% de los recursos geotérmicos.
¿Por qué México no ha invertido en energías limpias?
Una de las principales razones es que el precio de la generación de esta energía es
mayor, se requiere de avances tecnológicos y el desarrollo de la industria
manufacturera relacionada con la industria de generación eléctrica para poder
reducir los costos en algunos casos y bajo ciertas condiciones, las energías renovables
son competitivas frente a otras opciones fósiles por otra parte no se ha invertido en ellas
por la falta de interés del gobierno.
En México se cuenta con los insumos necesarios para realizar la transición de
energética, lo que queda ahora es apoyar el cambio institucional propuesto por la
reforma energética
Los certificados de energías limpias son títulos que nos permitirán acreditar la
producción de energía eléctrica limpia. La ley exige que un porcentaje de la energía
eléctrica que se consumen los grandes consumidores de electricidad y otros
participantes obligados provengan de fuentes limpias.
Estos certificados se obtienen a través de contratos en el mercado Certificados de
Energías Limpias a un precio determinado por la oferta y demanda.
La Secretaría de Energía es la responsable de establecer el porcentaje obligatorio
de consumo de electricidad proveniente de energías limpias, si queremos hacer la
transición a estas energías la SENER deberá de dar el primer paso aumentando el
porcentaje. Y en caso de que los grandes consumidores de electricidad no cumplan
con su obligación de adquirir los certificados de energías limpias tendrán que pagar
una multa y la obligación seguirá siendo vigente. De esta manera las subastas a
largo plazo y los certificados otorgan certidumbre para los inversionistas de energías
limpias y de esta manera promovemos la transición energética en nuestro país.
Se propone aumentar la inversión para nuevas tecnologías ya que no todas se
comportan de igual manera ni ofrecen los mismos beneficios para el sistema.
La energía solar y eólica son de las más viables, la eólica requiere de corrientes
cuya variación puede ser estacional lo cual nos resulta difícil de predecir. Y la solar
fotovoltaica puede instalarse en o cerca del punto de consumo final la generación
de esta energía depende de la radiación solar con pico al medio día.
El rechazo a la inversión en energías limpias nos mantendría atados al uso de
combustibles fósiles para la generación de la energía, lo que trae consigo la emisión
de gases de efecto invernadero en mayor cantidad, por consecuencia mayor
contaminación y también afectaría la salud de los ciudadanos.
En caso de alta inversión para la generación de energías limpias se generarían
empleos directos e indirectos y atraería una mayor inversión del sector privado.
La Comisión Reguladora de Energía (CRE) será la encargada de otorgar los
permisos para la generación de energía eléctrica, posterior a eso se necesitan
instrumentos de trabajo, el diseño de modelos de negocios y tecnologías, a su vez
requerirá de personal capaz de hacer frente a estos avances y nuevas tecnologías.
Por último, es importante tener muy presente porque es tan importante y necesario
la implementación de energías limpias al sector energético, se reduciría la emisión
de gases de efecto invernadero, se contribuye a contrarrestar el cambio climático y
por supuesto nuestro país tendría un crecimiento económico importante.